America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

El Mosad llega a EE.UU.: escuadrones de la muerte invitados – James Petras


Frente a la condena de los gobiernos del mundo (a excepción de los de la Casa Blanca y del Congreso estadounidenses ocupados por sionistas) la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Judías (PMAJO en sus siglas en inglés) ha defendido todas las acciones criminales del Mosad que condujeron al asesinato del dirigente de Hamas, Mahmud al-Mabhuh, en Dubai.

Por:     James Petras

El principal órgano de propaganda de [la Conferencia de] Presidentes de las Principales Organizaciones Judías (PMAJO en sus siglas en inglés), Daily Alert, ha salido en apoyo total a la práctica israelí de asesinatos extra-judiciales y extra-territoriales.

Frente a la condena de los gobiernos del mundo (a excepción de los de la Casa Blanca y del Congreso estadounidenses ocupados por sionistas), la PMAJO apoya servilmente cualquier brutal asesinato cometido por los servicios secretos israelíes en cualquier parte del mundo y en cualquier momento.

El reciente asesinato del dirigente de Hamas, Mahmud al-Mabhuh, en Dubai, es un ejemplo de ello. La PMAJO ha defendido todas las acciones criminales del Mosad que condujeron al asesinato, incluida la apropiación de identidades y el robo o falsificación de pasaportes y documentos oficiales de varios países europeos supuestamente aliados con el Estado sionista. De los agentes del Mosad que entraron en Dubai para matar a al-Mabhuh, doce utilizaron pasaportes británicos robados o falsificados, tres australianos, tres franceses, un alemán y seis irlandeses. Estos agentes asumieron la identidad de ciudadanos europeos con el fin de cometer un asesinato en una nación soberana.

Una vez más, la PMAJO demuestra que su primera lealtad está con los servicios secretos israelíes, incluso cuando violan la soberanía de los principales aliados de EE.UU. Sin duda, la PMAJO apoyaría al Mosad israelí incluso si se demostrara que ha utilizado documentos estadounidenses para asesinar a al-Mabhuh. De hecho, se sabe que dos de los 26 asesinos israelíes que llevaban pasaportes falsos de Irlanda y de Gran Bretaña han entrado en EE.UU. después del asesinato y es posible que estén aquí todavía.

La posición adoptada por Daily Alert y la PMAJO en defensa de un acto terrorista internacional de Israel ha seguido varias líneas de ataque que se analizan a continuación. Estas incluyen: (1) culpar a la víctima, (2) alegar que los asesinatos extrajudiciales y extraterritoriales son legales, (3) minimizar el asesinato de ‘un’ individuo, (4) desviar la atención de los sionistas culpando a ”otros árabes”, (5), comparar favorablemente los asesinatos del Mosad con los asesinatos de EE.UU. en Afganistán, (6), trivializar y relativizar la condena internacional (7), citar la ”defensa propia”, (8) alabar los ”detalles operativos” de alta tecnología del asesinato, y (9 ) desacreditar a los investigadores de la policía de Dubai en lugar de a los autores israelíes.

Artículos abreviados, citados en Daily Alert, han aparecido en las páginas editoriales de varios periódicos de EE.UU., Gran Bretaña, Canadá e Israel, así como en las revistas de derechas Forbes y Commentary. La principal técnica de propaganda sionista es evitar cualquier discusión de los atroces crímenes de Israel contra la soberanía, el proceso debido, el derecho internacional y la seguridad personal de los individuos. Al hacerlo, Daily Alert adopta las técnicas de propaganda común de todos los regímenes totalitarios que practican terrorismo de Estado.

1.Culpar a la víctima:

El 22 de febrero, Daily Alert publicaba dos artículos titulados: ”El funcionario de Hamas asesinado, traicionado por sus socios, dice el Jefe de policía de Dubai”, y ”Hamas: asesinado un agente que se expuso arriesgadamente”. Daily Alert olvidó mencionar que los servicios secretos israelíes habían estado siguiendo a su presa durante más de un mes (tras haber fallado en los seis intentos previos para matarle) y que el Jefe de Policía de Dubai no culpó a los funcionarios de Hamas sino que estaba en el proceso de recoger pruebas, declaraciones de testigos, videos y documentos que probasen la identidad israelí de los asesinos.

Huelga decir que si aceptáramos el argumento de los sionistas estadounidenses acerca de que cualquier oponente principal de Israel que viaja sin un ejército de guardaespaldas se ”pone en situación de riesgo”, entonces debemos reconocer que el nuestro es un mundo sin ley donde los escuadrones israelíes son libres de cometer un asesinato en cualquier lugar y a cualquier hora.

2. El asesinato extrajudicial y extraterritorial es ”legal” (al menos si los asesinos son del Mosad)

El 22 y 24 de febrero, Daily Alert incluyó dos artículos que argumentaban que la práctica israelí de los asesinatos extrajudiciales y extra-territoriales es legal. Un artículo se titula ”La legalidad del asesinato de Mahmud al-Mabhud, de Hamas” y el otro, ”El asesinato proporcionado de Mahmud al-Mabhud”. Ambos evitan cualquier referencia al derecho internacional que rechaza enérgicamente la cooperación transfronteriza en asesinatos patrocinados por Estados. La legalidad, para la PMAJO, es lo que los servicios secretos de Israel consideren conveniente para consumar su objetivo de eliminar a los dirigentes que se oponen a su ocupación colonial y a la expropiación de tierras palestinas. Si el asesinato extra-territorial y extra-judicial israelí de un adversario en Dubai es legal, ¿por qué no asesinar a sus rivales en EE.UU., Canadá, Inglaterra o cualquier otro país donde puedan viajar, vivir, trabajar o escribir?, ¿qué pasaría si los críticos y opositores a Israel decidieran que es ”legal” asesinar a los partidarios de Israel dondequiera que vivan atendiendo a la definición de legalidad que da Daily Alert? Nos hallaríamos en un mundo sin ley de asesinatos ”legales” y de vigilancia transfronteriza totalitaria.

3. Minimizar el asesinato

Las ediciones de Daily Alert del 22, 24 y 25 de febrero desvían la atención del asesinato del Mosad, comparándolo con los cientos de civiles afganos muertos por ataques de EE.UU. Pretende que ”los blancos individuales” son menos crímenes que los asesinatos en masa. El problema con este argumento es que durante décadas el Mosad ha tenido como ”blanco” decenas de opositores en el extranjero y ha matado a miles de palestinos en los territorios ocupados (en donde trabajan con los servicios secretos de interior, el Shin Bet, y con el ejército, las Fuerzas de Defensa de Israel). Además, este argumento que vincula los asesinatos extra judiciales de Israel con el asesinato colonial de EE.UU. de afganos difícilmente puede ser una defensa para ambos. Al involucrar a EE.UU. en su defensa del terrorismo de Estado, Israel está elevando a norma de comportamiento político los peores aspectos del imperialismo estadounidense. Un crimen de Estado no puede justificar otro.

4. Culpar a los árabes: desviar la atención de Israel

El artículo del 22 de febrero del Daily Alert titulado ”El asesinato se escuchará en todo el mundo” insinúa que el asesinato fue ”resultado de una lucha de poder de Hamas”, o que se llevó a cabo por parte de uno de los ”muchos grupos árabes que detestan al movimiento islamista Hamas”.

En otras palabras, todos los pasaportes europeos falsificados o robados de personas con doble ciudadanía israelí y los videos de seguridad de Dubai de agentes del Mosad con diversos disfraces, por no mencionar la afirmación de júbilo de los máximos dirigentes de Israel ante la muerte, fueron en realidad ”trucos árabes”. Esta cruda maniobra de propaganda por parte de la organización judía estadounidense más prominente revela su propio descenso al reino del autoengaño, sólo posible en el cerrado mundo de la política sionista estadounidense.

5. Pericia técnica

El Daily Alert ha publicado varios artículos que alaban los detalles técnicos del asesinato del Mosad en Dubai, un aspecto de la operación con el que pocos expertos en seguridad de Israel estarían de acuerdo. El artículo 24 de febrero del, titulado ”El asesinato muestra una hábil planificación” reprende a los críticos de Israel por no reconocer la alta calidad de los ”aspectos prácticos” de los asesinatos y recomienda sus ”lecciones a todos los servicios de inteligencia del mundo”. Al igual que sociópatas y asesinos en serie, los sionistas de EE.UU. promueven abiertamente las técnicas de los escuadrones de la muerte a todos sus colegas en Estados terroristas. Para el Daily Alert, las técnicas profesionales de asesinar son mucho más importantes que la repugnancia moral universal de los asesinatos políticos.

6. Desacreditar a los investigadores y defender a los perpetradores

El 25 de febrero, el Daily Alert citó un largo y tendencioso ataque contra la policía de Dubai publicado en la revista Forbes, que ridiculizaba sus meticulosas investigaciones para descubrir el papel del Mosad en el asesinato. En este artículo, se condenaba a las autoridades de Dubai por haber revelado la participación de israelíes mientras que no se investigó el origen de la víctima del asesinato… ¡pasaporte iraquí! En lugar de alentar la búsqueda de la justicia por parte de la policía de Dubai, Daily Alert publicó una larga diatriba que implica a Dubai en los ataques del 11 de septiembre, su comercio continúo con Irán, y su ”implicación” en el terrorismo internacional, etc. No se mencionaba la posición relativamente amistosa de Dubai hacia Israel y los israelíes antes de que el Mosad violase flagrantemente su soberanía.

Conclusión

La campaña de propaganda sionista estadounidense en defensa del terrorismo de Estado israelí y, en concreto, del asesinato del Mosad de un dirigente de Hamas en Dubai, se basa en mentiras, evasivas y engañosos argumentos jurídicos. Esta ”defensa” viola todos los preceptos de una sociedad civilizada, así como las más recientes leyes federales estadounidenses que prohíben toda forma de apoyo al terrorismo internacional. La PMAJO puede continuar defendiendo impunemente en EE.UU. los actos de terrorismo internacional del Mosad debido a su poder sobre el Congreso estadounidense, la Casa Blanca de Obama y los medios de comunicación estadounidenses. Ello asegura que sólo su versión de los hechos, su definición de legalidad y sus mentiras serán escuchados por los legisladores, haciéndose eco de los activistas sionistas y embellecida por sus solemnes defensores en los círculos académicos y periodísticos. Para contrarrestar la defensa que hace el sionismo estadounidense de la práctica israelí de ejecuciones extra-territoriales y extrajudiciales por parte del Mosad, necesitamos escritores y académicos que den un paso adelante. Es hora de exponer sus endebles argumentos, sus descaradas mentiras y su atrevida inmoralidad. Es el momento de hablar en contra de la impunidad antes de que se cometa otro asesinato de los servicios secretos israelíes, posiblemente dentro de EE.UU. y con la complicidad descarada de los cómplices sionistas.

Las autoridades de Dubai han encontrado pruebas claras de que el equipo de asesinos del Mosad recibió apoyo de sionistas europeos. Los hoteles, los billetes de avión y los gastos fueron pagados con tarjetas de crédito emitidas en EE.UU. Es posible que dos de los asesinos estén ahora en EE.UU. ¿Llegará un momento en que los sionistas estadounidenses -incondicionales defensores públicos de los asesinatos del Mosad- crucen la línea que hay entre la propaganda a favor de la acción para convertirse en cómplices de la acción? La sólida defensa que hace el sionismo estadounidense de los asesinatos en el extranjero por parte del Mosad, no es un buen augurio para la seguridad de los estadounidenses frente a los serviciales cómplices de Israel en EE.UU.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=101617

http://windowintopalestine.blogspot.com/2010/02/mossads-murderous-reach-larger.html

TELESUR

07/03/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Comentarios del sociólogo James Petras


25-11-2009

 

“Chávez ha dado dos grandes pasos contra la ofensiva internacional imperialista”

Efraín Chury Iribarne

CX36 Radio Centenario

Chury: Bien oyentes, el gusto de reincorporarnos para el capítulo internacional del programa Mañanas de radio de Centenario y ya con línea directa con James Petras allí en Estados Unidos..

Petras, quería preguntarte en el inicio en qué estás en este momento.

Petras: Estudiando las últimas noticias aquí que son la idea que Chávez ha planteado últimamente frente a la política norteamericana, las bases militares y las presiones que está poniendo sobre diferentes regiones en América Latina y las llamadas que ha hecho de dos cosas.

Una, en una conferencia de más de 200 delegados de todo el mundo, llamó a formar una  Es decir que a diferencia de la Segunda Internacional socialdemócrata, Tercera Internacional de los ex partidos comunista y la Cuarta Internacional de los troskos, ahora llama por la Quinta Internacional, incluyendo a partidos y movimientos de varias tendencias políticas, pero que comparten un programa antiimperialista y anticapitalista. Es un gran salto por lo menos como un proyecto político. Lo que no está claro es en el grado que se puede implementar, particularmente por la manera casi improvisada que fue anunciada, sin muchas discusiones anticipadas. Pero plantear la idea me parece de una gran importancia, porque es reconocer que mientras Washington está construyendo aliados internacionales en favor del imperialismo, las guerras en Asia, todas las fuerzas progresistas se quedan fragmentadas, sin capacidad de actuar en momentos de gran conflicto frente a una ofensiva imperialista.

En este sentido el reconocimiento de que la lucha es internacional y no simplemente a partir de la nación-estado, es un gran salto positivo.

El segundo gran paso del presidente Chávez es el anuncio que convoca a los miembros del Partido Socialista en Venezuela a formar milicias populares y no depender solamente del ejército existente.

Este anuncio del presidente Chávez es otra forma de fortalecer la seguridad nacional porque Colombia con tantos años de recibir dinero y armas de Estados Unidos, ha construido un ejército dos veces más grande que el de Venezuela.

Con la milicia popular es posible que Venezuela pueda igualar la correlación de fuerzas.

Aparte del hecho de que luchar en una forma defensiva tiene sus ventajas, Chávez también quiere guardarse la espalda por si hay algún otro intento de lanzar un golpe militar utilizando a algunos oficiales militares traidores en su país.

En otras palabras, Chávez ha dado dos grandes pasos contra la ofensiva no sólo de Estados Unidos sino también contra la influencia que han lanzado los sionistas con la visita del presidente Shimon Peres que como aliado de Washington ha atacado al presidente iraní Ahmadineyad y también a Chávez. Y sabemos que los quintas columnas que existen de los sionistas como un brazo político de Israel, pueden ser otro frente de conflicto. No hay que olvidar las protestas ayer en Brasil organizadas por los sionistas. Veo no sólo la bandera de Brasil sino la bandera de Israel que es una señal de la doble lealtad de los sionistas en los países de América Latina, repitiendo la experiencia que hemos visto en Estados Unidos.

Por esa razón creo Chávez en vez de simplemente hablar y denunciar sobre los problemas de la ofensiva internacional imperialista está dando algunos pasos muy importantes para avanzar y defender el proyecto socialista en el mundo actual.

Chury: Por lo que he estado leyendo estos últimos días, he notado un Barack Obama bastante poco amistoso con Cuba, bastante belicoso con Irán… Como que estoy encontrando un parecido belicista o quizás hasta te diría que lo noto más fuerte, al menos que las manifestaciones, no sé si en la práctica, que manejaba Bush. ¿Eso también se nota ahí?

Petras: Sí, todos los sectores progresistas, sin hablar de la izquierda, creen que hay una continuidad en la política entre Bush y Obama. Las ilusiones que tenían muchos sectores liberales progresistas -porque aquí en la falta de un movimiento social progresista, socialista, demócrata, aquí el sector supuestamente de izquierda se llama liberales progresistas- y ese sector ahora está muy desencantado con la política de Obama.

Ayer nombró como el delegado de Washington en el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas a una mujer realmente súper reaccionaria que supera lo que hemos visto desde hace tiempo, que simplemente va a estar allá para bloquear el trabajo de este grupo que denunció los crímenes de guerra de Israel. Y poner a esta mujer dentro del Comité de Naciones Unidas es para provocar insultos y denuncias contra el Comité, no contra los violadores de derechos humanos. Este nombramiento de Obama es otro incidente que revela su política reaccionaria que hemos visto desde hace tiempo. Hay que recordar nuestras entrevistas en este programa desde hace un año, cuando nombramos a Obama como una gran amenaza para la paz y para la justicia social y que representaba otra vez una política agresiva imperialista, a pesar de que hasta Fidel Castro y otros sembraran ilusiones de que algo mejor estaba en proceso.

Chury: Ayer me sorprendieron algunas cifras: 580 mil millones de presupuesto para hacer la guerra en Estados Unidos, y una gran dificultad para 815 millones que se necesitan para la salud. ¿Es ésa la lectura de la realidad?

Petras: Sí, tiene toda la razón. Han gastado más de 1.5 trillones para salvar a los bancos y las casas de inversión en Wall Street. Han gastado hasta ahora igual suma para proseguir las guerras en Afganistán, Irak y otros lugares. Como han agotado el tesoro al acumular un déficit grande, ahora dicen que no tienen el dinero para financiar un buen plan de salud. Y quiero repetir, que este plan de salud no representa un avance, porque van a repartir dinero dentro del plan de salud, perjudicando a los más pobres que reciben tratamiento libre y a los jubilados -como yo y otros- que tenemos un plan de salud que cobra nuestros tratamientos. El nuevo plan va a sacar dinero de los pobres y de los jubilados para financiar a algunos sectores de trabajadores que no tienen cobertura, ofrecerles un plan de salud subvencionado que ahora no reciben. Por esta razón no es progresista, porque en vez de bajar los gastos militares y las subvenciones a Wall Street y aumentar un impuesto sobre los multimillonarios, está robando a los pobres y a los jubilados para la cobertura de los sin seguro. Por esta razón el plan de salud, en mi manera de ver, es un paso atrás y no un paso adelante.

Y un punto más: todo este nuevo plan, hecho para las compañías de seguro privado, van a ser los principales beneficiarios porque no hay control sobre los pecios que ellos van a fijar para el tratamiento. Y las indicaciones son de que con más cobertura gubernamental -cobertura en el sentido de pagar- van a aumentar las ganancias y no perder ganancias.

Chury: Todos los días llegan desde Pakistán noticias de muertos y más muertos. ¿Qué noticias hay de eso?

Petras: El gobierno norteamericano impuso el nuevo presidente de Pakistán, intervinieron en el proceso electoral y este nuevo gobierno está en las manos de Washington. Y frente a los conflictos en Afganistán, Washington quería que el gobierno de Pakistán lance sus fuerzas armadas hacia la frontera entre Afganistán y Pakistán. En el proceso, van desplazando a millones de personas de pueblos pobres en las fronteras de Pakistán, generando una respuesta de violencia en las ciudades, por acciones tomadas por algunos grupos en la lucha armada.

En otras palabras: el desplazamiento de más de cinco millones de paquistaníes frente a una guerra sangrienta que los está afectando, frente a las incursiones aéreas de los aviones norteamericanos bombardeando aldeas, hay un enorme aumento de inestabilidad y rechazo del gobierno títere.

En otras palabras, los Estados Unidos, metiendo a Pakistán en su guerra fracasada en Afganistán, ha extendido la violencia, extendiendo la guerra pasando de Afganistán a Pakistán y generando condiciones creo, para la posibilidad de un levantamiento para tumbar al gobierno actual en Pakistán.

Dicho de otra manera, en vez de solucionar el problema en Afganistán, está extendiendo el problema de guerras desde Afganistán a Pakistán. Otra vez un fracaso para el régimen de Obama y la señora Clinton: en vez de limitar y controlar, provoca mayor violencia. Y todos los pueblos tribales en las fronteras, comparten con Afganistán muchas creencias religiosas, incluso grupos étnicos que no reconocen las fronteras.

Y podemos ver en Afganistán que como cruzan las fronteras entre varios países vecinos, es imposible para los Estados Unidos encerrar y atrapar a los luchadores. Simplemente le pegan a Estados Unidos y se disfrazan como campesinos o se cruzan la frontera a las montañas o las cuevas, para luchar otro día. Por estas razones geográficas, demográficas y étnicas, es imposible para los Estados Unidos ganar una batalla decisiva en Afganistán. Es imposible. Incluso todos los indicadores por parte de los militares norteamericanos, señalan que está perdiendo la guerra en Afganistán. Y los observadores políticos dicen que están debilitando el gobierno títere en Pakistán.

Chury: Petras, nuestro encuentro va a ser el lunes próximo, después que los uruguayos con su voto, elijan nuevos gerentes del neoliberalismo para continuar…

Petras: ¿Qué indican las últimas encuestas, que gana Mujica por 2 ó 3 puntos, no?

Chury: Un poco más alto

Petras: . Imagino que hay una división entre la izquierda de cómo responder a las elecciones. Recibo un correo electrónico de uno que da argumentos para votar el mal menor y otros que dicen que no deben votar porque vamos a recibir la misma política liberal del pasado. No sé cómo van a responder los sectores de izquierda mayoritariamente.

Chury: Creo que la cuenta de las encuestas está por encima de esa diferencia, los 5 ó 6 puntos no cuentan allí. Los que dicen que hay que votar por el mal menor me parece que están manejando la mayor estupidez política que se puede manejar. Y los segundos, de votar anulado, me parece que son los que están en su verdadero camino de hacer lo que tienen que hacer frente a un neoliberalismo que marcó la historia del país y un neoliberalismo llevado a distancias mayores por el Dr. Tabaré Vázquez y su gobierno y además bautizado y aplaudido por Astori y por Mujica, no le ofrece al país una salida.

Petas: Sí, absolutamente, y las experiencias históricas muestran de que cada vez más este mal menor pasa a ser el más peor.

Chury: El más peor. Petras, te mando un abrazo enorme

Petras: Un abrazo para vosotros. Espero que el tiempo mejore allá para que puedas dar una caminata por la rambla.

Chury: Gracias. Un abrazo.

www.radio36.com.uy

26/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

“En el pasado hemos visto a otros guerreros que han ganado el premio Nobel de la paz” – James Petras


20-10-2009

Comentarios para CX36 Radio Centenario del sociólogo James Petras


Efraín Chury Iribarne

CX36 Radio Centenario

Comentarios para CX36 Radio Centenario, del sociólogo norteamericano, Prof. James Petras. Lunes 12 de octubre de 2009.

“Bueno, no es una gran sorpresa dado que en el pasado hemos visto a otros guerreros, personas poco pacifistas que han ganado el premio. Por ejemplo Henry Kissinger que fue el autor de la guerra contra Indochina que costó 4 millones de muertos, es uno de los que ha recibido el premio Nobel. Tenemos a Simón Péres, el israelita que ha sido uno de los principales autores de masacres de palestinos ganando el premio junto con Isaac Rabin, Menahem Beghin; otros colonialistas. Tenemos al señor Clerck de África del Sur que ha ganado el premio; tenemos a Kofi Annan que era uno de los más fiables apoyantes de las guerras imperialistas de EE.UU”

Chury: Conectados con Estados Unidos le damos la bienvenida y los buenos días a James Petras. ¿Cómo estás Petras?

Petras: Muy bien. Aquí estamos con gran expectativa sobre el juego de los próximos días entre Uruguay y Argentina. Aquí apostamos para que gane Uruguay. A pesar de que tengo muchos amigos allá en Argentina tengo que decir que creo, tengo fe, que el equipo uruguayo va a ganar esta vez.

Chury: Bueno, nosotros como uruguayos creemos lo mismo. Es un clásico del Río de la Plata y te digo que a esta altura y a esta hora seguramente ya no quedan entradas para el estadio Centenario.

Petras: El avance del equipo me da esperanzas en Uruguay y por las terribles declaraciones de Tabaré Vázquez en Estados Unidos me parece que la mejor noticia saliendo de Uruguay no es por el lado político, es por el lado del deporte.

Chury: Sí, así es Petras. Hoy voy a arrancar con una noticia que nos comunicaban hace un ratito y es que en este momento están pidiendo la renuncia del Comité Nobel por haberle otorgado a Barack Obama el premio Nobel de la paz. ¿Cómo se aprecia eso? Una semblanza tuya esclarece mucho los puntos.

Petras: Bueno, no es una gran sorpresa dado que en el pasado hemos visto a otros guerreros, personas poco pacifistas que han ganado el premio. Por ejemplo Henry Kissinger que fue el autor de la guerra contra Indochina que costó 4 millones de muertos, es uno de los que ha recibido el premio Nobel. Tenemos a Simón Péres, el israelita que ha sido uno de los principales autores de masacres de palestinos ganando el premio junto con Isaac Rabin, Menahem Beghin; otros colonialistas. Tenemos al señor Clerck de África del Sur que ha ganado el premio; tenemos a Kofi Annan que era uno de los más fiables apoyantes de las guerras imperialistas de EE.UU. Entonces hay una larga historia de premiados que tienen unos antecedentes tan sangrientos como Obama. Lo único que podríamos comentar es que el mismo día que el señor Obama recibe el premio, convocó a un Consejo de guerra de su Comité de seguridad nacional, planeando la escalada de tropas en Afganistán y la profundización de la intervención en Paquistán y sus negociaciones por la paz en Israel están en quiebra principalmente porque no están dispuestos a presionar a Israel, e insistieron que los palestinos o por lo menos el señor Abbas renuncie a la publicación del plan de Goldstone que denuncia las masacres y actividades criminales de Israel. Es decir, el premio coincide con uno de los capítulos más sangrientos de la presidencia de Obama entonces este contraste entre un político inmerso en una política guerrerista, recibe el premio en el momento preciso que está lanzando guerras de gran magnitud. En ese momento le dan el premio y eso ha provocado indignación entre muchos sectores mundiales. Del otro lado, los apologistas de siempre de Obama utilizan eso para legitimar a Obama. Los ideólogos de Obama han dicho que es una indicación de que sigue teniendo reconocimiento en el mundo pero son una minoría y no están convenciendo a mucha gente. Yo creo que la corrupción del Comité es evidente en la forma que anunciaron el hecho, diciendo que era un político realista y no por lo que ha hecho sino simplemente por la esperanza que ha dado. ¿Pero esperanza de qué? porque aquí en EE.UU. la gran mayoría de la gente no tiene esperanza de que se esté solucionando el problema de la desocupación. El pueblo aquí está en contra de su política de extender la guerra en Afganistán y mucha gente ha perdido la esperanza de que va a aprobar un plan de salud con cobertura extensiva entonces ¿dónde está la esperanza? Yo creo incluso que la justificación que ha dado el Comité no corresponde con lo que siente mucha gente tanto en EE.UU. como en el exterior.

Chury: Siempre te pregunto en el arranque cuál es el tema central que estás abordando.

Petras: Bueno, hay varias cosas. Últimamente he terminado un largo ensayo que debes recibir hoy día, sobre qué significa el socialismo del siglo 21 frente al socialismo del siglo 20. En este sentido trato de hacer una comparación entre lo que reclaman los ideólogos del socialismo 21 contra el 20 y descubrí que en términos concretos de medidas económicas y sociales, el socialismo del siglo 20 era mucho más profundo y consecuente, bajando las desigualdades; programas sociales mucho más profundos en relación con educación, salud, etc. Lo que existe es un mejoramiento en las condiciones políticas en el sentido de mayor libertad de votar, debatir y organizar. Pero eso depende también de qué tipo de socialismo del siglo 20 uno quiere tratar. Por ejemplo, si tratamos el socialismo democrático de Allende, de Arbenz, y otros casos, no me parece más libre que lo que existía en esa variante de socialismo del siglo 20. Si consideramos la participación obrera en la gestión de la empresa creo que Yugoslavia, de la variante socialista autogestionaria es mucho más profundo que lo que está apareciendo en Bolivia y Ecuador. Y en cuando a Venezuela sobre autogestión se manifiesta más en los barrios y algunas empresas entonces a mi juicio la distorsión en esta comparación, es que tratan al socialismo siglo 20 como una reflexión de la experiencia de la URSS y Europa Oriental y no tratan las otras variantes del socialismo del siglo 20 y cuando consideramos la experiencia en relación con Rusia y en Europa Oriental, por lo menos consumaron una revolución agraria, la transformación y reemplazamiento de los latifundistas, que no está ocurriendo en América Latina donde predominan las plantaciones de agro negocios en Bolivia y todavía dominan grandes terrenos en Ecuador e incluso en Venezuela a pesar que Chávez empezó una reforma agraria. En otras palabras, yo creo que debemos volver a apreciar más las variantes del socialismo en el siglo 20 y no descartarlas como muchos ideólogos han hecho simplemente confundiendo el siglo pasado como una simple expresión del período de Stalin, que era un momento criminal, pero que no domina todos los aspectos de las sociedades y no toman en cuenta que hay muchas experiencias positivas en el siglo 20, que hemos perdido, y también una exageración de lo que está pasando en el siglo 21. Yo calculo que hay más de 100 multinacionales explotando minerales, agricultura, comercio, petróleo y gas en Bolivia y a pesar de eso tenemos muchos campeones de Evo Morales, como Galeano, Zibechi y otros comentaristas, sin tomar en cuenta lo que realmente existe allá. La pobreza en las comunidades indígenas sigue siendo generalizada y las 100 familias que dominan las tierras fértiles siguen siendo las principales fuentes de financiamiento de Evo Morales. Pero de eso nada hablan.

Chury: ¿Has tenido contacto con la información que tiene que ver con la nueva ley de medios de comunicación ya aprobada en el Congreso en la República Argentina?

Petras: Sí, hemos recibido la noticia de que aparentemente está abriendo oportunidades para un gran aumento de competencia y quebrando los monopolios establecidos durante la dictadura y bajo los gobiernos de Menem y De La Rúa. En ese sentido es positivo, pero ahora tenemos que ver en qué grado los que van a aprovechar las nuevas leyes, tienen representatividad de las clases populares o si simplemente facilita la entrada de nuevos ricos, de nuevos grupos económicos y entonces en vez de monopolios tenemos oligarquías. Yo creo que debemos ver cómo se va a aplicar la ley y quién puede aprovecharlo para dar mayor pluralidad de información, debate, críticas y más que nada acceso para los movimientos sociales y las clases populares.

Chury: Petras, seguimos en una especie de ostracismo en materia de información sobre las bases militares en Colombia. ¿Qué pasó con ese silencio que nos tomó de golpe?

Petras: No sé si es silencio o si no es el tratamiento de los medios de comunicación de masas. Por ejemplo, hoy día recibimos una declaración de una conferencia latinoamericana de las principales organizaciones indígenas que se han declarado en contra de las bases militares en Colombia; tenemos muchos sindicatos y movimientos que se han declarado contra las bases militares. Pero ninguna de estas noticias, que son noticias importantes porque las organizaciones implicadas son organizaciones de masas, no son pequeños grupúsculos. ¿Y por qué no salen estas noticias y críticas y denuncias de las bases? Porque no es conveniente, quieren que todo el mundo crea que son hechos consumados, pero sigue siendo un factor importante. Hay una marcha de indígenas hoy día en Colombia contra las bases y contra el gobierno de Uribe. Yo creo que es una combinación: primero, los medios de comunicación que no están dando cobertura a las expresiones populares contra las bases; segundo es que los principales partidos de centro izquierda que en el primer momento denunciaron las bases han dejado de tratar el asunto y por esta razón no tenemos ninguna campaña actualmente para seguir el problema y tercero, yo creo que los acontecimientos diarios siguen ocupando la atención, por ejemplo la crisis económica está desplazando la consideración de los asuntos de política externa. Mucha gente siente que el problema principal es la desocupación, los bajos salarios, los despidos, etcétera y en vez de considerar el asunto de las bases militares se están concentrando en las cosas más inmediatas.

Chury: Estamos arribando al final de este intercambio y el próximo lunes será el último lunes antes de las elecciones generales aquí en Uruguay.

Petras: Sí. Parece que el Frente Amplio va a ganar por un margen no demasiado grande pero suficiente. A pesar que hay mucho desencanto, lo que recibimos aquí que no sé si es correcto, es que en el caso del gobierno nacional gana el FA porque mucha gente va a votar el mal menor. Es decir que a diferencia con las elecciones anteriores donde existía mucho entusiasmo, actualmente hay un desencanto pero todavía la idea de que si gana la derecha, principalmente los nacionalistas, las cosas van a ser peor. Y desafortunadamente esta actitud sigue siendo generalizada en el mundo; aquí votó mucha gente por el Partido Demócrata y ahora se sienten desencantados y posiblemente en las próximas elecciones van a alternar hacia la derecha o no van a votar. Y yo creo que este desencanto tal vez no es tan profundo en Uruguay como va a ser en Estados Unidos y como están en otros países donde cualquier gobierno de turno es rechazado pero hay una alternancia entre los grupos establecidos.

Chury: Tenés una visión muy clara Petras. Aquí la gente puede consagrar al Frente Amplio como supuestamente el mal menor en los próximos cinco años. Digo supuestamente porque ya vienen de un desengaño de cinco años y cinco años más… Petras, te estoy agradeciendo enormemente el análisis tuyo. Nos vamos a reencontrar el próximo lunes. Un abrazo

Petras: Bueno, un abrazo y saludos a los cadis y los taxistas

www.radio36.com.uy

Fuente – http://www.rebelion.org/noticia.php?id=93597

20/10/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Guerras mayores y más sanguinarias equivalen a justicia y paz – James Petras


20-05-2009

La granja de los animales de Obama

James Petras

Rebelión

(Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández)

“Los Deltas son unos psicópatas… Tienes que ser un psicópata acreditado para unirte a la Fuerza Delta…”, me dijo en Fort Bragg, allá por los años ochenta, un coronel del ejército estadounidense. Ahora, el Presidente Obama acaba de ascender al más infame de los psicópatas, el General Stanley McChrystal, a la jefatura del mando militar estadounidense y de la OTAN en Afganistán. El ascenso de McChrystal para ese papel dirigente ha venido marcado por el papel fundamental desarrollado en la dirección de los equipos de operaciones especiales encargados de ejecutar asesinatos extrajudiciales, torturas sistemáticas, bombardeos de comunidades civiles y misiones de búsqueda y destrucción. Incardina totalmente la brutalidad y la afición a la sangre que acompaña la construcción del imperio dirigida por el ejército. Entre septiembre de 2003 y agosto de 2008, McChrystal estuvo al Mando de las Operaciones Especiales Conjuntas del Pentágono (JSO, por sus siglas en inglés) que se sirven de equipos especiales para perpetrar asesinatos en el exterior.

El punto a destacar de los equipos de “Operaciones Especiales” (SOT, por sus siglas en inglés) es que entre sus opositores no distinguen entre civiles y militares, entre activistas y sus simpatizantes y la resistencia armada. Los SOT están especializados en establecer escuadrones de la muerte y reclutar y entrenar fuerzas paramilitares para aterrorizar a las comunidades, barrios y movimientos sociales que se opongan a los regímenes clientelistas de EEUU. El “contraterrorismo” de los SOT es terrorismo al revés, dedicándose a perseguir a los grupos sociopolíticos existentes entre los apoderados de EEUU y la resistencia armada.

Los SOT de McCrystal seleccionaron como objetivos a los dirigentes de la resistencia nacional y local en Iraq, Afganistán y Pakistán, atacándoles a través de acciones de comandos y bombardeos aéreos. Durante los últimos cinco años del período Bush-Cheney-Rumsfeld, los SOT estuvieron profundamente implicados en las torturas a prisioneros políticos y sospechosos. McChrystal era especialmente el favorito de Rumsfeld y Cheney por estar encargado de las fuerzas de “acción directa” de las “Unidades de Misiones Especiales”. Los operativos de “Acción Directa” están constituidos por torturadores y escuadrones de la muerte y el único deber que sienten para con la población local es el de desencadenar el terror, no el de hacer propaganda. Se comprometen en la “propaganda a partir de los muertos”, en los asesinatos de dirigentes locales con objeto de “enseñar” a la población local a obedecer y someterse a la ocupación. El nombramiento por Obama de McChrystal para el mando supremo refleja una grave y nueva escalada militar de su guerra de Afganistán frente a los avances de la resistencia por todo el país.

El deterioro de la posición de EEUU se pone de manifiesto en el endurecimiento del cerco alrededor de todas las carreteras que entran y salen de la capital afgana, Kabul, así como en la expansión del control e influencia talibán a través de la frontera entre Pakistán y Afganistán. La incapacidad de Obama para reclutar nuevos refuerzos por parte de la OTAN significa que la única oportunidad con que cuenta la Casa Blanca para progresar en su avance imperial militarista es aumentar el número de tropas estadounidenses e incrementar la ratio de muerte entre todos y cada uno de los supuestos sospechosos civiles en los territorios controlados por la resistencia armada afgana.

La Casa Blanca y el Pentágono afirman que el nombramiento de McCrystal se debe a las “complejidades” de la situación sobre el terreno y a la necesidad de “un cambio en la estrategia”. El término “complejidad” es un eufemismo para tratar de ocultar el incremento masivo de la oposición a EEUU, que complica las operaciones tradicionales de “barrido militar y bombardeos” en alfombra. La nueva estrategia practicada por McChrystal necesita de “operaciones especiales” a largo plazo y a gran escala para devastar las redes sociales locales y asesinar a sus dirigentes, que son quienes proporcionan el sistema de apoyos que necesita la resistencia armada.

La decisión de Obama de impedir la publicación de decenas de fotografías que documenta las torturas a los prisioneros llevadas a cabo por las tropas y los “interrogadores” estadounidenses (especialmente bajo el mando de las “Fuerzas Especiales”) está directamente relacionada con el nombramiento de McChrystal, cuyas fuerzas “SOT” están profundamente implicadas en las extensas prácticas de tortura ejecutadas por todo Iraq. De igual importancia es que bajo el mando de McChrystal, el DELTA, SEAL y los Equipos de Operaciones Especiales tendrán un papel mayor en la nueva “estrategia de contrainsurgencia”. La afirmación de Obama de que la publicación de esas fotos afectaría adversamente a las “tropas” tiene un significado especial: La exposición gráfica del modus operandi de McChrystal durante los últimos cinco últimos años del mandato del Presidente Bush minaría su eficacia a la hora de ejecutar idénticas operaciones bajo Obama.

La decisión de Obama de recuperar los “tribunales militares” secretos de los prisioneros políticos extranjeros que se establecieron en la prisión del campo de Guantánamo no es una simple repetición de las políticas de Bush-Cheney, que Obama había condenado y prometido eliminar durante su campaña presidencial, sino parte de su política más amplia de militarización y coincide con la aprobación de las mayores operaciones secretas de vigilancia policial desencadenadas contra ciudadanos estadounidenses.

Poner a McChrystal a cargo de las extendidas operaciones militares afgano-pakistaníes significa colocar a un tristemente célebre profesional del terrorismo militar –de la tortura y asesinato a cuantos se oponen a las políticas estadounidenses- en el centro de la política exterior de EEUU. La expansión cuantitativa y cualitativa de Obama de la guerra de EEUU en el Sur de Asia significan cifras masivas de refugiados escapando de la destrucción de sus campos, hogares y pueblos; decenas de miles de muertes de civiles y la erradicación de comunidades enteras. Todo esto es lo que se va a ver ejecutar a la administración Obama en su intento de “atrapar el pez (activistas e insurgencia armada) vaciando el lago (desplazar poblaciones enteras)”.

La restauración por Obama de todas las políticas más nefastas de la Era Bush y el nombramiento de su más brutal comandante se basan en su total abrazo de la ideología de construcción del imperio a través del ejército. Una vez que uno cree (como hace Obama) que el poder y la expansión estadounidense se basan en la contrainsurgencia y en las conquistas militares, cualquier otra consideración económica, moral, diplomática e ideológica estará subordinada al militarismo. Al centrar todos los recursos en conseguir triunfar en la conquista militar, apenas podrá prestarse atención a los costes soportados por los pueblos machacados por la conquista ni a las necesidades de la economía interna y del Tesoro estadounidenses. Esto ha quedado claro desde el principio: En medio de una importante recesión/depresión, con millones de estadounidenses perdiendo sus empleos y hogares, el Presidente Obama aumentó el presupuesto militar en un 4%, elevándolo por encima de los 800.000 millones de dólares.

El abrazo al militarismo de Obama quedó patente a partir de su decisión de ampliar la guerra en Afganistán a pesar del rechazo de los países de la OTAN a comprometerse enviando más tropas. Y resulta obvio ante la designación del General de las Fuerzas Especiales más duro e infame desde la era Bush-Cheney para encabezar un mando militar que tiene la misión de doblegar las zonas fronterizas de Pakistán.

Es lo mismo que George Orwell describía en su Granja de Animales: Los Cerdos demócratas están ahora embarcados en las mismas brutales políticas militaristas de sus predecesores, los porquerizos republicanos, sólo que ahora todo se hace en nombre de los pueblos y de la paz. Orwell podría parafrasear la política del Presidente Barack Obama diciendo: “Guerras mayores y más sanguinarias equivalen a justicia y paz”.

20/05/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Entrevista al sociólogo James Petras


05-03-2009

“Los venezolanos dieron una respuesta contundente cuando dijeron que EE.UU. no tiene ninguna autoridad moral para juzgar a otros países”

Diego Martínez

Radio Centenario

Realizada el pasado Lunes 2 de marzo de 2009

Diego: Estamos en contacto con James Petras. Diego Martínez lo saluda desde radio Centenario. ¿Cómo está?

Buenos Días

Petras: Buenos días Diego. Allá muy simpático el tiempo, acá menos 10 grados. Todavía nos queda el invierno.

Diego: Acá estamos cerca de los 28 grados, todavía con un poquito de verano que nos queda.

Petras, hay varios temas, uno muy importante para nosotros sobre Latinoamérica es un anuncio que hizo Hugo Chávez sobre la nacionalización del arroz y queremos saber qué importancia puede tener para Venezuela

Petras: Yo creo que hay muchas cosas que decir. Primero, está dentro de la posición mundial de seguridad alimentaria que es uno de los principios de los grupos y movimientos populares en todo el mundo. Es un sector estratégico particularmente en el Caribe y otras partes donde el arroz es la comida básica .

Segundo, hay que decir que el acto de intervención y nacionalización, no es simplemente la expresión de una ideología sino que es una respuesta de un acto político que los grandes capitales tratan de mantener al pueblo subordinado.Con escasez fomentar el descontento, la desestabilización. Y para un acto político hay una respuesta política.

Tercer punto, el sabotaje tenía una razón económica también, porque el gobierno impone controles y la respuesta, el contragolpe de los capitalistas era no distribuir, no procesar el arroz. Si uno piensa que el arroz es un importante elemento en el régimen del pueblo más que nada, es lógico que el gobierno tiene la obligación de mantener el estándar de vida y mantener las ganancias en una forma regulada. Y si uno rompe la ley como han hecho ellos, tratando de evitar el control de precios, el gobierno tiene la obligación de intervenir y no capitular frente a este chantaje del capitalismo arrocero. Y es un aviso a los otros sectores: ganaderos, carne, los grandes monopolios de la producción de otras mercancías, de que ellos también van a recibir la misma respuesta que lo que pasó en este caso.

Diego: En el último discurso de Chávez también mandó a Obama a lavarse el trasero en respuesta a algunas políticas llevadas a cabo por Estados Unidos y a un informe sobre derechos humanos realizado por EE.UU. referido a algunos países latinoamericanos.

Petras: Bueno, los Venezolanos dieron una respuesta contundente cuando dijeron que EE.UU. no tiene ninguna autoridad moral para juzgar a otros países, cuando ha masacrado a un millón de iraquíes, cuando han apoyado a los masacradores israelitas que han asesinado a miles de palestinos, libaneses, etc. Y según dicen los políticos como Obama y otros, Israel es un aliado estratégico de EE.UU.. Y uno puede multiplicar en otras áreas, por ejemplo, la violación de los derechos humanos aquí es muy flagrante con muchos musulmanes que están acusados de traición simplemente porque mandan ayuda a los refugiados palestinos. Podríamos hablar,de la duplicación de tasa de desempleo entre hispanos y negros frente a la crisis, la persecución de inmigrantes ilegales o indocumentados.Los venezolanos y otros, han reconocido que esta lista de violación de derechos humanos es un instrumento político, un instrumento para desprestigiar a los críticos de la mala política de EE.UU., el fracaso de su capitalismo en todo sentido, tanto productivo como financiero y para tratar de conseguir algún liderazgo utiliza el pretexto de los derechos humanos.

Diego: Queríamos saber su opinión también sobre el golpe de estado en Guinea Bissau y cómo puede repercutir esto en esa zona del mundo.

Petras: No tengo ninguna información sobre eso. A veces cuando hay conflictos en estos países no hay una diferenciación clasista, ni siquiera es entre nacionalistas y liberales sino que muchas veces son pugnas de palacio entre sectores militares y otros. Sin tener información definitiva no puedo decirte qué significa el golpe en este caso. El hecho es que en muchos países el legado del colonialismo y después la contra insurgencia contra los gobiernos progresistas como en Guinea Bissau que en los primeros años de independencia tenían un gobierno muy progresista pero con el debilitamiento de la economía, el boicot y las otras presiones, los gobernantes se movieron hacia una política más neoliberal. Con eso perdieron la base popular de los gobernadores y era una política de circulación de élite.

Diego: Lo traigo hacia nuestro país. Mujica y los demás precandidatos del partido de gobierno y también integrantes del gabinete de diferentes carteras, hablan de que la crisis aquí no nos va a afectar a nosotros, que la crisis  a pasar por el costado de Uruguay y que no estaría repercutiendo en Uruguay. ¿Cómo lo visualiza usted?

Petras: El hecho es que está afectando a Uruguay. Todos los mercados mundiales están disminuyendo los ingresos. Mujica es más capitalista que el Fondo Monetario, que el Banco Mundial, . La derecha, Wall Street Journal, Financial Times, todos los que llamamos la clase dominante mundial, reconocen el colapso del comercio.China ha bajado un 30 % sus exportaciones… Poderes grandes están profundamente afectados y Mujica habla como un loco. Loco en el sentido clínico porque si uno no reconoce la realidad que incluso los adversarios, los proponentes del capitalismo viven en su propio mundo esta reducido donde sólo se hablan entre sí. Si consulta a cualquier experto mundial, a cualquier obrero en cualquier país, si habla con cualquier campesino donde los precios y las exportaciones han caído, podrían reconocer que vivimos en un período como dicen Stiglitz y otros economistas, que es la peor recesión desde la gran depresión de los 30. Y yo digo que la depresión en que estamos entrando aquí en EE.UU. donde las estimaciones para fin de año son del 10 % de desocupados y 15 % de desempleo disfrazado, sub empleo entonces estamos hablando de uno cada 4 obreros aquí en EE.UU. que van a caer en una situación similar a la depresión de los 30.

Diego: Habló Bernanke también hace algunos días sobre cuál es la previsión económica de EE.UU. y dio números significativamente más bajos que los establecidos a fines del año pasado. Se habla de pérdida del 12 % del producto bruto interno. Esto es así, ¿verdad?

Petras: Sí. Diego,perdida grande pero no tanto ¿hay alguien que crea en las declaraciones de Mujica, tiene alguna credibilidad cuando habla estas tonterías?

Diego: Y, los medios de comunicación masiva dan mucha importancia aquí a lo que plantea el líder ex tupamaro Mujica

Petras: Yo creo que más que nada está dando un mensaje psicológico para ganar las elecciones. Si gana las elecciones, de repente va a reconocer la crisis y a declarar medidas austeras reaccionarias para imponer el costo de la crisis sobre los hombros de los trabajadores. Es una política puramente demagógica y como decía un mensaje psicológico, es decir nosotros los uruguayos somos algo especial, 99 por ciento de los países sufren una depresión pero nosotros somos una excepción etc. etc.. Está generando un complejo del caso uruguayo como único en el mundo y es una forma de falsificar la realidad para que un fulano pueda caminar sobre las playas de Malvín y decir mirá que a nosotros no nos afecta. ¿Cómo sabes? dice su amigo: “porque me encontré a Mujica”.

Diego: Lo llevo a Medio Oriente. Se ha conocido en las últimas horas la posibilidad de algunos acuerdos entre Hamás y el movimiento de Mahamud Abbas. ¿Qué importancia puede tener esto? porque por algunos anuncios que ha hecho Livni de que podría recrudecer el conflicto y nuevamente podría atacar Israel a Palestina.

Petras: Si cumplen el acuerdo, van a tirar la pelota en la parte europea y en EE.UU. Como ellos hablan de Abbas como un socio legítimo, una vez que Abbas está con Hammás tienen que decidir si van a continuar mandando apoyo financiero y alimentario a los palestinos unidos o si simplemente era una táctica para dividir a los palestinos para que Israel utilice la excusa de que no tiene un adversario unido.La unificación va a poner enormes presiones para que Europa reconozca a Hammás como un interlocutor legítimo y también va a desarmar los argumentos de los israelitas de que con la división de los palestinos no tienen un socio para negociar.

Obviamente con la ultra derecha y los sionistas fascistas ahora en el poder, no hay nada que esperar.Particularmente cuando leemos que a las principales organizaciones judías no les importa si un judío es fascista, neo nazi, un asesino, siempre que sea un judío de poder en Israel sigan apoyándolos, canalizando dinero y actuando como su quinta columna. Incluso los judíos progresistas en muchos casos dicen no nos importa si es un fascista, un liberal siempre apoyamos a Israel para sobre vivir que significa como un poder colonial.

Diego: ¿Cómo se han visto estas primeras semanas de Obama en Estados Unidos?

Petras: Sigue teniendo un enorme apoyo en los medios de comunicación de masas, sigue con un discurso demagógico, como un personaje simpático. No se ha desprestigiado según las encuestas ,Pero lo que sí es cierto es que independientemente de la persona de Obama, más del 50 % de la población no tiene ninguna fe de que las medidas que ha propuesto vayan a tener éxito. Es decir que la mayoría del país no confía en su política económica y no hay ninguna forma de que pueda conseguir su apoyo cuando cada mes más de 500 mil obreros y asalariados pierden su trabajo, cuando las colas para cobrar cupones de alimentación suben a 40 millones de personas. Aquí hay 40 millones de personas que viven parcialmente o en todo de cupones para comprar comida. ¡40 millones y subiendo geométricamente cada mes!

Diego: ¿Y esa reforma de salud anunciada?

Petras: Siguen tocando la guitarra. Nadie sabe cómo se va a implementar esta política cuando no hay ninguna base de apoyo político entre los diputados en el Congreso porque reciben millones de coimas de las empresas farmacéuticas y de otros sectores capitalistas de medicina. No es nada de cobertura universal, no es ningún programa financiado por el gobierno. Es un programa de subvención de sectores populares para que puedan comprar cobertura. Ahora, si uno no tiene trabajo o tiene un salario mínimo, incluso con la subvención no alcanza para el tratamiento médico y ni siquiera para comprar las medicinas.

Rebelión

06/03/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

Israel reafirma su supremacía en Oriente Próximo: de Gaza a Teherán – James Petras


9/2/2009

x James Petras – La Haine

Sólo cuando las víctimas israelíes aumenten, cuando los los banqueros sionistas sufran pérdidas, Israel y EEUU comenzarán a repensar su adhesión ciega a políticas militaristas

«¡Las fuerzas de defensa israelíes son el ejército más moral del mundo!» (Primer Ministro israelí Ehud Olmert)

Introducción

La Italia fascista y la Alemania nazi bombardearon, invadieron y se anexionaron países y territorios como preludio de su búsqueda del Imperio Mundial. La deriva de Israel en su lucha por el dominio regional ha ido siguiendo sus huellas e imitando su estilo: Bombardeos indiscriminados aéreos de civiles e instalaciones militares, encarnizada guerra relámpago a base de vehículos blindados, desprecio y repudio de todas las críticas de las agencias internacionales, y todo ello acompañado de una abierta concentración militar a fin de desplegar una nueva guerra más intensa contra Irán. Igual que el liderazgo nazi, que se sirvió de la «amenaza bolchevique», el alto mando israelí ha puesto en marcha una inmensa campaña de propaganda a escala mundial, dirigida por su red sionista universal, agitando el espantajo del «terror islámico» para justificar sus preparativos de un ataque militar contra setenta y cuatro millones de iraníes.

Igual que la Alemania nazi, Israel ha interpretado la pasividad, simpatía e impotencia de Occidente valorando «los hechos sobre el terreno» como licencia para la agresión; la maquinaria del ejército israelí está recibiendo un impulso poderoso para emprender nuevas guerras por la inacción y flácida respuesta de los gobiernos occidentales ante su invasión del Líbano, ante el bombardeo llevado a cabo en Siria y ahora ante su conquista de Gaza con bombardeos aéreos al estilo nazi. Para el alto mando israelí, la impotencia y complicidad de los Estados occidentales marca el camino de guerras mayores y más sangrientas que establezcan la supremacía y el dominio de Israel en Oriente Próximo, desde el Mar Rojo hasta el Golfo Pérsico.

El bombardeo de Gaza: Ensayo general para un ataque contra Irán

La victoria militar de Israel en Gaza es un ensayo general para un ataque militar a escala total contra Irán. En el curso de su campaña de exterminio en Gaza, los estrategas políticos y militares israelíes consiguieron gran cantidad de información vital sobre:

1) los niveles de complicidad e impotencia de Europa, Estados Unidos y los Estados árabes; 2) el alto nivel y profundidad del apoyo político y material que pueden esperar del gobierno de Estados Unidos para poder pulverizar a sus adversarios; 3) el alto grado de apoyo interno del electorado judío, incluso en los aspectos más brutales de la matanza; 4) el incuestionable y masivo apoyo a una guerra ofensiva hasta en los aspectos más despiadadamente criminales; 4) el apoyo masivo e incuestionable a una guerra ofensiva desde todas las organizaciones judías sionistas más influyentes políticamente y más acaudaladas en EEUU y Europa occidental; 5) la debilidad e ineficacia de las Naciones Unidas y la incapacidad de toda la serie de organizaciones humanitarias para frenar la campaña de exterminio de Israel dirigida a destruir la existencia misma de todo un pueblo; 6) el apoyo incondicional de todos los medios de comunicación y agencias de noticias en EEUU, en la mayoría de los medios de Europa y en el resto del mundo; 7) la buena disposición de los críticos liberales a culpar de la violencia, por igual, a las víctimas del exterminio y a los exterminadores, neutralizando así cualquier condena consecuente y eficaz al Estado israelí; y 8) la asunción por prácticamente todos los periodistas, escritores, académicos y políticos de todo del eufemístico vocabulario de la oficina de propaganda israelí.

Por ejemplo, una guerra total sostenida se denomina «incursión». Diez mil ataques aéreos de cientos de helicópteros y cazabombarderos israelíes se asimilaron, en cuanto al término «violencia», con los esporádicos e inofensivos ataques de los cohetes caseros de Hamás. Los ataques israelíes contra miles de hogares civiles, hospitales e infraestructuras básicas se calificaron como objetivos «terroristas». Los combatientes de la resistencia se etiquetaron de «terroristas de Hamás». El bombardeo de la Cruz Roja, las instalaciones de asistencia humanitaria de las Naciones Unidas, hospitales y mezquitas se llamaron «errores» o se justificaron porque eran «lugares desde donde los terroristas de Hamás lanzaban cohetes».

Los dirigentes políticos de Israel han aprendido una lección de su pequeña guerra sucia: que puedan destruir totalmente una nación, aniquilar a una sociedad y asesinar y herir a 7.000 civiles con total impunidad. Los dirigentes israelíes han comprendido que pueden desencadenar una guerra ofensiva genocida sin sufrir grandes destrozos en sus relaciones diplomáticas (excepto en los casos de Mauritania, Qatar, Bolivia y Venezuela). Los israelíes han comprobado la lealtad y sumisión de los principales regímenes árabes en la región y se han asegurado la cooperación y aquiescencia de Egipto, la Autoridad Palestina, Jordania y Arabia Saudí.

Los dirigentes militares-civiles israelíes calculan que con este alto grado de complicidad gubernamental, combinado con el apoyo de todos los dirigentes sionistas importantes y los magnates de los medios de comunicación, pueden rechazar incluso las protestas callejeras a gran escala, los llamamientos al boicot y las denuncias de las Naciones Unidas. Los dirigentes israelíes saben que las críticas de los líderes religiosos importantes y del creciente número de disidentes, intelectuales críticos y activistas judíos, no tendrán impacto ni consecuencias sobre los gobiernos occidentales ni reducirán el fervor y lealtad de las principales organizaciones judías.

Amenazas invisibles e impunidad descarada

Las dos potenciales amenazas para las guerras ofensivas genocidas de Israel, es decir, los boicots económicos por parte del comercio e inversión de países importantes y el recorte de la ayuda militar no han llegado a materializarse. En Estados Unidos, las principales organizaciones sionistas se aseguraron de que la cuestión del boicot ni siquiera apareciera en las ramas del ejecutivo y el legislativo. En EEUU, el AIPAC [Comité de Asuntos Públicos EEUU-Israel] escribió resoluciones y se aseguró la aprobación casi unánime (100% en el Senado, 90% en el Congreso) de una resolución dictada por el AIPAC que endosaba la invasión y carnicería israelíes.

Además, los sionistas que colonizan el Pentágono consiguieron que se autorizaran nuevos envíos masivos de misiles y bombas de casi 500 kilos para reabastecer a Israel en medio de sus masacres de palestinos. Los dirigentes de Israel se regodearon con el hecho de que el control de los grupos de presión sionistas judíos sobre la política estadounidense seguía siendo incontestable por parte de los antibelicistas. Pocos, si es que hubo alguno, de los manifestantes de todo el mundo identificaron y denunciaron el papel de las organizaciones sionistas en sus propios países a la hora de conformar la política europea, canadiense y estadounidense en relación con Oriente Próximo.

Nada ejemplifica mejor la total y ciega subordinación de las 51 Organizaciones Judías Estadounidenses Más Importantes (véase anexo 1 al final) a los objetivos de la política exterior israelí que dos incidentes ocurridos durante el genocidio de Gaza. Cuando las «51» se dieron cuenta de que la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, estaba trabajando para sacar adelante una resolución del Consejo de Seguridad que pedía un alto el fuego en Gaza que detuviera el genocidio israelí, las organizaciones judías importantes movilizaron a todos sus miembros para que se opusieran.

Como informa la revista semanal judía Forward: «Durante una teleconferencia celebrada el 5 de enero de 2009 con activistas judíos, Malcolm Hoenlein, vicepresidente ejecutivo de la Conferencia de Presidentes de las Organizaciones Judías Estadounidenses Más Importantes, concedió una prioridad especial a que se impidiera que la entidad internacional adoptara una posición sobre la cuestión de Gaza. ‘Necesitamos trabajar duro para asegurarnos de que el Consejo de Seguridad no apruebe la resolución, dijo Hoenlein’». (Forward, 15 de enero de 2009).

El segundo ejemplo de la creencia sionista en la supremacía israelí sobre la política estadounidense en Oriente Próximo y el servilismo presidencial se produjo con la respuesta a los alardes del Primer Ministro israelí Olmert de que había conseguido dictar la política de la Casa Blanca e imponerla en las Naciones Unidas. Según Forward: «El Primer Ministro israelí, Ehud Olmert, no hizo nada equivocado pero debería haber tenido la boca cerrada. Esa fue la reacción de varios dirigentes judíos… ‘No tengo ningún problema por lo que hizo Olmert’, dijo Abraham Forman, Director Nacional de la Liga Anti-Difamación». (Forward, 15 de enero de 2009).

El ex jefe de los lobbys del AIPAC, Douglas Bloomfield, afirmó que él (un ciudadano estadounidense) no tenía ningún problema porque Israel dictara las políticas estadounidenses pero «es un error hablar de ello». (Forward, 15 de enero de 2009). Al hablar del poder de Israel en Washington, se revela el papel de la Configuración del Poder Sionista a la hora de decidir las políticas estadounidenses.

Esos ejemplos demuestran, una vez más, los vínculos indivisibles entre Israel y la Quinta Columna Sionista estadounidense y su poder en la elaboración de la política de EEUU, aunque se trate incluso de apoyar un genocidio. Estos casos ilustran también el hecho de que las organizaciones judías estadounidenses más importantes no tolerarán ni la menor desviación de la Casa Blanca de ninguna de las políticas de Israel, aunque impliquen asesinatos masivos. No fue suficiente con que durante ocho años el Presidente Bush siguiera servilmente y financiara la maquinaria bélica israelí: Para los dirigentes judíos estadounidenses tiene que ser una sumisión al cien por cien y hasta su último día en el poder. Como escribe Forward: «Esas duras palabras de Israel y de los grupos judíos… sirven de mensaje para las administraciones entrantes (Obama)…» (ibid).

Además de apoderarse de los puestos de poder político, una de las prioridades de todas las organizaciones judías sionistas importantes en EEUU es llevar a cabo labores de propaganda, apología y manipulación de historias en nombre de Israel. Incluso frente a los más flagrantes crímenes de Israel contra los palestinos, condenados por la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Cruz Roja Internacional y todos los grupos humanitarios, las principales instituciones religiosas y lobbys judíos estadounidenses han demostrado su lealtad hacia el estado de Israel.

El modus operandi, según aparece documentado en sus memorandos internos, es dominar los medios de comunicación mediante toda una maquinaria -editores, «expertos», académicos y periodistas pro sionistas- que elabora y transmite justificaciones y apologías para los crímenes de guerra israelíes (repitiendo como loros la línea argumental del Estado israelí) en los medios de comunicación. Los propagandistas sionistas hacen circular después los artículos producidos por sus colegas dando la impresión de que gozan de un amplio apoyo público cuando en realidad no hacen sino reproducir la elaborada propaganda sionista-israelí. El estilo y sustancia de la operación de propaganda sionista es evidente en su defensa del baño de sangre perpetrado en Gaza por Israel. El estilo es el de la Gran Mentira, reminiscencia de los regímenes totalitarios. Merece la pena poner unos cuantos ejemplos de los principales portavoces de los 51 Presidentes de las Organizaciones Judías Estadounidenses Más Importantes (PMAJO):

1. Negación de los crímenes de guerra israelíes y fabricación de relatos minimizando las matanzas del Estado judío. The Daily Alert (22 de enero de 2009) afirmaba que Israel había matado sólo a 600 palestinos y que «la mayoría eran combatientes». The Daily Alert negaba en su página los informes de importantes activistas por los derechos humanos, de funcionarios de la Cruz Roja, de doctores internacionales y palestinos y trabajadores médicos y periodistas, que arriesgaron sus vidas (y algunos murieron) para documentar las casi 1.400 muertes, de las que alrededor de dos tercios eran niños y mujeres, no combatientes.

2. Repetición de la propaganda israelí que justificaba el bombardeo de escuelas dirigidas por las Naciones Unidas afirmando que en ellas se habían «infiltrado terroristas palestinos» entre los miles de refugiados (The Daily Alert, 22 de enero de 2009). No había ni un solo combatiente de la resistencia armada entre los 40 cadáveres que los trabajadores de Naciones Unidas, la Cruz Roja Internacional y los equipos médicos palestinos recuperaron de entre los escombros en la escuela de enseñanza primaria para niñas; todos eran niños, profesores y refugiados. Todas las organizaciones y las personas testigos de los hechos rechazan la apología sionista-estadounidense del bombardeo israelí de la escuela, incluida la Unión Europea. La manipulación más estrafalaria impresa en el Daily Alert es un titular en el que se leía: «Hamás dispara desde las barriadas de civiles», sobre un artículo de Rod Nordlan en Newsweek en el que, en realidad, se informa de todo lo contrario: «Todos los residentes entrevistados en la zona oriental de Yabalia insistieron en que no había habido ninguna provocación desde la zona, ni combatientes de la resistencia ni lanzamiento de cohetes».

3. La tercera mentira es truculenta: «Israel está haciendo todo lo posible para ayudar a los habitantes de Gaza» (Daily Alert, 16 de enero de 2009). En realidad, Israel impidió que pudiera entrar en Gaza cualquier medicina y equipamiento sanitario, bombardeó hospitales, disparó contra ambulancias, asesinó a médicos y trabajadores de la ayuda médica y bloqueó la entrada de todos los envíos de agua, alimentos y combustible. Los israelíes bombardearon el principal almacén de suministros médicos y alimentarios de las Naciones Unidas destruyendo todos los depósitos. Los sionistas estadounidenses defendieron este bombardeo citando el sangriento libelo de Olmert que alegaba que la destrucción de miles de toneladas de alimentos fue en «respuesta a los disparos que se hacían desde el edificio». El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, se escandalizó por esa mentira descarada cuando visitó el almacén de las Naciones Unidas, que todavía seguía ardiendo, para ver la destrucción mientras la Secretaria de Estado de EEUU, Rice, se arrastraba ante los israelíes mendigándoles que «evitaran repetir esos incidentes». (Daily Alert, 16 de enero de 2009).

4. «Salvar Gaza destruyendo el corazón del terror» (Daily Alert, 16 de enero de 2009). La hoja de propaganda judía reproduce un artículo del ultranacionalista Natan Sharansky, que aboga por expulsar a todos los árabes palestinos del «Gran Israel». En un artículo publicado en Bloomberg, Sharansky defendía la destrucción de 10.000 casas, los daños a 40.000 hogares, carreteras, hospitales, centrales eléctricas, instalaciones de agua, alcantarillas, 121 talleres comerciales y pequeñas industrias, 30 mezquitas, 29 instituciones educativas, granjas, aves de corral, vacas, pequeños barcos de pesca y el puerto pesquero (según el Centro Palestino para los Derechos Humanos y la cita aparecida en el ensayo de Stephen Lendman del 25 de enero de 2009: «Israel acabó con todo menos con la voluntad de resistir».

5. La quinta Gran Mentira: «Piloto israelí trata de evitar alcanzar a civiles», (Daily Alert, 14 de enero de 2009). Las fotos publicadas en todos los medios de comunicación internacionales refutan esa afirmación de la propaganda sionista. Las ruinas fantasmales de edificios completos de apartamentos parecen haber sufrido un ataque nuclear o un terremoto, según los reporteros de la BBC que finalmente pudieron entrar en Gaza. Numerosos representantes parlamentarios europeos y otros visitantes del lugar de todo el mundo se quedaron conmocionados a la vista de la devastación. No sólo los pilotos israelíes habían lanzado sus bombas contra objetivos civiles, sino que además sus tropas de infantería asesinaron a civiles desarmados que mostraban banderas blancas y en algunos casos incluso mataron a niños pequeños que intentaban huir. Niños palestinos que lograron sobrevivir relataron cómo sus padres habían sido ejecutados delante de sus familias.

La Gran Mentira, promovida por las principales organizaciones sionistas, resuena desde los púlpitos rabínicos dirigida a sus miembros y más allá: Los sondeos telefónicos informales con miembros normales de los grupos sionistas locales se hacen eco, casi al pie de la letra, de las mismas mentiras y apologías. En una palabra, ni los hechos, ni los informes, ni la condena universal, ni los desafíos de rabinos disidentes, de notables, activistas y escritores judíos han hecho mella en las organizaciones judías principales y sus agentes en puestos influyentes en la nueva administración Obama. Son los cómplices bien dispuestos de los asesinatos masivos en Gaza. Son los promotores activos de los ataques aéreos preventivos contra Irán. Disculparán incondicionalmente cualquier crimen contra la humanidad que cometa Israel. Sus apologistas académicos en Harvard defienden el genocidio israelí como parte de una «guerra justa». Frente a la condena mundial, siguen citando el Holocausto y proclamando que ellos y su Estado son el único Pueblo Moral con derecho a decidir y juzgar lo que es justo y lo que es la Verdad Sagrada.

Los dirigentes israelíes son perfectamente conscientes de la carta blanca con la que opera su «Quinta Columna», incluyendo su importante papel en la defensa del genocidio. Los dirigentes israelíes se aseguran de que incluso aunque lancen una guerra mayor, más audaz y más destructiva (incluida la posibilidad de un ataque nuclear preventivo) contra Irán o Siria/Líbano, pueden contar con el millón de miembros de los lobbies sionistas estadounidenses para asegurarse el apoyo de la Casa Blanca y del Congreso. Ahora, a los dirigentes israelíes les consta que el movimiento antibelicista volverá a protestar, sin consecuencias, contra las «sombras del poder» y no contra quienes detentan realmente el poder, empotrados en la Configuración del Poder Sionista.

Gaza: Probando el sometimiento de la Casa Blanca y del Congreso estadounidense

Al arrasar Gaza con una brutalidad extrema, Israel está probando el apoyo estadounidense para más guerras ofensivas. Gaza ha permitido que los dirigentes judíos midan la profundidad y alcance de la influencia política sionista estadounidense y su disposición a «llegar hasta el final» cuando Israel decida bombardear a setenta y cuatro millones de iraníes, devolviéndoles a la edad de piedra. O, como sugirió el famoso historiador sionista israelí, Benny Morris, en el New York Times el 18 de julio de 2008, convertir a Irán «en un vertedero nuclear».

La jactancia pública del Primer Ministro Olmert de que había sacado al Presidente Bush del estrado de una aparición pública oficial y le había ordenado con total éxito que instruyera a la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, para que se abstuviera de votar en la resolución que ella misma había preparado pidiendo un alto el fuego en Gaza ante el Consejo de Seguridad, tiene muchos y profundos significados. Al nivel más obvio, la revelación de Olmert confirma el poder de los dirigentes israelíes sobre la Casa Blanca. En segundo lugar, la naturaleza pública del ejercicio del poder, le dice al mundo que Israel puede alardear abiertamente de su capacidad para humillar y ridiculizar al Presidente de Estados Unidos y jactarse después ante los oficiales israelíes de que no habría consecuencias adversas. Tercero, nos dice que Israel tiene más voz y voto en la política exterior estadounidense que la misma Secretaria de Estado de EEUU (o ministra de Asuntos Exteriores). Cuarto, nos dice que Israel es quien decide cómo debe comportarse, votar, vetar y abstenerse EEUU en el Consejo de Seguridad, siempre sometido a la aprobación israelí.

Israel, la Quinta Columna sionista e Irán

Israel despliega su poder en Oriente Próximo por medio de su armamento militar. Sus amenazas repetidas y sus ataques aéreos y terrestres contra países vecinos es una estrategia deliberada para afirmar su supremacía regional. En los últimos años, el poder regional de Israel ha aumentado por la acción de la Configuración del Poder Sionista en EEUU y Canadá, que utilizan los ejércitos de sus propios países para destruir a cualquier país que se atreva a contestar la supremacía militar israelí. Un caso clásico lo constituyeron los preliminares de la invasión estadounidense de Iraq y la subsiguiente ocupación, en la cual los partidarios de siempre de «Ante Todo Israel» en el gobierno estadounidense jugaron un papel mortífero fundamental promoviendo la guerra.

Desde los últimos años de la década de 1980 hasta la actualidad, la Configuración del Poder Sionista en EEUU ha estado al frente de una campaña que promueve la confrontación del ejército estadounidense con Irán en colaboración con Israel. Los objetivos militares sionistas adquirieron una velocidad tremenda durante los ocho años de la administración Bush. La Configuración del Poder Sionista montó una inmisericorde campaña de propaganda en los medios de comunicación para satanizar a Irán, inventando y diseminando historias falsas de sus programas nucleares, infiltrándose y ocupando puestos clave en el Departamento del Tesoro estadounidense (dirigido por Stuart Levey), machacando agresivamente a otros gobiernos, industrias, bancos e inversores para que boicoteen a Irán. Los funcionarios sionistas del Departamento del Tesoro confían en estrangular y debilitar la economía de Irán, y de esta formar desgastarla, de cara a un ataque militar. Ninguna otra fuerza individual o combinada en Estados Unidos ni en ningún otro lugar del mundo (excepto Israel) ha jugado un papel tan grande a la hora de promover una guerra ofensiva contra Irán como los políticos y funcionarios sionistas en el gobierno estadounidense. A tal fin recibieron la ayuda y el amparo de los lobbies judíos, de los centros de propaganda sionistas, de multimillonarios y de cientos de organizaciones de la comunidad judía.

Las organizaciones religiosas judías más importantes juegan un papel muy influyente como canales de transmisión de la propaganda israelí y son una fuerza importante dentro de las principales organizaciones paraguas sionistas (por ejemplo, la Conferencia de Presidentes de las Organizaciones Judías Estadounidenses Más Importantes o CPMAJO). Una quinta parte de la Conferencia (Véase anexo 1 para tener la lista completa) se compone de organizaciones clericales-sionistas cuya misión principal es promover los objetivos israelíes a través de una intervención directa, a todos los niveles, en las políticas estadounidenses. Un memorando de un grupo, la Sinagoga Unida del Judaísmo Conservador, publicado el 3 de enero de 2009, esboza una estrategia detallada en defensa de la masacre perpetrada por Israel en Gaza:

«Todas las congregaciones deberían publicar un comunicado en apoyo de Israel. Solicitar comunicados de las autoridades en la ciudad, estado o provincia, o a nivel federal. Solicitar comunicados de importantes personalidades locales religiosas, étnicas o de otro carácter. Controlar y responder a la cobertura de los medios. En la medida de lo posible, reclutar a funcionarios públicos no judíos y a portavoces importantes para demostrar que apoyan a Israel».

A continuación, el memorando propone una serie de «puntos de conversación sobre la situación en la Franja de Gaza» que repite al pie de la letra las mismas mentiras de la propaganda del alto mando político militar israelí: Afirma las intenciones pacíficas de Israel, culpa a Hamás de ser el agresor y proclama que «Israel, como siempre, está haciendo todo lo que puede para limitar las víctimas civiles en Gaza». Los clérigos judíos en las Sinagogas Unidas dirán a sus fervientes feligreses que ignoren las más de 5.000 víctimas civiles y los 1.300 muertos, de los cuales las tres cuartas partes son mujeres, niños y civiles desarmados, los sesenta colegios y las decenas de miles de casas y las docenas de mezquitas demolidas, las condenas por crímenes de guerra por parte de las Naciones Unidas, la Cruz Roja y todos los grupos israelíes y palestinos por los derechos humanos.

El documento estratégico publicado por los judíos conservadores religiosos es muy parecido al emitido por toda la red de 51 grupos laicos y religiosos afiliados con los «Presidentes». Esto subraya la forma en que una minoría bien financiada y altamente disciplinada toma y multiplica su poder más allá de sus propios miembros, «apalancando» a los gentiles influyentes, a los medios de comunicación a todos los niveles y a las personalidades públicas, conformando un monstruo poderoso en defensa ahora del genocidio israelí en Gaza, y mañana en defensa de una guerra contra Irán.

La amenaza del ejército israelí a Irán

Israel, al contrario de lo que piensan algunos izquierdistas escépticos, tenía planes operativos avanzados para lanzar un ataque aéreo masivo contra Irán. En diversas ocasiones del pasado reciente, Israel ha planificado varios ataques aéreos contra Irán, que sólo fueron desbaratados por la Casa Blanca de Bush. El estado judío ha anunciado públicamente que atacará unilateralmente a Irán si éste sigue adelante con su derecho legal, internacionalmente reconocido, a enriquecer uranio. El más probable ganador en estas elecciones nacionales de febrero, Benjamín Netanyahu, ha declarado en público que un ataque militar contra Irán constituye la parte prioritaria de su agenda, un mensaje que ha activado a todas las organizaciones importantes judías-sionistas en EEUU para redoblar sus esfuerzos en aras de asegurar la conformidad, apoyo y activa colaboración estadounidense. El 7 de enero de 2009, The London Sunday Times, citando varias fuentes de alto nivel del ejército israelí, informaba de que: «Israel ha elaborado planes secretos para destruir las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Irán con armas tácticas nucleares. Dos escuadrones del ejército del aire israelí entrenándose para hacer explotar una instalación iraní utilizando «bombas anti-búnker» nucleares de bajo rendimiento… Robert Gates, el nuevo (sic) Secretario de Defensa estadounidense, ha descrito la acción militar contra Irán como un «último recurso», lo que ha llevado a los oficiales israelíes a concluir que finalmente les van a dejar que ataquen. El general de división Eliezar Shkedi, Comandante del ejército del aire israelí, es quien ha supervisado los preparativos». (Times on Line, 7 de enero de 2009).

Un artículo posterior en el pro israelí New York Times (11 de enero de 2009), de David Sanger, un importante simpatizante sionista, informaba de que el «Presidente Bush desvió una petición secreta de Israel el año pasado (2008) de bombas anti-búnker especializadas con objeto de atacar el principal complejo nuclear de Irán… La administración Bush se alarmó ante una petición israelí de volar sobre Iraq para llegar hasta el principal complejo nuclear de Irán… La Casa Blanca rechazó rotundamente esa petición». Sanger siguió afirmando que los israelíes estaban furiosos por un informe detallado elaborado por dieciséis agencias de inteligencia estadounidenses (The National Intelligence Estimate) que demostraban que en 2003 Irán interrumpió el desarrollo de una ojiva nuclear al comprender que así socavaba los esfuerzos israelíes para asegurarse la colaboración estadounidense en un ataque militar contra Irán. Sanger pasa varios párrafos tratando de reforzar las afirmaciones, no comprobadas, de Israel acerca del programa nuclear de Irán enmarcando el caso para un ataque unilateral israelí… que según él debía haber empezado «en los primeros meses de 2008» pero que el ejército estadounidense paralizó.

Las próximas elecciones nacionales israelíes (10 de febrero de 2009) prometen acelerar los planes israelíes de un ataque militar masivo contra Irán, de acuerdo con las previsiones de las encuestas que indican que la mayoría de los votantes judíos elegirán al ultramilitarista sionista Benjamín Netanyahu, favorito de la mayoría de las organizaciones sionistas estadounidenses más influyentes. En una entrevista muy reciente con el Wall Street Journal (24 de enero de 2009), Netanyahu calificaba a Irán como la «base madre del terrorismo» y decía «que Israel no puede aceptar una base terrorista iraní (Gaza) al lado de sus ciudades importantes». Después continuaba justificando los asesinatos israelíes de civiles porque, proclamaba, la resistencia palestina («terroristas») «se esconde detrás de los civiles».

El periodista del Wall Street, Brett Stephens, completamente intimidado y maravillado, se situaba a los pies del dirigente israelí y escribía aprobando las justificaciones de Netanyahu para lanzar un ataque contra Irán: «la amenaza de un Irán nuclear representa para el mundo un peligro mucho mayor que la crisis económica… y supone una amenaza existencial directa contra Israel…» Stephens sigue resumiendo la posición de Netanyahu hacia Obama: «Si la diplomacia fracasa y EEUU no se decide a utilizar la fuerza militar, Israel atacará en solitario…»

Los dirigentes israelíes desistieron temporalmente de atacar a Irán y en su lugar lanzaron el ataque contra Gaza para debilitar cualquier posible resistencia de los palestinos a una guerra israelí contra su aliado musulmán en Teherán. Los planes de guerra israelíes hacia Irán se van a ver reforzados con el nuevo Presidente Obama. Con la subida al poder del ultrasionista Dennis Ross como asesor principal en temas de Irán del Presidente Obama y con Hillary Clinton («Arrasaremos Irán») como Secretaria de Estado, la cuestión de un ataque preventivo israelí contra Irán apoyado por EEUU parece que está cerca de convertirse en una realidad. Tan solo hace dos meses que Ross firmó un documento que proporcionaba una «hoja de ruta» de la guerra contra Irán. El hecho de que todo el aparato de toma de decisiones políticas del régimen de Obama aparezca infectado de sionistas significa que cualquier oposición por parte de la inteligencia o del ejército a un ataque contra Irán será desactivada y sus portavoces marginados. El gobierno de Obama e Israel

El gobierno de Obama está todavía más saturado de sionistas, si cabe, que el anterior. Desde los cargos más altos a los más bajos, desde el gabinete ejecutivo al Congreso, los sionistas están situados en posiciones de influencia sobre cualquier decisión estratégica que tenga alguna relación con las políticas relativas a Oriente Próximo.

Con fecha 20 de enero pasado, la Jewish Telegraph Agency, principal agencia de prensa al servicio de las publicaciones sionistas estadounidenses, proporcionó una lista detallada de los sionistas pro Israel colocados en puestos importantes relacionados con Oriente Próximo en el gobierno de Obama. Las pruebas de su control son abrumadoras y las consecuencias letales para cualquier posibilidad de equilibrio en unas negociaciones de paz, a la vez que sumamente prometedoras para las ambiciones bélicas de Israel en la región:

1. Dennis Ross: será un influyente consejero para las políticas relativas a Irán. Es un defensor de la intensificación de las sanciones para socavar las negociaciones y reforzar la opción militar;

2. Richard Holbrooke, sionista destacado, es el enviado especial de Obama para Afganistán. Fue representante de EEUU ante la ONU en la época de Bill Clinton, y recientemente ha presidido un grupo especial llamado United Against a Nuclear Iran (Unidos contra un Irán nuclear), que aboga por la acción militar contra Irán si no presenta una declaración -dictada por Israel- de cese de su programa legal de energía nuclear;

3. George Mitchell, enviado especial de Obama para la resolución del conflicto entre Palestina e Israel, es uno de los cuatro copresidentes del destacado grupo sionista Bipartisan Policy Center, que propone un planteamiento gradual, que va desde las sanciones al embargo comercial, al bloqueo naval y a un ataque militar contra Irán;

4. Dan Shapiro y Puneet Talwar colaborarán en materia de política de Oriente Próximo en el Consejo de Seguridad Nacional. Shapiro, en consultas con Israel, fue un elemento clave en el trámite de la Syrian Accountability Act (Ley de responsabilidad siria) en el Senado, que permitió la imposición de duras sanciones a Siria. Shapiro elaboró el sumiso y humillante discurso de Obama ante la conferencia del AIPAC en Washington, en mayo de 2008. Puneet Talwar manejará los asuntos del Golfo Pérsico, incluido Irán. Fue miembro del gabinete del ex senador y actual vicepresidente, Joe Biden, y colaborador y conducto del AIPAC;

5. Eric Lynn está siendo designado para un empleo en la Casa Blanca en materia de políticas para Oriente Próximo. Empezó su carrera como becario del AIPAC, en 1998, y continuó como miembro del gabinete del congresista Peter Deutsch, una de las figuras más comprometidas con Israel en el Congreso. Lynn pasó un año en Israel, aprendiendo hebreo y saturándose de su cultura militar-sionista;

6. James Steinberg y Jacob Jack Law fueron nombrados delegados de Clinton en el Departamento de Estado. Steinberg ha mantenido una fuerte relación con la comunidad pro Israel, y fue uno de los transmisores de la presión israelí sobre Yasser Arafat a fin de que éste capitulase ante las demandas israelíes. Jack Law dirigirá la política de estímulo económico en el extranjero. Es un sionista ortodoxo que utilizará los recursos económicos estadounidenses para respaldar el militarismo israelí y recompensar o castigar así a sus adversarios. Anteriormente fue jefe de una unidad de inversiones de Citigroup, y posee entre 50.000 y 100.000 dólares en bonos de Estado de Israel;

7. Samantha Power fue en su momento crítica con los crímenes de guerra israelíes de 2002, por lo que la configuración de poder sionista consiguió apartarla de la campaña electoral de Obama en marzo de 2008. Fue rehabilitada y reincorporada como miembro del equipo de transición de Clinton después de pedir unas disculpas lamentables a Israel;

8. Cass Sunstein, sionista liberal de toda la vida, es jefe de la oficina de información y asuntos normativos de la Casa Blanca: un órgano clave de propaganda del gobierno de Obama;

9. Rand Beers fue el principal consejero de seguridad nacional del senador John Kerry durante su campaña presidencial de 2004, y consiguió establecer relaciones estrechas con el aparato político pro Israel. Como consejero del departamento estatal Homeland Security (equivalente a un ministerio del Interior) será «probablemente un elemento … a medida que Israel y EEUU forjan una alianza más estrecha» (Jewish Telegraph Agency, 20.1.2009);

10. Lee Feinstein y Mara Rudman son veteranos sionistas de los gobiernos de Clinton. Feinstein es consejero principal de la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, y Rudman es consejera senior del Presidente Obama en política exterior.

11. Susan Rice, nombrada representante ante la ONU por Obama, puso su firma en un documento elaborado por el Washington Institute for Near East Policy (WINEP) en el que se pedía una mayor coordinación entre Israel y Estados Unidos, con vistas al embargo y eventual ataque a Irán. WINEP es un conocido productor de propaganda de los más belicistas, fanáticos e incondicionales seguidores de Israel. En su testimonio ante el Senado, Rice denunció las críticas de la Asamblea General de las Naciones Unidas hacia el baño de sangre israelí en Gaza.

Al frente de la política exterior del gobierno de Obama, el vicepresidente Biden (que afirmó públicamente: «Soy un sionista»), la Secretaria de Estado Clinton («Destruyan Irán») y el Secretario de Defensa Gates (un resto del gobierno de Bush, totalmente dominado por Israel) han establecido el aparato más sionista posible para las políticas de Oriente Próximo de la historia de EEUU. Por sus antecedentes, lealtades y compromisos, este gobierno no está dispuesto a abrir negociaciones serias con Irán o a gestionar el fin de la ocupación israelí de Palestina. Al contrario, sus estrechos lazos con la configuración del poder sionista y el compromiso a largo plazo con respecto al militarismo y las políticas expansionistas israelíes, garantizan que el gobierno de Obama avanzará en su colaboración con el Estado judío hacia una confrontación militar con Irán. Todo el mundo en el equipo de Obama apoyó la carnicería israelí en Gaza y aprobó los esfuerzos de Israel para destruir el gobierno democráticamente elegido de Hamás, a la vez que apoyó al desacreditado y corrupto régimen títere encabezado por Mahmud Abbas.

La presidencia de Obama ha logrado lo que muchos observadores creían imposible: ha colocado más sionistas en posiciones estratégicas de poder, más comprometidos en una guerra contra Irán, que incluso durante la administración de Bush. Teniendo en cuenta los nombramientos de Obama y su propia sumisión personal a los líderes israelíes, es difícil imaginarse que los 16 servicios de inteligencia principales elaboren un informe que refute los montajes de Israel sobre el programa nuclear de Irán, como sucedió bajo el gobierno de Bush. Más tremendo aún, dado el dominio sionista de la Casa Blanca, es poco probable que Obama ponga su veto a un ataque aéreo israelí, tal como se admite que hizo Bush.

La estrategia israelí de guerra contra Irán sigue paso a paso la de su precursor nazi: los ataques se diseñan para conseguir el máximo efecto destructor de la infraestructura civil en los países y líderes opuestos a cualquier agresión israelí hacia Irán. Israel bombardeó e invadió Líbano; bombardeó Siria; destruyó Gaza. Su lobby ha ampliado y ha hecho cumplir sanciones económicas globales a través de un Departamento del Tesoro infestado de sionistas. El principal consejero económico de Obama, el ultrasionista Lawrence Summers, promueve las sanciones, boicoteos y embargos más estrictos contra los enemigos designados de Israel. Se trata de políticas que apuntan en dirección de la guerra.

Unas negociaciones de paz destinadas a la guerra

La probabilidad de que el gobierno de Obama lleve al mundo a una guerra ofensiva contra Irán no está basada en la especulación ociosa o en citas seleccionadas de su campaña presidencial. Nadie puede tomar en serio la intención del presidente Obama o de su Secretaria de Estado, Hillary Clinton, de entablar negociaciones con Irán, cuando éstas se acompañan de condiciones inaceptables para la soberanía o los intereses nacionales de dicho país. El gobierno de Obama amenaza abiertamente con la guerra si Irán no acepta el desarme unilateral, con una inspección intrusiva de sus instalaciones estratégicas de defensa, lo que ofrecería a Israel y EEUU una oportunidad única para establecer claramente los objetivos claves de su primera oleada de ataques.

Pero lo que demuestra de manera concluyente el impulso de Obama hacia la guerra con Irán es su designación del más entusiasta militarista sionista, Dennis Ross, en la posición estratégica clave en las negociaciones con Irán.

Obama ha nombrado a Ross en el puesto de enviado especial para Irán y máximo responsable en política de Oriente Próximo. George Mitchell, por su parte, es su enviado a las negociaciones entre Israel y Palestina. Se trata de una estrategia típica de policía bueno (Mitchell), policía malo (Ross). Ross, conocido a menudo como el abogado de Israel, es el sionista máximo, un príncipe heredero del lobby judío sionista de EEUU en todas las empresas importantes relativas a Irán. Es líder fundador del AIPAC, el principal y más potente grupo de presión de Israel en Washington. Es un ideólogo siocon de siempre, muy influyente, que llevó con éxito la campaña a favor de la invasión de Iraq. Está entre los escritores y propagandistas más prolíficos e influyentes del antes citado WINEP, que ha elaborado los documentos programáticos más belicistas de promoción de la intervención militar de EEUU a favor de las ambiciones expansionistas de Israel.

Durante los años de Clinton, Ross fue nombrado jefe del comité de mediación de EEUU durante las negociaciones entre palestinos e israelíes (1999-2000). Como tal, su actuación fue la de abogado de Israel, según otro diplomático sionista de EEUU participante. Pasó por encima de cualquier posibilidad de alcanzar un compromiso aceptable, siguiendo las iniciativas de Israel, y creó las condiciones que hicieron inevitable el rechazo palestino a la vez que culpaba de ello a este sacrificado pueblo. Ross tiene una gran influencia en las políticas de Obama con respecto a Israel.

Ross es un líder en un grupo tapadera sionista relativamente nuevo, conocido como el Bipartisan Policy Center. Este centro publicó recientemente un informe titulado Meeting the Challenge: US Policy Toward Iranian Nuclear Development (Haciendo frente al desafío: políticas de EEUU ante el desarrollo nuclear iraní.) Este plan de trabajo para la guerra con Irán fue elaborado por un grupo de trabajo que incluía a Ross y otros dos extremistas siocons: Michal Makovsky y Michael Rubin, ambos con doble nacionalidad israelí y estadounidense. El reconocimiento por parte de Ross del citado informe refleja su rechazo de cualquier posibilidad de un acuerdo negociado con Irán que aceptase el derecho legal de Irán a un programa de enriquecimiento de uranio tal y como está reconocido en los tratados internacionales.

Un pequeño problema conocido recientemente en la designación de Dennis Ross como miembro del gabinete de Obama es su papel como presidente actual del Jewish People Policy Planning Institute (Instituto de planificación de políticas para el pueblo judío) con sede en Jerusalén y dependiente de la Jewish Agency, organismo oficial del gobierno israelí. Su trabajo actual para un organismo de la administración pública israelí podría colocar a Ross en conflicto con la Foreign Agents Registration Act (FARA), ley estadounidense que obliga a registrarse como tales a los individuos que trabajen como agentes de un gobierno extranjero, algo que Ross nunca ha hecho.

El informe aboga por un bombardeo aéreo israelí preventivo y un ataque de misiles contra Irán, en caso de que EEUU y Europa no llegasen a golpear primero. Este informe, acreditado por Dennis Ross, propone un bloqueo total de Irán por mar y aire y un embargo de este país como preludio de un ataque de EEUU contra la infraestructura vital de Irán. El documento invitaba a Obama a introducir tropas y equipo en la región so pretexto de los conflictos de Iraq y Afganistán, manteniendo por tanto un cierto nivel de sorpresa estratégica y táctica. Es decir, el próximo nombramiento de Ross para dirigir el Middle East Policy Advisory Group (Grupo consultivo de políticas para Oriente Próximo) de su gobierno coloca a un defensor y promotor incondicional de la guerra genocida contra Irán en una posición estratégica clave de política exterior.

La secretaria de estado Hillary Clinton y Dennis Ross harán todo lo que esté en su mano para promover y justificar un ataque conjunto estadounidense-israelí contra Irán. Ross y Clinton comenzarán con unas falsas negociaciones con ultimátum inaceptables. A continuación, seguirán acciones de guerra en forma de embargos al estilo del impuesto a Gaza, diseñados para matar de hambre y empobrecer a la población de Irán, y, finalmente, un blitzkrieg aéreo también al estilo de Gaza. Dado el número extraordinario de sionistas designado por Obama en todos los niveles claves de su Gobierno, la posibilidad de cualquier debate interno o desacuerdo sobre el plan de trabajo de Ross para la guerra en interés de Israel es mínimo. Para la formulación de sus políticas, Obama ha creado una élite tan estrechamente ligada y leal al establishment militar israelí que impide cualquier tipo de negociación significativa con Irán.

Posibles obstáculos exteriores a la guerra sionista-israelí y de EEUU contra Irán

La única disuasión real a un ataque israelí al estilo de Gaza en Irán es la capacidad de respuesta militar de Teherán, especialmente sus misiles de precisión y largo alcance capaces de alcanzar los principales objetivos militares en Israel, así como sus infraestructuras y sistemas conexos de apoyo. Dada la ausencia de cualquier escrúpulo moral en los líderes israelíes y su inmersión en una ideología militarista, en la que la fuerza bruta y la violencia generalizada se consideran los principales medios de proyección del poder y de garantía del apoyo público israelí, un fuerte contraataque militar masivo es, probablemente, la disuasión más efectiva para forzar a sus líderes a reconsiderar la política exterior militar conducida por Israel.

Mientras los militaristas israelíes adoptan una retórica defensiva, su estrategia consiste en debilitar la capacidad defensiva de Irán y hacerlo más vulnerable a las amenazas militares y a la presión diplomática en una espiral creciente hasta un asalto aéreo preventivo. Las inspecciones internacionales realizadas por organismos de las Naciones Unidas solamente se llevan a cabo en sitios iraníes, pero no en las instalaciones militares de EEUU en la región, entre otras sus naves y submarinos dotados de armas nucleares de guerra, ni en las instalaciones nucleares de Israel y sus laboratorios del arma nuclear.

Estas inspecciones desiguales proporcionan una gran cantidad de información sobre las capacidades militares y de defensa iraníes, así como de sus laboratorios de investigación estratégica avanzada. Las inspecciones de la ONU antes de la invasión de Iraq por EEUU permitieron identificar las instalaciones claves de defensa y los científicos iraquíes, sus lugares de trabajo y sus hogares, datos que se utilizaron en las misiones de bombardeo y la subsiguiente campaña de asesinatos de científicos iraquíes de alto nivel. Esta clase de información fue crucial en la dirección de los ataques israelíes con bombas y misiles y en el asesinato de líderes y sus familias durante las invasiones israelíes de Líbano y Gaza.

El boicoteo económico sionista a Irán, impuesto por Israel y Estados Unidos, pretende claramente socavar tanto las condiciones de vida iraníes como el rendimiento de su economía, de forma parecida a lo que el estado judío ha impuesto en Gaza. Forma parte de la campaña de ablandamiento, previa a un ataque en toda la regla.

Hoy, sin embargo, a pesar del esfuerzo continuo de todos los altos funcionarios sionistas en el gobierno de EEUU y de las presiones intensas de sus grupos de presión sobre los gestores de fondos de pensiones de EEUU, el embargo no ha conseguido quebrar la economía iraní. Especialmente con el inicio de la recesión, la reducción de los mercados mundiales y la demanda energética cada vez mayor de China, numerosas multinacionales occidentales y asiáticas están impacientes por negociar con Irán e ignorar las presiones sionistas israelíes y estadounidenses.

La guerra genocida de Israel contra Gaza ha producido finalmente algunas grietas importantes en el monopolio sionista sobre la opinión judía fuera de Israel. Las principales organizaciones comunales judías y sus portavoces espirituales siguen apoyando todos los delitos israelíes, desde el bombardeo de ambulancias y clínicas de la Cruz Roja hasta de escuelas de las Naciones Unidas, almacenes de alimentos y suministros médicos y centros de refugiados, pero finalmente, esto ha provocado una oposición vigorosa entre los principales intelectuales, escritores y otros profesionales judíos.

Nuevas organizaciones y personalidades de la comunidad judía han repudiado decididamente el genocidio perpetrado por Israel. Algunos activistas judíos han tomado resueltas medidas directas, ocupando oficinas consulares israelíes en ciudades importantes y pidiendo un boicoteo total de mercancías e intercambios académicos israelíes. Otros se han enfrentado a apologistas sionistas en foros y ruedas de prensa públicas.

A pesar de que el número y la influencia de judíos críticos con los crímenes de guerra sionistas es pequeño, su importancia se halla en la legitimidad que otorgan y el estímulo que facilitan a millones de gentiles, generalmente intimidados y silenciosos, a manifestarse públicamente. Como consecuencia, un número sin precedentes de personas en todo Occidente, ha expresado su horror y oposición al monstruo militar sionista y ha expresado su apoyo al boicoteo económico contra Israel. Aunque la oposición judía y gentil de masas no detuvo ni debilitó la masacre de Israel de civiles en Gaza, ha sentado la base política y organizativa para poner en marcha una campaña masiva contra los planes sionistas y estadounidenses de guerra contra Irán.

Los éxitos militares de Israel han creado una fiebre guerrera triunfalista e irracional entre todos sus líderes y partidarios entusiastas en las organizaciones judeo-sionistas de EEUU, que cuentan con cerca de un millón de miembros. Dichos éxitos los ha llevado a subestimar los costes catastróficos de una guerra contra Irán. Un ataque militar por sorpresa a Irán por parte de Israel y EEUU provocará acciones de represalia en todo Oriente Próximo. Esto infligirá ciertamente pérdidas humanas, militares, políticas y económicas graves en muchas instalaciones militares de EEUU en la región del Golfo Pérsico. En particular en Iraq y los cercanos Estados satélites del Golfo, donde las fuerzas militares de EEUU son altamente vulnerables. Un ataque israelí podría llevar a la desestabilización o al derrocamiento de los regímenes satélites árabes. Por otra parte, Irán puede tomar represalias con éxito lanzando misiles de precisión de largo alcance, que tendrían por objetivo los principales centros militares israelíes y los centros de población colindantes.

Teniendo en cuenta la repugnancia y el horror enormes, en todo el mundo, que han producido los crímenes de guerra de Israel en Gaza y el odio que inspira la perspectiva de nuevos ataques aéreos sobre millones de iraníes, no es probable que las represalias de Teherán contra Israel y EEUU susciten una gran condena. Más probablemente, la mayor parte de la gente percibirá, con un sentimiento de justa venganza, que finalmente se pague al tirano arrogante con su misma moneda por sus ataques a los civiles desarmados y encarcelados de Gaza. Al igual que los supervivientes británicos de los ataques de los nazis, con sus bombas volantes V-2, a las ciudades británicas aplaudieron el bombardeo de Dresde, partes significativas de la opinión pública pueden saludar un ataque de represalia contra Israel como una disuasión válida a la vista de sus atrocidades en serie contra la humanidad.

Una de las amenazas más efectivas contra el impulso genocida de Israel es la puesta en marcha de investigaciones sobre los crímenes de guerra israelíes y el establecimiento de tribunales para juzgar a los líderes militares y políticos de Israel por sus delitos contra la humanidad (Financial Times, 16 de enero de 2009.) Los líderes israelíes han informado a sus militares criminales de que se les proporcionará protección legal, y han manifestado su preocupación por el hecho de que ellos mismos puedan estar sujetos a detenciones y juicios en el extranjero. Varios gobiernos están presentando querellas por crímenes de guerra ante la Corte Penal Internacional de La Haya.

El problema a la hora de llevar a juicio a los criminales de guerra israelíes consiste en establecer los límites entre los líderes político-militares que dirigieron los crímenes de guerra y los oficiales de campo que aplicaron las políticas que violaban los Convenios de Ginebra. Por ejemplo, identificar a los funcionarios que impidieron, concretamente durante más de cuatro días, que trabajadores médicos y de rescate pudieran realizar la evacuación de heridos y civiles al borde de la inanición, entre ellos niños pequeños, del lugar de una masacre israelí espantosa de civiles gazatíes. ¿Y qué decir de la gran cantidad de ciudadanos judíos israelíes que, de pura exaltación ante el bombardeo de barrios enteros, se instalaron en puestos de observación con sus cestas de picnic para ver mejor la carnicería en curso? Los mismos israelíes «encantados por las imágenes, que llenaban las primeras páginas de los periódicos, de soldados israelíes sonrientes que regresaban a sus hogares en los tanques, haciendo el signo de la victoria» (Financial Times, 26 de enero de 2009).

El entusiasmo masivo israelí, la intoxicación política y el abrazo a los autores de la matanza de gente desarmada pueden ser repugnantes para la opinión mundial, pero no constituyen un delito suficiente para merecer un tribunal internacional. Sin embargo, está sujeto al mismo desprecio moral que muchos de nosotros sentimos hacia los alemanes que celebraron los bombardeos salvajes hitlerianos de ciudades soviéticas, polacas y balcánicas. Incluso si esta Casa Blanca controlada por los sionistas lograra la utilización de su veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para prevenir una investigación por crímenes de guerra de los líderes israelíes, la presentación de acusaciones y posibles detenciones en varios países europeos forzará a los líderes israelíes a reflexionar sobre su situación de parias, y podría inhibir su deseo de una guerra asesina contra Irán. Incluimos aquí una lista (véase el anexo no 2) de los líderes militares israelíes, su graduación y su función y responsabilidad operativa en los crímenes de guerra en Gaza.

Los israelíes rechazan de antemano el oprobio ante la opinión mundial como un asunto irrelevante para su ofensiva militar. Esto origina que el estado judío no preste atención a la importancia de la opinión pública mundial, que erosionará el apoyo político estratégico en el futuro. Muchos observadores creen que centenares de millones de ciudadanos árabes y multitudes de no árabes y no musulmanes están llegando a la conclusión de que Israel y su quinta columna sionista de ultramar sólo entienden el lenguaje de la fuerza, puesto que practican sistemáticamente el terrorismo de Estado para imponer sus intereses sobre personas cautivas y empobrecidas. Como consecuencia, muchos analistas sostienen que es comprensible que las opciones de las víctimas de Israel inevitablemente se basen en la resistencia popular continua, organizada y militarizada. En estas circunstancias, la actual generación de líderes árabes, anémicos e impotentes, y los regímenes colaboracionistas pueden ser derrocados y dar paso a un nuevo liderazgo combativo y consecuente que consulte y fundamente su apoyo de masas en los más profundos sentimientos de dignidad nacional y odio profundo a las humillaciones impuestas por los sionistas.

Conclusiones

La guerra de Gaza está llevando a los líderes de Israel y a sus agentes de ultramar, estratégicamente situados en el sistema político de EEUU, a nuevos excesos y a una nueva guerra contra Irán, como parte de una estrategia regional para asegurar el poder imperial. El gobierno de Obama y el Primer Ministro israelí que salga elegido compartirán más cosas que unos responsables de las políticas que sirven a ambas partes y unos compromisos a largo plazo con la construcción del imperio manu militari. Han dejado claro también que procederán a una serie de movimientos diplomáticos y económicos destinados a preparar el escenario para poner en marcha una guerra genocida contra Irán, que coincidirá con la retórica de Obama de reconstrucción de una alianza judeo-afro-estadounidense basada en los intereses israelíes y las vidas de estadounidenses.

La única disuasión ante nuevas guerras de exterminio es una acción de masas que aumente los costes políticos, económicos y militares de la agresión israelí. Sólo cuando las víctimas israelíes aumenten, cuando los explotadores y los banqueros sionistas sufran pérdidas, cuando se boicoteen sus sitios académicos y turísticos, sólo entonces los israelíes y sus acólitos de EEUU comenzarán a repensar su adhesión ciega a políticas militaristas. Sólo entonces revisarán su irracional visión judeocéntrica de un mundo hecho por y para el Pueblo Elegido que vive en el único Estado Moral del mundo.

Lamentablemente, puede que sean necesarios algunos choques militares para disipar esas fantasías tribales. La Historia nos enseña que no hay nada como una derrota sangrienta para terminar con el complejo de superhombre.

Anexo nro. 1

51 organizaciones pertenecientes a la Conferencia de presidentes de las principales organizaciones judías de Estados Unidos

1. Ameinu
2. American Friends of Likud
3. American Gathering/Federation of Jewish Holocaust Survivors
4. American-Israel Friendship League
5. American-Israel Public Affairs Committee
6. American Jewish Committee
7. American Jewish Congress
8. American Jewish Joint Distribution Committee
9. American Sephardi Federation
10. American Zionist Movement
11. Americans for Peace Now
12. AMIT
13. Anti-Defamation League
14. Association of Reform Zionist of America
15. B’nai B’rith International
16. Bnai Zion
17. Central Committee of American Rabbis
18. Committee for Accuracy in Middle East Reporting in America
19. Development Corporation for Israel/State of Israel Bonds
20. Emunah of America
21. Friends of Israel Defense Forces
22. Hadassah, Women’s Zionist Organization of America
23. Hebrew Immigrant Aid Society
24. Hillel: The Foundation of Jewish Campus Life
25. Jewish Community Centers Association
26. Jewish Council for Public Affairs
27. Jewish Institute for National Security Affairs
28. Jewish Labor Committee
29. Jewish National Fund
30. Jewish Reconstructionist Federation
31. Jewish War Veterans of the USA
32. Jewish Women International
33. Mercaz USA, Zionist Organization of the Conservative Movement
34. Na’amat USA
35. NCSJ: Advocates on behalf of Jews in Russia, Ukraine, the Baltic States and Eurasia
36. National Council of Jewish Women
37. National Council of Young Israel
38. ORT America
39. Rabbinical Assembly
40. Rabbinical Council of America
41. Religious Zionist of America
42. Union for Reform Judaism
43. Union of Orthodox Jewish Congregations of America
44. United Jewish Communities
45. United Synagogue of Conservative Judaism
46. WIZO
47. Women’s League for Conservative Judaism
48. Women of Reform Judaism
49. Workmen’s Circle
50. World Zionist Executive, US
51. Zionist Organization of America

Anexo no 2

Lista de funcionarios israelíes que han participado en crímenes de guerra durante la invasión de Gaza. Se trata de una lista parcial y evolutiva de presuntos criminales de guerra recogida por un grupo de activistas israelíes, a pesar de la censura del gobierno israelí y en abierto desafío al fiscal general de Israel, el general Menachem Mazuz, y su contraparte en el ejército, el juez-fiscal general de brigada Avihai Mandelblit:

1. Ehud Olmert, primer ministro israelí
2. Ehud Barak, ministro de la Guerra israelí
3. Tzipi Livni, ministra de Asuntos Exteriores israelí
4. Yuval Diskin, jefe del servicio secreto Shin Bet
5. Teniente general Gabi Ashkenazi, jefe de Estado Mayor de las fuerzas israelíes de ocupación
6. Coronel Hartzi Halevi, comandante de la Brigada paracaidista
7. Coronel Yigal Slovik, comandante de la 401a Brigada
8. General de brigada Jonathan Locker, jefe de la Fuerza Aérea israelí
9. General de división Ido Nehushtan, Fuerza Aérea israelí
10. Coronel Ron Ashrov, comandante de la zona norte de Gaza
11. General de brigada Eyal Eisenberg, comandante de todas las fuerzas israelíes de ocupación
12. Coronel Yigal Slovik, comandante de convoy de la 401a Brigada acorazada
13. General de brigada en la reserva Sho’alay Marom,
14. Teniente coronel Yoav Mordechai, 13o batallón de la Brigada de infantería Golani
15. Teniente coronel Oren Cohen, 13o batallón de la Brigada de infantería Golani
16. Teniente coronel Avi Blot, 101o batallón de la Brigada de paracaidista
17. Teniente coronel Yehuda Cohen, Regimiento Rotem, Brigada de infantería Givati
18. Teniente coronel Ronen Dagmi, comandante adjunto de la 401a Brigada acorazada
19. Coronel Avi Peled, comandante de brigada, Batallón 51o
20. General de brigada en la reserva Zvika Fogel, ex jefe del Comando Sur
21. General de brigada Yuval Halamish, jefe de los servicios secretos del ejército israelí
22. Coronel Hartzi Halevi, Comandante de la Brigada paracaidista
23. Coronel Hertzi Halevy, comandante de brigada
24. Coronel Tomer Tsiter, participante en la masacre de Gaza conocida como Operación Plomo Fundido; antes, participante en la masacre conocida como Operación Escudo Defensivo, perpetrada en el campo de refugiados de Jenin en 2002.
25. Oficial de infantería en la reserva Gur Rosenblatt
26. Oficial de infantería en la reserva Guy Ohaion
27. Teniente coronel Erez
28. Comandante Nimrod Aloni
29. Teniente coronel en la reserva Shlomo Saban
30. Capitán Ron Vardi ,
31. Coronel Pnina Sharvit-Baruch, jefe del servicio jurídico internacional, fiscal militar
32. General de división Yoav Galant, jefe del Comando Sur
33. Subteniente mayor Richard Awizrat
34. General de división Amos Yadlin, jefe de la inteligencia militar

Artículo original: http://petras.lahaine.org/articulo.php?p=1774 – Traducido para Rebelión por Sinfo Fernández y S. Seguí. Revisado por Caty R.

10/02/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Un momento histórico – La elección del mayor estafador de la historia reciente


por James Petras*

Muchas personas de la sociedad civil norteamericana están reaccionando con angustia y decepción a la manera como se va constituyendo la nueva administración gubernamental USA. Políticos corruptos y otros belicistas están formando el entorno del nuevo presidente electo Obama. Después de la advertencia del profesor Chomsky, del ex combatiente de Irak Jimmy Massey, presentamos la investigación del profesor James Petras.

obama-change400

Fotomontaje: Bush y Obama, un «change» (cambio) para llegar al mismo lugar.

“Tengo una visión de estadounidenses con 80 años trabajando en oficinas y fábricas todavía, en silla de ruedas después de haber perdido las piernas en las guerras imperiales y sus pensiones gracias a los especuladores de Wall Street, y recordando amargamente que habían votado a un Presidente que primero prometió cambio, prosperidad y paz, para luego nombrar a timadores financieros y belicistas.”

Un ministro itinerante 2008.

Introducción

Todo el espectro político, desde la izquierda «libertaria», pasando por los editores progresistas de The Nation, hasta el partido de extrema derecha compuesto de neo-conservadores/belicistas sionistas y los académicos de Berkeley/Chicago/Harvard partidarios del libre mercado ha aclamado con una sola voz la elección de Barack Obama como ‘un momento histórico y decisivo’ de la historia estadounidense, y otros histrionismos. Por razones totalmente externas a las eyaculaciones emocionales de sus promotores, es cierto que es un momento histórico: Sólo hay que constatar la brecha abismal entre la demagogia de su campaña ‘populista’ y sus antiguas relaciones carnales cada vez más estrechas con los personajes políticos más retrógrados, con los corredores de poder y con los apoyos millonarios financieros e inmobiliarios.

Un análisis somero de quiénes son sus asesores principales de campaña, de cuáles son sus compromisos públicos con los especuladores de Wall Street, con los militaristas civiles, con los sionistas celosos y con los abogados corporativos evidencia lo que se ocultó al electorado mediante la imagen de Obama de ser el amigo del pueblo y dar el mensaje elocuente de ‘esperanza’. Ganó eficazmente la confianza, los dólares y las decenas de millones de votos al prometer ‘cambio’ (impuestos más altos para los ricos, el fin de la guerra de Irak y la reforma del sistema nacional de salud); sin embargo, sus asesores de campaña sugerían la continuación de las políticas militares y económicas de la Administración Bush (confirmada más tarde por los nombramientos más estratégicos).

A las tres semanas de su elección, nombró a todos los posos políticos que habían provocado las guerras interminables de las últimas dos décadas, y a los diseñadores de las políticas económicas responsables de la quiebra financiera y la recesión cada vez más profunda que azota a decenas de millones de estadounidenses hoy y previsiblemente en el futuro. Podemos afirmar que la elección de Obama ciertamente representa un hito en la historia estadounidense: La victoria del mayor estafador y sus cómplices de la historia reciente.

Habló con los trabajadores y trabajó con los amos de éstos.

Paseó el color de su piel delante de las minorías mientras borraba cualquier mención de sus quejas socio-económicas.

Prometió la paz para Oriente Próximo a la mayoría de los jóvenes estadounidenses y jura servilmente lealtad eterna al Partido de la Guerra de los sionistas estadounidenses que obedecen a un poder colonial extranjero (Israel).

Obama, a una escala mayor, es la encarnación perfecta del Hombre de Confianza de Melville. Te distrae mientras te quita la cartera. Te da las gracias mientras te manda a luchar en nombre de un país extranjero en una guerra en Oriente Próximo. Dice solemnemente piedades vacías mientras vacía los fondos de la Seguridad Social para rescatar a los principales financieros que te estafaron de tus inversiones de jubilación. Nombra y alaba a los arquitectos de los planes de pirámide desplomados mientras promete que el futuro será mejor.

Es cierto, “nuestros mayores críticos intelectuales”, nuestros izquierdistas ‘libertarios’ y anarquistas académicos utilizaron sus conferencias donde cobran 5 cifras como plataformas para promocionar la candidatura del estafador: Describieron el tono político del estafador como “respuesta a las necesidades más sentidas de nuestro pueblo”. Alabaron al estafador cuando habló de ‘cambio’ y de ‘darle la vuelta de 180 grados al país’. Es cierto, Obama dio una vuelta de 360 grados: Nos devolvió a las políticas y a los arquitectos responsables de nuestro actual desastre político-económico.

Los seguidores progresistas y auto-narcotizados del estafador

El contraste entre la retórica de la campaña de Obama y sus actividades políticas fue transparente, público y evidente para todos, salvo para las masas hipnotizadas y los ‘progresistas’ auto-narcotizados quienes se inventaron argumentos en su favor. De hecho, incluso después de la elección de Obama y el nombramiento tanto de los cómplices de Clinton /Wall Street a los más altos puestos económicos como de los arquitectos de las guerras imperiales prolongadas (Hillary Clinton a Secretaria de Estado y Robert Graves de la Administración Bush a Secretario de Defensa), los ‘verdaderos creyentes progresistas’ encontraron razones para representar, cual perrito faldero, la charada. Muchos progresistas argumentaron que los nombramientos de belicistas y timadores por parte de Obama fue un truco para ganar tiempo ahora y desplazarse a la ‘izquierda’ más adelante.

Si nunca han reconocido sus errores históricos públicamente, estos mismos progresistas se pusieron a escribir ‘cartas abiertas al Presidente’ abogando a favor de ‘la causa del pueblo’. Quizá sus epístolas logren evadir la destructora de papel del Jefe de la Casa Blanca, Rahm Emanuel.

El prestidigitador que habló de ‘cambio’ ahora habla de ‘experiencia’ al nombrar a puestos tanto mayores como menores a los mismos rocines políticos que rotan discretamente entre Wall Street, Washington, la Reserva Federal y los ambientes académicos. En vez de ‘cambio’, hay continuidades absolutas de diseñadores de políticas, y sobre todo vínculos mayores entre militaristas, Wall Street y los nombramientos de Obama. Los verdaderos creyentes progresistas, enfrentados con el fracaso total, se agarran a un clavo ardiendo. Obligados a reconocer que todos los nombramientos de Obama representan los posos del pasado corrupto y sangriento, esperan y rezan para que las circunstancias extremas actuales conviertan a estos belicistas impenitentes y partidarios de toda la vida del capital financiero en defensores de un estado de bienestar keynesiano resucitado.

Más al contrario, Obama y sus hombres en el Pentágono, Departamentos de Estado y Justicia, y agencias de Inteligencia y Seguridad están pidiendo grandes aumentos en gastos militares, envíos de tropas y militarización interior para recuperar las fortunas perdidas de un imperio en declive. Obama y sus hombres proyectan proseguir con energía la guerra global de Clinton-Bush contra los movimientos nacionales de resistencia en Oriente Próximo. Sus asesores de más confianza, que colocan a Israel como prioridad, han echado el ojo a Irán, Siria, Afganistán, Pakistán, Somalia, Sudán, Palestina e Irak.

La estafa económica de Obama

Luego está el contraste entre los billones que Obama regalará a los timadores financieros (y cualquier otra empresa privada capitalista ‘demasiado grande para fallar’) y su compensación cero para los 100 millones de cabezas de familia estafados por valor de 5 billones de dólares en concepto de ahorros y pensiones por parte de sus nombrados cohortes y los que se han beneficiado de los rescates. Ni un solo centavo será destinado a los parados de larga duración. Ni un solo hogar será rescatado de la amenaza de desahucio.

Obama es la marca registrada de una red de personal de confianza. Es una banda bien organizada de políticos eminentes, recaudadores de fondos, buscavidas de los medios de comunicación, magnates inmobiliarios y macarras académicos. Se unen a ellos y los encubren los funcionarios y rocines del Partido Demócrata. Como el virtuoso, Obama proyectó la imagen y siguió el guión. Pero la financiación y todo el tinglado ‘populista’ fueron construidos por los partidarios inflexibles del libre mercado, por los que ponen a Israel primero, tanto judíos como gentiles, por los belicistas de Washington y por todo un ejército de burócratas multimillonarios.

La estafa electoral sirvió para algo más que la mera propulsión de una docena de artistas estratégicos de la estafa hacia puestos relevantes de la Casa Blanca. Primero, la banda estafadora de Obama desvió la rabia e ira de decenas de millones de estadounidenses económicamente machacados y sangrados por la guerra, de forma que la hostilidad no se vertiera sobre una presidencia y un congreso desacreditados, o sobre un sistema político grotesco de un partido con dos facciones, y diera como resultado la acción directa o al menos un nuevo movimiento político.

En segundo lugar, la imagen de Obama proporcionó una tapadera temporal para el regreso y la continuidad de todo lo que detestaba el pueblo estadounidense – los arrogantes timadores intocables, el desempleo creciente y la incertidumbre económica, la pérdida de hogares y ahorros de toda una vida, y las guerras imperiales interminables.

Siendo las estrellas de la película Paul Volker, ‘Larry’ Summers, Robert Gates, los Clinton, Geithner, Holder y General (‘Tú bebe tu kool-aid mientras yo ocupo mi sitio en el Consejo de Administración de Boeing’) Jim Jones (Cuerpo de Marines de los Estados Unidos USMC), Obama nos obsequia con un nuevo pase de intervenciones militares y crímenes de guerra, bandidaje en Wall Street, Abu Graib, buscavidas del Comité Estadounidense-Israelí de Actividades Políticas AIPAC y todas las demás pamplinas diversas. Nuestro Gunga Din hecho en Harvard da a entender que habla en nombre de todos los sujetos coloniales pero actúa en el interés del imperio, de sus vampiros financieros, y de sus criminales de guerra y sus sanguijuelas de Oriente Próximo de la Tierra de los Elegidos.

Las dos caras de Obama

Como la cara de Jano en las monedas de la república romana, Obama y sus íntimos amigotes bromearon cínicamente sobre ‘cuál es la cara real de Barack’, conscientes de la estafa que perpetraban durante la campaña. En realidad, sólo hay una cara – la de un Obama muy comprometido, consecuente y sin tapujos, demostrando con sus nombramientos la cara de un constructor de imperio.

Obama es un militarista a las claras con el firme propósito de reconstruir el imperio estadounidense hecho jirones. El Presidente Electo es un defensor de Wall Street imperturbable – colocando la recuperación de los grandes bancos y empresas de inversión como prioritaria. Las personas nominadas para los puestos económicos más relevantes (Tesorería, asesores de la Casa Blanca) están bien capacitadas (largo servicio en la oligarquía financiera) para perseguir la agenda de Wall Street de Obama. No hay ni un solo miembro de su equipo económico que represente o haya defendido los intereses de las clases asalariadas (ni siquiera de las pequeñas y medianas empresas procedentes de la industria productiva).

Los propagandistas de Obama sostienen que sus nombramientos reflejan su preferencia por la ‘experiencia’ – esto es verdad: Su equipo ha tenido mucha ‘experiencia’ en aumentar los beneficios empresariales, compras y especulación en el transcurso de sus largas y lucrativas carreras. Obama no quiere a jóvenes sin historiales de haber servido a las Grandes Finanzas cuyos intereses le son cruciales. Quería a funcionarios económicos de confianza que reconocieran que la tarea central de su régimen es la refinanciación millonaria. Los nombramientos de los Summers, Rubins, Geithners y Volkers encajan perfectamente con su ideología: Son la mejor elección para sus metas económicas.

Los críticos de estos nombramientos hablan de los ‘fallos’ de estos economistas y su papel en ‘el colapso del sistema financiero’. Estos críticos no reconocen sin embargo que sus ‘fallos’ no es lo más relevante, sino su compromiso inquebrantable con los intereses de Wall Street y su voluntad para sacar billones de dólares más a los contribuyentes estadounidenses con el fin de sostener a sus colegas de Wall Street.

Con Clinton y Bush, previo al desplome financiero, éstos ‘liberalizaron’ la práctica de timar a 100 millones de estadounidenses de billones de ahorros y pensiones privados. En la crisis actual, éstos son exactamente las personas necesarias para timar a la tesorería de los Estados Unidos los billones de dólares que necesitan para rescatar a sus compañeros oligarcas. El Presidente Blanco (Bush) deja excrementos humeantes en las alfombras de la Casa Blanca, y Wall Street llama al ‘histórico’ Presidente Negro Obama para organizar la limpieza.

Obama, el militarista, supera a su antecesor

Lo que hace a Obama un militarista y defensor de Wall Street mucho más audaz que Bush es que tiene la intención de perseguir políticas militares que ya han dañado al pueblo de Estados Unidos nombrando a personas que ya han sido desacreditados en el contexto de guerras imperiales falladas y una economía interior fracasada. Mientras Bush empezó sus guerras después de que la paz acostumbrada de Estados Unidos fuera destrozada por el clima de miedo orquestado a raíz del 9/11, Obama tiene la intención de lanzar su intensificación de los gastos militares en el contexto de un desencanto público generalizado con las guerras en curso, con déficits fiscales monumentales, con presupuestos militares inflados y después de que 100.000 soldados estadounidenses hayan muerto, estén heridos o destrozados psicológicamente.

Los nombramientos de Obama de Clinton, General Jim Jones, el ciudadano israelí Rahm Emmanuel y el ultra-sionista Dennis Ross, encajan perfectamente con su agenda imperial-militarista de intensificación de la agresión militar. Su selección de candidatos en el terreno de la inteligencia también encaja perfectamente con la prioridad de Obama de recuperar el liderazgo mundial de Estados Unidos (reconstruir las redes imperiales de Estados Unidos). Toda la charlatanería de los medios sobre los esfuerzos de Obama de ‘bipartidismo’, ‘experiencia’ y ‘competencia’ tapa los asuntos fundamentales: Las personas elegidas de los dos partidos están completamente comprometidas con la construcción del imperio militar. Todos están a favor de “un nuevo esfuerzo por renovar la posición de Estados Unidos en el mundo” (léanse ‘la dominación imperial de Estados Unidos en el mundo’), de acuerdo con lo que dijo la futura Secretaria de Estado Hillary Clinton. El General James Jones, la elección de Obama para la Seguridad Nacional, presidió las operaciones militares durante el período de Abu Graib/Guantánamo.

Apoyó con fervor el aumento de tropas en Irak y aboga por un gran aumento del gasto militar, 100.000 efectivos y la militarización de la sociedad doméstica estadounidense (sin mencionar sus relaciones financieras personales con el complejo industrial militar). Robert Gates, como el Secretario de Defensa de Obama, apoya la guerra imperial universal, unilateral y sin límite. Cuando el número de países aliados de Estados Unidos en Irak caiga de 35 a 5 el 1/1/2009 y el régimen títere iraquí está pidiendo la retirada de todos los soldados estadounidenses para 2012, Gates, el intransigente, insiste en una presencia militar permanente.

El asunto de ‘la experiencia’ gira alrededor de dos cuestiones: (a) la experiencia relacionada con ¿qué prácticas políticas pasadas? (b) la experiencia necesaria para perseguir ¿qué políticas futuras? Toda la experiencia pasada de los nombramientos está relacionada con guerras imperiales, conquistas coloniales y la construcción de estados amigos. La ‘experiencia’ de Hillary Clinton fue su apoyo al bombardeo de Yugoslavia y la invasión de la OTAN de Kosovo, su apoyo al Ejército de Liberación de Kosovo (KLA), una organización terrorista-criminal internacionalmente reconocida, y los bombardeos implacables de Irak en la década de los 90, la invasión criminal de Bush de Irak en 2003, el bombardeo asesino de núcleos civiles en el Líbano por parte de Israel… y ahora las llamadas a voz en grito para la ‘destrucción total de Irán’. Clinton, Gates y Jones no han propuesto nunca durante su carrera política la negociación pacífica de disputas con cualquier adversario de los Estados Unidos o Israel. Dicho de otra manera, su ‘experiencia’ alardeada se basa exclusivamente en su enfoque militarista unidimensional de las relaciones exteriores.

Y la ‘competencia’ ¿para hacer qué? En términos generales, Los Tres (Clinton, Gates y Jones), han demostrado la mayor incompetencia para librar a los Estados Unidos de guerras coloniales perdidas, costosas y dilatadas. Les falta la más mínima capacidad de reconocer que la construcción de imperios militaristas en el contexto de estados independientes ya no es viable, que sus costes pueden arruinar una economía imperial y que las guerras sin fin erosionan su legitimidad a los ojos de la ciudadanía.

Incluso dentro del marco del pensamiento estratégico, geopolítico e imperial, sus posicionamientos demuestran la más alta incompetencia: Apoyan ciegamente a un pequeño estado colonial ideológicamente fanático y altamente militarizado (Israel) frente a 1.5 billones de musulmanes que viven en naciones ricas en recursos minerales y petrolíferos con mercados lucrativos, potencial inversor y situadas en el centro estratégico del mundo. Promocionan guerras totales contra poblaciones enteras, como ocurre en Afganistán, Irak y Somalia, sin la menor posibilidad de ganarlas. Son verdaderamente los ‘Maestros de la Derrota’.

Obama nombró a ‘Los Tres’ por su experiencia, competencia y apoyo bipartidista en la persecución de guerras imperiales. No se percató de sus fallos deslumbrantes, sus violaciones flagrantes de las normas básicas de la civilización (los derechos humanos de decenas de millones de civiles en naciones soberanas) a causa de su voluntad de perseguir las ilusiones de un nuevo orden mundial dominado por los Estados Unidos.

Conclusión

El compromiso profundo de Obama de convertirse en el salvador del imperio estadounidense se evidencia en el nombramiento a los puestos más relevantes de los políticos y generales más mediocres y fallidos basándose en su voluntad de perseguir la construcción de imperios militaristas mientras la economía doméstica se desploma y la ciudadanía se empobrece y se desangra.

Igual que la campaña electoral y victoria posterior de Obama entrarán en los anales de la historia como la estafa política del nuevo milenio, sus nombramientos políticos y económicos marcarán otro momento ‘histórico’: El nombramiento de especuladores y belicistas fallidos y corruptos. Unámonos a la celebración inaugural de nuestro ‘Primer Presidente Imperial Afro-Americano’ ¡que gana mediante la estafa y gobierna con las armas!

James Petras

James Petras es profesor emérito de sociología en la universidad de Binghamton (New York). Intelectual emblemático de la izquierda estadounidense, es autor de numerosas obras. James Petras es miembro de la conferencia «antiimperialista» Axis for Peace que organiza la Red Voltaire

25/01/2009 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario