America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

UN INFORME DETALLA LAS FALENCIAS DEL GOBIERNO DE MAURICIO MACRI


 


Una gestión que hace agua

Bajó el gasto en educación, salud y desarrollo social, invirtió poco en infraestructura, tiene déficit fiscal e incrementó la deuda pública, pese a que gobierna el distrito que la mayoría de los economistas considera el más fácil de administrar.

Por Roberto Navarro

La crisis desatada por la toma de tierras en Villa Soldati desnudó las debilidades de la gestión del Gobierno de la Ciudad. Página/12 tuvo acceso a un estudio de la Fundación para el Análisis de las Políticas Públicas del que surgen los siguientes datos: a pesar de que en su campaña Macri prometió no aumentar los impuestos, el incremento del ABL en tres años fue del 300 por ciento. En ese período la recaudación total en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aumentó un 139 por ciento. A pesar de las declaraciones de sus funcionarios en contrario, el giro de recursos desde la Nación subió un 1000 por ciento. En total, en 2010 la Ciudad contará con 19.745 millones de pesos. En los primeros diez meses de 2010 sólo ejecutó el 24 por ciento de los gastos de capital (construcción y arreglo de viviendas, escuelas, hospitales y otros). Así, en este año sólo construyó 81 viviendas, cuatro escuelas y ningún hospital. El uso del gasto corriente tampoco mejoró la calidad de vida de los porteños. El salario de los maestros de este distrito ocupa el puesto 19 entre los 24 nacionales. La cantidad de personas en situación de calle aumentó un 50 por ciento desde el comienzo de la gestión de Mauricio Macri. A pesar de la suba de la recaudación y la ineficacia para ejecutar el gasto, en tres años la Ciudad triplicó su déficit fiscal y durante 2010 incrementó los servicios de la deuda en un 116 por ciento.

La política económica de Mauricio Macri es casi un calco de la gestión menemista: bajó el gasto en educación, salud y desarrollo social, fue casi nula la inversión en infraestructura, con déficit fiscal e incremento de la deuda pública. La diferencia es que Macri gobierna el distrito que la mayoría de los economistas consideran el más fácil de administrar. La ciudad de Buenos Aires cuenta con la más alta recaudación per cápita del país: 4112 pesos por persona anuales; el segundo distrito en recaudación per cápita es Tierra del Fuego, con 2304 pesos, un 45 por ciento menos. La provincia de Buenos Aires sólo recauda 1380 pesos por persona.

Política fiscal. En materia fiscal, Macri sostiene una estrategia similar a la de Carlos Menem: un discurso ortodoxo que pregona las bondades del superávit fiscal y resultados negativos durante su gestión. En 2007 el déficit fiscal primario ascendió a 336 millones de pesos, el 2,7 por ciento de los ingresos; en 2009 el déficit alcanzó los 896 millones de pesos, un 5,9 por ciento de la recaudación. El proyecto de Presupuesto 2011 estima un déficit de 866 millones para el cierre del ejercicio 2010 y de 1665 millones para 2011, cifra que representará un 7 por ciento de la recaudación total. El crecimiento del gasto propuesto para el año próximo es del 23,2 por ciento y el de la recaudación, del 20,3 por ciento.

Deuda. El constante déficit generó un fuerte incremento de la deuda pública. En 2007 el pasivo era de 570 millones de dólares; el Presupuesto 2011 lo estima en 1307 millones de dólares. Esto implica un aumento del 130 por ciento en tres años. En 2009, año en que la crisis internacional impactó en la actividad económica y por ende en la recaudación, la deuda porteña creció un 37 por ciento respecto de 2008. En 2010, en un contexto de recuperación económica y crecimiento de la recaudación tributaria, la tasa de crecimiento anual de la deuda fue un 47 por ciento respecto de 2009. La deuda pública per cápita de la Ciudad asciende a 445 dólares, cuando en 2007 era de 188 dólares. En comparación con 2009, el aumento en el gasto en servicios de la deuda en el año en curso fue de 116,1 por ciento.

Ejecución del Presupuesto. Los datos de la Secretaría de Hacienda de la Ciudad a fines de octubre reflejan el extremadamente bajo nivel de ejecución del gasto de capital, de sólo el 24,9 por ciento del total anual. En diez meses la administración macrista debería haber gastado más del 80 por ciento. El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, explicó hace pocos días que muchos de los gastos de capital tienen presupuesto plurianual y que por eso no se puede medir su ejecución en forma anual, ya que las obras avanzan menos al principio y luego van tomando ritmo. Pero la administración de la Ciudad está gastando cada vez menos. El nivel de ejecución de gastos de capital de los primeros diez meses del año es un 3,4 por ciento menor en porcentaje que el de 2009 y un 5,2 por ciento menor que el de 2008.

Vivienda. Desde 2007 el nivel de ejecución del gasto en vivienda cayó significativamente: pasó del 86 por ciento hace tres años al 52 por ciento en 2009. El retroceso de este año fue fortísimo: en los primeros diez meses sólo se ejecutó el 18 por ciento. Poco más de 70 millones de pesos. De ese total, 60 millones de pesos fueron gastos administrativos. El gobierno de Macri no utilizó el dinero que le cursó la Nación: 139 millones de pesos. Ese monto es un 200 por ciento superior a los giros del Tesoro Nacional para viviendas de 2007, año en que la ciudad recibió por ese concepto 43,7 millones de pesos. Al contrario de lo que afirman los funcionarios macristas, los recursos girados por la Nación para gastos de capital subieron un 1000 por ciento en tres años: pasaron de 30 a 298 millones de pesos.

Los sin techo. A fines del 2008 el Gobierno de la Ciudad informó que la población en situación de calle alcanzaba casi a 10 mil personas, ya para fines del 2009 llegaba a aproximadamente 15.253 y en este momento se estima en más de 18 mil personas. Tres mil ochocientos quedaron en situación de calle por desalojos implementados por la administración macrista.

Los maestros. Los docentes de la ciudad de Buenos Aires se encuentran entre los peores pagos del país. El salario de bolsillo percibido por los maestros del nivel primario es actualmente de 2119 pesos. En el ranking de los 24 distritos del país, esos haberes ocupan el puesto 19. En 2010 el aumento de los salarios de los maestros porteños fue de apenas el 13 por ciento, la mitad del incremento que recibieron sus colegas de la provincia de Buenos Aires. La pobre situación se da a pesar de que los recursos aportados por el gobierno nacional destinados específicamente a financiar el gasto educativo de la Ciudad han evidenciado un marcado ascenso durante los últimos años. Estos recursos se triplicaron durante el período 2007-2010, pasando de 243 a 745 millones de pesos.

Mucho antes de asumir su cargo, Mauricio Macri creó una fundación “para estudiar los problemas de la ciudad”. En su campaña prometió austeridad y eficiencia. Del informe de la Fundación para el Análisis de las Políticas Públicas, basado en cifras publicadas por la propia administración porteña, surge que el próximo gobierno se encontrará con un panorama social, educativo y sanitario mucho peor que el que encontró Macri.

Página 12

17/12/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Soja Más Pinos: País en Quiebra



10-07-04 Por Juan Yahdjian *

El impacto negativo sobre el medio ambiente, los recursos naturales: el suelo, el agua, el aire, las plantas y los animales, con graves consecuencias sobre nuestra SALUD y la de futuras generaciones.

Objetivos

Mostrar paralelismo existente entre los cultivos de soja y las reforestaciones con pinos. El primero cubre casi todo el país y los pinos y eucaliptos, en Corrientes y Misiones, principalmente.
Explicar que en ambos casos hay una relación directa con el hambre, la desnutrición, el aumento de la mortandad infantil, el desempleo, la desigualdad, la disminución de la expectativa de vida, el despoblamiento del campo etc.
Y, sobre todo, en el impacto negativo sobre el medio ambiente, los recursos naturales: el suelo, el agua, el aire, las plantas y los animales, con las graves consecuencias sobre nuestra SALUD y la de futuras generaciones.
¿Y cómo Comenzó?, El Plan Simiestro:

soja

La cosa viene desde muchos años y tiene que ver con que los países ricos, junto a las grandes empresas, se fueron repartiendo el Mundo, a su antojo y conveniencia. Primero pirateando y conquistando, luego inventando deuda externa y guerras de exterminio, a más de otras maldades.
El ecocidio (degradación y muerte de la naturaleza) latinoamericano comienza en la conquista (para el que quiera conocer mejor el tema, consultar los escritos de Leonardo Boff), pero el proceso sufre una feroz aceleración, en los últimos 20-30 años. La esclavitud se sigue manifestando en los obrajes, en las reforestaciones, latifundios, en muchas de las grandes empresas, en los sueldos de hambre, en la falta de trabajo o trabajo precario, mano de obra barata, etc.
De las guerras de exterminio tenemos ejemplos actuales y también históricos. En nuestro caso, el exterminio se da sin guerra, con la sola implementación del perverso plan económico. Acentuado desde la dictadura militar y luego con la maléfica colaboración de Menem y sus secuaces, y el resto de la clase política, los bancos, empresarios, exportadores etc., lo que llamamos la clase dominante. El enriquecimiento de ellos, a costa de nuestras vidas: 55 niños, 35 adultos y 15 personas mayores, mueren por día en la Argentina, por causas relacionadas con la mala nutrición, con la pobreza.
La Deuda Externa (Eterna)
Es un tema netamente político y no económico. Gracias a la misma, el primer mundo se lleva lo que necesita, a cambio de algunos intereses de la deuda. Con la dictadura militar y en la mal llamada democracia que le sigue, la deuda se hizo mil veces millonaria, con la finalidad de que sea imposible su pago y de seguir aumentando, gracias a endeudarnos más, para cumplir con los intereses. Nadie de nosotros se benefició con lo que nos prestaron y tampoco se realizó obra alguna. Por ello se declara ilegal por la Justicia Argentina. La soja y el pino son imposiciones de ellos. Vieron que se quedaban sin bosques, sin biodiversidad, los suelos se degradaban, se les acababa el agua y aumentaba la contaminación, a niveles de alarma, para la salud de su población. Entonces decidieron derivar la producción de lo que necesitaban a los países del tercer mundo.
En el caso de la soja, la necesitan como forrajera para alimentar a sus animales. Les sale rebarato, por el cambio, o casi gratis por lo de la deuda. Y de paso, fabrican los balanceados que nos venden a precio dólar y con el IVA, Impuesto al Valor Agregado, que queda en sus países.
En el caso del pino, necesitan la pasta de papel y la madera. Luego nos terminan vendiendo el mismo papel, pero mucho más caro. Se repite el tema del IVA. Con el agravamiento del subsidio o suicidio, como yo lo llamo, y luego explicaré el porqué.
En ambos casos, son productos primarios, commodities, como lo suelen llamar, porque hasta para nombrar las cosas demostramos la dependencia. Y en el intercambio comercial, siempre salimos perdiendo.
Biodiversidad
Para sembrar soja no sólo se desmonta, en Entre Ríos, Chaco, Córdoba y otras provincias, sino que se reemplazan cultivos tradicionales, como el maíz, trigo, papa, arroz, batata, avena, lentejas, frutales (como es el caso en San Pedro, provincia de Buenos Aires), campos de pastoreo, etcétera.

cultivo

Reforestar significa deforestación previa. Y en el caso de Misiones no solamente ganan con la madera que voltean. Obligan a muchos productores a reemplazar cultivos de todo tipo, porque el suicidio es más rentable. Y principalmente reemplazan a las familias, a los colonos, por pinos. De allí que nuestro obispo Piña siempre dice “que quiere ser obispo de la gente, no de los pinos”.
Todo aparece como si se hubiera planificado en forma macabra. Primero, la crisis de los distintos productos tradicionales y la baja de sus precios. Y así quedarse con las tierras, las chacras, etc., y llenarlas con pinos. La convivencia de pinos y gente es incompatible.
El neoliberalismo, endiosando al dinero y olvidando al DIOS DE LA VIDA.
El Hambre:
Donde se producía alimentos, para el autoconsumo y el mercadeo, ahora producimos para exportar, con el consiguiente beneficio de unos pocos y el hambre de muy muchos.
En ambos casos del proyecto soja o pinos las familias de campesinos, los pequeños y medianos productores y los obreros rurales tienen que migrar hacia los cinturones de pobreza de las grandes ciudades. Y esto quiere decir violencia, que genera más violencia aún producida por aquellos mismos que se quejan “de la violencia de los pobres” y piden “mano dura”para ellos.
Todo transformado en monocultivo de soja y pinos con la desaparición de la Biodiversidad y con la desaparición de todos los componentes que la forman, incluido el ser humano.
La soja, el pino y el eucalipto no son naturales para nuestro país. Son de origen extranjero (exóticas). Para peor, el 90% de la soja es transgénica y los pinos parecen todos clonados.
En todos los casos se habla de “récord de cosechas”, al mismo tiempo del récord de la población empobrecida. Las cifras oficiales hablan de un promedio del 50% de la población argentina, por debajo de la línea de pobreza. 20 millones de pobres, en un total de 38 millones de habitantes.
La Dependencia
Ambos cultivos lo producen por igual. No los tendríamos sino fuéramos un país dependiente. Ni uno ni el otro pertenecen a nuestros cultivos, a nuestra cultura (ambas palabras se parecen, porque los cultivos también definen nuestra cultura). Más del 90% se exporta. O sea, si a los países ricos les deja de importar, nos quedamos con la producción, sin saber qué hacer con ella, con la degradación y el envenenamiento de la Naturaleza, de la VIDA. Con los cambios, en negativo, de nuestra cultura.
En ambos casos, se usan insumos químicos importados, como fertilizantes y distintas variedades de agrotóxicos (venenos). Oficialmente, se reconoce hoy el uso de 150.000.000 de litros de glifosato (round-up) por año en todo el país.
Con la soja se agrava la dependencia porque las semillas NO se reproducen y hay que importarlas, junto con todo el paquete de insumos (venenos).
Los Suelos
Soja: Como todo monocultivo produce degradación del suelo. También por ser extraña a nuestro país. Y por ambas razones, necesita fertilizantes químicos que degradan con el tiempo y el uso intensivo. Los precios, la necesidad del primer mundo, estimula para no dejar descansar los suelos con el consiguiente agotamiento de los mismos.

sembradio

El uso de maquinaria pesada produce la compactación de los suelos y junto con la erosión, propia de la siembra en suelos desprotegidos, sin biodiversidad, sin vegetación, aumenta los riesgos de salinización de las napas y de inundaciones. Una de las razones del desborde del Río Salado, en Santa Fe, por ejemplo.
En el caso particular del pino, el suelo sufre un proceso de acidificación. La Tierra Colorada tiene su propia acidez, gracias a la presencia de minerales que le dan el color. Y esto que es natural se ve desmejorado por la resina que largan los pinos. Los que vivimos en Misiones sabemos que debajo de un bosque implantado de pinos no crece ni una lechuguita. Tampoco es el lugar que eligen los pájaros para anidar, ni ningún animal que ande por los montes normales. Como conclusión, no solo expulsa al ser humano, sino también al resto naturaleza.
El futuro, en ambos casos, será el desierto. O el “desierto verde”, como muy bien lo definiera Alberto Roth, para Misiones. Algunos turistas desinformados se maravillan del verde de la vegetación misionera, que muestran los pinos y eucaliptos (porque ya no queda otra cosa) en contraste con el rojo de la tierra, sin poder imaginarse el desierto que nos espera.
En Misiones siempre hubo lluvias intensas, por su condición de zona subtropical. El Monte “guardaba” parte de agua caída. Las hojas de las mismas plantas la “largaban”luego en épocas de seca. La presencia de la Selva Misionera regulaba la temperatura, el clima, la humedad, etc. El régimen de lluvias respondía a sus necesidades. Su ausencia actual hace que llueva menos, en promedio, y que una sequía de un mes tenga consecuencias desastrosas.
O las lluvias que se escurren hacia abajo sean causa de inundaciones, en Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Santa Fe, por ejemplo. ¿Pensó, algún desmontador, que es responsable de las inundaciones aguas abajo? ¿Lo pensaron los del Gobierno, los del Ministerio de Ecología? ¿Lo pensó la clase dominante, los que se enriquecen? Todo hace suponer que todos ellos miran para otro lado para donde les llega “el arreglo, la coimición”; todos ellos cómplices, del destino de desierto y muerte, a cambio de unos miserables pesos, que les sirve para financiar las elecciones que vienen, para llevarse el dinero al exterior y perpetuarse en el
poder. Aunque la historia terminará por acusarlos, como principales “asesinos de la naturaleza”, como es el título del libro de Sebastián Piñeiro. Ellos y sus hijos- nietos, sufrirán las mismas nefastas consecuencias, igual que los medios, la prensa, cumpliendo también con su actitud mercenaria, a la que nos tienen acostumbrados.
El Robo de Agua
Mucho hemos oído sobre que “el Imperio ya se robó el petróleo del mundo y que ahora viene por nuestra agua”. Hay muchas formas de robo de agua y los cultivos de Soja y de Pinos y Eucaliptos son unas de las principales.
Soja: Aquí el robo se produce por la necesidad de riego artificial. Por ser un monocultivo, de grandes extensiones, altera el clima y los períodos naturales de lluvia. El bosque que estaba facilitaba la retención de agua y su uso en los períodos de seca. Claro que no solo nos roban el agua, también los alimentos que se producían, la fertilidad del suelo y hasta el sol, tan necesario para el crecimiento de las plantas.
Pinos y Eucaliptos: Sus raíces son muy profundas, tan o más largas que el tamaño del árbol y para que sean rentables deben crecer rápido y absorber mucha agua de las napas profundas. Según conocedores del tema, el eucalipto y el pino absorben unos cuatrocientos litros diarios, por cada árbol adulto, aunque gran parte del agua lo devuelvan luego al suelo. Como ya explicamos, en el caso del pino lo devuelve como resina.
El Aire
Uno de los signos alarmantes del deterioro de la calidad del aire es la disminución en la capacidad reproductiva de ciertas especies, incluida la nuestra. Sabemos que son las hojas, de las plantas, los árboles, las que depuran el aire. Transforman el anhídrido carbónico en oxígeno y así permiten la vida en la tierra.
La pérdida de los montes, de la biodiversidad es sinónimo de pérdida de VIDA. Por eso la preocupación por el Amazonas. Pero para muchos otros casos, los que tienen posibilidad de decidir, la clase dominante, hace gala de una capacidad increíble de autodestrucción. Porque sumado a la disminución de la calidad del aire, tenemos niveles en progresivo aumento de la contaminación del aire.
Los Insumos, Agrotóxicos
Soja: La variedad transgénica que se siembra en la Argentina se llama RR, que quiere decir, resistente al randáp, como nosotros llamamos al glifosato. Esto quiere decir que este veneno, utilizado como herbicida (la terminación cida quiere decir mata), se lo utilice a grandes dosis. Los pastos mueren, así como el resto de la flora y fauna que fertiliza el suelo. Y la soja cosechada contendrá el veneno recibido en las varias fumigaciones. Pero además, como todo monocultivo, es fácilmente atacado por plagas, con el consiguiente uso de otros tantos venenos. Y nos es verdad que el randáp se degrada, como dice la propaganda. Queda
en el suelo, en el aire, en las plantas, en todo el medio ambiente.
Pino: También se usan herbicidas, previa quema del desmonte. Se lo usa, incluso, haciendo combinaciones de varios venenos para potenciar la acción y en respuesta a la resistencia que se va desarrollando. Y también, por ser monocultivo y exótica, es atacada por distintas plagas, hormigas, etc., mereciendo otros venenos y sendas fumigaciones.
Sabemos que el mundo, con su atmósfera y distintas capas, es como una caja, limitado por la capa de ozono. O sea que todo veneno que tiremos dentro de la caja quedará en ella en forma definitiva. Sabemos también que muchos de ellos se combinan y se transforman en otras sustancias más tóxicas aún. Algunos quedan en la tierra y terminan en las napas, empujados por las lluvias. Otros quedan en el aire o en las plantas.
Hay dos vías principales por las cuales nos intoxicamos: la vía aérea, con la respiración y la piel, por un mecanismo de absorción, y la vía digestiva, con lo que comemos y bebemos.
Una figura explicativa es la del consumidor final. O sea que todo veneno que utilizamos termina en las personas. Al aire lo respiramos. Por la piel entran los venenos del aire y cuando se fumiga o cuando tocamos lo que está impregnado.
Si está en la planta o en el animal que comemos o en el agua que tomamos, entra por la vía digestiva. Ningún ser vivo cuenta con mecanismos de degradación. Son sustancias ajenas al organismo y para evitar mayores daños se depositan en algún tejido. Por eso no sale en los análisis y recién nos damos cuenta cuando ya es demasiado tarde. Casi todos los venenos prefieren la grasa, que está diseminada en todo nuestro cuerpo, por eso que nos podemos
enfermar de muchas maneras, sin saber de las verdaderas causas. Siendo una de las explicaciones del aumento de enfermedades incurables, de nacimientos anormales, de tantas alergias y padecimientos desconocidos otrora.
De lo que menos se habla es de la disminución de las defensas que producen los agrotóxicos, al igual que otros venenos. O sea, que además de enfermarnos por sus efectos nocivos nos enfermamos por nuestras bajas defensas. Y por lo mismo, aparecen nuevas enfermedades en el mundo, como el SIDA, la neumonía atípica y tantas otras, por tanto veneno diseminado.
¿Y qué Proponemos?
Este humilde trabajo no podría abarcar todo un proyecto de provincia, de país, de integración con los países limítrofes, con Latinoamérica, con el mundo, como en verdad nos debemos. Pero podemos intentar algunas pautas, algunas intenciones.
* Como ocurre con los padres de familia, les tendría que ocurrir a nuestros gobernantes: primero dar de comer a los integrantes de la familia o del país. La
Argentina está en condiciones de alimentar a 300 millones de personas y tiene a la mitad de su población, debajo de la línea de pobreza, enferma y hambrienta.
* Misiones, con la fertilidad que aún le queda puede autoabastecerse de alimentos, sin embargo, más del 80% le llega de otras provincias y del extranjero.
* Tenemos que estimular “la vuelta al CAMPO”, estimular al pequeño productor, a la producción local de alimentos, de nuestros productos, los de siempre.
* Una Reforma Agraria inclusiva, consensuada con los colonos y sus organizaciones.
* La deuda es ilegal y además ya la pagamos con todo lo que nos robaron. Hay que dejar de pagar. Hay que prohibir que se sigan llevando nuestro dinero, nuestras riquezas. 160.000.000.000 de dólares suma la deuda actual y ¡oh! casualidad, es la misma cantidad de dinero argentino, depositado en los bancos extranjeros.
* Queremos una integración de los pueblos latinoamericanos y oponernos al Área de Libre Comercio (ALCA), que significa mayor robo y mayor dependencia.
* Juan Yahdjian es médico, miembro de la -Pastoral de la Salud, Diócesis de Iguazú, de Justicia y Paz e Integridad de la Creación (JUPIC) y de la -Red de Agricultura orgánica de Msiones (RAOM).
Revisión ortográfica y gramatical: Colaboración de Tania Fernández Pino para EcoPortal

ENVIADO POR CORA

02/08/2009 Posted by | Medio Ambiente, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Vuelva Beresford, lo perdonamos!!


ninos-en-el-aula

04/05/09

Por Alfredo Grande

“liberales del mundo responden… al gran pueblo argentino ataud”
(aforismo implicado)

“Decisión del Gobierno de la Ciudad a partir de 2010
Quieren dictar Matemática, Física y Química en inglés

Será desde 1er año del secundario. Cada escuela decide si aplica la medida.
“Matemática, Física y Química se dictarán en inglés”, anunció en Madrid el ministro de Educación de la Ciudad, Mariano Narodowski, donde participó en un seminario internacional sobre Educación Bilingüe. En Buenos Aires su oficina de prensa hizo la traducción: la idea es que a partir de 2010 estas materias empiecen a enseñarse en inglés en el primer año de las secundarias públicas porteñas que voluntariamente quieran sumarse a esta iniciativa. En ellas estas disciplinas ya no se darán en español. Una medida que, seguramente, dividirá aguas entre pedagogos, padres y docentes.
“¿Razones?” “Tengo la certeza de que con esto mejoramos la calidad de la educación pública de la Ciudad”, dijo Narodowski en el seminario organizado por el British Council. “Esta iniciativa apunta a avanzar con la educación bilingüe en las escuelas porteñas. Potenciar el inglés y mejorar su calidad”, reforzaron desde el ministerio.
La decisión de arrancar con Matemática, Física y Química, explicaron, es que “al ser más técnicas presentan menos dificultades para enseñarse en un segundo idioma. La idea es después sumar progresivamente otras asignaturas, obviamente para ser dictadas en ambos idiomas”.
(Diario Clarín 30/04/09)

(APe).- Hace algunos años, demasiados para la política on line más digna de tele comunicadores que de estadistas, el escritor Jorge Asís (el mismo que dijo que era menemista pero portador sano) intentó abolir de las marquesinas porteñas avisos en inglés. Lo abolieron a él, desconozco si sólo por ese intento de nacionalismo patoruzesco. Actualmente, el www.jefedegobierno.com, en la voz de los que tienen demasiada voz, su ministro de educación y valor, arremete con una genialidad que ni Pasteur ni Mendeleiev, el de la tabla, hubieran osado. El concepto guía es contundente: si es bilingüe es mejor. ¿Do you understand, poor argentine? El español no sirve para las ciencias duras. ¿Acaso no es irrefutable que una mente brillante fue la de un profesor que hablaba en inglés? Y que los dos premios nobel que ostentamos son los de la paz, que como todos saben es una palabra que en inglés se pronuncia “pis”. Y caca, podríamos agregar, porque la única paz que tenemos en estas tierras del gerenciamiento vecinal, es la de los cementerios privados y la de los countries. La Belsunce prueba que los daños colaterales no respetan clases sociales, pero seguramente estarán trabajando en ese problema. Frente al desguace de servicios esenciales en salud, educación, vivienda, con patotas de vicas (escala superior del pato vica) cuidando el espacio público que no puede ser para todos los públicos, suponer que un idioma, especialmente el idioma de los imperios, puede ser factor de excelencia, merece al menos un diagnóstico diferencial. Primero: confunde la palabra con la cosa. O sea: decir en inglés lo que se puede decir en español, idish, quechua, azteca (consultar con el guionista de Apocalypto, el bodrio que filmó Mel Gibson) arameo (consultar con el guionista de La Pasión de Cristo, el no bodrio que filmó Mel Gibson) lunfardo (lamentablemente aún Mel Gibson no filmó nada y ahora tiene que pagar un divorcio multimillonario… ¡¡hay cada paica en Hollywood!!)no asegura que el docente y el alumno eleven su calidad de aprendizaje. La cosa “conocimiento” es autónoma de la palabra con la cual a él accedemos. Los chinos, árabes, los mencionados aztecas, dispusieron de conocimientos fundantes de la cultura siglos antes que los europeos. Nuestros pueblos originarios tienen aún hoy, y a pesar de los genocidios que los cipayos parlantes cometieron en varias oleadas, saberes y poderes que nuestra soberbia occidental y cristiana impide aceptar y valorar. Segundo: privilegia la palabra a la cosa. Si todo fuera cuestión de idioma, cualquier poliglota sería sabio. Un traductor profesional dispondría del conocimiento universal, como lo pretendía la colección El Tesoro de la Juventud, lejano antecedente de la Wikipedia. Si bien la realidad no se paga de palabras, y todos sabemos que se las lleva el viento, aquellos que pueden pagar para que millones alucinen la realidad (va a estar bueno Buenos Aires, sin aclarar para quién, aunque ya nos vamos dando cuenta, y además cometiendo un deslizamiento de género, porque en todo caso la reina del plata tendría que estar buena) no tendrán obstáculo alguno en lanzar globos de ensayo a ver cuál es el grado de recepción de estas iniciativas cuasi delirantes. A confesión de parte, relevo de prueba. Empezarán por las ciencias duras porque son, para los Dioses del Olimpo Vecinal, políticamente neutrales. Es como el famoso chiste piloto para evaluar la intensidad de los que se pueden contar en una reunión. Si pasa ese, (el chiste piloto) pasan todos. Esto no es un chiste, pero es un leading case. Si lo dejamos pasar, pasan todos. Enseñar historia argentina, sociología, psicología, psicoanálisis, geografía, en inglés asegura el packaging y el merchandising que el imperialismo reclama para salir vía triunfo cultural de su impresionante derrota financiera. El ministro de british educationpretende retrotraer la situación actual a la del virreinato de Sobremonte (Caramba, la idea de huir con los caudales públicos dejó secuela). Propone unas nuevas y renovadas invasiones inglesas, ahora mediatizadas por la bonhomía del lenguaje. Obviamente, el sistema predador sabe que la batalla actual es la batalla cultural. Y sugiere, propone, ordena empezar por el final: rendirse al enemigo. Quizá añore, sabiéndolo o no, poco importa, los maravillosos tiempos del generalísimo Franco, cuando a los valerosos vascos se les cortaba la lengua por usar el euskadi. ¿Qué lengua cortarán cuando los alumnos más lúcidos, hijos y nietos de las generaciones que enfrentaron a los militares y civiles genocidas, tengan como bandera de lucha decir: dos moléculas de hidrógeno y una de oxigeno: agua. Y rechacen decir, por profunda conciencia política y social, algo tan simple como water. Estemos preparados para la solemne recepción de algún tataranieto o chozno de Beresford. Lo perdonarán, lo designarán citizen ilustre y la internacional liberal unida seguirá encargando nuestros ataúdes. Lo impediremos con trincheras de ideas, como enseñara José Martí. Sin traducción al inglés.

Argenpress

07/05/2009 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina : Ciudad de Buenos Aires – El muerto se asusta del degollado


Sí, el muerto se asusta del degollado, porqué la UCR, cuando fué gobierno tampoco hizo nada y siempre debieron irse antes… Así que podemos esperar de éstos políticos???NO NOS ENGAÑARAN MÁS!!

“La gestión de Macri es una vergüenza, con tapar pozos y hacer playas veraniegas no alcanza”, disparan desde la UCR porteña

Capital Federal – Una nueva crítica de la UCR porteña a la gestión del alcalde Mauricio Macri. La tratan de ser “una vergüenza”, y sostienen que “con tapar pozos y hacer playas veraniegas no alcanza”. “A Macri el pueblo de la ciudad de Buenos Aires no le interesa, solo hace campañas publicitarias para disimular su falta de gestión” disparó el vicepresidente del radicalismo, Marcelo Montero. (Foto: Marcelo Montero)

Montero, quien se presenta como candidato a primer legislador en la interna radical en una nómina que para diputado nacional encabeza Nito Artaza, golpeó con dureza a la gestión de Macri y la tildó de “vergonzosa”.
“Invito al Jefe de Gobierno a que recorramos juntos, por ejemplo, la sala de Guardia del Hospital Piñero, para que vea con sus propios ojos el importante e impactante deterioro y las condiciones en que los profesionales médicos y enfermeros deben trabajar atendiendo cientos de pacientes diarios en la zona del Bajo Flores”, dijo Montero.
Agregó el dirigente que “tal vez entonces recapacite y vea que los $ 2.500.000 que dilapidó en ambas playas de arena podrían haber tenido mejor destino siendo asignados a un hospital público. La ciudad no tiene el presupuesto necesario para Salud, Educación, Seguridad, etc. A Macri el pueblo de la ciudad de Buenos Aires no le interesa, solamente le importa lo que se ve, hacer espectaculares campañas de imagen y comunicación con el objetivo de disimular la falta de gestión. Con tapar los pozos y hacer playas veraniegas no alcanza”.
“Con nuestro equipo pensamos que son una vergüenza las prioridades fijadas por Macri, ya vimos también que para satisfacer el ego personal de la esposa de algún alto funcionario suyo, realizó gastos superfluos en re decorar una sala del Registro Civil de Palermo, por eso hoy más que nunca el Radicalismo, la UCR, debe volver a ser una alternativa electoral en la Ciudad de Buenos Aires. Para que en esta instancia a través de los legisladores se obligue al macrismo a poner el foco en lo esencial, en lo necesario, en lo urgente. El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires se debe al bienestar de sus habitantes, como lo son la falta de vivienda y resolver la situación de los excluidos que hoy están en absoluta indigencia en los bajo de la autopista y plazas públicas”, concluyó el referente que se presenta por los sectores renovadores de la UCR capitalina.

http://www.impulsobaires.com.ar/nota.php?id=65718

26/02/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

Hipocondría: Cuando el mal imaginario es una enfermedad


Pese a ser reconocida como enfermedad en la Grecia clásica, los responsables sanitarios no se han tomado en serio la hipocondría hasta hace veinte años

enfermo-imaginario

La hipocondría o el llamado síndrome del ‘mal oscuro’ se comporta como una planta. Cuando se habla de la enfermedad que cree padecer una persona, es como si se regara la planta con un fertilizante especial que la hace crecer más y más, por lo que conviene establecer un pacto de silencio y limitar así su crecimiento.

Considerada hasta fechas recientes por la psicología como una alteración secundaria y rechazada por médicos hastiados de interminables consultas y quejas de irresolubles -por inexistentes- enfermedades físicas, la hipocondría ha empezado a recibir la necesaria atención sólo en los últimos 20 años. Y eso que ya los sabios de la Grecia clásica, con Hipócrates a la cabeza, describieron, hace más de 2.000 años, esta enfermedad, que consideraban orgánica.

Si bien adquirió notoriedad en el siglo XVII gracias a una de las grandes obras de Molière, ‘El Enfermo Imaginario’, no fue hasta el siglo XIX cuando la medicina europea le prestó algo de atención aunque, para desgracia de los afectados, con exiguos resultados.

En la actualidad, la hipocondría se define como un trastorno mental caracterizado por el miedo a tener o por la convicción de padecer una grave enfermedad orgánica, a pesar de que las exploraciones médicas la hayan descartado. Desde el punto de vista clínico, se diagnostica cuando su duración es superior a los seis meses, causa malestar significativo (en forma de angustia y depresión), interfiere en la normal satisfacción de las necesidades sociales y laborales del enfermo, y no se puede explicar por otras patologías como el delirio, la ansiedad generalizada, el trastorno obsesivo o la depresión mayor.

La enfermedad de cerca

En general, los sujetos que padecen este trastorno han vivido de cerca la enfermedad durante su infancia, ya sea en carne propia o en la de alguna persona muy cercana (abuelos, hermana o amigo muy querido). Es habitual encontrar a familiares directos que han sido hipocondríacos y han actuado como modelos de quejas o de sobrepreocupación por cualquier menudencia como un simple resfriado, o que han muerto de forma súbita. Estas experiencias les llevan a sentirse muy vulnerables, a tener conciencia de que, en cualquier momento, pueden morir o sufrir una enfermedad terminal, y empiezan a estar alerta ante cualquier señal en su cuerpo que les indique que esto está a punto de suceder.

Pensamientos negativos

Aquí empieza el problema: la sobrepreocupación por llegar a padecer una enfermedad mortal les lleva a desarrollar una atención constante ante cualquier cambio fisiológico significativo, en especial a los relacionados con su experiencia: si el abuelo murió de una crisis cardiaca, estarán muy atentos a los cambios que se producen en su propio corazón. Dado que están muy activados y muy atentos, es de esperar que los constantes cambios que se producen en el organismo, en su continua adaptación al entorno, no sólo sean percibidos, sino que sean amplificados gracias a la atención selectiva que les presta.

Emocionalmente activos

Ante el pensamiento de que ha contraído una enfermedad grave es inevitable que en la persona se genere una activación del sistema nervioso que producirá muchos y muy intensos cambios (aunque normales) en su fisiología: aumento de la tasa cardiaca, del tono muscular o dilatación pupilar. En los hipocondríacos, tan atentos a los pequeños cambios, estos cambios les llevan a confirmar -sin ningún género de dudas- que están enfermos.

Respuesta Motora o Conductual

Si la visita al médico suele ser la primera de las acciones que uno emprende cuando está convencido de que algo en su organismo no funciona bien (después de haber preocupado a familiares y amigos), su propia valoración de que está sano sólo tranquiliza a los hipocondríacos durante un momento, que concluye cuando vuelven a sentir unas sensaciones corporales que ‘no son normales’.

Ello les lleva a inferir que el médico no ha hecho bien su trabajo, por lo que buscan a otro “que sepa más”. Si éste le deriva al psiquiatra o al psicólogo, lo más probable es que recurran a la medicina alternativa o, si forma parte de su cultura, acudan a curanderos de toda índole. Mientras tanto, se sumergen en libros o en Internet para saber más y así poder autoevaluarse, descubriendo mil variantes más de la enfermedad que amplían hasta el infinito las posibilidades de su angustia.

Que todos hayamos actuado de esta forma en alguna ocasión no quiere decir que suframos de hipocondría. Lo que de verdad nos diferencia es la actitud ante la enfermedad y la muerte. El paciente hipocondríaco confía más en sus intuiciones que en el saber y la experiencia del médico, no puede dejar de chequearse una y otra vez, e intenta ejercer un posesivo e inútil control sobre su propia vida, de forma tal que no puede evitar extraer de manera constante dramáticas conclusiones sobre lo que le espera.

No es de extrañar que, después de un prolongado estado de estrés mantenido por el miedo que ha ido construyendo, de que los que le cuidaban ya estén hartos de las quejas, de que se pase el día pensando en enfermedades y personas que murieron por causa de ellas, y de la reducción de actividades gratificantes que evita a toda costa, acabe desarrollando una profunda depresión.

¿Cómo ayudar a un Hipocondríaco?

El punto de partida es la aceptación del trastorno y el tratamiento con una atención especializada. A continuación es necesario que visite a un médico de su confianza, que le remitirá a un especialista en salud mental (psicólogo o psiquiatra). En los casos en que se hace difícil apartarle del convencimiento de que padece una enfermedad orgánica que no saben diagnosticar y de que rechaza sufrir un trastorno psicológico, conviene que llegue a aceptar que su actitud ante la enfermedad no sólo no le ayuda a superarla, sino que va ‘contagiando’ de malestar el resto de su vida: su estado de ánimo, sus relaciones sociales, el desempeño laboral y su tiempo de ocio, y que algo diferente debe de hacer, para que algo diferente ocurra. Para conseguirlo, puede acudir a un especialista psicólogo ‘sólo’ para que ‘le ayude a sobrellevarlo’, sin entrar a cuestionarle sus convicciones hipocondríacas.

Cómo deben actuar la familia y los amigos del hipocondríaco

  • Convencer al resto de familiares y amigos de que dejen de reforzar con su atención las continuas quejas y demandas de opinión.Explicarle que su preocupación es como una planta; cuando habla de su enfermedad es como si la hiciera crecer más y más, por lo que conviene establecer un pacto para eliminar este asunto de las conversaciones diarias.Animarle a que se implique en sus actividades habituales de ocio y en aquéllas que le ayuden a mejorar su control de la activación (sea meditación o tai-chí). Es necesario ayudarle a valorar con posterioridad si éstas hacen que se sienta mejor o peor en términos generales para facilitar su continuidad.

  • Revista Consumer

31/01/2009 Posted by | Psicologia, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

ARGENTINA – GOB. CIUDAD BS. AS.: John Berger y Jorge Lemus. El retorno del doctor Cureta


Pablo E. Chacón (especial para ARGENPRESS.info)

El pasado martes, en declaraciones radiales, el jefe de gabinete del PRO, Horacio Rodríguez Larreta, verdadero ejecutor de las políticas que acaso imagina su superior formal, el empresario Mauricio Macri, ironizó no sólo sobre la probidad intelectual del repuesto director del Hospital Argerich, Donato Spaccavento, sino también sobre la probidad moral del juez Roberto Andrés Gallardo, quien dispuso dos medidas cautelares que habilitaron al sanitarista a retornar a su puesto de trabajo. Rodríguez Larreta, además, se permitió la humorada de jugar con el apellido del médico: lo llamó Sccapavento (imitando a los redactores de un gran diario argentino, o quizá al revés) y actuando de facto como el ministro de Salud que la ciudad no tiene.

Rodríguez Larreta, hijo ideológico de Domingo Felipe Cavallo, cuestionó la decisión del juez, al considerar insólito el fallo de la justicia porteña. “La verdad es que esto es insólito: no hay ninguna duda de que el jefe de Gobierno tiene atribuciones para nombrar directores de hospitales”, dijo, y agregó, desconociendo flagrantemente la división de poderes, que “un juez no puede meterse en la atribución del poder ejecutivo”. A Rodríguez Larreta más le convendría, antes que opinar sobre cualquier cosa, leer alguna vez las fotocopias de la Política de Aristóteles y de sus sucesores en materia de derecho civil, Locke, Rousseau y Montesquieu. La ignorancia no es propiedad privada de los periodistas.

La hipótesis que podría explicar la animadversión de quien fuera segundo de la radical Cecilia Felgueras en el Pami contra el galeno, quizá venga de antes, y casi podría decirse con cierta seguridad, que a raíz de las sospechas que Spaccavento sembró sobre la ansiedad compulsiva que gana a Rodríguez Larreta cuando escucha la palabra señalética, un instrumental que supuestamente modernizaría la orientación espacio-temporal al interior de los hospitales y las escuelas públicas, que el PRO intentará licitar para cubrir un área que ya está cubierta con carteles, por el estado y de manera gratuita.

El Guasón (como lo llaman sus amigotes), soltó una muy sonora carcajada, anunció la intervención del hospital y se despachó con una boutade antológica: que para cubrir los puestos de los treinta y tres hospitales porteños cuyos directores presentaron la renuncia cuando subió al estrado Macri, “se hizo una selección como no se había hecho en décadas en la ciudad, se siguieron todos los pasos correspondientes a un concurso público y participó un jurado de notables. De hecho tengo entendido que Sccapavento participó y perdió en la selección”, apostilló con tonada jocosa.

Altas carcajadas, tan altas las carcajadas que ocultaron el dato que la intervención al Argerich, redactada por algún asesor de Macri, carece de validez frente a los dos fallos judiciales emitidos por el juez Gallardo, que también prohibió la entrada a la dirección del nosocomio a Néstor Pérez Baliño, director general del área sanitaria número 1, a riesgo de perder su libertad, razón por la cual (la intervención, prohibida por la Justicia), jamás se publicó en el Boletín Oficial: como en el caso del programa peatones a la fuerza, el cine de Mataderos reconvertido en un CGP y la confiscación de adoquines, los muchachos del PRO tienen el mismo respeto por la ley que caracterizó, en los años locos, a los muchachos de la Democracia Social del Almirante Cero.

En un reportaje publicado por la revista Zoom, Spaccavento contó que también en su momento se avino a la normativa y presentó su renuncia, pero desmintió que haya existido un concurso: “todo resultó un sainete, una fantochada, un arreglo previsto, sin veedores y con un jurado elegido a dedo para que decidiera Lemus. No armaron todo eso para echarme a mí. Sin embargo, aprovecharon para sacarme del medio. Entre los que decidieron bajarme el pulgar, además del ministro, que había dicho que nunca echaría a un tipo de mi experiencia, existen funcionarios que siempre aprecié pero que por mantener un cargo público, se venden al mejor postor (…) La aceptación definitiva de mi renuncia ocurrió días después de que yo denunciara el estado desastroso, en términos de insumos, del Argerich y del resto de los hospitales porteños. Después de criticar la decisión de centralizar en la jefatura de gobierno la compra de esos insumos, que todavía no llegaron a ninguna institución”. El resto, destacó, se trata de “las habituales mentiras de Larreta”.

Lemus habla pero parece hablado: “En diciembre (cuando el PRO se hizo cargo del gobierno comunal), encontramos impagas deudas de agosto que tuvimos que pagar con el presupuesto 2008. Por esta deuda los hospitales habían quedado sin stock”. El ministro se olvidó de decir que precisamente desde ese mes, su partido cogobernaba la ciudad con los restos del llamado telermanismo.

Spaccavento, por su parte, se olvidó de decir que excepto a otros dos directores, a uno por enfermedad y a otro por edad de jubilación, al único de los treinta y uno restantes que le aceptaron la renuncia fue a él: no hubo cientos de abnegados médicos que quisieran esos puestos, como la logorrea hizo decir al jefe de gabinete, secundado en esta parada, sí, por el rostro humano del PRO, Gabriela Michetti, nuestra Fátima de cabotaje, que firmó la designación como interventor de Pérez Baliño, y a quien Gallardo ahora denunció penalmente -en ausencia de Macri.

Pero tanto esfuerzo para nada, para perder y pasar vergüenza. Pérez Baliño, autorizado por la firma de Michetti como interventor del Argerich por designio de Michetti el pasado lunes, inmediato al viernes previo, cuando Spaccavento, acompañado por el magistrado y una guardia policial, se apersonaron en las oficinas de la dirección del hospital, haciendo efectiva la medida cautelar dos veces dictada.

En ese contexto, Pérez Baliño recurrió a Rodríguez Larreta, que volvió a ungirlo, de palabra y patoteando, interventor, para volver a ser depuesto y despedido no sólo por la guardia policial que protege a Spaccavento, sino también por el propio Spaccavento, que irrumpió a las patadas por una puerta lateral en una reunión, llamada sin su consentimiento, del Consejo Técnico Administrativo (CATA), el cuerpo de jefes de departamento que depende de la dirección del hospital. El médico echó a Pérez Baliño del Argerich y se comunicó con Gallardo, que reforzó la guardia, prohibió el ingreso del advenedizo a los despachos del director y autorizó un sumario interno contra el grupo de disidentes.

El sainete seguirá unos días: la supuesta humildad de la vicejefa de gobierno no es más que una estrategia publicitaria que oculta su verdadero desprecio a discutir políticas de fondo, aunque quizá esa sea la mejor manera de posicionarse como candidata a diputada porteña en el 2009, volviendo al llano, escondiendo que perdió la interna que ganó, por robo, El Guasón.

Simultáneamente, en la Argentina se acaba de publicar una de las primeras crónicas (acompañada por las fotografías de Jean Mohr), del narrador británico John Berger. En Un hombre afortunado, se cuenta la historia de un médico rural, un médico imposibilitado de lucrar con la muerte. En la enfermedad se rompen muchas conexiones. La enfermedad separa y fomenta una forma distorsionada y fragmentada de la identidad. Lo que hace el médico, a través de su relación con el enfermo y de esa intimidad peculiar que se le permite, es compensar la ruptura de esas conexiones y reafirmar el contenido social de la identidad quebrantada del paciente. Cuando hablo de una relación fraternal, o más bien de la profunda pero tácita expectativa de fraternidad del paciente, no me refiero a que el médico puede o debe comportarse como un hermano real. Lo que se le exige es que reconozca a su paciente con la certeza de un hermano ideal. La función de la fraternidad es el reconocimiento.

Ese reconocimiento y esa fraternidad que desconocen Lemus, Rodríguez Larreta, Michetti, y por supuesto, el actual jefe de gobierno, el hombre de negocios Mauricio Macri.

Publicado por ARGENPRESS

13/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario