America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Kirchner a UNASUR, su carga simbólica


07-05-2010

Ángel Guerra Cabrera

La Jornada

Con la elección de Néstor Kirchner como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la cumbre extraordinaria celebrada en Argentina, el bloque dio otro paso firme hacia su consolidación como mecanismo de independencia, unidad e integración subregional. Y es que haberle asignado esa responsabilidad al ex presidente argentino tiene una gran carga simbólica toda vez que fue bajo su mandato y gracias a la influencia que le confería ser jefe de Estado del país sede que se hizo posible, entre otras causas, desactivar la puesta en vigor del ALCA en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, instrumento “monroísta” concebido para la recolonización de América Latina por Estados Unidos, enterrado allí según lo expresara entonces el presidente venezolano Hugo Chávez. A la sazón, ya la rebelión antineoliberal latinoamericana -razón principal de que pudiera ser derrotado el ALCA- había llevado a la presidencia de sus países, además de a Kirchner y a Chávez, a Lula da Silva y Tabaré Vázquez en Brasil y Uruguay respectivamente, y estaba por ser elegido un mes después Evo Morales, que acudió a la Cumbre (paralela) de los Pueblos todavía como candidato.

Otros acuerdos importantes de la cumbre fueron el apoyo a Argentina en el diferendo con el Reino Unido por la soberanía sobre las Malvinas y la censura a la ilegal exploración británica de recursos naturales en la plataforma continental argentina, la condena a la racista ley Arizona, el respaldo a las acciones de Paraguay en defensa de la seguridad ciudadana y la decisión de acelerar la dilatada ayuda a Haití. No fue posible alcanzar consenso sobre Honduras ya que Colombia y Perú reconocen el gobierno de Lobo a diferencia de los otros diez miembros.

UNASUR nació en Cusco en diciembre de 2004, aunque fue bautizada en isla Margarita en 2007. Es muy joven comparada con sus similares de otros continentes aunque fue en el nuestro donde más temprano surgieron las ideas de unidad e integración de varios de sus próceres, señaladamente Bolívar, pero donde las oligarquías y el imperialismo, primero británico y luego estadounidense, le han puesto más obstáculos a su concreción. Sin embargo, pese a su juventud, UNASUR ya ha cumplido importantes funciones no obstante las diferencias ideológicas y políticas que por la índole plural de una organización de este carácter es natural que existan entre los Estados miembros.

Su decisiva contribución para frenar y desmantelar el golpe de Estado separatista enfilado por Estados Unidos para derrocar al gobierno de Evo Morales fue histórica, pues nunca antes los gobiernos latinoamericanos habían conseguido unirse para derrotar un plan sedicioso de la potencia del norte contra uno de ellos. UNASUR también ha cumplido un importante papel en la preservación de la unidad suramericana y latinoamericana que Estados Unidos se proponía resquebrajar a partir del ataque a Ecuador por la zona de Sucumbíos, y en evitar nuevas intervenciones militares yanquis, amenaza enormemente potenciada a partir de la reactivación de la IV Flota, el golpe de Estado en Honduras y el convenio para la instalación de bases yanquis en Colombia, este último rechazado clamorosamente en la cumbre de Bariloche por una mayoría de miembros del bloque.

Kirchner tiene por delante la institucionalización de UNASUR, que debería permitir un sostenido avance de las acciones integracionistas. De suma importancia es promover la ratificación del Tratado Constitutivo de la organización por los parlamentos de los países miembros, ya que sólo lo han hecho los de Bolivia, Ecuador, Venezuela y Guyana entre las doce naciones que la integran. Otro asunto trascendental es acabar de poner en funcionamiento el Banco del Sur, que podría haber constituido una importante herramienta en medio de la crisis capitalista pero cuyo arranque sigue dilatándose. Además existen numerosas iniciativas de integración regional que habría que estudiar para su aprobación y puesta en funcionamiento. En este campo la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América Latina y el Caribe acumula ya un cúmulo de experiencias de gran valor, sobre todo porque se apartan de los mecanismos tradicionales del comercio internacional, ya que buscan la complementación, la solidaridad y el beneficio mutuo antes que la ganancia a ultranza. Algunas de ellas son muy sencillas y poco costosas, como la campaña de alfabetización con el método Yo sí puedo, cuyo efecto multiplicador en la educación y la cultura es incalculable.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/05/06/index.php?section=opinion&article=024a1mun

07/05/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

EL PANTANO ARGENTINO – EL IRRESISTIBLE DESARROLLO DE LA CRISIS DE GOBERNABILIDAD


POR JORGE BEINSTEIN*

El nuevo año comenzó mal en Argentina, el conflicto causado por el desplazamiento del presidente del Banco Central, Martín Redrado, disparó una grave crisis institucional donde se enfrentan dos bandos que van endureciendo sus posiciones. Por un lado una oposición de derecha cada vez más radicalizada ahora con mayoría en el poder legislativo encabezada por el vicepresidente de la República y que se extiende hacia los núcleos más reaccionarios del poder judicial y de las fuerzas de seguridad (públicas y privadas).


Fachada del Banco Central de la Argentina

Se trata de una fuerza heterogénea, casi caótica, sin grandes proyectos visibles impulsada por los grandes medios de comunicación que operan como una suerte de “partido mediático” extremista, su base social es un agrupamiento muy belicoso de clases medias y altas. En el otro bando encontramos a la presidenta Cristina Kirchner resistiendo desde el Poder Ejecutivo con sus aliados parlamentarios, sindicales y “sociales”, su perfil político es el de un centrismo desarrollista muy contradictorio oscilando entre las capas populares más pobres a las que no se atreve a movilizar con medidas económicas y sociales radicales y los grandes grupos empresarios y otros factores de poder que busca en vano recuperar para recomponer el sistema de gobernabilidad vigente durante la presidencia de Néstor Kirchner.

A este abanico de fuerzas locales es necesario incorporar la intervención de los Estados Unidos que a partir de la llegada de Barak Obama a la Casa Blanca se muestra cada vez más activa en los asuntos internos de Argentina.

Esto debe ser integrado al contexto más amplio de la estrategia imperial de reconquista de América Latina marcada por hechos notorios como el reciente golpe de estado en Honduras, el despliegue de la Cuarta Flota, las bases militares en Colombia y otras actividades menos visibles pero no menos efectivas como la reactivación de su aparato de inteligencia en la región (CIA, DEA, etc.) y la consiguiente expansión de operaciones conspirativas con políticos, militares, empresarios, grupos mafiosos, medios de comunicación, etc.

LA OLA REACCIONARIA

Como es sabido la crisis se desató cuando el presidente del Banco Central decidió no acatar un decreto llamado de “necesidad y urgencia”, con fuerza de ley, que le ordenaba poner una parte de las reservas a la disposición de un fondo publico destinado al pago de deuda externa. De ese modo Redrado (apoyándose en la “autonomía” del Banco impuesta en los años 1990 por el Fondo Monetario Internacional, FMI) desafiaba la legalidad y asumía como propia la reivindicación del conjunto de la derecha: no pagar deuda externa con reservas sino con ingresos fiscales obligando así al gobierno a reducir el gasto público lo que seguramente impactaría de manera negativa sobre el Producto Bruto Interno, el nivel de empleo y seguramente sobre los salarios.

En una primera aproximación, la crisis aparece como una disputa sobre política económica entre neoliberales partidarios del ajuste fiscal y keynesianos partidarios de la expansión del consumo interno, sin embargo la magnitud de la tormenta política en curso obliga a ir más allá del debate económico, no existe proporción entre el volumen de intereses financieros afectados y la extrema virulencia del enfrentamiento. Tampoco se trata de un problema causado por la necesidad de pagar deuda externa ante una situación financiera difícil, por el contrario, el Estado tiene un importante superávit fiscal y la deuda externa representa actualmente cerca del 40 % del Producto Bruto Interno contra un 80 % en 2003 cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia de la República.

Para empezar a entender lo que esta ocurriendo es necesario remontarnos al primer semestre del 2008 cuando estalló el conflicto entre el gobierno y la burguesía rural, en ese caso también la confrontación apareció bajo el aspecto económico: el gobierno intentó establecer impuestos móviles a las exportaciones agrarias, cuyos precios internacionales, en ese momento, subían vertiginosamente, los grandes grupos del agrobusiness se opusieron, aunque estaban ganando mucho dinero pretendían ganar mucho más acaparando la totalidad de esos beneficios extraordinarios. Para sorpresa, tanto del gobierno como de los propias elites agrarias, su protesta fue inmediatamente respaldada por la casi totalidad de los empresarios rurales, incluso por sectores que por su área de especialización o ubicación regional no tenían intereses materiales concretos en el tema, y rápidamente los cortes de ruta, magnificados por los medios de comunicación, arrastraron la adhesión de las clases altas y medias urbanas, estructurándose, de esa manera, una marea social reaccionaria cuya magnitud no tenía precedentes en la historia argentina de los últimos cincuenta años. Para encontrar algo parecido sería necesario remontarnos a 1955 cuando una masiva convergencia conservadora de clases medias apoyó el golpe de militar oligárquico.

La movilización derechista de 2008 estuvo plagada de brotes neofascistas, alusiones racistas a las clases bajas, insultos al “gobierno montonero” (es decir supuestamente controlado por ex guerrilleros marxistas reciclados), etc. Esa ola reaccionaria se prolongó en las elecciones legislativas de 2009 donde la derecha obtuvo la victoria (y la mayoría en el Parlamento), antes y después de ese evento estuvo permanentemente alimentada por los medios de comunicación concentrados. Actualmente es difícil diagnosticar si mantiene o no su nivel de masividad, el conflicto se desarrolla por ahora sin presencias multitudinarias, la gran mayoría de la población observa la situación como a una pelea por arriba entre grupos de poder.

Si evaluamos la trayectoria en los dos últimos años de la confrontación entre una derecha, cada vez más audaz y agresiva, y un gobierno, crecientemente acorralado, no es difícil imaginar un escenario próximo de “golpe de estado”, no siguiendo los viejos esquemas de las intervenciones militares directas, ni siquiera pensando en una réplica del caso hondureño (golpe militar con fachada civil) sino más bien en un abanico de alternativas novedosas donde se combinarían factores tales como la manipulación de mecanismos judiciales, el empleo arrollador del arma mediática, la utilización de instrumentos parlamentarios, la movilización de sectores sociales reaccionarios (cuya amplitud es una incógnita fuerte) incluyendo acciones violentas de grupos civiles dirigidos desde estructuras de seguridad policiales o militares. En este último caso, deberíamos tomar en consideración las posibles intervenciones del aparato de inteligencia norteamericano que dispone actualmente de un importante know how en materia de golpes civiles, como las llamadas revoluciones coloridas o blandas, algunas exitosas como la “naranja” en Ucrania (2004), la que derrocó a Milosevic (Yugoslavia 2000), la de “las rosas” (Georgia 2003), la de “los tulipanes” (Kirguistán 2005), la “del cedro” (Líbano 2005) y otras fracasadas como la “revolución blanca” (Bielorrusia 2006), la “verde” (Irán 2009) o la “revolución twitter” (Moldavia 2009).

En todas esas “revoluciones”, orquestadas por el aparato de inteligencia de los Estados Unidos, las convergencias entre grupos civiles y medios de comunicación golpearon contra gobiernos considerados “indeseables” por el Imperio, tuvieron éxito ante estados sumergidos en crisis profundas, fracasaron cuando las estructuras estatales pudieron resistir y/o cuando las mayorías populares les hicieron frente.

LAS RAÍCES

¿Cuáles son las raíces de esa avalancha derechista?, no puede ser atribuida al descontento de las elites empresarias y de las clases superiores ante drásticas redistribuciones de ingresos en favor de los pobres o a medidas económicas izquierdizantes o estatistas que afecten de manera decisiva los negocios de los grupos dominantes. Por el contrario, la bonanza económica que marcó a los gobiernos de los Kirchner significó grandes beneficios para toda clase de grupos capitalistas: financieros, industriales exportadores o volcados al mercado interno, empresas grandes o pequeñas, etc. Argentina experimentó altas tasas de crecimiento del PBI y enormes superávits fiscales impulsados por exportaciones en vertiginosos ascenso. Y aunque la desocupación se redujo la estructura de distribución del Ingreso Nacional heredada de la era neoliberal no varió de manera significativa. La gobernabilidad política permitió la preservación del sistema que tambaleaba hacia 2001-2002, las estatizaciones decididas durante la presidencia de Cristina Kirchner fueron en realidad medidas destinadas a preservar el funcionamiento del sistema más que a modificarlo, la estatización de la seguridad social privada, por ejemplo, fue precipitada por la crisis financiera global y el agotamiento de una estructura de saqueo de fondos previsionales, la estatización de Aerolíneas Argentinas significó tomar posesión de una empresa totalmente liquidada a punto de desaparecer.

Si alguna presión existe a nivel de las clases altas es hacia una mayor concentración de ingresos y ello debido a su propia dinámica gobernada por el parasitismo financiero global-local que opera como una suerte de núcleo estratégico, central de sus negocios. En ese sentido la resistencia del gobierno a esa tendencia en aras de la gobernabilidad aparece ante dichas elites como un “intervencionismo insoportable”.

Otro factor decisivo es la creciente agresividad de los Estados Unidos acosado por la crisis, sabiendo que el tiempo juega en su contra, que la decadencia de la unipolaridad imperial les puede hacer perder por completo sus tradicionales posiciones de poder en América Latina. En realidad eso ya está empezando a ocurrir a partir del proceso de integración regional, de un Brasil autonomizándose cada vez mas de los Estados Unidos, de la persistencia de la Venezuela chavista, la consolidación de Evo Morales en Bolivia, etc. La Casa Blanca está embarcada en una loca carrera contra el tiempo, extiende las operaciones militares en Asia y Africa heredadas de la era Bush, apadrina el golpe militar en Honduras y otras intervenciones en América Latina. La caída o degradación integral del gobierno kirchnerista sería para los norteamericanos una muy buena noticia, debilitaría a Brasil, reduciría el espacio político de Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Pero existe un fenómeno de primera importancia que probablemente los Kirchner ignoraron y que buena parte de la izquierda y el progresismo subestimaron: el cambio de naturaleza de la burguesía local, cuyos grupos dominantes han pasado a constituir una verdadera lumpen burguesía donde se interconectan redes que vinculan negocios financieros, industriales, agrarios y comerciales con negocios ilegales de todo tipo (prostitución, tráfico de drogas y armas, etc.), empresas de seguridad privada, mafias policiales y judiciales, elites políticas y grandes grupos mediáticos. Es la más importante de las herencias dejadas por la dictadura, consolidada y expandida durante la era Menem.

La política de derechos humanos del gobierno no afectó solo a grupos de viejos militares criminales aislados e ideológicamente derrotados, al golpear a estos grupos estaba desatando una dinámica que dañaba a una de las componentes esenciales de la (lumpen) burguesía argentina realmente existente. Cuando empezamos a desentrañar la trama de grupos mediáticos como “Clarín” o no mediáticos como el grupo Macri aparecen las vinculaciones con negocios provenientes de la última dictadura, personajes clave de las mafias policiales, etc. En esos círculos dominantes la marea creciente de procesos judiciales contra ex represores pudo ser vista, tal vez en su comienzo hacia mediados de la década pasada, como una concesión necesaria al clima izquierdizante heredado de los acontecimientos de 2001-2002 y que mantenida dentro de límites modestos no afectaría la buena marcha de sus negocios. Pero esa marea creció y creció hasta transformarse en una presión insoportable para esas elites.

Finalmente es necesario constatar que así como se desarrolló ese proceso de humanización cultural democratizante también se desarrolló, protagonizado por los grandes medios de comunicación, un contra proceso de carácter autoritario, de criminalización de los pobres, de condena al progresismo que pone a los derechos humanos por encima de todo. En cierto sentido, se trató de una suerte de reivindicación indirecta de la última dictadura realizada por los grandes medios de comunicación, centrada en la necesidad de emplear métodos expeditivos ante la llamada “inseguridad”, la delincuencia social, los desordenes callejeros. La misma encontró un espacio favorable en una porción importante de la población perteneciente a las clases medias y altas muchos de cuyos miembros no se atreven a defender a la vieja y desprestigiada dictadura militar pero que han encontrado un nuevo discurso neofascista que les permite levantar la cabeza.

Esta gente se movilizó en el 2008 en apoyo de la burguesía rural y contra el gobierno “izquierdista”, estuvo a la vanguardia de la victoria electoral de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires y de los políticos de derecha en las elecciones parlamentarias de 2009.

¿JUGANDO CON FUEGO?

La crisis actual puede llegar a tener serias repercusiones económicas, es lo que esperan muchos de los dirigentes políticos de derecha que sueñan con apoderarse del gobierno en medio del caos y/o de la pasividad popular. La parálisis del Banco Central o su transformación en una trinchera opositora podría desordenar por completo al sistema monetario, degradar al conjunto de la economía lo que sumado a un Tsunami mediático convertiría al gobierno en una presa fácil.

En teoría, existe la posibilidad de que el gobierno acorralado por la derecha busque desesperadamente ampliar su base popular multiplicando medidas de redistribución de ingresos hacia las clases bajas, estatizaciones, etc. La derecha cree cada vez menos en esa posibilidad lo que la hace más audaz, más segura de su impunidad, considera que los Kirchner están demasiado aferrado al “país burgués”, por razones psicológicas, ideológicas y por los intereses que representan y que por sus cabezas no asoma ni siquiera débilmente esa alternativa de ruptura. Una sucesión de hechos concretos parecen darle la razón, después de todo Martín Redrado, fue designado como presidente del Banco Central por Néstor Kirchner y confirmado luego por Cristina Kirchner, ahora ellos “descubren” que es un neoliberal reaccionario mientras buscan reemplazarlo por algún otro neoliberal o buen amigo de los intereses financieros.

También existe la posibilidad de que el caos buscado por la derecha o las medidas económicas que ésta seguramente tomará si conquista el gobierno desate una gigantesca ola de protestas sociales haciendo estallar la gobernabilidad y reinstalando a escala ampliada al fantasma popular de 2001-2002. Pero esa derecha considera cada vez menos probable la concreción de dicha amenaza, está cada vez más convencida de que los medios de comunicación combinados con un sistema de represión puntual, no ostentoso pero enérgico pueden controlar a las clase bajas. Es muy probable que esas elites degradadas, lanzadas en una cruzada irracional, estén atravesando una serie crisis de percepción.

*Jorge Beinstein es economista argentino, docente de la Universidad de Buenos Aires. jorgebeinstein@gmail.com

ALAI, enero 12 de 2010.

20/01/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Honduras: El derecho como herramienta de dominación


Después de mas de 6 meses, sigue vigente una discusión radicalizada sobre los eventos del 28 de junio en Honduras. Mucha gente busca la explicación y justificación del golpe en la misma constitución de la republica. De repente surge un espíritu “legalista” para invocar la ley como justificación para la comisión de terribles crímenes, y, peor aun, quitarle al pueblo su derecho a decidir su propia historia.



Por:     Ricardo Salgado
No hay nada mas adecuado para los golpistas que tomar la Constitución actual para argumentar en este sentido. Y aunque no existe en dicho documento potestad alguna que faculte al Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia, Fiscalía General o Procuraduría, se ha hecho un pueril uso de los artículos ”pétreos”• como razón para derrocar al presidente legitimo del país.

El contexto en que se produce la actual constitución, a inicios de los años ochenta, era particularmente complejo y con predominio de las ideas imperiales para controlar las luchas liberadoras de los pueblos centroamericanos. La política de Seguridad Nacional es el marco absoluto bajo el que se da a luz a esta constitución. La misma, ignora, deliberadamente, las avenidas del derecho constitucional burgués para adaptarse a los cambios.

La naturaleza del estado burgués, como cualquier otro estado, lo obliga a regular a favor de los intereses de la clase dominante en la sociedad. De este modo la constitución, brinda la superestructura para la dominación de la burguesía sobre el resto de la sociedad, y permite todos los excesos que se han producido debido a la falta de posibilidad del pueblo de influir en las decisiones que le afectan directamente.

No solo es, la constitución, en ese sentido un instrumento de dominación; al contrario, todo el cuerpo jurídico esta diseñado para someter al pueblo. Sin embargo, la constitución es tan incoherente en su propia naturaleza que los políticos, como Porfirio Lobo Sosa, presidente electo, han recurrido a violarla ante la imposibilidad de darle camino a opciones legales.

Es tan frágil la legislación hondureña que en el 2001, tuvieron que ir a buscar en el árbol genealógico de Ricardo Maduro Joest, panameño de nacionalidad, para encontrarle algún vinculo que le hiciera ”hondureño”. Al final encontraron una tía tatarabuela de algún pariente de Maduro y así lo pusieron de presidente.

Por otro lado, el análisis formal del cuerpo jurídico hondureño no es suficiente para entender la esencia del problema que da origen al golpe de estado. Para entender el golpe cualitativamente se debe entender la conformación de los poderes en Honduras; aquí inciden la manera ilegal, arbitraria y amañada en que se eligen la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la Republica, la Procuraduría (defensor del estado) y otros.

Es importante también tener en cuenta la relación que existe entre los grupos de poder y la selección de estos importantes cargos. Resulta extraño que nadie piense un poco sobre la súbita conversión de un Magistrado en Juez, en horas inhábiles para emitir una supuesta orden de captura sin juicio o delito evidente. El poder que hizo posible esto, en un país donde la mora judicial es altísima, tiene que buscarse en esta relación.

Examinar los grupos que han sustraído la soberanía del pueblo sobre sus recursos y sobre todas las actividades económicas relacionadas con la prestación de servicios básicos, lleva a comprender los intereses en juego y su acceso a dominar las instituciones mas altas del país, esto incluye, especialmente, al Congreso Nacional.

Comprar diputados en este país no es una novedad. Su precio a variado con el pasar de los años; aun así la comparación de la famosa carta Halston (”…un diputado vale menos que una mula…”), sigue teniendo gran vigencia, quizá hoy mas que nunca en nuestra historia. Pero es innegable que la calidad intelectual, política y moral del congreso que ha estado en funciones durante los últimos cuatro años son, en el caso mas complaciente, muy dudosas.

No abordar la parte cualitativa de estos diputados es un error gravísimo. Muchos argumentan que no hubo golpe de estado ya que los poderes quedaron constituidos; pero si estos poderes fueron cuidadosa y paulatinamente dominados; y ellos se convierten en los principales actores del golpe. En ese congreso no había nadie que tuviera un criterio jurídico imparcial; menos aun diputados sin criterios prejuiciados por sus propios intereses o los de la oligarquía que les paga.

No ver la calidad moral del Fiscal y el Fiscal Adjunto, o la doblez de la Procuradora General, que teniendo la obligación ética de defender al estado, en lugar de excusarse de esa misión, soslaya las leyes mismas que juró defender y se pone de lado de los que después se ensañarían con brutalidad con el pueblo indefenso, constituye en el caso de muchos un caso claro de miopía; en el de los demás es puramente cinismo y desfachatez.

El golpe de estado sirve para derrocar al sujeto que protagoniza el momento histórico, pero, sobre todo, su propósito es derrotar al pueblo en lucha por un cambio, que ahora hasta luce tibio en comparación con los alcances y determinación que tiene la derecha para conservar y aumentar sus privilegios. Si bien es cierto el imperio es el patrocinador fundamental de este atentado, el mismo no hubiera sido posible si los empresarios no se hubieran prestado para ser cómplices, tanto por acción como por omisión, de todos los crímenes cometidos contra nuestro heroico pueblo.

Hoy pretenden obligarnos a aceptar que la bestialidad de los asesinos, locales, judíos o colombianos, ha sido por nuestro propio bien. Es eso u olvidarnos de todo lo que nos hicieron y aceptar estoicamente lo que tienen en mente hacernos. Los golpistas, incluido los que asumirán el control de la nación el 27 de enero, piensan que salvaron todo con el golpe. Algunos incluso, con la mayor torpeza, llegan a creer a pie juntillas que todos esto fue un asunto jurídico.

Esta claro para el pueblo, aun aquellos que se identifican con el golpe, que dosis casi letales de neoliberalismo, solo podrán traernos mas miseria. Muchos se sienten hoy seguros tras las cárceles en que habitan. No les importa que en muchas zonas del país, miles de hondureños ya no cuentan las veces que comen al día, sino por semana. Eso es lo que el golpe ha buscado impulsar, y lo demuestra sin ningún problema cada vez que tiene oportunidad.

Los padres del golpe no son el puñado de inmorales en el congreso nacional; si acaso ahora el ”transportista” con varios doctorados y maestrías en quien sabe que, se envalentonado para seguir jugando con el juguete que el pueblo nunca le quiso prestar: la presidencia de la republica. Los padres hay que buscarlos en la Shell, en Texaco, Esso, ENERSA, LUFUSSA, y otros consorcios mas que se impusieron la tarea de no dejar que aquí el pueblo pensara.

Los que hacen las leyes para estos empresarios del mal solo tienen acceso a las migajas que les dejan por vender la soberanía patria cada vez que se les presenta la oportunidad. Estos malos hijos de la patria, nacionalistas, liberales o lo que sean, no deben tener mas chance de seguir con el saqueo de nuestra tierra. Ya es tiempo de reflexionar sobre lo que se debe hacer para evitar que estos tipos manchen el nombre de los hondureños.

Las expectativas de que la represión siga son altas. Incluso se menciona que Romeo Vásquez Velásquez será el ministro de defensa de Lobo Sosa. Por esta razón tendremos que maximizar la posibilidad de que nuestro pueblo se defienda. Después de lo sucedido en el bajo aguan, y aunque parece haber confusión sobre la dimensión real de los hechos, estamos en la obligación de establecer medios de defensa y respuesta.

Parte de todo esto implica entender muy bien la realidad de los hechos pasados y por venir; en esto todos tenemos una enorme tarea que es imprescindible para poder llevar a cabo los cambios que requiere la sociedad hondureña. La comunicación es critica, y el fortalecimiento de los medios anti golpistas como forma de divulgación es fundamental. Parece evidente que aquellos que estamos en contra de la dominación imperial a través de sus sirvientes locales, deberíamos seguir y colaborar con El Libertador, Vos El Soberano, Radio Globo, Radio Progreso, Radio Gualcho, y muchas mas.

La lucha se plantea de tal forma que debemos conjuntar todas nuestras fuerzas y mostrar a aquellos que nos han vejado que nunca mas podrán humillarnos por la falta de comprensión de la realidad. No dejemos que los ”Goebbles” hondureños nos digan mil veces la misma mentira hasta que se haga realidad.

Plantear la verdad a nuestro pueblo es solo otro de los frentes de lucha que tenemos que abordar con decisión y firmeza.

Fuente: http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=44239

16/01/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

CERCANDO A VENEZUELA


POR IGNACIO RAMONET

La llegada al poder, en Venezuela, del presidente Hugo Chávez el 2 de febrero de 1999 coincidió con un acontecimiento militar traumático para Estados Unidos: la clausura de su principal instalación militar en la región, la base Howard, situada en Panamá, cerrada en virtud de los Tratados Torrijos-Carter (1977).

En sustitución, el Pentágono eligió cuatro localidades para controlar la región: Manta en Ecuador, Comalapa en El Salvador y las islas de Aruba y Curazao (de soberanía holandesa). A sus -por decirlo así- ‘tradicionales’ misiones de espionaje, añadió nuevos cometidos oficiales a estas bases (vigilar el narcotráfico y combatir la inmigración clandestina hacia Estados Unidos), y otras tareas encubiertas: luchar contra los insurgentes colombianos; controlar los flujos de petróleo y minerales, los recursos en agua dulce y la biodiversidad. Pero desde el principio sus principales objetivos fueron: vigilar Venezuela y desestabilizar la Revolución Bolivariana.

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el Secretario norteamericano de Defensa, Donald Rumsfeld, definió una nueva doctrina militar para enfrentar al “terrorismo internacional”. Modificó la estrategia de despliegue exterior, fundada en la existencia de enormes bases dotadas de numeroso personal. Y decidió reemplazar esas megabases por un número mucho más elevado de Foreign Operating Location (FOL, Sitio Operacional Preposicionado) y de Cooperative Security Locations (CSL, Sitio Compartido de Seguridad) con poco personal militar pero equipado con tecnologías ultramodernas de detección.

Resultado: en poco tiempo, la cantidad de instalaciones militares estadounidenses en el extranjero se multiplicó, alcanzando la insólita suma de 865 bases de tipo FOL o CSL desplegadas en 46 países. Jamás en la historia, una potencia multiplicó de tal modo sus puestos militares de control para implantarse a través del planeta.

En América Latina, el redespliegue de bases ya permitió que la de Manta (Ecuador) colaborase en el fallido golpe de Estado del 11 de abril de 2002 contra el presidente Chávez. A partir de entonces, una campaña mediática dirigida por Washington empieza a difundir falsas informaciones sobre la pretendida presencia en ese país de células de organizaciones como Hamás, Hezbolá y hasta Al Qaeda.

Con el pretexto de vigilar tales movimientos, y en represalia contra el gobierno de Caracas que puso fin, en mayo de 2004, a medio siglo de presencia militar estadounidense en Venezuela, el Pentágono amplia el uso de sus bases militares en las islas de Aruba y Curazao, situadas muy cerca de las costas venezolanas, donde últimamente se han incrementado las visitas de buques de guerra estadounidenses.

Lo cual ha sido recientemente denunciado por el presidente Chávez: “Es bueno que Europa sepa que el imperio norteamericano está armando hasta los dientes, llenando de aviones de guerra y de barcos de guerra las islas de Aruba y Curazao. (…) Estoy acusando al Reino de los Países Bajos de estar preparando, junto al imperio yanqui, una agresión contra Venezuela” (1).

En 2006, se empieza a hablar en Caracas de “socialismo del siglo XXI”, nace la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) y Hugo Chávez es reelegido presidente. Washington reacciona imponiendo un embargo sobre la venta de armas a Venezuela, bajo el pretexto de que Caracas “no colabora suficientemente en la guerra contra el terrorismo”. Los aviones F-16 de las fuerzas aéreas venezolanas se quedan sin piezas de recambio. Ante esa situación, las autoridades venezolanas establecen un acuerdo con Rusia para dotar a su fuerza aerea de aviones Sukhoi. Washington denuncia un presunto “rearmamento masivo” de Venezuela, omitiendo recordar que los principales presupuestos militares de América Latina son los de Brasil, Colombia y Chile.
Y que, cada año, Colombia recibe una ayuda militar estadounidense de 630 millones de dólares (unos 420 millones de euros).

A partir de ahí, las cosas se aceleran. El 1 de marzo de 2008, ayudadas por la base de Manta, las fuerzas colombianas atacan un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) situado en el interior del territorio de Ecuador. Quito, en represalia, decide no renovar el acuerdo sobre la base de Manta que vence en noviembre de 2009. Washington responde, el mes siguiente, con la reactivación de la IV Flota (desactivada en 1948, hace sesenta años…) cuya misión es vigilar la costa atlántica de América del Sur. Un mes más tarde, los Estados sudamericanos, reunidos en Brasilia, replican creando la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), y, en marzo de 2009, el Consejo de Defensa Suramericano.

Unas semanas después, el embajador de Estados Unidos en Bogotá anuncia que la base de Manta será relocalizada en Palanquero, Colombia.

En junio, con el apoyo de la base estadounidense de Soto Cano, se produce el golpe de Estado en Honduras contra el Presidente Manuel Zelaya quien había conseguido integrar a su país en el ALBA. En agosto, el Pentágono anuncia que dispondrá de siete nuevas bases militares en Colombia. Y en octubre, el presidente conservador de Panamá, Ricardo Martinelli, admite que ha cedido a Estados Unidos el uso de cuatro nuevas bases militares.

De ese modo, Venezuela y la Revolución Bolivariana se ven rodeadas por nada menos que trece bases estadounidenses, situadas en Colombia, Panamá, Aruba y Curazao, así como por los portaaviones y navíos de guerra de la IV Flota. El Presidente Obama parece haber dejado manos libres al Pentágono. Todo anuncia una agresión inminente. ¿Consentirán los pueblos que un nuevo crimen contra la democracia se cometa en América Latina?


Notas:
(1) Discurso en el Encuentro del ALBA con los Movimientos Sociales de Dinamarca, Copenhague, 17 de diciembre de 2009.


Le Monde Diplomatique, edición española, enero de 2010.

FUENTE – CRONICON

08/01/2010 Posted by | General, Poemas de Autor, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Presidente Chávez: Retiro de bases yanquis única solución práctica a crisis Venezuela-Colombia



Por: Agencia Bolivariana de Venezuela (ABN)
Fecha de publicación: 15/11/09

Caracas, Distrito Capital 15 de noviembre 2009.- “Estados Unidos, si quiere soluciones prácticas, retire las bases yanquis de Colombia y libere a ese pueblo hermano, libere a Colombia, la hermana y querida Colombia”, aseveró el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

 

El presidente Chávez respondió a declaraciones del vocero del Departamento de Estado, Ian Kelly, quien hizo referencia a que Estados Unidos estaba dispuesto a mediar en la situación que se vive entre Venezuela y Colombia, haciendo llegar a ambas naciones a soluciones prácticas.

Luego de ejercer su derecho al voto en el marco de la elección de delegados al Congreso Extraordinario del PSUV, en la parroquia 23 de Enero, el mandatario nacional y también presidente de la tolda roja respondió preguntas a los medios de comunicación que dieron cobertura a la actividad, en la que ratificó que el Gobierno Bolivariano no acepta mediaciones, porque “el problema es uno solo”, y cuando se trata de soberanía “nosotros ni discutimos nada”.

El mandatario nacional recordó que la soberanía no se discute y además consideró que el pronunciamiento de Kelly es parte del cinismo del Gobierno de Estados Unidos: “El Gobierno de Estados Unidos es el campeón del cinismo”, argumentó el jefe de Estado.

Una vez más refirió que Barak Obama debería renunciar al Premio Nobel de la Paz, “por dignidad, decoro, respeto”, porque “sigue mandando más tropas a Afganistán, así como la guerra se está extendiendo por toda esa parte de Eurasia: Pakistán; en Iraq ni se diga, siguen bombardeando a niños y a familias enteras, así como apoyan el golpe de Estado en Honduras”.

Se pronunció en torno a la farsa diseñada en Honduras para “legitimar” y “ganar tiempo” y así llegar a unas elecciones que, ratificó el líder bolivariano, “no son elecciones, pero de seguro las reconocerá Estados Unidos”. “Eso escríbanlo”, manifestó el presidente Chávez, así como ya otros gobiernos han adelantado que reconocerán al presidente que resulte electo en la nación centroamericana. Uno de los gobiernos que ha dicho que lo reconocerá es el de Panamá, y detrás irá “Estados Unidos, presionando”. Por ello, aseveró que Venezuela no reconocerá otro Gobierno en Honduras que no sea el de Manuel Zelaya. “Es el Gobierno legítimo de Honduras”.

 

Debate con partidos aliados Consultado en torno al papel que juegan las fuerzas aliadas y los partidos minoritarios que respaldan al proceso revolucionario pero no forman parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), de cara al proceso comicial que se desarrollará el próximo año, recalcó que “los aliados son los aliados”.

Saludó desde el 23 de Enero a los partidos amigos. “Ellos decidieron no sumarse al PSUV. Bien, se les respetó mantener su propio perfil, sus cuadros, ojalá sigan fortaleciendo sus filas”, expresó el presidente Chávez. Subrayó que al aproximarse un año como el 2010, importante desde el punto de vista político-electoral para la Revolución, se impone hacer un llamado a los vicepresidentes en todas las regiones de país para propiciar el acercamiento de los aliados, a fin de abrir paso al debate.

“Entiendo que se me reconoce en esos partidos como líder de este proceso. Yo les doy la mano”, dijo. Pidió a la dirigencia del PSUV ir a emprender debates de altura con los cuadros y las bases del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT), así como otros partidos regionales.

 

La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)

Fuente Aporrea.Org

17/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | 1 comentario

Honduras:Batalla internacional por la libertad


02-10-2009

Ángel Guerra Cabrera

La Jornada

El audaz retorno a Honduras del presidente Zelaya ha tenido la virtud de poner de relieve las tensas contradicciones sociales y políticas en disputa en ese país, que pueden resumirse en un enfrentamiento entre las oligarquías latinoamericanas y el imperialismo en apoyo al régimen gorila, de un lado, y del otro los pueblos latinoamericanos, representados por el Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado. Y es que, debe proclamarse, la lucha del Frente no es sólo por la libertad, la democracia y el progreso social en Honduras, sino en toda América Latina e incluso más allá.

A tres meses del golpe de Estado, acaso el hecho más significativo y aleccionador sea el de un pueblo que en condiciones muy desiguales ha luchado cada minuto por la restitución del presidente constitucional y, a la vez, experimentado una impresionante radicalización de su conciencia política, sus aspiraciones y sus demandas sociales. Ha sido una lucha en que masas de civiles se han enfrentado por medios pacíficos al ejército y la policía, armados hasta los dientes y entrenados y asesorados por Estados Unidos. Era de esperar el envío por Israel de los sofisticados medios antimotín con que reprime a los palestinos.

Surgida a consecuencia del golpe de Estado, la resistencia hondureña es un gran frente nacional popular en cuyo seno anida el sujeto colectivo de una trasformación que se propone ir mucho más lejos que el mero retorno a una constitucionalidad oligárquica y esencialmente antipopular. Fuerza amplia, plural y diversa, está integrada por obreros, campesinos, afrodescendientes y pueblos originarios, mujeres y estudiantes, pequeños empresarios y miembros de base del Partido Liberal y otros partidos tradicionales, militantes de fogueados movimientos sociales y jóvenes luchadores que han hecho sus primeras armas en el combate contra el régimen de facto. En ella se reúnen cuadros experimentados en la lucha social y otros noveles surgidos de la lucha contra el golpe.

La resistencia hondureña ha sido heroica, no hay duda, pero también inteligente, audaz, sumamente participativa y creativa. Ha mostrado un gran sentido del tiempo, de la forma de accionar que corresponde en cada coyuntura, un fino olfato para captar la correlación de fuerzas regional e internacional y también el talento necesario para esquivar las provocaciones de los golpistas. La resistencia ha tenido la capacidad de movilizar grandes masas contra la dictadura y de arrinconarla políticamente pero carece por ahora de la fuerza para derrocarla. La clave de esta desigual correlación de fuerzas no radica tanto en que los gorilas tengan las armas y el pueblo esté desarmado, sino fundamentalmente en el apoyo tácito de Estados Unidos a aquellos por más que ocasionalmente su retórica o alguna medida como el retiro de las visas a personeros golpistas podría aparentar lo contrario. Si Washington hubiese simplemente retirado su Fuerza de Tarea Bravo de la base aérea de Soto Cano, como ha pedido Fidel Castro en sus Reflexiones, la dictadura se habría derrumbado al instante. Ni soñar con que hubiese podido aguantar la potente ofensiva de masas desencadenada por la resistencia. Estados Unidos mostró su inequívoca intención de convalidar al golpismo cuando buscó a Arias de mediador, medida que proporcionó relativa legitimidad a los usurpadores justo en el momento en que la OEA, la ONU y otras instancias internacionales exigían la “inmediata e incondicional” restitución del presidente Zelaya.

En las actuales circunstancias, la lucha en Honduras se asemeja a la librada en España durante la guerra civil en cuanto a que se ha convertido en un enfrentamiento a escala internacional entre la libertad y el fascismo. No es casual que Fidel Castro, tan celoso del uso riguroso de las palabras, haya calificado de fascista al régimen gorila. El audaz regreso de Zelaya a Honduras ha dado un renovado impulso a la resistencia y replanteado el debate de la situación en los foros internacionales pero no es suficiente para acabar con una dictadura apoyada por todas las fuerzas reaccionarias. La lucha en Honduras no es a corto plazo, pero el pueblo hondureño ha demostrado con creces su capacidad y voluntad de persistir en la lucha y alcanzar la victoria y por ello merece la más vibrante solidaridad internacional.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2009/10/01/index.php?section=mundo&article=022a1mun

Fuente -http://www.rebelion.org/noticia.php?id=92518

03/10/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

ZELAYA NO SE RINDE – EL PUEBLO NO SE CALLA


zelaya no se rinde

Honduras resiste y vence

Fuente.. . http://www.rebelion.org/


24/09/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , | Deja un comentario

Honduras – Los golpistas redoblan la represión


EE.UU. Y BRASIL CONDENABAN EL TERROR SEMBRADO POR EL REGIMEN; CRECIA EL RUMOR SOBRE EL ALLANAMIENTO A LA EMBAJADA QUE ALBERGA A ZELAYA

Los golpistas redoblan la represión en Honduras

Según denunciaron organizaciones de derechos humanos, ayer tres personas murieron –dos adultos y una niña de ocho años–, más de 300 fueron detenidas y al menos 35 se recuperaban en el hospital. Preocupación por la situación humanitaria.

Por María Laura Carpineta

Manuel Zelaya exigió ayer diálogo y la dictadura hondureña le respondió con más violencia. La represión provocó el repudio generalizado de los presidentes del mundo reunidos en Nueva York y una condena contundente de parte de Brasil y Estados Unidos (ver página 4). Menos de un día después de conseguir refugio en la embajada brasileña, una columna de soldados llegó para recuperar el control, al menos de la calle. Lanzaron todo lo que tenían –balas de plomo, gases lacrimógenos y bastonazos– contra los zelayistas que aún celebraban y abrazaban la nueva morada del presidente derrocado. Por un momento, Zelaya y su anfitrión, el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, creyeron que los golpistas se meterían y volverían a sacar esposado al mandatario depuesto. Desde Nueva York, Lula no disimuló su desconfianza. “Nosotros esperamos que los golpistas no entren en la embajada”, advirtió el mandatario brasileño.

El caos y el terror fueron tales a la madrugada que cientos de personas intentaron trepar el muro de cinco metros que bordea la embajada brasileña para escapar de los gases y las balas; por lo menos 260 lo lograron. Adentro, el olor de las bombas de gas lacrimógeno borró las sonrisas de la familia de Zelaya y sus amigos más íntimos, que habían pasado la noche creyendo que el final de la dictadura estaba cerca. Según una organización de derechos humanos, ayer tres personas murieron –dos adultos y una niña de ocho años–, más de 300 fueron detenidas y al menos 35 se recuperaban en el hospital.

Al caer la noche en Tegucigalpa, la preocupación crecía dentro de la embajada brasileña y los alrededores. Durante horas, dirigentes de derechos humanos, como Bertha Oliva, presidenta del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras, intentaron convencer a los militares para que los dejaran pasar con comida y agua. Les mostraron las bolsas a los soldados, pero la respuesta fue siempre la misma: “Aquí no pasa nadie”. El lugar estaba totalmente rodeado; no había manera de entrar y alcanzarles ayuda a las 313 personas refugiadas en la embajada brasileña. La noche anterior la dictadura les había cortado la luz y el agua a Zelaya y su gente y ayer, con el aluvión de los simpatizantes que huyeron de la represión, la situación se volvía crítica. Al cierre de esta edición, el gobierno de facto informó que un contingente de la ONU había logrado ingresar alimentos y agua en la embajada brasileña.

La preocupación por la situación humanitaria se sumaba al clima de miedo. Los rumores sobre un allanamiento a la embajada brasileña crecían con las horas entre los zelayistas y los medios locales afines a la resistencia popular. Desde el gobierno de facto se negó reiteradas veces, pero igual Zelaya les pidió a su hija (embarazada de ocho meses), su madre, su suegra y su nieta que se fueran. Los principales líderes de la resistencia, que habían corrido a la sede diplomática el lunes, no bien se enteraron de la llegada del presidente derrocado también saltaron el muro ayer por la tarde y escaparon en medio del toque de queda. Ayer al atardecer, los golpistas, por presión de la embajada norteamericana en Tegucigalpa, permitieron la salida de la mayoría de los 260 zelayistas que se resguardaron en la embajada brasileña tras la represión de la mañana. Veinticuatro horas después de su vuelta al país, los medios hondureños adictos a la dictadura mostraban una foto de Zelaya cansado y solo.

“No sólo es con el presidente. Nos están tratando a todos como criminales”, se quejó Oliva, después de rebotar en el quinto retén militar. Fue un día largo para ella. Comenzó recorriendo los hospitales y los barrios periféricos a la mañana y a la tarde se puso al frente de la misión de brindar ayuda humanitaria a Zelaya y su entorno.

“Lo que vimos es de un salvajismo total. Una niña de ocho años con el brazo quebrado y dirigentes sindicales con la cabeza abierta en el hospital, y al estadio en Villa Olímpica (un barrio en las afueras) lo convirtieron centro de detención. Vimos a más de 150 personas detenidas, sin orden del juez o acusación”, relató la defensora de derechos humanos. También denunció que la policía allanó decenas de casas en la capital y sacó a la rastra a maestros y dirigentes sindicales, que participaron de las manifestaciones y huelgas en reclamo por la vuelta de Zelaya.

Desde adentro de la embajada brasileña, Zelaya llamó a mantener la calma para no dejar morir la resistencia democrática. “Este pueblo tiene que ponerse de pie para exigir el diálogo”, reclamó, con voz cansada, en diálogo telefónico con la cadena Telesur. Para el diputado liberal y amigo de Zelaya Javier Hall, el presidente legítimo está decidido a no abandonar su plan original.

“Mel contaba con que hoy íbamos a contar con medio millón de personas y que ése sería un mensaje suficientemente poderoso para abrir un diálogo con los golpistas”, le dijo a este diario el dirigente liberal, tras dejar la embajada brasileña ayer por la tarde. “No voy a mentir y decir que no nos preocupamos cuando nos despertamos con el olor de las bombas lacrimógenas. Pero Mel siempre mantuvo su ánimo y nos pidió que confiáramos en Dios”, agregó.

Hall contó que dejó la embajada porque su esposa está enferma y no la quería dejar sola dos días. En realidad, admitió, porque cree que la situación no se va a solucionar tan pronto. “Conozco a Micheletti hace más de 60 años –mis padres fueron los padrinos de su primer matrimonio y crecimos juntos– y sé que hay sólo dos formas de que ceda: pierde el completo apoyo de los empresarios y las fuerzas armadas o lo sacan por la fuerza”, pronosticó. Después de casi tres meses de dictadura, la primera opción le parece cada día más improbable; la segunda, le da miedo.

Página 12

23/09/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Honduras: La CIDH confirma violaciones a los derechos humanos de la dictadura


Por Mariano Vazquez (x)

4.000 personas detenidas, cuatro muertes confirmadas, cientos de heridos, violencia sexual contra mujeres, represión indiscriminada, censura de prensa y persecución a comunicadores sociales, son algunas de las conclusiones que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recabó en su recorrida por el país centroamericano.

La CIDH confirmó infinidad de violaciones a las garantías individuales en Honduras por parte de la dictadura encabezada por Roberto Micheletti. La delegación, presidida por Luz Patricia Mejía Guerrero, presentó un extenso informe en el cual confirma la persecución, detención y muerte contra los ciudadanos que reclaman el retorno del presidente constitucional Manuel Zelaya. Asimismo denunció la censura de prensa y la persecución a periodistas. Constató también “la represión ejercida contra las manifestaciones a través de la colocación de retenes militares, la aplicación arbitraria de toques de queda, detenciones de miles de personas, tratos crueles, inhumanos y degradantes, y malas condiciones de detención”.

La vista de la CIDH se produjo entre el 17 y el 21 de agosto y le permitió comprobar una política planificada de violaciones a los derechos humanos impulsados desde el poder de facto. El documento precisa que entre 3.500 y 4.000 personas fueron detenidas arbitrariamente por la policía y el ejército durante las manifestaciones para la restitución de Zelaya. En ese contexto la Comisión aseguró que esa violencia derivó en cuatro muertes y decenas de heridos y amplió que la supresión de las garantías individuales y el toque de queda se aplicó sin ninguna base legal.

De igual forma, la CIDH recogió informes sobre maltratos a mujeres, entre ellas violaciones sexuales, como el caso de una mujer, “violada por agentes policiales en (la localidad norteña de) San Pedro Sula.
El organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) afirmó que pudo constatar que “la ruptura del orden constitucional originada por el golpe de Estado está acompañada de una fuerte presencia militar en distintos ámbitos de la vida civil, la suspensión de garantías mediante la implementación de un toque de queda que no cumple con los estándares del sistema interamericano y la ineficacia de los recursos judiciales para salvaguardar los derechos esenciales de las personas”. Además, durante su implementación “miles de personas estuvieron atrapadas entre retenes militares sin que existiera justificación”.

La Comisión recibió información sobre “la fuerte presencia militar en las escuelas y en la Universidad Nacional y el cierre y ocupación por parte del Ejército de canales de televisión y radio durante el golpe de Estado”. “El control de la información –expresó- se ha ejercido a través del cierre temporal de algunos medios de comunicación, la prohibición de emitir la señal de ciertos canales de televisión por cable que informaban sobre el golpe de Estado, la aplicación selectiva de cortes de energía eléctrica afectando la transmisión de medios audiovisuales que informaban sobre el golpe de Estado, y agresiones y amenazas a periodistas de medios con posiciones editoriales contrarias al golpe de Estado”.

“Junto con la deslegitimación institucional –continúa el informe- originada por el golpe de Estado que afecta el regular funcionamiento de las instituciones democráticas, la Comisión confirmó durante su visita un patrón de uso desproporcionado de la fuerza pública, detenciones arbitrarias, y control de la información dirigido a limitar la participación política de un sector de la ciudadanía”.
En este clima de violencia, la CIDH comprobó que gobernadores, diputados, alcaldes y líderes sociales que habrían exigido la restitución del Presidente constitucional fueron objeto de “represalias, amenazas, actos de violencia, recortes presupuestarios y ocupación militar de las instalaciones públicas donde desempeñan sus labores, entre otros. En particular, la familia del presidente Zelaya informó sobre “los hostigamientos y la campaña de desprestigio que afectan a todos sus miembros”. Y varias marchas que se vienen sucediendo desde el 28 de junio de 2009 “fueron disueltas por la fuerza pública, tanto policial como militar, dejando como consecuencia muertes, torturas, malos tratos, cientos de heridos y miles de detenciones arbitrarias” y verificó la delegación que “hombres, mujeres y ancianos mostraban moretones en diversas partes del cuerpo y escuchó varios relatos de personas que fueron objeto de vejación y tortura”.
“Un afectado que rindió testimonio ante la Comisión relató que se había desplazado hacia la región aledaña a Las Manos, cerca de la frontera con Nicaragua, a fines de julio. Elementos militares detuvieron el autobús en que se desplazaba (a la ciudad fronteriza mencionada) y les obligaron a devolverse después de someterlos a vejaciones e insultos; cuando lo hicieron, los militares dispararon y una bala le impactó en la oreja arrancándole un pedazo. Inicialmente, no lo quisieron atender en el hospital diciendo que era terrorista”, se lee en otro de los párrafos del informe.

Declaración de la CCSCS
La Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS) –que aglutina a entidades de la Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Chile– rechazó hoy “la instalación de una nueva base militar estadounidense en territorio colombiano” porque implicará “la ampliación de la presencia” de ese país en la región “donde ya funcionan siete bases militares y varias estaciones de radares estadounidenses, tornándose una amenaza a la paz y estabilidad del continente y nueva agresión a la soberanía de Latinoamérica”.
Asimismo, la CCSCS se mostró de acuerdo con la posición de los Presidentes latinoamericanos en la III Reunión Ordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se realizó en Quito, Ecuador, el 10 de agosto pasado. Y expresó su deseo de que la reunión extraordinaria de este organismo sudamericano, convocada para el próximo 28 de agosto en Bariloche, Argentina, “profundice el tema y apruebe una condena muy firme del hecho”.
La CCSCS –cuya secretaría general está a cargo del secretario de Relaciones Internacionales de la CTA, Adolfo Aguirre- reclamó que los Jefes de Estado “profundicen la construcción de la Unasur y definan un ámbito propio para el tratamiento de problemas que se refieran a los temas de defensa, de preservación de la paz y de garantía de nuestra soberanía”.
En ese sentido, manifestó el repudio “a la política de represión que ha instaurado el Gobierno de Colombia y al avance del nefasto Plan Colombia, instrumento al servicio de los intereses políticos y económicos de los Estados Unidos, que aleja la posibilidad de dar solución al problema del narcotráfico y ha instaurado un espiral de violencia que provoca miles de muertes y promueve prácticas atentatorias contra los derechos humanos”.
Por último volvió renovar la condena al Golpe de Estado en Honduras y demandó a los gobiernos que “no solo aumenten la presión contra el ilegítimo gobierno de Honduras”, sino que también “hagan un llamado a todos los gobiernos de los paises de las Américas” para que “adopten medidas enérgicas y efectivas contra los golpistas, logrando que se cumplan las decisiones de la OEA para el restablecimiento del Estado de Derecho Constitucional democrático, lo que requiere en primer lugar el pronto retorno del presidente José Manuel Zelaya”.
La Coordinadora de Centrales Sindicales de la Cono Sur está integrada por la CTA y la CGT de Argentina; CUT, UGT, Força Sindical, CTB y CGTB de Brasil; CUT y CUTA de Paraguay; PIT-CNT de Uruguay; y CUT de Chile.

(x) Editada por la agencia argentina “ACTA”

Publicado el ( Miércoles, 26 de Agosto de 2009 )

27/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Llamamiento contra el Golpe de Estado en Honduras a la Clase Obrera Mundial



06-08-09

Llamamiento del Frente Nacional contra el Golpe de Estado en Honduras a la Clase Obrera Mundial. Todos a organizar el boicot contra la dictadura militar-empresarial de Roberto Micheletti.
El 28 de junio del presente año, cuando la población hondureña se preparaba a participar en la Encuesta Popular sobre la instalación de una Cuarta Urna, en la cual se decidiría si se convoca o no a una Asamblea Constituyente, miles de efectivos militares secuestraron al Presidente Constitucional de la República, Manuel Zelaya Rosales y lo expulsaron hacia la vecina Costa Rica; ocuparon la Casa Presidencial, clausuraron violentamente todas las estaciones de radio y televisión independientes, persiguieron a los funcionarios del gobierno e implantaron un Estado de Sitio en todo el país.
De esa forma, se hizo efectivo un Golpe de Estado, que horas más tarde fue “legalizado” por el Congreso Nacional (asamblea legislativa), colocando en la Presidencia a Roberto Micheletti Bain, dirigente del mismo Partido político del Presidente Zelaya, mediante ridículos argumentos de que el gobernante depuesto había “renunciado”. Esa versión fue desmentida por el mismo Presidente Zelaya, además de que el Congreso Nacional no tiene atribuciones constitucionales para separarlo de su cargo. Asimismo, se argumentó la existencia de una orden de captura sin que el Presidente fuera sometido a un juicio en el cual pudiera defenderse de las acusaciones que se le hacían.
Detrás del golpe se encuentran la cúpula empresarial, los cuatro partidos políticos de la burguesía (Partido Liberal, Partido Nacional, Partido Demócrata Cristiano y Partido Innovacion y Unidad socialdemócrata), las cúpulas de las iglesias católica y evangélica, asi como los dueños de los principales medios de comunicación. Todos ellos hicieron una alianza contrarrevolucionaria temiendo que la consulta popular del 28 de junio diera poder al pueblo y, en especial, a la clase obrera y al campesinado pobre, para iniciar la construcción de una nueva sociedad, donde los privilegios de clase de la burguesía y de los terratenientes fueran eliminados.
También es necesario decir que detrás de ese golpe de estado, esta la mano del Imperialismo norteamericano y de la ultraderecha latinoamericana, quienes lo ven como una oportunidad de frenar los avances de la izquierda en la región centroamericana y la influencia de la revolución venezolana, tras los recientes triunfos electorales del Frente Farabundo Marti para la Liberacion Nacional (FMLN) en El Salvador y del Frente Sandinista en Nicaragua.
Sin embargo, la respuesta del Pueblo hondureño no se hizo esperar desde la primera hora del golpe. Las masas populares se lanzaron a las calles, a conquistar las plazas públicas y a protestar en la Casa Presidencial (edificio sede del gobierno) en contra de miles de efectivos militares, armados con tanquetas, helicópteros, aviones y artillería pesada. Desde entonces, las masas populares salen TODOS LOS DIAS a la calle desde hace un mes, a protestar, a ejecutar medidas de presión para derrocar al gobierno usurpador, realizando masivas movilizaciones, cortes de carreteras, toma de edificios públicos, etc. haciendo uso del Articulo 3 de nuestra Constitución Política que da derecho a la Insurrección Popular en caso de la imposición de un gobierno por la fuerza de las armas. Aunque esta lucha ha costado la vida de varios hondureños, asesinados por los militares, gracias a la misma el gobierno usurpador no ha logrado controlar la situación, ni derrotar a las masas y por tanto no ha logrado consolidarse como gobierno.
La máxima expresión organizativa de la resistencia popular es el “Frente Nacional contra el Golpe de Estado” que unifica a todas las expresiones sociales y políticas del movimiento popular y conduce el movimiento nacional hacia el derrocamiento de la dictadura. Este frente está constituido por organizaciones obreras, campesinas y populares en general, así como por los partidos y movimientos políticos de izquierda y centro que se han declarado en contra del golpe de estado.
La reacción internacional fue contundente desde el punto de vista diplomático: Salvo el régimen sionista de Israel, ningún otro país del mundo se atrevió a reconocer a la dictadura militar-empresarial impuesta en Honduras. Tanto la Organización de Estados Americanos (OEA), la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el Grupo de Río, los países asociados al ALBA, entre otros, condenaron el golpe de estado, porque correctamente interpretan que se trata de un primer golpe a las de por sí limitadas democracias burguesas existentes en Latinoamerica, y que, de consolidarse, sentaría un precedente funesto para hacer retroceder las conquistas sociales y las libertades democráticas de los pueblos y trabajadores, proclive a ser imitado por las fuerzas más reaccionarias en otros países de la región y del mundo.
Sin embargo, esta reacción no ha pasado aún de declaraciones diplomáticas que, si bien son útiles, no son suficientes para golpear a la dictadura ni en lo económico, ni en lo militar.
El único gobierno que tuvo siempre una política ambigua respecto al gobierno usurpador, fue el gobierno norteamericano liderado por Barack Obama. Mientras declaraba reconocer al Gobierno del Presidente Manuel Zelaya como único presidente, dio visa a los emisarios de los golpistas para que estos ingresen a territorio norteamericano a hacer lobby a favor del golpe; no ha suspendido los principales programas de apoyo económico y militar en Honduras; no aplica el boicot comercial como en cambio si ha hecho contra Cuba , y se niega a declarar que se trata de un “Golpe de Estado”. Más bien ha promovido una negociación entre el legítimo Presidente de los hondureños, Manuel Zelaya, con el dictador Micheletti, a través de un mediador: el Presidente de Costa Rica, Oscar Arias.
Para el Frente Nacional contra el Golpe de Estado, la mediación del Presidente Arias es una estrategia del Departamento de Estado de los Estados Unidos para lograr cierto reconocimiento internacional al dictador Micheletti, dilatar en el tiempo la salida al conflicto para que el movimiento de resistencia se desgaste y someter al Presidente Zelaya a condicionamientos inaceptables ante su eventual reinstalación en el poder, a fin de que abandone las reivindicaciones políticas que han motivado la movilización popular, como son la lucha por una Asamblea Constituyente y por el castigo a los culpables del golpe. Por consiguiente, el Frente Nacional contra el Golpe de Estado, solo acepta una reinstalación inmediata, segura e incondicional del Presidente Zelaya a su cargo.
La clase obrera hondureña, que desde el principio respondió activamente a la resistencia popular, organizó para la tercera semana una movilización unificada con sus propios métodos de lucha: la Huelga general y la toma de los centros de trabajo, comenzando con un paro general de 48 horas de las tres centrales sindicales del país (CUTH, CGT y CTH) los pasados días 23 y 24 de julio, que se ha repetido el 30 y 31 del mismo mes. En solidaridad los compañeros de organizaciones populares de El Salvador y Nicaragua hicieron cortes en las aduanas para impedir el ingreso y salida de mercadería a Honduras. Inmediatamente las asociaciones empresariales de Honduras y Centroamérica, que son solidarias con los usurpadores, pusieron el grito en el cielo porque dicho boicot implica pérdidas millonarias para sus empresas. Eso significa que la huelga y el boicot comercial son armas efectivas para desgastar las bases económicas de los golpistas, más que las declaraciones formales.
Por todo lo anterior, el Frente Nacional contra el Golpe de Estado hace un llamamiento a las organizaciones representativas de la clase obrera mundial para que organicen y ejecuten una solidaridad militante con la clase obrera y con el pueblo de Honduras, realizando acciones de boicot a todos los productos que entran y salen a puertos hondureños, a fin de asfixiar económicamente a la dictadura; a hacer manifestaciones de repudio a la dictadura enfrente de las embajadas de Honduras y de los Estados Unidos; a hacer actos político culturales en solidaridad con la lucha del pueblo hondureño; y en general a ejecutar cuanta acción fortalezca la lucha del pueblo hondureño y su clase obrera para sacudirnos este régimen opresor y alcanzar una nueva sociedad.
SOLO LA UNIDAD MUNDIAL DE LA CLASE OBRERA DERROTARA EL EXPERIMENTO FASCISTA EN HONDURAS FRENTE NACIONAL CONTRA EL GOLPE DE ESTADO. www.ecoportal.net
Tegucigalpa M.D.C. 31 de julio de 2009 – HONDURAS
Más información sobre la resistencia al golpe en Honduras:
http://contraelgolpedeestadohn.blogspot.com
http://viacampesina.org/main_sp/
www.todosconhonduras.org/
http://www.enlazandoalternativas.org/spip.php?rubrique58
www.movimientos.org/honduras.php
www.aler.org
http://www.telesurtv.net/noticias/canal/senalenvivo.php

Enviado por Cora

08/08/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios