America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

ESCRACHARON A DOMINGO CAVALLO EN LA SORBONA


Cacerolas parisinas

Por Eduardo Febbro

Desde París

Domingo Cavallo pagó en París el tributo de la sombra que lo persigue como autor de la debacle argentina de fines de 2001. Invitado por la Cátedra de las Américas de la Universidad París 1 de la Sorbona y el Centro de Economía de la misma institución para hablar sobre “Las políticas monetarias en los países emergentes en la era de la globalización financiera”, el ex ministro de Economía sólo pudo preguntar a los alumnos que asistieron a su conferencia si querían que lo hiciera en francés o en inglés. Lo que siguió después fue un cacerolazo organizado por el Colectivo Argentino por la Memoria. “¿Adónde está la guita?”, gritaban unos, mientras otros reclamaban justicia por los 30 mil desaparecidos de la última dictadura.

La escena era tan insólita como la idea de invitar a una universidad a una persona con el pasado de Cavallo, tanto más insólita cuanto que, al igual que la conferencia, la convocatoria al cacerolazo venía circulando en Internet desde hacía varios días sin que, al parecer, los organizadores del evento hubieran previsto lo que podía pasar. Incluso antes de que comenzara la intervención de Cavallo, el Colectivo Argentino por la Memoria había distribuido entre los asistentes un sólido dossier de prensa sobre la trayectoria del ex ministro.

En la sala de Conferencias de la Maison des Sciences Economiques de l’Université de París había estudiantes del Master en Economie et Relations Internacionales y muchos otros estudiantes y profesores de distintas disciplinas. Pero Cavallo no pudo exponerles sus recetas. El cacerolazo, los insultos de uno y otro lado, así como el encontronazo entre quienes querían que el ministro hablara y los que continuaban gritando, pusieron término a la iniciativa. Domingo Cavallo llegó nervioso y con atraso y se fue en un estado más calamitoso. Cuando los reclamos empezaron a subir desde el público, el ex ministro de los presidentes Carlos Menem y Fernando de la Rúa se puso a gritar agitando los brazos contra quienes calificó primero de “izquierdistas” y luego como “esos fascistas” que no lo dejaban exponer sus ideas.

Intercambio de ideas sí que hubo entre Cavallo y los oponentes a lo largo de casi una hora y en un tono subido, insultante. Argumento contra argumento, gritos contra gritos y un Domingo Cavallo rojo como un tomate. El lío desembocó en un pedido de los responsables de la Cátedra para que acudan a la sala miembros del personal de seguridad.

El fin fue apoteótico. En vez de gallardos policías, vino una señora colérica con un enorme manojo de llaves en la mano. La mujer era la portera de la universidad y fue ella quien se encargó de retar a todo el mundo. Primero exigió que se hablara en francés. Después escuchó lo que decían unos y otros, pesó la situación y admitió que sin dudas quienes habían organizado la conferencia no habían evaluado bien las cosas y que, por consiguiente, la conferencia quedaba anulada.

La portera sumó sus gritos estridentes a los de los demás: dijo “¡Todo el mundo afuera!”, hizo evacuar la sala y cerró la puerta con llave. Final patético para el ex ministro, a quien ni siquiera le mandaron la policía como refuerzo. En un comunicado, el Colectivo Argentino por la Memoria explicó que el concierto de cacerolas fue para decir “basta y pedir que Cavallo se vaya de la Universidad. Para clamar la vergüenza de ver a un hombre buscado por la Justicia argentina que quiere enseñar en Francia la doctrina que llevó a la Argentina a la debacle”. El corralito de la historia atrapó en París al inventor del corralito bancario.

Página 12

10/12/2008 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Reseña de Camino (2008), la última película de Javier Fesser


09-12-2088

Equívocos de la santidad

Juan Miguel Company Ramón

Rebelión

Para David Antolinos, que me enseñó a caminar

Voces autorizadas de la crítica cinematográfica se han alzado contra la última película de Javier Fesser. Por centrarnos en una de ellas -José Enrique Monterde (Cahiers du Cinéma España, nº 16, octubre 2008)- cabría destacar dos elementos claves que sustentan su discurso: el primero se centra en la valoración negativa del eje argumental del film que, al basarse en un permanente juego con el equívoco, es calificado, sin más, como “una torpeza de guión barato”. El segundo, de mayor complejidad, considera que el realizador nunca acaba de aclarar el lugar desde donde se enuncia “una historia tan disparatada como para poder basarla sólo en un origen auténtico”. No es mi intención polemizar, en las líneas que siguen, con un crítico e historiador cinematográfico que me merece respeto y tan sólo quisiera razonar mi desacuerdo con él en este caso, porque considero que de esta discusión puede emerger alguna luz en torno no sólo a la valoración de una película en concreto, sino también al punto de vista desde el cual la crítica cinematográfica puede contribuir al esclarecimiento de “…lo que una obra contribuye o sustrae a las menguadas reservas de la inteligencia moral”, como dice George Steiner.

El equívoco (o los equívocos, porque son al menos dos) que tanto parece enervar a Monterde es, en suma, una mala interpretación de los deseos de la protagonista. Uno de ellos proviene de la propia niña, Camino, quien lo verbaliza mediante una frase en condicional: si, a pesar de su estado de salud, la admitirán en la obra de teatro que sus compañeros de colegio ensayan con el fin de representarla en la fiesta de fin de curso. Y es el entorno del Opus Dei que la rodea quien se encarga de poner la letra mayúscula: la obra (de teatro) pasa a ser la Obra (divina).

El segundo, más obvio, viene dado por el deslizamiento significante de un nombre propio. Jesús, el niño que fascina a Camino, puede solaparse -y la familiaridad con la que el Opus trata a las figuras de la religión cristiana lo permite- con el hijo del carpintero de Nazaret. En ambos casos se pone en juego el saber del espectador: la estructura en bucle de la historia narrada hace que nuestro conocimiento de la misma sea muy distinto al principio y al final. Al igual que la mítica palabra Rosebud, pronunciada por Charles Foster Kane antes de morir, se hacía fungible y reducida a cenizas en el final de la película de Welles, las dos pequeñas cosas a las que se aferra la niña agonizante -la obra de teatro y el recuerdo de su amigo Jesús- pueden transmitirnos una irreductible verdad del sujeto en tanto se van cargando, procesualmente, de un sentido a lo largo de todo el film. Eso es lo que diferencia un truco de guión, susceptible de resolver un mero expediente dramático de la historia, del gesto semántico, unificador pragmático del discurso en la acepción que Jan Mukarovsky le diera en los años treinta del pasado siglo.

peli-camino-1

Si en el enunciado del film proliferan los aberrantes signos dogmáticos del sectarismo religioso más fundamentalista, su enunciación tan sólo detalla dolor, agonía y muerte. El triángulo familiar en el que dicha enunciación se sustenta tiene un ángulo literalmente borroso: el padre, como José en el evangelio cristiano es, por momentos, una indiscernible mancha dentro del encuadre. La devastadora presencia de la madre, capaz de recibir como una bendición divina la muerte de sus seres queridos, es algo más que una figura oscurantista atravesada por ideales de sublimación. En un momento dado, al mirarse en el espejo, transmite al espectador esa misma incapacidad de soportar lo que ve propio, según Serge Daney, del personaje en el cine moderno: un nuevo avatar de la institutriz de Otra vuelta de tuerca, el relato de Henry James que, en un pasajero momento de lucidez, se planteaba la posible inocencia de los niños como una puesta en evidencia de su propia monstruosidad. La santificadora rentabilidad que el Opus extrae del sufrimiento, agonía y muerte de Camino encubriría, como coartada moral, esa acción castradora que la madre pone en pie contra la legitimidad del deseo de su hija: dos contrapuestas visiones de la realidad.

Esa dualidad de los puntos de vista enfrentados se enriquece mediante la cuidada elaboración de un, también, doble intertexto donde se articulan, a su vez, dos cuentos infantiles. La peculiaridad estructural que ambos comparten es la de cerrar el film y, en esa clausura, ofrecer al espectador su saber de la historia en forma de verdad. El primero de ellos es un cuento que Camino elige en un puesto de libros usados de la madrileña Cuesta de Moyano. Las palabras irónicas de la madre -se trata de un relato con muchos dibujos, impreso en letras de gran tamaño, un libro para niños de una edad inferior a la de su hija- tienen su adecuado correlato (y comentario) en la hagiografía de Bernadette que ella le ha buscado. La historia narrada en dicho cuento es la de Mr. Meebles, un afable ancianito cuya imagen recuerda a la del sombrerero loco de Alicia. El problema del personaje -lo sabemos al volver la primera página- es muy sencillo: todo lo sabe y todo lo puede, pero no existe y, cuando aparece en los sueños de Camino, manifiesta claramente que su existencia depende de que se crea en él. El segundo, la escenificación de La Cenicienta (precedida de un cita literal de la versión Disney de 1950) acompaña, en un brillante montaje de acciones paralelas, a la agonía y muerte de Camino, ubicando el vals del montaje teatral (el de La Bella Durmiente que el propio Disney utilizara en su película homónima de 1959) en un metacinematográfico más allá de luminosa pantalla blanca, donde Camino puede bailar con su amado y carnal Jesús, ataviada con el escotado vestido rojo de tirantes (sin las censuras de confección impuestas por su madre) y zapatillas deportivas a juego, más adorable que nunca.

La película, empero, no acaba ahí y su lectura no se cierra, en modo alguno, con lo que podría tomarse como una lectura onírica del último deseo de Camino. Hay algo que se transmite también en soporte fotoquímico y va más allá de la muerte del padre: una bobina Kodak en Super 8 mm. de dos minutos, como las que llevaba a revelar Pedro P. en Arrebato (Iván Zulueta, 1979) y la última de sus imágenes -que se convierte, también, en la última de la película, antes de los créditos finales- designa un lugar vacío. Días antes, en la habitación de la clínica, Camino le había pedido a su padre que filmase un sofá donde, en su delirio, según ella estaba Dios. Fesser se ha guardado esta baza para jugarla sólo al final: la inscripción enunciativa de lo filmado en la realidad misma del film que estamos viendo. Decía Lacan en su Seminario del curso 1972-73, a propósito del tránsito de Santa Teresa esculpido por Bernini, que Dios existía como goce del Otro, soportado por el deseo de la histérica. La última verdad de esta notable película pasaría por mostrar un vacío incomprensible para la terrible madre de Camino, pero muy inteligible para el espectador y que no es sino una coherente declaración de ateísmo, complemento indispensable a un discurso fílmico donde los ángeles guardianes son, en realidad, exterminadores, y los fundamentalismos religiosos quedan expuestos en toda su irracional y obcecada desnudez.

Juan Miguel Company es profesor de teoría fílmica en el Departamento de Teoría de los Lenguajes de la Universidad de Valencia (España).

Créditos del film:

peli-camino2Dirección: Javier Fesser
País: España
Año: 2008
Género: Drama
Guión: Javier Fesser
Producción: Luis Manso y Jaume Roures
Música: Rafa Arnau y Mario Gosalvez
Fotografía: Alex Catalán
Montaje: Javier Fesser
Vestuario: Tatiana Hernández
Estreno en España: 17-10-2008
Reparto: Nerea Camacho (Camino), Carmen Elías, Mariano Venancio, Manuela Vellés.

10/12/2008 Posted by | Cine Recomendado, Uncategorized | , , , | 1 comentario

“Un mensaje a los trabajadores de EE.UU.”


09/12/2008

Trabajadores ocupan fábrica en Chicago

Lee Sustar

SW/Znet

Los trabajadores que ocupan la fábrica Republic Windows & Doors, condenada al cierre, se comprometen a permanecer en la planta en Chicago hasta que cobren los 1,5 millones de dólares de paga de cesantía y vacaciones que les debe la gerencia.

En una táctica raramente utilizada en EE.UU. desde las luchas sindicales de los años treinta, los trabajadores, miembros de Trabajadores Eléctricos, de Radio y Maquinaria de EE.UU. (UE) Local 1110, se negaron a abandonar la planta el 5 de diciembre, el último día previsto de operación.

“Decidimos hacerlo porque es dinero que nos pertenece,” dijo María Román, quien ha trabajado en la planta durante ocho años. “Son nuestros derechos.”

La noticia de la ocupación se difundió rápidamente entre activistas de los derechos sindicales y de los inmigrantes – la abrumadora mayoría de los trabajadores son latinos. Siete estaciones locales de televisión fueron a realizar entrevistas e informes en vivo, y llegó un flujo constante de activistas para llevar donaciones de alimentos y dinero, y planificar acciones de solidaridad.

La gerencia afirma que no puede continuar la actividad de la fábrica porque su principal acreedor, Bank of America (BoA), se niega a otorgar más préstamos a la compañía. Después de que los trabajadores realizaron piquetes ante la sede del BoA el 3 de diciembre, funcionarios del banco aceptaron reunirse con la gerencia de Republic y UE para discutir el asunto el 5 de diciembre, reunión que fue organizada por el representante Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois), dijo la dirigente de UE Leah Fried.

BoA ha dicho que no puede discutir el asunto directamente con el sindicato sin aprobación por escrito de la gerencia de Republic. Pero los dirigentes de Republic no se presentaron a la reunión, y los gerentes de la planta se preparaban para cerrar para siempre las puertas – violando la Ley federal WARN que requiere 60 días de preaviso de la clausura de una fábrica.

Los trabajadores decidieron que no podían dejar pasar algo semejante sin cuestionamiento. “La compañía y el Bank of America se están lanzando el balón, y nosotros estamos en el medio,” dijo Vicente Rangel, enlace sindical y ex vicepresidente del Local 1110.

Muchos trabajadores habían sospechado que la compañía planificaba cerrar la empresa – y tal vez reiniciar actividades en otro sitio. Varios dijeron que los gerentes habían sacado equipo de producción y de oficina en los últimos días.

Además, aunque los inventarios indicaban que había muchos componentes en la planta, los trabajadores en la línea de producción enfrentaban desabastecimiento. Y los libros de pedidos, aunque ciertamente más bajos que en los años pico del auge de la vivienda, no correspondían a las afirmaciones de la administración sobre un colapso total. “¿Dónde fueron todas esas ventanas?” preguntó un trabajador.

Los trabajadores están especialmente indignados porque Bank of America, que recientemente recibió un rescate con dineros públicos, no suministrará créditos a Republic. “¿Reciben 25.000 millones de dólares del gobierno, y no prestaran unos pocos millones a esta compañía para que los trabajadores conserven sus puestos?” dijo Ricardo Cáceres, quien ha trabajado en la fábrica durante seis años.

– – – – – – – – – – – – – – – –

LOS MIEMBROS del Local 1110 tienen un historial de lucha. En 2004, revocaron el certificado de Central States Joint Board – sindicato tristemente célebre por su corrupción y sus contratos favorables para las compañías – e introdujeron a UE, una organización mucho más democrática.

En mayo de este año, el Local 1110 se movilizó para un contrato mediante la organización de un piquete de “práctica”, y 70 trabajadores utilizaron su descanso para almorzar para enfrentar al jefe con una petición enumerando sus demandas. Los trabajadores pudieron contrarrestar el esfuerzo de la compañía por obtener más concesiones y obtuvieron sólidos aumentos de paga. Ahora, la administración trata de vengarse guardándose dinero que pertenece a los trabajadores.

Funcionarios de UE y los trabajadores reconocen que será difícil impedir que la planta se cierre. Pero están determinados a conseguir el dinero que se les debe – y creen que mediante la lucha, pueden establecer un ejemplo para otros trabajadores que enfrentan despidos y cierres de plantas a medida que se profundiza la recesión.

Las negociaciones han sido fijadas para el lunes 8 de diciembre. Pase lo que pase, sin embargo, los trabajadores ya han enviado un mensaje a los empleadores en el sentido de que si violan sus derechos y la ley, pueden contar con una lucha.

“Es un mensaje a los trabajadores de EE.UU.” dijo Vicente Rangel, el representante sindical. “Si nos unimos, nos impondremos hasta que se haga justicia, y conseguiremos lo que se nos debe.”

= = = = = = = = = = = = = = = =

http://www.zmag.org/znet/viewArticle/19870

10/12/2008 Posted by | Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Bolivia: “Desastre nacional”


Ocho de cada diez niños

padece  anemia

En la inseguridad alimentaria, 52 municipios distribuidos en 8 de los 9 departamentos del país

La anemia nutricional afecta a ocho de cada diez niños en Bolivia, lo que le da carácter de “desastre nacional”, en tanto que 30 de cada 100 menores de cinco años sufre de desnutrición, reveló hoy una Encuesta Nacional de Nutrición realizada en 2007 en los 327 municipios del país.

La desnutrición crónica, que representa un grave riesgo para los niños pues no logran alcanzar su potencial genético de crecimiento físico e intelectual, es mayor en las viviendas que no cuentan con agua, baño ni electricidad; de la misma manera, es más importante en hogares con madres sin educación escolar o sólo con instrucción primaria.

La desnutrición crónica afecta a 23.2 por ciento de los menores en promedio, cifra que en los últimos 20 años prácticamente no se ha modificado para el grupo de edad de entre 6 y 23 meses. Los niños son los más perjudicados por la desnutrición crónica con 26.4 por ciento frente a 19.8 por ciento en las niñas.

Además, la desnutrición crónica es casi el doble en los municipios mas vulnerables a la inseguridad alimentaria que en aquellos que no lo son, con 37.6 por ciento frente a 19.1 por ciento. En el altiplano afecta a 29.6 por ciento y en el valle a 26.5, lo que es más del doble que en el llano, con 12.3 por ciento.

De acuerdo con información del ministerio de Salud sobre la encuesta, los grupos cuya lengua materna es quechua y sobre todo aymara, tienen posibilidades más altas de desnutrición crónica que aquellos cuya lengua materna es el español.

La estatal Agencia Boliviana de Información reportó que son 52 los municipios más pobres del país, ubicados en ocho de los nueve departamentos, los que tienen la mayor inseguridad alimentaria, por lo que el Ministerio de Salud y Deportes desarrolla Unidades de Nutrición Integral con la finalidad de fomentar la lactancia materna y cambiar las prácticas nutricionales.

Se promueve también el rescate de alimentos locales de alto valor nutritivo como la quinua, cañawa y kispiña, entre otros.

mino-bolivia-570b2

Rosa Rojas

La Jornada, México

17 de abril de 2008

FOTO: intramed.net

10/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Guns ´N Roses – Chinese Democracy (2008)


chinese-democracy

En este y en el posterior post no describiré nada.  Ambas bandas hablan por si mismas…  Y son garantía de calidad cada una en lo suyo.

Descargar Chinese Democracy.

Parte 01.

Parte 02.

Pass:  elasilo

Mirror Parte 01

Mirror Parte 02

(No tiene password)

10/12/2008 Posted by | Descarga Directa, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los Fabulosos Cadillacs – La Luz del Ritmo (08)


la-luz-del-ritmo-fabulosos-cadillacs

En este y en el post de los guns no describiré nada.  Ambas bandas hablan por si mismas… Y son garantía de calidad cada una en lo suyo.

Descargar

10/12/2008 Posted by | Descarga Directa, Uncategorized | , , , , , , , , , , | 7 comentarios

REBELIÓN


nino-pobre

Miraba yo la pampa inmensa soñando con el mar.

Miraba yo la pampa tensa, tan alta, tan serena,

tocando con el cielo su frente de cristal;

un acorde de grises y violetas su manto,

que altura en la belleza!

que altura en la belleza!

que majestad estática en el día altiplánico!


De pronto un niño llora.

Entre la paja brava, con su ponchito viejo

llora un niño. ¿Por qué?

Quién sabe…


El indio aymará se lleva el grito en su raza,

y su clamor innato

desgarra la serena nobleza del paisaje.


Un niño, un llanto humano es una herida abierta

que ensangrienta este mundo.

Tiemblan y se estremecen los monolitos míticos:

se rompen y entreveran los caminos de paz.

Hay maldad en la tierra.

Arde lo que era de hielo.


Las palabras suaves se crispan en los puños

desafiando al relámpago.

Corro sobre la pampa desaforadamente;

me quema el corazón como una brasa.

Hay maldad en la tierra, hay injusticia.


Quizás más lejos halle la bandera que busco.

Quiero la gleba abierta con sus labios de surcos

como un libro de música.

Quiero que se calme este llanto de niño

que es llanto del mundo.


Yolanda Bredegal – Bolivia

10/12/2008 Posted by | Poemas de Autor, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario