America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Una vergonzosa y sospechosa “alianza” – Federico Bernal y Belén Ennis


Una vergonzosa y sospechosa “alianza”

Cómo la American Task Force Argentina “trabaja” con las corporaciones argentinas contra el país actuando en ambos parlamentos nacionales y poderes judiciales, así como a nivel mediático.

53bff74383664

El terrorismo financiero y especulador occidental creó el grupo de lobby American Task Force Argentina (ATFA) para defender los intereses buitres de origen estadounidense en su guerra abierta contra la seguridad nacional de la República Argentina. En ATFA se autodefinen así: “El Grupo de Tareas Estadounidense para Argentina (ATFA) es una alianza de organizaciones unidas por una conciliación justa y equitativa del incumplimiento de pago de la deuda del gobierno argentino en 2001 y su posterior reestructuración. Nuestros miembros trabajan con legisladores, los medios de comunicación y otras partes interesadas para alentar al gobierno de los Estados Unidos a buscar vigorosamente un acuerdo negociado con el gobierno argentino en defensa de los partes interesadas estadounidenses”. Entre otros miembros, ATFA nuclea sendos fondos buitres (Elliott, por ejemplo), parte de la banca privada y patronales ganaderas oriundas de la segunda potencia mundial. Desde allí y tomando sus mismas palabras, “trabajan” contra la Argentina actuando en ambos parlamentos nacionales y Poderes Judiciales, así como a nivel mediático, tanto en nuestro país, como en EE UU y la Unión Europea. Su equipo de lobbistas, acreedor de decenas de millones de dólares al año, no conoce escrúpulos, fronteras, nacionalidades ni profesiones.

UNA SOSPECHOSA Y VERGONZOSA “ALIANZA”

El equipo del Laboratorio “Terrorismo Comunicacional” del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), se propuso analizar el nexo periodístico y editorial entre las corporaciones mediáticas La Nación y el Grupo Clarín con los fondos buitres nucleados en ATFA. Encontramos que dichas corporaciones –entre otras de nuestro país–, participan con un insólito y vergonzoso nivel de producción editorial que el portal oficial buitre publica a diario (42% del total del material publicado en aproximadamente diez meses de existencia proviene directa o indirectamente de los aludidos medios argentinos).

Semejante intervención y compromiso, sostenemos desde OETEC, difícilmente se reduzca a una simple donación de material o a una cesión gratuita de derechos; de la misma forma que resultaría poco creíble la inexistencia de una coordinación ejecutivo-editorial entre las direcciones de las empresas mediáticas involucradas y ATFA. Asimismo, llama poderosamente la atención la concentración de la producción utilizada por los buitres en un puñado de renombrados periodistas. La lógica pregunta que entonces brota espontánea: ¿trabajan por encargo o simplemente los buitres seleccionan entre lo que va saliendo aquello que más les sirve a su estrategia contra la seguridad económica y popular de la República Argentina? A continuación, las “partes” periodísticas de la Argentina y su trabajo conjunto con ATFA, en una alianza sospechosa y vergonzosa de “partes interesadas” en el triunfo del terrorismo financiero y especulador sobre el pueblo argentino, en detrimento de su presente y porvenir.

LOS BUITRES Y SU PORTAL OFICIAL

El 7 de julio de 2014, ATFA anunció el lanzamiento de “un nuevo sitio web –www.factcheckargentina.org– que servirá de recurso para “verificar” mitos presentados por el gobierno argentino en la disputa de la deuda con acreedores estadounidenses”. El portal en cuestión, una suerte de su house organ periodístico, tiene dos secciones donde semanalmente publica, en inglés y castellano, artículos, notas de opinión y compilados informativos. Desde allí su voz es irradiada al mundo entero, pues su contenido se inserta en la lógica del terrorismo financiero ejecutado por los mismos buitres en su lucha contra la Argentina, su seguridad económica y la seguridad jurídica de su pueblo; en pocas palabras, nuestra seguridad nacional. ¿De cuáles fuentes se nutren y de qué nacionalidades? ¿Quiénes son los periodistas que escriben para el interés buitre? Daremos respuesta a los dos interrogantes.

SECCIÓN “HOME”

Desde su inauguración en julio de 2014 y hasta el 17 de abril del corriente, la sección “Home” (seleccionando ingreso en formato “English”) lleva publicadas un total de 111 notas. Estas 111 notas están firmadas por ATFA y aparecen publicadas en inglés. Las corporaciones mediáticas propiedad de Mitre y Magnetto figuran como referencia en el 30% (básicamente las mismas notas que citan a una citan a la otra) del contenido de esta sección. Los periodistas más recurridos por los buitres son (en orden de creciente): Hugo Alconada Mon, Martín Kanenguiser, Carlos Pagni y Jorge Oviedo. Por su parte, los autores del diario Clarín más citados son: Marcelo Bonelli, Nicolás Wiñazki, Ana Barón y Daniel Santoro, entre otros.

SECCIÓN “LATEST NEWS”

Las “últimas noticias” son colocadas en esta sección, que es la de mayor frecuencia de actualización de la web oficial buitre. Desde su inauguración en julio de 2014 y hasta el 17 de abril de 2015, lleva publicadas un total de 142 notas. A diferencia de la sección previamente analizada, cabe aclarar que en este caso ATFA no firma ningún artículo. ¿Quién es entonces el autor del contenido? El 100% de la producción aquí alojada vienen a ser artículos completos de medios comunicación externos a ATFA pero traducidos al inglés por los buitres (la referencia al escrito original figura como hipervínculo al final de cada nota). Ahora bien, del total de 142 publicadas por los buitres en menos de diez meses, el diario La Nación y el Grupo Clarín contribuyeron con 39 y 37 notas, respectivamente. En otras palabras, ambas corporaciones mediáticas contribuyen con el 54% del contenido publicado en esta sección. En relación a los periodistas preferidos por los buitres para nutrir esta sección, destacan del diario La Nación (en orden decreciente) los trabajos de: Silvia Pisani con 8 notas, Martín Kanenguiser con 6 notas, Jorge Oviedo con 4, Martín Dinatale y Hugo Alconada Mon con 3 cada uno, entre otros. Por su parte, los periodistas dilectos del diario Clarín más citados son: Lucía Salinas (7), Ana Barón (6), Nicolás Wiñaski (4) y Marcelo Bonelli (3), entre otros.

DE LA OPERETA NISMAN AL PORTAL BUITRE

Como fuera expresado en nuestro informe “La denuncia de Nisman y la cuestión energética nacional” (23/01/15), la denuncia, más que “denuncia” trátase en verdad de un compendio de artículos periodísticos críticos a los que un fiscal (en lugar de un “periodista”) les brindó un soporte supuestamente legal y jurídico al utilizarlos todos juntos contra la Presidenta de la Nación. Ni los artículos de Pepe Eliaschev, ni de Carlos Pagni; ni las maquinaciones de Héctor Magnetto, ni Bartolomé Mitre pueden alcanzar el suficiente poder de fuego por sí solos como para –como efectivamente sí pudieron los autores de la opereta Nisman– solicitar: “en virtud del mandato dispuesto en el art. 177 inc. 1° del Código Procesal Penal de la Nación…” dictar el “embargo preventivo sobre los bienes de autores y partícipes de este encubrimiento…”, decretando “la inmediata prohibición de salir del país” a la presidenta de todos los argentinos. La opereta Nisman se valió de años de artículos periodísticos previamente escritos que sirvieron a la “causa”. Sin embargo, difícilmente el fiscal o el verdadero autor de la denuncia haya encargado, desde 2011, notas periodísticas a los medios opositores (o a los periodistas de forma individual) con la finalidad de ir dotando de “contenido” y “razón de ser” a la referida maquinación. No obstante, el caso del “contenido” publicado por el portal oficial buitre aquí estudiado podría ser muy diferente. Desde junio del 2014, fecha clave en su afrenta contra la seguridad nacional de la República Argentina, que los buitres publican en simultáneo con los principales medios opositores argentinos artículos, notas de opinión e informes periodísticos afines a los intereses de los saqueadores y estafadores nucleados en ATFA.

LÓGICAS INQUIETUDES

El Observatorio OETEC se propuso conducir esta investigación a los efectos de alertar a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, así como a los miembros del Parlamento nacional –indistintamente de su partido e ideología– sobre presuntos nexos comerciales entre la organización buitre ATFA y las corporaciones mediáticas argentinas La Nación y el Grupo Clarín –entre otras–, desde que el aquí demostrado elevadísimo nivel de participación editorial de estas últimas en el portal oficial buitre (42% del total del material publicado en aproximadamente diez meses de existencia, sumando secciones “Home” y “Últimas Novedades”) no puede reducirse a una simple donación de material ni a una cesión gratuita de derechos. De igual forma, resultaría poco creíble la inexistencia de una coordinación ejecutivo-editorial entre las direcciones de las empresas mediáticas involucradas y la ATFA. En este sentido, nos preguntamos qué tan ilógico resultaría suponer que los periodistas argentinos mencionados en este informe, y en función de su destacada y recurrente aparición en el portal oficial buitre, no recibieran dinero de los mismos fondos que atentan contra la seguridad nacional de la República. ¿No ameritaría acaso investigar sus activos y patrimonio desde julio del año pasado a esta parte? Inquietudes razonables desde que, en definitiva, es la mismísima organización ATFA la que nos cuenta que sus “miembros trabajan con legisladores, los medios de comunicación y otras partes interesadas para alentar al gobierno de los Estados Unidos a buscar vigorosamente un acuerdo negociado con el gobierno argentino en defensa de los partes interesadas estadounidenses”. Nuevas inquietudes… ¿a qué se refieren con “trabajar”? ¿Podría caer bajo esta denominación (“trabajo”) el suministro del 42% del total del material publicado en el portal desde su lanzamiento? ¿Trabajo remunerado? ¿Producción por encargo? ¿Hay cesión de copyright por las traducciones completas y literales de las notas originales publicadas en castellano o acaso media algún tipo de contratación legal y/o acuerdo económico? ¿Cuál es el beneficio de estas corporaciones mediáticas y sus periodistas involucrados en contribuir con los intereses buitres de ATFA? Recientemente se supo, denunciado por un ex director ejecutivo de la DAIA, que la ONG Foundation for Defence of Democracies, a la sazón dirigida por un íntimo amigo de Nisman, recibió 3,6 millones de dólares de Paul Singer. ¿Habrán recibido donaciones del estilo las Fundaciones de Mitre y Noble por su destacable y estratégica participación editorial en la política comunicacional de Singer y compañía?

EL VERGONZOSO NEXO DE LA NACIÓN Y CLARÍN CON LOS FONDOS BUITRES

Finalmente, es interesante cuando no llamativo advertir que tanto la estrategia buitre como la de las corporaciones La Nación y Grupo Clarín se basan, en estas últimas semanas, en la cuestión de un supuesto “nexo con Irán” (la Argentina con Irán). Pues bien, resulta a todas luces claro que el único “nexo” demostrado aquí –por otra parte ostensiblemente verificable por cualquier cibernauta al ingresar a los portales oficiales buitrista–, es el “nexo” entre los diarios La Nación, el Grupo Clarín y la American Task Force Argentina, es decir, los fondos buitres estadounidenses. Desde su Laboratorio “Terrorismo Comunicacional”, el Observatorio OETEC deja planteadas estas inquietudes anhelando sean tomadas por funcionarios, políticos, jueces, fiscales y legisladores comprometidos con la defensa del interés nacional, en contra de la guerra declarada a nuestro país y su pueblo por parte del terrorismo financiero y especulador occidental y su brazo ejecutor, los fondos buitre nucleados en ATFA. Por nuestra parte, la Fundación OETEC ya se ha puesto en marcha en esta dirección.

INFONEWS

22/04/2015 Posted by | Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , | 1 comentario

¿Intentan “domesticar” a Dilma y a Bachelet? – Diego González


¿Intentan “domesticar” a Dilma y a Bachelet?

A poco de andar, las presidentas de Chile y Brasil enfrentan crisis políticas. Michelle Bachelet tuvo que salir a desmentir que hubiera renunciado mientras desde el congreso brasileño amenazan con un juicio político a Dilma Rousseff. Ante coyunturas políticas distintas, las dos mandatarias disputan por ver quién impone la agenda.

file_20140612102557

Una asumió en marzo del 2014, la otra en enero de este año. Sin embargo, a tan poco de andar, las dos capean temporales.
Michelle Bachelet, en Chile, evaluó necesario salir en una conferencia de prensa ante corresponsales extranjeros para descartar que fuera a dejar la Moneda. Dilma Rousseff, en Brasil, toma medidas, enfrenta movilizaciones y negocia con un congreso opositor que debate un juicio político. El caso de dos presidentas que, recientemente electas, sufren embestidas potentes que llegan incluso a exigir sus renuncias. Sin embargo, en ambos casos, la intención de fondo parece ser domesticarlas y no tanto deponerlas.

Los climas políticos en ambos países son diferentes. En Chile las calles son de los estudiantes, pero las denuncias por “tráfico de influencias” que tocan a la familia presidencial caen mal en las capas medias. Nadie pide golpe, pero hay hastío del sistema político, por izquierda y derecha. En Brasil el mapa es otro. La derecha siente que puede, que perdió por poco en octubre y que Dilma no tiene paz. Se suceden las marchas y son noticia: hay desde mujeres desnudas hasta carteles que en inglés piden abiertamente una intervención militar.

Sin embargo, resulta difícil pensar en la concreción de un golpe, incluso aunque sea desde el congreso. El impeachment al que los sectores duros de la oposición brasileña quieren someter a Rousseff parece tener poco horizonte. No sólo el ex presidente Inácio Lula Da Silva, sino incluso el referente del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el dos veces presidente Fernando Henrique Cardoso, salieron a frenar la iniciativa.

En paralelo, Dilma enfrenta un estancamiento económico sumado a una crisis política por denuncias de corrupción ligadas al destino de fondos de Petrobras. Brasilia reaccionó ante las presiones apurando las investigaciones para el caso de la petrolera estatal. Hay empresarios, senadores, diputados y gobernadores que están siendo investigados por esta causa. En los últimos días el tesorero del PT fue detenido. El hecho golpea fuerte al gobierno que hizo de Petrobras un símbolo del modelo de desarrollo que busca el Brasil.

En lo que respecta a la economía, los números dicen que el 2014 cerró con una expansión del 0,1 por ciento y los pronósticos indican que el 2015 no va a ser sencillo. La economista Rousseff había anunciado en plena campaña cambios para esa área. La designación del ortodoxo Joaquim Levy en el ministerio de Hacienda es una decisión que no festejó la izquierda del PT. Son varios golpes al mismo tiempo y la conjunción de ambos factores deterioran la imagen de la mandataria que ronda los 20 puntos. Rousseff es hoy una presidenta a la defensiva.

En Chile un golpe tampoco parece tener horizonte. En el terreno de la política nadie se atreve siquiera a insinuarlo. La herida de 1973 sigue sangrando y da la sensación de que en este último tiempo asumió nueva forma. En 2013, el año electoral, se cumplieron 40 años del bombardeo a la Moneda. La efeméride sirvió para debatir el pasado y se vivió un giro. Hoy, ser pinochetista es abiertamente piantavotos.

La derecha democrática chilena se encuentra desorientada. Sin liderazgos claros ni mayorías en el congreso está atada de manos. El contundente 62 por ciento que la presidenta consiguió en la segunda vuelta de 2013 le dió fuerza a la socialista para avanzar con una serie de reformas que fueron el eje de campaña y a las que no se atrevió en su primer mandato. Tal vez la reforma educativa y la impositiva hayan sido los dos grandes objetivos logrados hasta ahora. Queda pendiente la Asamblea Constituyente, tal vez la propuesta más estructural de algunos sectores de la Nueva Mayoría de Bachelet, que apunta a modificar una clara marca del pinochetismo y del viejo sistema político que heredó la democracia y que todavía rige el país. De implementarse, la más damnificada sería la derecha que hasta hoy se benefició con el sistema binominal que evita mayorías fuertes que puedan modificar drásticamente el juego.

Sin embargo, a un año de haber asumido, Bachelet tuvo que salir a dar explicaciones. Su hijo, Sebastián Dávalos Bachelet, y su nuera, Natalia Compagnon, son acusados de uso “de información privilegiada” y “tráfico de influencias” por un millonario negocio inmobiliario. Por el escándalo, Dávalos renunció a su cargo al frente de la dirección Sociocultural de la Presidencia. “Es obvio que he estado golpeada por lo que ha pasado. Ha sido duro, como mujer, como madre y como presidente”, dijo Bachelet en una entrevista con el canal estatal TVN. A raíz de este hecho comenzaron los rumores periodísticos sobre su renuncia que, redes mediante, se fueron convirtiendo en una bola de nieve. Acto seguido, su imagen positiva se derrumbó del 60 al 30 por ciento.

En conferencia, Bachelet contraatacó: “Creo que hemos llegado a un periodismo del rumor y hemos llegado a un periodismo un poquito preso de las redes sociales. (…) la gente, imagínese: ‘la Presidenta renunció’, ese es un quiebre institucional. Por si acaso, si alguien tiene dudas, yo no he renunciado y no pienso hacerlo, ni siquiera sé cómo se haría constitucionalmente”, dijo.

Lo cierto es que tanto Rousseff como Bachelet tienen ejemplos muy cercanos con los que compararse para no naufragar. La propia Bachelet en su primer mandato (2006-2010) tuvo que enfrentar desde un comienzo crisis graves. Por un lado los estudiantes secundarios, conocidos como los pingüinos, que empezaban a tomar las calles y no encontraban respuestas en el Palacio de la Moneda. Por el otro, una reforma del transporte público en Santiago de Chile cuya implementación fue caótica. En aquel momento, su imagen se desplomó. Sin embargo, dejó el poder fuerte, se fue a la ONU Mujer y cuatro años después era la candidata indiscutible de su espacio con altísimos niveles de aceptación.

Lula da Silva capeó una crisis grave en 2005 con el caso del «mensalão», una supuesta red de sobornos repartidos en el congreso para ganar favores políticos por parte del ejecutivo. El gobierno pagó un costo elevado por el escándalo. Sin embargo, en 2010 Lula tuvo margen de sobra para imponer a su sucesora en la interna del PT.

Las crisis políticas actuales exponen debilidades y fuerzan a los gobiernos a negociar agenda con los factores de presión. Existen en este juego sectores radicales que pretenden ir por todo y no titubean ante la posibilidad del golpe, aunque da la sensación de que la búsqueda es principalmente por domesticar y condicionar a los nuevos gobiernos. Cualquier similitud con la política argentina no es pura coincidencia.

TELAM

22/04/2015 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario