America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Carta abierta dirigida a Mister Alfredo Leuco

Carta abierta dirigida a Mister Alfredo Leuco

Carta abierta En Respuesta a la carta abierta de Mister Alfredo Leuco al Juez Griesa
Buenos Aires 20 /06 / 2014

10372591_10203930453239924_6814520931932176213_n
Estimado Mister Leuco:
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, un parte de la historia donde la Argentina lloraba a través de sus hijos que reclamaban sean escuchados y por sobre toda las cosas, no sean olvidados.
Estimado Mister Leuco:
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, hay una parte de la historia donde los viejos que tanto trabajaron por nuestra tierra, lloraban sin descanso en cada rincón que encontraban frente a un poder legislativo sordo y mudo.
Estimado Mister Leuco.
Se acuerda de esos miércoles con nuestros viejos reclamando atención?
Se acuerda de esos viejos reclamando un poco de piedad por ellos?
Se acuerda de nuestra Querida Norma Plas a la cabeza de las ollas populares al frente
de Tribunales?
Se acuerda de Cavallo llorando frente de una vieja que lo consolaba mientras el, con sus lagrimas embusteras, preparaba una historia llena de saqueos y de maltratos para el alma de cada hombre y mujer que tanto le entrego a esta patria?
Estimado Mister Leuco:
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una parte de la historia donde el trabajo era demacrado por los especuladores que hacían sus negocios y desbarataban nuestra industria nacional, dejando a miles de hombres y mujeres sin ingresos sobre una sociedad llenas de duda y desolación
Estimado Mister Leuco:
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una parte de la historia donde las agrupaciones piqueteras salían a la calles mientras que las centrales obreras cerraban sus puertas porque no tenían trabaja dores para representar.
¿Se acuerda Mister Leuco?
Nacía un nuevo movimiento, una nueva costumbre, una nueva manera de protestar, de reclamar los derechos, cerrando calles, puentes, avenidas y toda entrada a los centros neurálgicos.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una parte de la historia donde las escuelas no enseñaban, sino que abrían sus puertas para transformarse en un comedor social, en una desayuno, una merienda, una única posibilidad de un Plato de comida para cada niño que en ves de aprender, trataba de llenar su barriga.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una parte de la historia donde la única posibilidad de conseguir un trabajo, era a través de un programa de televisión que tras sortear distintos obstáculos, le otorgaba el premio a un ganador, un puesto mediana mente digno que permitiría apalear tanta desolación, mientras que los demás participantes quedaban con sus sueños destrozados a no ser que algún voluntarioso Samaritano, llamara al Programa, para ofrecerle alguna alternativa.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una parte de la historia donde el peso no era peso sino patacones y donde los créditos, unos papelitos creado por un grupo de hombres y mujeres que le buscaron la vuelta, conformaban una sociedad nueva llamada trueque, recordándonos que en ves de avanzar, retrocedíamos a los confines de las historia del hombre.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted a olvidado, una historia que se llamo corralito y dejo a miles de hombre y mujeres sin los ahorros de toda una vida.
Todavía puedo verme sentado a un costado de un banco con la cabeza gacha, pensando que todo había acabado.
Todavía puedo ver a hombres y mujeres llorando, golpeando las puertas y en muchas oportunidades, reprimidos a pesar de sus reclamos tan justos.
Yo tuve la tristeza de conocer a un periodista y gran persona como Horacio G. Blanco
Y digo que tuve la tristeza de conocerlo, porque fue en las peores circunstancias.
Lo conocí llorando, pidiendo lo que era suyo por derecho, por tantos años de sacrificio.
El murió en el año 2002, en la clínica Santísima Trinidad, a causa de un cancer que derivó en una insuficiencia renal.
Yo lo sentía insólito, inexplicable y puedo decirle a usted sin temor a equivocarme, que su par, Horacio G Blanco, murió a causa del Corralito.
A causa de no poder retirar sus depósitos bancarios, de los cuales el tenía ahorrado desde sus 40 años de trayectoria.
Recuerdo que el dinero lo quería destinar a una operara ció de trasplante de riñón en Barcelona España.
En enero de ese año, había sufrido un infarto, pero a pesar de las peticiones judiciales reiteradas, nunca pudo retirar sus ahorros.
Estimado Mister Leuco
Déjeme contarle algo mas insólito.
La juez, María Cristina Carrió de Lorenzo, solo le otorgó el 10 por ciento de los 568.000 dólares, o su equivalente en pesos. En esos días, García Blanco había hecho un llamado desesperado que no dio ninguna respuesta.
Su hija nos contaba que la juez no la autorizaba a sacar sus ahorros porque entendía que la gravedad de la dolencia no era justificada:
En enero del 2003, el consejo de la magistratura desestimó el juicio político por mal desempeño contra dicha juez, y lo mas insólito de esta juez, es que no sólo le impidió sacar al periodista ese dinero, sino que al mismo tiempo, decretó una medida que le permitió a ella y a su marido poder sacar todos sus ahorros.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una historia que se llamo que se vallan todos, donde la locura reino en las calles porteñas.
Hay una imagen que nunca podré olvidarme estimado Mister Leuco, una imagen de una Argentina en explosión, la avenida de Mayo en llamas, las baldosas volando por los aires mientras los gases lacrimógenos nos cegaba.
Todavía me recuerdo arriba de mi moto formando una línea de defensa, había que defender a tantos hombres y mujeres que salieron a la calle decididos a decir basta.
Del otro lado, la caballería galopaba enfurecida frente a nosotros y aun a si, el rugir de nuestras motos se asían escuchar mientras en cada avanzada, ellos retrocedían y nosotros ganábamos un pequeño espacio de la emblemática plaza de Mayo.
Mis ojos irritados no me dejaban ver con claridad, mi espalda estaba muy dolida por los bastonazos recibidos, en una oportunidad, caí con mi moto que a pesar de los golpes me supo responde en la batalla. Recuerdo que mi pantalón vaquero se había partido en dos y mi pierna derecha estaba lastimada, lijada por el fuerte resbalón que tuve al caer en una de las escaramuzas, en ese momento, caído en el piso, pensé en mis hijas y me pregunte, que hacia en ese lugar.
Un compañero me levanto y me grito,
– Vamos negro que nos tiran todo en sima,
me levante muy aturdido, arranque la moto y mi compañero subió detrás para salir arando por diagonal norte.
Un joven estaba parado con una enrome bandera. Le grite a mi acompañante,
– Pedirle la bandera negro y así lo hizo.
Cuando quisimos acordarnos, esa bandera flameaba al frente de cientos de motoqueros que desfilábamos por la nueve de Julio.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una historia que se llamo desolación, viejos llenos de lágrimas, un PAMI destrozado por un Alderete que lo termino de fundir. una Argentina saqueada, y un helicóptero que se llevaba a un presidente que firmo su renuncia en manuscrito.
Estimado Mister Leuco
Hay una parte de la historia que usted a olvidado, una historia que se llamo proceso de endeuda miento
Desde el gobierno de Bernardino Rivadavia, después celebrarse el acuerdo en Londres con la firma Baring Brothers & Co. Nuestra historia se empezó a marcar con sangre sudor y lágrimas.
La Crisis de 1873 con Nicolás avellaneda, crisis económica del Estado moderno.
La Crisis de 1890 con Juárez Celma y su colapso financiero.
Las inútiles intentonas de Carlos Pelegrini para unificar la deuda publica que termino en la nada
El Nacimiento del Club de París después del Derrocamiento de Juan domingo Perón gracias a las intervenciones de Pedro Eugenio Aramburu que intento reactivar el flujo de comercio, para adquirir nuevos préstamo externo destinado a financiar importaciones desde Europa.
Desde la convención en Bretton Woods que dio origen al FMI
Desde la incorporación de la Argentina al FMI en 1956, tras la llamada Revolución Libertadora
Desde todo los proceso de gobiernos cívicos militares que se encargaron de incrementar nuestra deuda a cifras siderales.
Desde el llamado plan Brady creado aya por el 1989 y principios de los años de 1990, plan este que llevaba el nombre del entonces secretario del tesoro de los Nicholas Brady y que se implementó en varios países latino americanos con el objetivo de aliviar la deuda soberana que claro esta, termino por incrementarla de manera desorbitarte
Desde el Plan de Convertibilidad por el que se rigió la economía Argentina durante casi toda la década del ´90.
Desde la era de Fernando De la Rúa que opto por mecanismos que impulsaban una fuerte reducción del gasto público primario
Desde el Blindaje, un acuerdo con el FMI por un multimillonario préstamo financiero, con aportes del BID, del Banco Mundial, y del Gobierno de España y de un grupo de bancos privados que operaba en el país,
Desde el dinero este que nunca llego en su totalidad y lo que llego, llego para seguir pagando deudas
Desde las condiciones para otorgar el préstamo impuesta por el FMI como: el congela miento del gasto público primario a nivel nacional y provincial por cinco años, la reducción del déficit fiscal y la reforma del sistema provisional, para elevar a 65 años la edad jubilatoria de las mujeres.
Desde su único destino, pagar a los acreedores, salvar a los capitales y dejar de lado al pueblo Argentino
Desde el megacanje,
desde el programa de “déficit cero”, lanzado por Cavallo para recaudar y aplicar la recaudación al pago de los intereses de la deuda.
Desde el Default y la devaluación
Desde los presidentes que desfilaron en menos de una semana
Desde Ramón Puerta,
Desde Adolfo Rodríguez Saa y su vamos a tomar el toro por las asta mientras declaraba el cese del pago de la deuda frente a una lluvia de ovaciones.
Desde el paso fugas de Eduardo Camaño y la designación de Eduardo Duhalde
Desde la salida de la convertibilidad y del discurso de Duhalde que había prometido:
“van a ser respetadas las monedas en que fueron pactados originalmente los depósitos, quien depositó pesos, recibirá pesos, y quien depositó dólares, recibirá dólares”
Desde las recetas magistrales de los grandes bancas mundiales
Desde los inversores especulativos que compraron deuda en pos solo de la especulación
Desde tantos párrafos de nuestra historia, hemos llegado hasta nuestros días aprendiendo de nuestros errores y buscando sanar heridas
Estimado Mister Leuco
No fue este gobierno el que endeudo a este país y es este gobierno el que con su función dio la cara, arreglo con los acreedores y pago sus cuentas sin pedir plata al extranjero y sin afectar el crecimiento de nuestra nación
Estimado Mister Leuco
Hoy descubro que hay una hemorragia muy fuerte que se desangra entre la estupidez y la mediocridad.
Su Carta abierta al Señor juez Thomas Griesa, no solo me llena de ofensa, sino que me obliga a escribirle estas líneas, porque una cosa es descubrir que las intenciones de entregar la patria a los buitres es latente y otra cosa es ver como un ciudadano Argentino que debería defender a su tierra con orgullo y mucho honor, la entrega en pos de la estupidez y los babosos deseos de quedar bien con quien lo mantiene activo.
Estimado Mister Leuco
Como ya le dije antes, hay una parte de la historia que usted Ha olvidado, una historia que se llama conciencia nacional, una conciencia que tiene que acarrear moral, Ética, y por sobre toda las cosas respeto por sus semejantes.
Estimado Mister Leuco
Déjeme que le cuente de nuestras costumbres. Costumbres que usted a desfigurado en pos del sarcasmo y la diversión mediática, olvidando que cuando hace esos manifiestos, no solo se transforma en un rufián de los medios, sino que empobrece su persona en todo los sentidos.
Nuestras costumbres, están edificadas por una historia rica, llena de culturas que tuvieron la bendición de poblar nuestro territorios.
Yo soy hijo de emigrantes que llegaron a esta tierra para hacerla suya y criar a sus hijos en el amor por su patria.
El señor Mister Thomas Griesa manifiesta ignorar quienes somos, porque en realidad, su única preocupación es servir a las patria financiera que paga sus vacaciones y llena sus cuenta en paraísos fiscales y en conclusión, poco le aporta quienes somos, poco le importa lo que podemos lograr si nos dejan crecer, poco le interesa de nuestro futuro como pueblo, como sociedad, como nación.
Estimado Mister Leuco
Me resulta lamentable escuchar que pretende darle una manita al señor Mister Thomas Griesa. Me resulta lamentable su falta de respeto con la investidura de una mujer que fue elegida por el 54 % del electorado Argentino.
Me resulta lamentable escucharlo decir que aquí no se respetan los fallos adverso y los jueces independientes se destruyen
Yo le pregunto estimado Mister Leuco
Tenemos que permitir que quienes caminan por la vida haciendo daño sigan pisoteando nuestro derecho a ser libres y soberanos?
Cual justicia debemos respetar? La justicia que encausa un orden constitucional, o la justicia embriagada que solo esta disponible para facilitarle la vida a los poderoso?
Cual justicia debemos respetar? La justicia de los medio que frente a una cámara redactan acusaciones y fallan dejando de lado los debidos actos procésales, manchando a las personas y olvidándose de esa premisa de que todos somos inocente hasta que se demuestre lo contrario? O debemos respetar a la justicia que funciona en la imparcialidad, entendiendo que ante su mirada, todos somos iguales y en conclusión, tenemos los mismos derechos.
Estimado Mister Leuco
Quien convoco a su multitudinaria manifestación sino ustedes mismos utilizando sus medios monopólicos para justamente decirle que no, a los dictámenes de la justicia frente a Capagnolli
Es evidente que son ustedes jueces y partes estimado Mister Leuco.
Es evidente que ustedes pretenden decidir quienes se merecen estar en el banquillo de los acusados y quienes transformarse en héroes nacionales.
Y lo peor de todo estimado Mister Leuco
Es evidente su papelón a la hora de manifestarse a favor del señor juez Mister Thomas Griesa
Mi mas sincero repudio y desmerecimiento a su nefasta carta abierta en contra de los intereses Argentinos
Mas que dios Salve a la Reina, yo diría y pediría que dios se apiade de usted Estimado Mister Leuco

Jesús Marcelo Delise

http://jmdjesusmarcelodelise.blogspot.com.ar/

21/06/2014 - Posted by | Economía, General, Historia, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , ,

1 comentario »

  1. Me adhiero a todo lo expresado en su carta abierta a A.Leuco, e invito a la juventud toda que lean y relean esta gran verdad expresada en su texto esten de acuerdo o no; soy una persona mayor que vivió y vive este pedazo de historia y doy fe de lo acontecido en nuestra patria. Afirmo que así como Leuco, Lanata, y muchos autotitulados “opositores” contribuyen como meros esclavos al servicio del capitalismo apatrida mediante la mentira, la distorsión de las noticias y la difamación. Argentina nunca será un gran país mientras existan estos detractores cuyo caldo de cultivo es lamentablemente La Democracia.-

    Comentario por Lazaro Antonio | 12/04/2015


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: