America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

La oposición envejece – Roberto Caballero


22.07.2012 |

Si no logra interpretar los cambios que se produjeron de los ’90 a esta parte, el antikirchnerismo seguirá declinando junto al país conservador. La encuesta de Ibarómetro y los nuevos valores de la sociedad argentina.

Por:

Roberto Caballero

Siguen siendo un misterio para el desolado universo opositor las razones que explican la supremacía política del kirchnerismo en la Argentina de hoy. Esa impotencia del arco anti-K, sin embargo, no es una buena noticia. La democracia necesita de algo más que la ceguera opositora. Es su lucidez la que está haciendo falta. Entre otras cosas, para advertir que la última década fue pródiga en cambios que merecen, al menos, ser interpretados si no quieren caer en el recurso de la satanización constante del oficialismo como único –y, a esta altura, también inocuo– aporte al debate. Es evidente que tratando de desgastar al kirchnerismo consumen su propia energía. La convergencia argumental entre, por ejemplo, el socialista Hermes Binner y el liberal-conservador Mauricio Macri, no daña al oficialismo: desorienta a los propios. Que Hugo Moyano coincida con el Momo Venegas y este, a su vez, se abrace con Hugo Biolcati en la Sociedad Rural, no acumula en un proyecto alternativo. Son señales que entusiasman mucho a los diarios hegemónicos, pero que hacia abajo no producen nada. No hay euforia entre los socialistas porque Binner coincida con Macri, ni entre los moyanistas se palmean orgullosos porque Venegas alabe al camionero. Es así de simple: hay sumas que como resultado dan cero. Es difícil que cambien, porque el kirchnerismo suscita un apoyo masivo que empuja a los opositores a la propia automarginación. Pero no se trata, solamente, de la iniciativa política del partido gobernante. No es la cadena oficial ni ningún atajo episódico lo que explica esto que ocurre. Es la escasa voluntad por asumir y entender que el viejo orden de las cosas ya no existe como tal y que uno nuevo, a los tumbos pero irreprimible, se viene construyendo colectivamente en todos estos años.
Por caso, en la última edición de la revista Veintitrés se publica una reveladora encuesta de Ibarómetro, comandada por el sociólogo Ignacio Ramírez. Es un relevamiento minucioso realizado entre noviembre de 2011 y junio de 2012, sobre 1000 casos en Capital Federal, Primer y Segundo Cordón del GBA. Los resultados reflejan un cambio de valores en la sociedad que son los mismos que el kirchnerismo contiene como “ecosistema cultural” –así lo define el sociólogo Ramírez–, en rotunda oposición a los que hegemonizaron la década de los ’90. A continuación, un breve resumen, que contempla a los que no saben ni contestan:

* Sobre el rol del Estado en la economía: el 76,3% de los consultados dice que tiene que ser “activo” y sólo el 11,3% sostiene que no debe intervenir.

* Sobre las alianzas políticas y económicas del país: el 64,6% opina que deben ser con “América Latina” y el 17,6% con los “Estados Unidos”.

* Sobre los juicios por violación a los Derechos Humanos: el 68% afirma que “deben continuar”, y el 18,8% piensa lo contrario.

* Sobre la participación de los jóvenes en la política: el 58,4% ve a las nuevas generaciones “más involucradas en política” y le “parece bien”, mientras que el 25,2% no ve mayor involucramiento juvenil y al 2,6% le “parece mal” el aluvión participativo.

* Sobre el interés en general en la política: el 23,7% dice que le interesa “mucho”, el 33% “poco”, el 26,9% “bastante” y el 14% “nada”.

* Sobre la frecuencia con la que se conversa de política: el 41,7% dice que “algunas veces”, el 26,4% “siempre”, el 21,4% “raramente” y el 9,1% “nunca”.

* Sobre la Ley de Medios de la democracia: el 43,6% ve como “positivo” su implementación, mientras que un 17% considera que es “negativa”.

* Sobre la influencia de los medios en general: el 69% sostiene que es “mucha” o “bastante”; el 61% cree que las noticias que dan los principales medios están influenciadas por “intereses comerciales” y “organizaciones poderosas”, y el 34% afirma que los periodistas están condicionados por las empresas en las que trabajan.

Si los ’90 fueron el paisaje calendario del fin de las ideologías, la despolitización, la reconciliación entre víctimas y victimarios, y la no-intervención estatal en la economía, el paisaje actual es su exacto opuesto. El nuevo tiempo trae aparejados nuevos valores que fueron internalizados por la sociedad. Se está operando un cambio cultural que va a terminar cristalizando en un paradigma que no será neoliberal, entre otras cosas porque el Consenso de Washington dejó de ser el consenso hegemónico planetario. ¿Es el kirchnerismo el que propone este vuelco radical? ¿O simplemente asume esos valores como propios? Un poco y un poco. El neoliberalismo en la Argentina fracasó de modo impiadoso y el emergente político desacralizador de los valores que lo instituyeron como pensamiento único durante más de una década, aquí y ahora, se llama kirchnerismo. Este decide sobre la ola. Y decide bastante parecido a lo que una vigorosa mayoría social pretende. Así se entiende el 54% de octubre pasado, aun con los problemas y el desgaste natural de gestión.
¿Por qué la alternativa provino desde el mismo kirchnerismo y no de la oposición, después de ocho años intensos? La enseñanza que dejaron los festejos del Bicentenario es que la realidad deseada por la oposición política y mediática no existe más allá de las primeras 15 páginas del diario Clarín y de las editoriales previsibles de La Nación. Es inédito lo que sucedió y sucede: el oligopolio continúa manejando la agenda de los periodistas –aun la de algunos kirchneristas–, pero su incidencia en la agenda pública hoy es relativa. Quizá porque sus ideas son las ideas que vinieron a ser suplantadas por las nuevas ideas que abraza la sociedad del Bicentenario.
Volviendo al ejemplo de 2010: se suponía que la sociedad estaba enojada con lo que pasaba. Los políticos opositores se peleaban para pescar adhesiones en el amplio y vasto océano del antikirchnerismo social que reflejaban los diarios, y nada de eso ocurrió. No había caña y no había agua. Al contrario, la gente quería ganar la calle y festejar, como lo hizo. Y un tiempo después, Cristina arrasó en las urnas, sacándole casi 40 puntos al segundo inmediato.
En tanto y en cuanto la oposición no registre que se produjeron cambios que no tienen retorno, el mismo escenario puede repetirse. Si no sale de su ensimismamiento y comienza a leer que la geografía social y cultural ya no es la misma, va a fracasar todas las veces que lo intente. En eso, valdría que observen a Beatriz Sarlo, no cuando habla desde los prejuicios, sino cuando sale a investigar por cuenta propia lo que sucede allí abajo, donde ocurre lo que no entiende. Su crónica sobre un viejo acto kirchnerista en Ferro, donde hablaron Emilio Pérsico, Hugo Moyano, Daniel Scioli y Néstor Kirchner es de antología. Su descripción es rigurosa. Se puede ser antikirchnerista e inteligente. Ella encontró verdadera militancia donde otros sólo veían clientelismo. No importa lo que después diga en Radio Mitre con el codo: vale lo que dejó por escrito con su mano. Con valentía. La misma valentía intelectual que debiera tener la oposición si dejara de una vez por todas el relato autoflagelante y volviera a tener algo de voluntad de poder. Las tribulaciones de los opinadores tristes del antikirchnerismo, enfermos a su vez de retórica salvacionista, crean un clima casi surrealista. Como si los problemas los tuviera el kirchnerismo y no los que se le oponen sin poder vencerlo.
En un punto, hay que decirlo, son eficaces. En la generación de intrigas, por ejemplo: a Moyano y a Scioli les agitaron fantasías narcisistas, jugaron con cartas prestadas y después quedaron pedaleando en el aire. El ex motonauta, al menos, supo meter reversa. Al camionero, en cambio, se le trabó la caja. La de cambios.
Es preocupante. La oposición no está viendo algunas cosas obvias. Una: hay más verdad en Tecnópolis y en las caras de los que pasean entre sus stands que en los estudios de TN y América TV. Dos: la sociedad no quiere volver a los ’90, nunca más. La encuesta del sociólogo Ramírez tiene un apartado que ilumina el escenario donde se juega la política en serio. Se les pregunta a los encuestados si son felices: el 32,1% confiesa que es “muy feliz”, el 33,3% dice que es “bastante feliz”, el 24,8 % asume que es “poco feliz” y el 7,3% que es “nada feliz”.
Haría bien el antikirchnerismo en mensurar estos datos si quiere abandonar el testimonialismo. Y la amargura, de paso. En definitiva, si no quiere envejecer y declinar junto con el país conservador.
Y haría mejor el kirchnerismo en no dormirse en los laureles. Aunque en este caso, es improbable que su hiperactiva conductora los deje.

Tiempo Argentino

24/07/2012 Posted by | Economía, General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Un portazo a los ’90 – Por Tali Goldman


18.07.2012

Un trabajo de la consultora Ibarómetro muestra que a las transformaciones económicas y sociales registradas desde 2003 se suman cambios ideológicos y en el plano de los valores. Opinan políticos e intelectuales. Mirá la galería de fotos.

En un ejercicio fugaz de la memoria colectiva, al pensar en la Argentina de los años noventa, es probable que la mente hiciera un recorrido en clave cultural: la pizza con champagne, el neoliberalismo, el individuo por sobre lo colectivo, el escepticismo y descreimiento, el valor sublime del libre mercado, las relaciones carnales con Estados Unidos y la economía por sobre la política. En definitiva, lo que el recuerdo aflora no son detalles puntuales o pormenores específicos, por el contrario, el inconsciente colectivo conserva rasgos de una atmósfera ideológica, impregnada de un fuerte clima de época. Si el mismo ejercicio se realizara pensando en la Argentina del siglo XXI, especialmente desde el 2003 hasta la fecha, el ecosistema cultural manifestaría la ponderación de lo político por sobre lo económico; a la política como herramienta de transformación y a la militancia como bastión de las conquistas.

En una encuesta que Veintitrés consiguió en exclusiva, contundentes datos cuantitativos reflejan el verdadero cambio en la cultura política de los argentinos. Confeccionada por Ignacio Ramírez, sociólogo y director de Opinión Pública y Mercado de la consultora Ibarómetro, de Doris Capurro, el trabajo tiene como objetivo describir algunas actitudes políticas de los argentinos, conceptualizar el ecosistema cultural actual y aportar elementos para una explicación en clave cultural del kirchnerismo. Por caso, el análisis aborda cuatro ítems: la politización, el consenso ideológico, el nuevo consumo de medios (ver recuadro) y la preeminencia de la política.

“El kirchnerismo es mucho más que un gobierno, es un ecosistema cultural que en el transcurso de estos años no sólo produjo transformaciones económicas y sociales sino también cambios en el plano de los valores, de la ideología”, introduce Ramírez, que presentó la encuesta en Madrid, en el marco del primer Congreso Internacional en comunicación política y estrategias de campaña, de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales (ALICE).

El trabajo se realizó en el Área Metropolitana de Buenos Aires (según representatividad electoral de CABA 24, Primer Cordón de GBA 29 y Segundo Cordón de GBA 47), tomando como muestra una población de mil casos, mayores de 18 años residentes en hogares particulares con teléfono fijo.

Resulta indispensable deslizar algunos resultados, recogidos en junio del 2012, para poder comprender la dimensión del fenómeno. El 68,1 por ciento “siempre” o “algunas veces” habla o discute de política con otras personas. La “conversación política” se incrementó desde el 2010, en la que alcanzaba el 61,1 por ciento, y en el 2011 se acomodó el 67,2. Por otra parte, al 50,5 por ciento le interesa “mucho” o “bastante” la política, teniendo en cuenta que de ese porcentaje, el 56 por ciento se da en menores de 30 años. Otra de las consignas tiene en cuenta que el 62,6 por ciento “siempre” o “algunas veces” intenta convencer a sus amigos, familiares o compañeros de trabajo para que compartan su punto de vista. Esto es lo que Ramírez denomina “actitud militante” que también aumentó sus valores desde el 2010 –con un 56,3– y el 2011 –con un 58,2–.

“La actitud militante no tiene que ver con militar en un partido político ni estar pintando carteles en una unidad básica. Esto tiene que ver con un subsuelo de valores, de convenciones, de ideas, redes de sentidos, debates sociales –explica Ramírez–. Este dato condensa la idea de que la gente tiene un ‘punto de vista’. Es decir, conversar de política es también una práctica política porque se trata de difundir ideas y pensamientos”.

Estos datos resultan interesantes para compararlos con los valores de una encuesta similar que realizó en España el Centro de Investigaciones Sociológicas. En el país europeo, el 31 por ciento se declara interesado en política, el 43 por ciento conversa frecuentemente de política y sólo el 16 por ciento intenta convencer frecuentemente a sus conocidos.

Las causas de la magnitud de los números, según el sociólogo de Ibarómetro, son varias. “La cultura política cambia, en parte, gracias a la transformación de las elites políticas. En el buen sentido, ahora hay una elite que va contaminando e impregnando a la sociedad con valores. El eje de la identidad del kirchnerismo está basado en el compromiso, en la juventud, en la militancia, en la participación, en la política y en lo público”.

Para el senador nacional Daniel Filmus, “es evidente que el proceso que se inició en el 2003 recupera la posibilidad de participación política y la centralidad de la política. Néstor Kirchner comienza a tomar medidas que despiertan el debate, la discusión y permite que muchísimos actores que se habían mantenido al margen intervengan en el debate”. Y continúa: “Veníamos de una década en donde se hablaba del fin de las ideologías, de los relatos, donde no había posibilidad de transformación”. En el mismo sentido, el filósofo Ricardo Forster entiende que “pasamos de una época en donde primaba un lenguaje del gerenciamiento, del hiperindividualismo pragmático, a volver a pensar en el interior de experiencias colectivas, de espacios compartidos, de recreación de lo político y lo público. Es decir, se puso de nuevo en boga que el lenguaje político no es aséptico, sino que la idea de un relato implica que detrás de las palabras hay historias y acontecimientos”.

Para Roberto Bacman, director ejecutivo de la consultora CEOP, “si esta encuesta la hubiesen hecho veinte años atrás hubiera dado igual o peor que los números de España. En la Argentina se construyó un relato en donde se pueden resignificar ciertas cuestiones que parecían no tener vuelta atrás, como volver a creer en la política como transformación, pensar en una independencia económica, respetar los derechos humanos y los derechos de las minorías”.

Jorge Rivas, diputado nacional de la Confederación Socialista, sostiene que “la militancia comienza en el 2001 con las experiencias de las asambleas de barrio, de las fábricas recuperadas. Pero con la aparición de Néstor Kirchner ayudó a que renaciera la idea de la militancia política como instrumento de progreso y de justicia”.

Otro de los datos interesantes que arroja la encuesta de Ibarómetro tiene el eje puesto en la “eficacia política interna”. En el 2010 un 65,4 por ciento pensaba que “la política tiene una gran influencia en la vida de cualquier ciudadano”. En 2011 esa cifra se elevó a un 67,3 por ciento y en 2012 alcanzó un 68,7.

Si en 2010 un 48,6 por ciento se consideraba “un ciudadano que entiende de política”, en 2011 ese número se elevó a un 55,7 por ciento para terminar en un 60,1 por ciento en 2012.

Esta encuesta, según explicó Ramírez, se diferencia de otras que se concentran especialmente en datos duros políticos o económicos. “En este caso recorrimos el camino, para tratar de desentramar la anatomía discursiva, conceptual e ideológica del kirchnerismo. La columna vertebral de sus hitos conceptuales que le dan una identidad”, advirtió.

Por caso, hay algunos valores de la “atmósfera ideológica” que merecen ser reflejados. Para el 76,3 por ciento el rol del Estado en la economía debe ser “activo”, contra un 11,3 por ciento que considera que “no debe ser activo”. El 68 por ciento cree que los juicios por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar “deben continuar”, mientras que un 18,8 por ciento entiende que “no deben continuar”. Un 64,6 por ciento percibe que la Argentina necesita alianzas políticas y económicas con Latinoamérica, mientras que el 17,6 por ciento considera que la Argentina necesita alianzas con Estados Unidos y Europa. Para un 59,6 por ciento, la democracia argentina tiene mayores inconvenientes con la falta de “igualdad”, y para un 26,8 por ciento la democracia argentina tiene más inconvenientes con la falta de “libertad”.

Para Analía del Franco, de la consultora Analogías, “hay más participación a nivel discursivo y a nivel de las manifestaciones. Esto es algo que benefició tanto a los kirchneristas como a los opositores. Genéricamente se abrió la idea de que se puede hacer política”.

Otro de los datos destacados de la encuesta tiene que ver con el rol de la juventud. Desde la muerte de Néstor Kirchner comenzó una efervescente ola de militancia juvenil en contraposición a la típica mirada de una juventud abúlica y apática, hija del “no te metas”. En todo caso, basta con mirar los datos. El 58,4 por ciento cree que “últimamente los jóvenes están más involucrados en política y le parece bien”, ante un 25,2 por ciento que “no siente que los jóvenes últimamente estén más involucrados en política”. Por último, un 2,6 por ciento piensa que “últimamente los jóvenes están más involucrados en política y le parece mal”.

Para Dante “el Canca” Gullo, actual legislador porteño e histórico militante peronista, “tenemos un Estado activo que resignifica en las nuevas generaciones un entusiasmo, una responsabilidad, una entrega y una participación en política. Los jóvenes están comprendiendo que la política es el eje y eso se percibe todo el tiempo”. En sintonía, Marcelo Koenig, referente de la Corriente Peronista Descamisados, comprende que “la apropiación de la política se da en la juventud. Durante muchos años se escuchaba que el país estaba perdido porque los jóvenes estaban perdidos, y denostaban a la juventud. Por eso creo que la transformación a través de la política es la gran bandera de estos jóvenes que hoy se vuelcan en un proyecto transformador”.

Por último, la encuesta refleja que un 65,4 por ciento se considera “muy” y “bastante” feliz, en contraposición con un 32,2 por ciento se siente “poco” o “nada” feliz.

El año que viene se cumplirán diez años desde que Néstor Kirchner se sentó por primera vez en el sillón de Rivadavia. Una década. Nada más y nada menos. Mucho se puede criticar, mucho se puede coincidir. Pero si hay algo que nadie puede dejar de soslayar, al menos, es el cambio de paradigma cultural que generó el kirchnerismo, en una sociedad que en el 2001 había perdido cualquier tipo de esperanza.

_______________________________________________________________________________

Mirada crítica sobre los medios

Por T.G.

Otro de los pilares de la encuesta de Ibarómetro para configurar la cultura política de los argentinos tiene que ver con el “nuevo consumo de medios”. Veintitrés ya había tenido acceso a los resultados del informe, tras dos años de haberse sancionado la Ley de Medios, que no está en plena vigencia. Allí se refleja un antes y un después en materia de percepciones y actitudes de la sociedad en relación con los medios masivos de comunicación. Por caso, los números reflejan que un 43,6 por ciento ve como “positivo” el impacto que tuvo la aprobación de la ley en la calidad democrática contra un 17 por ciento que la consideró “negativa”. Otro de los datos interesantes tiene que ver con que el 69 por ciento considera que es “mucha o bastante” la influencia de los medios en la opinión pública, aunque sólo un 12 por ciento le tiene “mucha confianza”, mientras que un 41,5 por ciento resguarda una “confianza selectiva”. Por otra parte, el 61 por ciento cree que las noticias que dan los principales medios están influenciadas por intereses comerciales y organizaciones poderosas y, en consecuencia, el 34 por ciento cree que los periodistas están condicionados por las empresas en las que trabajan.

VEINTITRÉS

20/07/2012 Posted by | Economía, Educación, General, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , | Deja un comentario

CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES – ELECCIONES – El 34,6% de los porteños votaría por Cristina en las próximas elecciones, según una encuesta


 

El 34,6 por ciento de los porteños votaría por Cristina Fernández de Kirchner para presidente en las próximas elecciones de octubre, si fuera candidata, en tanto que un 18,1 lo haría por Mauricio Macri y un 9,1 por ciento por Ricardo Alfonsín, según una encuesta de opinión.

Así lo plantea la primera encuesta de Ibarómetro, realizada en la ciudad de Buenos Aires “al azar”, entre una población de 1.000 ciudadanos, mayores de 18 años, residentes en hogares particulares con teléfono fijo, y sobre la base de un cuestionario con preguntas cerradas con opción de respuesta única.

En la misma encuesta, el 29,6 por ciento de los entrevistados dice que sería más proclive a elegir como jefe de gobierno al candidato propuesto por Cristina Fernández de Kirchner, mientras que un 22,2 por ciento tomaría la recomendación de Mauricio Macri y el 10,3 de Ricardo Alfonsín. En cuanto a la continuidad o no del gobierno al frente de Mauricio Macri, el 43,2 por ciento de los porteños votaría por un cambio y un 33,2 por ciento por la continuidad del actual gobierno local. En este marco, un 60 por ciento de los encuestados creyó “positivo” que exista a futuro un alineamiento político entre los Jefes de Gobierno de la Ciudad y el Gobierno Nacional. Respecto a cómo ven el 2011, el 50,2 por ciento de los porteños se siente optimista, 21,7 por ciento pesimista y 28,1 por ciento no sabe. Por otra parte, el 80,1 por ciento de los porteños considera que su voto es importante para el futuro del país y de la ciudad, y un 83,1 por ciento considera importante el resultado de las próximas elecciones. TELAM

18/01/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Crece la intención de voto a la presidenta y se revitaliza el kirchnerismo


Primera encuesta posterior a la muerte de kirchner

Publicado el 31 de Octubre de 2010

Según Ibarómetro, el 44% de los consultados apoyará a Cristina en las elecciones, y el 62% la cree capaz de seguir liderando la Argentina.

Las pancartas que todavía cuelgan en la Plaza de Mayo en las que se leía “Cristina 2011”, expresan lo que muchos sondeos ya verifican. La presidenta lidera la intención de voto para el próximo año. El jueves por la noche, cuando la mayoría de los argentinos miraba por televisión a otros tantos desfilar frente al féretro del ex presidente Néstor Kirchner, se realizó la primera encuesta de opinión a la que un 44% contestó que si las elecciones fuesen hoy votarían a Cristina Fernández. En tanto, un 62% piensa que la presidenta puede liderar el proyecto de país iniciado por su esposo en 2003.
Así lo reveló una encuesta realizada por la consultora Ibarómetro el jueves 28 en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores. En un muy lejano segundo lugar se ubica Julio Cobos con un 11,8%. También se revela que Cristina cuenta con una imagen positiva de 68,5%.
Con respecto al ex presidente, el 74,6% hace una evaluación positiva de la presidencia, el 58,5% lo considera que es el mejor ex presidente desde la vuelta de la democracia, en segundo lugar se menciona a Raúl Alfonsín (16,1%), y el 67,7% opina que uno de los mejores de la historia argentina.
Las consultoras Nueva Comunicación y OPSM coinciden en que la presidenta es la candidata con mejores chances para el año próximo.
Para Nueva Comunicación, Cristina Fernández lograría el 31,8 % de los votos, seguida por Ricardo Alfonsín con un 15,9 %. Cinco de cada diez encuestados cree que la presidenta superará en forma rápida la pérdida de su esposo y casi seis de cada diez no espera cambios en el rumbo del Gobierno.
Por parte, OPSM, el 35,7% optó por Cristina, secundada Mauricio Macri, con el 19,4% y por Ricardo Alfonsín, con el 16,3%. Esta consultora también revela que Kirchner fue despedido con una imagen positiva del 78%. Casi el 67% de los encuestados consideró que es “probable” o “muy probable” que Fernández sea “capaz” de profundizar su gestión, pese a la ausencia de su marido.
Con respecto a una posible segunda vuelta, la presidenta lograría el 45,3% de los votos frente a Julio Cobos.

Tiempo Argentino<

01/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

ARGENTINA – Sondeo: si los comicios fueran hoy, Kirchner obtendría más de un 40 % en un distrito clave


Néstor Kirchner obtendría más de un 40% de los votos en un distrito clave del conurbano si las elecciones presidenciales se realizaran hoy, en tanto que los principales líderes de la oposición no alcanzarían los 15 puntos porcentuales, según una encuesta realizada por Ibarómetro.

El estudio privado, cuyos resultados fueron publicados ayer en un matutino, se llevó a cabo a principios de mes en forma telefónica en Florencio Varela y abarcó un universo de mil personas.

En torno a la pregunta acerca de a cuál de los siguientes candidatos votaría en los comicios de 2011, el primer lugar se lo llevó el ex presidente Kirchner con el 40,3% de los votos; seguido del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri (14,5%), el vicepresidente Julio Cobos (13,4%), la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió (8,1%), el titular de Proyecto Sur, Pino Solanas (7,3%), y el gobernador santafesino, Hermes Binner (1,1%).

Sobre las preferencias ante un eventual ballottage, las respuestas arrojaron que si la puja electoral fuera entre Kirchner y Macri, el actual diputado llegaría a 44,4% y el líder de PRO a 22,3%; en tanto que si el rival fuera Cobos, la ventaja del ex mandatario sería de 41,7% contra el 30,4% del vicepresidente.

El sondeo realizado por Ibarómetro también indagada sobre las internas tanto en el justicialismo como en el radicalismo.

En cuanto a la interna abierta del Partido Justicialista, la encuesta arroja que Kirchner superaría a Eduardo Duhalde por un 40,1% contra 18,9%, y agrega que teniendo en cuenta a los que votan al PJ, el santacruceño obtiene una preferencia del 60%.

Convocados todos a elegir su candidato preferido en las internas de la UCR, el más votado con un 26,9% es Cobos; en tanto que entre los que se sienten más cercanos al radicalismo el mendocino suma casi el 80% de las menciones y Ricardo Alfonsín acumula el 18%.

Por otra parte, referido al cargo de gobernador bonaerense, en Florencio Varela el actual mandatario Daniel Scioli obtendría 34,5%, Francisco De Narváez 32,9%, Margarita Stolbizer 7,2%, Ricardo Alfonsín 5,7% y Martín Sabatella 3 puntos porcentuales.

En cuanto imagen positiva refiere, la encuesta arroja que Scioli encabeza con 55,3%, lo sigue la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con 55,2%, Néstor Kirchner con 52,6%, De Narváez con 46,8%, Cobos con 39,1%, Macri con 34,5% y Duhalde con 33,2%.

TELAM

11/05/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | 2 comentarios

Argentina – Encuestas para la oposición…


Según varios sondeos

Los argentinos creen que 2010 será un año mejor

03-01-2010 /

Cuatro encuestas coinciden que para más de la mitad de los ciudadanos la situación del país será “mejor” que en 2009. Un 44,8% considera que el ingreso familiar se incrementará en este año entrante. Y según un sondeo de CEOP, la imagen positiva de la presidenta Cristina es del 52%.


La mayoría de la gente espera un buen año.

Cuatro encuestas realizadas en diciembre último coincidieron en que la mayoría de los argentinos encuestados manifestaron perspectivas favorables sobre la situación general del país para el año 2010.

La encuestadora Ibarómetro, que relevó 1.500 casos a nivel nacional, señala que la situación argentina será “mejor” o “igual de bien” para el 53,2% de los encuestados, mientras que será “peor” o “igual de mal” para el 30%.

Por otra parte, la consultora Ricardo Rouvier y Asociados, que monitoreó 1.200 casos a nivel nacional, indicó que para el 40,9% de los encuestados la situación del país en 2010 “seguirá igual”; mientras que para el 35,5% “mejorará”; y para el 16,8% “empeorará”.

También, en cuanto al ingreso familiar para el próximo año, un 44,8% cree que “mejorará”, un 31,5% cree que será “igual”, y un 15,5% que “empeorará”.

Respecto de la gestión del Gobierno Nacional, el 49,5% respondió que es “positiva”, mientras que por otro lado un 44,5% respondió que en 2009 la situación fue “mejor de lo que esperaba”, frente a un 20,9% para los que fue “peor”.

Por su parte, la encuestadora CEOP, que relevó 1.000 casos a nivel nacional, indicó que para el 39,2% de los encuestados, el año 2010 será “mejor”, mientras que para el 37,8% será “igual”, y para el 23% será “peor”.

También señaló que el nivel de aprobación de la gestión de la presidenta Cristina Fernández en los últimos 3 meses de 2009 alcanza el 52,1%.

Finalmente, la consultora Equis, en su estudio sobre la región metropolitana de Buenos Aires, señala que para el 52,2% de los encuestados la situación del país en 2010 será “mejor” que en 2009; mientras que el 31,8% considera que será “peor”; y el 5,5% que será “igual”.

El Argentino

04/01/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | 3 comentarios