America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

La empresa que vincula a Duhalde con Geronimo Venegas, en la mira judicial


Investigación de tiempo argentino


Publicado el 12 de Febrero de 2011

Por Carlos Romero
Bungard SA realiza la auditoría médica de OSPERA, la obra social de UATRE. En Comodoro Py admitieron que se la está investigando en la causa. Es parte de las firmas que el sindicalista armó para tercerizar servicios para los afiliados.

En poco tiempo, el sindicalista Gerónimo Venegas podría pasar de ser uno de los principales aliados de Eduardo Duhalde en sus aspiraciones electorales, a convertirse en una “mochila de plomo” para el proyecto político del ex intendente de Lomas de Zamora. Y ya no sólo por las escandalosas denuncias de “trabajo esclavo” que vienen salpicando al “Momo” Venegas, quien hace más de una década está al frente de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE). La reciente detención del sindicalista en la causa por la llamada “mafia de los medicamentos” amenaza con dejar en evidencia la serie de vínculos societarios que permiten unir a OSPRERA, la obra social de la UATRE investigada por la justicia, con Duhalde.
La clave de este entramado es la compañía Bungard SA, cuyo nombre figura en el expediente que tiene entre sus manos el juez federal Norberto Oyarbide. En textuales palabras de las fuentes judiciales consultadas por Tiempo Argentino, “esta empresa no sólo figura en la causa, sino que está siendo investigada”.
La importancia de Bungard radica en que es la sociedad anónima encargada de realizar las auditorías médicas en OSPRERA, tanto en lo que respecta a la entrega de productos medicinales como a la autorización de prestaciones para los pacientes. Quienes conocen el funcionamiento interno de la obra social de la UATRE aseguran que en ese rubro el poder de decisión de Bungard es absoluto.
Fundada en febrero de 1998 y con oficinas en el segundo piso de Tucumán 423, Bungard es parte del universo de empresas que Venegas fue disponiendo en torno al funcionamiento de su gremio, con el fin de tercerizar servicios para los afiliados.
En enero pasado, la asamblea general de Bungard ratificó en los puestos de presidente y director suplente a Miriam Ethel García y Miguel Ángel Muro, respectivamente. Ambos ejecutivos habían sido designados en esos cargos allá por abril de 2008. En el caso de García, seguir sus actividades en otras empresas permite ver el sistema de relaciones que Venegas dispuso para manejar las operaciones surgidas alrededor de la UATRE. De igual manera, en esas sociedades comienza el puente que conduce hasta Eduardo Duhalde.
Además de dirigir la firma que audita a la obra social de los trabajadores rurales, García es socia de Elba Araceli de Robles, la presidenta de Gregard SA. Esta compañía no sólo comparte con Bungard el hecho de que sus nombres suenan parecidos, sino que también fue contratada por el Momo.
Gregard se ocupa de realizar tareas de fiscalización e inspección, entre ellas, de las condiciones en que las agropecuarias contratan a los empleados rurales en el campo argentino. Esta función le fue delegada por los directores del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), un ente autárquico no estatal que hoy preside Venegas y donde su sindicato comparte la conducción con las mismas cuatros patronales chacareras reunidas en la Mesa de Enlace.
En 2001, las presidentas de Bungard y de Gregard crearon dos sociedades anónimas. La primera de ellas, Romitel SA, para desempeñarse en una amplia franja de actividades, desde negocios de tipo inmobiliario hasta el cultivo de soja, la cría de animales e incursiones en el rubro textil. La segunda de sus operaciones conjuntas fue Vieja Granja SA, dedicada principalmente a la apicultura y a la elaboración de productos a base de miel. Vieja Granja concentra sus actividades en la localidad bonaerense de Necochea, el “pago chico” de Venegas, donde el líder de la UATRE comenzó a transitar el camino que lo llevaría de ser un estibador portuario a ganar la conducción del gremio de los peones rurales y consolidarse en el tiempo.
Para completar el cuadro de relaciones cruzadas, de Vieja Granja es director Matías Ciccimarra, ladero de De Robles en otros emprendimientos y uno de los socios fundadores de Trivio SA, otra de las firmas en que Venegas y la Mesa de Enlace delegaron funciones en el marco del RENATRE. Trivio brinda servicios de asesoría administrativa y, en lo puntual, se ocupa de aplicar y cobrar las ocasionales multas que pueda disponer Gregard.
Pero las coincidencias de nombres y sociedades compartidas no se agotan aquí. De hecho, se vuelven más interesantes, sobre todo con las revelaciones que aporta la detención del Momo en la causa por “la mafia de los medicamentos”.
Sucede que así como De Robles es socia de quien dirige la empresa que el juez Oyarbide investiga en ese expediente, también estuvo vinculado al propio Eduardo Duhalde y de su esposa, Hilda Beatriz González, más conocida como “Chiche”.
En 2007, De Robles y quien la acompaña en el directorio de Gregard, Leonardo Lavanda, asumieron la conducción de Finca Las Casuarinas SA. Lo hicieron para remplazar en esos cargos al matrimonio Duhalde, que los había ocupado desde julio de 2004.
Nacida en 1999, Finca Las Casuarinas fue la sociedad a través de la cual los Duhalde administraron la quinta de igual nombre que se encuentra ubicada en la localidad de San Vicente.
Además de ser uno de los bunkers políticos elegidos por el jefe del PJ disidente, la estancia también fue un lugar de esparcimiento para él y su familia. En 2005, el predio fue el escenario donde tuvo lugar la fiesta de casamiento de la hija menor de Duhalde.
Actualmente, como muestra del entendimiento entre Venegas y su padrino político de toda la vida, los mismos directivos de Finca Las Casuarinas continúan al frente de Gregard. Allí cumplen aquellas supuestas funciones de fiscalización, a pesar de que las estadísticas oficiales señalan que el 75% de los empleados del campo son víctimas del trabajo ilegal.
En cuanto al plano de lo judicial, sólo el proceso que lleva adelante el juez Oyarbide y su equipo determinará si esta “novela” de relaciones societarias que, en parte, hoy le quita el sueño a Venegas, también puede preocupar a Duhalde. <

Tiempo Argentino

12/02/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | 2 comentarios

El conflicto agropecuario – Otra vez el campo pone en marcha las herramientas discursivas de 2008


L A ELITE DEL CAMPO (LLAMEMOS LAS COSAS POR SU NOMBRE) , NO ES EL “CAMPO” SON LOS PATRONES RURALES, TRATAN DE SEGUIR OPERANDO PARA DESPRESTIGIAR A  CRISTINA  QUE TIENE UNA ACEPTACIÓN DEL 60% EN TODO EL PAÍS, Y ASI AYUDAR AL MULTIMEDIO CLARIN Y A  LA NACION, JUNTO A SUS EMPLEADOS DE LA OPOSICIÓN POLÍTICA (MACRI, DUHALDE, ALFONSIN, PINO, STOLBIZER, ETC, ETC) , CON MIRAS A LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES. NO ESTAMOS EN MARZO DEL 2008, CUANDO A TRAVÉS DE ESOS  MEDIOS  ENGAÑARON A LA SOCIEDAD HABLANDO DEL CAMPO….EL PUEBLO ARGENTINO SABE BIEN QUIEN LES MIENTE…!!!

Marianike

Publicado el 18 de Enero de 2011


Los diarios Clarín y La Nación intentan equiparar el cese por una semana en la comercialización de granos con el conflicto por las retenciones móviles de hace más de dos años atrás, y buscan cuestionar “la política oficial”.

Comenzó la protesta encabezada por la Sociedad Rural al frente de la Mesa de Enlace y los medios hegemónicos vuelven a recurrir a herramientas discursivas ya utilizadas en conflictos anteriores entre el gobierno y parte del sector agropecuario.
Así, se cambian términos para reforzar el conflicto: la protesta o medida de fuerza pasa a denominarse “paro del campo”. Otra vez, la Mesa de Enlace y su principal entidad conductora, la Sociedad Rural, pasan a ser “el campo”.
Además, para estos medios,  estas entidades ya no cuestionan una medida puntual del gobierno, referida a la comercialización de granos, que incide en su precio.  Se intenta instalar un cuestionamiento al gobierno en sí mismo.
Clarín coloca en tapa la noticia, dándole máxima importancia su agenda. “El paro seguirá hasta el domingo. El campo retomó su protesta contra la política oficial.” El uso del verbo “retomó” tampoco es casual. Trata de indicar una continuidad, en este caso con el conflicto por las retenciones de 2008.
En página 3 varían levemente el título: “Paro del campo. Arrancó una nueva protesta del campo contra la política oficial.” Aquí trata de indicar que esta medida sería el resultado de la sumatoria de protestas anteriores. Ya en el cuerpo de la nota, repite: “La decisión de la Mesa de Enlace no es ajena al contexto político, al inicio de un año de elecciones presidenciales. Se trata de las mismas cuatro entidades que desafiaron la política de Cristina Fernández en sus primeros meses de su presidencia, con la prolongada protesta contra la resolución 125 entre marzo y julio de 2008.”
En página 4, Clarín despotrica contra el precio del pan en la Argentina y lo compara con el valor que tiene en Brasil. Además, intenta mostrar un cerrado respaldo desde la oposición. “Coincidencias. Respaldo al campo desde toda la oposición.” El diario de Noble y Magnetto publica un cuadro con declaraciones de Hermes Binner, Francisco de Narváez y un comunicado de la UCR, los cuales serían “todo” el arco opositor para ellos.
La Nación, en su suplemento Economía y Negocios, elige entrevistar precisamente a tres productores que participaron del conflicto de 2008. Además, no se les tomó nuevas imágenes a los entrevistados: la fotografía de los tres productores, marcan en el epígrafe, es de ese año, cuando estuvieron en pleno paro. “La protesta nos parece justa”, titula. Más adelante, un testimonio desecha las posibles respuestas oficiales: “A mí me interesa que me paguen lo que corresponde, no los créditos”, habría dicho un productor citado  en la página 2, según el diario de Mitre.
Página/12 titula en tapa “Otra vez soja”, vinculando también el trigo, causa de la protesta actual, con la soja, principal motivo del conflicto en 2008. Los mismos sectores que están detrás de la soja, dice Página, también se agazapan tras el trigo.
En página 5, en los temas de debate, Tomás Lukin reunió dos notas de opinión con respecto a la política agropecuaria y a la rentabilidad rural. “Una época de oro para el campo. Las quejas de la dirigencia rural por la intervención estatal no alcanzan a disimular las extraordinarias ganancias que logró el sector. Primero por el dólar competitivo y luego por el impulso adicional de la suba de precios.”
BAE también dedica su título principal en tapa al tema, minimiza la medida como “simbólica” y destaca que no tendrá impacto en el abastecimiento interno. En página 2 también menciona los reflejos gubernamentales respecto a la situación: “Comienza el paro agropecuario y el Gobierno sale a controlar a las exportadoras y molineros.”

La Prensa le otorga un cuadro en tapa, y también remarca en página 3 que la medida no producirá desabastecimiento. “Campo: comenzó el paro y dicen que no habrá desabastecimiento. El cese de comercialización de cereales y oleaginosas, que se extenderá hasta el próximo domingo, no va a afectar en absoluto al público.”

Ámbito Financiero, además de mencionar las “lluvias que ayudan a la soja”, elige titular en página11 con una afirmación gubernamental que tiende a restar gravedad e impacto a la medida de la Mesa de Enlace: “Gobierno dice que el paro del campo será inocuo. Y descata una frase del ministro de Agricultura, Julián Domínguez: “Hay un grupo minoritario que, por apego a dogmas ideológicos, atenta contra sus propios intereses.” <

Tiempo Argentino

18/01/2011 Posted by | Agricultura yGanadería, Como Registrarse., Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Un modelo de país que contrasta con el que estamos construyendo


 

Publicado el 6 de Enero de 2011

Por Daniel Mojica

Hay hechos que ponen en evidencia lo que, a veces, las palabras de ciertos dirigentes no nombran, los titulares de ciertos diarios ocultan o tergiversan. Circunstancias que son manipuladas por los comunicadores del sistema de poder. Que clarifican el modelo de país que anhelan aquellos que no se animan a ponerlo en palabras. Porque, como bien lo manifestara quien ha leído todos los libros de Sócrates, “si decía lo que iba a hacer no me votaba nadie”. El modelo de país que proponen las corporaciones, sin enunciarlo, por la simple prepotencia del hecho consumado tiene las características que van saliendo a la luz: trabajo esclavo (en diferentes rubros), evasión impositiva; degradación de los servicios públicos privatizados (Edesur), tercerización en otros rubros, con la consiguiente degradación del trabajador y de las condiciones laborales. Para sostener semejante modelo es imprescindible: 1) la represión de la protesta social, (que nos lleva de manera irremediable a un pasado que los juicios a los genocidas, aunque de manera lenta, van camino a reparar, 2) el acompañamiento mediático de quienes comparten ese modelo de país y que han sido cómplices y socios del genocidio, 3) la complicidad de la dirigencia sindical que siempre ha acompañado las políticas en contra de los trabajadores y que se ha acomodado a las diferentes dictaduras (hoy, casi todos ellos enrolados en la CGT azul y blanca que conduce José Luis Barrionuevo). La prueba piloto la están llevando a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un jefe de gobierno que no pasaría un simple análisis preocupacional para un puesto de mediana responsabilidad. ¿Acaso alguien piensa que es casualidad la deferencia con que es tratado por los “periodistas cautivos” de los medios hegemónicos? ¿A qué otro dirigente político en funciones de gobierno que fuera sospechado de tantos ilícitos, y estando procesado por alguno de ellos, lo tratan tan bien desde los diferentes estamentos del sistema de poder? Hay un elemento más a considerar y que siembra confusión en algunas franjas juveniles, cuya natural rebeldía es canalizada para servir a los fines del mismo sistema de poder que enuncian combatir. Es el rol de cierta izquierda que se pregona como obrera o trabajadora, pero que acciona claramente en contra de la gran mayoría de obreros y trabajadores que, como se demuestra en cada acto realizado por las centrales que los representan, apoyan de manera clara y contundente el proyecto nacional y popular iniciado en mayo de 2003 y que hoy conduce Cristina Fernández de Kirchner. Vivimos un tiempo maravilloso, porque las máscaras que ocultaban estas realidades que los hechos nombrados ponen de manifiesto, hacen que podamos ver los verdaderos rostros de quienes se oponen al proyecto de país que estamos construyendo, donde la soberanía política, la independencia económica, la justicia social y la integración latinoamericana son cada vez más realidad y menos sueño. Este tiempo, que es la antesala del futuro que pretendemos, tenemos que defenderlo. De quienes pretenden arrasar todas y cada una de las conquistas conseguidas por el conjunto desde mayo de 2003 a la fecha. Esos personajes tienen nombre y apellido, y tienen en común que responden a la conducción de Héctor Magnetto. Son: Eduardo Duhalde, Mauricio Macri, Elisa Carrió, Patricia Bullrich, Gerardo Morales, Ernesto Sanz, Julio Cobos, Ricardo Alfonsín, Francisco De Narváez, Pino Solanas, y la dirigencia de esa “izquierda extraviada” sin remedio (PO, MST, y otros sellos similares, que son funcionales de manera conciente o no). En 2011, está visto, el sistema de poder no se va a quedar quieto ante la posibilidad de que el proyecto nacional y popular que encarna el actual gobierno sea plebiscitado mayoritariamente en octubre. Por eso las operaciones desestabilizadoras se irán sucediendo. Tengamos claro no caer en las provocaciones. Mantengamos el estado de alerta y movilicemos sólo cuando la conducción lo requiera.

TIEMPO ARGENTINO

06/01/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El medio es el mensaje – Eduardo Anguita


 

eanguita@miradasalsur.com

El nombramiento de Garré en Seguridad fue una muestra de la iniciativa tomada por la Presidenta. (TELAM)

     

Los desmanes provocados por grupos perfectamente organizados quedan como un emergente del intento de cambiar el rumbo de la Argentina. La patota sindical que mató a Mariano Ferreyra fue un alerta de que hay grupos de poder de la derecha dispuestos a cualquier cosa. Por suerte, la Justicia actuó. Más grave fue lo del Parque Indoamericano, porque allí manos traviesas lograron que algunos jefes de la Policía Federal asumieran el trabajo sucio de tirotear a personas desarmadas y cobrarse dos vidas. La Presidenta fue, en este caso, la que tomó la iniciativa y creó un área de Seguridad, poniendo a Nilda Garré al frente de un ministerio difícil de manejar.
El desafío de observar y controlar a estos grupos será un tema de principal interés en este año electoral. Pueden hacer daño, pueden asustar e, incluso, pueden mantener ciertas adhesiones sociales. No hay que perderlos de vista: el matonaje y los crímenes de bandas con anclaje en la política van asociados al discurso de la mano dura. Y ese discurso tiene muchos adeptos. La mayoría de los medios masivos –incluidos algunos como C5N que cuentan con simpatías en el oficialismo– intoxican televidentes. Distorsionan, recortan la realidad, repiten imágenes de violencia. Pero lo grave no es que ellos lo hagan sino que una buena parte de la sociedad reclame y demande esa ideología facha.
La derecha se quedó, a fin de año, sin candidatos para disputarle a Cristina Kirchner las elecciones de octubre. Les queda recurrir al daño. Quieren sostener una base social que añore el discurso autoritario como un horrible espejo de reconocimiento social. En vez de la sociedad de derechos –que efectivamente permite mejorar posiciones en una sociedad capitalista–, el discurso violento y autoritario crea un espejismo muy eficaz. Funciona, simplificadamente, así: el desprecio al bolita o al villero es porque se supone estar un escalón arriba y, entonces, situarse del lado del más fuerte. Además, descargar la alienación sobre ese tipo que llegó de un país pobre, hace que uno se sienta potente.
No alcanza con una ley de medios ni con un Ministerio de Seguridad. Es imposible conjurar esto sobre la base de medidas. Se trata de un hecho cultural profundo. Esa ideología facha, más irracional que consciente, aparece en la superficie cuando algunos poderosos sienten que pierden terreno.
Este fin de año tuvo, para algunos de esos sectores, muy malas noticias. Por eso traman pequeñas conspiraciones y alimentan violencia montada sobre operaciones artificiales que nada tienen que ver con los problemas sociales que, por supuesto, existen en una Argentina que tiene profundas inequidades. Se sienten incómodos muchos genocidas porque la Justicia dio pasos firmes. Se sienten solos personajes como Eduardo Duhalde, que ocupa un lugar marginal en el juego del poder político legal. Se siente jaqueado Héctor Magnetto, que ya no tiene ni medidas cautelares que le den alguna pobre cobertura judicial a las flagrantes ilegalidades de Cablevisión y Fibertel, entre otras cosas. Pero, por detrás de estas figuras más visibles, hay una trama delicada de grandes intereses empresariales y corporativos que siempre alientan la mano dura como un reaseguro de sus privilegios económicos o de grupo. A veces, desde el periodismo, se pueden desnudar algunas maniobras fraudulentas de las grandes cerealeras. Sin embargo, por más que hasta la Afip o la Oncaa den muestras de la inmoralidad de sus maniobras, difícilmente los ejecutivos de esas empresas terminen en la cárcel. Lo mismo pasa con las zonas grises de delitos como la trata de personas o el narcotráfico. Se pueden publicar algunos artículos que muestren vínculos entre jefes de fuerzas policiales y grupos del crimen organizado, pero tampoco la Justicia llega hasta el caracú con esas bandas.
La denuncia periodística tiene una eficacia notable, al menos para ciertos sectores de la sociedad, entre los que se encuentran los funcionarios públicos. Incluidos algunos de la Justicia. De todos modos, también hay que reconocerlo, quienes pueden publicar saben o suponen los límites que tienen. Las empresas de medios no son ajenas a los juegos de poder. Por un lado su negocio es hacer público mucho de lo que pasa. Por el otro, son parte importante de los juegos de intereses y callan cosas. No existe la empresa de comunicación como un hecho ajeno al juego de poder. Es un emergente de ese juego y, al mismo tiempo, un jugador importante. El viernes pasado se cumplieron 30 años de la muerte de Marshall McLuhan, un pensador clave para los que se formaron en la comunicación social. No era comunicólogo. Era estudioso de la literatura clásica inglesa. Sabía mucho más de William Shakespeare que del mundillo de la televisión. Quizá por eso pudo tener la distancia para entender que la era del hombre tipográfico llegaba a su fin. McLuhan advirtió que vivíamos una transformación profunda en el modo de percibir y conceptualizar la información. La aldea global es, en su visión, mucho más que una anticipación de la globalización. Advierte sobre el rol de la imagen en la cultura humana. La imprenta forjó –por apenas cinco siglos– un humano lector racional. Los medios basados en la imagen recuperan al hombre tribal, el que por decenas de siglos interpretaba el mundo y tomaba decisiones a través de códigos visuales y sonoros exentos de la lógica cartesiana y la escritura alfabética.
“El medio es el mensaje” es una frase de McLuhan que se repite a menudo. La comunicación humana es mucho más que los medios. Los medios son mucho más que las empresas comerciales de info-entretenimiento. Esta etapa de la Argentina mostró cuánto más pesa la identidad histórica que las tapas de los diarios o los zócalos de los noticieros. Millones de personas salieron a las calles en las fiestas del Bicentenario. Se está construyendo algo profundo donde juegan un rol decisivo la educación, el arte y el debate público. Pero, a no engañarse, lo más valioso es que el decir va de la mano con el cambiar estructuras de injusticia. Profundas estructuras de inequidad. Y estos años interesantes vale la pena vivirlos y disfrutarlos para poder avanzar en esa dirección. Aunque pongan trabas. Aunque tiren tiros. Los cambios son para sociedades valientes. De eso se trata este 2011.

Miradas al Sur

02/01/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Prensa canalla – La Nación y “el acercamiento entre Duhalde y Macri”


Los monopolios mediáticos están empeñados en instalar la idea de “caos” como característica de la realidad argentina actual. Por eso buscan “salvadores” y, para La Nación, nada mejor que un “acercamiento” entre Mauricio Macri y Eduardo Duhalde…

Especialmente desde la toma del Parque Indoamericano por parte de cientos de familias sin techo y el posterior ataque armado –en los dos sentidos de la palabra-, los medios monopólicos se han empeñado en instalar el “caos” como eje sobre el cual giran la sociedad y la política argentinas.

Clarín de hoy vuelve a titular: “Fuertes choques de vecinos y policías en Villa Lugano”. La Nación, por su parte, viene con una columna de Carlos Pagni, titulada “La dolorosa lección del parque”, en el que abona aquella peregrina “teoría” (la del caos) y se alboroza por el remedo de Unión Democrática que alumbraría la firma de un documento conjunto entre algunos sectores partidarios.

Primeras líneas de Pagni: “La Argentina está realizando en estos días su pequeña contribución a la teoría del caos. El gobierno nacional cree que detrás de la ocupación de espacios baldíos están el macrismo y, más allá, ‘el padrino’, Eduardo Duhalde. En el gobierno porteño sospechan que, como los voceros de los intrusos se identifican con los Kirchner, las operaciones son una maquinación de la Casa Rosada. La Presidenta supone que la Policía Federal está complicada en una maniobra de desestabilización, provocando muertes deliberadas. Por lo tanto, la retira de la escena y la interviene. Los policías presienten que, en el caso de un eventual malentendido, no podrán esperar de sus superiores ningún respaldo. La muerte del militante trotskista Mariano Ferreyra y los asesinatos y disturbios del parque Indoamericano vinieron a confirmar que cada bala que se dispara hoy en el país parece tener un responsable asignado de antemano. Cada actor, cada facción, se prepara para que el otro le tienda una trampa, le tire un muerto. Y actúa, por lo tanto, en consecuencia”.

Quien, ajeno a la realidad concreta y diaria de la Argentina, lea este primer y largo párrafo, podrá colegir que se trata, en realidad, de un país africano inmerso en una guerra civil… Y de eso se trata: Pagni sólo es el vocero de La Nación –y Clarín–, cuya política ha virado a instalar entre la población o entre sus lectores, como sea, la idea de que el país está inmerso en un verdadero caos social y político.

¿La salida? “En este contexto, el viernes se produjo un episodio inesperado –nos anoticia el escriba–. Un grupo bastante amplio de políticos consiguió salir por un día de la torre de Babel a fin de elaborar un ‘Acuerdo de Gobernabilidad y Políticas Públicas’ que trasciendan los períodos presidenciales. Entre los participantes están varios de los aspirantes a suceder a Cristina Kirchner en 2011: los radicales Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz; el líder de Pro, Mauricio Macri, y los peronistas disidentes Felipe Solá y Eduardo Duhalde. Es cierto que Elisa Carrió no participó, pero sí estuvo María Eugenia Estenssoro, que es senadora por la Coalición Cívica. Entre los firmantes estuvieron Rodolfo Terragno, Francisco Cabrera, Carlos Brown, Oscar Aguad, Hermes Binner, Eugenio Burzaco, Gabriela Michetti, Margarita Stolbizer, Jaime Linares, Daniel Katz, Ramón Puerta, Eduardo Amadeo, Gerardo Morales, Ricardo Gil Lavedra, entre otros. No hubo, es curioso, ningún representante de Francisco de Narváez”.

Muchos, pero muchos –sino la mayoría– de los que provocaron aquel verdadero estallido de convulsión social –esto es: verdadero casos– de principios de siglo firman ahora un “acuerdo de gobernabilidad” que, para La Nación, es un hecho “inesperado” que salvaría al país… Vaya paradoja.

Para más datos, Pagni nos anoticia quién promovieron el encuentro: “La reunión del viernes fue promovida, sobre todo, por Cabrera -ministro de Desarrollo Económico porteño- y por Brown -responsable del Movimiento Productivo Argentino, del duhaldismo-“, lo que para el autor de la columna significa algo positivo hacia 2011: “el acercamiento entre Duhalde y Macri…”

¿Algo más que agregar?

Diario Registrado

21/12/2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

“En las tomas hubo infiltrados que responden a la derecha” –



Más allá de algunos buenos vecinos que reclamaban por un justo derecho como es el derecho a la vivienda, hubo algunos delincuentes, algunos infiltrados, que responden a una estrategia de quienes pretenden constituirse en los candidatos de la derecha, como es el caso del doctor Duhalde”, señaló el funcionario.

En ese sentido, advirtió que “pretenden generar una situación de caos e inestabilidad para aparecer ellos como los garantes de la paz y el orden social acompañados, por supuesto, por los grupos económicos concentrados y mediáticos que gobernaron durante muchos años sin rostro y sin voto y ahora ven que este modelo se consolida y que ellos son los grandes perdedores”.

En un reportaje concedido al matutino Página/12, el titular de la cartera política insistió en que las fuerzas de seguridad “no deben participar” en la represión del conflicto social como reclama el gobierno porteño, y que las soluciones sólo llegan con “paciencia, responsabilidad y serenidad”.

Además, afirmó que “no hubo ninguna marcha atrás” del Gobierno, en respuesta a hipotéticas concesiones para el levantamiento de la protesta en el Parque Indoamericano, del barrio de Villa Soldati.

“La Presidenta había planteado que este conflicto se resolvía con paciencia, con responsabilidad y con serenidad. Nosotros teníamos una posición diferente del gobierno porteño, no creemos que el conflicto social se resuelva con violencia y con la actuación de las fuerzas de seguridad”, reafirmó.

En esa línea, destacó que “los resultados son inversamente proporcionales cuando se actúa reprimiendo. Planteábamos que había que establecer un espacio de diálogo con los que habían tomado el Parque Indoamericano y los hechos nos dieron la razón”.

Ante una consulta, el funcionario aclaró que para el Gobierno nacional “la usurpación es un delito. (El jefe de Gabinete) Aníbal Fernández no dijo que no lo fuera. Lo que explicó es que en ese momento no estaba tipificado como delito por el juez que estaba actuando. Estamos frente a un conflicto de características sociales y creo que hemos sido suficientemente inteligentes para poder resolverlo en forma amigable, como corresponde”, añadió.

Sobre las últimas declaraciones del ex presidente Duhalde y sus insistentes críticas hacia el Gobierno nacional, Randazzo afirmó: “Lo que no entiende Duhalde es que estamos en una Argentina distinta. Es un país que ha cambiado absolutamente su fisonomía a partir de un proyecto político nacional que tiene un modelo económico, social, cultural, que días atrás fue rescatado incluso por la Cepal, que es un organismo de la ONU, que destacó la baja de la pobreza, de la indigencia y la recuperación del trabajo”.

En ese marco, el ministro del Interior advirtió que “algunos no comprenden que el país cambió, no hay más ese sustrato social que existía antes en una Argentina injusta”.

En tanto, sobre las denuncias por la presencia de “delincuentes e infiltrados” en las tomas de tierras, informó que “hay una investigación que ha iniciado el fiscal Carlos Stornelli”.

“Nosotros queremos que se siga hasta las últimas consecuencias y que se investigue quiénes han sido los instigadores de generar este proceso de inestabilidad que –oh casualidad ocurre justo en la celebración del tercer año de gestión del gobierno de Cristina Kirchner y de la conmemoración de un día trascendente, como lo es para nosotros la política de derechos humanos”, advirtió.

Diario Registrado

20/12/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Basta de operaciones políticas!!!!!


17/12/2010 Posted by | General, Reflexiones, Uncategorized | , , | Deja un comentario

DESPUES DE KIRCHNER, LA IMPLOSION DEL GRUPO AHHH…


 

La hipnosis terminó

La muerte de Kirchner no creó un vacío de poder en el Gobierno sino en el Grupo Ahhh…. Las boutades de Carrió y Reutemann, en sendas pausas del spa y el campo, dejaron castañeteando los dientes a sus respectivas coaliciones. Sin fuerza, cohesión ni proyecto enfrentan a un gobierno coherente, fortalecido por el reconocimiento popular a su líder muerto y la adhesión a su continuadora, por temor a cualquier cambio de rumbo.

Imagen: Télam y DyN.

Por Horacio Verbitsky

Las boutades de Reutemann y Carrió, en sendas pausas del campo y el spa, dejaron castañeteando los dientes a sus respectivas coaliciones.

La imponente eclosión afectiva producida en cuanto se supo que había muerto Néstor Kirchner actuó como el chasquido que despierta a un hipnotizado. La bruma de imágenes inducidas por sugestión se disipa y la realidad recupera su nítida primacía. La espuma de los días y la trivialidad del debate mediático, detrás del cual eran visibles los intereses, habían tendido un velo deformante, que desapareció en un minuto. Clarín ni siquiera tuvo tiempo de levantar el aviso transparente de un hipermercado que estaba en su portada on line y que durante varios minutos proyectó una salva de fuegos de artificio sobre la noticia de la muerte de Kirchner, como involuntaria celebración. La ruta de la emoción recondujo a la racionalidad perdida.

Un hombre ordinario

Unos minutos más tardó en instalarse la respuesta al nuevo escenario: como el primer día del gobierno de Kirchner en 2003, igual que al asumir Cristina en 2007 o como al conocerse los resultados del escrutinio de 2009, la condición pregonada para la gobernabilidad fue el consenso y la concertación con los intereses corporativos. Esta insistencia en torcer la voluntad del gobierno por medios insidiosos, es una muestra de impotencia de quienes no pueden imponer sin amenazas su propia agenda, por falta de fuerza, de cohesión y de proyecto. Kirchner tuvo la sagacidad de persistir en el rumbo trazado sin amilanarse por riesgos ni contratiempos. Esa obstinación en perseguir un objetivo claro por encima de las contradicciones inevitables de la acción política, la sencillez del discurso que repitió sin variar durante años y su coherencia con la práctica es lo que el país reconoció con demostraciones de amor y gratitud como no se recuerdan en muchas décadas, por parte de la multitud más diversa de la historia, donde los sindicatos obreros coincidieron con las minorías sexuales. Sólo la ceguera irremediable de quien no quiere ver puede confundir con necrofilia este diálogo profundo de una sociedad en mutación con el liderazgo que le permitió emerger. A los pocos días, comenzó una desaforada idealización. ¿Quién podrá llenar el vacío que deja tan enorme figura?, es el solapado subtexto que, una vez más, apunta a menoscabar a Cristina, reciclando la ficción de que él era el único poder real. El mejor ejemplo está en el título de la crónica del diario Washington Post, “Transición sudamericana: las dos mujeres que liderarán el futuro de Brasil y Argentina”. A ambas les vaticina “una transición difícil”, como si CFK recién se hiciera cargo de la presidencia, al mismo tiempo que la electa Dilma Rousseff. Kirchner sólo fue un hombre ordinario que, puesto en una situación extraordinaria, estuvo a la altura del desafío. No más, pero tampoco menos. Lo mismo vale para su esposa. Eso es lo que el pueblo celebró en Buenos Aires y Santa Cruz, con tristísima satisfacción.

¿Por qué cambiar?

Fueron una pareja sentimental y política, que compartió vida y proyecto. Y al pueblo jamás le fue mejor en décadas. La economía crece por encima del 9%; la relación deuda/PIB se redujo diez veces y es la menor desde el empréstito Baring de 1826; las reservas son las más elevadas de la historia; las relaciones con los países vecinos son estrechas y cooperativas, con Estados Unidos y Europa, cordiales y respetuosas pero en un pie de igualdad. Los jefes de la dictadura criminal están presos y son juzgados. La justicia funciona con independencia del gobierno, aunque no siempre de los poderes fácticos. La producción y las exportaciones agrícolas y de automóviles serán este año las mayores de la historia. El consumo crece a pesar de la elevada inflación, los salarios formales superan el IPC, la Asignación Universal por Hijo compensa la diferencia para los precarios, el desempleo cayó a 7,6% y sigue bajando. Los obreros de la multinacional francesa Renault, que presentó un nuevo auto, con 40% de piezas argentinas, aclamaron a la presidente. Son tan jóvenes como quienes colmaron la Plaza de Mayo y las calles porteñas para despedir a Kirchner. ¿Por qué debería cambiar Cristina una política que goza de tanta adhesión? Si ella se lo propusiera, hoy sería reelecta en primera vuelta, por mayor diferencia que en 2007, cuando dobló a la segunda fuerza.

La famosa crispación

Kirchner no está y CFK pasó los últimos días en la cumbre del G-20. Si el relato predominante fuera cierto, esto debería reflejarse en un clima de serenidad y concordia. Por el contrario, todas las contradicciones del Grupo Ahhh… asomaron como fracturas expuestas. Los efectos más deletéreos afectaron al Peronismo opositor, la Coalición Cívica Libertadora, el radicalismo, el socialismo y el PRO, donde se produjo una verdadera implosión. Una semana antes del 27 de octubre, José Scioli pedía proyectos y ofrecía cargos en el futuro gabinete presidencial de su hermano. Su trabajo junto a Francisco de Narváez no obedecía a que se hubiera distanciado del gobernador bonaerense, como acordaron simular: Daniel Scioli aspiraría a la presidencia y De Narváez lo acompañaría como candidato en la principal provincia del país. En el último diálogo con Scioli, Kirchner cortó camino y lo invitó a que compitiera con él en las primarias justicialistas. “Si me ganás yo te apoyo”, le dijo. Scioli protestó lealtad pero siguió con su plan de congregar al kirchnerismo y al peronismo disidente, sin confrontar con nadie. El espacio político para esa fantasía se le ha hecho minúsculo y no le queda mejor alternativa que la reelección en Buenos Aires. Pero esto ha desacomodado al Peronismo opositor. Como también desapareció en acción el vicepresidente Julio Cobos (beneficiario del mayor hit musical del año), De Narváez ha renovado los contactos con el senador Carlos Reutemann, quien pegó un portazo en las narices del ex senador Eduardo Duhalde y sus acólitos, quienes pretendían seguir como si nada hubiera sucedido. Reutemann estaba negociando con Kirchner un acuerdo para impedir que en Santa Fe volviera a imponerse el Pacto Radical-Socialista. Implicaba la elección en primarias justicialistas entre el diputado kirchnerista Agustín Rossi y el entenado reutemista Jorge Obeid. Para Kirchner, y para Cristina ahora, la condición era que el senador sojero apoyara la candidatura presidencial del FpV. La votación por el presupuesto fue una prueba ácida para esa amalgama: Rossi solicitó que los seis diputados nacionales que responden a Reutemann y Obeid votaran el proyecto oficial, a lo que se negaron. La confluencia de julio sólo es posible dentro de un acuerdo para octubre. De otro modo, sólo resolvería los problemas de Reutemann, lo cual no constituye una prioridad en Olivos. Otro tanto vale para Córdoba, donde siguen bien encaminadas las conversaciones con el ex gobernador José De la Sota, menos remilgado que Reutemann. En la Capital, los contactos se habían entablado con colaboradores de los más próximos a Pino Solanas. En combinación con CFK, Pino hasta podría ganar la jefatura municipal. El problema es que esto lo obligaría a despedirse de su regalada existencia, y además dispersaría su tropa, una sumatoria de microemprendimientos como los de Claudio Lozano, Humberto Tumini y Miguel Bonasso, siempre asidos de algún faldón nacional para no caerse del mapa. También se movieron las placas tectónicas en las cámaras patronales agropecuarias, cuya Mesa de Enlace pasó al olvido, dada la avidez de Eduardo Buzzi por reubicarse en la nueva situación. Hasta hace poco pretendía llegar a la gobernación de Santa Fe por el duhaldismo. Hoy pugna por la mera subsistencia, desprestigiado en todos los ambientes que supo frecuentar, y sólo anhela que le tiren un cable desde la nave oficial. ¡Hasta fue mencionado por Clarín, que no perdona, entre los operadores del FpV para la aprobación del presupuesto!

La implosión

El mayor escándalo lo produjo la jefa de la Coalición Cívica Libertadora, con su denuncia de un nuevo Pacto de Olivos. Los radicales nunca habían abjurado de la reforma constitucional de 1994, negociada entre su líder Raúl Alfonsín y el entonces presidente Carlos Menem. Sin embargo, a la sola mención de Elisa Carrió saltaron como si se tratara del peor insulto. Es cierto que estaban sensibilizados por la propia fractura que los partió al medio en la disputa por la presidencia del bloque, que ahora se repite en el Senado. También cruje la bancada macrista que, como animal de dos cabezas, se intercambia acusaciones cara a cara. Más sosegada fue la respuesta oficial ante el otro exabrupto de Carrió, acerca de una presunta “Banelco de Cristina”. Aníbal Fernández recurrió al mecanismo psicológico de la proyección y Rossi dijo que el escándalo de una denuncia sin fundamentos fue la única forma de impedir una derrota en la inminente votación presupuestaria. Lo confirmó la camaleónica asistente de Carrió, Patricia Bullrich, ex ministra de Trabajo de Fernando de la Rúa, al confesar que “si no denunciábamos, perdíamos la votación”. Ya las declaraciones de las diputadas Cinthya Hotton (macrismo evangélico) y Elsa Alvarez (radicalismo patagón) sobre llamados telefónicos habían sido interpretadas por la prensa de oposición como ofrecimientos de soborno, cosa que ninguna de ellas había dicho. Sería ingenuo, si no fuera perverso, suponer que una gestión semejante se haga por teléfono y sin una relación personal previa. La verdadera Banelco fue el traslado de 5 millones de pesos para pagar a senadores propios y ajenos por parte del secretario del Senado, no un diálogo político sobre la importancia de contar con un presupuesto para el último año de gestión. La denuncia es de tan extrema gravedad que no se entiende cómo las dos legisladoras omitieron su judicialización, obligatoria por el artículo 117 del Código Procesal Penal, ni accedieron a identificar quién o quiénes les ofrecieron qué cosa. En cambio, se propicia una investigación parlamentaria, en la que una vez más se buscará enlodar al gobierno, como ocurre desde el día en que Cristina juró el cargo. El Grupo Ahhh… y sus satélites de izquierda no escarmentaron con la ley previsional del 82 por ciento. Ese único éxito parlamentario que consiguieron en un año se les volvió en contra. Cuando CFK cumplió su promesa de vetarla no hubo una sola protesta de los presuntos afectados, mientras en Francia más de tres millones de personas paralizaban el país para reclamar por el aumento de tres años en la edad jubilatoria. Hacía falta un esfuerzo de voluntarismo y microclima para no percibir la valoración del gobierno que latía en las capas profundas de la sociedad y que salió a la superficie en cuanto la muerte de Kirchner hizo entrever el peligro de un cambio de rumbo.

De Buenos Aires a Seúl

“Esta presidente inteligente y luchadora como pocas, valiente como ninguna” (según la definición del nieto de uno de los grandes juristas del establishment liberal, que se refiere a ella como “la chica que nos gusta”) presidía al mismo tiempo la apertura de la mesa de Finanzas en la Cumbre Mundial del G-20 en Corea. Allí reivindicó sus políticas activas para superar la crisis financiera y sostener el empleo y el consumo. Mencionó la acumulación de reservas como defensa contra la volatilidad de los mercados, el pago con ellas de compromisos externos para invertir los recursos fiscales en la economía real y las restricciones al ingreso de capitales especulativos. “Las finanzas tienen que volver a la escala de la producción de bienes y servicios y tenemos que mejorar los salarios porque la gente tiene que consumir”, explicó. Para tirria de quienes no abandonan las catastróficas recetas del establishment, concluyó que en la Argentina “comprobamos que no puede crecer un sector a costa de que se derrumbe el resto de la sociedad”, y que esa enseñanza es aplicable a escala global. No es una conclusión presuntuosa. En Holanda, los economistas Servaas Storm and C.W.M. Naastepad, de la Universidad Tecnológica de Delft, acaban de publicar un artículo (“El costo de la desigualdad”) en el que analizan las consecuencias de la teoría de la tasa de desempleo que no acelera la inflación (o, por su sigla en inglés, la NAIRU), responsable de los espectaculares desequilibrios que culminaron con el colapso de 2007/2008. Para la NAIRU, que los autores equiparan con el ejército de reserva de desocupados de la doctrina de Marx, habría un desempleo de equilibrio, resultante del conflicto distributivo entre trabajadores y patrones. Su principal implicación es que los gobiernos y sus banqueros centrales no deberían promover el pleno empleo porque aceleraría la inflación. En consecuencia el mercado laboral debe ser desregulado, los estados de bienestar puestos a dieta y la posición negociadora de los sindicatos debilitada, de modo de reducir el salario real respecto de la productividad y mejorar la rentabilidad empresarial. Crecimiento e igualdad serían así incompatibles. Esta familiar descripción de lo que ocurrió en la Argentina del neoliberalismo está en la base de la crisis global. Al acentuarse la desigualdad y disminuir los ingresos del 90 por ciento de la población surgió un mercado cautivo de préstamos para mantener el nivel de vida de esos hogares. Al mismo tiempo se incrementaban los ingresos del 10 por ciento restante, origen de la sobreabundante liquidez que se depositó en fondos especulativos. Ese exceso de crédito no se utilizó para financiar el progreso técnico sino para la creación de nuevos e imaginativos instrumentos financieros, como la securitización de las hipotecas que, a partir de cierto punto, fueron insostenibles y pincharon la burbuja. Aunque la crisis haya emergido en el sector financiero, dicen los holandeses, sus raíces son más profundas y residen en el cambio estructural en la distribución del ingreso en los últimos treinta años. Para impedir la fragilidad financiera y la crisis es preciso “disciplinar a las empresas, los inversores y los mercados financieros”. Los autores proponen una toma de decisiones compartida a nivel de empresas, para desalentar la actividad especulativa y no productiva. “Un crecimiento más igualitario, traccionado por el salario y con baja desocupación, es crucial para impedir la acumulación de los excesos de liquidez que desencadenaron la actual crisis”. La alternativa a la NAIRU es el regreso a la regulación financiera y a políticas más equitativas de pleno empleo. Como si también volvieran de un sueño hipnótico, Storm y Naastepad enuncian algunas viejas verdades elementales. “El salario no es sólo un costo para las empresas (como supone la NAIRU) sino que mayores remuneraciones también producen beneficios macroeconómicos, como mayor demanda y más rápido aumento de productividad, mayor capacidad utilizada por las empresas y mayores ganancias”. Si aumentan la demanda y las utilidades también crecerá la productividad, por la inversión en nuevo equipamiento de tecnología más avanzada. Los mayores salarios, una fuerte protección legal para los trabajadores y su participación efectiva en la gestión de las empresas también motivarán a los trabajadores a comprometerse con las empresas a través de una mayor productividad. Además de los líderes de una docena de compañías globales, escucharon el mensaje de Cristina el presidente y vice de la Unión Industrial, Héctor Méndez y José Ignacio Mendiguren, los mismos que han liderado la oposición a todas las medidas que el gobierno adoptó en ese sentido y que ahora resisten, con el apoyo del Episcopado Católico, la participación obrera en las ganancias contenida en la Constitución desde hace 53 años. ¿Qué habrán entendido esas mentes obtusas, reacias al inevitable despertar?

Página 12

14/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿A quién consultó la doctora Carrió? por Alejandro Horowicz


La nueva fe de la oposición


Publicado el 8 de Noviembre de 2010

Por Alejandro Horowicz
Periodista, escritor y docente universitario.

No deja de llamar la atención que una dirigente aparentemente tan preocupada por la calidad institucional, por la formalidad democrática, confunda constantemente todas las instituciones que promueve con su biografía personal.

La verdadera democracia es, mejor dicho, debe ser, una concurrencia de grupos oligárquicos, constituidos por los que se identifican con el jefe de la oligarquía partidaria y le obedecen, como lo pide la disciplina de la misma. Las oligarquías así entendidas son la condición necesaria y suficiente de la existencia misma de la democracia. Permitir que los procedimientos de la democracia se introduzcan dentro de los partidos es condenarlos a la anarquía y la disolución, y desnaturalizar la democracia; porque la opinión pública, extraviada por las luchas intestinas de los partidos, concluye por no saber efectivamente por quién vota. Es así cómo se produce la presunta descomposición de la democracia, que con tanta frecuencia anda en boca de los partidarios de las nuevas formas sociales y económicas; comunistas, fascistas, ed altri.”
(Carta personal enviada por
Luis R. Gondra, dirigente de la UCR, a
Marcelo Torcuato de Alvear,
15 de octubre de 1936.)

¿A quién consultó la doctora Carrió para decidir que su fuerza política ni participaba de los homenajes a Néstor Kirchner en el Congreso, ni se manifestara públicamente sobre su fallecimiento? ¿A la virgen María? ¿A su representante apostólico? ¿Al cardenal Bergoglio? Es un misterio casi insondable; pero no deja de llamar la atención que una dirigente aparentemente tan preocupada por la calidad institucional, por la formalidad democrática, confunda constantemente todas las instituciones que promueve con su biografía personal. Eso sí, debemos admitir que no es la única.
¿Quién determinó la lista de invitados a la comida que Héctor Magnetto diera a los líderes del Peronismo Federal? ¿A quien habrá consultado el doctor Duhalde para sobrerrepresentar a la provincia de Buenos Aires y dejar fuera a San Luis? ¿Habrán decidido todos, mientras saboreaban los postres, que Clarín no contara nada del encuentro, y que la prensa del conclave estaría a cargo de La Nación? ¿O Magnetto en su condición de especialista lo habrá resuelto solo? Ninguna “investigación periodística seria”, de esas que publica la revista Noticias, dilucidó asuntos tan pertinentes, pero no perdamos la esperanza.
Otra inquietud me ocupa: ¿cómo habrá decidido el ingeniero Macri bajarse de la candidatura presidencial, o mantenerla pro forma como elemento de negociación? ¿Convocó a la mesa nacional del PRO y lo debatieron amigablemente? ¿Leyó las encuestas? ¿Sólo lo discutió con Jaime Duran Barba, total los demás no entienden demasiado? ¿Lo charló con Magnetto, que entiende de verdad? Lo cierto es que se trata de la única buena noticia que produjo “la oposición”, desde el infausto miércoles 27 de octubre.
Volvamos al comienzo. El capital es jerárquico y autoritario. Y mientras los golpes de Estado sacudían Sudamérica, todos en defensa de la democracia por cierto, los “cambios” sólo afectaban a los poderes públicos. El titular del Ejecutivo era destituido, junto con los integrantes de la Suprema Corte de Justicia, los jueces puestos en comisión, y el Congreso se clausuraba. Ese era más o menos el modus operandi. Los directores de los diarios seguían siendo los mismos, los gerentes de los grupos económicos otro tanto, la universidad pública cambiaba, pero el mundo de las empresas no se modificaba. A lo sumo, las cámaras patronales sufrían la formalidad de la intervención, más para equipararlas con los sindicatos que por otra cosa. Salvo, claro está, que se tratara de “subversivos” como la CGE. Y lo demás, todo lo demás, seguía exactamente igual. No era el mundo empresario el que había que cambiar. En todo caso, esos cambios dependían de su propia decisión.
El mundo de las empresas es cualquier cosa menos democrático, y casi nadie cree que sus propietarios tengan que rendir cuentas de cómo manejan bienes y negocios. Este tipo de intromisión resulta inadmisible, dado que viola el sacrosanto principio de la propiedad privada. Tanto que una de las cosas que más molesta del proyecto del diputado Recalde –participación de los trabajadores en las ganancias de la empresa, según la reforma constitucional de 1957– es que puedan entrometerse en la contabilidad. Qué tienen que hacer los integrantes de una Comisión Interna en la contabilidad, en los secretos comerciales de la empresa; por qué lastimar su legítima aptitud para engañar al fisco, en compañía de profesionales entrenados para tal fin. Un disparate, por cierto. De modo que la Constitución Nacional se puede incumplir todo el tiempo que haga falta, sin que nadie se ponga nervioso, siempre y cuando se haga en la dirección correcta.
Ahora entendemos mejor, como surge de estos ejemplos, que no es el autoritarismo el que molesta, sólo inquieta contra quién se ejerce; porque el poder –ya lo explicaron los anarquistas hasta el cansancio– nunca es exactamente amable.
Cristina Fernández, en tanto titular de un poder unipersonal –así define la Constitución Nacional al Poder Ejecutivo– dejó los tantos claros. No se trata de su momento más difícil, dijo en su breve, impactante y preciso discurso televisivo, sino del más doloroso. Reconoció haber enfrentado momentos difíciles, pero señaló que este no era el caso. La presidenta dio en el clavo: desde que la oposición fue derrotada (intento fallido de destituir a Mercedes Marcó del Pont), tanto esta como la prensa comercial quedaron reducidas a la producción de chascarrillos zafios. El profesor Grondona, periodista y jurisconsulto, ha sido reprendido por la DAIA en virtud de su último aporte, donde equiparó a jóvenes desfilando y vivando a Néstor Kirchner durante su velatorio, con las juventudes hitlerianas.
Estamos ante una novedad política: ahora la oposición habla para adentro; como la Iglesia católica, sabe que no pueden convencer a nadie que no se haya convencido solo. Forman parte de un nuevo modelo de fe, que requiere que cada uno de sus partícipes crea, porque es absolutamente absurda. Es que si Grondona tuviera razón, Ricardo Alfonsín sería un admirador de las juventudes hitlerianas, y en tal caso  el propio Grondona –que trata a Alfonsín como heredero de Alvear–  lo terminaría siendo por carácter transitivo. Paradojas de la lógica formal, que agotan la capacidad analítica de la mayor parte de la televisión y la prensa nacionales. <

Tiempo Argentino

09/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

EDUARDO DUHALDE, VINCULOS CON LA TRIPLE A


LA NEGRA HISTORIA DE EDUARDO DUHALDE,LA TRIPLE A Y LA BUROCRACIA SINDICAL

de Omar Ali, el Martes, 26 de octubre de 2010 a las 9:16

Hay rastros de sangre, muertos y desaparecidos en la carrera política del Dr. Eduardo Duhalde. Ex intendente de Lomas de Zamora, ex Gobernador de la Pcia. de Buenos Aires, Vice presidente de Carlos Saúl Menem y ex Presidente Provisorio, y que hoy aspira nuevamente a la Presidencia, comenzó su carrera política de la mano de los fascistas de la Triple A y El Caudillo, la revista del terrorismo de estado dirigida por Felipe Romeo.

La burocracia sindical de la UOM (Victorio Calabro, entonces Gobernador después de la renuncia forzada de Bidegain, y Lorenzo Miguel, de las 62) derrocaron al intendente provisional de Lomas de Zamora, Pablo Turner, quien era apoyado por la JP, el 15 de mayo de 1974. En su lugar pusieron a un oscuro Concejal, el entonces joven abogado de la burocracia sindical, Eduardo Duhalde

Bandas armadas presionaron a otros dos concejales para que renunciaran al puesto, mientras la Triple A desembarcaba en Lomas de Zamora para liquidar a Pablo Turner y sus partidarios de la Juventud Peronista que eran fuertes en la Universidad local y en algunos barrios. 

El apoyo a Duhalde de El Caudillo y la Triple A

Duhalde tomó dos decisiones en 1973: empezó a militar en el Sindicato de Empleados Municipales y, meses más tarde, se afilió al Partido Justicialista de Lomas de Zamora.

En cuestión de meses consigue ganarse la confianza de los principales dirigentes de la 62 Organizaciones, fue nombrado secretario de organización del Sindicato de Municipales de Lomas de Zamora y en 1973 logra el segundo lugar como concejal de su ciudad natal.

Roberto Ortiz, que ocupaba el cargo de intendente, fue destituido por un juicio político por un hecho de corrupción. Su sucesor, Pablo Turner, que ocupaba el puesto de primer concejal, también fue destituido, esta vez porque la burocracia sindical lo consideraba un “zurdo.”

Duhalde asumió como intendente de Lomas de Zamora, con treinta y dos años de edad, el 8 de agosto de 1974, pocas semanas después de la muerte de Juan Domingo Perón.

Durante los meses previos, casi desde su afiliación al PJ, Duhalde comenzó a reunirse asiduamente no solo con miembros de las 62, sino con reconocidos dirigentes de la Triple A como Felipe Romeo, Director de El Caudillo, y con elementos de la ultra derecha dirigida en la Provincia de Buenos Aires por el Gobernador Victorio Calabro, de la UOM.

Desde marzo de 1974, los efectivos de la Triple A, la Juventud Sindical Peronista (JSP) los elementos de la ultra derecha comenzaron a operar contra el Intendente Turner y a exigir su reemplazo por Duhalde. Duhalde mantuvo numerosas reuniones en la Ciudad de Buenos Aires, Temperley, Lomas de Zamora y otras localidades con elementos de estas organizaciones.

Felipe Romeo comenzó una campana en El Caudillo a favor de Duhalde y contra Turner. En la edición Nro. 29 del 31 de mayo de 1974 publica un articulo de dos paginas escrito por el mismísimo Romeo titulado “Lomas de Zamora: Expectativa Peronista” .

Allí se ataca furibundamente al Intendente Pablo Turner a quien llama “perfecto burócrata Marxista”, defiende al destituido ex Intendente Ortiz afirmando que fue la víctima de una conspiración Marxista diseñada por el entonces Gobernador Bidegain y el propio Turner (cuando en realidad había sido destituido por robar fondos de la municipalidad).

El articulo de El Caudillo afirma que, bajo Turner, Lomas de Zamora“se había convertido en ‘aguantadero’ de cuanto guerrillero y delincuente se hallase prófugo” y que repartía agua y elementos de construcción a las unidades básicas de la Tendencia. En aquella época, así era como se dictaban las sentencias de muerte de la Triple A.

Remata el articulo de este pasquín de la Triple A afirmando que“Eduardo Duhalde tiene la oportunidad de revertir el proceso de anarquía, corrupción y marxistizacion, imponiendo a su gestión una política peronista. Los peronistas y el pueblo todo de Lomas de Zamora, mantienen una esperanzada expectativa.”

Junto a esta propaganda incitatoria comienzan el mismo mes los ataques armados contra unidades básicas, amenazas y las muertes. In crescendo, culminando en la “Masacre de Pasco”menos de un año después.

En la misma edición de El Caudillo se publica una extensa entrevista al Dr. Duhalde bajo el titulo “Habla el Dr. Duhalde, el nuevo intendente.”  El articulo glorifica al personaje y entre otras preguntas se le indaga sobre su opinión sobre el discurso de Perón del 1ro. De Mayo de 1974, cuando expulsa a la Tendencia y los Montoneros de Plaza de Mayo. Así contesta Duhalde, para satisfacción de los redactores de El Caudillo:

“Existe una masa minoritaria contagiada de infantilismo revolucionario, que pretenden ser mas peronistas que el Líder y que además pretenden implementar proyectos políticos propios. Bien a las claras el General Perón ha puesto fuera del Movimiento a quienes se auto marginaron del proceso. A quienes no interpretan que el peronismo es un gran movimiento nacional que tiene un único conductor y que todo lo que se haga fuera de su idea rectora deja de ser peronismo.”

El Caudillo, que se dedicaba a hacer propaganda esos años por la destitución de Gobernadores como Bidegain, Cepernic, Obregón Cano y otros a los que les endilgaba simpatías con la izquierda peronista y contra quienes lanzo a la Triple A como avanzada militar de sus derrocamientos, rara vez utilizaba los mismos métodos en cuestiones municipales.

Con Lomas de Zamora y con Duhalde, hizo una excepción.

Luego sobrevendrían los asesinatos de la Triple A, bajo el gobierno de Duhalde, en Lomas de Zamora y también con la participación de la Policía Provincial con la que Duhalde mantenía una buena conexión.

Duhalde, que era un hombre agradecido, demostró repetidamente su gratitud por esta ayuda.

 La Masacre de Pasco

El 21 de marzo de 1975, Duhalde recibe nuevamente la colaboración de la Triple A. Ese día ocho autos modelo Ford Falcon y Torino más un colectivo, y algunos otros vehículos de apoyo que ayudaban a cortar el trafico en las intersecciones (algunos testigos hablan de hasta 16 vehículos), tripulados por una patota de mas de 40 miembros de la Triple A, irrumpió a la fuerza casa por casa y secuestró a ocho hombres y una mujer, todos militantes de la JP alineada en la entonces ala izquierda del peronismo.

La Policía de la Provincia había recibido órdenes estrictas de dejar “zona liberadas” las zonas donde vivían los secuestrados.

La operación de búsqueda y secuestro tomo alrededor de tres horas en las cuales la caravana de vehículos circulo con absoluta libertad por las calles de Lomas de Zamora, Temperley y zonas circundantes, con los hombres de civil mostrando sus armas automáticas y escopetas Itaka a través de las ventanillas de los vehículos.

Los secuestrados eran el concejal lomense Héctor Lencina, presidente del bloque de la Juventud Peronista en el legislativo municipal y principal dirigente opositor del intendente Eduardo Duhalde, Aníbal Benítez, Héctor Flores, los hermanos Alfredo y Eduardo Díaz -14 y 16 años, respectivamente-, Germán Gómez, Rubén Bagninia, Omar Caferatta, y Gladys Martínez.

Todos fueron subidos al colectivo y trasladados a un terreno baldío ubicado en la entonces avenida Pasco, donde los fusilaron y, a continuación, resultaron volados con dinamita, por lo cual los restos quedaron desperdigados en los alrededores y sin identificación posible. A esta acción se le llamo “Masacre de Pasco”.

Así narra la operación de la Triple A la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión de la Universidad de Lomas de Zamora lo que sucedió entonces 

“Ese día, según los testigos, 16 “lanchas” (autos) con cuatro hombres cada una llevó a cabo el operativo que recorrió Temperley este para buscar al concejal de la Juventud Peronista (JP), Héctor Lencina, y a varios más, entre los cuales estuvieron Héctor Flores, Aníbal Benítez, Germán Gómez, Eduardo y Alfredo Díaz, Omar Cafferata, Gladis Martínez y Rubén Bagnina.

”Héctor Flores era el referente del barrio “Los Pinos” y se acercó a la JP –representada institucionalmente por los entonces concejales Héctor Lencina, César Dolinsky y Hugo Sandoval– cuando se organizó la toma de un complejo de viviendas en ese barrio.

Pero la relación no duró demasiado. Irma Santacruz, entonces vicepresidente del Concejo Deliberante (que había obtenido su banca por la JP, de la que luego se alejaría) lo tentó para ser su secretario. Flores aceptó y esto lo ubicó más cerca de ella y del sector que respondía a Eduardo Alberto Duhalde, que ejerció la intendencia luego de que fuera destituido Pablo Turner, militante de la JP.

Santacruz dijo alguna vez que cuando la Triple A se llevó a Flores de su casa, en realidad la habían ido a buscar a ella…

De todos modos, su secretario estaba tildado en las listas negras; algunos testigos hablan de peleas y discusiones directas entre él y los dirigentes del sector más ortodoxo del peronismo.

”Aníbal Benítez, cafetero del Concejo Deliberante. Ese era el trabajo que los concejales de la JP le habían conseguido para que no siguiera desempleado. Benítez conocía a Héctor Lencina del barrio, del trabajo que como militante de la JP realizaba.

Había participado de las tomas de los hospitales Estévez, Español, Gutiérrez (hoy Alende) y Gandulfo, colocando interventores que regularizan la atención de los pacientes de una manera acorde al presupuesto que parecía quedar siempre entre los directivos.

La noche de la masacre estaba en la casa de Lencina, quizá compartían un cafecito mientras veían un partido de Independiente. Y tal vez Gloria, la mujer de Aníbal, estaba cerca de ellos atenta a su bebé de cinco días y a Alejandro, el hijo de Héctor.

”Héctor Lencina fue uno de los más valiosos cuadros políticos de Lomas de Zamora. No bien asumió como concejal en mayo de 1973, conformó el bloque de la JP luego de renunciar a la presidencia del Frejuli, el espacio que aglutinó a todo el ajusticiáis.

Esta fractura enfrentó en las tablas a dos sectores del peronismo; Lencina era el referente de la JP y Eduardo Alberto Duhalde pasó a serlo del ala más ortodoxa.

El día de la masacre, Lencina estaba en la casa que alquilaba y cuya entrada tenía un pasillo lindero al bar de don Pascual. La “Orga” (Montoneros) le había advertido “levantar” (desocupar) esa casa.

Esa noche, en el bar, los clientes estaban boca abajo en el piso, tal como lo habían ordenado los matones de la caravana de la AAA. Héctor pudo haberse resistido y morir en combate; Aníbal no era un cuadro militar. Sin embargo, el motivo por el que se entregaron fue la presencia de sus hijos. Lencina y Benítez fueron subidos a los autos. A Alejandro lo rescató su madre, que había estado dando vueltas por el barrio ante la advertencia de lo que sucedía; los dos fueron llevados a Morón. Gloria y su bebe fueron llevados por Hugo Sandoval, mientras Dolinsky cumplía la tarea de reconocer los cuerpos de sus compañeros.

”Germán Gómez y los hermanos Alfredo y Eduardo Díaz. Gómez, mayor en edad, estaba más comprometido con la agrupación, y como cuadro político en formación representó Santa Rosa en las reuniones que el Consejo de Juventud lomense de la JP realizaba en distintas zonas con dos representantes por barrio.

“Los hermanos Díaz tenían edad para estar en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), pero debido a sus empleos colaboraban con la JP desde el barrio; y aquí fue donde conocieron a Lencina. Daban una mano en la salita de primeros auxilios que ellos mismo habían construido al lado de la casa del concejal; compartían asado, falda y corazón con un poco de vino y guitarras junto a Héctor, Sandoval y Dolinsky.

“La comida y la música eran el recreo luego de reparar un cruce de calle, extender una red de agua o arreglar una vereda; entre la (dama)”Juana” de vino, la pala y la música surgían las consignas.

Las compras de los materiales de obra se realizaban, la mayoría de las veces, con fondos de la comuna. Los trabajos se hacían luego de que los concejales de la Juventud consultaran a los vecinos sobre los déficit del barrio.

Otras veces, los materiales eran aportados por los adherentes a la JP, como Germán Gómez, que daba una mano luego de volver de su trabajo en el puerto. Los hermanos Díaz se encargaban de organizar torneos de fútbol que permitían juntar el dinero para más obras; ambos vieron cómo “reventaban” la casa de Lencina y corrieron a advertirle a Gómez, pero fue tarde porque la Triple A ya había ido por él.

”Omar Cafferata, Gladis Martínez, Rubén Bagnani. Los tres eran “compañeros de la JP”, así los reconocían en el barrio San José, donde tenían una casa sobre la calle Salta, aunque su trabajo territorial no fuera allí. Omar y Gladis estaban casados y llegaron a Temperley escapando de los servicios de inteligencia. Junto con Rubén, habían “levantado” casa tras casa desde la Capital Federal.

Sus secuestros fueron la última parada antes de que los 16 autos se detuvieran en el baldío de Sánchez y Santiago del Estero, en José Mármol, e hiciera explotar sus cuerpos y los de sus otros seis compañeros.”

El único beneficiario de esta matanza y de otros 15 asesinatos cometidos en distintas circunstancias en Lomas de Zamora, en esa época, por la Triple A, era el intendente Dr. Eduardo Duhalde ya que todos las víctimas adultas eran miembros destacados de la oposición al intendente ortodoxo y realizaban trabajos de base para derrotarlo políticamente.

La venganza contra Pablo Turner

Pablo Turner, el intendente provisional que Duhalde había derrocado en mayo de 1974 se salvo milagrosamente de la matanza de 1975 y continuo dedicándose a tareas territoriales en oposición a Duhalde y la política de derecha. Sin embargo, la larga mano de la venganza del terrorismo de estado lo alcanzaría después del golpe militar de 1976.

 Turner fue el único jefe comunal de la denominada “Tendencia revolucionaria” representativo de las organizaciones políticas del peronismo de izquierda.

También el único intendente lomense perseguido y víctima del terrorismo de Estado.

Se había “exiliado” en Chaco, donde fue detenido por la Policía provincial. Fue trasladado a Buenos Aires, torturado y asesinado. Su cuerpo apareció en Avellaneda, el 16 de mayo de 1976. Aún permanece sepultado en una fosa común.

Así describe hoy Ailín Bullentini en la agencia de noticias de la Universidad de Lomas de Zamora al desaparecido dirigente de la izquierda peronista:

“Trabajador del sector gráfico, miembro de la CGT de los Argentinos y uno de los más relevantes militantes del movimiento peronista, Pedro Pablo Turner fue el primer y único intendente que representó a la denominada “Tendencia revolucionaria” en el partido de Lomas de Zamora y que luego fue víctima del terrorismo de Estado, que lo asesinó el 16 de mayo de 1976. Su cuerpo fue encontrado en el partido de Avellaneda. Su gestión al frente del gobierno municipal, entre 1973 y 1974, es recordada por el trabajo conjunto entre dirigentes y la comunidad.

”Su compañeros de militancia lo recordaron como “el encargado de la difusión” de la Tendencia. Los aires de apertura democrática que llegaron durante los primeros años de la década de 1970 se cimentaron en 1972.

El Frente Justicialista de Liberación (Frejuli), que aglutinaba a todos los sectores del peronismo, de cara a las elecciones abiertas del 73 reservó para Turner la posición de primer concejal lomense en la lista que llevó a la Presidencia de la Nación a Héctor Cámpora.

El segundo concejal fue el recién recibido y flamante abogado del Sindicato de Trabajadores Municipales, Eduardo Alberto Duhalde. El intendente electo ese año fue Ricardo Ortiz.

”El período de Ortiz como jefe comunal fue más bien breve. Luego de ocho meses y tras encontrar irregularidades en su gestión, el Concejo Deliberante decidió desplazarlo del cargo. Fue así que en octubre de 1973, Pablo Turner, que además de ser primer concejal era presidente del Concejo, asumió como nuevo intendente.

”El cambio instaló en la ilusión de los militantes de la JP la sensación de que, a partir de allí, eran ellos los que tendrían las riendas del municipio.

”Su gestión, signada por la concreción de obras públicas en los barrios más postergados, puede ser definida como la unión entre la comunidad y los dirigentes a través del trabajo en conjunto.

”En diálogo con AUNO, el ex concejal de la bancada de la JP Hugo Sandoval definió a la administración del joven intendente como “una etapa en la que el pueblo y los representantes (en el gobierno) trabajaron codo a codo para mejorar la realidad cotidiana de los vecinos”.

”Las necesidades nacían de las organizaciones partidarias de cada barrio, que presentaban los proyectos en el Concejo. Los dirigentes, a través de la estructura municipal se encargaban de conseguir los materiales y las maquinarias, mientras que la mano de obra provenía de los mismos vecinos y de los militantes.

”El denominado “Operativo Chacho Peñaloza”, en el que se realizaron mejoras en la infraestructura urbana en la zona de Provincias Unidas, fue uno de los ejemplos que más rápido aparecieron en el recuerdo de Sandoval, que también relató los arreglos del ex Camino Negro y el tendido de la red de agua potable en la localidad de Villa Albertina, visibilizado en el tanque de la plaza de Santa Marta, con el cual se habilitó el servicio para más de cinco mil personas.

”Sin embargo, el ex concejal reconoció que las cosas no eran tan fáciles. Al igual que la conformación de la lista que los llevó al triunfo, las secretarías del gobierno municipal fueron divididas entre las diferentes ramas del peronismo que conformaban el Frejuli. Así, mientras la JP tomó el control de Obras Públicas, Salud y Gobierno, la rama conservadora del movimiento mantuvo bajo su poder a la Secretaría de Hacienda. “Nosotros podríamos tener miles de proyectos, pero sin la plata, las cosas se complicaban siempre”, reconoció Sandoval.

”La primavera juvenil comenzó a tambalear a mediados de 1974. Según Sandoval, “los de afuera no lo veían como peronista, sino cómo un reaccionario, un ‘zurdo’, y eso, por aquellos tiempos, empezaba a ser una amenaza”.

”El fin llegó con una denuncia por presunta malversación de fondos por la compra de cuatro mil ladrillos para una sociedad de fomento y la concesión de la recolección de residuos de la que Turner no salió bien posicionado.

”Paralelamente, la ortodoxia peronista fue posando en el abogado Duhalde esperanzas de retomar la gestión. Finalmente, en mayo de 1974 Turner fue destituido de su cargo y reemplazado por quien 27 años después llegara a la Presidencia de la Nación a través de otro golpe palaciego.

”En el sur del Conurbano, el hecho que mostró ese terror desatado fue la “Masacre de Pasco”, en el que nueve militantes de la agrupación fueron secuestrados en la localidad de Temperley, luego fusilados y sus cuerpos posteriormente dinamitados en un terreno baldío de José Mármol, en Almirante Brown.”

”¿Qué fue, entonces, del hombre de Budge? Si bien no volvió a ocupar un cargo dirigencial en el municipio, se mantuvo activo en la arena política del territorio. Hasta que en 1976 partió hacia la provincia de Chaco.

Allí lo fue a buscar la Policía provincial. No tuvieron éxito en la búsqueda, pero fue Turner quien se presentó por su propia voluntad en la comisaría. Estuvo preso un mes y medio, y su causa en manos del Poder Ejecutivo Nacional (PEN). Sin embargo, su cadáver fue encontrado en el partido bonaerense de Avellaneda el 16 de mayo, torturado. Aún hoy, 32 años después, permanece en una fosa común.”

La familia de Turner recibió, con el tiempo, un certificado de defunción, pero su cuerpo nunca les fue entregado.

Es de destacar que los elementos de la Policía Provincial que viajaron al Chaco a buscar a Turner incluían hombres de la Triple A, algunos conocidos por el Dr. Duhalde. Es importante notar que esa acción policial se hizo con la autorización de las FFAA que ya habían dado el golpe y sostenían el poder, y el terror, en todo el territorio nacional.

 El agradecimiento de Duhalde a la ultra derecha y la Triple A

Inmediatamente después de asumir como intendente de Lomas de Zamora, el Dr. Eduardo Duhalde nombro como sus principales colaboradores a docenas de miembros de la ultra derecha del sindicalismo, las 62 y la burocracia sindical incluyendo a Rogelio Policarpo como Secretario de Gobierno, Felipe Lociccero, en Bienestar Social, Alberto Larcamon en Obras y Servicios Públicos y Carlos Rosente en Economía y Hacienda.

Miembros de la Juventud Sindical Peronista (JSP) y de la Triple A, así como de la CNU (Concentración Nacional Universitaria), parte estudiantil de la organización terrorista de estado, también obtuvieron cargos en la administración municipal.

Alberto Durán, un connotado juez de la ultra derecha, conectado en los 70 con el terrorismo de estado, que sirvió luego a la dictadura militar fue promovido de juez en Lomas de Zamora, a juez federal durante el breve lapso en que Eduardo Duhalde fue presidente. El juez Alberto Durán era también protector y amigo de los peores elementos de la Barra Brava de Gimnasia y Esgrima, infestada de ex miembros de la Triple A. Incluyendo Marcelo Gustavo Amuchastegui, el “Loco Fierro”, según el periodista Gustavo Veiga. El Loco Fierro murió en su ley en un tiroteo con la policía de Rosario durante un robo en los 90.

Durante una ausencia de Carlos Saúl Menem de la Argentina en el 2003 por sus funciones, Eduardo Duhalde asumió la presidencia como es protocolar ya que era su vicepresidente. En ejercicio de ese poder transitorio dicto una amnistía de numerosos miembros de la Triple A que se hallaban encarcelados.

Uno de los liberados por Duhalde fue Luis Oscar Mao, pariente de Carlos Mao, entonces secretario privado de Duhalde (Pagina 12, 20/6/08) , del que también se sospecha pertenencia a la organización del terrorismo de estado, por entonces el secretario privado de Duhalde.

A instancias de Eduardo Duhalde, Menem también incluyo en lista de amnistiados a Juan Domingo López, funcionario de carrera que ocupó el área de Tránsito de Lomas de Zamora desde 1998 y seguía firme en su puesto junto al contemporáneo intendente Jorge Rossi

López es el mismo que integró la Triple A desde 1973 y que fue procesado y condenado por los secuestros y asesinatos del obrero naval Enrique Valverde en Boulogne y del presidente del Concejo Deliberante de Chacabuco, Miguel Máximo Gil.

Ambos hechos ocurrieron en abril de 1975. Ex militante de la derecha peronista, fue delegado normalizador de la Juventud Peronista de la República Argentina (bautizada por sus opositores Jotaperra), brazo juvenil de la Triple A dirigida a nivel nacional por Julio Yessi, estrecho colaborador de López Rega, hasta 1975.

López cayó detenido el 24 de marzo de 1976, fue condenado a cadena perpetua y terminó salvado por Carlos Menem el 7 de octubre de 1989 con el decreto 1003, uno de los cuatro que firmó el ex gobernador riojano cuando indultó a 220 militares y 70 civiles.

Luego de su liberación por el decreto de amnistía, fue puesto a cargo de la Dirección de Transito de Lomas de Zamora desde 1998, por las influencias de Duhalde, y a fines de marzo del 2008, fiel a su historia, intento asesinar a balazos al inspector municipal Carlos Leyes y a al delegado sindical municipal José Nadal. Las víctimas denunciaron que la policía y la fiscalía protegieron nuevamente a López (Crítica, 12/4/08).

Tanto López como Mao participaron juntos en asesinatos de la Triple A, con otros personajes como Sergio Mario Ibáñez y Miguel Trerotola. Juntos tal cual declaro el propio Mao, asesinaron al dirigente peronista opositor a la derecha del partido en Chacabuco, Miguel Gil. También habrían actuado como “grupo de tareas” de la Triple A en el conurbano bonaerense, incluyendo Lomas de Zamora. López era miembro también de la CNU (Concentración Nacional Universitaria) y en aquellos años, “delegado normalizador” de la juventud.

A principios del 2007, cuando se reinició la investigación de la Triple A, Duhalde declaró “el pasado del peronismo esta cerrado” y se sumó a la burocracia sindical en su demanda “No jodan con Perón.” Al mismo tiempo, Duhalde se ofreció como abogado defensor de Isabel Perón cuando dos jueces pidieron su extradición para que enfrentase un juicio por los crímenes de terrorismo de estado bajo su gobierno.

 El 27 de abril del 2007 llego al colmo de la justificación política del terrorismo de estado y de la ayuda inestimable que le brindo la Triple A y El Caudillo para lanzar su carrera política cuando declaro al Diario Perfil que “En la época que Perón vivía, la Triple A era un movimiento político como puede ser el Movimiento Evita.” Una mentira atroz, ya que la Triple A nació en 1973 como una forma de terrorismo de estado y nunca fue un movimiento político.

Ahora proclama que hay que terminar con los juicios de crímenes de lesa humanidad y que el desea “gobernar con los que quieren y los que no quieren a Videla.” Se ha pronunciado repetidamente para que cesen los juicios por delitos de lesa humanidad y “por el olvido y la reconciliación” todo lo cual, observamos, tiene que ver mas con sus propios intereses para que no se investigue su pasado, que con cualquier otra cosa.

El hombre que termino su breve mandato presidencial en el 2002 sobre los cadáveres de Kosteki y Santillán, asesinados por su querida “maldita policía” en Avellaneda , termino esa fase de su vida política como la empezó en 1974: con muertos y sangre, mucha sangre.

Ahora se dispone, según sus propias palabras, volver a gobernar como “dialoguista”. Cuando con quien debería dialogar es con la Justicia.

 fuente:Equipo de Investigacion de Izquierda Punto Info

http://www.facebook.com/home.php?sk=lf#!/note.php?note_id=171369626206491&id=100000590993056

07/11/2010 Posted by | General, Historia, Paginas Amigas, Reflexiones | , , , | 5 comentarios