America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Cesária Évora – Cantante africana


Cesária Évora, nacida el 27 de agosto de 1941 en la ciudad portuaria de Mindelo, en la isla de São Vicente (Cabo Verde), es una cantante conocida con el sobrenombre de la reina de la morna. También es conocida como “la diva de los pies descalzos”, debido a su costumbre de presentarse descalza sobre los escenarios, en solidaridad con los sin techo y las mujeres y niños pobres de su país.

El blues cabo-verdiano de Cesária Évora en general habla de la larga y amarga historia de aislamiento del país y del comercio de esclavos, así como de la emigración ya que se dice que el número de cabo-verdianos que vive en el exterior es mayor que la población total del país.

La voz afinada de Cesária Évora, acompañada de instrumentos que dan un toque melancólico, resalta lo emocional en su música, y los oyentes que no entienden su lengua consiguen percibir las emociones en sus canciones.

En 2004 ganó el premio Grammy al Mejor álbum de world musica contemporánea.

Tiempo y silencio

Amor Di Mundo

26/12/2008 Posted by | Arte, Uncategorized, Videos | , , , | 6 comentarios

Tras la muerte de Harold Pinter, el Nobel rojo



Pinter no temió nunca enfrentarse a la injusticia

Tony Jones y Chris Moncrieff

The Independent

Traducido por Manuel Talens

harold-pinter

Harold Pinter, uno de los dramaturgos más importantes que ha dado Gran Bretaña después de la Segunda Guerra Mundial, era un radical que no temió nunca decir lo que pensaba o enfrentarse a la injusticia allá donde estuviese.

Atravesó los mundos del cine y de la escena y en ambos géneros produjo clásicos que han resistido la prueba del tiempo. Pero su talento fue mucho más allá del mundo teatral. Era también actor, poeta, guionista y director de cine… y apasionado del cricket.

Las obras de Pinter, que ya se representaban a finales de los años cincuenta, se hicieron famosas por sus pausas frías y amenazadoras.

Era un hombre politizado que rechazó la oferta de John Major de concederle el título de sir y que arremetió contra Tony Blair cuando la OTAN bombardeó Serbia. También criticó acerbamente la invasión de Iraq, calificándola de “acto de bandidaje, acto de ostensible terrorismo de Estado, que demuestra un desprecio absoluto del concepto de Derecho internacional”.

Recibió muchos premios por sus obras, el más importante de los cuales fue el Nobel de Literatura el 13 de octubre de 2005. La nota de concesión decía que “en sus obras desvela el precipicio que hay en cualquier plática cotidiana y fuerza la entrada en los cerrados aposentos de la opresión”.

Se ganó muchas críticas por las posiciones que defendió a lo largo de su vida, pero una vez dijo en una entrevista: “Cualquier escritor que asoma su cabeza por encima de las trincheras y se atreve a hablar en este país se convierte en un indeseable”.

Escribió más de veinticinco obras de teatro y unos doce guiones cinematográficos, pero su primera obra, The Room, ya contenía muchos de los elementos que caracterizarían a sus obras posteriores, en particular una situación ordinaria que gradualmente se va llenando de amenazas y misterio por medio de la omisión deliberada de un motivo o explicación para cada uno de los actos.

Una vez dijo: “¿Cómo podría escribir una obra feliz? Todo drama trata de conflictos y grados de perturbación, de desorganización. Nunca he sido capaz de escribir una obra feliz, pero en cambio mi vida siempre lo ha sido.”

Era sobre todo conocido por sus obras maestras del teatro del absurdo The Caretaker, The Homecoming y Betrayal. También escribió en colaboración los guiones cinematográficos de Accident y The Servant, dos clásicos del cine británico.

Nació en Hackney en 1930, hijo único de una pareja de judíos inmigrantes que regentaban una sastrería en Stoke Newington. Fue un niño introvertido y tranquilo con un entorno familiar muy numeroso y bien avenido. Pero el hecho de ser hijo único alimentó su imaginación y entre sus recuerdos estaba el de haber creado una pequeña banda de amigos imaginarios con los que pasaba las horas jugando en el jardín trasero de su casa.

El idilio de su infancia se vio interrumpido por la guerra en 1939, cuando fue evacuado de su hogar en Hackney y enviado al Cornwall rural. La traumática separación de sus padres fue para él otra fuente de imaginación e introspección. Tenía 14 años cuando regresó a Londres. En aquel momento ya había desarrollado su amor por las obras de Franz Kafka y Ernest Hemingway.

Su primer gran amor fue el arte dramático y, tras haber actuado en varias producciones escolares de la Hackney Downs Grammar, aceptó una beca para estudiar en la London’s Royal Academy of Dramatic Arts. Pero su corazón no estaba en los estudios y dos años más tarde abandonó el prestigioso centro.

En 1949 ya demostró su negativa a someterse y un juez lo condenó a una sanción económica por negarse a completar el servicio militar. Con alivio, dijo: “Podría haber ido a la cárcel, de hecho, me llevé el cepillo de dientes a la corte, menos mal que el juez era simpático y en vez de eso me puso una multa”

En 1950 había empezado a publicar poesía, pero continuó actuando en la escena teatral hasta 1957. Fue durante este periodo cuando un frustrado Pinter empezó a escribir para la escena y The Room apareció publicada en 1957. Un año después su primera obra de larga duración, The Birthday Party, fue producida en el West End y, a pesar de haberse cancelado después de sólo una semana de reseñas desastrosas, continuó escribiendo de forma prolífica.

Fue con su segunda obra de larga duración, The Caretaker (1960) con la que Pinter se creó una reputación como uno de los dramaturgos teatrales más importantes del país. Siguieron varias obras más en rápida sucesión y, en 1965, publicó una de sus obras más famosas, The Honeycoming. Trataba de un hijo pródigo que traía a casa a su nueva esposa para que conociese a su familia. La obra ganó diversos premios, entre ellos un Tony y el Whitbread Theatre Award.

También escribió mucho para el cine. Destacan sus guiones de las películas The Servant (1963), The Last Tycoon (1974) y The French Lieutenant’s Woman (1981).

Nunca tuvo una buena relación con los críticos y una vez se preguntó para qué servían: “Me parece que los críticos en general son una tropa bastante innecesaria”.

Su vida privada saltó a los titulares cuando en 1980 se casó con su biógrafa Antonia Fraser después de abandonar a su primera esposa, la actriz Vivien Merchant, con la que se había casado en 1956 y de la que tuvo un hijo. Poco después de la separación ella falleció de alcoholismo y su hijo Daniel renegó de él. Pinter se sintió muy culpable.

En los años sesenta tuvo una aventura con la presentadora de televisión Joan Bakewell. Su obra de 1978 Betrayal se basó en parte en dicha aventura, que duró siete años y término de 1969.

A partir de los años ochenta sólo escribió media docena de obras, algo que quizá se debiese a que Pinter estaba esperando la llamada de las musas, ya que siempre insistió en que él no escribía sus obras, sino que ellas se las dictaban.

Pero en 1995, cuando recibió el premio literario David Cohen a toda su trayectoria, resumió así su carrera: “En pocas palabras, mi vida como escritor ha sido un placer, un reto y una excitación”. En 2000, su 70 aniversario coincidió con la reposición de varias de sus obras. En marzo de 2005, a los 74 años, Pinter reapareció para anunciar que había escrito la última de ellas. “Creo que he dejado de escribir para el teatro, pero no de escribir poemas. He escrito 29 obras. ¿Acaso no es bastante? Para mí sí lo es. Ahora he encontrado otras maneras de expresarme.”

Poco a poco la poesía fue ganando terreno en su escritura. En 2003 publicó un poemario, War, que expresaba su posición contra la guerra de Iraq. “Hay quien ni siquiera los considera poemas”, dijo. “Los hay que piensan que son porquerías de niño de escuela… pero yo voy a seguir escribiendo lo que escribo hasta el día de mi muerte.” También había decidido dar un uso político a sus capacidades de oratoria y escritura. Fustigó a Tony Blair llamándolo “idiota iluso”, mientras que al presidente George Bush lo calificó de “asesino de masas”.

El 2002 le diagnosticaron un cáncer del esófago y recibió un tratamiento con quimioterapia, que calificó de “pesadilla personal”. Tras éste, dijo: “Ahora soy más viejo y la complicada operación que me hicieron el año pasado fue como atravesar el valle de la sombra de la muerte. Aunque en muchos aspectos sigo siendo el mismo, también soy un hombre muy cambiado. Pero no creo que pueda decir con precisión en qué.”

En 1966 fue nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico y en 2002 Companion of Honour.

A principios de este mes debía recibir un doctorado honoris causa de la Central School of Speech and Drama in London, pero su enfermedad le impidió asistir al acto.

Fuente: Pinter was never afraid to attack injustice

La invasión de Iraq fue un acto de bandidaje, un acto de ostensible terrorismo de Estado que demuestra un desprecio absoluto del concepto de Derecho internacional. La invasión fue un acto militar arbitrario inspirado por una serie de mentiras sobre mentiras y burda manipulación de los medios y, por lo tanto, de la opinión pública; un acto destinado a consolidar el control militar y económico usamericano de Oriente Próximo que, en última instancia, se disfrazó de liberación una vez que todas las demás justificaciones habían fracasado. Un formidable despliegue de fuerza militar responsable de la muerte y la mutilación de miles y miles de personas inocentes. Hemos llevado tortura, bombas de racimo, uranio empobrecido, innumerables actos de asesinato a diestro y siniestro, desgracia, degradación y muerte al pueblo iraquí, y a eso le llamamos libertad y democracia en Oriente Próximo. (palabras pronunciadas por Harold Pinter, miembro honorario del Tribunal BRussells, durante su discurso de aceptación del premio Nobel de Literatura el 7 de diciembre de 2005).

Artículos relacionados:

El Nobel rojo

Discurso de agradecimiento del Nobel de Literatura ”Arte, verdad y política”. Diciembre 2005

“A EE.UU.le importan un bledo las Naciones Unidas y la legalidad internacional, y tiene su propio perrito faldero, la patética y supina Gran Bretaña” 10-12-2005

Harold Pinter

Manuel Talens pertenece al comité consultivo del Tribunal BRussells y a los colectivos de Cubadebate, Rebelión y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar a los autores, al traductor y la fuente.

26/12/2008 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , | Deja un comentario

Buenos Aires: Un año de Macri en la ciudad



Rebelión

Introducción

En los días que corren -entre apurados festejos previos a la navidad- se han cumplido doce meses del arribo a la jefatura de gobierno de la ciudad capital de nuestro país por parte de la gran esperanza blanca de la neoderecha ¿nacional?, Maurizio Macri. El play boy neoliberal había ocultado en ocasión de ser electo, con cierta habilidad, su verdadero rostro reaccionario tras una inteligente campaña diseñada por el experto publicitario ecuatoriano Jaime Durán Barba. Se presentaba como ascético vendedor de un pensamiento eficientista y pre-ideológico; por fuera de la conflictividad que resulta consustancial de modo inevitable al juego político. De tal modo construyó una nada desdeñable mayoría que superó levemente el 60% de los sufragios en el ballotage del 2007. Pero no dejo pasar ni siquiera la noche triunfal para mostrar sus auténticas intenciones.

En efecto, desde el propio festejo emplazó al gobierno nacional a propiciar la impunidad para el genocidio cometido por la dictadura 1976-1983, circunstancia que en modo alguno puede calificarse como casual. Es que S.O.C.M.A. (Sociedades Macri), el grupo creado por papá Franco, fue uno de los conglomerados empresarios más beneficiados durante el trágico período. Se puede decir sin exageraciones que grandes fracciones de las ganancias del holding -como de otros núcleos de negocios- están teñidas con la sangre de los compañeros desaparecidos. La solidaridad de Macri con los asesinos, violadores, torturadores y secuestradores de niños tiene -como diría Karl Marx- una indudable base material. Los militares cegaron vidas para que empresarios activaran y engordaran sin posibilidad de hartazgo sus cajas registradoras, sus cuentas on y of-shore, se comprasen lujosos automóviles y viviendas, realizaran suntuosas fiestas y podríamos detallar mucho más. Pero la presente no es una nota de las revistas dedicadas a exaltar los modos de vida del jet-set, por lo cual no abundaremos en semejantes detalles menores.

Además, la misma noche apoteótica que lo ungió para el cargo que detenta – luego de ensayar una ridícula danza desde el escenario- cambió su rostro sonriente de vendedor de ilusiones para responsabilizar a los maestros y docentes en general por las dificultades de la educación. Todo aquel observador que deseare contemplar la esencial coincidencia entre tal discurso y lo repetido hasta el hartazgo por el menemismo en la nefasta década del ’90, puede. Pero a condición de que no piense que se trata de una coincidencia fortuita. Más bien el PRO – la alianza que sustenta al Macrismo- es la actualización política, doctrinaria y práctica para el retorno al poder del estado de la peor derecha; bien que no ocupa tal sitial en exclusividad. Lo comparte con la Coalición Cínica (llamada por ciertos ingenuos y por algunos otros hipócritas Cívica), los restos mortales de la U.C.R., el peronio-duhaldismo, el peronio-menemismo, el peronismo puntano (y fiestero) de los Rodríguez Saa y más formaciones muy menores.

En rigor el triunfo de Macri no podía achacarse exclusivamente a la eficiencia en su labor desplegada por el mencionado publicitario ecuatoriano. Coayudó a ello la ineficacia en la gestión desplegada por gran parte de los anteriores gobiernos, la crisis generada por la tragedia de Cromagnon y la posterior fragmentación de los espacios progresistas. No menor por cierto es el desplazamiento hacia la derecha de vastas capas de las clases medias, dato inocultable que no sólo acontece en la Argentina. Es – por desgracia- parte de la realidad económica y social en la casi totalidad de las áreas más ricas en toda nuestra América Latina.

Che Macri: La ciudad no es tu empresa

No podía pasar desapercibido para ningún conocedor serio de la política que el nuevo jefe de gobierno se conduciría en su nueva función con los modales propios del más despótico patrón de estancia; o sea al modo con que los empresarios nativos o radicados en nuestro territorio conducen los destinos de sus emprendimientos y de los trabajadores que allí laboran. Por otra parte, la figura de Macri cuenta con una rara ventaja: llega por igual a los estratos más poderosos – lo cual es casi natural, ya que no se le cae idea ninguna que no los favorezca- y a los humildes, pasando por vastos sectores medios ansiosos de orden y mano dura.

Pero lo descripto, que son condiciones excepcionales para ganar una elección, se vuelve una dificultad compleja de solucionar puestos a gestionar acciones de gobierno; ya que no es posible cumplir del mismo modo con las expectativas de coalición tan amplia y variopinta. No es un secreto para nadie que observe la realidad con mínimo detenimiento y una pizca de rigor ciéntifico: Macri optó por su compromiso orgánico con los núcleos más concentrados del poder económico; al punto que sólo faltaría cambiar el nombre institucional del cargo que detenta. En caso de realizarse la transformación pasaría de jefe de gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires a Super gerente general de inmobiliaria financiera Macri de Buenos Aires. Los núcleos más pobres de la población deberían conformarse – a perpetuidad- con una serie de estampitas del play boy y su vice jefa de gobierno, Gabriela Micheti, manifiestamente alejada de los primeros planos a fin de no dar cuanta de tanta promesa incumplida. Por de pronto, realizaremos un mínimo e incompleto análisis de sus primeros meses de gobierno.

A poco de asumir mostró claramente su orientación al vetar la ley que permitía en la ciudad la elaboración estatal de (más baratos) medicamentos. Faltaba más, no fuera cosa que disminuyan los negocios de los laboratorios medicinales (monopolios). Luego, pretendió dejar un tendal de desocupados entre los trabajadores municipales. En tal ocasión quedó demostrado una vez más que la tan cacareada calidad institucional – una bandera hiperamplificada por la derecha contra el gobierno nacional- es sólo un slogan hipócrita. Es que Macri se refregó los diversos mandatos en su contra de la justicia por sus diversas partes pudendas; tanto traseras como delanteras. Por cierto que no existe auténtico imperio de la ley sin estricta separación de poderes. Por lo cual la siguiente pregunta es precedente: ¿Y la calidad institucional? Por allí mismo. La sinceridad del PRO en la búsqueda de una institucionalidad transparente lo manifiesta la sesión en la legislatura de la ciudad del 4 de diciembre del 2008. En tal ocasión, los diputados Macristas Oscar Moscariello y Silvia Majdalani votaron por dos de sus colegas de bancada que no estaban presentes en sus lugares; escándalo que fue silenciado por la gran prensa, cómplice discursivo inefable e infatigable de la derecha telúrica, latinoamericana e universal. Sólo les faltó decir que interpretaban cabalmente el pensamiento de los curules no presentes. Es que si eran Macristas, no votarían de ninguna manera en contra de su propio proyecto.

Los grandes massmedia y el Pro (y la derecha en general) constituyen lo que bien puede definirse como asociación (por ahora) lícita para ocultar la verdad y desorientar al pueblo en la percepción de cuales son sus verdaderos enemigos. Un ejemplo de lo que decimos es el hecho que con el pretexto de transparentar el sistema de compras y suministros de los hospitales de la ciudad se modificó el mismo. El resultado: los nosocomios quedaron completamente desabastecidos de medicamentos (en algunos establecimientos se denunció que se rebajaban con agua, de modo que no surtían efecto), gasas, vendas y comidas. Mientras esto ocurría, nada quedaba reflejado en la T.V, la radio o los grandes diarios. Imaginemos por un instante lo que hubiere acontecido si la responsabilidad de semejantes desatinos hubiere correspondido al ejecutivo nacional. Hasta el día de hoy y por varios años más, los Lanata, Morales Solá, Gelblung, Gonzalez Oro, Grondona, Tenenbaum, Nelsones Castros o Magdalenas nos hubieran agotado con sus descarados lamentos por la salud pública. Pero nada dicen de las circunstancias que describimos, así como la pretensión de Macri de impedir la atención hospitalaria a los ciudadanos provenientes de la provincia o países limítrofes.

El presupuesto dedicado a la educación fue sub-ejecutado, especialmente en los rubros destinados a le mejoría edilicia en las escuelas más carenciadas. Tal vez Macri piense – en ademán sarmientino- que si los alumnos sufren mucho frío, tal circunstancia incentivará el aprendizaje. Lo propio puede referirse a pasar hambre. En aplicación de tan estrafalario principio, se les redujo el componente calórico y proteico a los suministros para los comedores escolares. Además, se provocó una fuerte disminución en la entrega de becas destinadas a los más débiles. Indudablemente, que los pobres sufran trabas, limitaciones y dificultades para estudiar es PRO. Por otra parte y contando con recursos como para otorgar un incremento salarial a los docentes el jefe se negó a otorgarlo buscando consolidar por medio de ademanes de fuerza su base de apoyo electoral, fuertemente refractaria a la protesta social. Con las huelgas docentes, el coro mediático difamador repetía incansablemente que los niños no podrían completar su aprendizaje por culpa de los paros: Su complicidad les impidió instalar el debate acerca si docentes (muy) mal pagos son una precondición para una educación de excelencia. Y nada se dijo en los grandes medios de un indudable logro PRO: varias escuelas lindantes con el conurbano mostraban cargos sin cubrir. La razón: los docentes escogían la provincia de Buenos Aires – jurisdicción donde el salario de maestros y profesores en nada se acerca al dorado primer mundo- antes que el magro haber porteño.

No puede obviarse que los recursos dedicados a talleres culturales y ayuda social fueron reducidos o eliminados y pesa sobre la escuela Isauro Arancibia – dedicada a niños de la calle- la amenaza de cierre. La complicidad del Macrismo con la dictadura llega a tales extremos que la institución escolar referida lleva el nombre de un docente desaparecido por los genocidas y Macri aspira a clausurar la iniciativa educativa al tiempo que inmortaliza a los asesinos en nombres de calles, plazas, colegios y avenidas.

De las promesas en pro de la vivienda popular lo único que puede apuntarse el descontento de los habitantes de la villa de Retiro, que debieron cortar la autopista para que al menos fuera oído su reclamo. Complejos habitacionales destinados a los sectores carenciados se construyen en Michetipolis, el reino imaginario de la ladera del jefe. Pero en la realidad de la sociedad sólo crecen torres de lujo, pisos en barrios suntuosos u oficinas futuristas en Puerto Madero.

El PRO- como el conjunto de la derecha – suele agitar y utiliza la problemática de la inseguridad (¿Qué estado en el orbe le puede garantizar a sus ciudadanos que podrán vivir garantizadamente seguros?) para asegurarse rédito político; prédica que le brindó cierta cosecha electoral. Pero puestos a gobernar, el armado de la futura policía de la ciudad quedó en manos de cavernarios PRO (cesistas) expertos en seguridad. El resultado está a la vista: la política anti-delictiva del Macrismo se reduce a denuestos contra el gobierno nacional y a la segura comisión de atentados contra los derechos humanos, cuando dispongan de los resortes para ejercer la vigilancia pública.

Hemos realizado un incompleto recorrido por las áreas más sensibles de la gestión Macrista. Sólo hemos realizado una somera fotografía. En caso de desmenuzarla exhaustivamente el resultado sería el mismo: gobernar en beneficio del pueblo no es PRO. En lo que resta de la nota, analizaremos las perspectivas político-electorales para el año próximo.

2009, elecciones y después…

Pese a las sobradas muestras de la orientación consustancial y marcadamente antipopular de su gobierno, el PRO ganará la próxima compulsa electoral en la Capital a favor de la dispersión del espectro nacional y progresista; mas el peso inocultable de la reaccionaria derecha porteña, oscilante en un duro y recalcitrante tercio del electorado. Al menos es lo que surge de los diversos oráculos encuestadoriles. En rigor, las mejores perspectivas devienen del hecho que la derecha presentará al menos dos formaciones (el Macrismo y el Carrioismo o Coalición Cínica) y que la fuerza del jefe de gobierno carece de candidatos aglutinantes de voluntades y de sufragios.

Por nuestra parte, las perspectivas son poco halagüeñas. El Kirchnerismo pejotista le achaca al progresismo Ibarrista la defección del ex jefe de gobierno, durante el pasado conflicto contra la reacción (urbana y) agropecuaria. Mientras que desde campamentos cercanos al incendiado en Cromagnon se pasa la factura por el hecho que la deposición de Ibarra sólo fue posible con el guiño de algún sector Kirchnerista. Nada de esto se dice en voz alta, por lo cual el elector anti-Macrista del común carece de elementos para darse una composición de lugar sobre las causas de la suicida dispersión que presentamos. A tales divisiones hay que sumar la de algunos movimientos sociales ex K (Libres del Sur), del espacio Pinosolanista o del Partido Socialista de la ciudad de Buenos Aires. Sería ideal que fueran depuestas las grandes y pequeñas miserias que nos fragmentan; en pos de construir una coalición electoral con posibilidades para dar pelea a la barbarie PRO. Pero tal situación es tan factible de ser realizada como esperar un gesto de piedad y solidaridad en una reunión cuyos integrantes fueren George W Bush (arbusto), Condolezza Rice (arroz) y Donald Rumsfeald aquejados por añadidura de diversas insatisfacciones. Más fácil es esperar que una piedra emita pensamientos filosóficos que semejantes sádicos y genocidas pudieran prorrumpir sentimientos fraternales. Por lo tanto, las perspectivas oscilan desde el cauto pesimismo hasta la total desesperanza. Mientras tanto podamos gestar fuerza política para discutir el mando en la ciudad, quienes resistimos al Neoliberalismo PRO debemos seguir diciendo con todas nuestras fuerzas desde la lucha de calles que tanto incomoda al jefe: Macri, la ciudad no es tu empresa.

—-

Raúl Isman. Docente. Escritor. Miembro del Consejo Editorial de la Revista Desafíos y colaborador del periódico socialista El Ideal. Director de la revista Electrónica Redacción popular

26/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

ARGENTINA: Organizan matriz desestabilizadora sobre gobierno


Arremetida de la SIP contra Néstor Kirchner:

Por: Semanario Alternativo/Agencia Matriz del Sur

Fecha de publicación: 25/12/08

De forma similar a lo ocurrido innumerables veces contra el gobierno del presidente Chávez o Evo Morales, los “medios de comunicación” internacionales están participando de una escalada mediática en Latinoamérica, esta vez contra el gobierno de Cristina Kirchner.

Los titulares del País de Madrid, El Nuevo Herald de Miami, Globovisión de Venezuela, Oglobo de Brasil, y otros tantos medios de la derecha recalcitrante, han iniciado una matriz de opinión opositora y destituyente contra el gobierno de Cristina Kirchner enfocando como blanco al ex mandatario y presidente del partido justicialista, Néstor Kirchner.

Como un guión redactado por la CIA y conocido en países como Venezuela, Bolivia o Ecuador, una “líder opositor” financiada desde el exterior y con datos recabados por agencias de inteligencia norteamericanas que operan en territorio Argentino -como la conocida Kroll-, ligada a la CIA, fraguan supuestas pruebas documentales que son tomadas para iniciar una denuncia penal y de esta forma iniciar la puesta en escena de la corriente de opinión negativa que socave la credibilidad de las personas más ligadas a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Así, con la publicación de la falsa denuncia comienza la cadena de eventos mediática a través de agencias informativas nacionales primero, e internacionales después, con un bombardeo repetitivo a través de los medios televisivos, radiales, escritos e internet que magnifican la supuesta noticia e impactan sobre la conciencia de los receptores ciudadanos de la argentina y el mundo.

En esta ocasión, y previo a las fiestas navideñas, la opositora Elisa Carrió, de la denominada Coalición Cívica, ex adherente del partido del ex presidente De la Rúa, comenzó su periplo mediático por los canales de televisión de la oligarquía, anunciando la futura presentación judicial contra Néstor Kirchner, por supuestos delitos de “asociación ilícita” junto a otros funcionarios del actual gobierno cercanos al expresidente.

De inmediato y esperando que la información rebote en todos los medios de la región, comienza la escalada motorizada por la SIP y ejecutada por el diario español El País[1] en Europa, y el Nuevo Herald[2] de Miami. No podía faltar el carroñero medio venezolano El Universal[3] ni tampoco podía faltar a la cita, O Globo de Brasil.

Un párrafo aparte le cabe a los recalcitrantes medios de comunicación argentinos como Clarín, Perfil, La Nación, Derf, Crítica digital, como verdaderas cloacas informativas al servicio de los factores de poder ligados a intereses corporativos.

Con este panorama, el año electoral de 2009 será un año de duras confrontaciones en el terreno de lo político-mediático con una situación asimétrica en la posesión de los medios de comunicación en manos del Estado Argentino y con una dura batalla por delante, tendiente a modificar la Ley de Radiodifusión, intentando modificar la relación de fuerzas comunicacionales que se encuentran abrumadoramente en manos de los grupos concentrados de poder oligárquicos, sus medios masivos, y los adictos senadores y diputados colocados en el parlamento por los intereses imperialistas que continúan operando en todos los países de la Región.

[1 http://www.elpais.com/articulo/internacional/fiscalia/ordena/investigar/Kirchner/asociacion/ilicita/elpepuint/20081224elpepuint_1/Tes

[2] http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/story/345160.html

[3] http://www.globovision.com/news.php?nid=106736

Aldo N.Bianchi e-mail: abianchi01@cantv.net

Aporrea.Org

26/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Argentina: Carrió mima al “niñito” Mauricio


“ANDO MUY FLEXIBLE EN NAVIDAD”, ADMITIO LA LIDER DE LA CC AL EVALUAR UN ACERCAMIENTO CON EL PRO

carrio-y-macri

Por Werner Pertot

El regalo de Navidad que le dio la Coalición Cívica a Mauricio Macri al votarle el presupuesto del año próximo le infundió nueva vida al diálogo que vienen llevando en silencio referentes de ambos espacios en el Congreso para conseguir un acuerdo para 2009. El entendimiento podría consistir en una plataforma común de prioridades legislativas, o bien en la consigna “vote opositor” que implique no agredirse entre sí, o también es posible la hipótesis de máxima: una alianza electoral que lleve como candidatos a Elisa Carrió, Gabriela Michetti y Alfonso Prat Gay. Esta opción se abre, sobre todo, si las elecciones en la Capital son desdobladas.

Cuando la CC intentó negociar un acuerdo con Ricardo López Murphy en 2007 para que fuera su candidato a senador, Carrió había dicho que el límite era Macri. La negociación, finalmente, fracasó y el Bulldog no bajó su candidatura bonzo a presidente. Lilita lo había dicho ya en la campaña porteña, cuando se presentó el ballottage: sostuvo que a Michetti la votaría “con ambas manos”, pero no al actual jefe de Gobierno. Hace 10 días, sostuvo que el límite son “los corruptos irredimibles” y dejó entrar al ex gobernador Felipe Solá al círculo de los posibles aliados. Esta semana, en un programa de televisión, no descartó un acuerdo con Macri: “Ando muy flexible en Navidad”, sonrió y guiñó un ojo.

Dos hechos contribuyeron a este nuevo espíritu navideño entre opositores: el primero fue el rechazo del líder de PRO al convenio del juego con Nación, que fue celebrado por la CC como una victoria propia: mucho de esa decisión se jugó en la línea directa que existe entre Carrió y Michetti y en el diálogo parlamentario que hay entre los dos sectores.

En retribución, la CC negoció en la Legislatura y dio los votos para que se aprobara el Presupuesto 2009, que había sido duramente cuestionado por reducir la participación de las áreas sociales. Pasito a pasito, los dos espacios propiciaron así un clima de acercamiento. “Lo de la Capital sentó una buena base para un acuerdo”, reconocen en PRO.

Lo cierto es que sus referentes en el Congreso vienen trabajando en esta alternativa desde hace tiempo. El jefe del bloque de la CC, Adrián Pérez, y la diputada Patricia Bullrich dialogan cotidianamente con Federico Pinedo, que dirige la bancada PRO, y el titular de Recrear, Esteban Bullrich. En la CC, aclaran que no hay nada cerrado, pero que Carrió deja que la negociación avance.

“Carrió dejó entrever la posibilidad de ir juntos en la nacional, no en la de la ciudad”, sostuvo uno de los dirigentes de habitual consulta de la líder de la CC. Sin embargo, otros dirigentes en el ARI ven posible justamente un acuerdo local, sobre todo si Macri finalmente decide desdoblar las elecciones de legisladores porteños de las de diputados nacionales. “Definimos nuestras candidaturas nacionales, que son Prat Gay y Carrió, pero no hemos definido la de legislador porteño. Si van desdobladas, no aparecen muchas opciones y ahí se abre una posibilidad”, indicaban en el bloque de la CC. Hasta ahora, el único candidato que se mencionó para encabezar la lista de legisladores es Adrián Pérez, pero en su entorno desmienten que se vaya a presentar en una elección local.

“Hay muy buen diálogo con la Coalición Cívica. Se ha hablado mucho con respecto a la posibilidad de acuerdos electorales amplios. Hay muchas teorías: si vamos todos juntos, si hacemos un acuerdo programático de prioridades legislativas”, señaló Esteban Bullrich a Página/12. El diálogo tiene como aspiración de máxima llegar a una alianza electoral, que podría expresarse en una candidatura de Michetti a legisladora y otra de Carrió-Prat Gay en las elecciones nacionales. En los distintos espacios ven todavía cierta dificultad para lograr ese tipo de acuerdo y admiten que un catalizador para la unión opositora podría ser una candidatura del ex presidente Néstor Kirchner. “Si Néstor va de candidato, nos va a juntar a todos”, pronostican.

En el caso de que no lleguen a una lista conjunta, otra posibilidad que conversan es un acuerdo de no agresión y una plataforma común de iniciativas parlamentarias. Esta opción la impulsan sectores tanto dentro de PRO como dentro de la CC: implicaría llamar a votar a la oposición en cualquiera de sus variantes, ya sea de centroizquierda o de centroderecha. La idea es poder presentar el resultado electoral como la victoria de la oposición en la provincia de Buenos Aires, aunque cada una de sus expresiones no logre superar los votos que obtenga el kirchnerismo.

“El objetivo de la oposición es dar vuelta la correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados. Para eso, hay que hacer acuerdos en los distritos, pero al mismo tiempo darle contenidos legislativos y acordar cinco prioridades en el Parlamento”, indicó Esteban Bullrich. Para el acuerdo, hay algunos puntos que prácticamente no necesitan discusión entre los opositores: la eliminación de los superpoderes y de la ley de emergencia económica, la baja de las retenciones a los distintos productos agropecuarios y el aumento de la coparticipación (por ejemplo, haciendo coparticipable el impuesto al cheque). Existen otros que están en debate, que implican diversas bajas de impuestos, inversiones en infraestructura educativa, recapacitación laboral, acción social y el destino de las obras públicas. Las negociaciones no están cerradas, pero el espíritu navideño invade ambos espacios y hasta puede ser que los reyes magos traigan un acercamiento mayor entre Macri y Carrió.

Página 12

26/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | 3 comentarios

Argentina: Con la cara pintada


Por Rubén Dri *

“Las medidas que anunciamos nunca les alcanzan”, exclamó Chepi, refiriéndose a la Mesa de Enlace, como si ésa fuese una novedad recién descubierta, cuando en realidad ésa es la historia desde que comenzó el lockout patronal. A cada concesión del Gobierno siempre hubo un nuevo avance patronal.

El nudo de la cuestión es que nunca el problema fue el de las retenciones en sí y menos todavía el de su segmentación, como cierto diputado “progresista” parece haber creído. De hecho, las concesiones hechas por el Gobierno durante el conflicto se asemejaban mucho a la susodicha segmentación. Todo fue rechazado de plano por la Mesa de Enlace, apoyada por el coro opositor formado por una verdadera arca de Noé.

Por suerte, el jefe de los Panzers del desabastecimiento, Eduardo Buzzi, dijo con claridad a quien quisiera escucharlo de qué se trataba y de qué se trata actualmente el denominado “conflicto del campo”, es decir, de “desgastar al Gobierno”, para lo cual se había “pintado la cara”. Eso recibe diferentes nombres, como “clima destituyente” o “golpe suave”. Claro está que, con el desgaste del Gobierno, el camino queda abierto para la desaparición de todas las retenciones, como sueña la inefable Carrió.

Las medidas que tomó el Gobierno no necesariamente son las mejores, pero no se puede dudar de que las bajas en las retenciones de trigo, maíz, frutas y verduras son medidas que favorecen la producción de elementos que son absolutamente necesarios para el consumo de la población. Se puede discutir sobre el alcance de esas medidas, pero lo que no se puede hacer es rechazarlas de plano como lo hace la denominada Mesa de Enlace.

Esta mesa hace algo más que rechazar las medidas. Directamente, afirma que “en lugar de estimularlo, desincentivan al productor, harto ya de ofensas y mentiras”. La mesa lucha para que se rebajen las retenciones, pero cuando éstas se rebajan, afirma que “desincentivan” al productor, agregando lo de “ofensas y mentiras” que no se especifican.

En la rebaja de retenciones no está contemplada la soja. Esta es, tal vez, la mejor medida que ha tomado el Gobierno, porque la sojización del campo es una de las peores pestes que azotan al país, y bajar las retenciones a ese producto es lo mismo que impulsarlo. El Gobierno, pese a sus errores anteriores al respecto, no puede impulsar la sojización que ya nos ha hecho tanto mal.

Las tropas de Alfredo De Angeli, las mismas que pintaron de negro el busto de Evita, recomenzaron con los cortes de ruta, la gimnasia que más les gusta. En De Angeli aparece con claridad una de las contradicciones de que está lleno el lockout patronal. Efectivamente, por una parte lidera la Asamblea de Gualeguaychú que se opone a la contaminación de la pastera Botnia, pero, por otra, contamina los campos de la zona con la soja. La muerte de los pájaros en esa zona no se debe a Botnia, sino a la soja.

La UCR, el PRO y la Coalición Cívica, heterogéneo agrupamiento de derecha, en sus incursiones de apoyo a las corporaciones agrarias, esperando de ello una buena acumulación de votos, han recurrido a la psicología para explicar las medidas que toma el Gobierno. “Son insuficientes y realizadas desde el rencor”, es su dictamen psico-político.

Lo que a esta altura del conflicto debe estar claro es que para las corporaciones agrarias, que se autodenominan “campo”, no hay solución por más medidas que se tomen a su favor, porque lo que se busca es el sometimiento no sólo del Gobierno, sino del Estado, Buzzi dixit.

· Profesor consulto de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA).

26/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | 1 comentario

La mascara


La màscara (Navig Extar)

2003

Detrás de la màscara yo te escribo
y sin cuerpo, ni boca, ni oidos
te doy mi alma toda

y el unvierso de mis letras
que como capuyos nacientes
salen del fondo de lo que siento

y me entrego a ti limpia y clara
con la pureza de las buenas intenciones
con el deseo de hacerte feliz los dias

y que confìes, y que entiendas
que soy tu amiga aunque no me veas

y aunque detrás de mi amor y letras
estè la infame màscara.

26/12/2008 Posted by | Tus Poemas, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Cine: La Nación Mapuche, de Fausta Quattrini


la-nacion-mapuche1

la-nacion-mapuche-2

Una película de la realizadora suiza Fausta Quattrini acerca al público argentino, con calidad estética y una mirada respetuosa e igualitaria, la cultura, la política y la situación actual de resurgimiento de uno de los pueblos originarios, el mapuche. La Nación Mapuce presenta una sociedad donde las mujeres están recuperando el lugar equitativo que tuvieron antes de que sus tradiciones fueran rotas por la invasión colonizadora.

Por Moira Soto

La Nación Mapuce es un documental poético, político, justiciero del que cualquier cineasta argentino/a podría sentirse orgulloso/a, pero su directora, Fausta Quattrini, es de origen suizo, y su acercamiento a la Argentina ocurrió a través de su compañero de vida y de realizaciones, Daniele Incalcaterra, director de Tierra de Avellaneda (1992). “Venir acá para el estreno de este film fue la puerta de entrada para mí en el país. Yo estaba con una búsqueda personal sobre la Segunda Guerra, pero empecé a interesarme en otras cuestiones haciendo la película Organización horizontal, donde se ve el trabajo de HIJOS antes de 2001, el sentido que les daban a los escraches”, dice la directora de La Nación…, cuya idea le pertenece en sociedad con Incalcaterra, al igual que las imágenes, de notable hermosura. “En los últimos años, seguí trabajando en películas de fondo social que me llevaron más lejos en el tema de la identidad, todas fueron desarrolladas aquí.”

La Nación Mapuce (sin h, según el Grafemario Ragileo que adoptó autónomamente ese pueblo) se estrena el próximo 7 de agosto en el Malba, donde se proyectará todos los jueves y viernes a las 19. Esta producción participó en diversos festivales, ganado el primer premio al Mejor Documental en el 25º Festival de Turín. “La idea original que tuvimos con Daniele fue darnos el tiempo necesario para estar a la escucha, para poder entablar una relación de confianza mutua con las comunidades. Habíamos tenido un encuentro en Neuquén, en una fábrica cuya materia era la arcilla, que el dueño sacaba de las comunidades sin ningún tipo de compensación. Una vez que los obreros empezaron a poner en marcha esa fábrica, la relación con la comunidad cambió radicalmente, comenzó un intercambio que sigue todavía. En la sede de la Confederación Mapuce, que está en la capital de Neuquén, hablamos con algunos werkenes. Lo que pude escuchar me conmovió hondamente, sentí que la palabra de ellos tenía un peso específico, que viene de muy lejos y puede ir lejos también. Pero están muy limitados por falta de medios. Entonces nosotros, que estamos con esta tecnología en la mano, dijimos: ‘Acá hay que hacer algo’. Nos pusimos a la escucha durante cuatro años, filmamos muchos momentos de su vida colectiva, íntima, espiritual. Todo el tiempo fuimos devolviendo lo que hacíamos bajo la forma de premontaje, material que ellos mismos fueron usando para organizarse. Creo que son muchas las cosas que se dicen en la película que nos tocan a todos: estamos reventando el medioambiente a toda velocidad, nos olvidamos de que mucha de esta gente fue matada en su territorio antes de que nadie se tomara el trabajo de aprender su lengua, de conocer su organización, su cultura. Esa dimensión espiritual que ellos tienen me parece que hoy hace mucha falta.”

CON LA FRENTE BIEN ALTA
“La película es muy bella, sin duda”, dice Verónica Huilipan, vocera intercultural del pueblo mapuche, de paso por Buenos Aires para asistir a una proyección de La Nación Mapuce (film donde su presencia, así como la de otras mujeres de su pueblo, se hace sentir), con posterior debate en el que participaron también los doctores Raúl Zaffaroni (ministro de la Corte Suprema) y Juan Manuel Salgado (abogado de la Confederación Mapuche de Neuquén), y Eric Mayoraz (consejero de la embajada suiza en Buenos Aires). “Es una herramienta comunicacional importantísima. Puede servir de disparador de la necesidad de conocernos en distintos ámbitos, incluidos los académicos.”

¿Cómo llegás a convertirte en werken de tu pueblo?
–Hablarte de mí implica hablar de mi madre, de mi abuela, de mis hijos, de mis nietos… Sí, actualmente soy werken, vocera de la Condeferación Mapuche de Neuquén. En los últimos tiempos, este rol interno de transmisión de conocimiento comenzamos a asumirlo más como de carácter intercultural, político y diplomático, con el fin de interactuar entre nuestra sociedad y la sociedad argentina. Ese rol, entonces, se ha resignificado en la actualidad y tiene que ver con la necesidad de proyección que tenemos como pueblo, que abarca hoy varias provincias de este país: La Pampa, Buenos Aires, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Neuquén. Pertenezco a uno de los 24 pueblos originarios reconstruidos hasta la actualidad en este país. Soy del pueblo mapuche en la provincia de Neuquén, administramos esa realidad local. Soy autoridad política de la Confederación y pertenezco a una comunidad urbana atípica para lo que fue el mundo mapuche poco tiempo atrás. Porque hemos sido muy fragmentados, producto de las políticas de arrinconamiento contra nuestros territorios, y de las políticas de favorecimiento del desarrollo de las multinacionales. Así nos fueron despojando de nuestro territorio, arrinconándonos contra la cordillera. Al carecer de condiciones para poder desarrollarnos, nuestros padres trataron de mejorar la calidad de vida de sus hijos, para lo cual migraron a centros urbanos.

¿Eso fue lo que sucedió con tus familiares?
–Sí, mamá emigró de la comunidad donde nacimos con cuatro hijos, ella sola. Fue un gran desafío para esta mujer coraje, como yo la llamo, asumir semejante decisión. Ella vivía del trabajo en el campo, la cría de animales, ovejas, chivas, vacas… Con la venta de tejido consiguió su primera radio portátil, a través de la cual se enteró de que había otra vida, además de la mapuche en la comunidad. Ella escuchaba información de la ciudad de Neuquén, que se pedía gente para trabajar, que había entrega de planes de vivienda. Entendió que Neuquén era el lugar apropiado adonde ir con sus hijos. Yo tenía tres años cuando llegamos de prestado a la casa de una familia, pero no pasó más de una semana que ya teníamos nuestra propia ruka, la casa. Mamá fue a conversar con la organización de la villa Tiro Federal, que estaba en pleno proceso de formación. Le cedieron un espacio, allí instaló la ruka, al lado la huerta y enfrente el jardín.

¿Qué vegetales cultivaba ella en la huerta?
–Maíz, arveja, trigo, papa. De a puchitos, pero de todo: zanahorias, tomate, ají, morrones… Muchas aromáticas: romero, orégano, salvia, tomillo, cedrón… Y mucho lawén, que es la medicina mapuche en términos generales, pero cada planta en particular hay que ver la relación que tiene con la persona que va a curar. Es un concepto parecido al de la homeopatía. En nuestra medicina están muy ligados el físico y el espíritu. El lawén a veces es una planta, a veces un arbusto, un árbol, otras veces una piedra, una raíz… Mamá siempre nos enseñó que el lawén era la medicina para estar bien. Ella descubrió cuál era el lawén para cada uno de sus hijos, a la vez nosotros fuimos conociendo cuál era el lawén que nos hacía mejor.

¿El pueblo mapuche sigue empleando prácticas medicinales ancestrales?
–Por suerte, es algo que no se ha perdido, que se mantiene sobre todo en la vida rural: ha logrado sostenerse su conocimiento y su práctica, es algo que la juventud asume naturalmente en la actualidad. Fue necesaria mucha resistencia, porque contarte del pueblo mapuche de la provincia de Neuquén es tener que hablar de toda esa etapa de invasión militar que sufrimos en nuestros territorios con la mal llamada Conquista del Desierto, comandada por el genocida Roca. Sí, hubo un período muy largo de resistencia cultural interna, debido a que llegó el sable con la cruz. Y el que no moría por el sable, si no se bautizaba era pasado a degüello. Por suerte, nuestros abuelos decidieron bautizarse y mantener la resistencia interna. En el interior de la ruka, hablaban nuestra lengua, formaban a la familia desde la cosmovisión mapuche. Y de la ruka para afuera, representaban el cristiano que exigía la sociedad, cosa que ha pasado con la mayoría de los pueblos originarios, que tenían su propia cultura, su propia filosofía. Gracias a esa resistencia cultural de nuestros abuelos, nosotros en la década de los ’80 pudimos resurgir otra vez como sociedad, como cultura.

¿Cómo sigue la historia de tu madre, de tu infancia?
–Fue una gran novedad llegar a Neuquén, era una vida distinta. Somos cinco hermanos. Mamá decidió mandarnos al colegio, yo empecé el jardín a los 5. Lo que me acuerdo bien de esa época es que a mamá la veía siempre movilizada, tengo imágenes en mi memoria, yo prendida a sus polleras en marchas con antorchas. Eran muchas polleras las que iban ahí, por la defensa, por el recupero de la democracia: mi mamá dice que las movilizaciones que se hacían eran del Movimiento Evita, de mujeres, que se había organizado en el barrio. Las marchas también eran por una vivienda digna, por la urbanización del espacio.

¿Había otros mapuches en esa villa?
–Había de todo un poco: gente pobre que había llegado a ese lugar en busca de mejores condiciones de vida. Entonces, mamá, sin dejar de ser mapuche, empieza a participar en esa vida social organizativa que entendía necesaria, compartiendo algunas reivindicaciones. Mientras tanto, cada mañana se levantaba y hacía con sus hijos afuera el Pute Fentún, saludo al día, a la vida, sabiendo que hay un día más que vamos a compartir como parte del universo todo. En ese saludo nos comunicamos con las cuatro fuerzas fundamentales que nos dan la vida, nos proyectan, nos dan conocimiento: se nombra al Wajmapu Kuse, Wajmapu Fuca, Wajmapu Quica Zomo y Wajmapu Wece Wenxu, es decir, la vieja de la tierra, el viejo de la tierra, el joven y la joven. Después del saludo mi mamá se iba a trabajar y mi hermano mayor también.

¿Los demás iban a la escuela pública?
–Sí, en plena ciudad. Nosotras somos dos hermanas mujeres, yo siete años mayor. Cuando nos llevaba a la escuela, mamá nos ponía de punta en blanco: delantal de tablitas bien planchadas, dos trencitas con cintas celeste y blanco. Nos entregaba el maletín y nos decía: “Ustedes tienen que ir a la escuela para aprender muchas cosas que yo no sé, pero que las maestras saben. Sin embargo, nunca tienen que olvidarse de que ustedes son mapuches: eso se los voy a enseñar yo”.

Qué gran personaje tu mamá, la tenía clarísima…
–Sí, extraordinaria. La tuvo clara desde siempre: cuando decidió venir a la ciudad que no conocía, que apenas había oído nombrar por una radio, son actitudes que hablan de su audacia, de su valor, de su iniciativa.

¿Qué había sucedido con tu papá?
–Una situación de vida bastante particular: tuvimos un papá que lo fue porque nos engendró. Hacía sus hijos y desaparecía por mucho tiempo. Un padre ausente. Pero siempre supimos de él por mamá: ella nos enseñó a respetarlo y a valorarlo por el simple hecho de habernos dado la vida.

¿Qué trabajo consiguió tu mamá en la ciudad?
–Empleada doméstica. Yo siempre dije que era como una esclava doméstica porque trabajaba en cuatro o cinco casas para mantenernos, y hubo un período en que prácticamente no dormía, porque cuando llegaba a la noche hacía las cosas de la casa, nos bañaba, nos cosía vestiditos con la ropa usada que le regalaban, pantalones para los varones.

Entonces, ¿desde muy chica tuviste neta conciencia mapuche?
–Sí, mamá se encargó de eso. Aunque algunos vecinos se riesen cuando hacíamos el Pute Fentún mirando al sol, otros se hicieron amigos y no faltaron lo que nos decían indios de mierda. También estaban los que acusaban a mamá de bruja por hacer esa ceremonia. Mamá siempre repetía: “Nos fuimos de la comunidad por una necesidad material, acá seguiremos siendo mapuches”.

¿Cómo te trataban en el colegio tus compañeros y compañeras?
–Viví muy bien la etapa de la primaria hasta quinto grado. No sufrí discriminación quizá porque mamá era tan firme, tan segura, marcaba mucha presencia en la escuela. Yo tenía muy buen promedio, era la elegida para hablar en los actos. Fui abanderada pero sin llevar la bandera, era un sinsentido llevar la enseña que nos había intentado eliminar. Fue todo muy lindo hasta que terminé quinto grado. Pero por la situación económica en que estábamos, mamá no tuvo más remedio que mandarme pupila a un colegio de monjas, para poder seguir trabajando. Yo ya tenía 11 y ella pensaba que me tenía que proteger todo lo posible. Y me resguardó mandándome pupila sexto y séptimo grado. En ese colegio conocí el maltrato físico y psíquico, la discriminación más grande. Me trataban las monjas de india de mierda, de patasucia. En ese colegio conocí la bestialidad de no saber respetar la diferencia cultural.

¿Estabas completamente sola en semejante situación?
–No, por suerte: nos reunimos un grupo de chicas mapuches, ése era nuestro refugio. Hacíamos maldades para que nos castigaran y así poder estar juntas, no tener que ir a misa. Como a mí me tocó nacer en un período en que ser mapuche hacia lo público era una vergüenza, me tuvieron que bautizar, lo mismo que a mi mamá antes. Después hice vida mapuche, pero en ese colegio supe lo que era la religión impuesta: ir a misa, confesarme, recibir la hostia. Pero resistimos, pensá que éramos nenas de 10, 11, 12 años. La monja más dañina se llamaba Ernestina. En cambio, la monja Silvia, alemana, más joven, fue la única que nos supo contener, acariciar, nos enseñó a trasladar nuestros pesares a la escritura. Casi me expulsan en séptimo porque me resistí a la violencia y cuando me pegaron, devolví el golpe y arranqué el velo de la monja que me faltó el respeto,

¿Y qué había debajo del velo?
–Estaba pelada, con un flequillito adelante. Todo el mundo se rió mucho, ésa fue la gran bronca de ella, que me siguió maltratando. Llamaron a mamá, ofició de intermediaria su patrona alegando la necesidad de que yo siguiera allí. Esta señora tuvo que pagar doble cuota para que me dejaran quedar. Mi mamá lloró y me pidió disculpas por hacerme pasar por ese trance, me rogó que tratara de aguantar un poco más. En ese colegio aprendí a vulnerar todo lo prohibido, Teníamos que ser niñas impecables, no debíamos pensar, solo repetir mecánicamente. Ya estaba todo pensado. Volví a Neuquén para hacer el secundario, venía con mucha rebeldía y me costó tremendamente ese primer año. En el colegio había discriminación por clase social, no por cuestiones culturales o étnicas. Estaba muy demarcado quiénes eran los hijos de las empleadas domésticas y quiénes los hijos de los patrones.

¿Las llamaban empleadas domésticas a estas trabajadoras?
–Sirvientas las llamaban. Eramos como dos bandos. Ya esa etapa de la adolescencia es difícil, cuanto más si se la vive con represión y maltrato. Estaba enojada con mi familia, donde además se vivía una situación muy ingrata para mí: había vuelto mi padre para instalarse, un hombre alcohólico que necesita un techo y ser atendido. Yo no podía soportar su violencia contra mamá, y no entendía por qué ella soportaba ese maltrato. Mamá decía que a pesar de todo había que respetarlo. Aguanté hasta los 15, y me fui. Sabía que había algo mejor y que la única manera era que me echaran: eso iba a suceder si me embarazaba. En ese período una embarazada de mi edad, soltera, era la deshonra de la familia.

¿Tuviste relaciones con un mapuche?
–En realidad este chico era mestizo, producto de una violación, de madre mapuche y padre patrón de estancia. Hubo un romance primario, pedí quedar embarazada aunque él no quería ser papá. Cuando me echaron fue un gran alivio, agarré mi mochila y salí. Mamá lloraba, no podía entender mi conducta, traté de explicarle que no podía soportar verla golpeada, que su golpeador estuviera en casa. Ya tenía 6, 7 meses de embarazo… Fui a lo de mi hermano mayor, que ya tenía familia propia. El me dijo que había que ordenar las cosas con el papá del bebé, cosa que hicimos. Acordamos vivir junto un período, nos fuimos a una villa, repetí la historia de mi mamá. Construimos un ranchito y cuando el bebé cumplió un año, me separé. Empecé a vivir lo que yo quería, a trabajar, a estudiar, a militar en la comunidad. A los 16 volví realmente a la vida trabajando con los jóvenes en medios de comunicación. Fundamos la primera FM del barrio, Islas Malvinas. Una de las metas era generar la comunicación entre vecinos, instalar la cultura de la solidaridad para ser menos vulnerables a lo que viniera de afuera. Participé también de la Asamblea por los Derechos humanos de Neuquén; en diciembre del ’80 fui elegida miembro directivo. Y en ese espacio trabajé con otras compañeras para fundar el sindicato de trabajadoras domésticas. También desde ahí hice mucho trabajo para concienciar en la identidad, porque la gran mayoría de empleadas del hogar eran mapuches. Y me formé en la organización Nehuel Mapu Vomo Werken.

¿Todas estas actividades las hiciste de la mano de tu hijito?
–Sí, más o menos. Supe lo que era alquilar mi propio espacio. Yo también me ganaba la vida como trabajadora doméstica. Era una situación muy dura, por eso la necesidad del sindicato. Nosotras considerábamos que las tareas domésticos son un trabajo, por lo tanto dignifican a la persona. El problema está en la relación que se establece entre el empleador, la empleadora y la trabajadora. Hay casos en que la empleadora cree que está muy bien remunerada con la ropa vieja que ellos ya no usan, eso aún ocurre en la actualidad. Por eso necesitábamos organizarnos, que el trabajo fuera respetado. Luchamos por el salario mínimo, por establecer la obra social y el aporte jubilatorio. Costó mucho ser escuchadas en la Legislatura porque la mayoría de los legisladores tienen en sus casas a trabajadoras domésticas mal pagadas… Empezamos a denunciar a los cabrones y hubo acuerdo finalmente. Nos atrevíamos a todo en la década del ’80, éramos muy jóvenes. Conseguimos salario mínimo, la libreta… Estuve dos años trabajando y después me dediqué al mundo mapuche. En el ’85 hicimos la primera y única marcha de la escoba, ese día ninguna fue a trabajar.

¿Cuándo comenzó exactamente este despertar mapuche?
–Hubo todo un proceso de redescubrimiento de nuestra identidad. En la juventud empezó a despertar la necesidad de saber qué es ser mapuche. En realidad, el proceso organizativo había comenzado a mediados de los ’70. La década del ’80 fue de difusión y promoción a través del folklore, tuvimos mucho acompañamiento de compañeros intelectuales, de los medios. Mario Grassi en su programa de TV, Juan Carlos Davidovich, antropólogo, creó las condiciones para poder llegar a Buenos Aires y encontrarnos con diversos apoyos. La idea que nos marca en los ’90 tiene que ver con la identidad política y un proyecto en este sentido. En la provincia de Neuquén hay ahora 60 comunidades organizadas. Cada comunidad supone un número equis de familias y está constituida por un sistema de autoridad tradicional: lonko (cabeza que orienta a su pueblo), pijan kuse (autoridad filosófica), werken kona (joven guerrero). Este último rol surgió cuando la invasión militar a nuestro territorio, antes no existía. Hoy el desafío es abrir el debate hacia lo interno para poder construir el estatuto autónomo y definir el modo de articulación e interrelación que queremos tener con el pueblo neuquino y sus instituciones. Hemos reconstruido el sistema de justicia mapuche y creemos que el sistema judicial debe ser intercultural. Creemos que esta diversidad no solo debe figurar en los papeles. Otro de los muchos avances logrados: haber generado el marco jurídico de reconocimiento de derecho en este país, donde a partir del ’94 se reconoce la preexistencia de los pueblos originarios. Es un gran avance haber conseguido que la Argentina adhiriese al convenio de diversidad biológica que reconoce a nivel internacional el derecho de estos pueblos, que se creara la ley 23302 que da lugar al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas. Y te podría seguir enumerando toda una serie de logros importantes para nosotros, como las normativas de lujo de Parques Nacionales que dan una buena orientación, porque tenemos intereses comunes: conservar lo natural.

¿Cuál es la producción cultural más reciente de la nación mapuche?
–La hay, aunque nos falta apoyo institucional para la promoción de nuestra cultura. Por ejemplo, tenemos nuestro grafemario diseñado, listo para editar, pero no hay quién ponga el dinero. Algo interesante está pasando con los jóvenes: están innovando en el arte musical indígena, con un mensaje mapuche de hermandad. Acaba de crearse una banda en Neuquén, Guerreros del Este. Hacen temas populares en mapuche y castellano, reggae, cumbia, chamamé, una especie de fusión. Sin embargo, no pueden grabar aún su CD porque no hay plata. Hay muchos jóvenes que siguen carreras universitarias, que se han recibido, chicos que se han criado con plena identidad.

¿Cómo es la historia de las mujeres en la cultura mapuche?
–Nosotros tenemos un principio básico, que es la dualidad de género y generaciones. Esta armonía que teníamos en nuestra vida comunitaria en la época de pueblo libre, fue fragmentada. Con la invasión apareció en nuestra cultura uno de los peores vicios que trajo esta sociedad, el más dañino: el machismo, que generó estragos en nuestro pueblo. La mujer empezó a ser denigrada, desvalorizada, solo destinada a cuidar hijos, encerrada en la casa al servicio del marido. Pero ya empezó como te decía ese proceso de descolonización, que comprende recuperar esa dualidad. Por eso te estoy hablando como werken mujer, estoy siendo autoridad política de mi pueblo gracias a que asumimos ese compromiso, cotidiano y firme, de descolonizarnos. Entonces, desde los ’90 empezaron a aparecen los roles de lonko, werken, kona en mujeres. La mujer recuperó el lugar que le daba la cultura mapuche, a equiparar la armonía que supimos tener.

¿Hay una alguna forma de transmisión matrilineal?
–Ahora se está haciendo una transmisión más de familia. Esa ceremonia de iniciación que se ve en la película La Nación Mapuce, es especial para mujeres. Se llama Katán Kawí, corresponde al ingreso en la adolescencia de niños y niñas. A las chicas se les cala la oreja como señal de esta nueva etapa. El papá y la mamá desvisten a su hija niña para vestir a su hija mujer y mostrarla a la sociedad con orgullo, a los 12. La faja de las nenas hasta esa edad puede ser de cualquier color; en la ceremonia debe tener una franja roja que la identifica como nueva mujer destinada a la proyección no solo biológica sino también cultural y territorial. Con el varón se realiza una ceremonia semejante.

Es realmente envidiable esa equiparación que está logrando tu nación…
–Sin duda, la sociedad de este país tiene mucho por corregir y reconstruir para cambiar cierta mentalidad. Nosotros, los pueblos originarios, ofrecemos todos nuestros conocimientos, nuestra experiencia para ese cambio social necesario para todos. Porque de nada sirve que la sociedad mapuche recupere sus principios, sus valores, si la cultura vecina está tan destruida. Siempre invitamos al pueblo argentino a que haga un trabajo de revisión de su identidad para de verdad poder interactuar. No va a haber país intercultural si los argentinos no se toman en serio estos temas.

Moira Soto
Fuente: Suplemento “Las12”, Diario “PáginaI12”, 01.08.2008
http://www.pagina12.com.ar

26/12/2008 Posted by | Arte, Cine Recomendado, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Harold Pinter – Arte, Verdad y Política


26/12/2008 Posted by | Arte, Uncategorized | | Deja un comentario