America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

EL CANDIDATO A VICE HABLA DE KIRCHNER, CRISTINA, SCIOLI Y LO QUE VENDRA – Horacio Verbitsky


EL CANDIDATO A VICE HABLA DE KIRCHNER, CRISTINA, SCIOLI Y LO QUE VENDRA
“Hay cosas que ya no se pueden hacer”

En el primer reportaje que concede desde que se anunció su candidatura a la vicepresidencia, Carlos Zannini habla de sus orígenes humildes y su militancia primero maoísta y luego peronista. Kirchner, Cristina, Scioli y el próximo gobierno, las elecciones de hoy en Córdoba y la Ciudad Autónoma, la situación de la justicia, los buitres, la renovación generacional y el populismo. Ni cero a la izquierda ni garante o tutor. Un proceso colectivo y el liderazgo de Cristina.

Carlos-Zannini

Por Horacio Verbitsky
Pregunta –Hay una curiosa polarización interpretativa sobre su candidatura. Para algunos va a ser un cero a la izquierda, sin más poder que la campanita del Senado. Otros lo ven como el comisario político, garante de la continuidad del proyecto kirchnerista, el tutor que va a impedir que Scioli se desvíe, en una curiosa metáfora vegetal. ¿Como ve su rol el propio interesado?

Respuesta –No creo que los vicepresidentes sean figuras inservibles. La fórmula que conformamos con Daniel dice mucho por sí misma, porque tiene unidad en la diversidad. No somos iguales, venimos de historias y pensamientos diferentes pero tenemos un punto de convergencia a partir del 2003. Somos emergentes de la crisis y parte de un proceso que se va construyendo día a día. Tampoco creo que sólo el presidente o sólo el vice puedan hacer algo en un país que ha madurado mucho. Hemos protagonizado un gobierno de reparación de las heridas que tenía la Argentina, de apertura y ampliación de derechos. No es un producto que ya esté terminado, es un trabajo que sigue en construcción. No puede depender ni de una persona ni de dos, ni de un grupo de iluminados, sino de la sociedad. Es la sociedad la que tiene que hacerse cargo del rumbo a seguir. Mi historia de militancia y de práctica política y mi experiencia en el gobierno me indican dónde pararme ante los grandes dilemas. Yo vi cómo Néstor enfrentó los mismos dilemas que se les plantearon a todos los presidentes anteriores y los superó reconstruyendo la relación de la política con la sociedad, haciendo en la política lo que la sociedad necesitaba para salir de sus males. Si Néstor hubiera hecho lo políticamente correcto en el 2003, no hubiera transformado nada. Fue por caminos que le indicaban estar siempre cerca del pueblo. Y Cristina profundizó esos caminos y los llevó a un nivel que nadie esperaba doce años atrás. Por eso creo que no tiene sentido hacer futurología sobre mi papel. La idea de un comisario político es una descalificación preventiva.

–Pero también hay gente que se ilusiona con que eso sea así.

–Si piensan que de mí dependerá que el rumbo del gobierno sea coherente con el actual y con nuestra historia, me están asignando una tarea que no voy a poder cumplir. No es tarea de un hombre sino de la sociedad. En cada dilema voy a estar siempre del lado de los que menos tienen, de los más humildes, de los intereses provinciales, en contra de la porteñidad. En donde siempre estuve.

–¿La porteñidad?

–No se trata solo de los porteños. Se puede ser del interior y tener mentalidad de puerto. Yo tengo una mentalidad federal que arraiga en la historia argentina. Por ser del interior conozco qué lejos se ve la Capital, cuánto duelen las decisiones tomadas, que un prócer argentino haya prometido pagar deuda externa sobre el hambre y la sed de los argentinos.

–Cuando Scioli era vicepresidente se manifestó contra la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y a favor de la actualización de las tarifas de los servicios públicos. En defensa de los más humildes, Kirchner planteó que no iba a haber una actualización tarifaria y le hizo el vacío en forma drástica. Lo de- salojó de su despacho en la casa de gobierno, despidió a todos los funcionarios que él había nombrado en Turismo. ¿Qué cambió desde aquel Scioli a este que va a ser su cabeza de fórmula? ¿El le puede hacer lo que Kirchner le hizo a él?

–Hay una mezcla de leyendas y realidades. Es cierto que hubo diferencias y el propio Scioli se encarga de decir que las tuvo pero que ha cambiado, ha evolucionado, ha comprendido. Después de aquellos acontecimientos, el propio Néstor posibilitó que fuera el candidato de nuestro proyecto en la provincia de Buenos Aires. No creo que las cosas pasen a mayores. Si hubiera diferencias sustanciales, sin duda que tendría ámbito donde plantearlo y la posibilidad de rectificación si fuera necesario.

–Ambitos políticos…

–Personales, políticos y sociales.

–Pero usted no prevé que eso vaya a ocurrir.

–No, porque entiendo que todos hemos crecido en la Argentina y comprendido que hay cosas que ya no se pueden hacer. Nunca más el FMI dirigiendo la política argentina, aunque hoy sustituyan al FMI los fondos buitres. Nunca más decisiones en contra de la voluntad popular. Esto es también la profundización de la democracia. Todos hemos dado prueba de nuestro crecimiento afrontando distintas crisis. En la memoria se confunden las cosas, pero el camino que inició Néstor fue continuado por Cristina no sin profundización y no sin crisis. Ha sido un camino duro.

–Con profundización y con crisis.

–Y con una gran injusticia respecto de Cristina, que tiene que ver con su condición de género. Nosotros mismos le atribuimos a Néstor muchas más cosas de las que hizo. Para hacer esa atribución se las quitamos a Cristina. Y son mérito de ella. Nuestro proyecto sufrió un duro golpe con la muerte de Néstor y fue un punto muy crítico pero a partir de ahí pareciera que Cristina hubiera tenido más fuerza. Y algunos pretenden seguir negándole la condición de líder y conductora, o la capacidad de trabajo en los temas del estado.

–Hace mucho que ya no ocurre. Por el contrario ahora los propios se entristecen y los extraños se alegran ante la perspectiva de que en unos meses no va a estar ella al frente del estado, justamente porque nadie desconoce todo lo que ella ha hecho.

–Quise decir que siempre tratan de desmerecer la acción de Cristina y de adjudicarle el mérito a otro. Alguien la aconsejó, alguien le dijo, alguien tuvo la idea. Las cosas buenas parecen que no fueran de ella. Los que estamos cerca vemos la grandeza de esta mujer que no puede ser minimizada. Ella se concibe como parte de un proceso y dice yo puedo poner estos cuadros porque Néstor sacó aquel cuadro. Es cierto, es parte de un proceso colectivo, pero la genialidad que ha demostrado en la política, la capacidad para hacerse cargo de los problemas de la Argentina en el nivel internacional y para llevar al gobierno por terreno pavimentado o enripiado, es admirable.

–El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Luis Lorenzetti, exhortó en alguna de sus homilías en contra de la judicialización de la política y planteó que hay temas que tiene que resolver la política y no la justicia. Sin embargo, parece haber abandonado esa idea y se siente más cómodo con que sea la justicia la que resuelva las cuestiones de la política.

–Lo primero que hay que diferenciar es que dentro de la Justicia hay sectores que trabajan para que no haya ningún cambio y también gente muy interesada en que la justicia respete a la sociedad. Entre los jueces hay una tensión permanente, que existe también en otros órdenes, entre tomar decisiones en favor de la corporación, que son en general un pequeño grupo que se asume como representante de esa corporación, o en favor del conjunto. No siempre esta Corte ha estado en el sentido que nosotros pensamos que debía tener, de protagonizar el cambio que se hizo en el Ejecutivo, que pasó por el Legislativo. En cambio todavía seguimos esperando que haya un mejor servicio de justicia.

–Piensa que si alguien intentara pagarle a los buitres habría una reacción popular. ¿Habló con Scioli de ese tema?

–No entramos en detalle como no entramos en detalle en muchísimos temas. Pero es respetuoso de la política que conduce Cristina y que ejecuta Axel. Yo llevo la ventaja de que he estado trabajando en el asunto y conozco los planteos jurídicos de los buitres y de la Argentina y también la legislación: hemos contribuido a que la Argentina tenga una legislación muy clara. Las leyes argentinas impedirían un acuerdo.

–Por lo menos un acuerdo en los términos que plantea el juez.

–Que incluye una ganancia exorbitante. Sólo aceptaríamos en condiciones de equidad y cumplimiento de la ley, no como pretende el juez Griesa.

–El mismo estado que prohíbe ese tipo de negociación es el que se somete a la jurisdicción de los tribunales de Nueva York. ¿No son actos propios contradictorios?

–Son cosas que han ocurrido en distintos momentos.

–Por eso dije el mismo estado y no el mismo gobierno.

–No hay actos propios convalidantes de la gestión del juez. Es cierto que se pactó la prórroga de la jurisdicción a los tribunales de Nueva York. Pero eso no implica que el juez Griesa sea juez de la reestructuración de la deuda argentina, cuando sólo tiene el caso de un pequeño grupo que no llega al uno por ciento de los bonos comprendidos en la reestructuración. Por eso la Argentina quiere que haya tribunales internacionales, a partir de una convención, para que exista una jurisdicción internacional en estas reestructuraciones.

–La gente que ha estado trabajando en economía con Scioli en estos años tiene posiciones distintas sobre el tema. Hay algunas declaraciones desafortunadas.

–Scioli debe recibir diez opiniones diferentes y tendrá que evaluar cuál es la más adecuada. De modo que yo no comprometería a Scioli por lo que digan sus asesores.

–Me parece muy prudente de su parte (risas). Y que diga esto, va a contribuir a que efectivamente no lo comprometan esas opiniones. Hablaba de todo lo que no se ha hecho en la Justicia.

–También hay que hablar de todo lo que sí se ha hecho, porque en materia de juicios por crímenes de lesa humanidad es mucho el avance que se ha logrado. Es necesario rescatar esos resultados que enorgullecen a la Argentina y que son tomados como ejemplo a nivel mundial.

–Sin dudas. Incluso Lorenzetti ha dicho en reiteradas ocasiones y consta en un libro firmado por él que estos juicios forman parte del contrato social de los argentinos. Ninguna voz calificada de la sociedad lo pone en duda. Hasta el ingeniero Macri firmó en 2010 una declaración propuesta por el CELS que considera esos juicios como política de Estado y que fue aprobada por unanimidad de la Cámara de Diputados. ¿Qué otros avances mencionaría?

–Se han dictado leyes que le han mejorado las herramientas a la justicia. Tiene la resistencia de algunos la aplicación de esas leyes, pero van todas en el sentido de democratizar, abrir, permitir el control, e incluso una participación de la sociedad importante.

–¿Y qué cosas no se han hecho?

–Se ha permitido la judicialización de la política, y con ello la politización de la justicia. En el caso Cabral se ve muy claro: sólo lo defienden los opositores. Eso habla muy mal de la independencia de quien era subrogante durante mucho tiempo sin haber pasado por un concurso.

–Más allá de la anécdota Cabral, ¿cuáles son las asignaturas estructurales pendientes?

–La aplicación de la ley de medios, el abuso de las cautelares contra medidas de gobierno.

–¿El acceso a la justicia para los sectores vulnerados?

–Si, la lentitud, y la resistencia a la aplicación de un nuevo código que podría abreviar trámites. El problema de la justicia, como el problema de la educación, requiere la participación positiva de los propios actores, tanto de los docentes como de los miembros de la justicia. Ningún cambio se puede hacer en contra de los que deben participar de ese cambio. De modo que la tarea de convencer, de trabajar para lograr consensos es muy importante, porque puede ser muy bueno el código pero muy mala la gestión de ese código.

–La Corte Suprema ha sido reacia a las modificaciones planteadas por el ejecutivo y el congreso: declaró inconstitucionales algunas leyes y decidió no aplicar otras ¡por resolución administrativa! Incluso esterilizó aquella ley que no fue cuestionada en forma explícita, la del acceso igualitario a los puestos judiciales. No se han hecho los concursos y la Corte confirmó por resolución a los empleados transitorios como planta permanente, con lo cual sepulta también esa posibilidad.

–Hemos sido el único gobierno en el último medio siglo que no buscó tener una corte adicta, para que se pueda creer en ella. Esto se ve desde el proceso de selección de los candidatos, hasta la limitación del número de miembros. Estamos orgullosos de haber contribuido así a mejorar la calidad institucional. La Corte hizo cosas que me gustaron y otras que no. Pero lo fundamental, y me parece que ahí está lo grande de su déficit, es que no se puso a la cabeza de mejorar la justicia efectivamente.

–El juicio político a los miembros de la mayoría automática menemista, el decreto 222 que modificó el procedimiento para la selección de los miembros de la Corte, las audiencias públicas del Senado previas a la confirmación y los criterios para la selección de candidatos están en el haber del gobierno. Pero no es lo mismo esta Corte de tres jueces y un fantasma que la Corte de siete miembros. Murió Enrique Petracchi, que además de su indiscutido talento jurídico fue quien inició todas las reformas positivas en su funcionamiento, las audiencias públicas, la transparencia, la circulación de los votos, la identificación de los abogados litigantes. También murió Carmen Argibay y se jubiló Raúl Zaffaroni. Fayt es un sello que maneja Lorenzetti porque ya no está en condiciones de otra cosa y la oposición se niega a la designación de nuevos miembros. Me parece que esto hace imprescindible una negociación entre las fuerzas políticas, porque es lo que manda la Constitución. Cuando dice dos tercios quiere decir acuerdo amplio, que nadie pueda imponer algo. ¿Está de acuerdo con que es imprescindible ese tipo de negociación y en ese caso cómo la imagina?

–Cuando la Constitución pide dos tercios pide un consenso especial. No es que los constituyentes no previeron que iba a ser difícil, quisieron hacerlo más difícil y que no dependiera de un solo sector. En estas condiciones, la única posibilidad de obtener un consenso puede pasar por un acuerdo político o por un acuerdo sobre la calidad del enviado.

–La oposición dice: ninguno que mande este gobierno.

–Cuando la oposición se cierra así, elige no tener Instituciones. La presidenta cumplió en término el envío de un pliego, que está sin tratar en el Senado por falta de consenso. No hay opositores que estén en condiciones de discutir con el gobierno y cumplir sobre ningún consenso porque parecen comandados por el Círculo Rojo. Ese nombre es una hermosa maniobra de ocultamiento, porque yo quisiera saber el nombre de los que integran el Círculo Rojo.

–¿Quisiera saberlo o quisiera que lo dijeran? Sospecho que lo sabe.

–Lo sospecho pero quisiera que le pongan ellos el nombre. Ese círculo rojo está bastante tenido en cuenta por estos días, muchos van y le consultan. Mientras el Círculo Rojo no les dé el “OK”, no va a haber consenso. De modo que tenemos instituciones sometidas a un poder corporativo, porque no puede tener otro origen. No son tres viejos de la tribu a los que van y consultan, ni el oráculo de Delfos. Son seres de carne y hueso cuyos nombres ocultan bajo esa denominación.

–Esto quiere decir que el tema de la Corte queda pendiente para el próximo gobierno.

–No, queda pendiente de la sensatez de los opositores.

–No parecen tener mucha. ¿Y si queda pendiente para el próximo gobierno?

–Se prorroga la situación. El próximo gobierno va a tener el mismo problema. Siempre se necesitará consenso de las distintas fuerzas políticas.

Pàgina 12

05/07/2015 Posted by | Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Los “chicos” y los grandes. Y los estúpidos – Por Orlando Barone


Dios no creó el Universo.Lo dice el científico inglés Stephen  Hawking, quien le atribuye esa creación a las leyes de la física. Al Big Bang. ¿Entonces quién creó el Big Bang? ¿Y quién al que creó al Big Bang? En cambio, cada vez hay más certezas acerca de cómo y quiénes crearon Papel Prensa. No nació de un repollito de Bruselas. Pero sus creadores, con tal de negarlo, son capaces de decir que nunca pudieron ser ellos porque son estériles y disfuncionales. Por los descendientes tardíamente reconocidos que tienen en las bancas opositoras del Congreso, han conseguido algún tipo de procreación en cautiverio, como los Panda.
Los estudiantes que en estos días ocupan los colegios de la ciudad sí que nacieron naturalmente. Nacieron del precedente período de desnaturalización que desvaneció a toda una generación -o a dos- de conciencia política. Lo que sorprende de esos “chicos” a los adultos es que sean vivarachos y estén tan comprometidos con la política. Se les llama “chicos”, como si esa calificación tuviera un objetivo más tranquilizador o más inocuo que decirles estudiantes, alumnos o jóvenes. A lo mejor estos últimos sustantivos sugieren una madurez más pensante y riesgosa. “Chicos”, aparte de demagógica suena menos ideologizada y menos militante.
Bueno, los “chicos” están grandes, ¿no? A veces se agrandan más que lo que su tamaño recomienda, y muerden a diestra y siniestra. Entonces, si la Presidenta los apoya, salen a decirle que no los manipule ni los estafe. El riesgo no es que no les guste Macri, el destinatario básico de su disgusto; sino que no les guste que les guste algún gusto. Para ser justos se sabe que  los “chicos” okupas de los colegios quieren cosas: sean calefactores o sean letrinas. Aunque a lo mejor tienen pendiente otra hambre no explicitada en el aperitivo. Hasta ahora han conseguido estar en la escena manteniendo una interesante performance con el periodismo y los medios prejuiciosos. Y han conseguido ir torciendo a su favor lo que al principio fue una condena moral por perder días de clase y por reclamar una estufita. “Si nosotros antes tiritábamos de frío en las aulas y nos salían sabañones”.
Hay adultos -el periodista Eduardo Feinmann no lo desmiente- que lo que tienen chico es el pensamiento. Ahí se lee lo que dice Marcos Aguinis que debe ser lo que piensa: “Kirchner es un progresista, claro. Basta observar cómo ha progresado su patrimonio (…) Hoy el mayor monopolio de prensa está en manos de la pareja presidencial.” André Glucksmann, al pensar acerca de ideologías, dejó escrito lo siguiente: “Si la estupidez no se diera aires de inteligencia, no engañaría a nadie”. De lo que se infiere que la estupidez engaña. Pero en el caso de Marcos Aguinis eso no se cumple. Entonces, o él no cultiva la estupidez o ha descartado toda idea de presumir de inteligente. Está el caso de otra intelectual de la Madre Patria: Rosa Montero. Novelista de nota y jurado de los Premios Literarios del diario Clarín. En su columna del diario El País titulada “Miedo” escribe: “En la hermosa Argentina, en cambio, tienen una policía aterradora. Todos sabemos de los excesos del Gobierno de la siliconada Kirchner (su acoso a los periódicos, por ejemplo), pero estos polis de película de terror pueden dar una idea aún más precisa del nivel de abuso, del deterioro democrático al que están llegando. Cuando la justicia flaquea engorda el miedo”. Demasiada lectura de medios hegemónicos por la red pueden causar achicamiento de perspectiva. O mezcolanza de datos y de lugares comunes. Sólo le faltó decir lo que sí dijo Aguinis, ya desalentado de presumir de inteligente. Dijo: “La pobreza, para este gobierno progresista, es una cantera de votos”. Lo dijo en El Cronista, el diario de Francisco de Narváez, quien el año pasado cosechó los votos en el citado reservorio. Ah, gracias a Rosa Montero  por atribuir a la Argentina el calificativo de “hermosa”. Aunque esto fue antes de los goles de Messi, Higuain, Tévez y Agüero en la cancha de River.
Pero el filósofo Glucksmann es francés y se ha empeñado en fundamentar el título de su libro La estupidez. No le basta con el título. Y escribe: “La satisfacción de engañarse a sí mismo es lo que derrota a la inquietante felicidad del estúpido. Un asno, quiérase o no, no sería capaz de ello porque no acumula sobre su lomo los fardos que siente no podrá soportar”. No quisiera ser la prueba de lo que dice Glucksmann pero es inquietante saber cómo puede llevarse, sin darse cuenta, la mayor carga de estupidez.
Esta idea se me ocurre viendo la felicidad de la oposición en el Congreso. Micrófonos y grabadores disponen de a montones.
Hablando de sonoridad: en el estadio de River se está probando la vibración del cemento para constatar el efecto ambiental durante los megaconciertos. En la Bombonera es distinto, eso no podría hacerse porque la cancha no vibra, late. Para entender la sensibilidad de la Bombonera habría que apoyarle la oreja. Según Borges,   Macedonio Fernández decía que si se apoyaba el oído en la soledad de la Pampa se podía escuchar el Universo. Eso sucede en Boca. En las bancadas opositoras del Congreso, no. Sólo puede escucharse un desafinado concierto de desconciertos. Se fatigan proponiendo alianzas a la mañana que se “desalianzan” a la tarde. Y hay candidatos que dicen cada cosa.
No me voy a ensañar con los obvios. Pero los voy a sorprender con Ricardo Alfonsín en la entrevista  que le hizo Gerardo Rozín en su programa de televisión. Al final,  sin perder su gracejo campechano y feliz, el hijo del padre dijo como al pasar: “Y bueno, hay necesidades más acuciantes que el fútbol para todos. No estaría mal que el fútbol por televisión costara un poquito, ¿no?”. No se atrevió a decir cuánto de poquito. Y lo dijo en tono bajito. Como quien quiere decirlo pero en circuito cerrado. Vaya a saberse para qué público. Un periodista de nombre Tomás Linn, uruguayo, firma un texto que reprodujo el miércoles La Nación. El original fue publicado -se anuncia- en el “prestigioso semanario Búsqueda”. Empieza diciendo: “Uruguay tiene la ventaja de ver cómo sus vecinos se anticipan a tropezar en sus errores. Eso ayuda a evitarlos”. Así cualquiera. Ahora, por ejemplo, al ver el error de los estudiantes argentinos haciendo paros, él en Uruguay los evitaría. La nota sigue: “Pero el matrimonio Kirchner superó lo previsible. Paso a paso, se acercan a esa línea que separa a un Estado de Derecho de uno que no lo es. Ambos provocan, enardecen y mantienen al país en constante crispación (…) Nada de lo que haga el actual gobierno argentino es bueno”. Copión el Linn éste.  No puede eludir la crispación. No se sale del molde, y eso que es uruguayo y podría aspirar a ser un opositor más original. Pero si lo fuera,  no le publicarían la nota en la Argentina. Que Dios no creó el Universo, a lo mejor es científico. Pero creó a sus opositores para poder divertirse.

Revista Debate

17/09/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – Sobre Showmatch, de Marcelo Tinelli


Carta abierta a Héctor Horacio Magnetto

[09/05 | 19:39] Apelación del autor, ex directivo de Grupo Clarín, al vicepresidente y accionista del multimedios, Héctor Magnetto, a propósito de la nueva temporada de Showmatch, de Marcelo Tinelli.

“He decidido elevarle una carta abierta al vicepresidente ejecutivo del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, en mi carácter de padre, profesional y de haberlo tratado casi a diario durante 14 años trabajando como ejecutivo de ese conglomerado de medios. El tema (Marcelo Tinelli) para mí es de importancia mayor aunque para Magnetto puede resultarle inexistente en medio de una guerra prioritaria, sin cuartel e interminable con Néstor Kirchner y su claque”.

JORGE HÉCTOR SANTOS

He estado casi 14 años al lado suyo Dr. Héctor Magnetto quien, más allá de lo que digan los demás, fue y sigue siendo uno de los hombres con más poder de la Argentina.

Si no poseyera ese poder hoy declinante no tendría la desgracia y el privilegio de ser considerado otro mandamás oculto del país por su enorme mando económico no solo personal sino empresarial.

Lo que sí quedó demostrado en los últimos ataques que le llovieron de su competidor inesperado, Néstor Kirchner, que su poderío no es tanto como el que se presumía ni tampoco el de los medios que capitanea.

Kirchner lo sacó, a fuerza de nombrarlo, del perfil bajo que cultivó. Lo expuso como nadie ante la opinión pública y le enseñó que su trabajo para consolidar el multimedios no estuvo completo porque Ud. sus amigos y socios, Clarín y sus diferentes medios no hicieron nada por mostrarse humanos frente a la inmensa cantidad de consumidores que demandan y demandaron, en mayor cantidad tiempo atrás, sus productos de consumo masivo.

Esto, Dr. Magnetto, debería hacerlo reflexionar.

Ud. y sus socios se equivocaron no mostrando una cara humana de un Grupo que siempre utilizó al Estado para crecer e incluso para no quebrar (gracias a Eduardo Duhalde y su recordada devaluación que sumergió en la miseria a millones de argentinos).

Ud. y sus socios, José Antonio Aranda y Lucio Rafael Pagliaro, siempre se mostraron soberbios y dueños del pensamiento único dentro de la organización empresarial de la que son dueños importantes.

El mismo pensamiento único que hoy padecen y critican en Néstor Kirchner, con quien, como con casi todos los presidentes argentinos cortaron lanzas cuando se les acabó la posibilidad de seguir haciendo negocios a través de prebendas corruptas canjeando apoyo al gobierno de turno por concesiones económicas y financieras de todo tipo y enorme cantidad de dinero que acrecentaban el poderío de Clarín y el de sus bolsillos personales. Esto los convirtió a Uds. 3 en personajes de fortunas inimaginables y de inmensa impunidad.

Dr. Magnetto no le escribo esta carta abierta a Ud. aprovechando la ola de desprestigio que se monta sobre el Grupo que Ud. dirige.

Le escribo porque:

Como ex funcionario del Grupo he sido una persona que le brindó a las empresas de ese multimedios para las que trabajé, mucho más talento que el dinero que recibí por lo que entregué.

Nunca fui un corrupto que se aprovechó para enriquecerse personalmente utilizando ese trabajo que hice para empresas del Grupo Clarín.

Me comporté con Ud. y sus empresas con una lealtad a prueba de todo tipo de auditorías frente a ningún reconocimiento del Grupo de ser tan solo decente en medio de un mundo indecente, flagelo que también en la argentina existe en las organizaciones privadas.

Atento a lo previamente expuesto creo tener la dignidad moral frente a Ud. para pedirle:

Ud. Dr. Magnetto, por la posición que ocupa y por ser padre de 2 hijos, tiene una obligación y un reconocimiento que brindarle a la sociedad argentina por el apoyo económico que la sociedad argentina le brindó y le brinda a los productos del Grupo.

Ud. y sus socios/amigos están endeudados con la sociedad argentina a la que han esquilmado en gran parte beneficiándose, en tantas ocasiones, del Estado. Ese endeudamiento tendría que tener una devolución ética y moral.

Ud. sabe bien que la sociedad argentina está atravesando una crisis profunda de valores, lo que Ud. conoce muy bien por estar en el destacado lugar que ocupa en el multimedios más importante del país.

Ud., Dr. Magneto, tiene la suerte de poder mandar a sus hijos a estudiar o a vivir al lugar que ellos deseen en el mundo para sacarlos de un país hecho trizas. El resto de los mortales o la mayoría de ellos no tienen ese privilegio.

Es por eso que apelo a su grandeza personal para evitar que uno de sus medios, Canal 13, deje de utilizar para conseguir rating tanto contenido innecesario y dañino como el que pone en pantalla cada vez que emite Este es el show y el programa de MarceloTinelli.

Ud. Dr. Magnetto debe ser un agradecido a Dios, a los gobiernos corruptos de la argentina que se han arrodillado ante Ud. y a tantos argentinos que compraron productos de Clarín ayudando a esta altura de su vida tantos padres y niños que cayeron en la más atroz falencia de recursos educativos para que no sean aprovechados por Marcelo Tinelli para conseguir rating.

Estos indecentes recursos agudizan el drama social e individual de tantos jóvenes y padres que ven como se ultrajan los valores que quedan con contenidos prostibularios.

Yo, Dr. Magnetto, le pido en nombre de tantos padres afligidos como el que le escribe que asuma el compromiso católico y moral que esta crucial hora reclama para que Marcelo Tinelli deje de ser un insulto a las buenas costumbres, al buen gusto, a la decencia, a resguardar la intimidad, etc., etc.; y que a través de medios de su propiedad se inunde casi todos los días y noches la pantalla de Canal 13 con tanta grosería desagradable y ambiente, gestos e idioma de burdel, que la gente consume aunque no lo desee; tan solo porque es lo que hay!!!

Mientras esto se promueve desde la pantalla del Canal de su propiedad, seguro con la información que Ud. dispone no se le escapa lo que una médica de mi conocimiento me dice: “En el hospital me enfrento con jóvenes que consumen además de todo esto carente de valores, las drogas que se te ocurran: desde merca al paco sin escalas!!!!, total: no tienen nada que perder, no tienen proyectos, nuestros modelos de vida no les agradan, sólo quieren CONSUMIR, “lo que venga”, con el menor esfuerzo (robando) y siempre nada es suficiente; hay que ir por más!!!

¿Es consciente Dr. Héctor Magnetto, como responsable operativo máximo del grupo Clarín, que la organización periodística que Ud. dirige, tan cuestionada y no solamente por los Kirchner, del daño cultural que provoca el programa de Marcelo Tinelli?

¿Cuál es el mensaje superador del kirchnerismo que le envía un medio suyo como Canal 13 en su ‘prime time’ a una sociedad en grave crisis de valores?

Sería un acontecimiento edificante para la propia imagen del Grupo Clarín que Ud. Dr. Héctor Magnetto revisara su enfoque sobre las cuestiones realmente importantes de la comunicación.

Con su actual enfoque, Dr. Magnetto, el Grupo Clarín no consigue justificar mucho, todos sus cuestionamientos a la política comunicacional del kirchnerismo.

Un gesto suyo a esta altura de su vida y de su dilatada y exitosa gestión no solo le haría bien a la sociedad argentina sino también a Ud. frente a una sociedad ávida de actos ejemplares que faltan por doquier.


Ud. Dr. Magnetto puede, pero ¿quiere?

Jorge Héctor Santos

Fuente – Urgente 24


12/05/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | 2 comentarios

José Pablo Feinmann – “Apoyo al gobierno porque lo veo condicionado”



4-02-2010 /  Criticó a los últimos best-sellers del verano por “caceroleros” y cosechó ácidas réplicas de Majul, Zunino y Reato. Él dice que lo llaman “filósofo K” para no tomarse el trabajo de leerlo. Aclara que no integra Carta Abierta y que está en Encuentro porque ningún canal comercial le ofrece aire. Sus imperdibles diálogos con Kirchner y su última provocación: “Los últimos meses de Cristina fueron brillantes”. El pensador que irrita al “periodismo anti K”.

Por Diego RojasHay un divertimento que se está poniendo de moda en el campo cultural. Se trata de pegarle a Feinmann. De tirar dardos contra José Pablo, el filósofo, el escritor. De acusarlo de ser un mercenario de las ideas que se vendió a los lingotes de oro del kirchnerismo; de hacer apología del delito intelectual. Desde hace mucho tiempo que no se presenciaba un ataque tan potente que proviene, contra lo que podría pensarse, no de parte de otros filósofos o intelectuales, sino de periodistas. Un fenómeno que revela ciertas coordenadas actuales del mapa de la intervención política.

“En las últimas semanas, Feinmann parece preocupado por las denuncias contra el kirchnerismo por presunta corrupción y por el asesinato de José Ignacio Rucci (…) Sucede en varios gobiernos: cuando el oficialismo detecta temas que apuntan a su línea de flotación, muchos de sus intelectuales se internan en un patrullaje político e ideológico contra todos aquellos considerados enemigos. Ya no hay lugar para el debate; se trata de estigmatizar, humillar y destruir”, publicó Ceferino Reato en una columna en el diario Perfil. En la misma publicación, Luis Majul disparó: “De todos los chupamedias del poder, los que me resultan más despreciables son los que usan su inteligencia y su pluma para ejercer la alcahuetería superficial. Debo aceptar que durante un tiempo me resistí a colocar a José Pablo Feinmann en esa categoría, pero el agresivo artículo que escribió el pasado domingo 13 de diciembre, en Página 12, me terminó de convencer”. “¿De qué nos habla el simpático explicador de la dialéctica hegeliana del Canal Encuentro, el Rómulo Berruti progre de la televisión pública?”, se pregunta el periodista y diputado por la Coalición Cívica Fernando Iglesias en el número anterior de Contraeditorial. “Es cierto: Macri es Posse. Tan cierto como que Feinmann es Kirchner y Kirchner es Moyano, Balestrini, Aníbal Fernández, Piumato y la hermana Alicia. Y D’Elía, Cristóbal López y Moreno”, concluye. La seguidilla de ataques demuestra una virulencia inusitada ante un filósofo que no oculta sus simpatías políticas ni sus acaloradas críticas sobre el gobierno.

Sin embargo, Feinmann –al ser elegido como blanco de los ataques– representa algo más que sus propias intervenciones. Es, también, un señalamiento del clima que impera en el campo del pensamiento. Estos últimos años los intelectuales regresaron al debate político de la mano del conflicto del campo y de los intentos de reagruparse, unos realizados con mayor éxito (y perspectivas) que otros. La continuidad de Carta Abierta –que apoya al gobierno–, el surgimiento del grupo Aurora –cuyos miembros, liderados por Marcos Aguinis, no disimulan su carácter liberal– o la consolidación del Club Político Argentino –que se postulan como una continuidad del Club Socialista de los ochenta– plasman estos intentos de reagrupamiento. La carta firmada por escritores y académicos que se posicionaba, desde la izquierda, en contra del campo como del gobierno en el momento más álgido del conflicto ocasionado por la resolución 125 también se inscribe en ese camino. Estos intentos sugieren que los intelectuales quieren volver al ruedo de la intervención política, luego de casi dos décadas (desde las grandes investigaciones como Robo para la corona, de Horacio Verbitsky, en los noventa) en las que su lugar fue ocupado por el periodismo. Feinmann, que no se amilana a la hora de expresar sus posiciones, no integra ninguno de estos grupos. Sin embargo, es elegido como el objeto de ataque de ciertos periodistas. ¿Será, tal vez, un impulso de este grupo de periodistas para conservar el sitial que lograron en el campo del debate para no ser desplazados ante el ímpetu de reagrupamiento intelectual? Pero no se debería analizar el fenómeno sólo en esta perspectiva. Este grupo de periodistas tiene en común una clara posición de enfrentamiento al kirchnerismo. En ese marco, el ataque a un intelectual como Feinmann también podría ser leído como el reproche que se realiza a un pensador prestigioso que legitima con sus apoyos (y con sus planteamientos críticos) a un gobierno que querría ser mostrado a la sociedad como un cúmulo de barbarie. La presencia de Feinmann y otros intelectuales de gran influencia en los ámbitos más cultivados impide que el Frankenstein kirchnerista se complete en una plena monstruosidad: el engendro no se termina de construir, la pata intelectual que lo sustenta no permite realizar esa operación.

Más allá de estas posibilidades, el filósofo accedió a conversar con Contraeditorial sobre las acusaciones que se le endilgan y, sobre todo, de la ubicación geográfica en la que se ubica en el mapa político de estos tiempos.

–¿En qué campo político se ubica, Feinmann?

–El otro día hablaba con Horacio González y me decía que yo era un franco tirador de la noche: “Te encerrás y desde ahí hasta las 7 de la mañana disparás para todos lados”. Yo no estoy en ningún lado, yo no estoy en el gobierno. De hecho yo, al único que veo del gobierno, pero porque es amigo, es a Juan Manuel Abal Medina (h). Después veo a gente que estuvo, como Pepe Nun o Daniel Filmus. Por ellos es que llegué a mi programa sobre filosofía en Encuentro.

–Ese ciclo es la excusa para que muchos de sus detractores infieran que usted es un funcionario estatal y que su sueldo en Encuentro es la forma en que el gobierno le retribuye sus favores como pensador kirchnerista.

–Eso es una canallada. Yo respondo: que me dé Canal 13 una hora, yo la tomo. Que me dé una hora Telefé. Voy a Encuentro y les digo que me voy, que con esos canales puedo llegar a mucha más gente. Es más, tal vez me llamen de alguno de esos canales. Bernarda Llorente y Claudio Villarroel, que se fueron de Telefé, quieren hacer algo conmigo. Una idea muy linda: Ver para pensar. Así que les digo: “Fuck you” a los que dicen esas huevadas. Porque, decime la verdad, ¿me voy a vender por un programa de televisión? ¿No es un poco poco? A mí no me paga nadie. Me pagan en Página12, en Planeta por mis libros y, bueno, por supuesto, que en Encuentro cobramos. Dalí Producciones, que es Ricardo Cohen, se ocupa de todo. También cobro cuando doy cursos. Y podría vivir tranquilamente de esos cursos.

–¿Integra Carta Abierta?

–No.

–Entonces, ¿por qué piensa que, a pesar de las críticas que esgrimió contra el gobierno, sigue siendo identificado como un pensador K?

–Y… porque la gente es mala, ¿que querés que te diga? Al identificarme como un pensador K no necesitan leerme. Así no tienen que leer las 814 páginas de La filosofía y el barro de la historia. ¿Para qué leerlo si lo escribió un pensador K? Tengo 31 libros editados, tengo un corpus literario, ¿no? Pero ninguno de estos tipos lee mis libros. Repiten: “Es un pensador K”, o sea, es un tipo que se vendió por dinero, es un tipo que piensa para fortalecer una gestión, es un tipo que piensa recibiendo directivas de K, que puede ser de Cristina o Néstor. Me pregunto si piensan así porque viven así. Es como dice el refrán: “El ladrón piensa que todos son de su condición”.

–Usted comenzó su relación con el kirchnerismo de un modo entusiasta.

–En el 2003 estábamos todos contentos. Cuando asumió K a mí me cayó bárbaro, viste que se tiró sobre el fotógrafo, lo hirieron, asumió con una curita, jugó con el bastón… Yo pensé: “Qué flaco divertido”. Escribí una nota que le gustó mucho y me llamó. Charlamos mucho, le planteé mi postura: “Tenés que dejar el peronismo, crear un buen partido de centro-izquierda y empezar algo nuevo en la política argentina”. Si lo hacía, yo pensaba estar. Él decía cosas muy interesantes, entre ellas dijo: “De aquí a mí me sacan con los pies para adelante”. Es un dato importante. Que se vayan enterando que muy fácil no va a ser sacarlo. Ni a él ni a ella. No creo que se vayan en helicóptero.

–Pero Kirchner después eligió claramente al PJ y al corleonismo, según su propia definición.

–Hablaba sobre el aparatismo en una nota que no le gustó. Muy amablemente me mandó un mail. Recuerdo que, cuando comenzamos nuestra relación, me contó Bielsa que mientras conversaba con él, Kirchner le dijo: “¡Ah! Esto lo tengo que consultar con José Pablo” y que se levantó de la reunión y me llamó desde Washington. Yo no lo podía creer, era el presidente. Luego de ese artículo me mandó un mail. El “asunto” decía: “Mail del presidente”. Me quedé sorprendido. Ahí me decía: “Los intelectuales como vos buscan la pureza todo el tiempo, los políticos no nos podemos dar ese lujo. Yo, si quiero conservarme en el poder, tengo que apropiarme del aparato del PJ, si no, el aparato del PJ me va a aniquilar. Para apropiarme del aparato del PJ, tengo que entrar en la basura, meterme, ahí, en la mierda, y eso a vos por supuesto, no te a va a gustar”. Yo le contesté que entendía, pero que no podía hacer eso. Esa política es la que siempre se hizo.

–Además, ¿triunfó en esa apropiación del PJ? ¿No se dió vuelta una gran cantidad de intendentes que hoy siguen a Duhalde?

–No creo que haya triunfado. Deslució su imagen ante la clase media que lo vio transar con Barrionuevo. Cuando pasó lo de Barrionuevo también saqué una nota. Estos muchachos que me atacan se olvidan de mis notas, pero el que en serio hizo críticas a K, críticas teóricas en serio, fui yo.

–Sin embargo, la percepción es que usted apoya al gobierno.

–En un montón de cosas apoyo del gobierno. Primero lo apoyo porque lo veo muy condicionado. Apoyo porque veo lo que hay del otro lado. Apoyo que los Kirchner tengan una buena relación con Evo, una buena relación con Chávez. Tengo muchas objeciones contra Chávez pero está bien que tengan una buena relación con él. Además, en este momento estoy apoyando a Cristina más que a Néstor. Cristina me gusta mucho, piensa bien, dice sus discursos maravillosamente, y eso no es un dato secundario. Son signos muy grandes de inteligencia. Si escuchás hablar a Cobos, a Macri, a De Narváez, ninguno de ellos le llega al primer taquito a Cristina. Es una mina inteligente que piensa, que tiene cultura, que es un cuadro político desde hace muchos años. Hay muchas personas que la apoyan. Ernesto Laclau y Chantal Mouffe. Y acá Horacio González, Ricardo Foster, Noé Jitrik, David Viñas… Son mis compañeros de toda la vida, no es que no tengamos críticas, pero estamos defendiendo un estado de cosas.

–En una entrevista en Veintitrés hace tres años usted decía que Kirchner no usaba la plata de las reservas para paliar los altos índices de pobreza que existen. Hoy parece que siguen sin usarse para esos fines.

–Todavía reprocho eso. La lucha contra el hambre no se dio. La lucha por la distribución del ingreso se empezó a dar el año pasado. Pero este es un llamado de atención. Este es un país donde se le quiere sacar un 3% a los más poderosos terratenientes y no se puede. El gobierno casi cae con el apoyo de la clase media. Lo único que faltaba es que vinieran con los tractores a Plaza de Mayo. Se podría haber incendiado el país.

–Se puede pensar que para que los cambios sean profundos se requiere que se recurra a ciertos incendios.

–Sí. Pero no creo que se puedan producir. Perdóname el pesimismo. ¿Qué serían cambios profundos? Cambio profundo fueron la Ley de Medios, la estatización de las AFJP, el fútbol. Ahora, ¿cómo avanzar? Se debería poner un impuesto a la riqueza y establecer un ente de distribución del ingreso. Se podría poner un impuesto a la renta financiera.

–¿A este gobierno le interesaría hacer eso?

–Ese es el problema. El año pasado intentó hacer algo y no pudo, casi se va a la mierda. También por errores de ellos, pero hubo un revuelo infernal. Si no lo hacen ellos, ¿quién lo va a hacer?

–¿Cómo ve a la oposición de centroizquierda?

–Bastante débil. Me gusta Sabatella. He ido a Morón a dar conferencias y es un gran tipo Sabatella. Pero no tiene poder, no tiene el peronismo. Y hoy el peronismo es una estructura corleonista que no lo va a dejar avanzar más allá de cierto punto. Hoy, la política es conseguir posiciones a través del dinero. Es una corporación en la cual hay más circulación de dinero que ideas. No es culpa de los políticos, es culpa de las grandes empresas que manejan el país, de los grandes intereses concentrados monopólicamente que manejan el país. La política hoy se hace a través de los medios: hay una colonización de la subjetividad. Es el poder de penetración de una ideología a través de lo mediático. Hay un sujeto absoluto bélico comunicacional, hace guerras pero también gana guerras a través de lo comunicacional. Vos fijate que en China no hay diarios de izquierda, que aquí tampoco hay casi diarios de izquierda. Bueno, está Página 12, que es de una izquierda centrada y después habrá algunos pequeños diarios. Todos los grandes diarios son de derecha, todos los grandes programas de TV son de derecha, Tinelli es de derecha, los culos de Tinelli son de derecha porque idiotizan.

–¿Preparan los medios las condiciones para una restauración conservadora?

–Por supuesto. Hay un capítulo de Ser y tiempo de Heidegger que habla de la existencia inauténtica que es así: el sujeto no habla, es hablado; no piensa, es pensado; no interpreta, es interpretado; no ve, es visto. Ese tipo cree que tiene ideas, pero no tiene ideas, tiene las ideas de los otros. Foucault en un texto muy lindo que se llama Poder y verdad dice: “El poder crea la verdad” y hoy el poder son los medios de comunicación. Crean la verdad porque la dicen durante todo el día y la repiten a la noche. Nadie piensa por su cuenta, todos son pensados, entonces no hay una consciencia crítica. En cuanto al gobierno, esto es lo que yo le reprocho desde el primer día: debió haber formado cuadros, debió haber hecho militancia, debió haber mandado dirigentes por los barrios, debió haber formado escuelas de formación política, pero no lo hizo porque se mantuvo en la vieja política.

–Al gobierno se le endilgan formas autoritarias, corrupción y maltrato de las instituciones republicanas. ¿Qué opina sobre esto?

–La oposición dice: “Son corruptos, las instituciones no funcionan y son personalistas o son demagógicos o son dictatoriales, autoritarios”. Pero estos fueron los argumentos de todos los golpes de Estado. A Irigoyen le decían que era lento, estaba viejo. A Ilia también y eso lo decían los iluminados de Primera Plana, nuestra gran revista, que era golpista, que apoyó y trajo a Onganía. A Perón lo acusan de corrupto, exhiben todos los tapados de Evita, toda la ropa, ponen coches, 20 coches e invitan a la gente a ver los autos que tenía Perón. Había grandes tachos de basura que decían: “Arroje aquí su carnet de afiliación al partido peronista”. Entonces, la corrupción es un elemento fundamental de todo intento golpista. Y la oposición, que es golpista, instrumenta la corrupción. Lo otro que instrumenta es que las instituciones no funcionan como si alguna vez ellos hubieran sido republicanos. ¿Cuándo el liberalismo llegó aquí, al poder, a través de elecciones democráticas? Nunca. Entonces, Perón cae por ese esquema: corrupción y autoritarismo, falta de respeto por las instituciones. Es una historia que regresa.

–¿Percibió cómo se extendió el mote de “la yegua”?

–Son los mismos insultos que se usaban con Evita, es notable. Se ve un machismo asqueante en los tipos y en las minas. Me llegan chismes de peluquería, el gorilismo de peluquerías es el peor. Las minas dicen cosas terribles de Cristina. Es machismo puro. Imaginate que odias a alguien y sin embargo le tenés ganas. Cuando sale bien en la foto, y generalmente sale bien, te gusta, pero no te tiene que gustar porque la odiás. Entonces eso produce una cosa que se les revuelve por dentro. Lo que más los agrede es que es una mina inteligente, es el presidente que mejor ha pensado en sus discursos, que mejor ha dominado la exposición de un discurso con la excepción de Perón.

–¿Ve factible la posiblidad de un golpe institucional, con un barniz democrático? Carrió habla de juicios políticos con frecuencia.

–Va a ser difícil hacer eso. Carrió, esa emisaria de Cristo, a quien Dios elige para hablar a través de su logos, puede decir eso. Pero también ha dicho muchas otras cosas. Dijo que a Kirchner lo único que le faltaba eran los campos de concentración para ser Hitler. No tomo en serio lo que dice esa mujer. Incluso dentro de la oposición no le tienen gran respeto. La Mesa de Enlace, la noche del triunfo, no la dejó subir al palco. Es piantavotos.

–Volviendo a sus críticos…

–Sé quienes son los que me atacan pero no me calienta. No tienen entidad. ¿Quiénes son esos tipos? Son periodistas que se han puesto a escribir algunos libros anti K, que está de moda. No voy a polemizar con ninguno. Hace 15 días que llegué de Roma de polemizar con Giacomo Marramao, que es el filósofo más importante de Italia, no voy a polemizar con estos tipos. Yo polemizaría con Ernesto Laclau. Polemizaría con Santiago Kovadloff, con Natalio Botana, pero no con estos otros. No los quiero nombrar porque apenas nombre a uno, saca mañana una columna porque quieren debatir conmigo, lógico.

–¿Y con Sarlo debatiría?

–Con Sarlo estoy cansado de polemizar.

–¿Le gusta la idea de ser un pensador que molesta?

–Por supuesto: un pensador tiene que molestar. Eso lo dijo mi gran maestro Sartre, el pensador está para cuestionar a todos. A través de esta conversación he tenido enojos con todos. Pero te digo que Cristina tiene que seguir gobernando y que no jodan con golpe de Estado ni el ánimo destituyente porque ninguno de los otros le llega ni a los tobillos a Cristina. Entonces, no es un gobierno que a mí me pueda entusiasmar pero no creo que pueda haber ninguno que me entusiasme porque las cosas que yo quería hacer creo que no se pueden hacer. No se están haciendo en ningún lugar del mundo. Lo que habría que hacer es una distribución de la riqueza, es lo que te decía antes, fundamentalmente no puede haber más gente con hambre. El hambre pasó a ser una causa de la derecha por culpa de la mala política del gobierno de Cristina. Cristina tiene que arreglar eso. Si no, Biolcatti se preocupa por el hambre.

–¿Podrá hacerlo después de la derrota electoral, de las presiones que recibe de los medios, de la derecha, del propio PJ?

–Estos últimos meses de Cristina fueron brillantes. Luego de la derrota del 28 de junio tuvo una gran reacción. Es como el boxeador que cae y se levanta y embiste al otro y de pronto le pega 3 piñas que lo noquea. Ella no lo noqueó, pero le pegó 3 piñas. Ahora hay que ver qué pasa este año. Lo único que se puede esperar de la derecha son difamaciones, intentos golpistas, denuncias de corrupción, denuncias de autoritarismo, todo eso va a estar presente, cada vez van a tener más tierra, pronto van a ser dueños de todo el país. Bueno, el título del libro de uno de estos periodistas que me ataca es justamente El dueño, ¿no? Mañana va a publicar una columna, creyendo que polemiza conmigo. Pero que ninguno se crea que yo voy a responder, lo hago público. Son tipos que no tienen nivel para polemizar conmigo. Son unos aventureros.

Contraeditorial

10/02/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 45 comentarios

Argentina – Necesidad mutua


Duhalde

Por Néstor Leone

La trama de intereses detrás del respaldo de Clarín a la candidatura de Eduardo Duhalde

Las reuniones existen y son más habituales de lo que se cree. Secretas, de alto contenido político y ciertamente amenas. De un lado, el empresario que supo convertir un diario de tirada mediana en un conglomerado de medios con capacidad de construir agenda e influir de manera decisiva en la opinión pública de la Argentina. Del otro, el político que fue sinónimo de maquinaria electoral y que es considerado, por muchos empresarios, como un hábil piloto de tormentas. Tienen necesidades complementarias y conveniencias mutas. Lo saben y se buscan. Pero, sobre todo, tienen un enemigo común, con el que han compartido tiempos de buenas relaciones y con el que hace rato están en disputa. Ese enemigo común, a pesar de su capacidad inextinguible para recuperar la iniciativa, no atraviesa su mejor momento. Y eso los entusiasma: piensan que, entre ambos, pueden contribuir a marcarle nuevos límites o condicionar su futuro, aunque el poder de fuego de ambos ya no sea el mismo.
Ésas han sido las razones y el contexto para que Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín, y Eduardo Duhalde, el político que siempre vuelve (aunque nunca se haya ido), retomaran las reuniones del pasado. Ésas que fueron clave en el contexto de la crisis de 2002 y que mantienen de manera episódica desde hace tiempo. La situación del mayor emporio periodístico del país, herido en sus posibilidades por las últimas movidas del Gobierno, genera las nuevas condiciones. Tanto como la escasez de alternativas opositoras de cara a 2011. Una serie de objetivos de mínima los puso en marcha. Dos aspiraciones de máxima, los envalentona: que Duhalde vuelva a ser presidente de la Nación y que Néstor Kirchner, más tarde o más temprano, termine preso.

EL GRAN DECISOR

Magnetto nunca aceptó sentarse con otros en pie de igualdad, dicen quienes lo conocen o lo han tratado. Y esto incluye a empresarios y a políticos de toda laya o responsabilidad. Se concibió a sí mismo como el más importante decisor de la Argentina, más allá de los poderes instituidos, y actúa en consecuencia. Es más, siempre se jactó, en reuniones sociales, de haber puesto a dos vicepresidentes (Carlos Ruckauf y Carlos “Chacho” Álvarez) y haber influido en varias de las políticas clave del país.
Una anécdota, conocida en el mundo empresario, lo pinta de cuerpo entero.
Cuentan que en Lisboa, el pope de Clarín se cruzó con Jesús de Polanco, presidente del poderoso grupo español Prisa. Advertido de la intención del propietario del diario El País de incursionar en el mercado argentino, Magnetto le pidió que lo visitase al llegar a estas latitudes. Pero la gentil invitación no cayó bien en su partenaire. El veterano hombre de negocios, fallecido en 2007, al salir de su asombro, no dejó pasar lo que consideró una osadía y lo interrumpió en seco: “Cuando voy a otros países suelo hablar con los gobiernos, no con los competidores”, espetó. A Magnetto no le gustó nada la reacción e inició una guerra de baja intensidad, con jugadas varias para obstaculizar el desembarco. Finalmente, Prisa compró radio Continental, su nave insignia en el país, a través de una firma controlada asentada en Estados Unidos, y recién hubo unidad de acción a partir de la discusión de la ley de medios.
Como cabeza del Grupo desde hace más de tres décadas, Magnetto le dio su impronta y le permitió consolidarse como conglomerado de medios. Mediante sus audaces estrategias de posicionamiento y su interpretación de “lo que pasa” en la sociedad (con dosis variadas de indefinición ideológica y pragmatismo) logró convertir a sus productos en formadores clave del sentido común argentino. Con su lógica política, imbatible hasta aquí, acaparó sonantes conquistas para el Grupo. Se sabe cómo opera Clarín: pasa del apoyo inicial a los gobiernos, a la negociación y de ésta a la crítica feroz cuando el poder político de turno ingresa en su declive.
Con los Kirchner intentó algo parecido, con resultados diversos. La prórroga por diez años de todas las licencias de televisión abierta y radios mediante un decreto cuestionable, de 2005, y el permiso para concretar la fusión de Cablevisión y Multicanal cimentaron parte de las buenas relaciones iniciales entre los Kirchner y el CEO del Grupo, siempre matizada por la mutua desconfianza. La cobertura del conflicto entre el gobierno nacional y el “campo”, la incursión del Estado en las trasmisiones de fútbol y la ley de medios significaron la ruptura definitiva, con consecuencias gravosas para el Grupo.
Esta confrontación, es vox populi, no llega en un buen momento: las finanzas del Grupo atraviesan dificultades. La crisis global, que no dejó de pegar fuerte en los medios, y la caída de las ventas, ligado a esto último y al declive tendencial de los diarios de papel, conforman un cuadro de situación que ya los mantenía preocupados. La salud de Magnetto, en vilo desde hace unos años, complica más las cosas, sobre todo, si se tiene en cuenta el déficit de cuadros empresariales que ha mostrado el Grupo en los diferentes frentes abiertos.
Por eso, son varios los que ven nubarrones en el futuro del Grupo. “Clarín hoy es como Tyson en su decadencia: le termina mordiendo la oreja a su rival como símbolo de impotencia”, señala un analista avezado de los medios, quien prefirió reservar su identidad. “Están tirando la última ficha al único número que pueden jugarla”, reconoce otro, en el mismo sentido. Es claro, no están hablando de la continuidad del Grupo o su supervivencia, garantizada por su peso histórico y su potencial todavía importante, sino de la ascendencia indiscutida sobre el resto del empresariado y la capacidad de influir no sólo sobre la opinión pública sino también sobre el poder político. Algunas reuniones de empresarios encumbrados, a espaldas de Magnetto y “para no quedar presos de esta pelea entre dos gigantes”, es un ejemplo. El descubrimiento tardío de la cantidad de rencor que había sembrado entre pares, es otro. La posibilidad de que el poder político mensure distinto el poder de fuego del Grupo, un tercer ejemplo, para nada menor.

EL ELEGIDO

 

En este contexto cenagoso, la opción Duhalde no tardó en llegar y convertirse en una apuesta fuerte del Grupo. Se sabe, la relación con el ex presidente siempre fue buena y se deben varios favores mutuos, que se remontan a la salida de la crisis de 2002 (ver aparte). Ahora, también parece que es mutua la conveniencia y la necesidad. Del lado del Grupo no parecen ocultarlo. En  reuniones sociales varias de las últimas semanas, directivos encumbrados dejaron correr el rumor para instalarla como posibilidad cierta. Saben que, para remontar el terreno perdido durante el último año, el actor indicado es Duhalde y no otro. Insinuaron con Carlos Reutemann, poco después de las elecciones de junio, y quedaron desairados con las indecisiones del Lole. En tanto, a Julio Cobos lo consideran el mal menor, pero no un “candidato propio”.
Desde el duhaldismo, reconocen reuniones habituales con la plana mayor del Grupo y la importancia que podría tener un eventual apoyo. “Duhalde nunca dejó de reunirse con Magnetto. La relación fue siempre muy buena”, reconoce un seguidor cercano al hombre de Lomas de Zamora. “En las elecciones de 2005, con Chiche de candidata, fuimos víctimas del acuerdo Kirchner-Clarín”, se ataja otro, duhaldista histórico, sin  desmentir las reuniones con Magnetto. El abrazo en público de Duhalde con el director del Grupo Clarín, José Aranda, a la vista de todos, en el último Coloquio de Idea, hablan de algunos vectores explícitos del acuerdo. La entrevista que concedió al diario, hace unas semanas, o ciertas notas, como la que firmó el 28 de octubre Eduardo van der Kooy bajo el sugerente titulo de “Duhalde, frente a la enorme tarea de reconstruir un liderazgo”, son señales de los aprontes implícitos.
“Duhalde es el tipo que más se acomodó al pensamiento de Magnetto. Nunca le discutiría su poder, porque el poder real no le importa”, confía un hombre del peronismo, que conoce el paño. En tanto, otros, más ligados a los medios, le dan entidad a lo que ya es un secreto a voces en el ambiente político: que el hombre fuerte de Clarín militaría para ver preso a Néstor Kirchner en plazo mediante. Con toda su flota de medios involucrada, le han escuchado a Magnetto, intentará darle sobrada difusión a las denuncias habidas y por haber sobre enriquecimiento ilícito en su contra.
Imbuido en el espíritu de consenso que tanto se pregona, con el Pacto de la Moncloa como modelo, el ex presidente está convencido de que puede ser una figura clave en el poskirchnerismo. Lo que aún no sabe es en calidad de qué: si como candidato a presidente (su aspiración máxima), como elector de una alternativa ganadora o como obstáculo para cerrar caminos a una potencial continuidad de la pareja patagónica y abrir el camino para el triunfo de Cobos. Conocedor de sus fuerzas, sabe que su problema es la escasa imagen positiva que conserva, de cara a la sociedad, aun cuando desde el empresariado se lo ve como “un hombre de consensos”. Y sabe, también, que difícilmente pueda recuperar el poder territorial inmenso del que hizo usufructo en su provincia. Intentará, eso sí, presentarse como ambulancia de heridos y armador del descontento K.
Por lo pronto, está preocupado por la escasez de candidatos alternativos con piné. A Reutemann ya le dio una especie de ultimátum para decidirse, pero la desilusión con el santafesino parece difícil de remontar. Con Felipe Solá la relación, aunque más próxima que hace un tiempo, sigue siendo sinuosa. Con Francisco de Narváez y Mauricio Macri, los otros hombres de Unión-PRO, además, parece haber cierto rencor. Nada que no pueda subsanar, es cierto, si los intereses son complementarios. Los resabios en el armado de las listas de junio último, donde quedaron varios duhaldistas afuera, y los cruces con De Narváez de estas semanas, dan la pauta. “Si alguno cree que puede ser candidato a presidente un extranjero, yo lo voy a buscar a Lula”, lo ninguneó el lomense, no casualmente en la entrevista con Clarín. “Tanto Duhalde como Kirchner son lo viejo, la vieja política, y creo que tenemos que mirar lo nuevo”, contragolpeó el empresario.
Mientras tanto, las reuniones de Duhalde son variadas y con una asiduidad cada vez mayor. Y no sólo con Magnetto. Con Roberto Lavagna, dicen que se ve seguido. Con Alberto Fernández, son varios los que aseguran que reabrió el diálogo. Durante la última semana, esas charlas las trasladó a Estados Unidos, donde estuvo invitado a una ronda de charlas en la Universidad de Harvard y compartió estadía con varios opositores, como el arista Alfonso Prat Gay y la ex vicejefa de gobierno porteño, Gabriela Michetti. Y con dirigentes todavía oficialistas pero díscolos, como los gobernadores Mario Das Neves o Juan Manuel Urtubey.
Con necesidades complementarias y conveniencias mutas, Magnetto y Duhalde, dos actores centrales de la vida política, intentan reacomodarse en el nuevo escenario. Saben que las fichas han cambiado y que el juego ahora es más difícil. Pero apuestan a su poder de fuego y a su peso histórico. Con la esperanza de revertir el rumbo. Y con el íntimo temor de ya no ser.

Leyes a medida

El Grupo Clarín tiene sobrados motivos para agradecer el breve paso de Eduardo Duhalde por el Ejecutivo, entre enero de 2002 y mayo de 2003. Durante esos meses, se aprobaron la Ley de Bienes Culturales (conocida como Ley Clarín), que limita el ingreso del capital extranjero en medios más allá del treinta por ciento, y la Ley de Quiebras, que impide que acreedores puedan tomar el control de una empresa en dificultades económicas.
Era época de crisis para el Grupo, que debía lidiar con algunos contratiempos financieros y esas leyes eran un buen reaseguro, casi tanto como lo fueron la devaluación y la pesificación asimétrica que licuó buena parte de sus deudas.

Fuente – Debate

06/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

CARLOS ROTTEMBERG – MIRTHA LEGRAND Y EL GOBIERNO DE CRISTINA


Mirtha … vos que sabés todo y que sos mayorcita ..parece que no sabés lo bueno que ha  hecho el gobierno y lo que no contestó Rottemberg  te lo voy a pasar yo y son más de 10, dichas por una joven pensante de 21 años….:

1. Por la derogación de la Ley Banelco de Flexibilización Laboral 2. Por los aumentos consecutivos por decreto en las jubilaciones, y ahora
Movilidad Jubilatoria POR LEY

3. Por la estatización del Correo Argentino de Mauricio (que es Macri)

4. Porque 1.800.000 nuevos jubilados con aportes parciales que estaban
destinados a ser mendigos y que no los iba a jubilar ningún gobierno.

5. Por la reducción del desempleo del 25% al 8%

6. Por los U$S 50.000 millones en el Central (Néstor Kirchner asumió con U$S 9.000 millones)

7. Porque a diferencia del mundo no quebró el sistema financiero.

8. En 6 años, ningún muerto por represión de la protesta social. Ni siquiera durante la sedición.

9. Ante la crisis mundial, paquete estatal de $111.000 millones en infraestructura, préstamos, créditos al consumo, viviendas. Ni un peso a los bancos.

10. Porque impulso a la Ley de Medios, para que el 66% de las señales de aire no sean de explotación comercial.

11. Porque el presupuesto educativo paso del 1,2% al 6% del PBI

12. Por la aprobación Parlamentaria de la mayor parte de las iniciativas (solo 3 Decrto de Necesidad de Urgencia)

13. Porque coparticipan el 30 % de las retenciones a la soja

14. Por la creación del Museo de la Memoria en la Ex ESMA

15. Por las tarifas más baratas en transporte, servicios y combustibles del Cono Sur

16. Reglamentación de la Ley de Bosques

17. Desplazamiento del Dólar como moneda de intercambio (firma de swaps con Brasil y China)

18. Porque sus enemigos son los míos

19. Porque si para definir al progresismo y el conservadurismo el gran filósofo Derrida recurrió al par binario capital -trabajo y, dijo, que si en términos generales dan prioridad al capital son conservadores y en cambio, si dan prioridad al trabajo son progresistas, entonces voto al kirchnerismo que da prioridad al trabajo.

20. Por su compromiso con el desarrollo y la producción del conocimiento científico (Caso CONICET), compromiso con la educación superior libre y gratuito (sabemos que en estos puntos falta mucho laburo pero al menos, tenemos el compromiso).

21. Es el único proyecto de país que se identifica claramente con la
justicia social, la soberanía política y la independencia económica.

22. El único gobierno de la democracia, que juzga la represión militar.

23. Porque sigo creyendo en los Kirchner y en la idea a pesar de todo. Todavía hay mucho por hacer y aprender. Son tiempos inéditos.

24. Porque remendaron muchas cagadas que se mando la rata

25. Hoy veía a Toma y a Rodolfo Barra hablando de seguridad y pense:
Claro, por eso prefiero al kirchnerismo, para que no vuelvan estas caripelas, y los atanasof, los juanjo alvarez, las majdalani… me dirán que el kirchnerismo tiene los suyos pero bueno… yo digo: Esos no. De ninguna manera. No.

26. Porque son los únicos candidatos que dan propuestas, ya sea ley de radiodifusión, educación y turismo. (nadie habla del turismo aunque en plena pseudocrisis se llenan nuestros lugares turísticos en cuanto finde semana largo aparece).

27. Porque no quiero pagar tanto para ver el fútbol

28. Porque instauraron un gobierno soberano, cosa que debería ser obvia, pero que en mi corta edad (igual a la de la democracia) no había visto.

29. Porque borraron dos palabras de nuestro día a día, con las cuales me había criado: “FMI” y “ajuste”

30. Porque en la histórica Cumbre de las Américas de Mar del Plata en 2005 enterraron PARA SIEMPRE, junto a Chávez y a Lula, al ALCA. Se acuerdan que antes estaba firme la idea del ALCA, no?

32. Porque las empleadas domésticas ahora tienen derechos.

33. Porque me han devuelto las esperanzas (y eso que solo tengo 21 años), porque me hicieron movilizar, me hicieron dar cuenta que la única forma de cambiar las cosas es involucrándote y no sólo criticar, y por último porque me
siento identificada y contenida por el proyecto de país que quieren llevar adelante.

34. Porque se acordaron de los docentes universitarios

35. Porque lograron que miles de nuestros queridos viejos trabajadores y que sus patrones nunca aportaron un peso, se jubilaran.

36. Por la corte suprema que tenemos.

37. Por que es el único sector que cuenta con apoyo y apoyo-crítico de intelectuales comprometidos, de renombre y sumamente lúcidos.

38. Por Anibal Fernández y sus imperdibles intervenciones.

39. Por el proyecto Ley de servicios de comunicación audiovisual y su pronta transformación en ley.

40. Porque vi a una niña  de 15 años colgarse a una valla y decirle a Nèstor “estoy orgullosa de Vos”.

41. Porque tenemos una política exterior apoyada en Latinoamérica, independiente y respetuosa.

42. Por la recuperación de los fondos de jubilación en manos de las AFJP.

43. Por Aerolíneas.

44. Por las obras de infraestructura en todo el país que vi.

45. Por los millones de puestos de trabajo creados.

46. Por el ahorro de setenta mil millones de la deuda externa.

47. Porque no se arrodillaron frente a las corporaciones agromediáticas. (como lo hizo un traidor).

48. Por el apoyo a los artistas y al cine nacional.49. Porque el proyecto de Ley de servicios nos enriquecerá culturalmente.

50. Por el Canal Encuentro.

51. Porque de este lado está Lachlan, Forster y Rizzo y del otro A.Rozitchner, Aguinis y Susana.

52. Porque a mi abuela le aumentaron la jubilación varias veces y ahora con la nueva Ley se la van a ajustar por lo menos 2 veces por año. Si bien los jubilados deberían cobrar mas no recuerdo un gobierno que le haya dado tanta importancia a este tema.

53. Porque son los únicos que entienden que “El Mundo” no es solo EEUU y Europa.

54. Porque lo único que se escuchó del otro lado es “cero retenciones y vuelta al FMI”. O sea, más riqueza para los ricos de siempre y ajuste para los pobres de siempre. Y a esa película ya la vimos tantas veces que la sabemos de memoria…Memoria, que palabrita, sí, también por la memoria.

55. La TV pública paso de Sofovich cortando manzanas a las documentales que son de alta calidad. Creo que puede ser un resumen simbólico de las diferencias de proyecto de país con el canal Encuentro

56. Porque si tipos como Juan de los Palotes Medrano, Johnny Monsanto, Mariano T., Elisa Carrió, DeAngeli, Macri, Clarin y La Nación están en contra, entre otros, por solamente eso, ya seria suficiente para estar a favor.

57. Por apuntar hacia una Argentina industrializada, generadora de empleo de calidad y no solamente proveedora de materias primas y “yuyitos”.

58. Porque impulsarón la Ley de Medicamentos Genéricos que rompió con algunos oligopolios que nos costaban, literalmente, la vida.

59. Porque prefirieron las relaciones con América Latina y dejaron de lado las “RELACIONES CARNALES” con Yanquilandia que tanto le gusta a la clase medio pelo argentino, siempre mirando al norte.

60. Porque muchísima gente consiguió un trabajo digno durante estos dos gobiernos

61. Porque este proyecto de país es (aún con sus defectos), el mejor
proyecto del que por lo menos yo tengo memoria.

62. Porque permitió que una mujer sea Presidente.

63. Por la jubilación a los 55 años de los trabajadores de la construcción, trabajo insalubre y pesado…

64. Por la media  jubilación para los que teniendo 30 años de servicio (sin haber cumplido la edad jubilatoria) no pudieron reinsentarse en el circuito laboral, después de ser despedidos por las empresas, durante los  gobiernos anteriores…

Etc etc..etc.. etc..etc…

Mirtha espero que lo leas..y te enteres de todas estas cosas buenas que ha hecho este gobierno…(me extraña que no te hayas enterado, vos que te levantas a leer a las 5 de la mañana, claro  seguro que lees Clarín y la Naciòn, que tampoco se enteraron)

Marianike

16/07/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized, Videos | , , , , , , , , | 11 comentarios

Argentina: DUHALDE DEJÓ A DE NARVÁEZ SIN APARATO ELECTORAL


18-06-09

Duhalde

Cabezazo en contra

Se profundizó la pelea que comenzó cuando “El Colorado” sacó de las listas a los candidatos del caudillo. Se habla de un pacto para un PJ sin “advenedizos”.

Por N. Wiñazk

A pesar de que la pelea trascendental se libra en la provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde no va a votar en las próximas elecciones legislativas. Está de viaje por Europa, visita España e Italia, y no va a volver hasta después del 28 de junio, contaron sus amigos. Es práctico. Evita así las reuniones y los telefonazos de sus dirigentes, desilusionados, por decirlo de un modo diplomático, con el candidato Francisco De Narváez, impulsado hasta hace muy poco por él mismo.

Desde que “El Colorado” vetó a la mayoría de los duhaldistas de sus listas distritales, el ex presidente y ex gobernador le quitó el apoyo: sus dirigentes de base se desligaron del proyecto e incluso operan en contra de De Narváez, quien ahora busca desesperado los más de 40 mil fiscales necesarios para hacer una buena elección frente al aparato de Kirchner y sus 47 intendentes “testimoniales”.

De Narváez siente como nunca antes el frío y el destrato del peronismo bonaerense que él sueña con representar. Pasó las últimas dos semanas llamando al sindicalista Luis Barrionuevo, su antiguo operador en la provincia, pero éste no le atendió los teléfonos, “ocupado” por sus peleas judiciales con Kirchner en Catamarca. “Ahora que nos cagó, que le fiscalice la elección Durán Barba”, castiga en la intimidad el gastronómico, haciendo alusión a Jaime Durán Barba, el asesor de medios de PRO, quien aconsejó a sus jefes que debían “desperonizar” las boletas de candidatos para captar así el voto del electorado independiente. El último emisario que le envió De Narváez a Barrionuevo, con el que antes solía reunirse en público con fotos y todo, fue el ex jefe de Gabinete de Duhalde, Alfredo Atanasof.

El PJ duhaldista le había presentado a De Narváez más de 600 listas “colectoras” para que él las sumara a sus boletas en los distintas localidades del conurbano bonaerense y el interior de Buenos Aires. Rechazó 450, según fuentes del PJ opositor que participaron de esas negociaciones. Esas boletas de candidatos a legisladores provinciales, concejales y consejeros escolares, repletas de nombres desconocidos para la mayoría de la sociedad, estaban integradas por los punteros y dirigentes peronistas con influencia de base, expertos desde hace lustros en el arte de movilizar militantes y fiscalizar elecciones en las escuelas más recónditas del conurbano. En las listas a candidatos a diputados nacionales, los hombres de Duhalde también quedaron muy relegados: Atanasof, por ejemplo, ocupa el puesto 9º, mientras que su ex vocero Eduardo Amadeo fue ubicado en el 12º.

Los punteros duhaldistas están ahora muy enojados con De Narváez, y no sólo no fiscalizarán para él, sino que incluso ofrecen su trabajo y su experiencia al peronismo de Kirchner, según un relevamiento que hizo Crítica de la Argentina en varias localidades del conurbano bonaerense, como Tigre, Morón u Olavarría. Duhalde y Barrionuevo liberaron con gusto a sus muchachos.

Este panorama hizo crecer una versión que corre entre los dirigentes de primera línea del PJ, siempre afines a las visiones conspirativas, de la existencia incluso de un entendimiento entre Duhalde y Kirchner: ya habrían arreglado organizar una transición ordenada entre las distintas fracciones del PJ, que le permitiría al partido seguir gobernando más allá de 2011 (ver recuadro). Los operadores de De Narváez, mientras tanto, intentan seguir negociando contrarreloj para conseguir los 40 mil fiscales necesarios para controlar las más de 35 mil mesas bonaerenses repartidas en las más de 5 mil escuelas donde se votará.

Duhalde y Barrionuevo se ríen ahora de la estrategia mediática de “El Colorado”, que puso al aire un spot para intentar reclutar voluntarios para fiscalizar los comicios. Para ellos, esa publicidad es sólo un signo de debilidad inservible. Argumentan que aunque se inscriban miles y miles de personas en el proyecto, finalmente serán unas pocas las que se presenten y sepan qué hacer el 28: un domingo de invierno crudo en el que se va a hacer de noche muy temprano en los confines del conurbano bonaerense.

“ESTA VEZ, EL FRAUDE VA A TENER NOMBRE Y APELLIDO”.
El candidato a diputado por Unión PRO, Francisco De Narváez, aseguró ayer en el Salón Eva Perón del Senado que “el gobierno nacional está haciendo todo lo posible y hasta lo imposible para que no haya ningún manto de sospecha en este resultado”. Sin embargo, en un tiro por elevación al kirchnerismo, advirtió que “si alguien intenta modificar la decisión de la gente en términos del destino de su voto, esta vez el fraude va a tener nombre y apellido”. En una conferencia de prensa organizada por la fundación Konrad Adenauer, el candidato de la derecha bonaerense imaginó que el próximo 28 de junio “será una jornada larga” y agregó que “los fiscales y los medios de comunicación, pero fundamentalmente los ciudadanos, esta vez no van a dejar que se violente la decisión de que su voto cuente y sea bien contado”.

Al repasar la actuación del juez Faggionatto Márquez, quien quiere indagar al diputado como supuesto partícipe en una asociación ilícita dedicada al tráfico de efedrina, De Narváez dijo que “las campañas sucias existen y no tengo duda que el origen y la inspiración de esta campaña de desprestigio tiene como origen a la persona de Néstor Kirchner”. Además, expresó que prefiere esperar “el resultado de la Cámara acerca de la recusación de Faggionatto” antes de definir en público si se presentará o no a declarar en la causa judicial.

Al reclamar “el fin del clientelismo en nuestro país”, De Narváez señaló: “Si es posible buscaremos la prisión de aquellos que hagan del clientelismo una práctica. Tenemos que hacer asistencia del Estado y no asistencialismo”.

En referencia a los comicios presidenciales de 2011, el colombiano analizó que “el kirchnerismo ya perdió el control parlamentario. Esto no es bueno ni es malo, es el inicio de un proceso que busca la alternancia a partir de 2011. Sin dudas debemos prepararnos a lo largo de 2010 para elecciones internas para que luego haya un cambio de mandato. No veo ninguna razón salvo la desesperación o la incapacidad del Gobierno que permita vislumbrar un anticipo de la elección presidencial, lo que sería muy malo para el país”.

EL PUENTE QUE NUNCA SE CORTÓ. El desencanto de Eduardo Duhalde con Francisco De Narváez abrió las puertas a un escenario impensado hasta hace unos días: la posibilidad de un entendimiento entre Néstor Kirchner y Duhalde de cara a una transición ordenada que le permita al peronismo llegar en armonía hasta 2011 y seguir gobernando después con una figura de recambio que resulte de un trabajoso consenso y no de un sordo enfrentamiento. Consultados por Crítica de la Argentina, las espadas de uno y otro sector negaron acercamientos. Sin embargo, este diario pudo saber que, después de mucho tiempo, en las filas del oficialismo existen dirigentes que vuelven a plantear que el líder del Movimiento Productivo Argentino es “el único interlocutor confiable” para ensayar una transición de ese tipo en el caso de que los resultados del 28 no redunden en una victoria clara para el oficialismo. Cerca de Kirchner, sostienen que sólo Duhalde puede garantizar una cierta disciplina del PJ no K. Creen que ni Carlos Reutemann, ni Juan Schiaretti, ni José Manuel de la Sota ofrecen esa garantía.

Duhalde quiere volver a la política pero no tiene juego. De Narváez y Mauricio Macri no quieren cargar con la mochila de su pasado y Reutemann aprovecha cada chance que tiene para despotricar en su contra. Por eso, en los últimos días hay quienes están atentos a los puentes que no se rompieron ni siquiera en los momentos más álgidos del enfrentamiento. En el duhaldismo aún se refieren con respeto a los que se fueron pero nunca apagaron sus teléfonos: Alberto Balestrini, José María Díaz Bancalari y Juan Carlos Mazzón. Todos tienen diálogo directo y permanente con Kirchner.

Critica Digital

18/06/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Kirchner contra Techint, esta vez por el reparto de ganancias


La crisis mal distribuida

El ex presidente denunció que mientras Siderar adeuda 27 millones de pesos a sus trabajadores, Techint reparte beneficios y asigna un premio de 6 millones de dólares a un director. Un comunicado de la firma que intentó desviar la atención.

La esgrima verbal y política entre la sociedad política de Néstor y Cristina Kirchner (ex y actual presidentes) y el grupo transnacional Techint recogió ayer un nuevo y revelador capítulo. El ex presidente lanzó sus dardos desde el microestadio de Racing, en Avellaneda, cuando en un acto de la UOM de esa localidad denunció que un directivo del grupo se había apropiado de honorarios y asignaciones, producto de las ganancias por producción de las firmas del holding, por 6 millones de dólares. Pero, al mismo tiempo, eludía el pago de una deuda por 27 millones de pesos con los trabajadores de la planta de San Nicolás de Siderar (ex Somisa), excusándose en la crisis. El grupo, a través de un comunicado de Siderar, informó que por el último ejercicio no había distribuido dividendos. Un intento de desviar la atención, ya que los dichos de Néstor Kirchner aludían, claramente, al reparto de 354 millones de dólares en dividendos de Tenaris, la empresa tenedora de la mayoría del paquete accionario de las firmas productoras de tubos del grupo, de los cuales 6 millones fueron asignados a un solo director.

“Dada la difícil situación del mercado argentino –con una caída de más del 50 por ciento– y las significativas pérdidas de 388 millones de pesos en el último trimestre de 2008, la asamblea ordinaria de accionistas del 15 de abril de 2009 decidió NO distribuir dividendos”, explica el comunicado que ayer por la tarde distribuyó Siderar, firma del grupo que explota la planta de San Nicolás. Así, con el NO destacado en mayúsculas. La pretensión, después de los dichos de Kirchner al mediodía en Avellaneda, era evidentemente descalificarlo al dar la sensación de que el ex presidente había atacado con un dato erróneo. Horas más tarde se conocería la cara oculta de la noticia.

“Hay crisis para pagarle lo que les deben a los trabajadores de Siderar, y no hay crisis para retirar, dentro de ese mismo grupo económico, seis millones de dólares por asignación de honorarios a un director en función de la rentabilidad de la empresa”, había dicho, textualmente, Néstor Kirchner en el acto en Avellaneda. Fue en el marco de un discurso en el que reclamó mayor responsabilidad social a los empresarios frente a la difícil situación económica. “Si las empresas tienen que ganar un pesito menos, que lo hagan, pero que no se pierda un solo empleo”, suplicó. Y reiteró que “no puede ocurrir que una empresa cobre millones de dólares por ganancias de la producción y no quiera pagarles a los trabajadores de San Nicolás lo que les corresponde”. La deuda a la que se refirió el ex presidente es por los premios que cobran como bonus anual los trabajadores de Siderar, que ascenderían a un monto global de 27 millones de pesos, y que este año no fueron abonados bajo la justificación de la crisis imperante.

Sin embargo, los números que ayer difundió el grupo Techint, a través de Siderar –empresa cotizante en Bolsa– están referidas exclusivamente a los libros de esa unidad de negocios. No expresan la realidad consolidada del holding. De hecho, buena parte de las operaciones de compraventa de sus productos se realizan intrafirma, es decir entre empresas vinculadas que pertenecen al mismo grupo (Techint). En esos casos, suele ser complicado conocer si los precios de transferencia responden a los valores de mercado o si existen transferencias de ganancias entre empresas asociadas. De hecho, fue éste uno de los conflictos que tuvo el grupo en Venezuela y derivó en la decisión soberana del gobierno de Hugo Chávez de disponer la nacionalización de Sidor: la planta siderúrgica le reclamaba al mercado interno un precio muy elevado por sus productos, pero exportaba a sus filiales en México a un precio muy inferior, privilegiando así este destino y promoviendo la competencia de los productos elaborados en México, en sus filiales, en el propio mercado venezolano, en contra de la producción en este último país.

En el caso de Siderar y su controlante ocurre que, mientras Siderar denuncia pérdidas y caída del mercado local, Tenaris distribuye utilidades en el mismo ejercicio por 354 millones de dólares. De dicha suma, 153 millones ya se habían anticipado como pagos de dividendos por el ejercicio 2008 en noviembre de ese año, según referencias del ámbito empresario comentadas ayer. El resto, los 200 millones adicionales, se resolvió distribuirlos en la última semana, a razón de 0,43 dólares por acción. Dentro de ese total, están contemplados los seis millones de dólares que fueran asignados como “premio”, en forma de honorarios, a un solo director.

Tenaris pasó a ser la cabeza internacional del grupo Techint en el mercado de tubos, cuando el grupo de los Rocca extendió su campo de acción a territorios venezolano y mexicano. No existe físicamente como empresa industrial, pero sí como “persona legal” propietaria de las participaciones mayoritarias del grupo en México, Argentina y hasta hace pocas semanas en Venezuela. No hace el trabajo, pero recoge las ganancias de sus controladas. Y las reparte, a veces generosamente entre sus directores, que en el caso de los más apreciados son, a la vez, directores de filiales como Siderar.

A éstos se refería ayer Kirchner. Techint hizo como que no entendió.

Página 12

05/06/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Miren con que autoridad Grondona habla de dictadura y república??? C


Grondona “lo de kirchner es como un tumor”

24/04/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized, Videos | , , , , , , , , | 2 comentarios