America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”


La estrategia para el regreso de la “larga noche neoliberal”

Los grupos y ONG que buscan en la Cumbre de Panamá torcer el rumbo de los gobiernos populares. Alianzas ideológicas y en algunos casos negocios en común, los paradigmas que identifican a los grupos de la derecha que desde sectores políticos y mediáticos crean zozobra en la región.

55292fc49e59f_651x385
La derecha latinoamericana pretende recuperar el poder que supo detentar durante tantos años. Volver, como alguna vez calificó el ecuatoriano Rafael Correa, a la “larga noche neoliberal” de los ’90. Con el apoyo de Estados Unidos y en pleno desarrollo de la Cumbre de las Américas en Panamá, una extensa red de dirigentes y fundaciones decidió embestir contra los gobiernos populares de la región para impulsar a sus propios representantes. A pesar de pregonar la defensa de la “democracia” y el “respeto a las instituciones”, se trata de una telaraña de políticos con un oscuro prontuario de apoyo a maniobras desestabilizadoras y golpes de Estado. Hoy, su principal objetivo parece ser el de derribar al presidente venezolano Nicolás Maduro, identificado como el nuevo enemigo de la Casa Blanca. Pero van por más.

Todo ocurre en un contexto global delicado, mientras Barack Obama negocia un restablecimiento de las relaciones bilaterales con Cuba, al tiempo que se enfrenta duramente con Venezuela. Un país que, junto con Brasil y Ecuador, en las últimas semanas denunció intentos de desestabilización orquestados por los medios de comunicación y la oposición local. También es clave lo que ocurre al otro lado del Atlántico: los partidos fenómeno de la izquierda europea se referencian cada vez más en los procesos políticos latinoamericanos, lo que genera que las fuerzas conservadoras estigmaticen a gobiernos como el de Maduro para deslegitimar y horadar el crecimiento de Podemos, en España, y Syriza, en Grecia.

Por eso no es extraño que el ex presidente español Felipe González, uno de los lobistas en la época de privatizaciones del menemismo, decidiera hacerse cargo de la defensa de dos dirigentes de la derecha venezolana detenidos por instigar actos de violencia y promover un golpe de Estado contra Maduro: Leopoldo López y el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma. Tampoco sorprende que la red de políticos neoliberales latinoamericanos sea liderada por otro ex presidente ibérico, José María Aznar, quien junto a 25 ex mandatarios de la región aplaudió las presiones ejercidas por EE UU contra el gobierno venezolano y señaló la existencia de “una alteración democrática” en el país bolivariano. Aznar y George Bush fueron los únicos dos que reconocieron el gobierno surgido del efímero golpe contra Hugo Chávez, justamente el 11 de abril de 2002.

Aznar hizo pública su postura esta semana a través de un texto divulgado en Madrid y firmado por el ex presidente argentino Eduardo Duhalde, el chileno Sebastián Piñera, los colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, y el mexicano Felipe Calderón, entre otros. Todos fieles exponentes del neoliberalismo, que durante sus gobiernos poco contribuyeron a profundizar la democracia real, entendida como la ampliación de derechos y oportunidades para las mayorías.

Piñera, discípulo predilecto de la Universidad de Harvard, fue un férreo opositor a la universalización de la educación pública y gratuita en su país. Duhalde, quien creció al calor del menemismo, era presidente durante la feroz represión del Puente Pueyrredón, en la que fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Uribe, de estrechos lazos con la Casa Blanca, fue denunciado por recibir financiamiento de grupos paramilitares. Y Calderón inició en suelo azteca la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que propició la militarización de las calles y la desaparición de más de 12 mil personas en seis años de gobierno.

Los prontuarios de cada uno de estos dirigentes podrían ocupar varios libros. Pero no son sólo nombres propios los que componen la red de la derecha latinoamericana. Detrás de las caras conocidas aparece un grupo de fundaciones que, como dice la reconocida investigadora Stella Calloni, está llevando adelante una “invasión silenciosa” en el continente. Se trata de un grupo de organizaciones que se muestra como “la cara social de la CIA” y que está directamente financiado por EE UU y Europa.

“Lo común entre todas las organizaciones es que comparten los mismos nombres en sus juntas directivas y comités asesores, además de los mismos financiadores y patrocinadores, lo que los convierte en un verdadero ejemplo de una telaraña imperial”, asegura Eva Gollinger, una abogada, escritora e investigadora estadounidense-venezolana, autora de La Telaraña Imperial: Enciclopedia de Injerencia y Subversión.

Una de esas organizaciones es la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), presidida por Aznar y uno de los tantos tentáculos que tiene el derechista Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy en España para esparcir su visión conservadora de la política y la economía. Se trata de un foro que apoyó el golpe de Estado contra Chávez y que compartió varios actos con la Fundación Pensar, el think thank del PRO y su líder, Mauricio Macri, en la Argentina. Los encuentros se dan todos los años y en el primero de ellos, en 2008 en Rosario, participaron el ex secretario estadounidense para América Latina, Roger Noriega, y el escritor Mario Vargas Llosa, conocido internacionalmente tanto por sus obras literarias como por sus posturas neoliberales.

Otra organización que apoyó el golpe de Estado contra Chávez es el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE), que se presenta en su sitio web con una cita del gurú neoliberal Milton Friedman y dice defender “la libertad individual, la iniciativa privada, los derechos de propiedad, el gobierno limitado y la búsqueda de la paz”. Su objetivo central es “la divulgación del pensamiento económico y político que otorga prioridad a la libre acción”.

La organización nació en Venezuela, pero recibe un importante apoyo económico del extranjero. En particular, del Centro para la Empresa Privada Internacional de EE UU (CIPE, por sus siglas en inglés), que opera como el brazo empresarial del Departamento de Estado y de otras dos conocidas fundaciones: la Fundación Nacional para la Democracia (NED) y la Agencia de Desarrollo Internacional de EE UU (USAID), expulsada de Bolivia el año pasado, cuando el presidente Evo Morales la denunció por “injerencia” en asuntos internos.

Muchas de estas organizaciones operaron dentro de las subcumbres que se realizaron antes de la Cumbre de las Américas que comenzó ayer y finalizará esta tarde en Panamá. Una de ellas es el Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CICES), que aprovechó la ocasión para organizar el IV Foro de Jóvenes de las Américas, donde la derecha regional lanzó sus habituales críticas contra los gobiernos de Cuba y Venezuela. La presidenta de CICES, la argentina Micaela Hierro Dori, es una ex funcionaria del PRO que se formó en la Georgetown University bajo el Global Competitiveness Leadership Program, una verdadera usina de líderes de la derecha internacional.
Durante su estadía en Panamá, Hierro Dori reconoció, a través de un audio filtrado, que el evento organizado por el CICES buscaba conseguir “algo de dinero extra del Departamento de Estado porque ellos quieren armar algo grande”. La mujer es, además, fundadora de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba, un organismo dedicado a fustigar a la revolución comandada por Fidel y Raúl Castro.
En los últimos tiempos, este tipo de organizaciones, al igual que los representantes de la nueva derecha latinoamericana, optaron por una estrategia: adoptar un discurso lavado, a favor de los “Derechos Humanos” y la “democracia”, sin dar muchas precisiones sobre su verdadero pensamiento político y económico. El mejor ejemplo es Macri, que según su precandidata a jefa de gobierno Gabriela Michetti, es un hombre “cero ideologizado”. Un mito que se derrumba rápidamente cuando el candidato presidencial para los comicios de octubre dice que hará todo lo posible para que en Venezuela “se restablezca realmente un gobierno democrático”. «

La fundación pensar

El pasado 26 de marzo, Mitzi Capriles, esposa del encarcelado alcalde venezolano Antonio Ledezma, y Lilian Tintori, mujer del también preso dirigente opositor Leopoldo López, visitaron Buenos Aires. Durante su estadía fueron bien recibidas por el líder del PRO, Mauricio Macri, quien se mostró preocupado, una vez más, por la situación en el país gobernado por Nicolás Maduro.
Además de formar parte de la Fundación Pensar, el precandidato presidencial cuenta con una ONG llamada Grupo Estela (Estudios Estratégicos Latinoamericanos), dirigida por el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, y el sub secretario de gestión económica, Carlos Regazzoni. Ambos trabajan intensamente en la campaña contra Venezuela, siguiendo los lineamientos de los think thanks estadounidenses.
Según un informe publicado esta semana por la CTA, el Grupo Estela reúne en su interior a un puñado de jóvenes expertos en temas de relaciones internacionales, economía y políticas públicas, que el PRO utiliza para generar papers y documentos de situación sobre la realidad local y latinoamericana. Mercedes Renó, Nadia Kreizer, Sergio Caplán y Laura Dadomo son sólo algunos de sus integrantes, la mayoría provenientes de universidades privadas como la UCA o Austral.
Acompañan también esta iniciativa de la derecha regional otros cruzados del PRO, como la diputada Cornelia Schmitd-Lierman, Federico Pinedo -asiduo visitante de la embajada de Estados Unidos-, el rabino Sergio Bergman y Jorge Triaca. El detenido Antonio Ledezma y la vocera de la ultraderecha María Corina Machado figuran como miembros de honor de la ONG.
En su última reunión, los expertos de Estela trataron la situación que vive Venezuela y llegaron a la conclusión de que “hay tres escenarios a futuro”: uno “menos probable”, en el que “Maduro flexibiliza el régimen para finalizar su mandato”; otro en el que el presidente “endurece su posición y aumenta su aislamiento”; por último, uno en el que “Maduro finaliza su mandato en contexto de crisis institucional”.

GOLPE

Justo un 11 de abril, pero de 2002, Aznar y George Bush (hijo) fueron los únicos en reconocer al efímero golpe contra el presidente bolivariano Hugo Chávez.
Infonews

11/04/2015 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Qué hará Argentina con la derecha española Por Eduardo Anguita


Qué hará Argentina con la derecha española | Miradas al Sur.

24/11/2011 Posted by | Agricultura yGanadería, Ciencia y Tecnología, Economía, General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El PRO recreó la matriz de pensamiento de los ’90


Macri ofició de anfitrión del club de la derecha en Buenos Aires

Publicado el 17 de Octubre de 2010

Por Carlos Romero
Por segundo año consecutivo, el grupo de lobby español FAES desembarcó en la Legislatura porteña con el apoyo local de las fundaciones Pensar, usina ideológica del macrismo, y Libertad, de Rosario. Quién es quién en esa alianza.

Si existiese un “club” donde la derecha liberal más pura se diera cita para reafirmar sus ideas, fijar estrategias y conspirar en confianza, muchos de sus miembros serían los mismos que Mauricio Macri logró reunir en la Ciudad de Buenos Aires, entre el miércoles y el viernes pasado. La excusa fue el “curso” que por segunda vez dictó en suelo porteño la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), influyente think tank de la derecha española, que dirige el ex presidente José María Aznar. Fueron tres días a puro panel en la Legislatura de la ciudad, con el jefe de gobierno porteño y sus funcionarios oficiando de anfitriones de un evento internacional en el que políticos, economistas, periodistas y empresarios se convocaron para defender los valores y el estilo de vida occidental, reafirmar la hegemonía del capital privado y rechazar la injerencia pública en los asuntos del mercado.
Desde exégetas de los golpes de Estado y nostálgicos de los ’90 y de consejos del FMI, hasta líderes de opinión escandalizados por “la Ley de Medios K” o gurúes que advirtieron sobre “la amenaza del populismo en la región”, el más amplio espectro de la derecha –el de rostro desencajado y el de refinado academicismo– tuvo sus tres días de fama en el Campus FAES 2010.
Como ya sucedió en 2009, la fundación que preside Aznar, de conocida prédica ultraliberal, militarista y enemigo rabioso de las ideas socialistas, contó con el apoyo local de la Fundación Pensar, la usina ideológica del PRO, y la Fundación Libertad, de Rosario, uno de los think tanks más antiguos de la Argentina y con gran poder de lobby en el interior del país.
FAES nació en España en 1989, como un organismo satélite del Partido Popular (PP), y desde entonces se preocupó por tener injerencia política y económica sobre América Latina, donde la Madre Patria se juega una porción de su interna partidaria y de sus negocios. Especialmente, en países como la Argentina, que cuenta con la mayor presencia española fuera de la Península Ibérica.
Hacer una reseña de los nombres, los prontuarios y los discursos de quienes animaron el congreso de la FAES no tiene desperdicio. Por caso, uno de los panelistas fue el periodista Vicente Massot, el ultramontano director del diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, y antiguo integrante de Cabildo, el libelo reaccionario que hasta hace poco seguía juntando polvo en los puestos de diarios. En 1993, Massot, histórico defensor del Proceso de Reorganización Nacional, supo ser viceministro de Defensa del primer gobierno de Carlos Menem, hasta que sus excesos en pro de la mano dura lo sacaron del Gabinete del riojano.
Paradojas o no, la FAES sentó a Massot en el panel “La libertad de prensa, bajo amenaza”. Sin embargo, quien endureció el discurso en esa mesa fue otro periodista: Adrián Ventura, columnista del diario La Nación, de Canal 13 y la señal de cable Todo Noticias (ambos del Grupo Clarín). Ventura apuntó de lleno a la Ley de Medios, a la que definió como “arbitraria e irregular”, y sostuvo que “en períodos de democracia no hubo nunca tantos ataques a la libre expresión”.
El día anterior, miércoles 13, la apertura del evento había contado con la presencia de la diputada nacional Gabriela Michetti y del ministro de Desarrollo Económico de la ciudad, Francisco Cabrera, ex director ejecutivo del diario La Nación y principal operador logístico de Pensar. Alejado de los escandaletes que salpican a otros miembros del Gabinete porteño, hace tiempo que Cabrera recorre el país difundiendo el sello de la fundación macrista.
Más tarde, fue el turno de Francisco de Narváez y Eduardo Duhalde. El “Colorado” comenzó por hacer una llamado a “la independencia de la justicia” y, sabedor del gusto empresario, sostuvo que “los agentes económicos necesitan confianza”. Pero el diputado del Peronismo Federal hizo hincapié, sobre todo, en el tradicional discurso de la inseguridad. Sostuvo que “la Argentina hoy es un país inseguro” y que se da “un proceso de negación de esa realidad”.
Duhalde reforzó la idea diciendo que: “lo que se ha planteado desde el gobierno es la mentira, el enfrentamiento y las políticas no previsibles”. En su nuevo rol de “estadista”, el ex presidente exhortó a copiar el modelo parlamentarista europeo. “Dejemos de ser África y vayamos hacia Europa”, resumió, grosso modo, el líder pejotista.
Unas horas antes, el director ejecutivo de la Fundación Ecuador Libre, Pablo Arosemena Marriott, estuvo compartiendo mesa con el agroempresario Gustavo Grobocopatel, quien volvió a renegar de las medidas proteccionistas para la exportación de granos. Por su parte, Marriott aportó que “la inestabilidad y la imprevisibilidad no ayudan a las inversiones”. Podría decirse lo mismo de los golpes de Estado. Sin embargo, en Ecuador la ONG que encabeza Marriott alentó la versión de que el reciente ataque al presidente Rafael Correa sólo fue “una huelga policial y no un intento de golpe”. Una mirada similar había tenido FAES con respecto al desplazamiento, en junio de 2009, de Manuel Zelaya del gobierno de Honduras.
Ya en la segunda jornada, destacó la presencia del venezolano Antonio Ledesma Díaz, alcalde metropolitano de Caracas, para quien el presidente Hugo Chávez Frías es la suma de todos los males. En su exposición, Ledesma Díaz sostuvo que “no se trata de sacar a Chávez por sacar a Chávez, sino de cambiar un modelo, llamado ‘socialismo del siglo XXI’. Queremos defender el derecho de la propiedad.” Junto al caraqueño, estuvo sentado el secretario de Economía de Chile, Tomás Flores, refrendando una suerte de “Internacional liberal” que pone muchas fichas en el país trasandino. Para reafirmar el lazo entre FAES y la derecha chilena, en 2009 asistió a la Legislatura porteña el entonces candidato a presidente Sebastián Piñera, que dejó un mensaje épico: “En la región existen dos modelos, uno es el bolivariano y el otro, el de la libertad.”
Como en aquella oportunidad, este año el chavismo volvió a ser el enemigo preferido de la derecha ilustrada y su demonización incluso superó a la que tradicionalmente se hace de Cuba. Sin embargo, FAES nunca descuida su apoyo a la “Red de Luchadores por la Libertad de Cuba”, en la que se agrupan distintas organizaciones opositoras al gobierno que hoy encabeza Raúl Castro. Una de ellas es la polémica Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), del fallecido operador anticastrista Jorge Mas Canosa, acusado por La Habana de fomentar infinidad de intentos desestabilizadores.
A nivel macro, FAES repudia a quienes impulsan la creación de bloques regionales que vayan por fuera del tratado de libre comercio del ALCA o se alejen del área de influencia de Washington. “Cada país elige dónde estar. Es mejor estar del lado de los ganadores”, opinó Aznar, para quien la Unión de Naciones Suramericanas –que demostró ser determinante para la defensa de las democracias regionales–, “es más una debilidad que un activo para el futuro”. 

TANQUETAS. En ese estado de cosas, no es extraño que FAES haya encontrado un rápido entendimiento con la Fundación Pensar, donde el PRO reúne a la plana mayor de sus funcionarios y busca formar futuros cuadros. El propio Macri ocupa la presidencia honoraria, junto a un consejo de administración integrado, entre otros, por ocho de sus ministros, tres diputados nacionales y siete funcionarios porteños, incluido el jefe de la Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco.
El 1 de julio pasado, con bombos y platillos, Macri relanzó Pensar. Siguiendo el modelo que el PP aplicó con FAES en 2002, cuando puso bajo ese paraguas a sus otros think tanks, el jefe del PRO decidió centrar en Pensar su armado de cara a las elecciones de 2011.
Para eso, cuenta con el aporte silencioso pero gravitante de Gerardo Bongiovanni, director ejecutivo de Pensar y hombre de vasta experiencia en el mundo de las fundaciones. Bongiovanni también preside la Fundación Libertad –de sólida relación con la Embajada de los Estados Unidos–; encabeza la Red Libertad, que nuclea a 18 think tanks del interior del país, y es secretario general de la Fundación Internacional para la Libertad, que preside el flamante premio Nobel de Literatura, el escritor peruano Mario Varga Llosa.
Economista, pero por sobre todo dúctil operador del ideario liberal, Bongiovanni también le aporta al PRO los estrechos lazos que desde Rosario mantiene con el sector  agrícola. En parte, eso explica que sus fundaciones hayan ganado nuevos bríos a partir de 2008, en medio del conflicto con el campo. Ese mismo año, la Fundación Libertad trajo por primera vez a la Argentina a Aznar y la prédica de FAES, que luego emigraría de Rosario a la Ciudad de Buenos Aires.
Otro cuadro de Pensar es el economista Miguel Braun, encargado de los equipos técnicos. Braun fue uno de los fundadores de Cippec, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, de cuya gesta participó Sonia Cavallo, hija del ex ministro de Economía. Además de al macrismo, Cippec hizo aportes al proyecto de De Narváez: su ex director general, Nicolás Ducoté, integra hoy la task force que el Colorado prepara rumbo a 2011.
En Pensar también pone su experiencia ONG la diputada Laura Alonso, ex directora de Poder Ciudadano. Tanto esa fundación como Cippec, entre otras entidades de la sociedad civil, tienen el apoyo y han recibido donaciones de la poderosa Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus iniciales en inglés), que concentra fondos del Congreso estadounidense y apoya la línea del Departamento de Estado. El objetivo declarado de la NED es financiar proyectos para “fortalecer las instituciones democráticas en el mundo”, en especial “en países donde aún hay regímenes comunistas y autoritarios”.

SALONES. En los discursos que dieron ante el auditorio reunido por FAES, tanto Macri como Aznar combinaron guiños a la prensa anti-K con mensajes de unidad para la derecha criolla. El jefe porteño, que el año pasado había llamado a frenar la Ley de Medios, sostuvo que “la pérdida de libertades destruye las oportunidades”. Y Aznar completó la idea asegurando que “algunos gobiernos olvidan que su principal responsabilidad es garantizar las libertades, incluida, por supuesto, la de prensa”. El español también apostó a que, de los presentes en el evento, saliera el próximo presidente argentino, y en el macrismo lo interpretaron como una clara unción de su líder.
Por unos segundos, olvidaron que el mismo día en que esta nueva edición del “club de la derecha” llegaba a su fin, en otro salón de la Legislatura se reunía la Comisión que investiga a Macri en el affaire de las escuchas telefónicas. Un escándalo por el que el candidato de Aznar fue procesado en dos instancias y pronto podría ir a juicio oral. <

 

19/10/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – EX CARAPINTADAS PROMUEVEN LA DESTITUCION DE CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER


Pierden el pelo pero no las mañas


Los promotores de la movida son Jorge Mones Ruiz y Liliana Raffo de Fernández Cutiellos. Integran UnoAmérica, la organización que se propone combatir “el castrocomunismo”. Quieren que el próximo Congreso remueva y juzgue a la Presidenta.

Por Nora Veiras

“Más de veinte Organizaciones No Gubernamentales de la República Argentina, pertenecientes a la Unión de Organizaciones Democráticas de América (UnoAmérica), promoverán la destitución de Cristina Kirchner en el marco de la Constitución y las normas de la democracia.” El ex carapintada Jorge Mones Ruiz y Liliana Raffo de Fernández Cutiellos firman la arenga como delegados de la organización destinada a “combatir el castrocomunismo en América latina”.

Aggiornado, el mayor de caballería, condenado por el levantamiento seineldinista de 1990, ya no piensa en golpes militares tradicionales, sino que avizora un escenario de impotencia del oficialismo en el Congreso y una unidad de la oposición para desplazar a CFK. El grupo viene tejiendo vínculos con ruralistas, duhaldistas y hasta coquetearon en el entorno de la Coalición Cívica.

“Desde diciembre de 2008 me desempeño como delegado en la Argentina de UnoAmérica, confederación internacional de ONG que brega por la restauración de la República, la democracia, la libertad los derechos universales conculcados en países como el nuestro, que forman parte del ‘eje de lo peor’, en procura de instaurar en ellos la nueva versión neomarxista denominada ‘socialismo siglo XXI’”, explica el propio Mones Ruiz en una de sus páginas web. Con el impulso dado por los antichavistas venezolanos y la ultraderecha colombiana, formaron UnoAmérica como la contracara de la Unasur. Horrorizado por los postulados del Foro de San Pablo, que surgió como reacción ante el neoliberalismo de los ’90, el ingeniero venezolano Alejandro Peña Esclusa reclutó en los reductos más reaccionarios del continente y apuntó primero contra Chávez, después contra Evo Morales y Rafael Correa y ahora contra la Presidenta argentina. Los vínculos de la organización se entrecruzan con la Fundación para el Análisis Económico Social (FAES) que dirige el ex premier español José María Aznar, con la Fundación Internacional para la Libertad presidida por Mario Vargas Llosa y con la Agencia Internacional para el Desarrollo (Usaid), conocida como “la cara social de la CIA”.

Una de las misiones de Mones Ruiz y Fernández Cutiellos, viuda de un teniente coronel muerto durante el intento de copamiento del Regimiento de La Tablada por parte del MTP en 1989, fue visitar Bolivia a principios de este año. El objetivo declarado: recabar información sobre la Masacre de Pando. UnoAmérica denuncia que los asesinatos de aborígenes y campesinos fueron producto de una acción orquestada del gobierno de Morales para victimizarse y no de la acción de hordas fascistas comandadas por la ultraderecha boliviana. Poco después de esa visita, la policía de ese país desbarató una banda encabezada por el húngaro boliviano Eduardo Rozsa Flores y los mató a él y a otros dos extranjeros. El gobierno de Morales denunció un intento de magnicidio. En el marco de la investigación, Ignacio Villa Vargas, el chofer de Rozsa, dijo que éste se había reunido con el ex carapintada argentino. Apareció también un video del propio Rozsa en el que confesaba que lo estaban financiando grupos de empresarios de Santa Cruz de la Sierra con el propósito de conseguir la secesión de ese territorio.

Mones Ruiz fue agregado militar en Bolivia durante la última etapa de la dictadura argentina. De hecho, otro ex carapintada, también del arma de Caballería, Luis Enrique Baraldini, prófugo de la Justicia por delitos de lesa humanidad, fue detectado a principios de este año en Santa Cruz pero logró escabullirse. Mones Ruiz, indultado, se recicló como licenciado en Ciencia Política y hasta logró ser designado asesor del ex ministro de Defensa de la Alianza Ricardo López Murphy. El conchabo le duró poco: fue desplazado cuando se publicó su currículum en la revista Ventitrés.

Proyección de deseos

Sin detallar las organizaciones que acompañan la iniciativa de destitución de CFK, el comunicado destaca que “consideran que la gestión de los Kirchner ha destruido el país, viola los derechos humanos, acaba con las instituciones democráticas y, sobre todo, obedece a un designio internacional, ajeno a los intereses de los argentinos, enmarcado dentro del Foro de San Pablo y dentro de los objetivos del comandante Chávez”. Anticipan un plan de operaciones de “denuncias concretas” por el “atentado contra la Carta Magna en procura de un Estado colectivista y totalitario”, distintos hechos de corrupción (“enriquecimiento ilícito, caso medicamentos, caso Skanska, valijas de Antonini Wilson, etc.”), destrucción del aparato productivo, desarticulación de las Fuerzas Armadas, atentados contra la libertad de expresión (“Ley de Medios”) y manipulación del sistema judicial (“existencia de presos políticos”). Fernández Cutiellos y Mones Ruiz junto a Cecilia Pando se reunieron poco antes de las últimas elecciones con el ex presidente Eduardo Duhalde para reclamar por la libertad de los represores detenidos. En el marco del mismo lobby se habría encontrado Ana Barreiro, esposa de “El Nabo” Barreiro, preso por su actuación en el Tercer Cuerpo de Ejército, con la líder de la CC, Elisa Carrió.

En línea con los dichos del presidente de la UCR, Gerardo Morales, y de Carrió, los delegados de UnoAmérica también agitan fantasmas por las armas en grupos sociales. Mones Ruiz y Fernández Cutiellos denuncian “negligencia ante la presencia de elementos del narcoterrorismo en el país” y afirman que “asistimos a ‘ejercicios de cuadros y tropa en el terreno’ desarrollados por organizaciones que, financiadas por ‘valijas venezolanas’ y desde ministerios sociales, se preparan para escenarios violentos con la experiencia propia y el asesoramiento de Sendero Luminoso y las FARC”.

Expectante por el recambio legislativo del 10 de diciembre, la ultraderecha confía en encontrar eco en el nuevo Congreso. “La forma más acabada para demostrarle a todos los argentinos y al mundo que la Argentina quiere seguir siendo una República y una democracia moderna, es procurar la destitución de la Presidenta y su juzgamiento inmediato, al igual que a los cómplices que sumergieron a nuestra Nación en la escoria de las patrias sin destino”, concluyen los delegados de UnoAmérica.

Toda conclusión destituyente no es mera coincidencia. A confesión de parte…

´PAGINA 12

17/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , | 1 comentario

La coherencia de Aznar acerca de Honduras


El ex presidente justifica la asonada con argumentos de la derecha de EEUU

ERNESTO EKAIZER – 02/07/2009 08:00

La condena del golpe de Estado en Honduras, ¿ha sido tan unánime como se cree? No, ni mucho menos. Los círculos de derecha neoconservadores de Washington justifican el golpe de Estado por la presunta conducta autoritaria del presidente Manuel Zelaya. Esa corriente tiene entre uno de sus principales portavoces a José María Aznar.

Las agencias de noticias asumieron que también Aznar condenaba el golpe de Estado según unas líneas que leyó el pasado lunes 29. Sin embargo, Aznar no calificó la asonada militar-civil de un golpe de Estado.”En Honduras, los lamentables episodios de los últimos días deben terminar con el restablecimiento de la legalidad y del orden constitucional y el respeto de todos, todos, al orden constitucional”, se limitó a decir y recalcó lentamente mirando a la cámara: “El respeto de todos, todos”

En ningún momento, Aznar calificó la asonada de golpe de Estado

Rajoy calla

Mariano Rajoy, por su parte, no ha hecho referencia al golpe de Estado de Honduras. Y Gustavo de Aristegui, portavoz de Exteriores del PP, condenó el golpe y dijo que, por graves que hayan podido ser los errores políticos del presidente del país, Manuel Zelaya, “sólo corresponde el juicio de los mismos al pueblo soberano en las urnas”.

Aznar ha sido breve pero claro. Es evidente cuando se advierte que sobre Irán mantiene una posición agresiva. Tanto en su artículo publicado en The Wall Street Journal , el pasado sábado, día 27 de junio, como el mismo lunes 29 al referirse a “los lamentables episodios de Honduras”, Aznar ha sentenciado como un hecho probado que en las elecciones iraníes del 12 de junio pasado tuvo lugar un pucherazo y responsabiliza a la pasividad de Occidente, criticando al presidente Obama por sus “pobres excusas” al rechazar un pronunciamiento explícito en contra del Gobierno iraní por estimar que es una circunstancia interna de Irán.

Sí ha criticado, sin embargo, el pucherazo en Irán, que da por probado

Un neoconservador

Si se sigue su propia lógica, ¿por qué no se pronuncia Aznar explícitamente contra el golpe de Estado? ¿Por qué acude a la pobre excusa de que todos golpistas y golpeados deben respetar el orden constitucional?

La postura de Aznar coincide con la posición neoconservadora norteamericana que la columnista Mary Anastasia O´Grady en The Wall Street Journal reflejó el pasado lunes, día 29. Bajo el título de Honduras defiende su democracia, advierte de que “los esfuerzos de Hugo Chavez de conseguir una coalición han sufrido un retroceso ayer [por el domingo 28] cuando los militares de Honduras enviaron fuera a su presidente por abusar de la constitución”. O´Grady apunta: “No hay duda de que Zelaya ha actuado como si estuviese por encima de la ley. Si bien la ley hondureña permite modificar la constitución, el poder para abrir esa puerta no reside en el presidente”.

En 2002, el Gobierno español secundó a EEUU en contra de Chávez

Mira por dónde, Mary Anastasia OGrady, integrante del consejo editorial de The Wall Street Journal desde 2005, acudió el 11 de noviembre de 2006 a un almuerzo ofrecido en Guatemala por el presidente de la Universidad Marroquín en homenaje a Aznar con ocasión de ser investido doctor honoris causa en la citada universidad.

Con todo, Aznar es coherente. En 2002, al frente del Gobierno español, autorizó una declaración conjunta con EEUU a favor del “respeto del orden constitucional” y envió a su embajador, Manuel Viturro de la Torre, al golpista presuntamente victorioso, Pedro Carmona el Roberto Micheletti del golpe venezolano dando por hecha la caída de Hugo Chaves.

Público.es

20/07/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario