America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Luces de esperanza – Bernardo Kliksberg


Luces de esperanza

ver

Por Bernardo Kliksberg *
La pobreza y la desigualdad son la cuestión clave en un mundo con más del 50 por ciento en pobreza y vulnerabilidad, y una América latina que, a pesar de los avances, tiene 170 millones de pobres y la peor desigualdad del planeta. Estamos inundados de mitos sobre los pobres, que han sido asumidos por amplios sectores de las clases altas y medias. Es fundamental darles un “baño de realidad”. El autor dirigió, junto con Irene Novacovsky (fundadora del Sistema de Información, monitoreo y evaluación de las políticas públicas, Siempro, replicado en numerosos países), una investigación de impacto sobre una de las mayores políticas sociales, que ha tenido la Argentina democrática, como es la Asignación Universal por Hijo para trabajadores informales (AUH), puesta en marcha por Cristina Fernández de Kirchner, e implementada por la Anses, dirigida por Diego Bossio (director general), y Rodrigo Ruarte (secretario general). Integraron el equipo de investigación, experimentados investigadores sociales: Isidro Aduriz, Victoria Arinci, Horacio Chitarroni, Naomi Wermus y Elisa Trotta Gamus (coordinadora).

La AUH se propuso mejorar la vida de los 3,6 millones de niños más pobres del país. Se encuestó a 3068 beneficiarias, una muestra estadística con un margen de error menor a un tres por ciento. Los resultados están a disposición del que las quiera consultar en la obra El gran desafío. Romper la trampa de la desigualdad desde la infancia, publicada por la entidad patrocinante, la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social, y por Biblos (ver el riguroso comentario de Alfredo Zaiat, Página/12, 21/6/15). No sabíamos antes de iniciar la investigación, lo que íbamos a encontrar. Hallamos buenas noticias para el país entero. La AUH incidió en que subieran los indicadores de salud, educación, ocupación, e inclusión social, y bajarán entre otros los de deserción y repetición escolar, trabajo infantil y embarazo adolescente. Además las cifras derrumban los mitos.

– Mito 1: La pobreza es responsabilidad individual.

Un periodista preguntó a un candidato a vicepresidente de EE.UU., en plena crisis del 2008, con dos dígitos de desocupación: “Usted ha propuesto abolir casi todos los sistemas de protección social. Si viniera un joven desocupado muy enfermo y le dijera: ‘¿Qué hago para sobrevivir si estoy desocupado y no tengo por tanto ningún seguro médico?’, ¿qué le diría?”. Contestó: “Si él llegó a esa situación es un problema de él”. La manera más sencilla de liberarse de toda “culpa”, por las “víctimas” es endilgarles la responsabilidad. Sus destinos no son la resultante de la falta de oportunidades y las desigualdades generadas por políticas como las menemistas en los ’90 o las pinochetistas. La pobreza es un problema individual, no colectivo. Los 3,6 millones de niños que cubrió la investigación formaban parte de procesos de transmisión intergeneracional de la pobreza. No habían elegido nada. Desde su nacimiento, estaban muy abajo. Los 370 millones de personas en pobreza y vulnerabilidad en América latina no llegaron a ellas por errores personales. Hay políticas económicas que son productoras netas de pobres como las del Consenso de Washington o la austeridad. Se solía comentar fatalísticamente en la región que: “Las políticas sociales recogen los muertos y heridos que dejan las políticas económicas”.

– Mito 2: Los recursos entregados a los pobres son despilfarrados.

Sectores de las elites plantean paternalmente: “No estamos en contra, lo que pasa es que en cuanto tienen dinero en el bolsillo lo gastan en licores y juego, no saben cómo administrarlo, no saben qué se debe comer, qué vamos a esperar de ellos, si apenas leen”. Las beneficiarias de la asignación universal son madres con tres o más hijos. El autor viene recomendando desde hace muchos años, que ellas deben ser las que reciban los programas. Las madres de AUH gastaron casi todo en mejores alimentos, más frutas, verduras y lácteos, pañales desechables, zapatitos, ropa, útiles escolares, remedios y hasta un “gustito” para los chicos. ¿Alguien conoce mejores administradores de recursos escasos que las madres pobres?

– Mito 3: Fomenta el no trabajo y la vagancia.

El derrotado Del Sel, cuando lo dijo lo llamó “un sincericidio: “Si hay más chicas embarazadas quizás es porque algo ha provocado que se embaracen, quizá para tener plata a los tres meses”. Alguna vez él o sus asesores vieron algún estudio sobre eso. ¿Creía realmente que la mujer va a decidir su maternidad por algunos pesos adicionales? Las cifras dicen lo opuesto. La escolaridad ascendió fuertemente en los hogares que recibieron la AUH, y al aumentar los años de educación de las niñas la asignación para embrazadas pobres, como se ha verificado una y otra vez internacionalmente, baja la maternidad adolescente. Es una vía muy efectiva para reducirla dicen la Unicef, la Unesco, y la Organización Mundial de la Salud. Otros más sofisticados que Del Sel dicen: “Con la AUH la gente deja de trabajar”; “Premia a los que no quieren trabajar”. No son hogares que no trabajan. La AUH es el 25 por ciento de sus ingresos, el otro 75 por ciento lo conseguían trabajando, pero en las peores ocupaciones y cobrando muy poco. No podían negociar, debían sobrevivir. Ahora, como tienen un “piso mínimo” asegurado, buscan mejores trabajos y capacitarse.

– Mito 4: “Estas mujeres no son recuperables.”

Dicen ciertas voces: “Tienen tres o más hijos, los maridos les pegan, no han terminado la secundaria”; “No se puede hacer nada”. Estarían muy sorprendidos ante los hechos. Junto a la AUH, el Ministerio de Desarrollo Social, Alicia Kirchner (ministra), y Carlos Castagneto (viceministro) creó el programa Ellas Hacen. Ha ofrecido preparar a las mujeres que perciben la AUH en oficios de inserción segura, plomeras, electricistas, construcción y otros. Ya hay miles de plomeras trabajando. Fue una apuesta a la autoestima dicen los líderes del programa. Está dando resultados inesperados. Así aumentaron las separaciones de mujeres de cónyuges golpeadores. Con un oficio, e ingresos, las mujeres se emancipan y buscan compañeros que las respeten.

– Mito 5: Sólo llega un reducido porcentaje de los fondos.

La Anses ha bancarizado la AUH. Las madres pobres abren una cuenta bancaria, se les deposita mensualmente, tienen una tarjeta del banco. La bancarización sola es un gran avance en su condición. Los instrumentos gerenciales aplicados por Anses han llamado la atención internacional. Varios países están interesados en sus tecnologías para llegar sin corrupción posible directamente a amplísimos sectores.

– Mito 6: Los importes no se actualizan.

La investigación producida ha hecho un conjunto de recomendaciones para mejorar y profundizar la AUH. La primera de ellas es un sistema de actualización semestral de sus montos, similar al que se usa para las jubilaciones. Por decisión presidencial (23/6/15) se ha convertido en un proyecto de ley que está en tratamiento en el Senado. Como dice el papa Francisco, es imperioso “escuchar el grito de los pobres”. Los mitos tratan de “sofocarlo”, y desensibilizarnos. La AUH, hoy referencia obligada en política social en la región, enseña que cuando se les restituyen de modo digno sus derechos básicos, se rompe la trampa en la que los ha encerrado la pobreza y la desigualdad y se encienden luces de esperanza para ellos y toda la sociedad.

* Asesor honorario de la Unicef; asesor principal de la dirección de la FAO para América latina y el Caribe; asesor especial de la dirección del PNUD para la región.

PÀGINA 12

01/07/2015 Posted by | Economía, Educación, General, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Salud, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | 1 comentario

Un proceso histórico que ya no puede ser detenido


 

12 de Octubre de 2010

Por José Alberto Tononi
jalbertot@hotmail.com

La rueda que has puesto en movimiento corre rápidamente y ya nadie puede detenerla.” Las palabras reproducidas en el comienzo de esta nota pertenecen a la gran novela La última tentación, del escritor Niko Kazantzakis, y son dichas por Pablo a Jesús, quien no ha muerto en la cruz, vive como un mortal más sobre la tierra y reniega de las palabras que acaba de oír de boca de su seguidor. Las traigo de la memoria porque las mismas pueden ser aplicadas al momento histórico que está viviendo nuestro país. Desde el año 2002 ha comenzado un proceso histórico que ya no puede ser detenido. Ya nada puede volver a ser igual en nuestra Argentina. Si por esas cosas incomprensibles que tiene la historia, el próximo gobierno fuera ganado por quienes hoy son la oposición, difícil les será disolver las conquistas de la que hoy gozan los ciudadanos de este país. ¿Volverán a reprimir las protestas sociales? ¿Volverán los fondos de los jubilados a la timba de las AFJP? ¿Volverán los monitoreos del FMI? ¿Volverán las subas de tarifas públicas cotidianas como antaño? ¿Los grandes diarios volverán a tener el predicamento que tuvieron y dilapidaron por negar la realidad? ¿Volverá a privatizarse el fútbol y volveremos a ver las caras de los que pueden pagar para verlo en directo? ¿Volveremos a las relaciones carnales con los EE UU? ¿Veremos un presidente con el miedo a los cuatro titulares en contra como tantas veces vimos? ¿Dejará de regir la nueva Ley de Medios Audiovisuales y se repondrá la defensa de los monopolios? La rueda de otra historia está girando. Este gobierno y el anterior la han puesto en marcha y nada ni nadie podrá detenerla, ni aun si el propio gobierno enloqueciera y quisiera volver sobre lo andado. La historia enseña que nada está escrito de antemano en lo que atañe a procesos sociales y, algunas veces, la reacción ha tenido éxito en su finalidad de restauración de privilegios para las minorías intensas (recordar el año 1955) pero así como después del peronismo de esos años nada fue igual en la Argentina, después de este gobierno reparador ya nada podrá volver a ser igual a lo que conocimos antes de 2002. Por más esperanzas que tenga la prensa representativa del establishment, por más notas denigratorias que escriban sus empleados calificados, la suerte ya está echada. Más inclusión, más distribución, más y más políticas de alto contenido social son las futuras políticas que han de regir en este país. Que tomen nota todos los políticos, sean del signo que sean, porque de ignorarlo van a conocer como es un pueblo cuando truena el escarmiento de la democracia.

Tiempo Argentino

13/10/2010 Posted by | Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Sigue en ascenso la imagen positiva de la presidenta y de Néstor Kirchner


Encuesta de opinión a nivel nacional

Publicado el 16 de Agosto de 2010

Por Ricardo Rouvier Sociólogo y consultor político.
Ambos registran un crecimiento parejo en los sondeos, aunque Cristina supera por apenas tres puntos al ex mandatario. La gestión también es evaluada positivamente y hay confianza en la autoridad del gobierno nacional.

La imagen de una persona particular o pública es una entidad compleja. Es resultante de una multiplicidad de estímulos convertidos en mérito o desmérito que perciben los receptores.  La imagen definitivamente se sintentiza luego en positiva o negativa, pero es importante conocer las unidades que la integran, los vectores de la resultante.
La evolución de la imagen presidencial tuvo un pico de fuerte crecimiento cuando asumió Cristina Fernández, luego decayó cuando se abrió el conflicto por las retenciones, y comenzó una tercera etapa que abarca hasta la actualidad, y que empezó a partir de las elecciones del 28 de junio de 2009. El gobierno no se paralizó ante el magro resultado electoral que sumaba  un poco más de un tercio de los electores y cambiaba negativamente la relación de fuerzas parlamentarias. Por el contrario, apretó el acelerador y avanzó ante  una sociedad que quedó tan sorprendida como la oposición. Cualquier consultor de impronta conservadora hubiera recomendado entonces postergar la Ley de Medios, o no avanzar sobre el uso de las reservas del Banco Central. Sin embargo, lo sorpresivo vino nuevamente a caracterizar el estilo oficialista que dominó y domina, el tablero político.
El uso del poder al mango remite a la vieja escuela peronista, y el gobierno lo hace cotidianamente. Ahora bien, ¿que le pasó a la opinión pública mientras tanto? Ocurrió que una vez que votó esperó que algo hiciera la oposición. Y poco a poco  se fue desilusionando viendo que las fuerzas políticas no oficialistas no lograban organizarse. El carácter insular del campo adversario al gobierno facilitó las luchas intestinas para la prevalencia inorgánica de los dirigentes, y dejó al desnudo la incapacidad de aprovechar la coyuntura postelectoral.
El vacío puesto en el lugar del sujeto opositor,  y un gobierno muy presente provocaron un cambio de mirada, una reorientación del interés público.
¿Cuáles son los principales factores que explican el aumento de la imagen positiva de Cristina Fernández, de su gestión y de Néstor Kirchner?  En primer lugar, el factor más determinante de la evolución es la capacidad de gestión del gobierno. El gobierno gobierna. Y esto, que es verdad de perogrullo, no es tan obvia si mantenemos fresca en la memoria la experiencia de la Alianza.  La hiperactividad gubernamental que no hace pausas, determina que la opinión pública  llene con oficialismo lo que se esperaba cubriera la oposición. El gobierno ocupa el centro del  espacio político.
Y a pesar de la imposición de una agenda catastrófica por parte de las grandes corporaciones sectoriales o mediáticas,  estas han perdido el efecto de verdad que tenían hace un año atrás.  Si consideramos desde la filosofía política que lo que los pueblos más temen es la situación de anomia, de crisis permanente, de falta de autoridad, el gobierno se ubica en el polo opuesto de esta posibilidad.  La alternativa destituyente  queda disuelta por la  consolidación del gobierno que utiliza la iniciativa en forma sistemática.
La oposición hoy no puede generar confianza suficiente en la ciudadanía, en vista de una futura alternancia.  A poco más de un año, la oposición no es percibida como gobierno. Una prueba de ello es que los principales candidatos opositores no superan con amplitud, en la actualidad, el 20%.
Otros componentes favorables de imagen son algunas medidas específicas tales como: la Asignación Universal por hijo entrega de computadoras a alumnos, aumento a los jubilados, Derechos Humanos.  También se registra un cambio de estilo en el discurso presidencial, y en el del ex presidente: menos confrontativo y más persuasivo.  Monitoreadas las expectativas económicas, no hay agencia de medición que no tenga en sus números un mejoramiento sobre las previsiones a nivel nacional y a nivel personal, sobre la economía y el empleo.
Y a pesar de las campañas en contra de la situación nacional en el concierto internacional y del papel que juega la presidenta en diversos escenarios mundiales, el  persistente protagonismo ha logrado que sectores medios empiecen a juzgar de otra manera la presencia argentina en el mundo. Esta nueva visión es más jerarquizada que la casi patética que tenían dichos sectores sobre nuestro papel en las relaciones exteriores.
La imagen del ex presidente también está creciendo, y a pesar de que un pequeño escalón favorece a Cristina, la tendencia indica que la evolución de imagen comprende al gobierno y  a un Néstor Kirchner que sigue siendo percibido como un actor principal de la política nacional. En este proceso de evolución de imagen estamos actualmente,  y este movimiento no ha concluido. Su desenvolvimiento indicará las posibilidades electorales para el año próximo en que el oficialismo luchará por su continuidad y la oposición por hacerse del gobierno. Pero hoy no es imposible pensar en en la viabilidad de un nuevo turno para el oficialismo, si consideramos la posibilidad  de que las tendencias se mantengan.

Tiempo  Argenino

16/08/2010 Posted by | Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – El árbol y el bosque


[29/07/2010 | 21:43] La súbita preocupación del autodenominado Grupo A por la justicia social resulta, aparentemente, incomprensible dada su férrea oposición a todas aquellas medidas tomadas por el Poder Ejecutivo tendientes a desmontar la herencia del neoliberal-conservadurismo desde 2003 a esta parte.

Para comprender esta aparente paradoja hay que ir más allá del debate alrededor del objetivo de lograr el 82 por ciento móvil de las jubilaciones.

Hay que mirar el proceso político más general, inscripto en la batalla fundamental del actual período histórico: desandar los caminos empujados a partir de la dictadura genocida desde 1976. La etapa abierta allí fundó un nuevo régimen de acumulación apoyado en el terrorismo de Estado. Como bien denunció Rodolfo Walsh en su Carta Abierta a la Junta Militar, el aniquilamiento masivo contra los cuerpos y el despojo de los bienes y los derechos de los militantes populares tuvo un sentido que trascendía esos crímenes horrendos: “Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada”.

Ese plan, instrumentado para la región por golpes de Estado sangrientos en los años setenta, abrió las compuertas para la instalación de los proyectos neoliberal-conservadores, y el año 2001 expresó en nuestro país un agotamiento de ese proyecto de orden social.

¿Qué región y qué país encontró ese fin de ciclo?

Una América Latina desunida, subordinada a los mandatos imperiales de Estados Unidos, que transitó irresponsablemente por las calles de las “relaciones carnales” y la imposición de las fórmulas ruinosas del Consenso de Washington.

La aplicación sistemática de esas fórmulas se expresó en procesos de concentración y extranjerización de la economía, subordinación a los vaivenes del mercado financiero internacional, elevadísimos costos sociales en términos de desigualdad, exclusión, desempleo. Cualquier indicador social revela los efectos catastróficos que ratifican los pronósticos de Rodolfo Walsh.

En términos económicos, el modelo de acumulación se fundó en políticas exportadoras en detrimento del mercado interno, desplegando una economía de servicios -a expensas de una economía productiva- con sus consecuencias en términos del nivel y calidad del empleo.

La privatización de las jubilaciones resultó no sólo un mecanismo fraudulento contra los trabajadores aportantes sino un muy eficaz dispositivo de vaciamiento del Estado, convertido en garante, en última instancia, de administradoras que estimularon irresponsablemente un capitalismo especulativo.

Todo este proceso supuso también una reconfiguración del papel del Estado, asumiendo el rol de garante de negocios del capital transnacional y sus aliados vernáculos, que se apoderaron vía privatizaciones del patrimonio público construido con el esfuerzo de generaciones de argentinos.

Las políticas sociales de vivienda, salud y educación propendieron a procesos de mercantilización y abdicación por parte del Estado nacional en materia de garantías de derechos.

Cuando se impuso la Alianza, en 1999, continuó con la misma política, y muchas de las figuras estelares del denostado (por la Alianza) gobierno menemista integraron las filas del nuevo oficialismo. La figura paradigmática de Domingo Felipe Cavallo es apenas un botón de muestra de los elencos estables de las políticas neoliberal-conservadoras.

Todavía está fresca en la memoria la reducción nominal del trece por ciento de los salarios estatales y las jubilaciones, que avalaron la entonces ministra Patricia Bullrich y el antaño secretario de Desarrollo Social y actual senador, Gerardo Morales.

Los hechos del 19 y 20 de diciembre fueron una suerte de corolario dramático de aquel ciclo.

El desempleo entonces rondaba el 25 por ciento; la pobreza, el 52 (con el agravante de que si tomamos el universo de niños, adolescentes y jóvenes el indicador se ampliaba al 74 por ciento); la desigualdad era inédita y exasperante.

Medidas que construyen

Fue Aristóteles, un gran estudioso de las sociedades de su tiempo, quien definió a la democracia como el gobierno del mayor número de personas a favor de los más débiles de la sociedad.

Las medidas implementadas desde 2003 nos permiten ver una orientación general que va en dirección a la construcción de una sociedad más democrática, en el marco de un proyecto de unidad regional y de articulación Sur-Sur.

La política exterior renunció expresamente a las “relaciones carnales” con Estados Unidos y promovió activamente la unidad de los países de nuestra América. La elección de Néstor Kirchner como secretario general de la Unasur, tal vez, expresa ese reconocimiento unánime de la región.

En el plano institucional del Estado, reconocemos especialmente el cambio de la Corte Suprema. Esta decisión constituyó una valiosa reconstrucción de un instituto que, en los noventa, fue transformado en soporte y garantía de la impunidad y el privilegio como política de Estado.

En un sentido convergente, el impulso a las políticas de memoria, verdad y justicia ha sido fundamental para la aceleración de las causas por genocidio y la tardía, pero muy valorable, aplicación de justicia.

La política económica se reorientó al estímulo de la producción, y esas definiciones generaron más de cinco millones de nuevos puestos de trabajo en los últimos siete años. Lo pendiente -aunque hay avances en esta dirección- es el mejoramiento de la calidad de los empleos, profundizando el concepto de “trabajo decente”.

La distribución del ingreso entre capital y trabajo avanzó en equidad, y la brecha de la desigualdad se redujo, pero de modo limitado. Este punto también constituye una asignatura pendiente, aunque caben reconocer pasos que van en esa dirección.

Y si en algo el Gobierno dio muestras concretas de su voluntad reparadora, fue en las políticas sociales que viene implementando, aun con las contradicciones, tensiones, disputas y dificultades de remontar un escenario devastado por un cuarto de siglo de políticas estatales para la desigualdad y la exclusión.

En el segmento de la niñez, la Asignación Universal por Hijo constituye una medida de las más progresivas y justas de los últimos sesenta años. Es curioso que quienes hoy se rasgan las vestiduras por el 82 por ciento móvil hayan expresado del modo que pudieron su oposición a esta medida.

Las nacionalizaciones promovidas por el gobierno nacional, como Aerolíneas o la recuperación por parte del Estado del sistema previsional, fueron impugnadas por la misma oposición que hoy reclama mejoras en los haberes jubilatorios.

Con relación a nuestros jubilados y pensionados, también la acción de gobierno demostró, hasta hoy, una orientación inequívocamente democratizadora: dos millones cuatrocientos mil nuevos jubilados que no estaban incluidos en el sistema por diversas causas, aumentos progresivos y la sanción de una ley de actualización de haberes.

Proyecto de País

Mientras que el Gobierno avanzó en la dirección correcta -aun con las insuficiencias que fueron señaladas arriba y otras que exceden el sentido de estas líneas, la oposición vociferante resistió cada una de las medidas progresivas sin otras razones que desgastar al Poder Ejecutivo.

El alineamiento con el monopolio mediático, la oposición a las nacionalizaciones, las críticas a la Asignación Universal por Hijo o los gritos desaforados contra la relación con Venezuela constituyen parte de un mismo proyecto restaurador neoliberal. Por este motivo, suena increíble la demanda del 82 por ciento móvil proviniendo de quienes, siendo gobierno, ajustaron, privatizaron, excluyeron; y quienes siendo oposición resisten las medidas gubernamentales que apuntan a fortalecer la justicia social.

El hecho adicional de que los proyectos de actualización del 82 por ciento móvil carezcan, en general, de la explicitación de fuentes de financiamiento sustentables en el tiempo, hacen pensar que el sentido de esta intervención sigue siendo limar al gobierno nacional.

El Bloque Nuevo Encuentro, que integro, coincide con el objetivo de restituir el 82 por ciento, pero para que esto sea posible es preciso instrumentar otras medidas. La restitución de los aportes patronales para las grandes empresas -que el Grupo A, seguramente, no apoyaría- o la continuidad de las retenciones -que, paradójicamente, la oposición derechista apuesta a derogar- son pasos que permitirían avanzar en el sentido planteado. Allí van las ideas de gravar la especulación financiera, el juego, las industrias extractivas que serían fuentes genuinas de financiamiento. En lugar de eso, con una increíble irresponsabilidad, las espadas de la derecha apuestan a desfinanciar al Estado.

Está poco difundido que los ingresos de la Anses se generan con alrededor de un sesenta por ciento de contribución de trabajadores y empleadores, y el cuarenta por ciento restante por ingresos tributarios. El problema, como se ve, es mucho más complejo que una mera consigna de barricada.

En estos años, la Argentina más que duplicó lo que destina de su presupuesto a la previsión social y es el país de América Latina que tiene mayor aporte, en términos de PBI, a la previsión social. Estos son hechos y no palabras.

La discusión en torno al 82 por ciento móvil esconde otras disputas, ocultando intenciones e intereses inconfesables. Esas banderas del privilegio son sostenidas por quienes despliegan toda su energía en un proyecto restaurador cuya aplicación nos devolvería a un pasado inviable.

No seremos cómplices de una estrategia que multiplicó la pobreza y la injusticia social. Por lo que se hizo bien y, fundamentalmente, por lo que falta, nuestras fuerzas se unirán en torno a un proyecto que otorgue dignidad y justicia a todas y todos, sin inadmisible exclusiones ni repugnantes exclusivismos.

Esta nota fue publicada en la Revista Debate el día 24 de julio de 2010.

|| Fuente: (Por: Carlos Heller -DEBATE)

30/07/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

El salariazo menemista del 82 por ciento por Jorge Giles


22-07-2010 /


Jorge Giles

Ese señor que salta por el aire, que cae y hace “¡plop!”, no es un acróbata de circo.

Es el jefe de gobierno porteño.

Si Mauricio Macri era hasta hoy el eje de la oposición del Grupo A, agárrense porque han quedado descentrados y encima, con las ruedas pinchadas.

No por las escuchas ilegales, sino por un fallo judicial.

La diáspora opositora recién comienza. De acá en más mentirán a tiempo completo para llenar el vacío que dejará la implosión macrista.

Dice Martín Sabatella que “el 82 % para los jubilados en boca del Grupo A es lo mismo que el salariazo en boca de Menem”.

Aplausos. El Grupo A es el menemismo por otros medios.

Cortados por la misma tijera, no tienen escrúpulos a la hora de mentir y de usar los sentimientos más nobles de nuestro pueblo para hacer política.

Algunos de los opositores han dicho y otros lo dejaron entrever, que “el salariazo del 82 %”, se financiaría con “otra ANSES que se ocupe de los jubilados exclusivamente” y borre de su agenda la Asignación Universal por Hijo, el Fútbol para Todos, la promoción de más producción y más empleo, las computadoras para los pibes, las vacaciones y beneficios sociales que se otorgan a trabajadores activos y pasivos.

Macri dijo incluso, que había que reprivatizar el sistema y volver a las AFJP.

Ahora son cautos porque el sabio riojano les enseñó: “Si hubiese dicho antes de las elecciones todo lo que iba a ejecutar en el gobierno, no me hubiesen votado”.

Por primera vez en décadas, gobierna la Argentina un proyecto de país.

No hay solamente una gestión de gobierno mas o menos prolija.

Y cuando hay proyecto nacional, hay políticas de corto, mediano y largo alcance.

La velocidad del proceso político la pone el que mantiene el timón entre sus manos, el que mira la brújula para confirmar el norte y el que mide los vientos día a día. Para eso se elige un gobierno en democracia. Para transformar la realidad con responsabilidad y buen tacto. Es el que dice, por ejemplo, “las reservas están para usarlas cada vez que se justifique hacerlo”. Luego, las usa y las dobla en cantidad al mes siguiente.

Su imaginario no se agota en poner las baldosas de la casa, sino en asegurar cimientos fuertes, levantar las paredes, ponerle un buen techo, pintarla, calefaccionarla, asegurarla.

La oposición piensa todo lo contrario.

Es el único “ente” que tiene la capacidad de equivocarse tanto en el llano como cuando gobierna.

Respetuosamente, son ineptos todo terreno.

Miren a Macri. Es la única maqueta viviente que tiene la derecha para exhibir y “mirá lo que quedó”, como dice el tango.

El ministro Amado Boudou y el titular de ANSES, Diego Bossio, ya dieron las explicaciones técnicas que derrumban la demagogia del 82 %, reafirmadas por la Presidenta y por Néstor Kirchner cuantas veces fue necesario hacerlo.

Demuestran con números lo que el sentido común indica.

Pero la oposición responde con la lógica de la política antes del 2003.

Sus “ofertas” se inspiran en cómo saquear mejor los recursos de los propios trabajadores; por eso la fórmula para la oposición sigue siendo: “pobres contra pobres”.

El modelo político y social iniciado en el 2003 rompió con esa lógica e impuso la lógica de la justicia social: Sacar a los que más tienen para lograr un equilibrio social.

Por eso lo atacan desde el verdadero poder que es el poder económico concentrado, el monopolio mediático del Grupo Clarín, la derecha conservadora, la jerarquía eclesiástica.

Este gobierno pisa esos callos, no los sufridos pies del pueblo como se mal acostumbraron a hacer los políticos que destruyeron la Argentina en los noventa con la versión original del PRO- Pejota disidente y luego con la Alianza radical de Fernando de la Rua.

No hay que dejar que los lobos se vistan de corderos.

Sin agraviar a nadie, no habrá que ponerse a la defensiva ante el embate demagógico. Hay que denunciarlos públicamente.

¿O alguien creería a Videla diciendo que ahora defiende los derechos humanos?

Desde ayer somos más libres y más iguales. Y eso es lo que vale.

El Argentino.com

25/07/2010 Posted by | Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La asesina arrogancia del lenguaje



de Claudia Gantus

Desde ayer me da vueltas esta idea. Por suerte no pierdo la capacidad de asombro. Escucho al senador mendocino Ernesto Sanz, presidente de la UCR, afirmar con vehemencia que por el subsidio del Gobierno, los pobres consumen más drogas y gastan más en juego. Con ligereza se pasa a debatir sobre la Asignación Universal por Hijo. Pero, ¿qué es lo que hay que debatir? Las palabras de Sanz me suenan arrogantes. Tal vez para muchos sea benévolo mi calificativo. Sin embargo me parece necesario desenredar un poco este concepto. Palabra arrogante. La arrogancia es un creer saber del otro, que juzga desde la inacción. Soberbia del saber qué te pasa, qué necesitás, qué debés hacer. Arrogancia del que espera, inmóvil (al borde del camino, diría don Mario) que corrobores su prejuicio. Se jacta de su iluminado entendimiento, que cosifica al otro, lo vuelve objeto, lo mata. La arrogancia de las palabras de Sanz asesinan, disparan, matan al otro, para adueñarse de sus decisiones, de su libertad. Porque la libertad del otro asusta, hace tambalear esas propias seguridades, (falsas, como toda seguridad), y lo deja en falta. Arrogancia: no puedo darte dinero, porque no sabés en qué gastarlo. Yo sí sé cómo se gasta el dinero. Arrogancia: si te doy dinero, seguro lo gastarás en algo malo, inútil, inapropiado. Yo sí sé en qué debo gastar mi dinero (y el tuyo). Arrogancia: además de ser pobre, sos incapaz, incompetente, inepto. Yo soy el dueño de las capacidades, las aptitudes y las competencias necesarias para “saber”. Arrogancia asesina. Discurso que mata. Discurso exterminador. Discurso de la oligarquía. Discurso del poder que constituyen unos pocos poderosos que se unen para que todos los negocios y sus beneficios dependan de su arbitrio.

La Asignación Universal por Hijo es una política de Estado. No es una medida reparadora, en el sentido que pueden entenderse los parches con los que se remienda una situación. Es parte de un proyecto tendiente a construir un escenario más igualitario, más justo. No se trata de solidaridad ni de beneficencia. AUH, que suma controles de salud, escolaridad, documentación. AUH que le permite a Diego, de 16, volver a la escuela (aunque la escuela a veces, muchas veces, no sepa qué hacer con él). AUH que le permite a Mary ir al supermercado y elegir qué darle de comer a sus hijos (aunque la herencia de haber recibido el tapper con el guiso de la escuela durante años la deje desorientada frente a las góndolas). AUH que le permite a Darío tomarse unos mates a la mañana y llevar a las chiquitas al jardín, antes de juntarse con los compañeros para seguir arreglando la plaza del pueblo. Es inclusión, cimentada en la confianza. Y quien confía en el otro no sabe. La confianza es humilde. No sé de vos, pero confío y te espero. Sé que muchos considerarán ingenuo mi planteo. Y se que abundarán los ejemplos, y contra Diego me hablarán de Juan, y contra Mary me hablarán de Rosa, y contra Darío me hablarán de Pablo. Arrogante y soberbia clase media, que desde la inacción de su egoísmo, prefiere asesinar con su discurso. No es ingenuidad, sino proyecto. Los proyectos llevan tiempo. Un tiempo que no nos pertenece. Un tiempo del que no podemos adueñarnos. Porque hay algo que escapa a la propiedad privada: ” El deseo de construir un país para TODOS”.

Agencia Paco Urondo

01/06/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Argentina – El Gobierno busca ampliar la asignación por hijo


A seis millones de niños

25-04-2010 /  El subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Edgardo Depetri, adelantó hoy que se intentará expander la Asignación Universal por Hijo para beneficiar a más chicos. Y aseguró que “la medida puesta en vigencia a fines de 2009 “demuestra que fue una decisión correcta y fundamental”.


Asignación Universal por Hijo

El subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Edgardo Depetri, adelantó hoy que se buscará “ampliar” la Asignación Universal por Hijo para beneficiar “a seis millones de niños”.

Depetri aseguró que la medida oficial “está produciendo una caída estrepitosa de los niveles de pobreza”, e indicó que “los instrumentos de política económica irán definiendo los aumentos en la Asignación” en poco tiempo.

“Hoy la gente está cobrando la Asignación Universal por Hijo para más de 3,5 millones de pibes, y la idea es ampliarlo para que accedan a este derecho 6 millones de niños”, afirmó.

El flamante funcionario, en declaraciones a Eco AM 1220, señaló que el incremento del plan social “debe ir de la mano de la discusión de la Asignación Familiar, que se va a dar en la discusión paritaria” entre gremios y empresarios.

El dirigente piquetero enfatizó que la medida puesta en vigencia a fines de 2009 “demuestra que fue una decisión correcta y fundamental para seguir trabajando en la distribución del ingreso nacional”.

Depetri asumió el 19 de abril pasado como subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil, que depende de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación a cargo de Oscar Parrilli.

El funcionario puntualizó, además, que iniciará una “campaña de instalación de mercados populares” con el objetivo de “abaratar los precios de la canasta para los sectores más populares”.

“El 13 o 14 de mayo vamos a hacer un encuentro de productores en Salta”, comentó, y agregó que analiza “distintas iniciativas” desde hace “cuatro años” para “tener una canasta básica de alimentos para los sectores más populares del país”.

El líder del Frente Transversal reconoció un “corrimiento de precios” pero negó una “escalada inflacionaria”. “Dar legitimidad a que Argentina va a un proceso inflacionario sería nefasto”, señaló.

Por último, Depetri se refirió a los reclamos de planes de Cooperativas por parte de algunos movimientos sociales opositores al Ejecutivo Nacional.

“Vamos a abordar este tema en tanto no se lo presente en un ámbito de discusión electoral, política o ideológica, y no hacer de esto un instrumento de campaña electoral, como también muchos movimientos opositores lo han hecho”, aseguró.
Por eso, prometió “convocar a diferentes movimientos sindicales, sociales, de la cultura, el deporte, cámaras de la producción para discutir iniciativas y propuestas que tiendan a fortalecer las políticas del Poder Ejecutivo Nacional”

El Argentino

26/04/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – Marcó del Pont habló del “negocio del endeudamiento”


“El negocio del endeudamiento es muy rentable para algunos sectores”, dijo más precisamente la presidenta del Banco Central.

Advirtió que “hay intereses económicos” de los que están planteando el endeudamiento externo como alternativa al pago de la deuda, lo que supone “jugosas comisiones”. Advirtió que “sería grave” que se vedara pagar la deuda con reservas que, además se van a recuperar.
La presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Marcó del Pont expresó que “el negocio del endeudamiento es muy rentable para algunos sectores” del poder económico, al referirse a los que plantean como alternativa el endeudamiento externo en lugar del uso de reservas.

“Siempre hay intereses económicos, claramente en aquellas propuestas que fueron tan agresivas cuando se definió la creación del Fondo del Bicentenario; lo que se estaba planteando como alternativa es el endeudamiento en el sector externo.

Sabemos que ese endeudamiento, que supone una enorme valorización financiera para algunos sectores, son jugosas comisiones. El negocio del endeudamiento es un negocio muy rentable para algunos sectores del poder económico”, explicó.

En declaraciones a Canal 7 Marcó del Ponto sostuvo que “no hay muchas propuestas en la Argentina para hacer frente a los servicios de la deuda que generaron otros gobiernos, no generó este gobierno. Están los que dicen vayan a endeudarse en el resto del mundo, hagan buenas señales y tomen deuda al 12 o al 15% y eso, como lo planteaba la presidenta de la Nación, hay que justificarlo ante la sociedad porque sería un mal manejo de la administración pública, de la cosa pública”.

Por otro lado, agregó “están los que plantean el ajuste”, lo que llevaría a achicar obras y afectar salarios y jubilaciones. “Se votó un Presupuesto, después se votó una medida maravillosa como es la Asignación Universal por Hijo, que generó un nuevo compromiso en materia de recursos. ¿Que están planteando: achicar obras, no hacer caminos, escuelas, programas de salud, vivienda? ¿Qué es lo que se puede achicar de forma tal de compensar estos 6.500 que hoy están en reservas y que se pueden ser utilizados, legítimamente están siendo utilizados por el gobierno nacional”.

Marcó del Pont advirtió que “sería muy grave que se le vedara a la Argentina, a todos los argentinos por preconceptos, prejuicios, posiciones ideológicas en contrario esa posibilidad de desplegar políticas que favorezcan al conjunto de la sociedad y de hacer uso de todos estos instrumentos”.

“Y las reservas –agregó- es importante explicar que las reservas no cayeron como ‘maná’ del cielo, son fruto de este modelo y decisiones como ésta, de tomar una parte para pagar en los servicios de la deuda, en lo que nos habilita es seguir retroalimentando este modelo virtuoso que genera, entre otras cosas, que haya crecimiento de las exportaciones, que esas exportaciones generen dólares, que el Banco Central pueda comprar esos dólares y por lo tanto acumular nuevas reservas”.

Sostuvo que ahora, con el pago de la deuda 2010 “va a pasar lo mismo que cuando fue el pago al Fondo, en un año ya hemos recuperado diez mil millones de dólares. Esto va a pasar de vuelta. En unos meses el Banco Central va a estar recuperando esos dólares. Esta discusión casi sería abstracta en términos de lo que están diciendo, que esto puede generar cimbronazos en el mercado de cambios, inflación, una cantidad de cosas que se dicen sin ningún tipo de argumentación y fundamentación”.

La titular del BCRA afirmó que “también hay que discutir lo que le ha significado a la Argentina esta política de desendeudamiento en términos de tener autonomía a la hora de tomar decisiones; es como cuando se discutió con el Fondo y en realidad lo que nos importaba no era que íbamos a dejar de pagar intereses o servicios sino básicamente que recuperábamos autonomía para hacer políticas públicas propias”.

“Un país que no está endeudado, que tiene una relación Deuda-Producto que era del 150 por ciento en el año 2002, hoy no llega es el 49 por ciento; esto nos da autonomía, capacidad de maniobra, la posibilidad de haber transitado la crisis sin haber destruido capacidad productiva, sin haber destruido fuentes de trabajo y estando en condiciones hoy en el 2010 para volver a crecer y va a volver a crecer mucho y va a crear mucho empleo. Evidentemente siempre hay discusiones políticas y siempre hay intereses económicos”, concluyó.

06 de marzo de 2010

DERF, Agencia Federal de Noticias

08/03/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized, Videos | , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – “Esto es un acto de estricta reparación”


CRISTINA KIRCHNER ANUNCIO LA CREACION DE UNA ASIGNACION POR HIJO DE 180 PESOS PARA DESOCUPADOS Y TRABAJADORES EN NEGRO

Cristina anuncio

La asignación universal finalmente salió por decreto. La cobrarán todos aquellos que actualmente no perciben salario familiar. Los fondos, unos 10 mil millones de pesos anuales, saldrán de la Anses. Se exigirán vacunas y escolaridad.

Por Martín Piqué

Y en eso llegó la asignación universal. Con el efecto sorpresa que el Gobierno quiso imprimirle al anuncio, un efecto que buscaba compensar las críticas opositoras por la presentación el día antes del proyecto de reforma política, la presidenta Cristina Fernández sorprendió ayer a buena parte de la dirigencia política al anunciar la creación por decreto de la tan esperada asignación universal por hijo. El beneficio estará destinado a todos los menores de familias desocupadas o que trabajan en la economía informal. Consiste en una suma fija de 180 pesos que será cobrado por uno de los padres si se cumplen dos requisitos. En el caso de los menores de cinco años, los padres tendrán que presentar los certificados de vacunación y control sanitario obligatorio; para los que superen esa edad, el progenitor deberá mostrar documentación que acredite que su hijo está cursando el ciclo lectivo correspondiente. “Este es un acto de estricta reparación, pero será un acto de justicia cuando cada padre tenga un buen trabajo, un buen salario y una buena casa”, aseguró la Presidenta.

La implementación de esta asignación universal será financiada con fondos de la Anses por un total de 10.800 millones de pesos. Esa cifra se adicionará al presupuesto ya asignado al Ministerio de Desarrollo Social para el año 2010: alrededor de 14 mil millones de pesos. “Esto no va a terminar con la pobreza, pero va a servir como paliativo para quienes todavía no tienen trabajo”, aclaró la mandataria. El decreto que establece la asignación lleva el número 1602. Una locutora de la Presidencia lo leyó completo mientras las cámaras transmitían por cadena nacional.

Durante su exposición en el Salón de las Mujeres, la Presidenta se encargó de subrayar que la medida era posible gracias al pase al Estado de la administración de los fondos de las AFJP. “A los que no nos acompañaron en el Congreso cuando decidimos que los recursos de los trabajadores volvieran a la administración del sector público les decimos: bueno, fíjense cómo podrían haber ayudado para que esto se llevara adelante. Por suerte tuvimos las voluntades de aquellos que aún no perteneciendo a nuestro espacio, se sobrepusieron a la oposición por la oposición misma y apoyaron algo que había sido largamente demandado”, dijo CFK.

El acto había sido convocado a último momento y con el mayor de los hermetismos. La mejor prueba de eso fue la sorpresa con que los gobernadores que habían viajado a Buenos Aires para estar en la presentación del proyecto de ley de reforma política recibieron el llamado del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que los instaba a permanecer en Buenos Aires y concurrir a la Casa Rosada al día siguiente. Al recibir las invitaciones, ninguno de los gobernadores fue informado sobre cuál sería el anuncio que se estaba preparando. Tampoco recibieron precisión alguna los dirigentes de las organizaciones sociales, incluso aquellos como Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro que fueron invitados telefónicamente por el propio Néstor Kirchner. “Nosotros no sabíamos sobre qué iba a ser el acto. Quizá sabía algo Agustín Rossi pero siempre se dicen tantas cosas”, comentó a Página/12 el diputado y apoderado de la CGT, Héctor Recalde.

¡Anses, Anses, qué grande sos!

En el oficialismo venían circulando varias propuestas sobre asignación universal por hijo desde hacía meses. El estudio de las distintas variables, cada una con su alternativa de financiamiento, también se había extendido al Congreso, donde varios bloques legislativos venían trabajando en sus propios borradores. Sin embargo, el proyecto que terminó inspirando al decreto fue monitoreado por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, su par de Economía, Amado Boudou, y el titular de la Anses, Diego Bossio. En la preparación colaboraron varios profesionales y especialistas en políticas sociales, algunos provenientes del espacio Carta Abierta. La propia CFK reconoció indirectamente que la asignación universal por hijo era un reclamo transversal a todos los partidos. “Había muchísimos proyectos, pero no encontrábamos en ninguno la fuente de financiamiento”, dijo.

La mención al financiamiento era una referencia indirecta al debate acerca de la conveniencia de crear un impuesto a la renta financiera para solventar el costo de la asignación universal. En el acto, la Presidenta dijo que según sus cálculos un gravamen de ese tipo sólo permitiría recaudar unos 500 millones de pesos. Otras cuentas del Ministerio de Economía elevaban la cifra a 1000 millones. En cualquier caso, ambas estimaciones están muy lejos de los casi 10 mil millones de pesos que terminará aportando la Anses. La explicación de la locutora fue escuchada con atención por gobernadores y ministros. Tampoco podían faltar los representantes de los derechos humanos, los movimientos sociales y la centroizquierda. En las primeras filas estaban Hebe de Bonafini, Estela Carlotto, Luis D’Elía (FTV), Edgardo Depetri (Frente Transversal), Carlos Heller (Partido Solidario), entre otros dirigentes. que la Anses tiene a lo largo del país. Los interesados en recibir el beneficio deberán presentarse ante la repartición más cercana con la partida de nacimiento de su hijo o

La implementación de la asignación universal por hijo aprovechará la red de oficinas hijos, el DNI y una declaración jurada del padre o progenitor que certifique que no tiene empleo en blanco. Una vez que el trámite haya sido aprobado, el interesado comenzará a recibir mensualmente el 80 por ciento del subsidio de 180 pesos –144 pesos– mientras que el 20 por ciento restante –36 pesos– se depositará todos los meses en una cuenta personal del Banco Nación. El beneficiario recibirá una tarjeta magnética y podrá retirar lo que se haya ido sumando en marzo del año siguiente: para hacerlo deberá demostrar que su hijo cumplió con el calendariode vacunación –en el caso de los menores de cinco años– o que terminó el año lectivo de manera regular.

Página 12

30/10/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | 5 comentarios