America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Lobby – Luis Bruschtein


Lobby

na07fo01

Por Luis Bruschtein
Imagen: EFE.
“¿Cuál es la verdad sobre el acuerdo de Argentina con Irán?” fue el título de una solicitada que publicó en junio del año pasado el fondo NML, de Elliott Management a toda página en el diario norteamericano The Washington Post. Una estrategia de los fondos buitre fue usar este acuerdo con el gobierno iraní para difamar al gobierno argentino en la opinión pública norteamericana. Otro aviso mostraba a la presidenta Cristina Kirchner con el ex mandatario iraní, Mahmud Ahmadinejad y titulaba: “¿Pacto con el diablo?”. Paul Singer, dueño de Elliott Management, buscaba debilitar a la Argentina y aprovechar el aceitado y poderoso lobby pro invasión a Irán que contribuyó a organizar. Además de ser uno de los mayores soportes económicos de los candidatos derechistas del Partido Republicano, Singer ha entregado cinco millones de dólares en el último año a dos ONG, una de ellas la Fundación para la Defensa de las Democracias, que impulsan acciones contra Irán, incluyendo la opción de una escalada militar abierta.

En Estados Unidos es un tema de debate: ninguno es partidario de los gobiernos iraníes, pero los sectores moderados representados por el presidente Barack Obama prefieren estrategias de negociación y presión pacíficas. Y están los recalcitrantes, los ultraconservadores y guerreristas, como los que sostiene Singer, que vienen presionando fuertemente por una invasión abierta.

El especulador financiero se ha definido como creyente del “excepcionalismo estadounidense” –un término que no hace falta explicar– y piensa que Estados Unidos está en la etapa inicial de una larga guerra contra el mundo musulmán.

Esto es una parte del universo ideológico del dueño de Elliott Management. Pero las publicaciones en The Washington Post iban más allá de una campaña ideológica contra Irán. Porque la firma de esas publicaciones no fueron de Singer ni de los fondos buitre, sino del Grupo de Tareas Americano para Argentina, que es pagado por ellos. La intención apuntaba también al interior de Argentina, a debilitar el frente interno del Gobierno, instalar una semilla envenenada en el seno de la colectividad judía argentina.

Resulta paradójico que este gobierno sea el que más militó en los foros internacionales la denuncia del ataque terrorista contra la AMIA, el que más impulsó las investigaciones y los juicios y, sin embargo, ha sido el más atacado en el último acto que organizó la dirigencia de la colectividad judía argentina en el aniversario del atentado. Hubo arengas en sintonía con esa “doctrina Singer” que es claramente visualizada como extremista y peligrosa en todo el mundo. En los insólitos discursos hubo calificativos desmedidos, como “tenebroso pacto” y hasta se calificó de “traidor” al canciller Héctor Timerman. Siempre hay oportunistas que buscan ganancia en río revuelto y obviamente ese giro no se originó en las solicitadas de los fondos buitre. En todo caso, esas solicitadas y esos discursos constituyen manifestaciones de un proceso de derechización de las dirigencias de la colectividad judía local. Transformación que va a contramano del tradicional espíritu humanista de la cultura judía, un espíritu que produjo grandes artistas y pensadores transgresores y progresistas.

En ese camino hacia situaciones reaccionarias, un acto que debería haber sido monolítico terminó dividido en cuatro. Los discursos exaltados llevaban la semilla de la división de algo que, por el contrario, debería unir a los argentinos en el repudio al atentado terrorista más sangriento que ha sufrido el país. Es un proceso de derechización que, hay que decirlo, acompañó a la derechización de los gobiernos israelíes. Es esquizofrénico hacer un acto de repudio al atentado a la AMIA y a los pocos días llamar a otro para justificar los bombardeos a la población civil en Gaza, donde han masacrado a decenas de niños y mujeres palestinos.

No improvisan ni inventan. Las tramas que fueron delineando los fondos buitre para incidir en el frente interno tienen sus anclajes locales, como el tema iraní. La solicitada del año pasado se pregunta: “¿Por qué Argentina está dispuesta a negociar con Irán y se niega a hacerlo con sus acreedores que respetan la ley?”.

Hay para elegir: trataron de sensibilizar “al campo”, con un esfuerzo más propagandístico que efectivo en el Congreso norteamericano, para impedir que Estados Unidos compre carne argentina; advirtieron por la sequía de inversiones en Vaca Muerta si no les pagaban, y hasta publicaron una lista con los candidatos presidenciales argentinos que prefieren, porque serían más “amigables con ellos”. Parece burdo, pero no lo es. No buscan tanto el apoyo explícito a sus intereses, sino problematizar la interna en cada uno de esos temas para debilitar al Gobierno y alimentar una especie de fantasía subliminal que relacione la solución de estas problemáticas con la suya. Es una forma también de equipararse con la colectividad judía, con las patronales rurales o con los candidatos opositores como “víctimas” de un gobierno izquierdo-populista de corte autoritario.

Singer es una de las 400 personas más ricas del planeta. Como lo cortés no quita lo valiente, los respaldos financieros a sectores políticos con los que se identifica, los aprovecha también como lobby para sus negocios. Hay una mezcla de interés político e interés económico. No solamente buscan que les paguen sino que además les interesa un retorno a la Argentina de los ‘90, un país dócil para sus intereses. En gran medida, esa doble faz hace tan difícil negociar con ellos.

Cuando la Casa Blanca respaldó la posición argentina y luego lo hizo el Fondo Monetario, estaba anunciado que este organismo se presentaría como amicus curiae de la Argentina. De repente hubo una contramarcha, la Casa Blanca enfrió su respaldo y lo mismo hizo el FMI. En el medio, el lobby de Singer había logrado que el Congreso citara al secretario de la Reserva Federal, Jacob Lew, quien soportó un durísimo interrogatorio del representante de Florida, el cubano americano Mario Díaz-Balart, un reconocido ultraconservador que considera al gobierno argentino como un enclave izquierdista enemigo. Díaz-Balart acusó a Lew de haber alentado al gobierno mexicano y al FMI para respaldar la posición argentina en contra de los fondos buitre. El lobista o “cabildero” Cornellius Harvey McGillicudy IV, otro ultraderechista del Tea Party, ex representante por Florida, conocido como Connie Mack, forma parte también del elenco estable guerrerista, antilatino y anticubano que integran Diaz-Balart y otros políticos de Miami. Mack fue el encargado de operar contra la delegación plural de legisladores argentinos que viajó a Washington.

En febrero pasado, en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano, los senadores también cubanoamericanos Marc Rubio (republicano) y Bob Menendez (demócrata) provocaron una ríspida discusión cuando se planteó la designación de Noah Mamet como nuevo embajador en Argentina. Denunciaron que el gobierno argentino hostiga a los “medios independientes” y no paga sus deudas internacionales. Insistieron que con Cristina Kirchner no se puede considerar al gobierno argentino como “amigo” de los Estados Unidos. Confrontado, Mamet aseguró que en Buenos Aires promoverá que se resuelva la deuda con el Club de París.

Está comprobado que por lo menos tres senadores, entre ellos Rubio y Menéndez, han recibido grandes aportes monetarios de los fondos buitre a través de intermediarios o directamente de estos fondos. En 2011, el Senado norteamericano rechazó un proyecto presentado por Rubio que proponía cortar los créditos del Banco Mundial a la Argentina hasta que no se resolviera el conflicto con los capitales especulativos. Y Menéndez es investigado por el FBI por haber protegido a dos banqueros ecuatorianos prófugos de la Justicia de su país.

El conflicto con los fondos buitre define campos con una claridad casi esquemática. Singer representa lo peor de la política estadounidense. Moviliza a los mismos sectores que han promovido guerras en todo el mundo y que obstaculizan cualquier salida pacífica, desde el Tea Party hasta los cristianos integristas fanáticos, los mismos esencialistas que acusan de hereje a Darwin y respaldaron a Ronald Reagan y a los Bush. Algunos de ellos, como los grupos de Miami, han sido siempre enemigos de los procesos populares en América latina e históricamente han colaborado con la CIA para derrocar gobiernos democráticos e instalar dictaduras. No es casual que ahora reciban aportes de los fondos especulativos.

Los temas que eligieron para dividir el frente interno no son ingenuos. Son cuestiones que ya han provocado situaciones críticas. La publicación de sus presidenciables preferidos no fue ingenua. Los que se quedan callados se alinean con ellos. Mauricio Macri y Sergio Massa aceptaron en silencio esa calificación. Buscaron que Daniel Scioli hiciera lo mismo para provocar un quiebre con el Gobierno. El gobernador bonaerense fue el único de los tres que se diferenció y condenó las maniobras de los “capitales especulativos”. Si su objetivo es el regreso a la Argentina sobreendeudada, sus aliados internos están a la vista entre los que participaron en los gobiernos de ese período, los medios que los sostuvieron y los economistas y opinadores que todavía hoy los reivindican. Este sector de la política argentina es el aliado natural de los sectores más recalcitrantes y derechistas de la política norteamericana que forman el lobby de los fondos buitre.

pàgina12

26/07/2014 Posted by | Economía, General, Historia, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

PEDRO BRIEGER ANALIZA LA CRISIS SIRIA


SIRIA: GEOPOLÌTICA Y EXCUSAS DEL IMPERIO

RUSSIA-ZHUKOVSKY-INTERNATIONAL AVIATION AND SPACE SHOW

El analista internacional Pedro Brieger, académico y periodista argentino, nos acerca a la realidad de un conflicto que es parte de un juego geopolítico de los Estados Unidos en su carrera por la supremacía mundial. Según el sociólogo, el gobierno de Obama intenta equiparar, a través de una campaña mediática, a Bashar al Assad con Hitler, para justificar su caída.
PUBLICADO hace 14 horas

Cuando aún no se han presentado pruebas que incriminen al gobierno sirio por el presunto uso de armas químicas en los ataques a la población, Estados Unidos ha anunciado que persiste en su intención de bombardear a Bashar al Assad, ignorando que la Organización de Naciones Unidas no se ha expedido. Desde Rusia, el presidente Vladimir Putin emplazó a Washington a exponer ante el Consejo de Seguridad de la ONU las presuntas pruebas contra Siria para que sean analizadas y que sean tomadas las acciones correspondientes por el único órgano internacional con facultades para dirimir en estos casos.

El secretario de Estado del Gobierno de Obama, John Kerry, sostuvo sus imputaciones basándose en “comunicaciones interceptadas entre funcionarios sirios de alto nivel” y en la presunta observación de “personal militar moviéndose por Damasco”. Hasta el momento no hay información, tampoco, de los expertos de naciones unidas que fueron al país árabe a investigar sobre la utilización de armas químicas y su procedencia.

Ante esta ofensiva de Estados Unidos, el analista internacional Pedro Brieger, columnista del periodístico Visión 7, de Argentina, señaló que éste no es otra cosa que un juego geopolítico en que el gobierno de Obama tiene como objetivo principal a Irán, y que utiliza el caso Siria para incidir sobre el gobierno de Teherán.

Brieger conversó en la mañana de La 30 sobre este conflicto y el papel del “imperio” que, según el estudioso, necesita mostrar su poder.

Este martes los radares rusos detectaron el lanzamiento de dos misiles en el Mediterráneo Oriental, cerca de a Siria. Según informó el ministerio de Defensa israelí a la agencia oficial RIA-Nóvosti, esta acción correspondería a un ensayo militar conjunto efectuado entre EE UU e Israel. “Los lanzamientos fueron efectuados en el marco de los ensayos conjuntos con Estados Unidos. Los misiles fueron lanzados desde el mar Mediterráneo y fueron exitosamente seguidos por los radares en territorio de Israel”, señaló la fuente. Según Israel los misiles se usan como blancos para verificar la capacidad del sistema de defensa antimisiles.

Con respecto a la posición de Rusia, el sociólogo argentino analizó que los intereses del petróleo son el fundamental causante de la situación de la región.

En dialogo con `El Tiempo No Para` Brieger señaló que existe una campaña a nivel mediático en Occidente que pretende poner a Bashar al Assad a la altura de Hitler para justificar su asesinato.

CARAS & CARETAS ONLINE

04/09/2013 Posted by | Economía, General, Politica Internacional, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

El acuerdo – Luis Bruschtein


timerman.jpg_141358524

16–02–2013 / Al igual que el atentado, las tramas de encubrimiento y complicidad en el caso AMIA nunca fueron develadas. Quizás en esos trasfondos haya más explicaciones a tanta incertidumbre sobre un hecho tan ominoso.

Un atentado tremendo, que implicó la adquisición y el acopio de gran cantidad de explosivo, más inteligencia, más infraestructura, lo que implica la participación de numerosas personas, y nadie sabe nada.

Y después, la trama del encubrimiento. El ocultamiento o la alteración de pruebas y la forma en que se desperdiciaron los primeros momentos posteriores al atentado también tienen sus propios significados. No fue un atentado más.

En el caso AMIA se conjugaron factores ocultos, que se sumaron a la lógica pura del terrorismo. Y si además faltaba algo, con el tiempo, la investigación del atentado quedó en el centro del conflicto más inflamable del planeta.

Con mucho respaldo político, la investigación del fiscal Alberto Nisman se introdujo en esa jungla llena de trampas e intereses, y obtuvo resultados que llevaron a una fuerte controversia del gobierno argentino con el de Irán.

Este proceso configuró una política que se fue desarrollando durante los gobiernos kirchneristas y durante varios años, casi desde el principio del gobierno de Néstor Kirchner.

Después de los desastres del menemismo, ni los integrantes de la Alianza ni el duhaldismo habían mostrado decisión o interés para meterse en ese embrollo.

Pero la investigación se estancó en 2007. El conflicto con Irán es por la investigación que respaldó este gobierno y no los anteriores.

Y lo que importa, en todo caso, no es el conflicto con Irán (que es una consecuencia), sino la investigación del atentado (que es la causa). Tras haber logrado un impulso inicial, la causa quedó bloqueada por varios años. El paso que faltaba era llegar a los sospechosos iraníes.

Es probable que el interrogatorio a los iraníes sospechados por el atentado a la AMIA no vaya a dilucidar la trama que llevó al bombazo, y seguramente lo primero que harán los interrogados será declarar su inocencia.

También es lo que han hecho casi en su totalidad los represores argentinos cuando fueron juzgados.

Aun así, esos interrogatorios son tan necesarios para el trámite de la causa como los que se realizaron a los acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

Otro conflicto se abrió –ahora con el gobierno derechista israelí–, cuando el gobierno argentino buscó la vía diplomática para desbloquear la causa y poder interrogar a los sospechosos del atentado.

El gobierno local quedó así ensanguchado entre el gobierno conservador integrista de Irán y el gobierno conservador integrista de Israel.

Irán dice que la voladura de la AMIA fue un autoatentado israelí, e Israel sólo quiere argumentos para su contienda con Irán, con el agravante de que todo el planeta asiste a una escalada cada vez más peligrosa, al borde de una conflagración militar.

La Argentina, que está más involucrada en procesos de integración pacífica con países que en décadas pasadas eran vistos como enemigos potenciales, no puede tener ningún interés en algún conflicto bélico aquí ni en ninguna otra parte.

En todo caso, su aporte tiene que ser por la paz. Entre la guerra y la paz, la paz no es el “lado” equivocado, como han dicho algunos. Seguramente hay una gran cantidad de iraníes y de israelíes a favor de la paz.

En este contexto, la causa judicial por los atentados en la AMIA, por un lado, y el debate geopolítico, por el otro, tienen que ser debates separados, aunque tengan tantos puntos de contacto. Y van por separado, porque el debate geopolítico debilita la causa judicial.

El objetivo es que se esclarezca el atentado y que sus responsables sean castigados por la Justicia.

Lo que quieran el gobierno iraní o el de Israel, y hasta incluso la posición que asuma en ese conflicto el gobierno argentino, va por otro carril.

Para desbloquear la causa se necesita interrogar a los sospechosos por el atentado, no por lo que piensan o por el país al que pertenecen sino por lo que están acusados de haber hecho.

Se busca a personas que cometieron un delito y no a personas que profesan determinada religión o son ciudadanos de determinado país. Si Irán quiere destruir a Israel, o viceversa, es una discusión importante, pero que no define la causa judicial por el atentado contra la AMIA.

Mantener la causa bloqueada, como sucedería sin el acuerdo con Irán para interrogar a estos sospechosos, la hubiera llevado a un limbo por tiempo indeterminado, una zona que derivaría finalmente en una condena genérica, básicamente política. Habría una condena a Irán que serviría para alimentar el conflicto, pero la causa moriría de inanición.

Se han dicho disparates como que este acuerdo proviene de una negociación impulsada hace más de dos años por Hugo Chávez, a través del presidente sirio, Hafez al Assad, con el gobierno argentino.

Es un escenario desaforado, típico de servicios de inteligencia de otras épocas.

Pero es cierto que la Cancillería argentina trató, que la causa judicial por el atentado a la AMIA no terminara en el centro de la disputa que mantienen Estados Unidos e Israel con Irán.

Tras presentar año tras año duras acusaciones contra los iraníes en los foros internacionales, el llamado del gobierno argentino a buscar vías diplomáticas para destrabar la causa constituyó también un gesto para diferenciar sus planteos de los cruces por el conflicto global con Irán en una escalada con final tan previsible como desastroso.

El gobierno iraní está en una encrucijada de tensión máxima con las grandes potencias occidentales y muy aislado.

En ese marco sería equivocado considerar el acuerdo como una alegre e indolora concesión a los reclamos argentinos, porque Irán necesita descomprimir sus relaciones exteriores y la Argentina juega un rol importante en el proceso político latinoamericano.

La intención de relacionar a Hugo Chávez con este tema tiene las mismas connotaciones reaccionarias del viejo macartismo que usaba suposiciones y chismografías.

El eje es esencialmente judicial y no geopolítico. Desde la oposición al acuerdo con Irán se plantea que éste constituye un cambio de la estrategia de alianzas geopolíticas.

Para los que piensan así, antes de este acuerdo, la Argentina jugaba del lado que busca una salida violenta a los diferendos con Irán.

Y, de repente, con el acuerdo por los interrogatorios a los sospechosos del atentado contra la AMIA, el gobierno argentino se habría pasado del otro lado, o sea del bando iraní, junto con Chávez o Hafez al Assad.

De tan elemental, esa mirada resulta pueril. Primero porque la Argentina ha mantenido una posición muy clara con respecto a la paz, tanto en relación con conflictos que le afectan directamente, como Malvinas, como con otros más lejanos, como el de Medio Oriente.

La Argentina nunca jugó por la guerra contra Irán. Es una equivocación pensar que Néstor Kirchner confrontaba duramente a los iraníes en la ONU para agradar al gobierno de los Estados Unidos.

Conociendo su carácter es más probable que fuera al revés, que tratara de utilizar la situación internacional como forma de presión para lograr que el gobierno iraní arrojara algo de luz sobre la causa judicial.

La sugerencia de que el acuerdo con Irán proviene de un supuesto realineamiento internacional se pudo leer entre líneas en todos los discursos contrarios al acuerdo. Las dudas legítimas sobre los alcances que podría tener, aun en las peores circunstancias, fueron todas respondidas sin dejar ninguna duda.

En ese aspecto, el debate de seis horas en el Senado fue interesante por las preguntas y por las respuestas. El mismo Luis Moreno Ocampo dijo que se trataba de una “oportunidad con riesgos sobre los que habría que estar atentos”. Es un balance sensato. La insistencia en el rechazo altisonante sugería que la preocupación se centraba en ese supuesto cambio de estrategia.

Y a los que piensan que la Argentina cambió de bando, en realidad no les interesa tanto la causa judicial. No les interesó antes en la medida en que creían que la causa era una mera herramienta para usarla a favor de la guerra.

Y ahora están enojados porque si el eje se mantiene en lo judicial, la causa no puede ser usada por los que buscan la guerra. Es decir, no les interesa la causa judicial sino la forma en que ésta tendría que ser usada.

PÁGINA 12

16/02/2013 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Télam – Pedro Brieger – ¿Por qué quieren atacar a Irán?


Télam – Pedro Brieger – ¿Por qué quieren atacar a Irán?.

21/11/2011 Posted by | General, Politica Internacional, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

James Petras: Escuadrones de la muerte en Honduras


Lunes, 06 de Diciembre de 2010

LA AIEA ESPÍA PARA EEUU:  Si en Venezuela hubiese un solo asesino de trabajadores que amparado por el Estado ejecutase un día a un trabajador, otro día a un periodista, estaría en Primera Plana del Mundo todos los dias. Pero es Honduras: cada pocos minutos es asesinado un trabajador por Escuadrones de la Muerte que ampara el Gobierno de Lobo y los medios hacen silencio.

El profesor James Petras dialoga semanalmente con CX36 Radio Centenario de Montevideo-Uruguay analizando los temas más importantes desde una óptica de izquierda verdadera, compromeida y revolucionaria.

El Programa Mañanas de Radio de CX36 que conducen Efraín Chury Iribarne  y María de los Angeles Balparda se ponen en contacto con el Profesor James Petras que hoy se refirió a las elecciones en Haití y en Egipto.

Petras no dejó pasar la oportunidad y también dio su opinión sobre WikiLeaks, los escuadrones de la muerte den Honduras y otros temas de actualidad como Irán y la Aiea

A continuación ponemos en conocimiento completo la entrevista realizada esta mañana entre Montevideo y Washington, el Proofesor James Petras y el Periodista Efraín Chury Iribarne, Estados Unidos y CX36, Radio Centenario…..

Chury: Petras, buen día. Bienvenido…

Petras: Buen día. No tan bueno aquí, tenemos nieve hasta 15 cm.

Chury: Qué fuerte ¿no?

Petras: Sí, empieza el invierno de verdad mientras ustedes están paseando por las playas de Malvín.

Chury: Sí, aunque todavía no está declarado del todo el verano pero ya hay temperaturas bastante cálidas.

Y las noticias locales también son cálidas porque calientan a mucha gente, pero bueno, la pregunta es la de siempre, ¿en qué temas estás trabajando actualmente como análisis y como estudio?

Petras: Bueno, varias cosas, una es sobre los escuadrones de muerte que siguen funcionando en Honduras acelerando los asesinatos.

Segundo, el problema de elecciones corruptas bajo regímenes pronorteamericanos como en Haití, Egipto y otros lugares donde uno no puede confiar nada en los resultados. Pero los gobiernos norteamericanos y europeos dicen que son legítimos.

Y tercero, la conferencia en Ginebra sobre el enriquecimiento con uranio por parte Irán. Y si tenemos tiempo podremos discutir lo que significan las últimas revelaciones de WikiLeaks…

Chury: Lindo tema también ese. Pero si tu quieres arrancamos precisamente por el mismo orden de la presentación, arrancamos con lo de Honduras…

Petras: Sí, Honduras es el lugar donde hay más asesinatos per cápita que cualquier país en el mundo, casi 80 cada 100.000 personas, tiene la tasa más grande.

Ahora, los medios hablan siempre de las pandillas pero no mencionan los asesinatos políticos que ocurren cada día. Solo este año desde enero han asesinado a 83 sindicalistas, trabajadores, activistas por derechos humanos y hay miles más que no se atreven a salir más allá de la casa o de la vecindad.

Y eso es producto del poder oligárquico que controla a país que utiliza sicarios para asesinar personas activas. Por ejemplo, en setiembre pistoleros mataron a 18 trabajadores del calzado en San Pedro y cuando llegó la policía dijo que fueron las pandillas de narcotraficantes, lo que llaman las “maras”.

Pero los sindicalistas dicen que a todos los que mataron eran activos en el sindicalismo y no en drogas ni en delincuencia.

Yo creo que es uno de los grandes crímenes que está pasando en América Latina y en el mundo que no recibe suficiente atención.

Lo mismo pasa en Filipinas que hay escuadrones de la muerte que siguen asesinando activistas por los derechos humanos, sindicalistas y más que nada dirigentes de campesinos. Y cualquier lugar donde hay un terrorismo de Estado, como Honduras y Filipinas, no recibe ninguna cobertura o muy poca de los medios de comunicación de masas.

Si hay alguna persona que recibe algún castigo judicial en Venezuela está en las primeras páginas con grandes títulos pero mientras eso pasa del otro lado, países como Honduras que son asesinatos que han crecido más a partir del golpe de Estado del año pasado que puso en el poder a este señor Lobo que es un títere de Washington rechazado en su propio país que utiliza los escuadrones de la muerte para destruir la resistencia al golpe.

A eso yo creo que debemos darle más atención de la que le hemos dado en el pasado. Honduras es el eje del golpismo en América Latina y más que nada ilustra que la política norteamericana no ha cambiado nada en el último período.

Segundo, el problema de Haití, es otra ilustración de este doble (…), cuando hay un cuestionamiento de una lección en Ucrania o Bielorrusia, en los medios salen al día condenando los resultados. Pero en Haití todo el mundo dice que los resultados eran falsos, que el voto era corrupto, que candidatos con gran apoyo popular apoyantes de Aristide no les permitieron presentarse como candidatos, en todo caso eso de exclusión provoca descontento y protesta.

Y los gobernantes en EE.UU. y en América Latina, los que tienen tropas allá como Brasil no dicen nada sobre la falsificación de resultados.

En la misma época hay elecciones en Egipto, otro cliente de Washington donde excluyen a la primera fuerza de oposición los partidos musulmanes, la hermandad musulmán. Entonces, el dictador Muharraq y su partido gana otra vez las elecciones a partir de represión, asesinato, encarcelamiento y exclusión.

En otras palabras, los criterios electorales son muy selectivos. Si es un gobierno, un candidato, un partido que favorece a EE.UU. puede cometer cualquier crimen con impunidad siempre que ganen las elecciones. Eso me parece muy importante cuando consideramos el problema de la democracia y los resultados de la democracia.

Tercero tenemos el tema de Irán, hoy en día hay negociaciones en Ginebra y uno de los investigadores inspectores en la Comisión Internacional Atómica, en alguna instancia en el WikiLeaks declara a Washington que él es un apoyante de la Casa Blanca 100% para ser certificado.

Entonces, qué podemos decir de los juicios de la Agencia Internacional Atómica cuando uno de sus inspectores, uno de sus altos funcionarios, declara antes de integrar el equipo que es un fiel apoyante de EE.UU.

Y cuando Irán acusa a la Agencia de hacer espionaje, no es una declaración vacía, no es demagogia, es una reflexión de un hecho concreto que tenemos en manos.

Ahora, en Ginebra que están negociando uno tiene que decir que Irán tiene toda la justicia en el sentido de que no hay ninguna restricción internacional contra un país que quiere enriquecer uranio. Y ellos ahora tienen autosuficiencia en la producción de uranio y uranio enriquecido.

Ahora, hay una declaración de Hillary Clinton, no sé si tiene algo de contenido, diciendo que nosotros no tenemos un problema con Irán cuando produce uranio enriquecido siempre que sea por razones pacíficas. E Irán declaró que si esa es la verdadera posición de Washington nosotros estamos en acuerdo, pero dicen que van a ver en los hechos cuando nos sentemos a discutir si Washington realmente apoya el derecho de Irán de producir uranio siempre que sea por razones pacíficas.

Entonces, hay una pequeña posibilidad de que se puedan pactar pero Washington siempre maneja el doble discurso.

Un discurso público diciendo que ellos tienen mucho miedo de Irán y otro en voz baja diciendo que obviamente Irán tiene todas el derecho de producir uranio enriquecido.

Al final de cuentas lo que juega importante aquí es la presión de Israel para atacar y sancionar a Irán que tiene mucha fuerza en EE.UU. y puede perjudicar la posición norteamericana en estas negociaciones.

Chury: Muy bien Petras, podríamos ir con algunos datos de WikiLeaks…

Petras: Sí, lo de WikiLeaks sigue siendo bastante controversial y cuestionado por dos razones. Una es que hemos leído documentos y acuerdos de que WikiLeaks tiene que pasar o se siente obligado a pasar los documentos a Washington para evaluar si algunos cables pueden perjudicar los intereses fundamentales de EE.UU. dando nombres, personas y lugares.

Y segundo, entrega los documentos a publicaciones del establishment como el New York Times que puede también utilizar la censura en lo que va a publicar.

Por estas dos cosas nosotros lo consideramos muy cuestionable porque la censura de lo que sale y no sale por parte del gobierno norteamericano perjudica lo que sale a la luz del día. Es decir, hay dos filtros, uno que viene del Pentágono directo con WikiLeaks y el otro es en los diarios, por ejemplo el New York Times que también consulte con el gobierno antes de publicar cualquier cable.

Por esta razón debemos pensar que lo que sale a la luz no es siempre lo más importante de las revelaciones.

Pero mientras tanto podremos evaluar lo que sale. Por un lado los documentos indican el desprecio que tienen los EE.UU. hacia varios de sus clientes como Afganistán, Pakistán y Arabia Saudita, etc.

Lo otro es como los cables sirven como plataforma extraoficial para que los EE.UU. desprestigie a China. Obviamente Washington no puede declarar públicamente lo que piensa de China o hacer propaganda tan violenta contra China.

Pero saliendo por la puerta del cable, que dicen que son cosas confidenciales, desprestigian a China, acusan a China de estar apoyando los ataques de Google, dicen que China quiere abandonar a Corea del Norte.

Parte es propaganda, parte es desprestigiar a los adversarios, entonces uno no sabe en qué grado estos cables son simplemente una operación clandestina en Washington y en qué parte reflejan los verdaderos secretos de Washington.

Eso es algo que tenemos claro porque hay tantas ambigüedades sobre la fuente de la entrega de estos cables. ¿Vienen de verdaderos investigadores o simplemente es una operación para hacer propaganda contra varios líderes? Sirve como presión, sirve como justificación de parte de Washington a partir de este cable, etc.

Hay muchos chismes, lo que sale en los supuestos cables son muchas cosas frívolas, chismes de la prensa amarilla y no sé en qué grado la diplomacia norteamericana es tan mediocre, tan poco seria o simplemente es un invento para atacar a líderes de una forma aparentemente confidencial.

Chury: ¿Si fuera honestamente contra los EE.UU., su aparato diplomático y demás, los EE.UU. permitirían que esto llegara tan lejos?

Petras: Sí, por eso es que yo creo que hay dudas sobre lo que son estos cables. Yo creo que en parte hace daño a algunos aliados, provoca indignación y rechazo.

En otro lado los diarios publican estas denuncias como si fueran verdades. Washington denuncia a China porque no toma una posición más fuerte con Corea del Norte, pero de verdad Washington sabe que China busca la conciliación entre las Coreas y la publicación de este documento en un momento en que hay ejercicios (…) otra vez hoy día frente a la costa de Corea del Norte es una provocación. Indica que tal vez estas revelaciones son la forma de fortalecer la posición en agresivo de un aliado de Washington, Corea del Sur. Por eso, repito, no es una cosa simple de citar diciendo que China acepta que Corea del Sur domina al norte porque uno cree que eso es falso porque poner Corea del Sur en el norte de Corea significa que pueden ofrecer una base militar de EE.UU. frente a la frontera con China.

Y eso me parece poco lógico y poco confiable.

Chury: Muy bien Petras, el deseo desde aquí de que la nieve baje su altura un poco por allí  el rigor del clima. Te agradecemos mucho y te mandamos un abrazo en nombre de la audiencia desde Montevideo, Uruguay…

Petras: Bueno, muchas gracias y espero que ustedes pro lo menos disfruten ese sol caliente del sur.

Chury: Trataremos de hacerlo…

Petras: Una cosa más que tenía anotada aquí, quiero extender mis condolencias a todos los uruguayos y mi gran apreciación por María Ester Gatti, una gran luchadora por los derechos humanos y contra la dictadura en Uruguay.

Chury: Lo tomamos muy en cuenta, muchas gracias…

Petras: Gracias.

www.radio36.com.uy

Actualizado ( Lunes, 06 de Diciembre de 2010 18:32 )

07/12/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Obama, Israel e Irán


Ángel Guerra Cabrera

La Jornada

Desde las agresiones de los dos Bush contra Iraq (1991 y 2003) Estados Unidos no realizaba un despliegue militar en la zona del Golfo Pérsico como el que está en marcha ahora contra Irán. Pese a que los grandes medios apenas hablan o no dan mayor destaque a los aprestos bélicos estadunidenses-israelíes contra el país persa, cada día se encuentran más evidencias e indicios de ellos, sobre todo en fuentes especializadas, y el tema es crecientemente tratado por conocidos analistas de disímiles posturas ideológicas. Shamus Cooke en una nota publicada en Rebelión cataloga las sanciones promulgadas por Obama el 1 de julio contra Irán como un inconfundible acto de guerra. “Al cortar el suministro de petróleo refinado Estados Unidos causará un daño masivo, irreparable, a la economía iraní, lo que equivale a un acto de guerra”… “la estrategia en este caso es atacar económicamente a Irán hasta que reaccione con medios militares, permitiendo a Estados Unidos una postura de falsa estatura moral, argumentando que se ‘defiende’ ya que fue la otra parte la que lo atacó primero”.

Resaltan por su profusa información (y desinformación) sobre el tema los sitios web israelíes. Es el caso de Debka, portal que los expertos asocian a la agencia israelí de espionaje Mossad, pues tan temprano como el 20 de mayo predijo un aumento considerable de la presencia militar yanqui “frente a las costas de Irán”, de entre cuatro y cinco portaviones con sus potentes flotillas –ya han arribado tres-, a completarse entre fines de julio y principios de agosto. Con un mes de antelación Debka anunciaba la llegada a esas aguas del portaviones Harry S. Truman y su grupo de ataque acompañado de la fragata alemana Hessen “operando bajo comando estadunidense”, justo el mismo día que partía de su base en Norfolk, Estados Unidos, pero se guardaba la presencia entre esas naves de un buque israelí, sí reportado a posteriori por diversas fuentes occidentales y árabes.

Noam Chomsky señala en un reciente artículo en su columna sindicada, citando fuentes árabes, que el objetivo de la flota desplazada por Estados Unidos al Pérsico es “aplicar las sanciones contra Irán y supervisar los barcos que entran y salen de ese país”. El lingüista menciona este enunciado, que pone los pelos de punta, de Dan Plesh, director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad de Londres: Los bombarderos y misiles de largo alcance de Estados Unidos están preparados para destruir 10.000 0bjetivos en Irán en pocas horas. En febrero de este año Washington anunció la modernización de numerosas rampas de misiles Patriot emplazadas en cuatro estados árabes del Golfo Pérsico y el envío de varias embarcaciones lanzamisiles para “proteger” sus buques y aeronaves de eventuales ataques aéreos o de cohetes de Irán.

David Moon, en Asia Times, hace un detallado examen del probable ataque aéreo de Israel, por su cuenta, a las instalaciones nucleares de Irán pero en el mismo medio Victor Kotsev minimiza esa posibilidad y afirma que en este momento “parece muy probable que si ocurre un ataque, este será conjuntamente de Estados Unidos e Israel”. Añade que Washington parece haberse enfrascado en operaciones especiales y preparativos para la “acción” en Irán. “Persistentes informes revelan que las fuerzas estadunidenses se están concentrando alrededor del Golfo Pérsico y el Cáucaso, lo más notable, en Yemen y Azerbaiyán, y que su fuerza aérea y la de Israel han estado realizando prácticas conjuntas de bombardeo… Puede ser… que Estados Unidos está en un curso de colisión geoestratégica con Irán y no se siente seguro de que Israel pueda hacer el trabajo”. Kotsev recuerda que Rusia ha reiterado que no permitirá una guerra de envergadura cerca de sus fronteras…

Todo esto anuncia un panorama apocalíptico, sin precedente en la historia de las guerras por el poderío de las armas del agresor y la previsible respuesta de Irán, que se ha venido preparando para una resistencia tenaz por todos los medios a su alcance.

Irán es el país más inspeccionado por la Agencia Internacional de Energía Atómica y no existe prueba de componente militar en su programa nuclear. Israel, en cambio, posee cientos de armas nucleares, se niega a suscribir el Tratado de No Proliferación Nuclear y a ser inspeccionado. Obama, en medio de otras zalamerías hacia su huésped Netanyahu acaba de afirmar que “no le pediremos a Israel que dé pasos que pongan en peligro su seguridad”…

aguerra_123@yahoo.com.mx

Fuente:http://www.jornada.unam.mx/2010/07/08/index.php?section=mundo&article=024a1mun

09/07/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Reflexiones del compañero Fidel : Cómo me gustaría estar equivocado


Junio 25, 2010 – 07:37 (atovar)

En esta reflexión, Fidel Castro, manifestó su inquietud ante las más recientes acciones del imperialismo estadounidense, mientras la humanidad presta atención al Mundial de Fútbol.


Cuando estas líneas se publiquen en el periódico Granma mañana viernes, el 26 de Julio, fecha en la que siempre recordamos con orgullo el honor de haber resistido los embates del imperio, quedará distante, a pesar de que faltan sólo 32 días.

Los que determinan cada paso del peor enemigo de la humanidad ­-el imperialismo de Estados Unidos, una mezcla de mezquinos intereses materiales, desprecio y subestimación a las demás personas que habitan el planeta- lo han calculado todo con precisión matemática.

En la reflexión del día 16 de junio escribí: “Entre juego y juego de la Copa Mundial de Fútbol, las diabólicas noticias se van deslizando poco a poco, de modo que nadie se ocupe de ellas.”

El famoso evento deportivo ha entrado en sus momentos más emocionantes. Durante 14 días, los equipos integrados por los mejores futbolistas de 32 países han estado compitiendo para avanzar hacia la fase de octavos de final; después vendrán sucesivamente las fases de cuartos de final, semifinales y el final del evento.

El fanatismo deportivo crece incesantemente, cautivando a cientos y tal vez miles de millones de personas en todo el planeta.

Habría que preguntarse cuántos, en cambio, han conocido que desde el 20 de junio naves militares norteamericanas, incluido el portaaviones Harry S. Truman, escoltado por uno o más submarinos nucleares y otros buques de guerra con cohetes y cañones más potentes que los de los viejos acorazados utilizados en la última guerra mundial entre 1939 y 1945, navegaban hacia las costas iraníes a través del canal de Suez.

Junto a las fuerzas navales yankis avanzan buques militares israelitas, con armamento igualmente sofisticado, para inspeccionar cuanta embarcación parta para exportar e importar productos comerciales que el funcionamiento de la economía iraní requiere.

El Consejo de Seguridad de la ONU, a propuesta de Estados Unidos, con el apoyo de Gran Bretaña, Francia y Alemania, aprobó una dura resolución que no fue vetada por ninguno de los cinco países que ostentan ese derecho.

Otra resolución más dura fue aprobada por acuerdo del Senado de Estados Unidos.

Con posterioridad, una tercera, más dura todavía, fue aprobada por los países de la Comunidad Europea. Todo tuvo lugar antes del 20 de junio, lo que motivó un viaje urgente del Presidente francés Nicolás Sarkozy a Rusia, según noticias, para entrevistarse con el jefe de Estado de ese poderoso país, Dmitri Medvédev, con la esperanza de negociar con Irán y evitar lo peor.

Ahora se trata de calcular cuándo las fuerzas navales de Estados Unidos e Israel se desplegarán frente a las costas de Irán, y unirse allí a los portaaviones y demás buques militares norteamericanos que montan guardia en esa región.

Lo peor es que, igual que Estados Unidos, Israel, su gendarme en el Medio Oriente, posee modernísimos aviones de ataque y sofisticadas armas nucleares suministradas por Estados Unidos, que lo convirtió en la sexta potencia nuclear del planeta por su poder de fuego, entre las ocho reconocidas como tales, que incluyen a la India y Paquistán.

El Sha de Irán había sido derrocado por el Ayatollah Ruhollah Jomeini en 1979 sin emplear un arma. Estados Unidos le impuso después la guerra a aquella nación con el empleo de armas químicas, cuyos componentes suministró a Irak junto a la información requerida por sus unidades de combate y que fueron empleadas por estas contra los Guardianes de la Revolución. Cuba lo conoce porque era entonces, como hemos explicado otras veces, Presidente del Movimiento de Países No Alineados. Sabemos bien los estragos que causó en su población. Mahmud Ahmadineyad, hoy jefe de Estado en Irán, fue jefe del sexto ejército de los Guardianes de la Revolución y jefe de los Cuerpos de los Guardianes en las provincias occidentales del país, que llevaron el peso principal de aquella guerra.

Hoy, en el 2010, tanto Estados Unidos como Israel, después de 31 años, subestiman al millón de hombres de las Fuerzas Armadas de Irán y su capacidad de combate por tierra, y a las fuerzas de aire, mar, y tierra de los Guardianes de la Revolución.

A éstas se añaden los 20 millones de hombres y mujeres, entre 12 y 60 años, escogidos y entrenados sistemáticamente por sus diversas instituciones armadas entre los 70 millones de personas que habitan el país.

El gobierno de Estados Unidos elaboró un plan para llevar a cabo un movimiento político que, apoyándose en el consumismo capitalista, dividiera a los iraníes y derrocara el régimen.

Tal esperanza es ya inocua. Resulta risible pensar que con las naves de guerra estadounidenses, unidas a las israelitas, despierten las simpatías de un solo ciudadano iraní.

Creía por mi parte inicialmente, al analizar la actual situación, que la contienda comenzaría por la península de Corea, y allí estaría el detonante de la segunda guerra coreana que, a su vez, daría lugar de inmediato a la segunda guerra que Estados Unidos le impondría a Irán.

Ahora, la realidad cambia las cosas en sentido inverso: la de Irán desatará de inmediato a la de Corea.

La dirección de Corea del Norte, que fue acusada del hundimiento del “Cheonan”, y sabe de sobra que fue hundido por una mina que los servicios de inteligencia yanki lograron colocar en el casco de esa nave, no esperará un segundo en actuar tan pronto en Irán se inicie el ataque.

Es muy justo que los fanáticos del fútbol disfruten a su antojo de las competencias de la Copa del Mundo. Cumplo sólo el deber de exhortar a nuestro pueblo, pensando sobre todo en nuestra juventud, llena de vida y esperanzas, y especialmente en nuestros maravillosos niños, para que los hechos no nos sorprendan absolutamente desprevenidos.

Me duele pensar en tantos sueños concebidos por los seres humanos y las asombrosas creaciones de las que han sido capaces en sólo unos pocos miles de años.

Cuando los sueños más revolucionarios se están cumpliendo y la Patria se recupera firmemente, ¡cómo me gustaría estar equivocado!

Fidel Castro Ruz
Junio 24 de 2010

27/06/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Comentarios del sociólogo James Petras


25-11-2009

 

“Chávez ha dado dos grandes pasos contra la ofensiva internacional imperialista”

Efraín Chury Iribarne

CX36 Radio Centenario

Chury: Bien oyentes, el gusto de reincorporarnos para el capítulo internacional del programa Mañanas de radio de Centenario y ya con línea directa con James Petras allí en Estados Unidos..

Petras, quería preguntarte en el inicio en qué estás en este momento.

Petras: Estudiando las últimas noticias aquí que son la idea que Chávez ha planteado últimamente frente a la política norteamericana, las bases militares y las presiones que está poniendo sobre diferentes regiones en América Latina y las llamadas que ha hecho de dos cosas.

Una, en una conferencia de más de 200 delegados de todo el mundo, llamó a formar una  Es decir que a diferencia de la Segunda Internacional socialdemócrata, Tercera Internacional de los ex partidos comunista y la Cuarta Internacional de los troskos, ahora llama por la Quinta Internacional, incluyendo a partidos y movimientos de varias tendencias políticas, pero que comparten un programa antiimperialista y anticapitalista. Es un gran salto por lo menos como un proyecto político. Lo que no está claro es en el grado que se puede implementar, particularmente por la manera casi improvisada que fue anunciada, sin muchas discusiones anticipadas. Pero plantear la idea me parece de una gran importancia, porque es reconocer que mientras Washington está construyendo aliados internacionales en favor del imperialismo, las guerras en Asia, todas las fuerzas progresistas se quedan fragmentadas, sin capacidad de actuar en momentos de gran conflicto frente a una ofensiva imperialista.

En este sentido el reconocimiento de que la lucha es internacional y no simplemente a partir de la nación-estado, es un gran salto positivo.

El segundo gran paso del presidente Chávez es el anuncio que convoca a los miembros del Partido Socialista en Venezuela a formar milicias populares y no depender solamente del ejército existente.

Este anuncio del presidente Chávez es otra forma de fortalecer la seguridad nacional porque Colombia con tantos años de recibir dinero y armas de Estados Unidos, ha construido un ejército dos veces más grande que el de Venezuela.

Con la milicia popular es posible que Venezuela pueda igualar la correlación de fuerzas.

Aparte del hecho de que luchar en una forma defensiva tiene sus ventajas, Chávez también quiere guardarse la espalda por si hay algún otro intento de lanzar un golpe militar utilizando a algunos oficiales militares traidores en su país.

En otras palabras, Chávez ha dado dos grandes pasos contra la ofensiva no sólo de Estados Unidos sino también contra la influencia que han lanzado los sionistas con la visita del presidente Shimon Peres que como aliado de Washington ha atacado al presidente iraní Ahmadineyad y también a Chávez. Y sabemos que los quintas columnas que existen de los sionistas como un brazo político de Israel, pueden ser otro frente de conflicto. No hay que olvidar las protestas ayer en Brasil organizadas por los sionistas. Veo no sólo la bandera de Brasil sino la bandera de Israel que es una señal de la doble lealtad de los sionistas en los países de América Latina, repitiendo la experiencia que hemos visto en Estados Unidos.

Por esa razón creo Chávez en vez de simplemente hablar y denunciar sobre los problemas de la ofensiva internacional imperialista está dando algunos pasos muy importantes para avanzar y defender el proyecto socialista en el mundo actual.

Chury: Por lo que he estado leyendo estos últimos días, he notado un Barack Obama bastante poco amistoso con Cuba, bastante belicoso con Irán… Como que estoy encontrando un parecido belicista o quizás hasta te diría que lo noto más fuerte, al menos que las manifestaciones, no sé si en la práctica, que manejaba Bush. ¿Eso también se nota ahí?

Petras: Sí, todos los sectores progresistas, sin hablar de la izquierda, creen que hay una continuidad en la política entre Bush y Obama. Las ilusiones que tenían muchos sectores liberales progresistas -porque aquí en la falta de un movimiento social progresista, socialista, demócrata, aquí el sector supuestamente de izquierda se llama liberales progresistas- y ese sector ahora está muy desencantado con la política de Obama.

Ayer nombró como el delegado de Washington en el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas a una mujer realmente súper reaccionaria que supera lo que hemos visto desde hace tiempo, que simplemente va a estar allá para bloquear el trabajo de este grupo que denunció los crímenes de guerra de Israel. Y poner a esta mujer dentro del Comité de Naciones Unidas es para provocar insultos y denuncias contra el Comité, no contra los violadores de derechos humanos. Este nombramiento de Obama es otro incidente que revela su política reaccionaria que hemos visto desde hace tiempo. Hay que recordar nuestras entrevistas en este programa desde hace un año, cuando nombramos a Obama como una gran amenaza para la paz y para la justicia social y que representaba otra vez una política agresiva imperialista, a pesar de que hasta Fidel Castro y otros sembraran ilusiones de que algo mejor estaba en proceso.

Chury: Ayer me sorprendieron algunas cifras: 580 mil millones de presupuesto para hacer la guerra en Estados Unidos, y una gran dificultad para 815 millones que se necesitan para la salud. ¿Es ésa la lectura de la realidad?

Petras: Sí, tiene toda la razón. Han gastado más de 1.5 trillones para salvar a los bancos y las casas de inversión en Wall Street. Han gastado hasta ahora igual suma para proseguir las guerras en Afganistán, Irak y otros lugares. Como han agotado el tesoro al acumular un déficit grande, ahora dicen que no tienen el dinero para financiar un buen plan de salud. Y quiero repetir, que este plan de salud no representa un avance, porque van a repartir dinero dentro del plan de salud, perjudicando a los más pobres que reciben tratamiento libre y a los jubilados -como yo y otros- que tenemos un plan de salud que cobra nuestros tratamientos. El nuevo plan va a sacar dinero de los pobres y de los jubilados para financiar a algunos sectores de trabajadores que no tienen cobertura, ofrecerles un plan de salud subvencionado que ahora no reciben. Por esta razón no es progresista, porque en vez de bajar los gastos militares y las subvenciones a Wall Street y aumentar un impuesto sobre los multimillonarios, está robando a los pobres y a los jubilados para la cobertura de los sin seguro. Por esta razón el plan de salud, en mi manera de ver, es un paso atrás y no un paso adelante.

Y un punto más: todo este nuevo plan, hecho para las compañías de seguro privado, van a ser los principales beneficiarios porque no hay control sobre los pecios que ellos van a fijar para el tratamiento. Y las indicaciones son de que con más cobertura gubernamental -cobertura en el sentido de pagar- van a aumentar las ganancias y no perder ganancias.

Chury: Todos los días llegan desde Pakistán noticias de muertos y más muertos. ¿Qué noticias hay de eso?

Petras: El gobierno norteamericano impuso el nuevo presidente de Pakistán, intervinieron en el proceso electoral y este nuevo gobierno está en las manos de Washington. Y frente a los conflictos en Afganistán, Washington quería que el gobierno de Pakistán lance sus fuerzas armadas hacia la frontera entre Afganistán y Pakistán. En el proceso, van desplazando a millones de personas de pueblos pobres en las fronteras de Pakistán, generando una respuesta de violencia en las ciudades, por acciones tomadas por algunos grupos en la lucha armada.

En otras palabras: el desplazamiento de más de cinco millones de paquistaníes frente a una guerra sangrienta que los está afectando, frente a las incursiones aéreas de los aviones norteamericanos bombardeando aldeas, hay un enorme aumento de inestabilidad y rechazo del gobierno títere.

En otras palabras, los Estados Unidos, metiendo a Pakistán en su guerra fracasada en Afganistán, ha extendido la violencia, extendiendo la guerra pasando de Afganistán a Pakistán y generando condiciones creo, para la posibilidad de un levantamiento para tumbar al gobierno actual en Pakistán.

Dicho de otra manera, en vez de solucionar el problema en Afganistán, está extendiendo el problema de guerras desde Afganistán a Pakistán. Otra vez un fracaso para el régimen de Obama y la señora Clinton: en vez de limitar y controlar, provoca mayor violencia. Y todos los pueblos tribales en las fronteras, comparten con Afganistán muchas creencias religiosas, incluso grupos étnicos que no reconocen las fronteras.

Y podemos ver en Afganistán que como cruzan las fronteras entre varios países vecinos, es imposible para los Estados Unidos encerrar y atrapar a los luchadores. Simplemente le pegan a Estados Unidos y se disfrazan como campesinos o se cruzan la frontera a las montañas o las cuevas, para luchar otro día. Por estas razones geográficas, demográficas y étnicas, es imposible para los Estados Unidos ganar una batalla decisiva en Afganistán. Es imposible. Incluso todos los indicadores por parte de los militares norteamericanos, señalan que está perdiendo la guerra en Afganistán. Y los observadores políticos dicen que están debilitando el gobierno títere en Pakistán.

Chury: Petras, nuestro encuentro va a ser el lunes próximo, después que los uruguayos con su voto, elijan nuevos gerentes del neoliberalismo para continuar…

Petras: ¿Qué indican las últimas encuestas, que gana Mujica por 2 ó 3 puntos, no?

Chury: Un poco más alto

Petras: . Imagino que hay una división entre la izquierda de cómo responder a las elecciones. Recibo un correo electrónico de uno que da argumentos para votar el mal menor y otros que dicen que no deben votar porque vamos a recibir la misma política liberal del pasado. No sé cómo van a responder los sectores de izquierda mayoritariamente.

Chury: Creo que la cuenta de las encuestas está por encima de esa diferencia, los 5 ó 6 puntos no cuentan allí. Los que dicen que hay que votar por el mal menor me parece que están manejando la mayor estupidez política que se puede manejar. Y los segundos, de votar anulado, me parece que son los que están en su verdadero camino de hacer lo que tienen que hacer frente a un neoliberalismo que marcó la historia del país y un neoliberalismo llevado a distancias mayores por el Dr. Tabaré Vázquez y su gobierno y además bautizado y aplaudido por Astori y por Mujica, no le ofrece al país una salida.

Petas: Sí, absolutamente, y las experiencias históricas muestran de que cada vez más este mal menor pasa a ser el más peor.

Chury: El más peor. Petras, te mando un abrazo enorme

Petras: Un abrazo para vosotros. Espero que el tiempo mejore allá para que puedas dar una caminata por la rambla.

Chury: Gracias. Un abrazo.

www.radio36.com.uy

26/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Premio Fidel de la Paz


miércoles 14 de octubre de 2009


Erasmo Magoulas

…”existimos precisamente porque creemos en nuestras ideas y nunca hemos temido dialogar con el adversario. Es la única forma de procurar la amistad y la paz entre los pueblos”. Fidel Castro.

Si no supiéramos que la lógica del capitalismo puede permear todos los estratos del comportamiento humano, de las instituciones, de los aparatos de enseñanza y de creencias; podríamos pensar casi sin temor a equivocarnos que el Comité de Noruega eligió a Barak Obama en estado de ebriedad, tal vez con un buen Brunello de la Toscania enviado por el mismísimo Cavalieri Berlusconi.

Claro, habría otras opiniones. Para no dejarse amedrentar por eso del pensamiento único, otros argumentarían que estaban drogados con el mejor “polvo de estrellas” enviado por el número 82 del Cartel de Washington, el Dr. Alvaro Uribe, a quien Pablo Escobar llamaba cariñosamente Varito, “gente cariñosa”.

Con los 5 millones de campesinos desplazados a base de napalm y motosierra, Varito tiene sobre-producción. ¿Qué le hace a la blanca economía colombiana libra más libra menos “de la buena”?

El Premio Nobel de la Paz ( por mencionar sólo esta categoría) se ha transformado en un premio virtual por su antinomia con la verdad, con la justicia, con la integridad, con la realidad, con los valores que dice premiar, después de haber sido galardonados personajuelos como Menajem Beguin, Henry Kissinger, Albert Arnold Gore (no lo llamo “Al” por que no tengo confianza con el susodicho), James Carter, Mijail Gorbachov, Oscar Arias, Lech Walesa (con este, los efluvios de la Vitis vinifera no son mera especulación), Martti Ahtisaari, Theodore Roosvelt, Cordell Hull, Wilson Woodrow, Tenzin Gyasto 14° Dalai “Lame” CIA, y paro de nombrar por que me va a dar una puntada al higado.

Como la comida basura, la tele basura, la política basura, estos “estadistas” y “notables” se han hecho, o mejor dicho, los hicieron a punta de publicidad y estratagemas de imagen. Miles de horas de lobbies publicitarios y de periodismo basura para perfilar una imagen vendible, orgánica al sistema de expoliación, explotación y muerte, lamentablemente comprada por muchos.

El politiquero “cool” de Obama, con esa actitud estética en la apariencia, en el estilo, en la imagen, son verdaderos “paquetes” de envoltorio “presentable” sólo ante unos estándares degradados por el farandulerismo, que como virus ha hecho estragos en las interconexiones vitales entre la conciencia, la inteligencia y el espíritu de millones de personas.

Sus presentaciones en los medios, en progarmas imbéciles como los de Oprah Winfrey y David Letterman muestran hasta que grado esa atrofia cultural que es el “pensamiento farándula” hace masivo el entendimiento de la realidad mediante cánones cada vez más vanos, superficiales, reduccionistas, mediocres, cursis y esencialmente antipopulares.

Sus discursos no dicen nada, salvo en lo de caer repetitivamente en lugares comunes, aún el de su causa mas vanguardista, la de un nuevo seguro de salud universal que incluya a 50 millones de usamericanos excluidos, está lleno de timoratez anglosajona. El más reciente Nobel sigue con la cantinela del “liderazgo estadounidense”, como si los pueblos del mundo fueran idiotas y no entendieran que esa frase conlleva desolación y muerte y ni una sóla brisa de amistad, solidaridad, comercio justo, beneficios compartidos, proyectos conjuntos para el bien común.

Cuando un negro asume la palabra y el ideario racista de un blanco, a ese negro hay que tenerle más cuidado que al blanco.

Pero si al hombre lo llevan sus palabras de matonería encubierta contra Irán y la República Popular Democrática de Corea, son sus hechos y sus silencios los que lo traen a la realidad.

Continúa la guerra en Irak y no hay visos de retiro de las tropas invasoras y genocidas en el mediano, ni en el largo plazo. Se intensifica la guerra imperialista en Afganistán, se desestabiliza Pakistán mediante la masacre indiscriminada de civiles. Se sigue activando la Cuarta Flota imperial. Se suman siete bases usamericanas en Colombia, un país administrado por nacrcotraficantes y genocidas, que de por si ya tenía una estructura militar que superaba los conceptos de defensa, no sólo por el número de profesionales en su Ejército, sino también por ser el país en recibir la tercera mayor ayuda militar usamericana.

Se continúa la guerra económica, financiera, cultural, científica y mediática contra Cuba. En el país del último Nobel vive libremente Luís Posada Carriles, el terrorista occidental y empleado de la CIA más beligerante contra Cuba y los movimientos de liberación latinoamericanos. Gozando de la misma situación está su compinche Orlando Bosch y casi una decena de mini-ejércitos paramilitares que se entrenan con lo más sofisticado del armamento usamericano.

Mientras tanto, cinco luchadores anti-terroristas llevan once años de presidio en el país de Obama, sin que el Nobel diga una palabra.

No estoy de acuerdo con los que argumentan que el otorgamiento del Nobel a Obama tiene como fin crear en el Presidente un estado de compromiso moral por la paz, ni mucho menos en el establishment, una responsabilidad mayor al diálogo y al entendimiento de otras visiones de la realidad.

La lógica del capitalismo y la supervivencia de Usamérica como imperio no entienden de diálogos, cuando se les cuestionan sus derechos a invadir, saquear, masacrar, robar, enviciar y prostituir al resto del mundo.

Es más, creo que el otorgamiento del premio es al negro que piensa y actúa como blanco y es una luz verde justamente para atacar Irán, seguir como padrino del Estado sionista de Israel, continuar con la misma política genocida por hambre y enfermedades contra Africa y desestabilizar a los emergentes proyectos independentistas, soberanos y con justicia social de Nuestra América.

Esoy seguro de no ser el único en tener que esperar cada octubre para saber de las basofias que nos traerá el Premio Nobel en sus diferentes categorías y especialmente el de la Paz.

Urge para la salud mental y espiritual de millones de seres humanos instaurar el Premio Fidel de las Artes, las Ciencias y la Paz.

ARGENPRESS

15/10/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Una temporada de parodias – Noam Chomsky


13-07-2009

Recientes episodios que conmovieron el mundo han generado reacciones sobre las que vale la pena detenerse

Noam Chomsky

La Voz del Interior

Algunos de los recientes episodios que conmovieron el mundo a través de las noticias –las elecciones en Líbano e Irán, el golpe de Estado en Honduras– han generado reacciones sobre las que vale la pena detenerse. Incluso, la falta de reacción frente a otros casos, como el secuestro de una embarcación por parte de Israel, también tiene mucho que decir.

Las elecciones en Líbano e Irán y el golpe de Estado en Honduras son importantes no sólo inherentemente sino también por las reacciones internacionales que han suscitado. La ausencia de reacción ante un acto de piratería israelí en el Mediterráneo es un pie de página…

El Líbano. Las elecciones del 7 de junio en el Líbano fueron recibidas con euforia por la corriente principal de opinión pública.

“Me encantan las elecciones libres y justas”, escribió el 10 de junio el columnista del New York Times Thomas Friedman–. “En Líbano, fue algo genuino, y los resultados fueron fascinantes: el presidente Barack Obama derrotó al presidente iraní Mahmud Ahmadinejad”, apuntó.

Crucialmente, “una sólida mayoría de todos los libaneses –musulmanes, cristianos y drusos– votó por la coalición del 14 de Marzo encabezada por Saad Hariri”, candidato respaldado por Estados Unidos e hijo del asesinado ex primer ministro Rafik Hariri.

Debemos dar crédito a quien se lo merece por este triunfo de elecciones libres (y de Washington): “Si George Bush no se hubiera enfrentado a los sirios en 2005 –forzándolos a salir del Líbano después del asesinato de Hariri– estas elecciones libres no hubieran sucedido”, escribió Friedman. “Bush creó el espacio (durante su discurso en El Cairo), Obama ayudó a avivar la esperanza”, precisó.

Dos días después, los puntos de vista de Friedman tuvieron eco en una columna de opinión del Times escrita por Elliot Abrams, reconocido integrante del Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos que anteriormente fue funcionario de alto rango en las administraciones de los presidentes Ronald Reagan y George Bush hijo: “La votación en el Líbano pasó cualquier prueba realista (…). Los libaneses tuvieron la oportunidad de votar contra Hizbollah y la aprovecharon”.

Cualquier “prueba realista”, no obstante, podría incluir la votación real. La coalición 8 de Marzo, basada en Hizbollah, ganó aproximadamente con la misma proporción que Obama contra McCain en noviembre, con cerca del 54 por ciento del voto popular, según cifras del Ministerio del Interior libanés.

Por consiguiente, según el argumento Friedman-Abrams, deberíamos estar lamentando la victoria de Ahmadinejad sobre Obama.

Al igual que otros, Friedman y Abrams se están refiriendo a los representantes del Parlamento. Estas cifras son tergiversadas por el sistema de votación confesional de Líbano, que reduce drásticamente el número de asientos otorgados a la más grande de las sectas, los chiítas, que respaldan abrumadoramente a Hizbollah y a su aliado Amal.

Sin embargo, como lo han señalado algunos analistas de los más serios, las reglas fundamentales “confesionales” de Líbano afectan negativamente “las elecciones libres y justas” en formas aún más importantes. El analista político Assaf Kfoury observa que las reglas fundamentales no dejan espacio para los partidos no sectarios y erigen una barrera que evita la introducción de políticas socioeconómicas y otros temas reales en el sistema electoral.

Para Kfoury, esas reglas abren la puerta a “interferencia externa masiva”, menor participación de votantes y “manipulación y compra de votos”, todo ello peculiaridades de las elecciones de junio, aún más que antes.

Por tanto, en Beirut, la capital que alberga a casi la mitad de la población del Líbano, menos de una cuarta parte de los votantes elegibles pudo votar sin regresar a sus normalmente remotos distritos de origen. El efecto es que los trabajadores migrantes y las clases más pobres efectivamente son privados de sus derechos civiles en “una forma extremadamente injusta, al estilo libanés”, favoreciendo las clases privilegiadas y pro occidentales.

Irán. Al igual que el Líbano, el propio sistema electoral de Irán viola derechos básicos. Los candidatos deben ser aprobados por clérigos gobernantes, facultados para prohibir políticas con las que discrepan, y de hecho lo hacen.

Los resultados electorales del Ministerio del Interior de Irán carecieron de credibilidad tanto por la forma en que fueron publicados como por el mismo resultado, disparando una enorme protesta popular brutalmente reprimida por las fuerzas Aarmadas de los clérigos gobernantes. Tal vez Ahmadinejad pudo haber ganado la mayoría si los votos hubieran sido contabilizados justamente, pero los gobernantes aparentemente no estaban dispuestos a arriesgarse.

Desde las calles de Teherán, la corresponsal Reese Erlich escribió: “Es un genuino movimiento de masas iraní integrado por estudiantes, trabajadores, mujeres y gente de clase media” y, posiblemente, la mayoría de la población rural.

Eric Hooglund, catedrático y experto en Irán rural, describe un respaldo “abrumador” para el candidato opositor Mir Husein Musavi entre la gente de las regiones que ha estudiado, y un “ultraje moral palpable por lo que llegó a creerse como el robo de su elección”.

Es altamente improbable que las protestas dañen al régimen clerical-militar a corto plazo pero, como observa Erlich, “está sembrando las semillas para luchas futuras”.

Israel-Palestina. No deberíamos olvidar unas elecciones auténticamente “libres y justas” realizadas recientemente en Oriente Medio –en Palestina, en enero de 2006, ante las que Estados Unidos y sus aliados respondieron castigando a la población que votó “equivocadamente”–.

Israel impuso sitio a Gaza y, el invierno pasado, atacó sin misericordia.

Apoyándose en la impunidad que recibe como cliente de Estados Unidos, Israel ha reforzado una vez más su bloqueo secuestrando a Espíritu de Humanidad, embarcación del movimiento Gaza Libre, en aguas internacionales, y forzándolo a atracar en el puerto israelí de Ashdod.

La embarcación había salido de Chipre, donde se inspeccionó el cargamento: medicinas, materiales de reconstrucción y juguetes. Entre los defensores de derechos humanos a bordo se encontraba la ganadora del Premio Nobel Mairead Maguire y la ex congresista norteamericana Cynthia McKinney.

El crimen a duras penas evocó un bostezo –con cierta justicia, se podría argumentar, dado que durante décadas Israel ha estado secuestrando botes que viajan entre Chipre y Líbano–. Entonces, ¿para qué molestarse en reportar este último ultraje de un Estado bribón y su jefe?

Honduras. Centroamérica también escenifica un crimen relacionado con elecciones. Un golpe militar en Honduras ha depuesto al presidente Manuel Zelaya y lo ha expulsado del país.

El golpe repite lo que el analista en asuntos latinoamericanos Mark Weisbrot llama “una historia recurrente en Latinoamérica”, enfrentando a “un presidente reformista respaldado por sindicatos laborales y organizaciones sociales con una elite política corrupta, mafiosa, gobernada por las drogas, acostumbrada a escoger no sólo la Suprema Corte y el Congreso sino también al presidente.

La corriente principal de opinión pública describe al golpe como un desafortunado regreso a los malos días de hace décadas. Pero eso es equívoco. Se trata del tercer golpe de Estado en la última década, todos ellos conformando la “historia recurrente”.

El primero, en Venezuela en 2002, fue respaldado por la administración de Bush que, empero, se retractó luego de agudas críticas latinoamericanas y de la restauración del gobierno elegido a través de manifestaciones populares.

El segundo, en Haití en 2004, se concretó a manos de los torturadores tradicionales del país, Francia y Estados Unidos. El presidente electo, Jean Bertrand Aristide, fue llevado en secreto a África Central.

lo que han hecho países vecinos, Francia, España e Italia,

Lo novedoso del golpe en Honduras es que Washington no lo ha respaldado. En cambio, Estados Unidos se unió a la OEA y se opuso a la toma de poder, aunque vociferó una condena más suave que otros, y no ha actuado al respecto. Contrariamente a Estados Unidos no ha retirado su embajador.

Sobrepasa la imaginación que Washington no tuviera conocimiento anticipado de lo que se fraguaba en Honduras, país altamente dependiente de la asistencia estadounidense y cuyo ejército es armado, entrenado y asesorado por Estados Unidos.

Las relaciones militares han sido estrechas desde la década de los ’80, cuando Honduras fue base de la guerra terrorista del presidente Reagan contra Nicaragua. Que la “historia recurrente” se repita una vez más depende en gran medida de las reacciones dentro de Estados Unidos.

Noam Chomsky, el intelectual vivo más citado y figura emblemática de la resistencia antiimperialista mundial, es profesor emérito de lingüística en el Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge y autor del libro Imperial Ambitions: Conversations on the Post-9/11 World.

http://www.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=533074

13/07/2009 Posted by | Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario