America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires – Docentes bailen por un sueño!

Docentes: bailen por su sueño
Año 5. Edición número 208. Domingo 13 de mayo de 2012
Por
Eduardo Blaustein
eblaustein@miradasalsur.com

Los 490 trabajadores-docentes de 36 centros culturales barriales porteños están emocionados, exultantes, gremialmente satisfechos, chochos de la vida. Después de cuatro meses y pico sin cobrar un mango del gobierno de la Ciudad, acaban de saber, a través de una circular enviada por Guillermo Martín González Heredia, Director General de Promoción Cultural, que sus haberes “serán depositados el próximo 15 de mayo a través de una boleta complementaria”.
Además, los 490 trabajadores docentes están emocionados y más que satisfechos en sus reivindicaciones gremiales porque esa misma circular va acompañada por unos cuadros que informan sobre una actualización salarial mediante una suma fija de estupendos diez pesos más en el valor de la hora cátedra a cobrar desde abril; veinte a partir de julio. La hora cátedra pasará de los 139 pesos que se cobraban en diciembre a 169.
Pausa prudente: lo que paga el gobierno de la Ciudad a los docentes de los planes culturales suena triste si se considera lo que el compañero Moyano llama “la inflación del supermercado”. Lamentablemente está en línea con lo que mal perciben los docentes de otros ámbitos, en algunos casos más exprimidos aún.
Finalmente, los 490 trabajadores docentes de 36 centros culturales están exultantes, sindicalmente rellenitos y artísticamente plenos porque en otra comunicación interna del gobierno de la Ciudad se les informa que “el Director General Guillermo M. Heredia ha mantenido una reunión con la Lic. María Calatayud, Gerente de Comunicación y Prensa de Ideas del Sur, productor de los ciclos Bailando por un sueño, Cantando por un sueño, Sábado Show” para “realizar acciones de sinergia en conjunto con la productora de contenidos”.
Hace bastantes años, en jergas empresarias y de la comunicación, la palabra “sinergia” quedaba re cool. Ahora más o menos. La traducción del uso macrista de la palabra sinergia aparece en el párrafo siguiente: “Entre lo conversado se informa que el personal de la Dirección General se podrá anotar para los castings en Cantando por un sueño. También se organizarán visitas a los estudios y locaciones para que puedan ver en vivo cómo se realiza un programa de tal envergadura”.
Pongámonos un poco más serios en la prosa. Los docentes de los planes culturales, previamente inflamados por no cobrar un peso en cuatro meses, están con una bronca bárbara por esa circular. Alguno (entre ellos el que escribe) podrá arriesgar que algunos de ellos tienen un imaginario antitelevisivo que atrasa algo, y que en función de esa mirada sobre la televisión la mufa es mayor. Uno de los profes dice por mail que la circular muestra “por dónde pasa el concepto de cultura y expresiones artísticas para el director de promoción cultural”.
Hay que considerar, al menos, un par de cosas. La primera, que el funcionario González Heredia trata a los docentes poco menos que como niñitos, como objetos, como mediocres, con la zanahoria berreta de ir a cantar por un sueño (cosa que por otro lado los docentes podrían hacer, si ése fuera su deseo, por la propia) y con la propuesta increíblemente idiota de llevarlos (como niñitos, como mediocres, como bultos) a un estudio para maravillarse ante la televisión. Indirecta o tácitamente para aprender de ella, para arrodillarse ante ella.
Segunda idea a considerar. Los planes culturales en los barrios no deben ser concebidos como la antinomia o la gloriosa lucha popular contra los satánicos medios de comunicación de masas. Pero esencialmente nacieron con una lógica opuesta a ellos. Nacieron junto con la democracia, entre muchas razones de peso, para intentar rezurcir los tejidos de solidaridad destruidos por la dictadura; para salir del miedo e invadir lo público, el barrio, la calle. Nacieron desde una concepción que valora el derecho humano al acceso a la cultura y también a su producción. Nacieron para construir alegría, solidaridad, lazos, para recuperar historias e identidades, desde abajo, en un sistema de interacciones muy distinto al de la tele, el repliegue a lo privado, el eslogan de canal 13 en pleno 2001: “Estás en casa” (no salgas, que te achuran). Pretender llevar a los docentes de paseo (pi pi pi, en un auto nuevo) a los estudios del 13 es un oxímoron de pesadilla, una boludez, una politiquita cholula. Sobre todo, tras cuatro meses después de no pagarles y cuando el promedio de ellos lleva diez años de precarización laboral mediante contratos anuales.

Miradas al Sur

21/05/2012 - Posted by | Arte, Educación, General, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: