America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

¡FRACASADOS CON MUERTE POLÍTICA ANUNCIADA!


Las caras lo dicen todo, ambiciosos fracasados, traidores, usan a los obreros para seguir consiguiendo privilegios. Lo de los subsidios familiares y el mínimo no imponible son la zanahoria, buscan posicionarse políticamente junto con el grupo Clarín…. Yo a esta película le pondría este título : FRACASADOS CON MUERTE POLÍTICA ANUNCIADA!

20/11/2012 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Conflicto Agrario: Está sentado en todas las sillas disponibles


CARLOS GARETTO, TITULAR DE CONINAGRO, MIEMBRO DE LA EXPORTADORA ACA, UNA DE LAS CUATRO PATAS DE LA MESA DE ENLACE Y PRODUCTOR TRIGUERO.

Uno de los integrantes de la Mesa de Enlace participa de los dos lados del mostrador en el mercado de trigo, que está en ebullición por la importante cosecha y porque molinos y exportadores no estarían pagando el precio pleno acordado con el Gobierno. Carlos Garetto, conoce como productor y como asociado a una cooperativa exportadora, cómo funciona ese negocio donde los pequeños productores se sienten perjudicados.

Por Javier Lewkowicz

Las corporaciones de la Mesa de Enlace han planteado la existencia de un conflicto en el mercado del trigo donde presentan a productores aislados que deben luchar contra las poderosas multinacionales, cuando la situación es más compleja y en el medio figuran actores vinculados con ambos sectores en pugna. En la semana convocada a no comercializar granos, aunque sí lo hicieron como reveló ayer Página/12, Mario Llambías, Eduardo Buzzi, Hugo Biolcati y Carlos Garetto concentraron sus críticas en el Gobierno por suscribir un acuerdo de precios que beneficiaría a molinos y exportadoras en perjuicio de los productores trigueros. Ese desgastado grupo de cuatro dirigentes patronales no ha mencionado en sus arengas diarias que uno de sus integrantes se encuentra en los dos lados del mostrador. Ese puede ser el motivo de que sea el más callado de los cuatro. La Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) es una de las entidades que conforman Coninagro, cuyo presidente, Carlos Garetto, compone la Mesa de Enlace. ACA exporta de forma directa cerca del 8 por ciento del total liberado por el Gobierno recibiendo el precio FAS teórico para el trigo (valor que motivó la protesta). Despacha ese volumen al exterior pese a contar con asociados que producen mucho más. La porción del comercio exterior en la que opera ACA está definida por las grandes multinacionales del negocio, como Cargill y Bunge, que regulan la cuota que recibe cada firma en la cámara de exportadores. A su vez, ACA les exporta a las filiales de esas multinacionales en otros países, aceptando ese lugar restrictivo en la actividad que perjudica a sus productores. Ese doble juego no inhibió al productor triguero y ganadero Garetto a firmar hace unas semanas un acuerdo con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para la entrega de créditos subsidiados a productores de Leones, localidad donde tiene su propia explotación. También participa en la comercialización del trigo desde ACA. Y se anota en la Mesa de Enlace para apuntar contra el Gobierno. Garetto sabe estar en todos lados. Situación similar, aunque no en forma tan amplia, se comprueba con la Federación Agraria Argentina, conducida por Eduardo Buzzi, y la Asociación Federados Argentinos.

ACA es una cooperativa de segundo grado que forma parte de Coninagro. Tiene cerca de 150 centros de acopio de todo el país, con unos 80 mil productores asociados que generan el 12 por ciento de la producción de granos del país. Como parte de su infraestructura de exportación tiene dos puertos propios, en San Lorenzo, cerca de Rosario, y en Quequén, al sur de la provincia de Buenos Aires. Garetto se inició como dirigente en una cooperativa de Leones, luego pasó a ACA y finalmente llegó a Coninagro.

Según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, del total de casi 35 millones de toneladas de granos exportadas desde enero a octubre de 2010, ACA vendió 2.370.000, el 6,8 por ciento del total. Bunge lo hizo por 4.800.000 toneladas (13,7 por ciento) y Cargill, 6.600.000 (18,8). Para el mismo período de 2009, ACA vendió al exterior el 8,2 por ciento del total, Bunge, 11,8, y Cargill, 16,5 por ciento.

En el mercado del trigo, también desde enero a octubre, en 2010 ACA exportó el 9 por ciento del total, Bunge vendió el 18,3, y Cargill, el 16,7 por ciento. En 2009 ACA exportó el 7,5 por ciento del total, Bunge, 13,8, y Cargill, 16,5 por ciento. Valores similares se registraron en 2008. Los datos muestran que ACA posee, si bien menos que las grandes multinacionales, una cuota considerable del mercado de exportación. Agricultores Federados Argentinos (AFA), entidad vinculada con Federación Agraria, también participa de acopio y exportación, aunque su participación en el mercado es mucho menor que la de ACA.

Los dirigentes del agro indican que la segmentación del mercado para abastecer con una parte el consumo interno y la otra liberada paulatinamente a la exportación genera una sobreoferta sistemática que deprime los precios al productor, en favor de las exportadoras, los molinos e incluso del Gobierno, que puede reducir así el subsidio que otorga a la molinería. Esta situación se verifica con pequeños productores. En este contexto, la salida directa al exterior por parte de la misma cooperativa que en instancias inferiores de la cadena contiene a los productores (como ACA) podría ser parte de una solución.

Sin embargo, y por diversas causas, el canal de la comercialización directa cooperativa no prospera y no constituye una mejora importante para el productor. En ACA aseguran que por las ventas que realizan al exterior el productor asociado recibe el precio pleno. En esas condiciones, los asociados deberían presionar para que ACA gane mercado frente a las multinacionales, porque la empresa sólo vende al exterior una porción escasa de su producción.

Por un lado, diversas fuentes del mercado de granos aseguran que las entidades cooperativas que son comercializadoras no tienen la posibilidad de ampliar su cuota de despachos por un acuerdo en la cámara de exportadores. “La mesa chica de la cámara de exportadores asigna el tonelaje que cada uno exporta. Si quisiéramos exportar más, no se puede hacer nada, porque todo lo que vendemos termina yendo hacia otras filiales de las empresas multinacionales, Cargill y Bunge sobre todo. Por esta razón, tampoco podemos salir a plantear abiertamente esta situación”, indicaron a este diario desde Agricultores Federados Argentinos. “Nadie quiere que lo escrachen, quedar marcado en la cámara”, agregó la fuente. Esta situación muestra un vínculo más estrecho y de connivencia entre una entidad de mucho peso como ACA (y por lo tanto Coninagro y la Mesa de Enlace) y las multinacionales exportadoras.

En ACA explican que no asume toda la exportación de sus productos porque requeriría una logística, como la búsqueda de clientes y mercados en el exterior, mucho mayor de la que tiene actualmente. A su vez, el pedido de la autorización para exportar productos agrícolas (a través del ROE verde que libera la Oncca) requiere que en el momento en que el certificado se otorga se adelante el monto de las retenciones por el valor a vender. Afirman que no tienen capacidad financiera para semejante emprendimiento. En cambio, señalan que las multinacionales para hacer este desembolso antes de cobrar por la colocación poseen espaldas financieras que les permite endeudarse a tasas convenientes en el exterior.

Desde ACA aseguran que la carga que se exporta la compra a los productores pagando el precio pleno, pero como la cantidad de trigo que adquiere de los productores es mucho mayor de la que exporta, no todos pueden beneficiarse del FAS teórico. Vedada la posibilidad de exportar más por el acuerdo-cartel fijado en la cámara de exportadores, el resto de la producción la vende de manera interna a las exportadoras y molineros, y por esta operación, dicen, reciben el descuento sobre el FAS teórico que, a la vez, es trasladado a los productores. Sin embargo, el poder de negociación de ACA frente a las multinacionales es mucho mayor que el de productores individuales, y por lo tanto superior es su posibilidad de lograr precios cercanos al pleno.

Fabián Francioni, intendente de Leones, Córdoba, donde tiene su campo Garreto, le dijo a Página/12 que en esa localidad “los productores no quieren saber de nada con las cooperativas” y que “las entidades ahorcan a los asociados con los precios, cuando ellos venden al FAS teórico”. “Garetto (productor triguero) les vende directamente a Cargill y Bunge”, agrega. En tanto, desde AFA indican que “con el trigo los productores están ahora muy sensibles, es muy difícil que ACA se quede con una parte, pero puede pasar con la soja”. Aparece entonces otro elemento para explicar las razones de por qué ACA no se expande para beneficiar a sus asociados: en muchos casos, los propios productores dudan de estar recibiendo el máximo precio posible y prefieren el negocio de la comercialización en sí mismo, desligado del interés de los asociados.

Esto no quita que de todas formas productores que vendan por la cooperativa puedan recibir mejores precios. Un productor nucleado en AFA dice que entregando la cosecha a la cooperativa recibió cinco pesos más por tonelada de lo que le pagaban si colocaba el trigo de forma directa. Aun recibiendo un poco más, el resultado de la venta que luego realiza ACA revela que podrían haber conseguido un precio más alto. Por ese motivo, en muchos casos, productores deciden venderles directamente a las multinacionales porque ofrecen mayores garantías y seguridad en la transacción.

La complejidad de la posición de Garetto y Coninagro dentro de la disputa entre la Mesa de Enlace y el Gobierno no se reduce al vínculo con las grandes comercializadoras a las que acusan de no pagar el precio pleno (actitud que reproduce en muchos casos ACA). Dentro de la Mesa las diferencias históricas fueron resurgiendo terminado el conflicto por la resolución 125. De esta manera, FAA y Coninagro, dos entidades vinculadas con pequeños y medianos productores, empezaron a ver con buenos ojos algunas propuestas oficiales. Del otro lado, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural exacerbaron su posición de enfrentamiento. En este sentido, Garetto tuvo acercamientos con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

A fin de año en Leones, Córdoba, la “Capital Nacional del Trigo”, Domínguez rubricó junto a Garetto, quien es productor de la zona, un convenio para poner en marcha un parque cerealero agroindustrial en esa localidad e implementar un fondo rotatorio destinado a pequeños y medianos productores. Al mismo tiempo, la Mesa de Enlace sacaba un comunicado con fuertes críticas al Gobierno, situación que terminó en el cese de comercialización de granos en todo el país. Meses atrás, la Presidenta, Cristina Fernández, anunció en un acto en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires el inicio del Programa de Fondo Rotatorio Agropecuario Permanente, para adelantar a los productores de trigo los recursos para obtener las semillas y el gasoil, que fue elogiado por miembros de Coninagro y de Federación Agraria. Ambas entidades rompieron los puentes tejidos por Domínguez con el actual lockout fogoneado por Biolcati y Llambías, incluso cuando el Gobierno les puso a disposición un interesante plan de financiamiento a tasa cero para que los productores puedan retener su cosecha a la espera de mejores precios.

La situación de Garetto y Coninagro constituye una de las tantas contradicciones que emergen de la Mesa de Enlace. Esta presenta un discurso donde dice representar a los productores luchando contra el intervencionismo estatal y el poderío de las multinacionales. La fuerte presencia de Coninagro en la comercialización y el estrecho vínculo con las grandes exportadoras muestra que la realidad es más compleja y la capacidad de representar el interés del productor agropecuario, más limitada.

Página 12

23/01/2011 Posted by | Agricultura yGanadería, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – La Federación Agraria pide el dólar a más de $4


Vean lo que son estos patriotas del campo, les importa un bledo la pobreza, estan pidiendo siempre más ,  ambiciosos, no se conforman con lo que estan ganando..es una verguenza…, y ahora además quieren  un dólar más alto y eso significa, menos pesos para la mayoria de la población…Hipócritas…

Amenazan con piquetes

Eduardo Buzzi pide devaluar más el peso.

12-04-2010 /  Su titular, Eduardo Buzzi, afirmó que en el país “hay un tipo de cambio retrasado” y pidió una depreciación de la moneda local del “20 o 30 por ciento”. El jefe de la entidad agraria advirtió que el campo tendría que volver a las rutas para reflotar sus reclamos.

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi afirmó que el dólar debe negociarse a más de cuatro pesos porque “el tipo de cambio está retrasado” y advirtió que el sector debe “volver a las rutas” para hacer oír sus reclamos.

En declaraciones radiales, Buzzi opinó sobre la política cambiaria del Gobierno: “Hay un tipo de cambio retrasado. O se corrige gradualmente o se modifican las retenciones”. De esta forma, el titular de la entidad agraria reclamó una mayor cotización del dólar.

“Está claro instintivamente que hay que pensar en un dólar de cuatro para arriba”, opinó el ruralista y estimó que nivel del tipo de cambio está “peor que en la época de la convertibilidad”.

En el mismo sentido, Eduardo Buzzi indicó que el campo debería “evaluar salir a la protesta” para reflotar sus reclamos ante el Gobierno.

El Argentino

13/04/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | 1 comentario

Argentina – La semana política


14-12-2009

El tridente ofensivo conservador: Mesa de enlace, legisladores y el clarinete

Emilio Marín

La Arena

La semana transparentó la estrategia de la oposición para jaquear y algo más a Cristina Fernández. Atacará con un tridente ofensivo integrado por la Mesa de Enlace, los legisladores de derecha y el monopolio Clarín.

Contar con tantos jugadores y dinero no significa necesariamente que ese espectro vaya a ganar el partido. Ya se vio desde el 29 de junio hasta el 3 de diciembre que el gobierno, debilitado y todo, se las compuso para sacar buenos resultados.

Con el recambio legislativo, empieza otro partido. Y quienes venían perdiendo en estos meses lo afrontan con tremenda sed de revancha y el ánimo casi delictivo de mandar a la enfermería a sus rivales, con los huesos rotos.

Eso se vio en la tribuna armada por los ruralistas en el Rosedal de Palermo; la convocatoria destituyente le pareció muy romántica, “casi de una cita de amor”, a la decadente Mirtha Legrand.

Los discursos de los dirigentes de la Mesa de Enlace fueron violentos y uno directamente se fue de mambo. Hugo Biolcati, por defender a la corrupta e ineficiente policía actuante en el caso de la familia Pomar, dijo que había que descabezar a la gobernación de Buenos Aires. Al hablar de ese modo, tan torpe, también demostró que es un desagradecido: Daniel Scioli fue el único miembro del gobierno que acudió a la última exposición rural.

“Es un golpista hecho y derecho”, le contestó el jefe de Gabinete. “Fue una frase poco feliz”, lo defendió Eduardo Buzzi, cada vez más compenetrado en su papel de ex chacarero aliado a los sojeros y pooles de siembra.

El gobierno bonaerense debería reflexionar que el drama de estos días no es el de los menores con problemas con la ley penal, a los que impulsa bajar la edad de imputabilidad a 14 años. El drama son los latifundistas, grandes tamberos y exportadores ya mayorcitos de edad, y que no andan de caño sino cometiendo delitos más atroces.

¿Se despabilará Scioli y querellará a Biolcati por esos dichos que rozan el delito contra la democracia? Lo más probable es que no. Que en algún tiempo vuelva a la Rural y se saque otra foto sonriente con los dueños de los campos.

No es que la concentración ruralista haya sido tan grande como la pintaron sus organizadores y los medios afines. Para Clarín y “La Nación” hubo 20.000 personas, que una cronista del primero informó que se notaba venían de los barrios acomodados de la Capital.

Para Ambito Financiero fueron 6.000 personas, número correcto también para Canal 7. Aún partiendo la diferencia, da una concurrencia muy menor a la de actos anteriores, cuando los sojeros estaban en el apogeo del hostigamiento al gobierno.

Una cosa que sí habrá que tener en cuenta es que el jueves se blanqueó la relación de una buena parte de la Unión Industrial Argentina con la Mesa de Enlace. Chau conflictos entre gran burguesía industrial y latifundistas-exportadores, o al menos entre los segmentos que mostraron su romance en Palermo. Fue una cita de amor para Biolcati y sus gauchócratas con los ejecutivos de Techint, Ledesma, Aceitera Gral Deheza y otros monopolios. Esto reconoce un padrinazgo ideológico: Eduardo Duhalde.

Aprestos en el Congreso

Los acuerdos y desacuerdos del 3 de diciembre pasado dieron un paso más y esta semana se pusieron de acuerdo los jefes de bancadas en la distribución de las presidencias de las 45 comisiones de Diputados. Se supo también que el multimillonario Ramón Puerta, duhaldista-macrista, será el vicepresidente 3º de la Cámara, un asunto que no pudo dilucidarse en aquella ocasión por diferencias entre este grupo y la Coalición Cínica.

En algunos casos se sabe qué partido tendrá la presidencia de tal comisión y, en otros, no en todos, los nombres propios. De las cuatro comisiones que juzgaba como más importantes para la gobernabilidad, al kirchnerismo le fueron conferidas tres. La otra, de Asuntos Constitucionales, seguirá en manos de la tránsfuga Graciela Camaño, electa con votos oficialistas y fugada hacia el bloque de Felipe Solá.

Algunas determinaciones lucen como poco propicias para una Cámara más democrática. Por ejemplo, haber ubicado a Gabriela Michetti en la comisión de relaciones con el Mercosur, pues la ex vice jefa de gobierno porteño y su jefe Mauricio Macri son enemigos de la amistad con la República Bolivariana de Venezuela. Michetti en todo caso pudo ser titular de una comisión de relaciones con el ALCA y EE UU, pero afortunadamente no existe.

La presidencia de Relaciones Exteriores quedó para Alfredo Atanasoff, ex jefe de Gabinete de Duhalde y actualmente operador de De Narváez. Atanasoff hizo en junio de 2002 el anuncio de que el gobierno reprimiría a los movimientos piqueteros y poco después de produjo la masacre de Puente Pueyrredón. Su experiencia parecía ameritar una designación en la órbita policial antes que en la vinculación con la política internacional.

Que en Finanzas se haya ubicado a Alfonso Prat Gay debe haber dejado muy tranquilos a los banqueros y el establishment económico. Estos lo tratan como uno de los suyos, luego de haber trabajado años en el JP Morgan.

Otro cambio regresivo se registrará en Obras Públicas, pues dejar su lugar Edgardo Depetri, ligado a la CTA, y entra Christian Gribaudo, hombre del PRO.

Una de las involuciones más notables se verificará en Agricultura, pues recalará allí Ricardo Buryaile, vicepresidente de CRA, quien supo proponer el cierre del Congreso si éste votaba por la resolución 125. Se decía que a ese lugar iría Ulises Forte, de la FAA, pero al final también en estos planos la entidad de Buzzi quedó atrás de la Rural y CRA.

Otro que tendrá que esperar es Claudio Lozano, de Proyecto Sur, que sonaba para encabezar la comisión de Trabajo pero no pudo desplazar a Héctor Recalde. De este modo algunas de las promesas hechas por la derecha a Fernando Solanas empiezan a incumplirse. ¿Cómo hará el cineasta para demostrar que el nuevo Congreso será mejor que el anterior, si tiene esa composición y esas comisiones?

Signos a tener en cuenta

La profecía de Solanas difícilmente se haga realidad. La abrumadora mayoría de los indicios no sugieren que el nuevo Congreso vaya a ser superador y positivo en cotejo con el anterior, y no porque éste haya sido la maravilla elástica.

Once diputados nacionales de la Mesa de Enlace Rural y los partidos opositores más conservadores, no es precisamente una buena influencia en la dirección democrática. Buryaile es un botón de muestra.

Oscar Aguad en la conducción del bloque radical deja a Ricardo Alfonsín, que aspiraba a ese cargo, casi convertido en un activista de los derechos humanos. En Córdoba acaba de sentenciarse a cadenas perpetuas al general Luciano B. Menéndez y varios policías de la D-2, departamento de la fuerza en la que se apoyó Aguad mientras fue ministro de Asuntos Institucionales de Ramón Mestre.

El condenado Menéndez terminó su alegato del viernes con una declaración de simpatía política hacia el curso derechista que considera está llegando luego del 28 de junio. “Pareciera que después de seis años de despotismo estamos por recuperar nuestra democracia republicana, representativa y federal, y que van a volver a regir la Constitución, la ley, la justicia y la libertad, en la patria de la libertad”, expresó el represor que ya arrastra tres condenas perpetuas.

La denuncia del gobernador de San Luis contra la nueva ley democrática de medios está a consideración de la Corte Suprema de Justicia, según dictaminó la Procuración General. Desde el diario “La Nación” se hace campaña abierta para que el alto tribunal falle a favor de la inconstitucionalidad de la norma, alegando que violentó aspectos del federalismo.

Pero por las dudas, Julio Cobos también demora en el Senado la firma que avale la resolución de la Comisión Bicameral designando autoridades del órgano de aplicación de la mencionada ley.

La táctica es demorar todo cuanto se pueda la instrumentación y puesta en marcha de la norma, para tratar que la justicia la objete en alguna de las muchas denuncias de las empresas privadas de la comunicación. Esa pérdida de tiempo sería funcional a Aguad, De Narváez, Elisa Carrió y otros diputados que habían prometido proponer podas a la ley, en un todo de acuerdo con los reclamos del Clarinete.

Este último jugador del tridente ofensivo (monopolio de la información) hizo múltiples aportes a la campaña de la oposición. Uno bastante menor fue triplicar el número de concurrentes al Rosedal. Lo esencial es el esfuerzo realizado por ese y otros monopolios en materia de susanismo. El neologismo se refiere a la labor de Susana Jiménez metiendo miedo en la población con el “acá no se puede vivir”, “te matan por nada”, “hay que reprimir” y otros tantos lugares comunes del medio pelo argentino nativo o por opción.

Los datos de la realidad indican que en el país hay 5 homicidios por día cada 100.000 habitantes, cifra que se eleva a 32 por día en México, 54 por día en EE UU y 136 por día en Brasil. Por la forma y la cantidad de veces que la TV pasa esos 5 asesinatos diarios, Argentina luce peor que Irak.

Antes el título del tango “Tinta Roja”, de Cátulo Castillo, servía para ironizar sobre las policiales de Crónica TV; ahora son de casi todos los canales. Como plus negativo sugieren venenosamente, que -además de cada asesino concreto- Cristina Fernández es responsable, coautora o cómplice.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

FUENTE – http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96968

14/12/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Argentina, país agredido por el cártel sojero


Indudablemente son golpistas…no me cabe ninguna duda..el campo esta conformado por muchos más de los que hoy intentaron derribar las vayas del Congreso. Ya el pueblo se dió cuenta que lo único que quieren es seguir beneficiándose ellos, y pretenden  imponer al gobierno lo que debe hacer. A cualquier agrupación piquetera que hiciera lo que hicieron ayer los ruralistas, el gobernador de la ciudad de Buenos Aires  le hubiera sacado los tanques arrojando agua coloreada.. claro pero a estos privilegiados, no. Aún no se dieron cuenta que la democracia no es imponer.. es dialogar y concordar, cediendo de cada lado un poco…. pero ellos no ceden nada, exigen solamente.

Los dueños siempre pretenden más, y mienten

rural

APM

Las patronales del agro se niegan a pagar impuestos y aspiran a una sociedad a la medida de sus intereses. Van contra el Estado y contra las instituciones constitucionales.

Para presionar el gobierno y mantener cautiva de sus discursos al conjunto de la sociedad –con la ayuda invalorable de las corporaciones mediáticas- las patronales del agro, reunidas en la autotitulado Mesa de Enlace, reitera hasta al hartazgo frases que ocultan la verdad. Una de sus declamaciones preferidas es “hasta ahora, en las conversaciones con las autoridades gubernamentales, nunca conseguimos nada”.

Días pasado, el diario Página 12, de Buenos Aires, dio cuenta de las falsedades proclamadas por los capos del cártel sojero de Argentina: “fueron 47 las medidas oficiales que cedieron beneficios al campo, que sumados a los distintos gastos de la administración nacional y los créditos subsidiados destinados al sector, arrojan una cifra de 21.739 millones de pesos en 15 meses (a unos 3,80 pesos por dólar, a la fecha). Los datos forman parte de un informe que preparó la ministra de Producción, Débora Giorgi, para la presidente (Cristina Fernández). Reducción de retenciones (impuestos a las rentas extraordinarias por exportaciones), plan ganadero, aportes a las economías regionales, subsidios por sequía, créditos a tasa blanda y compensaciones y estímulo a la producción son algunos de los beneficios otorgados en poco más de un año, prácticamente desde el inicio mismo del prolongado conflicto por las retenciones móviles, en marzo de 2008”.

“Sólo sumando las rebajas de retenciones a granos, productos frescos y lácteos, el Gobierno benefició al sector con una desgravación impositiva de 1010 millones de pesos. Desde abril de 2008 el sector recibió por diferentes políticas, transferencias por 9373 millones de pesos y por subsidio de tasas de interés, 5953 millones. Un total de 15.326 millones de pesos en ocho meses, el 62 por ciento de lo que recaudó el Estado en materia de retenciones agropecuarias. En total, desde el inicio del conflicto el Tesoro destinó al sector agropecuario 21.739 millones de pesos”, añadió el rotativo porteño.

El listado de medidas que elaboró el ministerio de la Producción consta de siete páginas que contienen 19 ítems, con 47 medidas a favor del sector agropecuario. Lo que sigue es un resumen de las principales medidas y políticas para el sector.

Baja de retenciones. Los derechos de exportación de trigo se redujeron de 28 por ciento a 23 y los del maíz, de 25 por ciento a 20 en noviembre pasado. El costo fiscal de esta medida fue de 550 millones de pesos, contabilizando las ventas externas procesadas hasta el 30 de junio último. También se redujeron un 50 por ciento las retenciones a frutas y hortalizas, lo que significó una resignación del fisco en el período mencionado de 160 millones de pesos. La eliminación de las retenciones a la exportación de leche en polvo tuvo un costo fiscal de 300 millones de pesos.

Sequía. En 2008, el Ejecutivo dispuso 285 millones de pesos para apoyar directamente a los productores para cubrir costos de reimplantación de cultivos y pérdidas por mortandad de animales, destinados a las nueve provincias afectadas. Más otros 12 millones por otros eventos climáticos, como heladas, granizo y exceso de lluvias. En 2009 se declaró la emergencia agropecuaria y se destinaron 1.700 millones de pesos para ayudar a productores trigueros y de ganado con subsidios directos, diferimientos impositivos y refinanciación de pasivos.

Leyes de aportes de fondos a economías regionales. En total se destinaron 505 millones de pesos para fondear la Ley Algodonera, que alcanzó a 23 mil productores; la Ley Forestal, con más de 2.000 productores beneficiados; la Ley Nacional del Tabaco, que llegó a 30 mil productores; la Ley Ovina y el Plan Frutihortícola Nacional.

Fondo de Promoción de Economías Regionales. Es un plan acordado con los gobernadores provinciales que premia a los productores que aumenten su competitividad con una rebaja de las retenciones a la exportación del 50 por ciento. Hasta ahora se destinaron 2.230 millones de pesos a las provincias de Misiones, Mendoza, San Juan, Chaco, La Pampa, Santiago del Estero y Tucumán.

Compensaciones lácteas. Desde mediados de 2008, el precio internacional de los lácteos cayó más del 50 por ciento. Desde entonces, los productores vienen reclamando que el Estado se haga cargo de la diferencia entre el precio de venta y sus costos. En total, el fisco lleva gastados 560 millones de pesos para “salvar” los tambos. De ese total, destinó 300 millones con el subsidio de 10 centavos por litro a los productores de menos de 3.000 litros diarios. Luego se sumaron 60 millones más para los productores más pequeños. Y en marzo último, otros 200 millones de pesos para cría de terneros machos overos de tambo.

Plan Ganadero Nacional. El plan elaborado por el INTA benefició a 10 mil productores de ganado con 223 millones de pesos en 2008 y 135 millones este año. Además, se sumaron 400 millones de pesos para el estímulo a la producción de novillos pesados. La ley establece el beneficio para quienes faenen ganado de más de cuatrocientos kilogramos.

Créditos subsidiados. El Banco Nación implementó desde el año pasado distintas líneas de crédito con tasas subsidiadas por la Secretaría de Agricultura para siembra, cosecha, prefinanciación de exportaciones y compra de maquinaria agrícola. Hasta el 30 de junio último se otorgaron por este medio 7.213 millones de pesos. El sector agropecuario acaparó en los últimos doce meses el 60 por ciento de los créditos a Pymes del banco oficial.

Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar. La nueva subsecretaría aporta mejoramiento tecnológico y de condiciones de comercialización para las explotaciones familiares. Además, apoya obras de infraestructura de predios y comunitarias. Desde su creación a mediados de 2008, lleva gastados 402 millones de pesos. Los dos principales programas son Proinder y Prodernoa.

Créditos internacionales. En 2008 el Estado pidió 1.080 millones de pesos al Banco Mundial, que destinó íntegramente al sector agropecuario. Fundamentalmente, al programa Prosap, que se ocupa de infraestructura rural y servicios agropecuarios.

Subsidios al gasoil. Del total de los fondos que utilizó el Estado en los 15 meses que relevó el informe, el Ministerio de la Producción estimó que 1.505 millones de pesos se utilizaron para el sector agropecuario y de transporte de carga para el agro.

INTA y Senasa. El Ejecutivo agregó al presupuesto de estos dos entes destinados al sector agropecuario 1.280 millones de pesos. INTA y Senasa son los dos organismos que están más cerca de los productores, pues cuentan con oficinas en todo el país. Trabajan en la transferencia de tecnología, capacitación y otros servicios destinados a aumentar la productividad del sector.

Maquinaria agrícola. En varias oportunidades la Mesa de Enlace se mostró como representante de los empresarios de maquinaria agrícola. El año pasado el Tesoro emitió bonos por 977 millones de pesos, que distribuyó entre las empresas fabricantes de máquinas para el agro. Los bonos que se entregan equivalen al 14 por ciento de la facturación de cada empresa. Los empresarios pueden utilizar estos bonos para cancelar impuestos o los pueden comercializar en una entidad bancaria.

21/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – “Buzzi está buscando lavarse la cara”


EL TITULAR DE FEDERACION AGRARIA PARTICIPO DE UN ENCUENTRO DE PEQUEÑOS PRODUCTORES Y RECIBIO DURAS CRITICAS

buzzi.e

El referente de la Mesa de Enlace sojera se sumó a una Jornada de reflexión sobre el uso y tenencia de la tierra. Allí, otros de los participantes lo acusaron de ocuparse sólo de la Pampa Húmeda y dijeron que se “biolcatizó”.

Por Sebastián Premici

El presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, se sacó el traje de integrante de la Mesa de Enlace para inaugurar las “Jornadas de reflexión sobre el uso y tenencia de la tierra”, un evento realizado en el Hotel Bauen con la presencia de campesinos de diferentes partes del país. El dirigente rural dijo que “hay vida después de las retenciones” y que si en el último año y medio no pudo hablar sobre los campesinos del norte y sus problemas con la tierra, se debió “a que el conflicto de 2008 estuvo centrado en la lucha por los derechos de exportación”. Diferentes chacareros del interior del país que trabajan no más de dos hectáreas y familias que viven en campos desde hace más de 20 años pero que ahora pueden ser desalojados señalaron a Página/12 que “Buzzi está buscando lavarse la cara con nosotros”. Por otro lado, el titular de la FAA pidió que la ley de Arrendamiento que quiere tratar el oficialismo en Diputados no sea para “dividir”. Sin embargo, los directores más críticos de Buzzi y dirigentes de base aseguran, en la intimidad, que una ley de estas características “sí o sí tiene que dividir las aguas” dentro de la Mesa de Enlace.

Eduardo Buzzi había reconocido hace dos meses en una reunión realizada en Villa María que desde que estalló el conflicto agropecuario, la Federación Agraria se había ocupado de los medianos productores que estaban sentados sobre un patrimonio de un millón de dólares. Ese mea culpa estuvo acompañado de una promesa para volver a las bases y retomar el tema de la tenencia de la tierra. Muchos de los campesinos que participaron de las jornadas reconocieron a este diario vivir una realidad muy diferente a la representada por la entidad en el último tiempo.

“Cuando se habla de los pequeños productores, se hace mención a los chacareros de la Pampa Húmeda. En Jujuy, por ejemplo, los desalojos están a la orden del día, con los desmontes para plantar soja. Y ahí está la Sociedad Rural que nos expulsa. De alguna manera, Buzzi fue cómplice de esta situación, por eso hay como dos Federaciones Agrarias, una oficial y otra que intenta criticar”, afirmó a Página/12 el jujeño Eduardo Tejerina, de la asociación Madres de la Tierra, que está asociada a la FAA.

Analía Adelma Vicente, una productora de tomates también de Jujuy, señaló a este diario que en El Lovatón, San Pedro, una helada destruyó su cosecha y que nadie habla de “esa emergencia agropecuaria”. “Yo escucho que hablan de cientos de hectáreas de soja, miles de litros de leche. Nosotros manejamos dos hectáreas”, comentó la campesina a este diario, quien forma parte de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Jujuy, presente en catorce localidades.

El último panel de ayer estaba destinado a narrar experiencias concretas sobre conflictos relacionados con la tenencia de la tierra. “Sería bueno que Buzzi y los vicepresidentes –Ulises Forte y Pedro Orsolini– estuvieran acá, pero bue…”, disparó Reymundo Luna, un ex Mocase que ahora milita en la Federación Agraria, en Santiago del Estero, en la zona de Agua Amarga. “En la mayoría de las provincias hay problemas con la tierra. En zonas cercanas a Tucumán se está sembrando soja y trigo, prácticamente lo mismo que en Córdoba, aunque con menos rindes. La mayoría de los directores de la FAA son gringos de la Pampa Húmeda y Buzzi se ha biolcatizado”, ironizó Luna a este diario.

De hecho, los próximos vicepresidentes que acompañarán a Buzzi en las elecciones internas de septiembre son de Santa Fe –Omar Barchetta– y la provincia de Buenos Aires –Julio Curraz–, cuando los actuales vicepresidentes –Forte y Orsolini– son de La Pampa y el Chaco.

El problema de la tierra atraviesa diferentes situaciones, desde los pooles de siembra y los contratos de un año hasta pueblos aborígenes que se dedican a la agricultura para subsistir, pero que ahora pueden ser desalojados producto de la extensión de la frontera agropecuaria.

Tal es el caso de Julio Cardozo, de Salta, que ocupa 700 hectáreas para pastar ganado junto a su familia desde hace más de tres generaciones, que ahora quiere ser desalojado por quien compró 15.000 hectáreas, pero con su familia dentro, una situación que se repite en muchos lugares. El empresario que vio interés en esas tierras fue Jean Franco Macri, hermano de Mauricio, quien ya los intimó judicialmente. Lo que reclama la familia de Cardozo es el derecho de posesión, por estar viviendo ahí desde hace más de 20 años. “Queremos vivir tranquilos”, remarcó este campesino a Página/12.

Página/12

20/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Chirridos en la mesa


EL ACUERDO CAMBIO LAS PERSPECTIVAS DE LLAMBIAS, BIOLCATI Y BUZZI.

Las expectativas con las que llegarán las entidades a la reunión del martes no son las mismas. Necesidades de pequeños productores y especulaciones electorales.

Por Raúl Dellatorre

La reunión reservada que, en la noche del viernes, mantuvieron la presidenta de la Nación y la ministra de la Producción, justo después del acto homenaje al Día de la Mujer en la Casa Rosada, podría convertirse en un hito en la resolución del prolongado -y por momentos incomprensible– conflicto agrario. Allí se definió el anuncio que Cristina Fernández de Kirchner haría horas después frente a miles de mendocinos, respecto de la rebaja en un 50 por ciento a las exportaciones vitivinícolas. Para satisfacción de los bodegueros, pero también para toda una provincia que tiene a la actividad como columna vertebral de su economía, el Gobierno empezó a cumplir con la expectativa que generó el acuerdo con la Mesa de Enlace de atender, entre otros puntos, a las economías regionales y a su proyección exportadora. Justo cuando el bloque más duro de los confederados se reúne en torno del megaevento de negocios Expoagro para fotografiarse con los exponentes de la “nueva” derecha -Solá, Macri, De Narváez-, la línea de definiciones que empieza a recorrer el Gobierno podría dividir aguas: los defensores de la concentración de negocios y propiedades en el campo, con la soja como bandera, y los que siguen defendiendo una agricultura de agricultores, con familias productoras y cultivos más relacionados con las necesidades alimentarias. Dentro y entre las entidades, ya se vive esta tensión, con clima de ruptura.

La Mesa de Enlace no salió indemne de los tropiezos y torpezas que cometió en el verano. Primero, fueron las negociaciones secretas de Hugo Biolcati con Julio De Vido. Después fue la solicitada, publicada el sábado último, repudiando la “estatización” del comercio exterior, término con el que los lobbistas del negocio de los granos intentaron demonizar toda forma de intervención oficial en su área. El tercer hecho “desgraciado” fue la ocurrencia de Alfredo De Angeli de ocupar un banco en defensa de un puñado de deudores. Cada uno de estos hechos dejó su lastre, sobre todo después de una semana en la que el Gobierno logró alcanzar un acuerdo con las entidades en torno de rubros fundamentales: leche, carnes y trigo.

El acuerdo no tuvo una lectura única dentro de la Mesa de Enlace. Mientras unos consideraron que, por fin, se lograba dar un paso adelante en firme, otros no disimulaban su desencanto por no haber terminado con el Gobierno de rodillas. El disgusto de Mario Llambías, al anunciar el acuerdo en conferencia de prensa, era elocuente. Biolcati dejó rápidamente el escenario del acuerdo para posar para otro cuarteto, el que componen los referentes de la derecha conservadora. Uno y otro empiezan a ver que el juego de desgaste al Gobierno que intentaron durante un año desde el frente rural ahora quizás deba pasar al terreno político partidario de las alianzas de oposición.

En realidad, este cambio de táctica no es distinto de lo que los líderes de Confederaciones Rurales Argentinas y de la Sociedad Rural deben haber imaginado desde un principio, aunque quizás esperaban llevarse algún rédito mayor que haber quebrado al bloque oficialista con unos cuantos pases “cantados”: Carlos Reutemann, Felipe Solá, Juan Carlos Romero y hasta Roberto Urquía (aceitero exportador, titular de AGD) estaban desde el vamos en el conteo como potenciales opositores, cuando de la defensa de intereses se tratara.

La situación de Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria, es diferente. A lo largo del conflicto, se había convertido en el vocero de la protesta y de la propia Mesa de Enlace, pero la última fue una semana, por demás, movida. El lunes recibió a una delegación de directores de todo el país, que le cuestionaron la desafortunada firma estampada en la solicitada que repudiaba la “estatización”, junto a acopiadores, corredores de cereales y dueños de puertos privados, entre otros. En esa reunión se planteó que ir junto a la Sociedad Rural y la CRA en la pelea, sumando los reclamos de pequeños productores y grandes propietarios de tierras, había sido una decisión táctica y respondiendo a una particular coyuntura, pero ello no podía de ninguna manera comprometer la postura histórica de FAA, y menos dejarla pegada a la filosofía antiestatal y conservadora de la Sociedad Rural y la CRA. Ese día, la víspera de la reunión en la que se sellaría el primer acuerdo de la Mesa con el Gobierno, se definió que Federación Agraria mantendría bien altas las banderas de los productores familiares, en particular de las economías regionales, que no iba a rifar la probabilidad de obtener beneficios hacia éstos detrás de una disputa centrada en la eliminación de las retenciones a la soja.

Entre ese puñado de dirigentes del interior no estaba De Angeli. El día siguiente, el martes, se obtuvo un acuerdo parcial pero satisfactorio con el Gobierno. Todavía faltaba discutir la implementación de medidas clave, como los beneficios para las economías regionales, pero quedaba como promesa para el próximo encuentro, del martes siguiente. Cuando, desde Gualeguaychú, De Angeli cuestionó el acuerdo señalando que si él hubiera estado no habría firmado, la reacción de Buzzi fue visceral, aunque a partir de una acumulación de sensaciones y experiencias a lo largo de un año largo e intensivo de lucha. “Me tiene un poco hinchado las bolas”, dijo públicamente. Las primeras repercusiones, con una enorme difusión pública del hecho, fueron primero preocupación en el entorno más íntimo del dirigente santafesino. Pero después empezaron a llegar las felicitaciones de varios de los mismos dirigentes que lo habían emplazado el lunes: era necesario “marcarle la cancha” al entrerriano, muy proclive a la inorganicidad y últimamente muy funcional al juego que, en relación con la Mesa de Enlace y con los vínculos con el bloque opositor conservador, viene desarrollando Carbap, principal organización regional de CRA. El renovado mandato para Buzzi fue prepararse, para el próximo capítulo de la negociación, para presionar y obtener resultados concretos para viñateros de Mendoza, productores de girasol de Chaco, productores frutihortícolas de San Juan y de otros cultivos regionales de Salta, Jujuy y demás regiones impactadas por mercados en baja y costos en alza. Sin importar lo que hagan las otras entidades.

Buzzi empieza a dejar el traje de “talibán de la soja” que tuvo calzado durante demasiados meses. Ya no enarbolará la consigna de “eliminar las retenciones a la soja”, que tardíamente recogió el gobernador de su misma provincia, Hermes Binner. En Federación Agraria no ignoran que buena parte de sus asociados se beneficiaron con el cultivo de la mágica oleaginosa, pero volverán sobre un argumento que intentaron esgrimir el año pasado sin despertar el mínimo entusiasmo entre sus aliados de la Mesa: la segmentación de las retenciones, con tasas crecientes en proporción al volumen de producción por agricultor.

Pero el eje estará puesto en las economías regionales. Por eso la importancia del anuncio de ayer de la Presidenta: si se suceden los anuncios de rebajas de las retenciones a los cultivos regionales, como ayer se hizo con la vitivinicultura, los rostros adustos de agricultores de afuera de la Pampa Húmeda podrán mutar, si no a sonrisas, por lo menos a gestos de alivio. Los intereses entre quienes utilizan el conflicto agrario como puntal de la campaña anti K y los que viven de “su” trabajo en el campo pueden, en ese punto, dejar de ser compatibles. Los chirridos de la Mesa podrían convertirse en quiebre.

Página 12

08/03/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Con la cara pintada


Por Rubén Dri *

“Las medidas que anunciamos nunca les alcanzan”, exclamó Chepi, refiriéndose a la Mesa de Enlace, como si ésa fuese una novedad recién descubierta, cuando en realidad ésa es la historia desde que comenzó el lockout patronal. A cada concesión del Gobierno siempre hubo un nuevo avance patronal.

El nudo de la cuestión es que nunca el problema fue el de las retenciones en sí y menos todavía el de su segmentación, como cierto diputado “progresista” parece haber creído. De hecho, las concesiones hechas por el Gobierno durante el conflicto se asemejaban mucho a la susodicha segmentación. Todo fue rechazado de plano por la Mesa de Enlace, apoyada por el coro opositor formado por una verdadera arca de Noé.

Por suerte, el jefe de los Panzers del desabastecimiento, Eduardo Buzzi, dijo con claridad a quien quisiera escucharlo de qué se trataba y de qué se trata actualmente el denominado “conflicto del campo”, es decir, de “desgastar al Gobierno”, para lo cual se había “pintado la cara”. Eso recibe diferentes nombres, como “clima destituyente” o “golpe suave”. Claro está que, con el desgaste del Gobierno, el camino queda abierto para la desaparición de todas las retenciones, como sueña la inefable Carrió.

Las medidas que tomó el Gobierno no necesariamente son las mejores, pero no se puede dudar de que las bajas en las retenciones de trigo, maíz, frutas y verduras son medidas que favorecen la producción de elementos que son absolutamente necesarios para el consumo de la población. Se puede discutir sobre el alcance de esas medidas, pero lo que no se puede hacer es rechazarlas de plano como lo hace la denominada Mesa de Enlace.

Esta mesa hace algo más que rechazar las medidas. Directamente, afirma que “en lugar de estimularlo, desincentivan al productor, harto ya de ofensas y mentiras”. La mesa lucha para que se rebajen las retenciones, pero cuando éstas se rebajan, afirma que “desincentivan” al productor, agregando lo de “ofensas y mentiras” que no se especifican.

En la rebaja de retenciones no está contemplada la soja. Esta es, tal vez, la mejor medida que ha tomado el Gobierno, porque la sojización del campo es una de las peores pestes que azotan al país, y bajar las retenciones a ese producto es lo mismo que impulsarlo. El Gobierno, pese a sus errores anteriores al respecto, no puede impulsar la sojización que ya nos ha hecho tanto mal.

Las tropas de Alfredo De Angeli, las mismas que pintaron de negro el busto de Evita, recomenzaron con los cortes de ruta, la gimnasia que más les gusta. En De Angeli aparece con claridad una de las contradicciones de que está lleno el lockout patronal. Efectivamente, por una parte lidera la Asamblea de Gualeguaychú que se opone a la contaminación de la pastera Botnia, pero, por otra, contamina los campos de la zona con la soja. La muerte de los pájaros en esa zona no se debe a Botnia, sino a la soja.

La UCR, el PRO y la Coalición Cívica, heterogéneo agrupamiento de derecha, en sus incursiones de apoyo a las corporaciones agrarias, esperando de ello una buena acumulación de votos, han recurrido a la psicología para explicar las medidas que toma el Gobierno. “Son insuficientes y realizadas desde el rencor”, es su dictamen psico-político.

Lo que a esta altura del conflicto debe estar claro es que para las corporaciones agrarias, que se autodenominan “campo”, no hay solución por más medidas que se tomen a su favor, porque lo que se busca es el sometimiento no sólo del Gobierno, sino del Estado, Buzzi dixit.

· Profesor consulto de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA).

26/12/2008 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | 1 comentario