America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Las Futuras No Elecciones – Luis Tonelli


Debate.

La ausencia de clima de campaña, las disyuntivas ante la crisis global y el esquema de gobierno que viene.

10/10/2011 Posted by | Como Registrarse., Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

El conflicto agropecuario – Otra vez el campo pone en marcha las herramientas discursivas de 2008


L A ELITE DEL CAMPO (LLAMEMOS LAS COSAS POR SU NOMBRE) , NO ES EL “CAMPO” SON LOS PATRONES RURALES, TRATAN DE SEGUIR OPERANDO PARA DESPRESTIGIAR A  CRISTINA  QUE TIENE UNA ACEPTACIÓN DEL 60% EN TODO EL PAÍS, Y ASI AYUDAR AL MULTIMEDIO CLARIN Y A  LA NACION, JUNTO A SUS EMPLEADOS DE LA OPOSICIÓN POLÍTICA (MACRI, DUHALDE, ALFONSIN, PINO, STOLBIZER, ETC, ETC) , CON MIRAS A LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES. NO ESTAMOS EN MARZO DEL 2008, CUANDO A TRAVÉS DE ESOS  MEDIOS  ENGAÑARON A LA SOCIEDAD HABLANDO DEL CAMPO….EL PUEBLO ARGENTINO SABE BIEN QUIEN LES MIENTE…!!!

Marianike

Publicado el 18 de Enero de 2011


Los diarios Clarín y La Nación intentan equiparar el cese por una semana en la comercialización de granos con el conflicto por las retenciones móviles de hace más de dos años atrás, y buscan cuestionar “la política oficial”.

Comenzó la protesta encabezada por la Sociedad Rural al frente de la Mesa de Enlace y los medios hegemónicos vuelven a recurrir a herramientas discursivas ya utilizadas en conflictos anteriores entre el gobierno y parte del sector agropecuario.
Así, se cambian términos para reforzar el conflicto: la protesta o medida de fuerza pasa a denominarse “paro del campo”. Otra vez, la Mesa de Enlace y su principal entidad conductora, la Sociedad Rural, pasan a ser “el campo”.
Además, para estos medios,  estas entidades ya no cuestionan una medida puntual del gobierno, referida a la comercialización de granos, que incide en su precio.  Se intenta instalar un cuestionamiento al gobierno en sí mismo.
Clarín coloca en tapa la noticia, dándole máxima importancia su agenda. “El paro seguirá hasta el domingo. El campo retomó su protesta contra la política oficial.” El uso del verbo “retomó” tampoco es casual. Trata de indicar una continuidad, en este caso con el conflicto por las retenciones de 2008.
En página 3 varían levemente el título: “Paro del campo. Arrancó una nueva protesta del campo contra la política oficial.” Aquí trata de indicar que esta medida sería el resultado de la sumatoria de protestas anteriores. Ya en el cuerpo de la nota, repite: “La decisión de la Mesa de Enlace no es ajena al contexto político, al inicio de un año de elecciones presidenciales. Se trata de las mismas cuatro entidades que desafiaron la política de Cristina Fernández en sus primeros meses de su presidencia, con la prolongada protesta contra la resolución 125 entre marzo y julio de 2008.”
En página 4, Clarín despotrica contra el precio del pan en la Argentina y lo compara con el valor que tiene en Brasil. Además, intenta mostrar un cerrado respaldo desde la oposición. “Coincidencias. Respaldo al campo desde toda la oposición.” El diario de Noble y Magnetto publica un cuadro con declaraciones de Hermes Binner, Francisco de Narváez y un comunicado de la UCR, los cuales serían “todo” el arco opositor para ellos.
La Nación, en su suplemento Economía y Negocios, elige entrevistar precisamente a tres productores que participaron del conflicto de 2008. Además, no se les tomó nuevas imágenes a los entrevistados: la fotografía de los tres productores, marcan en el epígrafe, es de ese año, cuando estuvieron en pleno paro. “La protesta nos parece justa”, titula. Más adelante, un testimonio desecha las posibles respuestas oficiales: “A mí me interesa que me paguen lo que corresponde, no los créditos”, habría dicho un productor citado  en la página 2, según el diario de Mitre.
Página/12 titula en tapa “Otra vez soja”, vinculando también el trigo, causa de la protesta actual, con la soja, principal motivo del conflicto en 2008. Los mismos sectores que están detrás de la soja, dice Página, también se agazapan tras el trigo.
En página 5, en los temas de debate, Tomás Lukin reunió dos notas de opinión con respecto a la política agropecuaria y a la rentabilidad rural. “Una época de oro para el campo. Las quejas de la dirigencia rural por la intervención estatal no alcanzan a disimular las extraordinarias ganancias que logró el sector. Primero por el dólar competitivo y luego por el impulso adicional de la suba de precios.”
BAE también dedica su título principal en tapa al tema, minimiza la medida como “simbólica” y destaca que no tendrá impacto en el abastecimiento interno. En página 2 también menciona los reflejos gubernamentales respecto a la situación: “Comienza el paro agropecuario y el Gobierno sale a controlar a las exportadoras y molineros.”

La Prensa le otorga un cuadro en tapa, y también remarca en página 3 que la medida no producirá desabastecimiento. “Campo: comenzó el paro y dicen que no habrá desabastecimiento. El cese de comercialización de cereales y oleaginosas, que se extenderá hasta el próximo domingo, no va a afectar en absoluto al público.”

Ámbito Financiero, además de mencionar las “lluvias que ayudan a la soja”, elige titular en página11 con una afirmación gubernamental que tiende a restar gravedad e impacto a la medida de la Mesa de Enlace: “Gobierno dice que el paro del campo será inocuo. Y descata una frase del ministro de Agricultura, Julián Domínguez: “Hay un grupo minoritario que, por apego a dogmas ideológicos, atenta contra sus propios intereses.” <

Tiempo Argentino

18/01/2011 Posted by | Agricultura yGanadería, Como Registrarse., Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Dialogando sobre la verdad y el poder


David Tresilian

Al Ahram Weekly

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

El Profesor Chomsky, conocido tanto por su trabajo profesional en lingüística y fisolofía como por sus escritos sobre cuestiones políticas y sociales, estuvo en París a finales de mayo por invitación de Le Monde Diplomatique y el Collège de France. Dividió sus participaciones entre el seminario académico organizado por Jacques Bouveresse, titular de la cátedra de Filosofía del Lenguaje y el Conocimiento del Collège de France, y una serie de entrevistas sobre cuestiones políticas que culminaron en un encuentro público organizado por Le Monde Diplomatique en el que el programa desarrollado por Chomsky sirvió para atestiguar el alcance de su trabajo y el respeto que se le profesa en Francia.

Nacido en 1928 y superados ya los ochenta años, el programa habría agotado a cualquier hombre que tuviera la mitad de sus años. Sin embargo, Chomsky parecía tomárselo todo con mucha calma mientras respondía a las preguntas de la audiencia en ambos eventos hasta bien entrada la noche, hablando ininterrumpidamente durante varias horas sobre la política exterior estadounidense y la situación de las regiones del mundo en cuyo estudio ha profundizado, como Latinoamérica, Oriente Medio y el Sureste Asiático.

Tanto en el seminario celebrado en el Collège de France, en el que se centró en cuestiones como la verdad y la racionalidad pública, siguiendo una tradición asociada con el filósofo inglés Bertrand Russel y el escritor George Orwell, transmitido de forma simultánea por la Red, como en el último encuentro público, se desbordaron las previsiones de asistencia, y los participantes, que en algunos casos habían viajado por toda Europa para estar presentes, recibieron la aparición de Chomsky con entusiasmo y afecto en ambas ocasiones.

En virtud de su más de medio siglo de activismo político y docenas de libros y artículos, entre ellos sus magníficos trabajos sobre “La Guerra de Vietnam, el Poder Estadounidense y los Nuevos Mandarines” (1969) y “Por razones de estado” (1973), sus trabajos sobre el lugar de los intelectuales en la vida de EEUU y el papel jugado por los medios: “Manufacturing Consent” (con Edward Herman, 1988), y sus trabajos especializados en Israel y Palestina: “Fateful Triangle: the United States, Israel and the Palestinians” (1983 & 1999), sobre el Oriente Medio: “Perilous Power: the Middle East and US Foreign Policy” (con Gilbert Achcar, 2007), y sobre la política exterior de EEUU: “Hegemonony or Survival: America’s Quest for Global Domination” (2003), Chomsky habló con autoridad sobre cuestiones contemporáneas, demostrando que su extraordinaria inteligencia y compromiso con el cambio social siguen más vivos que nunca.

En la semana en la que Chomsky estuvo en París vio la luz un nuevo libro suyo titulado “Hopes and Prospects”, en el que recopila artículos recientes sobre Latinoamérica, EEUU, Oriente Medio e Israel.

A pesar de su apretado programa, Noam Chomsky encontró tiempo para hablar con Al Ahram Weekly de sus puntos de vista sobre la situación actual en Oriente Medio y sobre la política estadounidense hacia Israel, Palestina y la región a nivel global. Fue un honor para el Weekly poder estar presente en esa entrevista, de la que a continuación se ofrece un resumen:

¿Podría pedirle una declaración sobre el ataque de Israel de esta semana contra la Flotilla de la Libertad cuando ésta se encontraba en aguas internacionales camino de Gaza?

Secuestrar barcos en aguas internacionales y matar pasajeros es, desde luego, un delito muy grave. Los editores del Guardian de Londres tienen razón cuando dicen: “Si un grupo armado de piratas somalíes hubiera abordado ayer a seis navíos en alta mar, matando al menos a diez pasajeros e hiriendo a muchos más, una fuerza de la OTAN estaría hoy dirigiéndose hacia la costa somalí”.

Merece la pena tener en cuenta que ese delito no es nada nuevo. Israel lleva decenios secuestrando barcos en aguas internacionales entre Chipre y Líbano, matando o secuestrando pasajeros, llevándoselos muchas veces a cárceles en Israel que tienen prisiones secretas o cámaras de tortura, reteniéndoles como rehenes en algunos casos durante muchos años. Israel tiene asumido que puede perpetrar esos crímenes con impunidad porque EEUU los tolera y Europa hace, por lo general, lo que dice EEUU.

Lo mismo ocurre con el pretexto utilizado por Israel para su último delito: que la Flotilla de la Libertad llevaba materiales que podrían ser utilizados para carcasas de cohetes. Dejando a un lado la absurdidad de esa aseveración, si Israel estuviera interesado en parar los cohetes de Hamás, sabe muy bien cómo hacerlo: aceptando las ofertas de Hamás de un alto el fuego. En junio de 2008, Israel y Hamás alcanzaron un acuerdo de alto el fuego. El gobierno israelí sabe perfectamente que hasta que Israel no rompió el acuerdo el 4 de noviembre, invadiendo Gaza y matando a media docena de activistas de Hamás, éste no disparó ni un solo cohete.

Hamás se ofreció a renovar el alto el fuego. El gabinete israelí consideró la oferta y la rechazó, prefiriendo lanzar, el 27 de diciembre, la destructiva y mortífera Operación Plomo Fundido. Evidentemente, no puede justificarse de ningún modo que el uso de la fuerza sea “autodefensa” a menos que se hayan agotado antes todos los medios pacíficos. En este caso, ni siquiera lo intentaron, aunque –o quizás porque- existían bastantes razones para pensar que habrían tenido éxito. Por tanto, la Operación Plomo Fundido no ha sido más que una pura agresión criminal, sin ningún pretexto creíble, y lo mismo ocurre con el actual recurso a la fuerza por parte de Israel.

El asedio de Gaza no tiene ni el más mínimo pretexto creíble. Fue impuesto por EEUU y por Israel en enero de 2006 para castigar a los palestinos por votar “de forma equivocada” en unas elecciones libres, y se intensificó gravemente en julio de 2007 cuando Hamás bloqueó un intento israelí-estadounidense de derrocar al gobierno elegido a través de un golpe militar que pretendía instalar allí al hombre fuerte de Fatah, Muhammad Dahlan. El asedio es salvaje y cruel, está diseñado para mantener animales enjaulados escasamente con vida a fin de esquivar las protestas internacionales, pero apenas algo más que eso. Es la última etapa de los planes a largo plazo de Israel, apoyados por EEUU, para separar Gaza de Cisjordania.

Esas son las líneas puras y duras de unas políticas miserables e impresentables.

Recientemente le negaron la entrada a Israel. ¿Cómo ve la situación en los Territorios Ocupados y en Gaza?

Bien, permítame una pequeña corrección, se me negó la entrada a los Territorios Ocupados, no a Israel. En realidad, si hubiera ido a Israel me habrían admitido y después podría haber ido a los Territorios Ocupados. La razón que dieron es que sólo iba a ir a Bir Zeit y no a una universidad israelí.

Desde mi punto de vista, Israel está llegando a ser extremadamente paranoico, desbordado de sentimientos ultranacionalistas y actuando de forma completamente irracional. Está perjudicando sus propios intereses. La negativa a que yo entrara es un ejemplo menor de ello. Si me hubieran permitido que diera la charla en Bir Zeit, ése habría sido el fin de la historia. En realidad no iba a hablar de Oriente Medio. Iba a hablar de Estados Unidos y ellos lo sabían perfectamente.

En el caso de Gaza, se trata de una situación de tortura bestial. Están manteniendo a la población apenas con vida porque no quieren que les acusen de genocidio, pero eso es lo que es, un genocidio. Se limitan a sobrevivir. No es la peor atrocidad en el mundo pero es una de las más salvajes. Egipto está cooperando con todo eso al construir un muro y negarse a permitir que entre cemento y cosas así, por eso se trata de una operación conjunta israelí-egipcia que está literalmente torturando al pueblo de Gaza de una forma que no creo que tenga precedentes y que cada vez va a peor.

En Cisjordania, no se trata sólo de Israel, sino de EEUU y de Israel. EEUU fija los límites de lo que puede hacer y coopera con ellos. Es una operación conjunta, al igual que lo fue el ataque contra Gaza. Y así Israel sigue imponiendo su dominio y apropiándose de lo que se le antoja. La tierra del interior del muro de separación, que es en realidad un muro de anexión, se la apropiarán. Tomarán el Valle del Jordán, y tomarán lo que se llamaba Jerusalén, que es mucho más de lo que fue Jerusalén, ya que es una inmensa zona que se amplía hacia Cisjordania.

Y luego tenemos los corredores que van hacia el este, hay un corredor que va desde Jerusalén a través de Maal Adumim hacia Jericó. Si eso se desarrolla totalmente, partirá Cisjordania. Curiosamente, EEUU ha bloqueado hasta ahora sus esfuerzos para desarrollar completamente ese corredor.

Hace unos años, los industriales israelíes aconsejaron al gobierno diciéndole que en Cisjordania se debería evolucionar, según sus palabras, del “colonialismo” al “neocolonialismo”. Es decir, que deberían construir estructuras neocoloniales en Cisjordania. Ahora sabemos lo que significa eso: Cojan cualquier antigua colonia, que típicamente se compone de un sector de extrema riqueza y privilegio, que colabora con la antigua potencia colonial, y una inmensa masa de miseria y horror rodeándolo. Y eso es lo que sugieren, y eso es lo que se está haciendo. Por eso, si Vd. va Ramala –yo quería ir para verlo por mí mismo pero no lo conseguí-, es una especie de París, se encontrará con que hay una vida agradable, restaurantes elegantes y demás, pero si se interna por el país todo es muy diferente, todo está lleno de puntos de control y la vida se hace imposible. Bien, eso es neocolonialismo. Sólo puede haber un desarrollo totalmente dependiente y no van a permitir ningún desarrollo independiente, y están tratando de imponer un acuerdo permanente de ese orden.

Salam Fayyad, con quien esperaba reunirme en Ramala –hablamos por teléfono- ha descrito sus programa de una forma que me parece sensible. Lo primero de todo, pide que se boicotee la producción de los asentamientos, eso creo que es algo muy sensible y pienso que todo el mundo debería apoyarlo, mientras intentan conseguir que los palestinos tengan otras formas de empleo que trabajar en los asentamientos, para que no contribuyan al crecimiento de los mismos: participando en formas de resistencia no violenta ante la expansión y haciendo cualquier construcción que puedan controlar dentro del marco israelí, quizá incluso en el Área C, la zona controlada por Israel, y seguir dando pequeños pasos intentando establecer la base de una futura entidad independiente palestina.

Esta es una cuestión muy delicada porque Israel podría muy bien aceptar ese plan. En realidad, creo que el viceprimer ministro israelí Silvan Shalom, celebró una entrevista en la que le preguntaron cómo reaccionaría ante eso, y dijo: “si quieren llamar cantones al estado que les dejamos, está bien, pero será un estado sin fronteras…” y eso servirá para implantar esencialmente una estructura neocolonial.

Hay otro elemento relacionado, que es la fuerza militar. Hay un ejército dirigido por un general estadounidense, Keith Dayton, al que se entrena en Jordania con cooperación israelí, y que ha causado mucho entusiasmo en EEUU. John Kerry, el presidente del comité de relaciones exteriores del Senado, ofreció un discurso importante sobre Israel-Palestina –él es una especie de hombre clave de Obama para Oriente Medio- diciendo que es la primera vez que Israel tiene un socio legítimo para negociar. ¿Por qué? Porque durante el ataque a Gaza, el ejército de Dayton consiguió impedir las protestas, y Kerry pensó que eso era estupendo, y la prensa también pensó que era estupendo y resulta que ahora son ya un socio legítimo. Si Vd. lee al propio Dayton, dice que fueron tan eficaces durante el ataque a Gaza que Israel pudo trasladar fuerzas desde Cisjordania a Gaza para ampliar el ataque, y Kerry y Obama creen que eso es estupendo, por tanto, ahí tienen algo más del tradicional modelo neocolonial, con fuerzas paramilitares dominadas por la potencia colonial que mantienen a la población bajo control.

Esos son pasos muy ambivalentes… A menos que EEUU cambie de postura y se una al mundo en un acuerdo político… pienso que el panorama es realmente sombrío y no creo que la posición egipcia ayude en absoluto.

¿Se producirá el cambio como consecuencia del papel jugado por la opinión pública mundial, quizá del mismo modo que sucedió en Sudáfrica?

Sudáfrica es un caso interesante, y merece la pena mirar detenidamente la historia. Alrededor de 1960, Sudáfrica estaba empezando a darse cuenta que se estaba convirtiendo en un estado-paria, y el ministro de exteriores sudafricano llamó al embajador estadounidense –tenemos ahora las grabaciones de su conversación- y le dijo: “Somos conscientes de que nos estamos convirtiendo en un estado-paria, y todo el mundo vota contra nosotros en las Naciones Unidas, pero Vd. y yo comprendemos que sólo hay un voto que cuenta en las Naciones Unidas: el suyo, lo que significa que mientras Vds. nos apoyen, no nos importa lo que el resto del mundo diga”. Y eso resultó ser algo muy preciso.

En los decenios siguientes, aumentaron las protestas contra Sudáfrica y a finales de la década de 1970 hubo sanciones, y las empresas ya iban en franca retirada. El Congreso estadounidense estaba aprobando resoluciones que incluían sanciones, que Reagan había intentado evitar para seguir apoyando a Sudáfrica, como hizo hasta llegar a finales de la década de 1980, momento en el que se perpetraban las peores atrocidades, como las guerras en Angola y Mozambique, que mataron a cientos de miles de personas, y todo eso se hizo dentro del marco de la guerra contra el terrorismo.

Washington condenó al Congreso Nacional Africano en 1988 como uno de los más infames grupos terroristas del mundo, y hasta 2008 no quitó a Mandela de su lista de terroristas. Sudáfrica parecía inexpugnable: el mundo estaba contra ellos pero iban ganándolo todo y se sentían bien. Entonces fue, en 1990, cuando EEUU cambió su política. Se permitió que Mandela saliera de la prisión y el apartheid se vino abajo en unos pocos años, por eso el ministro sudafricano tenía razón en su apreciación.

Creo que Israel está recorriendo el mismo sendero. No importa que el mundo esté en contra nuestra, mientras EEUU nos apoye. Pero están pisando terreno peligroso: EEUU puede decidir que sus intereses están en otra parte. Volviendo a su pregunta sobre el papel de la opinión pública mundial, la opinión en Europa y Oriente Medio influye sustancialmente en las cosas. EEUU no puede vivir solo en el mundo. Hay personalidades políticas que piensan que deberíamos meternos en una jaula y no preocuparnos de lo que sucede en el mundo… eso sería como construir un muro alrededor del país, salirnos de las Naciones Unidas y no tener en cuenta nada de lo que se diga. Hay una cierta tendencia a eso en la política estadounidense, pero los dirigentes y las corporaciones multinacionales no pueden aceptar eso, se preocupan por lo que piensa el resto del mundo aunque sea en función de sus intereses.

Europa no está ayudando gran cosa. El hecho de haber admitido a Israel en la OCDE supone afirmar la legitimidad de la ocupación. Europa está financiando la supervivencia de los Territorios Ocupados, pero no está haciendo nada para tratar de conseguir que EEUU acepte la opinión internacional, y podría hacerlo. Justo ahora, por ejemplo, hay negociaciones indirectas entre palestinos e israelíes con EEUU de intermediario honesto. Europa puede denunciar que eso es una farsa: lo que debería haber es conversaciones indirectas entre EEUU y el resto del mundo, con quizá las Naciones Unidas como intermediario neutral, mientras que EEUU se está quedando solo bloqueando un abrumador consenso internacional, y hasta que eso cambie, no va a suceder nada, y es en eso en lo que se apoya Israel.

En su discurso en El Cairo de junio de 2009, el Presidente Obama dijo que iba a conformar la política estadounidense a partir de bases nuevas respecto a Oriente Medio y al mundo musulmán. ¿Tiene Vd. alguna prueba de que esté ocurriendo así?

Hay ligeras diferencias. Las primeras diferencias se produjeron entre los dos mandatos de Bush. El primer mandato de Bush fue extremadamente arrogante, abrasivo y agresivo. EEUU se dirigía a las Naciones Unidas y decía abiertamente: “O hacéis lo que os decimos o pasamos de vosotros”. Y eso causó mucho antagonismo, incluso entre aliados. A la gente no le gusta que le insulten en la cara. Produjo muchas críticas y el prestigio de EEUU en el mundo llegó a su punto más bajo en las encuestas internacionales y hubo muchas protestas también en casa, incluso en el establishment, porque eso perjudicaba los intereses estadounidenses.

El segundo mandato de Bush fue algo más complaciente, en cierto modo tuvo en cuenta algo más las normas y consiguió una especie de apoyo del centro. Obama va un poco por ahí, por eso es como una ampliación del segundo mandato de Bush. La retórica es más moderada y la posición más amistosa pero las políticas apenas han cambiado nada. Consideremos el discurso de El Cairo. Lo fundamental fue que su discurso tenía muy poco contenido: se limitó a decir algo así como “amémonos los unos a los otros”. Pero camino de El Cairo dio una conferencia de prensa y un periodista le preguntó: “¿Va a decir algo sobre el régimen autoritario de Mubarak”?  Y contestó, sus palabras exactas fueron: “No me gusta utilizar etiquetas con la gente. Está haciendo cosas buenas. Por tanto, es un amigo”. No tengo que contarles cómo es la situación de los derechos humanos en Egipto…, la gente de Oriente Medio, si hubiera estado levantada en ese momento, habría comprendido que nada iba a cambiar.

Y lo mismo ocurre con las políticas en relación con Israel. Sus políticas son incluso más duras que las de los dos Bush, el primero y el segundo. Precisamente ahora, por ejemplo, hay una controversia en relación a la expansión de los asentamientos. Es muy similar a la controversia que surgió hace veinte años cuando el primer George Bush y cuando James Baker, el secretario de estado, estaban en el poder. Pueden recordar que hubo un tiempo en que cada vez que Baker se marchaba a Jerusalén, el primer ministro, Yitzhak Shamir, aprovechaba la ocasión para anunciar un nuevo asentamiento, era como insultar a Baker –a él, que era un patricio, no le gustaba nada que Israel le insultara- pero Bush apenas penalizó a Israel. Impuso ligeras sanciones en forma de restricciones en las garantías de los créditos que se suponía cubrían los gastos de los asentamientos, pero bastó e Israel cambió velozmente de política.

Bien, eso es precisamente lo que está sucediendo ahora, con una diferencia. Obama ha dicho que no va a imponer sanción alguna y que sus protestas son puramente simbólicas, fue su portavoz de prensa quien lo dijo en respuesta a una pregunta. Además, todo el parloteo sobre la expansión de los asentamientos es realmente una nota a pie de página: el problema son los asentamientos, no la expansión de los asentamientos. La posición de Obama ha sido reiterar lo que George W. Bush dijo y lo que está en la Hoja de Ruta, las palabras de la Hoja de Ruta, que dicen, en primer lugar, que no tiene que haber ninguna expansión más, ni siquiera como crecimiento natural. Eso lo reiteró Obama, pero de tal forma lo hizo que dejó claro que no iba a hacer nada sobre el particular, y lo mismo sucede con el resto de las cuestiones.

Cuando anunció el nombramiento de George Mitchell dio una charla sobre Oriente Medio. Básicamente dijo: “Hay una buena esperanza para la paz, hay un plan constructivo sobre la mesa”, y después se dirigió a los países árabes y les dijo que debían hacer honor a lo que decían y avanzar hacia la normalización de relaciones con Israel. Él sabe perfectamente bien que esa no era la propuesta. La propuesta consistía en establecer un acuerdo de dos estados y en ese contexto avanzar hacia la normalización, por lo que muy estudiadamente ignoró el contenido de la propuesta y se centró en el corolario, que es como una forma de decir que no iban a cambiar de posición y que no se iban a unir al resto del mundo en apoyo del acuerdo de los dos estados, y así lleva siendo desde siempre.

En el momento de las elecciones, la gente se sentía esperanzada de ver a un nuevo presidente en EEUU, especialmente tras los ocho años de Bush. En su nuevo libro describe a Obama como una página en blanco, en la que la gente puede escribir lo que le guste. ¿Cómo valora a Obama?

Escribí eso antes de las elecciones, antes incluso de las primarias, y no cambiaría nada de lo que dije. Si Vd. examinaba su programa, se encontraba con el típico demócrata centrista de retórica agradable, buen vendedor… Como Vd. sabrá, consiguió un premio de la industria propagandística a la mejor campaña de marketing de 2008, así es… Es culto, inteligente, sabe redactar bien, es afable y actúa como si le gustara la gente. Pero, ¿qué era todo ese llamamiento para el cambio? Estaba vacío. En realidad no era sino una página en blanco: puede escribirse en ella lo se quiera. Nunca dijo en qué iba a consistir el cambio, o de qué iba la esperanza. Era sólo y únicamente: “va a haber un cambio”.

McCain tenía los mismos eslóganes, la razón es obvia. En EEUU, es la industria propagandística quien dirige las elecciones, y los gestores del partido leían las encuestas y sabían que éstas mostraban que el 80% de la población pensaba que el país iba por el camino equivocado. Por eso, la plataforma de tu campaña tiene que reflejar “esperanza y cambio”, y eso hizo Obama. Y lo hizo de manera encantadora y animó a mucha gente a que se revitalizara y emocionara, pero la realidad es que la principal razón de que ganara se debió al apoyo de las instituciones financieras. Le preferían a McCain y le proporcionaron la financiación necesaria y eso hizo que ganara las elecciones. Contaba con el apoyo popular, pero fue gracias a las instituciones financieras, que esperaban que les devolviera el favor –así es como funciona la política-, y no se están viendo defraudadas.

Ha habido inmensos rescates de los bancos y la gran banca es más rica y poderosa que antes y, finalmente, cuando Obama empezó a reaccionar ante la furia popular y empezó a hablar de los “avariciosos banqueros” y demás, le dijeron rápidamente: “Te has pasado, y mucho, de la raya”, y se pusieron a financiar a los republicanos, que favorecen aún más a las grandes empresas que Obama. Esa es la naturaleza de la política estadounidense.

Durante la presidencia de Bush, vimos cómo EEUU utilizaba la tortura en Iraq, las entregas extraordinarias y la fuerza en las relaciones internacionales, dando de lado a la ONU a pesar de las protestas internacionales. ¿Se esforzará EEUU en restaurar su imagen ante la opinión pública mundial, dado lo decepcionante que está siendo la experiencia con Obama?

Más que eso aún, no se ha hecho casi nada y en realidad, en algunos aspectos, es peor que Bush. Lo expongo con todo detalle en mi libro. Hubo un caso en el Tribunal Supremo, en el que éste determinó que los prisioneros en Guantánamo tenían derecho al habeas corpus, y la administración Bush lo aceptó pero declaró que no iba a aplicarlo a Bagram. Eso fue a los tribunales y un juez de primera instancia, que estaba nombrado por Bush, un juez de derechas de un tribunal de primera instancia, anuló eso y declaró que sí, que tenía que aplicarse también a Bagram. El departamento de justicia de Obama está intentando revertir eso para que no se pueda aplicar a Bagram. A este respecto, está yendo más lejos aún que Bush.

Si yo fuera abogado de la administración Bush, indicaría que las acusaciones contra Bush por las torturas no pueden realmente mantenerse mucho bajo la ley estadounidense. Casi todo lo que Bush hizo y autorizó estaba dentro del marco de la ley estadounidense. Los Estados Unidos no han firmado el Convenio contra la Tortura, o lo firmaron con reservas. Fue reescrito muy cuidadosamente para excluir las modalidades de tortura que la CIA había desarrollado e introducido en sus manuales de tortura. La denominada “tortura que no deja huellas”, la tortura psicológica, la tortura mental. La CIA se inspiró en los manuales de la KGB y resultó que habían encontrado que las formas más eficaces para convertir a una persona en vegetal son las de la tortura psicológica, como el confinamiento en solitario, las humillaciones y otras cosas por el estilo. Si nos fijamos en los casos de Abu Ghraib y Guantánamo, aplicaban ese tipo de torturas, en su mayoría “psicológicas”, no de electrodos en los genitales. Por eso, podría sostenerse que estaban actuando desde la derecha dentro del marco de la ley estadounidense.

En realidad, probablemente la única diferencia entre la administración de Bush y las anteriores fue que, en el caso de Bush, la tortura la llevaron a cabo los estadounidenses. Habitualmente, EEUU se la encarga a otros: la perpetran survietnamitas, guatemaltecos o egipcios. Eso es lo que significan las “entregas extraordinarias”. Envías a la gente a otro país para que se encargue de torturarles. Pero en este caso se estaba haciendo justo en Guantánamo.

En la actualidad, la única revelación realmente interesante de los memorandos sobre la tortura, de los que se no se ha dado mucha información, es que los interrogadores testificaron que estaban bajo serias presiones de Cheney y Rumsfeld para que consiguieran información que vinculara a Saddam Hussein con Al-Qaida, lo cual resultaba una afirmación ridícula. Pero ése fue al parecer el elemento que impulsó la mayor parte de las torturas.

Su último libro se titula “Esperazas y Perspectivas”. ¿Cuáles son las esperanzas?

La primera parte del libro trata de Suramérica, y allí tenemos muchos y muy esperanzadores acontecimientos. Por primera vez en quinientos años, desde la época de los conquistadores, Suramérica está empezando a conseguir un cierto grado de independencia e integración y a poder enfrentar al menos algunos de sus más graves problemas internos. La estructura colonial es extrema en Suramérica, donde hay una concentración muy intensa de la riqueza en unas elites europeizadas, de mayoría blanca, rodeadas de una horrible situación trágica y con la peor desigualdad del mundo en una región que tiene muchísimos recursos y potencial. Y se están dando algunos pasos para corregir eso.

En los mismos EEUU también se están produciendo cambios. No sé si son lo suficientemente veloces como para que puedan superarse los principales problemas, pero tomemos sólo la cuestión de Israel y Palestina. No hace muchos años, si yo quería dar una charla sobre ese tema tenía que llevar protección policial en la universidad porque los encuentros podían acabar violentamente. Puedo recordar una ocasión en que la policía insistió en acompañarnos a mí y a mi mujer hasta nuestro coche tras una charla en una universidad. Ese aspecto no ha cambiado del todo, pero ha ido evolucionando con los años y ha cambiado de forma radical después de Gaza. Ahora me encuentro con audiencias entusiastas, muy implicadas, muy comprometidas, que quieren cambiar las cosas.

No ha afectado a los medios, y no ha afectado a la clase política ni a los intelectuales, pero algo está cambiando por todo el país y tarde o temprano esas cosas tienen efectos. En algún sentido se debió al fenómeno Obama, porque sembró muchas expectativas y entretuvo mucho a los activistas. Pero la desilusión ahora está ahí presente. Si esos cambios siguen desarrollándose, con el tiempo pueden finalmente traer cambios importantes, como ocurrió en el caso de Sudáfrica.

Gran parte de su trabajo se ha centrado en el control de los medios y en las deficiencias de la clase intelectual en Estados Unidos, donde resulta difícil mantenerse al margen de un estrecho espectro de opinión. ¿Cómo ve su propia posición en estos momentos?

En primer lugar, yo no diría que EEUU sea muy diferente de otras sociedades a ese respecto. Puede haber cuestiones diferentes, pero no hay muchas diferencias en relación con Inglaterra o Francia. En cada sociedad hay una franja de disidentes. Eso ha sido así a través de la historia. ¿Cómo lo hacen? Porque se sienten comprometidos con ciertos valores e ideales y deciden no conformarse. Normalmente, no se les trata muy bien y cómo se les trate depende de la naturaleza de la sociedad, que nunca actúa de forma muy cortés. En algunas sociedades puedes conseguir que te vuelen la cabeza, en otras que te lleven al Gulag, en otras que te difamen. A los sistemas de poder no les gustan los críticos y utilizan cualquier técnica posible para hundirte y condenarte.

Pero lo que siempre ha sido muy típico, a lo largo de la historia, es que las clases intelectuales se hayan subordinado al poder, con muy pocas excepciones. Pero aún hay personas que no se someten y siguen un camino independiente. A este respecto, EEUU no es realmente muy duro, por eso una persona con una cierta cantidad de privilegios, como les pasa a muchos, y ciertamente a mí, somos bastante inmunes ante una represión dura. Me tuve que enfrentar a la posibilidad de una larga sentencia de prisión, y casi me sentencian, pero fue a causa de una abierta y clara resistencia. No podía objetar nada porque estuve haciendo cosas que eran abierta y conscientemente ilegales en la resistencia contra la guerra, por eso si tenía que ir a prisión no podía llamarlo represión. Por hablar y escribir y cosas así, el castigo es la marginación y la difamación, pero puedo vivir con eso. Cuento con mucho apoyo entre la gente.

El periodista Chris Hedges está investigando en el New York Times, y hace unas pocas semanas se encontró con un memorando del editor jefe de ese periódico a los escritores y columnistas en el que les decía que no se podía mencionar mi nombre. La Radio Nacional Pública ha manifestado que soy la única persona a la que nunca le van a permitir aparecer en las noticias en horario estelar ni en los programas de debate. Pero ese no es un castigo muy grande, y cuando llegue a casa tendré cientos de mensajes llegados por correo, y entre ellos habrá un par de docenas de invitaciones para dar charlas por todo el país y en casi todas ellas habrá una audiencia importante de personas interesadas y comprometidas que son receptivas y que quieren hacer algo, y eso es más que suficiente para animarme a seguir adelante.

Tengo acceso a los medios extranjeros en determinadas circunstancias, por ejemplo, si me muestro crítico hacia EEUU, tengo acceso a los medios. Pero si voy a criticar a los países a los que me invitan, se acabó, sistemáticamente. Lo he notado incluso en Canadá. Si voy a Canadá, les gusta escuchar cómo critico a EEUU, pero si empiezo a criticar a Canadá, la puerta se cierra e igual ocurre por todas partes.

Por último, ¿por qué ha criticado la fórmula de “decirle la verdad al poder”, que el difunto Edward Said utilizó para describir el papel de los intelectuales?

Ése es actualmente un eslogan de los cuáqueros, me gustan los cuáqueros y quiero hacer muchas cosas con ellos, pero no estoy de acuerdo con el eslogan. En primer lugar, no tienes que decirle la verdad al poder, porque sabe bien cuál es. Y en segundo lugar, tú no le dices la verdad a nadie, eso es demasiado arrogante. Lo que puedes hacer es unirte a la gente y tratar de encontrar la verdad, por eso tienes que escuchar y decirles lo que piensas y así sucesivamente, e intentar animar a la gente para que piense por sí misma.

A uno le preocupan las víctimas, no los poderosos, por eso el lema debería ser comprometerte con los débiles y ayudarles y ayudarte a ti mismo a encontrar la verdad. No es un lema fácil para poder formularlo en cinco palabras, pero creo que es el correcto.

Fuente: http://weekly.ahram.org.eg/2010/1001/intrvw.htm

10/06/2010 Posted by | Como Registrarse., General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Gov. de la Ciudad de Buenos Aires – “Un intento de disciplinar a los jueces”


COMO ANTICIPO PAGINA 12, LOS MAGISTRADOS LIBERATORI Y GALLARDO DENUNCIARON AL GOBIERNO PORTEñO

Con apoyo de gremios de la CTA y la CGT, más legisladores de todo el arco opositor, los jueces advirtieron que la gestión de Macri busca “amordazar” a la Justicia. Liberatori y Gallardo deben asistir hoy a una audiencia pública en el marco de una demanda de la ciudad.

Por Werner Pertot

Una sábana negra como un enorme crespón de luto cruzaba la fachada de los tribunales porteños. Cuatro coronas funerarias de ATE-CTA, UEJN y la CGT rodeaban la entrada. Sobre la vereda, un escritorio, también con flores. Y detrás de él, los jueces Elena Liberatori y Roberto Andrés Gallardo, que denunciaron que “la Justicia está de luto”. Sus Señorías advirtieron que el “conflicto de poderes” que impulsa la gestión de Mauricio Macri es “un intento por disciplinar y amordazar a los jueces”. Los dos magistrados, junto con Guillermo Scheibler, deberán asistir hoy a una audiencia pública en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que debe decidir si se extralimitaron en sus funciones al interrumpir el proceso de designación de Daniela Bruna Ugolini, la candidata de Macri para ese tribunal.

El jefe de Gobierno porteño viene teniendo éxito en lograr que los magistrados se pronuncien públicamente (contra él), algo que no es habitual en Tribunales. Camaristas, jueces, legisladores opositores y dirigentes gremiales acompañaron a Gallardo y Liberatori en una conferencia de prensa en la que explicaron que el proceso contra ellos se inició tras cinco fallos distintos que señalaban defectos de procedimiento para designar a Ugolini. Macri en persona planteó un “conflicto de poderes” ante el TSJ, que secuestró todas las causas y allanó el camino para que se votara su pliego en la Legislatura. Sin embargo, no reunió los votos suficientes.

El macrismo consiguió también que se presentara la Legislatura porteña en la causa y avanzó para que el tribunal dicte sentencia sin dilaciones. Pero se olvidaron de un pequeño paso previo: la audiencia pública, que se hará hoy en la sede del TSJ, Cerrito 760. Frente al lugar, los curas villeros darán una misa y se movilizarán distintos movimientos territoriales. En el comunicado en el que la convocaron, los miembros del TSJ señalaron que “los jueces son citados para dar su visión acerca de su competencia funcional y no en defensa de responsabilidades personales”.

Los magistrados no son de la misma opinión: “Tuvimos que sacar los escritorios a la calle para explicar que intentan disciplinarnos”, planteó Gallardo. “Que le arranquen a un juez un expediente de la mano constituye un acto intimidatorio”, advirtió Liberatori. “Esto nos pone a todos en estado de alerta”, señaló Gallardo, quien sostuvo que “ya estamos acostumbrados a que el jefe de Gobierno se agravie y diga que es una operación política. Por eso, les leo lo que dijo en su fallo la jueza del TSJ Alicia Ruiz: ‘Es un intento de disciplinamiento de los jueces de las instancias ordinarias que no guarda coherencia con el orden democrático’”.

–Olé, le, olá, la, acá está la Justicia que no podemos comprar –corearon los militantes de Barrios de Pie y el MTL-CTA, de Carlos Chile.

Detrás de los magistrados, estaban los legisladores Fabio Basteiro y Julio Raffo (Proyecto Sur), Francisco “Tito” Nenna y María José Lubertino (Frente para la Victoria), Eduardo Epszteyn y María Elena Naddeo (Diálogo por Buenos Aires) y Diana Maffía (Coalición Cívica). También los respaldó el secretario de Derechos Humanos de la CGT, Julio Piumato, que dirige el gremio de Judiciales; el titular de UTE-Ctera, Eduardo López, y Rodolfo Arrechea, de ATE Capital. Del Poder Judicial se pudo ver a la camarista Mabel Daniele, al juez Vicente Cataldo, al titular de los defensores Mario Kestelboim y al asesor tutelar Gustavo Moreno. Adhirieron las coordinadoras vecinales de varias villas.

“Lo que quiere hacer el gobierno porteño es amordazar a la Justicia y esperemos que el TSJ no sea cómplice”, sostuvo Piumato. “Esto es volver a la Justicia de los ’90, cuando la Corte operaba sobre los jueces para que fallaran en un determinado sentido y, cuando no era posible, utilizaban el per saltum”, sostuvo el dirigente de la CGT. “Es un avance contra los jueces que demostraron compromiso con los derechos sociales: Liberatori falló en contra de los despidos; Gallardo, a favor de la carpa docente cuando fue la represión y en contra de que nos descontaran los días de paro”, recordó López, de UTE-Ctera. “La independencia del Poder Judicial es un elemento central de la democracia. Macri no soporta que la Justicia lo controle”, planteó Basteiro. “Está en juego la transparencia de un proceso de elección de una jueza del TSJ”, precisó Maffía.

“Macri, que reclama institucionalidad a los cuatro vientos, está violentando las instituciones para apretar a los jueces que fallan conforme a derecho, pero contrario a sus intereses”, advirtió Lubertino. “Los intentos de maniatar la Justicia porteña son una forma autoritaria de gobierno. No hay ‘conflicto de poderes’. Lo que hay es una constante tendencia a ignorar la independencia de los poderes, por parte de un gobierno que actúa desde un lugar de soberbia y negación”, señalaron en un comunicado los legisladores de Diálogo por Buenos Aires, Aníbal Ibarra incluido.

Página 12

27/05/2010 Posted by | Como Registrarse., Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina… oposición o golpismo a la hondureña?


El desafío de la oposición automática

Sorpresa. Diferencias ideológicas pero estrategia común en un Parlamento anti K.

04-03-2010 /  Representantes de la UCR, Pro, Coalición Cívica, Gen y peronismo disidente unidos contra el Gobierno. El arco anti K debutó con un triunfo parlamentario. El pacto con Carlos Menem y la estrategia oficialista para sortear el cerco.

Por Luz Laici

Puede parecerlo algunas veces más que otras, pero la política nunca es un juego de suma cero. Tampoco de lógicas binarias, con un ring que muestra al derrotado sin poder levantarse ante la cuenta regresiva y al triunfador cargado en hombros por sus seguidores más fieles. Justamente, la precisa imagen que intentó imponerse en los últimos días tras el discurso de Cristina Fernández en la apertura de las sesiones ordinarias, la embestida de una oposición que, disfrazada de selección nacional, intenta mantenerse abroquelada a pesar de los quiebres internos y su virtual conquista de espacios de poder en el Parlamento.Sin embargo, en el medio de esa pelea entre oficialistas y antikirchneristas sin distinción de ideologías, hay cuarenta millones de argentinos que se levantan cada mañana, salen a trabajar, llevan a sus chicos a la escuela, lidian con ciudades inundadas y piensan cómo estirar la plata que tienen en el bolsillo para pagar la carne, los útiles y, con suerte, algún que otro regalito para la mascota del hogar.

Un espejo que no miente: la realidad, siempre, es mucho más compleja. Pase y vea.
El lunes 1 de marzo la Presidenta volvió a pisar el Congreso para inaugurar las sesiones ordinarias. Dijo Cristina: “Vengo a hablar del país real, que me toca administrar todos los días, donde se baten récords de consumo (… otro país, al que denomino virtual o mediático, en el que suceden cosas horribles, donde nada está bien, todo está mal”. La división tuvo sus ejemplos concretos:

– “La Argentina virtual hablaba de que no íbamos a recaudar en nuestra balanza de comercio exterior más de 6 mil millones de dólares. Recaudamos 17 mil millones”.

– “Nos hablaban de que nuevamente se iban a disparar los índices de desocupación, que íbamos a trasponer largamente los dos dígitos. Cerramos el año en el 8,4 por ciento”.

– “En cuanto a las reservas acumuladas, el año 2009 fue de crecimiento mucho menor, 0,9 (por ciento), pero tuvimos crecimiento positivo (…) pese a la crisis superamos este año los 48 mil millones de dólares. Queremos llegar de vuelta a los 50 mil millones, tope al que habíamos llegado en marzo de 2008, batiendo récords en toda la serie histórica”.

– “Los superávit gemelos, fiscal y comercial, que fueron bandera de esta gestión y condiciones y pilares macroeconómicos del sostenimiento, fueron para el período 2003-2008, 82.966 millones de dólares (a favor). Durante el período de la convertibilidad tuvimos balanza comercial negativa”.
No fue caprichoso el contraste presidencial. Detrás de la pólvora, el discurso K reveló una estrategia que tendrá a las mejoras económicas como pilar de supervivencia. Y dio las primeras puntadas, con hilo: CFK anunció la derogación del decreto de necesidad y urgencia 2010/09 –que preveía la creación del Fondo del Bicentenario con reservas del Banco Central– y dio a conocer la firma de otros dos, con igual origen monetario pero distintas características –uno conforma el Fondo de Desendeudamiento Argentino, para cancelar deuda con acreedores privados; y otro simple, que prevé pagos al Banco Mundial y al Banco Interamericano de Desarrollo– que contaron con ejecución inmediata por parte de la entidad monetaria del país.

El revés del Gobierno pegó en el mentón opositor, que masculló bronca y puso en marcha una revancha automática. En la mañana del martes 2, representantes de la UCR, el Pro y la Coalición Cívica presentaron nuevas medidas cautelares para impedir la ejecución de la decisión presidencial. Un guión judicial que mutó de forma para presentarse en el Parlamento. Con tensión recargada y epicentro en el despacho del radical Oscar Aguad, el arco anti K decidió convocar a la Comisión de Finanzas de la Cámara baja. Y, en boca del diputado Alfonso Prat Gay, anunció: “Citamos a declarar a la presidenta del Central, Mercedes Marcó del Pont, junto al directorio de la entidad y al ministro de Economía, Amado Boudou”. Del “nosotros” del ex golden boy no participaron, claro, los legisladores oficialistas que resistieron la embestida opositora con su propia medicina: “¿Acaso eso es buscar consensos?”, repitieron.

No encontraron respuesta. Pero sí una explicación lógica: sin provincias ni municipios que gestionar –y ante los cuales rendir cuentas–, los lilitos dispusieron enfrentar a los K con artillería pesada y caiga quien caiga. ¿Para tanto? Tanto y más. “Si la Argentina tolera estas actitudes (en referencia a las decisiones presidenciales) no habrá orden institucional”, advirtió Carrió el pasado miércoles 3 y convocó a la Organización de Estados Americanos –cuestionada en los últimos meses por ratificar las elecciones en Honduras, que convalidaron el golpe de Estado contra el gobierno de Manuel Zelaya– a intervenir en el curso institucional de la Argentina (ver nota aparte). Una imagen que generó escozor. Aunque no fue la única: el mismo miércoles, las pantallas mediáticas mostraron a Hilda “Chiche” Duhalde junto a los radicales Ernesto Sanz y Gerardo Morales, el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá, el socialista Rubén Giustiniani, la romerista Sonia Escudero, el cómico Nito Artaza y la lilita María Eugenia Estenssoro, entre otros, alrededor de la misma mesa. El objetivo: “salvar” a la Patria. El mecanismo para el debut: rechazar el pliego de Marcó del Pont, presentado por el Ejecutivo ante el Senado para que la ratifique como presidenta del Central. Y, de cara al futuro, discutir un proyecto de ley girado a la Comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados –comandada por la disidente y esposa de Luis Barrionuevo, Graciela Camaño– que pretende limitar la facultad presidencial de emitir decretos.

Lejos de la vorágine opositora, el Gobierno optó por no desesperar. “Si se están peleando todos contra todos”, justificó un funcionario cercano al matrimonio K y continuó: “(Mauricio) Macri está enfrentado a (Felipe) Solá y (Francisco) De Narváez, Lilita defenestra a (Julio) Cobos y los radicales no saben para dónde disparar. Lo mejor es que se desgasten entre ellos y se enfrenten en sus propios pagos, donde tendrán que explicarle a su gente por qué estando en las antípodas ideológicas son aliados en el Congreso. Las contradicciones van a empezar a saltar”. Y no son pocas. Por caso, el arco anti K deberá explicar:

– Su acercamiento con Carlos Menem, fuertemente cuestionado por legisladores como Carrió y convertido en pieza clave para derrotar al oficialismo. El armado opositor trocó su fidelidad a cambio de garantizarle un asiento en comisiones de gestión como Presupuesto y Hacienda y Relaciones Exteriores.

– La conformación de un espacio compartido por el socialista Giustiniani –candidato a vicepresidente por la lista de Lilita, en 2007, y defensor acérrimo de la gestión de Binner en Santa Fe– y el ex corredor de Fórmula 1 y ex gobernador provincial Carlos Reutemann.

– La unión entre el líder del Frente Cívico, Luis Juez, y sus eternos enemigos provinciales: el radicalismo.

En definitiva, la correlación de fuerzas entre los representantes de la oposición –hoy un espacio plagado de histeria, especulación, ambición y apenas alguna buena intención– definirá la sensatez (o no) de sus referentes. Carrió no tendrá gestiones a cargo pero los radicales son responsables de gobernaciones como Catamarca o Río Negro, los peronistas disidentes de San Luis o Neuquén y los socialistas del destino de Santa Fe. “Y entonces hasta los gobernadores deberán revisar su accionar”, reflexiona Matías Kulfas, director del Banco Nación y presidente de la Asociación de Economistas para el Desarrollo de Argentina (AEDA). “Las provincias mantienen un doble discurso: le reclaman fondos a la Nación pero no implementan acciones para generar recursos. Santa Fe, por ejemplo, tiene suelo fértil pero un impuesto a la tierra con una valuación del 10 por ciento sobre su valor real. ¿Por qué los dirigentes no cambian esta situación? En las provincias se muestran como víctimas pero también son responsables de que los gobiernos tengan déficit.”

Con la mira puesta en sobrevivir el 2010 –para ganar las elecciones presidenciales del 2011–, el matrimonio Kirchner ordenó actuar con celeridad para sortear los obstáculos judiciales y parlamentarios –un ámbito en el que resistirá los avances contra la gestión, como sucedió semanas atrás, cuando los senadores oficialistas se retiraron del recinto y dejaron sin quórum la sesión– y trazó dos caminos de seducción. Uno tiene como destino a los empresarios, con los que Cristina Fernández compartió una cena en Olivos semanas atrás y considera aliados imprescindibles para garantizar el desarrollo sostenido. En tren de establecer una convivencia armónica, la relación ya forjó un toma y daca primario: el Gobierno aseguró que mantendrá un dólar competitivo y fijó un techo para las negociaciones salariales –mientras la mayoría de los gremios reclama recomposiciones en torno al 25 y, en algunos casos como los frigoríficos, del 30 por ciento, el Ministerio de Trabajo deslizó como preferencia incrementos que ronden el 19 por ciento–, pero dejó en claro que no cederá espacios de intervención estatal en la economía.

El otro, en cambio, tiene como bandera de llegada al interior del país: con promesas a los gobernadores, el oficialismo pretende traccionar el apoyo político partidario necesario para romper el cerco de la oposición en el Parlamento y sancionar leyes clave para la gestión de gobierno. “Todos respetan a quien le da de comer”, chicanea un aliado K, que suma otras cartas: la posibilidad de conquistar a representantes de centroizquierda en votaciones específicas o torcer la decisión de legisladores más proclives al coqueteo entre bandas, como el caso de la santafesina Roxana Latorre, el pampeano Carlos Verna o el mismísimo Menem, que salvó al Gobierno de una derrota en el Senado –permitiendo que el cuerpo reeligiera al bonaerense K José Pampuro como presidente provisional– y luego benefició a la oposición que alcanzó la mayoría en las comisiones.
Señora y señor lector. La tira Valientes habrá terminado en TV pero no podrá decir que no tiene con qué entretenerse. Con Corte Suprema de lujo pero oposición automática, navegar el rumbo del país avizora como una historia de novela.

Veintitrés

09/03/2010 Posted by | Como Registrarse., Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Michael Jackson – Earth Song (con subtitulado completo)


Enviado por Cora

27/02/2010 Posted by | Arte, Como Registrarse., Medio Ambiente, Politica Internacional, Sociedad y Cultura, Uncategorized, Videos | | Deja un comentario

Manuel Zelaya será nuevamente presidente de Honduras


InSurGente.- El dictador de Honduras, Roberto Micheletti, aceptó la noche del jueves un acuerdo para restituir al depuesto mandatario Manuel Zelaya en el poder, previo consentimiento del Congreso, lo que supondría el fin del gobierno de facto. “Me complace anunciar que hace unos minutos autoricé a mi equipo negociador a firmar un acuerdo que marque el inicio del final de la situación política del país”, señaló Micheletti en una declaración en la Casa Presidencial tras una intensa jornada de reuniones de ambas comisiones, bajo la presión de una delegación de Estados Unidos, encabezada por Thomas Shannon.

El acuerdo propone que el Congreso Nacional, tras consultar a la Corte Suprema de Justicia, sea el que decida “retrotraer todo el poder ejecutivo previo al 28 de junio del 2009”, fecha del golpe de Estado.

Zelaya declaró su “satisfacción” por este “proceso histórico” que supone el “retorno de la democracia en el país” y facilita la “reconciliación nacional” tras cuatro meses de crisis.
“Es un primer paso para concretar mi restitución que tendrá que sufrir varios momentos. Yo soy un optimista moderado”, declaró  el presidente constitucional de Honduras desde la embajada de Brasil, donde se refugia desde que llegó al país clandestinamente el 21 de septiembre.


“Mañana (viernes) empezamos a discutir el cronograma”, dijo Zelaya, pero su regreso a la Casa Presidencial hondureña “tiene que ser mucho antes de las elecciones para poder validarlas”, anticipó.


El jefe de la delegación estadounidense, el responsable de la diplomacia latinoamericana, Thomas Shannon, quien había decidido quedarse hasta el viernes para facilitar el acuerdo, calificó de “héroes de la democracia” a los negociadores y alabó el “liderazgo político de Zelaya y Micheletti” que permitieron alcanzar este acuerdo.


“Es un gran momento para Honduras”, dijo tras asegurar que Estados Unidos va a “acompañar” el proceso electoral.

El representante de la Organización de Estados Americanos (OEA), Víctor Rico, también elogió el “esfuerzo particular de los negociadores”, dado que hace dos días “parecía prácticamente imposible” llegar al Acuerdo de Guaymuras, el primer nombre que le dieron los conquistadores españoles a Honduras.


Además de la restitución de Zelaya, el acuerdo, que debe ser ratificado este viernes, también contempla la creación de un gobierno de reconciliación nacional, el rechazo a la amnistía política y el compromiso de no convocar una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución, que fue lo que le costó el puesto a Zelaya.


También se acordó el compromiso de realizar las elecciones presidenciales el 29 de noviembre y la transferencia de la autoridad de las Fuerzas Armadas al Tribunal Supremo Electoral.

Asimismo, los negociadores acordaron crear una comisión de verificación para hacer cumplir los puntos del acuerdo, y una comisión de la verdad para investigar los sucesos antes, durante y después del golpe de Estado.


Micheletti solicitó a la comunidad internacional que derogue las sanciones contra Honduras y envíe observadores internacionales a las elecciones de noviembre.


La llegada a Tegucigalpa de la delegación estadounidense ha sido decisiva para alcanzar este documento después de que las negociaciones auspiciadas por la OEA quedaran rotas hace una semana ante la negativa de Micheletti de aceptar las condiciones de Zelaya.


Shannon había advertido a los protagonistas de la crisis que el problema era de “voluntad política”, y apremió a que se alcanzara un “acuerdo lo más rápido posible”.


“Esperamos que este acuerdo sea el principio de lograr una nueva reconciliación que tanto necesitan y desean los hondureños”, dijo Micheletti, quien al igual que Zelaya agradeció la contribución de Estados Unidos, la OEA, la comunidad internacional y el mediador inicial en la crisis, el mandatario costarricense Oscar Arias.

30/10/2009 Posted by | Como Registrarse., Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Luis Eduardo Aute – Rosas en el mar


27/09/2009 Posted by | Arte, Como Registrarse., Uncategorized, Videos | | Deja un comentario

PUBLICAN TEXTOS INEDITOS DE CORTAZAR


cortazar-3

Los papeles ocultos

Una cómoda que permaneció ignorada por años, bajo llave, sin provocar jamás siquiera curiosidad. La decisión de investigarla, unos días antes de Navidad. La sorpresa cuando, a duras penas, se puede abrir, por la gran cantidad de papeles que hay en su interior. El tesoro que aparece y que reluce amarillento: cientos de papeles inéditos de Julio Cortázar, desde un discurso escolar hasta un capítulo inédito de Libro de Manuel o tres nuevas historias de cronopios. Podría ser parte de uno de sus cuentos; ocurrió de verdad, un par de años atrás, y pronto el valioso contenido aparecerá editado bajo el acertado título de Papeles inesperados.

La noticia fue revelada ayer por el diario español El País: Aurora Bernárdez, viuda, albacea y heredera universal de Cortázar, abrió la cómoda del tesoro el 23 de diciembre de 2006. El mueble había sido conservado por la madre del escritor y contenía papeles que Cortázar habría querido quemar en algún momento. El material hallado es tan abundante que conformará un libro de 450 páginas, compilado en colaboración con la viuda y Carles Alvarez, estudioso del autor. La editorial Alfaguara lo editará en mayo próximo, en forma simultánea en España y la Argentina.

Entre estos Papeles inesperados hay once relatos nunca incluidos en obra alguna -entre ellos, uno llamado “Los gatos”, fechado en enero de 1948 y, por lo tanto, uno de los más antiguos que se conservan del escritor-, trece poemas hasta ahora desconocidos, un capítulo inédito de Libro de Manuel, que al parecer no fue incluido “por redundante y por su alto contenido erótico”. Hay más: once nuevos episodios del personaje que protagonizó Un tal Lucas, suerte de alter ego de Cortázar. Entre éstos, Alvarez rescata especialmente “Lucas, las cartas que recibe” y “Lucas, sus erratas”: un Lucas obsesionado con las erratas termina convencido de que degeneran en ratas y encarga a un miniaturista japonés una ratera especial para cazarlas.

Entre los cajones de la cómoda mágica aparecieron también tres historias de cronopios que quedaron sueltas: “Never stop the press”, “Vialidad” y “Almuerzo”, que fueron presentadas la semana pasada en edición de bibliófilo. El hallazgo también incluye un texto titulado “Discurso del Día de la Independencia”, que en 1938 Cortázar recitó a sus compañeros y profesores, y otro discurso que pronunció en el acto en que recibió la nacionalidad francesa. Y una decena de textos que dedicó a personalidades como el sociólogo Angel Rama o la cantante Susana Rinaldi, más escritos donde el autor de Rayuela dispara sus inquietudes en la pintura, la escultura o la fotografía.

En medio de estos Papeles inesperados, Bernárdez y Alvarez tuvieron que abrir un capítulo especial dedicado a “textos inclasificables”, aquellos “puro Cortázar”: juegos verbales fascinantes que llegan a la categoría de epigramas. Allí aparecen también las cuatro “autoentrevistas”, donde el escritor es interpelado por un dúo sarcástico que relativiza todo lo que dice: los buscavidas porteños Calac y Polanco, que acompañaron a Cortázar desde su novela 62, modelo para armar.

Según contó Alvarez, llevó un año de trabajo hacer un inventario de cien folios que reseñaban unos 750 objetos. “En los tres primeros meses, salía a un inédito por día”, detalló con asombro. El hallazgo es más sorprendente aún si se tiene en cuenta que el mismo Cortázar nunca les dio valor a sus papeles (de hecho, en vida vendió mucho material a universidades de Estados Unidos como Texas y Princeton, que también fueron consultadas para la elaboración del libro que se publicará en mayo).

Julia Saltzmann, editora responsable de Alfaguara en Buenos Aires, precisó el valor literario del hallazgo que pronto podrá leerse en forma de libro: “El arco vivencial de Cortázar aquí reflejado va desde principios de los años ’30 hasta casi 1984; por eso nos permite ver desde el personaje más engolado hasta el más lúdico, del Cortázar profesor de provincias al más político, comprometido y crítico”, explicó. “Para mí es, junto con la correspondencia, el otro gran texto autobiográfico, donde se ve la formación de la persona y del escritor, del ‘pre-Cortázar’ al Cortázar famoso.”

El abundante material incluye muchos géneros y muchas épocas y estilos de escritura, por eso Saltzmann destaca el valor añadido de estos “múltiples Cortázar”: “A través de estos textos se puede viajar de esa prosa grandilocuente juvenil del personaje, con un punto incluso cursi, a esa liberación retórica del castellano que personificó, en uno de los casos más extraordinarios en la literatura del siglo XX”, analizó la editora. El próximo jueves se cumplen 25 años de la muerte del autor que propuso varios recorridos de lecturas posibles para su novela fundamental. Ahora sigue jugando con el tiempo y el espacio a través de un hallazgo inesperado en una cómoda.

Página 12

07/02/2009 Posted by | Arte, Como Registrarse. | , , , | 2 comentarios

La violencia en la sociedad actual


Dr. Saul Franco (MD. MMS, Ph.D. Docente, Universidad Nacional. Bogotá, Colombia.)

– 02.07.2001 –

——————————————————————————–

Introducción

Estamos llegando tarde los investigadores y trabajadores de la salud al problema de la violencia. En el mundo al revés en que vivimos, nos acostumbramos a vivir como si la violencia no existiera, o como si fuera un problema ajeno o de menos cuantía, o como si fuera parte natural del paisaje de la sociedad contemporánea. Y mientras tanto ella, la violencia, ha penetrado todos los escenarios de la vida individual y social, todas las fibras del tejido colectivo y cada uno de los territorios de la geopolítica mundial.

Como problema social de alta prioridad, la violencia es también hoy un gran problema para la salud pública internacional.

Aquí en la Argentina, hace ya una década que la tercera parte de los niños y adolescentes que mueren son víctimas de violencia y ambos grupos son las principales víctimas del gatillo fácil. A nivel regional, son niños y niñas las principales víctimas del maltrato doméstico y callejero y de las violencias y violaciones sexuales.

Decidí centrarme en hacer algunos enunciados y provocaciones sobre cuatro puntos específicos que considero de la mayor importancia para la discusión y la acción.

1.Sobre el concepto de violencia

Como lo he expresado en varias ocasiones, entiendo por violencia toda forma de interacción humana en la cual, mediante la fuerza, se produce daño al otro para la consecución de un fin. Es decir: entre las múltiples formas que hemos desarrollado los humanos para relacionarnos, la violencia es sólo una de ellas. Y es justo aquella que reúne tres características esenciales: que para la consecución de un fin recurre a la fuerza y le produce daño al otro. Es entonces una relación de fuerza, en cualquiera de sus modalidades e intensidades y que, por tanto, acalla la palabra y el discurso. Fuerza que daña el funcionamiento orgánico o psicoemocional, que hiere o golpea, mata o presiona, suprime derechos o limita su ejercicio. Y siempre con un fin: sostener o sustituir un poder, un conjunto de intereses específicos, un ordenamiento social, una escala valorativa o un mundo de representaciones. Puede decirse entonces que la violencia es una realidad histórica, una realidad ontológicamente humana y una actividad socioculturalmente aprendida.

Podemos decir, en primer lugar, que no existe una, sino múltiples violencias, diferenciadas por los actores y sus fines, por el tipo de víctimas escogidas y por las modalidades, intensidades, escenarios y contextos en que se desarrolla. Podemos afirmar, en segundo lugar, que la violencia es un proceso, un conjunto organizado de pasos hacia la realización de acciones conducentes a fines. Esto quiere decir que hacen parte del acto violento tanto la creación de las condiciones que posibilitan la violencia, como las acciones de preparación y ejecución de dicho acto y sus condiciones inmediatas y mediatas en los niveles individuales y grupales. Podemos decir también, que la violencia no obedece ni a un determinismo genético o bioquímico, ni a un determinismo o fatalidad social. No se trata de negar a priori la posibilidad de que lleguen a encontrarse asociaciones entre ciertas conductas violentas y la presencia o ausencia de determinadas estructuras o componentes del orden bionatural. Pero sí de sustentar la naturaleza esencialmente histórica y sociocultural de la violencia. Podemos igualmente afirmar que, si bien en casi todos los pueblos y períodos históricos ha habido violencia, su intensidad, sus formas y dinámicas han sido muy variables. Es decir, si bien resulta una utopía pensar en una sociedad con violencia cero, dado que siempre será una de las posibilidades de relación interhumana, es perfectamente pensable lograr sociedades con niveles de violencia muy por debajo de los altísimos que actualmente tenemos en países como Colombia o Yugoslavia, en donde la agresión bélica lleva la violencia hasta sus máximos niveles, pues la guerra es eso: el imperio absoluto de la violencia.

2. Algunos obstáculos para pensar y actuar hoy ante la violencia

La negación de la violencia. En este mundo al revés, pretendemos vivir como si no, como si la violencia no existiera, o no nos afectara, o fuera algo de los otros. Por esta vía de la negación nos vamos acostumbrando a la violencia, la banalizamos, perdemos la capacidad de asombro y reacción y siempre tenemos a la mano o en la boca una razón para evadirla, ocultarla, minimizarla. Con un agravante, estos procesos de negación y banalización no son sólo de los individuos. Son sociales e institucionales. A muchos gobiernos no les conviene o no les interesa aceptar ciertos tipos de violencia. Ciertas instituciones, la escuela o algunas de salud, por ejemplo, se escandalizan de saberse o sentirse señaladas como violentas. Y aun en las familias, los niños y hasta los adultos terminan por no identificar violencia sino a partir de un golpe fuerte o de la sangre. La superación de este obstáculo, equivalente a quitarnos el velo que nos impide ver y aceptar las propias violencias y asombrarnos con ellas, es precondición tanto para la comprensión del problema como para su adecuado enfrentamiento.

Otro obstáculo frecuente, mantenido en parte por los medios de comunicación, es él de reducir la violencia a la lógica policial de buenos y malos. Por supuesto que nos sitúan o nos situamos en el bando de los buenos y desde allí vemos a distancia y con desinterés y desprecio a los malos, los violentos. Es un guión perverso que nos aliena ante el problema, nos aleja de la realidad, nos clasifica de manera incorrecta y convierte la violencia en espectáculo que vemos desde la barrera. El guión de la violencia es mucho más complejo. Ni los bandos parecen ser el de los buenos y el de los malos, ni siempre somos de los buenos. Y, a menudo nos encontramos no detrás de la barrera sino en el centro mismo de la confrontación violenta. También es necesaria la remoción de este obstáculo para comprender la realidad del problema e intentar superarlo.

Y un tercer obstáculo, específico de quienes hemos formado y trabajado en el campo llamado de la salud. Es el intento de aplicar a la violencia la lógica bionatural de la enfermedad y pretender enfrentarla con ella y con las prácticas que le son propias. Como sabemos, el paradigma aún dominante es el de las enfermedades infecciosas, construido desde finales del siglo pasado. La enfermedad es una infección, producida por un agente específico, con una historia natural propia, tratable en la medida en que se conozca suficientemente bien la historia natural y haya los recursos específicos. Con esta lógica se asume la violencia como enfermedad, al victimario como el agente etiológico y a la víctima como el paciente y se procede, en consecuencia, a identificar factores de riesgo y puntos de intervención. La violencia no cabe en la lógica de la enfermedad. Casi nunca tiene un único agente causal. Sus víctimas no son sólo enfermos. Las disciplinas médicas, incluida la epidemiología convencional, no alcanzan a dar cuenta de las múltiples y complejas dimensiones del problema. Y ni todo es prevenible, ni existen vacunas o medicamentos antiviolencia. De los peores aportes que haríamos desde el campo de la salud a la violencia sería medicalizarla, pretender someterla a nuestra lógica, a nuestras prácticas y a nuestras instituciones. Necesitamos, por el contrario, aproximarnos a las lógicas y dinámicas de la violencia, a la complejidad de contextos y actores implicados, a las distintas disciplinas requeridas para comprenderla, entre ellas: la economía política, la sociología, el derecho, la ética, la antropología, la psicología y la epidemiología social.

3. Contextos explicativos de la violencia en la sociedad actual

He empezado a pensar que existen, en la sociedad contemporánea, tres contextos explicativos básicos para las múltiples y graves violencias que padecemos, a saber: uno económico, otro político y otro socio-cultural. El primero tiene que ver con la conflictividad derivada de la posesión y distribución de la riqueza en el mundo y en el interior de los países, con los juegos del poder económico a distintos niveles y con las relaciones sociales, entre naciones, instituciones y personas, derivadas del ordenamiento económico establecido. El segundo tiene que ver con las confrontaciones derivadas de las interacciones Estado-ciudadano-sociedad, con la distribución y el ejercicio del poder político en los escenarios internacionales, nacionales, regionales y locales y con la vigencia o no de los derechos de los ciudadanos y de los estados. Y el contexto socio-cultural integra el conjunto de las situaciones, condiciones y razones que, desde las relaciones entre las personas y las instituciones, entre las instituciones mismas y en las confrontaciones de las diversas representaciones culturales y las construcciones valorativas, generan la posibilidad de los intentos de resolución por la vía de la fuerza.

Creo que, de lejos, la inequidad constituye en la actualidad la principal condición estructural posibilitadora y dinamizadora de la violencia a nivel internacional. La inequidad, como expresión de diferencias injustificadas, innecesarias y, por tanto, evitables e irritantes en la distribución y posición de las riquezas, los recursos, las oportunidades, el conocimiento y la información. Inequidades también en relaciones entre géneros, etnias, países y grupos sociales y etarios.

La inequidad genera en su límite externo un fenómeno que para algunos es el detonante final de la violencia: la exclusión, que aun etimológicamente significa quedar por fuera, sin opción alguna, borrado del mapa de los mínimos de la dignidad y los recursos. Si del nivel planetario saltamos al nivel individual, reafirmamos con mayor claridad que, efectivamente, cuando nos colocan en condición de exclusión es una de las situaciones en las cuales se nos hacen incontrolables fuerzas y sentimientos arrasadores que, de otra manera, hasta canalizamos constructivamente.

Otra condición estructural de algunas sociedades contemporáneas es la intolerancia, que tiene que ver con la incapacidad de tramitar las diferencias de manera civilizada, con negación de diferente, dogmatismo, absolutismo y, también, con exclusión. La intolerancia generalizada a las diferencias es otro caldo de cultivo de las violencias contemporáneas tanto en los espacios públicos como en los privados, y en los niveles macro y micro.

Al menos en mi país se ha identificado otra condición estructural de la violencia actual. Es la impunidad que, como sabemos, hunde sus raíces en el mundo del derecho, de la penalización y del castigo social a las transgresiones de las normas en general aceptadas, pero a veces impuestas. La hipótesis en la relación impunidad-violencia apunta en el sentido de que si la sociedad pierde su capacidad de censurar y castigar las transgresiones a los acuerdos y normas fundamentales, facilita y aun llega a estimular nuevas y mas graves transgresiones. Es también conveniente aclarar que estas relaciones no siempre son sólo unidireccionales. La facilitación que la impunidad hace a la violencia se revierte en ocasiones a incrementos de la impunidad producidos por la propia violencia.

La contribución que en varios países ha hecho el alejamiento del Estado de su responsabilidad de impartir justicia en la creación de condiciones favorables para el surgimiento de organizaciones y mecanismos de justicia privada, y para forzar a los ciudadanos y ciudadanas a intentar ejercer la justicia con sus propias manos, es otra responsabilidad estatal en el incremento actual de las violencias.

4. La violencia actual como problema de salud pública internacional

Sin pretender diluir en una vaga responsabilidad internacional la génesis y dinámica de nuestras violencias, ni pretender asignar a la “comunidad internacional” y sus organismos mediadores la tarea de la búsqueda de soluciones al problema, planteo para la discusión que tanto en su genética como en su fisiología, en sus manifestaciones y consecuencias como n sus posibles soluciones, la violencia es un fenómeno internacional, un problema de salud pública internacional.

En primer lugar: Como campo de conocimiento, la SPI debe contribuir al estudio e investigación de las dimensiones internacionales de la violencia y de su impacto negativo sobre el bienestar y la calidad de vida de las personas y de los pueblos. Se trata, claro está, de un conocimiento no médico, no sólo bionatural, sino multidisciplinario e interprofesionalmente trabajado, como corresponde al problema en cuestión.

En segundo lugar: Las enormes implicaciones que por distintos mecanismos está teniendo el problema de la violencia sobre la práctica de los profesionales de la salud están demandando repensar aspectos de la práctica, de la organización y distribución de los servicios y aun de la fundamentación ética del quehacer profesional en salud.

En tercer lugar: Como mínimo la SPI debe contribuir a que el sector reduzca su participación tanto en propiciar la violencia mediante sistemas excluyentes y mercantiles de prestación de servicios, como mediante sistemas autoritarios o inadecuados de atención a la población en general y a las víctimas de la violencia en particular. La reducción de las inequidades en salud puede ser la contribución más importante al respecto.

Cuarto: El fomento de la cooperación internacional en situaciones de intensa conflictividad nacional o regional y en los procesos regulares de planeación, ejecución, implementación y evaluación de políticas y programas es otro campo privilegiado y largamente experimentado de la SPI, que bien puede intensificarse de cara a la situación de violencia.

Y, finalmente, la promoción de la salud como práctica positiva del bienestar, como defensa del derecho a la vida con dignidad y cultivo de la calidad de vida y de valores positivos equidad, solidaridad, tolerancia y convivencia, puede ser un instrumento clave en la acción de la salud pública internacional.

26/11/2008 Posted by | Como Registrarse., Psicologia | , , , | 2 comentarios