America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

TuneUp Utilities 2009 (Full+Español)


tuneup-20093

TuneUp Utilities 2009 permitirá que la optimización de Windows sea más eficaz y sencilla que nunca hasta ahora: Las acreditadas funciones han vuelto a mejorarse claramente y al mismo tiempo se han integrado procedimientos de optimización novedosos e inteligentes. Todos los componentes importantes del paquete completo contienen numerosas novedades.

Novedad: La Página de inicio de TuneUp Utilities 2009: rápido resumen y claras recomendaciones de manejo.

TuneUp Mantenimiento con 1 clic mejorado: inspeccione automáticamente todos los componentes de su sistema con un clic

Novedad: TuneUp Speed Optimizer: optimización de sistema

personalizado e inteligente

Descargar

16/01/2009 Posted by | Descarga Directa, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Nacha Guevara – Discurso de Evita


16/01/2009 Posted by | Historia, Uncategorized, Videos | , | Deja un comentario

NACHA GUEVARA – Te quiero (Mario Benedetti)


16/01/2009 Posted by | Arte, Uncategorized, Videos | , , , , | Deja un comentario

Un mundo caótico sin ley ni orden


Elio Delgado Legón (AIN, especial para ARGENPRESS.info)

Desde que en 1941 la Alemania nazi comenzó a invadir territorios ajenos sin tener que enfrentar más obstáculos que la resistencia de los pueblos agredidos, el mundo sabe lo que es vivir sin una ley internacional ni un orden establecido que ponga freno a los apetitos expansionistas, hegemonistas e imperialistas.

Con la derrota de Alemania, al costo de decenas de millones de muertos y mutilados, principalmente de la Unión Soviética, el mundo comprendió la necesidad de establecer un orden y una autoridad para evitar que esos hechos se repitieran. Se creó la Organización de Naciones Unidas, con su Consejo de Seguridad y se han instrumentado leyes internacionales que deben ser respetadas.

¿Quién no ha oído hablar del Derecho Internacional, del Derecho Internacional Humanitario o del Tribunal Internacional de La Haya?

Sin embargo, ni las resoluciones de la Asamblea General de la ONU son de obligatorio cumplimiento ni las de su Consejo de Seguridad, cuando son aprobadas (a pesar del veto de los poderosos) son cumplidas por los agresores.

Ejemplos no faltan. Los Estados Unidos han invadido a decenas de países, masacrado a poblaciones enteras (como en Viet Nam o en Iraq) utilizado armas prohibidas, por lo que debieran haber sido juzgados; sin embargo, no ha pasado nada.

Le han mentido al mundo para justificar sus crímenes; pero cuando las falsedades se descubren, nada sucede.

En 1967, Israel, estrecho aliado de Estados Unidos y al que le suministró armas nucleares sin que nadie protestara, invadió territorios árabes, entre ellos Palestina.

Desde entonces, Israel mantiene ocupados los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza, donde lleva a cabo una guerra de exterminio contra la población.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad son ignoradas por los sionistas y no se aplica el Derecho Internacional. Nadie ha sido llevado al Tribunal de La Haya ni por la masacre de varios millones de vietnamitas, los que aún sufren las consecuencias de las radiaciones de las armas prohibidas; ni por la de un millón de iraquíes y la destrucción de ese país. Tampoco por el holocausto de Palestina, donde más de una vez han sido asesinados impunemente, y en la actualidad se bombardean criminalmente las poblaciones indefensas, donde se contabilizan ya casi mil muertos y varios miles de heridos, principalmente mujeres, niños y ancianos.

Como agravante, los soldados ocupantes no permiten a los civiles desplazarse hacia otros territorios donde puedan protegerse de los bombardeos, obstaculizan el tránsito de las ambulancias con heridos, muchos de los cuales han muerto por esa causa, e impiden que llegue la ayuda humanitaria, para que mueran de hambre, enfermedades y heridas. En fin, una verdadera guerra de exterminio.

Entonces, ¿para qué sirve la ONU, su Consejo de Seguridad, el Tribunal de La Haya, el Derecho Internacional Humanitario y todos los documentos aprobados, que se supone son de obligatorio cumplimiento?

El mundo no puede continuar por ese camino que conduce al abismo. Es necesario democratizar la ONU y su Consejo de Seguridad, y aplicar las leyes establecidas para castigar a los malhechores, quienes amparados en su poderío nuclear se creen inmunes e infligen sufrimientos a pueblos indefensos, cuyos derechos son violados, sin que pase nada.

La humanidad no puede vivir en un mundo caótico sin ley ni orden.

ARGENPRESS

16/01/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Rosa Luxemburgo: Hubo una vez una revolución en Alemania



Foto: Rosa Luxemburgo / Créditos: ANTORCHA

David Arrabalí (MUNDO OBRERO)

La noche del 15 de enero de 1919 en Berlín, fue detenida Rosa Luxemburgo: una mujer indefensa con cabellos grises, demacrada y exhausta. Una mujer mayor, que aparentaba mucho más de los 48 años que tenía.

Uno de los soldados que la rodeaban, le obligó a seguir a empujones, y la multitud burlona y llena de odio que se agolpaba en el vestíbulo del Hotel Eden le saludó con insultos. Ella alzó su frente ante la multitud y miró a los soldados y a los huéspedes del hotel que se mofaban de ella con sus ojos negros y orgullosos. Y aquellos hombres en sus uniformes desiguales, soldados de la nueva unidad de las tropas de asalto, se sintieron ofendidos por la mirada desdeñosa y casi compasiva de Rosa Luxemburgo, “la rosa roja”, “la judía”.

Le insultaron: “Rosita, ahí viene la vieja puta”. Ellos odiaban todo lo que esta mujer había representado en Alemania durante dos décadas: la firme creencia en la idea del socialismo, el feminismo, el antimilitarismo y la oposición a la guerra, que ellos habían perdido en noviembre de 1918. En los días previos los soldados habían aplastado el levantamiento de trabajadores en Berlín. Ahora ellos eran los amos. Y Rosa les había desafiado en su último artículo:

“¡El orden reina en Berlín! ¡Ah! ¡Estúpidos e insensatos verdugos! No os dais cuenta de que vuestro orden está levantado sobre arena. La revolución se erguirá mañana con su victoria y el terror asomará en vuestros rostros al oírle anunciar con todas sus trompetas: ¡Yo fui, yo soy, yo seré!”.

La empujaron y golpearon. Rosa se levantó. Para entonces casi habían alcanzado la puerta trasera del hotel. Fuera esperaba un coche lleno de soldados, quienes, según le habían comunicado, la conducirían a la prisión. Pero uno de los soldados se fue hacia ella levantando su arma y le golpeó en la cabeza con la culata. Ella cayó al suelo. El soldado le propinó un segundo golpe en la sien.

El hombre se llamaba Runge. El rostro de Rosa Luxemburgo chorreaba sangre. Runge obedecía órdenes cuando golpeó a Rosa Luxemburgo. Poco antes él había derribado a Karl Liebknecht con la culata de su fusil. También a él le habían arrastrado por el vestíbulo del Hotel Eden.

Los soldados levantaron el cuerpo de Rosa. La sangre brotaba de su boca y nariz. La llevaron al vehículo. Sentaron a Rosa entre los dos soldados en el asiento de atrás. Hacía poco que el coche había arrancado cuando le dispararon un tiro a quemarropa. Se pudo escuchar en el hotel.

La noche del 15 de enero de 1919 los hombres del cuerpo de asalto asesinaron a Rosa Luxemburgo.

Arrojaron su cadáver desde un puente al canal. Al día siguiente todo Berlín sabía ya que la mujer que en los últimos veinte años había desafiado a todos los poderosos y que había cautivado a los asistentes de innumerables asambleas, estaba muerta. Mientras se buscaba su cadáver, un Bertold Brecht de 21 años escribía:
La Rosa roja ahora también ha
/desaparecido.
Dónde se encuentra es desconocido.
Porque ella a los pobres la verdad
/ha dicho
Los ricos del mundo la han
/extinguido.

Pocos meses después, el 31 de mayo de 1919, se encontró el cuerpo de una mujer junto a una esclusa del canal. Se podía reconocer los guantes de Rosa Luxemburgo, parte de su vestido, un pendiente de oro. Pero la cara era irreconocible, ya que el cuerpo hacía tiempo que estaba podrido. Fue identificada y se le enterró el 13 de junio.

En el año 1962, 43 años después de su muerte, el Gobierno Federal alemán declaró que su asesinato había sido una “ejecución acorde con la ley marcial”. Hace sólo nueve años que una investigación oficial concluyó que las tropas de asalto, que habían recibido órdenes y dinero de los gobernantes socialdemócratas, fueron los autores materiales de su muerte y la de Karl Liebknecht.

La actualidad del pensamiento
de Rosa Luxemburgo

“Qué extraordinario es el tiempo que vivimos”, escribía Rosa Luxemburgo en 1906. “Extraordinario tiempo que propone problemas enormes y espolea el pensamiento, que suscita la crítica, la ironía y la profundidad, que estimula las pasiones y, ante todo, un tiempo fructífero, preñado”.

Rosa Luxemburgo vivió y murió en un tiempo de transición, como el nuestro, en el que un mundo viejo se hundía y otro surgía de los escombros de la guerra. Sus compañeros intentaron construir el socialismo, sus asesinos y enemigos ayudaron a Adolf Hitler a subir al poder.

Hoy, cuando el capitalismo demuestra una vez más que la guerra no es un accidente, sino una parte irrenunciable de su estrategia. Cuando los partidos y organizaciones “tradicionales” se ven en la obligación de cuestionar sus formas de actuar ante el abandono de las masas. Cuando la izquierda transformadora aboga exclusivamente por el parlamentarismo como vía para el cambio social. Cuando nos encontramos ante una enorme crisis del modelo de democracia representativa y los argumentos políticos se reducen al “voto útil”.

Hoy, decimos, Rosa Luxemburgo se convierte en referente indispensable en los grandes debates de la izquierda. No es sino su voz la que se escucha bajo el lema, aparentemente novedoso: “Otro mundo es posible”. Ella lo formuló con un poco más de urgencia: “Socialismo o barbarie”.

Su pensamiento, su compromiso y su desbordante humanidad nos sirven de referencia en nuestra lucha para que este nuevo siglo no sea también el de la barbarie.

Argenpress


16/01/2009 Posted by | Historia, Politica Internacional, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Gaza es Guernica


Por Atilio A. Boron

Sería redundante pretender inventariar una vez más la interminable cantidad de atrocidades cometidas por Israel en Gaza, juicio este que es avalado inclusive por personas e instituciones que durante décadas le brindaron su más irrestricto respaldo. Este mismo periódico ha reproducido la opinión de gran cantidad de testimonios e ilustrado a sus lectores con brillantes análisis sobre esta verdadera tragedia para la humanidad, desatada con la complicidad de Estados Unidos y la tradicional hipocresía europea. La nota de Juan Gelman (“¡Mentira! ¡Mentira! ¡No tiene perdón!”, del 15 de enero) desbarata con una evidencia abrumadora el argumento según el cual la actual masacre de Gaza (y digo masacre, porque no se trata de una guerra sino de una carnicería) sería una respuesta defensiva ante los ataques, por cierto que también inadmisibles, de Hamas.

La barbarie perpetrada por el régimen de Tel Aviv reconoce pocos antecedentes en los últimos tiempos: el bombardeo estadounidense con napalm a las aldeas campesinas vietnamitas, la “limpieza étnica” de Milosevic y algunas pocas aberraciones más. Es difícil encontrar ejemplos parecidos. A lo que más se parece es a la infame y cobarde agresión que el régimen nazi y su aliado fascista en Italia descargaron sobre Guernica. Como en esa pequeña ciudad vasca, en Gaza se produce una matanza indiscriminada de mujeres y niños, bajo la falsa acusación de que eran todos terroristas, desmentida una y mil veces, para eterna condena de sus perpetradores, por las miles de fotografías que circulan por todo el mundo. Se nota que el régimen israelí aprendió muy bien de su patrón estadounidense las malas artes de las mentiras y los engaños. Esas fotografías demuestran los inauditos alcances del genocidio y la saña con que lo practican las fuerzas armadas israelíes. Se destruyen escuelas, universidades, hospitales y, apenas ayer, la propia oficina de las Naciones Unidas en Gaza. Se prohíbe el ingreso de periodistas practicándose una descarada censura de prensa y se sellan las puertas de esa ciudadela para impedir la llegada de toda ayuda humanitaria privando a la población de Gaza de alimentos y medicamentos esenciales.

Esta salvajada sólo podría ser vívidamente retratada por un genio como Pablo Picasso, cuya pintura del horror que padeció Guernica es un testimonio imperecedero que condena inapelablemente y hasta el fin de la historia a sus malditos agresores. Lamentablemente hoy no tenemos un Picasso, pero las imágenes que con valentía se han podido tomar y difundir tienen una conmovedora elocuencia que ya está sacudiendo el espíritu de millones en todo el mundo. Y en Israel mismo, son cada vez más los ciudadanos que aborrecen los crímenes que en su nombre comete un gobierno que junto con su protector, financista y proveedor de armamentos, Estados Unidos, se ha convertido en uno de los mayores terroristas del planeta y una amenaza para la humanidad y, sobre todo, para el pueblo judío. No es exagerado calificar a los indignos y malignos gobernantes de Israel como auténticos herederos de la barbarie nazi, que también asesinaban indiscriminadamente para aterrorizar a la población; que también buscaban asegurarse su “espacio vital” para garantizar la impunidad de sus acciones; que también masacraban con su superioridad militar a poblaciones indefensas, y que también mentían, como recomendaba Goering, porque de tanto hacerlo creían que esas mentiras se convertirían en verdades.

Es doloroso constatar la involución del Estado israelí, tan lejos hoy de los sueños de grandes pensadores judíos, como Martín Buber, que lo imaginaron como la realización de un original modelo socialista. Un Estado a cuya ilegitimidad de origen se le agrega ahora una ilegitimidad aún mayor, emanada de la carnicería practicada sobre una población civil indefensa que obliga a preguntarse cuán democrático puede ser un Estado que perpetra tales crímenes. Ilegitimidad de origen, decíamos, no porque el pueblo judío no tenga derecho a tener su Estado, pues ese derecho es indiscutible y Hamas debe reconocerlo sin más dilaciones. Pero ilegitimidad porque se erigió robando tierras a otro pueblo al que también le asiste el mismo derecho. El acuerdo entre el colonialismo británico y el imperialismo norteamericano que al final de la Segunda Guerra Mundial se tradujo en la creación del Estado de Israel fue posible porque, ante la debilidad del mundo árabe, pudo apropiarse para Israel de un territorio que no era sólo suyo sino que se compartía con los palestinos. Este despojo está en la base del interminable conflicto que desangra a la región y que sólo se agrava con el correr de los años. Si no ha habido paz durante más de medio siglo no ha sido por algún problema coyuntural o por la limitación de algún funcionario o gobernante de Israel o de Palestina. No hay paz, ni podrá haberla, mientras no se ponga fin a ese despojo territorial creando, junto al Estado de Israel, un Estado palestino dotado de un territorio propio, geográficamente contiguo y viable económicamente. La abrumadora superioridad militar de que hoy dispone Israel es una garantía muy frágil para su supervivencia cuando se la examina desde el prisma de la historia. Por eso, sus cobardes halcones, patéticos discípulos de Hitler, son los peores enemigos del pueblo judío. Pero ya hay algunos indicios de que un sector creciente de la ciudadanía israelí se está percatando de esta aberrante situación y comienza a protestar contra la agresión a Gaza y a exigir una política más sensata, y acorde con las mejores tradiciones del pueblo judío, para llegar a una solución definitiva de este sangriento conflicto.

* Politólogo.

Rebeliòn

16/01/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Diputado sionista propone usar la bomba atómica contra la Franja de Gaza


Laclase.info

El diputado y ex ministro del gobierno de Ehud Olmert, Avigdor Lieberman, declaró ante un foro en la universidad israelí de Bar Ilan que Israel debería imitar a sus padrinos estadounidenses y usar la bomba atómica en contra de la población civil palestina. “Debemos continuar combatiendo a Hamas como Estados Unidos combatió a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial… la conquista de Japón no era entonces necesaria”, expresó Lieberman ante un grupo de sionistas.

Lieberman, como gran parte del movimiento sionista, es un colono proveniente de europa, en su caso de Moldova. Como parte de la clase política fascista y racista de Israel, el diputado ha propuesto poner trabas al derecho a la ciudadanía para los ciudadanos árabes en Israel, tales como exigirles que juren fidelidad al Estado para poder conservarla. También ha apoyado el plan conocido como Transfer, según el cual todos los habitantes árabes de Israel y los territorios ocupados serían transferidos a Jordania, una masiva operación de limpieza étnica que culmine el proyecto histórico del sionismo de convertir a Palestina en “una tierra sin pueblo”, para de esa manera pasar al control de los colonos sionistas.

http://www.laclase.info/internacionales/diputado-sionista-propone-usar-la-bomba-atomica-contra-la-franja-de-gaza

16/01/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Argentina: El grito del monte y la maldita soja


15-01-2009

Argentina también es indígena

Victoria Romero

APM

La soja los acorrala, los alambra y los enfrenta ante un peligro ancestral como su origen: el exterminio. La comunidad wichi, la única y última cultura recolectora-cazadora que pervive en Argentina, pide auxilio ante el avance del desmonte por el monocultivo de la soja.

“El trazado de alambrado significa que nos están quitando vida. Nosotros vemos que nos quedamos sin vida, porque a nuestros alimentos los están arrasando las empresas que explotan los montes”, dice Juan Vega, cacique de la comunidad Pozo Nuevo, en un llamado de auxilio que los wichi hacen a la comunidad nacional e internacional.

Pozo Nuevo es un paraje ubicado sobre la ruta 86, a 35 kilómetros de la ciudad de Tartagal, en el norte de Salta. Allí, la deforestación sojera alambra el bosque, vital para la supervivencia de la cultura y el hábitat de las culturas recolectoras y cazadoras. Esos hechos cuentan con el consentimiento del gobernador Juan Manuel Uturbey, perteneciente al espacio que conducen el ex presidente Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández.

A unos kilómetros de Pozo Nuevo, la tragedia se repite. En la comunidad wichi de El Escrito, sesenta familias resisten la expulsión de sus dominios por el desmonte compulsivo. En cuatro años desaparecieron 807 mil hectáreas de montes y las topadoras siguen su avance sobre el pueblo. “Nos quieren obligar a que nos vayamos”, insisten los wichi de El Escrito. Los pueblos de El Traslado y Zopota, viven el mismo suplicio, son testigos del aniquilamiento de sus tierras.

“Esto demuestra una vez más que no somos escuchados y que el gobierno provincial viola todos los derechos constitucionales y legales que los papeles dicen que tenemos pero que hasta hoy nadie respeta”, afirman representantes de las Comunidades de la cuenca del río Itiyuro en una nota enviada el 23 de noviembre a organismos nacionales y provinciales.

Casi 40 mil argentinos son wichis. Constituyen la segunda comunidad indígena más importante del chaco salteño, en el nordeste del país, de acuerdo a datos de la Red Agroforestal Chaco-Argentina (Redaf) organización civil sin fines de lucro que trabaja junto a comunidades indígenas y campesinos en la defensa de los recursos naturales. Su principal sustento es la caza, la pesca y la recolección de diversos frutos del monte.

En ese contexto, Gabriel Seguezzo, director de la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (Fundapaz), en una entrevista para APM, observa que, al tratarse de comunidades recolectoras-cazadoras, “sus relaciones con el monte, los ríos, los animales, las plantas se dan desde una visión muy particular, en la cual el monte es la vida, porque, sostienen, allí vivo, como, crío mi familia, me muevo libremente. Por lo tanto no es posible la vida de un wichi sin el monte”.

“Somos concientes que el entorno ha cambiado enormemente y hoy están rodeados de la civilización blanca, lo que los limita enormemente en sus libre movimiento”, añade Seguezzo.

“Pero si bien esto es cierto y las comunidades deben tener procesos de adaptaciones para convivir con los blancos, esa adaptación no es posible llevarla hasta el extremo de eliminarles el monte; su fuente de vida y relación con la naturaleza”, apunta.

Por esa razón, el reclamo indígena busca que se les reconozcan sus tierras para resguardar el monte que les queda y poder ejercer el derecho a elegir su forma de vida. Frente a un proceso de avance de la frontera agropecuaria y la compra y venta ilegal e irregular de tierras, la única forma que tienen las comunidades de tener ciertas seguridades y tranquilidad es que el Estado les reconozca la titularidad de sus territorios.

Como sus ancestros, resisten y luchan. Desde el 2004 que reclaman por sus tierras. En 2006, presentaron una acción legal ante el Juzgado Federal de Orán para la demarcación de las áreas que tradicionalmente ocupan. Hasta ahora no tuvieron ninguna respuesta. Además, denuncian que los permisos de desmonte otorgados en 2007 son irregulares, porque no se garantizó su participación. Las audiencias se hicieron en lugares alejados, sin difusión y no se tradujeron los informes a su lengua, para que pudieran comprenderlos.

El 10 de diciembre pasado, en ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos, organizaciones indígenas agrupadas en la Mesa de Tierra marcharon hacia la sede del gobierno provincial, para exigir acciones concretas en garantía de sus derechos. Esa acción se sumó a la decisión de frenar ellos mismos las topadoras y denunciar al gobernador Uturbey por “genocidio en grado de tentativa”.

En noviembre, los caciques Juan Vega, Eduardo Rivero, José Rivero, Roque Miranda y Florentino Pérez se dirigieron a la comisaría 42 de Tartagal y denunciaron al gobernador Uturbey de genocidio, por considerar que su accionar violaba los postulados constitucionales de la Nación y de la Provincia, y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que reconoce la propiedad de la tierra a sus ocupantes originarios.

En la presentación se afirma que los territorios ubicados sobre la banda occidental de la cuenca del río Itiyuro se encuentran sujetos a un programa de desmonte masivo, por parte de particulares, avalados por el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia.

“Al momento de esa denuncia, más de ocho topadoras ya han volteado gran parte del monte, sobre todo en áreas de algarrobales, chaguar y caza de animales. Las topadoras están sobre tierras que utilizan las comunidades para recoger nuestra alimentación”, dice el texto de la denuncia mencionada.

El azote de las lluvias

La deforestación en el norte de Argentina posee un historial catastrófico. Organizaciones ambientalistas y los propios indígenas aseguran que el desmonte es la principal causa del cambio climático en la región.

En octubre de 2004, la Universidad de Salta advirtió sobre el riego de los desmontes en el pueblo de General Pizarro, en el departamento de Anta. En ese entonces, los especialistas habían afirmado que General Pizarro podría quedar expuesto a severas inundaciones y recibir masas de lodo desde las laderas de las sierras, si finalmente se desmontaba la superficie de bosque nativo que formaba parte de la reserva natural “Lotes 32 y 33”, desafectada y vendida por el entonces gobernador Juan Carlos Romero a tres empresas privadas.

El designio no tardó en cumplirse para Anta y otros pueblos. En 2006, Salta fue azotada por lluvias que dejaron aisladas a varias comunidades. “No hubo desmonte en la cuenca alta sino en la parte media y baja. Allí hay tres mil 166 hectáreas depredadas. Es decir que la superficie donde los árboles que fueron talados en la cuenca es tres veces mayor que la superficie de la cuenca misma. Esto hizo que el curso del río, en vez de seguir encauzado, produjera anegamientos”, explicaba en abril de 2006 Noemí Cruz de la comunidad wichi e integrante de una ONG ambientalista, cuando el río Caraparí desbordó el camino de tierra.

Otro factor que influye en el cambio climático es que sólo el 40 por ciento de la madera de los desmontes es utilizada. Al respecto Noemí Cruz, sostiene que el resto se quema o se abandona. Por un lado, al desaparecer el árbol, el agua de lluvia cae directamente sobre el terreno, sin que la copa y las raíces actúen como aliviadores y dosificadores del agua caída. Y por otro lado, la quema de madera libera cinco veces más gases de efecto invernadero que los procesos industriales. “Esos gases contribuyen a producir el cambio climático, uno de cuyos efectos es el incremento de las lluvias”, indica Cruz.

La espera que aniquila a los bosques

El desmonte trae consigo otro mal: la falta de control que cobró fuerza ante la inexistencia de un marco legal que los proteja. En ese contexto, en noviembre de 2007 fue sancionada la Ley 26.331 de Presupuestos Mínimos de planificar de manera participativa su uso sustentable. Además, prohíbe el otorgamiento de permisos para desmontes. (Ver: “Por el palpitar del manto boscoso”. APM 19/10/2007)

En su artículo 42, la Ley dispone 90 días para su reglamentación por el Poder Ejecutivo nacional. “Ha pasado un año y el reglamento no se hizo. Esto es una clara violación de la ley. Ante esta falta es que se sigue desmontando en la Argentina. Y cada semana se derriban más de cinco mil hectáreas de bosques nativos. Y sin reglamento no hay multas que aplicar”, explica el diputado Miguel Bonasso (oficialista y actualmente alejado del Gobierno argentino), autor de la ley.

Entre ese entretiempo de sanción y reglamentación, durante el cual los desmontes siguen su curso, “la situación es complicada para analizar”, asevera Gabriel Seguezzo. “Esto es así porque debido a la aceleración de las presentaciones y autorizaciones, los días previos a la sanción de dicha ley generó mucha confusión”, agrega.

En efecto, en 2007, durante el final de su mandato como gobernador de Salta, el actual vicepresidente del Senado, Juan Carlos Romero, autorizó el desmonte de 478 mil 204 hectáreas de bosques nativos, cifra que se suma a las 300 mil hectáreas desmontadas durante 2006, según datos de la secretaría de Política Ambiental de esa provincia.

El dato llamativo es que el ex gobernador Romero otorgó esos permisos a grandes grupos económicos en el lapso que medió entre el tratamiento en Diputados de la Ley de Bosques que se produjo en noviembre de 2006, y la sanción definitiva del Senado, el 28 de noviembre de 2007.

Seguezzo manifiesta que, en la actualidad, se suceden tres situaciones. En primer lugar se contemplan los desmontes que en principio estarían en regla y podrían hacerse. En segundo lugar, las autorizaciones dudosas de su legitimidad, que por lo tanto no se pueden considerar aprobadas. Y por último, los permisos directamente ilegales, por tener vicios administrativos serios.

“Frente a este panorama, y aprovechando la confusión general, en muchas áreas de la provincia continúan los desmontes, aprovechando la falta total de capacidad de control por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable y la Secretaría de Política Ambiental de la provincia. Cabe recordar que no hay política ambiental posible sin capacidad de control efectiva”, refiere Seguezzo.

El 28 de noviembre de 2007 no sólo se cumplió un año de la promulgación de la Ley 26.331 y de los plazos de reglamentación, sino que también caducaron los topes de tiempo para los Ordenamientos Territoriales. El Ordenamiento Territorial significa zonificar las distintas áreas de bosques nativos que existen en una provincia. En Salta fueron señaladas zonas con alto nivel de conservación.

La Ley indica que el Ordenamiento Territorial debe ser participativo para todas las personas, organizaciones e instituciones interesadas. El cacique wichi Oscar Lorenzo admitió que fueron convocados, pero que la reunión sólo fue informativa e insuficiente.

De acuerdo a Lorenzo, en ningún momento se habló sobre la delimitación del territorio, sobre “qué queda para nosotros, y solamente se habló de los sectores que se pueden desmontar”.

“Nos damos cuenta que no hay nada para nosotros”, se lamenta Lorenzo y se pregunta “¿para qué nos llevan si ellos son los que manejan y deciden todo?”.

“El año de la moratoria ha concluido y no todas las provincias han realizado su ordenamiento territorial. Esto podría dar pie a que los vivos que nunca faltan argumenten que se acabó el tiempo de veda y que pueden volver a desmontar alegremente”, expresó Bonasso en un artículo publicado el 30 de noviembre en el diario argentino Crítica.

Desde la Redaf creen que la Ley de Bosques constituye un avance para la defensa del medio ambiente y los recursos naturales después de la Ley 13.273 de Defensa de la Riqueza Forestal, sancionada en septiembre de 1948. “El poder legislativo ha cumplido su rol, sin embargo, es el poder ejecutivo quien está en deuda pues cumplido un año, todavía no está la reglamentación- pronuncian en Redaf- Esto genera matices en las interpretaciones a la hora del Ordenamiento Territorial en cada provincia”.

Por otro lado, la organización agroforestal revela que tras algunas reuniones con el ingeniero Carlos Merenson, director Nacional de Ordenamiento Territorial y Conservación de la Biodiversidad de la Secretaría de Medioambiente de la Nación, el funcionario admitió que hay obstáculos políticos de parte de algunas provincias para la reglamentación.

En esa línea, el titular de Fundapaz agrega que la principal traba para reglamentar la ley e impedir más desmontes, es política “dada por una concepción de desarrollo que no contempla esta forma de vida y muy relacionado con el negocio, ya sea agrícola, ganadero, inmobiliario”.

Cabe destacar que cuando el proyecto de Ley de Bosques obtuvo media sanción en Diputados, el Senado le incorporó una cláusula con el propósito de crear un fondo especial para las provincias, de mil millones de pesos, destinado a otorgar compensaciones a los productores a los que se les impedía realizar nuevos desmontes. Sin embargo, el autor de la ley asegura que en el proyecto de Ley de Presupuesto para 2009 no hubo ninguna partida destinada a la implementación de la Ley de Bosques.

Mientras tanto, la Ley espera su reglamentación, el monte espera un nuevo genocidio, pero los indígenas no esperan. Resisten, exigen y se movilizan porque el monte es vida, alimento, trabajo e identidad de los pueblos originarios. Luchan contra una matriz ideológica de un modelo económico que ve al bosque como un montón de árboles, posibles de convertir en un montón de dinero, posibles de exterminar a un pueblo y su cultura. La lucha de los wichi s es el grito del monte por no desaparecer.

Rebeliòn

16/01/2009 Posted by | Medio Ambiente, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Inflación


Juan Torres López

Rebelión

Leo en la prensa: “La diferencia de coste entre lo que se paga por un alimento en origen y lo que desembolsa el consumidor llegó al 474 por ciento en diciembre y, en algunos casos, como en el de la patata, calabacín o pimiento verde esa diferencia fue mayor -entre 516% y 591 por ciento”.

Los banqueros y los políticos liberales dicen que para combatir la inflación hay que moderar los salarios: ¿Será entonces que los trabajadores de las empresas distribuidoras y grandes centros comerciales tienen salarios muy elevados y por eso hay márgenes de ganancia tan altos?

Según los sindicatos, el sueldo medio de un trabajador del comercio en la provincia de Sevilla es de 750,48 euros al mes así que cuesta mucho trabajo creer que esa sea la causa de esos márgenes.

¿No será entonces que esas empresas distribuidoras tienen mucho poder y les imponen a los productores y a sus trabajadores condiciones de venta y de trabajo leoninas?

¿Qué produce, pues, la inflación, los altos salarios o el poder asimétrico en el mercado?

Juan Torres López es catedrático de Economía Aplicada (Universidad de Sevilla). Su página web: http://www.juantorreslopez.com

Rebelión

16/01/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Los desafíos de Obama: Iraq, Pakistán y Afganistán


15-01-2009

Noam Chomsky

The New York Times Syndicate

La buena voluntad de Barack Obama para “hablar” con el enemigo fue uno de los temas que definió su campaña por la presidencia. ¿Puede Obama estar a la altura de esa promesa?

La diplomacia es la única alternativa sana al ciclo de violencia desde el Medio Oriente hasta Asia Central que amenaza con devorar al mundo. Un corolario es reconocer que la violencia solamente engendra violencia. También ayudaría si la administración de Obama, y Occidente, enfrentaran tópicos que impulsan la política en la región.

Irak

El gobierno de Irak ha forjado un Acuerdo sobre el Status de las Fuerzas de ocupación que Washington aceptó con renuencia. El acuerdo tiene como propósito terminar con la presencia militar de Estados Unidos en la nación árabe. El acuerdo es el último paso en el proceso de resistencia masiva no violenta que ha obligado a Washington, paso a paso, a aceptar las elecciones y el aumento de la independencia del país ocupado.

Un vocero iraquí dijo que el tentativo acuerdo “se ajusta a la visión del presidente electo de Estados Unidos Barack Obama”. La “visión” de Obama no está claramente definida, pero él probablemente aceptará, de alguna manera, las demandas del gobierno iraquí. Si es así, eso exigirá reformas en los planes de Estados Unidos de asegurarse el control sobre las enormes reservas de petróleo de Irak mientras establece bases para reforzar su dominio en la región más importante de producción de energía del mundo.

Es bueno señalar que recientes encuestas a nivel mundial muestran una fuerte oposición a la existencia de bases navales de Estados Unidos en el Golfo Pérsico. La oposición es muy fuerte dentro de la región.

La perspectiva de trasladar las fuerzas desde Irak hacia Afganistán hizo que The Washington Post señalara en un editorial: “En tanto Estados Unidos tiene interés en evitar la resurgencia del Talibán afgano, la importancia estratégica del país palidece ante la de Irak, que reposa en el centro geopolítico de Medio Oriente y contiene algunas de las reservas de petróleo más grandes del mundo”. Este es un reconocimiento de la realidad. Los pretextos sobre la seguridad y la promoción de la democracia no pueden seguir ocultando los reales intereses e intenciones.

El comando de la NATO también está comenzando a reconocer los temas cruciales de la energía. En junio del 2007, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Jaap de Hoop Scheffer, informó en una reunión de miembros que “las tropas de la OTAN tienen que cuidar los oleoductos que transportan petróleo y gas hacia Occidente”. También necesitan proteger las rutas marítimas usadas por los tanqueros, y otra “crucial” infraestructura del sistema energético, dijo el funcionario de la OTAN.

La tarea podría incluir el proyectado oleoducto TAPI, que será construido a un costo de 7.600 millones de dólares y enviaría gas natural desde Turkmenistán hasta Pakistán y la India, atravesando la provincia de Kandahar, en Afganistán, donde están emplazadas tropas canadienses.

El objetivo es “bloquear un oleoducto competitivo que traería gas a Pakistán y la India desde Irán” y “disminuir el dominio de Rusia sobre las exportaciones de energía de Asia Central”, informó The (Toronto) Globe and Mail, bosquejando de manera verosímil algunos de los contornos del nuevo “Gran Juego” (cuando Gran Bretaña y Rusia competían por la influencia en Asia Central durante el siglo XIX).

Pakistán

Obama ha respaldado la política de George W. Bush de atacar a presuntos líderes de al-Qaida en países que Estados Unidos no ha (todavía) invadido. En particular, no ha criticado las incursiones de aviones Predator guiados por control remoto que han matado a muchos civiles en Pakistán.

En este momento una despiadada mini-guerra se está llevando a cabo en el área tribal de Bajaur en Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán. La BBC describe una destrucción extensa a raíz de los combates. “Muchos en Bajaur consideran que las raíces del levantamiento provienen de un presunto ataque norteamericano con misiles contra un seminario islámico, o madrassa, en noviembre del 2006, que mató a alrededor de 80 personas”.

El ataque fue denunciado en la prensa de Pakistán por el respetado físico disidente paquistaní Pervez Hoodbhoy pero ignorado en Estados Unidos. Las cosas suelen parecer diferentes del otro lado del garrote.

Hoodbhoy señaló que el resultado usual de ese tipo de ataques “ha sido casas arrasadas, niños muertos y mutilados, y una creciente población local que busca venganza contra Pakistán y contra Estados Unidos”.

Bajaur permite ilustrar el círculo vicioso de ataques y represalias que Obama no parece desear romper.

El 3 de noviembre, el general David Petraeus, recientemente designado jefe del comando central de las fuerzas armadas de Estados Unidos, que cubre Medio Oriente, tuvo su primera reunión con el presidente paquistaní Asif Ali Zardari, con el jefe del ejército general Ashfaq Parvez Kayani, y con otros funcionarios.

La preocupación principal de los funcionarios paquistaníes fue “los continuos ataques con aviones manejados por control remoto en nuestro territorio, que causan la pérdida de preciosas vidas y de propiedades, son contraproducentes, y difíciles de explicar por parte de un gobierno elegido de manera democrática”, le dijo Zardari a Petraeus. El gobierno de Islamabad, dijo Zardari, está “siendo presionado para reaccionar con más agresividad” frente a los ataques. Esto podría conducir a que exista una “repercusión negativa contra Estados Unidos” que es ya profundamente impopular en Pakistán.

Petraeus dijo que había oído el mensaje, y que “nosotros tendremos que tomar en cuenta (la opinión paquistaní)” cuando se lancen ataques. Se trata de un requisito práctico, sin duda alguna, si se toma en cuenta que más del 80 por ciento de los suministros para la guerra que libran Estados Unidos y la OTAN en Afganistán pasa por Pakistán.

El modo en que la opinión paquistaní fue “tomada en cuenta” fue revelado dos semanas más tarde en The Washington Post. El diario informó que Estados Unidos y Pakistán llegaron a un “tácito acuerdo en septiembre (de 2008) sobre una política de no-preguntar-no-decir. Eso permite atacar objetivos de presuntos terroristas” en Pakistán con el avión Predator, dijeron funcionarios de ambos países que pidieron no ser identificados. “Los funcionarios describieron el acuerdo como uno en el cual el gobierno de Estados Unidos se niega a reconocer públicamente los ataques mientras que el gobierno de Pakistán continúa quejándose ruidosamente sobre esos ataques” que conllevan riesgos de inestabilidad interna.

Un día antes que fuera publicado el informe sobre el “acuerdo tácito”, un atacante suicida en la conflictiva zona tribal cerca de la frontera con Afganistán mató a ocho soldados paquistaníes. Eso fue en represalia por el ataque de un Predator en que murieron 20 personas, entre ellas dos líderes del Talibán. El parlamento paquistaní exigió entablar un diálogo con el Talibán. Haciéndose eco de esa resolución, el ministro del Exterior de Pakistán, Shah Mehmood Qureshi dijo: “Hay una comprensión cada vez más grande de que el uso exclusivo de la fuerza no puede producir los resultados deseados”.

Afganistán

El primer mensaje del presidente afgano Hamid Karzai al presidente electo Obama fue muy similar al que formularon los líderes paquistaníes a Petraeus: “Finalizar los bombardeos aéreos de Estados Unidos que provocan bajas entre los civiles”. Su mensaje fue enviado poco después de que las tropas de la coalición bombardearan una fiesta de bodas en la provincia de Kandahar, matando a 40 personas, según informes de prensa. No hay indicaciones de que la opinión de los afganos “fue tomada en cuenta”.

El comando británico ha advertido que no hay una solución militar al conflicto en Afganistán. Según The Financial Times, el comando militar dijo que hay que entablar negociaciones con el Talibán. Eso arriesga un desacuerdo entre Gran Bretaña y Estados Unidos.

Los temas ya están sobre la mesa, escribe Jason Burke, un corresponsal de The Observer con una larga experiencia en la región: “El Talibán ha estado involucrado en conversaciones secretas sobre la finalización del conflicto en Afganistán en un ‘proceso de paz’ de amplio alcance patrocinado por Arabia Saudita y apoyado por Gran Bretaña”.

Algunos activistas por la paz afganos han planteado sus reservas en relación a este enfoque. Prefieren una solución sin interferencia extranjera. Una red creciente de activistas para la paz está convocando a negociaciones y a la reconciliación con el Talibán en la Jirga Nacional de la Paz, una gran asamblea de afganos, formada en mayo del 2008.

En una reunión en mayo en apoyo a la Jirga, 3.000 políticos e intelectuales afganos, principalmente de los pashtunes, el grupo étnico más grande, criticó “la campaña militar internacional contra los militantes islámicos en Afganistán y convocó al diálogo para terminar la lucha”, informó la agencia France-Presse.

Bakhtar Aminzai, presidente interino de la Jirga Nacional de la Paz, “dijo en la reunión de apertura que el actual conflicto no puede ser resuelto por medios militares y que solamente las conversaciones traerían una solución”.

Un líder del Despertar de la Juventud, un prominente grupo afgano que se opone a la guerra, dijo que “nosotros debemos terminar el ‘afganicidio’ el asesinato de Afganistán”.

Un sondeo en un Afganistán desgarrado por la guerra es difícil de hacer, pero los resultados merecen ser tomados en cuenta. Una encuesta hecha por canadienses encontró que los afganos favorecen la presencia de soldados canadienses y de otros países. (Un resultado que fue titular de primera plana en Canadá). Otros hallazgos deben ser examinados con minuciosidad.

Solamente el 20 por ciento de los afganos encuestados “piensan que el Talibán prevalecerá una vez las tropas extranjeras se retiren”. Tres cuartos apoyan las negociaciones entre el gobierno de Karzai y el Talibán. Y más de la mitad favorece un gobierno de coalición. Por consiguiente, la inmensa mayoría discrepa con el enfoque de Estados Unidos y de la OTAN para militarizar aún más el conflicto, y parece creer que la paz es posible si hay negociaciones.

Un estudio de los milicianos del Talibán realizado por el periódico canadiense The Globe and Mail, aunque no sea una encuesta científica tal como señala el periódico, ofrece sin embargo datos considerables. Todos ellos son afganos pashtunes, del área de Kandahar. Se consideran “muyadines”, guerreros santos, y siguen la antigua tradición de expulsar a los invasores. Casi un tercio informó que al menos un miembro de su familia había muerto en bombardeos aéreos en años recientes. Muchos dijeros que combatían para defender a aldeanos afganos de los ataques aéreos por parte de tropas invasoras. Pocos afirmaron estar luchando en una guerra santa global, o ser leales al líder Talibán Mullah Omar. La mayoría decían que combatían por principios el establecimiento de un gobierno islámico no por un líder.

Nuevamente, estos resultados sugieren posibilidades de un acuerdo negociado de paz, sin interferencia extranjera.

En la revista Foreign Affairs, Barnett Rubin y Ahmed Rashid recomiendan que la estrategia de Estados Unidos en la región se desplace de más tropas y ataques en Pakistán a un “gran convenio diplomático forjando un compromiso con los insurgentes… y encarando un arreglo de las rivalidades e inseguridades regionales”.

El actual foco en lo militar “y el terrorismo subsiguiente”, advierten, podría conducir al colapso de Pakistán un país con armas nucleares – con su secuela de graves consecuencias. Esos autores recomiendan al futuro gobierno de Estados Unidos “poner fin a la dinámica cada vez más destructiva del Gran Juego en la región”. Eso podría conseguirse a través de negociaciones que reconozcan los intereses de las partes involucradas dentro de Afganistán como también de Pakistán e Irán, pero asimismo de India, China y Rusia que “tienen reservas respecto a una base de la OTAN dentro de sus esferas de influencia” y están preocupados por las amenazas “planteadas por Estados Unidos y la OTAN” como también por al-Qaida y el Talibán.

El próximo presidente de los Estados Unidos, escriben Rubin y Rashid, debe terminar con la “búsqueda de la ‘victoria’ por parte de Washington como solución a todos los problemas, y con la renuencia de Estados Unidos a involucrar en la diplomacia a competidores, oponentes o enemigos”.

En fecha temprana, en cualquier número de puntos en la zona de peligro, la administración de Obama podría actuar para romper el ominoso ciclo de violencia.

Rebelión

16/01/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario