America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

¿Qué quiere Obama? – Atilio Borón


¿Qué quiere Obama?.

31/10/2011 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Denuncian “operaciones de Clarín y La Nación”


Reunión con el FMI

26-04-2010 /  El embajador argentino en Estados Unidos, Héctor Timerman, aseguró hoy que esos diarios intentaron demostrar que el G-20 cuestiona al país. “En realidad fue una maniobra para obligar al gobierno a aceptar una auditoría del FMI”, explicó. Según el diplomático “difundieron información falsa”.

Héctor Timerman.

El embajador argentino, Héctor Timerman, denunció hoy que los diarios Clarín y La Nación intentaron demostrar que el G-20 cuestiona al país. “En realidad fue una maniobra para obligar al gobierno a aceptar una auditoría del FMI”, explicó.

“Durante las recientes reuniones de ministros de economía organizadas por Fondo Monetario en Washington se montó una operación de prensa de los diarios Clarin y La Nación”, sostuvo el diplomático.

“La operación consistió en difundir información falsa sobre la pertenencia de la Argentina en el Grupo de los 20 (G-20) para imponer que la Argentina acepte ser auditada por el FMI como pretenden los burócratas de dicha organización.

Nada de eso sucedió y por el contrario es el G-20 quien viene estudiando reformas estructurales al FMI para que este organismo no siga imponiendo políticas que terminan agravando la situación económica de sus miembros.

El viernes 23 de abril (el periodista) Marcelo Bonelli ‘informa’ que el ministro de Economía busca la concreción de la auditoría del organismo financiero como lo requiere el G20. Y agrega que ‘los Tesoros de los Estados Unidos, Alemania, Japón y Francia consideran inaceptable que Argentina sea miembro del G-20 y no acepte un monitoreo del FMI’. Y concluye diciendo que ahora el FMI tiene aliados de los países ‘cansados de los desplantes de la Argentina en el G-20’.

Por supuesto Bonelli, como de costumbre, no cita fuentes ni reproduce el diálogo donde obtiene la ‘información’ ni siquiera estaba en Washington durante las reuniones y menos nos ilustra sobre los supuestos desplantes de la Argentina.

El 25 de abril Clarín publica que su corresponsal en Washington preguntó si la Argentina podía seguir siendo miembro del G-20 sin aceptar el Artículo IV del Fondo ‘al secretario del Tesoro, Timothy Giethner, al ministro de Canadá, Jim Flaherti y al número dos del Fondo, John Lipsky’.

Sin embargo, la nota no transcribe las respuestas de tan altos funcionarios y cierra de una forma patética: el mensaje de todos fue muy bien sintetizado por (Nicolás) Eyzaguirre ayer: ‘en un mundo interdependiente no tener información completa (sobre un país) menoscaba la capacidad de los demás países de formular sus políticas de la mejor manera posible’.

Tal vez los editores del diario están tan obsesionados defendiendo los intereses económicos de (el CEO del grupo, Héctor) Magnetto y la adopción irregular de los ‘hijos’ de Ernestina Noble que se perdieron de publicar en tapa la opinión del Secretario del Tesoro sobre la Argentina. Pero a su vez publican la opinión de un funcionario menor de FMI que no menciona al G-20 ni podría ya que el Fondo no es miembro del G-20.

Lo cierto es que Geithner nunca se refirió a la Argentina, mientras que el ministro canadiense dijo que Argentina es miembro del G20, está en la mesa y dialoga con los organismos invitados, el FMI entre otros.

Pero ni Clarín ni La Nación se dan por vencidos y en la conferencia de prensa de Dominique Strauss-Kahn el mismo 23 de abril aprovechan para preguntarle (y recalcar) que la Argentina es el único país (según los periodistas) que no acepta la revisión del Artículo IV. Es una pena que ambos diarios no hayan aprovechado para preguntarle al mandamás del Fondo sobre los fracasos de sus recomendaciones en toda América Latina.

Igual Strauss-Kahn no contestó y derivó la pregunta a su segundo, John Lipsky que según la respuesta que reproduce no menciona al G20.

Por su parte, La Nación reproduce la misma escena pero la respuesta que pone en boca de Lipsky si incluye una mención a las obligaciones de Argentina con el G-20.

En el mismo artículo La Nación se cita a fuentes anónimas del FMI para insistir que nuestro país debe aceptar el monitoreo del organismo como estipula el G-20.

Finalmente el lunes 26 de abril, luego de que hayan concluido las sesiones del FMI, La Nación publica que ‘Para que no queden dudas, lo ratificó el G-20 (sobre el artículo IV). Y para que el viento no se llevara palabra alguna ambos foros -el FMI y el grupo de países (G-20)- lo dejaron claramente por escrito’.En realidad, no hay ningún documento del G-20 que hable del Artículo IV y por eso ni La Nación ni Clarín lo podrían reproducir.

Como representante de la Presidenta Cristina Kirchner ante el G-20 soy el único argentino que ha participado de todas las reuniones preparatorias de las Cumbres de Líderes del G20 y con la Presidenta y el Canciller Taiana los únicos que hemos participado de todas las Cumbres desde la primera en Noviembre del 2008.

No sólo no hay ningún comunicado del G-20 que mencione la revisión del Fondo tampoco existe ninguna discusión sobre ese tema en las más de 10 reuniones preparatorias. Y tampoco ningún miembro del G-20 me ha solicitado hablar sobre la relación de Argentina con el FMI. Dudo, entonces, que lo hagan a través de un periodista tan desacreditado como Marcelo Bonelli que en julio pasado tuvo que ser desmentido por el Departamento de Estado por sus inventos periodísticos.

Por el contrario, fue la Argentina que planteó en la sesión preparatoria de la Cumbre de Pittsburgh que entre las reformas del FMI se debería incluir la creación de una instancia para dirimir los conflictos entre la institución y sus miembros. Esta discusión continuará el 24 de mayo en la reunión preparatoria que se realizará en Calgary.

Desde que en el 2008 el vocero preferido del establishment, Joaquín Morales Solá inventó que la Argentina sería expulsada del G-20 y también que el G-20 se disolvería ambos diarios han tratado de inducir a sus lectores a creer que el G-20 presiona a la Argentina por diferentes motivos.

Este fin de semana se convirtieron en los voceros de algunos burócratas del FMI que no toleran la independencia del FMI que asumió la Argentina en el 2005.

En fin, otra muestra de la decadencia moral del periodismo argentino que termina transformado en operadores de un organismo que tanto daño le ha hecho a los argentinos”, concluye el comunicado de Timerman.

El Argentino

27/04/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

El Gran Circo de Londres, por Atilio Borón


3 de Abril de 2009

INTERNACIONAL


g20_elgrancirco2

Cuba Debate/ inSurGente.- “Meses atrás la formidable maquinaria propagandística del imperio alimentaba la ilusión de que la reunión del G-20 en Londres le daría la estocada final a la crisis. Sin embargo, a medida que se acercaba la fecha comenzaron a oírse voces discordantes. Nicolas Sarkozy y Angela Merkel lanzaron baldes de agua fría sobre el inminente cónclave y el anfitrión, el “progresista” británico Gordon Brown, aconsejó bajar las expectativas al paso que un número creciente de economistas críticos e historiadores advertían sobre lo fútil de la tentativa. Pese a ello los ilusionistas y malabaristas del sistema no dejaron de ensalzar la reunión de Londres y tratar de que las tibias medidas que allí se adoptasen fuesen interpretadas por el público como propuestas sensatas y efectivas para resolver la crisis.(…)”.

El Gran Circo de Londres

Atilio Borón

Meses atrás la formidable maquinaria propagandística del imperio alimentaba la ilusión de que la reunión del G-20 en Londres le daría la estocada final a la crisis. Sin embargo, a medida que se acercaba la fecha comenzaron a oírse voces discordantes. Nicolas Sarkozy y Angela Merkel lanzaron baldes de agua fría sobre el inminente cónclave y el anfitrión, el “progresista” británico Gordon Brown, aconsejó bajar las expectativas al paso que un número creciente de economistas críticos e historiadores advertían sobre lo fútil de la tentativa. Pese a ello los ilusionistas y malabaristas del sistema no dejaron de ensalzar la reunión de Londres y tratar de que las tibias medidas que allí se adoptasen fuesen interpretadas por el público como propuestas sensatas y efectivas para resolver la crisis.

Como era de esperar, poco y nada concreto salió de la reunión. Y esto por varias razones.

Primero, porque lo que con arrogancia e ignorancia inauditas algunos caracterizaron como Bretton Woods II ni siquiera se planteó la pregunta fundamental: ¿reformar para qué, con qué objeto? Al soslayarse el tema por omisión quedó establecido que el objetivo de las reformas no sería otro que el de  volver a la situación anterior a la crisis. Esto supone que lo que la causó no fueron las contradicciones inherentes al sistema capitalista sino aquella “exuberante irracionalidad de los mercados” de la que se lamentaba Alan Greenspan, sin percatarse que el capitalismo es por naturaleza exuberantemente irracional y que esto no se debe a un defecto psicológico de los agentes económicos sino que tiene sus fundamentos en la esencia misma del modo de producción.

Segundo: dado lo anterior no sorprende comprobar que el G-20 haya decidido fortalecer  el papel del FMI para liderar los esfuerzos de la recuperación, siendo el principal autor intelectual de la crisis actual.

El FMI ha sido, y continúa siendo, el principal vehículo ideológico y político para la imposición del neoliberalismo a escala planetaria. Es una tecnocracia perversa e inmoral que percibe honorarios exorbitantes (¡exentos del pago de impuestos!) y cuya pobreza intelectual la resumió muy bien Joseph Stiglitz cuando dijo que el FMI está poblado por “economistas de tercera formados en universidades de primera.” ¿Y de la mano de estos aprendices de brujos se piensa salir de la crisis más grave del sistema capitalista en toda su historia?

No hay en esto un ápice de exageración: esta crisis es la manifestación externa de varias otras que irrumpen por primera vez: crisis energética, medioambiental, hídrica. Nada de esto había en la depresión de 1873-1896 o en la Gran Depresión de los años treinta. En su entrelazamiento estas crisis plantean un desafío de inéditas proporciones, frente al cual las recetas del FMI no harán sino profundizar los problemas hasta extremos insospechados.

Tercero: dada esta situación el tema es demasiado grave para dejarlo en manos del G-20 y sus “expertos”. Por eso el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel D’Escoto, dijo que lo que se necesitaba no era un G-20 sino un G-192, una cumbre de todos los países, y la convocó para Junio de este año. El G-20 trata de cooptar a varios países del Sur con la esperanza de robustecer el consenso para una estrategia gatopardista de “salida capitalista a la crisis del capitalismo”: cambiar algo para que nada cambie. Pero no hay posibilidad alguna de capear este temporal apelando a las recetas del FMI, y los países invitados a Londres, entre ellos la Argentina, lo mejor que podrían hacer es denunciar con serenidad pero con firmeza la inanidad de las medidas allí adoptadas y que dentro del capitalismo no habrá solución para nuestros pueblos ni para las amenazas que se ciernen sobre todas las formas de vida del planeta Tierra.

Nota de redacción de inSurGente

____________________________

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información”.

Rodolfo Walsh, ANCLA (Agencia de Noticias Clandestina), 1976

03/04/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , , , , , | 1 comentario

ARGENTINA RECHAZA EL BORRADOR DEL DOCUMENTO FINAL DE LA CUMBRE DEL G-20. POCOS AVANCES CON EL FMI


“Es lavado y sumamente insuficiente”

Por David Cufré

Desde Londres

El gobierno argentino rechaza el borrador del documento de la cumbre del Grupo de los 20 que estaba redactado hasta ayer. Lo considera “lavado” y “sumamente insuficiente” como respuesta frente a la crisis internacional. Funcionarios de la delegación que participará de ese encuentro desde esta noche en Londres revelaron que el capítulo referido al Fondo Monetario Internacional no responde, hasta el momento, a las expectativas argentinas. “Podríamos volver al FMI sólo si no impone condicionalidades para la entrega de ayuda financiera, pero no creemos que lo haga. Volveríamos si nos pusieran como condición que usemos el dinero para construir escuelas, para desarrollar la obra pública y para afianzar el mercado interno. El FMI tiene una estructura y una burocracia que se retroalimentan y que si no cambian nos impiden volver”, revelaron desde la comitiva argentina.

Los presidentes del G-20 se reunirán esta noche para la cena luego de una recepción de la reina Isabel en el Palacio de Buckingham. Ese será el inicio de la cumbre del G-20, que continuará al día siguiente con un extenso desayuno de una hora y media, el cual fue pensado para dar oportunidad a los mandatarios de limar las gruesas diferencias que existen hasta este punto. Si las posiciones no se acercan y no se incluyen algunos puntos que el gobierno argentino juzga indispensables, el discurso de Cristina Fernández de Kirchner en el plenario de la cumbre dejará expuesto el rechazo al documento. “Se puede ser diplomático, no hace falta meterle los dedos en los ojos a nadie para decir las cosas que tenemos que decir”, indicaron los funcionarios.

No existen muchas expectativas respecto de lo que pueda ocurrir con el FMI, pero como mínimo la Argentina aspira a que se capitalice el organismo en 250.000 millones de dólares y haya una emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) por otros 150.000 millones. Las cuotas de los países socios del Fondo están medidas en DEG, los cuales están constituidos por una canasta de monedas que incluye el dólar, el euro y el yen, entre las principales. Una ampliación de los DEG elevaría la cuota de la Argentina y de manera indirecta impactaría favorablemente sobre las reservas internacionales del Banco Central, que contabilizan las tenencias en DEG. Aun así, el mayor reclamo argentino es que terminen las condicionalidades del FMI para proveer ayuda financiera y eso no está incluido en el documento del G-20 que preacordaron las grandes potencias. La Presidenta insistirá con el punto en la cena de esta noche y en las reuniones de mañana.

Cristina lo habló ayer en la cumbre de Qatar con Lula da Silva y volverá a negociarlo hoy en un encuentro bilateral. Aunque el Gobierno definió estratégicamente que debe preservar la relación con Brasil, lo cierto es que en este tema y en varios otros surgen diferencias importantes en las posturas internacionales con el mayor socio del Mercosur. Por lo pronto, Brasil está satisfecho con las reformas que anunció el FMI en las últimas semanas y no levanta con el mismo ahínco que la Argentina la bandera de transformaciones más profundas.

“Como mínimo, el documento final de la cumbre debería incluir la lista de paraísos fiscales, que concentran el 40 por ciento del ahorro mundial. Dicen que lo van a hacer, pero hasta que no lo veamos no lo vamos a creer”, dijeron escépticas las fuentes argentinas. Una de las razones para el escepticismo es que Gran Bretaña, anfitrión de la cumbre y aliado de Estados Unidos en su puja con el resto de Europa en el G-20, protege a los paraísos fiscales. “Barbados es Inglaterra, las Islas Caimán son Inglaterra y Bermudas son Inglaterra. Y el 30 por ciento del PIB de Gran Bretaña es la actividad financiera. Por eso ellos resisten la presión de Alemania y el resto de Europa para imponer nuevas regulaciones a la actividad financiera y a los paraísos fiscales”, interpretaron.

“El otro punto indispensable es que haya principios concretos de regulación de los mercados financieros”, agregaron los funcionarios. En este punto, hasta ahora el documento final del G-20 tampoco avanza mucho, más allá de las declaraciones retóricas. La tensión entre las grandes potencias del G-7 podría hacer naufragar el encuentro del G-20, advierten desde el gobierno argentino, que en vista de esa situación quiere dejar clara su posición para no acarrear costos inútilmente. “Lo único que nos falta es que esto sea un fracaso y nos echen la culpa a nosotros. Que nos digan ‘qué hicieron ustedes cuando estaban ahí'”, se atajaron desde el Gobierno.

Las diferencias entre Estados Unidos e Inglaterra, por un lado, y Alemania, Francia y el resto de Europa, por el otro, se explican por los diferentes intereses en juego. Estos últimos países temen que se produzca una situación de estanflación: estancamiento económico con inflación, si siguen con los paquetes de estímulo fiscal. Por eso su atención está puesta sobre todo en la regulación del sistema financiero, al que responsabilizan de haber provocado la crisis. Estados Unidos e Inglaterra, por el contrario, insisten en que para revertir la caída de la economía es imprescindible que los estados nacionales vuelquen monumentales masas de dinero para reactivar el consumo y la inversión. Dejan en un segundo plano lo que tiene que ver con las regulaciones financieras, en respuesta a las presiones de Wall Street y de la city londinense.

Página 12

01/04/2009 Posted by | Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Lula le dice Sí a la idea China de cambiar el dólar


26-03-09

Como moneda de reserva global

_lula_s1

26-03-2009 /  En su encuentro con Gordon Brown, su par inglés, el presidente de Brasil respaldó la iniciativa china, y ejemplificó con el Mercosur: “Cuando aprobamos con Argentina el uso de las monedas argentina y brasileña es porque creemos que es posible no quedar subordinado a la moneda de otro país”.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva respaldó hoy, al recibir a su colega británico Gordon Brown, la propuesta china de sustituir al dólar en las transacciones internacionales al tiempo que cuestionó la compra de un billón de dólares de títulos “tóxicos” de bancos anunciada esta semana por el presidente estadounidense Barack Obama.

“En principio creo que todos los países emergentes pueden ser favorables a una nueva moneda, ciertamente los Estados Unidos van a estar en contra, pero creo que esta discusión es válida, pertinente”, dijo Lula, según un despacho de la agencia Ansa.

Lo hizo durante una conferencia de prensa junto al primer ministro británico Gordon Brown, en la residencia oficial, el Palacio de Alvorada de Brasilia.

El mandatario brasileño explicó que aún “no conozco a fondo la propuesta de China, pero tengo una reunión bilateral con el presidente chino en Londres, y allí” posiblemente se tratará el tema. Lula viajará a Londres la semana próxima para participar de la Cumbre del Grupo de los 20.

“Al final de cuentas el mundo no precisa estar subordinado a una sola moneda, dependiendo de una moneda”, reforzó Lula.

Luego citó la experiencia de sustituir parcialmente el dólar con Argentina, tercer socio económico, país con el cual hay un comercio bilateral de 30.000 millones de dólares anuales. “Cuando aprobamos con Argentina el uso de las monedas argentina y brasileña es porque creemos que es posible no quedar subordinado a la moneda de otro país”.

“Creemos que es posible en el mediano plazo ir estableciendo acuerdos comerciales (con otros países) con monedas de varios países, no necesariamente vinculados al dólar”, señaló Lula. Sobre el plan de Estados Unidos dijo que “no me gustaría dar opinión sobre la política soberana (de Obama) … pero creo que no podemos gastar el dinero que nos resta comprando títulos podridos, o tóxicos como se los llama ahora”, dijo Lula.

“Si la compra de esos títulos significa que ese billón de dólares va a ser usado para financiar el comercio interno y externo es óptimo, pero no sé si ese dinero va ir (al comercio)” cuestionó.
Dijo esperar que en la reunión del G20 Obama le explique en detalle su iniciativa de comprar títulos por 1 billón de dólares.

El mandatario brasileño mencionó que la crisis del sistema financiero de los países ricos fue causada por hombres de “ojos claros” que desdeñaban el Estado y ahora acuden al Estado en busca de “socorro”.

Y luego defendió un nuevo rol del Estado al tiempo que abogó por una “retomada del desarrollo con rapidez”.

“Pienso que los estados que están con problemas deberían colocar esos títulos podridos en un archivo, transformarlos en piezas de museo y si hay que colocar recursos nuevos colocarlos para reactivar el comercio”, insistió Lula.

El Argentino.com

27/03/2009 Posted by | Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario