America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Macri y todos los responsables deben ir presos


Que verguenza, es un irresponsable, no hace más que culpar siempre a otros de sus actitudes, me parece que el nick que le quedaría bien sería YO NO FUI. Dios nos libre a los porteños, de volver a tenerlo como Jefe de Gobierno, ya demostró con creces su ineptitud!  CIUDADANOS SEPAN VOTAR!

Marianike

 

Año 4. Edición número 160. Domingo 19 de junio de 2011

Por 

Carlos Pisoni, Agrupación H.I.J.O.S.

El jefe de Gobierno deslindó responsabilidades en su declaración indagatoria en la causa Ucep. Mauricio Macri parecería haberse olvidado que él fue el creador de dicha Unidad mediante el decreto 1232/08, y fue también quien la disolvió tras el escándalo con otro decreto. La documentación secuestrada por la Justicia en las oficinas de la Ucep complica aún más al jefe de Gobierno ya que según consta en esta documentación, habría ordenado él personalmente algunos de los desalojos violentos que se realizaron. Esa documentación también implica a gran parte del gabinete de ese momento, como Horacio Rodríguez Larreta y la actual diputada Gabriela Michetti. La imputación de Mauricio Macri en esta causa, se suma a la que ya tiene por la causa de Mobiliario Urbano y al procesamiento por las escuchas ilegales. La situación judicial del jefe de Gobierno es delicada. Como si fuera poco, decide premiar a quienes obraron dirigiendo este organismo, como es el caso de Matías Lanusse, candidato a comunero en el barrio de Recoleta, e impugnado por nuestra agrupación.
Salvando las enormes diferencias, no podemos dejar de comparar algunas de las similitudes del accionar de la Ucep con lo sucedido en la última dictadura: grupo paraestatal, vestidos de negro, actuaban en las noches, golpeaban violentamente a las personas, robaban sus pertenencias. Y su principal responsable, niega las acusaciones en su contra y trata de evadir a la Justicia.
Desde H.I.J.O.S. consideramos contradictorio que, mientras en nuestro país se avanza en la investigación y el enjuiciamiento a quienes cometieron violaciones a los derechos humanos, el Gobierno de la Ciudad implemente un dispositivo represivo que actúe salvajemente contra los sectores más desprotegidos a través de amenazas y lesiones, y despojándolos de sus pertenencias. Por eso, estamos convencidos que desde el empleado raso hasta el máximo responsable, deben ser procesados y castigados todos los intervinientes por haber cometido estos delitos.
No bajaremos los brazos hasta que esto suceda.

21/06/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones | , , , , | Deja un comentario

Prensa canalla – La Nación y “el acercamiento entre Duhalde y Macri”


Los monopolios mediáticos están empeñados en instalar la idea de “caos” como característica de la realidad argentina actual. Por eso buscan “salvadores” y, para La Nación, nada mejor que un “acercamiento” entre Mauricio Macri y Eduardo Duhalde…

Especialmente desde la toma del Parque Indoamericano por parte de cientos de familias sin techo y el posterior ataque armado –en los dos sentidos de la palabra-, los medios monopólicos se han empeñado en instalar el “caos” como eje sobre el cual giran la sociedad y la política argentinas.

Clarín de hoy vuelve a titular: “Fuertes choques de vecinos y policías en Villa Lugano”. La Nación, por su parte, viene con una columna de Carlos Pagni, titulada “La dolorosa lección del parque”, en el que abona aquella peregrina “teoría” (la del caos) y se alboroza por el remedo de Unión Democrática que alumbraría la firma de un documento conjunto entre algunos sectores partidarios.

Primeras líneas de Pagni: “La Argentina está realizando en estos días su pequeña contribución a la teoría del caos. El gobierno nacional cree que detrás de la ocupación de espacios baldíos están el macrismo y, más allá, ‘el padrino’, Eduardo Duhalde. En el gobierno porteño sospechan que, como los voceros de los intrusos se identifican con los Kirchner, las operaciones son una maquinación de la Casa Rosada. La Presidenta supone que la Policía Federal está complicada en una maniobra de desestabilización, provocando muertes deliberadas. Por lo tanto, la retira de la escena y la interviene. Los policías presienten que, en el caso de un eventual malentendido, no podrán esperar de sus superiores ningún respaldo. La muerte del militante trotskista Mariano Ferreyra y los asesinatos y disturbios del parque Indoamericano vinieron a confirmar que cada bala que se dispara hoy en el país parece tener un responsable asignado de antemano. Cada actor, cada facción, se prepara para que el otro le tienda una trampa, le tire un muerto. Y actúa, por lo tanto, en consecuencia”.

Quien, ajeno a la realidad concreta y diaria de la Argentina, lea este primer y largo párrafo, podrá colegir que se trata, en realidad, de un país africano inmerso en una guerra civil… Y de eso se trata: Pagni sólo es el vocero de La Nación –y Clarín–, cuya política ha virado a instalar entre la población o entre sus lectores, como sea, la idea de que el país está inmerso en un verdadero caos social y político.

¿La salida? “En este contexto, el viernes se produjo un episodio inesperado –nos anoticia el escriba–. Un grupo bastante amplio de políticos consiguió salir por un día de la torre de Babel a fin de elaborar un ‘Acuerdo de Gobernabilidad y Políticas Públicas’ que trasciendan los períodos presidenciales. Entre los participantes están varios de los aspirantes a suceder a Cristina Kirchner en 2011: los radicales Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz; el líder de Pro, Mauricio Macri, y los peronistas disidentes Felipe Solá y Eduardo Duhalde. Es cierto que Elisa Carrió no participó, pero sí estuvo María Eugenia Estenssoro, que es senadora por la Coalición Cívica. Entre los firmantes estuvieron Rodolfo Terragno, Francisco Cabrera, Carlos Brown, Oscar Aguad, Hermes Binner, Eugenio Burzaco, Gabriela Michetti, Margarita Stolbizer, Jaime Linares, Daniel Katz, Ramón Puerta, Eduardo Amadeo, Gerardo Morales, Ricardo Gil Lavedra, entre otros. No hubo, es curioso, ningún representante de Francisco de Narváez”.

Muchos, pero muchos –sino la mayoría– de los que provocaron aquel verdadero estallido de convulsión social –esto es: verdadero casos– de principios de siglo firman ahora un “acuerdo de gobernabilidad” que, para La Nación, es un hecho “inesperado” que salvaría al país… Vaya paradoja.

Para más datos, Pagni nos anoticia quién promovieron el encuentro: “La reunión del viernes fue promovida, sobre todo, por Cabrera -ministro de Desarrollo Económico porteño- y por Brown -responsable del Movimiento Productivo Argentino, del duhaldismo-“, lo que para el autor de la columna significa algo positivo hacia 2011: “el acercamiento entre Duhalde y Macri…”

¿Algo más que agregar?

Diario Registrado

21/12/2010 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El PRO recreó la matriz de pensamiento de los ’90


Macri ofició de anfitrión del club de la derecha en Buenos Aires

Publicado el 17 de Octubre de 2010

Por Carlos Romero
Por segundo año consecutivo, el grupo de lobby español FAES desembarcó en la Legislatura porteña con el apoyo local de las fundaciones Pensar, usina ideológica del macrismo, y Libertad, de Rosario. Quién es quién en esa alianza.

Si existiese un “club” donde la derecha liberal más pura se diera cita para reafirmar sus ideas, fijar estrategias y conspirar en confianza, muchos de sus miembros serían los mismos que Mauricio Macri logró reunir en la Ciudad de Buenos Aires, entre el miércoles y el viernes pasado. La excusa fue el “curso” que por segunda vez dictó en suelo porteño la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), influyente think tank de la derecha española, que dirige el ex presidente José María Aznar. Fueron tres días a puro panel en la Legislatura de la ciudad, con el jefe de gobierno porteño y sus funcionarios oficiando de anfitriones de un evento internacional en el que políticos, economistas, periodistas y empresarios se convocaron para defender los valores y el estilo de vida occidental, reafirmar la hegemonía del capital privado y rechazar la injerencia pública en los asuntos del mercado.
Desde exégetas de los golpes de Estado y nostálgicos de los ’90 y de consejos del FMI, hasta líderes de opinión escandalizados por “la Ley de Medios K” o gurúes que advirtieron sobre “la amenaza del populismo en la región”, el más amplio espectro de la derecha –el de rostro desencajado y el de refinado academicismo– tuvo sus tres días de fama en el Campus FAES 2010.
Como ya sucedió en 2009, la fundación que preside Aznar, de conocida prédica ultraliberal, militarista y enemigo rabioso de las ideas socialistas, contó con el apoyo local de la Fundación Pensar, la usina ideológica del PRO, y la Fundación Libertad, de Rosario, uno de los think tanks más antiguos de la Argentina y con gran poder de lobby en el interior del país.
FAES nació en España en 1989, como un organismo satélite del Partido Popular (PP), y desde entonces se preocupó por tener injerencia política y económica sobre América Latina, donde la Madre Patria se juega una porción de su interna partidaria y de sus negocios. Especialmente, en países como la Argentina, que cuenta con la mayor presencia española fuera de la Península Ibérica.
Hacer una reseña de los nombres, los prontuarios y los discursos de quienes animaron el congreso de la FAES no tiene desperdicio. Por caso, uno de los panelistas fue el periodista Vicente Massot, el ultramontano director del diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, y antiguo integrante de Cabildo, el libelo reaccionario que hasta hace poco seguía juntando polvo en los puestos de diarios. En 1993, Massot, histórico defensor del Proceso de Reorganización Nacional, supo ser viceministro de Defensa del primer gobierno de Carlos Menem, hasta que sus excesos en pro de la mano dura lo sacaron del Gabinete del riojano.
Paradojas o no, la FAES sentó a Massot en el panel “La libertad de prensa, bajo amenaza”. Sin embargo, quien endureció el discurso en esa mesa fue otro periodista: Adrián Ventura, columnista del diario La Nación, de Canal 13 y la señal de cable Todo Noticias (ambos del Grupo Clarín). Ventura apuntó de lleno a la Ley de Medios, a la que definió como “arbitraria e irregular”, y sostuvo que “en períodos de democracia no hubo nunca tantos ataques a la libre expresión”.
El día anterior, miércoles 13, la apertura del evento había contado con la presencia de la diputada nacional Gabriela Michetti y del ministro de Desarrollo Económico de la ciudad, Francisco Cabrera, ex director ejecutivo del diario La Nación y principal operador logístico de Pensar. Alejado de los escandaletes que salpican a otros miembros del Gabinete porteño, hace tiempo que Cabrera recorre el país difundiendo el sello de la fundación macrista.
Más tarde, fue el turno de Francisco de Narváez y Eduardo Duhalde. El “Colorado” comenzó por hacer una llamado a “la independencia de la justicia” y, sabedor del gusto empresario, sostuvo que “los agentes económicos necesitan confianza”. Pero el diputado del Peronismo Federal hizo hincapié, sobre todo, en el tradicional discurso de la inseguridad. Sostuvo que “la Argentina hoy es un país inseguro” y que se da “un proceso de negación de esa realidad”.
Duhalde reforzó la idea diciendo que: “lo que se ha planteado desde el gobierno es la mentira, el enfrentamiento y las políticas no previsibles”. En su nuevo rol de “estadista”, el ex presidente exhortó a copiar el modelo parlamentarista europeo. “Dejemos de ser África y vayamos hacia Europa”, resumió, grosso modo, el líder pejotista.
Unas horas antes, el director ejecutivo de la Fundación Ecuador Libre, Pablo Arosemena Marriott, estuvo compartiendo mesa con el agroempresario Gustavo Grobocopatel, quien volvió a renegar de las medidas proteccionistas para la exportación de granos. Por su parte, Marriott aportó que “la inestabilidad y la imprevisibilidad no ayudan a las inversiones”. Podría decirse lo mismo de los golpes de Estado. Sin embargo, en Ecuador la ONG que encabeza Marriott alentó la versión de que el reciente ataque al presidente Rafael Correa sólo fue “una huelga policial y no un intento de golpe”. Una mirada similar había tenido FAES con respecto al desplazamiento, en junio de 2009, de Manuel Zelaya del gobierno de Honduras.
Ya en la segunda jornada, destacó la presencia del venezolano Antonio Ledesma Díaz, alcalde metropolitano de Caracas, para quien el presidente Hugo Chávez Frías es la suma de todos los males. En su exposición, Ledesma Díaz sostuvo que “no se trata de sacar a Chávez por sacar a Chávez, sino de cambiar un modelo, llamado ‘socialismo del siglo XXI’. Queremos defender el derecho de la propiedad.” Junto al caraqueño, estuvo sentado el secretario de Economía de Chile, Tomás Flores, refrendando una suerte de “Internacional liberal” que pone muchas fichas en el país trasandino. Para reafirmar el lazo entre FAES y la derecha chilena, en 2009 asistió a la Legislatura porteña el entonces candidato a presidente Sebastián Piñera, que dejó un mensaje épico: “En la región existen dos modelos, uno es el bolivariano y el otro, el de la libertad.”
Como en aquella oportunidad, este año el chavismo volvió a ser el enemigo preferido de la derecha ilustrada y su demonización incluso superó a la que tradicionalmente se hace de Cuba. Sin embargo, FAES nunca descuida su apoyo a la “Red de Luchadores por la Libertad de Cuba”, en la que se agrupan distintas organizaciones opositoras al gobierno que hoy encabeza Raúl Castro. Una de ellas es la polémica Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), del fallecido operador anticastrista Jorge Mas Canosa, acusado por La Habana de fomentar infinidad de intentos desestabilizadores.
A nivel macro, FAES repudia a quienes impulsan la creación de bloques regionales que vayan por fuera del tratado de libre comercio del ALCA o se alejen del área de influencia de Washington. “Cada país elige dónde estar. Es mejor estar del lado de los ganadores”, opinó Aznar, para quien la Unión de Naciones Suramericanas –que demostró ser determinante para la defensa de las democracias regionales–, “es más una debilidad que un activo para el futuro”. 

TANQUETAS. En ese estado de cosas, no es extraño que FAES haya encontrado un rápido entendimiento con la Fundación Pensar, donde el PRO reúne a la plana mayor de sus funcionarios y busca formar futuros cuadros. El propio Macri ocupa la presidencia honoraria, junto a un consejo de administración integrado, entre otros, por ocho de sus ministros, tres diputados nacionales y siete funcionarios porteños, incluido el jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco.
El 1 de julio pasado, con bombos y platillos, Macri relanzó Pensar. Siguiendo el modelo que el PP aplicó con FAES en 2002, cuando puso bajo ese paraguas a sus otros think tanks, el jefe del PRO decidió centrar en Pensar su armado de cara a las elecciones de 2011.
Para eso, cuenta con el aporte silencioso pero gravitante de Gerardo Bongiovanni, director ejecutivo de Pensar y hombre de vasta experiencia en el mundo de las fundaciones. Bongiovanni también preside la Fundación Libertad –de sólida relación con la Embajada de los Estados Unidos–; encabeza la Red Libertad, que nuclea a 18 think tanks del interior del país, y es secretario general de la Fundación Internacional para la Libertad, que preside el flamante premio Nobel de Literatura, el escritor peruano Mario Varga Llosa.
Economista, pero por sobre todo dúctil operador del ideario liberal, Bongiovanni también le aporta al PRO los estrechos lazos que desde Rosario mantiene con el sector  agrícola. En parte, eso explica que sus fundaciones hayan ganado nuevos bríos a partir de 2008, en medio del conflicto con el campo. Ese mismo año, la Fundación Libertad trajo por primera vez a la Argentina a Aznar y la prédica de FAES, que luego emigraría de Rosario a la Ciudad de Buenos Aires.
Otro cuadro de Pensar es el economista Miguel Braun, encargado de los equipos técnicos. Braun fue uno de los fundadores de Cippec, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, de cuya gesta participó Sonia Cavallo, hija del ex ministro de Economía. Además de al macrismo, Cippec hizo aportes al proyecto de De Narváez: su ex director general, Nicolás Ducoté, integra hoy la task force que el Colorado prepara rumbo a 2011.
En Pensar también pone su experiencia ONG la diputada Laura Alonso, ex directora de Poder Ciudadano. Tanto esa fundación como Cippec, entre otras entidades de la sociedad civil, tienen el apoyo y han recibido donaciones de la poderosa Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus iniciales en inglés), que concentra fondos del Congreso estadounidense y apoya la línea del Departamento de Estado. El objetivo declarado de la NED es financiar proyectos para “fortalecer las instituciones democráticas en el mundo”, en especial “en países donde aún hay regímenes comunistas y autoritarios”.

SALONES. En los discursos que dieron ante el auditorio reunido por FAES, tanto Macri como Aznar combinaron guiños a la prensa anti-K con mensajes de unidad para la derecha criolla. El jefe porteño, que el año pasado había llamado a frenar la Ley de Medios, sostuvo que “la pérdida de libertades destruye las oportunidades”. Y Aznar completó la idea asegurando que “algunos gobiernos olvidan que su principal responsabilidad es garantizar las libertades, incluida, por supuesto, la de prensa”. El español también apostó a que, de los presentes en el evento, saliera el próximo presidente argentino, y en el macrismo lo interpretaron como una clara unción de su líder.
Por unos segundos, olvidaron que el mismo día en que esta nueva edición del “club de la derecha” llegaba a su fin, en otro salón de la Legislatura se reunía la Comisión que investiga a Macri en el affaire de las escuchas telefónicas. Un escándalo por el que el candidato de Aznar fue procesado en dos instancias y pronto podría ir a juicio oral. <

 

19/10/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Gob. de la Ciudad de Buenos Aires – Otra PRO contradictoria


Cómo van cayendo las mentiras del PRO,  una a una.. ahora le toca el turno a Gabriela Michetti, se desdice de lo que dijo en Campaña Electoral  igual que Mauricio Macri.

Gabriela Michetti ANTES A FAVOR DEL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

03/12/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Gob. de la Ciudad de Buenos Aires – Michetti y Bergoglio


 

El bajísimo perfil de Gabriela Michetti durante las últimas semanas llama la atención. Sin embargo, fuentes del macrismo, no precisamente de la línea política de Michetti, aseguran que la ex vicejefa del gobierno porteño tuvo activa participación en la contraofensiva del cardenal Jorge Bergoglio, quien criticó con dureza a Mauricio Macri por no haber apelado la sentencia de la jueza que habilitó el matrimonio de una pareja de homosexuales. En el enérgico pronunciamiento, que el martes fue la nota de tapa del diario La Nación, Bergoglio advierte que el acto de Macri “constituye un signo de grave ligereza” y una decisión política “que sorprende”

Debate

20/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Esto es PRO


19/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized, Videos | , , , , | Deja un comentario

Argentina – Necesidad mutua


Duhalde

Por Néstor Leone

La trama de intereses detrás del respaldo de Clarín a la candidatura de Eduardo Duhalde

Las reuniones existen y son más habituales de lo que se cree. Secretas, de alto contenido político y ciertamente amenas. De un lado, el empresario que supo convertir un diario de tirada mediana en un conglomerado de medios con capacidad de construir agenda e influir de manera decisiva en la opinión pública de la Argentina. Del otro, el político que fue sinónimo de maquinaria electoral y que es considerado, por muchos empresarios, como un hábil piloto de tormentas. Tienen necesidades complementarias y conveniencias mutas. Lo saben y se buscan. Pero, sobre todo, tienen un enemigo común, con el que han compartido tiempos de buenas relaciones y con el que hace rato están en disputa. Ese enemigo común, a pesar de su capacidad inextinguible para recuperar la iniciativa, no atraviesa su mejor momento. Y eso los entusiasma: piensan que, entre ambos, pueden contribuir a marcarle nuevos límites o condicionar su futuro, aunque el poder de fuego de ambos ya no sea el mismo.
Ésas han sido las razones y el contexto para que Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín, y Eduardo Duhalde, el político que siempre vuelve (aunque nunca se haya ido), retomaran las reuniones del pasado. Ésas que fueron clave en el contexto de la crisis de 2002 y que mantienen de manera episódica desde hace tiempo. La situación del mayor emporio periodístico del país, herido en sus posibilidades por las últimas movidas del Gobierno, genera las nuevas condiciones. Tanto como la escasez de alternativas opositoras de cara a 2011. Una serie de objetivos de mínima los puso en marcha. Dos aspiraciones de máxima, los envalentona: que Duhalde vuelva a ser presidente de la Nación y que Néstor Kirchner, más tarde o más temprano, termine preso.

EL GRAN DECISOR

Magnetto nunca aceptó sentarse con otros en pie de igualdad, dicen quienes lo conocen o lo han tratado. Y esto incluye a empresarios y a políticos de toda laya o responsabilidad. Se concibió a sí mismo como el más importante decisor de la Argentina, más allá de los poderes instituidos, y actúa en consecuencia. Es más, siempre se jactó, en reuniones sociales, de haber puesto a dos vicepresidentes (Carlos Ruckauf y Carlos “Chacho” Álvarez) y haber influido en varias de las políticas clave del país.
Una anécdota, conocida en el mundo empresario, lo pinta de cuerpo entero.
Cuentan que en Lisboa, el pope de Clarín se cruzó con Jesús de Polanco, presidente del poderoso grupo español Prisa. Advertido de la intención del propietario del diario El País de incursionar en el mercado argentino, Magnetto le pidió que lo visitase al llegar a estas latitudes. Pero la gentil invitación no cayó bien en su partenaire. El veterano hombre de negocios, fallecido en 2007, al salir de su asombro, no dejó pasar lo que consideró una osadía y lo interrumpió en seco: “Cuando voy a otros países suelo hablar con los gobiernos, no con los competidores”, espetó. A Magnetto no le gustó nada la reacción e inició una guerra de baja intensidad, con jugadas varias para obstaculizar el desembarco. Finalmente, Prisa compró radio Continental, su nave insignia en el país, a través de una firma controlada asentada en Estados Unidos, y recién hubo unidad de acción a partir de la discusión de la ley de medios.
Como cabeza del Grupo desde hace más de tres décadas, Magnetto le dio su impronta y le permitió consolidarse como conglomerado de medios. Mediante sus audaces estrategias de posicionamiento y su interpretación de “lo que pasa” en la sociedad (con dosis variadas de indefinición ideológica y pragmatismo) logró convertir a sus productos en formadores clave del sentido común argentino. Con su lógica política, imbatible hasta aquí, acaparó sonantes conquistas para el Grupo. Se sabe cómo opera Clarín: pasa del apoyo inicial a los gobiernos, a la negociación y de ésta a la crítica feroz cuando el poder político de turno ingresa en su declive.
Con los Kirchner intentó algo parecido, con resultados diversos. La prórroga por diez años de todas las licencias de televisión abierta y radios mediante un decreto cuestionable, de 2005, y el permiso para concretar la fusión de Cablevisión y Multicanal cimentaron parte de las buenas relaciones iniciales entre los Kirchner y el CEO del Grupo, siempre matizada por la mutua desconfianza. La cobertura del conflicto entre el gobierno nacional y el “campo”, la incursión del Estado en las trasmisiones de fútbol y la ley de medios significaron la ruptura definitiva, con consecuencias gravosas para el Grupo.
Esta confrontación, es vox populi, no llega en un buen momento: las finanzas del Grupo atraviesan dificultades. La crisis global, que no dejó de pegar fuerte en los medios, y la caída de las ventas, ligado a esto último y al declive tendencial de los diarios de papel, conforman un cuadro de situación que ya los mantenía preocupados. La salud de Magnetto, en vilo desde hace unos años, complica más las cosas, sobre todo, si se tiene en cuenta el déficit de cuadros empresariales que ha mostrado el Grupo en los diferentes frentes abiertos.
Por eso, son varios los que ven nubarrones en el futuro del Grupo. “Clarín hoy es como Tyson en su decadencia: le termina mordiendo la oreja a su rival como símbolo de impotencia”, señala un analista avezado de los medios, quien prefirió reservar su identidad. “Están tirando la última ficha al único número que pueden jugarla”, reconoce otro, en el mismo sentido. Es claro, no están hablando de la continuidad del Grupo o su supervivencia, garantizada por su peso histórico y su potencial todavía importante, sino de la ascendencia indiscutida sobre el resto del empresariado y la capacidad de influir no sólo sobre la opinión pública sino también sobre el poder político. Algunas reuniones de empresarios encumbrados, a espaldas de Magnetto y “para no quedar presos de esta pelea entre dos gigantes”, es un ejemplo. El descubrimiento tardío de la cantidad de rencor que había sembrado entre pares, es otro. La posibilidad de que el poder político mensure distinto el poder de fuego del Grupo, un tercer ejemplo, para nada menor.

EL ELEGIDO

 

En este contexto cenagoso, la opción Duhalde no tardó en llegar y convertirse en una apuesta fuerte del Grupo. Se sabe, la relación con el ex presidente siempre fue buena y se deben varios favores mutuos, que se remontan a la salida de la crisis de 2002 (ver aparte). Ahora, también parece que es mutua la conveniencia y la necesidad. Del lado del Grupo no parecen ocultarlo. En  reuniones sociales varias de las últimas semanas, directivos encumbrados dejaron correr el rumor para instalarla como posibilidad cierta. Saben que, para remontar el terreno perdido durante el último año, el actor indicado es Duhalde y no otro. Insinuaron con Carlos Reutemann, poco después de las elecciones de junio, y quedaron desairados con las indecisiones del Lole. En tanto, a Julio Cobos lo consideran el mal menor, pero no un “candidato propio”.
Desde el duhaldismo, reconocen reuniones habituales con la plana mayor del Grupo y la importancia que podría tener un eventual apoyo. “Duhalde nunca dejó de reunirse con Magnetto. La relación fue siempre muy buena”, reconoce un seguidor cercano al hombre de Lomas de Zamora. “En las elecciones de 2005, con Chiche de candidata, fuimos víctimas del acuerdo Kirchner-Clarín”, se ataja otro, duhaldista histórico, sin  desmentir las reuniones con Magnetto. El abrazo en público de Duhalde con el director del Grupo Clarín, José Aranda, a la vista de todos, en el último Coloquio de Idea, hablan de algunos vectores explícitos del acuerdo. La entrevista que concedió al diario, hace unas semanas, o ciertas notas, como la que firmó el 28 de octubre Eduardo van der Kooy bajo el sugerente titulo de “Duhalde, frente a la enorme tarea de reconstruir un liderazgo”, son señales de los aprontes implícitos.
“Duhalde es el tipo que más se acomodó al pensamiento de Magnetto. Nunca le discutiría su poder, porque el poder real no le importa”, confía un hombre del peronismo, que conoce el paño. En tanto, otros, más ligados a los medios, le dan entidad a lo que ya es un secreto a voces en el ambiente político: que el hombre fuerte de Clarín militaría para ver preso a Néstor Kirchner en plazo mediante. Con toda su flota de medios involucrada, le han escuchado a Magnetto, intentará darle sobrada difusión a las denuncias habidas y por haber sobre enriquecimiento ilícito en su contra.
Imbuido en el espíritu de consenso que tanto se pregona, con el Pacto de la Moncloa como modelo, el ex presidente está convencido de que puede ser una figura clave en el poskirchnerismo. Lo que aún no sabe es en calidad de qué: si como candidato a presidente (su aspiración máxima), como elector de una alternativa ganadora o como obstáculo para cerrar caminos a una potencial continuidad de la pareja patagónica y abrir el camino para el triunfo de Cobos. Conocedor de sus fuerzas, sabe que su problema es la escasa imagen positiva que conserva, de cara a la sociedad, aun cuando desde el empresariado se lo ve como “un hombre de consensos”. Y sabe, también, que difícilmente pueda recuperar el poder territorial inmenso del que hizo usufructo en su provincia. Intentará, eso sí, presentarse como ambulancia de heridos y armador del descontento K.
Por lo pronto, está preocupado por la escasez de candidatos alternativos con piné. A Reutemann ya le dio una especie de ultimátum para decidirse, pero la desilusión con el santafesino parece difícil de remontar. Con Felipe Solá la relación, aunque más próxima que hace un tiempo, sigue siendo sinuosa. Con Francisco de Narváez y Mauricio Macri, los otros hombres de Unión-PRO, además, parece haber cierto rencor. Nada que no pueda subsanar, es cierto, si los intereses son complementarios. Los resabios en el armado de las listas de junio último, donde quedaron varios duhaldistas afuera, y los cruces con De Narváez de estas semanas, dan la pauta. “Si alguno cree que puede ser candidato a presidente un extranjero, yo lo voy a buscar a Lula”, lo ninguneó el lomense, no casualmente en la entrevista con Clarín. “Tanto Duhalde como Kirchner son lo viejo, la vieja política, y creo que tenemos que mirar lo nuevo”, contragolpeó el empresario.
Mientras tanto, las reuniones de Duhalde son variadas y con una asiduidad cada vez mayor. Y no sólo con Magnetto. Con Roberto Lavagna, dicen que se ve seguido. Con Alberto Fernández, son varios los que aseguran que reabrió el diálogo. Durante la última semana, esas charlas las trasladó a Estados Unidos, donde estuvo invitado a una ronda de charlas en la Universidad de Harvard y compartió estadía con varios opositores, como el arista Alfonso Prat Gay y la ex vicejefa de gobierno porteño, Gabriela Michetti. Y con dirigentes todavía oficialistas pero díscolos, como los gobernadores Mario Das Neves o Juan Manuel Urtubey.
Con necesidades complementarias y conveniencias mutas, Magnetto y Duhalde, dos actores centrales de la vida política, intentan reacomodarse en el nuevo escenario. Saben que las fichas han cambiado y que el juego ahora es más difícil. Pero apuestan a su poder de fuego y a su peso histórico. Con la esperanza de revertir el rumbo. Y con el íntimo temor de ya no ser.

Leyes a medida

El Grupo Clarín tiene sobrados motivos para agradecer el breve paso de Eduardo Duhalde por el Ejecutivo, entre enero de 2002 y mayo de 2003. Durante esos meses, se aprobaron la Ley de Bienes Culturales (conocida como Ley Clarín), que limita el ingreso del capital extranjero en medios más allá del treinta por ciento, y la Ley de Quiebras, que impide que acreedores puedan tomar el control de una empresa en dificultades económicas.
Era época de crisis para el Grupo, que debía lidiar con algunos contratiempos financieros y esas leyes eran un buen reaseguro, casi tanto como lo fueron la devaluación y la pesificación asimétrica que licuó buena parte de sus deudas.

Fuente – Debate

06/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Gob. de la Ciudad de Bs. As. – Cómo Macri y Palacios forjaron el sueño de una Side neoliberal


Macrinervioso

Esto si que es más que PRO…es volver a los años 76 …

Marianike

 

La persistencia de Macri por crear un aparato de inteligencia propio sumó a su gestión en la debacle.

01-11-2009 /  Mientras Montenegro casi se va por la llegada de Burzaco, trasciende una lista de espías porteños.

Por Ricardo Ragendorfer y Walter Goobar
delitosypesquisas@miradasalsur.com

No sin un toque de ironía, el ministro Guillermo Montenegro resumió su estado de ánimo con las siguientes palabras:
–Hasta acá llegó mi amor.
–No digas eso, Guillermo. Hacelo por mí –fue la respuesta de la ex vicejefa del gobierno porteño, Gabriela Michetti–.
El diálogo tuvo lugar el miércoles pasado, después de que Mauricio Macri anunciara el nombramiento de Eugenio Burzaco como jefe de la aún latente Policía Metropolitana. Ello no habría causado el beneplácito del ex juez federal, quien insistió:
–No aguanto más…
La diputada electa sólo atinó a forzar una sonrisa comprensiva, a la vez que palmeaba con suavidad la mejilla de su interlocutor. Y él prometió reconsiderar el asunto.
De hecho, Montenegro ya había redactado su renuncia. Y ello, en sí mismo, constituye una curiosidad. Porque no había tenido una reacción así ante los repudios que generó la presencia del comisario Jorge Palacios en su área de influencia. Ni por las graves irregularidades constatadas en las contrataciones y compras de equipos. Ni por el affaire del espionaje que llevó tras las rejas al hoy afamado Ciro Gerardo James. Por el contrario, frente al estallido de cada uno de estos episodios, él supo aferrarse a su cargo con un fervor casi irracional. Claro que también lo tuvieron sin cuidado otros tragos amargos de última data. Como la suspensión de custodias en dependencias porteñas por una deuda morosa de 36 millones de pesos que su gestión mantiene con la Policía Federal. Y la filtración periodística de datos sobre unos 20 agentes de inteligencia que, como James, cumplen tareas inciertas en el Ministerio de Seguridad. Sin embargo, en medio de semejante debacle, sería la designación de Burzaco lo que terminó por sacudir su entereza emocional. No es un secreto, claro, que entre ellos anida un añejo rencor.

Cuestión de peso. En la campaña electoral de 2007, Macri enarboló el tema de la seguridad como su bandera más preciada. Ello fue determinante en su llegada a la jefatura de la Ciudad. Su principal asesor al respecto fue precisamente Burzaco, un robusto   muchacho de 38 años que soñaba con ser  ministro de seguridad, tal como el líder del PRO se lo había prometido. Pero  grande fue su sorpresa al enterarse por los diarios que Macri terminó eligiendo a Montenegro para ese cargo.
Apalabrado en septiembre de ese año por Michetti –con la que había entablado un lazo de amistad a través de quien fuera su esposo, el ex periodista Eduardo Cura–, Montenegro no vacilaría en renunciar al Juzgado Federal Nº 7 para estrenar el traje de ministro, no sin antes tener una gentileza con su futuro patrón: archivar una causa que investigaba a Ángelo Calcaterra –el primo de Macri– por notorios sobreprecios en obras públicas.
Lo cierto es que la figura del Gordo –como todos le dicen a Montenegro– entusiasmó a Macri. En realidad, éste pretendía designar en Seguridad a un especialista en la materia que, además, tuviera una excelente llegada al universo policial. Pero ante la inexistencia de un candidato con tales características, terminó por orientar su búsqueda hacia alguien que sólo cumpliera con el segundo requisito. Montenegro tenía justo ese perfil. Y, por cierto, su llegada a la función pública contó con la expresa aprobación de Palacios, quien –desde la sombra– ya entonces asesoraba al futuro jefe de gobierno en el diseño de una fuerza policial cuyo eje estuviera depositado en el espionaje. Montenegro también tenía justo ese perfil.
Es que aquel hombre de 45 años, padre de tres hijos, amante del rugby y con una inquebrantable fe católica, jamás ocultó su fascinación por el universo de los agentes secretos. Incluso, entre sus conocidos y colegas del fuero federal, era célebre por jactarse de espiar teléfonos ajenos. “Ojo, yo sé todo”, supo ser su latiguillo en tales ocasiones.  Y ello tenía su asidero de razón: durante sus días de fiscal, en su despacho estaba instalado uno de los equipos permanentes de la Side para efectuar filmaciones clandestinas, tal como está probado en la causa que lleva el juez Ariel Lijo por las irregularidades cometidas en la instrucción judicial por el atentado a la Amia. Ya entonces, Montenegro y el Fino mantenían una relación cordial. Y este último no dudó que el Gordo sería funcional, o al menos, manejable, en el proyecto macrista de crear una Side paralela.
Ahora –según fuentes confiables– se sabe que ese plan fue dispuesto desde el principio por el propio Macri. Y Palacios fue su brazo ejecutor. En aquel contexto, éste le incrustó a Montenegro la forzada presencia de Pascual Miguel Mazzeo, un ex oficial de la temible Superintendencia de Seguridad Federal que durante la dictadura –bajo el alias de Macciopinto– fue infiltrado en la Juventud Universitaria Peronista (JUP). Y en los albores de la gestión del PRO en la Ciudad, siempre bajo las órdenes del Fino, su misión sería la de ser ladero del ministro, con el propósito de que éste sea debidamente controlado.
Ahora también se sabe que Mazzeo –en su calidad de vaso comunicante entre Macri y Palacios con Montenegro– jugó un rol clave en la selección del personal de la Metropolitana. Ya entonces fue reclutado Ciro James, cuyo destino intermedio sería el Ministerio de Educación, puesto que la fuerza policial porteña transitaba aún por su prehistoria. Para ello se recurrió al gerente de Boca Juniors, Andrés Ibarra –y por consiguiente, empleador de James en ese Club– quien acababa de convertirse en subsecretario de esa cartera. Allí, el espía –bajo la cobertura de ser asesor del área legal– monitoreaba a docentes y estudiantes en sus respectivos conflictos con el gobierno de la Ciudad.
Junto con James, el dúo Fino-Macri también orquestó la incorporación de una verdadera legión de plumas –como se les dice a los agentes de inteligencia de la Federal– y un volumen no menor de ex agentes de la Side. De los primeros, trascendió un listado con la identidad y el rango de unos 20. Entre ellos resaltan, por caso, María Graciela y Soledad Ontivero, hijas de Adalberto Ontivero, secretario del comisario Osvaldo Chamorro. Nadie sabe a ciencia cierta las tareas que cumplen estos efectivos. Al respecto, un vocero del Ministerio evacuó dicho enigma con las siguientes palabras: “Antes eran topos que se infiltraban; acá se van a cortar el pelo y salir a la calle”.
A su vez, Miradas al Sur tuvo acceso a una listado de ex agentes de la Side que ahora, por cuenta de la Metropolitana, también “se van a cortar el pelo y salir a la calle”. Entre ellos están Mario Viña, Rodrigo Bononi, Luis Starzza, Lucio Starzza, Federico Tornazo y Félix Isla Rodríguez (jefe de seguridad del Teatro Colón).  También hay dos agentes vinculados a Miguel Ángel Toma –Raúl Rosa y Alejandro Colombo–, un ex agente cesanteado por inventar pagos a confidentes imaginarios –Víctor Ruiz–, dos agentes que participaron con Galeano y Palacios en el encubrimiento del caso Amia –Jorge Matute y Vito Occhionero– y  un traficante de datos de dudosa veracidad para fines periodísticos: Walter Bucceta.
Ésa es parte de la Policía Metropolitana que, a partir de diciembre, encabezará su recién designado jefe civil, Eugenio Burzaco.

La segunda oportunidad. Hijo del Raúl Burzaco –ex vocero de Carlos Menem y director del diario Tiempo Argentino–, el joven Eugenio jamás fue informado por Macri sobre la decisión de reemplazar su entronización como ministro por la de Montenegro. Sin embargo, en los corrillos del PRO circuló con insistencia la versión de que ello había obedecido a la mácula sanguinolenta que perdura en su currículum por haber asesorado a la policía neuquina de Jorge Sobisch, en tiempos del asesinato del maestro Carlos Fuentealba.
Aún así, en enero de 2008, el ex juez le ofreció hacerse cargo de la subsecretaría del Ministerio. Pero Burzaco –seguramente por un despecho escalafonario– ni le contestó. A partir de entonces –dicen–, Montenegro empezaría a profesarle una indisimulada animosidad. Ya se sabe sobre el golpe que para él significó la imposición del otro por parte de Macri en la Metropolitana. En consecuencia, Burzaco se convertirá en el tercer jefe de una fuerza policial que aún no ha visto la luz. Y Chamorro –quien se reúne diariamente con el Fino en las oficinas compartidas de la calle Maipú– pasaría nuevamente al segundo peldaño de dicha milicia, pero recién en diciembre, cuando Burzaco culmine su mandato como diputado. En tanto, un coro de repudios ya comienza a opacar su futuro.
Con la esperanza de que su condición de jefe policial civil impresionara de modo positivo a la opinión pública, el nombramiento de Burzaco exhumó del olvido el sabor picante de su trayectoria. Considerado como una suerte de intelectual del ala más conservadora de la nueva derecha argentina, este licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad del Salvador haría su primer trabajo de campo como agente de la Side, durante la época de Fernando De Santibáñez. Luego asesoraría –además de Sobisch– al no ingeniero Juan Carlos Blumberg, a la comisión directiva de River Plate y hasta a un senador estadounidense del Partido Republicano. También es autor de dos libros: Rehenes de la violencia y Mano justa. En lo político, tras abandonar la Side durante la caída del gobierno de la Alianza, se fascinó con la profundidad del pensamiento macrista. Y se unió a las filas del PRO, siendo elegido diputado en 2007. Tras el desaire de su fallido nombramiento, se mudó hacia las huestes de Francisco De Narváez, quien en las últimas elecciones sólo le concedió una candidatura de consejal. Ello determinó su alejamiento de la política. Pero la sorpresiva convocatoria de Macri para encabezar la fuerza policial más desafortunada del país, lo situó por vez primera en el centro de la escena.
Enemistado con Montenegro, al frente de una cúpula controlada por el Fino  y resistido por la oposición y las organizaciones sociales, su futuro es más que incierto.

El Argentino

01/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Va a estar buena, Buenos Aires, no se dejen engañar!- Marianike


LA PATOTA DE LA UCEP, CON APOYO POLICIAL, ARRASO CON UNA HUERTA COMUNITARIA

Otro desalojo con topadora

El predio, ubicado en Caballito, era un baldío hasta que fue recuperado por un grupo de jóvenes. Allí habían montado una huerta orgánica en la que participaban habitantes del barrio; con el argumento de “riesgo ambiental y sanitario”, fue desalojada de madrugada.

El predio de no más de 30 metros por 10, entre una calesita y la plaza Giordano Bruno, a la vera de las vías del ferrocarril Sarmiento, en Caballito, era la Huerta Orgázmika, un espacio en el que un grupo de jóvenes lograron, a través del cuidado de vegetales y producción de alimentos, recuperar un baldío y activar la participación comunitaria que surgió con el reverdecer de las agrupaciones vecinales en 2001. Luego de siete años y medio de vida, una patota de la Unidad de Control de Espacio Público (UCEP), apoyada por tres grupos de Infantería y más de 20 efectivos de la Policía Federal, irrumpió a las cuatro de la madrugada, desalojó el lugar y arrasaron con todo a fuerza de topadora. El predio, que pertenece a la Onabe, fue desalojado por decreto, argumentando “riesgo ambiental y sanitario”: había una bañera con plantas acuáticas donde podían criarse mosquitos, argumentaron en el gobierno porteño.

Con el predio ya perdido, y luego de una asamblea sobre la calle Rojas, a la vera de las vías, los participantes del proyecto, junto a miembros de agrupaciones que se solidarizaron con el grupo y algunos vecinos, recorrieron las calles del barrio porteño para “canalizar la frustración” que les provocó la pérdida. Dejaron para hoy el análisis sobre los pasos y la posibilidad de rearmar la huerta orgánica comunitaria en otro lugar. “Es terrible. Ahora ya no hay nada que se pueda mostrar”, lamentó Héctor Mendizábal, uno de los jóvenes que conforma el núcleo del colectivo que sostenía la huerta. Es que, si bien un grupo de no más de diez jóvenes son los impulsores del proyecto, las puertas de huerta estaban abiertas para todos. “Cualquiera se acercaba y podía participar”, aseguró Mendizábal, respecto no sólo de los trabajos de mantenimiento de la huerta, compuesta por más de 100 especies vegetales, sino de los talleres de cocina, permacultura y plantas medicinales que allí tenían lugar de lunes a lunes. La mayoría del grupo permanente vive a dos cuadras del predio. Llegaron al lugar en pleno desalojo, alertados por una vecina. “La despertaron los ruidos de las topadoras. Claro, si tiraron todo abajo. No dejaron nada”, reflexionó Nitai Riveli, una de las chicas que fue amenazada e insultada por los policías que destruían la huerta frente a sus ojos. “Nos amenazaban con que nos iban a llevar presos y nos gritaron que no teníamos derecho a nada. A dos compañeros los golpearon”, agregó.

Según Riveli, “no presentaron ningún papel” donde figurara una orden de desalojo ni las razones de ese procedimiento. “Una cita con funcionarios del Ministerio de Ambiente y Espacio Público y de la Defensoría del Pueblo para el jueves fue “la única respuesta e información que nos dieron. Al parecer, la Defensoría informó que la huerta era un foco de cría del mosquito que contagia el dengue, pero no nos explicaron del todo”, remarcó la joven.

Los jóvenes reconocieron entre el grupo de efectivos de las fuerzas de seguridad estatales al director general del CGP Nº 6, Marcelo Iambrich, con el que habían mantenido una reunión hace no más de 20 días: “Nos había dicho que no nos preocupemos. Que la atención estaba puesta sobre otra cosa y que no nos iban a sacar”, expresó Riveli. Desde octubre de 2008, un grupo de representantes de la Huerta Orgázmika venía manteniendo reuniones periódicas con él “en las que buscamos una solución al conflicto” que se inició con el intento de desalojo decretado por el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, en septiembre de 2008. Esa orden no prosperó en ese momento por la presentación de un recurso de amparo. “En los últimos encuentros nos habían prometido que iban a regularizar la situación, que íbamos a poder quedarnos con el lugar”, destacó Mendizábal.

Nada de eso parece que va a ocurrir. Desde el gobierno porteño explicaron que el procedimiento se basó en “informes del Instituto Pasteur y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad en los que se alerta sobre riesgo ambiental y sanitario del lugar, donde existe una letrina, un horno y dos bañeras que eran utilizadas al aire libre”. Riveli confirmó la existencia de “un horno de barro, un baño seco y una bañera donde vivían plantas acuáticas. Todo cuidado por nosotros”, agregó mientras se preguntó qué clase de peligro sanitario podían englobar esos elementos. Fuentes del gobierno porteño remarcaron que el operativo “está respaldado por un decreto que autoriza los desalojos administrativos”.

Página 12

19/05/2009 Posted by | Medio Ambiente, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura | , , , , , , , , , | 1 comentario

Argentina: Las callecitas de Buenos Aires


viernes 15 de mayo de 2009

Nenebronca_APE

Carlos del Frade (APE)

La europea Capital Federal ya forma parte de la antología de la melancolía.

A fuerza de concentración de riquezas en pocas manos y multiplicación de miseria, los gobiernos locales han priorizado ponerse del lado de los voraces ganadores que siguen siendo los mismos desde principios de los años noventa del siglo pasado.

Cuando cualquier pasajero errante desembarca en Retiro, frente a la opulencia del Sheraton y a la mismísima Torre de los Ingleses, decenas y decenas de familias duermen como pueden acurrucadas entre persianas que todavía no abren.

Las callecitas de Buenos Aires ya no tienen aquel no se qué del tango que remitía a lo bello y misterioso.

Ahora, en pleno tercer milenio, la exclusión puede verse en vivo y en directo, debajo de frazadas gastadas están los nuevos empobrecidos, los macriados, los desalojados versión 2009.

La información es contundente: “Un relevamiento realizado el lunes 27 de abril por personal del propio gobierno porteño reveló que hay 1950 personas durmiendo en la calle, cifra que duplica la que se había registrado el año pasado, para la misma fecha, cuando todavía no se aplicaban las drásticas y ‘silenciosas’ medidas dispuestas por el macrismo”, sostiene la noticia.

Agregan los datos que “el presupuesto del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) cayó este año de más de 500 millones a menos de 120 millones de pesos. De esos 120 millones, casi cien se destinan al pago de sueldos y al funcionamiento del IVC, lo que prácticamente deja sin financiamiento las obras en marcha y los planes previstos para este año”.

Una clara política que va en contra de la posibilidad de contar con viviendas para el pueblo de la ciudad capital, de la gran megalópolis de la Argentina.

De acuerdo a los dichos de los referentes de las organizaciones sociales que intentan paliar los efectos del desalojo entre el pueblo empobrecido de Buenos Aires, “las personas desalojadas reciben pequeños subsidios que apenas les alcanzan para alquilar una pieza en un hotel, durante un tiempo, hasta que finalmente terminan en la calle”.

Sin embargo, “no hay un plan de contención para las familias, al punto que incluso cortaron la entrega de subsidios. Durante siete días, desde el miércoles previo a la Semana Santa, permaneció cerrado el edificio del gobierno porteño (la Secretaría de Desarrollo Social) que está en Entre Ríos y Pavón. No se otorgaban los subsidios por problemas presupuestarios, aunque oficialmente se dijo que era por ‘tareas de desinfección’”.

Los desalojos son expresiones concretas de una política vinculada a la concentración de riquezas en pocas manos, la multiplicación de la pobreza y la consiguiente persecución contra los más necesitados y urgidos.

El panorama se completa con la ausencia de lugares para tratar a los pibes consumidos por el paco u otras formas del narcotráfico. Para las ya mencionadas organizaciones sociales, la presencia de los chicos en las calles “se ha duplicado también porque no hay lugares habilitados que estén destinados a su atención. Los casos más graves tienen que ver con los chicos que tienen adicciones, al paco o a otras drogas, porque no hay lugares para su internación en la Capital Federal y tienen que ser derivados a la provincia de Buenos Aires. En la ciudad la situación es sencillamente horrible, incluso para los casos de atención psiquiátrica, porque el Hospital Tobar García está desbordado”, indicaron.

Las callecitas de Buenos Aires muestran la verdadera cara de una política de exclusión social y privilegios consagrados.

Autor foto: APE

16/05/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | 1 comentario