America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

James Petras: Escuadrones de la muerte en Honduras


Lunes, 06 de Diciembre de 2010

LA AIEA ESPÍA PARA EEUU:  Si en Venezuela hubiese un solo asesino de trabajadores que amparado por el Estado ejecutase un día a un trabajador, otro día a un periodista, estaría en Primera Plana del Mundo todos los dias. Pero es Honduras: cada pocos minutos es asesinado un trabajador por Escuadrones de la Muerte que ampara el Gobierno de Lobo y los medios hacen silencio.

El profesor James Petras dialoga semanalmente con CX36 Radio Centenario de Montevideo-Uruguay analizando los temas más importantes desde una óptica de izquierda verdadera, compromeida y revolucionaria.

El Programa Mañanas de Radio de CX36 que conducen Efraín Chury Iribarne  y María de los Angeles Balparda se ponen en contacto con el Profesor James Petras que hoy se refirió a las elecciones en Haití y en Egipto.

Petras no dejó pasar la oportunidad y también dio su opinión sobre WikiLeaks, los escuadrones de la muerte den Honduras y otros temas de actualidad como Irán y la Aiea

A continuación ponemos en conocimiento completo la entrevista realizada esta mañana entre Montevideo y Washington, el Proofesor James Petras y el Periodista Efraín Chury Iribarne, Estados Unidos y CX36, Radio Centenario…..

Chury: Petras, buen día. Bienvenido…

Petras: Buen día. No tan bueno aquí, tenemos nieve hasta 15 cm.

Chury: Qué fuerte ¿no?

Petras: Sí, empieza el invierno de verdad mientras ustedes están paseando por las playas de Malvín.

Chury: Sí, aunque todavía no está declarado del todo el verano pero ya hay temperaturas bastante cálidas.

Y las noticias locales también son cálidas porque calientan a mucha gente, pero bueno, la pregunta es la de siempre, ¿en qué temas estás trabajando actualmente como análisis y como estudio?

Petras: Bueno, varias cosas, una es sobre los escuadrones de muerte que siguen funcionando en Honduras acelerando los asesinatos.

Segundo, el problema de elecciones corruptas bajo regímenes pronorteamericanos como en Haití, Egipto y otros lugares donde uno no puede confiar nada en los resultados. Pero los gobiernos norteamericanos y europeos dicen que son legítimos.

Y tercero, la conferencia en Ginebra sobre el enriquecimiento con uranio por parte Irán. Y si tenemos tiempo podremos discutir lo que significan las últimas revelaciones de WikiLeaks…

Chury: Lindo tema también ese. Pero si tu quieres arrancamos precisamente por el mismo orden de la presentación, arrancamos con lo de Honduras…

Petras: Sí, Honduras es el lugar donde hay más asesinatos per cápita que cualquier país en el mundo, casi 80 cada 100.000 personas, tiene la tasa más grande.

Ahora, los medios hablan siempre de las pandillas pero no mencionan los asesinatos políticos que ocurren cada día. Solo este año desde enero han asesinado a 83 sindicalistas, trabajadores, activistas por derechos humanos y hay miles más que no se atreven a salir más allá de la casa o de la vecindad.

Y eso es producto del poder oligárquico que controla a país que utiliza sicarios para asesinar personas activas. Por ejemplo, en setiembre pistoleros mataron a 18 trabajadores del calzado en San Pedro y cuando llegó la policía dijo que fueron las pandillas de narcotraficantes, lo que llaman las “maras”.

Pero los sindicalistas dicen que a todos los que mataron eran activos en el sindicalismo y no en drogas ni en delincuencia.

Yo creo que es uno de los grandes crímenes que está pasando en América Latina y en el mundo que no recibe suficiente atención.

Lo mismo pasa en Filipinas que hay escuadrones de la muerte que siguen asesinando activistas por los derechos humanos, sindicalistas y más que nada dirigentes de campesinos. Y cualquier lugar donde hay un terrorismo de Estado, como Honduras y Filipinas, no recibe ninguna cobertura o muy poca de los medios de comunicación de masas.

Si hay alguna persona que recibe algún castigo judicial en Venezuela está en las primeras páginas con grandes títulos pero mientras eso pasa del otro lado, países como Honduras que son asesinatos que han crecido más a partir del golpe de Estado del año pasado que puso en el poder a este señor Lobo que es un títere de Washington rechazado en su propio país que utiliza los escuadrones de la muerte para destruir la resistencia al golpe.

A eso yo creo que debemos darle más atención de la que le hemos dado en el pasado. Honduras es el eje del golpismo en América Latina y más que nada ilustra que la política norteamericana no ha cambiado nada en el último período.

Segundo, el problema de Haití, es otra ilustración de este doble (…), cuando hay un cuestionamiento de una lección en Ucrania o Bielorrusia, en los medios salen al día condenando los resultados. Pero en Haití todo el mundo dice que los resultados eran falsos, que el voto era corrupto, que candidatos con gran apoyo popular apoyantes de Aristide no les permitieron presentarse como candidatos, en todo caso eso de exclusión provoca descontento y protesta.

Y los gobernantes en EE.UU. y en América Latina, los que tienen tropas allá como Brasil no dicen nada sobre la falsificación de resultados.

En la misma época hay elecciones en Egipto, otro cliente de Washington donde excluyen a la primera fuerza de oposición los partidos musulmanes, la hermandad musulmán. Entonces, el dictador Muharraq y su partido gana otra vez las elecciones a partir de represión, asesinato, encarcelamiento y exclusión.

En otras palabras, los criterios electorales son muy selectivos. Si es un gobierno, un candidato, un partido que favorece a EE.UU. puede cometer cualquier crimen con impunidad siempre que ganen las elecciones. Eso me parece muy importante cuando consideramos el problema de la democracia y los resultados de la democracia.

Tercero tenemos el tema de Irán, hoy en día hay negociaciones en Ginebra y uno de los investigadores inspectores en la Comisión Internacional Atómica, en alguna instancia en el WikiLeaks declara a Washington que él es un apoyante de la Casa Blanca 100% para ser certificado.

Entonces, qué podemos decir de los juicios de la Agencia Internacional Atómica cuando uno de sus inspectores, uno de sus altos funcionarios, declara antes de integrar el equipo que es un fiel apoyante de EE.UU.

Y cuando Irán acusa a la Agencia de hacer espionaje, no es una declaración vacía, no es demagogia, es una reflexión de un hecho concreto que tenemos en manos.

Ahora, en Ginebra que están negociando uno tiene que decir que Irán tiene toda la justicia en el sentido de que no hay ninguna restricción internacional contra un país que quiere enriquecer uranio. Y ellos ahora tienen autosuficiencia en la producción de uranio y uranio enriquecido.

Ahora, hay una declaración de Hillary Clinton, no sé si tiene algo de contenido, diciendo que nosotros no tenemos un problema con Irán cuando produce uranio enriquecido siempre que sea por razones pacíficas. E Irán declaró que si esa es la verdadera posición de Washington nosotros estamos en acuerdo, pero dicen que van a ver en los hechos cuando nos sentemos a discutir si Washington realmente apoya el derecho de Irán de producir uranio siempre que sea por razones pacíficas.

Entonces, hay una pequeña posibilidad de que se puedan pactar pero Washington siempre maneja el doble discurso.

Un discurso público diciendo que ellos tienen mucho miedo de Irán y otro en voz baja diciendo que obviamente Irán tiene todas el derecho de producir uranio enriquecido.

Al final de cuentas lo que juega importante aquí es la presión de Israel para atacar y sancionar a Irán que tiene mucha fuerza en EE.UU. y puede perjudicar la posición norteamericana en estas negociaciones.

Chury: Muy bien Petras, podríamos ir con algunos datos de WikiLeaks…

Petras: Sí, lo de WikiLeaks sigue siendo bastante controversial y cuestionado por dos razones. Una es que hemos leído documentos y acuerdos de que WikiLeaks tiene que pasar o se siente obligado a pasar los documentos a Washington para evaluar si algunos cables pueden perjudicar los intereses fundamentales de EE.UU. dando nombres, personas y lugares.

Y segundo, entrega los documentos a publicaciones del establishment como el New York Times que puede también utilizar la censura en lo que va a publicar.

Por estas dos cosas nosotros lo consideramos muy cuestionable porque la censura de lo que sale y no sale por parte del gobierno norteamericano perjudica lo que sale a la luz del día. Es decir, hay dos filtros, uno que viene del Pentágono directo con WikiLeaks y el otro es en los diarios, por ejemplo el New York Times que también consulte con el gobierno antes de publicar cualquier cable.

Por esta razón debemos pensar que lo que sale a la luz no es siempre lo más importante de las revelaciones.

Pero mientras tanto podremos evaluar lo que sale. Por un lado los documentos indican el desprecio que tienen los EE.UU. hacia varios de sus clientes como Afganistán, Pakistán y Arabia Saudita, etc.

Lo otro es como los cables sirven como plataforma extraoficial para que los EE.UU. desprestigie a China. Obviamente Washington no puede declarar públicamente lo que piensa de China o hacer propaganda tan violenta contra China.

Pero saliendo por la puerta del cable, que dicen que son cosas confidenciales, desprestigian a China, acusan a China de estar apoyando los ataques de Google, dicen que China quiere abandonar a Corea del Norte.

Parte es propaganda, parte es desprestigiar a los adversarios, entonces uno no sabe en qué grado estos cables son simplemente una operación clandestina en Washington y en qué parte reflejan los verdaderos secretos de Washington.

Eso es algo que tenemos claro porque hay tantas ambigüedades sobre la fuente de la entrega de estos cables. ¿Vienen de verdaderos investigadores o simplemente es una operación para hacer propaganda contra varios líderes? Sirve como presión, sirve como justificación de parte de Washington a partir de este cable, etc.

Hay muchos chismes, lo que sale en los supuestos cables son muchas cosas frívolas, chismes de la prensa amarilla y no sé en qué grado la diplomacia norteamericana es tan mediocre, tan poco seria o simplemente es un invento para atacar a líderes de una forma aparentemente confidencial.

Chury: ¿Si fuera honestamente contra los EE.UU., su aparato diplomático y demás, los EE.UU. permitirían que esto llegara tan lejos?

Petras: Sí, por eso es que yo creo que hay dudas sobre lo que son estos cables. Yo creo que en parte hace daño a algunos aliados, provoca indignación y rechazo.

En otro lado los diarios publican estas denuncias como si fueran verdades. Washington denuncia a China porque no toma una posición más fuerte con Corea del Norte, pero de verdad Washington sabe que China busca la conciliación entre las Coreas y la publicación de este documento en un momento en que hay ejercicios (…) otra vez hoy día frente a la costa de Corea del Norte es una provocación. Indica que tal vez estas revelaciones son la forma de fortalecer la posición en agresivo de un aliado de Washington, Corea del Sur. Por eso, repito, no es una cosa simple de citar diciendo que China acepta que Corea del Sur domina al norte porque uno cree que eso es falso porque poner Corea del Sur en el norte de Corea significa que pueden ofrecer una base militar de EE.UU. frente a la frontera con China.

Y eso me parece poco lógico y poco confiable.

Chury: Muy bien Petras, el deseo desde aquí de que la nieve baje su altura un poco por allí  el rigor del clima. Te agradecemos mucho y te mandamos un abrazo en nombre de la audiencia desde Montevideo, Uruguay…

Petras: Bueno, muchas gracias y espero que ustedes pro lo menos disfruten ese sol caliente del sur.

Chury: Trataremos de hacerlo…

Petras: Una cosa más que tenía anotada aquí, quiero extender mis condolencias a todos los uruguayos y mi gran apreciación por María Ester Gatti, una gran luchadora por los derechos humanos y contra la dictadura en Uruguay.

Chury: Lo tomamos muy en cuenta, muchas gracias…

Petras: Gracias.

www.radio36.com.uy

Actualizado ( Lunes, 06 de Diciembre de 2010 18:32 )

07/12/2010 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Kirchner a UNASUR, su carga simbólica


07-05-2010

Ángel Guerra Cabrera

La Jornada

Con la elección de Néstor Kirchner como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la cumbre extraordinaria celebrada en Argentina, el bloque dio otro paso firme hacia su consolidación como mecanismo de independencia, unidad e integración subregional. Y es que haberle asignado esa responsabilidad al ex presidente argentino tiene una gran carga simbólica toda vez que fue bajo su mandato y gracias a la influencia que le confería ser jefe de Estado del país sede que se hizo posible, entre otras causas, desactivar la puesta en vigor del ALCA en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, instrumento “monroísta” concebido para la recolonización de América Latina por Estados Unidos, enterrado allí según lo expresara entonces el presidente venezolano Hugo Chávez. A la sazón, ya la rebelión antineoliberal latinoamericana -razón principal de que pudiera ser derrotado el ALCA- había llevado a la presidencia de sus países, además de a Kirchner y a Chávez, a Lula da Silva y Tabaré Vázquez en Brasil y Uruguay respectivamente, y estaba por ser elegido un mes después Evo Morales, que acudió a la Cumbre (paralela) de los Pueblos todavía como candidato.

Otros acuerdos importantes de la cumbre fueron el apoyo a Argentina en el diferendo con el Reino Unido por la soberanía sobre las Malvinas y la censura a la ilegal exploración británica de recursos naturales en la plataforma continental argentina, la condena a la racista ley Arizona, el respaldo a las acciones de Paraguay en defensa de la seguridad ciudadana y la decisión de acelerar la dilatada ayuda a Haití. No fue posible alcanzar consenso sobre Honduras ya que Colombia y Perú reconocen el gobierno de Lobo a diferencia de los otros diez miembros.

UNASUR nació en Cusco en diciembre de 2004, aunque fue bautizada en isla Margarita en 2007. Es muy joven comparada con sus similares de otros continentes aunque fue en el nuestro donde más temprano surgieron las ideas de unidad e integración de varios de sus próceres, señaladamente Bolívar, pero donde las oligarquías y el imperialismo, primero británico y luego estadounidense, le han puesto más obstáculos a su concreción. Sin embargo, pese a su juventud, UNASUR ya ha cumplido importantes funciones no obstante las diferencias ideológicas y políticas que por la índole plural de una organización de este carácter es natural que existan entre los Estados miembros.

Su decisiva contribución para frenar y desmantelar el golpe de Estado separatista enfilado por Estados Unidos para derrocar al gobierno de Evo Morales fue histórica, pues nunca antes los gobiernos latinoamericanos habían conseguido unirse para derrotar un plan sedicioso de la potencia del norte contra uno de ellos. UNASUR también ha cumplido un importante papel en la preservación de la unidad suramericana y latinoamericana que Estados Unidos se proponía resquebrajar a partir del ataque a Ecuador por la zona de Sucumbíos, y en evitar nuevas intervenciones militares yanquis, amenaza enormemente potenciada a partir de la reactivación de la IV Flota, el golpe de Estado en Honduras y el convenio para la instalación de bases yanquis en Colombia, este último rechazado clamorosamente en la cumbre de Bariloche por una mayoría de miembros del bloque.

Kirchner tiene por delante la institucionalización de UNASUR, que debería permitir un sostenido avance de las acciones integracionistas. De suma importancia es promover la ratificación del Tratado Constitutivo de la organización por los parlamentos de los países miembros, ya que sólo lo han hecho los de Bolivia, Ecuador, Venezuela y Guyana entre las doce naciones que la integran. Otro asunto trascendental es acabar de poner en funcionamiento el Banco del Sur, que podría haber constituido una importante herramienta en medio de la crisis capitalista pero cuyo arranque sigue dilatándose. Además existen numerosas iniciativas de integración regional que habría que estudiar para su aprobación y puesta en funcionamiento. En este campo la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América Latina y el Caribe acumula ya un cúmulo de experiencias de gran valor, sobre todo porque se apartan de los mecanismos tradicionales del comercio internacional, ya que buscan la complementación, la solidaridad y el beneficio mutuo antes que la ganancia a ultranza. Algunas de ellas son muy sencillas y poco costosas, como la campaña de alfabetización con el método Yo sí puedo, cuyo efecto multiplicador en la educación y la cultura es incalculable.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/05/06/index.php?section=opinion&article=024a1mun

07/05/2010 Publicado por | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Países de la Unasur no asistirán a la ALCUE si se mantiene la invitación a Porfirio Lobo


martes 4 de mayo de 2010

Los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, reunidos hoy en Campana, Provincia de Buenos Aires, protagonizaron un firme y nutrido debate sobre la participación del bloque en la próxima Cumbre América Latina, el Caribe y la Unión Europea, que se realizará dentro de pocos días en Madrid, tras cuestionar la decisión de la cancillería española de invitar a la reunión al gobernante de Honduras, Porfirio Lobo.

“Se estarían irrespetando las decisiones de Unasur y de la OEA, dijo el presidente Luiz Inácio “Lula” Da Silva, quien asumió de manera firme como “una decisión unilateral” el no asistir al encuentro diplomático en Madrid, si España persiste en recibir a Porfirio Lobo en una instancia internacional, “como si nada hubiese pasado”.

Tras la intervención de Lula, siguieron posiciones de Uruguay, Bolivia y Venezuela, cuyos presidentes dejaron bien sentada la decisión de no asistir a la reunión, a menos que se retire la invitación a Honduras, cuyo gobierno fue desconocido por la Unasur, la OEA y gobiernos de todo el mundo, luego del golpe de Estado que sacó por la fuerza al presidente legítimo de ese país, Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009.

Otros mandatarios, entre los que se encuentra Argentina, propusieron mediar con la cancillería de España, para exigir garantías plenas al presidente Manuel Zelaya y hacer cumplir los Acuerdos de San José, pero puso también de manifiesto la intención de ayudar a regularizar “cuanto antes” la situación de Honduras.

La moción fue seguida por Chile, y más tarde apoyada por Colombia y Perú, estos dos últimos únicos países latinoamericanos que han reconocido al gobierno de Lobo, surgido de elecciones que la comunidad latinoamericana consideró ilegítimas, por haberse realizado bajo el mandato de un gobierno de facto.

Pero el uruguayo Pepe Mujica, quien asiste por primera vez a la Unasur, puso el punto de la discusión sobre este tema. “No importa el tiempo que nos tome, lo importante es que quede bien sentado que lo que pasó en Honduras no debe pasar como algo cotidiano”. “No estamos pidiendo mucho – dijo – solo la tolerancia mínima, que se le permita a Zelaya regresar a su país con plenos derechos”.

Perú y Colombia, convalidaron su reconocimiento unilateral a Porfirio Lobo y su gobierno, al manifestar que les resulta difícil desconocer el proceso electoral, al cual le confieren legitimidad plena, y el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, asombró a los asistentes cuando expresó no tener conocimiento de los seis periodistas asesinados en Honduras desde el golpe de Estado. El ministro peruano, García Belaúnde, refirió que en su país los gobiernos dictatoriales del siglo pasado habían concluido con procesos electorales organizados por esas dictaduras cuando no soportaron más la presión social.

“Lo que no queremos es volver a esos tiempos, cuando los de la derecha se sentían con derecho de tumbar gobiernos de izquierda”, intervino el presidente venezolano Hugo Chávez, para cerrar el debate. Una vez más, pidió no ideologizar el tema de Honduras y exigió hacer respetar los principios democráticos del bloque. “Es que no podemos vivirlo más nunca”, dijo el mandatario, al sumarse a los planteamientos formulados por Pepe Mujica, “no importa el tiempo que nos tome”.

La discusión cerró con un acuerdo verbal, que propone consultar a España si se mantiene o no la invitación a Porfirio Lobo. “Si Lobo está, no vamos”, se escuchó fuera de micrófono una voz presidencial.

Argenpress

05/05/2010 Publicado por | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

“El proceso de golpe de Estado continúa en Honduras y fue articulado por EEUU”


29-04-2010

Entrevista con Carlos Humberto Reyes, sindicalista y miembro de la Resistencia Contra el Golpe de Estado en Honduras.

Librered.net


Reyes se encuentra actualmente de gira por el Estado Español para dar a conocer la situación que vive su país. Durante el encuentro, el sindicalista hondureño catalogó como “ilegítimo” y “dictatorial” el actual gobierno de Porfirio Lobo, que obtuvo la victoria en unas elecciones celebradas bajo un golpe de Estado y sin garantías democráticas.

Fuente – Rebeliòn

29/04/2010 Publicado por | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Solidaridad, Uncategorized, Videos | , , , | Deja un comentario

Honduras: El derecho como herramienta de dominación


Después de mas de 6 meses, sigue vigente una discusión radicalizada sobre los eventos del 28 de junio en Honduras. Mucha gente busca la explicación y justificación del golpe en la misma constitución de la republica. De repente surge un espíritu “legalista” para invocar la ley como justificación para la comisión de terribles crímenes, y, peor aun, quitarle al pueblo su derecho a decidir su propia historia.



Por:     Ricardo Salgado
No hay nada mas adecuado para los golpistas que tomar la Constitución actual para argumentar en este sentido. Y aunque no existe en dicho documento potestad alguna que faculte al Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia, Fiscalía General o Procuraduría, se ha hecho un pueril uso de los artículos ”pétreos”• como razón para derrocar al presidente legitimo del país.

El contexto en que se produce la actual constitución, a inicios de los años ochenta, era particularmente complejo y con predominio de las ideas imperiales para controlar las luchas liberadoras de los pueblos centroamericanos. La política de Seguridad Nacional es el marco absoluto bajo el que se da a luz a esta constitución. La misma, ignora, deliberadamente, las avenidas del derecho constitucional burgués para adaptarse a los cambios.

La naturaleza del estado burgués, como cualquier otro estado, lo obliga a regular a favor de los intereses de la clase dominante en la sociedad. De este modo la constitución, brinda la superestructura para la dominación de la burguesía sobre el resto de la sociedad, y permite todos los excesos que se han producido debido a la falta de posibilidad del pueblo de influir en las decisiones que le afectan directamente.

No solo es, la constitución, en ese sentido un instrumento de dominación; al contrario, todo el cuerpo jurídico esta diseñado para someter al pueblo. Sin embargo, la constitución es tan incoherente en su propia naturaleza que los políticos, como Porfirio Lobo Sosa, presidente electo, han recurrido a violarla ante la imposibilidad de darle camino a opciones legales.

Es tan frágil la legislación hondureña que en el 2001, tuvieron que ir a buscar en el árbol genealógico de Ricardo Maduro Joest, panameño de nacionalidad, para encontrarle algún vinculo que le hiciera ”hondureño”. Al final encontraron una tía tatarabuela de algún pariente de Maduro y así lo pusieron de presidente.

Por otro lado, el análisis formal del cuerpo jurídico hondureño no es suficiente para entender la esencia del problema que da origen al golpe de estado. Para entender el golpe cualitativamente se debe entender la conformación de los poderes en Honduras; aquí inciden la manera ilegal, arbitraria y amañada en que se eligen la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la Republica, la Procuraduría (defensor del estado) y otros.

Es importante también tener en cuenta la relación que existe entre los grupos de poder y la selección de estos importantes cargos. Resulta extraño que nadie piense un poco sobre la súbita conversión de un Magistrado en Juez, en horas inhábiles para emitir una supuesta orden de captura sin juicio o delito evidente. El poder que hizo posible esto, en un país donde la mora judicial es altísima, tiene que buscarse en esta relación.

Examinar los grupos que han sustraído la soberanía del pueblo sobre sus recursos y sobre todas las actividades económicas relacionadas con la prestación de servicios básicos, lleva a comprender los intereses en juego y su acceso a dominar las instituciones mas altas del país, esto incluye, especialmente, al Congreso Nacional.

Comprar diputados en este país no es una novedad. Su precio a variado con el pasar de los años; aun así la comparación de la famosa carta Halston (”…un diputado vale menos que una mula…”), sigue teniendo gran vigencia, quizá hoy mas que nunca en nuestra historia. Pero es innegable que la calidad intelectual, política y moral del congreso que ha estado en funciones durante los últimos cuatro años son, en el caso mas complaciente, muy dudosas.

No abordar la parte cualitativa de estos diputados es un error gravísimo. Muchos argumentan que no hubo golpe de estado ya que los poderes quedaron constituidos; pero si estos poderes fueron cuidadosa y paulatinamente dominados; y ellos se convierten en los principales actores del golpe. En ese congreso no había nadie que tuviera un criterio jurídico imparcial; menos aun diputados sin criterios prejuiciados por sus propios intereses o los de la oligarquía que les paga.

No ver la calidad moral del Fiscal y el Fiscal Adjunto, o la doblez de la Procuradora General, que teniendo la obligación ética de defender al estado, en lugar de excusarse de esa misión, soslaya las leyes mismas que juró defender y se pone de lado de los que después se ensañarían con brutalidad con el pueblo indefenso, constituye en el caso de muchos un caso claro de miopía; en el de los demás es puramente cinismo y desfachatez.

El golpe de estado sirve para derrocar al sujeto que protagoniza el momento histórico, pero, sobre todo, su propósito es derrotar al pueblo en lucha por un cambio, que ahora hasta luce tibio en comparación con los alcances y determinación que tiene la derecha para conservar y aumentar sus privilegios. Si bien es cierto el imperio es el patrocinador fundamental de este atentado, el mismo no hubiera sido posible si los empresarios no se hubieran prestado para ser cómplices, tanto por acción como por omisión, de todos los crímenes cometidos contra nuestro heroico pueblo.

Hoy pretenden obligarnos a aceptar que la bestialidad de los asesinos, locales, judíos o colombianos, ha sido por nuestro propio bien. Es eso u olvidarnos de todo lo que nos hicieron y aceptar estoicamente lo que tienen en mente hacernos. Los golpistas, incluido los que asumirán el control de la nación el 27 de enero, piensan que salvaron todo con el golpe. Algunos incluso, con la mayor torpeza, llegan a creer a pie juntillas que todos esto fue un asunto jurídico.

Esta claro para el pueblo, aun aquellos que se identifican con el golpe, que dosis casi letales de neoliberalismo, solo podrán traernos mas miseria. Muchos se sienten hoy seguros tras las cárceles en que habitan. No les importa que en muchas zonas del país, miles de hondureños ya no cuentan las veces que comen al día, sino por semana. Eso es lo que el golpe ha buscado impulsar, y lo demuestra sin ningún problema cada vez que tiene oportunidad.

Los padres del golpe no son el puñado de inmorales en el congreso nacional; si acaso ahora el ”transportista” con varios doctorados y maestrías en quien sabe que, se envalentonado para seguir jugando con el juguete que el pueblo nunca le quiso prestar: la presidencia de la republica. Los padres hay que buscarlos en la Shell, en Texaco, Esso, ENERSA, LUFUSSA, y otros consorcios mas que se impusieron la tarea de no dejar que aquí el pueblo pensara.

Los que hacen las leyes para estos empresarios del mal solo tienen acceso a las migajas que les dejan por vender la soberanía patria cada vez que se les presenta la oportunidad. Estos malos hijos de la patria, nacionalistas, liberales o lo que sean, no deben tener mas chance de seguir con el saqueo de nuestra tierra. Ya es tiempo de reflexionar sobre lo que se debe hacer para evitar que estos tipos manchen el nombre de los hondureños.

Las expectativas de que la represión siga son altas. Incluso se menciona que Romeo Vásquez Velásquez será el ministro de defensa de Lobo Sosa. Por esta razón tendremos que maximizar la posibilidad de que nuestro pueblo se defienda. Después de lo sucedido en el bajo aguan, y aunque parece haber confusión sobre la dimensión real de los hechos, estamos en la obligación de establecer medios de defensa y respuesta.

Parte de todo esto implica entender muy bien la realidad de los hechos pasados y por venir; en esto todos tenemos una enorme tarea que es imprescindible para poder llevar a cabo los cambios que requiere la sociedad hondureña. La comunicación es critica, y el fortalecimiento de los medios anti golpistas como forma de divulgación es fundamental. Parece evidente que aquellos que estamos en contra de la dominación imperial a través de sus sirvientes locales, deberíamos seguir y colaborar con El Libertador, Vos El Soberano, Radio Globo, Radio Progreso, Radio Gualcho, y muchas mas.

La lucha se plantea de tal forma que debemos conjuntar todas nuestras fuerzas y mostrar a aquellos que nos han vejado que nunca mas podrán humillarnos por la falta de comprensión de la realidad. No dejemos que los ”Goebbles” hondureños nos digan mil veces la misma mentira hasta que se haga realidad.

Plantear la verdad a nuestro pueblo es solo otro de los frentes de lucha que tenemos que abordar con decisión y firmeza.

Fuente: http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=44239

16/01/2010 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – Carta Abierta número siete La nueva declaración de la agrupación de intelectuales


CARTA ABIERTA / 7

El tiempo que viene

Los intelectuales de todo el país que publicaron la primera carta abierta durante el conflicto por la resolución 125 dan a conocer hoy la séptima carta –que Página/12 adelanta aquí–, en la que hacen una lectura de la nueva realidad que se crea a partir del 28 de junio y los próximos dos años de gobierno.

El tiempo no es una abstracción sin contornos. Imperioso, es una cuchilla que nos clava fatalmente al presente. No es posible omitir la realidad coyuntural. Juraron los nuevos diputados, estremecen los robos que desembocan en asesinatos, la prensa arrecia en sus campañas, los movimientos entre las fuerzas enfrentadas no cesan. Ante los micrófonos y en la calle se alzan voces de degüello. El Gobierno rechaza las presiones y la injerencia en la vida política nacional de un alto funcionario del Departamento de Estado norteamericano. Un nostálgico del orden dictatorial es nombrado ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires. Los sectores conservadores, que venían largamente agitados de antemano, han conseguido sonar verosímiles al acusar al gobierno nacional de provocar la agitación. Franjas considerables del viejo pensamiento progresista aceptan el dictamen y entregan a las derechas un inusual protagonismo. ¿Pero no hemos hablado ya de todo esto? Sí, porque en los tramos más inmediatos y condensados de la historia se presentan las tensiones del gran tiempo que se habita, las premuras, las urgencias que no dejan de conmovernos.

Pero sólo es posible iluminarla si nos sustraemos de lo más evidente de esa temporalidad. (…) Hacer propio el tiempo es tan necesario como hacer aquello que ya hicimos, y en esta Carta insistimos: hacer ejercicio vivo de la palabra, juego activo con la lengua, afectuoso encuentro con sus potencias. (…) Se trata de hablar distinto del hablar de los medios de comunicación masivos. Distingamos nuestras urgencias de las suyas; pensemos nuestros proyectos sin sus ataduras. La coyuntura nos merece como mujeres y hombres no sometidos a sus coacciones evidentes. La crítica a los medios de comunicación es la necesaria crítica a la razón de la época, y sus enseñanzas son materias reconstructivas de la comunicación tecnológica y humana. Sin ahondar en su poderosa significación, en su capacidad para crear sentido común y articular los lenguajes de las derechas contemporáneas, resultará muy difícil dar la batalla cultural indispensable, esa que nos permita disputar los relatos de la patria.

Se dirá que pedimos grandes encuadres históricos cuando es preciso vivir en el fervor de una coyuntura. Alertar precisamente sobre la necesidad de una mirada que abarque un ciclo mayor de tiempo es el motivo de esta Carta. Estamos ante dos años que condensan tramos de tiempo muy vastos, en los que se jugarán para el pueblo argentino los horizontes mayores de justicia, democracia y economía pública distributiva (…) Hablemos pues del tiempo por venir. Contemplar más secuencias exige interpretar el momento que vivimos con más riqueza conceptual. Una épica social debe salir de este juego entre la estructura del presente y sus puntos de condensación más dramáticos; una épica social que trabaje para un vuelco consistente de la situación, porque peligra una experiencia sustantiva en la vida política de los argentinos. (…) ¿Cuáles serían esos trazos épicos en una sociedad desmenuzada por lógicas de acumulación y consumo que sustraen las vidas de lo público? Los sectores medios urbanos que en otros momentos cultivaron la modernización cultural y política, hoy se dejan entusiasmar por el barniz eficientista de las derechas, cuando esa tintura enmascara el huevo de la serpiente: el anudamiento de la retórica securitista, la sensibilidad del caceroleo y la defensa del terrorismo de Estado. Es necesario desarmar estos complejos acertijos, porque los dos años próximos serán una eternidad metida en el pliegue diario de la historia.

Con esa perspectiva, no decimos nada nuevo si advertimos que, sin tener asumida la dimensión latinoamericana, las acciones políticas nacionales se ven menguadas en su potencia y su horizonte. Las situaciones y las experiencias en las naciones de nuestra región son disímiles y requieren ser tomadas en relación con el mundo histórico del que surgen, sin anteponer estereotipos de cofradía frente a las realidades singulares. Los recientes pronunciamientos electorales en Uruguay y Bolivia reafirman la persistencia del proceso histórico abierto con el inicio del nuevo siglo para los pueblos del continente, al tiempo que se inscriben en lo profundo de sus tradiciones populares y libertarias. (…) En cada uno de nuestros países se juega hoy el destino de la región toda (Chile es un ejemplo elocuente), y el conjunto entero es puesto en riesgo cuando uno de sus eslabones se rompe. La cruda realidad del procedimiento golpista en Honduras obliga a nuevas modulaciones tan firmes como preocupadas que sepan, por un lado, desnudar las complicidades de los poderosos de siempre y, por el otro, desarmar las retóricas que esgrimiendo supuestas virtudes republicanas vienen a horadar a los gobiernos democráticos, acusándolos (si han elegido proyectos de transformación) de ser responsables de un vaciamiento de esas mismas instituciones, como lo preanuncian los sordos y alarmantes ruidos destituyentes que suenan en Paraguay. Nuestro tiempo y nuestro porvenir merecen la profundización de la integración latinoamericana y la alertada denuncia de las políticas imperialistas.

En la sal inmediata de los acontecimientos argentinos percibimos recrudecer las acciones de un vasto bloque político que actúa para debilitar el mandato presidencial y dar por agotado un ciclo para que llegue mortecino al 2011. No nos resignamos a que un conjunto de críticas al Gobierno –a las que en ciertos casos no restamos validez– sean el pretexto para entronizar mediocres derechismos, con sus exaltadas patronales, sus monaguillos pretendidamente republicanos y sus tribunos jacobinos que hablan por izquierda para zambullirse sin disgusto en la correntada neoconservadora.

Pero no apresuremos los trazos. Muchos son los conflictos que agitan las calles de la política argentina, y verlos bajo un único régimen de significación se parece a no verlos. (…) Esto es, no debemos poner en las mismas columnas las disputas por recursos encaradas por los movimientos sociales, las acciones parlamentarias de los dirigentes opositores, las movilizaciones urbanas bajo las banderas de la seguridad. No debemos hacerlo nosotros cuando son muchos los que procuran incluirlos en una misma narración que, enlazando esas vetas heterogéneas, las haga confluir como única fuerza de demolición. No es así. Constituir otra explicitación que haga momentáneo el acuerdo parlamentario de heterogéneos grupos es necesario, así como actuar sensiblemente en dirección a las izquierdas y los progresismos sociales y políticos es ineludible (…) Del mismo modo, esas fuerzas están exigidas de una responsabilidad mayúscula: la de evitar su confluencia –sean cuales fueran las razones o las coartadas– con las acciones de la oposición que buscan hacer girar en un sentido regresivo el tiempo de la historia.

Las necesarias argumentaciones no se constituyen en el interior de un palacio, ni siquiera en la amistad que nos reúne en un colectivo político. (…) Una narrativa entonces debe ser consecuencia de una novedosa estrategia de composición y de una voluntad crítica capaz de desmenuzar la actualidad y, dentro de la actualidad, los problemas que ponen en juego las nuevas derechas, pero también los que arrastran los movimientos populares y las fuerzas gubernamentales.

Esta narración debe poder decir los nombres adecuados para hechos efectivamente acaecidos. No tiene derecho a obviar las palabras necesarias y tiene la obligación de proveer las que faltan para que no sean sugeridas por el equívoco, la mala fe o la ignorancia. Algunas medidas gubernamentales muchas veces se presentan despojadas del marco interpretativo que dé cuenta de su real importancia. Porque esa interpretación reclama una discusión sobre qué significan la idea de desarrollo, las formas contemporáneas del trabajo y la situación del Estado. ¿Qué son hoy las instituciones estatales? ¿Cuál es su capacidad de incidencia y realización de políticas para todo el territorio nacional? ¿Cuánto arrastran de modos burocráticos, cuando no de confrontaciones mezquinas por recursos escasos en las que la alusión a lo público es más una mascarada que una efectiva apuesta a su reconstitución? ¿Se han desprendido esas instituciones de lo que una profunda reconversión neoliberal instauró en ellas o adormecen sus contornos más nítidos bajo otra lengua ideológica? Cada una de las instituciones estatales puede verse como un terreno minado de conflictos entre lógicas distintas, y una de las deudas del momento es poder diferenciarlas para apostar a la expansión de sus núcleos más renovados. (…)

Del mismo modo, la movilización social no puede considerarse sin situarla, en cada momento, bajo las preguntas de su condición y legitimidad. No para menoscabarla en nombre de una empresa ordenancista, sino para considerarla en sus ambigüedades y contradicciones. (…) La experiencia gubernamental en curso supo poner como enunciado central la renuencia a la represión. Lo sostuvo, sustrayéndose con valentía a la airada vociferación del orden. Esto no impide reconocer que los conflictos laborales, las representaciones sindicales, los movimientos sociales, configuran un mapa de reclamos por la justicia tanto como –paradójicamente– una superficie de disputa que a menudo se ve atravesada por el desdén hacia lo público en función de intereses privados o sectoriales. Nuestro país tiene profundas reservas democráticas, las tiene en su idea del conflicto, en los usos de las calles, en su sistema educativo. Y ninguna de esas prácticas está eximida del riesgo de caer en alguna forma de cooperación involuntaria con la destrucción de la vida colectiva.

Un Bicentenario con compromiso social

Sigamos revisando lo que acucia. Cuestiones como la de la seguridad exigen un trato capaz de abrevar en las fuentes profundas de la democracia argentina, no para negarlas en tanto problema sino, por el contrario, para sustraerlas de la gritonería linchadora. La vida en las grandes metrópolis mundiales registra la dificultad de resolver los abismos en los que caen porciones enormes de poblaciones desplazadas. Actos de violencia irracional son llevados a cabo al servicio de una economía ilegal que a veces involucra tramos oscuros del mismo Estado. Existen distintos estratos de culpabilidad para tratar esto, lo que no excluye la interpretación exacta del momento culpable en que alguien dispara un arma homicida. Es para bien del conjunto que hay necesidad de mantener una sociedad abierta, sin concesiones a las formas medievales de vindicta. Leer con perspectiva crítica una escena urbana atravesada por complejas formas de anomia y de violencia no puede hacernos soslayar la significación que estos dramas de lo cotidiano tienen en el interior de las conciencias públicas y privadas. (…) Son las derechas a cielo abierto las que se solazan cada vez que una voz humilde grita su desgarramiento. Argumentos que ni siquiera deben tener forma argumental: les basta con golpes comando de sensiblería y gimoteo, no el auténtico dolor de las víctimas sino el inducido por el gabinete de asesores en el marketing lagrimeante. El progresismo no ha sabido tratar estas cuestiones. Ni el problema del Estado ni las características de las luchas, menos aún la violencia de las sociedades contemporáneas. Esa incapacidad abona la causa de aquellos que creen resolver los dramas reales con el grito de orden. No olvidar de qué modo la travesía del miedo suele concluir en el sumidero del autoritarismo (…)

Es necesario responder con imaginación específica y trazar razonamientos de largo plazo en estos asuntos y en todos los que inquietan y demandan soluciones concretas, sean muy visibles o no. También configurar un mapa de encuentros y alianzas que procuren la preservación de las mejores políticas desplegadas en estos años. Se requieren, por ejemplo, observaciones más agudas sobre el movimiento social y las orientaciones democráticas que se mueven en el ámbito de las representaciones laborales, y en esa dirección, son bienvenidas las medidas cautelosas pero progresistas en relación con los trabajadores del subterráneo. (…) Creemos en una Argentina con esferas y agremiaciones sindicales en las que, a la vez que resuene la voz del tradicional movimiento obrero, también los nuevos movimientos puedan esbozar sus primicias, actuando con la lucidez que requiere un país sometido al ataque de fuerzas reaccionarias bien conocidas.

(…) Romper el hechizo neoliberal de los noventa implica regresar creativamente sobre una idea de política que sea portadora de una amalgama de sueños utópicos y de proyectos históricamente realizables. Es necesario recorrer el Bicentenario y el año 2011 munidos de una nueva imaginación pública, democrática y movilizadora. Lo solemos denominar un proyecto y más modestamente un plan, un tejido de previsiones. ¿Se le puede imponer a la historia una retícula cargada a priori? Sabemos que no. Pero una previsión general sobre el devenir puede y debe ser explicitada. Convoquemos nuevos pensamientos para hacer leyes sociales, reformemos la educación para elevar su nivel teórico y social, y para que el justo afán de sus luchas gremiales no descuide una convivencia productiva con la preservación de la escuela pública como sujeto social atesorado en la memoria democrática argentina.

La realidad de la escuela pública habla, con la gravedad de un alerta, sobre el destino completo del país. Su fundación estuvo entre los logros más relevantes de una política laica y republicana que funciona como la imagen invertida de lo que llaman republicanismo las derechas contemporáneas. (…) En la década del ’90, bajo la idea de reforma se hizo trizas el sistema educativo. No sólo por una cuestión de escuálidos presupuestos, también porque se dejó cada región y cada escuela a su suerte, y el Estado nacional se privó de la facultad de intervenir en programas, en regulaciones y en la formación docente. Porque no fue sólo un problema económico, es que los dramas de la educación pública actual no se resuelven con la bienvenida expansión presupuestaria. Son problemas no tan sólo de calidad, sino de sentido, de formación y de derechos. Porque una escuela pública disminuida es un mecanismo de profundización de las diferencias sociales, como lo prueba el incesante crecimiento de la enseñanza privada. Lejos de la escuela igualadora, estamos ante el abismo de instituciones que en muchos casos acentúan la polarización social.

No decimos con esto que haya vacancias de medidas sociales destinadas a disminuir esa polaridad. Las hay y de profundo alcance. Las hay que portan una innovación profunda como son la universalización de la asignación por hijo y el programa de ingreso social con trabajo. (…)

La política es una apuesta sobre el tiempo que vivimos y el tiempo que adviene. (…) Es así que son necesarias imaginativas movilizaciones en la ciudad y en la mente colectiva dispuesta a la aventura del pensar crítico. Un hito legal se ha instituido: la ley de servicios audiovisuales. Ahora, precisamos canales mediáticos de expresión renovada, poéticas comunicacionales y a la vez un nuevo rigor en la información que recree la objetividad pública de las noticias. Un país no puede vivir facciosamente todos los años de su historia, pues para atrás no sabrá interpretar su linaje, y hacia delante se deshace.

La Pirámide

Modesto monumento republicano, la Pirámide de Mayo testimonia un recorrido, la necesidad de evaluarlo y el deseo de no postergar el anuncio concertado de nuevos proyectos. Los gobernantes deben hacerlo. La sociedad argentina también debe hacerlo sin ira y con pasión transformadora. El Bicentenario y el 2011 no deben transcurrir huecos de imaginación. Es preciso detener a las fuerzas conservadoras que se mancomunan para el batacazo. Podremos hacerlo con despliegues públicos de la economía justa y soberana, propuestas educativas que favorezcan la lucha por el conocimiento clásico, moderno, técnico y humanístico, con nuevos horizontes del pensamiento social, científico y tecnológico. Todos podemos presentar nuestros enunciados. Invitamos a hacerlo y este es el momento. Lo decimos frente a la Pirámide, con ánimo fundador que se sabe deudor de lo mejor de su pasado, obelisco sugerente de la presencia conductora del pueblo histórico y del pueblo que busca respuestas inmediatas. Somos parte de ambos pueblos. (…)

La Pirámide deberá decirles no a las abstracciones publicitarias euforizantes que se presentan como plan de gobierno, lo mismo da un Lacalle, un Cobos, un Piñera o un De Narváez, o desarrollismos que se llaman productivos para no pronunciar –como Duhalde– el verdadero nombre de un giro a la derecha. Cualquier proyecto de transformación igualitario y democrático debe buscar sus enlaces con la anómala experiencia política abierta en el 2003. No son tolerables los retrocesos ni las menguas, como pretenden los adalides de la restauración. Pero la persistencia de los hechos más valorables no es concebible si muchos de los que dependen de su destino no son conmovidos por la revelación de ese enlace. No para sumarse o aprobar a ciegas, sino para ser protagonistas directos en un pie de igualdad de una tarea común en una etapa nueva.

Habrá que bosquejar un tejido de previsiones, un proyecto sensible a las exigencias de la época, promovido a la manera de una gran convocatoria social. Ni el Bicentenario puede ser un conjunto autosatisfecho de celebraciones ni el 2011 pura reiteración de lo ya hecho. Perdura lo que cambia y cambia lo que sabe barajarse de nuevo. Se precisa una política que aglutine voluntades. (…)

Sugestivo monolito, la Pirámide de Mayo tiene en su interior otra pirámide y en su exterior, la Plaza que la rubrica con sus sonidos. ¿Qué escuchamos? ¿Qué intuimos? Que revistiendo una esperanza hay otra esperanza, como verdadera moral de los insistentes. Que el pueblo quiere saber de qué se trata en materias que van desde una seguridad ciudadana, que no surge de la voz de los trogloditas, a una política económica que lo tenga como protagonista, una economía con el universo de soberanías eficientes que el hilo conductor de nuestra historia siempre ha reclamado. Sin concesiones a las formas más cuestionables de la globalización. (…)

La Pirámide: lugar de una invocación o de un llamado. Les habla a los que procuran ahondar las medidas de justicia desde la centroizquierda, a los movimientos sociales, a los sindicatos en su reflexión madura sobre nuevas representaciones del trabajo, a las izquierdas que unan la pasión de un legado a las duras enseñanzas recibidas, a los liberales capaces de juzgar sin odios redundantes, al peronismo en su archipiélago incesante, buscando nuevas palabras orientadoras para sostener los cambios de época y una nueva época de cambios. (…)

Escuchemos las voces. La economía justa reclama que las explotaciones de la naturaleza, las políticas extractivas y agropecuarias atiendan los reclamos de los movimientos que cuidan la casa común del hombre. (…) No en nombre de un ecologismo globalizado que considera esas cuestiones con olvido de su horizonte de realización. Más bien, desde la perspectiva de las ideas que, surgidas de los socavones mineros, las organizaciones campesinas o los saberes de los pueblos indígenas, reclaman formas no destructivas del trato a la naturaleza. Una economía más justa reclama también una revisión del sistema de transporte, que coloque al ferrocarril en su centro. Razones hay de todo tipo para hacerlo. Económicas, sociales, laborales, de integración regional. Dificultades también de todo tipo: las brutales concesiones y desguaces realizados en los ’90 dejaron una escena catastrófica, pueblos abandonados, vías levantadas, estaciones cerradas, material vendido como chatarra. Y otro tanto cabe decir del hospital público y las políticas de atención primaria de la salud, aún no recuperados de la devastación sufrida en los ’90 con el único propósito de convertir a la enfermedad en un negocio, manejado por mafias y grupos empresarios privados que siguen cobrando millonarios dividendos y víctimas.

Economía con autonomía creativa, decimos entonces. Aludimos a la revisión de lo que por momentos es sancionado como imposibilidad y al salto necesario sobre las vallas que restringen la redistribución de los ingresos. Uno de esos obstáculos continúa siendo el trabajo no registrado, fuente inagotable de inequidad y atropellos que afecta a poco menos de la mitad de la mano de obra ocupada. Tributos más progresivos y un sistema impositivo renovado son imprescindibles si el horizonte es el de la distribución de los recursos económicos hacia los más desposeídos. La reforma financiera lo es para orientar el flujo de los capitales a zonas de rentabilidad social y ampliación laboral. Nos espera un duro trabajo de demolición de los valores y las prácticas de la injusticia y de la desigualdad que se han vuelto parte de un sentido común naturalizado por los ideólogos del mercado y de su inexorabilidad incuestionable. (…)

Los nuevos facciosos han avanzado mucho. Se presentan en nombre del interés general. Han fabricado la figura de los gobernantes advenedizos, del falsario y del impostor para señalar una experiencia política que, sin embargo, en una fisura inesperada de la historia, originó cambios a partir de 2003, los balbuceó de improviso, indudablemente con menguas y desperfectos pero abriendo un surco sin el cual seguiríamos encerrados en la pura lógica de lo testimonial. Y muchas veces los plasmó con oportuno sentido de la excepcionalidad que encarnaban. Una parte de la sociedad y el invisible esqueleto minoritario que anima los cánones de la conflagración general contra el gobierno, combate las aspiraciones generales a la transformación de la vida colectiva. Están más activos que nunca los destituyentes mientras a los constituyentes nos hacen aparecer como errantes en un desierto por apoyar a un gobierno democrático. La palabra corrupción, la palabra seguridad, están listas para provocar el escandalizado martillazo final. (…)

El lenguaje ha sido detonado por dentro. La Pirámide en su intencionada mudez no puede aceptarlo. No puede ser ella el sepulcro de la memoria del pueblo argentino y la pérdida de sus nociones orientadoras de progreso y crítica. No puede contemplar pasivamente el espectáculo de los que se frotan las manos cada vez que una porción popular se opone con masculladas injurias a las mismas medidas que objetivamente los favorecen. ¡Algo grave ha pasado! (…) Una parte del país recibe con apatía lo que debía reanimarlo, y los que perciben su misión reanimadora cargan vacía, demasiadas veces, la mochila del largo plazo, del lenguaje material y efectivo de la promesa a ser cumplida. Precisamos ver nuevamente la política como promesa y proyecto. Y la precisamos ver todos, incluso quienes aún no sospechan que formarán parte del tendal de víctimas de los descabezadores y aplanadores que no se detendrán en un gobierno ni en un sector social –la historia argentina es pródiga en ejemplos–, a la hora de la cosecha y la revancha.

La situación actual, tan compleja que es, sigue manteniendo sin embargo una apertura histórica. Es necesario saber que las operaciones de cierre de ciclo que pululan por doquier tienen a su favor el estado real de agrietamiento en la opinión general, sometida a operaciones de escepticismo, folletín moralizador y miedo. La cancelación de expectativas es un martilleo diario. ¿No lo escuchamos presentado de muchas maneras? Con gravedad, con inocencia, con taimadas denuncias ante los gobiernos extranjeros. En el colmo de la estulticia, son acusaciones permanentes que minan la creencia pública, pues lo importante es generar el cuadro mayor de incredulidad y el hartazgo. En nombre de la política procuran la despolitización general. (…)

Es necesario crear e imaginar nuevos lenguajes. La Pirámide es símbolo laico y profundo de un republicanismo democrático y social, no de un republicanismo que haga retroceder a la democracia. En ella, la idea de patria es una memoria que viene de la infancia y adquiere la gravedad de un mejor destino para todos. Puede entonces desprenderse de las visiones que finalmente la condenan a ser mera rememoración de los hechos bélicos fundantes. Liberada de ampulosas y gastadas atribuciones, puede también acoger a todos aquellos que hoy habitan el suelo argentino y muy especialmente a los contingentes migratorios que hacen realidad, en estas calles, este momento de nuestra América. Son, por eso, la de patria y la de república, ideas capaces de tramarse con formas políticas nuevas y en gran parte ajenas a las tradiciones que aquellas palabras connotan. La Pirámide fue un lenguaje nuevo con las Madres de Plaza de Mayo y sigue siendo a la vez clásico. Es la forma geométrica y conmemorativa de los antiguos, viviente en las culturas milenarias de los pueblos americanos preexistentes y de los revolucionarios que inauguraron el siglo XIX sudamericano. (…) Por la necesidad imperiosa de recuperar lenguaje y memoria, por darle curso a sueños y poéticas emancipatorias, leemos esta carta en el corazón de una patria urgida y que nos reclama intensidad reflexiva, pasión del espíritu y compromiso con el pueblo al que pertenecemos.

Por razones de espacio, se eliminaron algunas líneas. La versión completa de la Carta 7 en www.cartaabierta.com.ar

Página 12

22/12/2009 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Atilio Borón: “Uribe es el Caballo de Troya de Estados Unidos”


América Latina enfrenta un nuevo panorama geopolítico con la presencia norteamericana en Colombia. Borón explica la postura de los Estados Unidos y la militarización en la región, el panorama en Honduras, la situación de Chávez y el Amazonas.

Por Julio Ferrer

Es sociólogo y uno de los más destacados pensadores latinoamericanos. Acaba de obtener el Premio Internacional José Martí 2009 otorgado por la Unesco. Fue secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Actualmente dirige el PLED (Programa Latinoamericano de Educación a Distancia) y es titular de las cátedras de Teoría y Filosofía Política en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Entre sus numerosos libros se destacan “Reflexiones sobre el poder, el estado y la revolución”, “Consolidando la explotación, la academia y le Banco Mundial contra el pensamiento crítico”, “Socialismo siglo XXI ¿hay vida después del neoliberalismo? y “Crisis civilizatoria y agonía del capitalismo, diálogos con Fidel Castro” de reciente aparición. En esta entrevista reflexiona sobre el golpe cívico-militar en Honduras, las bases militares de EEUU en territorio colombiano y el nuevo escenario de América Latina.

Crisis en Honduras

Si el gobierno de los Estados Unidos prometió suspender todas las visas, cortar los fondos a los golpistas y no reconocer las próximas elecciones hondureñas de noviembre, ¿por qué todavía no ha declarado que la vida política de Honduras se ha transformado en una dictadura cívico-militar?

Sin ninguna duda, la brutalidad de los hechos lleva la marca indeleble de la CIA y la Escuela de las Américas. Un presidente constitucional- Manuel Zelaya- es violentamente secuestrado en horas de la madrugada por militares encapuchados y trasladado a una base militar norteamericana (la Soto Cano, en Palmerotas), una carta de renuncia apócrifa que se dio a conocer con el propósito de engañar y desmovilizar a la población –tal como se hiciera en el golpe contra Chávez- y que fue de inmediato retransmitida a todo el mundo por la CNN; la reacción del pueblo que sale a la calle a detener a los tanques y los vehículos del Ejército a mano limpia y exigir el retorno de Zelaya a la presidencia; el corte de la energía eléctrica para impedir el funcionamiento de las radios y la televisión, la censura a la prensa, todo para sembrar pánico y confusión. De todas maneras, los gobiernos de la región han repudiado al golpismo y la OEA se ha manifestado en los mismos términos, exigiendo la restitución inmediata de Zelaya. El presidente Obama debe saber que el golpe en Honduras sólo fue posible por la aquiescencia brindada por su gobierno. Pese a todo este cúmulo de evidencias, Washington se niega a hablar de golpe de Estado y a sancionar con toda severidad al nuevo régimen.

Además no es la primera vez que Estados Unidos intervienen en los asuntos políticos en Honduras para proteger sus intereses

Absolutamente. EEUU lo viene haciendo desde 1903, pero la gran invasión ocurriría en 1983, cuando el embajador de EEUU en Honduras era nada menos que John Negroponte, cuya carrera “diplomática” lo llevó a cubrir destinos como Vietnam, Honduras, México, Irak para, posteriormente, hacerse cargo del organismo de inteligencia llamado Consejo Nacional de Inteligencia de su país. No está de más recordar que durante los años ochenta las fuerzas armadas de Honduras fueron reestructuradas y reeducadas integralmente por la Escuela de las Américas. En Tegucigalpa se establecería la gran base de operaciones desde donde se monitorearon los actos terroristas realizados contra el gobierno Sandinista y se promovió la creación del Escuadrón de la Muerte (Batallón 316) que secuestró, torturó y asesinó a centenares de personas dentro de Honduras. Se brindó apoyo logístico y militar al ejército salvadoreño y a los paramilitares que combatían a la guerrilla del Frente Farabundo Martí. El presidente Obama no puede ignorar estos nefastos antecedentes. Lo que se le está pidiendo es que Estados Unidos deje de intervenir, que retire su apoyo a los golpistas, único sustento que los mantiene en el poder, y que de ese modo facilite el retorno de Zelaya a Tegucigalpa. La Casa Blanca dispone de muchos instrumentos económicos y financieros para disciplinarlos. Si no lo hace es porque no quiere, y los gobiernos y pueblos de América Latina deberían sacar sus propias conclusiones.

Álvaro Uribe: “Caballo de Troya del Imperio”

En un artículo reciente, usted sostiene que Uribe es uno de los principales narcotraficante de Colombia ¿Podría hacer una ampliación de ésto?

Hay un documento que se hizo público recientemente y que resume información que han venido compilando el     FBI, la DEA, y varias agencias de inteligencia norteamericanas, donde se demuestra irrefutablemente el vínculo que liga Uribe con el narcotráfico. En 2004, el Archivo Federal de Seguridad de Estados Unidos dio a conocer un documento producido en 1991 en el que se acusa al por entonces senador Álvaro Uribe Vélez de ser uno de los principales narcotraficantes de Colombia, referenciado como el hombre número 82 en un listado, cuyo puesto 79 ocupaba Pablo Escobar de Gaviria, capo del Cartel de Medellín y amigo de toda la familia de Uribe. El informe, que puede leerse en http://www.gwu.edu/%7Ensarchiv/NSAEBB/NSAEBB131/dia910923.pdf, asegura que el hoy presidente colombiano “se dedicó a colaborar con el cartel de Medellín en los más altos niveles del gobierno. Uribe estaba vinculado a un negocio involucrado en el tráfico de narcóticos en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia por su conexión con los narcos. Uribe trabajó para el cartel de Medellín y es un estrecho amigo personal de Pablo Escobar Gaviria… (y) fue uno de los políticos que desde el Senado atacó toda forma de tratado de extradición”. Y siguen unas series de acusaciones muy fundadas y probadas, a las cuales se agrega un cuantioso volumen de informaciones que todavía no han sido desclasificadas pero que demuestran los lazos indestructibles y comprobables entre Uribe y el narcotráfico. Esto para ni hablar de su probada vinculación con los paramilitares y su complicidad en el asesinato de miles de civiles en Colombia perpetrado por aquellos en los últimos años y que, entre otras cosas, motivara el bloqueo en el Congreso de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio firmado por George W. Bush y Álvaro Uribe hace ya algunos años.

¿Usted define a Uribe como “el Caballo de Troya del Imperio” en base a esta información?

Absolutamente. Su misión es ser el Caballo de Troya de EEUU dentro del cual penetrará la máquina militar norteamericana con el pretexto de combatir al narcotráfico. Si los norteamericanos le piden siete bases, Uribe pondrá siete bases. Si él llegara a reaccionar o rechazara los pedidos del Imperio, correría la misma suerte del “ex hombre fuerte” de Panamá Manuel Antonio Noriega, quien una vez cumplida con las tareas que le impusiera la Casa Blanca, fue derrocado y apresado por la cruenta invasión de 1989. Noriega fue encerrado en una cárcel de máxima seguridad y condenado a 40 años de prisión por sus vinculaciones con el cartel de Medellín. Eso les ocurre a estos personajes cuando dejan de ser funcionales a los intereses del Imperio. Es por eso que Uribe no puede oponerse a nada de lo que le pida. Y está decidido, si es necesario, en convertir a Colombia en un protectorado norteamericano.

Ahora se entiende porque Uribe intenta a cualquier costo conseguir que la Corte Suprema declare constitucional su reelección…

Claro, por eso Uribe está tan desesperado por obtener su reelección, en medio de un proceso plagado de ilegalidades, fraudes y sobornos. La mal llamada “prensa libre” que se rasga las vestiduras por las iniciativas de consulta popular sobre la reelección de presidentes nobles y patrióticos como Hugo Chávez, Evo Morales o Rafael Correa, no escriben ni una sola línea sobre el proyecto reeleccionista de un personaje del bajo fondo como Uribe, donde más de 70 personas involucradas en su campaña -sobre todo parlamentarios de su partido y altos funcionarios del gobierno- que se encuentran procesadas (y algunas ya condenadas) por la justicia colombiana por la comisión de toda suerte de ilícitos encaminados a facilitar la re-elección de Uribe.
Las bases militares norteamericanas en Colombia

¿Cuántas bases tiene EEUU diseminada por el mundo?

Según Douglas Chalmers, un especialista en este tema, el imperio tiene 872 bases y misiones militares a lo largo y ancho del planeta. Tal como lo dijera ese notable pensador estadounidense Noam Chomsky -a quien el poeta y ensayista cubano Roberto Fernández Retamar denominara “El Bartolomé de Las Casas del imperio norteamericano”- este inmenso dispositivo militar es el principal instrumento de un plan de dominación mundial solo comparable al que alucinara la mente patológica de Adolf Hitler.

Con respecto a las siete bases norteamericanas en territorio colombiano, el presidente Uribe las justifica “para librar una batalla contra el narcotráfico y el terrorismo”.

Es una excusa insostenible a la luz de la experiencia: según una agencia especializada de las Naciones Unidas los dos países donde creció la producción y exportación de amapola y coca son Afganistán y Colombia, ambos bajo una suerte de ocupación militar norteamericana. Y, por otra parte, si algo enseña la historia del último medio siglo de Colombia es la probada incapacidad de la vía militar para resolver el desafío planteado por las FARC. La solución a la crisis es política, no militar.

¿Dónde se instalarían las bases?

Las siete bases estarían localizadas en Larandia y en Aplay (ambas en el Oriente Colombiano); en Tolemaida y en Palanquero (en el centro de Colombia); en Malambo (sobre el Atlántico, en la costa Norte); en Cartagena, sobre el Caribe colombiano y la séptima en un lugar aún no determinado del Pacífico. El Congreso de EEUU ya aprobó la suma de 46 millones de dólares para instalar su personal y sus equipos bélicos y de monitoreo en la más importante de estas bases: Palanquero. En la actualidad ya hay en Colombia 800 hombres de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y 600 “contratistas civiles”-en realidad, mercenarios-pero los analistas coinciden en señalar que la cifra real es mucho más elevada que la oficialmente reconocida. También hay evidencia de que en el Perú de Alan García se han destinado algunos apostaderos navales como base de operaciones de la Cuarta Flota.

Con las bases funcionando en Colombia, ¿el objetivo inmediato es desestabilizar la revolución bolivariana de Venezuela? ¿Puede producirse un efecto dominó en el continente?

Con la entrega de estas bases, Venezuela queda completamente rodeada, sometida al acoso permanente de las tropas del Imperio estacionadas en Colombia, aparte de las nativas y los “paramilitares”. A ello habría que agregar el apoyo que aporta en esta ofensiva en contra en contra de la revolución bolivariana las bases norteamericanas en Aruba, Curaçao y Guantánamo, la de Palmerola, en Honduras; y la IV Flota que dispone de suficiente recursos para patrullar el litoral marítimo y penetrar en los ríos interiores de América Latina. También Bolivia y Ecuador. También Evo Morales y Correa quedan en la mira. En Paraguay, Estados Unidos se aseguro el control de la base estratégica de Estigarribia-a menos de cien kilómetros de la frontera con Bolivia- y que cuenta con unas de las pistas de aviación más extensas y resistentes de Sudamérica, apta para recibir los gigantescos aviones de transporte Galaxy con tanques, aviones y armamento pesado de todo tipo que utiliza el Pentágono. También tiene otra base, a cien metros de la frontera con Brasil (sí, cien metros), actualmente bajo el control formal de la DEA pero que, en realidad es una base militar. Está situada en la localidad de Pedro Juan Caballero, justo frente a la ciudad brasileña de Ponta Porá, en Mato Grosso do Sul. El plan es clarísimo: tienen completamente rodeada al Amazonas, que para los estrategos norteamericanos es una suerte de “tierra de nadie” que será ocupada por quienes tengan la capacidad técnica, logística y militar para hacerlo. No reconocen la soberanía del Brasil, y mucho menos de Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador o Bolivia sobre esa inmensa región, el pulmón del planeta Tierra.

En la reunión última del Unasur en Bariloche, ¿se pudo consensuar algo concreto sobre las bases de EEUU en territorio colombiano?

Si bien no se condenó ni se exigió el retiro de las bases norteamericanas en territorio colombiano-cosa que se podría haber hecho- Uribe tuvo que aceptar la creación de una Comisión del Consejo Sudamericano de Defensa con autoridad para visitar esas siete bases, inspeccionar su armamento, las tropas, los civiles-mercenarios contratados. Veremos si cumple. Evo Morales dijo una cosa muy interesante en Bariloche: si EE.UU. es un país tan democrático entonces debería aceptar la realización de un plebiscito continental para que los pueblos de Latinoamérica decidan si aceptan o no la instalación de bases extranjeras en sus territorios. Esta sería una interesante propuesta. De todos modos lo que hay que decir es que pese a su tono lavado la resolución de la UNASUR es importante, que el conflicto no termina aquí y que la disputa será muy larga y con incontables idas y venidas. Haber preservado la unidad de UNASUR y elaborado una declaración por consenso alienta a los distintos gobiernos democráticos de la región para seguir en la lucha contra la militarización desencadenada por la política estadounidense. Y, además, es un moderado revés para la política de la Casa Blanca, uno de cuyos objetivos es abortar a la UNASUR y a cualquier organismo regional que no cuente con su activa presencia.
El Amazonas: el objetivo estratégico de Estados Unidos

Lula y su gigante sudamericano ¿corre peligro también de caer en las garras del imperio?

Como dije antes, el objetivo inmediato es derrocar a Chávez, y con el efecto carambola acabar con Evo Morales y Correa. Pero el objetivo estratégico de largo alcance, es tomar el Amazonas.

¿Por qué?

Porque en el Amazonas se encuentra la más grande reserva de agua subterránea del planeta (sobre todo por su inmensa capacidad de recarga) que es el acuífero Guaraní, que compartimos Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. En la zona hay grandes ríos como el Amazonas, el Orinoco, el Paraná e innumerables afluentes, muchos de los cuales desembocan en la Cuenca del Plata. Esta es una región que los expertos consideran como la más rica del planeta por sus recursos naturales: agua, petróleo, gas, energía hidroeléctrica, minerales estratégicos, agricultura, biodiversidad, etcétera. Esas bases militares son la avanzada de una agresión militar orientada a apoderarse de esas riquezas, la que se desencadenará inexorablemente una vez que el imperio lo considere oportuno y necesario. Por lo tanto, sabemos que esto va a ocurrir; lo único que no sabemos es cuándo ocurrirá. Y Uribe es quien descaradamente ofrece a Colombia como la base territorial más importante para semejante plan de rapiña, aspirando emular en América Latina el papel que Israel desempeña en Medio Oriente.
-Ante este panorama, donde EEUU planea recolonizar América Latina y el Caribe, ¿qué posición tienen que tomar los distintos gobiernos democráticos de la región?
Ante estas amenazas los países sudamericanos tienen que reaccionar con mucha firmeza, exigiéndole a Estados Unidos archivar sus planes belicistas en Colombia, desmilitarizar América Latina y el Caribe y desactivar la IV Flota. Por su parte los gobiernos de la región nucleados en la Unsaur y el Consejo Sudamericano de Defensa deberían reforzar esta demanda mediante algunas iniciativas que claramente demuestren la seriedad de este reclamo: por ejemplo, una primera medida podría ser ordenar el inmediato retiro de las misiones militares y el personal militar estadounidense estacionado en nuestros países mientras no se reviertan las políticas belicistas del imperio. Luego se debería ir escalando meticulosamente estas medidas hasta forzar a Estados Unidos a abandonar sus pretensiones en esta región. Es difícil, sin duda; pero no es imposible.

Revista 2010

18/12/2009 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Enojos de Hillary con Latinoamérica


UN DISCURSO CON ADVERTENCIAS SOBRE IRAN Y EL ORDEN DEMOCRATICO


Fue la primera conferencia sobre relaciones entre EE.UU. y diversos bloques del mundo, y la secretaria de Estado no ocultó su disgusto sobre “los líderes elegidos legítimamente que luego comienzan a socavar el orden”.

Hillary Clinton explicó ayer la posición de Estados Unidos hacia América latina en un discurso plagado de advertencias y críticas a los gobiernos más contestatarios. Por momentos la secretaria de Estado utilizó indirectas y no dio nombres: “Nos preocupan los líderes que son elegidos libre y legítimamente, pero que luego de ser electos comienzan a socavar el orden constitucional y democrático, el sector privado, los derechos del pueblo de no ser hostigado y presionado”. Otras veces amenazó sin sutilezas. “La gente que quiera coquetear con Irán debería mirar cuáles podrían ser las consecuencias para ellos. Y esperamos que lo piensen dos veces”, sentenció Clinton con una sonrisa. Nombró a tres países: Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

Fue la primera de una serie de conferencias que dará la funcionaria sobre la relación de Washington con las distintas regiones del globo. El mensaje oficial, además, llegó como un anticipo para la región de la visita que comenzará mañana su hombre para América latina, Arturo Valenzuela, por los cuatro países miembros del Mercosur. La secretaria de Estado de Barack Obama comenzó con la cortesía diplomática habitual –consenso en los valores democráticos, mayor cooperación multilateral– y después se lanzó de lleno a los dos temas que le interesaban: las alianzas de Irán en la región y la creciente hegemonía de algunos presidentes latinoamericanos.

“Esperamos que haya un reconocimiento de que Irán es uno de los países que más apoyan, promueven y exportan el terrorismo hoy en día en el mundo”, aseguró. Clinton también recordó las últimas elecciones en el país persa y la ola de manifestaciones y represión que siguió a las denuncias de fraude electoral. “Fueron el comienzo del ejemplo de los abusos de los derechos humanos en marcha”, denunció.

Pero a pesar de ello, continuó, varios países latinoamericanos recibieron al presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, en la gira que realizó el mes pasado por la región. Clinton mencionó a Caracas, La Paz y Managua, pero nada dijo de Brasilia, una de las paradas que más molestia crearon en Washington. Unos días después de la visita de Ahmadinejad a Brasil, se supo que Obama le había mandado una carta a Luiz Inácio Lula da Silva recordándole la posición de la Casa Blanca frente a Irán, su programa nuclear y su historial de violaciones a los derechos humanos. Ayer Hillary Clinton no repitió el recordatorio; optó por dejar a Lula, un buen aliado, fuera de la lista de los países que preocupan al gobierno norteamericano.

El otro reclamo que priorizó la secretaria de Estado fue el respeto a las instituciones democráticas. “Es importante que emitamos un firme llamado a los pueblos y a sus líderes para realmente mantenerse en el camino de la democracia”, instó a sus vecinos latinoamericanos, en referencia al venezolano Hugo Chávez y su aliado nicaragüense, Daniel Ortega. Sin embargo, cuando le preguntaron por Honduras y la dictadura que ya lleva más de cinco meses en el poder, la funcionaria dejó de hablar de la democracia y repitió la fórmula que ya casi se convirtió en el slogan del Departamento de Estado para el conflicto centroamericano: “Queremos ayudar a los hondureños a ayudarse a sí mismos”.

Ni Honduras ni Cuba eran los temas sobre los que quería explayarse ayer. Cuando le preguntaron por la situación en la isla, Clinton respondió concisa. “Obviamente todos esperamos poder ver en un futuro no demasiado lejano a una Cuba democrática, eso es algo que sería extraordinariamente positivo”, señaló. Eso fue todo.

El mensaje que quería enviar a sus vecinos latinoamericanos era otro. “Es importante que se entienda que la democracia no es cuestión de líderes individuales, sino de instituciones fuertes. Buenos líderes vienen y van; obviamente hemos tenido nuestra propia experiencia con esto en este país”, explicó la secretaria de Estado. Con ese preludio, volvió a criticar a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua, a los que acusó de no respetar los derechos de sus ciudadanos.

El único elogio se lo guardó para el presidente mexicano Felipe Calderón y su guerra contra el narcotráfico, que ya les costó la vida a más de siete mil personas este año, según el diario local El Universal.

Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-136856-2009-12-12.html

12/12/2009 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | 1 Comentario

Chaderton aseguró que en reunión de la OEA se caerán algunas máscaras


Chaderton indicó que las elecciones celebradas el domingo en Honduras, bajo un clima de represión y hostigamiento por parte de las autoridades de facto que convocaron los comicios, lejos de resolver la crisis del país, van a “intensificar a la resistencia frente a los intentos de ahogar a la mayoría de los hondureños que optaron por no votar”. En ese contexto, instó a la comunidad internacional a librar una batalla por la democracia.

TeleSUR _

El embajador venezolano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton Matos, aseguró este lunes que la venidera reunión del organismo en la que se debatirán los últimos acontecimientos de la crisis política de Honduras, “será una ocasión para observar la caída de algunas máscaras”.

Chaderton aseveró que durante el Consejo Permanente de la OEA que se realizará en Washington el 4 de diciembre, se observará “el desquebrajamiento de la hipócrita solidez que hemos mantenido durante cinco o seis meses, que sirvieron para que las fuerzas más poderosas del continente trabajasen en las sobras, en favor de las fuerzas de la ultraderecha y del golpismo en Honduras”.

Durante la reunión, “harán su aparición, esta vez sin máscaras, los esquiroles que han tratado de romper la evolución democrática de Honduras”, dijo Chaderton, en entrevista exclusiva a teleSUR desde Washington.

Informó que “se pretende que la OEA convalide una violación de sus propias normas democráticas (…) reconocidas internacionalmente”.

En este contexto, recordó que hace mucho tiempo en Cuba, se divulgó la frase, “con la OEA o sin la OEA ganaremos la pelea”.

Ante la reunión del viernes próximo comentó que: “Estamos preparados y expectantes para un buen debate dentro de la organización”.

El funcionario venezolano ironizó que el gobierno de facto “alcanzó ayer (domingo) el magnífico resultado de un 35 por ciento de participación de votantes, contra sólo el 65 de los que siguieron las  invocaciones del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya”.

De acuerdo al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de facto, órgano considerado como fraudulento, las primeras 4 mil 159 urnas escrutadas dieron como resultado 318 mil 960 votos, a favor del candidato conservador Porfirio Lobo  y 218 mil 358 votos al candidato del Partido Liberal, Elvin Ernesto Santos.

Por su parte, el Frente de la Resistencia contra el golpe de Estado, arrojó la noche del domingo cifras de un “mínimo del 65 al 70 por ciento” de abstención, “el más alto en la historia nacional, lo que implica que apenas votó un máximo del 30 al 35 por ciento del electorado”, indicó del organismo a través de un comunicado difundido.

Tras las elecciones, Chaderton indicó que “lo que se ve ahora es un panorama turbio”, pero resaltó que se mantiene la esperanza de que “las luces de la democracia puedan iluminar a Honduras”.

Consideró que desde que se ejecutó el golpe del Estado contra el presidente constitucional, Manuel Zelaya, “el diálogo ha servido para darle mayor oxigenación a los golpistas de Honduras (…) para darle en las sombras detrás de bastidores (…) seguridad de que todo va a ir como ellos esperan”.

El Gobierno de Estados Unidos, ha mantenido un discurso ambiguo con respecto a la crisis hondureña. Por una parte, asegura reconocer al presidente constitucional, Manuel Zelaya, y por otra, su vicesecretario de Estado para América Latina estadounidense, Arturo Valenzuela, garantizó que los comicios del domingo fueron “un paso adelante” y que Washington reconoce los resultados y al nuevo gobierno.

Por su parte, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró este lunes que está abierto al diálogo con Porfirio Lobo, “para construir democracia”. Al respecto, Chaderton expresó que “no entiendo el apresuramiento del señor Insulza de sostener una conversación con el Lobo”.

“El secretario general de la OEA, como todos los funcionarios internacionales, son empleados, en algunos casos, como el presente, de alto nivel, de los Estados soberanos que lo designan, por lo tanto no creo que esté investido de ninguna autoridad para anunciar diálogos en contra de lo que ha sido la línea de la OEA durante estos seis meses”, explicó el diplomático en entrevista exclusiva a teleSUR.

teleSUR /ld – MM

01/12/2009 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Honduras. Elecciones en Macondo: “Se arruinó la maquinita”


1/12/2009

x Roberto Quesada

Fraude masivo: Mientras la empresa contratada por el Tribunal Supremo de Elecciones para el conteo dijo que hubo un 47 % de participación, el TSE hablaba de un 61 %

Honduras es una vergüenza, un hecho bochornoso, como lo que ha ocurrido con (Barack) Obama y las expectativas que había despertado y que ya han sido defraudadas, pero no me sorprende porque Estados Unidos es un país entrenado para fabricar dictaduras militares”.
-Eduardo Galeano, autor de “Las venas abiertas de América latina”.

La tormenta fraudulenta no es novedad, se veía venir, o más bien -o mas mal- siempre lo fue por realizarse elecciones en condiciones tan arbitrarias como bajo la bota de un golpe de Estado-Militar. El espectáculo era otro, ver y constatar cómo se haría. La maquinaria de la prensa conocida como ‘prensa golpista’ en Honduras no durmió noche y día gritando a voz en cuello, casi un lamento de S.O.S.: Hondureños todos y todas a votar. Ese grito no encontró eco en los oídos deliberadamente sordos.

El TSE (el Tribunal Supremo de Elecciones) presumió e incluso hizo pruebas con unos tales celulares desde donde dirían un número de votantes que rebotaría en la cabina central del Tribunal y allí dijeron que ni los mismísimos estadounidenses tendrían una tecnología electoral tan precisa, inmaculada y “tramparente” balbuceó un ñajo en nombre del Tribunal. Y que dos después de dos horas de cerradas las votaciones el mundo entero, con extraterrestres incluidos, sabrían los resultados de las elecciones más claras de la historia de la humanidad. No obstante, tardaron más de cinco horas para cuadrar números, a todo esto los visitaban militares constantemente, entre ellos tres coroneles, al lugar donde su supone que solo deberían estar los TSE.

El escenario visto por la prensa nacional e internacional en las calles y lugares de votación era inevitablemente verde, pero no ecológico. Verde olivo, militar: tanquetas, ametralladoras de alto calibre, militares y policías desplazándose de un sitio a otro y superando en gran número a los votantes.

Aun cuando el gobierno de facto encabezado por Micheletti y Vásquez Velásquez en Honduras obligaron a los empleados que trabajan para la Administración Pública a salir a votar, no era suficiente para los astronómicos resultados. Al mediodía monitoreos desde toda Honduras anunciaban la escasa participación. En mi monitoreo personal desde Tegucigalpa, San pedro Sula, La Ceiba, Santa Bárbara, Olancho, Choluteca y de tantos lugares más, tuve información fidedigna de la ausencia de votantes en las mesas electorales.

De esa misma forma constatamos que los votantes en Nueva York llegaron a 500, en Los Ángeles, Miami, y otras de las ciudades en donde habitan hondureños hubo mínima o ninguna votación. De allí que no se pueden sumar al fraude un millón y fracción de hondureños que habitan en los Estados Unidos.

Las fotos y videos que recibíamos nos remitían de inmediato a la Comala, de Pedro Páramo, del mexicano Juan Rulfo: pueblos desolados, fantasmales. Sería bueno exigirle al TSE y a la ‘prensa golpista’ esas tomas multitudinarias (que no sean montaje) pues al parecer los votantes fueron extraídos de la ficción por su invisibilidad.

Aun con todo me sorprendió una casi sonriente Patricia Janiot de CNN anunciando, a temprana hora, a cuan ancha tiene la boca, de que en Honduras había salido a votar un 70 por ciento de la población en santa paz, pero a la vez yo escuchaba la transmisión en vivo desde San Pedro Sula (segunda ciudad hondureña en importancia) transmitiendo la tremenda represión a una multitudinaria marcha: tanquetas, fusiles, gases lacrimógenos, toletazos… todo transmitido por el mismo director de Radio Uno, Arnulfo Aguilar, quien mientras cumplía con su deber periodístico corría junto a la gente a resguardarse.

Mucha gente me ha llamado y escrito quejándose de esta actitud de Janiot, pero les explico que ella no tiene la culpa, es solo una empleada que su deber es cumplir con el guión que le asignen. Por tanto no hay que juzgarla ni esperar nada de ella y otras y otros que son “leedores” de cadenas. Así es ese trabajo sino es ella es otra y si no cumple la expulsan del Palacio.

Cuando se cerraron las urnas y supuestamente el Tribunal Supremo de Elecciones recibía los datos vía celular, se dio tremendo apagón en Olancho, el departamento de Honduras. Y a través de las emisoras Uno, Globo, Progreso, la gente denunció que era parte del fraude.

Después hubo que esperar y como diría Joaquín Sabina: “y nos dieron las ocho y las nueve y las diez y las once…”

Y finalmente aparecieron los del TSE y la excusa, sin precedentes, que dio el presidente de este Tribunal: “Tuvimos un problema técnico, es que se arruinó un link”. Y acto seguido le pasó la palabra a un técnico para que explicara el por qué de las elecciones, por qué la demora y por qué no se habían podido digitar los resultados (juro que no es invento de novelista, allí están las grabaciones).

Pero, por si fuera poco, Saúl Escobar, presidente del TSE, dijo que era un problema técnico, horas antes el embajador Hugo Llorens había dicho cosa parecida, abordado por un periodista de Radio Globo en un centro de votación dijo que no andaba observando sino acompañando a gente de su seguridad que le tocaba votar allí (qué magnánimo el embajador). Ante una pregunta del periodista, respondió: “las elecciones son un tema técnico y los resultados estadísticos lo dirán.” ¿Coincidencia o es que así de técnicamente natural es la vida en Macondo, digo, Honduras?

Otras de las tantas rarezas de estas elecciones es que el Tribunal Supremo de Elecciones contrató a la firma Hagamos Democracia para el conteo de votos, y contratista y contratado entraron en contradicción. Mientras la firma dijo que era un 47 por ciento de participación, el TSE hablaba de un 61 por ciento.

También a boca de urna se sabía que el candidato del partido nacional Porfirio Lobo Sosa, arrasaba por encima de un 30 por ciento con su principal contendiente, ya sacadas las cuentas, la diferencia fue mucho menor. En un análisis Radio Globo arguye que se trató de un pacto entre Lobo y los derrotados, exigido por los Estados Unidos para que se mantuviera el bipartidismo.

Sin duda, por lo que consta, se vio, escuchó, por ejemplo, que se acabó la tinta pero no se acabaron los votos.

De todas maneras los hondureños hemos sido obligados a hablar de este tema, pues realmente el que nos concierne es el que se pretende dejar en el olvido ya sea con un triunfo de la selección o de una elección, de que aun estamos bajo el golpe de Estado-Militar, que seguimos sumergidos en una dictadura, que los represores están allí acechando al pueblo y que en realidad las elecciones nunca debieron darse sin antes haber revertido el golpe de Estado-Militar y restituido al actual presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya Rosales. Único escenario propicio para conversar sobre una auténtica conciliación nacional.

Mr. Obama: bienvenido a América Latina. Presidentes latinoamericanos, de quedar esto así se reafirma sin la menor duda de que retornan los golpes de Estado-Militar con efecto dominó reiniciados ya en la macondiana tierra catracha.

El pueblo hondureño ya había derrotado la dictadura por nocau, pero vino Washington a darle oxígeno durante el conteo en boca de Thomas Shannon y desde entonces comenzó a cumplirse la profecía de Barack Obama en Trinidad y Tobago: “una nueva era de relaciones con América Latina”.

Roberto Quesada: Escritor y diplomático hondureño.
www.hondurasusaresistencia.com

LA Haine

01/12/2009 Publicado por | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores