America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Derechos Humanos: polémica entre el embajador en los Estados Unidos y un diputado nacional


El diputado nacional aseguró que hay “hijos de desaparecidos” que están siendo víctimas de “vejaciones”, lo cual despertó una fuerte reacción de parte del embajador argentinos en los Estados Unidos, Héctor Timerman, quien le reclamó que haga la correspondiente denuncia en la Justicia.

“Los hijos de desaparecidos que fueron apropiados no están muertos, y algunos están siendo sometidos a nuevas vejaciones”, manifestó Iglesias durante una discusión que mantuvo con Timerman en la red social Twitter.

El embajador en Washington le pidió entonces dijera los nombres para no convertirse en “un encubridor”, a lo que el diputado nacional respondió desafiante: “Presentese a un juzgado y hagame causa, si así lo cree, por favor”.

Consultado por Télam sobre la polémica, Timerman señaló que “es muy preocupante que un diputado de la Nación juegue en una red social y pública con un tema tan sensible como es la apropiación de menores durante la dictadura, de los cuales 400 de ellos siguen cautivos de sus apropiadores”.

Télam

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=189944&id=362153&dis=1&sec=2

18/06/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Mundial de fútbol en Sudáfrica – La otra cara


¿Desalojos forzosos?

Fuera de la Copa

Acusaciones y polémicas rodean la realización del Mundial de fútbol en Sudáfrica.

09-06-2010 /  Sudáfrica está acusada de “limpiar” los barrios pobres de Ciudad del Cabo para recibir el megaevento de la FIFA.

Por Christopher Werth

Victor gumbi está sentado al lado de una humeante fogata en un terreno limpio, a la sombra del recién renovado estadio Ellis Park, uno de los muchos lugares donde Sudáfrica celebrará la Copa Mundial de fútbol, que empieza esta semana. Sudáfrica anunció el evento deportivo más popular del mundo como un impulso para el desarrollo que ayudaría a millones de personas a salir de la pobreza, pero Gumbi, un jornalero de 35 años, dice que las cosas están empeorando. No mucho tiempo después de que a Sudáfrica se le concedió la organización del torneo, una cuadra entera del barrio donde vive fue programada para ser derribada como parte de un amplio plan de regeneración urbana alrededor del estadio, en Johannesburgo. A fines de 2009, el descuidado edificio donde Gumbi vivía fue demolido sin autorización, dejándolo en una pequeña casucha mal construida en medio de un bloque de casas medio derribadas que los vecinos apodan “Bagdad”.

Ahora, muchos residentes que habían vivido en los edificios abandonados del área durante más de una década se sienten obligados a irse debido al Mundial. “Quieren escondernos. No quieren que los europeos nos vean, así que demolieron estas sucias casas”, afirma Gumbi, quien cree que será retirado de una vez por todas antes de que comiencen los partidos.

Los funcionarios municipales de Johannesburgo niegan que se haya realizado ningún retiro específico. Sin embargo, por todo el país surgieron acusaciones de desalojos forzosos. Los diarios locales acusan a la policía sudafricana de reunir a personas sin hogar para echarlas a muchos kilómetros de distancia (algo que la policía niega), mientras que residentes de toda Ciudad del Cabo afirman que fueron trasladados de sus asentamientos ilegales y edificios ruinosos a un campamento temporal en las afueras de la ciudad antes de la llegada de los fanáticos del fútbol.

También en este caso, la ciudad desestima tales acusaciones, pero no sería la primera vez que las personas hayan sido desarraigadas antes de un evento deportivo mundial. Cuando Seúl celebró las Olimpíadas de verano, en 1988, un 15 por ciento de la población fue desplazado debido a la remodelación de la capital. Y 20 años después, se piensa que más de un millón de residentes de Beijing se encontraron en la ruta de las excavadoras antes de los Juegos de 2008. Ahora, en un reciente informe sobre megaeventos realizado por Raquel Rolnik, la relatora especial de la ONU sobre el derecho a una vivienda adecuada dice que en muchos casos actuales, los derechos humanos se dejan de lado conforme las ciudades africanas, incluyendo Ciudad del Cabo, se “limpian” para resultar atractivas para los espectadores.

Newsweek

18/06/2010 Posted by | General, Medio Ambiente, Politica Internacional, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo medir si un país progresa?, por Bernardo Kliksberg


16-06-2010 /


Bernardo Kliksberg

La metodología convencional para medir el progreso de los países es el Producto Bruto. Pero esto está siendo frontalmente impugnado desde múltiples direcciones. Se plantea básicamente que no mide el bienestar real de los miembros de una sociedad. Que es un indicador meramente económico, unidimensional, útil pero parcial y limitado. No entran en él cuestiones que son fundamentales para la gente concreta, como los grados de equidad, el acceso a la educación y la salud, el grado de deterioro del medio ambiente, las horas que hay que viajar por día para ir y volver del trabajo, la cohesión social, el nivel de soledad, el disfrute efectivo de la libertad, el acceso a la cultura, y otros.

Se argumenta que centrar todo en el Producto Bruto lleva a decisiones incorrectas, porque las políticas se concentran en maximizarlo, en muchos casos dañando seriamente otras dimensiones del bienestar como el medio ambiente, o la calidad social de la vida. También que la “obsesión” con el Producto Bruto centra la discusión pública en ese monotema, excluyendo otros que son claves para lo que es la vida real de la gente.

Como refiere el New York Times, ya el fundador de la medición de las cuentas nacionales Simon Kuztnetz estaba preocupado en los 70 de que la actividad económica de la Nación pudiera ser confundida por sus ciudadanos con su bienestar. Y desde hace muchas décadas Amartya Sen y Mahbubu ul Haq advertían que “es una superficialidad identificar crecimiento con desarrollo”. Ambos aportaron al primer intento en gran escala por reemplazar el producto Bruto, el índice de desarrollo humano del PNUD que integró una batería de indicadores, como salud, y educación, en sus primeras versiones, y produjo rankings de las naciones que cambiaban fuertemente los que surgían del solo producto bruto. En los últimos seis años, no es ninguno de los grandes en producto bruto los que encabezan esa tabla que mide 190 países, sino Noruega.

Hay actualmente importantes avances en marcha hacia nuevos indicadores. Entre ellos Canadá desarrollo el índice canadiense de bienestar. Uno de sus líderes, Michalos, dice que las mediciones usuales de economistas y estadísticos “nos dicen bastante acerca de la economía, pero casi nada acerca de las cuestiones específicas de nuestra vida que realmente importan”. En los Estados Unidos se está desarrollo el State of the Union, una medición que se propone cubrir dimensiones multifacéticas. Lo ha impulsado la inserción en la nueva Ley de salud pública promovida por el presidente Obama de una provisión que requiere al Congreso financiar y supervisar la creación de un “sistema nacional de indicadores clave”.

La Comisión Stiglitz-Sen-Fitoussi, creada por el presidente de Francia, Sarkozy, para proponer nuevas formas de medir el progreso, produjo en el 2009 un denso informe en el que postula que para evaluar la calidad de vida de la población se requiere medir por lo menos siete categorías: “salud, educación, medio ambiente, empleo, bienestar material, conexiones interpersonales y participación política”. Enfatizó asimismo que es impresincidible para un país que tome el tema con seriedad y mida “equidad y sostenibilidad económica y ambiental”.

Robert Putnman (Harvard), integrante de la Comisión, señaló por ejemplo que los daños que la crisis económica estaba haciendo al tejido social americano eran muy vastos. Perder un empleo ilustra, tiene repercusiones que afectan la conexión social de las personas, uno de los motores de la felicidad humana. Todo ello no se está midiendo.

Putnam propone incluir medidas de capital social. Por eso señala: “Las personas se enferman y mueren porque no conocen a sus vecinos. Los efectos del aislamiento social sobre la salud son los mismos de fumar. Si nos preocupamos –con razón– porque fumar reduce la esperanza de vida, ¿por qué no pensamos sobre el aislamiento social también?”

El tema no es técnico, tiene gran importancia práctica, en una América latina que ha estado profundamente fijada en el producto bruto como el indicador cuasi mágico del progreso. Ello ha llevado a frustraciones graves como idealizar los logros macroeconómicos de la dictadura militar de Pinochet, cuando al mismo tiempo estaba duplicando los índices de pobreza y degradando múltiples condiciones del bienestar colectivo, y muchos otros episodios similares, en donde tras el espejismo del avance del Producto Bruto se ocultaban aumentos de gran significación en los índices de de­sigualdad.

El producto bruto es relevante, y útil, pero América latina sabrá realmente si va en dirección del progreso, si se automide en libertades, educación, salud, cultura, equidad, sostenibilidad ambiental y otras dimensiones que a diario definen la calidad de la sociedad, y los grados de sufrimiento o felicidad de su gente.

(*) Profesor Honorario de la UBA. Su más reciente obra, “Primero la gente”, fue escrita junto con el Nobel de Economía Amartya Sen

Buenos Aires Económico

18/06/2010 Posted by | Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – El rejunte neoliberal y la foto de los PRO disidentes


17-06-2010 /


Jorge Muracciole

La década con hegemonía menemista sin lugar a dudas marcó a fuego el imaginario y la cultura de la vida cotidiana de los argentinos, pero particularmente en las filas del Partido Justicialista dejó sus marcas indelebles. La metamorfosis en el sostén partidario del movimiento popular más importante de la historia contemporánea de nuestro país se convirtió en un caso de estudio de politólogos y analistas en el ámbito interncacional. El devenir de un sector de la dirigencia peronista en cruzados del neoliberalismo se constituyó en uno de los ejemplos paradigmáticos de la penetración del discurso hegemónico de la cultura neoliberal en ascenso en los años ochenta y noventa.

Esta gramática que nació en la revolución conservadora de Margaret Tatcher en los ochenta , junto a Ronald Reagan en Estados Unidos, trascendió las fronteras ideológicas de la derecha de los países centrales y se convirtió en la forma de gestionar la crisis hasta en gobiernos de la histórica socialdemocracia del Viejo Continente.

Nuestro país no fue la excepción, pero la virulencia de los cambios y la permeabilidad de determinados líderes nacidos en un movimiento popular signado durante décadas por las banderas de la independencia económica, la justicia social y la soberanía política, fue la novedad de esos años en la postergada e inequitativa América mestiza.

Los acontecimientos de diciembre del 2001 y el desplome de la continuidad política de los planes económicos ajustistas, expresados por el gobieno de la fallida Alianza, heredera del proyecto de subalternidad de las mayorías populares , donde la derecha de la Unión Civica Radical, encarnada en la figura del ex presidente De la Rúa, desencadenó un verdadero cataclismo en el escenario político, económico y social que generó corrimientos impensados en la dirigencia política unos años antes, cuando las formas propias del hacer político se confundían con la gestión del ninguneo a las necesidades de las mayorías y la fiesta de los sectores más concentrados de la economía.

En las jornadas de fines de diciembre, el paraíso neoliberal se derrumbó junto al engendro criollo de la convertibilidad. Y los políticos que se aggiornaron a los tiempos del consenso de Washington, comenzaron a mudar sus ropajes del fondo monetarista y superaron el tsunami insurgente del “que se vayan todos”, reforzando su seguridad personal, alterando sus hábitos públicos y ejercitando el bajo perfil, en esos tiempos, de hartazgos compartidos e insubordinación ciudadana.

Con el tiempo y con la normalización institucional se perdieron en las listas sábanas y adaptaron su discurso a los nuevos vientos. Eduardo Duhalde , otrora coequiper del caudillo riojano en los noventa, se convirtió en el reaseguro del stablishment para reencauzar la situación. Sus planes se desplomaron, con el plomo policial sobre los jóvenes piqueteros Kosteki y Santillan en el invierno del 2002, y su lento calendario debió acelerar imprevistamente sus tiempos. Hoy, tras su amague histórico de alejamiento de la política activa, retorna como el principal restaurador del proyecto neoliberal en franco retroceso, constituyéndose en el articulador del rejunte neoconservador del llamado PJ disidente.

Desde hace un tiempo a esta parte se ha propuesto con su gramática discursiva convertirse en el abanderado de la desmemoria. Llamando a la “reconciliación” de la ciudadanía con los partícipes e ideólogos del Terrorismo de Estado de la dictadura de 1976.

En una suerte de borrón y cuenta nueva con los genocidas justamente encarcelados. En esta utopía restauradora encuentra como socios de la partida al empresario-heredero Francisco de Narváez, que de financista del menemismos devino en un viaje sin escalas a líder del peronismo bonaerense y aspirante a la primera magistratura; Carlos Reuterman, el sempiterno indeciso a ocupar la pole position, de la carrera presidencial por el peronismo, amigo sin complejos del oriundo de Anillaco y experto en ocultar su pensamiento sobre el país de sus sueños, junto a Felipe Solá, político itinerante que de su puesto de secretario de Agricultura de Menem, saltó sin previa autocrítica a un papel destacado en el gobierno Duhalde, transformándose, de la noche a la mañana, en fugáz kirchnerista, hasta que la crisis del campo lo hizo retroceder a sus antiguas alianzas.

Alianzas que hoy se cristalizaron en una instantánea política en el Senado de la Nación, donde jugó de anfitrión el imprevisible Rodríguez Saá, quien se sumó sin mediar autocrítica al entente del peronismo noventista, que promete al corto plazo la firma de un documento programático que unifique la diáspora posmenemista. Ese fotograma de la prolongada película neoliberal en la Argentina, tuvo una amplia repercusión en los medios tradicionales. Incansables defensores del viejo orden y especialistas en dar oxígeno comunicacional a todo conglomerado variopinto con tufillo anti K, no perdieron la oportunidad de caracterizar el cónclave como “las bases de un nuevo consenso en el peronismo”.

Pero cuáles serán los puntos fundamentales de esa base programática, tanto en la esfera económica como en el amplio espectro de la política nacional, regional o incluso en sus relaciones bilaterales con la gran potencia del Norte.

En lo económico un plan que sepa atender los intereses de los sectores mas concentrados tanto del agro como de la industria, y que la derecha conservadora instale la “previsibilidad en los mercados”. Una suerte de nueva teoría del derrame, que bajo la seductora consigna de la “Argentina Productiva”, discipline al conjunto de la sociedad y en paticular a las clases subalternas en la restauración de un modelo que dependa en exclusiva de la reinversión de las superganancias empresarias.

Una prueba incontrastable de qué modelo de país se pretende, es su indisimulada voluntad de acercar al Ingeniero Mauricio Macri a su cruzada restauradora. De ahora en más el centro de su proyecto de acumulación social estará dirigido a operar sobre los miedos de la ciudadanía, tanto en materia de inseguridad como en la necesidad de orden y la vuelta al consenso de los noventa, donde lo políticamente correcto era ajustarse a los requerimentos de la acumulación.

Sus esperanzas de triunfo están cifradas en la remanida teoría del péndulo social, donde a cada etapa de avance de las fuerzas transformadoras le sucede un nuevo período de disciplinamiento de las mayorías en PRO de los intereses de los poderosos.

Buenos Aires Económico

18/06/2010 Posted by | Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – La economía creció 9,7% interanual en mayo y logró un acumulado del 6,5% en cinco meses


La suba permitió recuperar casi todo lo perdido en la crisis internacional

17-06-2010 /  La suba registrada por el estudio de Orlando Ferreres mostró un primer semestre “fuerte” en términos de crecimiento económico. La recuperación está ligada al desempeño del sector agropecuario, que acumula un crecimiento cercano al 53 por ciento.


La industria automotriz, otra vez clave

La economía creció un 9,7% en mayo pasado en comparación con el mismo mes del año anterior. Esa suba, que marcó un acumulado de 6,5% en los primeros cinco meses del 2010, permitió recuperar la caída sufrida por la crisis económica que estalló por el sistema financiero y luego se derramó sobre la economía real. Ese movimiento reveló el sobrestock internacional y mostró la desesperación por colocar la producción excedente.

Según el Índice General de Actividad (IGA) que elabora el estudio de Orlando Ferreres, confirmó lo que habían anticipado distintos especialistas: “Que el crecimiento del primer semestre sería fuerte”. Para los economistas de Ferreres, la suba está ligada a la “recuperación del sector agropecuario, que acumula un crecimiento del 52,6% anual”.

A la mejora de la cosecha tras la sequía del 2009 se sumaron las últimas lluvias que no dejaron de hacer crecer las expectativas de los rindes por cultivo. En el caso de la soja, se espera que llegue a los 55 millones de toneladas. Para el maíz, se especula con que podría superar los 22 millones de toneladas. De ser así, se produciría una suba en torno del 70% respecto de la cosecha pasada en ambos cultivos, indicó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su informe de principios de ese mes. “Para el tercer y cuarto trimestre esperamos una morigeración en la evolución agrícola, que repercutirá en la desaceleración de la economía en general. De todas formas, sumado a la recuperación industrial y del comercio, esto permite proyectar un crecimiento en torno del 6% en el 2010”, agregó el IGA.

Sin sequía. Al realizar un análisis por sector, en el informe se detalló que en ningún caso se produjeron caídas interanuales en mayo, pero en el acumulado anual se produjo un retroceso del 0,8% en Minas y Canteras.

En tanto, el sector agropecuario registró en mayo un crecimiento en torno de 53% interanual, aunque “el componente ganadero está evidenciando un retroceso (-15,8% anual)” que tiene una compensación importante por el lado del componente agrícola, que marcó una “expansión del 74%” interanual.

Aquí traccionó con fuerza la mejora de las cosechas, que se recuperaron de una sequía del año pasado y, con la cosecha prácticamente levantada, confirmaron las previsiones de la Bolsa granaria, aunque aún faltan sumar los números más finos.

“Pese a todo, dada la estacionalidad histórica de la cosecha, se espera un crecimiento interanual del sector agrícola del 71% en el segundo trimestre, para luego desacelerarse al 19,5% anual y 2,6% anual en el tercer y cuarto trimestre respectivamente”, precisó el informe de la consultora e insistió: “De la mano de la expansión agrícola el crecimiento de la economía tendería a desacelerase en los próximos trimestres”.

Consumo. Además, junto a la recuperación del sector agrícola y a la producción de metálicas básicas y automóviles, el sector industrial creció en mayo un 11% interanual y alcanzó un acumulado para los primeros cinco meses del año del 6,7 por ciento.

La intermediación financiera también mantuvo un ritmo ascendente y logró un 9,4% interanual y acumuló una suba de 7,3% entre enero y mayo de este año, y se ubicó así por encima del acumulado del sector industrial.

Por su parte, el comercio al por mayor y menor evidencia un crecimiento del 5,1% en los primeros cinco meses del año. “Esto sin dudas está influenciado por el mayor comercio mayorista de exportación e importación, al tiempo que la mejora en la industria y el agro también impulsan el comercio minorista”, indicaron los economistas que elaboraron el informe. Además, reconocieron el impacto sobre el consumo que generó la asignación universal por hijo y los planes de financiación en cuotas, que se centraron en electrodomésticos, particularmente en televisores, en un contexto de campeonato mundial.

Buenos Aires Económico

18/06/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario