America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

–La historia de la ciencia argentina no empezó con este Gobierno, pero es verdad que Néstor Kirchner y Cristina Fernández pusieron fin a 40 o 50 años de maltratos y ninguneos.

Adrián Paenza: “La ciencia es una herramienta para resolver problemas”

Año 4. Edición número 160. Domingo 19 de junio de 2011

Por 

Sebastián Feijoo

sfeijoo@miradasalsur.com

De periodista deportivo a best seller de libros sobre matemáticas, Adrián Paenza analiza la fructífera relación que, desde 2007, el Gobierno mantiene con la comunidad científica.

Hasta hace poco menos de una década hubiera resultado descabellado pensar que una persona apasionada por la geometría, los algoritmos y las estadísticas tuviera un lugar destacado en la vida nacional. Acaso uno de los grandes méritos del recorrido profesional de Adrián Paenza haya sido divulgar un compromiso y una dedicación sin descansos por la ciencia en general y las matemáticas en particular. Y al mismo tiempo demostrar que esa pasión podía tener un lugar importante en el mercado literario, los medios y hasta una influencia valiosa en las políticas de la Argentina.
Pasaron muchos años desde que un joven periodista deportivo sorprendía por su lenguaje preciso, su capacidad para cuestionar algunos lugares comunes del fútbol y su identificación por la renovación táctica del Ferro de Carlos Timoteo Griguol. Ese camino de prestigio y reconocimiento se cortó abruptamente hace poco más de 15 años, luego de un confuso incidente y su controvertida e injusta salida no deseada del programa Fútbol de Primera. Sin dudas, fue un muy mal momento. Pero al mismo tiempo terminó abriéndole a este licenciado y doctor en ciencias matemáticas un nuevo horizonte. Primero se lanzaría al periodismo político y económico, y luego dispararía un fenómeno impensado para la ciencia en los medios. “En ese momento tan difícil me ayudó mucho gente como Víctor Hugo Morales, Jorge Lanata y Horacio Verbitsky. Fueron muy generosos conmigo. Quizá si no hubiera pasado lo de Fútbol de Primera hoy seguiría siendo comentarista de fútbol. No lo sé. Lo cierto es que en este tiempo pude hacer un montón de otras cosas y hasta quizás influí de forma positiva en mucha gente”, detalla Paenza en diálogo telefónico con Miradas al Sur, desde Chicago (EE.UU.).
En ese montón de cosas puede incluirse –entre otras– el programa de televisión Científicos Industria Argentina, galardonado con el Premio Martín Fierro en 2007 y 2011; Alterados por Pi, que se emite por el Canal Encuentro, y la serie de libros Matemática… ¿Estás ahí?, convertida en un sorpresivo éxito editorial. Pero Paenza también se transformó casi en un militante de la ciencia argentina. Y su muy buena relación con Néstor Kirchner y Cristina Fernández impactó positivamente en la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y del Programa Conectar Igualdad. “Uno puede aportar alguna idea o reunir gente sólo cuando lo escuchan”, aclara.
–Usted siguió muy de cerca el lanzamiento del satélite argentino SAC-D Aquarius desde California (EE.UU.). ¿Qué reflexión le merece el hecho?
–Fui un testigo privilegiado de un acontecimiento que para la Argentina es muy significativo. Estamos entre los doce países del mundo que pueden producir satélites con estas características tecnológicas y un porte de casi una tonelada y media. La Nasa, por supuesto, puede fabricar estos satélites, no necesita de nosotros. Sin embargo, decidió hacer este proyecto conjunto. No es que los argentinos fueron contratados y seguían las direcciones que tomaba la gente de la Nasa: discutían como pares. Esto es un episodio muy importante para la historia de la ciencia argentina y no es la primera vez que sucede. La gente del Invap y todos los que participaron ya habían hecho otros satélites, pero ninguno de este porte. Es un acontecimiento muy particular que pone a la ciencia argentina en un lugar muy privilegiado.
–¿Se puede tomar al satélite Aquarius como un símbolo de este presente de la ciencia argentina?
–La historia de la ciencia argentina no empezó con este Gobierno, pero es verdad que Néstor Kirchner y Cristina Fernández pusieron fin a 40 o 50 años de maltratos y ninguneos. Hoy nuestros científicos cuentan con un clima favorable para trabajar. Desde el Gobierno hay una conciencia de que para poder progresar y ser independientes es necesario producir nuestra propia ciencia. Eso se nota fuertemente con el incremento de los presupuestos y en la creación del Ministerio de Ciencia e Innovación Productiva. Todavía hay mucho camino por recorrer. Pero ya desde la época del propio Néstor Kirchner, cuando el ministerio todavía no existía, las nuevas políticas en el rubro eran evidentes. Previamente, los científicos argentinos habían debido soportar maltratos y ataques insultantes. Claro que, al mismo tiempo, lograron mantenerse vivitos y coleando, lo cual también es muy significativo. Afortunadamente, hoy tienen un contexto muy distinto para desarrollarse e incluso vuelven muchos que se habían radicado en el exterior.
–En algunas declaraciones públicas se mostró contrariado sobre la cobertura que algunos medios le dieron al lanzamiento del satélite argentino.
–Es verdad. A mí me sorprendió que Clarín, Canal 13, Radio Mitre y todos los medios que forman parte de ese conglomerado, posiblemente el más influyente de la Argentina, no hubieran mandado un periodista a cubrir este acontecimiento tan significativo. Ellos lo mostraron porque fue un hecho que le rompió los ojos a todo el mundo. Pero no haber tenido un periodista propio desentonó con lo que habitualmente Clarín les propone a sus lectores. La Nación y Página/12 sí tenían a sus representantes. Es raro que no hubiera habido un periodista del grupo más grande del país. Es una lectura mía. Pero… ¿por qué tengo que tener razón? Lo que digo es que me sorprendió.
–Usted cumplió un rol importante en el acercamiento de Cristina Fernández con muchos científicos.
–Antes de ser presidenta, Cristina me pidió, a través de Daniel Filmus, y por una iniciativa que también incluyó a Kirchner, que organizáramos una reunión en Nueva York con los científicos argentinos más destacados que estaban en la zona. Esto se hizo en 2007, antes de las elecciones. Finalmente, yo le sugerí a la embajada casi todos los nombres. Fue una reunión pública. Cuando estábamos todos reunidos dije que si la convocatoria era sólo para la foto, mejor que la hiciéramos rápido. Y Cristina me respondió: “Yo te dije a vos que no vine acá a sacarme una foto”. Ella participó muy activamente del encuentro y ese día le presenté a Lino Barañao. Después creó el Ministerio de Ciencia e Innovación Productiva y lo nombró al frente. Cuando Lino me llamó para contarme me pasó un mensaje de la Presidenta: “Decile a Adrián que se dé cuenta que no había sido para la foto”. Más allá de la anécdota, tanto Cristina como Néstor tenían claro que hay que apuntar al desarrollo y no sólo al de la soja, que por supuesto no tiene nada de malo, claro. Hoy, la ciencia y la inversión en tecnología están en la agenda con un lugar de privilegio. El siguiente paso debe ser establecer políticas de Estado.
–¿Cuáles sería las más indicadas?
–Algo así, requiere de la participación de mucha gente. Pero primero tenemos que decidir qué país queremos ser. Dónde pretendemos apuntar. Podemos apostar a la nanotecnología, a la biónica, a la biotecnología, a la generación de software y/o a la biogenética, por citar apenas algunos ejemplos. Tenemos que organizar prioridades, coordinar esfuerzos. Para asumir políticas de Estado hacen falta muchas voluntades. Pero las cosas no se hacen de un día para el otro. Hay que cuidar y estimular el capital que tenemos. El lanzamiento del satélite argentino no es algo que empezó hace unas semanas. La Argentina ya le vendió un reactor nuclear a Australia y Cristina no era la presidenta y Kirchner tampoco. No es que de pronto apareció el Invap. Pero el Invap ahora tiene mejores condiciones de trabajo porque el país invierte más y mejor en ciencia. Debemos seguir exigiéndonos e ir más allá.
–La ciencia argentina también parece tener una mejor consideración social. ¿Considera que Tecnópolis es un buen esfuerzo para seguir avanzando en ese sentido?
–Cuanto más acceso haya, cuantas más formas se encuentren de comunicarle a la gente cuánto y dónde la ciencia puede beneficiarla, mejor. El desafío es generar los vasos comunicantes, mostrar que la ciencia está en todas partes y la necesidad que tenemos de ella en la vida cotidiana. La ciencia como herramienta para resolver problemas: no como un ente abstracto. Hubo un tiempo en el que los científicos se sentían parte de una elite. Hay que terminar con esto. La ciencia está hecha para todo el mundo. Por supuesto que hay gente que tiene más capacidades, más destreza para hacer algo, pero todos los esfuerzos son valiosos y hay que saber aprovecharlos.
–Cuando trabajaba como periodista deportivo, ¿alguna vez imaginó vivir este momento personal?
–La verdad que no. Por entonces, ni yo ni casi nadie hubiera podido pensar que se podían vender tantos libros de matemáticas, ni generar distintos programas de televisión de ciencia. Pero lo que más me emociona, en realidad, es vivir este momento de la Argentina, que por supuesto es perfectible, pero que transita por muchas de las cosas que tienen que ver con lo que yo pretendo para mi país.

• Los nuevos proyectos televisivos para este año
El periodista, docente y matemático sigue ideando nuevos proyectos para televisión. Ya grabó una serie de capítulos para un programa que en principio se llamaría Matemáticas y sufragio o El sufragio y la matemática. El envío se emitirá por el canal del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, con fecha a confirmar.
Pero Paenza también prepara otro programa que en este caso será para Canal 7. Irá desde julio y se llamará El debate. “Ya grabamos los seis primeros capítulos y tenemos muchas expectativas. Creo que hay algunos temas centrales en la vida de las sociedades, en particular la de la Argentina, que nunca se discuten. Obviamente, hay muchos temas profundos a resolver que no pueden hallar la solución en un programa de TV. Pero consideramos que sí nos permitirá pensar y exponer diversas posiciones. Creemos que es un avance, un aporte para tener una agenda diferente a la que impone el día a día de los medios.”
–Discusiones como la despenalización del aborto o del consumo de drogas muy rara vez tienen lugar en la televisión argentina.
–Por eso nos atrapa. Queremos mostrar diferentes opiniones, preguntarnos qué necesita la sociedad, ver la incidencia de la Iglesia… También nos interesa la eutanasia. ¿Tenemos derecho a una muerte digna? ¿Se podría regular?
–¿Cómo será la mecánica de programa?
–Yo voy a funcionar como un moderador ante dos invitados con opiniones contrapuestas. Cada uno tendrá una primera intervención en la que expondrá su posición. Luego tendrán una más breve, para rebatir los argumentos del otro. A su vez, esas personas presentarán historias y a otros especialistas. También habrá invitados que pregunten. Creo que es un formato atractivo y ante todo valioso para pensar.
–Más allá de las críticas que pueden hacerse a la televisión, este tipo de programas demuestran que se puede ir más allá del show permanente.
–Sobre todo porque las personas que estamos en el programa no somos improvisados. Yo trabajo en el medio desde 1972. Se pueden hacer muchas cosas y cambiar paradigmas, también en televisión. Y en buena hora que ocurra esto. Estamos viviendo un momento muy particular de la Argentina. Un momento que yo no creí que iba a ver y que estoy disfrutando y celebrando. Más allá de los tironeos y dolores cotidianos que produce lógicamente todo proceso de crecimiento. Siento y pienso que vamos hacia delante y ese siempre es un desafío al que no hay que rehuirle.

24/06/2011 - Posted by | Ciencia y Tecnología, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: