America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Buitres y guanacos – Horacio Verbitsky


Buitres y guanacos

Entre el pago a los buitres de Macrì y la rebaja de salarios del cazador de guanacos Lucas Llach, es posible imaginar cómo gobernaría esa alianza PRO-UCR-CCL. Por suerte Carrió se desentiende de la economía, ocupada en defender al renunciante golpeador De Narváez y a la República Perdida. Massa se paraliza ante el vacío sádico de Macrì, que cada día le baja el precio y ya ni gratis lo acepta. La batalla de los republicanos contra la corrupción no cabe en la canasta de Recalde.

na04fo01

Dentro de dos semanas, justo cuando se cierre la inscripción de aspirantes a la presidencia de la Nación, se cumplirá un año del fallo de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos que dejó firme la decisión del juez de Wall Street Thomas Griesa a favor de los fondos buitre.

Maurizio Macrì visitaba Israel. Gracias a las seis horas de diferencia estaba bien despierto cuando recibió un llamado desde la radio del Grupo Clarín. Pero no lo parecía: “Habrá que pagar al contado”, opinó. También dijo que lo había hablado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Sin querer, el diálogo se puso humorístico:

–¿Y qué le dijo Netanyahu?

–Sólo asintió, porque es un hombre de pocas palabras.

En cambio el gobierno mantuvo invariable la propuesta que Cristina comunicó en la celebración rosarina del Día de la Bandera, de “un acuerdo beneficioso e igualitario para el ciento por ciento de los acreedores”. Ni los buitres ni su juez lo aceptaron, la Argentina mantuvo su posición y no sucedió ninguna de las catástrofes vaticinadas por medios, políticos y economistas opositores. Esto fortaleció a los candidatos del FpV que, con matices menores entre ellos, prometen continuar con las mismas políticas de CFK. El viernes, un nuevo fallo de Griesa sumó otros 5400 millones de dólares a la cuenta que la Argentina debería pagar a quienes no renegociaron en 2005 o 2010, una prueba adicional de que el rechazo oficial fue acertado. Hasta ahora, Macrì no dijo esta boca es mía.

El presidente del bloque de diputados bonaerenses de la Coalición Cívica Libertadora, Walter Martello, explicó entonces que quien influyó a Macrì para fijar aquella posición tan instantánea como disparatada fue su amigo de infancia, asesor, testigo de boda y financista, Nicolás Martín Caputo. Para avalarlo, reprodujo una frase significativa del balance que en esos días presentó el Grupo Caputo: “Se aguarda para el 2015 una solución rápida del conflicto con los holdouts que permita revertir la actual tendencia negativa en el nivel de actividad”. Caputo tenía entonces en ejecución una cartera de obras para la Ciudad y la Nación por 1.500 millones de pesos, agregó Martello para que se comprendiera el sentido del consejo. Pero desde que Elisa Carrió sentenció que “Macrì es corrupto pero republicano” y se integró a la alianza que irá a las PASO con la UCR y el PRO, la información ya no está accesible en esa página. Los negocios por encima del interés colectivo, el Estado como gestor de esos beneficios particulares. Nada sorprendente porque así nació la PROpuesta Republicana. Caputo tiene menos éxito con su amigo cuando se trata de decisiones políticas, como el acercamiento que propugna a Sergio Massa.

El talón de Aquiles

Ernesto Sanz anunció que su candidato a vicepresidente será Lucas Llach, quien ya estaba coordinando los equipos técnicos del senador mendocino. La diligente prensa escrita y televisada permitió saber que se trata de uno de los hijos del ex viceministro de Economía de Menem y ex ministro de Educación de De la Rúa, Juan Llach, y que realizó un posgrado en Harvard. También se divulgó que corre descalzo, apoyando el pie en los metatarsianos y no en los talones, pero es tan sofisticado que lo denomina barefoot running. Además supimos que postula como ideal la dieta de hace ocho mil años y que la puso en práctica en un Mesón de Comida Paleolítica bautizado con el ingenioso nombre Como Sapiens, que Llach comparte con Cecilia, hija del diputado de PRO Federico Pinedo. Con los mismos aires del infante Froilán, Llach propuso una carrera “Persiguiendo al guanaco 2015”, hasta que los camélidos cayeran muertos por agotamiento y deshidratación, pero no llegó a realizarla por la sensata prohibición del gobierno de Chubut. Los malditos peronistas, siempre interviniendo desde el Estado en las iniciativas privadas. Además inventó TipType, un teclado virtual para Android y apostó 500 dólares a quien pudiera escribir más rápido en el telefonito. Martín Lousteau puede respirar aliviado de que su colega y amigo no se postule para gobernar la ciudad de Buenos Aires, inagotable incubadora de freaks y nerds, y en cambio se arriesgue a reclamar el voto de bonaerenses, salteños, riojanos y sanjuaninos. El haber elegido a Llach también demuestra que Sanz no se propone capitalizar la extensa estructura partidaria en la competencia con Macrì, sino ponerla a disposición del precandidato neocon. Ni siquiera le molesta la contradicción con su compañero de fórmula sobre temas centrales, como la Asignación Universal por Hijo, que Sanz denigró como promotora del vicio y Llach encomió como el mejor aporte del kirchnerismo.

Lo curioso es la omisión generalizada sobre el pensamiento económico de Llach, y no porque él lo haya ocultado. Por el contrario, lo difundió en dos libros sobre historia económica escritos en colaboración con Pablo Gerchunoff, el jefe de asesores del ministerio de Economía en los gobiernos de Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa. Especialista en privatizaciones, reforma del sector público y del mercado laboral, hace quince años Gerchunoff defendió ante estupefactos diputados radicales y del Frepaso la rebaja de sueldos a 130.000 empleados públicos como única alternativa para no despedir a 30.000. Los radicales no conciben ajustar más que sobre los asalariados, de modo que su horizonte intelectual se limita a la opción binaria entre el hambre y las ganas de comer, siempre ajenos, claro.

El enemigo principal

En Como Sapiens, Llach sostiene que “la agricultura y la domesticación de animales permitieron que aumentara la población. Pero más no siempre es mejor”. Este razonamiento es idéntico al que la oligarquía aplica desde el golpe de 1955, cuando el segundo ministro de Hacienda del dictador Aramburu, Roberto P. Verrier, descubrió que éste era un país espléndido pero le sobraban cinco de sus veinte millones de habitantes, cosa que en 1991 le recordé en una entrevista al padre de Llach, al entonces peronista y hoy radical Javier González Fraga y al ex viceministro radical Adolfo Canitrot, quienes disimulaban con distintas tácticas su afinidad profunda con Verrier. En las seis décadas transcurridas desde la Revolución Fusiladora, la política del mal llamado liberalismo argentino consistió en excluir de la civilización, el consumo y/o los derechos políticos a esa masa bárbara que hoy, si se mantuviera aquella proporción, pasaría de los diez millones. Agrega Llach en Como Sapiens que “la dieta llena de harinas, arroces, azúcares es una alimentación muy diferente a la que nuestro cuerpo está genéticamente preparado para recibir”, basada en carnes, frutas, verduras y frutos del mar. Esta pleitesía al determinismo genético no es traída a colación aquí en forma caprichosa, porque se reitera en los ensayos económicos del candidato. En el segundo de sus libros (Entre la equidad y el crecimiento. Ascenso y caída de la economía argentina, 1880-2002, de 2004) Llach y Gerchunoff afirman que existe un “rasgo genéticamente igualitario de la Argentina”, acentuado “a partir de la inauguración de una democracia auténtica” con el Yrigoyenismo, que contradice las tendencias “más favorables al crecimiento”. Es posible que en plena campaña electoral, Llach no sea tan explícito y delegue las explicaciones en su predecesor en la candidatura vicepresidencial de 2011, González Fraga. La semana pasada, ante una convocatoria de la Unión Industrial, JGF, expuso la discontinuidad con la política económica actual que propone su partido. Para conseguir lo que denominó “un shock de confianza” recomendó “eliminar las retenciones y las trabas al comercio exterior, poniendo fin a los controles de precios”. No hace falta mencionar los salarios para que los entendidos adviertan que esta batería de medidas reduciría su poder adquisitivo en forma drástica. En la misma línea, JGF también planteó el pago a los fondos buitre (con una quita del 50 por ciento, dijo) y la reconciliación con el FMI, con la idea de que así se produciría “un fuerte ingreso de capitales”.

El pecado original

La primera respuesta al planteo de Llach y Gerchunoff la firmó Axel Kicillof, quien entonces sólo era docente e investigador de la UBA e integrante del Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino, que sesionaba en una habitación del estudio jurídico de Héctor Recalde. En un artículo que se publicó en este diario el 5 de septiembre de 2004, dijo que la obra vestía con modernos ropajes las vetustas ideas de José Alfredo Martínez de Hoz y Roberto Cortés Conde, que a la manera de los relatos de la Teología atribuyen todas las desgracias a un pecado original: la abundante tierra y la escasa población, que redundaron en salarios excesivamente altos en el paraíso agroexportador perdido en 1930. Los primeros habitantes se acostumbraron a ese estado de bonanza y convirtieron la equidad en un “valor político prioritario” que fue transmitiéndose de padres a hijos durante más de cien años. Este punto de partida generó una dinámica fatal, porque “para los autores el crecimiento requiere bajos salarios y una completa apertura comercial que permita aprovechar la especialización primaria a escala internacional”. Pero los argentinos, escribió Kicillof, “en lugar de someterse a su natural destino reclamaron obstinadamente altos salarios, lo que sólo pudo lograrse mediante medidas proteccionistas, industrialistas y deficitarias. De esta forma Gerchunoff y Llach sostienen que la búsqueda de equidad se contrapone al crecimiento”. El actual ministro explicó que en los periodos de sobrevaluación de la moneda (como la convertibilidad), el salario medio es alto en dólares pero no implica un elevado nivel de vida para la población. En un anticipo de los debates actuales, Kicillof dijo entonces que Llach y Gerchunoff cargaban la baja creación de empleo, el déficit fiscal crónico y el endeudamiento externo a la debilidad de los gobiernos de Menem y De la Rúa para oponerse a la abominada pasión igualitaria. “El dogma neoliberal según el cual el crecimiento no es compatible con la ‘equidad’ fue desmentido por todas las experiencias de desarrollo mundialmente exitosas. Pero, ciegos ante toda evidencia, y sordos ante todo cuestionamiento de las bases teóricas sobre las que se sustenta, esta afirmación se convirtió en el caballito de batalla de los intereses que a toda costa y en toda circunstancia se oponen al desarrollo industrial y promueven la caída de los salarios”. Para esta concepción, el salario sigue siendo el enemigo principal, ayer, hoy y mañana.

En 2005 otras dos investigadoras de CENDA, Cecilia Nahón y Mariana González (quienes ahora son embajadora en Estados Unidos y Subsecretaria de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad), desmenuzaron en un trabajo académico la obra de Llach y Gerchunoff y la tradición ideológica que la sustenta: “Aquella que celebra melancólicamente el período agroexportador, condena el proceso de industrialización local y justifica como incuestionables y naturales el ajuste regresivo y la liberalización de las últimas décadas. En un momento en que se alzan fuertes críticas hacia las políticas de apertura, liberalización y desindustrialización implementadas desde la dictadura militar, los autores defienden su continuidad. Se trata de un intento de justificar una vez más las eternas recomendaciones de política económica del dogma neoliberal. En lugar de profundizar en el debate acerca de las alternativas reales para el desarrollo de la Argentina, los autores insisten con viejas recetas cuyos resultados están a la vista: treinta años de fiel devoción neoliberal han arrojado al país a la mayor crisis económica, política y social de su historia”. En sus conclusiones, Nahon y González señalan que “la regresiva redistribución del ingreso de los últimos treinta años parece no ser suficiente para los autores: se insinúa que se requería aún más desigualdad para que florecieran los resultados de las acertadas políticas neoliberales. La década del noventa hubiera sido un verdadero éxito si la sociedad hubiera aceptado con sabia resignación una caída aún mayor de los salarios (…) La remanida receta de Gerchunoff y Llach no involucra una disyuntiva entre la equidad y el crecimiento, sino el riesgo de una nueva década pérdida en ambos sentidos. Se trata del eterno retorno de fórmulas ya fracasadas. Hoy, en cambio, es tiempo de planificar el desarrollo económico nacional priorizando la mejora en las condiciones de vida de los trabajadores”. Llach prefiere perseguirlos, descalzo pero con su botellita de agua, hasta que caigan muertos como guanacos por agotamiento y deshidratación.

Pàgina 12

07/06/2015 Posted by | Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Carabineros de #Chile aplican gran brutalidad con este niño de 10 años! – Basta de salvaje neoliberalismo!!


ESTO ES LO QUE QUIEREN MACRI, RICARDITO, DE NARVÁEZ, DUHALDE, CARRIO, CUANDO NOS PIDEN IMITAR A CHILE?

04/08/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

El pulso de la semana: El delirante discurso de Biolcati -Eduardo Anguita


Por 

Eduardo Anguita

El multimillonario presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, dio por inaugurada la feria anual del grupo de poder más concentrado de la Argentina. Sin el fervor de los piqueteros rurales de 2008, Biolcati cosechó unos pocos aplausos cuan­do dijo que no quería un país sembrado con soja. Reclamó trabajo genuino y buenas leyes de tierras. Como si se tratara de un discurso de barricada, se quejó de que el Gobierno persiga un modelo de sometimiento a los designios de las multinacionales. Biolcati no se dio por enterado de que el ministro de Agricultura Julián Domínguez está en China, dando continuidad a una serie de acuerdos comerciales que permitieron que la balanza comercial deficitaria de 2010 se haya corregido en el primer semestre de 2011. Tampoco habló de la ley sobre la limitación de la extranjerización de la tierra propuesta por el Ejecutivo, al igual que el proyecto de regularización de la situación de los trabajadores del agro, mayoritariamente no registrado por las patronales que aplauden a Biolcati. Además, detalle no menor, la normativa que aún rige es una herencia de la dictadura cívico-militar que barrió por decreto el Estatuto del Peón Rural de 1944 y que colocó a los trabajadores rurales en la categoría de “no permanentes” legitimando el trabajo en negro. Decreto que se hizo por pedido expreso de José Alfredo Martínez de Hoz, descendiente directo de su homónimo, quien fuera primer presidente de la Sociedad Rural.
Pero la hipocresía de Biolcati no podía quedar allí. Levantó la figura de Domingo Faustino Sarmiento destacando la austeridad en la que murió. Como no podía ser de otro modo, habló del Sarmiento periodista y recordó que durante sus años de presidente no había patotas sindicales que impedían la libre circulación de los periódicos (sic). Claro, sin hacer mención a los desmanes de las patotas de las dictaduras asociadas a los terratenientes y exportadores ni a los vándalos que derramaban leche o impedían la llegada de alimentos a las ciudades durante los meses destituyentes que pretendieron un mundo sin retenciones.
Escuchaban las mentiras de Biolcati algunos políticos del arco opositor. Francisco de Narváez, socio principal de Ricardo Alfonsín y titular de la sociedad concesionaria del predio de Palermo. También estaba Eduardo Duhalde, ideólogo del Movimiento Republicano Cívico-Militar, que expresa a los genocidas presos en los penales de Marcos Paz y Campo de Mayo y llama a votar por Miguel Del Sel hoy en Santa Fe y por Mauricio Macri en el ballottage porteño del 31 de julio. Estaba el propio Mauricio Macri, que renunció a las presidenciales de octubre y ahora es tratado por los medios del establishment como si fuera la gran figura de recambio. Biolcati no pudo darse el gusto de contar siquiera con la presencia de Ricardo Alfonsín ni la de Hermes Binner, quienes por un mínimo de prudencia no quisieron sumarse a la fiesta oligárquica.
Biolcati vaticinó que la larga noche puede estar llegando a su fin pero en un ataque de sincericidio advirtió que llegará el día en que sabremos elegir. Desde ya, sin precisar cuál será ese día, ya que octubre está demasiado cerca y todos los análisis indican que Cristina Fernández de Kirchner renovará el mandato y que la gestión de Julián Domínguez al frente de Agricultura logró impulsar aún más los planes de rendimiento del sector y desandar los intentos de los popes de La Rural de provocar caos en este tiempo electoral. Biolcati debió reconocer que “la sociedad no quiere que cortemos rutas”. Toda una confesión del estado de ánimo de una oposición que no puede articular un proyecto para intentar torcer el camino iniciado en 2003.

La Patria tecnológica. La Rural abrió sus puertas el 14 de julio, el mismo día que Tecnópolis, que se vio colmada por cientos de miles de asistentes, superando por completo las expectativas de los organizadores. Esta muestra es una convocatoria a aceptar los desafíos de la sociedad del talento, el despliegue de presupuestos para la innovación productiva, para la incubación de proyectos en un mundo donde es imprescindible el conocimiento a­pli­cado a la industria. Sin tecnologías de punta la soberanía se puede convertir en un frágil sueño. Pero Tecnópolis no sólo abre las puertas a pensar el futuro, sino a ver el pasado y a ponderar los logros presentes. Allí están las empresas, universidades y laboratorios públicos y privados que dan cuenta de resultados importantes de estos años. La estatal rionegrina Invap, capaz de proveer los satélites para vigilar las fronteras en el norte, en un plan lanzado esta semana por la Presidenta. Aysa, que da cloacas, agua potable y juega un papel decisivo en el saneamiento de la cuenca del Matanza Riachuelo. El Inta, principal sostén de conocimiento y asistencia a los avances tecnológicos de la producción rural. El Inti, que multiplicó sus recursos y la asistencia a las empresas pequeñas y medianas. Los laboratorios públicos de medicamentos, que hoy ocupan un lugar importantísimo en la elaboración de fármacos con costos que ponen en ridículo los precios que cobran las multinacionales de los laboratorios medicinales. La distribución masiva de notebooks en las escuelas y el crecimiento del presupuesto educativo son una muestra del interés por fortalecer la capacitación de los recursos humanos que ya están demandando las nuevas posiciones laborales. A sólo cuatro años de la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la Argentina pone proa a los grandes de­sa­fí­os de la sociedad del co­no­cimiento.
Pero es preciso tener memoria. En las sucesivas dictaduras en las que la Sociedad Rural formó parte sustantiva del poder político –así como en el menemato– hubo una destrucción deliberada de los avances en la investigación y aplicación de conocimiento. Las multinacionales y sus socios locales quieren un Estado bobo. No quieren que se cobren retenciones aunque no puedan explicar que con ellas la producción agraria crece al mismo ritmo –o más– debido a que la renta extraordinaria de las oleaginosas es realmente extraordinaria. Y no quieren que esas retenciones y otros recursos públicos genuinos vayan a planes de redistribución de la renta ni a políticas sociales inclusivas ni a presupuestos para educación e investigación.

El teléfono identificado. El perverso manejo de la campaña sucia orquestado por el jefe de campaña de Macri, Jaime Durán Barba, puede o no tener efectos en las elecciones del próximo domingo. El silencio cómplice de los grandes medios con Macri es proporcional al descomunal despliegue para desacreditar a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. El gran problema es que la Justicia tiene en sus manos todos los elementos que componen la compleja red tejida por Durán Barba y Asociados destinada a infectar a los votantes porteños con mentiras infamantes. Las técnicas utilizadas por los empleados de Durán Barba para encriptar el origen de las llamadas, según los especialistas en telecomunicaciones, fueron de amateurs. Bastó que Telecom le diera la identificación del carrier norteamericano al juzgado subrogado por Ariel Lijo para que los siete allanamientos realizados brindaran material suficiente como para vincular estrechamente al gobierno de Macri con la campaña sucia. El escudo mediático podrá, quizá, servir para amortiguar el golpe de cara al bollottage, pero no alcanzará para evitar que la causa prosiga y deje al descubierto, una vez más, la concepción farsesca de la política que tiene el PRO. Además, plantea un problema delicado a algunos dirigentes políticos que se apresuraron a darle su apoyo al jefe de Gobierno. Por último –y más allá de las grietas y debilidades de la campaña del Frente para la Victoria y sus aliados en la Ciudad– estas elecciones porteñas, como las de Santa Fe y de Córdoba, son un buen llamado de atención para entender que una fuerza política y social transformadora tiene distritos en los cuales sus representantes constituyen la segunda fuerza electoral o, incluso, deben buscar aliados que los expresen. Sería una pérdida de sentido común –y una muestra de omnipotencia indebida– creer que los procesos electorales condenan al éxito al kirchnerismo. Se trata de disputas de voluntades que, en muchas oportunidades, son una suma de identidad genuina y de recursos publicitarios imaginativos o perversos. La política transformadora y popular suele estar fogueada por la adversidad. Peligroso sería el camino de rosas para quienes pretenden desalojar del poder a los que históricamente sometieron al pueblo. De allí la importancia de entender las historias reales de militancia y de heroísmo popular, generalmente curtidas en la adversidad del poder y muchas veces ante la falta de comprensión y apoyo de muchos ciudadanos. Pero esas historias son las de los imprescindibles, los que no están pendientes del electrómetro para saber que su compromiso con el pueblo es inquebrantable.

24/07/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | 2 comentarios

Cristina 2011 – Una nueva cultura política


Publicado el 29 de Junio de 2011

Por Víctor Ego Ducrot Periodista y escritor y profesor universitario.

La presidenta propone, en términos políticos, una síntesis del poder institucional a partir de un Estado Nacional asumido como herramienta o ejecutor decisivo del programa transformador.

Gabriel Mariotto lo señaló con claridad en una de sus primeras intervenciones, tras asumir la responsabilidad de acompañar a Daniel Scioli en la búsqueda de un nuevo mandato como gobernador de la provincia de Buenos Aires: la presidenta convocó a una verdadera transformación cultural del país, dijo a quien quisiese oírlo y reflejarlo en los medios de prensa. Y el domingo pasado, a horas podríamos decir de su postulación y de la de Amando Boudou para la vicepresidencia de la República, el actual titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) convocó a la nutrida militancia que ha venido siguiéndolo en su lucha por la democratización del universo mediático, a redoblar los esfuerzos y tomar conciencia de lo que a su entender representan la decisión de Cristina Fernández de Kirchner, de volver a someterse a las urnas, y los criterios adoptados por el oficialismo a la hora de elegir las listas de candidatos, de cara a las elecciones de octubre.
Una vez más, Mariotto leyó con precisión los dichos de la jefa del proyecto nacional que aspira, como siempre lo ha hecho a lo largo de su multifacética historia, a ser convalidado en las urnas, en ejercicio del principio de soberanía popular.
Cristina se había asumido como puente, como vaso comunicante, entre las viejas y nuevas generaciones de la práctica política, lo que a todas luces significa un acto fundacional, un nuevo punto de partida para entender y ejercer el país: el reconocimiento de un deseo convertido en firme voluntad institucional y militante, para ingresar en la Argentina de la Generación del Bicentenario, con un programa de acción caracterizado por la democratización profunda del cuerpo político, plena vigencia de los Derechos Humanos e inclusión social, tanto económica y cultural como identitaria.
De allí la valoración que el oficialismo y cada día más ciudadanos hacen de las medidas de gobierno que vienen adoptándose desde 2003 a esta parte, como la decisión de liberar al país de la ataduras impuestas por los organismos financieros internacionales, la recuperación de los fondos jubilatorios, la nueva Ley de Medios Audiovisuales y el matrimonio igualitario, por citar algunos de los vectores que le dan marco a la estrategia de recuperación del Estado y otorgamiento de volumen y densidad a la trama democrática.
La presidenta no deja dudas acerca de sus objetivos que, de ser alcanzados en forma plena –y para ello tiene claro que necesita otro mandato y prácticas que tomen su posta– implicarían una verdadera revolución democrática. Todas sus acciones concretas y manifestaciones simbólicas indican que, en términos políticos, propone una síntesis del poder institucional a partir de un Estado Nacional asumido como herramienta o ejecutor decisivo del programa transformador; la refundación del sistema federal, para dotarlo de profundidad y representación; la reformulación, ampliación y superación cualitativa del sistema de mayorías, actualmente basado en poderes territoriales y partidarios tradicionales; y la instalación de un conmovedor cambio de estructura generacional en el sistema institucional, abriéndole paso a la juventud en los ámbitos políticos y de gestión.
La Argentina oligárquica –y no debemos temerle a esa palabra, porque la oligarquía es un sistema digestivo con poderosas encimas y muta su genética conforme a las características de cada etapa histórica– lee con atención lo que está sucediendo en el país y recurre a su modalidad contemporánea, la acción de los medios de comunicación concentrados como puentes de mando estratégicos desde los cuales conducir sus propios despliegues políticos, para disparar lo más rápidamente posible contra el dispositivo transformador que encabeza la jefa de Estado.
Apenas conocidas la postulación de Mariotto a la vicegobernación bonaerense, los canales de TV y radios del Grupo Clarín salieron a definir una agenda que el resto de la corporación siguió con disciplina papal. La idea consistió en tratar de meter ruido entre Cristina y los factores decisivos sobre los cuales actúa, en tanto aspiración de cambios culturales profundos, como los poderes provinciales, el movimiento obrero, la tradición organizativa del justicialismo y los nuevos contingentes generacionales.
Ese intento de meter ruidos fue dirigido hacia la relación real que existe entre la jefa de Estado y el gobernador Scioli, cada día mejor posicionado hacia una victoria contundente en su distrito; también aspiraron a proponer distancias y quiebres con el PJ, una estructura tradicional dentro del peronismo como cosmogonía, que trata de asimilar el trastoque paradigmático por la cual brega la presidenta; y auspiciaron el divorcio más escandaloso posible entre la dirección del proyecto nacional y los intendentes del Conurbano, siempre descalificándolos, porque la Argentina oligárquica no soporta las fuertes referencias territoriales refrendadas históricamente en las urnas.
No hubo datos ratificados de la realidad tangible, tales como las declaraciones de Mariotto respecto de su disposición a ponerse a las órdenes del gobernador, y la nominación del ministro de Economía como compañero de fórmula de Cristina, candidatura bien vista por la CGT, que no hayan sido silenciados, aprovechándose de las lógicas molestias que la disputa de una interna resuelta desde el liderazgo político reconocido puedan arrojar; quizás desde esa lógica deban ser entendidas ciertas manifestaciones de Julio Piumato, por cierto recogidas por la prensa hegemónica sin la menor precisión de contexto.
Néstor Kirchner hubiese tenido que insistir una vez más en aquello del estado nervioso de los oligopolios de la comunicación, y tal vez ahora de sus mandatarios, la dizque oposición. Fíjense ustedes que hasta el descenso de River a la categoría B Nacional del fútbol argentino está siendo utilizado como munición contra el gobierno: el viernes pasado, el diario Clarín sostuvo en primera plana que el partido que jugaron el domingo el finalmente descendido y el equipo cordobés se llevaría adelante con público, por decisión gubernamental; de modo tal que, ayer, Ricardito pudo decir, otra vez en tapa del mismo diario, que fue Cristina la responsable de los disturbios acaecidos, una vez más como consecuencia del irresuelto panorama de vandalismo que envuelve al más popular de los espectáculos argentinos, responsabilidad de su propia dirigencia y no de las autoridades constitucionales del país.
La respuesta sistémica de la Argentina oligárquica es descarada, y la impunidad de la palabra prohijada por Magnetto y sus secuaces fue de tal magnitud que un personaje de la calaña del colombiano que aspira a gobernar la provincia de Buenos Aires hasta se sintió protegido para insultar la memoria de un ex presidente fallecido y los sentimientos íntimos de su familia.
Néstor tenía razón, están nerviosos; pero semejante estado mental no necesita de psicofármacos, requiere urgente un aluvión de votos para cerrarles la boca.<

Tiempo Argentino

29/06/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

De Narváez tuvo que pedir perdón por sus declaraciones sobre Kirchner | Tiempo Argentino


De Narváez tuvo que pedir perdón por sus declaraciones sobre Kirchner | Tiempo Argentino.

NO HAY DISCULPAS POSIBLES, ESTA PERSONA DEBERÍA SER DEPORTADA A SU PAÍS POR FALTARLE EL RESPETO AL PUEBLO ARGENTINO, QUE LLORÓ SU MUERTE Y POR SU FALTA  A LA AUTORIDAD PRESIDENCIAL…

MARIANIKE

25/06/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , | Deja un comentario

Chile : Manifestaciones estudiantiles pidiendo educación gratuita, son reprimidos por el gobierno.


ESTO ES LO QUE PRETENDE LA OPO DESILACHADA (MACRI, DUHALDE, DE NARVAEZ, ALFONSIN, BINNER, ETC ETC…) QUE IMITEMOS A CHILE ENTRE OTROS PAISES,   CHILE SI SIGUE CON SUS CONTRATOS DE LIBRE COMERCIO Y SU POLÍTICA NEOLIBERAL TERMINARÁ COMO ARGENTINA EN EL 2001, YA EMPEZARÓN LOS ESTUDIANTES A EXIGIR LA EDUCACIÓN GRATUITA Y ES VERGONZOSO, COMO SON REPRIMIDOS.

Marianike

23/06/2011 Posted by | Educación, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , | 1 comentario

Cappa: Crstina es una política de raza


Cappa dijo que “Cristina es una política de raza”

El entrenador de Gimnasia, Ángel Cappa, calificó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como “una política de raza” y se manifestó a favor de la nueva Ley de Medios, “para que todos tengan libertad de expresión y los monopolios no impongan el pensamiento”.

En una entrevista exclusiva con Télam, Cappa expresó: “Cristina es un personaje político como no había desde hace mucho tiempo. Es una política de raza. Te das cuenta al escucharla, no hace falta más que eso. En cambio, los ves a Francisco De Narváez o Mauricio Macri y te das cuenta desde lejos que no lo son.”

“Macri quiere fama -agregó-. Es un señor que creció rodeado de dinero y ahora quiere el poder y quiere la fama. Cuando habla te da pena, verdaderamente. Y Buenos Aires es un caos.”

El director técnico, además, aplaudió el regreso de “la gente joven” a la política. “Yo creo que el gobierno está haciendo cosas en función de la gente, y la gente joven que se acerca lo va empujando hacia la profundización del modelo y estos cambios”.

“Me faltan elementos de juicio para calificar más precisamente al gobierno, pero si sus enemigos son Wall Street, los barrios ricos de Buenos Aires que festejaron la muerte de Néstor Kirchner, los dueños del campo… Bueno, entonces el gobierno me genera simpatía. Porque esos son mis enemigos también”, dijo.

Para terminar, Cappa se manifestó en favor de la Ley de Medios Audiovisuales: “Quiero una ley que permita la pluralidad, que todo el mundo tenga voz y libertad de expresión, que pueda acceder a lso medios y que, fundamentalmente, le impida a los monopolios la posibilidad de imponer nuestros pensamientos

 

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&dis=1&sec=1&idPub=212834&id=403336&idnota=403336

19/02/2011 Posted by | General, Reflexiones, Sociedad y Cultura | , , , , | 1 comentario

Ganar 2011 para transformar la Argentina


Política y juventud


Publicado el 18 de Agosto de 2010

Por José María Ottavis
Presidente de la JP bonaerense.

A nosotros no nos engañan ni Duhalde, ni De Narváez, ni Solá, ni Macri: con ellos, el peronismo se vuelve inofensivo. Se convierte en una simple herramienta electoral, no en un movimiento revolucionario.

La juventud tiene una relación de glorias y fracasos con la historia argentina. De glorias: fue ella el motor de las gestas más importantes que marcaron a nuestro país. Desde las luchas por la independencia, pasando por las jornadas de octubre del ’45, el retorno de Perón luego de 18 años, para terminar el 19 y 20 de diciembre de 2001 con la resistencia al neoliberalismo. De fracasos: también eran jóvenes los perseguidos durante la resistencia peronista, los desaparecidos por la Dictadura, los que murieron heroicamente en Malvinas, y los excluidos y marginados en los ’90. Ese rol trascendente vuelve a la juventud en un acto imprescindible de la historia nacional.
A plantearlo con claridad: la única demostración de que a la clase dirigente le importa el futuro la tenemos cuando escucha lo que los jóvenes tienen para decir o los incluye en la toma de las decisiones. Caso contrario, son palabras huecas, mentirosas. Simples y berretas estrategias de márketing. Un “plan” que no tiene plan.
El kirchnerismo ha renovado la relación de la dirigencia política con la juventud de su tiempo. ¿Qué ha ocurrido? Por un lado, ha tenido evidentes logros en su gestión que han repercutido en las nuevas generaciones: se crearon millones de empleos, se recuperó el salario de los pibes, las familias mejoraron sus perspectivas de cara al futuro, la Asignación Universal garantizó mayor inclusión, se incrementó notablemente el financiamiento educativo, el programa Conectar–Igualdad, por citar algunos. Son jóvenes los destinatarios directos de estas intervenciones trascendentales.
El caso de la Asignación Universal merece un párrafo aparte. Se trata de una transferencia de miles de millones de pesos hacia los sectores más vulnerables. Es la inversión social más destacable de América Latina. Además, la medida aumentó la matrícula educativa en un 25%. No hay futuro posible sin chicos en las escuelas.
Pero la relación kirchnerismo y juventud no se asienta sólo en resultados materiales. Desde 2003 la Casa Rosada dejó de ser un lugar ocupado por sirvientes de las corporaciones pasó a ser un símbolo de la transformación argentina. La Ley de Medios, la política de DD HH, el matrimonio igualitario, la estatización de las AFJP, por nombrar algunos casos, son decisiones que instituyen nuevos derechos, profundizan la democracia y rompen con el statu quo.
En ese contexto, los jóvenes no podemos menos que sentirnos interpelados. Los que venimos de una tradición militante, que somos peronistas, vemos en el kirchnerismo la expresión de nuestros anhelos. Con claridad: Néstor Kirchner y Cristina Fernández expresan la independencia económica, la soberanía política y la justicia social. Como señalaba una editorial de La Cámpora: “Peronismo puro, kirchnerismo al palo.” A nosotros no nos engañan ni Duhalde, ni De Narváez, ni Solá ni Macri: con ellos, el peronismo se vuelve inofensivo. Se convierte en una simple herramienta electoral, no en un movimiento revolucionario.
Por su parte, aquellos jóvenes que provienen de otras tradiciones militantes o mantienen mayor distancia con el compromiso político, también se sienten demandados por el actual proceso político. De a poco, se vuelcan a las calles, se reúnen en iniciativas colectivas, participan a su manera aprovechándose de las nuevas tecnologías de comunicación. Es impresionante el activismo que se destaca en blogs, sitios web y en las redes sociales virtuales.
La Argentina define a cada paso su destino. La elección del año próximo determinará hacia dónde queremos ir. En ese marco, el gobierno nacional deberá continuar alentando la participación de los jóvenes. Tiene que estar atento a nuestras múltiples y complejas demandas. Somos jóvenes los que pedimos más créditos hipotecarios para poder comprarnos una casa, y también lo somos los que muchas veces somos maltratados por la policía o morimos víctimas del gatillo fácil o mientras nos practicamos un aborto clandestino. Estas son cosas inadmisibles en la Argentina que soñamos.
Los que tenemos responsabilidad como militantes juveniles debemos asumir también nuestro rol. La Juventud Peronista, La Cámpora, todas las juventudes, debemos actuar con voluntad política y la firme decisión de construir consensos. Tenemos que estar al lado de las necesidades y las injusticias que sufren los jóvenes para convertirnos en caja de resonancia de sus problemas y buscar soluciones en el accionar estatal.
Y lo más importante: desde la juventud peronista de la provincia de Buenos Aires debemos decirles a nuestro pueblo y a nuestros dirigentes que no sirve ganar en un sálvese quien pueda electoral. No queremos ganar una elección para seguir en el poder. Queremos ganar para que el poder del peronismo transforme la Argentina. Queremos que Néstor y Cristina sean en 2011 lo primero de lo nuevo.
El kirchnerismo de hoy, como el peronismo de ayer, se volvió “incorregible” cuando le impuso condiciones a las corporaciones de todo tipo. Y cuando lo hizo fue para dignificar a las mayorías populares. Si el peronismo quiere seguir siendo un “hecho maldito” en la historia argentina deberá estatizar YPF, asumir el control de los recursos naturales, avanzar sobre las rentas extraordinarias (industriales, mineras, petroleras, agropecuarias) y lograr el cincuenta y cincuenta en el reparto de la riqueza. En definitiva, hacer honor al legado de Evita: “el peronismo será revolucionario, o no será”.

Tiempo Argentino

18/08/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , | 1 comentario

Peronismo Federal: los ´90 no se han ido, aguardan su oportunidad


02/08/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized, Videos | , , , , , | Deja un comentario

Argentina – “La imagen positiva de la Presidenta está en 52%”


El politólogo Roberto Bacman, director de la encuestadora CEOP, aseguró ayer que la imagen positiva de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner creció y se ubica en el 52 por ciento, al tiempo que indicó que el mejor candidato del Peronismo Federal es Eduardo Duhalde.“La imagen positiva de la Presidenta está en 52%”

“La imagen positiva de la Presidenta ha crecido, está en un 52 por ciento”, señaló Bacman en diálogo con Radio América.

Agregó que “la oposición corre el riesgo de no superar el 40% de Kirchner en primera vuelta” y subrayó que dentro del Peronismo Federal, muchos no votarían por Mauricio Macri.

“Reutemann no tiene la misma intención de voto que tenía años atrás”, detalló Bacman y dijo que “Macri y De Narváez van al mismo electorado”.

Respecto a la situación en la UCR, apuntó que “el Cobismo o el Panradicalismo con Alfonsín son más rivales de Kirchner”, aunque el Radicalismo “debe remontar la mochila del fracaso económico de sus gobiernos”.

Telam

14/07/2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , | 1 comentario