America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Argentina y Brasil: derechas gemelas – Emir Sader


AP-e14ce7bc3990b21d020f6a706700f9f5


Emir Sader
ALAI AMLATINA, 26/02/2015.- La derecha latinoamericana nunca estuvo tan débil. Pierde sucesivamente elecciones en países como Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela, El Salvador. Nunca estuvo tanto tiempo desalojada del gobierno en esos países como ha estado en este siglo.

Las trasformaciones sociales llevadas a cabo por los gobiernos de esos países, los avances en los procesos de integración independientes respecto a los Estados Unidos de América (EUA), la recuperación del rol activo del Estado, han llevado al aislamiento de la derecha en la región. El fracaso de los gobiernos neoliberales y su incapacidad de formular otra alternativa, hacen con que paguen el precio de los daños causados por ese modelo y voten en contra de los que lo representan.

Los EUA siempre han jugado con la división y la competencia entre gobiernos de la región para mantener su poder. Fue así, por ejemplo, a lo largo de todo el proceso de renegociación de las deudas de los países, que nunca han logrado hacerla colectivamente.

Golpe durísimo en ese jugo fue la sólida alianza establecida entre los gobiernos de Argentina y Brasil, con la elección de Lula y de Néstor Kirchner para presidir dos de los tres más grandes países de la región. Esa alianza, que nunca fue tan sólida entre Argentina y Brasil, es el eje a partir de la cual los procesos de integración regional se consolidan y se expanden, factor del más grande aislamiento de EUA en América Latina.

Las derechas argentina y brasileña tienen enormes similitudes, porque ambas se han reorganizado alrededor de los dos más importantes gobiernos populares que han tenido esos países en el siglo XX: los de Perón y de Getulio Vargas. Por ello son derechas elitistas, oligárquicas, racistas, antinacionales.

Es la derecha la que intentó tumbar a Vargas en 1954 y lo llevó al suicidio. Es la que tumbó a Perón en 1955 y llevó Argentina a iniciar el ciclo de las acciones militares gorilas en la región. Es la derecha la que dio finalmente el golpe en Brasil en 1964 e instauró la más larga dictadura militar en la región. Es la misma derecha que intentó hacer lo mismo en 1966 en Argentina, pero vio frustrado su golpe. Tuvo que volver a la carga en 1976, para cerrar el círculo de terror de las dictaduras en el Cono Sur.

Es la misma derecha que no se resigna a que sean gobiernos populares – que no por acaso se identifican con los gobiernos de Perón y de Vargas – los que rescaten a Argentina y Brasil de los desastres producidos por la derecha durante las dictaduras militares y los gobiernos neoliberales. De nuevo sienten que la promoción de los derechos de las grandes mayorías populares dan la base de sostén a esos gobiernos y profundizan su odio a esos gobiernos y a sus bases populares.

Los pretextos son similares: la situación económica seria caótica, como si la que han dejado como herencia a estos gobiernos no fuera catastrófica. La corrupción, como si no fueran sus gobiernos militares y neoliberales los que han protagonizado los casos de corrupción más grandes de la historia de esos países, especialmente en los procesos de privatización de los bienes públicos.

Amenazan con nuevos golpes, con impeachment –procesos en los que solo ellos creen -, porque no tienen confianza en obtener mayoría para triunfar en las elecciones, a pesar de contar con el monopolio de los medios de comunicación como su gran triunfo. Lo hacen como forma de intentar desgastar a los gobiernos de Cristina y de Dilma. No tienen formas democráticas, transparentes, de oponerse a los gobiernos de esas dos grande mujeres latinoamericanas, mujeres de trayectoria, de coraje, de compromiso con la defensa de los intereses populares, de sus países y de América Latina.

Ni tienen razones, ni apoyo para cualquier intento de derrumbar a esos gobiernos. De lo que tratan es de poner obstáculos a que los programas sociales de esos gobiernos sigan adelante, superando las terribles herencias que han recibido de la derecha y consolidando cada vez más el apoyo popular a sus gobiernos.

Los medios de comunicación internacionales suelen reflejar lo que la prensa de derecha de esos países publica diariamente, contribuyendo a difundir una versión falsa de lo que realmente pasa. Son estos poderosos grupos monopolistas de los medios internacionales – que tienen en el Wall Street Journal, Financial Times, The Economist, El País algunos de sus órganos más conocidos- los que se hacen eco de la guerra que las derechas latinoamericanas hacen diariamente, buscando crear imágenes internacionales negativas de esos gobiernos. Felizmente ya hay órganos alternativos, que permiten que la verdadera cara no solo de Argentina y de Brasil, sino también de Uruguay, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Cuba, puedan llegar a sectores cada vez más amplios de la opinión pública mundial.

– Emir Sader, sociólogo y cientista político brasileño, es coordinador del Laboratório de Políticas Públicas de la Universidade Estadual do Rio de Janeiro (Uerj).

URL de este artículo: http://www.alainet.org/active/81093

Mas informacion: http://alainet.org
RSS: http://alainet.org/rss.phtml
Twitter: http://twitter.com/ALAIinfo

04/03/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El mundo de los medios y Cristina – Pedro Brieger


El mundo de los medios y Cristina.

04/11/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Grupo PRISA y el monárquico Elcano difaman a Bolívar y atacan a Chávez – Desde Buenos Aires.


Por: Modesto Emilio Guerrero/Buenos Aires
Fecha de publicación: 20/09/10

20 de septiembre 2010.-Hace pocos días, el 14 de septiembre, ocurrió algo muy extraño en Buenos Aires. Asistí a una curiosa, por decir lo menos, convocatoria para la presentación de una fulana Historia Latinoamericana labrada en España, faltaba más. Me encuentro entonces frente a un ex argentino, extraño personaje reconvertido en súbdito español, de gustos monárquicos y prosopopeya petulante como si sumara la de Madrid con la porteña. El estrambótico personaje visita Buenos Aires y compungidamente arremete contra el Libertador Simón Bolívar.

Aseguró, suelto de verbo, que Simón Bolívar fue algo semejante a un agente pro monárquico. Y sugirió que Hugo Chávez comete estafa cada vez que relaciona la integración latinoamericana actual con las ideas del fundador de Colombia y el Congreso Anfictiónico.

El Grupo editorial Santillana y la Fundación española MAPFRE, ambas tributarias del imperio español y relacionadas con el oscuro mundillo de la nueva derecha iberoamericana, presentaron su colección de 93 tomos sobre historia de América latina, España y Portugal. Cuatro “académicos” se hicieron cargo del curioso “conversatorio” ancestral de Buenos Aires, moderado por una periodista argentina en un lujurioso hotel cinco estrellas de alfombras decimonónicas y sillones aterciopelados, que recordaban las boites nocturnas de la empelucadamente etílica burguesía parisina de antes de la Revolución Francesa. El toque medieval lo aportó la presencia anodina de la Infanta Elena de Borbón, tan imperceptible ella como la gracia de su reino.

El asunto es que el “académico” Malamud, ficha clave de la Fundación Elcano, una entidad de inteligencia estratégica que vincula al semimonárquico Felipe González, verdadero jefote del grupo Prisa, o grupo risa como diría la taimada prensa madrileña, con el falangista y monárquico absoluto José Ma. Aznar, creyó –y algunos le habrán creído- que su “revelación” histórica sobre el monarquismo de Bolívar, era tan sorprendente, como el hielo que 100 años atrás descubrió con sus propios ojos el niño Aureliano Buendía en Macondo.

Malamud dijo: “Es un absurdo creer que el integracionismo latinoamericano, tiene algo que ver con el Bolívar de 1810. Esa es una estafa de hoy. Simón Bolívar luchó siempre por la recomposición del imperio español quebrado”.

Nada le fue suficiente. Ni el proyecto de Miranda y las ideas del ecuatoriano Francisco Espejo, continuados por la generación de 1808-1810, de la que Bolívar fue su más avanzada expresión personal, ni 14 años de guerra incruenta en la zona andina caribeña contra el dominio español y sus instituciones, ni la Carta de Jamaica en la que adelanta la idea del tercermundismo anti imperialista del siglo XX, ni el Discurso de Angostura y su legislación revolucionaria, o el Decreto de Guerra a Muerte para distinguir “españoles colonialistas” de “criollos oprimidos”, o la fundación de Colombia, la de los tres territorios prehispánicos presidida por él bajo el signo de la descolonización, ni el proyecto de avanzar hasta Puerto Rico y Cuba y desde allí hasta ocupar Madrid… nada, absolutamente nada le es suficiente al académico imperial Malamud.

Aunque el hombre tuvo el cuidado de ocultar al pecador que promueve la “nueva interacción” y su vinculación con Bolívar, a nadie en su sano juicio le cupo dudas que se trataba del mismísimo Hugo Chávez, el fantasma que conturba a académicos como Malamud y a los engominados tomos que presentaban en Buenos Aires.

Nadie debe extrañarse, en Buenos Aires, Caracas o Madrid, que 200 años después, sobrevivan seres antediluvianos como Malamud: un converso que prefirió, como Vargas Llosa, ser un “español de pura sangre” antes que una “mala copia sudaca”, monárquico vergonzante y enemigo de todo lo nuevo en América latina. Y sobre todo, un falsificador de la historia. Pobre de quien se atreva a leer alguno de los 93 tomos de factura tan monárquica como sus redactores.

La Fundación Elcano está presidida por el empresario ultraderechista Eduardo Serra Rexach, ex ministro de defensa, Presidente del Banco UBS Warburg y miembro del Club de Bilderberg. A su vez se relaciona con la Fundación Carolina, una de las patrocinadoras más activas de la nueva derecha latinoamericana, junto a empresas como Telefónica, BBVA, Grupo Prisa, IBM, el Ministerio de Defensa de España, el ultramontano Grupo Recoletos, Santander Central Hispano, entre otras entidades de vocación imperialista bien definida. La difusión de las obras que patrocina el grupo derechista Elcano en nuestros países, se apoya en una red de emporios editoriales como Santillana, Taurus y más de mil medios y editoriales en el hemisferio (ver estudio exhaustivo de la investigadora venezolana Marianela Urdaneta en su blog: marianela.nireblog.com/…/los-grupos-mediaticos-espaaoles-y-sus-intereses-en-venezuela-y-amarica-latina)
Para comprender los motivos (económicos, políticos e ideológicos) del presente, y los objetivos estratégicos de académicos como Malamud, entremos a su madriguera. Nos referimos al fulano Club de Bilderberg, lo más similar al ensombrecido escenario principesco de la noche del 14 de septiembre en el hotel cinco estrellas de Buenos Aires.

Leamos lo que informa el investigador español Daniel Estulin, en su trabajo “Los Secretos del Club Bilderberg”, publicado en 2008.

“En 1954 [años de Guerra Fría, Maccarthismo y anticomunismo furioso], muchos de los hombres más poderosos del mundo se reunieron por primera vez bajo el patrocinio de la familia real de Holanda y la familia Rockefeller en el lujoso Hotel Bilderberg, en la pequeña población de Ooesterbeck. Durante un fin de semana debatieron sobre el futuro del mundo. Al acabar las sesiones, decidieron reunirse todos los años con el fin de intercambiar ideas y analizar la evolución internacional. Se bautizaron a sí mismos como Club Bilderberg y, desde entonces, año tras año se reúnen durante un fin de semana en algún hotel del mundo para decidir el futuro de la humanidad. Entre los miembros actuales de este selecto club se encuentran Bill Clinton, Paul Wolfowitz, Henry Kissinger, David Rockefeller, Angela Merkel, Jacques Chirac, Donald Rumsfeld, Tony Blair y George Soros, además de muchos otros jefes de gobierno, empresarios, políticos, banqueros, periodistas y españoles de primer nivel como Rodrigo Rato, Matías Rodríguez Inciarte, Juan Luis Cebrián, Joaquín Almudia, Pedro Solbes, Loyola de Palacio, Joseph Borrell, Jaime Carvajal de Urquijo y Javier Solana.

O sea, los patrocinantes del Sr. Malamud y de las ediciones bibliofágicas del Grupo Santillana son los mismos responsables operativos de golpes de Estado (Kissinger, Rockefeller), guerras genocidas (y de las otras: Rumnsfeld, Clinton, Blair, Merkel, Wolfowitz) , destrucción de economías obreras, municipales y nacionales mediante el neoliberalismo (Chirac, Merkel, Rato, Solanas), en Europa, Estados Unidos y en decenas de países del mundo, financistas especuladores como Soros y Rockefeller, vendedores de armas como Rumsfeld y una pléyade políticos y periodistas como Solanas, Almudia y los otros, todos autores de las peores medidas sociales que haya conocido Europa en medio siglo.

¿Qué hacen Elcano, Malamud y Santillana (Prisa) en Venezuela?

Además de promover y auspiciar conspiraciones como la de abril de 2002 desde el asociado Banco Bilbao Vizcaya y el diario El País, medio que publica las campañas más sistemáticas contra el presidente venezolano, el grupo editorial Santillana se constituyó en un emporio dominante en el negocio de libros, radios, TV y revistas en el país bolivariano.

Allí nace la preocupación y el peligro de su presencia en Venezuela: ¿Qué racionalidad humana puede explicar que el mismo grupo editorial, miembro de la red que demoniza al presidente y conspira contra la revolución bolivariana, a su vez aumente su facturación, ganancias y posicionamiento en el mundo cultural venezolano?

Mientras en España sufrieron una crisis financiera entre 2005 y 2006, que los mantiene con una deuda de 3.500 millones de euros, muchos gobiernos de América latina les facilitaron sus “mercados” para recomponerse introduciendo sus capitales y difundir historias filo monárquicas de editoriales carísimas y medios que convierten la realidad en ficción, y vicerversa. Mientras tanto, desde Madrid, Buenos Aires y Barcelona, satanizan cotidianamente a los gobiernos de Evo Morales o Hugo Chávez, con el objetivo expreso de fragilizarlos y desestabilizarlos. De allí la expresión del académico Malamud: “Un aventurero golpista como Hugo Chávez se quedara con las riendas del poder”. (La Nación, F. Laborda, 15 de septiembre 2010).

En su trabajo de investigación, la autora venezolana Marianela Urdaneta, hace este mapa del poder adquirido por un grupo empresario tan enemigo del gobierno bolivariano como el mejor servidor del Palacio de Oriente en Madrid. “Los ingresos de Santillana en España aumentaron solo un 7,8%, pero las ventas en Latinoamérica registraron incrementos enormes, sobre todo en Brasil (45% más que en 2004), México (22%), Venezuela (44%), Colombia (37%) y Argentina (25%). Santillana Ediciones Generales SL ha adquirido el 75% del capital social de la sociedad brasileña editora Objetiva Ltda, según ha comunicado PRISA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Unión Radio es el primer grupo de radio en los mercados de habla española, con más de mil 235 emisoras entre propias y asociadas, distribuidas en España, Estados Unidos, México, Colombia, Costa Rica, Panamá, Argentina y Chile. La compañía, cuyas emisoras cuentan ya más de 28 millones de oyentes, tiene planes para ampliar su presencia en Estados Unidos y América Latina. Unión Radio, la empresa del Grupo PRISA que opera los negocios de radio, ha adquirido el 100% de Iberoamerican Radio Chile a Claxson Chile, S.A., la primera cadena radial de este país, con 140 emisoras. La facturación del Grupo Iberoamerican asciende a alrededor de 21 millones de dólares (unos 16 millones de euros)”.

“Para el 2007 el Grupo estaba constituido como la corporación con mayor facturación en España con un ingreso, procedente en los medios de comunicación) de 1.940 millones de euros, lo cual representa el 80% de sus ingresos totales (Almiron, 2009). En Venezuela el grupo Prisa está presente a través de la editorial Santillana, y además ha hecho vínculos económicos con uno de los principales conglomerados privados del país: Grupo Cisneros. Cisneros junto con el Grupo Phels tiene el mayor dominio y control sobre los medios que circulan en Venezuela”.

“El mercado venezolano es la mayor filia del BBVA en Latinoamérica (a través del Banco Provincial) y representa el 5% de los beneficios del grupo y el 1% de los activos totales, lo que lo que hace evidente el interés económico existente del Grupo Vocento en la nación suramericana y corrobora el énfasis plasmado en el diario ABC, dejando en evidencia una vez más que los medios responden a los intereses mercantiles, comerciales e ideológicos de sus propietarios, unos intereses que no necesariamente debe ser el camino más adecuado para que una sociedad funcione mejor”.

La preferencia del Grupo Elcano, y de sus promotores, como Carlos Malmud y sus 93 tomos de falsificaciones, se retratan de cuerpo entero en estas frases de un trabajo presentado en su página web, dedicado a la “identidad latinoamericana” en cuatro países del “cordón del Pacífico”, Chile, Perú, Colombia y México. No por casualidad estos son los gobiernos que decidieron apartarse de los nuevos procesos de América latina y someterse al dominio de EEUU: “A pesar de sus diferencias, presentan algunas convergencias en materia de política exterior que les separan de otros países de América Latina. Económicamente han seguido estrategias de regionalismo abierto favorables a la participación en distintos esquemas de integración económica y comercial. Aun cuando se trata de países con gobiernos de distinto signo ideológico, desde derecha y centro derecha (en Colombia y México) hasta la izquierda (en Perú y Chile), todos favorecen un modelo de integración en la economía mundial de corte liberal, distinto al que promueven otros países en la región”.

Definir a Colombia como “derecha” y a México como “centro derecha” es tan “académicamente riguroso” como asegurar que ambos practican la mejor democracia del continente porque la gente vota, mientras la realidad es que a su interior sus poblaciones trabajadoras pobres viven genocidios y matanzas ante nuestros ojos.

Pero a gente como Malamud nada le sienta bien, excepto cuando se trata de gobiernos permisivos con capitales depredadores como el Grupo Santillana para no intranquilizar al talmúdico imperio de los Borbones y sus sorprendentes historias de fantasía….Ole.

Aporrea.Org.

20/09/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los medios y las concentraciones – Por Eduardo Anguita


16-04-2010 /


Eduardo Anguita

El insumo básico de los medios es la palabra. Tanto para ponerle nombre a las cosas como para ironizar, darle doble sentido o reparar en las paradojas. Concentración de medios fue utilizado, por años, en un único sentido: la voracidad de algunos grupos económicos por hacerse de cuanto canal de televisión, radio comunitaria o periódico de finanzas anduviera por ahí. Ahora, inesperadamente, concentración de medios es ir a la calle a protestar o a defender algunos medios con los cuales uno se identifica o que considera como enemigos de la democracia, no sólo informativa sino institucional.

Vamos primero a un ejemplo –no argentino– de concentración de poder. Es muy reciente y preocupante. El diario Le Monde, creado bajo la épica de la liberación de París del yugo nazi, pasó más de seis décadas bajo un protocolo tomado como la excelencia para evitar las interferencias patronales en el trabajo informativo. Los periodistas tuvieron la mayoría de las acciones de la empresa. Además, ante la fusión de medios, la dirección periodística se negó a integrar esa prestigiosa y codiciada marca a otros emprendimientos gráficos o audiovisuales. Su línea editorial siempre fue centroizquierdista, pero siempre aceptó la diversidad de opinión. Le Monde es sinónimo –en el mundo– de seriedad, rigor profesional y compromiso.

La intoxicación mediática, la derechización europea y, seguramente, muchas otras cosas más llevaron a que ese vespertino cayera notablemente en las ventas: no menos de un 30 por ciento en los últimos cinco años. Los pasivos financieros empezaron a complicar la gestión de Le Monde y el grupo español Prisa (editor de El País entre otras cosas) compró una buena parte de Le Monde. Bueno, uno puede pensar que El País y Le Monde son primos hermanos, que en definitiva expresan el socialismo en España y Francia. La gauche caviar diría Tom Wolf y la ironía no ofende a los seguidores de Francois Mitterand o de Felipe González, que se alternan en la gestión de gobierno con las derechas sin poder o no querer cambiar un escenario donde el peso de las corporaciones transnacionales es tan grande que lo toman como un dato a consignar y no a cambiar. Curiosa ironía porque los socialistas, en algún momento, fueron devotos de aquel alemán de barba que decía que el materialismo dialéctico es una mirada que no se conforma con contemplar sino que se orienta a transformar.

Así las cosas, la familia Polanco, ya muy transnacionalizada, le dio buena parte de sus acciones al grupo norteamericano Liberty Acquisition, un fondo de inversión manejado por personas que pueden comprar o vender bancos, hospitales, latas de arvejas o periódicos en función de una ecuación exclusivamente financiera. Es decir, los periodistas de Le Monde, a partir de ahora, tendrán que aceptar que su ADN irá cambiando con estos nuevos dueños de la empresa que durante años fue una especie de cooperativa sofisticada. Y ni qué hablar de los 300.000 lectores diarios de ese periódico a los que de manera sutil o desembozada –habrá que ver– les irán filtrando la información que les sirve a los muchachos de Liberty Acquisition y no al punto de vista de sus periodistas.

Volvamos abruptamente a la Argentina. Hace tres años, en la Feria del Libro, fui invitado a un debate sobre la ley de radiodifusión de la dictadura. Estaban Norma Morandini, Luis Lázzaro, Gustavo López, Guillermo Mastrini, Martín Becerra y quien escribe estas líneas. Un panel interesante en un lugar donde la gente circula como en los supermercados el día del niño. Sin embargo, no había casi nadie. La sala estaba más que semivacía. La mayoría de las voces proclamábamos la necesidad de terminar con esa norma aberrante y la necesidad de democratizar los medios.

Una mujer de anteojos y tono académico con claro acento español nos advirtió: “Vosotros debéis tener en cuenta que esto que propiciáis está a contramano del mundo. Queréis remar contra la corriente”. Confieso que el escenario tan despoblado –y la cantidad de informaciones que conocíamos sobre lo que decía la señora– no era el propicio para augurar una nueva era en la comunicación. No era fácil proclamar aquella máxima del Informe McBride que decía “un solo mundo, voces múltiples”, porque la hegemonía norteamericana mostraba más bien cuatro o cinco mundos y unas poquitas voces mediáticas.

La otra concentración. Orlando Barone, en un par de mesas redondas que compartimos, decía con lógica imbatible que en su larga vida había visto concentraciones por salarios o por derechos humanos pero nunca había visto una manifestación popular contra los monopolios de medios. Es cierto, parecía demasiado sofisticado que una parte de la sociedad se pronunciara, en la calle, contra la intoxicación informativa. Pues bien, Orlando debe estar festejando que es hora de cambiar de latiguillo en los debates.

Ayer me tocó hacer mi programa de Radio Nacional desde la trastienda del palco montado en la Plaza Lavalle por donde desfilaron Estela de Carlotto, Milagros Sala, Julio Piumatto, Hugo Yasky y Hebe de Bonafini entre otros. Miles y miles de personas (se habló de entre 50 y 60 mil) llegaron de todos lados. Insistían quienes daban vueltas por la zona la cantidad de jóvenes y de gente sin organización previa que había decidido concentrarse contra la concentración, valga la paradoja. Antes de que empezara el acto, mientras los manifestantes se acercaban desde el Congreso, salí por la calle Tucumán para ver el panorama. Había de todo. Lo vi llegar al actor Federico Luppi y me acerqué a saludarlo. Quería participar como uno más, desde el llano (pero el auténtico llano, no el de TN), pero no contaba con demasiado tiempo porque tenía que ir al teatro (“Por tu padre”, junto a Adrián Navarro).

Al rato, cuando empezábamos a transmitir, se sentía el clima masivo y festivo. En un momento, dejé el improvisado estudio de la radio para subir al escenario. Hablaba la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y convocaba a la lucha para que se termine el avasallamiento de ciertos jueces en alianza con el monopolio Clarín para evitar la plena vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Miraba la diversidad de dirigentes y personalidades que la rodeaban, desde artistas populares hasta dirigentes gremiales, madres de pañuelo blanco, intelectuales y líderes de organizaciones sociales. No había farándula, no había flashes, no había chismosos del espectáculo. Otros medios, otras voces, se habían dado cita.

El zócalo del noticiero de TN hablaba de “marcha K contra la Justicia”. Dos universos distintos conviven en esta disputa por cómo ordenar un servicio vital como el de los medios audiovisuales. Uno pretende llevarse puesta una ley del Congreso para permitir que su negocio multimillonario continúe. El otro, muy diverso, quiere la vigencia de la ley, el respeto a la democracia informativa. Los dos quieren la concentración de medios: unos la de la propiedad de las radios y canales; los otros, la de la pelea hasta que se restablezca la pluralidad.

Buenos Aires Económico

16/04/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

El capital norteamericano compra El País


16-03-2010

Rafael Cid

Radio Klara

Será que “perro no muerde a perro”. O porque “entre bomberos no se pisan las mangueras”. Pero el silencio de los medios de comunicación con la “deslocalización” de capital que se ha producido en el diario El País demuestra la poca consideración que la prensa tiene hacia sus lectores. El diario español de referencia ha cambiado de dueños y nadie en la galaxia mediática se atreve a proclamarlo sacando las consecuencias oportunas. Porque si el periódico más importante del mundo en lengua española, el diario paradigma de la democracia posfranquista y el “pensador orgánico” de la transición pasa a manos norteamericanas es un síntoma de otros episodios traumáticos en perspectiva. El anuncio de un nuevo ciclo político.

El golpe financiero que ha acabado con el “clan Polanco” se produjo el pasado viernes 6 de marzo, cuando el propio rotativo informó de la entrada de una sociedad de capital riesgo estadounidense en su accionariado. “Prisa captará hasta 660 millones mediante un pacto con Liberty”, decía el decano de la prensa juancarlista en un confuso titular que no conseguía disimular la realidad : el grupo fundado por Jesús de Polanco había sido vendido a la sociedad Liberty Acquisitión Holdings (LAH). El nuevo reparto del capital, una vez consumada la operación, dejará a los antiguos propietarios sólo el 30 por ciento de las acciones, quedando la mayoría de control en manos de Nicolas Berggruen y Martín E. Franklin, consejero delegado y presidente, respectivamente, de corporación inversora LAH.

El cambio de Prisa en la órbita de los intereses norteamericanos ilumina la operativa del grupo en el mercado latinoamericano, el patio trasero de EE.UU, desde que sus directivos centraron su expansión en la compra de empresas informativas sudamericanas, a la par que el BBV y el BSCH hacían otro tanto en sus propios ámbitos de negocio. Incluso la entrada de Prisa en el accionariado Le Monde puede entenderse desde esa lógica, ya que este órgano de prensa europeo es el de mayor influencia en el subcontinente tras El País. Por no hablar de la línea de máxima beligerancia crítica asumida por Prisa con los regímenes populares y socializantes de la zona, como Venezuela y Bolivia, países donde la petrolera española Repsol tiene fuertes intereses.

La operación de venta de El País a la sociedad norteamericana para hacer frente a los próximos vencimientos generados por la deuda de casi 5.000 millones de euros que el grupo acumula, sigue a otras similares, como la toma del 4,5 por 100 de su capital por la también norteamericana IBN en agosto pasado por 37 millones o la más reciente de compra del 80 por 100 de la televisión La Cuatro por la Mediaset de Berlusconi por 600 millones, que incluía además la toma de una participación en Digital Plus. El control de Prisa por LAH ha estado precedido por el nombramiento de Kamal M. Bherwani, ex consejero de Salud y Servicios Humanos de la ciudad de Nueva York, como director general del Área Digital del hasta ahora mayor grupo informativo español.

La pista norteamericana en El País se inició hace tiempo, cuando el diario incorporó en sus páginas una selección semanal de artículos del influyente New York Times, medio estadounidense del que el financiero mexicano Carlos Slim posee el 12 por 100 del capital. Felipe González, amigo íntimo de Juan Luis Cebrián, es un estrecho colaborador de Slim, que según la revista Forbes figura en la actualidad como la segunda mayor fortuna del mundo. Habrá que ver a qué proyecto político, y quizá dinástico, servirá ahora el nuevo El País hispanonorteamericano.

Fuente original: www.radioklara.org

Fuente – Rebelión

17/03/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

Venezuela – ´ El País´ amordaza a Chávez


´El PAÍS´ y todos los medios que tiene el Grupo Prisa en América Latina, amordazan no sólo a Chávez, sino a todos los países con gobiernos de corte progresista…en Argentina lo estamos viviendo,con todos los grupos cómplices…

Marianike

27-01-2010

RCTV apoya la “Solución Militar” para salir de Chávez


Rafael Rico Ríos

Rebelión

Una vez más, el periódico El País nos obsequia con una lección de periodismo de calidad con el Editorial, publicado el 26 de enero, Chávez Amordaza. Recordemos que un editorial marca la línea ideológica de un medio periodístico y, en este caso, define claramente la posición que tiene este medio respecto al proceso venezolano.

El País hace una crítica a la suspensión temporal de 6 cadenas de televisión en Venezuela. Las cadenas American Network, America TV, Momentum, RCTV, Ritmo Son y TV chile, fueron suspendidas hasta cumplir con la legalidad vigente. Los planteamientos de El País coinciden con los que se difunden internacionalmente por los medios comerciales.

Comienza el Editorial con la afirmación que “El Gobierno venezolano ha cortado definitivamente la señal al canal de televisión” . La suspensión de la emisión de estos 6 canales no es definitiva. No hay ninguna declaración por parte de los responsables de esta suspensión que indique que sea definitiva, al contrario, se trata de una suspensión temporal.CONATEL, Comisión Nacional de Telecomunicaciones, y el proveedor de cable donde transmiten estos canales. En absoluto es una suspensión definitiva como dice el artículo. Se ha repetido una y otra vez por parte de

Las cadenas suspendidas, que conocían perfectamente al marco jurídico que debían cumplir, deben presentarse en CONATEL para su supervisión, registrarse como productor nacional audiovisual, y así cumplir con los requisitos que marca la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión e, inmediatamente, reiniciarían su transmisión. Es, por tanto, una medida que se ajusta las leyes venezolanas. TV Chile, por ejemplo, ya está en proceso para restablecer su emisión.

Sin embargo, Radio Caracas Televisión, RCTV, tiene un objetivo diferente en este Show : agitar las calles. Hay que recordar la participación activa de RCTV en el Golpe de Estado del 11 de abril de 2002 y en otros procesos de desestabilización en los últimos años. Su objetivo parece ser victimizarse, mantener la situación de conflicto en las calles y generar violencia. El 26 de enero, se confirma la muerte de dos estudiantes, uno de ellos del Partidos Socialista Unido de Venezuela que se manifestaba en apoyo a las medidas del gobierno.

El País continúa diciendo que “Caracas acentúa su política de silenciamiento de los medios informativos críticos”. Desde que Chávez gobierna no se ha silenciado ningún medio de comunicación por ser crítico. En el caso de RCTV de 2007, al que hace referencia, se le venció la concesión para emitir en abierto por el espectro radioléctrico, que es público, y su transmisión pasó a los proveedores por cable y de antenas parabólicas. En el 2007, el mismo periódico El País , repetía una y otra vez que RCTV había sido cerrado. Entonces, si ya la cerraron en 2007, ¿qué es lo que está cerrando ahora el gobierno?

Y El País insiste en el discurso de la represión , “Y no es la primera vez que suprime de un plumazo voces discordantes”… “En agosto pasado, Caracas amordazó a otra treintena de emisoras de radio que supuestamente no habían renovado su concesión administrativa.” En agosto de 2008 se revocaron las concesiones de 34 emisoras de más de 800 que emitían a nivel nacional. Estas emisoras fueron revocadas, no por motivos políticos, sino porque no cumplían con la Ley Orgánica de Telecomunicaciones. Algunas de ellas ni siquiera eran de la oposición, al aplicar la nueva ley de telecomunicaciones se inspeccionaron todas las emisoras de radio del país y algunas presentaban irregularidades. Tuvieron un plazo de varios meses para regularizar su situación y, finalmente, las que no cumplieron, se revocaron. Estas medidas son habituales en todos los países, las emisoras que no cumplen con la ley de telecomunicaciones de cada país se suspenden. Algunas de estas emisoras (heredadas de padres a hijos, algo completamente ilegal), pertenecían a empresarios de la oposición que, una vez más, aprovecharon la aplicación de la ley para generar desestabilización y acusar al gobierno de vulnerar la libertad de expresión.

El País, en su Editorial , cita que “La Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera la medida una vulneración de las garantías constitucionales y aduce que los canales cerrados no han tenido la oportunidad de defenderse ante una autoridad imparcial.” No sabemos a qué se refios Humanos con “defenderse ante una autoridad imparcial” . CONATEL es el organismo público regulador de las Telecomunicaciones en Venezuela y sus puertas están abiertas para que estos canales presenten los requisitos marcados por Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión y restablecer su emisión. Diosdado Cabello, presidente de CONATEL, lo repitió una y otra vez: “la ventana está abierta para todas las demás operadoras televisivas que hayan sido establecidas como productores nacionales, porque la ley debe ser exactamente igual para todos. Todos tenemos los mismos derechos y obligaciones”.

El Editorial también descalifica a Chávez con cuestiones económicas y dice, “Chávez opera con controles de precios, cierres de comercios por centenares y amenazas de expropiación. Todo un recetario antidemocrático.” Algunos empresarios venezolanos aprovechan los rumores de las consecuencias de la devaluación de la moneda para subir los precios de los artículos sin justificación (hasta del 300%), especular con los precios y acaparar productos. Si tomar medidas para controlar la especulación, la subida de precios y el acaparamiento es antidemocrático, nos preguntamos, ¿qué es lo que considera El País democrático? ¿apoyar a los empresarios tramposos, estafadores y usureros?

Finalmente, afirma que “Radio Caracas Televisión Internacional rechaza transmitir los doctrinarios discursos del presidente” . Algunas de las normas incumplidas por estos canales, incluido RCTV, son: no transmitir alocuciones oficiales (no solamente las cadenas), no difundir el Himno Nacional, no anunciar el tipo de producción, los elementos de lenguaje, salud, sexo y violencia , difundir más de dos horas de telenovelas en horario supervisado. No es sólo por no transmitir los discursos del Presidente.

Y lo que más preocupa es un hecho que no ha sido publicado por la prensa comercial internacional: Las declaraciones de Noel Álvarez, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela, FEDECÁMARAS.

Noel Álvarez, el 21 de enero en RCTV, cadena defendida por estos medios tan democráticos , dijo que la solución para salir de Chávez es La Solución Militar (menos mal que no dijo La Solución Final ), ante el entusiasmo del periodista estrella de RCTV, Miguel Ángel Rodríguez, que apoyaba triunfal la idea de La Solución Militar .

Obviamente, el periódico El País no menciona este hecho, ¿Será que El País también defiende La Solución Militar?

Este tipo de Editoriales son un ejemplo de la posición de El País respecto a Chávez. A diario nos bombardea con una enfermiza, casi paranoica, retahíla de artículos en contra del Presidente Chávez. Uno no tiene más remedio que preguntarse: Si piensa todo eso de Chávez, elegido una y otra vez por más de un 60% de la población venezolana, ¿qué piensa El País de los millones de simpatizantes que apoyan al Presidente Chávez? Pues parece que la respuesta está clara: los desprecia.

Medias verdades, tergiversaciones, mentiras, insultos, descalificaciones, toda una verborrea a diario arremetiendo contra el Presidente Chávez y, en realidad, lo que parece olvidar este medio, quizás por haber perdido sus principios democráticos, es que todo esto, en el fondo, es contra el pueblo venezolano. El País una y otra vez insulta al pueblo venezolano.

* Vídeo de las declaraciones de Noel Álvarez en RCTV donde pide La Solución Militar, a partir del minuto 1:40.

http://www.youtube.com/watch?v=YbLNorDHBtw

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

27/01/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La economía de Bolivia según El País y según la realidad


08-12-2009

Pascual Serrano

Rebelión

Con motivo de las elecciones en Bolivia los medios de comunicación aportan algunos datos sobre su situación económica a modo de contexto. Se puede decir lo siguiente, que es lo que dijo El País el día de las elecciones, el 6 de diciembre:

La producción de hidrocarburos ha caído drásticamente por la falta de una buena gestión y de inversiones, tanto locales como extranjeras. Esta situación, añadida al retroceso de las exportaciones de gas y crudo (casi el 50% del total) y de los precios internacionales, le restarán este año más de mil millones de dólares a las arcas públicas (el 17% del presupuesto). Los problemas en este sector son una de las principales amenazas que se cierne sobre el futuro de Bolivia tal y como está planteado el plan de desarrollo económico.

O se puede dar la siguiente información que no ha recogido El País pero sí el diario Público1:

Que desde que gobierna Evo Morales, el PIB del país ha crecido más que en las tres últimas décadas, a un promedio del 5,2%, lo que supuso porcentualmente el crecimiento durante 2009 “más alto del hemisferio” según un informe publicado por el Centro Estadounidense para la Investigación Económica y Política (CEPR, en inglés). Según Mark Weisbrot, codirector de CEPR y autor principal del informe, las políticas del presidente, Evo Morales, “han sido claves”, y destaca un factor por encima de todos: “La recuperación del control de los recursos naturales por parte del Gobierno”.

Se puede usar otra fuente, que seguro no simpatiza con Evo Morales, para valorar la economía, el Fondo Monetario Internacional (FMI): En 2008 Bolivia alcanzaba su mayor crecimiento registrado, un 6,2%, que llegó a ser en el tercer trimestre del año un tope del 7,1%.

Otra opción es buscar las cifras oficiales de previsiones del gobierno boliviano. Éstas son, según el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, de un crecimiento estimado para este 2009 de entre el 3% y el 4%. El FMI lo baja a un 2,8%, siendo en cualquier caso, el mayor crecimiento del hemisferio.

Volviendo al Centro Estadounidense para la Investigación Económica y Política encontramos más datos económicos de Bolivia bajo el gobierno de Evo Morales: La presión fiscal bajó en casi 6 puntos y aumentó la inversión pública del 6,3% al 10,5% en 3 años. Como resultado, los ingresos del Estado aumentaron en casi un 20% del PIB”. El ingreso medio del Gobierno federal de Estados Unidos en los últimos 40 años ha sido del 18,7% del PIB. “La mayoría de los ingresos provienen del aumento de los ingresos por hidrocarburos y la nacionalización de la industria”, sostiene el informe, precisamente donde el diario El País identificaba problemas económicos.

Otro dato económico es que la inversión pública en Bolivia ha aumentado en más de 4 puntos porcentuales, al pasar de significar el 6,3% del PIB al 10,5%. Una parte muy importante, 1,5 puntos, han sido destinadas por el gobierno de Morales en infraestructuras, necesarias en un país tan atrasado y con orografía tan compleja como Bolivia.

Veamos algunos datos concretos referentes a los hidrocarburos bolivianos, eso que El País consideraba que su producción había “caído drásticamente por la falta de una buena gestión y de inversiones, tanto locales como extranjeras” con un “retroceso de las exportaciones de gas y crudo”, sin aportar ninguna cifra:

Morales aumentó los impuestos aplicados a las multinacionales de un del 18% al 50% del valor de la producción de crudo. Como resultado, la renta petrolera pasó de representar un 4,5 % del PIB en 2003 a un 14,7% del PIB en 2006. Con ese dinero, el gobierno sufragó dos bonos sociales con cargo al impuesto de Hidrocarburos: el bono Juancito Pinto, que ha pagado el equivalente a 20 euros a 1.800.000 estudiantes de primaria en 2008, pretende combatir la deserción escolar. Y la Renta Dignidad, heredera del antiguo Bonosol, reparte pensiones entre los mayores de 60 años.

Por otro lado, creó el bono Juana Azurduy, que busca reducir los índices de mortalidad materno-infantil, y paga a las mujeres embarazadas o lactantes que certifican haber acudido a controles médicos.

También ha habido superávit del sector externo en los últimos tres años del 6% en 2008 y su nivel de reservas era de 7.700 millones de dólares, según datos expuestos por el representante del Fondo Monetario Internacional en Bolivia, Esteban Vesperoni, en la revista Nueva Crónica.

Si alguien cree que leyendo El País se está informando quizás estos datos le ayuden a replanteárselo.

www.pascualserrano.net

Pascual Serrano acaba de publicar “Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo” . Editorial Península .

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Fuente – http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96605

09/12/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , | Deja un comentario

Sobre el debate en Argentina de la nueva Ley de Medios Audiovisuales – En Público sólo escribe el grupo Clarín – Pascual Serrano


07-09-2009

Pascual Serrano

Rebelión

Dicen que perro no come perro, y no puede ser más que esa la razón por la que el periódico español Público se convierte en portavoz del grupo argentino Clarín para explicar a los españoles el debate en aquel país del proyecto de Ley de Medios Audiovisuales. Sin haber dado anteriormente ninguna información al respecto, el 6 de septiembre Público ofrece casi una página completa, bajo engañosos título y antetítulo, el análisis del director de la Escuela de Periodismo de Clarín, el principal grupo mediático argentino que lidera la oposición al gobierno.

El texto se camufla con formato informativo mediante el titular “Los Kirchner declaran la guerra a la prensa libre” y el antetítulo “Una nueva ley pretende amordazar a los medios de comunicación argentinos”. En primer lugar nos presenta al gobierno de Cristina Fernández como si fuera un clan familiar, “los Kirchner”, cuando su esposo Néstor Kirchner no tiene ninguna responsabilidad de gobierno, la presidenta Fernández no gobierna con su marido.

El artículo que pretende analizar un proyecto de ley del que, como dijimos, no ha informado el diario, responde sólo a los intereses del grupo Clarín. Por ello afirman que “de un día para otro, los Kirchner rompieron el contrato de la Asociación del Fútbol Argentino con la empresa privada Televisión Satelital Codificada (TSC perteneciente al grupo de comunicación Clarín), que tenia los derechos de televisión”. Es curioso, pero aunque afirma el analista que de esta forma el gobierno someterá a los clubes a su poder, desde la citada Asociación no han puesto ninguna objeción al acuerdo.

El portavoz de Clarín recurre al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel para criticar la supuesta referencia que la presidenta ha hecho a los tiempos de la dictadura para defender la ley. Según afirma, el Premio Nobel calificó de “barbaridad”, algunos comentarios de Cristina Fernández. Omite que Pérez Esquivel ha denunciado la actual situación de privilegio de los grandes grupos mediáticos, en especial el grupo Clarín1: “ La nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ha causado revuelo y preocupación, principalmente a aquellos que no quieren cambio alguno y pretenden continuar con la ley vigente impuesta durante la dictadura militar”, “el debate está abierto y es importante terminar con la contaminación mental y visual de los medios, la pobreza y la falta de nivel que impone la dominación cultural”, “es lamentable que los medios audiovisuales en manos de los poderosos, impongan el 97 por ciento de los programas”, son algunas de las afirmaciones de Pérez Esquivel que no cita el empleado de Clarín en su artículo de Público.

Omite también que el proyecto de ley -por supuesto mejorable- cuenta con el apoyo de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires y tuvo “alrededor de cincuenta modificaciones a instancias de las observaciones y señalamientos realizados por distintas organizaciones sociales, sindicales, políticas, de derechos humanos, cooperativas, medios comunitarios, universitarios, entre otros, en el marco de los 24 foros realizados para su debate y auspiciados por 11 gobernaciones y 25 universidades nacionales2.

Lo que indigna a los empresarios de medios de Argentina es que la nueva ley termina con el privilegio de la explotación de licencias que disfrutan gracias a la legislación de la dictadura argentina y ahora serán revisadas durante la democracia con el objetivo de garantizar la pluralidad y limitar la concentración; que por primera vez se reservan licencias y espacios radioeléctricos a grupos sin ánimo de lucro, como las cooperativas y se limita el capital extranjero para garantizar que es el pueblo argentino el legítimo dueño de la información que recibe.

Eso es lo que le lleva al empleado de Clarín a terminar afirmando que “lo que está en juego es la libertad de prensa en Argentina. Que, de verdad, está amenazada”. En realidad, la que está amenazada es la de los españoles si diarios como Público no aportan otra interpretación y ninguna información más que la del grupo Clarín. Quizás conocer que el diario Público se imprime en Argentina en los talleres de Clarín puede ayudar a comprender algunas cosas.

www.pascualserrano.net

Pascual Serrano acaba de publicar “Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo”. Junio 2009. Editorial Península (disponible en América Latina a partir de octubre).

Nota:

1 Pérez Esquivel, Adolfo. ¿Qué defendemos, la libertad de prensa o la de empresa? http://www.rebelion.org/noticia.php?id=90970

2 Observatorio de Medios de la UPTBA; La propuesta llegó al Parlamento http://www.rebelion.org/noticia.php?id=90647

08/09/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario