America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Por un Nobel en Economía para Jorge Lanata – Ricardo Rotsztein


Por un Nobel en Economía para Jorge Lanata

53a99c246d902_510x340

Este domingo el compañero Lanata nos brindó una brillante clase de economía y finanzas públicas, mediante la cual nos deslumbró con sus conocimientos técnicos y su gran capacidad de análisis sobre el tema del momento: Los buitres y la deuda pública.

Los que no pudieron disfrutar dicha clase magistral pueden hacerlo acá.

El resto de esta nota en homenaje al nuevo colega economista lo dedicaré a profundizar sus hallazgos.

Empecemos:

Según JL el gobierno miente cuando proclama el desendeudamiento como uno de sus principales logros económicos, dicha mentira queda al descubierto al puntualizar que la deuda al inicio del gobierno kirchnerista era de u$s 144 mil millones y hoy alcanza los u$s 250 mil millones.

Sin dudas este es el punto esencial de los aportes de nuestro candidato al Nobel de economía. Presenta una comparación de niveles de deuda en términos nominales, lo cual consiste en una gran revolución teórico epistemológica. Da vuelta el pilar básico en el que se basa todo análisis económico que consiste en medir siempre las variables en términos relativos que hagan útil la comparación intertemporal o entre países.

En este caso, nuestro héroe deja pasar que mientras que en 2003 la deuda medida en términos de PBI era de 139%, en 2013 dicha ratio se redujo al 45,6%, lo que representa un descenso de 93 puntos porcentuales. Por supuesto que también ignora el fundamental cambio de composición de dicha deuda ya que de ese 45,6% sólo un 18% esta constituía con el sector privado y los organismos internacionales de crédito. Es decir que gran parte de la deuda, un 27% del PBI, corresponde a acreencias de organismos públicos nacionales como son la ANSES y el BCRA.

Asimismo, el exitoso conductor y periodista marca una flagrante contradicción en el relato de la Presidenta al puntualizar que ella “reitera que nadie condiciona nuestra política económica pero somos pagadores seriales”.

Con este hallazgo, JL vuelve a deslumbrarnos al dejar de lado dos típicos lugares comunes en cuando a la deuda y su peso sobre la política económica de los países. Como todos recordarán, el de 15 de noviembre de 2005, Nestor Krichner anunció la cancelación total de la deuda argentina con el FMI. Esa cancelación liberó al país de las condicionalidades que el FMI impone sobre los países deudores y permitió al Gobierno recupera la plena soberanía en términos de política económica.

En términos técnicos, el peso de la deuda sobre las espaldas de un gobierno se suele cuantificar en términos del peso de los pagos de la deuda en el presupuesto nacional. En este caso, los números son concluyentes. Mientras que en 2001, el peso de los servicios de la deuda explicaban el 21,5% del presupuesto nacional, en 2014, dicha cifra se reduce a sólo 8,9%. Cabe mencionar que en este ratio no se discrimina por la composición de la deuda, punto que fue analizado párrafos más arriba.

Al pasar, podemos mencionar que tanto Lanata como su coequiper Bermúdez, dicen que el total de la deuda pública estaría subestimado porque no da cuenta de la deuda con las provincias. Este es un descubrimiento que haría palidecer a Fray Luca Paccioli ya que hasta ahora los expertos en la materia daban cuenta del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas y de Asistencia Financiera que como puede leerse en esta nota de La Nación da cuenta de un pasivo a favor del Estado Nacional por 75 mil millones de pesos.

Pero sin dudas el verdadero giro copernicano en temas de finanzas, Lanata lo aporta cuando se hace la pregunta retórica ¿por qué los buitres están litigando ante la Justicia de EEUU? Y se responde que eso fue una concesión de Nestor Krichner al momento de la reestructuración de la deuda realizada en el 2005.

Hasta que Lanata hiciera su aporte, el saber común entre economistas y expertos en temas de deuda, era que los buitres litigaban en el juzgado de Griesa porque los bonos defaulteados que ellos recompraron a precio vil fueron emitidos por los gobiernos de Menem y de De la Rua bajo la jurisdicción de Nueva York debido a que muchos inversores extranjeros, principalmente aquellos que administran fondos institucionales tienen prohibido por estatutos internos invertir en bonos de jurisdicción extranjera.

En resumen creo que el racconto de los aportes realizados por el programa Periodismo para Todos del domingo 22 de junio da claras muestras de que estamos frente a una revolución de la ciencia económica que por lo tanto merece ser galardonada con el Premio Nobel de Economía, que entrega el Banco Central Sueco. ¿No?

INFONEWS

27/06/2014 Posted by | Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

El premio Nobel Paul Krugman elogia “el camino de Argentina” en el New York Times


Télam – El premio Nobel Paul Krugman elogia "el camino de Argentina" en el New York Times.

03/05/2012 Posted by | Economía, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , | 2 comentarios

Argentina : Nuevo Estado (Excelente análisis de Luis Bruschtein)


Página/12 :: El país :: Nuevo Estado.

21/04/2012 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

EEUU a la cabeza en la evasión de impuestos


EEUU a la cabeza en la evasión de impuestos – Infonews | Un mundo, muchas voces.

17/12/2011 Posted by | General, Justicia, Politica Internacional, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Récord en el puerto: llegó un buque de 300 metros de largo


ElArgentino.com – Récord en el puerto: llegó un buque de 300 metros de largo.

21/09/2011 Posted by | Economía, General, Reflexiones, Uncategorized | , | Deja un comentario

Argentina: Más de la mitad de los argentinos tiene una “visión positiva” de la economía y la perspectiva personal


Los argentinos tienen una visión positiva respecto del futuro de la economía nacional y confían en el progreso de su situación económica personal, según un relevamiento realizado en los últimos días.

“Crece la visión positiva sobre el futuro de la economía: 53,7 por ciento de los encuestados es optimista acerca de la situación económica del país para el próximo año, y el 56,7 por ciento también lo es con respecto a su situación económica personal”, indica el relevamiento realizado por la consultora Ibarómetro.

El relevamiento fue realizado el 22 de junio pasado en el marco de la encuesta sistemática “Sobre los Argentinos y la Economía”, que Ibarómetro efectúa en el área metropolitana de Buenos Aires, que incluye a la Ciudad y 24 partidos del conurbano bonaerense.

El informe que recoge los resultados de la encuesta indica que “40,1 por ciento de los interrogados cree que el rumbo económico del país le influye en forma positiva en su vida personal, mientras que un 22,1 por ciento considera que le influye en forma negativa”.

Y detalla que “siete de cada diez encuestados están a favor de los subsidios del Estado Nacional para mantener bajas las tarifas de transporte y de servicios públicos. Un 19 por ciento preferiría que se aumenten y no hubiera subsidios”.

“Consultados acerca de cuál de los candidatos a presidente resolvería mejor el problema del aumento de precios, la mitad de los entrevistados elige a Cristina Fernández de Kirchner, mientras que un 10,9 por ciento cree que Eduardo Duhalde lo haría mejor y un 5,3 por ciento elige a Elisa Carrió”, concluyó el trabajo.
Telam

01/07/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Argentina: Kliksberg asegura que mejoró la distribución del ingreso


Economía /  El economista Bernardo Kliksberg, aseguró por Radio América, que “en líneas generales, mientras Europa está cada vez peor, en Latinoamérica estamos cada vez mejor”.

28.06.2011

“La economía ortodoxa fue la que se aplicó en la argentina en los ’90, se desreguló la economía, se redujo el Estado a su mínima expresión, se recortaron los gastos sociales. En la practica, se destruyó la economía”, sostuvo Kliksberg por Radio América.

Asimismo, el economista consideró que “en los ’90 se destruyeron las bases de la ‘economía americana’, en lo que significó la crisis más grande desde los años 30 y afecta hasta hoy día”. “Es una mala economía”, apuntó.

En la actualidad “hay un modelo ‘América del Sur’: Uruguay incluyó computadoras en las escuelas. La economía de Lula en Brasil, que es heterodoxa, logró sacar a 30 millones de la pobreza. Ese modelo es continuado por Dilma Rousseff”, señaló Kliksberg.

Además añadió que “el modelo argentino generó empleo en una forma importante y logró sus mejores tasas de crecimiento. Logró mejorar la calidad de vida de la gente”. “En los Estados Unidos, en cambio, hay 45 millones de pobres, entre desocupados y ocupados parciales, y hay más de 30 millones fuera de la economía”, aseguró.

Kliksberg afirmó también que “la participación de los trabajadores en el producto bruto mejoró. Todos mejoraron: es una potenciación de las fuerzas productivas”. “Ganaron las pymes, la industria nacional. Ganaron los trabajadores porque sus sueldos se actualizaron y ganaron los jubilados que actualizaron sus haberes”, expresó.

Por último, el experto remarcó que “los chicos pobres ganaron con la Asignación Universal por Hijo, y con el programa, también ganaron las embarazadas”. “En líneas generales lo que se observa es que mientras en Europa cada vez están peor en América Latina estamos cada vez mejor”, concluyó el economista. 

En comunicación telefónica con CN23 el economista Daniel Kostzer amplió mas detalles sobre el tema y también señaló que la distribución de la riqueza mejoró en la Argentina entre el primer trimestre de 2011 y el mismo período de 2010, al reducirse casi un punto la relación de ingresos entre los hogares más pobre y más ricos de la población, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El Argentino

28/06/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Argentina – Discurso económico


Por Alfredo Zaiat

En estos años de bienvenida tensión con el establishment, expresión de una renovada vitalidad de la sociedad, se ha perfeccionado un recurso dialéctico para abordar cuestiones económicas que alimenta la confusión general. Es un fenómeno muy peculiar, que ha sido naturalizado por gran parte de los analistas consolidando un sentido común que adormece a ciertos sectores de la población. Se trata de depositar en el otro la responsabilidad primaria de un acontecimiento de la economía. El caso más paradigmático se refiere al alza de los precios. La mayoría de los empresarios con presencia en los medios manifiesta preocupación por la evolución de la inflación. Presentan argumentos con rostros adustos acerca del inquietante sendero que estiman tendrán los precios. Pero en esas explicaciones no surgen quiénes son los que definen los aumentos. La población con ingresos fijos no es la encargada de aplicar los ajustes en los valores de bienes y servicios; más bien los padece. La persistente tarea de remarcación la realizan los mismos que expresan intranquilidad por la inflación, quienes a la vez agudizan las expectativas negativas pronosticando porcentajes crecientes de dos dígitos. Para cualquiera que pueda liberarse del discurso económico dominante, esa máscara del ocultamiento se desintegra cuando se precisa el lugar que ocupa cada uno de los agentes económicos en el circuito productivo.

Las empresas, más aún las que ejercen posición dominante en mercados sensibles, son las principales responsables del alza de precios; no son víctimas de la inflación como se lamentan sus principales ejecutivos en cuanto micrófono o púlpito se encuentre a su alcance. La evolución de los precios es el caso más grosero de ese discurso económico que subvierte el sentido, aunque se reitera en otras cuestiones. Por ejemplo, los subsidios son dañinos para el supuesto equilibrio de la economía cuando benefician a la mayoría de la población, no así cuando se aplican a inversiones de las grandes empresas; el poner fin al negocio especulativo de las AFJP fue “una confiscación”, cuando el grosero 30 por ciento del aporte previsional de los trabajadores que se destinaba a comisiones de esas Administraciones era “el buen funcionamiento del mercado libre”; los millonarios paquetes de rescate a bancos son para salvar el sistema global, mientras fondos girados a los sectores populares se los descalifica como “clientelismo”; la pobreza es un “escándalo”, pero los grupos de mayor capacidad contributiva se resisten a pagar impuestos; Eduardo “quien puso dólares recibirá dólares” Duhalde es presentado como el padre del proceso de crecimiento sostenido, cuando fue el responsable de la más brutal transferencia de ingresos desde los sectores populares hacia grupos concentrados (megadevaluación y pesificación asimétrica). La sucesión de tergiversaciones sobre la sustancia de procesos económicos resulta abrumadora frente a una sociedad indefensa ante ese poder arrollador. En esa instancia, los economistas de la city aparecen en el mundo mediático como instrumentos funcionales al poder para convalidar ese desorden conceptual.

El humor viene a colaborar en la comprensión de ese comportamiento del poder económico. Con ironía, el humorista gráfico español, conocido como El Roto, en una ilustración le hizo decir a un banquero: “La operación ha sido un éxito: hemos conseguido que parezca crisis lo que fue un saqueo”.

Esa mención fue reproducida en un esclarecedor ensayo de Emmánuel Lizcano, “La economía como ideología”, publicado en Revista de Ciencias Sociales, segunda época, de la Universidad Nacional de Quilmes. En ese documento se explica que “la apropiación del diagnóstico y de la gestión de ‘la crisis’ por los expertos en economía, lejos de mantenerse dentro de los estrictos márgenes de su especialidad, se orientan principalmente a modelar sensibilidades y emociones de cara a promover la aceptación general de un modelo de dominación que quienes detentan el poder perciben en peligro”. Para agregar que “los discursos pretendidamente económicos sobre ‘la crisis’ funcionarían así como discursos estrictamente ideológicos orientados a legitimar las actuales formas de poder”. El investigador español, profesor de Sociología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, menciona que la reciente crisis que afectó a la mayoría no ha provocado reacciones populares que hayan necesitado ser sofocadas por la fuerza. Más bien, se han visto reconvertidas en resignación ante la fatalidad y, en no pocas ocasiones, en renovadas adhesiones al sistema. Esto significa que el interés del poder económico en la defensa de sus privilegios es instalado como uno de beneficio general con aceptación mayoritaria. Los antecedentes locales más cercanos de ese comportamiento se encuentran en el conflicto con la trama multinacional sojera por las retenciones, en la disputa con el Grupo Clarín y en la tensión con el Grupo Techint por la nacionalización de sus compañías en Venezuela, que en este último caso ha derivado en una campaña para disminuir el vínculo comercial con ese país pese a que es extraordinariamente beneficioso para decenas de pymes argentinas. En esa instancia es donde la retórica económica pasa a ocupar un papel político central, puesto que mediante ella los intereses del poder económico pueden transformarse en ideas rectoras de la sociedad.

Lizcano avanza en el análisis del discurso económico explicando que se ha construido sobre metáforas que naturalizan y personifican a la economía y a los agentes e instituciones económicos. “Nada más lógico, por tanto, que cualquier alteración de los mismos se narre en términos de catástrofes de la naturaleza y enfermedades propias de las personas humanas”, señala. Menciona entonces cómo se refieren los economistas a situaciones de crisis, afirmando que una “tormenta” sacude al mundo, o que los mercados se “agitan”, o las Bolsas “sufren” brutales “sacudidas”, o existe una “sequía” crediticia, o el “tsunami” financiero provoca el desplome de los precios. El experto español destaca que poco importa que las metáforas sean incongruentes entre sí: por ejemplo “tormentas” y “sequías”. Lo significativo es que “la crisis es una catástrofe natural que, por tanto, se desencadena por sí misma y a todos nos pone en peligro. No hay, pues, responsables, sólo damnificados”. Instituciones económicas que fueron dotadas de vida natural y, por lo tanto, se humanizan, generan lamentos en gran parte de la población cuando, en realidad, las padecen por sus acciones.

De esa forma, los causantes de daños económicos, por ejemplo banqueros durante una crisis financiera o grandes empresas en períodos de suba de precios, quedan ocultos en su responsabilidad detrás de metáforas médicas o meteorológicas. En ese sentido, Lizcano afirma que esas metáforas inducen a una mezcla de miedo y compasión, de anonadamiento ante el desastre provocado por las fuerzas de una naturaleza desatada y de solidaridad ante sus víctimas. En referencia a la actual crisis financiera global, destaca que ese proceso de engaño colectivo “no puede dejar de haber contribuido a la sorprendente resignación con que la población del planeta ha asumido sin rechistar, salvo excepciones, que su dinero se desviara gratuitamente hacia bancos que después se negarían a devolvérselo, siquiera en forma de onerosos créditos”.

Esos discursos económicos van moldeando la sociedad bajo el criterio de las emociones y las creencias, ocultando la tensión de los intereses de los grupos sociales en el espacio económico. Es decir, transforman unos hechos económicos que serían muy fáciles de comprender, como quiénes son los responsables del alza de precios, en acontecimientos que adquieren autonomía de sus principales protagonistas. Con su palabra dominante articulada en un discurso económico que se amplifica en el espacio público obtienen legitimidad social, logrando que sus propios intereses, que son de una minoría privilegiada, terminen asociados al bienestar general.

azaiat@pagina12.com.ar

05/12/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – Proporciones noticiosas – Eduardo Aliverti


Una vieja sentencia dice que el periodismo consiste en llenar los lugares que dejan libres los anuncios publicitarios. La frase bien podría corroborarse tomando los grandes diarios de circulación nacional, cuyas ediciones de algunos (cuantos) días se empeñan en demostrar que si hay crisis no se nota porque el centimetraje de publicidad es apabullante. Pero también puede adaptársela a las equivalencias informativas respecto de sí mismas. Es decir: cuántos y cuáles lugares ocupan ciertas noticias porque hay otras, tradicionalmente centrales, que en la coyuntura desaparecieron o carecen de sitial preponderante. Cabría la presunción de que algo de esto debe contemplarse, si se toma nota del papel secundario que, últimamente, adquieren las informaciones del ámbito económico. Es imposible, por supuesto, no constatar que la economía está presente en casi todo lo que sucede. Desde las inundaciones hasta “la inseguridad”; desde el debate por la libertad sindical hasta las denuncias de corrupción; desde la ley de medios audiovisuales hasta el proyecto de reforma política, en algún punto todo pasa por la economía porque en ella anida el cómo y para quiénes se gobierna, y el cómo y para quiénes se intenta plantar una alternativa de gobierno u oposición. Gobernar, o preparase para ello, es administrar y proyectar la economía. Sin embargo, ese rasgo estructural, filosófico, de lo económico, en ciertos momentos o etapas no es lo único que construye las noticias (aunque siempre subyazca). A veces, el valor que se le da a lo episódico tiene una relación inversamente proporcional con lo que la sociedad percibe, de la economía, en su actualidad y rumbo macros.

Veámoslo desde esta lógica: si hubiera seria preocupación, o fuerte inquietud, por lo que puede suceder con los salarios, las reservas monetarias, la deuda, los precios, el desempleo, ¿habría que los grandes titulares sean las peleas de Moyano con la Corte Suprema, o los cruces de los K con Clarín, o la polémica sobre los asesinatos y delitos en el conurbano bonaerense, o el Macrigate, o el valijero, o Papel Prensa, o lo que dicen Legrand, Tinelli y Susana? ¿Habría que la asignación por hijo para familias de carenciados, un reclamo que se hacía oír a los gritos y hace años, desde todo el espectro político, quedara mediáticamente subsumido en cómo puede ser que no se hubieran previsto las colas de reclamantes ante las delegaciones de la Anses? ¿Habría que para hablar de terremotos financieros tengan que remitirse al default de una empresa de un emirato árabe? ¿Habría que se trate de que la maestra asesinada en Derqui quería ser mamá, como recuadro destacado de portada?

Podemos tomar el análisis que hacen los propios especialistas en economía, de los grandes medios, sobre la prospectiva de “los mercados”. La recaudación impositiva aumentará por el ingreso de las retenciones a la soja, que andará de cosecha espectacular (si el suelo queda hecho mierda y a la hora de evaluar catástrofes “naturales” debe examinarse la deforestación y el sembradío irrestricto es otro problema, que no les mueve un pelo a los liberales). La tasa de interés norteamericana es cero, prácticamente, y eso hace que los bonos argentinos sean muy atractivos para los inversores porque, encima, cayó bien la reapertura del canje de deuda con los que habían quedado afuera. El Banco Central sigue comprando dólares porque la entrada de divisas tiene fortaleza. Aumentan los depósitos en los bancos. Los economistas corrigen hacia arriba las cifras de reactivación. El gasto público y el aumento a los jubilados permiten imaginar un incremento del consumo, pero el riesgo de inflación que eso supone es chico, comparado con el despegue que tendría la actividad en su conjunto. Subrayemos lo siguiente: todo esto no es lo que dice el oficialismo ni sus órganos de prensa ni sus simpatizantes (que también, claro), sino un compendio de lo que opina el conjunto de los analistas y militantes del establishment. Voceros del agro incluidos. Y casi extintos, dicho sea de paso, a menos que alguien registre que hayan vuelto a alzar la voz. ¿Por qué perdió tanta energía la Mesa de Enlace? ¿No era que deberíamos importar leche más temprano que tarde, y que ya no se vende ni un tractor, y que había que aprender de Uruguay, y que los pueblos del interior se mueren, y que el trigo no daría abasto para el consumo interno, y que el bife de lomo debía costar 80 pesos? ¿Cuándo mintieron? ¿En la trifulca por la 125 o ahora? ¿O siempre?

Como ésa es la realidad o lo que los mismos representantes del poder concentrado dicen que es la realidad, volvemos a la hipótesis de con qué se llena el espacio que dejaron libre los pronósticos de tragedia. La malaventura anunciada por ellos, insistamos, porque, si es por la otra forma de ver la realidad, vaya si existen la tragedia y el acostumbrado paisaje de la conflictividad crispada. Ahí están los inundados, los paros de los maestros, los indigentes, los hospitales públicos en colapso o cerca de ello, el drama de la vivienda. Jamás eso les fue un indicador a tener en cuenta. Les fue lo que sociológicamente se sabe denominar “normismo”; esto es, aceptación de que el mal funcionamiento de algo, cualquier cosa, aun cuando incluya el sufrimiento de vastas masas de población, es un hecho natural: pobres y miseria habrá siempre. Así que no es eso. Es medir con los parámetros que a ellos les importan. Y si esas cuantificaciones dan bien, lo que resulta es que el debate político se circunscribe a chiquitajes. Porque convengamos, asumiendo que decirlo es de una alta incorrección y no hay otra que malinterpretarlo: valijas, espionajes, sobreprecios en licitaciones públicas, Carrió diciendo que Cobos es una ameba y si el fútbol es para todos o todos pagamos la televisación del fútbol, apenas para ejemplificar, son al fin y al cabo elementos colaterales de quien impone un Gran Relato. Menem fue uno de los que entendieron que funciona así, y ganó con el 50 por ciento de los votos cuando ya se sabía que era un canalla. El espacio que dejaba vacío la fantasía de que económicamente se estaba bien fue ocupado por las denuncias de corrupción (en el segundo tramo de su sultanato), sin que los medios se detuviesen en “la inseguridad”, por caso. Ahora, el punto es análogo. En la edificación noticiosa, a falta de que la economía no parece afrontar tormentas, se impone luchar en forma salvaje por los intereses corporativos afectados, a través de que los medios destacan lo políticamente episódico. Con la diferencia, claro, respecto del menemato, de que entonces el poder económico estaba chocho; y ahora ve que algunos o varios de sus privilegios están lastimados.

Volvió una enseñanza que nunca debe irse. Lo que se dice y publica tiene tanto valor como lo que se ignora u oculta. Debe ser que, de tan obvio que es, un montonazo de gente parece haberlo olvidado.

Página 12

30/11/2009 Posted by | General, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

INFORME ESPECIAL > LA PRESION PARA QUE ARGENTINA VUELVA AL FMI


logo-cash_ch

Domingo, 12 de Julio de 2009

La canción es la misma

El FMI exigió lo de siempre a los 23 países que requirieron su asistencia financiera desde noviembre de 2008, luego de comenzada la crisis internacional. Las recetas diseñadas son idénticas para todos los países, sin diferenciar situaciones sociales, políticas, económicas ni financieras. Las medidas son conocidas: ajuste fiscal, restricción monetaria, rebaja de salarios públicos y jubilaciones, suspensión del aguinaldo, suba del IVA, disminución del gasto social, alza de tarifas de servicios públicos y avanzar en privatizaciones.

Por Roberto Navarro

En el reciente proceso electoral varios candidatos propusieron que la Argentina vuelva a requerir crédito al FMI. También miembros de la administración kirchnerista piensan que el país debe volver al Fondo, como el presidente del Banco Central, Martín Redrado, y el ex jefe de Gabinete, Sergio Massa, entre ellos. Cash realizó un examen detallado de los últimos acuerdos del FMI y constató que las exigencias del organismo financiero internacional son las mismas que cuando el ex presidente Néstor Kirchner decidió cancelar la deuda y llevar adelante una política económica opuesta a la que propone el FMI. Ajuste fiscal, restricción monetaria, rebaja de salarios públicos y jubilaciones, suspensión del aguinaldo, suba de la tasa del IVA e impuesto a las ventas (Ingresos Brutos), rebaja del gasto social, alza de tarifas de servicios públicos y privatizaciones son algunas de las condiciones que le exigió el FMI a los 23 países que requirieron préstamos desde noviembre de 2008, luego de comenzada la crisis financiera internacional, hasta fines de junio último. Las recetas diseñadas por el Fondo son prácticamente idénticas para todos los países, sin diferenciar situaciones sociales, políticas, económicas ni financieras.

Desde que la administración kirchnerista desechó las recetas del FMI y avanzó con su propio plan económico, se registró el mayor crecimiento del PBI de la historia local. Pese a ello todavía quedan voces que sugieren desandar ese camino. Desde que el país vio cerradas sus posibilidades de refinanciar los pasivos públicos en el mercado financiero internacional, las obligaciones externas fueron cubiertas mediante la utilización del superávit fiscal del Tesoro, los saldos de los entes descentralizados, la renegociación de deudas con las AFJP y la Anses, la utilización de ahorros depositados en el Banco Nación, emisión de nueva deuda colocada a Venezuela y el canje de deuda de algunos títulos públicos. Algunos analistas piensan que esas herramientas no serán suficientes en los próximos años. En el Gobierno aseguran que los compromisos de aquí a finales de 2011 se pueden cumplir. Pero hay funcionarios que señalan que el dinero que se usarán para cancelar esos pasivos debería utilizarse para impulsar el consumo y la inversión.

“No es cierto que necesitemos dinero del FMI; eso sería fatal para el país: desandaríamos el camino de desarrollo que comenzamos en 2003”, señaló a Cash el economista del

Plan

Fénix Aldo Ferrer. Y agregó: “Lo que ingresaría en un préstamo lo perderíamos en recaudación por efecto del ajuste que nos impondrían, que terminaría en recesión. Lo que hay que hacer es recuperar la confianza para que se termine la fuga de divisas. Con esa plata, no necesitamos que nadie nos preste”. En los últimos doce meses se fugaron de la plaza local casi 25 mil millones de dólares, una cantidad similar a los vencimientos del país de aquí a fines de 2011. Los defensores de la vuelta al FMI afirman que así se recuperaría la confianza. Pero entre 2005 –cuando el país canceló su deuda con el FMI– y junio de 2008 se batieron records históricos de inversión. Y la fuga se dio, en el contexto de la crisis financiera internacional, a partir de que comenzó a generarse situaciones de tensión del marco macroeconómico (conflicto con el campo y fin de las AFJP), se aceleró el alza de precios internos y se perdió la credibilidad en las estadísticas oficiales.

Para conseguir un préstamo del FMI los países miembros tienen que cumplir una serie de condiciones: recetas económicas que el fondo exige por igual cualquiera sea la realidad económica del país que solicita el crédito. Según el apuro del país tiene una mayor capacidad para negociar las exigencias. Una vez alcanzado el acuerdo, el gobierno en cuestión escribe una Carta de Intención dirigida el presidente del FMI, en las que se detallan los compromisos adquiridos. Cash realizó un relevamiento de los acuerdos firmados desde noviembre de 2008.

Lo que sigue es un muestreo que representa a todas las cartas firmadas en los últimos ocho meses.

El Salvador

Hace apenas un mes, el 7 de junio, El Salvador requirió un préstamo al FMI de 800 millones de dólares. En la Carta de Intención enviada a ese organismo internacional se comprometió a “eliminar el subsidio a la electricidad y analizar otras subvenciones a los servicios públicos”. El resultado de esta medida será un ahorro para el Estado y el aumento de las tarifas. También se asegura que “se utilizará el producto de ingresos excepcionales, como los procedentes de las privatizaciones en curso, la venta de licencias y el otorgamiento de concesiones al pago de la deuda pública”. Lo mismo que en los noventa para Argentina fue denominado “vender las joyas de la abuela”.

Costa Rica

Uno de los orgullos de los costarricenses es su seguro universal de vehículos. El Estado, por una pequeña suma, le da cobertura contra terceros, robo e incendio al ciento por ciento de los propietarios. El 26 de marzo último, en la Carta de Políticas Económicas y Financieras dirigida al Fondo para conseguir un préstamo de 1500 millones de dólares, el país se comprometió a “la liberalización del mercado de seguros y comunicaciones”, un reclamo constante de las compañías norteamericanas del sector. Como en todos los acuerdos que analizó Cash, Costa Rica se comprometió a llevar adelante “una política monetaria más estricta, reducción de los gastos del Estado y mantener la tasa de interés en los niveles actuales”. La tasa de interés que cobra el Banco Central de Costa Rica al sistema financiero es del 15 por ciento, nivel que es contractivo teniendo en cuenta que la inflación del país apenas supera el 4 por ciento.

Pakistán

El 16 de marzo pasado el gobierno de Pakistán envió al Fondo un Memorandum Complementario para recibir la segunda cuota del préstamo que requirió el 20 de noviembre de 2008. El ministro de Finanzas pakistaní, Shaukat Tarin, señala en ese paper que “la consolidación de la estabilidad macroeconómica impide llevar adelante políticas anticíclicas”. Y agrega “aunque el crecimiento anual será menor al de 2008 y la inflación se mantiene baja, las políticas seguirán siendo orientadas a la reducción del 50 por ciento del déficit fiscal”. Entre los métodos que utilizará el ministro para reducir el déficit detalla “la eliminación de los subsidios al combustible y la electricidad y una ambiciosa reforma del sector público”. En definitiva, el gobierno de Pakistán aumentará la electricidad y el combustible a la población y despedirá empleados públicos. Además, el ministro señala que “se implementará un sistema de puntaje para la selección de las familias beneficiarias del plan social, con el objetivo de reducir el gasto innecesario”. Por el lado de los ingresos, Pakistán se comprometió a “ampliar la base imponible del IVA (en la actualidad los alimentos más indispensables no tributan), elevar la alícuota al impuesto a las ventas y reducir al mínimo todo tipo de exenciones impositivas”.

Ucrania

A pesar de que la crisis internacional está golpeando fuerte la economía ucraniana, su gobierno se comprometió a alcanzar un déficit fiscal cero durante 2009. El año pasado tuvo un saldo negativo del 2 por ciento. Para lograr ese equilibrio Ucrania acordó con el FMI congelar los salarios públicos y las jubilaciones durante todo el año en curso. Esto, con una inflación estimada en el 15 por ciento, implica un fuerte deterioro de los ingresos de ese sector vulnerable. En la primera página de la Carta de Intención el gobierno señala que va a “despolitizar” las tarifas de los servicios públicos. En el anexo aclara que va a eliminar los subsidios a la electricidad y el gas. Para que no queden dudas sobre su vocación de cumplir con las condiciones del FMI, en el inciso 15 del artículo C del Memorando de Políticas Económicas y Financieras el gobierno de Ucrania afirma “vamos a identificar y legislar cualquier medida que sea necesaria para mantener los objetivos fiscales”. Aclara que “en caso de ser necesarias nuevas medidas de ajuste fiscal, lo acordará con los funcionarios del Fondo”.

Hungría

El 4 de noviembre de 2008 Hungría acordó con el FMI un crédito de 12.500 millones de euros. El país europeo se propone reducir su déficit fiscal en un 70 por ciento durante 2009. Para lograrlo tomará una medida inédita: no pagará el aguinaldo anual a los empleados públicos ni a los jubilados.

La receta de siempre

Rebajas del salario real.
Rebajas de jubilaciones.
Eliminación del aguinaldo a empleados públicos y jubilados.
Reducción del gasto social.
Pago de deuda con la venta de empresas públicas.
Aumentos de tarifas de servicios públicos.
Restricción monetaria.
Mantener altas tasas de interés.
Suba del IVA.
Cobrar IVA a los productos de primera necesidad.
Aumentar impuesto a las ventas.

Fuente: Acuerdos de 23 países desde noviembre de 2008 hasta fines de junio último.

El costo de pedir un préstamo al FMI

“No han cambiado nada”

Carlos Heller
PRESIDENTE DEL BANCO CREDICOOP
Y DIPUTADO ELECTO

“Solicitarle nuevamente un crédito al Fondo Monetario Internacional, significa retornar a su sistema. Y esto se transforma en volver a la condicionalidad de antes. Es que, a cambio de otorgar el préstamo, exige los mismos requisitos que siempre. No ha cambiado nada. Estas entidades siguen siendo dirigidas por las mismas personas, que se encuentran bajo la cúpula de las mismas ideologías de la década anterior. Estamos hablando de un organismo que les pide a las consultoras privadas que les calcule el Producto Bruto. Entonces es evidente que no ha cambiado nada. Entre otras cosas, creo que no habría que volver a pedirle un préstamo al FMI porque efectivamente le van a poner una serie de exigencias al gobierno nacional que le van a impedir implementar políticas de corte keynesiano. Creo que es preferible seguir adelante en una economía con un superávit menor y, si es necesario, racionalizar gastos pero privilegiando la atención de situaciones de emergencia y asistencia social. No sería bueno caer en esa trampa. El balance de beneficios y perjuicios que involucraría volver al Fondo da negativo”

“Tienen un doble estándar”

HECTOR VALLE
ECONOMISTA

“Con la última reunión del G 20 en Londres, el FMI comunicó la flexibilización de las condicionalidades de sus líneas de crédito, y llevó a varios analistas a pensar que sería ahora menos costoso acceder al organismo internacional. En verdad, el FMI lanzó una nueva Línea de Crédito Flexible orientada a prevenir crisis, y que sólo califica para países en que las variables fundamentales de la economía y la aplicación de las políticas han sido muy sólidas. Esta es una condicionalidad en función de las políticas pasadas y se aplicará a aquellos países que tuvieron una fuerte vinculación con el FMI y aplicaron políticas de corte ortodoxo. El FMI ha establecido un doble estándar: impulsa a los países centrales a combatir la recesión con políticas anticíclicas y de fuerte aumento del gasto –la solución correcta–, mientras que para los países periféricos continúa solicitando políticas de ajuste. De no desaparecer los condicionantes, solicitar hoy un crédito al FMI podrá ser más ruinoso aún que en los noventa”

Página 12

13/07/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario