America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Tres visiones sobre “la Argentina que viene” – Federico Schmalen


En la Feria del libro Tiempo Argentino puso en debate la coyuntura y tres propuestas hacia adelante. Se desarrolló un panel con la presencia del prestigioso economista Eduardo Curia y sus colegas Tomás Raffo de la CTA de Micheli y Fernanda Vallejos de la Gran Makro y vinculada al FPV. Debatieron sobre tipo de cambio, inversión y rol del Estado.

554f31187ccef

El pasado lunes en el marco de la Feria del Libro y como parte de las actividades auspiciadas por el stand del Grupo 23, Tiempo Argentino organizó un panel de debate: “La Argentina que viene”, que se realizó en la sala Juan Rulfo de la exposición.

Con la coordinación del editor de la sección de economía del diario Tiempo Argentino, Mariano Beristain, participaron el prestigioso economista Eduardo Curia, presentado como “uno de los primeros en identificar el agotamiento del Plan de Convertibilidad”, Tomás Raffo, jóven profesional del Instituto de Formación de la CTA a cargo de Claudio Lozano y Fernanda Vallejos economista de La Gran Makro y referente del FPV.

Durante la exposición de los diferentes panelistas se pusieron en debate, desde ópticas disímiles, las debilidades y fortalezas de la economía actual y la proyección de cara al próximo período presidencial. Así se abordaron, entre varios temas, el de la restricción externa de divisas, la inflación, el tipo de cambio, la inversión privada y el rol del Estado y, claro, los vínculos causales entre uno y otro.

Uno de los temas más discutidos fue el de la restricción externa y la política más adecauda para el mercado cambiario.
Mariano Beristain en la presentación puso de relieve los orígenes y visiones diferentes de cada uno de los expositores pero destacó, como denominador común, el hecho de que “los tres economistas han sido consecuentes durante toda su trayectoria con su propio pensamiento lo que no es poco en la Argentina de hoy”.

Uno de los temas más discutidos fue el de la restricción externa y la política más adecauda para el mercado cambiario. Cada uno de los panelistas presentaron diagnósticos disímiles sobre las raíces del fenómeno y las vías para su resolución.

DIAGNÓSTICO. Eduardo Curia, explicó que “el gobierno está embarcado en un ‘Plan Verano’ que está funcionando y se va a fortalecer si se encauza el tema salarial. Es un plan fondeado en dólares pero que no ataca los desequilibrios profundos que tiene la economía argentina, empezando por una fuerte distorsión de precios relativos macro, un tipo de cambio ultra atrasado con otros precios distorsionados y profundos desequilibrios en materia fiscal y monetaria con una instancia de inflación elevada que en los últimos años, con altibajos, configuró un cuadro estanflacionario”.

Para Curia “el plan va a llegar a buen puerto pero en el puerto esperarán esas distorsiones”. Según el economista el objetivo del gobierno es el de seguir en un modelo de tipo “continuista” hasta el final del mandato y que eso incluye “además de las medidas represivas a la demanda de dólares, algo que aprendieron quienes dirigen la economía del país y que es la necesidad de recurrir a financiamiento externo”.

Es que, Curia, para identificar el origen de la restricción externa explicó que “existe una discrepancia sustantiva en lo que es el esquema que yo llamo ‘modelo competitivo productivo’ del 2003-2007 vinculado a la megadevaluación de 2002, con lo que viene después, a partir de 2010, cuando se revierte el tipo de cambio competitivo y se da inicio a una matriz de tipo de cambio deprimido dejando atrás la gallina de los huevos de oro que permitió incrementar las reservas y mantener los superávits gemelos”, sentenció.

Tanto Fernanda Vallejos como Tomás Raffo coincidieron con Curia en que en el modelo de crecimiento de los últimos años se pueden identificar nítidamente dos etapas.

Para Raffo, sin embargo, la restricción externa no tiene su raíz en el retraso cambiario: “Es cierto que luego de la devaluación de un 300% de 2002 vinieron los mejores años hasta 2007 donde se creció y se recuperaron puestos de trabajo y la Argentina salió del infierno. La pregunta es por qué se agotó ese modelo de equilibrios gemelos y cómo se recrea ese mágico dispositivo. La crisis de la Convertibilidad y la devaluación posterior se dieron en un contexto de deterioro de las condiciones laborales y de una estructura productiva ociosa. Hoy no están esas condiciones y es porque no hubo diversificación en la inversión. Es la falta de inversión lo que produce la inflación. Por eso es el comportamiento de las principales empresas lo que explica el atraso cambiario”, concluyó.

Para el economista de la CTA, las claves de la situación se explican “porque el ciclo kirchnerista no revirtió la estructura primarizada y altamente concentrada y extranjerizada de la economía nacional manteniendo la inversión atada a la existencia de rentas extraordinarias”.

Fernanda Vallejos, de la Gran Makro, opinó que la restricción externa no puede tener por orígen “un supuesto retraso cambiario que habría que demostrar” porque “tanto las exportaciones como las importaciones son inelásticas al tipo de cambio, dependen de la demanda interna y externa”, explicó.

Continuó, disparando contra sus colegas: “Lo que ha estado ausente en los análisis de los economistas que me antecedieron es lo que pasa con el resto del mundo y sus interconexiones complejas con la Argentina, olvidan el contexto internacional y sus implicancias en la economía argentina.”

Continuó reconociendo que “con Tomás (Raffo) coincidiríamos en caracterizar la estructura económica de la Argentina como desequilibrada por el peso del sector agropecuario y el industrial en la historia económica. Pero el período de crecimiento estuvo determinado por la política fiscal expansiva promovida por el Estado y el impulso de los componentes autónomos de la demanda. Voy a desmentir a Tomás, porque en el último período se dieron los niveles de inversión promedio más altos de la historia argentina que llegaron a alrededor de un 20% del PBI. La inversión, además, creció un 20% en un período de crecimiento del 7 por ciento. La inversión no está determinada por otra variable que no sea la demanda, en este caso impulsada por las políticas públicas y el empleo, que incrementa la masa salarial a través de las paritarias. El salario en términos reales subió.”, explicó.

Raffo, además, había señalado que “tenemos un núcleo económico que concentra enormes ganancias y, por eso, no tiene incentivos para producir una diversificación de la inversión. Teniendo un excedente tan grande los negocios se mantienen en esos sectores y, a lo sumo, alimentan el consumo suntuario, casas de lujo, el boom automotriz y la fuga de capitales que es una constante de la historia argentina”.

PROPUESTAS. Eduardo Curia explicó que en un “mundo abstracto” lo ideal sería resolver el problema con “una política de shock” y, agregó, “como los desalineamientos son muy gruesos las medidas de terapia necesarias son muy severas: salir a flotar en materia cambiaria, unificar el mercado de cambios y eliminar una buena cantidad de las restricciones. Que se sincere el valor cambiario por tanteo del mercado. Tomar medidas de contexto en política monetaria fiscal y de ingresos muy severas. Hay variables que tienen que caer en dólares, la monetaria, el tema fiscal y el costo laboral en dólares que es altísimo aunque no necesariamente lo sea en su poder adquisitivo”. Con todo, el economista reconoció que “ninguno de los candidatos a presidente va a tomar ese rumbo, es inviable política y socialmente. En las coordenadas concretas hay más posibilidad para dos esquemas, el primero es el del gradualismo, que tiene como inspiración el modelo del shock pero desplumando la gallina pluma por pluma. El problema es que siempre va a estar condicionado por la sombra del shock.” El segundo, continuó, “es la visión continuista que ahora implica el reconocimiento de que no alcanza la represión de la demanda de dólares y que se dieron cuenta de que hay que conseguir, de la manera que sea, abundancia de capitales externos. Pero es un retorno a la política noventista”, sentenció.

Para Tomás Raffo, por el contrario, “la economía tiene salarios bajos, de 6500 pesos promedio y una pauperización que alcanza entre el 18 y el 35% de la población”. Explicó que “difiero con el planteo de Curia en que, si bien no me parece mal el cepo, está mal constipar la demanda sin el control de la oferta. Se fugan 90 mil millones de dólares por año además de los 60 mil millones que se pagan de deuda pública. Si uno toma las 50 empresas más grandes de la Argentina triplican el saldo comercial del país. Hay que constipar la oferta para que se abra la puerta al desarrollo ausente. El único actor que puede hacer esto es el Estado porque no va a ocurrir por generación espontánea. Es lo que no hizo el kirchnerismo.”, concluyó.

Por último, Fernanda Vallejos explicó que el ejemplo más claro para descartar otra devaluación como salida, es que “en 2014 hubo un mal año económico como reconoció Curia y fue un año signado por la devaluación que tuvo un efecto recesivo. Una devaluación no es una solución porque no sirve para incrementar exportaciones. Para eso necesitamos gobiernos nacionales y populares en la región que impulsen sus mercados internos y el consumo”. Por último explicó que “el desafío que tenemos es el de la administración del corto plazo del esquema de escasez de divisas. Se está haciendo a través de una estrategia de inserción financiera activa para la cual, gracias a la pericia del equipo económico, no fue necesario hacerse amigo de los buitres. Tampoco hay que asumir un rumbo de endeudamiento alocado”, concluyó.

Reunión de discípulos y maestros
Antes de comenzar su exposición el economista del Instituto de Estudios y Formación de la CTA, Tomás Raffo agradeció la invitación de Tiempo y sinceramente conmovido explicó que, para él, era un honor compartir panel con Eduardo Curia porque “a quien yo considero mi maestro que es el economista Claudio Lozano, a su vez, considera a Eduardo Curia como su maestro. Con lo cual estoy en un panel de debate con el maestro de mi maestro lo que para mí es muy gratificante.” A pesar de las grandes diferencias que ambos economistas pusieron de relieve en sus exposiciones, el joven economista de la CTA, más adelante, recordó que “en 1995, cuando se resquebrajó el consenso de la Convertibilidad, referentes como el propio Eduardo Curia entre otros economistas ya planteaban que el uno a uno era infinanciable al menos que hubiera endeudamiento fuerte creciente para financiar los desequilibrios. Tres año después estallaría la crisis de la Convertibilidad”.

INFONEWS

11/05/2015 Posted by | Economía, General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

EX EMPLEADOS CUENTAN COMO TRABAJABAN EN LA ESTANCIA DE RAMON PUERTA


EX EMPLEADOS CUENTAN COMO TRABAJABAN EN LA ESTANCIA DE RAMON PUERTA

“Nos llevaban engañados”

Una nueva inspección a los campos del ex gobernador misionero, hoy en el Frente Renovador de Sergio Massa, recogió más pruebas de la explotación de personas denunciada hace un año. Dos ex tareferos cuentan cómo trabajaban. “Hasta ir al baño era peligroso.”

na13fo01

Por Sebastián Premici
Cinco bidones de glifosato a un costado del camino. Una lona negra que una vez fue parte de una carpa en la que vivían cinco personas, hacinadas. Una vertiente de agua no potable utilizada por los tareferos para bañarse, saciar la sed, cocinar. A poco más de un año de la denuncia penal por trata laboral contra el ex gobernador de Misiones, Ramón Puerta, la Fiscalía Federal de Posadas realizó una inspección ocular en la estancia I Porá, en la localidad de Parada Le, donde el año pasado el Renatea encontró 60 trabajadores sin registrar, de los cuales 40 de ellos vivían en campamentos en condiciones infrahumanas. Durante la inspección, realizada por el secretario de la fiscalía, Andrés Stuber, junto al principal denunciante –de quien no daremos su nombre para preservar su identidad y seguridad personal– pudieron observarse los restos de los campamentos descriptos. La inspección, autorizada judicialmente, fue incorporada como prueba a la causa. La Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) colabora en el expediente.

Puerta se valió de sus propios medios de comunicación para cuestionar la denuncia en su contra, incluso llegó a realizar una cámara oculta contra el primer tarefero que lo denunció. Página/12 viajó a Misiones para dialogar con dos tareferos, hermanos, que el día de la inspección realizada en enero de 2014 huyeron por pedido del capataz de la finca. Después de un año, y luego de haber atravesado por situaciones similares con otros empresarios, rompen el silencio para hablar sobre el caso Puerta. Su relato coincide con las pruebas ya aportadas en el expediente. Sus identidades también serán preservadas. En esta crónica serán referenciados como Carlos y Alberto.

Carlos dice tener 40 años, aunque los datos de su DNI arrojan una edad un poco más joven. Trabaja como tarefero desde el día en que cumplió veinte. Nunca fue a la escuela y en su vida solamente estuvo en blanco en dos oportunidades, según su relato. Su hermano, Alberto, es más chico, cuenta que tiene 25 años –dato que coincide con su DNI– y es tarefero desde los diez años, siempre al lado de su hermano. Está casado, es padre de cuatro hijastras y un “varoncito”. A diferencia de su hermano, logró finalizar la primaria. Carlos no tiene familia. El diálogo con este diario fue en la ciudad de Oberá.

-¿Por qué antes huyeron y ahora se animan a contar lo que les pasó? –les preguntó Página/12 a los dos hermanos.

–Yo sé lo que es la gente de los yerbatales, cuántas veces vi que agarraban gente, por eso sé todo eso y sé muchas cosas. Los capataces de los campos les mienten a los trabajadores. Yo les decía miren, miren en la tele que no estoy mintiendo, y después me terminaban dando la razón –respondió Alberto.

–¿Cómo llegaron al campo de Puerta?

–El capataz Sergio Poliszczuk vino un día al barrio, el barrio Copisa, y ahí nos invitó para ir al yerbatal, nos preguntó si queríamos tarefear. Ahí yo le pregunté a qué yerbal íbamos. Enseguida supe que era de Puerta. Ya había estado una vez ahí, me había llevado el mismo capataz.

Poliszczuk mantiene una larga trayectoria comercial con Puerta, tal como reconocieron los abogados del ex gobernador y actual aliado de Sergio Massa en un escrito presentado ante el Renatea. La estructura que va desde Puerta hasta los tareferos explotados es la siguiente: el ex mandatario es dueño del campo, que es administrado por una empresa suya y de su familia, llamada Yerbatera Misiones SRL. Desde la sociedad de responsabilidad limitada contratan a Poliszczuk para que éste a su vez subcontrate a otros contratistas y tareferos. Toda la yerba que levantan en el campo I Porá a través de esta estructura es comercializada por Puerta (ver aparte).

–¿Les habían prometido buenas condiciones de trabajo? –preguntó este diario.

–Nosotros le preguntábamos si íbamos a ir en casa y el decía que sí, que sí –respondió Carlos.

–Nosotros fuimos y él dijo (Poliszczuk) que nos iba a llevar en casa y nos pusieron en carpa. Llegamos de noche, preguntamos dónde era el agua, nos mostraron. Era fea, tenía microbios, y la gente tomaba igual, había animales en el agua. Alguna gente salió enferma. Acampamos en una tacuara (N.d.R: unas cañas finitas apoyadas en el suelo que servían de soporte para los colchones). Fuimos engañados –acotó Alberto.

La comida debían comprársela a Poliszczuk, aunque rara vez podían cocinar porque las hormigas invadían cualquier cosa que se acercara al piso o a una olla.

–Todo era muy peligroso, hasta ir al baño. Hacíamos todo en el monte, en el yerbal, era muy feo –recordó Alberto.

La inspección en el campo I Porá arrojó que en el lugar había tres cuadrillas con trabajadores precarizados y bajo condiciones de vida paupérrimas. En la cuadrilla manejada por Héctor Luis Díaz fueron hallados 19 trabajadores, de los cuales 17 no estaban registrados. La segunda cuadrilla estaba manejada por Domingo Castillo. En este caso se encontraron 15 peones también en una situación paupérrima. Y la tercera era administrada por Raúl Rivas con 27 peones precarizados. Uno de los tareferos era menor de edad. En el lugar había más de 20 carpas. Ante la inspección del Renatea, muchos trabajadores optaron por ocultarse.

–Estábamos tarefeando, vimos la camioneta, y yo corrí. Porque el capataz me dijo que corriera –acotó Alberto.

–¿Hacia dónde corrieron?

–A la tapera, al monte. Después nos sacaron de ese lugar y nos pusieron en otro lado, en otro campamento, no se podía dormir de las hormigas que había. Pero levantaron la cuadrilla porque supuestamente iba a haber otra inspección. Eso fue un sábado (N.d.R: la primera inspección del Renatea fue el jueves 30 de enero de 2014). Nos dijeron que nos escondiéramos otra vez. Estuvimos escondidos hasta el domingo a la mañana, en Cafundó. Un día entero estuvimos escondidos. A las 11 de la mañana del domingo mandaron el camión para sacarnos de ahí. Después volvimos a Oberá –detalló Alberto.

Cafundó o La Gilda es el nombre que le dieron los lugareños a la última parte de la Colonia de Parada Leis, a unos 15 kilómetros de la ruta, cerca del campo de Puerta.

–¿Cuántos estaban en las mismas condiciones que ustedes?

–Eramos 40 –aclaró Carlos.

–¿Y cuántos se escondieron?

–Conmigo se escondieron 4 que ahora están tarefeando en otro lado –sostuvo Alberto.

Cuando el año pasado le preguntaron a Ramón Puerta por la situación de los tareferos hallados en su estancia, el ex presidente interino respondió: “Veremos si es así o no. No quieren tomar trabajo en blanco para no perder los Planes Trabajar”.

–¿Tus compañeros sabían que estaban trabajando para el campo de Puerta?

–Sí, ellos sabían. Algunos iban por primera vez, y yo se los comentaba. Yo pensaba que por la manera en la que dormíamos, la inspección iba a caer. ¿Cómo sabés Alberto?, me decían. Mis compañeros me apoyaban y yo los apoy{e a ellos.

–¿Lo volvieron a ver a Poliszczuk?

–No apareció más, no sabemos nada. No recuperamos nada, nunca nos pagaron –acotó Carlos.

–Volvieron a trabajar en carpa en algún otro campo?

–Sí, y estuve muy mal, también bajo carpa, y ahí hice la denuncia para que se hiciera algo. Yo tuve que ir al hospital, no sé si me había picado un bicho. Desde ahí nunca más estuve en cuadrilla –narró Alberto.

–¿Declararías en la Justicia?

–Sí, pero no me llamaron.

spremici@pagina12.com.ar

03/05/2015 Posted by | Agricultura yGanadería, General, Justicia, Política Argentina, Reflexiones, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Zoom a los globos amarillos – José Natanson


Zoom a los globos amarillos

CDo2UMzWgAIu0Et

Por José Natanson< *
El modo que ha elegido el PRO para festejar sus triunfos genera en el progresismo una sensación equivalente a la de arañar un pizarrón, tocar gomaespuma con la yema de los dedos o respirar el polen que despiden los bananos en las noches de primavera. Sin embargo, superar este rechazo epidérmico es esencial para entender un fenómeno más complejo de lo que habitualmente se piensa.

Comencemos por el principio. Igual que el kirchnerismo, el PRO es un hijo de diciembre, del sacudón que produjo la crisis del 2001 en amplios sectores de la sociedad, y cuyos antecedentes, también como el kirchnerismo, pueden rastrearse a los ’90, al lento proceso de degradación de los años finales de la convertibilidad, cuando no sólo surgieron las agrupaciones de izquierda independiente en las universidades, los nuevos movimientos sociales y la renovación de los organismos de derechos humanos a través de HIJOS, de donde luego provendría buena parte de la militancia K, sino también una serie de ONG de filo tecnocrático que están en el seno del fenómeno PRO.

Formadas al estilo de los think tanks estadounidenses, que funcionan a la vez como centros de elaboración de programas de gobierno llave en mano, espacios de socialización profesional y núcleos de lobby, este tipo de organizaciones desarrollaron un conjunto de propuestas que giran alrededor de las nociones de modernización, transparencia y eficacia, detrás de las cuales no es difícil imaginar clivajes como eficiencia/ineficiencia, nueva/vieja política o improvisación/equipos, luego transformados en los ejes propositivos de la renovación programática del PRO.

Financiadas por organismos internacionales y grupos empresarios y adoptadas con entusiasmo por los medios de comunicación, las ONG de los ’90, como Poder Ciudadano, Cippec, Grupo Sophia y Creer y Crecer, marcaron el inicio de las trayectorias de buena parte de la cúpula del PRO, incluyendo a Horacio Rodríguez Larreta, Laura Alonso, Miguel Braun y Nicolás Ducoté. Por supuesto, el PRO absorbió también los fragmentos supervivientes de los partidos neoliberales, como la UCeDé y Acción por la República, a las fuerzas conservadoras tradicionales, como el Partido Federal y el Demócrata, a sectores del peronismo y, en menor medida, del radicalismo porteño. Pero lo que sin dudas lo distingue de otras experiencias es la capacidad de incorporar dirigentes –casi diríamos cuadros– sin contacto previo con la política, provenientes del mundo empresarial, del voluntariado católico y, sobre todo, del equívoco campo de la “sociedad civil”. Esa es la gran novedad, el aporte verdaderamente original del PRO a la política argentina.

Este rasgo le confiere a la militancia del PRO un aire especial, agudamente destacado por Gabriel Vommaro, Sergio Morresi y Alejandro Bellotti en Mundo Pro (Editorial Planeta): una dimensión moralizante que enfatiza valores como la entrega y la generosidad para “donar” tiempo y esfuerzo a pesar de las dificultades que impone la política cotidiana. Esta imagen de “autoconstrucción moral” resume el núcleo implícitamente sacrificial de la militancia estilo PRO: la idea de que el funcionario o militante, ubicado por el azar de su nacimiento en los pisos más altos de la pirámide social, podría estar triunfando en su mundo privado, profesional, deportivo o empresarial y que, en cambio, se involucra en los asuntos públicos por el bien del país.

Pero no se trata sólo del origen. Si el PRO nació al mismo tiempo que el kirchnerismo y ha sabido atraer a la política a dirigentes y militantes que antes la miraban con recelo, su crecimiento se inscribe, como el del oficialismo, en una tendencia regional que lo excede. Me refiero al ascenso de una nueva derecha, que demostró su potencia en las elecciones presidenciales de Brasil, en las que Aécio Neves quedó a sólo tres puntos de Dilma Rousseff, y en las de Venezuela, en las que Henrique Capriles estuvo cerca de derrotar a Nicolás Maduro, a lo que podríamos sumar el triunfo de Sebastián Piñera en las elecciones chilenas de 2010.

La nueva derecha es nueva porque es democrática y posneoliberal. Por una simple cuestión etaria, los dirigentes que la lideran no tuvieron participación en las dictaduras de los ’70 y ’80, sus partidos surgieron una vez que éstas finalizaron e, incluso, como en el caso del PSDB brasileño y el célebre voto de Piñera por el No a Pinochet en el plebiscito de 1988, se opusieron a ellas. Y es posneoliberal porque se trata de una derecha que reivindica un rol activo del Estado en la economía, destaca la importancia de la educación y la salud pública y promete mantener las políticas sociales en caso de llegar al poder (en este sentido, resulta notable que, así como Hugo Chávez fue el primer líder de la nueva izquierda en llegar a la Presidencia, Capriles fue el primer candidato de la nueva derecha en comprometerse a no desactivar las misiones sociales si ganaba las elecciones: por eso Mariano Fraschini habla de la caprilización de la derecha latinoamericana).

Pero maticemos antes de continuar. Que la nueva derecha sea esencialmente democrática no quiere decir que sus sectores más recalcitrantes no participen de los intentos de “golpe suave” registrados en los últimos tiempos, aunque es difícil estimar hasta dónde y aunque el tema exija una mirada más fina. Del mismo modo, que combine una defensa de lo público con promesas sociales no implica que llevará a cabo una gestión socialmente inclusiva. Pero tampoco significa que gobernará del mismo modo que la derecha de los ’90, por una razón tan sencilla que a veces se pasa por alto: las reformas del Consenso de Washington, corazón del programa de la vieja derecha, ya fueron implementadas, y en muchos aspectos siguen vigentes a pesar los esfuerzos contrarreformistas de los últimos años. En otras palabras, la nueva derecha no incluye menciones explícitas al neoliberalismo porque el neoliberalismo es antipático, pero sobre todo porque el neoliberalismo ya ocurrió.

¿Cómo definirla entonces, y por qué seguimos hablando de derecha? Probablemente se trate de una ecuación más compleja, como la de Mauricio Macri en la Ciudad: no privatizó las escuelas, pero disminuyó el presupuesto para la educación pública como porcentaje del PBI, no aranceló los hospitales (ni prohíbe que se atiendan los no porteños o los no argentinos), pero tampoco invirtió en nuevos centros de salud; no mandó las topadoras a las villas, pero tampoco destinó un peso extra a vivienda social. Imposible de definir sin zoom, la fórmula quizá podría resumirse de esta manera: todo el gasto social que haga falta para garantizar la estabilidad política y la prosperidad de los negocios, pero ni un peso más del que sea necesario. Una estrategia que, dicho sea de paso, puede funcionar en buena medida gracias a un Estado central hiperactivo que compensa en materia social la desatención de los niveles subnacionales, porque siempre es más fácil gobernar un distrito con planes como la Asignación Universal y el Procrear que sin ellos, pero que difícilmente alcance para llevar adelante una gestión nacional, aunque eso está por verse.

Rebobinemos antes de concluir. El origen del PRO en la crisis del 2001, su capacidad de sumar dirigentes y la astucia para incorporar algunas marcas programáticas del mundo posneoliberal ayudan a explicar su ascenso, más que las miradas sociológicas centradas en el derechismo intrínseco de los sectores medios, que en algunos análisis aparecen inmutablemente cosificados en una posición conservadora contra la que ni siquiera vale la pena luchar, una especie de resignación que implica desconocer la capacidad de la política para transformar realidades sociales, tal como demuestran los dos triunfos kirchneristas en la misma ciudad conservadora que el domingo se inclinó por el macrismo, con Aníbal Ibarra en 2003 y con Cristina en 2011.

Por eso, antes de estornudar tratemos de entender una escena que hemos visto mil veces: los dirigentes del PRO, de traje pero sin corbata, las mujeres casual, elegantes sin exagerar, salen a bailar, revoleando los pañuelos, haciendo pogo, incluso el trencito, con Antonia a babucha y los globos multicolores volando por todos lados. El DJ mezcla cumbia y rock y guarda para el momento clave “Ciudad mágica”, el hit de Tan Biónica, la banda que por aptitud estética y origen (su salto a la fama se debió en buena medida a su brillante presentación en el festival Ciudad Emergente) se ha convertido en la banda PRO. El baile, decíamos, tiene su lógica: el PRO, a diferencia de otras fuerzas, no es resultado de una historia densa que imponga un folklore determinado. ¿Qué hacen los peronistas cuando festejan? Cantan la marchita. ¿Y los radicales? También tienen la suya, menos inspirada pero existe, y las boinas blancas, aunque ya casi nadie las usa. Sin una tradición política a la que recurrir, los dirigentes del PRO, como señaló el periodista Nicolás Cassese, apelan, igual que todo ser humano en momentos de angustia o euforia, a lo que tienen más a mano, al universo cultural de su memoria emotiva, que los reenvía a los casamientos, los Bar Mitzvah o los tercer tiempo de la adolescencia. Su patria también es la infancia.

* Director de Le Monde Diplomatique, Edición Cono Sur.
Pàgina 12

28/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura | , , | Deja un comentario

Una vergonzosa y sospechosa “alianza” – Federico Bernal y Belén Ennis


Una vergonzosa y sospechosa “alianza”

Cómo la American Task Force Argentina “trabaja” con las corporaciones argentinas contra el país actuando en ambos parlamentos nacionales y poderes judiciales, así como a nivel mediático.

53bff74383664

El terrorismo financiero y especulador occidental creó el grupo de lobby American Task Force Argentina (ATFA) para defender los intereses buitres de origen estadounidense en su guerra abierta contra la seguridad nacional de la República Argentina. En ATFA se autodefinen así: “El Grupo de Tareas Estadounidense para Argentina (ATFA) es una alianza de organizaciones unidas por una conciliación justa y equitativa del incumplimiento de pago de la deuda del gobierno argentino en 2001 y su posterior reestructuración. Nuestros miembros trabajan con legisladores, los medios de comunicación y otras partes interesadas para alentar al gobierno de los Estados Unidos a buscar vigorosamente un acuerdo negociado con el gobierno argentino en defensa de los partes interesadas estadounidenses”. Entre otros miembros, ATFA nuclea sendos fondos buitres (Elliott, por ejemplo), parte de la banca privada y patronales ganaderas oriundas de la segunda potencia mundial. Desde allí y tomando sus mismas palabras, “trabajan” contra la Argentina actuando en ambos parlamentos nacionales y Poderes Judiciales, así como a nivel mediático, tanto en nuestro país, como en EE UU y la Unión Europea. Su equipo de lobbistas, acreedor de decenas de millones de dólares al año, no conoce escrúpulos, fronteras, nacionalidades ni profesiones.

UNA SOSPECHOSA Y VERGONZOSA “ALIANZA”

El equipo del Laboratorio “Terrorismo Comunicacional” del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), se propuso analizar el nexo periodístico y editorial entre las corporaciones mediáticas La Nación y el Grupo Clarín con los fondos buitres nucleados en ATFA. Encontramos que dichas corporaciones –entre otras de nuestro país–, participan con un insólito y vergonzoso nivel de producción editorial que el portal oficial buitre publica a diario (42% del total del material publicado en aproximadamente diez meses de existencia proviene directa o indirectamente de los aludidos medios argentinos).

Semejante intervención y compromiso, sostenemos desde OETEC, difícilmente se reduzca a una simple donación de material o a una cesión gratuita de derechos; de la misma forma que resultaría poco creíble la inexistencia de una coordinación ejecutivo-editorial entre las direcciones de las empresas mediáticas involucradas y ATFA. Asimismo, llama poderosamente la atención la concentración de la producción utilizada por los buitres en un puñado de renombrados periodistas. La lógica pregunta que entonces brota espontánea: ¿trabajan por encargo o simplemente los buitres seleccionan entre lo que va saliendo aquello que más les sirve a su estrategia contra la seguridad económica y popular de la República Argentina? A continuación, las “partes” periodísticas de la Argentina y su trabajo conjunto con ATFA, en una alianza sospechosa y vergonzosa de “partes interesadas” en el triunfo del terrorismo financiero y especulador sobre el pueblo argentino, en detrimento de su presente y porvenir.

LOS BUITRES Y SU PORTAL OFICIAL

El 7 de julio de 2014, ATFA anunció el lanzamiento de “un nuevo sitio web –www.factcheckargentina.org– que servirá de recurso para “verificar” mitos presentados por el gobierno argentino en la disputa de la deuda con acreedores estadounidenses”. El portal en cuestión, una suerte de su house organ periodístico, tiene dos secciones donde semanalmente publica, en inglés y castellano, artículos, notas de opinión y compilados informativos. Desde allí su voz es irradiada al mundo entero, pues su contenido se inserta en la lógica del terrorismo financiero ejecutado por los mismos buitres en su lucha contra la Argentina, su seguridad económica y la seguridad jurídica de su pueblo; en pocas palabras, nuestra seguridad nacional. ¿De cuáles fuentes se nutren y de qué nacionalidades? ¿Quiénes son los periodistas que escriben para el interés buitre? Daremos respuesta a los dos interrogantes.

SECCIÓN “HOME”

Desde su inauguración en julio de 2014 y hasta el 17 de abril del corriente, la sección “Home” (seleccionando ingreso en formato “English”) lleva publicadas un total de 111 notas. Estas 111 notas están firmadas por ATFA y aparecen publicadas en inglés. Las corporaciones mediáticas propiedad de Mitre y Magnetto figuran como referencia en el 30% (básicamente las mismas notas que citan a una citan a la otra) del contenido de esta sección. Los periodistas más recurridos por los buitres son (en orden de creciente): Hugo Alconada Mon, Martín Kanenguiser, Carlos Pagni y Jorge Oviedo. Por su parte, los autores del diario Clarín más citados son: Marcelo Bonelli, Nicolás Wiñazki, Ana Barón y Daniel Santoro, entre otros.

SECCIÓN “LATEST NEWS”

Las “últimas noticias” son colocadas en esta sección, que es la de mayor frecuencia de actualización de la web oficial buitre. Desde su inauguración en julio de 2014 y hasta el 17 de abril de 2015, lleva publicadas un total de 142 notas. A diferencia de la sección previamente analizada, cabe aclarar que en este caso ATFA no firma ningún artículo. ¿Quién es entonces el autor del contenido? El 100% de la producción aquí alojada vienen a ser artículos completos de medios comunicación externos a ATFA pero traducidos al inglés por los buitres (la referencia al escrito original figura como hipervínculo al final de cada nota). Ahora bien, del total de 142 publicadas por los buitres en menos de diez meses, el diario La Nación y el Grupo Clarín contribuyeron con 39 y 37 notas, respectivamente. En otras palabras, ambas corporaciones mediáticas contribuyen con el 54% del contenido publicado en esta sección. En relación a los periodistas preferidos por los buitres para nutrir esta sección, destacan del diario La Nación (en orden decreciente) los trabajos de: Silvia Pisani con 8 notas, Martín Kanenguiser con 6 notas, Jorge Oviedo con 4, Martín Dinatale y Hugo Alconada Mon con 3 cada uno, entre otros. Por su parte, los periodistas dilectos del diario Clarín más citados son: Lucía Salinas (7), Ana Barón (6), Nicolás Wiñaski (4) y Marcelo Bonelli (3), entre otros.

DE LA OPERETA NISMAN AL PORTAL BUITRE

Como fuera expresado en nuestro informe “La denuncia de Nisman y la cuestión energética nacional” (23/01/15), la denuncia, más que “denuncia” trátase en verdad de un compendio de artículos periodísticos críticos a los que un fiscal (en lugar de un “periodista”) les brindó un soporte supuestamente legal y jurídico al utilizarlos todos juntos contra la Presidenta de la Nación. Ni los artículos de Pepe Eliaschev, ni de Carlos Pagni; ni las maquinaciones de Héctor Magnetto, ni Bartolomé Mitre pueden alcanzar el suficiente poder de fuego por sí solos como para –como efectivamente sí pudieron los autores de la opereta Nisman– solicitar: “en virtud del mandato dispuesto en el art. 177 inc. 1° del Código Procesal Penal de la Nación…” dictar el “embargo preventivo sobre los bienes de autores y partícipes de este encubrimiento…”, decretando “la inmediata prohibición de salir del país” a la presidenta de todos los argentinos. La opereta Nisman se valió de años de artículos periodísticos previamente escritos que sirvieron a la “causa”. Sin embargo, difícilmente el fiscal o el verdadero autor de la denuncia haya encargado, desde 2011, notas periodísticas a los medios opositores (o a los periodistas de forma individual) con la finalidad de ir dotando de “contenido” y “razón de ser” a la referida maquinación. No obstante, el caso del “contenido” publicado por el portal oficial buitre aquí estudiado podría ser muy diferente. Desde junio del 2014, fecha clave en su afrenta contra la seguridad nacional de la República Argentina, que los buitres publican en simultáneo con los principales medios opositores argentinos artículos, notas de opinión e informes periodísticos afines a los intereses de los saqueadores y estafadores nucleados en ATFA.

LÓGICAS INQUIETUDES

El Observatorio OETEC se propuso conducir esta investigación a los efectos de alertar a las autoridades de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, así como a los miembros del Parlamento nacional –indistintamente de su partido e ideología– sobre presuntos nexos comerciales entre la organización buitre ATFA y las corporaciones mediáticas argentinas La Nación y el Grupo Clarín –entre otras–, desde que el aquí demostrado elevadísimo nivel de participación editorial de estas últimas en el portal oficial buitre (42% del total del material publicado en aproximadamente diez meses de existencia, sumando secciones “Home” y “Últimas Novedades”) no puede reducirse a una simple donación de material ni a una cesión gratuita de derechos. De igual forma, resultaría poco creíble la inexistencia de una coordinación ejecutivo-editorial entre las direcciones de las empresas mediáticas involucradas y la ATFA. En este sentido, nos preguntamos qué tan ilógico resultaría suponer que los periodistas argentinos mencionados en este informe, y en función de su destacada y recurrente aparición en el portal oficial buitre, no recibieran dinero de los mismos fondos que atentan contra la seguridad nacional de la República. ¿No ameritaría acaso investigar sus activos y patrimonio desde julio del año pasado a esta parte? Inquietudes razonables desde que, en definitiva, es la mismísima organización ATFA la que nos cuenta que sus “miembros trabajan con legisladores, los medios de comunicación y otras partes interesadas para alentar al gobierno de los Estados Unidos a buscar vigorosamente un acuerdo negociado con el gobierno argentino en defensa de los partes interesadas estadounidenses”. Nuevas inquietudes… ¿a qué se refieren con “trabajar”? ¿Podría caer bajo esta denominación (“trabajo”) el suministro del 42% del total del material publicado en el portal desde su lanzamiento? ¿Trabajo remunerado? ¿Producción por encargo? ¿Hay cesión de copyright por las traducciones completas y literales de las notas originales publicadas en castellano o acaso media algún tipo de contratación legal y/o acuerdo económico? ¿Cuál es el beneficio de estas corporaciones mediáticas y sus periodistas involucrados en contribuir con los intereses buitres de ATFA? Recientemente se supo, denunciado por un ex director ejecutivo de la DAIA, que la ONG Foundation for Defence of Democracies, a la sazón dirigida por un íntimo amigo de Nisman, recibió 3,6 millones de dólares de Paul Singer. ¿Habrán recibido donaciones del estilo las Fundaciones de Mitre y Noble por su destacable y estratégica participación editorial en la política comunicacional de Singer y compañía?

EL VERGONZOSO NEXO DE LA NACIÓN Y CLARÍN CON LOS FONDOS BUITRES

Finalmente, es interesante cuando no llamativo advertir que tanto la estrategia buitre como la de las corporaciones La Nación y Grupo Clarín se basan, en estas últimas semanas, en la cuestión de un supuesto “nexo con Irán” (la Argentina con Irán). Pues bien, resulta a todas luces claro que el único “nexo” demostrado aquí –por otra parte ostensiblemente verificable por cualquier cibernauta al ingresar a los portales oficiales buitrista–, es el “nexo” entre los diarios La Nación, el Grupo Clarín y la American Task Force Argentina, es decir, los fondos buitres estadounidenses. Desde su Laboratorio “Terrorismo Comunicacional”, el Observatorio OETEC deja planteadas estas inquietudes anhelando sean tomadas por funcionarios, políticos, jueces, fiscales y legisladores comprometidos con la defensa del interés nacional, en contra de la guerra declarada a nuestro país y su pueblo por parte del terrorismo financiero y especulador occidental y su brazo ejecutor, los fondos buitre nucleados en ATFA. Por nuestra parte, la Fundación OETEC ya se ha puesto en marcha en esta dirección.

INFONEWS

22/04/2015 Posted by | Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , | 1 Comentario

La ultraderechización de economistas opositores asustó hasta a los empresarios


La ultraderechización de economistas opositores asustó hasta a los empresarios

Las propuestas económicas de tres gurúes opositores “incómodó” a un sector del establishment, según publicó el matutino. Cristina Fernández de Kirchner se refirió a la nota en la que se evidencian los planes de ajuste de la oposición.

55312163f24da_crop

La ultraderechización de economistas opositores asustó hasta a los empresarios
Viernes 17 de abril de 2015 | 10:33
Ya estoy más allá de todo, lo voy a decir: necesitamos un equipo como el de Cavallo”
Si la propuesta de Espert, Broda y Melconián “incomodó a empresarios” resulta evidente qué sería de los trabajadores en un panorama como el que propone la oposición.

En una charla que se dio en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), que conduce Eduardo Eurnekian, los economistas Miguel Ángel Broda, José Luis Espert y Carlos Melconian plantearon el plan económico que intentará llevar adelante la oposición en caso de acceder al gobierno.

Cristina Fernández de Kirchner citó la nota en el encuentro que mantuvo con el Radicalismo Popular para evidenciar el plan económico neoliberal que proponen el PRO y otras fuerzas políticas, publicado nada más y nada menos que por La Nación.

Veamos algunas de las propuestas de los gurúes del menemismo tardío.

Como a la Dictadura Militar, a Miguel Ángel Broda lo incomoda que Argentina desarrolle su industria y aseguró que los últimos diez años fueron de un “populismo industrial” y aseguró: “populismo industrial”. “La mesa está puesta esencialmente para la sustitución de importaciones, con altos aranceles y, entonces, sectores que tienen ventajas competitivas, como el agro, sufren derechos de exportación”.

Espert, habitual vociferador de barbaridades en twitter, fue más lejos y pidió contraer la demanda, es decir, derrumbar el poder adquisitivo del salario: “Como con cerrar la economía no alcanza, para crecer le dan gas a la demanda. Y ahí viene el gasto público: a la larga, los déficits fiscales generan situaciones de quiebre. Si no lo corregimos, vamos a volver a épocas aciagas”.

Es la típica solución neoliberal a los aumentos de precios, en lugar de pedirle a los empresarios que inviertan para aumentar la oferta de bienes (como hizo Cristina Fernández de Kirchner), se condena a los trabajadores a tener menos poder de compra.

Espert agregó que nuestro país debía “dedicarse a vivir del libre comercio, sin aranceles ni retenciones”. Sin embargo no aclaró que dicha apertura destruiría la Industria Nacional y elevaría por las nubes la desocupación. “El Estado que nos deja el kirchnerismo es 50 puntos de gasto”, remató.

“Como lo que viene para el próximo gobierno son decisiones políticamente incorrectas, tenemos que tener muy poco miedo a lo que queda del Frente para la Victoria y su camada de militantes. Señores, lo que hay que hacer es lo políticamente incorrecto”, agregó Broda que evidenció su deseo de realizar un ajuste fenomenal a costa de los trabajadores.

Melconian, economista del equipo de Mauricio Macri, atacó a la ANSES y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad lo que se interpreta como un deseo de retorno a las AFJP: “Acá no hay ideología: hay capitalismo, reglas de juego, sentido común y el resto lo va a tener que hacer el sector privado. Tenemos que terminar con la fantasía del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que es como en el circo de Marrone: Pepitito le debía un peso a Scazziota, Scazziota a Firulete, y Firulete a Scazziota, con excepción del 11% de acciones privadas”.

Para finalizar, un Broda entusiasmado pidió el retorno de Domingo Cavallo, ideólogo del plan económico que hundió a la Argentina en la peor crisis de su historia: “La verdadera solución pasa por el shock, pero va a haber gradualismo. Ya estoy más allá de todo, lo voy a decir: necesitamos un equipo como el de Cavallo, de 200 profesionales”.

La nota culmina con el siguiente párrafo: “Están pidiendo que vuelva Cavallo. No voy a brindar por el capitalismo: en la mesa brindé por mis amigos”, cuestionó uno, en contraste con Luis Etchevehere, líder de la Rural, que redondeó: “Me pareció muy bueno, es el debate que hay que plantear”.

En 2015 las elecciones pondrán al pueblo argentino a elegir entre estas propuestas y las del kirchnerismo. “Ojalá no me necesiten en 2019″, había señalado Cristina Fernández de Kirchner días atrás; la alternativa es clara, o se vota la continuidad del proyecto iniciado en 2003 o se elige el ajuste económico soñado por el sector que llevó las riendas del país en la Dictadura Militar y en los 90.

http://www.enorsai.com.ar/politica/15308-la-ultraderechizacion-de-economistas-opositores-asusto-hasta-a-los-empresarios.html

18/04/2015 Posted by | Economía, General, Industrias, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , | Deja un comentario

El Papa le contestó la carta a Leuco


ppfranciscoB140313

El papa Francisco hoy sorprendió al mundo tras tomarse la molestía de responderle una carta al periodista del Grupo Clarín Alfredo Leuco, quien afirmó que casi se desmaya.
Hace pocos días Leuco había enviado la carta al Papa en donde criticaba la decisión del jefe de la Santa Sede de recibir a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Vaticano. Increíblemente Francisco le respondió:
“Estimado señor Leuco: Recibí su carta del pasado 9 (Carta abierta al Papa Francisco) y le agradezco de corazón que la haya escrito. El tono sereno manifiesta la voluntad de comunicarse frontalmente y las disidencias se dicen con paz, fluidamente. No hay allí una sola agresión o alguna expresión altisonante. Y esta actitud edifica, une, es constructiva. Gracias, muchas gracias”.
Más adelante, dice el Papa que “me permito una confidencia. Al concluir la lectura de su carta me vino a la mente una de las Bienaventuranzas: ‘Felices los mansos, porque recibirán la tierra en herencia’ (Mt 5, 4). La mansedumbre, esa actitud tan ligada a la paciencia, a la escucha, a la ponderación y que -a veces- en el imaginario colectivo se la confunde con pusilanimidad. Pero no es así: en realidad es la virtud de los fuertes. Nuevamente, gracias. Y, por favor, le pido que no se olvide de rezar por mí. Que Dios lo bendiga. Fraternalmente, Francisco”.
“No hay allí una sola agresión o alguna expresión altisonante. Y esta actitud edifica, une, es constructiva. Gracias, muchas gracias”.

Infonews

15/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | | 2 comentarios

Discurso completo Cristina Fernàndez,Cumbre de las Amèricas, Panamà 2015


15/04/2015 Posted by | General, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized, Videos | , , | 1 Comentario

Pájaro de cuentas – Walter Goobar (Cuentas de Máximo Kirchner – Nilda Garré)



Domingo 12 de Abril de 2015

Pájaro de cuentas
Por Walter Goobar

552a171f1a95c_651x428

No hay cuentas de Máximo Kirchner ni de Nilda Garré en el Felon Bank de Delaware. De manera tajante las autoridades bancarias estadounidenses desmintieron la novela por entregas tejida por el diario Clarín y bordada por su periodista estrella Daniel Santoro, en base a información de “fuentes anónimas” publicada por la revista brasileña Veja, que se ha convertido en una base de operaciones de los fondos buitre. Ante la primera desmentida de Garré, Santoro se autojustificó indicando que tenía la información desde hace años y que “a pedido de sus jefes” retomó la investigación, a la que le puso no sólo su firma sino hasta el número de una cuenta que no existía.

En mayo de 2012, el autor de esta columna reveló en una serie de notas que Daniel Santoro y su colega Guillermo Lobo, de TN, estaban siendo investigados por el FBI y el Departamento de Estado en el contexto de una red de espionaje internacional desbaratada en Estados Unidos en junio de 2010 y que, por ese motivo, la Embajada de Estados Unidos les había cancelado sus visas para ingresar a ese país.

Pese a que Santoro ha iniciado una demanda por daños y perjuicios contra los directivos del Grupo Veintitrés y contra el autor de las notas, la confirmación más inesperada y lapidaria de que todo lo publicado era correcto vino de un editorial publicado el 17 de agosto pasado en Clarín.
Vale aclarar que quien firma esta nota contaba con tres fuentes confiables para tamaña aseveración, que ante el más mínimo error, hubiese sido total o parcialmente desmentida por la legación diplomática hasta por una coma mal puesta.

El 5 de mayo de 2012, antes de publicar una línea sobre el tema, el autor de esta nota se comunicó con Santoro, quien a lo largo de un extenso diálogo telefónico se negó a confirmar o desmentir si su visa estadounidense había sido cancelada.

No era necesario ser demasiado sagaz para percatarse de que Santoro a esa altura ya sabía que estaba bajo investigación, pero que no quería que el asunto tomara estado público, sino que apostaba a resolver el tema de manera discreta con las influencias de Clarín.

Tras la publicación de la investigación en Miradas al Sur y revista Veintitrés, Santoro atribuyó las notas a una conspiración en su contra y –evitando hablar de su visa revocada– salió a buscar el respaldo y la solidaridad del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), un organismo que él mismo fundó. Luego pidió una audiencia con la entonces embajadora de Estados Unidos, Vilma Martínez, quien lo recibió amablemente y le brindó una piadosa sonrisa como toda respuesta.

Pese a que Santoro ha iniciado una demanda por daños y perjuicios contra los directivos del Grupo Veintitrés y contra el autor de las notas, la confirmación más inesperada y lapidaria de que todo lo publicado era correcto vino de un editorial publicado el 17 de agosto pasado en Clarín. En la nota –que resulta demoledora para la menguante credibilidad de Santoro– no sólo se afirma que la visa le fue cancelada, sino que el periodista fue interrogado por el FBI: “Estados Unidos le quitó la visa y el FBI lo interrogó. Cuando todo se reveló como una verdadera patraña con origen en una sucia maniobra de inteligencia en Argentina, el Departamento de Estado le restituyó la visa”, reza el editorial sin firma.

En efecto, después de una investigación que duró más de un año y medio, Estados Unidos “restituyó” en enero de 2014 la visa a Santoro. El bochorno con las cuentas de Máximo Kirchner y Nilda Garré demuestra que lo que no logró recuperar es la credibilidad.

InfoNews

13/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Una cuestión de confianza – Hernan Brienza


Una cuestión de confianza
Méndez salió a marcar la cancha con las paritarias. Las certezas e incógnitas de los candidatos.

mendez1

Ya comenzaron a marcar la cancha para el 2016. Ya anunciaron cuál va a ser la primer conquista de las mayorías que van a querer cargarse: Héctor Méndez, referente de los industriales, exigió la caída de las negociaciones colectivas de trabajo con el argumento de que “en un país serio, sin inflación, no hay paritarias”. Más allá de tener que recordarle a los formadores de precios que en un “país serio” las tasas de ganancias son mucho menores que en Argentina, que la especulación está limitada por el sistema impositivo y que la fuga de capitales es mínima, conviene hacer un alto en el camino para pensar el futuro inmediato.

Mauricio Macri, el candidato de los poderosos, ya anunció que le iba entregar a los empresarios y especuladores el tipo de cambio llave en mano para que puedan transferir ingresos a piacere. Con lo cual, nada nos permite dudar de que las paritarias son para él nada más que un estorbo y que no tendrá problemas en sacrificarlas en nombre de la acumulación de riquezas. Pero la pregunta más insidiosa es la siguiente: ¿qué harán los precandidatos del Frente para a Victoria? ¿Entregarán las paritarias? ¿Las convertirán en una Gran Paritaria Nacional que fije un techo porcentual para los salarios de los trabajadores y que debilite la posibilidad de negociación de los gremios? ¿Y qué hará el Movimiento Obrero Organizado? ¿Se plantará ante el avance empresarial por sobre los trabajadores? ¿Se sentarán sobre las Obras Sociales y negociarán la deuda del Estado a cambio de las paritarias? ¿Habrá paros, marchas, manifestaciones de parte de los líderes sindicales hace una semana tomaron de rehenes a los trabajadores impidiéndoles ir a trabajar? Luis Barrionuevo, por ejemplo, ¿defenderá los intereses de los empleados gastronómicos o su propio interés como patronal gastronómica?

Una nación homogénea es aquella en la que, en rasgos generales y sin inocencias, ganan todos o pierden todos.
La avanzada de los poderes reales tiene como principales voceros a sus empleados de siempre: los economistas pagos por el establishment. Ya aparecieron por casi todos los canales de televisión y las radios opositoras anunciando el evangelio del ajuste y la devaluación. Preparan la mesa para que los capitalistas –perdón por el lenguaje a destiempo- devoren en plena puja distributiva los ingresos de los trabajadores en una transferencia regresiva que “corrija” los desvíos distributivos del Kirchnerismo. Porque en el centro de la disputa de los próximos cuatro años –y en realidad a lo largo de toda la historia- está justamente este tema: la apropiación de los recursos económicos, es decir, el reparto de la torta de todo lo que producimos los 40 millones de argentinos.

Ante este panorama y estas preguntas no hay respuestas a priori. Los argentinos saben de qué manera resolvió estas cuestiones el Kirchnerismo. Pero no saben siquiera como lo resolverán los principales precandidatos electorales. Tienen indicios de que Mauricio Macri y Sergio Massa, por sus compromisos asumidos, jugarán a favor del capital concentrado o minimizarán la participación de los trabajadores, pero no poseen la certeza de que Daniel Scioli o Florencio Randazzo actúen de la misma manera que Cristina Fernández de Kirchner. Y allí es donde se abre una brecha en la confianza política.

El Kirchnerismo ha construido su pacto político con una buena parte de la sociedad de forma ascendente. No sólo cuantitativamente –del 22 por ciento al 54- sino también cualitativamente. Un importante sector de la población argentina considera que los mejores negociadores de los intereses populares fueron Néstor y Cristina; es decir, depositaron su fe en sus delegados. Este concepto es fundamental porque esa confianza “afectiva” consiste, también, en creer que si no se obtuvo nada mejor es porque realmente no se podía. Pero no se trató de la mera esperanza o de pensamiento mágico sino sencillamente de la devolución que dio la experiencia de verlos actuar.

Ningún candidato goza hoy de esa confianza política. Ni de la oposición ni del oficialismo. Y dentro del espacio peronista o kirchnerista podría obtener algo de esa confianza sí y solo sí la presidenta hace una traslación delegativa de ese sentimiento. Para una mayoría comprometida con el proyecto nacional y popular no basta con los gestos y con las declaraciones, con hacerse el más o menos kirchneristas, ni siquiera en los indiscutiblemente K como Agustín Rossi o los que aparecen como más leales como el gobernador de Entre Ríos Sergio Urribarri. Siempre hay un espacio para la duda. Lo mismo ocurre con los candidatos que aparecen con más juego propio como el gobernador de Buenos Aires y el ministro del Interior.

La duda no debe ofender a nadie y es legítima. No se trata de desconfianza maliciosa sino simplemente de precaución autoconservadora. Ni tampoco de proyectos grandilocuentes ni rimbombantes sino de cuestiones pequeñas, mínimas, porque como se sabe, Dios está en los detalles. ¿Qué harán con las paritarias? ¿De qué manera resolverán a puertas cerradas las negociaciones con los sectores empresarios? ¿Y con la embajada de Estados Unidos? ¿Quién correrá primero a establecer las mejores relaciones con la Casa Blanca? Y esta pregunta está hecha no desde el principismo teórico sino desde la conciencia de la complejidad del entramado comercial y diplomático que el Kirchnerismo supo tejer con la administración norteamericana.

Frente a las posibles dificultades económicas que atraviesen a la región en los próximos años – como por ejemplo el fortalecimiento del dólar, el abaratamiento de los precios de las materias primas, el agotamiento de la recomposición del mercado interno y las restricciones del ingreso de divisas- ¿de qué manera se resolverán esos problemas? ¿De la forma que lo hizo el Kirchnerismo o echarán mano a recetas ortodoxas y ajustes regresivos?

La historia es muy sencilla: en las últimas décadas, los poderes económicos saquearon a la argentina, ya sea a través de los negociados sucios con el Estado en plena dictadura militar, ya sea con la Patria Financiera, con el patrón de acumulación del menemismo en los noventa y con la fuga de capitales de principios de siglo. La hecatombe del 2001 los obligó a pactar la paz social. El Kirchnerismo se coló en la hendija que dejo esa situación de espanto que sufrieron las clases dominantes en nuestro país. Y éstas se mantuvieron calladas mientras pudieran hacer negocios multimillonarios. Ahora que ha entrado una brisa fresca por la ventana de la economía, ya empiezan a chillar por la existencia de las paritarias o por la forma en que se distribuyen los excedentes. Ya están viendo de qué manera se quedan con la mayor parte de la frazada. Una nación homogénea es aquella en la que, en rasgos generales y sin inocencias, ganan todos o pierden todos. O como decía el gran pensador Arturo Jauretche, en la que una sola ley rija: “o es pa’ todos la cobija, o es pa’ todos el invierno”.

Info News

13/04/2015 Posted by | Economía, General, Industrias, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | 1 Comentario

La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”


La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”

Los grupos y ONG que buscan en la Cumbre de Panamá torcer el rumbo de los gobiernos populares. Alianzas ideológicas y en algunos casos negocios en común, los paradigmas que identifican a los grupos de la derecha que desde sectores políticos y mediáticos crean zozobra en la región.

55292fc49e59f_651x385
La derecha latinoamericana pretende recuperar el poder que supo detentar durante tantos años. Volver, como alguna vez calificó el ecuatoriano Rafael Correa, a la “larga noche neoliberal” de los ’90. Con el apoyo de Estados Unidos y en pleno desarrollo de la Cumbre de las Américas en Panamá, una extensa red de dirigentes y fundaciones decidió embestir contra los gobiernos populares de la región para impulsar a sus propios representantes. A pesar de pregonar la defensa de la “democracia” y el “respeto a las instituciones”, se trata de una telaraña de políticos con un oscuro prontuario de apoyo a maniobras desestabilizadoras y golpes de Estado. Hoy, su principal objetivo parece ser el de derribar al presidente venezolano Nicolás Maduro, identificado como el nuevo enemigo de la Casa Blanca. Pero van por más.

Todo ocurre en un contexto global delicado, mientras Barack Obama negocia un restablecimiento de las relaciones bilaterales con Cuba, al tiempo que se enfrenta duramente con Venezuela. Un país que, junto con Brasil y Ecuador, en las últimas semanas denunció intentos de desestabilización orquestados por los medios de comunicación y la oposición local. También es clave lo que ocurre al otro lado del Atlántico: los partidos fenómeno de la izquierda europea se referencian cada vez más en los procesos políticos latinoamericanos, lo que genera que las fuerzas conservadoras estigmaticen a gobiernos como el de Maduro para deslegitimar y horadar el crecimiento de Podemos, en España, y Syriza, en Grecia.

Por eso no es extraño que el ex presidente español Felipe González, uno de los lobistas en la época de privatizaciones del menemismo, decidiera hacerse cargo de la defensa de dos dirigentes de la derecha venezolana detenidos por instigar actos de violencia y promover un golpe de Estado contra Maduro: Leopoldo López y el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma. Tampoco sorprende que la red de políticos neoliberales latinoamericanos sea liderada por otro ex presidente ibérico, José María Aznar, quien junto a 25 ex mandatarios de la región aplaudió las presiones ejercidas por EE UU contra el gobierno venezolano y señaló la existencia de “una alteración democrática” en el país bolivariano. Aznar y George Bush fueron los únicos dos que reconocieron el gobierno surgido del efímero golpe contra Hugo Chávez, justamente el 11 de abril de 2002.

Aznar hizo pública su postura esta semana a través de un texto divulgado en Madrid y firmado por el ex presidente argentino Eduardo Duhalde, el chileno Sebastián Piñera, los colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, y el mexicano Felipe Calderón, entre otros. Todos fieles exponentes del neoliberalismo, que durante sus gobiernos poco contribuyeron a profundizar la democracia real, entendida como la ampliación de derechos y oportunidades para las mayorías.

Piñera, discípulo predilecto de la Universidad de Harvard, fue un férreo opositor a la universalización de la educación pública y gratuita en su país. Duhalde, quien creció al calor del menemismo, era presidente durante la feroz represión del Puente Pueyrredón, en la que fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Uribe, de estrechos lazos con la Casa Blanca, fue denunciado por recibir financiamiento de grupos paramilitares. Y Calderón inició en suelo azteca la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que propició la militarización de las calles y la desaparición de más de 12 mil personas en seis años de gobierno.

Los prontuarios de cada uno de estos dirigentes podrían ocupar varios libros. Pero no son sólo nombres propios los que componen la red de la derecha latinoamericana. Detrás de las caras conocidas aparece un grupo de fundaciones que, como dice la reconocida investigadora Stella Calloni, está llevando adelante una “invasión silenciosa” en el continente. Se trata de un grupo de organizaciones que se muestra como “la cara social de la CIA” y que está directamente financiado por EE UU y Europa.

“Lo común entre todas las organizaciones es que comparten los mismos nombres en sus juntas directivas y comités asesores, además de los mismos financiadores y patrocinadores, lo que los convierte en un verdadero ejemplo de una telaraña imperial”, asegura Eva Gollinger, una abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana, autora de La Telaraña Imperial: Enciclopedia de Injerencia y Subversión.

Una de esas organizaciones es la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por Aznar y uno de los tantos tentáculos que tiene el derechista Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy en España para esparcir su visión conservadora de la política y la economía. Se trata de un foro que apoyó el golpe de Estado contra Chávez y que compartió varios actos con la Fundación Pensar, el think thank del PRO y su líder, Mauricio Macri, en la Argentina. Los encuentros se dan todos los años y en el primero de ellos, en 2008 en Rosario, participaron el ex secretario estadounidense para América Latina, Roger Noriega, y el escritor Mario Vargas Llosa, conocido internacionalmente tanto por sus obras literarias como por sus posturas neoliberales.

Otra organización que apoyó el golpe de Estado contra Chávez es el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE), que se presenta en su sitio web con una cita del gurú neoliberal Milton Friedman y dice defender “la libertad individual, la iniciativa privada, los derechos de propiedad, el gobierno limitado y la búsqueda de la paz”. Su objetivo central es “la divulgación del pensamiento económico y político que otorga prioridad a la libre acción”.

La organización nació en Venezuela, pero recibe un importante apoyo económico del extranjero. En particular, del Centro para la Empresa Privada Internacional de EE UU (CIPE, por sus siglas en inglés), que opera como el brazo empresarial del Departamento de Estado y de otras dos conocidas fundaciones: la Fundación Nacional para la Democracia (NED) y la Agencia de Desarrollo Internacional de EE UU (USAID), expulsada de Bolivia el año pasado, cuando el presidente Evo Morales la denunció por “injerencia” en asuntos internos.

Muchas de estas organizaciones operaron dentro de las subcumbres que se realizaron antes de la Cumbre de las Américas que comenzó ayer y finalizará esta tarde en Panamá. Una de ellas es el Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CICES), que aprovechó la ocasión para organizar el IV Foro de Jóvenes de las Américas, donde la derecha regional lanzó sus habituales críticas contra los gobiernos de Cuba y Venezuela. La presidenta de CICES, la argentina Micaela Hierro Dori, es una ex funcionaria del PRO que se formó en la Georgetown University bajo el Global Competitiveness Leadership Program, una verdadera usina de líderes de la derecha internacional.
Durante su estadía en Panamá, Hierro Dori reconoció, a través de un audio filtrado, que el evento organizado por el CICES buscaba conseguir “algo de dinero extra del Departamento de Estado porque ellos quieren armar algo grande”. La mujer es, además, fundadora de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba, un organismo dedicado a fustigar a la revolución comandada por Fidel y Raúl Castro.
En los últimos tiempos, este tipo de organizaciones, al igual que los representantes de la nueva derecha latinoamericana, optaron por una estrategia: adoptar un discurso lavado, a favor de los “Derechos Humanos” y la “democracia”, sin dar muchas precisiones sobre su verdadero pensamiento político y económico. El mejor ejemplo es Macri, que según su precandidata a jefa de gobierno Gabriela Michetti, es un hombre “cero ideologizado”. Un mito que se derrumba rápidamente cuando el candidato presidencial para los comicios de octubre dice que hará todo lo posible para que en Venezuela “se restablezca realmente un gobierno democrático”. «

La fundación pensar

El pasado 26 de marzo, Mitzi Capriles, esposa del encarcelado alcalde venezolano Antonio Ledezma, y Lilian Tintori, mujer del también preso dirigente opositor Leopoldo López, visitaron Buenos Aires. Durante su estadía fueron bien recibidas por el líder del PRO, Mauricio Macri, quien se mostró preocupado, una vez más, por la situación en el país gobernado por Nicolás Maduro.
Además de formar parte de la Fundación Pensar, el precandidato presidencial cuenta con una ONG llamada Grupo Estela (Estudios Estratégicos Latinoamericanos), dirigida por el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, y el sub secretario de gestión económica, Carlos Regazzoni. Ambos trabajan intensamente en la campaña contra Venezuela, siguiendo los lineamientos de los think thanks estadounidenses.
Según un informe publicado esta semana por la CTA, el Grupo Estela reúne en su interior a un puñado de jóvenes expertos en temas de relaciones internacionales, economía y políticas públicas, que el PRO utiliza para generar papers y documentos de situación sobre la realidad local y latinoamericana. Mercedes Renó, Nadia Kreizer, Sergio Caplán y Laura Dadomo son sólo algunos de sus integrantes, la mayoría provenientes de universidades privadas como la UCA o Austral.
Acompañan también esta iniciativa de la derecha regional otros cruzados del PRO, como la diputada Cornelia Schmitd-Lierman, Federico Pinedo -asiduo visitante de la embajada de Estados Unidos-, el rabino Sergio Bergman y Jorge Triaca. El detenido Antonio Ledezma y la vocera de la ultraderecha María Corina Machado figuran como miembros de honor de la ONG.
En su última reunión, los expertos de Estela trataron la situación que vive Venezuela y llegaron a la conclusión de que “hay tres escenarios a futuro”: uno “menos probable”, en el que “Maduro flexibiliza el régimen para finalizar su mandato”; otro en el que el presidente “endurece su posición y aumenta su aislamiento”; por último, uno en el que “Maduro finaliza su mandato en contexto de crisis institucional”.

GOLPE

Justo un 11 de abril, pero de 2002, Aznar y George Bush (hijo) fueron los únicos en reconocer al efímero golpe contra el presidente bolivariano Hugo Chávez.
Infonews

11/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 151 seguidores