America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Carta abierta a un arzobispo por Hernán Patiño Mayer *


Por Hernán Patiño Mayer *

Buenos Aires, 11 de junio de 2012
Monseñor Alfonso Delgado
Arzobispo de San Juan

He leído su réplica (1) dirigida a la presidenta de la Nación con motivo de la sanción que las autoridades de un colegio dependiente de la Universidad Católica de Cuyo aplicara a la alumna Micaela Lisola. Déjeme decirle antes de continuar que es como miembro de la misma comunidad de creyentes que escribo estas líneas. Dejé pasar un tiempo prudencial a la espera de alguna corrección o desmentida de su parte. No las hubo. Según se informa, la alumna habría sido sancionada por intentar, al hablar en un acto escolar, referirse al Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia que se conmemora todos los 24 de marzo, en cumplimiento de la ley nacional 25.633, del 2 de agosto de 2002. Usted niega que ése haya sido el motivo de la sanción “sino que hubo una cuestión de tinte disciplinario”. Al no aclarar cuál es la “cuestión”, su negativa se desdibuja. Bien podría ser que la indisciplina fuera que la alumna desobedeció la orden de no hablar de ese tema en dicho acto y por eso fue sancionada. Si no fue así, sería importante que aclarara usted la razón de la sanción. Pero vayamos ahora, monseñor, al resto de sus declaraciones. Permítame decirle, con similar respeto al que dice tener por la señora Presidenta, que no creo que su preocupación sea cómo “llegar a fin de mes”. Gracias a la ley 21.950, firmada por Videla y Martínez de Hoz, los arzobispos y obispos con jurisdicción gozan de una asignación mensual estatal que asciende al 80 por ciento del sueldo de un juez nacional de primera instancia. Al mes de febrero de este año, esa canonjía era aproximadamente de $ 13.900, equivalente a unos seis salarios mínimos. Siendo soltero sin hijos, si esa suma no le alcanza, monseñor, usted tiene un serio problema de administración personal o lleva una vida poco acorde con la austeridad evangélica. Pero, además, usted ni siquiera debe ahorrar para su vejez. Por la ley 21.540, firmada también por Videla, una vez que cese usted en sus funciones o –Dios no lo permita– se vea incapacitado para ejercerlas, recibirá de manera vitalicia una suma equivalente al 70 por ciento del sueldo de los magistrados, lo que significa al mismo mes de febrero un ingreso mensual aproximado a los $ 11.000, equivalente a más de seis jubilaciones mínimas. Estos cuestionables privilegios son de carácter móvil y se satisfacen con los impuestos que pagamos todos los argentinos, católicos o no. Monseñor, si con todo esto a usted le preocupa cómo llegar a fin de mes, me permito sugerirle la relectura del Evangelio de Nuestro Señor (Mt. 6; 25,34) donde, entre otras recomendaciones, Jesús nos dice “que por todas esas cosas (sus preocupaciones, monseñor) se afanan los gentiles, pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura”. Y si pese a esto su preocupación persiste, vaya a Mateo 19,29 y lea: “Y todo aquel que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o hacienda por mi nombre, recibirá el ciento por uno y heredará la vida eterna”. Dice usted, después, que cualquiera que haya ejercido la función pública durante el último medio siglo puede aparecer en una foto con alguien “con gorra o sin gorra”. Debe usted haberse expresado mal, porque es obvio que casi todos tenemos una foto con gente sin gorra. Ahora bien, sólo algunos tienen fotos con gente con gorra –supongo que se refiere a militares– que, además, están condenados a perpetuidad por secuestros, torturas, asesinato, desaparición de personas, robo de bebés y que ejercían, cuando fueron retratadas, la conducción de una sangrienta tiranía. Parece algo más que casualidad que la misma persona, la rectora Larrauri, tres décadas después sea protagonista del episodio que nos ocupa. Esto sí, monseñor, debería ser motivo de su preocupación. Y finalmente le voy a decir algo que como Iglesia me preocupa a mí. Me refiero a las acusaciones que formuló su sobrina política Gisela Busaniche por Radio Continental (2), referidas a su conducta frente al secuestro y desaparición, en 1977, de la pareja conformada por su hermano Pedro Delgado y Graciela Busaniche, quien se encontraba embarazada de tres meses. Atentamente.

(1) Envié una carta de lectores a La Nación, que aún no fue publicada.

(2) En La mañana, que conduce Víctor Hugo Morales (8 de junio).

* Ex embajador argentino en Uruguay y en la OEA.
Página 12

12/06/2012 Posted by | Economía, Educación, General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

NO QUERER ES NO PODER – EL JEFE DE GOBIERNO DECLARO QUE LA NACION NO INVIERTE EN LA CIUDAD, PERO LOS DATOS OFICIALES LO DESMIENTEN


LAS INVERSIONES EN ESCUELAS QUE MACRI NO VE

Entre 2009 y este año, el gobierno nacional desembolsó más de 10 millones de pesos en los colegios de la ciudad de Buenos Aires y la inversión no fue mayor porque las autoridades porteñas demoran la ejecución de las obras.

Por Sebastián Premici

“No han hecho una sola obra pública en diez años, esto abarca a Ibarra y Telerman. Ni una obra que le sirva a la gente en una década. Este es el gobierno menos federal de la historia”, dijo Mauricio Macri hace un mes. Sin embargo, estas afirmaciones no se condicen con la realidad. Entre 2009 y este año, el gobierno nacional dispuso más de 10 millones de pesos en las escuelas que dependen de la Ciudad de Buenos Aires, en concepto de materiales didácticos, equipamiento, libros y transferencias directas. Los recursos ejecutados incluso podrían ser muchos más, si la administración de Mauricio Macri no hubiese demorado en firmar con la Nación los convenios que habilitan dichas inversiones, bajo el programa Promedu. El Ministerio de Educación de la Nación tiene reservada otra partida de casi siete millones de pesos para la refacción o ampliación de escuelas en el ámbito porteño, obras que podrían haber comenzado el año pasado, pero Macri demoró un año en convalidar el convenio. De este último fondo, el gobierno porteño sólo pidió utilizar el 50 por ciento.

La Nación también invierte en la construcción de nuevas escuelas. Según fuentes del Ministerio de Planificación, la Ciudad tenía comprometidos 25 millones de pesos para hacer nueve establecimientos educativos. Sólo tres fueron terminados. “Se la pasan anunciando por Fútbol para Todos las obras de todo el país, no sé si será verdad, en la Ciudad no hay ni una”, agregó Macri en su raid de entrevistas televisivas hace un mes. Página/12 consultó a funcionarios de los ministerios de Educación de la Nación y la Ciudad y al Ministerio de Planificación Federal, quienes tienen otra versión de los hechos. Macri sí recibe recursos de la Nación, pero se toma su tiempo para ejecutarlos. Incluso, el sitio web de la CABA destaca las obras que se financian con recursos del Estado nacional en el Plan de Infraestructura Escolar,

El subsecretario de Gestión Económica de la cartera de Educación porteña, Carlos Regazzoni, reconoció a Página/12 que vienen retrasados con las obras. “La burocracia acá nos juega en contra”, sostuvo, aunque aclaró (o prometió) que para fin de año tendrán todas las escuelas en proceso de licitación. Entre otras cosas, el Estado nacional también invierte en subtes y en desagües pluviales (ver aparte).

El gobierno nacional maneja el Programa de Mejoramiento del Sistema Educativo (Promedu), que se divide en dos subprogramas, uno que es gestionado por el Ministerio de Educación y otro por Planificación. Los recursos surgen del Banco Interamericano de Desarrollo y aportes de la administración central. Actualmente está en funcionamiento el Promedu II, que es extensivo a todo el país.

El subprograma que maneja la cartera de Educación, a cargo de Alberto Sileoni, entró en vigencia en mayo de 2011. Pero la CABA lo terminó de validar un año después. El resto de las jurisdicciones no tardaron más de seis meses en firmar dicho convenio, salvo Tierra del Fuego que todavía no lo terminó de convalidar.

Por este programa, la CABA tiene a disposición 6,8 millones de pesos para utilizar en la ampliación o refacción de escuelas existentes, ya sea porque aumentó la currícula por la Asignación Universal por Hijo, la aplicación de la jornada extendida o cambios de ciclo. Hasta el momento solicitó obras para dos establecimientos (Escuela de Educación Media Arturo Jauretche D.E. 19 y Escuela Media Técnica Nº11 Manuel Belgrano D.E. 6), por un total de 3,1 millones de pesos.

El titular de UTE-Ctera, Eduardo López, denunció la semana pasada que la CABA volvió a subejecutar su presupuesto de infraestructura escolar. El dirigente hizo referencia a los recursos propios de la Ciudad. Pero Macri también subejecuta los fondos que tiene disponibles de la Nación, recursos que por otro lado niega recibir. Del Promedu I, la Ciudad podría haber hecho obras en dos escuelas (Escalada de Oromi D.E. 5 y Gral. Juan Lavalleja D.E. 14). “A pesar de que contaban con el apto técnico y con el apto financiero, no llegaron a realizar las licitaciones”, indicaron a este diario desde el Ministerio de Planificación.

La CABA también recibió recursos en concepto de libros, equipamiento y útiles, por 5,6 millones de pesos (2009-2012). Y si Macri tomara la decisión política de ejecutar todos los fondos disponibles del Promedu II, tendría a su disposición 9,6 millones de pesos, que se sumarían a los casi siete millones de pesos para la ampliación o refacción de escuelas ya existentes.
Nuevas Escuelas

En lo que se refiere a la construcción de nuevas escuelas, la CABA también viene subejecutando (o dilatando) lo que le corresponde, básicamente porque el jefe de Gobierno no convalidó el convenio con la Nación, según indicaron a este diario desde el Programa 700 Escuelas, área que ejecuta las nuevas obras del Promedu. “No podemos saber las auténticas razones por las cuales no firmaron el convenio. Sin embargo, sí se pueden observar las actitudes y enumerar algunas circunstancias, como por ejemplo los reiterados cambios de autoridades responsables de la gestión de la infraestructura educativa, ausencia de interlocutores con decisión técnica y política, incapacidad de gestionar los procesos de elegibilidad, programación y diseño de establecimientos”, respondieron a este diario por escrito.

LA CABA reconoce que de las nueve escuelas que fueron proyectadas, tres fueron terminadas y dos se encuentran en ejecución, mientras que otras tres están en estado de “proyecto”. “Veníamos bastante retrasados, esto se debe a la cantidad de líneas de financiamiento que tenemos. La burocracia acá nos juega en contra. Pero este año tendremos licitado el ciento por ciento de las obras Promedu”, explicó Regazzoni. Esto también incluiría otras siete escuelas que quedaron sin ejecutar del Promedu I.

Según Planificación, a pesar del tiempo transcurrido desde el comienzo del Promedu II, la CABA dispone de 16 millones de pesos para construir nuevas escuelas, en caso de firmar el convenio y encuadrar en las condiciones de elegibilidad.

spremici@pagina12.com.ar

12/06/2012 Posted by | Economía, Educación, General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura | , , , , , , | Deja un comentario

Lo que las cacerolas no podrán evitar jamás – Golpes que suenan a manotazos de ahogado


NO ES POR HAMBRE, NO ES POR FALTA DE TRABAJO, ES PORQUÉ NO PUEDEN COMPRAR DÓLARES

10.06.2012 |

Matías Garfunkel

Los datos de la realidad son incontrastables. No hay medio periodístico, hegemónico, contrahegemónico, dependiente o independiente, que pueda cambiar los hechos. Ni una cacerola ni los cientos de caceroleros que las atañen. No hay margen aunque hagan ruido, golpeen a los periodistas, se dejen influir por los relatos catastróficos editados por La Nación y Clarín, emitidos por la pantalla de TN, o por las frases acalambradas que transmite Radio 10. Y aunque por estos días, el aire suene intermitentemente a lata, el presente es cartesiano por claro y distinto.
Los cacerolazos, hijos del neoliberalismo y padres de expresiones como asambleas barriales, movimientos de desocupados, fábricas recuperadas, ferias del trueque, tuvieron su momento más álgido en 2001. Las poco más de 36 millones de personas que habitaban suelo argentino, atravesados por la desesperación, marcaban un nuevo récord: la tasa de desocupación más alta de la historia del país. Así, el 21,5% de la población activa estaba sin trabajo. En términos humanos, había casi 5 millones en la calle y casi 2 millones de subocupados, o empleados en negro o no registrados o precarizados y casi el 30% de los ocupados no tenía los aportes obligatorios. En definitiva, desde el segundo mandato de Carlos Menem y durante los años de gobierno de Fernando de la Rúa, en la Argentina se multiplicó el número de excluidos sociales. Son demasiado pocos los años que pasaron. No es tan difícil recordar que cuando sonaron los primeros bocinazos, el 12 de diciembre de 2001 que dieron paso a las cacerolas del 19 y 20, el índice de pobreza había marcado otro récord nacional al alcanzar el 53 por ciento. El análisis es un buen ejercicio. Tratar de descubrir por qué el Grupo Clarín, Perfil y La Nación se dedican sin descanso a ser cada vez más opositores. Por qué toda su maquinaria mediática está dedicada a instalar realidades que amplifican en todo el país. El cacerolazo del pasado jueves es un ejemplo de fácil acceso. Los planos cortos de las cámaras de TN daban la sensación de que una había multitud en Plaza de Mayo. Sin embargo, bastaba con mirar esa misma escena desde el primer piso del Cabildo para constatar que se trataba de una mancha de gente acalorada y nerviosa por el sólo hecho de poner sus pies abrigados en esa plaza que seguramente sienten que no les pertenece. ¿Y toda esa movida? ¿Es por la supuesta imposibilidad de adquirir dólares? Negativo. La construcción del relato es más fuerte.
Lo que los caceroleros no sospechan y bien saben los ideólogos del cacerolazo, es que los hombres y las mujeres, los chicos y las chicas que sacudían sus utensilios y agitaban cartulinas apartidarias, son los protagonistas de una canción de la que no saben la letra y que sólo está disponible hasta el próximo 7 de diciembre. La situación es provocar la mayor sensación de inestabilidad y de inseguridad posible hasta entonces. Quizás los que golpean cacerolas ni siquiera lo sepan pero la campaña de desestabilización ya está en marcha. Los medios hegemónicos, porque la oposición política ni siquiera tiene representación, la construyen minuto a minuto. Detrás, como históricamente, la derecha está agazapada. Con la excusa del dólar, los medios, que hoy ponen en marcha los recursos comunicacionales que desde hace tiempo estudian, llevan a unos pocos miles de las narices y los hacen saltar de bronca en la plaza haciéndoles creer que jamás podrán volver a ver un dólar.
No hace falta recordarle la realidad al lector. En vano se desperdiciaría tinta y papel enumerando los cambios realizados de 2003 a esta parte. En lugar de leer, quizá, un análisis interesante es recorrer un shopping cualquiera el sábado a la tarde. O intentar tomar un helado, sin esperar al menos diez números en cualquiera de las zonas “caceroleras” de la Ciudad de Buenos Aires un viernes a la noche. O abrir cualquiera de los diarios de circulación nacional y ver en las publicidades qué supermercado o cadena de electrodomésticos da más facilidades para comprar en cuotas fijas, expresadas en pesos. Toda una señal de una sociedad que marcha hacia la estabilidad. Es claro que sin propuestas es imposible la construcción de cualquier cosa: desde un juego que se le ofrece a un niño, hasta un negocio y mucho menos, un país.
Los caceroleros, y es muy rico semánticamente llamarlos así, se concentraron en puntos de la Ciudad en los que el metro cuadrado de una vivienda puede alcanzar los 10 mil dólares y el ABL impuesto por el macrismo es vergonzoso. Todos repitieron la frase “que se vayan”. Fue el producto de la propia impotencia, al no poder agregar una idea a ese imperativo, lo que hizo que los periodistas de la TV Pública y de la producción de Duro de Domar tuvieran que dejar su trabajo para terminar en la guardia de un hospital exponiendo sus cráneos a los rayos X. Vale la pena preguntarse por qué no hubo cacerolazos en Boedo o en Parque Chacabuco, por nombrar arbitrariamente dos puntos cualquiera de la Ciudad. En tanto, un mundo demasiado globalizado obliga a contextualizar: España tiene casi 6 millones de desocupados, un porcentaje que no se registraba desde 1994, Inglaterra alcanzó el máximo en los últimos 16 años con casi 3 millones, Italia también batió récord y su tasa de desempleo llegó al 10,9%, el nivel más alto desde 2004.
En la Argentina aún queda mucho por resolver. Y lo que viene quizás sea lo más difícil. La igualdad y la inclusión requieren de inteligencia y paciencia. Tiempo hay. Y voluntad sobra. Los caceroleros y los ruralistas lo saben. Por eso, se empeñan en visibilizarse con golpes que suenan más a manotazos de ahogado.

Tiempo Argentino

12/06/2012 Posted by | Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Reportaje de la Paco Urondo al economista Roberto Navarro


by soydondenopienso

“Si no fuera por Clarín y La Nación el tema dólar pasaría desapercibido”

31–05–2012 / El periodista y economista Roberto Navarro contó a LA PACO URONDO cuántos argentinos compran dólares en el país. Y tiró una primicia: el Gobierna analiza estatizar el juego.

RobertonavarroLA PACO URONDO: ¿Cuántas son las operaciones de compra y venta de dólares en el país?

Roberto Navarro: Según datos del Banco Central, en el primer trimestre de 2012 las operaciones afectaron al 10% de los argentinos. El año pasado el 12% de los argentinos mayores de edad compró dólares.

LA PACO URONDO: ¿Y para qué los compran?

RN: Para importaciones, para viajes, para ahorro. Hay un dato revelador: de ese total de personas que compran dólares, el 1% compra el 93% de los dólares.

LA PACO URONDO: ¿Cómo explicás entonces todo este tema que se ha generado?

RN: Es un mercado tan chiquito que hay que decir que si no existieran diarios que tienen la intención de ver todo para el país prácticamente pasaría desapercibido.

Acá hay una crisis financiera internacional que todos los días va subiendo de nivel porque entre otras cosas Italia y España pueden caer en default. Entonces los capitales buscan resguardo en bonos del Tesoro de Estados Unidos, Alemania.

Salen de muchos lugares, salen de Brasil, y están saliendo algunos de Argentina.

Son pocos jugadores, es un mercado chiquito. Cuando el Gobierno le cierra la canilla porque sabe que tiene que cuidar los dólares porque sirven para la importación, para su política económica, tienen que buscarlos en otro lado.

En Argentina se mueven 500 millones de dólares diarios y el mercado paralelo mueve 10 millones, es decir el 2%. Si no existiera Clarín y La Nación esto pasaría desapercibido. Eso es todo.

La Argentina está bastante sólida, Estados Unidos creció un 1% en el primer trimestre, la Unión Europea bajó 0.3%, Japón está estancado, Brasil creció 0.3%, y nosotros crecimos 4,8 según el Indec y 4 según los privados. Estamos bien en ese contexto.

Tenemos superavit comercial, algo de superávit fiscal. No hay problemas en la economía real para que haya estos ruidos de los que no nos enteraríamos si no estuvieran La Nación y Clarín.

LA PACO URONDO: Te saco del tema dólar, entonces. ¿Decías que la economía argentina está sólida, no le ves los problemas que otros economistas observan?

RN: En 2009 la crisis fue más fuerte para nosotros que ésta. La Argentina tiene algunas fortalezas sobre todo a partir de haber consolidado su mercado interno. Tiene ese activo que pocos países tienen. Obviamente si hay una crisis internacional muy fuerte va a repercutir, pero sigue creciendo más que otros países.

LA PACO URONDO: ¿El consumo sigue creciendo?

RN: Sigue creciendo, menos que antes. Porque vos tenés políticas de ingresos que superan a la inflación. Es la gran fortaleza de la economía argentina. Se están tomando las medidas para que el país esté preparado. Una de ellas, es que las divisas estén en manos del Estado.

LA PACO URONDO: Uno de los objetivos de las restricciones tiene que ver con evitar la fuga de capitales. ¿Sirvió? ¿Se redujo la fuga?

RN: Sí, claro, si no les vendés, no tienen dólares para fugar. El Estado no te vende dólares para que los saques. La fuga en Argentina comenzó en 2007 cuando muchos vieron venir la crisis internacional y empezaron a fugar dólares hacia otros mercados. Además hay una cultura argentina en relación con el dólar.

LA PACO URONDO: Te cambio de tema, a partir de algo que tuiteaste: ¿El Estado evalúa estatizar el juego?

RN: El Estado evalúa tener todos los ingresos que pueda. Y el juego es una manera fácil de obtener recursos fiscales. Además, son nichos de corrupción y cómo no decirlo, en el juego hay muchos enemigos del Gobierno. Es bastante factible que eso suceda. Va a haber anuncios del Gobierno para no caer en déficit fiscal, esta sería una. La semana que viene Cristina va a anunciar quita de subsidios para los usuarios de SUBE. Van a quedar subsidios sólo para aquellos que lo necesitan.

LA PACO URONDO: ¿Se van a quitar subsidios al transporte?

RN: Van a quedar para aquellos que los necesiten. Jubilados, destinatarios de políticas sociales. Y se va a utilizar ese dinero para desarrollar infraestructuras.

12/06/2012 Posted by | Economía, General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | 3 comentarios