America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”


La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”

Los grupos y ONG que buscan en la Cumbre de Panamá torcer el rumbo de los gobiernos populares. Alianzas ideológicas y en algunos casos negocios en común, los paradigmas que identifican a los grupos de la derecha que desde sectores políticos y mediáticos crean zozobra en la región.

55292fc49e59f_651x385
La derecha latinoamericana pretende recuperar el poder que supo detentar durante tantos años. Volver, como alguna vez calificó el ecuatoriano Rafael Correa, a la “larga noche neoliberal” de los ’90. Con el apoyo de Estados Unidos y en pleno desarrollo de la Cumbre de las Américas en Panamá, una extensa red de dirigentes y fundaciones decidió embestir contra los gobiernos populares de la región para impulsar a sus propios representantes. A pesar de pregonar la defensa de la “democracia” y el “respeto a las instituciones”, se trata de una telaraña de políticos con un oscuro prontuario de apoyo a maniobras desestabilizadoras y golpes de Estado. Hoy, su principal objetivo parece ser el de derribar al presidente venezolano Nicolás Maduro, identificado como el nuevo enemigo de la Casa Blanca. Pero van por más.

Todo ocurre en un contexto global delicado, mientras Barack Obama negocia un restablecimiento de las relaciones bilaterales con Cuba, al tiempo que se enfrenta duramente con Venezuela. Un país que, junto con Brasil y Ecuador, en las últimas semanas denunció intentos de desestabilización orquestados por los medios de comunicación y la oposición local. También es clave lo que ocurre al otro lado del Atlántico: los partidos fenómeno de la izquierda europea se referencian cada vez más en los procesos políticos latinoamericanos, lo que genera que las fuerzas conservadoras estigmaticen a gobiernos como el de Maduro para deslegitimar y horadar el crecimiento de Podemos, en España, y Syriza, en Grecia.

Por eso no es extraño que el ex presidente español Felipe González, uno de los lobistas en la época de privatizaciones del menemismo, decidiera hacerse cargo de la defensa de dos dirigentes de la derecha venezolana detenidos por instigar actos de violencia y promover un golpe de Estado contra Maduro: Leopoldo López y el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma. Tampoco sorprende que la red de políticos neoliberales latinoamericanos sea liderada por otro ex presidente ibérico, José María Aznar, quien junto a 25 ex mandatarios de la región aplaudió las presiones ejercidas por EE UU contra el gobierno venezolano y señaló la existencia de “una alteración democrática” en el país bolivariano. Aznar y George Bush fueron los únicos dos que reconocieron el gobierno surgido del efímero golpe contra Hugo Chávez, justamente el 11 de abril de 2002.

Aznar hizo pública su postura esta semana a través de un texto divulgado en Madrid y firmado por el ex presidente argentino Eduardo Duhalde, el chileno Sebastián Piñera, los colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, y el mexicano Felipe Calderón, entre otros. Todos fieles exponentes del neoliberalismo, que durante sus gobiernos poco contribuyeron a profundizar la democracia real, entendida como la ampliación de derechos y oportunidades para las mayorías.

Piñera, discípulo predilecto de la Universidad de Harvard, fue un férreo opositor a la universalización de la educación pública y gratuita en su país. Duhalde, quien creció al calor del menemismo, era presidente durante la feroz represión del Puente Pueyrredón, en la que fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Uribe, de estrechos lazos con la Casa Blanca, fue denunciado por recibir financiamiento de grupos paramilitares. Y Calderón inició en suelo azteca la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que propició la militarización de las calles y la desaparición de más de 12 mil personas en seis años de gobierno.

Los prontuarios de cada uno de estos dirigentes podrían ocupar varios libros. Pero no son sólo nombres propios los que componen la red de la derecha latinoamericana. Detrás de las caras conocidas aparece un grupo de fundaciones que, como dice la reconocida investigadora Stella Calloni, está llevando adelante una “invasión silenciosa” en el continente. Se trata de un grupo de organizaciones que se muestra como “la cara social de la CIA” y que está directamente financiado por EE UU y Europa.

“Lo común entre todas las organizaciones es que comparten los mismos nombres en sus juntas directivas y comités asesores, además de los mismos financiadores y patrocinadores, lo que los convierte en un verdadero ejemplo de una telaraña imperial”, asegura Eva Gollinger, una abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana, autora de La Telaraña Imperial: Enciclopedia de Injerencia y Subversión.

Una de esas organizaciones es la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por Aznar y uno de los tantos tentáculos que tiene el derechista Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy en España para esparcir su visión conservadora de la política y la economía. Se trata de un foro que apoyó el golpe de Estado contra Chávez y que compartió varios actos con la Fundación Pensar, el think thank del PRO y su líder, Mauricio Macri, en la Argentina. Los encuentros se dan todos los años y en el primero de ellos, en 2008 en Rosario, participaron el ex secretario estadounidense para América Latina, Roger Noriega, y el escritor Mario Vargas Llosa, conocido internacionalmente tanto por sus obras literarias como por sus posturas neoliberales.

Otra organización que apoyó el golpe de Estado contra Chávez es el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE), que se presenta en su sitio web con una cita del gurú neoliberal Milton Friedman y dice defender “la libertad individual, la iniciativa privada, los derechos de propiedad, el gobierno limitado y la búsqueda de la paz”. Su objetivo central es “la divulgación del pensamiento económico y político que otorga prioridad a la libre acción”.

La organización nació en Venezuela, pero recibe un importante apoyo económico del extranjero. En particular, del Centro para la Empresa Privada Internacional de EE UU (CIPE, por sus siglas en inglés), que opera como el brazo empresarial del Departamento de Estado y de otras dos conocidas fundaciones: la Fundación Nacional para la Democracia (NED) y la Agencia de Desarrollo Internacional de EE UU (USAID), expulsada de Bolivia el año pasado, cuando el presidente Evo Morales la denunció por “injerencia” en asuntos internos.

Muchas de estas organizaciones operaron dentro de las subcumbres que se realizaron antes de la Cumbre de las Américas que comenzó ayer y finalizará esta tarde en Panamá. Una de ellas es el Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CICES), que aprovechó la ocasión para organizar el IV Foro de Jóvenes de las Américas, donde la derecha regional lanzó sus habituales críticas contra los gobiernos de Cuba y Venezuela. La presidenta de CICES, la argentina Micaela Hierro Dori, es una ex funcionaria del PRO que se formó en la Georgetown University bajo el Global Competitiveness Leadership Program, una verdadera usina de líderes de la derecha internacional.
Durante su estadía en Panamá, Hierro Dori reconoció, a través de un audio filtrado, que el evento organizado por el CICES buscaba conseguir “algo de dinero extra del Departamento de Estado porque ellos quieren armar algo grande”. La mujer es, además, fundadora de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba, un organismo dedicado a fustigar a la revolución comandada por Fidel y Raúl Castro.
En los últimos tiempos, este tipo de organizaciones, al igual que los representantes de la nueva derecha latinoamericana, optaron por una estrategia: adoptar un discurso lavado, a favor de los “Derechos Humanos” y la “democracia”, sin dar muchas precisiones sobre su verdadero pensamiento político y económico. El mejor ejemplo es Macri, que según su precandidata a jefa de gobierno Gabriela Michetti, es un hombre “cero ideologizado”. Un mito que se derrumba rápidamente cuando el candidato presidencial para los comicios de octubre dice que hará todo lo posible para que en Venezuela “se restablezca realmente un gobierno democrático”. «

La fundación pensar

El pasado 26 de marzo, Mitzi Capriles, esposa del encarcelado alcalde venezolano Antonio Ledezma, y Lilian Tintori, mujer del también preso dirigente opositor Leopoldo López, visitaron Buenos Aires. Durante su estadía fueron bien recibidas por el líder del PRO, Mauricio Macri, quien se mostró preocupado, una vez más, por la situación en el país gobernado por Nicolás Maduro.
Además de formar parte de la Fundación Pensar, el precandidato presidencial cuenta con una ONG llamada Grupo Estela (Estudios Estratégicos Latinoamericanos), dirigida por el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, y el sub secretario de gestión económica, Carlos Regazzoni. Ambos trabajan intensamente en la campaña contra Venezuela, siguiendo los lineamientos de los think thanks estadounidenses.
Según un informe publicado esta semana por la CTA, el Grupo Estela reúne en su interior a un puñado de jóvenes expertos en temas de relaciones internacionales, economía y políticas públicas, que el PRO utiliza para generar papers y documentos de situación sobre la realidad local y latinoamericana. Mercedes Renó, Nadia Kreizer, Sergio Caplán y Laura Dadomo son sólo algunos de sus integrantes, la mayoría provenientes de universidades privadas como la UCA o Austral.
Acompañan también esta iniciativa de la derecha regional otros cruzados del PRO, como la diputada Cornelia Schmitd-Lierman, Federico Pinedo -asiduo visitante de la embajada de Estados Unidos-, el rabino Sergio Bergman y Jorge Triaca. El detenido Antonio Ledezma y la vocera de la ultraderecha María Corina Machado figuran como miembros de honor de la ONG.
En su última reunión, los expertos de Estela trataron la situación que vive Venezuela y llegaron a la conclusión de que “hay tres escenarios a futuro”: uno “menos probable”, en el que “Maduro flexibiliza el régimen para finalizar su mandato”; otro en el que el presidente “endurece su posición y aumenta su aislamiento”; por último, uno en el que “Maduro finaliza su mandato en contexto de crisis institucional”.

GOLPE

Justo un 11 de abril, pero de 2002, Aznar y George Bush (hijo) fueron los únicos en reconocer al efímero golpe contra el presidente bolivariano Hugo Chávez.
Infonews

11/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

LOS PICAPIEDRAS: LA ESPOSA DE DUHALDE DIJO QUE “LA POLITICA ES MAS COSA DE HOMBRES” Y CUESTIONO EL DESEMPEÑO DE CFK


600x0_402701

Por Laura Vales
Hilda “Chiche” Duhalde volvió ayer inesperadamente al centro de la escena y planteó que hay que debatir “si las mujeres están listas para ejercer la política”. La ex senadora lo dijo al criticar a la presidenta Cristina Kirchner, de la que opinó que “es un mal ejemplo para las mujeres” porque “se maneja más por su lóbulo emocional que el racional”. En esta línea, agregó que después de este gobierno a cualquier candidata “le va a ser muy difícil alcanzar altos estamentos”. También cuestionó la utilidad de la Ley de Cupo femenino.

La vuelta de González de Duhalde vino de la mano de un cruce con la jefa de Estado, que el miércoles la había mencionado de manera casi tangencial. Aludiendo a los medios hegemónicos y la candidatura de Sergio Massa, Fernández de Kirchner escribió ese día en su cuenta de Twitter: “Ahora quieren hacer el Plan Duhalde II. Con carita más joven. Si hasta tiene su ‘chiche’ (por la mujer de Massa, Malena Galmarini). Yo me acuerdo. Era senadora”. En respuesta, Chiche Duhalde dio una serie de reportajes radiales en los que salió a replicar a la Presidenta.

“Es evidente que está atravesando un proceso de desequilibrio o falta de inteligencia emocional para darse cuenta de que no encuentra la solución”, dijo la ex senadora al contestar a Fernández de Kirchner. “El no reconocimiento de la derrota electoral y las cosas que dice la ubican en un lugar muy desgraciado para todos nosotros. Me preocupa porque le quedan más de dos años de gestión”, advirtió.

Luego apuntó que “este ejemplo de mujer ejerciendo el poder, que se maneja más por su lóbulo emocional que el racional, y realmente debería manejarse con los dos, no nos hace quedar muy bien a las mujeres ejerciendo en el poder”.

Aunque parte de su biografía política estuvo unida al rol de primera dama como esposa del ex gobernador Eduardo Duhalde –la organización de las manzaneras no se desmarcó de ese papel–, González de Duhalde se postuló para ocupar cargos políticos, fue diputada y después senadora en los catorce años que transcurrieron del ’97 al 2011. Sin embargo, ayer dijo que viene planteándose “en soledad” la aptitud del género femenino. “Me parece que tiene que entrar en el debate nacional si la mujer está preparada para ejercer la política per se, con sus características, con sus condiciones y convicciones, o si simplemente va a acompañar el proyecto de alguien”, planteó ayer. Y agregó: “La mujer no participa masivamente en política. Aún es más cosa de hombres”.

En el mismo sentido, puso incluso en duda la utilidad del cupo femenino. “Fue una ley muy motorizada por quien es la madre de Malena (Galmarini), Marcela Durrieu”, aseguró buscando otro chispazo con la Presidenta. Contó después que durante el debate sobre si había que poner un piso de candidatas mujeres en las listas “yo fui crítica, después entendí que era una manera de fomentar que la mujer participara en política, pero con los años me di cuenta de que esa ley no había cumplido el objetivo buscado”. En este sentido, apuntó que muchas “ingresan simplemente para obedecer al hombre que conduce” y concluyó que “algo hace que la mujer sienta rechazo por la política”.

Las repercusiones en el arco político fueron inmediatas. “Chiche Duhalde está retrocediendo cien años en la historia”, observó Mara Brawer. La diputada (FpV) advirtió que además “es una mala enseñanza para nuestros hijos que una mujer hable así de las mujeres”.

“Vengo de una reunión de la Cepal en Montevideo donde se reconocieron los avances en el respeto a la igualdad de género que está habiendo en la región, un tema en el que la Argentina viene haciendo de cabecera”, agregó. Sin mucha vuelta, Brawer dijo que en las críticas de González de Duhalde a la Presidenta ve “envidia”.

Desde el PRO, su par Paula Bertol apuntó que los declaraciones le parecieron “patéticas”. “Más allá de la opinión que se tenga sobre Cristina Kirchner, ¿cómo poner en duda la capacidad de mujeres como Dilma (Rousseff), Michelle Bachelet, Margaret Thatcher? Creo que dichos como ésos atrasan todo lo que las mujeres pudimos avanzar no sólo en la política sino en el mundo de lo público.”

Diana Conti añadió que los dichos de Chiche no fueron casuales. “Acá hay una clara intencionalidad de apuntalar a (Sergio) Massa.” Para la diputada del FpV, la ex senadora “está tratando de llevar agua para el molino” del intendente de Tigre “porque representa intereses similares a los de Duhalde”.

“No estoy para nada de acuerdo con lo que dice”, sostuvo también María Eugenia Estenssoro. La senadora (integra el interbloque del FAP) replicó que las mujeres “tenemos muchísimo para aportar”, aunque consideró que “es verdad que todavía no es claro que las mujeres estemos ejerciendo el poder con atributos femeninos. Creo que Cristina tiene una forma bastante masculina de ejercer el poder, me gusta más el modelo de Michelle Bachelet, que es más contemporizadora y dialoguista”.

“Me parece bochornoso que una mujer que dice que está en la política denigre de esta manera a las mujeres que hacen política”, contestó Delia Bisutti, legisladora de Nuevo Encuentro. “Creo que ella sangra por la herida ante una presidenta que se planta frente a los temas y ejerce el poder. Cristina lo ejerce con autoridad, con inteligencia, con contenido y con compromiso y desde un lugar que nunca estuvo a la sombra de un hombre; en todo caso tuvo de compañero a uno que militó y compartió con ella su vida.” Bisutti agregó que se sintió “tocada, porque milito desde muy jovencita, nunca debajo del pantalón del nadie, y veo a muchas mujeres en política ser fuertes, tener decisión e independencia. Me parece (por Chiche) que habló como la señora de Duhalde. Si el sayo le cabe a ella, que no se lo ponga a ninguna otra”.

PÁGINA12

Compartir: Twitter

16/08/2013 Posted by | General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Néstor Kirchner. Documental completo Retrato de un Presidente


14/10/2011 Posted by | Economía, Educación, General, Historia, Justicia, Medio Ambiente, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Duhalde es un hombre pequeño, votado por muy pocos


Duhalde aseguró que el kirchnerismo es ‘una secta pequeña votada por muchos’ – Infobae.com.

07/10/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Con tendencia al crecimiento – Octubre 2011


Página/12 :: El país :: Con tendencia al crecimiento.

06/09/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Duhalde y Alfonsín pelearán el cuarto lugar en octubre, según una encuesta – Infobae.com


Duhalde y Alfonsín pelearán el cuarto lugar en octubre, según una encuesta – Infobae.com.

30/08/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

LA CONSOLIDACION DEL NUEVO LIDERAZGO PRESIDENCIAL


El hormiguero

A una semana del rotundo triunfo de CFK, las fuerzas políticas de la oposición y algunos de los sectores económicos y de los medios que las condujeron a esa modesta prueba democrática como si se jugara la supervivencia de la especie humana comienzan a salir de la estupefacción, como prófugos de un hormiguero desbaratado de una sola precisa patada. El gobierno disfruta de la victoria con una serenidad que también los desconcierta.

 Por Horacio Verbitsky

Un ministro del Poder Ejecutivo que fue candidato en las elecciones porteñas repite el relato obtenido en la intimidad de un diario que militó en contra de las chances de CFK. Dice que en cuanto se conocieron las cifras y comenzaron las celebraciones, el jefe de su redacción exigió a varios periodistas que buscaran “datos buenos, porque esto no puede ser cierto”. Cerca de la medianoche, uno de los jefes del Peornismo Opositor, Carlos Brown, perfeccionaba esa idea al denunciar fraude en la provincia de Buenos Aires. Pero la gélida contundencia del escrutinio había apagado mucho ardor editorial y permitido que resurgieran algunos reflejos profesionales básicos: los periodistas preguntaron a cuántas mesas se refería, dónde estaban ubicadas y cuáles eran las pruebas. Brown no supo qué contestar y la conferencia de prensa se disgregó en murmullos. En 2007, cuando fue electa presidente, CFK duplicó los votos de la segunda fórmula, la Coalición Cívica Libertadora de Elisa Carrió, y se impuso en todos los distritos electorales, salvo tres. No obstante, Carrió dijo que el nuevo gobierno nacía con “legitimidad segmentada” porque, según ella, se le opondría el 70 por ciento de las clases medias de los centros urbanos, y que Cristina y Néstor Kirchner terminarían como Ceacescu y su esposa. En las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, CFK pasó del 50 por ciento, todos los demás quedaron a distancia sideral de Cristina y sólo riñen entre ellos. No queda en pie ninguna objeción sobre la legitimidad del mandato recibido y si hay algo que recriminar no es al gobierno: las PASO constituyeron un salto de calidad institucional. Pero la oposición las eludió por temor a una trampa, que ni siquiera entendió en qué podría consistir, y recayó en métodos anacrónicos que le impidieron llegar a octubre con un par de fórmulas fuertes y competitivas. A los efectos del análisis y las comparaciones, tomaremos los resultados del domingo como si correspondieran a una elección presidencial, aun a sabiendas de que pueden sufrir algunas modificaciones en los dos meses que faltan. Debido al impacto producido, hoy parece más probable que los márgenes a favor de Cristina sean aún mayores entonces.

Disparen sobre la oposición

Sería largo y tedioso recordar las denigraciones que las principales fuerzas y los más conocidos columnistas políticos le dedicaron a lo largo de su mandato y los vaticinios terroríficos que esparcieron con entusiasmo. Esos testimonios siguen flotando en el espacio como chatarra cibernética, para escarnio de quienes los firmaron con asnal solemnidad. Los menos cuidadosos extendieron esa actitud despectiva a quienes percibíamos que aquellas invectivas eran sólo expresión de deseos que no se correspondían ni con la calidad del gobierno al que iban dirigidas ni con la valoración social de su gestión. Ese universo político y cultural despertó de mala gana a la realidad, pero aún no sabe dónde está. Su primer reflejo no fue generoso con quienes hicieron lo posible por cumplir los roles que les habían asignado en ese mundo virtual. El principal reproche que se repitió en crónicas y columnas fue por las divisiones de la oposición, que se presentó fragmentada en muchas fórmulas. ¿Por qué no decir, con ese criterio, que el peronismo fue dividido en tres fórmulas presidenciales? ¿O que, incluso quienes respaldaban a Cristina, repartieron su fuerza entre tres boletas en la provincia de Buenos Aires? Ni siquiera es cierto que hayan competido más fórmulas que otras veces, sino todo lo contrario: desde 1983 nunca hubo menos candidatos presidenciales que ahora. Fueron 12 en 1983 y en 1989. En ambos casos, esta diversidad de candidaturas no impidió que las dos primeras concentraran nueve de cada diez votos en la primera y ocho de cada diez en 1989. En 1995, la cantidad de competidores subió a catorce, pero entre los dos primeros también rozaron el 80 por ciento. En 1999 se redujeron a diez candidaturas, pero la concentración volvió a subir: entre la primera y la segunda fórmula sumaron el 86 por ciento. La mayor fragmentación se produjo en 2003, luego de la crisis de fin de siglo, cuando compitieron 18 fórmulas presidenciales. Y al mismo tiempo se redujo la concentración, ya que por primera vez las dos primeras no llegaron al 50 por ciento de los votos. Aun así, la quinta candidata, Elisa Carrió, llegó al 15 por ciento, un porcentaje que este año no alcanzó ni el segundo. En 2007, entre CFK y Carrió se acercaron al 70 por ciento del total, pese a que compitieron 14 fórmulas. En las Primarias de esta semana hubo diez candidaturas, como en 1999. Es ostensible que la cantidad de fórmulas no explica el desequilibrio a favor de Cristina y la magra cosecha del resto. La concentración entre las dos primeras llegó al 62 por ciento, pero CFK-Amado Boudou cuadruplicaron la cosecha de Ricardo Alfonsín-Javier González Fraga. No es la única marca excepcional que alcanzó: ganó en todos los distritos electorales del país salvo San Luis. Prevaleció tanto en el conurbano como en el interior de la provincia de Buenos Aires. Se impuso en todos sus partidos, menos dos (ambos rurales, Puán y Salliqueló), y en todas las comunas de la Capital Federal salvo tres (Recoleta, Belgrano y una parte de Palermo). Ganó en todas las grandes ciudades del país, con la solitaria excepción de Rosario, que el socialismo gobierna desde hace veinte años. Batió en sus propios reductos a sus principales competidores por la presidencia (salvo Alberto Rodríguez Sáa): a Ricardo Alfonsín en Chascomús, a Eduardo Duhalde en Lomas de Zamora, a Mario Das Neves en Chubut, a Hermes Binner en Santa Fe, e incluso en su ciudad, Rafaela, a Elisa Carrió en la Capital y en El Chaco. Obtuvo más votos en su categoría que los que favorecieron en las suyas a quienes en distintos momentos desafiaron su liderazgo partidario: Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel Urtubey en Salta, Carlos Reutemann en Llambí Campbell. Sus candidatos a diputados nacionales casi quintuplicaron a los de José Manuel de la Sota en Córdoba y casi duplicaron a los de Carlos Verna en La Pampa. También resultó arrolladora frente a los líderes de la Mesa de Enlace de las cámaras patronales agropecuarias que en 2008 embistieron contra su gobierno. Hugo Biolcati no pudo impedir que Cristina ganara en Carlos Casares, donde vota y tiene su tambo La Dorita; lo mismo le ocurrió a Eduardo Buzzi en su pueblo santafecino de J. B. Molina, a Carlos Garetto en Leones, a Mario Llambías en General Belgrano, y a Alfredo De Angeli en Gualeguaychú. De todos ellos, sólo Llambías cometió la imprudencia de presentarse como candidato. En su propio distrito, apenas obtuvo el 6 por ciento de los votos y fue cuarto. El 3,5 por ciento que lo votó en toda la provincia no le asegura resultar electo en octubre. La reacción pública de Biolcati fue respetuosa. Admitió que habían vivido “en un microclima sectorial” sin ver al resto del país, que debían reflexionar con profundidad ante “el discurso tan crítico que hemos tenido” y que la aprobación a la presidente era respetable y “digna de tener en cuenta”. Pero bastó que se creyera entre amigos y sin testigos para que reapareciera su desprecio por cualquier manifestación popular (y no me refiero al programa de televisión sino a los votantes). La gente que elige a Cristina “mira a Tinelli y si puede pagar el plasma, no le importa nada más”, dijo el presidente de la Sociedad Rural. Esta frase se inscribe en el linaje de los grandes exabruptos históricos contra el pueblo, como el “aluvión zoológico” de 1945, la justificación de los fusilamientos de 1956 porque “se acabó la leche de la clemencia!” o la oposición a que se construyeran viviendas populares, “porque levantan el parquet y lo usan para hacer el asado”.

La venia de Duhalde

El ex senador Eduardo Duhalde buscó el voto del personal en actividad y retirado de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales y penitenciarias, nacionales y provinciales, más sus parientes y amigos. Para ello envió al pabellón de lesa humanidad de la cárcel de Marcos Paz a su dador de transfusiones intelectuales Abel Parentini Posse y negoció con Lucrecia Astiz, hermana del ex marino, y con la Unión de Promociones y su comando electoral Votarun (sigla castrense por Votar Unidos). Estos nuevos interlocutores lo convencieron de que sumarían para él un universo de 2,5 millones de votos. Esa es la cifra exacta que obtuvo Duhalde, aunque es obvio que no todos provienen de ese sector, ya que Cristina se impuso en cada sitio del país en los que hay unidades de alguna de las tres Fuerzas Armadas, con sólo tres excepciones, Rosario, la Antártida y Villa Reynolds, donde ganaron Binner, Duhalde y Rodríguez Saa. En promedio, en esas 74 ciudades, Cristina fue preferida por el 49,95 por ciento de los electores, con una minúscula diferencia de 0,14 por ciento respecto del total del país. Es decir, como se ha observado siempre, el voto castrense no difiere del que se produce en los sectores afines en el resto de la sociedad. Es posible que en las bases mismas, Duhalde haya mejorado sus promedios, pero esto no se extiende más allá de una periferia inmediata.

Entropía

Atenuado el estupor comenzó a operar la entropía. Luego del impacto es imposible reconstruir la situación anterior y suceden el caos y una constante declinación. Hasta ahora sólo eludieron la expansión del desastre Rodríguez Sáa, porque su módico objetivo es superar a Duhalde, y Hermes Binner, que está engullendo más de lo que podrá digerir. Como vocero del PRO, Federico Pinedo reclama que Alfonsín y Duhalde retiren sus candidaturas y apoyen a Binner, quien compite por una franja de votantes distinta a la de Maurizio Macrì pero está en conversaciones con varios candidatos a gobernaciones de la UCR para que corten boleta en octubre. Duhalde recrimina que Macrì no cumpla con el apoyo prometido. Hizo una elección superior a la esperable si se considera la valoración social de su historia, pero él no lo sabe porque sus expectativas eran descomunales. Tampoco Pino Solanas entendió que su 12 por ciento en la elección porteña era una excelente marca, hasta que el domingo 14 su grupo no llegó al uno por ciento. Sus diatribas contra sus ex aliados se completan con el extraordinario anuncio de su candidatura a la presidencia para 2015, cuando le falten cien días para cumplir ochenta años. Así, la renovación política está asegurada. Duhalde sigue repitiendo consignas voluntaristas, que ahora incluyen una hecatombe económica y una crisis social que, por supuesto, la tontita de Cristina no sabrá cómo manejar. Llegado a este punto de fuga de la realidad, puede tentarse con algún golpe de mano, como los que lo llevaron a la intendencia de Lomas de Zamora en 1974 y a la Casa Rosada en 2002, para impedir que flameen “banderas de la subversión”. Una advertencia no menos tremendista, pero en formato republicano, lanzó el presidente de la UCR, Ernesto Sánz. Flanqueado por los presidentes de sus bloques legislativos, pero sin la presencia de los ya olvidados Alfonsín y González Fraga, dijo con gesto y tono de grave emergencia que si los resultados de agosto se repetían en octubre el país estaría en grave riesgo institucional. Puso como ejemplo las leyes “contrarias al interés nacional” que el kirchnerismo habría sancionado cuando tuvo mayoría en ambas cámaras. Si Duhalde se arroga la definición de qué o quiénes son o no peronistas, Sanz reparte certificados de republicanismo democrático. Este discurso perdió cualquier credibilidad en 2010, cuando el Grupo Ahhh… sólo empleó las bancas alcanzadas en los comicios de 2009 para repartirse todos los cargos, sin respetar ninguna proporcionalidad. Hasta el Frente de Izquierda y los Trabajadores, que consideró un milagro haber alcanzado el piso del 1,5 por ciento, padeció el mismo fenómeno que las otras fuerzas, en este caso con la fuerza del descorche de una botella de champagne francés, para festejar con el más entusiasta propagandista periodístico de la dictadura, sin previa autorización de sus aliados.

Partidos al medio

No es el único modo en que los medios de comunicación entraron en el debate postelectoral. El resultado demuestra que los medios no influyen en el resultado, dijeron aquellos medios que más hicieron para influir en el resultado. El problema no son los medios, sino su articulación con el poder económico y político: la asociación de Clarín y La Nación en Expoagro, donde cada año cierran negocios por 300 millones de dólares las principales empresas de los agronegocios; la comida de la cúpula de la oposición en la casa del CEO del Grupo Clarín, quien los instó a unirse para resistir al Huracán Cristina; la negociación de Héctor Magnetto con Kirchner para quedarse con Telecom, cualquiera sea la versión que se crea sobre los motivos de su fracaso; la manipulación de jueces que dinamitan a cautelares toda regulación pública de los intereses del grupo. Reducir esa densa trama de negocios y la correspondiente relación con el poder institucional a un análisis de la influencia de los medios sobre el voto sólo puede considerarse una ingenuidad si lo hace alguien menor de 22 años. Gracias al insistente chirrido mediático, que magnifica ad nauseam pequeños episodios e invisibiliza enormes procesos económicos, políticos y sociales, mucha gente se sorprendió por una obviedad: que el pueblo haya votado en defensa propia, a favor del mejor gobierno que ha tenido el país en más de medio siglo, por lo que ya hizo y por lo que falta hacer.

Página12

21/08/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

EDUARDO DUHALDE TRATA DE SACAR REDITO DE LOS RESULTADOS DEL PRO EN CAPITAL FEDERAL Y SANTA FE


¿ESTO SERÁ EL CAMBIO EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES?

En plan de capitalizar votos ajenos

El bonaerense remarcó que tiene alianzas con el macrismo en muchos distritos. Busca asociar su imagen a las de Miguel Del Sel y Mauricio Macri, en cuyo entorno no cayó bien que el humorista haya blanqueado que lo votará a presidente.

 Por Werner Pertot

Eduardo Duhalde está primero en la fila de los que buscan capitalizar los votos de Miguel Del Sel y Mauricio Macri. El ex presidente interino salió a recordar que tiene alianzas con el PRO en la provincia de Buenos Aires y en buena parte de los distritos del país. También se ocupó de señalar que “habla habitualmente” con el jefe de Gobierno, que postergó su apoyo a un candidato presidencial para después del ballottage porteño. A Macri le aconsejaron evitar abrazos de osos, especialmente antes de la elección. Por eso no cayó bien en el PRO que Del Sel haya salido a apoyar abiertamente a la fórmula Duhalde-Das Neves. “Terminan sus elecciones este domingo y Macri decidirá qué hacer”, avisó Duhalde, que lo espera con los brazos abiertos. En el PRO advierten que puede que la espera sea larga.

“Tenemos un acuerdo prácticamente en todas las regiones del país”, se vanaglorió Duhalde de las alianzas que cerraron con el PRO. Fue, además, una forma de marcarle la cancha a Macri, quien dijo que estudiará a qué candidato apoyar recién cuando hayan terminado las elecciones porteñas.

“Hablo habitualmente con él”, señaló el ex mandatario sobre su proximidad con el jefe de Gobierno. “Se incorporó la gente del PRO a un frente con Unión Popular en todo el territorio”, indicó Duhalde, contento de ya haber cosechado el apoyo explícito de Del Sel.

“El PRO ya trabaja con nosotros. En la provincia de Buenos Aires, Christian Gribaudo es nuestro candidato a diputado y está el marido de María Eugenia Vidal como candidato provincial de la primera sección”, ratificó a Página/12 la mano derecha de Duhalde, Carlos Brown. El marido de Vidal es el dirigente PRO de Morón Ramiro Tagliaferro.

Al igual que él, el diputado nacional Gribaudo buscó refugio en las listas duhaldistas –va en el sexto lugar– cuando implosionó el armado bonaerense del PRO. El propio Jorge Macri se bajó de su candidatura a gobernador y terminó como postulante a intendente en Vicente López como parte del armado duhaldista. En el PRO detallan que Jorge Macri, en realidad, intentó cerrar con Francisco de Narváez para ser su candidato a intendente, pero que el Colorado no logró que se bajara de su postulación en el mismo distrito el radical Norberto Erro, un hombre de Gustavo Posse. “Por eso, terminamos con Duhalde”, se encogían de hombros los macristas.

A la hora de enumerar acuerdos con el PRO, Brown no necesitó hacer mucha memoria: la principal alianza es la que encabezó Miguel Del Sel en Santa Fe. También van juntos en Entre Ríos. “Esas son cosas que ya están dichas. Después falta la definición de Macri, que él la dirá o no la dirá. Pero la estructura del PRO está toda trabajando con nosotros”, consideró el dirigente duhaldista.

En Capital hay un silencio estudiado sobre las alianzas que existen con Duhalde. El gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba le recomendó a Macri alejarse de posibles salvavidas de plomo, y en especial de mencionar en campaña el nombre de Duhalde, dado que considera que podría ser piantavotos porteños. Por eso, cayó muy mal en el PRO la decisión de Miguel Del Sel de afirmar a los cuatro vientos que lo piensa votar a Duhalde en las primarias del 14 de agosto. “En el entusiasmo del éxito se equivocó. Está rodeado por duhaldistas y el tema es su buena relación con Mario Das Neves, más que con Duhalde. Eso lo llevó a un sincericidio, un error político. No calculó el momento y la estrategia del PRO en la Capital”, diagnosticaba uno de los estrategas macristas.

En el PRO relativizan la idea de que en la mayoría del país cerraron con Duhalde. Indican que, en una dispersión que recuerda al “sálvese quien pueda”, diversos PRO provinciales acordaron también con Alberto Rodríguez Saá. En tanto, Gabriela Michetti irá a Córdoba a apoyar al candidato Oscar Aguad, el radical preferido de los macristas. No hay un armado unitario.

Ante las palabras de Duhalde, un dirigente del macrismo advirtió que podía ser contraproducente su actitud. “Están desesperados por crecer. Pero lo están haciendo a lo Duhalde”, graficó. “Ellos apresuran el acuerdo, porque llegaron a arreglar en algunas provincias. Tiene cierta irresponsabilidad lo que hacen y puede causar una reacción inversa”, decían en el PRO, donde dejaron el claro que la negociación con otras fuerzas comenzará recién después del ballottage de este domingo.

Página 12

28/07/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

El pulso de la semana: El delirante discurso de Biolcati -Eduardo Anguita


Por 

Eduardo Anguita

El multimillonario presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, dio por inaugurada la feria anual del grupo de poder más concentrado de la Argentina. Sin el fervor de los piqueteros rurales de 2008, Biolcati cosechó unos pocos aplausos cuan­do dijo que no quería un país sembrado con soja. Reclamó trabajo genuino y buenas leyes de tierras. Como si se tratara de un discurso de barricada, se quejó de que el Gobierno persiga un modelo de sometimiento a los designios de las multinacionales. Biolcati no se dio por enterado de que el ministro de Agricultura Julián Domínguez está en China, dando continuidad a una serie de acuerdos comerciales que permitieron que la balanza comercial deficitaria de 2010 se haya corregido en el primer semestre de 2011. Tampoco habló de la ley sobre la limitación de la extranjerización de la tierra propuesta por el Ejecutivo, al igual que el proyecto de regularización de la situación de los trabajadores del agro, mayoritariamente no registrado por las patronales que aplauden a Biolcati. Además, detalle no menor, la normativa que aún rige es una herencia de la dictadura cívico-militar que barrió por decreto el Estatuto del Peón Rural de 1944 y que colocó a los trabajadores rurales en la categoría de “no permanentes” legitimando el trabajo en negro. Decreto que se hizo por pedido expreso de José Alfredo Martínez de Hoz, descendiente directo de su homónimo, quien fuera primer presidente de la Sociedad Rural.
Pero la hipocresía de Biolcati no podía quedar allí. Levantó la figura de Domingo Faustino Sarmiento destacando la austeridad en la que murió. Como no podía ser de otro modo, habló del Sarmiento periodista y recordó que durante sus años de presidente no había patotas sindicales que impedían la libre circulación de los periódicos (sic). Claro, sin hacer mención a los desmanes de las patotas de las dictaduras asociadas a los terratenientes y exportadores ni a los vándalos que derramaban leche o impedían la llegada de alimentos a las ciudades durante los meses destituyentes que pretendieron un mundo sin retenciones.
Escuchaban las mentiras de Biolcati algunos políticos del arco opositor. Francisco de Narváez, socio principal de Ricardo Alfonsín y titular de la sociedad concesionaria del predio de Palermo. También estaba Eduardo Duhalde, ideólogo del Movimiento Republicano Cívico-Militar, que expresa a los genocidas presos en los penales de Marcos Paz y Campo de Mayo y llama a votar por Miguel Del Sel hoy en Santa Fe y por Mauricio Macri en el ballottage porteño del 31 de julio. Estaba el propio Mauricio Macri, que renunció a las presidenciales de octubre y ahora es tratado por los medios del establishment como si fuera la gran figura de recambio. Biolcati no pudo darse el gusto de contar siquiera con la presencia de Ricardo Alfonsín ni la de Hermes Binner, quienes por un mínimo de prudencia no quisieron sumarse a la fiesta oligárquica.
Biolcati vaticinó que la larga noche puede estar llegando a su fin pero en un ataque de sincericidio advirtió que llegará el día en que sabremos elegir. Desde ya, sin precisar cuál será ese día, ya que octubre está demasiado cerca y todos los análisis indican que Cristina Fernández de Kirchner renovará el mandato y que la gestión de Julián Domínguez al frente de Agricultura logró impulsar aún más los planes de rendimiento del sector y desandar los intentos de los popes de La Rural de provocar caos en este tiempo electoral. Biolcati debió reconocer que “la sociedad no quiere que cortemos rutas”. Toda una confesión del estado de ánimo de una oposición que no puede articular un proyecto para intentar torcer el camino iniciado en 2003.

La Patria tecnológica. La Rural abrió sus puertas el 14 de julio, el mismo día que Tecnópolis, que se vio colmada por cientos de miles de asistentes, superando por completo las expectativas de los organizadores. Esta muestra es una convocatoria a aceptar los desafíos de la sociedad del talento, el despliegue de presupuestos para la innovación productiva, para la incubación de proyectos en un mundo donde es imprescindible el conocimiento a­pli­cado a la industria. Sin tecnologías de punta la soberanía se puede convertir en un frágil sueño. Pero Tecnópolis no sólo abre las puertas a pensar el futuro, sino a ver el pasado y a ponderar los logros presentes. Allí están las empresas, universidades y laboratorios públicos y privados que dan cuenta de resultados importantes de estos años. La estatal rionegrina Invap, capaz de proveer los satélites para vigilar las fronteras en el norte, en un plan lanzado esta semana por la Presidenta. Aysa, que da cloacas, agua potable y juega un papel decisivo en el saneamiento de la cuenca del Matanza Riachuelo. El Inta, principal sostén de conocimiento y asistencia a los avances tecnológicos de la producción rural. El Inti, que multiplicó sus recursos y la asistencia a las empresas pequeñas y medianas. Los laboratorios públicos de medicamentos, que hoy ocupan un lugar importantísimo en la elaboración de fármacos con costos que ponen en ridículo los precios que cobran las multinacionales de los laboratorios medicinales. La distribución masiva de notebooks en las escuelas y el crecimiento del presupuesto educativo son una muestra del interés por fortalecer la capacitación de los recursos humanos que ya están demandando las nuevas posiciones laborales. A sólo cuatro años de la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la Argentina pone proa a los grandes de­sa­fí­os de la sociedad del co­no­cimiento.
Pero es preciso tener memoria. En las sucesivas dictaduras en las que la Sociedad Rural formó parte sustantiva del poder político –así como en el menemato– hubo una destrucción deliberada de los avances en la investigación y aplicación de conocimiento. Las multinacionales y sus socios locales quieren un Estado bobo. No quieren que se cobren retenciones aunque no puedan explicar que con ellas la producción agraria crece al mismo ritmo –o más– debido a que la renta extraordinaria de las oleaginosas es realmente extraordinaria. Y no quieren que esas retenciones y otros recursos públicos genuinos vayan a planes de redistribución de la renta ni a políticas sociales inclusivas ni a presupuestos para educación e investigación.

El teléfono identificado. El perverso manejo de la campaña sucia orquestado por el jefe de campaña de Macri, Jaime Durán Barba, puede o no tener efectos en las elecciones del próximo domingo. El silencio cómplice de los grandes medios con Macri es proporcional al descomunal despliegue para desacreditar a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. El gran problema es que la Justicia tiene en sus manos todos los elementos que componen la compleja red tejida por Durán Barba y Asociados destinada a infectar a los votantes porteños con mentiras infamantes. Las técnicas utilizadas por los empleados de Durán Barba para encriptar el origen de las llamadas, según los especialistas en telecomunicaciones, fueron de amateurs. Bastó que Telecom le diera la identificación del carrier norteamericano al juzgado subrogado por Ariel Lijo para que los siete allanamientos realizados brindaran material suficiente como para vincular estrechamente al gobierno de Macri con la campaña sucia. El escudo mediático podrá, quizá, servir para amortiguar el golpe de cara al bollottage, pero no alcanzará para evitar que la causa prosiga y deje al descubierto, una vez más, la concepción farsesca de la política que tiene el PRO. Además, plantea un problema delicado a algunos dirigentes políticos que se apresuraron a darle su apoyo al jefe de Gobierno. Por último –y más allá de las grietas y debilidades de la campaña del Frente para la Victoria y sus aliados en la Ciudad– estas elecciones porteñas, como las de Santa Fe y de Córdoba, son un buen llamado de atención para entender que una fuerza política y social transformadora tiene distritos en los cuales sus representantes constituyen la segunda fuerza electoral o, incluso, deben buscar aliados que los expresen. Sería una pérdida de sentido común –y una muestra de omnipotencia indebida– creer que los procesos electorales condenan al éxito al kirchnerismo. Se trata de disputas de voluntades que, en muchas oportunidades, son una suma de identidad genuina y de recursos publicitarios imaginativos o perversos. La política transformadora y popular suele estar fogueada por la adversidad. Peligroso sería el camino de rosas para quienes pretenden desalojar del poder a los que históricamente sometieron al pueblo. De allí la importancia de entender las historias reales de militancia y de heroísmo popular, generalmente curtidas en la adversidad del poder y muchas veces ante la falta de comprensión y apoyo de muchos ciudadanos. Pero esas historias son las de los imprescindibles, los que no están pendientes del electrómetro para saber que su compromiso con el pueblo es inquebrantable.

24/07/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | 2 comentarios

QUE AMIGUITOS RECLUTA DUHALDE, TODOS MAFIOSOS!!


QUE AMIGUITOS RECLUTA DUHALDE, TODOS MAFIOSOS!!


El día que la CNU mató a un gremialista que molestaba a Calabró

En la segunda nota de la investigación sobre el accionar de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), Miradas al Sur revela cómo la banda parapolicial ultraderechista asesinó al dirigente sindical del hipódromo platense Carlos Antonio Domínguez, enfrentado al gobernador bonaerense Victorio Calabró. La orden de matarlo la dio Alberto El Negro Bujía, QUIEN AÑOS DESPUÉS SERÍA SECRETARIO PRIVADO DE EDUARDO DUHALDE, CUANDO FUE VICEPRESIDENTE DE CARLOS MENEM.

MIRADAS AL SUR

21/06/2011 Posted by | Uncategorized | , , , | Deja un comentario