America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

¡Fuera crucifijos! – Dario Fo


08/11/09

cristo

El fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha causado un gran escándalo al  admitir la denuncia de una ciudadana italiana y declarar  la presencia de crucifijos en las aulas escolares como un atentado contra la libertad de los padres para educar a sus hijos con arreglo a sus convicciones, y contra la libertad de religión de los propios alumnos. Los católicos apostólicos romanos hacen grandes protestas de escándalo. No a los cristianos. Porque también hay cristianos que no son apostólicos romanos, y no consideran que el símbolo de la cruz sea su valor esencial. Y ni que decir tiene, el fallo del tribunal europeo dista de ser ofensivo para quienes son ateos y no tienen religión, como yo. Tampoco me parece ofensivo para quienes profesan otra religión.

Lo extraordinario de esta sentencia destinada a provocar no sólo escándalo, sino también debate y enfrentamiento, es que irrumpe en la pantalla plana de una realidad italiana que vive ―¿vivirá?― inveteradamente a la sombra del poder de la Iglesia romana. Visto así, la sentencia es una crítica profunda a su símbolo por excelencia, la cruz. Una simbología impuesta, colgada en todos los colegios, hospitales y oficinas como seña de identidad de nuestra cultura. Una omnívora cultura de estado. Y los católicos no renunciarán fácilmente a la idea de que son los gestores de la religión de estado.

Pero el tribunal europeo ha añadido, y no por acaso, que los alumnos de todas las edades pueden interpretar fácilmente la presencia de los crucifijos en las aulas como un evidente símbolo religioso, y que, por lo mismo, podría condicionarles: aunque es un estímulo para los niños ya católicos, puede ser un condicionamiento y un trastorno para los de otras religiones y para los ateos.

Estalla la ira del Vaticano, el gobierno de centroderecha acusa,  la oposición democrática balbucea («es una cuestión de cultura, de tradición»). Muy bien; abramos, pues, el libro negro de esa cultura y de esa tradición. El catolicismo de la Iglesia romana esconde, tras un crucifijo interpretado como redención, una cultura y una historia de violencias, atropellos y guerras. En nombre de la cruz se han cometido grandes fechorías, cruzadas, inquisiciones, el saqueo y las matanzas del Nuevo Mundo, la bendición de los imperios y de los hombres de la providencia. Sin olvidar que, hasta el siglo XIX, el catolicismo prohibió traducir la Biblia y los Evangelios a la lengua vulgar.

En nombre de ese «símbolo» se han cometido los crímenes más atroces. Y se siguen cometiendo con las prohibiciones contra el derecho de los hombres a administrar el conocimiento y la libertad individual y sexual. Si es «nuestra cultura», según declaran al alimón la intrépida ministra Gelmini y el «pontífice» Buttiglione, quien, encima, califica de «aberrante» la sentencia de Estrasburgo, ¿por qué no hablamos del lado oscuro de la cruz como simbología de poder? Pero es como si siguiéramos diciendo: el espacio de lo visible, de la iconografía cotidiana de la realidad, es mío, lo manejo yo y pongo en él los emblemas que yo quiero. Ahí está el error.

La Conferencia Episcopal se desgañita: la sentencia es «ideológica». Que nos hable de la violencia en la cultura histórica de la Iglesia romana apostólica, de las hogueras contra la razón herética que por sí sola hizo avanzar a la humanidad. Si lo que se quiere defender es su origen salvador para todos, entonces hay que aceptarlo y adaptarlo al presente, porque al principio no era más que un signo para identificar los lugares clandestinos de oración y culto; no un símbolo impuesto, que podría valer por un ritual de muerte, hostil a los demás, a las otras culturas, historias y religiones.

Ojalá la realidad que nos rodea, y por lo pronto, la realidad formativa de la escuela, vuelva a ser un espacio creativo, libre de religiones, incapaz de imponer a nadie las obligaciones opresivas dimanantes de los valores ajenos.

Dario Fo, escritor y dramaturgo revolucionario italiano, fue Premio Nóbel de literatura en 1998.

Traducción para www.sinpermiso.info: Leonor Març

Il Manifesto, 4 noviembre

12/11/2009 Posted by | General, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

PANAMÁ ANUNCIA QUE EE.UU. QUIERE CUATRO BASES “AERONAVALES”


A MÁS DE LAS SIETE CON LAS QUE YA CUENTA EN COLOMBIA

basemilitar

POR MARCO A. GANDÁSEGUI, H.

El gobierno panameño anunció que “la Policía Nacional, el Servicio Nacional de Frontera y el Servicio Nacional Aeronaval firmaron un acuerdo interinstitucional para el establecimiento de bases aeronavales y de policía panameñas en el litoral Pacífico y Atlántico del país”. La declaración oficial es un encubrimiento del pacto que seguramente ya firmaron Panamá y EEUU para que este último país establezca bases militares en el Istmo panameño. Según el internacionalista, Julio Yao, el anunció “no sorprende porque serán bases aeronavales y de policía panameñas que podrán ponerse a disposición de EEUU”. Yao señala que un acuerdo previo firmado en 2002, entre el ministro de Gobierno y Justicia Salas y el embajador Becker, “dispuso que los puertos y aeropuertos de Panamá podrán ser usados generosamente por las fuerzas armadas de Estados Unidos”.

Hace un mes, el presidente Ricardo Martinelli proclamó que le había cedido dos bases navales a EEUU, después de reunirse con la secretaria de Estado de ese país, Hillary Clinton. Las dos bases se multiplicaron y ahora son cuatro bases “aeronavales” que Panamá le proporcionará a EEUU. Las cuatro bases aeronavales están en el Pacífico y en el Caribe.

La primera base “aeronaval” se ubicará en la Isla Chapera, en el Archipiélago de las Perlas, cerca de la Isla Contadora (ésta fue utilizada para concertar la paz en la región en la década de 1980). La segunda base se ubicará en Rambala, en la provincia de Bocas del Toro, área que se promovía para el turismo internacional. La tercera en Punta Coco, provincia de Veraguas y la cuarta – y última – en Bahía Piña, provincia de Darién, a pocos kilómetros de la frontera con Colombia.

Según Yao, quien denunció el acuerdo en un discurso pronunciado en presencia del presidente Martinelli y su gabinete, “las bases puestas a la disposición de EEUU profundizan la militarización de un amplio espacio territorial… desde el cual será posible lanzar operaciones sobre toda la región en franca conspiración contra la pacífica convivencia entre los pueblos y la solución pacífica de las conflictos”. El operativo es una caricatura del realizado hace poco en Colombia. Bogotá publicará la próxima semana los acuerdos firmados con EEUU para poner a su disposición siete bases militares.

El vicepresidente y canciller de la República, Juan C. Varela, presente en el acto, perdió los estribos e intentó censurar al profesor Yao. Se lamentó, además, que Yao no hiciera referencia al tráfico de drogas por Panamá. El presidente Martinelli, en defensa de su política, sólo logró articular algo sobre los astronautas. Yao fue invitado como orador para rendirle homenaje a los Soldados de la Independencia por el Municipio de la ciudad de Panamá, cuyo papel en la gesta separatista del 3 de noviembre de 1903 fue crucial.

El gobierno panameño podría parafrasear al general Freddy Padilla, ministro de Defensa encargado de Colombia cuando defendió el acuerdo de Bogotá con Washington: “No son bases norteamericanas, son colombianas… pero brindamos la posibilidad de que accedan a nuestras instalaciones”.

Según EEUU, las cuatro bases que pretende instalar en Panamá tendrían como objetivo frenar el tráfico de drogas y de “personas ilegales”. También hacen referencia al eufemismo del terrorismo que puede interpretarse como quieran los funcionarios norteamericanos. Según Yao, “las Naciones Unidas carecen de una definición sobre el terrorismo, motivo por el cual no existe un solo tratado que lo regule. En cambio, si existe una definición sobre la soberanía nacional, que comprende la independencia nacional y la integridad territorial”. Con este acuerdo que se ha realizado en forma secreta, el gobierno actual está violando en forma abierta la soberanía nacional que le ha costado tanto conquistar al pueblo panameño.

Según varios acuerdos, que no tienen fundamento constitucional, firmados a principios de la presente década, EEUU (sus fuerzas armadas, terrestres, aéreas o navales) puede surcar el territorio nacional sin mayores trámites o requisitos.

Según la denuncia de Yao, “todos los barcos de bandera panameña pueden ser interceptados en alta mar por naves de EEUU bajo el programa de control de armas de destrucción masiva. Conforme a esos acuerdos, EEUU puede invitar para que entren a nuestro territorio otros Estados con el propósito de que éstos cooperen con Panamá en la guerra contra el terrorismo, el narcotráfico y otros delitos internacionales. Conforme a esos acuerdos, Panamá se obliga a no ejercer jurisdicción sobre funcionarios civiles o militares de Estados Unidos, acusados de crímenes de guerra, ni de someterlos al Tribunal Penal Internacional”.

Los citados arreglos intentan cubrir las maniobras militares Panamax que desde 2003 llevan a cabo países latinoamericanos y miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Panamá con el pretendido propósito de atender la protección y defensa del Canal y de Panamá. Las maniobras Panamax han sido dirigidas siempre por un almirante del Comando Sur. La Constitución Política de Panamá atribuye exclusivamente a panameños la defensa de su territorio y prohíbe a nuestros funcionarios civiles o militares recibir órdenes de militares extranjeros. A su vez, el Tratado de Neutralidad imposibilita la presencia militar extranjera en nuestro país.

En su discurso el internacionalista Yao aclara que “el Artículo V del Tratado de Neutralidad dispone que, después del 31 de diciembre de 1999, sólo la República de Panamá mantendrá fuerzas e instalaciones militares y sitios de defensa dentro de su territorio nacional. Los defensores de la militarización norteamericana de Panamá argumentarán que la Reserva Nunn al Artículo V del Tratado de Neutralidad permite acordar dicha presencia militar, les advertimos que una cosa es lo que se pretendió con dicha Reserva y otra es lo que la misma dice”.
Lo que dice la Reserva Nunn es que, no obstante el Artículo V, Panamá y EE.UU. podrán acordar la presencia militar extranjera para garantizar el régimen neutral del Canal. La neutralidad de la vía acuática consiste en la libre navegación y la desmilitarización del Canal. Mal puede la Reserva Nunn garantizar la neutralidad si ella misma introduce condiciones (las bases) que específicamente la niegan. La Convención de Viena es clara al estipular que pueden aceptarse enmiendas a los tratados siempre y cuando no contradigan sus propósitos fundamentales. Si esto último ocurre, las enmiendas dejan de tener validez jurídica. Este sería el caso de la Reserva Nunn, concluye Yao.

ALAI, noviembre 4 de 2009.

Fuente – Cronicón

12/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Documento oficial de la Fuerza Aérea de EEUU revela las verdaderas intenciones detrás del Acuerdo Militar con Colombia


07-11-2009

Eva Golinger

Aporrea

Un documento oficial del Departamento de la Fuerza Aérea del Departamento de Defensa de Estados Unidos revela que la base militar de Palanquero, Colombia “garantiza la oportunidad para conducir operaciones de espectro completo por toda América del Sur”. Esta afirmación contradice las explicaciones del presidente Álvaro Uribe y el Departamento de Estado de EEUU sobre el acuerdo militar firmada el pasado 30 de octubre entre Washington y Colombia. Los gobiernos de Colombia y EEUU han mantenido públicamente que el acuerdo militar se trata solamente de operaciones y actividades dentro del territorio colombiano para combatir el narcotráfico y el terrorismo interno. El presidente Uribe ha reiterado múltiples veces –incluso en la reunión de la UNASUR en Bariloche, Argentina– que su acuerdo militar con Washington no afectará a sus vecinos. No obstante, el documento de la Fuerza Aérea de EEUU confirma lo contrario e indica que las verdaderas intenciones y objetivos detrás del acuerdo son poder realizar operaciones militares a nivel regiomal para combatir la “amenaza constante…de los gobiernos anti-estadounidenses”.

El acuerdo militar entre Washington y Colombia autoriza el acceso y uso de siete instalaciones militares en Palanquero, Malambo, Tolemaida, Larandia, Apíay, Cartagena y Málaga. Adicionalmente, el acuerdo permite “el acceso y uso de las demás instalaciones y ubicaciones” por todo el territorio colombiano, sin restricciones. Junto con la imunidad plena que este acuerdo otorga a los militares, civiles y contratistas estadounidenses que entrarán a territorio colombiano en el marco del convenio, la autorización para que EEUU utilice cualquier instalación en el país, incluidos los aeropuertos comerciales, significa una entrega total de la soberanía colombiana.

El documento de la Fuerza Aérea destaca la importancia de la base militar de Palanquero y habla de la necesidad de invertir 46 millones de dólares para acondicionar la pista aérea, las rampas y varias otras instalaciones de la base para convertirla en una Localidad de Cooperación en Seguridad (CSL) de EEUU. “Estableciendo una Localidad de Coperación en Seguridad (CSL) en Palanquero apoyará la Estrategia de Postura del Teatro del Comando Combatiente (COCOM) y demostrará nuestro compromiso con la relación con Colombia. El desarrollo de este CSL nos da una oportunidad única para las operaciones de espectro completo en una subregión crítica en nuestro hemisferio, donde la seguridad y establidad están bajo amenaza constante de las insurgencias terroristas financiadas por el narcotráfico, los gobiernos antiestadounidenses, la pobreza endémica y los frecuentes desastres naturales…”

No es dificil imaginar qué gobiernos en Suramérica son considerados por Washington como “antiestadounidenses”. Sus constantes declaraciones agresivas contra Venezuela y Bolivia, e incluso Ecuador, demuestran que son los países del ALBA que son percibidos por Washington como una “amenaza constante”. Clasificar un país “antiestadounidense” es considerarlo un enemigo de Estados Unidos. Bajo este contexto, es lógico pensar que EEUU reaccionaría frente a una región llena de “enemigos” con una agresión militar.

La lucha contra el narcotráfico es secundaria

Según el documento, “El acceso a Colombia profundizará la relación estratégica con Estados Unidos. La fuerte relación de cooperación en seguridad también ofrece una oportunidad para conducir operaciones de espectro completo por toda Suramérica, incluyendo el apoyo para las capacidades de combatir el narcotráfico.” Aquí es evidente que la lucha contra el narcotráfico es un asunto secundario. Este hecho contradice las explicaciones de los gobiernos de Colombia y Washington que han intentado aparentar que el objetivo principal del acuerdo militar es combatir el narcotráfico. El documento de la Fuerza Aérea prioritiza a las operaciones militares continentales necesarias para combatir “amenazas constantes”, como los gobiernos “antiestadounidenses” en la región.

Palanquero es la mejor opción para el alcance continental

El documento de la Fuerza Aérea explica que “Palanquero es sin duda el mejor lugar para invertir en el desarrollo de la infrastructura dentro de Colombia. Su ubicación central está dentro del alcance de las áreas de operaciones…en la región…y su ubicación aislada ayudará…minimizar el perfil de la presencia militar estadounidense. La intención es utilizar la infrastructura existente… mejorar la capacidad de EEUU para responder rápidamente a una crisis y asegurar el acceso regional y la presencia estadounidense… Palanquero ayuda con la misión de movilidad porque garantiza el acceso a todo el continente de Suramérica con la excepción de Cabo de Hornos…”

Espionaje y guerra

Adicionalmente, el documento de la Fuerza Aérea confirma que la presencia militar estadounidense en Palanquero, Colombia aumentará las capacidades de espionaje e inteligenica, y permitirá a las fuerzas armadas estadounidenses aumentar sus capacidades para ejecutar una guerra en Suramérica. “El desarrollo de [la base en Palanquero] profundizará la relación estratégica entre EEUU y Colombia y está en el interés de las dos naciones… [La] presencia también incrementará nuestra capacidad para conducir operaciones de Inteligencia, Espionaje y Reconocimiento (ISR), mejorará el alcance global, apoyará los requisitos de logística, mejorará las relaciones con socios, mejorará la cooperación de teatros de seguridad y aumentará nuestras capacidades de realizar una guerra expedita.”

El lenguaje de guerra de este documento evidencia las verdaderas intenciones detrás del acuerdo militar entre Washington y Colombia: están preparándose para una guerra en América Latina. Los últimos días han estado llenos de conflictos y tensiones entre Colombia y Venezuela. Hace días, el gobierno venezolano capturó tres espías del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia –su agencia de inteligencia y espionaje– y descubrió varias operaciones activas dirigidas a la desestabilización y el espionaje contra Cuba, Ecuador y Venezuela. Las operaciones Fénix, Salomón y Falcón, respectivamente, fueron reveladas por documentos que encontraron junto a los funcionarios capturados del DAS. Hace dos semanas, también se hallaron 10 cadáveres en el estado Táchira por la frontera con Colombia. Luego de realizar las investigaciones pertinentes, el gobierno venezolano descubrió que los cuerpos pertenecían a un grupo de paramilitares colombianos que se habían infiltrado en territorio venezolano. Esta peligrosa infiltración paramilitar desde Colombia forma parte de un plan de desestabilización contra Venezuela que busca crear un para-estado dentro del territorio venezolano y asi debilitar al gobierno del Presidente Chávez.

El acuerdo militar entre Washington y Colombia sólo aumentará esta tensión y violencia regional. Ahora, con la información revelada en el documento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se hace evidente –sin duda ninguna– que Washington está buscando promover una guerra en Suramérica, utilizando a Colombia como base de operaciones. Frente a esta declaración de guerra, los pueblos de América Latina tienen que mostrar unidad y fuerza. La integración latinoamericana es la mejor defensa contra la agresión imperial.

*El documento del Departamento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos fue redactado en mayo 2009 como parte de la justificación del presupuesto para 2010 enviado por el Pentágono al Congreso estadounidense. Es un documento oficial de la Fuerza Aérea y reafirma la veracidad del Libro Blanco: La Estratégia de Movilidad Global del Comando Aéreo de la Fuerza Aérea de EEUU que fue denunciado por el Presidente Chávez durante la reunión de la UNASUR en Bariloche el 28 de agosto pasado. He puesto el documento y la traducción no-oficial de los segmentos sobre la base de Palanquero en la página web del Centro de Alerta para la Defensa de los pueblos, un espacio que estamos construyendo para asegurar que las denuncias e información estratégica esten disponibles para que los pueblos puedan defenderse con contundencia frente a la constante agresión imperial.

Documento original en inglés: http://www.centrodealerta.org/documentos_desclasificados/original_in_english_air_for.pdf

Traducción no oficial al español: http://www.centrodealerta.org/documentos_desclasificados/traduccion_del_documento_de.pdf

evagolinger@hotmail.com

Fuente: http://www.aporrea.org/tiburon/a89582.html

12/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

ALCA, las dificultades de enterrar a un muerto


12-11-2009


Alejandro Villamar

Alai-amlatina


Muchos recordamos la reunión de Mar del Plata, Argentina (noviembre 2005), como la gran derrota del proyecto imperial hemisférico del ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), pero poco o nada se ha mencionado acerca de que la vieja agenda del ALCA continúa promoviéndose y recreándose en las reuniones gubernamentales, empresariales o “civiles” del ahora llamado “Proceso de la Cumbre de las Américas”, fomentado desde la OEA.En estos cuatro años pasados se han realizado varias reuniones ministeriales “de las Américas” sobre importantes temas como defensa, competitividad empresarial, seguridad pública, e incluso, casi como en los viejos tiempos, una Cumbre de las Américas. Sin embargo, probablemente ninguna de ellas ha tenido tanta continuidad y mandato oficial como la recién realizada V Reunión de Ministros de Agricultura (Jamaica, Octubre, 2009).

Una reunión ministerial en la que pervive, con ligeros cambios, la misma estrategia hemisférica orientada y asumida en los tiempos del régimen de G.Bush: el Plan AGRO 2003- 2015 para la Agricultura y la Vida Rural en las Américas. Un plan con directrices generales y nacionales y con una secretaría técnica que recae en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), asegurándole de esta manera continuidad a la orientación de la agenda neoliberal dominante de los agronegocios en el hemisferio.

Discursivamente, las reuniones bianuales de los ministros le dan actualidad al Plan y con ese fin se producen documentos orientadores e incluso propuestas semioficiales que prefigurarían los cambios o actualizaciones en las orientaciones del Plan que los ministros aprueban.

Antes de esta V reunión ministerial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el IICA prepararon un Resumen de Perspectivas de la agricultura y el desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009, en el cual por primera vez se asentaba la necesidad de dar un giro y prestar atención a la agricultura familiar, a la inversión orientada socialmente, a articulaciones empresariales dirigidas a fortalecer mercados locales, nacionales y regionales. Un cambio importante frente al acento ministerial de años atrás, de acentuar retóricamente el enfoque en el mejoramiento del ingreso, pero por la vía de los agronegocios, de las exportaciones, de la introducción del paquete tecnológico controlado por las trasnacionales, lo que en la práctica devenía en excluir a la agricultura familiar, campesina e indígena, es decir, a la mayoría de los productores rurales.

En ese mismo sentido de cambio, oportunamente se expresaron organizaciones sociales e intelectuales comprometidos con la sustentabilidad socio-ecológica que demandaban a los ministros: “La pequeña agricultura debe volver a recuperar su importancia en las estrategias de desarrollo agropecuario… Los pequeños agricultores deben ser uno de los pilares para un nuevo desarrollo rural””… el encuentro ministerial de las Américas debe volver a poner a los pequeños agricultores en el centro de un nuevo estilo de desarrollo rural, que no puede ser meramente empresarial o comercial, ya que deberá nutrirse de muchas otras dimensiones.”(OXAFAM, IPDRS, CLAES, octubre de 2009): Las añejas y justas demandas de las organizaciones campesinas e indígenas.

Sin embargo, en el Acuerdo Ministerial Hemisférico Jamaica 2009 para la Agricultura y Vida Rural en las Américas, (del 29 de octubre de 2009) no aparecen los cambios demandados por los asesores institucionales, ni mucho menos las demandas de las organizaciones sociales. Y aún peor, la reunión ministerial fue ocasión para elegir como nuevo director del IICA, a un distinguido e hiperactivo funcionario neoliberal mexicano que fungirá también como secretario técnico del Plan 2003-2015.

Un funcionario cuya trayectoria en México y en las negociaciones agrícolas internacionales ha dado muestras fehacientes de su fidelidad a los intereses corporativos del libre comercio, con evidente predilección por Monsanto y similares, y persistente opositor a las demandas campesinas e indígenas y ambientalistas. En el terreno internacional de negociaciones del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad se le recuerda como saboteador de la propuesta de hacer vinculante el principio de precaución y de avalar acuerdos y arreglos bilaterales, regionales y multilaterales relativos a los movimientos transfronterizos intencionales con organismos vivos modificados. Conducta públicamente denunciada por las organizaciones campesinas y ambientalistas, por los académicos miembros del Consejo Consultivo Nacional de Bioseguridad que terminaron renunciando masivamente en señal de protesta, e incluso provocó una queja pública del Senado de la República.

En México, también entre otras acciones, fue promotor de la caricatura de ley de bioseguridad, de cabildero para que las empresas biotecnológicas obtuvieran los permisos de siembra de maíz transgénico (amenazando al centro de origen de cultivo tan importante para la agricultura campesina-indígena, como lo ha demostrado la Campaña: Sin Maíz No hay País), de promotor de la iniciativa de Ley de Recursos Fitogenéticos, encaminada a facilitar la biopirateria de semillas, y del conocimiento tradicional (finalmente frustrada por la protesta indígena y social), y de defender a ultranza la ley de agrocombustibles, y el TLCAN (NAFTA).

Otra conducta, poco conocida, de éste funcionario neoliberal, pero que ahora desde IICA, será sin duda bastante perceptible, es que fue uno de los entusiastas apoyos e instrumentadores de la Iniciativa Biotecnológica de Norteamérica (NABI por sus siglas en inglés) estrategia sustancial de la agenda trasnacional biotecnológica, adoptada en la Alianza de Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), recién transformada en Caminos para la Prosperidad de las Américas, un disfraz más de la vieja agenda del ALCA.

Desde su nueva responsabilidad Víctor Villalobos, ex Coordinador de Asuntos Internacionales en la. Oficina del Secretario de Agricultura, México, podrá profundizar la línea de promover los intereses trasnacionales biotecnológicos, que un importante sector de IICA ha venido instrumentando desde el 2003, con el Programa Hemisférico de Biotecnología y Bioseguridad (PHBB) y del que por primera vez hace recuento (en español) en su informe “La contribución del IICA al desarrollo de la biotecnología y la bioseguridad”. (Informe de Gestión 2002-2008. pp 165-173) .

Con esos antecedentes fue elegido el nuevo director de IICA, y con ello se consolida y fortalece una de las facetas del IICA: funcionar como correa de transmisión de la dupla Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA)-Industria biotecnológica en el PLAN 2003-2015 de las Américas.

Así, las reuniones ministeriales siguen, el Plan 2003-2015 continua, la secretaría técnica del Plan queda abiertamente en manos de un cipayo de las trasnacionales. El cadáver del ALCA no terminamos de enterrarlo. Y no se sepulta completamente porque la agenda neoliberal sigue viva en no pocos funcionarios y tecnócratas de países latinoamericanos y del Caribe, y estos continúan inercial y activamente contraponiéndose a los esfuerzos de construcciones alternativas de países con gobiernos progresistas. Incluso, pareciera que aún en varios de esos gobiernos progresistas, actores político empresariales y académicos que se identifican con la política neoliberal actúan muy dinámicamente y siguen con la suficiente fuerza para continuar imponiendo el discurso desarrollista, el modelo de los agronegocios corporativos, y dándole aliento a un cadáver que no termina de ser sepultado.

¿Es hora de que la alianza de organizaciones campesinas, sociales, académicas y gobiernos progresistas del hemisferio terminen de incinerar al cadáver del ALCA-Agricultura?

Alejandro Villamar es Miembro del Secretariado de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC)

Fuente: http://alainet.org/active/34335

Referencias:

Las Cumbres de las Américas. OEA, disponible en: http://www.summit-americas.org/vp/intro_summit_sp.pdf

PLAN AGRO 2003-2015 Acuerdo Ministerial Hemisférico Jamaica 2009 para la Agricultura y Vida Rural en las Américas. Jamaica 29 de octubre de 2009. http://www.iica.int/Esp/prensa/Documents/Acuerdo_Ministerial_Jamaica2009.pdf

Resumen de Perspectivas de la agricultura y el desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009. CEPAL, FAO, IICA http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/8/37598/ISPAespa%C3%B1ol_web.pdf

La pequeña agricultura debe volver a recuperar su importancia en las estrategias de desarrollo agropecuario. Una urgencia para la V Cumbre Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural en las Américas. OXAFAM, IPDRS, CLAES. La Paz y Montevideo, 23 de octubre del 2009 http://www.agropecuaria.org/agropecuaria/AgroFamiliaComunicadoOxfamIPDRSClaes09.pdf

Los pequeños agricultores deben ser uno de los pilares para un nuevo desarrollo rural. Eduardo Gudynas, Asier Hernando y Oscar Bazoberry Chali. 26 octubre 2009 http://www.alainet.org/active/33969

Currículum vitae, y propuesta de Victor Villalobos. http://candidatomexicoiica.com/blog/?p=9

IICA´s Hemisferic Biotechnology and Biosafety Programm http://webiica.iica.ac.cr/bibliotecas/repiica/B0477i/B0477i.pdf

La contribución del IICA al desarrollo de la biotecnología y la bioseguridad. En Informe de Gestión 2002-2008. pp 165-173.

http://www.iica.int/Esp/dg/Documentos%20Institucionales/web%20informe%20espa.pdf

12/11/2009 Posted by | General, Medio Ambiente, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La Sociedad Interamericana de Prensa, la voz de los dueños de los poderosos medios de comunicación


12-11-2009

 

La SIP, activo copartícipe de la guerra mediática contra las naciones del ALBA

Percy Francisco Alvarado Godoy

Rebelión

Los fuertes ataques lanzados fundamentalmente contra los países progresistas de América Latina, todos ellos pertenecientes al ALBA como Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, en el marco de la 65 Asamblea de la entidad y basados en mentiras y difamaciones de periodistas opositores al servicio de las oligarquías nacionales y a los dueños de los poderosos medios de comunicación, han concentrado la mayor parte de la atención de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Aunque en el marco de este evento se han analizado temas relacionados con otras naciones como Argentina, Honduras, Colombia y México, la intención de este escenario mediático es sumarse a la campaña ideológica iniciada hace unos días por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aupadas por las nuevas estrategias de Estados Unidos para la región, contra las naciones del ALBA.

Era de esperar todo este andamiaje de ataques difamadores contra las naciones progresistas de América Latina, por el hecho de que la SIP responde a los intereses de los grandes monopolios de la información, interesados en desvirtuar las profundas reformas sociales que se llevan a cabo en los mismos y, sobre todo, sus dirigentes, dueños a su vez de la prensa opositora en dichas naciones, son los propios cabecillas dentro de la SIP.

De dudoso historial que la asocia a la defensa a ultranza de dictaduras como las de Anastasio Somoza, en Nicaragua; a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, en República Dominicana; a la dictadura cívica militar de Uruguay y a la criminal dictadura pinochetista de Chile, la SIP pretende erigirse hoy como juez de la libertad de expresión en el continente. Su callada complicidad con la desaparición de cientos de miles de personas en la época de la represión militar en Latinoamérica le resta moralidad y respeto. Mucho se ha escrito sobre el sucio papel de la SIP en América Latina, destacándose la pluma de José Steinsleger, avezado periodista, y por parte del chileno Ernesto Carmona, quien en el Seminario Internacional “Periodismo, Ética y Democracia” de CIESPAL, celebrado en de octubre de 2009, en Ecuador, así como la periodista Natalia Brite, pusieron al desnudo la esencia injerencista de la SIP y sus estrechos vínculos con los grandes monopolios de la información de Estados Unidos y Europa.

Su complicidad en la guerra sucia desatada contra gobiernos progresistas como el de Jacobo Árbenz Guzmán, en Guatemala y de Salvador Allende, en Chile, a instancias de la CIA estadounidense, ponen en duda también su honestidad e imparcialidad al juzgar el comportamiento de la libertad de expresión en el continente.

Al cobijar y proteger a los medios de comunicación que participan de manera descarada en labores de desestabilización en muchas de las naciones progresistas, la SIP no hace otra cosa que proteger los intereses de los ricos medios de comunicación en cada país, alineados a la oposición contrarrevolucionaria y antiprogresista.

Prueba de su total parcialidad a entarimado mediático de la desinformación globalizada es que, con respecto al golpe inconstitucional en Honduras, solo se ha limitado a tímidos lamentos sobre la libertad de prensa por parte de los golpistas, creando una falsa imagen de supuesta crítica a los mismos, sin denunciar las masacres sufridas por el pueblo, las persecuciones y la propia inconstitucionalidad del golpe. Como señala uno de los periodistas a los que me referí con anterioridad, la causa de esta posición ambivalente obedece a que el golpe de estado en Honduras fue apoyado por los propios dueños de medios de comunicación, socios de la SIP, como Carlos Roberto Flores Facussé, ex presidente de Honduras y dueño del periódico La Tribuna, y Jorge Canahuati Larach, el multimillonario dueño de los diarios La Prensa y El Heraldo, así como por José Rafael Ferrari y el contrarrevolucionario de origen cubano, Ralph Nodarse, prácticamente dueños de la televisión en ese país.

Vocero de las maniobras de la SIP, su presidente saliente y dueño del diario El Tiempo, el colombiano Enrique Santos, se atrevió a proclamar que “la SIP está activa y está siempre estará donde se le necesita”, lanzando fuertes diatribas contra Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua. No es extraño que Enrique Santos sea primo del actual Ministro de Defensa de Colombia, frecuentemente vinculado al paramilitarismo, al Mossad y a los planes agresivos contra Venezuela.

La SIP, los conglomerados mediáticos y el terrorismo ideológico

De acuerdo con el historial de los líderes de la SIP, no escapa al ojo avizor que la misma está comprometida hasta el tuétano con los grandes monopolios de la información. La propia página web de la SIP en Internet ofrece datos más que suficientes al respecto.

El presidente honorario de la SIP, impuesto de forma vitalicia, es Scott C. Schurz, dueño de 13 importantes periódicos de Estados Unidos, 9 canales de televisión, 13 emisoras de radio, un directorio telefónico y una empresa de impresión, diseminadas en los estados norteamericanos de Indiana, Kentucky, Maryland, Pennsylvania, California, Florida, Missouri, Michigan, Georgia, Dakota del Sur, Kansas y Virginia.

Quien ha sido presidente de la SIP, Earl Maucker, es también el director del periódico del Sun-Sentinel de Fort Lauderdale, Florida, dependiente del gigantesco monopolio informativo denominado Sentinel y dueño de varios grandes periódicos como el Chicago Tribune, Los Angeles Times, el Baltimore, el Daily Press de Virginia, el Hartford CourantThe Virginia Gazette y Newsday, el Orlando Sentinel, The Morning Call de Pennsylvania y AM New York. Es dueño igualmente de News in Education Review, City & Shore Magazine, el Forum Publishing Group, la Radio TV Digital WXEL, TCPalm.com y WPTV Nuevo Canal 5. de Connecticut,

Otro alto jefe de la SIP es William E. Casey. Casey, vinculado a la editorial Down Jones & Co., de New York, y dueña de The Wall Street Journal. El actual dueño de Down Jones & Co es el multimillonario Rupert Murdoch quien es a su vez dueño de 175 periódicos dispersos en todo el mundo, así como de los estudios cinematográficos 20th Century Fox, del el sitio de internet MySpace y de la Cadena de TV Fox, enfrascada actualmente en una guerra mediática contra el presidente Obama.

Aunque la SIP cuenta con varios órganos directivos como el Comité Ejecutivo, el Consejo Consultivo y la Junta de Directores, el poder real se concentra en los representantes de los monopolios informativos norteamericanos, quienes condicionan la proyección ideológica de la misma..

Por su parte, Natalia Brite desnuda la labor de la SIP en la guerra desinformativa y desestabilizadora contra los países del ALBA en el momento actual, al expresar en su artículo “Una voz al servicio de las dictaduras”, lo siguiente con respecto a la SIP: “En efecto, la concentración casi infinita de los conglomerados mediáticos en las últimas dos décadas ha generado dentro de los sistemas de representación democrática un nuevo fenómeno que ha sido denominado ‘terrorismo mediático’, cuyo objetivo es la conquista del campo simbólico, para imponer la ideología dominante y cuya táctica es la desestabilización permanente; agresiva e impiadosa de los gobiernos que se interpongan a sus dictados.”

La SIP ataca a Cuba

Uno de los primeros países que sufrió los más álgidos y venenosos ataques de la SIP fue Cuba. Una retahíla de mentiras que incluyen la fabricada persecución y encarcelamiento de fingidos periodistas, el aumento de la represión contra las supuestas manifestaciones independientes y el control gubernamental para impedir el acceso libre de la población a internet, son los argumentos insustanciales empleados por la SIP en sus ataques anticubanos.

La confusión principal del veneno ideológico del informe anticubano es referirse a un grupo de contrarrevolucionarios quintacolumnistas como supuestos periodistas independientes, cuando ha quedado ampliamente demostrado que estas personas tienen como misión exclusiva lanzar mentiras sobre la realidad cubana a cambio de unos pocos dólares entregados por sus financistas de la CIA, la USAID y la NED.

Las falacias arguyen la existencia de 102 acciones represivas contra los más de 70 fingidos periodistas independientes, cuando en realidad son legítimas medidas adoptadas por el estado cubano contra quienes desean subvertir el orden institucional, desvirtúan la realidad económico social del país, inventan supuestos actos represivos y persecuciones, difaman y calumnian, para complacer a sus jefes de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana (SINA), donde se les orienta qué decir y qué calumnias fabricar.

Las apócrifas conclusiones a las que arribarán los personeros de la SIP, que se emitirán esta semana como una denuncia contra Cuba y otros países progresistas, serán rechazadas oportunamente y no tendrán vigencia ni el más mínimo indicativo moral, pues se basan en la mentira, en la sucia componenda mediática, en la detracción ideológica y, sobre todo, se enmarcan en la más execrable guerra desinformativa.

La SIP, de dudosa moralidad por su sucio maridaje con la ultraderecha norteamericana, las oligarquías nacionales y por su deshonesto historial a favor de pasadas dictaduras y de ataques a gobiernos democráticos y progresistas, carece de fuerza moral para enjuiciar a Cuba y a los países del ALBA.

Una prueba de las mentiras fabricadas contra Cuba y divulgadas por los medios de la SIP, lo representa la difusión de una noticia en la que el grupúsculo extremista Cuba Democracia Ya pidió que se “eviten más linchamientos y secuestros” en la Isla.

Por el contrario, ni la SIP ni los grandes monopolios mediáticos que representa alzaron su voz para denunciar el permanente terrorismo padecido por el pueblo cubano y actos barbáricos como el criminal atentado de Barbados contra un avión cubano en pleno vuelo. Tampoco estos monopolios de la prensa norteamericana ha dado cobertura al caso de los Cinco Héroes Cubanos Prisioneros en Estados Unidos. Su silencio cómplice, así como su agresividad parcializada, son parte de su guerra ideológica mantenida durante casi cinco décadas para satanizar a la Revolución Cubana.

Ataques a Venezuela dentro de la SIP

Ayer, presidente de la República, Hugo Chávez, denunció las diversas estrategias contra la estabilidad de la Revolución Bolivariana y la continuidad de su mandato, dentro de las que se encuentran las acusaciones de la SIP por supuestas persecuciones a la libre expresión en Venezuela. La búsqueda primero de un referéndum revocatorio en el 2010, la aspiración a dominar la Asamblea Nacional en el 2011 para boicotear al gobierno bolivariano, aspirar a vencer mediante diversas vías en las elecciones presidenciales del 2012 y, por último, derrumbar los logros alcanzados por la Revolución Bolivariana, son los planes estratégicos de la contrarrevolución escuálida.

No está alejado de la realidad el presidente Chávez, pues los medios de comunicación en manos de la burguesía venezolana, miembros activos de la SIP, son parte del vasto plan desestabilizador contra su gobierno y los principales promotores del terrorismo mediático contra el mismo. Las falsas acusaciones sobre el amordazamiento de la prensa privada y el reforzamiento del aparato estatal de la información, son argumentos de la SIP para cuestionar la libertad de expresión en Venezuela. Sin embargo, es en el trasfondo la respuesta oficial por desarticular las campañas mediáticas y venenosas de la oposición y la búsqueda de genuinos y legítimos medios para hacer prevalecer la verdad de lo que sucede en Venezuela.

Históricamente, los grandes medios de comunicación en Venezuela han estado en manos de grandes grupos oligárquicos, vinculados estrechamente con los poderosos monopolios de la información de Estados Unidos. Las principales cadenas televisivas como Venevisión, Globovisión y Televen, así como importantes periódicos como El Nacional, El Universal, Últimas Noticias y Panorama de Maracaibo, están manos privadas, aunque estos dos últimos diarios se destacan por su imparcialidad, mientras que los otros medios mencionados son abiertamente detractores de la Revolución Bolivariana.

Como respuesta al manejo mediático y desestabilizador de los medios de comunicación, la Revolución Bolivariana se ha dedicado a fortalecer los medios públicos de comunicación, logrando en los últimos años abrir Venezolana de Televisión, Telesur, ViVe, TVes, ANTV y varias estaciones locales de televisión. De la misma manera, el estado emplea para fines de la información objetiva dos emisoras radiales: Radio Nacional y YVKE Mundial. Por su parte, en la prensa escrita se destacan los diarios Diario Vea y el Correo del Orinoco.

Los ataques de la SIP a favor de los medios privados y opositores están encaminados a acusar al gobierno de Chávez de un supuesto intento por hegemonizar las comunicaciones en Venezuela. Para ello, argumentan que el gobierno secuestra espacios de emisión a todos los medios televisivos y radiales del país, ha realizado 107 ataques contra periodistas, escondiendo que realmente muchos de estos periodistas han participado en campañas desestabilizadoras, intentos de golpe de estado, asesinatos y otras conjuras gubernamentales, como es el caso de Rafael y Patricia Poleo.

Otro de los ataques del informe contra Venezuela está dirigido a acusar al gobierno de cerrar 34 emisoras radiales y de anunciarse el cierre de otras 201. La verdad es que la aplicación por el gobierno de una política justa de convertir a los medios de comunicación en un instrumento de la verdad, como se contempla en el Proyecto de Ley Orgánica de Participación Ciudadana, que presupone la fiscalización de los medios de comunicación por parte de un Consejo Nacional de Vigilancia de los Medios de Comunicación Social, en representación de las masas populares, asusta a los oligarcas vinculados a la oposición mediática.

La aprobación por la Asamblea Nacional de Venezuela en el año 2004 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, conocida como Ley Resorte, luego de un democrático proceso de discusión popular, ha sido otro de los factores que ha generado acusaciones infundadas contra Chávez. La ley Resorte exige a los medios de comunicación opositores un verdadero alineamiento con la justicia social, apego a la verdad y someterse al consenso y control social. Esto, obviamente afectó a los grandes medios de la burguesía.

La SIP no ha parado en apoyar las detracciones contra el gobierno venezolano, pero jamás se declaró, ni tan siquiera ruborizada, contra el frustrado golpe de estado de abril de 2002, ni contra el sabotaje petrolero, ni contra las amenazas hacia la soberanía venezolana por parte de Colombia, Israel y Estados Unidos. No podía esperarse otra cosa de ella.

La SIP y sus ataques a Ecuador

En el marco de la 65 Asamblea de la SIP en Buenos Aires también se lanzaron álgidas acusaciones contra el gobierno de Rafael Correa, acusándolo de que la Ley de Medios, en proceso de elaboración por su administración, lesionará la libertad de expresión en el país. Tal acusación provino de César Pérez, perteneciente al Diario El Universo.

De acuerdo con la prensa opositora al proyecto de Correa, y la propia SIP, el nuevo proyecto de medios es “restrictivo, generará censura gubernamental, incentivará la autocensura y limitará el periodismo investigativo”. El proyecto en sí, estipula que el registro de medios debe ser renovado anualmente y el estado creará una institución rectora para examinar el comportamiento de la prensa.

Los ataques insidiosos y desestabilizadores del canal televisivo Teleamazonas, condujo a que el gobierno de Correa le sancionara en dos oportunidades.

Asimismo, las perfidias sostenidas por los representantes de la prensa mediática en Ecuador ante la SIP, acusaron al gobierno de perseguir y agredir físicamente a varios periodistas.

El 20 de octubre pasado el Secretario de Comunicaciones del Ecuador refutó la labor insidiosa dentro de la SIP sobre su país, defendiendo la Ley de medios que se votará en febrero próximo, al destacar que “es necesaria una ley de Comunicación que regule los abusos de la prensa”.

Luego, puntualizó: “La ley debe garantizar primero el derecho de los ciudadanos a que no sea afectada su honra, a mantenerse bien informados, a tener acceso a información de calidad y también debe garantizar que los medios puedan realizar su ejercicio de periodismo, que no tengan censura previa pero sí que tengan responsabilidad ulterior”.

En esencia, la Ley de Medios del Ecuador no hace otra cosa que proponer la división equilibrada del espectro electromagnético, por donde pasan las ondas de radio y de televisión, otorgando proporcionalmente el 33% de dicho espectro para los sectores: público, privado y comunitario. Tal medida atenta contra la hegemonía de los poderosos intereses privados en los medios de comunicación.

La SIP contra Bolivia

Bolivia tampoco escapó a los ataques de la SIP, cuya prensa está asociada y depende de los poderosos monopolios de la comunicación, particularmente del Grupo español PRISA, propietario del diario reaccionario ibérico El País, y que posee la propiedad de diversos medios de comunicación en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, México, Panamá, así como en Bolivia.

En Bolivia, el grupo PRISA es propietario de varios periódicos como El Nuevo Día, Extra y La Razón. Así como la cadena televisiva ATB Bolivia.

Los infundios esgrimidos por la prensa opositora, al servicio de los intereses desestabilizadores y separatistas, acusan al presidente Evo Morales de atacar frecuentemente a los medios de comunicación, de agresiones físicas y verbales a 111 periodistas en los últimos seis meses, así como 36 ataques contra los órganos de prensa del país.

El insidioso informe ante la SIP sobre Bolivia imputa falsamente al gobierno de querer emplear los medios de comunicación en su propio beneficio político en función de las venideras elecciones generales de diciembre próximo.

La SIP se ha visto involucrada en diversas campañas tendenciosas contra Bolivia, tal como ocurrió en el 2003 cuando apoyó abiertamente al presidente Gonzalo Sánchez de Losada ante el estallido social que exigía su renuncia. No hizo lo mismo en el 2006 cuando Evo Morales, ya presidente, quiso apoyar el desarrollo de medios de prensa vinculados a los movimientos sociales.

Los principales delitos del presidente Evo Morales son aquellos que lo han llevado a cuestionar el papel mediático de los grandes medios de comunicación y su interés por abrir paso a una prensa en función de los pobres. Reservar espacios en los medios para los trabajadores fue un pecado inaceptable para la SIP.

La SIP contra Nicaragua

Otro informe presentado ante la 65 Asamblea de la SIP sataniza igualmente al gobierno nicaragüense de Daniel Ortega.

Para los detractores del gobierno sandinista, como el director de El Nuevo Diario, Francisco Chamorro, el gobierno de Nicaragua pretende silenciar a la prensa independiente entiéndase a los dueños de los poderosos medios opositores, mediante un supuesto acoso, persecuciones y atropellos contra periodistas.

Los medios al servicio de la oposición (El Nuevo Diario, La Prensa, Trinchera y Nicaragüita) tratan de ilegalizar la decisión de la Corte Suprema de Justicia, de allanar el camino de Daniel Ortega a un nuevo mandato presidencial en las elecciones del 2011. Para ello, defienden a ultranza las posiciones desestabilizadoras de los partidos de oposición dentro de la Asamblea Nacional como el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) y la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).

Otro engendro antisandinista y mediático radicado en Miami, la Sociedad Nicaragüense Americana de Periodistas (NAJS), ha tratado de realizar labores de lobby con congresistas de la ultraderecha norteamericana, buscando el aislamiento y las presiones foráneas sobre el gobierno de Daniel Ortega.

Para terminar, recuerdo que en estos precisos momentos la SIP prepara su nuevo informe sobre la libertad de expresión en el continente para hacerlo público en las próximas horas. Extensas páginas cargadas de diatribas se darán a conocer al mundo con el fin de demonizar a las naciones progresistas de América Latina, cuyo único delito es zafarse del yugo colonial impuesto por Estados Unidos, dominio santificado por la SIP y sus burdos lacayos y detractores mediáticos a sueldo, dispersos por nuestras naciones y cargados de temor y odio hacia la verdad, a lo que se debe decir y a lo que se abrirá a la luz a pesar de todo.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

12/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Cantidad de similitudes entre discurso del presidente Uribe y un viejo discurso de Alberto Fujimori


 

LAS COINCIDENCIAS DE URIBE CON FUJIMORI

Noticias Uno, Bogotá, noviembre 1 de 2009

Cronicón

12/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , | Deja un comentario