America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Argentina – Proporciones noticiosas – Eduardo Aliverti


Una vieja sentencia dice que el periodismo consiste en llenar los lugares que dejan libres los anuncios publicitarios. La frase bien podría corroborarse tomando los grandes diarios de circulación nacional, cuyas ediciones de algunos (cuantos) días se empeñan en demostrar que si hay crisis no se nota porque el centimetraje de publicidad es apabullante. Pero también puede adaptársela a las equivalencias informativas respecto de sí mismas. Es decir: cuántos y cuáles lugares ocupan ciertas noticias porque hay otras, tradicionalmente centrales, que en la coyuntura desaparecieron o carecen de sitial preponderante. Cabría la presunción de que algo de esto debe contemplarse, si se toma nota del papel secundario que, últimamente, adquieren las informaciones del ámbito económico. Es imposible, por supuesto, no constatar que la economía está presente en casi todo lo que sucede. Desde las inundaciones hasta “la inseguridad”; desde el debate por la libertad sindical hasta las denuncias de corrupción; desde la ley de medios audiovisuales hasta el proyecto de reforma política, en algún punto todo pasa por la economía porque en ella anida el cómo y para quiénes se gobierna, y el cómo y para quiénes se intenta plantar una alternativa de gobierno u oposición. Gobernar, o preparase para ello, es administrar y proyectar la economía. Sin embargo, ese rasgo estructural, filosófico, de lo económico, en ciertos momentos o etapas no es lo único que construye las noticias (aunque siempre subyazca). A veces, el valor que se le da a lo episódico tiene una relación inversamente proporcional con lo que la sociedad percibe, de la economía, en su actualidad y rumbo macros.

Veámoslo desde esta lógica: si hubiera seria preocupación, o fuerte inquietud, por lo que puede suceder con los salarios, las reservas monetarias, la deuda, los precios, el desempleo, ¿habría que los grandes titulares sean las peleas de Moyano con la Corte Suprema, o los cruces de los K con Clarín, o la polémica sobre los asesinatos y delitos en el conurbano bonaerense, o el Macrigate, o el valijero, o Papel Prensa, o lo que dicen Legrand, Tinelli y Susana? ¿Habría que la asignación por hijo para familias de carenciados, un reclamo que se hacía oír a los gritos y hace años, desde todo el espectro político, quedara mediáticamente subsumido en cómo puede ser que no se hubieran previsto las colas de reclamantes ante las delegaciones de la Anses? ¿Habría que para hablar de terremotos financieros tengan que remitirse al default de una empresa de un emirato árabe? ¿Habría que se trate de que la maestra asesinada en Derqui quería ser mamá, como recuadro destacado de portada?

Podemos tomar el análisis que hacen los propios especialistas en economía, de los grandes medios, sobre la prospectiva de “los mercados”. La recaudación impositiva aumentará por el ingreso de las retenciones a la soja, que andará de cosecha espectacular (si el suelo queda hecho mierda y a la hora de evaluar catástrofes “naturales” debe examinarse la deforestación y el sembradío irrestricto es otro problema, que no les mueve un pelo a los liberales). La tasa de interés norteamericana es cero, prácticamente, y eso hace que los bonos argentinos sean muy atractivos para los inversores porque, encima, cayó bien la reapertura del canje de deuda con los que habían quedado afuera. El Banco Central sigue comprando dólares porque la entrada de divisas tiene fortaleza. Aumentan los depósitos en los bancos. Los economistas corrigen hacia arriba las cifras de reactivación. El gasto público y el aumento a los jubilados permiten imaginar un incremento del consumo, pero el riesgo de inflación que eso supone es chico, comparado con el despegue que tendría la actividad en su conjunto. Subrayemos lo siguiente: todo esto no es lo que dice el oficialismo ni sus órganos de prensa ni sus simpatizantes (que también, claro), sino un compendio de lo que opina el conjunto de los analistas y militantes del establishment. Voceros del agro incluidos. Y casi extintos, dicho sea de paso, a menos que alguien registre que hayan vuelto a alzar la voz. ¿Por qué perdió tanta energía la Mesa de Enlace? ¿No era que deberíamos importar leche más temprano que tarde, y que ya no se vende ni un tractor, y que había que aprender de Uruguay, y que los pueblos del interior se mueren, y que el trigo no daría abasto para el consumo interno, y que el bife de lomo debía costar 80 pesos? ¿Cuándo mintieron? ¿En la trifulca por la 125 o ahora? ¿O siempre?

Como ésa es la realidad o lo que los mismos representantes del poder concentrado dicen que es la realidad, volvemos a la hipótesis de con qué se llena el espacio que dejaron libre los pronósticos de tragedia. La malaventura anunciada por ellos, insistamos, porque, si es por la otra forma de ver la realidad, vaya si existen la tragedia y el acostumbrado paisaje de la conflictividad crispada. Ahí están los inundados, los paros de los maestros, los indigentes, los hospitales públicos en colapso o cerca de ello, el drama de la vivienda. Jamás eso les fue un indicador a tener en cuenta. Les fue lo que sociológicamente se sabe denominar “normismo”; esto es, aceptación de que el mal funcionamiento de algo, cualquier cosa, aun cuando incluya el sufrimiento de vastas masas de población, es un hecho natural: pobres y miseria habrá siempre. Así que no es eso. Es medir con los parámetros que a ellos les importan. Y si esas cuantificaciones dan bien, lo que resulta es que el debate político se circunscribe a chiquitajes. Porque convengamos, asumiendo que decirlo es de una alta incorrección y no hay otra que malinterpretarlo: valijas, espionajes, sobreprecios en licitaciones públicas, Carrió diciendo que Cobos es una ameba y si el fútbol es para todos o todos pagamos la televisación del fútbol, apenas para ejemplificar, son al fin y al cabo elementos colaterales de quien impone un Gran Relato. Menem fue uno de los que entendieron que funciona así, y ganó con el 50 por ciento de los votos cuando ya se sabía que era un canalla. El espacio que dejaba vacío la fantasía de que económicamente se estaba bien fue ocupado por las denuncias de corrupción (en el segundo tramo de su sultanato), sin que los medios se detuviesen en “la inseguridad”, por caso. Ahora, el punto es análogo. En la edificación noticiosa, a falta de que la economía no parece afrontar tormentas, se impone luchar en forma salvaje por los intereses corporativos afectados, a través de que los medios destacan lo políticamente episódico. Con la diferencia, claro, respecto del menemato, de que entonces el poder económico estaba chocho; y ahora ve que algunos o varios de sus privilegios están lastimados.

Volvió una enseñanza que nunca debe irse. Lo que se dice y publica tiene tanto valor como lo que se ignora u oculta. Debe ser que, de tan obvio que es, un montonazo de gente parece haberlo olvidado.

Página 12

30/11/2009 Posted by | General, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Eduardo Galeano “La izquierda nos ha convencido de que el placer es pecado”


“Los que leyeron El Capital se comen crudos a los otros porque son los que de veras saben como funciona el sistema.”

29-11-2009 /  Critica a la izquierda y a los que leyeron “El Capital” y ahora viven de sus intereses. Habla de Honduras y la inercia del imperio de apoyar golpes de estado, y del narcotráfico como excusa para instalar bases militares.

Por Esteban Widnicky
cultura@miradasalsur.com

El encuentro no puede ser en otro lado: la ciudad vieja de Montevideo, calles con adoquines, atmósfera de mediodía y un bar con sillas y mesas de madera. Es en el Café Brasilero, donde suele pasar animadas tardes con amigos, periodistas, escritores, gente.
Eduardo entra puntualmente a las 2 de la tarde, trae una boina azul, haciendo juego con un pañuelo, y una bolsa con libros. Pide un jugo de naranja y el café Galeano, un invento propio que además de café, lleva crema, chocolate y canela. Me cuenta que el Brasilero fue fundado en 1877 –es el más antiguo de la ciudad–; en él se respira bohemia y nostalgia; un oasis para estos tiempos de puro vértigo. “Quedan pocos sitios como éste. No sé cuánto más pueda subsistir.”
El café, símbolo de una ciudad y lugar de encuentro cada vez más difícil de encontrar. He aquí un problema grave: la cultura del mundo actual conduce al desvínculo. Y estos cafés joden a esa cultura. Pertenecen a un tiempo en el que había tiempo para perder el tiempo.
–Se lo ve en tiempos de mucho trabajo.
–Sí, lamentablemente sí. Tengo una vida de pulga de circo, ¿viste las pulgas de los circos que saltan siempre? Y después duermen en una cajita de fósforos. Yo a veces también puedo, pero sí tengo una vida muy ocupada. Es una prueba de la existencia de dios, porque no sé cómo hago pero sí, me las arreglo para encontrar espacios de soledad o para poder trabajar en lo mío, y me cuesta mucho tener tiempo, incluso para perder el tiempo que es algo muy útil en la vida.
–¿Está trabajando en un nuevo libro?
–Sí, estoy escribiendo cosas, ya veremos. Los libros van creciendo dentro de uno, te van escribiendo a vos, de a poco, no le doy órdenes a mis pensamientos, a mis libros, se van armando de a poquito. Cualquier acto de violencia, cualquier imposición es enemiga de la creación porque después lo que sale es bastante ortopédico, artificial, no es verdadero. Lo único que se hace desde arriba son los pozos, y los libros también, crecen desde abajo, desde el fondo de uno, de a poquito. Por ejemplo, yo nunca firmé un contrato que me obligara a entregar un libro, jamás, porque vi lo mal que les iba a algunos amigos que habían echo eso, y después terminaban escribiendo por deber y no por placer, como pasa con los jugadores de fútbol. Empiezan jugando por placer y terminan jugando por deber.
–¿La literatura puede ser una herramienta alternativa de lucha política, social?
–La literatura escrita con intenciones políticas y sociales, o sea, la literatura nacida de las buenas intenciones es, habitualmente, el resultado de muy mala literatura: habitualmente puede haber excepciones, pero en general lo que eso genera es una literatura de parroquia, destinada a los ya convencidos que reciben lo que esperan recibir y, por lo tanto, yo no veo que haya ninguna audacia ahí. Si la idea es hacer algo para cambiar el mundo, lo que implica audacia y coraje, es una literatura muy cobarde porque se dirige a los que ya están de acuerdo con uno; no invade otros territorios, no se lanza a la conquista de otra gente, y eso porque en general es una literatura muy aburrida, la literatura de izquierda en general es aburridísima, es un plomo. Ojala no fuera, pero la verdad es que cuesta leerla, se hace muy cuesta arriba, y tiene una intención pedagógica que de ante-mano genera rechazo cuando viene alguien que te va a explicar cómo es el mundo. Ante eso la reacción que uno tiene es decir: por favor, no me lo expliques, dejámelo vivir.
–Suele apoyar con sus artículos o con su presencia movimientos que intentan resistir, cambiar, denunciar cosas.
–No, yo no hago lo que debería hacer, por lo que ya te dije en las respuestas anteriores, porque yo considero que la vida vivida como un deber se vive muy a contramano, pierde espontaneidad, pierde lo mejor que tiene, que es el placer de disfrutarla. Curiosamente cuando yo participo en estos movimientos que me ocupan buena parte del tiempo, por suerte lo hago sintiendo mucho placer. El placer de la solidaridad es una fuente de placer, que me permite recuperar la certeza de que no termino en  mí mismo, no termino en las fronteras de mi propia piel, entonces eso me produce un enorme placer y yo creo que la herencia judeo-cristiana, religiosa, de buena parte de la izquierda del mundo ha terminado por convencernos de que el placer es pecado y que por lo tanto hay que evitarlo en la medida de lo posible, entonces este divorcio de la militancia y el placer me parece que ha hecho mucho daño, porque es un divorcio de la vida, la vida es placentera, aun en las peores circunstancias. No hay noche que no esconda unos cuantos soles.
–¿Que es lo que más dolor, impotencia, le produce en estos tiempos?
–Si te hago el inventario una hora no alcanza la cantidad de cosas que me duelen, sobretodo me duele comprobar cada día que la izquierda es la universalidad de la derecha o sea que algunos de los tipos que mas daño hacen al mundo provienen de la izquierda. Leyeron El Capital y ahora viven de sus intereses. Como por ejemplo Rupert Murdoch, el amo de la prensa, el amo del cine, de la televisión, de todo, el gran propietario de los medios masivos de incomunicación en el mundo. Fue leninista fanático hasta los 27 años, y ahí aprendió lo que sabe, porque claro, mientras unos leían selecciones del Readers Digest, otros leían El Capital y a la hora de competir en el mercado los que leyeron El Capital se comen crudos a los otros porque son los que de veras saben cómo funciona el sistema. Y eso me duele, me duele porque, hasta cierto punto, al mismo tiempo hay numerosos casos en que se recorre el camino inverso, o sea, gente que proviene de las visiones más conformistas de la realidad, los aceptadores del mundo, a veces viven al revés y terminan siendo capaces de rebelión. Capaces de decir no a ese mundo que antes aceptaban sin discusión, o sea que hay de todo en la viña del señor, para un lado para el otro, fuentes de dolor, fuentes de alegría, hay de todo, de todo.
–¿Que lectura haría del hecho de que Hugo Chávez le regalara Las venas abiertas de América latina al presidente Obama?
–Nada, me parece que es un gesto generoso, bien intencionado, lo único que no sé por qué no le dio la edición en inglés que existe hace tiempo, se hicieron 30 ediciones o más en Estados Unidos, para facilitarle la lectura porque Obama no lee español. Igual es un gesto simbólico, lo que significa el gesto es que, bueno, sugerirle a Obama que trate de comprendernos antes de juzgarnos, creo que está bien. Ahora, después, cuando me preguntan sobre el tema, yo vuelvo a decir, Las venas abiertas… fue un libro escrito a fines de 1970, y para mí fue un puerto de partida, no un puerto de llegada, a partir de ahí yo hice otras. Pero bueno, Chávez tiene como una obsesión con Las venas…, y me parece que si le sirve y sirve a los demás, todo bien.
–¿Observa algún cambio en la política norteamericana hacia América latina?
–No, por lo menos no esencial. De todos modos, no sólo en relación con América latina, sino en relación con su política en general, el modo como enfrentó esta crisis feroz recompensando a los culpables, otorgando generosas limosnas a los pobres banqueritos. Y el modo también como enfrenta una crisis que en gran parte es derivada del gasto militar absurdo de esta potencia que no aprende de su propia experiencia, una potencia militar, fíjate que no son sólo las bases en Colombia, hay  870 bases militares de los Estados Unidos en el mundo, es una potencia militar invasora, guerrera, conquistadora, y eso requiere de muchísimo dinero, es una de las explicaciones de esta crisis, el gasto militar gigantesco. Que no tiene contrapartida en el sistema productivo, porque las guerras lo que producen son muertes, y la industria militar es una industria que genera armas, generan guerras, que genera muertes. Entonces cuando Obama aumenta el presupuesto militar, que yo pensé que lo iba a reducir, digo, ingenuamente creí que lo iba a reducir, y en lugar de reducirlo lo aumentó. Él está insistiendo en la idea de que Dios eligió a su país para salvar a la humanidad y lo que yo siempre les digo, ahora estuve en Estados Unidos lanzando Espejos, el último libro, siempre les dije “por favor a mí no me salven, yo no quiero ser salvado”. Esta vocación mesiánica de que ha sido elegido para salvar a los demás, sembró al mundo entero de dictaduras militares, y sobretodo a América latina, por eso le cuesta a veces entender a Obama estos fenómenos raros, un golpe militar en Honduras, no sabe qué hacer, porque no tiene práctica, es un país que hace un siglo y medio viene fabricando dictaduras militares y le falta training para entenderse con las democracias.
–¿Tiene algunas mañas para escribir?
–No, creo que no. Escribo cuando me pica la mano, cuando tengo ganas, digo cuando tengo necesidad de decir. Así, uno aprende el arte del silencio.
Escribo en libretitas del tamaño de que dos entran en la palma de mi mano. Ahí voy anotando cosas que escucho, que me dicen, que robo por ahí. La realidad te regala tantas cosas que no hay libretita que alcance.
–¿Usa máquina de escribir u ordenador?
–No, nada de eso, yo aprendí con Juan Carlos Onetti, justamente cuando yo comencé a visitarlo, allá por mis 17 u 18 años. Yo escribía a máquina, ya que hacía trabajos periodísticos más urgentes, no más importantes ni menos, y él me dijo cuando estaba escribiendo un relato, que no pertenecía tanto a un instante, sino que se proyectaba más allá de eso. Me dijo que si yo escribía a máquina me estaba perdiendo uno de los grandes placeres de la vida, que es escribir a mano. Que el placer de la mano que se desliza en el papel, el rumor del lápiz o la lapicera, te lo estás perdiendo, yo no me quiero meter en tu vida, pero deberías probarlo, y de ahí nunca más escribí en la máquina. Lo único que hago ahora es pasar la versión final, por que yo escribo 10 ó 15 veces lo mismo y cuando ya está, lo paso a la computadora.
–Usted decía hace unos años, ante la publicación de El libro de los abrazos, que un autor abraza con sus libros… ¿Se puede pensar como uno de los placeres de la escritura?
–Si el placer más importante es el de la comunión con otro, y creo que sí, cuando un libro es verdadero te dice cosas al oído, te toca. Yo creo que las palabras tienen dedos, dedos que te tocan, y  en todo caso habría que preguntárselo a los lectores, si se sienten tocados o no. Yo lo siento dentro que toco a otros, y escribo para otros. Mi gran maestro, el esplendido novelista Uruguayo Juan Carlos Onetti, que tanto me enseñó, cuando yo era muy jovencito de 17 u 18 años yo le llevaba cosas que escribía, y él siempre fue cariñoso conmigo, se porto súper bien, con mucha paciencia, pero a veces se enojaba porque no le gustaba que lo contradijera, y una vez divagando, fumando mirando al techo, y bebiendo vinos de cirrosis instantánea, me decía que él escribía para él, decía yo soy como James Joyce, escribo para un tipo de la otra mesa que se llama James Joyce.
–¿Cómo vive las elecciones de hoy en Uruguay?
–Te diré que me alegró la victoria del Frente, ojala se confirme en la segunda vuelta, y  en cambio me dejó muy pero muy triste el resultado de las otras dos elecciones, los plebiscitos que perdimos.
Uno proponía la anulación de la ley de impunidad, una ley mamarracha, hija del miedo, que avergüenza nuestra tradición democrática y lastima la dignidad nacional.
El otro plebiscito daba derecho de voto, por correo, a la multitud de uruguayos que viven en el extranjero.
Ellos suman una quinta parte, o más, de nuestra menguada población total, son en su mayoría jóvenes, expulsados por la falta de trabajo y castigados cuando se les niega el más elemental de los derechos democráticos, el derecho de voto.
Ahora, la mayoría de los uruguayos no se ha tomado el trabajo de corregir este error burocrático que identifica la identidad con el domicilio: dime dónde vives y te diré quien eres.
–Le voy a hacer una foto frente a un espejo y me gustaría que diga que imagen le devuelve.
–Quién sabe. Quizá dice que puestos frente a frente por el espejo, los edificios parecen cárceles y en la mar resplandece la libertad.
Y me quedo con esa frase en mi memoria, que dice en su último libro, Espejos: no sólo se ve uno, sino todos los que estuvieron y los que quieren estar.

VEINTITRES

30/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Gob. de la Ciudad de Buenos Aires – Macrigate.. Tienes un e-mail


Al frente. Leonardo entregó un e-mail que compromete a su cuñado Mauricio.

26-11-2009 /  Un correo electrónico involucra al jefe del Pro.

Por Carlos Romero

 

En su última declaración ante el juez federal Norberto Oyarbide, Néstor Leonardo no pudo contener las lágrimas. El cuñado de Mauricio Macri se mostró mucho más nervioso que en su anterior visita a los tribunales de Comodoro Py, donde se presentó para dar testimonio como una de las tantas víctimas del escándalo de las escuchas telefónicas. Leonardo teme por su vida. No es para menos: está convencido de que intentaron matarlo.

En sus dichos a Oyarbide, el esposo de Sandra Macri dejó en claro que el episodio que sufrió dos semanas atrás, cuando recibió un tiro en la mano izquierda, que también lo hirió en la ingle, no se parece en nada a un caso de robo. “A su criterio –se lee en la versión taquigráfica de su segunda declaración testimonial– este hecho se trató de un atentado contra su vida.”

Las tres personas armadas que el miércoles 11 de noviembre lo abordaron en la puerta de su casa en Ituzaingó le dijeron varias veces la frase “te vamos a matar” y no le pidieron dinero. De hecho, no tomaron ninguno de los objetos de valor que había en el domicilio ni de los muchos que Leonardo llevaba encima: un costoso reloj marca Cartier, una cadena de oro, dos anillos de oro y su alianza de matrimonio, además de 6.000 pesos en efectivo. Nada de eso se llevaron los agresores. “Sin dudas, una actitud muy poco común entre asaltantes”, repiten con ironía los investigadores.

El parapsicólogo que se casó con Sandra Macri a pesar del rechazo de su familia política, sostuvo que la persona que le disparó una vez intentó efectuar un segundo tiro, pero que se le trabó el arma. “A su entender –detallan los pesquisas– los atacantes creyeron que lo habían matado ya que el declarante quedó tendido inconsciente, en la entrada de su dormitorio.”

El episodio sucedió una semana después de que Veintitrés revelara que Leonardo había sido escuchado por la red de la que formaban parte el espía Ciro James y el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios.

Luego de determinar que un supervisor escolar también fue investigado por el Fino en la agencia de seguridad que tenía junto a su ladero, Osvaldo Chamorro –también “renunciado” de la Metro–, Leonardo sumó otro elemento picante al expediente: un e-mail remitido desde el Gobierno de la Ciudad cinco días antes de que le dispararan. Se trata de un comunicado enviado por la secretaria de Mauricio Macri –Ana Moschini, también citada a declarar– con el fin de que el jefe de gobierno quedara libre de sospecha. El texto que Leonardo se negó a firmar era explícito. Su primer párrafo decía: “Quiero dejar en claro que en ningún momento he vinculado al señor jefe de Gobierno (…) en presuntas acciones de espionaje contra mi persona”.

En el expediente, el género epistolar ya lo había inaugurado el papá de Mauricio, Franco Macri, enemigo declarado de Leonardo. El fundador del grupo Socma hizo pública una carta donde cargaba con virulencia contra su yerno. “Un personaje sin otro logro que exhibir ante la sociedad más que el ejercicio de misteriosas actividades esotéricas, (que) se sintió en libertad para imputarme falsamente supuestos actos de persecución y hostilidad en su perjuicio”, disparó el jefe del clan.

En el despacho de Oyarbide, y ante el secretario de la causa, Gustavo Russo, Leonardo repitió lo que ya había dicho su abogado, Luis Conde: que en un cumpleaños de Sandra, Franco le dijo que estaba en “una lista”, lo amenazó con “una banda de chinos” y le dijo: “Vos mejor que hagas buena letra”.

Su cuñado Mauricio, en cambio, fue más expeditivo: habría intentado pasarle letra por mano propia.

GOBGG

VEINTITRES

30/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Elecciones en Uruguay Mujica presidente: “Gracias a Tabare hemos ganado por la continuidad de este gobierno”


29-11-2009 /  El candidato del Frente Amplio se impuso en los comicios de segunda vuelta con más del 48% a Luis Lacalle, del Partido Blanco. El electo mandatario, que sucederá de Tabaré Vázquez, dejó un mensaje a todo el pueblo oriental: “Se multiplica el compromiso, viva la alegría y la esperanza”.

Mujica, nuevo presidente uruguayo

El candidato del Frente Amplio, José Mujica, se impuso en los comicios de segunda vuelta con cerca del 49% a Luis Lacalle, del Partido Blanco. El electo mandatario sucederá de Tabaré Vázquez y será el segundo gobierno del Frente Amplio en Uruguay.La Corte Electoral de Uruguay confirmó el triunfo de Mujica, al difundir el primer informe oficial que comprende el escrutinio de 38,43 por ciento de los centros de votación.

Según esos datos, Mujica aventajaba a Lacalle por 48,46 a 47,53 por ciento de los votos.
Edgardo Martínez Zimarioff, ministro de la Corte Electoral, explicó que la escasa diferencia -inferior a la que tres firmas privadas atribuyeron a Mujica en sondeos de boca de urna y proyecciones posteriores- se debe a que los votos escrutados corresponden al interior del país y no a Montevideo, donde el presidente electo tiene mayor ventaja.

Ante una multitud que lo acompañaba, el flamante mandatario electo reconoció y saludó a su rival en estos comicios y hasta pidió perdón por algún exabrupto. “Mi reconocimiento al doctor Lacalle, si en algun momento mi temperamento d ecombatiene me hizo lelvar la lengua demasiado lejos pido perdon por la ofensa, mañana caminaremos juntos”, afirmó.

El presidente electo de Uruguay exhortó esta noche a la unidad de los uruguayos porque “es tiempo de compromiso” y “mañana, la patria continúa”.

Y agregó: “Recordemos que hay compatriotas que tienen tristeza y son hermanos de nuestra sangre; por eso, ni vencidos ni vencedores: apenas elegimos un gobierno que no es dueño de la verdad, que nos precisa a todos”.

En otro trayecto de su discurso, señaló que “no es hora de discursos programáticos, querido pueblo, nos estamos mojando, estamos felices” y agregó que de ahora en más “Se multiplica el compromiso, viva la alegria y la esperanza”

Concluyó su mensaje diciendo: “nos vamos a equivocar pero no le vamos a dar la espalda a los problemas”.

Lacalle reconoció la derrota

El candidato por el Partido Blanco, Luis Lacalle, reconoció la derrota electoral en segunda vuelta a manos del candidato del Frente Amplio José Mujica.

“Sera nuestro presidente y tenemos que razonarlo y aceptarlo” señaló Lacalle a la multitud que lo escuchaba. En este sentido, agregó que “quien triunfó, quien fue el elegido será el presidente de todos los orientales”.

En otro trayecto de su discurso llamó a  la unidad del pueblo uruguayo al afirmar : “Que hayamos votado en dos mitades no quiere decir que seamos dos países” y concluyó su mensaje diciendo que “espero que cuando se conozca el resultado seamos un solo pueblo”.

El Argentino

30/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | Deja un comentario