America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

EN LATINOAMÉRICA EXISTEN TENTATIVAS DE GOLPES DE ESTADO CONTRA GOBIERNOS PROGRESISTAS DESDE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: IGNACIO RAMONET


EN LATINOAMÉRICA EXISTEN TENTATIVAS DE GOLPES DE ESTADO CONTRA GOBIERNOS PROGRESISTAS DESDE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: IGNACIO RAMONET

Nota3

La presidenta del canal interestatal Telesur, Patricia Villegas con el periodista
y semiólogo Ignacio Ramonet, durante la teleconferencia para el Congreso
Internacional sobre comunicación latinoamericana organizado por CIESPAL.

POR FERNANDO ARELLANO ORTIZ
Quito

La principal batalla que libra América Latina en la actualidad es mediática, sostuvo el periodista y comunicólogo hispano-francés, Ignacio Ramonet, durante un diálogo que sostuvo con la presidenta de Telesur, Patricia Villegas, en el marco del Congreso Internacional “Comunicación e Integración Latinoamericana desde y para el Sur”, que se realizó en el Centro de Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), con sede en Quito, entre el 22 y 23 de julio.

Durante la teleconferencia que fue transmitida desde Venezuela para Ecuador, Ramonet llamó la atención en el sentido de que en Latinoamérica existen tentativas de golpes de Estado en contra de los gobiernos progresistas desde los medios de comunicación y también desde el ámbito judicial.

En desarrollo del diálogo que sostuvo con la presidenta de Telesur, el periodista, escritor y director de la edición de Le Monde Diplomatique en español, realizó un balance sobre la labor informativa que a lo largo de dos lustros ha realizado esta cadena informativa con sede en Caracas que en 2005 fue inaugurada por el entonces presidente venezolano Hugo Chávez Frías.

En este contexto, Ramonet señaló que Telesur es una respuesta al golpe mediático de 2002 contra el presidente Chávez, al tiempo que resaltó la importancia histórico-política de este canal interestatal que, aseguró, cambió la realidad comunicacional en América Latina al promover el paso de “consumidores a usuarios de la información”, entendiendo a la comunicación como un derecho de todas las personas.

Recordó que los medios internacionales privados informaban sobre la región desde la mirada de medios norteamericanos como CNN. Por eso ha sido de vital importancia contar con una voz que diera a conocer las noticias en América Latina, con una lectura diferente.

“Era indispensable que hubiera una voz latinoamericana para latinoamericanos”, recalcó.
Gracias a Telesur se ha revelado lo que estaba oculto, lo que no querían revelar los medios hegemónicos, como el caso del golpe de Estado en Honduras contra el presidente José Manuel Zelaya en junio de 2009, recordó el comunicólogo.

En ese sentido, agregó, Telesur permite ver la diferencia de las realidades latinoamericanas de las ópticas reaccionarias que difunden los canales de televisión de la derecha. Por eso, insistió, es en los medios de comunicación en donde se da la batalla política.

El proceso de conformación de Telesurrequirió de la integración y compromiso de otros Estados latinoamericanos. La iniciativa de Venezuela caló en países como Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Uruguay, los cuales además de aportar con recursos incentivaron la creación de este medio que, en palabras de Ramonet, permitió dar a conocer “la palabra emancipadora latinoamericana en el escenario mundial”.

Por su parte, la presidenta de este canal informativo internacional, Patricia Villegas, sostuvo que tras diez años de transmisión deTelesurse han roto esquemas sobre la función que debe cumplir la televisión pública. Una muestra de este cambio es la utilización de dos géneros que desde lo público no han sido articulados: lo noticioso y el entretenimiento.

Esta iniciativa garantiza, además, la integración latinoamericana, incluyendo a países del Caribe, donde predomina la lengua anglosajona. Villegas también resaltó el hecho de que se está cumpliendo el primer año de transmisión de Telesur en inglés.

Telesur no es un canal tradicional de televisión, es un multimedio y multiplataforma que tiene entre sus prioridades diversificar los contenidos con aquellas expresiones latinoamericanas como la música, la gastronomía, la historia, la cultura, para que los habitantes de la región conozcan la historia de sus países y su identidad.

EL RETO ES DESMONTAR LA MANIPULACIÓN

Retomando el tema de la batalla mediática, Ramonetejemplificó la realidad de la manipulación que ejercen los medios hegemónicos en el Ecuador y cómo el propio presidente Rafael Correa, a quien los sectores conservadores acusan de “autoritario”, ha enfrentado con decisión a estos órganos publicitarios de la derecha.

“La batalla en Ecuador, la dirige casi personalmente el presidente Correa haciendo un análisis de deconstrucción prácticamente cada semana, en cada sabatina, donde enseña cómo se desmonta una manipulación mediática. Y aporta una lectura mediática precisamente para alertar a los ciudadanos contra las manipulaciones”, señaló el periodista hispano-francés.

Ramonet llamó la atención sobre la coyuntura política latinoamericana en donde los medios privados en la actualidad cumplen una función política ante el debilitamiento de los partidos de la ultraderecha que impulsan el criminal modelo neoliberal que arruinó a los países de la región. Señaló que con Telesur ha habido un despertar de los medios públicos que muestran otra realidad, otro relato, al de la prensa hegemónica, pero también destacó la irrupción de medios comunitarios para que las personas y los sectores popularespuedan difundir su palabra. Este, dijo, es un proceso de democratización y diversidad de los medios y sus contenidos.

Añadió que los medios públicos en diversos paísesestán innovando en lo informativo, con noticias y lecturas de las realidades nacionales, regionales e internacionales, desligándose de lecturas que obedecen a intereses corporativistas y hegemónicos. Antes el monopolio de la noticia politizada, subrayó, lo tenían los medios privados y los dueños de estos medios “que hacían política, que han hecho política y siguen haciendo política contra los procesos revolucionarios”.

En conclusión, para Ramonet América Latina vive un proceso de comunicación vertical Sur-Sur, en el que los países se observan entre ellos y no solo de manera horizontal en la que la mirada siempre se centraba en Norteamérica.

Puntualizó señalando que el mundo está presenciando el cambio de las audiencias gracias en buena medida a los avaneces tecnológicos como Internet que ha posibilitado la interacción a través, por ejemplo, de las redes sociales. “Hemos pasado -dijo- de los medios de masas a la masa de medios”.

El diálogo entre Patricia Villegas e Ignacio Ramonet en el siguiente video:

Quito, Ecuador, agosto de 2015.

http://www.cronicon.net/paginas/edicanter/Ediciones108/nota3.htm

04/09/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized, Videos | , , , , , , | Deja un comentario

La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”


La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”

Los grupos y ONG que buscan en la Cumbre de Panamá torcer el rumbo de los gobiernos populares. Alianzas ideológicas y en algunos casos negocios en común, los paradigmas que identifican a los grupos de la derecha que desde sectores políticos y mediáticos crean zozobra en la región.

55292fc49e59f_651x385
La derecha latinoamericana pretende recuperar el poder que supo detentar durante tantos años. Volver, como alguna vez calificó el ecuatoriano Rafael Correa, a la “larga noche neoliberal” de los ’90. Con el apoyo de Estados Unidos y en pleno desarrollo de la Cumbre de las Américas en Panamá, una extensa red de dirigentes y fundaciones decidió embestir contra los gobiernos populares de la región para impulsar a sus propios representantes. A pesar de pregonar la defensa de la “democracia” y el “respeto a las instituciones”, se trata de una telaraña de políticos con un oscuro prontuario de apoyo a maniobras desestabilizadoras y golpes de Estado. Hoy, su principal objetivo parece ser el de derribar al presidente venezolano Nicolás Maduro, identificado como el nuevo enemigo de la Casa Blanca. Pero van por más.

Todo ocurre en un contexto global delicado, mientras Barack Obama negocia un restablecimiento de las relaciones bilaterales con Cuba, al tiempo que se enfrenta duramente con Venezuela. Un país que, junto con Brasil y Ecuador, en las últimas semanas denunció intentos de desestabilización orquestados por los medios de comunicación y la oposición local. También es clave lo que ocurre al otro lado del Atlántico: los partidos fenómeno de la izquierda europea se referencian cada vez más en los procesos políticos latinoamericanos, lo que genera que las fuerzas conservadoras estigmaticen a gobiernos como el de Maduro para deslegitimar y horadar el crecimiento de Podemos, en España, y Syriza, en Grecia.

Por eso no es extraño que el ex presidente español Felipe González, uno de los lobistas en la época de privatizaciones del menemismo, decidiera hacerse cargo de la defensa de dos dirigentes de la derecha venezolana detenidos por instigar actos de violencia y promover un golpe de Estado contra Maduro: Leopoldo López y el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma. Tampoco sorprende que la red de políticos neoliberales latinoamericanos sea liderada por otro ex presidente ibérico, José María Aznar, quien junto a 25 ex mandatarios de la región aplaudió las presiones ejercidas por EE UU contra el gobierno venezolano y señaló la existencia de “una alteración democrática” en el país bolivariano. Aznar y George Bush fueron los únicos dos que reconocieron el gobierno surgido del efímero golpe contra Hugo Chávez, justamente el 11 de abril de 2002.

Aznar hizo pública su postura esta semana a través de un texto divulgado en Madrid y firmado por el ex presidente argentino Eduardo Duhalde, el chileno Sebastián Piñera, los colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, y el mexicano Felipe Calderón, entre otros. Todos fieles exponentes del neoliberalismo, que durante sus gobiernos poco contribuyeron a profundizar la democracia real, entendida como la ampliación de derechos y oportunidades para las mayorías.

Piñera, discípulo predilecto de la Universidad de Harvard, fue un férreo opositor a la universalización de la educación pública y gratuita en su país. Duhalde, quien creció al calor del menemismo, era presidente durante la feroz represión del Puente Pueyrredón, en la que fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Uribe, de estrechos lazos con la Casa Blanca, fue denunciado por recibir financiamiento de grupos paramilitares. Y Calderón inició en suelo azteca la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que propició la militarización de las calles y la desaparición de más de 12 mil personas en seis años de gobierno.

Los prontuarios de cada uno de estos dirigentes podrían ocupar varios libros. Pero no son sólo nombres propios los que componen la red de la derecha latinoamericana. Detrás de las caras conocidas aparece un grupo de fundaciones que, como dice la reconocida investigadora Stella Calloni, está llevando adelante una “invasión silenciosa” en el continente. Se trata de un grupo de organizaciones que se muestra como “la cara social de la CIA” y que está directamente financiado por EE UU y Europa.

“Lo común entre todas las organizaciones es que comparten los mismos nombres en sus juntas directivas y comités asesores, además de los mismos financiadores y patrocinadores, lo que los convierte en un verdadero ejemplo de una telaraña imperial”, asegura Eva Gollinger, una abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana, autora de La Telaraña Imperial: Enciclopedia de Injerencia y Subversión.

Una de esas organizaciones es la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por Aznar y uno de los tantos tentáculos que tiene el derechista Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy en España para esparcir su visión conservadora de la política y la economía. Se trata de un foro que apoyó el golpe de Estado contra Chávez y que compartió varios actos con la Fundación Pensar, el think thank del PRO y su líder, Mauricio Macri, en la Argentina. Los encuentros se dan todos los años y en el primero de ellos, en 2008 en Rosario, participaron el ex secretario estadounidense para América Latina, Roger Noriega, y el escritor Mario Vargas Llosa, conocido internacionalmente tanto por sus obras literarias como por sus posturas neoliberales.

Otra organización que apoyó el golpe de Estado contra Chávez es el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE), que se presenta en su sitio web con una cita del gurú neoliberal Milton Friedman y dice defender “la libertad individual, la iniciativa privada, los derechos de propiedad, el gobierno limitado y la búsqueda de la paz”. Su objetivo central es “la divulgación del pensamiento económico y político que otorga prioridad a la libre acción”.

La organización nació en Venezuela, pero recibe un importante apoyo económico del extranjero. En particular, del Centro para la Empresa Privada Internacional de EE UU (CIPE, por sus siglas en inglés), que opera como el brazo empresarial del Departamento de Estado y de otras dos conocidas fundaciones: la Fundación Nacional para la Democracia (NED) y la Agencia de Desarrollo Internacional de EE UU (USAID), expulsada de Bolivia el año pasado, cuando el presidente Evo Morales la denunció por “injerencia” en asuntos internos.

Muchas de estas organizaciones operaron dentro de las subcumbres que se realizaron antes de la Cumbre de las Américas que comenzó ayer y finalizará esta tarde en Panamá. Una de ellas es el Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CICES), que aprovechó la ocasión para organizar el IV Foro de Jóvenes de las Américas, donde la derecha regional lanzó sus habituales críticas contra los gobiernos de Cuba y Venezuela. La presidenta de CICES, la argentina Micaela Hierro Dori, es una ex funcionaria del PRO que se formó en la Georgetown University bajo el Global Competitiveness Leadership Program, una verdadera usina de líderes de la derecha internacional.
Durante su estadía en Panamá, Hierro Dori reconoció, a través de un audio filtrado, que el evento organizado por el CICES buscaba conseguir “algo de dinero extra del Departamento de Estado porque ellos quieren armar algo grande”. La mujer es, además, fundadora de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba, un organismo dedicado a fustigar a la revolución comandada por Fidel y Raúl Castro.
En los últimos tiempos, este tipo de organizaciones, al igual que los representantes de la nueva derecha latinoamericana, optaron por una estrategia: adoptar un discurso lavado, a favor de los “Derechos Humanos” y la “democracia”, sin dar muchas precisiones sobre su verdadero pensamiento político y económico. El mejor ejemplo es Macri, que según su precandidata a jefa de gobierno Gabriela Michetti, es un hombre “cero ideologizado”. Un mito que se derrumba rápidamente cuando el candidato presidencial para los comicios de octubre dice que hará todo lo posible para que en Venezuela “se restablezca realmente un gobierno democrático”. «

La fundación pensar

El pasado 26 de marzo, Mitzi Capriles, esposa del encarcelado alcalde venezolano Antonio Ledezma, y Lilian Tintori, mujer del también preso dirigente opositor Leopoldo López, visitaron Buenos Aires. Durante su estadía fueron bien recibidas por el líder del PRO, Mauricio Macri, quien se mostró preocupado, una vez más, por la situación en el país gobernado por Nicolás Maduro.
Además de formar parte de la Fundación Pensar, el precandidato presidencial cuenta con una ONG llamada Grupo Estela (Estudios Estratégicos Latinoamericanos), dirigida por el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, y el sub secretario de gestión económica, Carlos Regazzoni. Ambos trabajan intensamente en la campaña contra Venezuela, siguiendo los lineamientos de los think thanks estadounidenses.
Según un informe publicado esta semana por la CTA, el Grupo Estela reúne en su interior a un puñado de jóvenes expertos en temas de relaciones internacionales, economía y políticas públicas, que el PRO utiliza para generar papers y documentos de situación sobre la realidad local y latinoamericana. Mercedes Renó, Nadia Kreizer, Sergio Caplán y Laura Dadomo son sólo algunos de sus integrantes, la mayoría provenientes de universidades privadas como la UCA o Austral.
Acompañan también esta iniciativa de la derecha regional otros cruzados del PRO, como la diputada Cornelia Schmitd-Lierman, Federico Pinedo -asiduo visitante de la embajada de Estados Unidos-, el rabino Sergio Bergman y Jorge Triaca. El detenido Antonio Ledezma y la vocera de la ultraderecha María Corina Machado figuran como miembros de honor de la ONG.
En su última reunión, los expertos de Estela trataron la situación que vive Venezuela y llegaron a la conclusión de que “hay tres escenarios a futuro”: uno “menos probable”, en el que “Maduro flexibiliza el régimen para finalizar su mandato”; otro en el que el presidente “endurece su posición y aumenta su aislamiento”; por último, uno en el que “Maduro finaliza su mandato en contexto de crisis institucional”.

GOLPE

Justo un 11 de abril, pero de 2002, Aznar y George Bush (hijo) fueron los únicos en reconocer al efímero golpe contra el presidente bolivariano Hugo Chávez.
Infonews

11/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Noam Chomsky : su interesante análisis de la política latinoamericana


04/10/2011 Posted by | Economía, General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized, Videos | , , , , , , , , | 1 comentario

EL APORTE DE CUBA AL BICENTENARIO ARGENTINO



Algunos pueblos avanzan más rápidos que otros, por situaciones históricas, correlaciones de fuerzas, capacidad de sus liderazgos y otras variables. Los que hacen la punta en una época, pueden no ser vanguardia en otras.

Esta introducción sirve para contar que Cuba fue la última nación latinoamericana en emanciparse del yugo español, pues alcanzó la independencia formal el 20 de mayo de 1902. Y lamentablemente fue muy formal, porque por entonces los Estados Unidos habían reemplazado a España como referente imperial. Washington impuso una “independencia” que contenía en la constitución la Enmienda Platt seccionando a Guantánamo como plaza militar y autorizando a las Fuerzas Armadas propias a intervenir en la isla cada vez que considerara que estaba en riesgo la “seguridad” estadounidense. El “arriendo” de Guantánamo, por unos pocos dólares, no tiene fecha de vencimiento, por lo que aún perdura como enclave colonial similar a Malvinas.

Los esclavistas y latifundistas españoles en Cuba, y criollos explotaban ferozmente el trabajo esclavo. Fidel Castro estimó que en 1841, sobre una población total de 1 millón de personas, había 400.000 esclavos. Los propietarios de los ingenios y los surcos miraban con simpatía al bando esclavista del Sur norteamericano que perdió la Guerra. Recién en 1886 fue abolida la esclavitud, bien que formalmente, casi como en Argentina en 1813.

Los patriotas de Cuba no se resignaban a esa dependencia española. Primero en 1865 con Carlos M. de Céspedes y luego en 1898 con José Martí, pelearon bravamente. En esa segunda etapa de la lucha por la independencia, fueron capaces de enfrentar a un ejército español de 300.000 unidades. Y lo estaban derrotando cuando se metió Estados Unidos.

Por eso la fecha del 20 de mayo de 1902 no tiene significación positiva para los cubanos, que en cambio mantienen cuatro fechas incólumes: 1 de enero, día de la Liberación; 1 de mayo, día internacional de los trabajadores; 26 de julio, día de la rebeldía nacional, y 10 de octubre, día de inicio de las guerras por la independencia.

El comandante en jefe de la revolución cubana afirmó: “Cuba fue la última colonia de España en América Latina y hoy es el primer país socialista en este hemisferio” (Análisis histórico de la revolución, informe al Primer Congreso del PCC).

La revolución cubana ha sido desde entonces solidaria con el pueblo argentino, acompañando el reclamo de éste por la soberanía en Malvinas, abriendo su Escuela Latinoamericana de Medicina para los alumnos argentinos, implementando en nuestro país la “Operación Milagro” para operaciones oftalmológicas gratuitas, poniendo a disposición el programa “Yo sí puedo” para combatir el analfabetismo, los cursos de Gestores Sociales Comunitarios y muchas otras formas.

Esa es la manera concreta como Cuba socialista ayuda a Argentina al cumplirse el Bicentenario de su primer gobierno patrio. Defender estas relaciones amistosas, más allá de las diferencias políticas que hay entre los dos gobiernos y sistemas, es una obligación de todo argentino bien nacido.

Los que siembran cizaña entre ambos pueblos, caso de la derecha argentina y la gusana Hilda Molina, deben ser denunciados. José de San Martín, José Martí, Ernesto Che Guevara, Eva Perón, John William Cooke y Fidel Castro han luchado por la independencia real de los pueblos y por el afianzamiento de la amistad de Cuba y Argentina.

Boletín Siempre es 26, n° 19, MIL POR CUBA‏

23/05/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

La nueva ofensiva imperialista en América Latina – La jugada del Caribe


03-02-2010


Ana Esther Ceceña, Humberto Miranda, David Barrios, Rodrigo Yedra

Rebelión

Ay! Haití la negra, llorando está

Pablo Milanés

El 12 de enero de 2010 fue un día de mucha incertidumbre, pero también de muchas confirmaciones. Puerto Príncipe, lo más cercano a un centro urbano moderno en el país más pobre del hemisferio occidental, amaneció con un terremoto de 7 grados de intensidad que dejó al pueblo, al Presidente y al propio Dios sin casa, al derrumbarse incluso el Palacio Presidencial y la Catedral.
Ese pequeño pedazo de La Española, pionero en la sublevación independentista, se debate hoy entre una catástrofe económica que lo ha sumido en la pobreza y le ha cancelado la autosuficiencia alimentaria1, una catástrofe natural comparable a un bombardeo nuclear aunque sin efectos radioactivos, y una nueva ocupación que refuerza su condición de colonia.
La inmediata respuesta solidaria de la comunidad mundial enviando alimentos, medicinas y cobijas, se combinó con la presencia de médicos cubanos que desde hace 11 años trabajan apoyando al pueblo de Haití y que en estos momentos jugaron un papel central en la atención a las víctimas. Las difíciles condiciones del país, no obstante, no facilitaron la distribución rápida de la ayuda humanitaria, y los medios de comunicación, en cierta medida lidereados por la CNN, fueron colocando como sentido común la idea de una situación de creciente caos e ingobernabilidad, que justificaba la presencia militar no sólo de los integrantes de la MINUSTAH2, sobre terreno desde 2004, sino de nuevos contingentes de ¡tropas de asalto!
Si bien al inicio se había autorizado a la MINUSTAH colocar hasta 6.700 efectivos militares en Haití, ese tope fue incrementándose hasta alcanzar el 30 de noviembre de 2009 una cifra de 9.065 efectivos uniformados, incluidos 7.031 soldados3 y 2.034 policías4, apoyados por 488 funcionarios internacionales, 1.212 funcionarios nacionales y 214 voluntarios de la ONU. Esta Misión, con un presupuesto anual promedio de 600 millones de dólares, ha sido denunciada por la organización inglesa Save the Children (No one to turn on to, 2008) por las sistemáticas violaciones sexuales, maltrato o incitación a la prostitución de niñas y niños haitianos, además de ser denunciada por organizaciones de derechos humanos y misiones de observación de la sociedad civil por los atropellos que con toda impunidad se cometen en nombre del restablecimiento de la paz.
Fuerza supuestamente de paz compuesta por uniformados de muchos países, notoriamente latinoamericanos, la MINUSTAH ha sido repudiada desde un inicio por la población haitiana por tratarse de una imposición que conculca las facultades de autodeterminación y el ejercicio de una democracia plena en Haití, además de estar autorizada para reprimir a los haitianos hasta en caso de sospecha.5
Hoy, en una jugada muy audaz, es directamente el Comando Conjunto de Estados Unidos, a través del Comando Sur, quien se erige como autoridad suprema controlando movimientos aéreos, marinos y terrestres. La MINUSTAH y sus efectivos quedan bajo las órdenes de las divisiones del Comando Sur en virtud de la atención al desastre.
Nadie objeta estos movimientos del ajedrez del poder hegemónico que en muy pocas horas transformaron la geopolítica continental. La comunidad internacional parece haberse hecho cargo de Haití como si fuera un desierto sin capacidad de organización propia desde 2004, y mucho más ahora después del terremoto. La comunidad internacional parece aceptar que las disposiciones de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos son universales y que las tropas son necesarias para apaciguar a ese pueblo indómito.
Descartando la hipótesis de que el propio Estados Unidos haya provocado el terremoto,6 lo cierto es que unas horas después del desastre ya estaba en suelo haitiano la dramáticamente célebre 82 División Aerotransportada del ejército de Estados Unidos, responsable de las invasiones a Dominicana (1965), Granada (1983) y Panamá (1989), y, para el 26 de enero, el número de soldados que e movió hacia Haití, sumando los que hay en tierra y mar, asciende a 12,500.7 Nadie sabe a ciencia cierta qué función puedan estar cumpliendo los integrantes de una brigada netamente ofensiva, equipada con armamento sofisticado que incluye misiles, y con capacidad de neutralización y aniquilamiento de fuerzas vivas y la toma de territorios en muy breve plazo. Es decir, una fuerza de asalto de respuesta rápida. Habría sólo que recordar que en Granada y Panamá se trataba de operativos de invasión y ahora de uno, en principio, humanitario.
Dadas las circunstancias podría en verdad hablarse de una invasión limpia, al no necesitar despliegue de fuerza aérea y artillería para el bombardeo previo. El terremoto hizo el trabajo sucio, sin bajas para el invasor.
No hay mejor teatro de operaciones.
Estados Unidos desplegó eficientemente todo un operativo de guerra y se ha ocupado mucho más de controlar que de apoyar. Se hizo cargo de las comunicaciones controlando no sólo el aeropuerto sino todos los movimientos en las costas, al punto que el Vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, sostiene que Estados Unidos “…está aprovechando una desgracia terrible de un pueblo hermano para asentar presencia militar permanente, en una estrategia de militarización, de control en el continente”8, y el presidente Evo Morales está llamando a una reunión de las Naciones Unidas para detener la escalada. Pero ni la ONU está en condiciones de interpelar las decisiones interventoras de Estados Unidos, ni los halcones están en disposición de soltar la presa. El imperio ha tomado muy en serio la pérdida estratégica que han significado los procesos revolucionarios recientes en Latinoamérica.
Además del buque hospital USNS Comfort, con cerca de mil elementos de personal médico que curiosamente atienden sólo alrededor de 100 pacientes diarios, se colocó en las costas de Haití, que por la cercanía (74 km.) son también las costas de Cuba, un portaviones nuclear (USS Carl Vinson) y dos buques de asalto anfibio (USS Bataan, USS Nassau). Todas estas naves, en realidad, son bases militares itinerantes que complementan las posiciones en tierra y que otorgan una mayor versatilidad y flexibilidad a las redes de control militarizado.
De acuerdo con información oficial, se han creado oportunamente dos nuevas Fuerzas de Tarea:

El Comando Sur de Estados Unidos ha establecido la Fuerza de Tarea Conjunta- Haití (JTF-H) para observar los esfuerzos de ayuda de los militares de Estados Unidos en Haití y ha nombrado al Teniente General del Ejército de Estados Unidos Ken Keen9 como su comandante. Más de 20,000 militares norteamericanos, 23 navíos y más de 120 aviones están apoyando las operaciones para proveer ayuda y cuidado a más de tres millones de haitianos afectados por el terremoto del 12 de enero.10

La otra Fuerza de Tarea, la 48, tiene sede ni más ni menos que en Cuba, en la base de Guantánamo, y por ahora se ocupa de coordinar “…los activos de tierra y aire para entregar oportunamente la ayuda humanitaria a Haití” según Patricia Wolfe, comandante de la Fuerza, quien recuerda que:

El suministro oportuno de esta ayuda es sólo posible por la estrecha proximidad de la Base Naval de la Bahía de Guantánamo (GTMO) con el área afectada. GTMO es obviamente una posición clave para atender los requerimientos estratégicos en esta región. (http://www.navy.mil/search/display.asp?story_id=50733)

De manera que si esto no es una ofensiva de guerra contra Haití tal vez sí lo sea para sus vecinos. Las nuevas posiciones ocupadas no sólo rodean el Caribe sino que cortan el paso entre Cuba y Venezuela y, mediante triangulaciones con las bases de la zona crean condiciones de aislamiento para cada una de las islas caribeñas.
Cuba, por lo pronto, queda cubierta por todos los flancos.
Con estas dos nuevas Fuerzas de Tarea a partir del desastre, una con sede en Haití y otra ubicada en Guantánamo, se puede pensar que estamos en el inicio de una reorganización completa de la estrategia militar en esta región o, por lo menos, de una reorganización operativa con miras más ambiciosas que en el pasado, y preparando condiciones de intervención inmediata en cualquier situación y lugar que así lo requiera, desde su perspectiva, en el área.
Con las viejas y nuevas bases en Colombia, las potenciales bases en Panamá, Palmerola, Guantánamo, Aruba y Curaçao, Estados Unidos tiene una situación de total control de movimientos en la región caribeña, o amazónico-caribeña. México queda cercado en el Golfo y sometido por la Inciativa Mérida, y en coordinación con Colombia como parte del corredor de contención que Estados Unidos ha ido propiciando para detener los procesos de transformación en el continente.
Buena jugada! Haití queda ocupado, Cuba rodeada, la IV flota ondeando sus banderas en todo el Caribe y Venezuela acosada.
Pero en el Caribe no hay guerra. El Caribe es una zona de paz… y catástrofes.
NOTAS

[1] Hasta los años 70 del siglo XX Haití fue autosuficiente en arroz, que es la base de la alimentación. A partir de entonces y como producto de una combinación de políticas neoliberales, se perdió la suficiencia al punto que hoy se importa más del 80 % del arroz que se consume. Pero en general de una dieta alimenticia que se producía en un 90 % dentro del país, hoy se importa el 55 % (Rodríguez, José Luis, citado en Sánchez, José Tomás, ¿Qué hacemos en Haití? , http://www.ea.com.py).
[2] Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití.
[3] Los países que aportan personal militar, con Brasil a la cabeza, son: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Jordania, Nepal, Paraguay, Perú, República de Corea, Sri Lanka y Uruguay.
[4] Países que aportan personal policiaco: Argentina, Benin, Bangladesh, Brasil, Burkina Faso, Camerún, Canadá, Chad, Chile, China, Colombia, Côte d’Ivoire, Croacia, Egipto, El Salvador, España, Estados Unidos, Federación de Rusia, Filipinas, Francia, Guinea, Jordania, India, Jamaica, Madagascar, Malí, Nepal, Níger, Nigeria, Pakistán, República Centroafricana, Rwanda, Rumanía, Senegal, Serbia, Sri Lanka, Suiza, Togo, Turquía, Uruguay y Yemen.
[5] La sospecha se ha ido instalando como elemento de justificación para acciones punitivas de parte de las fuerzas públicas, negando así las atribuciones de las instancias de justicia. En el caso de las misiones humanitarias o de paz, cuyo propósito debería ser restablecer y/o garantizar las condiciones para un funcionamiento regular de las instituciones democráticas, no debería permitirse tal grado de impunidad a las tropas que están autorizadas a disparar si creen que alguien parece sospechoso.
[6] Lo mismo ocurrió con el ataque a las torres gemelas. Algunos investigadores y periodistas han sostenido que se trató de un autoatentado para justificar los cambios drásticos de política militar que le sucedieron. Y en este caso ya circulan escritos basados en informaciones sobre el Proyecto HAARP con base en Alaska, sosteniendo la hipótesis de la capacidad de generar cambios climáticos y catástrofes como el terremoto en Haití.
[7] http://www.abn.info.ve/noticia.php?articulo=217451&lee=16
[8] “Bolivia teme que Haití se convierta en otra base militar estadounidense”. En DiarioCoLatino.com, San Salvador, enero 28, 2010. http://www.diariocolatino.com/es/20100119/internacionales/75895/
[9] Ken Keen es el Military Deputy Commander (Comandante suplente o adjunto) del Comando Sur y tiene amplia experiencia en la región, además de haber comandado la Fuerza de Tarea Ranger en la Operación Tormenta en el Desierto y de haber formado parte del Comando Conjunto del EUCOM en 2007-2009. Se trata de un militar de la más alta categoría y experiencia en zonas de guerra y conflicto, en plenas funciones, con trabajo reciente en áreas de alto riesgo estratégico. En América Latina fungió como Oficial de las Fuerzas Especiales en Panamá (1977-1980); Oficial del Grupo de Entrenamiento Militar en Honduras (1980); Comandante del Grupo Militar de Estados Unidos en Colombia (2001-2003); Comandante del Ejército del Sur de Estados Unidos (2005-2007) y estudiante en el Comando Brasileño y el Colegio del Comando General en Brasil (Brazilian Command and General Staff College) (1987-1988). ( http://www.southcom.mil/AppsSC/pages/dcdrBio.php ). No hay que descuidar este último dato y los vínculos que implica, sobre todo teniendo en cuenta el papel de las Fuerzas Armadas brasileñas como comandantes de la MINUSTAH.
[10] Consultado en la página de internet del Comando Sur el día viernes 29 de enero de 2009 http://www.southcom.mil/AppsSC/factFiles.php?id=138
Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa de los autores, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

ENVIADO POR CORA

07/02/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Chile – La derecha viene a cenar


Editorial de “Punto Final”, edición Nº 703, 22 de enero, 2010)

MANUEL CABIESES DONOSO


Sebastián Piñera: 3.582.800 votos (51,60%).

Eduardo Frei:  3.359.801 votos (48,39%).


Las cifras lo dicen todo. La elección del 17 de enero no merece mayor discusión.

Lo concreto es que a partir de marzo, Chile tendrá un gobierno de derecha que se sumará a la mafia de enemigos del proceso liberador de América Latina. EE.UU. reserva a Piñera un lugar destacado junto a los regímenes de Colombia, Honduras, Panamá y Perú. Un grupo tenebroso que intenta ampliar mediante elecciones o golpes de Estado según la receta hondureña.

El propósito es frenar el proceso de independencia y socialismo democrático que se reinició en la última década. Ese proceso tiene sus enclaves en Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Pero cuenta también con defensores en Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay. La dirección principal de la contraofensiva norteamericana persigue eliminar -usando cualquier medio- al gobierno revolucionario del presidente Hugo Chávez. La revolución bolivariana es considerada la pieza maestra que sostiene y articula al renacido movimiento por la independencia y soberanía de los pueblos que desafía la hegemonía yanqui en la región.

El próximo 26 de septiembre hay elecciones parlamentarias en Venezuela. El presidente Chávez enfrentará por enésima vez -desde 1998- el veredicto ciudadano. La oposición, casi toda digitalizada desde Washington, se jugará por retornar a la Asamblea Nacional -que abandonó voluntariamente en diciembre de 2005 para provocar un colapso institucional que no ocurrió-. Buscará usar esas elecciones para avanzar en un plan desestabilizador “a la hondureña”.

En forma simultánea, junto con tejer las redes de conspiraciones políticas, financieras y militares, EE.UU. viene montando en torno a Venezuela un cerco de bases militares con asiento en Colombia, Panamá y las islas holandesas de Curazao y Aruba. Se les suma la reactivada IV Flota norteamericana que patrulla el Caribe con su carga de cañones y misiles. El gobierno venezolano ha denunciado las incursiones de aviones espías en su espacio aéreo.

Los aprestos de intervención -o de apoyo militar a un golpe- son tan evidentes que han despertado el rechazo del gobierno de Brasil. El presidente Lula y las fuerzas armadas brasileñas saben que, a largo plazo, EE.UU. no se conformará con las enormes riquezas naturales de Venezuela. También intentará apoderarse de las reservas de agua de la Amazonia y de los grandes yacimientos de petróleo que existen en la plataforma submarina del Atlántico brasileño.

Todo lo anterior explica porqué la elección de Piñera ha provocado tanta expectación en el exterior, comparativamente más que en Chile. Desde luego los chilenos sabíamos -a través de los códigos del lenguaje de medias tintas a que nos hemos mal acostumbrado-, que la Concertación se presentaba derrotada a la confrontación electoral. Agotada como proyecto político y destrozada por disputas intestinas y ambiciones personales. En cambio, en naciones que tienen fundados motivos de preocupación por el rumbo agresivo de la política de EE.UU., se creía que la Concertación -aun con todas sus vacilaciones y blandenguerías- saldría airosa de la prueba. A ese engaño contribuyó la imagen de una presidenta Bachelet con 80% de respaldo popular.

El tema internacional casi no se tocó en la campaña presidencial, impidiendo que los chilenos conocieran los peligros que afrontan pueblos hermanos. El golpe hondureño ni se mencionó, tampoco la instalación de bases militares en Colombia y Panamá, ni el fracaso de la Conferencia sobre Cambio Climático en Copenhague, ni la crisis capitalista, ni… El listado de temas que tienen que ver con el mundo, la Humanidad y nuestra América Latina que los candidatos no abordaron en la campaña, es interminable. Repasarlo sólo sirve para confirmar la insularidad política en que vivimos. Este factor -que ha producido ignorancia, erosión ideológica y despolitización-, permite a la derecha y a la Concertación manipular las conciencias de los ciudadanos y direccionarlas con técnicas de marketing y métodos farandulescos.

Piñera es parte de una “nueva derecha” que pretende haberse desvinculado del reciente pasado de dictaduras militares que atropellaron los derechos humanos en América Latina. Esta derecha -que ha conseguido esconder su ADN golpista- ha llegado a Chile para quedarse, por lo menos es lo que pretende.

La “nueva derecha” es un invento de los estrategas del Departamento de Estado que conduce Hillary Clinton, cuyo talante imperial se ha puesto en evidencia durante los últimos meses. El nuevo engendro político viene a reemplazar a los gobiernos socialdemócratas y/o socialcristianos, como el de la Concertación, que han sufrido un acelerado desgaste por su aplicado servicio al neoliberalismo y su traición a los trabajadores. Esta “nueva derecha” controla todavía pocos gobiernos y algunos, como el de Alvaro Uribe, apestan a muerto.

Por eso, la victoria de Piñera -con un programa populista que sigue las aguas de la Concertación pero que garantiza mano dura con el movimiento social para blindar la inversión privada-, es recibido con júbilo por los sectores más reaccionarios del continente. Sin embargo, la “nueva derecha” necesita victorias en países importantes como Argentina y Brasil (ya cuenta con México) e intentará meter su contrabando político en Venezuela y Ecuador para destruir esas revoluciones por dentro.

Para el chileno medio, atrapado en la telaraña de deudas que tejen 29 millones de tarjetas de crédito que constituyen su vía de acceso al consumo, la política es una galaxia lejana a su interés cotidiano. La democracia representativa sólo lo obliga a votar, pero no le reconoce derecho a participar. Los asuntos políticos que atañen a su condición de ciudadano pertenecen al ámbito de lo accesorio y superfluo que no soluciona sus problemas concretos. Por eso, delega esos asuntos en los políticos profesionales a quienes, a la vez, considera unos zánganos aborrecibles. No es para menos: entre los 14 millones de pesos mensuales de la dieta de un diputado, y los 257 mil pesos que gana más de la mitad de los trabajadores chilenos, hay un abismo de desigualdad. El quintil más bajo de ingresos, según la encuesta Casen, destina más del 60% de sus salarios a pagar deudas que superan todas las fronteras de la usura. Este abismo de desigualdad no intentaron cerrarlo los partidos de la Concertación -hoy en liquidación- y menos lo hará esta “nueva derecha” exultante que celebró su victoria bailando y descorchando botellas de champaña como en 1973, cuando instigó a los militares a derramar la sangre de miles de chilenos.

Trabajadores agobiados por extenuantes jornadas, viviendo el constante temor de pasar a integrar el ejército de 800 mil cesantes, temiendo enfermar por el costo de la atención médica y de los medicamentos y por las interminables listas de espera en los hospitales, con las esperanzas perdidas de obtener educación de calidad para sus hijos, viviendo en la promiscuidad de departamentos de 45 metros cuadrados, acosados por la droga y la delincuencia, relegando a la clandestinidad del recuerdo familiar las atrocidades de la dictadura militar-empresarial, ¿qué ánimo o qué tiempo tendrán para preocuparse de la dimensión política del triunfo de Piñera?

Por eso, no debe extrañar que cientos de miles de chilenos hayan votado por la “nueva derecha”, esperando ingenuamente que ese gobierno aliviará sus miserables condiciones de vida. Esta actitud pasiva e indiferente al retroceso político que significa legitimar a los herederos de la dictadura y facilitar así las amenazas a la soberanía de pueblos hermanos, es resultado del fracaso estruendoso de la Concertación. Pero también de la injustificable tardanza de la Izquierda para superar su fragmentación y levantar una alternativa popular e independiente. Ahora estamos en el punto de volver a empezar, porque la historia no ha terminado. De nosotros depende acortar el tiempo que la derecha pretende quedarse en el poder.


MANUEL CABIESES DONOSO


(Editorial de “Punto Final”, edición Nº 703, 22 de enero, 2010)

punto@interaccess.cl

www.puntofinal.cl

www.pf-memoriahistorica.org

27/01/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Una nueva maniobra de EE UU contra Cuba y Venezuela


Las acusaciones de realizar espionaje

Percy Francisco Alvarado Godoy

Rebelión

Como por arte de magia, capaz de palidecer al gran Houddini, los Estados Unidos han sacado por debajo de la manga una serie de imputaciones contra Cuba y Venezuela, por realizar actividades de espionaje contra ellos. Sin lugar a dudas estas acusaciones, que abren a los lectores el misterioso mundo del fisgoneo entre naciones, edulcorado por las películas de James Bond, la series 24 Horas, La Femme Nikita, Alias, y la saga de Bourne, son parte de su campaña ideológica por satanizar a estas naciones ante el mundo y esconden oscuros propósitos mediáticos y desestabilizadores.

Para cumplir su sucio cometido, la administración de Obama ha recurrido a su controvertido FBI, capaz de capturar a los espías que le convienen al gobierno y ducho en montaje de tinglados de especulación mediática, así como a un largo número de supuestos expertos que condicionan con sus declaraciones la política norteamericana ante el gran público.

El Buró Federal de Investigaciones ha pasado a ser uno de los instrumentos del marketing detractor de su gobierno. Fabrica potenciales amenazas, alerta sobre inminentes peligros, especula sobre tenebrosas conspiraciones, idiotizando al ciudadano común ya idiotizado y pre condicionado, a su vez, por los cientos de películas y seriales de espionaje, donde se edulcora a héroes como Jack Bauer y James Bond, para denigrar también a supuestos terroristas islámicos, apócrifos espías comunistas de Corea del Norte, Rusia, Viet Nam, China, Cuba y de otras naciones del Tercer Mundo.

Los propios monopolios de la información gastan millones de ejemplares de sus periódicos para aumentar la histeria del lector, a la par que las grandes cadenas de televisión aumentan la fobia, subliminalmente edificada, contra las naciones progresistas del mundo.

Un recurso manido en esta guerra ideológica sin parangón, es el recurrir a opiniones de supuestos expertos en el tema del espionaje para condicionar el estado de opinión de la ciudadanía. En tal sentido, la ultraderecha norteamericana ha tratado sistemáticamente de boicotear los pálidos acercamientos de la actual administración hacia Cuba, así como satanizar al gobierno venezolano en la actual coyuntura política actual en el hemisferio, recurriendo a estas evaluaciones periciales de dudosos personajes, interesados más en mentir, obtener alguna paga y detractar, que en ser honestos y justos en sus criterios.

Lo que dicen supuestos expertos sobre espionaje cubano y venezolano

Según un despacho BBC, de titulado El mundo del espionaje latinoamericano, escrito el pasado viernes por Juan Paullier, varios expertos destacan que, aunque el espionaje en la región ha sido históricamente dirigido a objetivos internos por parte de los servicios de inteligencia de nuestros países, la actual coyuntura de América Latina ha visto un incremento de la actividad extraterritorial del espionaje.

Para el autor, el crecimiento de la actividad de espionaje y su destape, ha sido el fruto de: “una manipulación mediática por parte de los políticos para justificar elementos de sus políticas bilaterales”.

Atendiendo a este criterio, Robert Munks, editor para las Américas de la revista Jane’s Intelligence Weekly, señaló refiriéndose a la actual crisis entre Venezuela y Colombia: “Espionaje siempre ha habido, y siempre habrá, pero si consideramos este caso al lado de lo que ocurre actualmente entre Colombia y Venezuela, se puede decir que sí hay un aumento en los presuntos casos de espionaje revelados al gran público”.

Según Munks, el panorama actual del espionaje en Latinoamérica ha visto un repunte de las actividades técnicas más sofisticadas (Techint o inteligencia técnica), por encima de las actividades del Humint o inteligencia humana, basado en el empleo del factor humano como recopilador de información.

Una de las dudosas y tendenciosas afirmaciones de Munks, se refiere a la asesoría que Cuba está brindando a la Venezuela en temas de inteligencia y contra inteligencia, lo que, según él: “constituye la mayor exportación de espías en la región”.

Por su parte, Nigel Inkster, director de la unidad de Amenazas Transnacionales y Riesgo Político del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) y antiguo agente del espionaje británico durante 31 años, declaró que:“vista Latinoamérica como un todo hay relativamente pocos países que tienen capacidades de inteligencia de muy alta calidad”.

Por su parte, Inkster dijo no poder evaluar la capacidad actual de la contra inteligencia venezolana en “controlar y monitorear a la disidencia interna”, aunque presupone que el nivel de adiestramiento recibido por los cubanos dará sus frutos.

Otro insidioso experto al servicio de Washington, Chris Simmons, ex analista de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), declaró el pasado día 18 de noviembre, que: “La amenaza que Cuba representa para los intereses de Estados Unidos se ve amplificada por los alcances y la cercanía con que operan sus servicios de inteligencia.” (…)”Los servicios de espionaje cubanos tienen sólo dos blancos principales. Un blanco doméstico que son los cubanos y un blanco externo que es Estados Unidos”.

Para Simmons, el espionaje cubano tiene una planta de oficiales per cápita mayor con respecto al de los de Estados Unidos, pues mientras el primero tiene cerca de 11 mil oficiales, lo que representa un 30 % más que el de EE UU, que cuenta con 200 mil con respecto a su población.

A instancias de la ultra reaccionaria legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, Simmons puntualizó en los debates en el Congreso con vistas a levantar las restricciones de norteamericanos para visitar a Cuba, que la Isla es: “por definición en un Estado policiaco”, dando un espaldarazo a las opiniones contrarias a la implementación de esta medida.

La Loba Feroz , Ileana Ros Lethinen, apoyándose en las declaraciones de su parcializado experto, arremetió contra Cuba en el Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes ese mismo día, retomando un supuesto peligro de la Isla para la seguridad nacional norteamericana. Al respecto, pidió “analizar las maneras en que los intereses de seguridad de Estados Unidos continúan siendo amenazados y son aún blancos del siniestro régimen cubano”.

Con el absurdo argumento de que los viajes a Cuba favorecen al desarrollo y fortalecimiento del espionaje cubano, Ileana Ros se apoyó en los argumentos de su experto para decir que: “levantar las restricciones de viajes a Cuba sólo ayudará al régimen cubano a fortalecer sus labores de espionaje, (…) pues el 80 % de la industria turística cubana es propiedad del estado y que buena parte de sus utilidades son destinadas al presupuesto de labores de inteligencia, si se permite a los estadounidenses viajar como turistas a Cuba, enriqueceremos su servicio de inteligencia, facilitaremos que se apropien de secretos de estado y fortaleceremos el control que ejercen sobre el pueblo cubano”.

La componenda esta clara: acusar a Cuba de ser un peligro potencial para Estados Unidos con vistas a contrarrestar la demanda de gran parte de los norteamericanos por visitar a la Isla. Fue una nueva jugarreta de la representante de la mafia anticubana y de la ultraderecha norteamericana.

El supuesto espionaje venezolano en Estados Unidos

También Venezuela ha padecido en estos días la arremetida de los Estados Unidos para involucrarlo en dudosos y supuestos casos de espionaje contra ellos. Las insidias fabricadas en los entretelones de los grupos reaccionarios del poder han quedado evidenciadas en los apócrifos casos Mascheroni y el de los Cónsules Espías.

● El caso Mascheroni.

A fines de octubre de 2009, los Estados Unidos fabricaron un dudoso caso de espionaje en que el principal acusado, el científico argentino Pedro Leonardo Mascheroni, manifestó haber tenido contactos con agentes de la inteligencia venezolana.

Según el científico, quien laboró en el Laboratorio Nacional de Los Álamos y está plagado de frustraciones personales y profesionales, así como en franco desacuerdo con la política energética de EE UU, Venezuela estuvo interesada en adquirir información sobre secretos nucleares norteamericanos. Sin lugar a dudas, este montaje es parte de las maniobras desinformativas orquestadas por la administración de Obama y que están orientadas a subrayar su guerra ideológica contra el presidente Hugo Chávez.

Mascheroni aclararía que él fue contactado, en realidad, por un venezolano que nunca dijo ser representante del gobierno de Chávez y los encuentros se hicieron de forma pública, en un hotel de la ciudad de los Ángeles en febrero de 2008. No obstante, la información entregada por Mascheroni al supuesto agente venezolano era parte de material desclasificado por el gobierno, de libre acceso por la Internet.

La dudosa captura del supuesto agente de Venezuela por parte del FBI, también despertó serias dudas, por cuanto éste nunca fue mostrado en público y se especula su inexistencia.

● Supuesto espionaje de los Cónsules espías de Venezuela en EE UU.

El pasado 15 de noviembre del 2009, se dio a conocer la noticia de que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) se encontraba investigando las actividades de dos cónsules venezolanos en Estados Unidos durante los últimos años.

Los seleccionados para la burda maquinación anti bolivariana fueron los diplomáticos venezolanos Vinicio Romero Martínez, ya fallecido y quien fue cónsul de Venezuela en Puerto Rico, entre el año 2002 y 2006, y Martín Sánchez, cónsul en la ciudad de San Francisco.

Según el FBI, Romero Martínez mantuvo contactos con militantes independentistas boricuas y era partidario de posiciones anti semitas, llegando incluso a usar las valijas diplomáticas para trasladar grandes sumas de dinero para financiar la actividad de los independentistas, los que para Washington realizan actividades terroristas.

Romero, fallecido en el 2006 mientras fungía como embajador venezolano en Trinidad y Tobago, un firme partidario de la revolución Bolivariana y consumado conocedor de la vida y obra de Simón Bolívar, fue siempre un hombre solidario con las luchas progresistas en nuestro continente. Para nadie es un secreto que siempre admiró la tenas y heroica lucha de los independentistas boricuas, a los que siempre apoyó incondicionalmente, pero respetando sus funciones diplomáticas. Por estas razones, al conocerse su fallecimiento a causa del cáncer que lo aquejaba, el portavoz del Frente Socialista de Puerto Rico, Manuel Rodríguez, declaró el pesar de los puertorriqueños ante su fallecimiento en esa isla mientras participaba en la Feria Internacional del Libro, el 20 de noviembre de 2007. Para los independentistas: “Vinicio fue un aliado nuestro y siempre se mantuvo firme y solidario con las causas justas de nuestra América. Le imprimió un sentido de solidaridad a las relaciones

Hombre de bien y revolucionario sin tacha, Vinicio Romero fue condecorado Post Mortem con la Orden del Libertador, en su Primera Clase (Gran Cordón), el 10 de diciembre de 2007 por el gobierno de su país.

Algunos párrafos de la Resolución Oficial 38.828, del 10 de diciembre de 2007, emitida por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la república Bolivariana de Venezuela, permiten conocer la estatura ética de José Vinicio y lo impúdico de la falsa acusación contra su persona por parte del FBI:

“Historiador, escritor, periodista y conferencista, Romero Martínez nació en Altagracia, estado Zulia, en 1940. Fue director y colaborador de periódicos y revistas, programas de radio y televisión. Gabriel García Márquez contó con su colaboración como asesor histórico para la confección de su novela El general en su laberinto, sobre Simón Bolívar.”

“En 1999 resultó electo constituyente para la elaboración de la Constitución Bolivariana de Venezuela. Formó parte de las comisiones Constitucional y de Educación. Además, presidió la Comisión de Estilo que se encargó de la corrección y redacción final de dicha Carta Magna.”

“Dictó discursos de orden, conferencias y charlas en diferentes países de Latinoamérica, Estados Unidos y España.”

“Desde 1990 escribía y dirigía una página de historia en un importante diario regional. Pertenecía al cuerpo de redactores de la Hispánica de la Enciclopedia Británica, asesor histórico-literario y coordinador de la Enciclopedia Temática de Venezuela de la Editorial Venelibros, redactor y corrector de la Enciclopedia Encarta 97, y dirigió la Mesa de Poder Moral o Ciudadano en el II Congreso Constituyente de Angostura, en 1999.”

“Publicó más de 30 obras de historia de Venezuela con carácter educativo, con más de un millón de ejemplares en total, como Las aventuras de Simón Bolívar; Las aventuras de José Antonio Páez; Mis mejores amigos; 110 biografías de venezolanos ilustres; ¿Qué celebramos hoy?, El libro de las efemérides venezolanas; La Constituyente al alcance de todos; Conciencia de género en la Constitución Bolivariana; CD: 2001 temas de historia de Venezuela en multimedia, y Mi amigo Simón Bolívar, entre otros.”

“Fue Presidente de la Sociedad Bolivariana de Venezuela (2002-2006) y miembro de la Sociedad Bolivariana de Sevilla en España, del Círculo de Escritores Venezolanos, del Instituto de Cultura Hispánica, de la Fundación Zuliana para la Cultura y de la Academia de Historia del Estado Zulia.”

“También fue socio honorario del Rotary Club Cafetal 1990-1991 y 1998-1999. Recibió diversos reconocimientos de instituciones, universidades y planteles educacionales; Orden Francisco de Miranda, Orden Mérito al Trabajo y la máxima condecoración venezolana, la Orden del Libertador, entre otras.”

“Fue miembro de la Comisión Presidencial para la celebración de los 250 años del natalicio del generalísimo Francisco de Miranda, en representación del Ministerio de Educación.”

“Recientemente se desempeñó como director general del Archivo General de la Nación. Presidió por Venezuela el Programa Binacional Bolívar-Martí”.

La grotesca y cínica acusación contra José Vinicio pone en tela de juicio la catadura moral de sus acusadores.

Otro de los cónsules venezolanos involucrados en las maniobras del FBI, en contubernio con la ultraderecha norteamericana y del lobby judío en Estados Unidos, fue Martín Sánchez, cónsul bolivariano en la ciudad de San Francisco, a quien acusaron falsamente de promover una campaña anti semita en Estados Unidos. La base de sus ataques fueron sus vínculos con el sitio digital Aporrea, un incansable espacio de denuncia contra la injerencia norteamericana e Israelí en América Latina y a favor de laRevolución Bolivariana.

De más está decir que ambos casos de espionaje analizados en este artículo tienen como finalidad aislar y detractar al gobierno de Hugo Chávez, distorsionando el papel de la Revolución Bolivariana en el mundo actual. Los interesados en este fin, la ultraderecha norteamericana y la oligarquía contrarrevolucionaria de Venezuela, recurren al método más deleznable con tal de alcanzar sus propósitos.

Acusaciones contra Cuba y sus objetivos

Sospechosamente, cuando se analiza en el Congreso de los Estados Unidos la eliminación de las restricciones de viajes de ciudadanos norteamericanos a la Isla y crece el movimiento que se opone al criminal bloqueo impuesto contra ella por Estados unidos desde hace cinco décadas, las fuerzas reaccionarias de ese país han levantado serias acusaciones de espionaje contra el gobierno cubano.

Por estos días cobra sobredimensionada notoriedad el caso de dos ancianos jubilados norteamericanos, Walter Kendall Myers, de 72 años de edad, y su esposa, Gwendolyn Steingraber Myers, de 71 años, quienes son acusados por el FBI de haber espiado sistemáticamente para Cuba durante varias décadas.

Recibiendo las más incalculables presiones, ambos reconocieron que espiaron para Cuba, luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía, en un juicio que se montó contra ellos y que fue conducido por el juez de distrito federal en Washington, Reggie Walton, quien les impuso severas penas, luego de que ambos admitieran su culpabilidad.

Walter Kendall Myers, quien laboró como funcionario del Departamento de Estado y fue acusado de espiar para Cuba desde 1976, mientras trabajaba en el área de Europa en este organismo, dijo ser poseedor del seudónimo Agente 202, por parte de la Dirección General de Inteligencia cubana. Su esposa era identificada con el seudónimo de Agente 123 o Agente E-634.

Según el fiscal Channig Phillips: “El acuerdo de culpabilidad y la sentencia inminente de hoy cierran el libro sobre la vil traición de esta pareja a nuestro país” (…) ‘‘Gracias a una investigación de contrainteligencia muy bien planeada y ejecutada, que incluyó una cooperación sin precedentes con múltiples agencias, las graves violaciones cometidas por los Myers –que comprometieron secretos clasificados de nuestro país– se castigarán con fuertes penas de cárcel”.

Sin embargo, los agentes a cargo del FBI y los fiscales no pudieron probar que el matrimonio haya trabajado para Cuba por motivaciones económicas o beneficios materiales de algún tipo. En voz de su abogado, Bradford Berenson, ambos reconocieron actuar “no por motivos egoístas o en busca de ganancias personales, sino debido a su conciencia y compromiso personal.”

Como castigo accesorio a la condena recibida, que les llevará a terminar sus vidas en prisión, los Myers deben pagar al Departamento de Estado casi dos millones de dólares por el concepto de los salarios percibidos por Walter Kendall mientras laboró en dicha institución.

De acuerdo con las indagaciones de la investigación, supuestamente los Myers entraron en contacto con la DGI cubana en 1976. Según la malintencionada pesquisa, un oficial de la inteligencia cubana orientó a su estrenado Agente 202 escalar posiciones dentro del Departamento de Estado o la CIA norteamericana. De la misma forma, se les acusa de haber trasladado a Cuba más de 200 informes secretos sobre la política norteamericana hacia la Isla, así como haber viajado a varios países de América Latina y ciudades norteamericanas para establecer contacto con sus oficiales operativos.

Los Myers fueron capturados el 4 de junio luego de caer en una trampa montada con un agente encubierto del FBI, mientras Walter trabajaba como profesor en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins.

La reacción ante este montaje fabricado por la ultra derecha norteamericana, sospechosamente cuando en Trinidad y Tobago se debatía el reingreso de Cuba a la OEA, en el marco de la V Cumbre Iberoamericana, en un intento por influir en la decisión de los países latinoamericanos en este sentido.

Mientras la reaccionaria representante Ileana Ros-Lehtinen defendía la restricción de los viajes de norteamericanos a Cuba, al declarar con respecto a este caso: “Teniendo en cuenta el éxito que ha tenido la inteligencia cubana para reclutar agentes”, espías como Myers, ¿por qué queremos facilitar semejante actividad de espionaje al permitir viajes sin control a Cuba?”, muchos sospecharon las sucias componendas alrededor de él. Fidel manifestó en una de sus Reflexiones del 6 de junio de 2009, intitulada “Respuesta ridícula a una derrota”, lo siguiente: “¿No les parece a todos bien ridícula la historieta del espionaje cubano?”

Conocedor al pie de la letra del comportamiento de su enemigo histórico, el imperialismo norteamericano, el Comandante Fidel Castro reflexionó sobre la detención de los Myers: “Lo curioso es que esa noticia sale a la luz 24 horas después de la derrota sufrida por la diplomacia de Estados Unidos en la Asamblea General de la OEA”. Se refería, desde luego, a la aplastante derrota diplomática sufrida por EE UU cuando los 34 países miembros votaron a favor de incluir nuevamente a Cuba en su seno, luego de 47 años de injusta exclusión.

Con respecto a aquellos que han luchado desinteresadamente por defender a Cuba, Fidel expresó: “No puedo dejar de admirar su conducta desinteresada y valiente en nombre de Cuba. Aquellos que de una u otra forma han contribuido a proteger al pueblo cubano de los planes terroristas y planes de asesinato organizados por diversas administraciones de EE.UU. lo han hecho en la iniciativa de su propia conciencia y merecen, a mi juicio, de todos los honores en el mundo”.

Denunciando la maniobra y sus propósitos, así como la parcialidad de la justicia norteamericana, también Fidel puntualizó: “Las personas acusadas son Walter Kendall Myers y su esposa Gwendolyn Steingraber Myers. Se añade que el primero trabajó como especialista de asuntos europeos; que en 1995, hace 14 años, viajaron a Cuba, fecha en que fueron recibidos por mí. Me he reunido durante ese tiempo con miles de norteamericanos por diversos motivos, individualmente o en grupos, en ocasiones con colectivos de varios cientos de ellos, como los estudiantes que viajaban a Cuba en el crucero Proyecto Semestre en el Mar, por lo que apenas podría recordar detalles de una reunión con dos personas. Me doy cuenta ahora por qué George W. Bush prohibió a los estudiantes del crucero seguir visitando Cuba; durante muchas horas conversaban conmigo, a pesar de que pertenecían a familias de clase media alta.”

“La acusación puntualiza que el matrimonio recibió numerosas condecoraciones, pero a la vez admite que nunca buscaron dinero o beneficios personales”.

“Es verdaderamente extraño que si esas personas estaban bajo control, debido a que agentes del FBI los engañaran haciéndose pasar por espías cubanos, ¿por qué no fueron arrestados antes y lo hacen en este momento?”

Comenzará ahora el juego de la supuesta justicia contra dos personas trituradas de antemano moralmente con acusaciones que predeterminan la conducta del jurado, que debe decidir si son culpables o inocentes. Con seguridad no recibirán el trato amable que dispensaron a los terroristas reclutados por el gobierno de ese país para destruir el avión de Cubana con la totalidad de los que iban en él y cometer horribles crímenes contra nuestro pueblo, los cuales, incluso, violaron las leyes de Estados Unidos cometiendo numerosos actos terroristas deleznables en su propio territorio.”

Los hilos de la infamia y sus sucios objetivos

Los sectores más reaccionarios siempre han usado el manido tema de una supuesta peligrosidad del espionaje cubano contra la seguridad nacional, para esconder que realmente son ellos los patrocinadores de la más condenable guerra sucia contra Cuba. No es la primera vez, por tanto, que recurren a tan detestables argumentos.

Por lo tanto, tuvo Fidel sobrada razón para expresar también en la citada Reflexión: “La confrontación con Estados Unidos es ideológica y nada tiene que ver con la seguridad de ese país.”

Recuerdo cómo en agosto de 1998, habiendo sido ya informado ampliamente el FBI por parte de Cuba, sobre las actividades de organizaciones terroristas asentadas en Miami, el diario norteamericano The Nueva York Times envió a Timothy Golden, uno de sus reporteros estrella para recabar información sobre la criminal actividad de Luis Posada Carriles y su accionar canallesco contra la Isla. No bien dispusieron de la información que involucraba a sus protegidos, sin realizar siquiera la más simple amonestación contra ellos, las autoridades norteamericanas capturaron a un grupo de jóvenes por el apócrifo delito de atentar contra la seguridad nacional, hecho nunca podido legalizar por la parcializada fiscalía.

Timothy Golden calló. El FBI ignoró la comprometedora y valiosa información ofrecida por Cuba. Yo, sacado a la luz pública para denunciar al terrorista y sus cómplices, fui traicionado por las autoridades norteamericanas y por el importante periódico al no levantar éstos un solo dedo contra los terroristas frente a los que laboré por muchos años.

Supe entonces que la respuesta de nuestros enemigos fue proteger a sus criminales de la mafia anticubana arremetiendo, sin embargo, contra un grupo de jóvenes cubanos, amantes de su Patria y cuya misión fue protegerla del vándalo y el terrorista. Ellos son Gerardo, Antonio, Ramón, René y Fernando, nuestros invencibles Cinco Héroes.

Otras personas serían acusadas mucho después de realizar espionaje por parte de Cuba contra los Estados Unidos, siempre en momentos específicos en que Cuba aparecía favorecida en el contexto internacional, al derribarse los ingratos muros de aislamiento que criminalmente se han levantado contra ella. De ser cierto que Ana Belén Montes, Walter y Gwendolyn, ayudaron a Cuba, quién mejor que Fidel para declarar: “Si todo eso fuera cierto, no dejaré de admirar su conducta desinteresada y valiente hacia Cuba.”

Esta nueva trama del supuesto espionaje con el que se trata de desvirtuar la verdadera lucha del pueblo cubano `por resistir a la agresividad del imperio, no es más que una ridícula maniobra que será desoída por el mundo. Tampoco tendrán éxito los planes desestabilizadores contra la Revolución Bolivariana, montados en los tenebrosos salones de la Casa Blanca, la CIA y el FBI.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Fuente – http://www.rebelion.org/noticia.php?id=95886

26/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | 1 comentario

Comentarios del sociólogo James Petras


25-11-2009

 

“Chávez ha dado dos grandes pasos contra la ofensiva internacional imperialista”

Efraín Chury Iribarne

CX36 Radio Centenario

Chury: Bien oyentes, el gusto de reincorporarnos para el capítulo internacional del programa Mañanas de radio de Centenario y ya con línea directa con James Petras allí en Estados Unidos..

Petras, quería preguntarte en el inicio en qué estás en este momento.

Petras: Estudiando las últimas noticias aquí que son la idea que Chávez ha planteado últimamente frente a la política norteamericana, las bases militares y las presiones que está poniendo sobre diferentes regiones en América Latina y las llamadas que ha hecho de dos cosas.

Una, en una conferencia de más de 200 delegados de todo el mundo, llamó a formar una  Es decir que a diferencia de la Segunda Internacional socialdemócrata, Tercera Internacional de los ex partidos comunista y la Cuarta Internacional de los troskos, ahora llama por la Quinta Internacional, incluyendo a partidos y movimientos de varias tendencias políticas, pero que comparten un programa antiimperialista y anticapitalista. Es un gran salto por lo menos como un proyecto político. Lo que no está claro es en el grado que se puede implementar, particularmente por la manera casi improvisada que fue anunciada, sin muchas discusiones anticipadas. Pero plantear la idea me parece de una gran importancia, porque es reconocer que mientras Washington está construyendo aliados internacionales en favor del imperialismo, las guerras en Asia, todas las fuerzas progresistas se quedan fragmentadas, sin capacidad de actuar en momentos de gran conflicto frente a una ofensiva imperialista.

En este sentido el reconocimiento de que la lucha es internacional y no simplemente a partir de la nación-estado, es un gran salto positivo.

El segundo gran paso del presidente Chávez es el anuncio que convoca a los miembros del Partido Socialista en Venezuela a formar milicias populares y no depender solamente del ejército existente.

Este anuncio del presidente Chávez es otra forma de fortalecer la seguridad nacional porque Colombia con tantos años de recibir dinero y armas de Estados Unidos, ha construido un ejército dos veces más grande que el de Venezuela.

Con la milicia popular es posible que Venezuela pueda igualar la correlación de fuerzas.

Aparte del hecho de que luchar en una forma defensiva tiene sus ventajas, Chávez también quiere guardarse la espalda por si hay algún otro intento de lanzar un golpe militar utilizando a algunos oficiales militares traidores en su país.

En otras palabras, Chávez ha dado dos grandes pasos contra la ofensiva no sólo de Estados Unidos sino también contra la influencia que han lanzado los sionistas con la visita del presidente Shimon Peres que como aliado de Washington ha atacado al presidente iraní Ahmadineyad y también a Chávez. Y sabemos que los quintas columnas que existen de los sionistas como un brazo político de Israel, pueden ser otro frente de conflicto. No hay que olvidar las protestas ayer en Brasil organizadas por los sionistas. Veo no sólo la bandera de Brasil sino la bandera de Israel que es una señal de la doble lealtad de los sionistas en los países de América Latina, repitiendo la experiencia que hemos visto en Estados Unidos.

Por esa razón creo Chávez en vez de simplemente hablar y denunciar sobre los problemas de la ofensiva internacional imperialista está dando algunos pasos muy importantes para avanzar y defender el proyecto socialista en el mundo actual.

Chury: Por lo que he estado leyendo estos últimos días, he notado un Barack Obama bastante poco amistoso con Cuba, bastante belicoso con Irán… Como que estoy encontrando un parecido belicista o quizás hasta te diría que lo noto más fuerte, al menos que las manifestaciones, no sé si en la práctica, que manejaba Bush. ¿Eso también se nota ahí?

Petras: Sí, todos los sectores progresistas, sin hablar de la izquierda, creen que hay una continuidad en la política entre Bush y Obama. Las ilusiones que tenían muchos sectores liberales progresistas -porque aquí en la falta de un movimiento social progresista, socialista, demócrata, aquí el sector supuestamente de izquierda se llama liberales progresistas- y ese sector ahora está muy desencantado con la política de Obama.

Ayer nombró como el delegado de Washington en el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas a una mujer realmente súper reaccionaria que supera lo que hemos visto desde hace tiempo, que simplemente va a estar allá para bloquear el trabajo de este grupo que denunció los crímenes de guerra de Israel. Y poner a esta mujer dentro del Comité de Naciones Unidas es para provocar insultos y denuncias contra el Comité, no contra los violadores de derechos humanos. Este nombramiento de Obama es otro incidente que revela su política reaccionaria que hemos visto desde hace tiempo. Hay que recordar nuestras entrevistas en este programa desde hace un año, cuando nombramos a Obama como una gran amenaza para la paz y para la justicia social y que representaba otra vez una política agresiva imperialista, a pesar de que hasta Fidel Castro y otros sembraran ilusiones de que algo mejor estaba en proceso.

Chury: Ayer me sorprendieron algunas cifras: 580 mil millones de presupuesto para hacer la guerra en Estados Unidos, y una gran dificultad para 815 millones que se necesitan para la salud. ¿Es ésa la lectura de la realidad?

Petras: Sí, tiene toda la razón. Han gastado más de 1.5 trillones para salvar a los bancos y las casas de inversión en Wall Street. Han gastado hasta ahora igual suma para proseguir las guerras en Afganistán, Irak y otros lugares. Como han agotado el tesoro al acumular un déficit grande, ahora dicen que no tienen el dinero para financiar un buen plan de salud. Y quiero repetir, que este plan de salud no representa un avance, porque van a repartir dinero dentro del plan de salud, perjudicando a los más pobres que reciben tratamiento libre y a los jubilados -como yo y otros- que tenemos un plan de salud que cobra nuestros tratamientos. El nuevo plan va a sacar dinero de los pobres y de los jubilados para financiar a algunos sectores de trabajadores que no tienen cobertura, ofrecerles un plan de salud subvencionado que ahora no reciben. Por esta razón no es progresista, porque en vez de bajar los gastos militares y las subvenciones a Wall Street y aumentar un impuesto sobre los multimillonarios, está robando a los pobres y a los jubilados para la cobertura de los sin seguro. Por esta razón el plan de salud, en mi manera de ver, es un paso atrás y no un paso adelante.

Y un punto más: todo este nuevo plan, hecho para las compañías de seguro privado, van a ser los principales beneficiarios porque no hay control sobre los pecios que ellos van a fijar para el tratamiento. Y las indicaciones son de que con más cobertura gubernamental -cobertura en el sentido de pagar- van a aumentar las ganancias y no perder ganancias.

Chury: Todos los días llegan desde Pakistán noticias de muertos y más muertos. ¿Qué noticias hay de eso?

Petras: El gobierno norteamericano impuso el nuevo presidente de Pakistán, intervinieron en el proceso electoral y este nuevo gobierno está en las manos de Washington. Y frente a los conflictos en Afganistán, Washington quería que el gobierno de Pakistán lance sus fuerzas armadas hacia la frontera entre Afganistán y Pakistán. En el proceso, van desplazando a millones de personas de pueblos pobres en las fronteras de Pakistán, generando una respuesta de violencia en las ciudades, por acciones tomadas por algunos grupos en la lucha armada.

En otras palabras: el desplazamiento de más de cinco millones de paquistaníes frente a una guerra sangrienta que los está afectando, frente a las incursiones aéreas de los aviones norteamericanos bombardeando aldeas, hay un enorme aumento de inestabilidad y rechazo del gobierno títere.

En otras palabras, los Estados Unidos, metiendo a Pakistán en su guerra fracasada en Afganistán, ha extendido la violencia, extendiendo la guerra pasando de Afganistán a Pakistán y generando condiciones creo, para la posibilidad de un levantamiento para tumbar al gobierno actual en Pakistán.

Dicho de otra manera, en vez de solucionar el problema en Afganistán, está extendiendo el problema de guerras desde Afganistán a Pakistán. Otra vez un fracaso para el régimen de Obama y la señora Clinton: en vez de limitar y controlar, provoca mayor violencia. Y todos los pueblos tribales en las fronteras, comparten con Afganistán muchas creencias religiosas, incluso grupos étnicos que no reconocen las fronteras.

Y podemos ver en Afganistán que como cruzan las fronteras entre varios países vecinos, es imposible para los Estados Unidos encerrar y atrapar a los luchadores. Simplemente le pegan a Estados Unidos y se disfrazan como campesinos o se cruzan la frontera a las montañas o las cuevas, para luchar otro día. Por estas razones geográficas, demográficas y étnicas, es imposible para los Estados Unidos ganar una batalla decisiva en Afganistán. Es imposible. Incluso todos los indicadores por parte de los militares norteamericanos, señalan que está perdiendo la guerra en Afganistán. Y los observadores políticos dicen que están debilitando el gobierno títere en Pakistán.

Chury: Petras, nuestro encuentro va a ser el lunes próximo, después que los uruguayos con su voto, elijan nuevos gerentes del neoliberalismo para continuar…

Petras: ¿Qué indican las últimas encuestas, que gana Mujica por 2 ó 3 puntos, no?

Chury: Un poco más alto

Petras: . Imagino que hay una división entre la izquierda de cómo responder a las elecciones. Recibo un correo electrónico de uno que da argumentos para votar el mal menor y otros que dicen que no deben votar porque vamos a recibir la misma política liberal del pasado. No sé cómo van a responder los sectores de izquierda mayoritariamente.

Chury: Creo que la cuenta de las encuestas está por encima de esa diferencia, los 5 ó 6 puntos no cuentan allí. Los que dicen que hay que votar por el mal menor me parece que están manejando la mayor estupidez política que se puede manejar. Y los segundos, de votar anulado, me parece que son los que están en su verdadero camino de hacer lo que tienen que hacer frente a un neoliberalismo que marcó la historia del país y un neoliberalismo llevado a distancias mayores por el Dr. Tabaré Vázquez y su gobierno y además bautizado y aplaudido por Astori y por Mujica, no le ofrece al país una salida.

Petas: Sí, absolutamente, y las experiencias históricas muestran de que cada vez más este mal menor pasa a ser el más peor.

Chury: El más peor. Petras, te mando un abrazo enorme

Petras: Un abrazo para vosotros. Espero que el tiempo mejore allá para que puedas dar una caminata por la rambla.

Chury: Gracias. Un abrazo.

www.radio36.com.uy

26/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

La Sociedad Interamericana de Prensa, la voz de los dueños de los poderosos medios de comunicación


12-11-2009

 

La SIP, activo copartícipe de la guerra mediática contra las naciones del ALBA

Percy Francisco Alvarado Godoy

Rebelión

Los fuertes ataques lanzados fundamentalmente contra los países progresistas de América Latina, todos ellos pertenecientes al ALBA como Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, en el marco de la 65 Asamblea de la entidad y basados en mentiras y difamaciones de periodistas opositores al servicio de las oligarquías nacionales y a los dueños de los poderosos medios de comunicación, han concentrado la mayor parte de la atención de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Aunque en el marco de este evento se han analizado temas relacionados con otras naciones como Argentina, Honduras, Colombia y México, la intención de este escenario mediático es sumarse a la campaña ideológica iniciada hace unos días por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aupadas por las nuevas estrategias de Estados Unidos para la región, contra las naciones del ALBA.

Era de esperar todo este andamiaje de ataques difamadores contra las naciones progresistas de América Latina, por el hecho de que la SIP responde a los intereses de los grandes monopolios de la información, interesados en desvirtuar las profundas reformas sociales que se llevan a cabo en los mismos y, sobre todo, sus dirigentes, dueños a su vez de la prensa opositora en dichas naciones, son los propios cabecillas dentro de la SIP.

De dudoso historial que la asocia a la defensa a ultranza de dictaduras como las de Anastasio Somoza, en Nicaragua; a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, en República Dominicana; a la dictadura cívica militar de Uruguay y a la criminal dictadura pinochetista de Chile, la SIP pretende erigirse hoy como juez de la libertad de expresión en el continente. Su callada complicidad con la desaparición de cientos de miles de personas en la época de la represión militar en Latinoamérica le resta moralidad y respeto. Mucho se ha escrito sobre el sucio papel de la SIP en América Latina, destacándose la pluma de José Steinsleger, avezado periodista, y por parte del chileno Ernesto Carmona, quien en el Seminario Internacional “Periodismo, Ética y Democracia” de CIESPAL, celebrado en de octubre de 2009, en Ecuador, así como la periodista Natalia Brite, pusieron al desnudo la esencia injerencista de la SIP y sus estrechos vínculos con los grandes monopolios de la información de Estados Unidos y Europa.

Su complicidad en la guerra sucia desatada contra gobiernos progresistas como el de Jacobo Árbenz Guzmán, en Guatemala y de Salvador Allende, en Chile, a instancias de la CIA estadounidense, ponen en duda también su honestidad e imparcialidad al juzgar el comportamiento de la libertad de expresión en el continente.

Al cobijar y proteger a los medios de comunicación que participan de manera descarada en labores de desestabilización en muchas de las naciones progresistas, la SIP no hace otra cosa que proteger los intereses de los ricos medios de comunicación en cada país, alineados a la oposición contrarrevolucionaria y antiprogresista.

Prueba de su total parcialidad a entarimado mediático de la desinformación globalizada es que, con respecto al golpe inconstitucional en Honduras, solo se ha limitado a tímidos lamentos sobre la libertad de prensa por parte de los golpistas, creando una falsa imagen de supuesta crítica a los mismos, sin denunciar las masacres sufridas por el pueblo, las persecuciones y la propia inconstitucionalidad del golpe. Como señala uno de los periodistas a los que me referí con anterioridad, la causa de esta posición ambivalente obedece a que el golpe de estado en Honduras fue apoyado por los propios dueños de medios de comunicación, socios de la SIP, como Carlos Roberto Flores Facussé, ex presidente de Honduras y dueño del periódico La Tribuna, y Jorge Canahuati Larach, el multimillonario dueño de los diarios La Prensa y El Heraldo, así como por José Rafael Ferrari y el contrarrevolucionario de origen cubano, Ralph Nodarse, prácticamente dueños de la televisión en ese país.

Vocero de las maniobras de la SIP, su presidente saliente y dueño del diario El Tiempo, el colombiano Enrique Santos, se atrevió a proclamar que “la SIP está activa y está siempre estará donde se le necesita”, lanzando fuertes diatribas contra Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua. No es extraño que Enrique Santos sea primo del actual Ministro de Defensa de Colombia, frecuentemente vinculado al paramilitarismo, al Mossad y a los planes agresivos contra Venezuela.

La SIP, los conglomerados mediáticos y el terrorismo ideológico

De acuerdo con el historial de los líderes de la SIP, no escapa al ojo avizor que la misma está comprometida hasta el tuétano con los grandes monopolios de la información. La propia página web de la SIP en Internet ofrece datos más que suficientes al respecto.

El presidente honorario de la SIP, impuesto de forma vitalicia, es Scott C. Schurz, dueño de 13 importantes periódicos de Estados Unidos, 9 canales de televisión, 13 emisoras de radio, un directorio telefónico y una empresa de impresión, diseminadas en los estados norteamericanos de Indiana, Kentucky, Maryland, Pennsylvania, California, Florida, Missouri, Michigan, Georgia, Dakota del Sur, Kansas y Virginia.

Quien ha sido presidente de la SIP, Earl Maucker, es también el director del periódico del Sun-Sentinel de Fort Lauderdale, Florida, dependiente del gigantesco monopolio informativo denominado Sentinel y dueño de varios grandes periódicos como el Chicago Tribune, Los Angeles Times, el Baltimore, el Daily Press de Virginia, el Hartford CourantThe Virginia Gazette y Newsday, el Orlando Sentinel, The Morning Call de Pennsylvania y AM New York. Es dueño igualmente de News in Education Review, City & Shore Magazine, el Forum Publishing Group, la Radio TV Digital WXEL, TCPalm.com y WPTV Nuevo Canal 5. de Connecticut,

Otro alto jefe de la SIP es William E. Casey. Casey, vinculado a la editorial Down Jones & Co., de New York, y dueña de The Wall Street Journal. El actual dueño de Down Jones & Co es el multimillonario Rupert Murdoch quien es a su vez dueño de 175 periódicos dispersos en todo el mundo, así como de los estudios cinematográficos 20th Century Fox, del el sitio de internet MySpace y de la Cadena de TV Fox, enfrascada actualmente en una guerra mediática contra el presidente Obama.

Aunque la SIP cuenta con varios órganos directivos como el Comité Ejecutivo, el Consejo Consultivo y la Junta de Directores, el poder real se concentra en los representantes de los monopolios informativos norteamericanos, quienes condicionan la proyección ideológica de la misma..

Por su parte, Natalia Brite desnuda la labor de la SIP en la guerra desinformativa y desestabilizadora contra los países del ALBA en el momento actual, al expresar en su artículo “Una voz al servicio de las dictaduras”, lo siguiente con respecto a la SIP: “En efecto, la concentración casi infinita de los conglomerados mediáticos en las últimas dos décadas ha generado dentro de los sistemas de representación democrática un nuevo fenómeno que ha sido denominado ‘terrorismo mediático’, cuyo objetivo es la conquista del campo simbólico, para imponer la ideología dominante y cuya táctica es la desestabilización permanente; agresiva e impiadosa de los gobiernos que se interpongan a sus dictados.”

La SIP ataca a Cuba

Uno de los primeros países que sufrió los más álgidos y venenosos ataques de la SIP fue Cuba. Una retahíla de mentiras que incluyen la fabricada persecución y encarcelamiento de fingidos periodistas, el aumento de la represión contra las supuestas manifestaciones independientes y el control gubernamental para impedir el acceso libre de la población a internet, son los argumentos insustanciales empleados por la SIP en sus ataques anticubanos.

La confusión principal del veneno ideológico del informe anticubano es referirse a un grupo de contrarrevolucionarios quintacolumnistas como supuestos periodistas independientes, cuando ha quedado ampliamente demostrado que estas personas tienen como misión exclusiva lanzar mentiras sobre la realidad cubana a cambio de unos pocos dólares entregados por sus financistas de la CIA, la USAID y la NED.

Las falacias arguyen la existencia de 102 acciones represivas contra los más de 70 fingidos periodistas independientes, cuando en realidad son legítimas medidas adoptadas por el estado cubano contra quienes desean subvertir el orden institucional, desvirtúan la realidad económico social del país, inventan supuestos actos represivos y persecuciones, difaman y calumnian, para complacer a sus jefes de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana (SINA), donde se les orienta qué decir y qué calumnias fabricar.

Las apócrifas conclusiones a las que arribarán los personeros de la SIP, que se emitirán esta semana como una denuncia contra Cuba y otros países progresistas, serán rechazadas oportunamente y no tendrán vigencia ni el más mínimo indicativo moral, pues se basan en la mentira, en la sucia componenda mediática, en la detracción ideológica y, sobre todo, se enmarcan en la más execrable guerra desinformativa.

La SIP, de dudosa moralidad por su sucio maridaje con la ultraderecha norteamericana, las oligarquías nacionales y por su deshonesto historial a favor de pasadas dictaduras y de ataques a gobiernos democráticos y progresistas, carece de fuerza moral para enjuiciar a Cuba y a los países del ALBA.

Una prueba de las mentiras fabricadas contra Cuba y divulgadas por los medios de la SIP, lo representa la difusión de una noticia en la que el grupúsculo extremista Cuba Democracia Ya pidió que se “eviten más linchamientos y secuestros” en la Isla.

Por el contrario, ni la SIP ni los grandes monopolios mediáticos que representa alzaron su voz para denunciar el permanente terrorismo padecido por el pueblo cubano y actos barbáricos como el criminal atentado de Barbados contra un avión cubano en pleno vuelo. Tampoco estos monopolios de la prensa norteamericana ha dado cobertura al caso de los Cinco Héroes Cubanos Prisioneros en Estados Unidos. Su silencio cómplice, así como su agresividad parcializada, son parte de su guerra ideológica mantenida durante casi cinco décadas para satanizar a la Revolución Cubana.

Ataques a Venezuela dentro de la SIP

Ayer, presidente de la República, Hugo Chávez, denunció las diversas estrategias contra la estabilidad de la Revolución Bolivariana y la continuidad de su mandato, dentro de las que se encuentran las acusaciones de la SIP por supuestas persecuciones a la libre expresión en Venezuela. La búsqueda primero de un referéndum revocatorio en el 2010, la aspiración a dominar la Asamblea Nacional en el 2011 para boicotear al gobierno bolivariano, aspirar a vencer mediante diversas vías en las elecciones presidenciales del 2012 y, por último, derrumbar los logros alcanzados por la Revolución Bolivariana, son los planes estratégicos de la contrarrevolución escuálida.

No está alejado de la realidad el presidente Chávez, pues los medios de comunicación en manos de la burguesía venezolana, miembros activos de la SIP, son parte del vasto plan desestabilizador contra su gobierno y los principales promotores del terrorismo mediático contra el mismo. Las falsas acusaciones sobre el amordazamiento de la prensa privada y el reforzamiento del aparato estatal de la información, son argumentos de la SIP para cuestionar la libertad de expresión en Venezuela. Sin embargo, es en el trasfondo la respuesta oficial por desarticular las campañas mediáticas y venenosas de la oposición y la búsqueda de genuinos y legítimos medios para hacer prevalecer la verdad de lo que sucede en Venezuela.

Históricamente, los grandes medios de comunicación en Venezuela han estado en manos de grandes grupos oligárquicos, vinculados estrechamente con los poderosos monopolios de la información de Estados Unidos. Las principales cadenas televisivas como Venevisión, Globovisión y Televen, así como importantes periódicos como El Nacional, El Universal, Últimas Noticias y Panorama de Maracaibo, están manos privadas, aunque estos dos últimos diarios se destacan por su imparcialidad, mientras que los otros medios mencionados son abiertamente detractores de la Revolución Bolivariana.

Como respuesta al manejo mediático y desestabilizador de los medios de comunicación, la Revolución Bolivariana se ha dedicado a fortalecer los medios públicos de comunicación, logrando en los últimos años abrir Venezolana de Televisión, Telesur, ViVe, TVes, ANTV y varias estaciones locales de televisión. De la misma manera, el estado emplea para fines de la información objetiva dos emisoras radiales: Radio Nacional y YVKE Mundial. Por su parte, en la prensa escrita se destacan los diarios Diario Vea y el Correo del Orinoco.

Los ataques de la SIP a favor de los medios privados y opositores están encaminados a acusar al gobierno de Chávez de un supuesto intento por hegemonizar las comunicaciones en Venezuela. Para ello, argumentan que el gobierno secuestra espacios de emisión a todos los medios televisivos y radiales del país, ha realizado 107 ataques contra periodistas, escondiendo que realmente muchos de estos periodistas han participado en campañas desestabilizadoras, intentos de golpe de estado, asesinatos y otras conjuras gubernamentales, como es el caso de Rafael y Patricia Poleo.

Otro de los ataques del informe contra Venezuela está dirigido a acusar al gobierno de cerrar 34 emisoras radiales y de anunciarse el cierre de otras 201. La verdad es que la aplicación por el gobierno de una política justa de convertir a los medios de comunicación en un instrumento de la verdad, como se contempla en el Proyecto de Ley Orgánica de Participación Ciudadana, que presupone la fiscalización de los medios de comunicación por parte de un Consejo Nacional de Vigilancia de los Medios de Comunicación Social, en representación de las masas populares, asusta a los oligarcas vinculados a la oposición mediática.

La aprobación por la Asamblea Nacional de Venezuela en el año 2004 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, conocida como Ley Resorte, luego de un democrático proceso de discusión popular, ha sido otro de los factores que ha generado acusaciones infundadas contra Chávez. La ley Resorte exige a los medios de comunicación opositores un verdadero alineamiento con la justicia social, apego a la verdad y someterse al consenso y control social. Esto, obviamente afectó a los grandes medios de la burguesía.

La SIP no ha parado en apoyar las detracciones contra el gobierno venezolano, pero jamás se declaró, ni tan siquiera ruborizada, contra el frustrado golpe de estado de abril de 2002, ni contra el sabotaje petrolero, ni contra las amenazas hacia la soberanía venezolana por parte de Colombia, Israel y Estados Unidos. No podía esperarse otra cosa de ella.

La SIP y sus ataques a Ecuador

En el marco de la 65 Asamblea de la SIP en Buenos Aires también se lanzaron álgidas acusaciones contra el gobierno de Rafael Correa, acusándolo de que la Ley de Medios, en proceso de elaboración por su administración, lesionará la libertad de expresión en el país. Tal acusación provino de César Pérez, perteneciente al Diario El Universo.

De acuerdo con la prensa opositora al proyecto de Correa, y la propia SIP, el nuevo proyecto de medios es “restrictivo, generará censura gubernamental, incentivará la autocensura y limitará el periodismo investigativo”. El proyecto en sí, estipula que el registro de medios debe ser renovado anualmente y el estado creará una institución rectora para examinar el comportamiento de la prensa.

Los ataques insidiosos y desestabilizadores del canal televisivo Teleamazonas, condujo a que el gobierno de Correa le sancionara en dos oportunidades.

Asimismo, las perfidias sostenidas por los representantes de la prensa mediática en Ecuador ante la SIP, acusaron al gobierno de perseguir y agredir físicamente a varios periodistas.

El 20 de octubre pasado el Secretario de Comunicaciones del Ecuador refutó la labor insidiosa dentro de la SIP sobre su país, defendiendo la Ley de medios que se votará en febrero próximo, al destacar que “es necesaria una ley de Comunicación que regule los abusos de la prensa”.

Luego, puntualizó: “La ley debe garantizar primero el derecho de los ciudadanos a que no sea afectada su honra, a mantenerse bien informados, a tener acceso a información de calidad y también debe garantizar que los medios puedan realizar su ejercicio de periodismo, que no tengan censura previa pero sí que tengan responsabilidad ulterior”.

En esencia, la Ley de Medios del Ecuador no hace otra cosa que proponer la división equilibrada del espectro electromagnético, por donde pasan las ondas de radio y de televisión, otorgando proporcionalmente el 33% de dicho espectro para los sectores: público, privado y comunitario. Tal medida atenta contra la hegemonía de los poderosos intereses privados en los medios de comunicación.

La SIP contra Bolivia

Bolivia tampoco escapó a los ataques de la SIP, cuya prensa está asociada y depende de los poderosos monopolios de la comunicación, particularmente del Grupo español PRISA, propietario del diario reaccionario ibérico El País, y que posee la propiedad de diversos medios de comunicación en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, México, Panamá, así como en Bolivia.

En Bolivia, el grupo PRISA es propietario de varios periódicos como El Nuevo Día, Extra y La Razón. Así como la cadena televisiva ATB Bolivia.

Los infundios esgrimidos por la prensa opositora, al servicio de los intereses desestabilizadores y separatistas, acusan al presidente Evo Morales de atacar frecuentemente a los medios de comunicación, de agresiones físicas y verbales a 111 periodistas en los últimos seis meses, así como 36 ataques contra los órganos de prensa del país.

El insidioso informe ante la SIP sobre Bolivia imputa falsamente al gobierno de querer emplear los medios de comunicación en su propio beneficio político en función de las venideras elecciones generales de diciembre próximo.

La SIP se ha visto involucrada en diversas campañas tendenciosas contra Bolivia, tal como ocurrió en el 2003 cuando apoyó abiertamente al presidente Gonzalo Sánchez de Losada ante el estallido social que exigía su renuncia. No hizo lo mismo en el 2006 cuando Evo Morales, ya presidente, quiso apoyar el desarrollo de medios de prensa vinculados a los movimientos sociales.

Los principales delitos del presidente Evo Morales son aquellos que lo han llevado a cuestionar el papel mediático de los grandes medios de comunicación y su interés por abrir paso a una prensa en función de los pobres. Reservar espacios en los medios para los trabajadores fue un pecado inaceptable para la SIP.

La SIP contra Nicaragua

Otro informe presentado ante la 65 Asamblea de la SIP sataniza igualmente al gobierno nicaragüense de Daniel Ortega.

Para los detractores del gobierno sandinista, como el director de El Nuevo Diario, Francisco Chamorro, el gobierno de Nicaragua pretende silenciar a la prensa independiente entiéndase a los dueños de los poderosos medios opositores, mediante un supuesto acoso, persecuciones y atropellos contra periodistas.

Los medios al servicio de la oposición (El Nuevo Diario, La Prensa, Trinchera y Nicaragüita) tratan de ilegalizar la decisión de la Corte Suprema de Justicia, de allanar el camino de Daniel Ortega a un nuevo mandato presidencial en las elecciones del 2011. Para ello, defienden a ultranza las posiciones desestabilizadoras de los partidos de oposición dentro de la Asamblea Nacional como el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) y la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).

Otro engendro antisandinista y mediático radicado en Miami, la Sociedad Nicaragüense Americana de Periodistas (NAJS), ha tratado de realizar labores de lobby con congresistas de la ultraderecha norteamericana, buscando el aislamiento y las presiones foráneas sobre el gobierno de Daniel Ortega.

Para terminar, recuerdo que en estos precisos momentos la SIP prepara su nuevo informe sobre la libertad de expresión en el continente para hacerlo público en las próximas horas. Extensas páginas cargadas de diatribas se darán a conocer al mundo con el fin de demonizar a las naciones progresistas de América Latina, cuyo único delito es zafarse del yugo colonial impuesto por Estados Unidos, dominio santificado por la SIP y sus burdos lacayos y detractores mediáticos a sueldo, dispersos por nuestras naciones y cargados de temor y odio hacia la verdad, a lo que se debe decir y a lo que se abrirá a la luz a pesar de todo.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

12/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Abrumador respaldo mundial a Cuba contra bloqueo de EE.UU


Con 187 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones, la Asamblea General de la ONU reiteró por décimo octavo año consecutivo su condena a la injusta medida contra la Isla.

insurgente_contraelbloqueo_acubaFoto – El Insurgente

Naciones Unidas, 28 oct (PL).— La Asamblea General de Naciones Unidas reiteró hoy por décimo octavo año consecutivo su condena al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y exigió su inmediato levantamiento.

El repudio fue expresado por los 187 votos a favor y tres en contra obtenidos por una resolución titulada Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba. Hubo dos abstenciones.

Una vez más, el gobierno norteamericano quedó en un aislamiento casi absoluto en su intransigencia de mantener el asedio implantado contra la isla caribeña desde hace casi medio siglo.

Fuente: Prensa Latina

29/10/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario