America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Mensaje del Ex Presidente Lula Da Silva al XVIII Encuentro del Foro de Sao Paulo


15/07/2012 Posted by | Economía, Educación, General, Medio Ambiente, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized, Videos | , , , | Deja un comentario

Honduras – El eslabón más débil


Por Mario Wainfeld

La explicación oficial (el presidente Manuel Zelaya cayó casi de improviso en la embajada de Brasil en Tegucigalpa) suena naïve. Pero aún si se la acepta (el olfato indica que el acuerdo era previo) es llamativo el compromiso que tomó el presidente Lula da Silva con su colega constitucional hondureño. El vigor de su intervención es proporcional a la gravedad que asigna al caso. Su acción es heterodoxa, su fundamento racional. Es conspicuo el nivel de profesionalidad de la Cancillería brasileña. Y hay consenso extendido acerca de las dotes de Lula da Silva, un líder nacional y regional de enorme altura. Cerca del final de su segundo mandato goza de una altísima popularidad en su país y una enorme reputación fuera de ella. Ha consolidado a Brasil como potencia mundial y regional. La continuidad de la política exterior brasileña es proverbial, su salida no la tronchará…, pero las personalidades dejan su marca. El cronista supone que muy pronto, cuando el referente petista ya no esté, la región, la Argentina y el mismo escriba lo van a extrañar.

Sin apearse de su tono sereno y su discurso bien modulado, el brasileño juega fuerte. No es la primera vez que su acción internacional trasciende el jogo bonito y se interna en terreno barroso, sin certeza acerca de las consecuencias inmediatas. Así fue cuando su asesor estrella Marco Aurelio García viajó a Bolivia acompañado por Eduardo Sguiglia en representación del gobierno argentino, a fin de cimentar la salida electoral a la sangrienta crisis provocada por el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. Reincidió cuando el peripatético Marco Aurelio se internó en la selva colombiana para participar en la liberación de Ingrid Betancourt. La primera jugada salió muy bien, quizá mejor de lo esperado, remató en el amplísimo triunfo de Evo Morales en las presidenciales. En Colombia, el trámite fracasó, cuanto menos transitoriamente.

El régimen de facto hondureño parece inviable en el mediano plazo. Una nación pequeña, para nada condenada al éxito y con nulas perspectivas de “vivir con lo nuestro” es un mal prospecto de supervivencia si su gobierno recibe un aislamiento internacional machazo. Como jamás antes en la cruel historia del patio trasero, ningún Estado reconoció al presidente golpista. Pero el desenlace dista de ser automático en el corto plazo, signado por la radicalización del gobierno usurpador, la presencia de tropas en las calles, el toque de queda y el estado de sitio.

Claro que algo “había que hacer” para alterar la inercia pro golpista: la coyuntura, tres días atrás, pintaba fatal para el régimen constitucional. El transcurso del tiempo conspiraba contra Zelaya, su retorno cambia las coordenadas en un escenario abierto a muchas alternativas, que desautorizan vaticinios y sólo dejan pie a conjeturas.

Es patente que Lula da Silva considera que el caso es crucial, habilitando (o imponiendo) movidas plenas de tensión. Hace casi un siglo Lenin le enmendó la plana a Marx, explicando que el socialismo podía emerger en el eslabón más débil del sistema capitalista. Muchos presidentes de este Sur advierten hoy que Honduras puede ser el eslabón débil de una cadena digna de sostén: la inédita coexistencia de regímenes democráticos populares que garantizan sustentabilidad al vecindario.

– – –

Hace pocas décadas la política exterior argentina estaba signada por la paranoia y una deformada imagen corporal. Aquélla se extasiaba con hipótesis de conflicto contra países limítrofes. Esta se obsesionaba en suponerse pares de Brasil. Las disfunciones empezaron a corregirse desde los albores del mandato de Raúl Alfonsín. Siguieron mejorando hasta hoy. Los Kirchner comprendieron, a poco de andar, que Lula era un aliado ideal y que el lugar de Argentina era acompañarlo. Disipada cierta suspicacia inicial, Néstor Kirchner actuó de consuno con él en el desendeudamiento con el FMI, en Haití, en la Cumbre marplatense que le dijo “no al ALCA”. Cristina Fernández perseveró en la correcta doctrina, en las cumbres del Grupo Río y de Unasur que promovieron acciones concertadas en el conflicto entre Colombia y Ecuador, tanto como en el salvaje levantamiento de la rosca separatista boliviana contra el gobierno de Evo Morales.

Ese comportamiento sistémico constituye a Argentina en garante de la paz y la democracia regionales. Un factor común los une, también percibido por otros presidentes, es la derecha la que intenta golpes acá o allá (Bolivia, Venezuela, Honduras), mientras los regímenes populistas o sedicentes socialistas (aún los más radicales) eligen someter su revalidación al veredicto electoral.

– – –

Es un dato que subsisten en Estados Unidos agencias estatales, funcionarios y políticos relevantes empáticos con Micheletti, sus métodos y sus objetivos. Puede discutirse si el presidente Barack Obama, que no concuerda con ellos, hace todo lo que puede por defender el sistema democrático hondureño. Es un debate espinoso, siendo evidente que la política exterior norteamericana no puede girar ciento ochenta grados y que Obama es (en el mejor de los casos) lo más avanzado que puede dar hoy su país pero no un revolucionario. También es innegable que la conducta de la administración Obama frente al golpe difirió de lo que fue moneda corriente en épocas pasadas. No lo motorizó, no lo apoyó. Ayer mismo, Obama conferenciaba sobre el cambio climático, mientras el Departamento de Estado hacía apelaciones a la paz y la contención sin mover un dedo a favor del usurpador.

El cambio es pausado y parcial, pero abre algunas perspectivas. Claro que la suerte de nuestras naciones depende de sus propias acciones, lo que explica y resalta la decisión de Lula. El momento en que se tomó, concomitante con la Asamblea General de las Naciones Unidas, le da una resonancia especial.

– – –

Las comunicaciones se cortan, los aeropuertos se cierran. Mel Zelaya y su esposa Xiomara Castro (que sabe un montón, micrófono en mano) se explayan a través de radios y programas de tevé de todo el mundo. Telesur consigue imágenes inigualadas desde Tegucigalpa. La CNN en español dispensa un trato institucional al presidente legal de Honduras. José Miguel Insulza hace lo mejor que puede para mantener a flote a la enclenque Organización de Estados Americanos (OEA), en lo que quizá sea su última chance de hacer algo útil. Los cancilleres, reunidos en Nueva York al cierre de esta nota, elaboran un enésimo documento de repudio conjunto.

La ruptura del orden institucional se despliega en un cuadro distinto, con ingredientes que sorprenden a quienes vivimos instancias más convencionales. Hay resquicios de esperanza, un protagonismo encomiable de los presidentes de naciones hermanas, los medios muestran la brutalidad y la torpeza de los golpistas. Pero nada es nuevo del todo: el fantasma de la derecha brutal sigue latente, ahora en un eslabón débil de la cadena, con un presidente constitucional que parece salido de Macondo. Consultados por este cronista varios diplomáticos de Argentina y países cercanos, ninguno creía que Micheletti fuera tan torpe y suicida de violar la extraterritorialidad de la embajada brasileña pero ninguno apostaba una cena por ese pálpito.

mwainfeld@pagina12.com.ar

23/09/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

ARGENTINA RECHAZA EL BORRADOR DEL DOCUMENTO FINAL DE LA CUMBRE DEL G-20. POCOS AVANCES CON EL FMI


“Es lavado y sumamente insuficiente”

Por David Cufré

Desde Londres

El gobierno argentino rechaza el borrador del documento de la cumbre del Grupo de los 20 que estaba redactado hasta ayer. Lo considera “lavado” y “sumamente insuficiente” como respuesta frente a la crisis internacional. Funcionarios de la delegación que participará de ese encuentro desde esta noche en Londres revelaron que el capítulo referido al Fondo Monetario Internacional no responde, hasta el momento, a las expectativas argentinas. “Podríamos volver al FMI sólo si no impone condicionalidades para la entrega de ayuda financiera, pero no creemos que lo haga. Volveríamos si nos pusieran como condición que usemos el dinero para construir escuelas, para desarrollar la obra pública y para afianzar el mercado interno. El FMI tiene una estructura y una burocracia que se retroalimentan y que si no cambian nos impiden volver”, revelaron desde la comitiva argentina.

Los presidentes del G-20 se reunirán esta noche para la cena luego de una recepción de la reina Isabel en el Palacio de Buckingham. Ese será el inicio de la cumbre del G-20, que continuará al día siguiente con un extenso desayuno de una hora y media, el cual fue pensado para dar oportunidad a los mandatarios de limar las gruesas diferencias que existen hasta este punto. Si las posiciones no se acercan y no se incluyen algunos puntos que el gobierno argentino juzga indispensables, el discurso de Cristina Fernández de Kirchner en el plenario de la cumbre dejará expuesto el rechazo al documento. “Se puede ser diplomático, no hace falta meterle los dedos en los ojos a nadie para decir las cosas que tenemos que decir”, indicaron los funcionarios.

No existen muchas expectativas respecto de lo que pueda ocurrir con el FMI, pero como mínimo la Argentina aspira a que se capitalice el organismo en 250.000 millones de dólares y haya una emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) por otros 150.000 millones. Las cuotas de los países socios del Fondo están medidas en DEG, los cuales están constituidos por una canasta de monedas que incluye el dólar, el euro y el yen, entre las principales. Una ampliación de los DEG elevaría la cuota de la Argentina y de manera indirecta impactaría favorablemente sobre las reservas internacionales del Banco Central, que contabilizan las tenencias en DEG. Aun así, el mayor reclamo argentino es que terminen las condicionalidades del FMI para proveer ayuda financiera y eso no está incluido en el documento del G-20 que preacordaron las grandes potencias. La Presidenta insistirá con el punto en la cena de esta noche y en las reuniones de mañana.

Cristina lo habló ayer en la cumbre de Qatar con Lula da Silva y volverá a negociarlo hoy en un encuentro bilateral. Aunque el Gobierno definió estratégicamente que debe preservar la relación con Brasil, lo cierto es que en este tema y en varios otros surgen diferencias importantes en las posturas internacionales con el mayor socio del Mercosur. Por lo pronto, Brasil está satisfecho con las reformas que anunció el FMI en las últimas semanas y no levanta con el mismo ahínco que la Argentina la bandera de transformaciones más profundas.

“Como mínimo, el documento final de la cumbre debería incluir la lista de paraísos fiscales, que concentran el 40 por ciento del ahorro mundial. Dicen que lo van a hacer, pero hasta que no lo veamos no lo vamos a creer”, dijeron escépticas las fuentes argentinas. Una de las razones para el escepticismo es que Gran Bretaña, anfitrión de la cumbre y aliado de Estados Unidos en su puja con el resto de Europa en el G-20, protege a los paraísos fiscales. “Barbados es Inglaterra, las Islas Caimán son Inglaterra y Bermudas son Inglaterra. Y el 30 por ciento del PIB de Gran Bretaña es la actividad financiera. Por eso ellos resisten la presión de Alemania y el resto de Europa para imponer nuevas regulaciones a la actividad financiera y a los paraísos fiscales”, interpretaron.

“El otro punto indispensable es que haya principios concretos de regulación de los mercados financieros”, agregaron los funcionarios. En este punto, hasta ahora el documento final del G-20 tampoco avanza mucho, más allá de las declaraciones retóricas. La tensión entre las grandes potencias del G-7 podría hacer naufragar el encuentro del G-20, advierten desde el gobierno argentino, que en vista de esa situación quiere dejar clara su posición para no acarrear costos inútilmente. “Lo único que nos falta es que esto sea un fracaso y nos echen la culpa a nosotros. Que nos digan ‘qué hicieron ustedes cuando estaban ahí'”, se atajaron desde el Gobierno.

Las diferencias entre Estados Unidos e Inglaterra, por un lado, y Alemania, Francia y el resto de Europa, por el otro, se explican por los diferentes intereses en juego. Estos últimos países temen que se produzca una situación de estanflación: estancamiento económico con inflación, si siguen con los paquetes de estímulo fiscal. Por eso su atención está puesta sobre todo en la regulación del sistema financiero, al que responsabilizan de haber provocado la crisis. Estados Unidos e Inglaterra, por el contrario, insisten en que para revertir la caída de la economía es imprescindible que los estados nacionales vuelquen monumentales masas de dinero para reactivar el consumo y la inversión. Dejan en un segundo plano lo que tiene que ver con las regulaciones financieras, en respuesta a las presiones de Wall Street y de la city londinense.

Página 12

01/04/2009 Posted by | Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario