America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Qué hará Argentina con la derecha española Por Eduardo Anguita


Qué hará Argentina con la derecha española | Miradas al Sur.

24/11/2011 Posted by | Agricultura yGanadería, Ciencia y Tecnología, Economía, General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cincuenta firmas en la mira por usar a Chile para eludir el pago de Ganancias


Investigan operaciones de comercio exterior por más de $ 530 millones


Publicado el 16 de Enero de 2011

Por Gustavo Cirelli y Mariano Beristain
Molinos, Cargill, Torneos y Competencias y Shell figuran en la lista de las empresas sospechadas de afectar las arcas del Estado. El fisco quiere saber si utilizaban de forma “abusiva” el convenio de doble tributación con el país trasandino.

Alrededor de 50 empresas locales de gran envergadura se encuentran en la mira del fisco argentino por eludir el pago de Ganancias mediante maniobras abusivas que aprovechan un acuerdo tributario que la Argentina y Chile homologaron durante las dictaduras militares.
Tiempo Argentino pudo determinar por fuentes bien informadas que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) está investigando el accionar de firmas de la talla de Torneos y Competencias, Cargill, Molinos y Shell, entre otras.
De forma oficial, las autoridades de la AFIP no confirmaron ni negaron este accionar porque recordaron que no pueden violar el secreto fiscal, pero admitieron que existe mucha indignación porque cada vez son más los casos de empresas que realizan operaciones de triangulación para eludir el pago de Ganancias y Bienes Personales.
Sin embargo, este diario pudo saber de manera fehaciente que el Estado argentino tiene bajo la lupa operaciones de triangulación por unos $ 400 millones que la cerealera Molinos realizó entre 2004 y 2009 utilizando este mecanismo.
De corroborarse que esta compañía se valió de este sistema para eludir el pago de Ganancias, el Estado Nacional habría sufrido un perjuicio del orden de los $ 140 millones.
Los especialistas del fisco argentino analizan además las exportaciones realizadas en 2009, a través de Chile, de otras 49 empresas entre las que también se hallan Torneos y Competencias, Cargill y la petrolera Shell.
El monto de las operaciones de comercio exterior sospechadas por la AFIP superaría los $ 130 millones, lo que en la práctica implicaría pérdidas adicionales para las arcas estatales de unos $ 43 millones.
Los expertos aseguran que este tipo de maniobras de triangulación sólo resultan factibles gracias al uso “abusivo” del convenio de doble tributación que existe entre Chile y Argentina.
El 13 de noviembre de 1976, en plena dictadura militar, el ministro de Relaciones Exteriores pinochetista Patricio Carvajal Prado y el contraalmirante argentino César Augusto Guzzetti homologaron un convenio con el propósito de evitar la doble tributación en materia de impuestos sobre la renta, Ganancias y sobre el capital y el patrimonio.
Este acuerdo establece esencialmente que más allá de la nacionalidad o domicilio de las personas, e incluso del lugar de celebración de los contratos, los beneficios de cualquier naturaleza que las empresas obtuvieren sólo se podrán gravar únicamente en el Estado contratante.
Sin embargo, algunas firmas han aprovechado los resquicios legales que ofrece esta normativa con el firme propósito de evitar el pago de Ganancias, utilizando un mecanismo de triangulación (ver infografía) que a su vez les permite usufructuar un régimen de beneficios fiscales que ofrece Chile denominado Sociedad de Plataforma.
El artículo 41 inciso D de la Ley de Impuesto a la Renta de este país explica que “la plataforma de inversiones o plataforma de negocios permite a los inversionistas extranjeros establecer en Chile una sociedad plataforma para administrar inversiones en terceros países sin tener que soportar en Chile los impuestos a la renta que originen dichas inversiones”.
En otras palabras, las empresas investigadas por el Estado argentino utilizan traders internacionales para hacer operaciones de triangulación “contables” y aprovechan el convenio firmado en plenas dictaduras por Chile y la Argentina, y el sistema de plataformas chileno para no pagar el Impuesto a las Ganancias ni en un país ni en el otro.
En la jerga de los contadores avezados en este tipo de maniobras se denomina “salir de shopping”, es decir buscar los “agujeros” que ofrece la arquitectura impositiva global para eludir el pago de impuestos mediante este tipo de operaciones.
Los cuadros políticos y técnicos de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que encabeza Ricardo Echegaray, están muy preocupados por las consecuencias nefastas que tienen este tipo de maniobras fiscales “nocivas” en las arcas del Estado. Por ello, AFIP  ha homologado en el último año convenios con Rusia y otros países con el propósito de impedir que las multinacionales rehuyan el pago de impuestos amparándose en los agujeros de la legislación internacional y en sofisticados sistemas de elusión. “No es posible que en algunos casos un trabajador pague más Impuesto a las Ganancias que una compañía multinacional que factura millones de dólares”, reconoció a este diario un técnico de la AFIP. <

Tiempo Argentino

17/01/2011 Posted by | Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Agua para el propio molino


PREGUNTO : ¿¿Son los que quieren desterrar la pobreza??   Marianike

Por

Gabriel Bencivengo

politica@miradasalsur.com

Molinos Río de La Plata creó empresas en Chile y Uruguay. Las ramificaciones del grupo llegan lejos.

Las triangulaciones de Molinos Río de la Plata con empresas propias constituidas en el exterior podrían esconder una fuerte evasión. La Afip puso la lupa sobre la compañía

Molinos Río de La Plata es la principal trianguladora del país.” La frase, dicha por una fuente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) a Miradas al Sur, se inscribe en la ofensiva lanzada por el Gobierno para detectar maniobras de evasión y elusión fiscal. La misma fuente precisó que la empresa, propiedad de la familia Pérez Companc, “exportó a Uruguay por unos u$s 1.000 millones durante 2009”. En el organismo que conduce Ricardo Echegaray aseguran que son las sociedades radicadas en las zonas francas de Uruguay, pero controladas por sus matrices desde la Ciudad de Buenos Aires, las que despiertan las mayores sospechas. Las dudas de los sabuesos son, en principio, las mismas que dispararon las inspecciones en Bunge Argentina S.A. y Cargill S.A., y que desembocaron en sendas denuncias por el presunto delito de evasión.

“Al igual que en otros casos, ya les requerimos información y estamos a la espera”, confió la fuente con relación a Molinos Río de La Plata S.A. La empresa, adquirida por Gregorio Pérez Companc a Bunge & Born en 1999 por unos u$s 400 millones es la joya del holding familiar e integra el top ten de las mayores exportadoras del país con un monto que alcanzó los u$s 1.400 millones el año pasado. En rigor, la información requerida apunta a invertir la carga de la prueba para que sean las propias empresas que integran el club de las cerealeras las que demuestren que las sociedades vinculadas o sus controladas en el exterior tienen “riesgos y funciones”. En buen criollo: que no son pantallas destinadas a eludir al fisco.

Radiografía de un grupo. Creada en enero de 2001, cuando se derrumbaba la convertibilidad y arreciaba la fuga de capitales, PCA International S.A. es una de las firmas constituidas en Uruguay que controla en su totalidad la familia Pérez Companc mediante Molinos Río de la Plata. Con domicilio legal en la zona franca de Montevideo, su actividad declarada es la comercialización y venta de soja, aceite de soja y sus subproductos; pero también el financiamiento de otras empresas del grupo. Una sociedad de características similares es Molinos International S.A. Fundada a mediados de 2005, la firma es controlada desde la sede del holding, en la localidad bonaerense de Victoria. Con domicilio fiscal en la misma zona franca que PCA International, su objetivo es el comercio internacional.

Nacido como naviera durante el primer gobierno de Perón y dedicado al negocio petrolero durante la presidencia de Frondizi, el grupo cobró vuelo como contratista del Estado en la década del setenta hasta conformar un conglomerado de medio centenar de firmas a fines de la dictadura. Su expansión no se detuvo hasta que alcanzó, privatizaciones mediante, una presencia que ningún otro holding local logró. Hacia mediados del menemismo comenzó a modificar sus inversiones para concentrarse en el sector energético y de las telecomunicaciones, áreas que abandonó con el boom agropecuario. La compra de Molinos Río de la Plata constituyó el golpe de timón.

Consecuencia del rumbo que decidió Gregorio Pérez Companc antes de entregar el timón a sus hijos (Ver: “Una cesión oportuna”) son algunas de las sociedades que el grupo tiene repartidas en distintos países. Una de esas firmas es Molinos Ríos de la Plata Holding S.A. Nacida en 2003, la compañía realiza inversiones en Chile y presta servicios a empresas constituidas en el extranjero desde el barrio Los Condes de la capital trasandina. Otra empresa que integra el conglomerado es Molinos do Brasil Comercial e Industrial Ltda. Establecida en San Pablo a fines de 2007, su objetivo es la importación y exportación de alimentos. El capital accionario pertenece en un 99,90% a Molinos Río de la Plata S.A. y el resto a Molinos International.

Quienes conocen el grupo afirman que menos claro es el objetivo de Molinos Overseas S.A., otra sociedad uruguaya relacionada con el grupo y que mantiene contratos de suministro internacional de mercaderías con Molinos Río de la Plata. La firma, en forma conjunta con Molinos Uruguay S.A., repartió el año pasado dividendos provisorios por unos u$s 15 millones entre los accionistas de la chilena Molinos Río de la Plata Holding, operación exenta de tributación en el país trasandino por tratarse de rentas provenientes de una fuente extranjera.

Durante los últimos años, Molinos Río de la Plata compró varias empresas. Dos de esas adquisiciones son Virgilio Manera Sacifi y el Grupo Estrella S.A. –por unos u$s 50 millones–. En 2008 pagó u$s 12,5 millones a la chilena Comercial Carrozi S.A para quedarse con casi el 50% del paquete accionario de Bonafide Golosinas S.A., convertida hoy en Compañía Alimenticia Los Andes S.A. En la actualidad, las apuestas del grupo incluyen, además de sus inversiones a nivel regional, una cerealera en Ucrania, las bodegas Nieto Senetiner, la agropecuaria Goyaiké, establecimientos ganaderos en Chile y el frigorífico Friosa, que el grupo compró en 2006 por u$s 70 millones.

Párrafo aparte merece Molinos USA Corp. Sus objetivos son más amplios que los declarados por el resto de las firmas que integran el conglomerado. En realidad, son casi infinitos. Con domicilio en la Suite 510 del 1110 de Brickell Avenue, en Miami, su actividad declarada es “cualquier negocio lícito permitido bajo las leyes de Estados Unidos y la ley de sociedades de Florida”. Al igual que el resto es controlada en su totalidad desde el cuartel general de Victoria. Su presidente es Cristóbal Prat Gay, hermano de Alfonso, el hombre elegido por Elisa Carrió para operar en el terreno económico.

“Gruesas diferencias”. La decisión del Gobierno de auditar a fondo a las cerealeras disparó la alarma entre los directivos del sector, dominado por un puñado de compañías que monopolizan las exportaciones de granos, soja y sus derivados. “Entraron en pánico”, aseguran en la Afip. Quienes conocen la operatoria comercial de las firmas aseguran que los casos de Bunge Argentina y Cargill serían la punta de un iceberg que podría oculta maniobras de evasión y elusión. Para graficar la sospecha explican que existirían “gruesas diferencias” entre los precios de venta declarados y los efectivamente pagados por los compradores.

El acento está puesto en empresas que tienen sociedades controladas en las zonas francas de Uruguay. Aunque el país no califica como paraíso fiscal, su sistema financiero alentó triangulaciones off-shore por u$s 8.000 millones durante el año pasado. La mitad corresponde al rubro “aceites y cereales”. No es el único caso. En 2009 se concretaron exportaciones a Suiza por u$s 4.300 millones, pero sólo arribaron bienes por u$s 1.500 millones.

Las sospechas se sustentan, además, en otras muchas triangulaciones, como las realizadas vía Barbados y las Islas Caimán. Al primero de los paraísos se realizaron ventas de combustibles y minerales por u$s 870 millones y sólo llegaron productos por u$s 3 millones. En el segundo caso, las ventas totalizaron –en concepto de pesca, maní y combustibles– u$s 700 millones, pero apenas arribaron mercaderías por u$s 41 millones.

Más allá de las complejidades del comercio internacional, la reiteración de las maniobras y los montos revelerían que el objetivo es reducir al mínimo el pago de las retenciones y del impuesto a las ganancias, dejando las utilidades en cabeza de las filiales radicadas en zonas de baja o nula tributación. Entre las cerealeras que están en la mira se destacan –además de las mencionadas– Dreyfus, Nidera –propiedad de la familia argentino-holandesa Mayer Wof–, ADM –con base en Illinois, Estados Unidos–, Vicentin, Aceitera General Deheza –del ex senador Roberto Urquía– y la Asociación de Cooperativas Argentinas –vinculada a Coninagro–.

En los hechos, todas esas firmas multiplicaron sus ingresos con la salida de la convertibilidad y el auge de los commodities. Las estadísticas oficiales, al igual que los relevamientos privados, señalan que el sector duplicó su capacidad de molienda en una década. Las inversiones realizadas, gracias a las utilidades y las excelentes perspectivas del negocio, son evidentes en la costa del río Paraná, entre Timbúes y Villa Constitución, zona que alberga el polo oleaginoso y los puertos privados de muchas cerealeras que integran la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales.

Modus operandi. Ya en 2008, la Afip puso la lupa en las triangulaciones que hacían escala en los paraísos fiscales. Las empresas cuestionadas fueron Cargill, Dreyfus y Toepfer –controlada por ADM–. La maniobra también la practican otros sectores, pero son especialmente notorias entre las agroexportadoras. “Son difíciles de rastrear por la opacidad de la zonas francas y la negativa de los paraísos a entregar información”, señalan en la Afip. Un veterano del sector lo resumió así: “Una sociedad le vende a una compañía controlada en Uruguay por 100 pesos. Inmediatamente, la filial uruguaya vende al comprador real por un valor superior. De esta forma, la empresa con domicilio fiscal en Argentina evade retenciones, pero también ganancias”.

Sin embargo, la subfacturación no sería el único modus operandi. En el caso Cargill, la Afip denunció que la firma concretaba la mayor parte de sus exportaciones mediante una filial uruguaya que sólo actuaba a los efectos contables y que, a su vez, liquidaba la venta “a un precio menor y en forma maliciosa” a otras empresas vinculadas que, “desde paraísos fiscales, perfeccionaban la operación con el comprador real”. Los hechos determinaron que la Justicia procesara por evasión agravada entre 2000 y 2003 a su ex presidente Héctor Marsili y al gerente de la unidad de negocios en Uruguay, Javier Gustavo Fernández Rockboer.

Los expertos aseguran que las operaciones están extendidas y que las empresas radicadas en el país disminuyen de esa manera la base sobre la que deben tributar ganancias al absorber en sus balances consolidados el quebranto de sus filiales en el exterior. En el caso Bunge, la evasión denunciada alcanzaría los $ 1.200 millones entre los años 2007 y 2009, período en que la firma declaró que no tuvo ganancias. Las sospechas incluyen también los precios de transferencia que se aplican a las exportaciones realizadas por empresas residentes con sus vinculadas en el exterior. Según las normas, la sociedad local debe presentar, bajo declaración jurada, un estudio de precios para demostrar que los valores son coherentes con los de mercado. En otras palabras: que la transacción se realizó a precios equivalentes a los que hubieran pactado dos compañías no vinculadas.

En la Afip no descartan futuras denuncias penales y que los directivos de Bunge Argentina puedan seguir el mismo camino que los de Cargill. Insisten, además, en que muchas de las operaciones comerciales son un simple asiento contable en las oficinas que las cerealeras tienen en las jurisdicciones de baja o nula tributación.

• UNA EXENCIÓN POLÉMICA

“La Fundación Pérez Companc es por su comportamiento, desde el punto de vista tributario, un holding financiero disfrazado. Por esa razón es que no tiene derecho a una exención impositiva”. La frase la disparó Alberto Abad en 2004, cuando se desempeñaba como titular de la Afip. Lo que estaba en juego era la exención del impuesto a las ganancias que beneficiaba a la fundación desde 1988. La resolución firmada por el ex funcionario subrayaba que muchas de los emprendimientos de la fundación, como el zoológico Teimaiken, el Instituto Fleni y la Universidad Austral, recibían ingresos por sus actividades. Es decir: que tenían fines de lucro.

• UNA CESIÓN OPORTUNA

A fines de 2009, Gregorio Pérez Companc, incluido por la revista Forbes entre los 400 hombres más ricos del mundo, concentró su patrimonio en Pérez Companc Family S.A. (PCF), la sociedad controlante de Molinos Ríos de la Plata, nave nodriza del holding cuyo valor asciende a unos $ 3.500 millones. La operación respondió a la decisión de ceder su patrimonio a sus siete hijos, y el timón de los negocios a dos de ellos: Luis y Jorge, presidente y director titular de Molinos, respectivamente. La operación incluyó una segunda jugada: la transferencia del 75% de las acciones de PCF a Santa Margarita S.R.L, firma que preside Carlos Cupi, un histórico del grupo. Santa Margarita tiene sede en Delaware, Estados Unidos, una de las jurisdicciones más opacas del mundo, donde la tributación es mínima y máximo el secreto. La cesión se concretó semanas antes de que Legislatura bonaerense aprobara la última reforma fiscal que aún no se aplicó y que grava con una alícuota del 6% herencias, legados, anticipos de herencias y cualquier otro enriquecimiento patrimonial a título gratuito, incluso los verificados en favor de personas jurídicas, cuando la base imponible supera los $ 10 millones. De haberse aplicado la norma, la movida hubiera traducido en un significado un ahorro para la familia Pérez Companc si se calcula que cada uno de los siete hijos del patriarca recibió en forma individual el 5% de las acciones de Santa Margarita y retuvo, a nivel grupal, el 65% restante. Un cálculo fatigoso que puede hacer el lector.

• AQUÍ ESTÁN, ÉSTOS SON…

Si desde mediados de los setenta la fuga de capitales se alimentó del endeudamiento externo y de la oferta de dólares del Banco Central, el panorama cambió en el último lustro. Entre 2007 y 2009, según una investigación de los economistas Jorge Gaggero, Romina Kupelian y María Agustina Zelada del Cefid-ar, las ventas netas de divisas por parte de la autoridad monetaria al sector privado fueron de tan sólo u$s 1.195 millones, mientras que la fuga alcanzó los u$s 30.000 millones.

¿Dónde se originaron los activos fugados? La respuesta, consigna el trabajo, está en el importante superávit comercial del período. En otras palabras, “el origen de las divisas que emigraron fue el mismo sector privado, que ya no las vendió al Bcra, sino que las fugó”, precisa el informe. Un drenaje que rozó el 80% de los activos generados por el saldo comercial.

¿Quiénes generaron los activos? La respuesta, en este caso, surge de las ventas concretadas por los diferentes sectores de la economía. Los complejos oleaginoso y cerealero –nucleados en la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC)– marchan a la cabeza con operaciones que, en conjunto, alcanzaron los u$s 17.890 millones, un 32% del total de las exportaciones que realizó el país durante 2009.

El documento del Cefid-ar subraya que las secuelas del “éxodo” se traducen en un sacrificio del crecimiento potencial, en impuestos perdidos y en un empeoramiento de la distribución del ingreso. Subfacturación y sobrefacturación de exportaciones e importaciones, operaciones con plazas off-shore y la liquidación en el exterior de títulos comprados en el mercado local –“contado con liqui”, en la jerga de la city– son los mecanismos en juego.

El sector está dominado por pocas empresas. Cargill, con ventas al exterior por u$s 3.500 millones lidera el ranking; seguida por Aceitera General Deheza (u$s 2.200), Vicentín (u$s 1.500), Molinos (u$s 1.400) y Nidera (u$s 900); además de Bunge, Dreyfus, ADM, Glencore, LCD Argentina, Los Grobo Agropecuaria y la Asociación de Cooperativas Argentinas, entre otras pocas sociedades. Un grupo denunciado por pequeños y medianos productores de aplicar tácticas de cartelización para comprar granos y cereales.

Miradas al Sur

06/11/2010 Posted by | Economía, General, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Paraguay: Lugo se debilita y no reacciona


miércoles 23 de septiembre de 2009

FernandoLugo

José Antonio Vera (especial para ARGENPRESS.info)

A diferencia de su política exterior, alineado con coherencia y decisión a los gobiernos progresistas del continente, en el plano interno paraguayo Fernando Lugo persiste en actitudes contradictorias que empalidecen su imagen y resultan muy difíciles de comprender por la mayoría del pueblo, aún esperanzado en sus promesas de cambio.

Por una paradoja, su mayor aliado, en su primer año de gobierno, ha sido el Partido Colorado, ese que, por lógica, debió ser su gran enemigo pero que, producto de la ineptitud, cobardía y mala conciencia de sus dirigentes, fue incapaz de reaccionar del profundo colapso al que lo sometió la derrota en las elecciones del 20 de abril del 2008.

Empero, la cúpula de esa cofradía, que esquilmó el país durante las últimas seis décadas, está abandonando su papel de ladero contranatura y resurge en la escena televisiva con su vieja hiel y las marchitas imágenes de impresentables “correlíes”, que se juramentan fidelidad personal y “a los ideales del glorioso partido y la patria”.

Varios signos, registrados por diversos medios en las últimas semanas, permiten pensar que han terminado los días fáciles para los principales contendientes de la política nacional, esa que tanto empobrece los análisis superficiales de la prensa retardataria, convertida en el principal partido de oposición, con un lenguaje extremadamente soez.

El General ® Lino Oviedo, convertido su partido UNACE en bisagra parlamentaria, con un tercio de bancas en ambas cámaras, se posiciona como el más empecinado heredero ideológico del estronismo, la fracción más radicalizada de los colorados, decidido a dar batalla abierta a Lugo, con la intención de succionarle el máximo de puestos claves.

Esa avalancha derechista está facilitada por la debilidad e incoherencia del Gobierno, que permite el retorno de la hediondez de la política nacional, caracterizada por la vieja lucha entre los principales cabecillas de las familias mafiosas, rapiñeras del Estado, cuya administración controlan a su antojo, pese a la pérdida de la jefatura del Ejecutivo.

El retorno del Partido Colorado a la pelea está apuntalado en la acción agresiva del Poder Judicial y del Legislativo contra Lugo. La burocracia estatal, además, con 230 mil funcionarios, inamovibles en sus privilegios y exhibiendo vicios inenarrables de desquicio y corrupción, sabotea todo lo que huela a los cambios que reclama el pueblo.

A diferencia de un sector del gobierno que aparenta comodidad en la apatía, miles de militantes políticos y sindicales vienen impulsando numerosos debates en todo el país, registrando algún cosenso en la necesidad de efectivizar un apoyo crítico a Lugo, para contrarrestar la impotencia y resignación que expresa el grueso de sus colaboradores.

Lugo paga, entre muchas cosas, un alto tributo por haber conformado un equipo de secretarios, ministros y otros funcionarios cercanos, improvisados al máximo, elegidos sin mucha prolijidad en una dirección ideológica progresista. Carece de un equipo de estrategas y los pocos útiles están desbordados. Hay de todo, como mercado de pulgas.

A ese déficit se suma las reiteradas zancadillas del Vicepresidente Federico Franco, del Partido Liberal, la mayor fuerza electoral de la gobernante Alianza Patriótica para el Cambio (APC), quien no pierde oportunidad de manifestar su distanciamiento del Jefe de Estado, cuyo puesto confiesa ambicionar porque se declara más capaz.

Rechazo de la misión militar de Estados Unidos

En medio de los sube y bajas de Lugo, la pasada semana prohibió que continúen las “misiones de ayuda” de militares de Estados Unidos en territorio paraguayo, medida que generó beneplácito mayoritario entre la población y un profundo malestar de la derecha política, los grandes medios de comunicación y militares nostálgicos de la tiranía del General Alfredo Strossner, incondicionales a Washington.

Desde hace años, el Pentágono venía desplegando cientos de soldados por varios departamentos de Paraguay, en el marco de una misión de ayuda a pobladores pobres, con el pretexto de aportar alguna atención sanitaria, pero ciertos aspectos de la conducta de esa soldadesca, ha ido provocando un creciente rechazo de la ciudadanía.

Se sospecha, en grueso, que esas misiones, organizadas por la USAID, tienen un claro objetivo de estudio de la capacidad insurreccional del pueblo y, en particular, del campesinado, principal organización social en la lucha popular por reclamos de cambios profundos en la estructura político-económica del país.

Algunos expertos extranjeros en geoestrategia, sostienen por su parte que el principal propósito de esas misiones de Estados Unidos en varios países, es la instalación permanente de faros de observación e ingerencia de sus servicios de inteligencia, apoyados en sus 875 bases militares diseminadas por todo el planeta.

En el caso específico de Paraguay, el Pentágono habría intensificado en los últimos años la utilización de la región del Chaco en una operación multinodal terrestre para intentar controlar toda la vida de esa inmensa zona norteña, cuyo suelo, que podría atesorar gas y petróleo, fue motivo de una horrorosa guerra con Bolivia, entre 1932 y 1935.

Además de los indicios de riquezas en el subsuelo, el Chaco interesa por otros motivos. Está equidistante del sur de Bolivia, región que ha sido laboratorio de muchos Golpes de Estado en Suramérica, y de las Tres Fronteras (Argentina/Brasil/Paraguay), con epicentro en Ciudad del Este, cuya población es predominantemente árabe, enemiga de la política de Israel y con muchos simpatizantes con la lucha del pueblo palestino.

Más importante aún que todo eso, sería el extenso mundo amazónico, con Brasil y Venezuela como blancos cuidadosamente escogidos, en el objetivo final del Pentágono de instalar una permanente ingobernabilidad que resquebraje el proceso de integración regional.

Rociado con Round-Up y mueren indígenas

Entre las medidas positivas del Gobierno destaca la gratuidad de los servicios de salud, aunque Hacienda deje sin presupuesto y no se pueda satisfacer la demanda en todo el país y la medida quede saboteada por el déficit en infraestructura y en personal, en almacenamiento de insumos y en la calidad de la atención a los pacientes, no desmerita la obra que encabeza la meritoria Ministra Esperanza Martínez.

Con un millón y medio de personas en extrema pobreza, mitad sin nada y otro tanto con un mísero ingreso de un dólar diario, representando un cuarto de la población total del país, que apenas registra un 20 por ciento en situación holgada, la Secretaría de Acción Social despliega una intensa labor paliativa, pero con un enfoque caritativo.

Dos buenos intentos, pero el mes pasado, y ante la estupefacción general, Lugo derogó un decreto suyo con el que había intentado frenar el rociado de las plantaciones de soja con agrotóxicos, decisión que recibió un apoyo generalizado, en especial de los pobladores más expuestos a la contaminación ambiental, entre los cuales se habría registrado varios casos de intoxicación, en particular de algunos niños.

Ahora hay siete indígenas muertos y una docena gravemente afectados, bajo sospecha médica de envenenamiento, contraído presumiblemente al beber agua contaminada por el Rund-up, herbicida prohibido desde la Guerra de Vietnam, en la década del 60, pero utilizado siempre por los grandes consorcios transnacionales como Monsanto y Cargill.

En los 13 meses del gobierno de Lugo el acierto más trascendente es el acuerdo firmado en agosto con su colega brasileño Lula da Silva, para que el gigante vecino triplique el pago, de 120 a 360 millones de dólares/año, por la energía eléctrica que se lleva de la Represa de Itaipú, de la que un 50 por ciento pertenece a Paraguay, país sin industrias de peso, que apenas consume cinco, aprovechándose el socio con el 95 restante.

Otros puntos del programa electoral de la APC, como la reforma agraria y el combate de la corrupción, enquistada en todos los rincones del país, apenas esbozan algunos signos de avance, lejos de los reclamos legítimos de las víctimas del perverso funcionamiento del Estado, de espalda, por años, a las reivindicaciones de justicia social y de empleo.

Frente al incumplimiento de las promesas y a la incomunicación que existe entre la acción del Ejecutivo y la población, que ignora casi todas las pocas cosas buenas que han ejecutado algunos ministerios, un porcentaje importante dentro de las fuerzas aliadas a Lugo, expresa desazón porque no pueden entender muchas de sus decisiones.

Una mayoría parlamentaria, que acaba de adjudicarse nuevos aumentos de salarios y regalías diversas, decidió prolongar por un año el mandato de los Intendentes, colorados y liberales, tres cuartas partes imputados por graves delitos económicos, pero Lugo aún no se decide a vetar tremenda afrenta al pueblo, que se lo reclama en voz alta.

Ante esa situación, el mandatario, sin experiencia en la administración pública, da la impresión de haber sido sorprendido y superado por la magnitud de los vicios y la corrupción de toda la estructura del Estado y que, en lugar de enfrentar el problema, ha optado, pragmáticamente, por seguir la corriente, adaptándose a ella.

Hay una sensación generalizada de que Lugo se deja estar, sobrepasado por los vicios de las máquinas partidarias y empresariales y, aunque nunca le da la espalda a su principal adversario, aparenta despreocupación frente a una oposición Light, incapaz de conducir acciones trascendentes. Cálculo ligero del que se puede arrepentir.

Los colorados y todas las fuerzas enemigas del presidente, aparte de continuar utilizando todos los recursos del Estado en beneficio de las viejas roscas mafiosas enquistadas en el poder, intentan relanzar una etapa táctica para retomar la calle que ha abandonado el Gobierno, los movimientos sociales y los partidos con discursos progresistas que, incapaces de superar su división, alimentan la decepción ciudadana.

ARGENPRESS

24/09/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario