America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Una aparición que destrozó varios mitos – Hernàn Brienza


Una aparición que destrozó varios mitos
La gran respuesta que debe dar en el futuro Máximo Kirchner no es política, es metafísica.

5520dc084669c_651x377

El paro-boicot del martes transcurría anodino. Perpetrada por el dúo dinámico Hugo Moyano y el antisemita Luis Barrionuevo, y secundada por los superhéroes menores del desatino como Pablo Micheli y los dirigentes del trotskismo, la medida de fuerza impedía ir a trabajar a millones de trabajadores que desgraciadamente no pagan el impuesto a las Ganancias porque sus sueldos no son tan altos en defensa de los intereses unos pocos (desgraciadamente, otra vez) trabajadores que sí perciben un salario que los obliga a pagar porcentualmente el impuesto a la ganancia. Para que quede claro, un empleado de un Kiosco del micro-centro que vive en Lanús, por ejemplo, no pudo ir a trabajar porque los transportistas y quienes cortaron el Puente Pueyrredón lo tomaron de rehén porque estaban muy preocupados, por ejemplo, por los ingresos de un pobre gerente bancario que, como cobra 80 mil pesos de sueldo, debe retribuir al Estado 15 mil pesos, 15 mil pesos que el Estado, a través de las políticas de subsidio del gobierno, destina a abaratar el precio del colectivo o del tren, por ejemplo. Un verdadero desatino, que se entiende en el caso de dirigentes gremiales como Moyano, cuyos empleados cobran más de 15 mil pesos gracias a las paritarias que instituyó el gobierno y también en el caso del empresario gastronómico, ya que su odio al Peronismo lo ciega. No se entiende mucho en los demás convocantes, excepto que uno comprenda profundamente ese dicho que reza “en política, los extremos se tocan, pero sólo uno de ellos es consciente de ello”.

“Creo que Máximo no debe ser ni Néstor ni Cristina. Máximo debe ser Máximo. Es decir, una expresión generacional diferente del Kirchnerismo. Toda repetición es conservadora”.
El paro-boicot del martes había logrado parte de su efecto: convertir a Buenos Aires en un sábado sin colectivos ni trenes ni subtes. Y cuando todos los canales de televisión y las radios hablaban de eso, Víctor Hugo Morales anunció que en unos minutos saldría al aire Máximo Kirchner, el hijo de la presidenta, en su programa de Radio Continental. A medida que pasaban los minutos, el reportaje al líder de la Cámpora se convirtió en una verdadera cadena nacional privada: decenas de radios y varios canales de tevé levantaron la señal y pusieron al aire en forma simultánea la palabra de Máximo Kirchner. En un rinconcito patético quedaba TN mostrando las cicatrices que la medida de fuerza había dejado en la ciudad.

¿Por qué la aparición de Máximo produjo tanto efecto político y mediático? Buena parte de la respuesta se la lleva los dos pilares centrales de la táctica kirchnerista: Oportunidad y Sorpresa. ¿Por qué fue oportuna su aparición? Sencillo: porque a media mañana del martes ya nadie hablaba del paro-boicot, ya nadie esperaba lo que dijera Moyano y se había generado cierta ansiedad en saber qué iba a decir la presidenta a las 18 horas. La voz de Máximo tapó los gritos de los convocantes a la medida de fuerza. Si lo hubieran planeado no habría salido mejor, y por eso estoy seguro, justamente, de que planearon hasta el mínimo detalle, valga la ironía.

En segundo término, la salida de Máximo generó sorpresa porque fue del orden de lo “No dado”. No tengo registro en mi memoria de que el líder de La Cámpora haya dado una entrevista radial tan extensa. No puede ser esperado algo que nunca ha sido. He allí su excepcionalidad. Y segundo, porque nadie se esperaba que hablara públicamente. Quizás por esa razón, un hecho mediático se convirtió en un acto político.

Escuchar hablar a Máximo Kirchner generó un sinfín de reacciones. Salvo el inefable Grupo Clarín y la desagradable tapa de la revista Noticias, no hubo consecuencias negativas de la emergencia de la voz de Máximo. Respecto de la tapa de Noticias, creo que una vez más han logrado superarse a sí mismos en el grado de perversión y mal gusto. Me pregunto qué habría pasado si, por ejemplo, el diario Miradas del Sur hubiera publicado en su tapa las fotos de los hijos de Jorge Fontevecchia con dos tiros en la frente y una leyenda que dijera: “La pesadilla de Jorge”. Habría sido un escándalo mediático, un atentado contra la libertad de prensa y, seguramente, muchos habrían leído allí un mensaje de tipo mafioso. Sin embargo, eso no ocurrió con la tapa de la revista Noticias: El fotoshop no da licencia para herir la humanidad del adversario, colegas. Ni los políticos opositores se animan a tanta maldad. El periodismo es más cruel y despiadado que la política.

La aparición de Máximo Kirchner ha despertado en el Kirchnerismo social un revuelo de ponchos felices. Los deseos imaginarios de un gran sector de la población partidaria del gobierno nacional ha escuchado en el hijo los fraseos del padre, la inteligencia de la madre, la frente de la hermana, las manos de la tía y la mirada del abuelo. Como si estuvieran delante de la “nurserí” se reparten parecidos imaginándole un futuro inmediato y a largo plazo. No faltó incluso aquel que lo vio presidente en diciembre de este año.

Pero más allá de las fantasías, lo cierto es que su aparición destrozó varios mitos y dejó algunas cosas claras: 1) Máximo tiene un muy buen discurso mediático (tiró al menos cinco títulos distintos), 2) tiene una gran capacidad de generar frases cortas y comprensibles para todos, es decir, consignas políticas, 3) posee capacidad discursiva y buena oratoria, 4) ocupó el espacio público con un discurso político con contenidos, no sólo en términos teóricos sino también ocupando territorios de voluntad política, 5) Si juega a la Play Station o no es un dato secundario. Evidentemente, se puede jugar a la Play y tener capacidad para la acción política.

Quizás la gran respuesta que debería dar Máximo sea metafísica. Es decir, ¿quién es Máximo Kirchner más allá de la mirada de quiénes lo miran? ¿qué quiere Máximo más allá de los deseos de quienes lo proclaman, lo reclaman, le exigen o lo presionan? Cuándo él responda esas preguntas habrá dado el gran salto de su vida y se encontrará finalmente con su destino. Hay quienes ven en Máximo a Néstor resucitado. Hay quienes consideran que en realidad ha recibida toda la herencia de su madre Cristina. Posiblemente, Máximo sea una síntesis de su padre y de su madre con todo lo bueno y lo malo que ello significa para cualquier hijo. Para que el Kirchnerismo tenga futuro, Máximo debe ser Máximo. La base social del Kirchnerismo descree de cualquier otro líder político que no se apellide Kirchner. Esto no es ni bueno ni malo en sí mismo.

Gran parte de la sociedad descree de la clase política en su conjunto. Hay un vasto sector que cree en un apellido como “control ideológico” en la acción política. No cree en otros apellidos, no cree en liderazgos institucionalizados o en partidos políticos. Cree sólo en liderazgos personales. Esto habla más de las debilidades del sistema político argentino (o latinoamericano) que de las cualidades de un apellido y sus miembros. No se trata de providencialismo sino de confianza política. El Kirchnerismo cree que “un Kirchner” no sería capaz de traicionar el legado de “los Kirchner”. No está vinculado al “nivel de atraso” de las sociedades latinoamericanos sumidas en el populismo barbárico sino que es consecuencia del nivel de desconfianza que generan las democracias modernas en el mundo. La confianza en los Kirchner no es un signo “del atraso de los pueblos” es una consecuencia del vaciamiento de las democracias modernas mediáticas, como bien explicó Pierre Rosanvallon en su libro La Contrademocracia.

Por último, creo que Máximo no debe ser ni Néstor ni Cristina. Máximo debe ser Máximo. Es decir, una expresión generacional diferente del Kirchnerismo. Toda repetición es conservadora. Y el Kirchnerismo será transformador o no será nada.

Infonews

05/04/2015 Posted by | General, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

ESTE ES EL NUEVO CABALLO DE TROYA, ENGAÑA CON LO QUE LLEVA DENTRO, TODO LO MALO QUE NOS CONDUJO A LA CRISIS DEL 2001


1097757_10201675085941537_691860941_o

06/08/2013 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina | , , , , , , , | Deja un comentario

¡FRACASADOS CON MUERTE POLÍTICA ANUNCIADA!


Las caras lo dicen todo, ambiciosos fracasados, traidores, usan a los obreros para seguir consiguiendo privilegios. Lo de los subsidios familiares y el mínimo no imponible son la zanahoria, buscan posicionarse políticamente junto con el grupo Clarín…. Yo a esta película le pondría este título : FRACASADOS CON MUERTE POLÍTICA ANUNCIADA!

20/11/2012 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tres tristes tigres


Barrionuevo Duhalde Alderete
Fotos: Archivo

08-11-2009 /  Duhalde, Barrionuevo y Alderete lanzados a la conspiración.

Por Politica
politica@miradasalsur.com

A escasos 200 metros del Congreso de la Nación, en sus oficinas del noveno piso sobre la calle Hipólito Irigoyen, Eduardo Duhalde alterna los papeles que le preparan para sus conferencias en Harvard y en el coloquio anual de Idea con las reuniones con punteros y operadores para crear un clima de conspiración.“Estoy muy preocupado –le dijo el ex presidente a un interlocutor– porque este Gobierno está repartiendo armas. Me llegaron los informes del Renar (Registro Nacional de Armas) y les están dando fierros a todos los grupos piqueteros afines a ellos. Esto va a terminar mal.” Quien dialogaba con Duhalde había ido a tratar otros asuntos; sin embargo, antes de salir de la sede del Movimiento Productivo Argentino se cruzó con otros dos dirigentes duhaldistas que agitaban la misma bandera. El lanzamiento a candidato para 2011, para Duhalde, no es más que una movida del tablero sin ninguna aspiración a ocupar el sillón presidencial. Su objetivo principal es dañar al Gobierno y, para lograrlo, nada mejor que crear un clima de caos. Si la inseguridad es imprescindible en la agenda, mucho más eficaz resulta asustar con la existencia de grupos armados. Y Duhalde no se conforma con sembrar una campaña de opinión pública: en paralelo, estrecha los vínculos tanto con aquellos grupos piqueteros que sí están contra el Gobierno como con otros jerarcas políticos que sólo pueden volver a instalarse en un escenario de caos. De todos modos, Duhalde está más preocupado por sus incapacidades que de sus posibilidades de hacer daño.

 

Alderete y el PCR. Juan Carlos Alderete es el referente de los desocupados de la (CCC) Corriente Clasista y Combativa. Intransigente total con el Gobierno pero con diálogo con Hugo Biolcati a partir de haber apoyado la guerra gaucha y con buenos vínculos con Duhalde. A principios de octubre, a través del ultraduhaldista Eduardo Amadeo, Alderete se reunió con el titular de la Pastoral Social, Jorge Casaretto para mostrarse en la foto con el obispo de San Isidro en coincidencia de que el principal problema de la Argentina es la pobreza. Sin embargo, el dirigente de la CCC, después de comulgar con el obispo de San Isidro, prefirió atacar al Gobierno justamente cuando se conoció la decisión presidencial de universalizar las asignaciones por hijo, una clara medida para paliar la situación de los hogares pobres. Alderete fue uno de los promotores del extenso corte en la avenida 9 de Julio. Lo más curioso –o grotesco– es que los operadores duhaldistas pedían mano dura, criticaban al Gobierno por no reprimir a los que hicieron el prolongado acampe. Los mismos que esponsorean a Alderete salieron a agitar la necesidad de reprimir la protesta social. En dirección contraria, los dirigentes sociales cercanos al kirchnerismo fueron los que negociaron que tras 30 horas, los piqueteros anti K dejaran libre el tránsito. El mismo Alderete fue quien se reunió con Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita, en un bar cercano al piquete (ver en estas páginas).

La CCC es una agrupación del PCR (Partido Comunista Revolucionario), una escisión del Partido Comunista de 1968 que se presentó como una opción guevarista con simpatías a la revolución china. Desde fines de 1974, el PCR adoptó una posición difícil de justificar: mientras muchos de sus militantes caían en manos de las bandas de la AAA (entre ellos el cordobés René Salamanca, líder del Smata local), calificaron al gobierno de Isabel Perón como “tercermundista”. Si bien trataron de explicarlo con frases de Mao Tse Tung, algunos dirigentes del PCR se aliaban con referentes de la derecha sindical y política del gobierno mientras que se mostraban como furibundos enemigos de los grupos revolucionarios de la izquierda marxista y peronista.

Por esos años, Eduardo Duhalde era intendente de Lomas de Zamora y estaba alineado con el líder metalúrgico Victorio Calabró, quien de vicegobernador provincial saltó a gobernador tras echar a Oscar Bidegain, alineado con los sectores combativos del peronismo. Calabró venía de la tradición patotera y de bandas armadas del vandorismo. Manejó la policía bonaerense como una extensión de la caza de marxistas y peronistas revolucionarios. Duhalde tenía ya una relación privilegiada con la Bonaerense. Sus informaciones fueron muy importantes para que la inteligencia policial fuera clave en la gran ratonera montada en Monte Chingolo, cuando el ERP intentó copar el batallón de Arsenales Domingo Viejobueno, en vísperas de la Navidad de 1975. Cuando Isabel Perón fue desalojada del gobierno y mantenida en prisión, Calabró no dudó en esperar en su despacho a los militares que llegaban para hacerse cargo de la provincia de Buenos Aires, encabezados por los temibles Ibérico Saint Jean y Ramón Camps. La suerte de los militantes del PCR, para esos carniceros, no dependía de los postulados maoístas o de acuerdos espurios con la derecha peronista.

Barrionuevo. El gastronómico Luis Barrionuevo no oculta sus deseos desestabilizadores. El Hotel Savoy, de su propiedad, está a metros del Congreso y es un tradicional lugar de intrigas y acuerdos entre políticos. El año pasado se abrió de la CGT para lanzar una conducción gremial paralela y en una entrevista imperdible que le dio al semanario Noticias aseguró: “Duhalde puede ser presidente”. El gastronómico, sobre el ex presidente, dijo: “Está trabajando a full”. Toda una definición de los incesantes esfuerzos desestabilizadores de Duhalde.

Barrionuevo, desplazado del tablero opositor, quiere ahora jugar sus cartas para ver si un eventual escenario caótico lo vuelve a colocar entre las primeras ligas. En estos días quedó salpicado por las escuchas telefónicas ilegales del agente Ciro James, quien contaba con varias habitaciones –alquiladas– en el Savoy.

Barrionuevo sueña con dos cosas: Eduardo Duhalde presidente y Néstor Kirchner preso o fuera del poder. Si bien se conformaría con alguna de las dos por separado, sabe que su triunfo sería completo con el combo en su totalidad. No confía en nadie más que en el ex presidente interino, a quien todavía no le entiende haberse ido del poder antes que terminara el mandato que le había conferido la Asamblea Legislativa que lo puso como jefe del Ejecutivo nacional en los primeros días de 2002.

Por las dudas, Barrionuevo no descuida su excelente relación con Enrique Coti Nosiglia y sigue, sigilosamente, todo lo que puedan hacer sus amigos radicales para llevar a Julio Cobos a la presidencia en 2011. En ese esquema, ya se siente desplazando a Hugo Moyano, quemado por su kirchnerismo furioso y su ataque a los medios de comunicación.

De todas formas, sus últimas apuestas naufragaron. No pudo ser la pata sindical del peronismo disidente a pesar de todo lo que hizo para congraciarse con Francisco de Narváez. Felipe Solá ni lo considera y con el resto, como Carlos Reutemann, sólo tiene aproximaciones. Duhalde es el único que le garantiza que “no quedará afuera” y por eso juega fuerte. Luisito es uno de los pocos que entiende el juego de Néstor Kirchner, de apostar a todo o nada y por eso siempre pretende devolverle el golpe, aunque la mayoría de las veces lo debe hacer debajo de la superficie, porque nadie quiere quedar junto con él en la misma foto.

http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=65023#

09/11/2009 Posted by | General | , , , , , , | 1 comentario

Argentina- De Narváez : “Duhalde nunca me apoyó”


Aunque construyó su candidatura con él, el referente de Unión Pro afirmó que no recibió el respaldo “explícito” del ex presidente. Continúa la guerra por los fiscales.

El candidato a diputado Francisco de Narváez intentó ayer minimizar el impacto que tendrá en su espacio la quita del apoyo político que le brindaba Eduardo Duhalde: enojado porque sus dirigentes quedaron fuera de las listas de Unión PRO, el ex presidente liberó a sus punteros y militantes, que ya no se prestarán para hacer de fiscales del peronismo disidente en las elecciones legislativas, una movida que fue revelada ayer por Crítica de la Argentina. “Nunca tuve el apoyo explícito de Duhalde”, aseguró de Narváez en declaraciones radiales, escondiendo en realidad que fue el bonaerense su principal impulsor durante los últimos años, tal como antes él mismo solía afirmar a los medios. Y como lo muestran sus fotos.

El “Colorado” fue más allá e intentó restarle importancia también al peso específico que representaba para él contar con el “aparato” duhaldista. Dijo que tiene los “fiscales necesarios” para afrontar los comicios, una versión que desmienten sus propios asesores, como su jefe de campaña, Gustavo Ferrari, quien dice que, gracias a un spot televisivo, Unión PRO consiguió más de 15 mil voluntarios para fiscalizar, una cifra lejana a los 40 mil que en realidad se necesitan para controlar las urnas y los cuartos oscuros de la provincia de Buenos Aires.

Ayer, De Narváez debió reconocer que “hace varias semanas” que no habla con Duhalde. Incluso admitió que había decidido dejar afuera de sus boletas de candidatos a la mayoría de los dirigentes duhaldistas que lo apoyaban: “Fue una decisión arbitraria de nuestra parte de que no participaran muchas personas o apellidos tradicionales de la política vinculados con el duhaldismo”, confirmó, aunque después intentó bajar los decibeles de la pelea con ese sector del peronismo: “No hay ninguna rotura del vínculo”.

En contraposición con de Narváez, el que confirmó la pelea con Duhalde fue el gremialista gastronómico Luis Barrionuevo: “De Narváez dejó afuera a 450 listas colectoras que le presentamos. Si hubiese sido vivo, hoy estaría diez puntos arriba de Kirchner y no palo a palo”, se enojó ante Crítica de la Argentina, y luego alimentó las sospechas ante un posible fraude: “Si nos hubiese aceptado, hoy tendría el control garantizado para las elecciones, y además contaría con la mística del peronismo. Ahora se presta a que le roben cinco puntos en las elecciones”.

Hasta pocos días antes del cierre de listas, la relación entre de Narváez y Duhalde era óptima. Fue el líder del PJ opositor el que impulsó la primera candidatura a diputado del ex dueño de Casa Tía, en 2005, y luego lo apoyó para que sea candidato a gobernador en 2007. La esposa del ex presidente, Chiche Duhalde, también “protegió” políticamente al empresario-legislador pero éste decidió alejarse de su redil. Ahora, igual que su esposo, desaprobó el rechazo de las listas de sus dirigentes, aunque igualmente hizo campaña por Unión PRO en Lomas de Zamora, donde logró imponer una lista “colectora” propia. Su yerno, Gustavo Ferri, es además candidato a diputado provincial por la tercera sección electoral.

La foto de ese acto mostró al sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas y a la candidata a diputada Claudia Rucci, hija de José. de Narváez, precavido, se mantuvo ausente del evento.

El gastronómico denuncia a Kirchner

Luis Barrionuevo denunciará penalmente a Néstor Kirchner, a quien acusará de haber mentido sobre la realización de una reunión del Consejo del PJ que decidió la intervención del partido en Catamarca, una decisión que inhabilitó su candidatura a senador. “Me quieren proscribir”, se enojó el sindicalista frente a este diario.

Barrionuevo está indignado porque había conseguido que la Cámara Nacional Electoral le diera el control del justicialismo catamarqueño, sello por el que presentó su candidatura. A pesar de eso y para neutralizarlo electoralmente, Kirchner decidió intervenir el PJ provincial: presentó un acta donde afirmó que el Consejo del partido había decidido esa intervención tras reunirse en la Quinta de Olivos el 5 de junio, por la mañana; un encuentro en el que supuestamente estuvieron los principales gobernadores del peronismo, entre otros dirigentes, como el líder de la CGT, Hugo Moyano. Para Barrionuevo, esa reunión no existió y por eso denunciará a Kirchner: “Estoy harto de sus operaciones”.

Critica Digital

19/06/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario