America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Entre la patria fugadora y la Glock del magistrado – Roberto Caballero


Entre la patria fugadora y la Glock del magistrado

Bonadio avanza junto a Magnetto sobre la intimidad presidencial, mientras alecciona a los candidatos: más mercado y menos Estado. Por primera vez en la historia, surge una lista de fugadores seriales. Quién pide el golpe.

547acc892c83f_651x337

Aunque por debajo no hizo muchas olas, la del 27N fue una jornada de las más frenéticas e intensas que vivió la Argentina para los que acostumbran a mirar el país desde arriba. Varias cosas pasaron en simultáneo ese jueves. La AFIP denunció una maniobra de evasión de 4040 cuentas no declaradas en Suiza a través del private banking del HSBC por más de 3000 millones de dólares. El juez federal Claudio Bonadio se presentó con la policía de Mauricio Macri ante la misma AFIP para exigir las declaraciones juradas de impuestos del extinto ex presidente, Néstor Kirchner, de la actual presidenta, Cristina Kirchner, y de los hijos de ambos, Máximo y Florencia. Y el Foro de la Convergencia Empresarial, con Héctor Magnetto en primera fila, impuso a la clase política de su pliego de condiciones poskirchnerista: en el futuro próximo, ordenaron –ese es el verbo aplicable– tendrá que haber menos Estado y más mercado en la economía.

Todo pasó en menos de 24 horas. La difusión pública del listado acotado a Suiza pero listado al fin de presuntos evasores fiscales, parte insignificante del pelotón de fugadores de divisas que atesoran 400 mil millones de dólares en el exterior, donde figurarían accionistas, socios y directores de las más importantes empresas del establishment local, como Cablevisión o Clarín. La lunática arremetida de Bonadio contra la presidenta, sus hijos y su ex marido fallecido en su tiroteo personal con el gobierno que intenta transformar un mero asunto administrativo de la empresa Hotesur –hay que recordar que el matrimonio presidencial ya fue investigada por supuesto enriquecimiento ilícito y sobreseído– en una suerte de leading case de la corrupción sideral con ayuda de los accionistas de las empresas que editan, casualmente, los diarios opositores Clarín y La Nación, como para ir zafando de las acusaciones que sobre él pesan en el Consejo de la Magistratura y, de paso, esmerilar la figura presidencial que venía recuperando apoyo en la sociedad, según las encuestas. Y la reunión, en la sede de la UCA, del Foro neoliberal, con el Magnetto de Clarín, Techint, la Sociedad Rural, el presidente del HBSC denunciado por la AFIP y el inclasificable Momo Venegas advirtiendo que el país que se viene, después de Cristina, vuelve a ser el de los empresarios que hacen y deshacen a su antojo sin intervenciones de políticos populistas en sus planes de negocios.

Si algo dejó el 27N para comprender la excepcionalidad política del kirchnerismo es que bajo su gobierno se hicieron visibles los verdaderos engranajes oxidados del poder en la Argentina.
Son demasiadas cosas juntas para un solo día. Mejor ir por partes. La lista de la AFIP identifica a buena parte del poder económico del país, con cuentas secretas en Suiza y evadiendo Ganancias, IVA y Bienes Personales. Nunca un gobierno llegó tan lejos en este tema. Hasta hora, la fuga de divisas del sistema era materia de estudio académico y mención gaseosa, innominada en los discursos políticos y empresarios, como un mal de carácter natural. Los fugadores dueños y accionistas de los diarios conservadores lograron instalar en la subjetividad social que enviar plata no declarada al exterior no era asunto de evasores, es decir, de personas o empresas que violaban la Ley Penal Tributaria sino de gente más o menos ingeniosa que ponía su capital bienhabido a resguardo de las periódicas crisis económicas que atravesaba el país. No se los disculpaba desde el discurso, pero se los comprendía. En realidad construyeron un sentido común donde prevalecía, no la mirada sistémica que relaciona con lógica elemental que esas mismas crisis mucho le debían la Patria Fugadora que privó de un Producto Interno Bruto (PIB) completo a la Argentina para inversiones dentro de su propia geografía social y territorial, sino que reescribieron algo así como un Martín Fierro al revés, donde la víctima era el poderoso que escapaba con su plata a otras latitudes perseguido por un Estado siempre malandra y haragán. Para contextualizar la maniobra, y no insistir en el listado que ya se hizo público y puede consultarse aquí (http://www.infonews.com/2014/11/27/politica-174432-la-lista-completa-de-empresas-con-cuentas-ocultas-en-suiza.php), conviene releer un trabajo del Cefid-Ar (Centro de Información y Finanzas para el desarrollo de la Argentina) de diciembre del 2013, encarado por los especialistas Jorge Gaggero, Magdalena Rúa y Alejandro Gaggero, precisamente, sobre este tema: “Una característica importante es que, según los datos disponibles, la mayor parte de la fuga correspondería a capitales no declarados. Comparando el stock de capitales fugados obtenido con los datos del Indec correspondientes al año 2010 (U$S 175.024 millones) contra el stock de activos situados en el exterior declarados por los contribuyentes a través de sus Declaraciones Juradas del Impuesto sobre los Bienes Personales –publicado por el Anuario de Estadísticas Tributarias de AFIP, año 2011, período fiscal 2010– en el organismo recaudador (U$S 14.370 millones, al tipo de cambio de ese momento), podemos concluir que los residentes argentinos sólo han declarado alrededor de una décima parte del total de activos que calcula el Indec (…) El trabajo de Henry (2012), que estima valores de riqueza offshore para el año 2010, ubica a la Argentina en el cuarto lugar de América Latina y en el octavo entre el total de países del ‘Sur’ del mundo (considerado en sentido amplio, vale decir incluyendo a China y Rusia), en valores absolutos. Sólo China, Rusia, Corea y Kuwait la superan –en ese orden– fuera de la región y Brasil, México y Venezuela –también en orden de importancia– en América Latina. Ahora bien, si se consideran las relaciones riqueza offshore / PIB medido en dólares corrientes (2010) –un indicador útil para calibrar la gravedad relativa del fenómeno entre diversos países–, la Argentina ocupa el tercer puesto (después de Trinidad y Tobago y Panamá) en el ranking regional de la fuga de capitales de América Latina y el Caribe, y el cuarto lugar del ‘Sur’ del mundo, dado que Kuwait muestra la peor performance (en consecuencia, muy probablemente también se destaca en el nivel incumplimiento tributario asociado a la fuga). La relación riqueza offshore / PIB (medido en dólares corrientes) de Argentina, algo superior a 1, cuadriplica la de Brasil (24% aproximadamente) y es cerca de dos veces y media más elevada que la de México (40% aproximadamente). Por otro lado, si se realiza esa misma relación pero contemplando los PIB estimados de acuerdo a la “Paridad del Poder Adquisitivo” (PPP) de las monedas –un indicador que permite la comparación entre distintos países eliminando los diferentes niveles de precios que existen entre ellos–, la Argentina se ubica en el cuarto lugar de América Latina y el Caribe, y en el quinto lugar del ‘Sur’ del mundo”.

Como se ve, le debemos a nuestra élite un lugar exitoso en el podio mundial de fugadores. La AFIP intimó a los integrantes del listado para que pagaran sus impuestos y trajeran su dinero, ya en blanco, al país. La Ley de Blanqueo, pese a que era generosa porque suspendía las derivaciones penales para los evasores siempre y cuando no tuvieran dinero producto de la trata o el narco, apenas logró repatriar algo más de 1000 millones de dólares. Bueno, ahora la AFIP los denunció ante el fuero Penal Tributario y se armó gran revuelo. ¿Qué puede pasar de aquí en más? El autor de estas líneas es optimista con la información y la conciencia que esta puede generar (permite ver las caras a los beneficiarios de la operatoria del HSBC, descubre un robo al fisco) aunque pesimista con los resultados inmediatos: no hay casi condenados por evasión en la historia reciente, gracias a la acción de abogados, contadores, lobbistas y consultores económicos con pantalla que los protegen. Habrá alguna multa al banco, se confirmará que los banqueros y empresarios tienen bastante merecida la desconfianza que la ciudadanía le atribuye a sus chanchullos y no mucho más, por el momento.

Porque la pelea sigue siendo política.

A LOS TIROS. Al amante de las pistolas Glock que ejerce de juez federal hace más de 20 años, cosechó 60 denuncias en su contra y tiene diez pedidos concretos de destitución, que en menos de 72 horas allanó la sede constituida de Hotesur y exigió de modo prepotente las declaraciones juradas de la familia presidencial, le corresponde un mérito cristalino: desnudó por torpeza innata que está en abierta guerra personal con el oficialismo y no encabezando una cruzada contra las prácticas corruptas de la política en general. Si el “mani pulite” en la Argentina viene asociado a su historial de Tandanor, muerte de hemofílicos y la tragedia de Once, su accionar quedará retratado en una decena de tapas negativas y catastróficas de Clarín y La Nación, no mucho más. Bonadio no es el fiscal Campagnoli, aunque este último haya querido protegerlo con su capa de dudoso superhéroe armada con papeles de diario. Campagnoli tuvo decenas de denuncias por mal desempeño y abusos diversos, su ideología es reprochable desde el más sensato progresismo democrático. Su conservadurismo irrita, su antikirchnerismo clarinesco es evidente. Pero, hasta donde se sabe, nunca ejerció el comercio en simultáneo con su actividad en el Poder Judicial.

En el despliegue de Bonadio hay parcialidad, enojo manifiesto, y hasta podría decirse que un trato insidioso hacia la mujer titular del Poder Ejecutivo. No porque la presidenta no puede ser allanada (en una República, todos somos iguales ante la ley, incluso la presidenta), sino porque la saña, el tufillo a operación política, el encarnizamiento con sus hijos –que no son los del menemismo que lo convirtió en magistrado–, el abastecimiento logístico de Clarín y La Nación para justificar sus procederes, impone una mínima cuota de sensatez general como para decir lo obvio: la presidenta merece idéntico trato que los otros, nunca uno peor. La inversión de la carga de la prueba en asuntos del funcionariado es una cosa. Casi la misma que le corresponde al juez. Pero usar la figura presidencial para blindarse de las acusaciones –y esto dicho por fuera de las defensas apologéticas de Cristina Kirchner que salen del riñón oficial– se parece mucho a levantar un falso escudo personal que pisotea instituciones garantes de la convivencia democrática. Bonadio debe dar explicaciones en el Consejo de la Magistratura, como las viene dando Norberto Oyarbide: no por avanzar sobre la presidenta, esto es lo de ahora, hay otros antecedentes que aquí se enumeran (http://www.telam.com.ar/advf/documentos/2014/11/54776d7dac109.pdf).

Desconectar su accionar del contexto sería ingenuo. Detrás de su avance alocado se oculta la oposición de la judicatura conservadora al gobierno. La lista del radical antikirchnerista Ricardo Recondo ganó las elecciones de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional que buscan frustrar el nuevo Código Procesal Penal que quita el poder discrecional a los jueces federales y se lo da a los fiscales que dependen de Alejandra Gils Carbó, funcionaria a la que aborrecen por lo que tiene de bueno: no pertenece a ninguna cofradía reaccionaria del único poder que, del ’83 a la fecha, sigue resistiendo los cambios democráticos convirtiéndose en los hechos en la trinchera de los intereses del poder económico, el mismo que fuga los capitales.

A propósito, la charla entre Recondo y Jorge Lanata en Radio Mitre del viernes 28 es de antología. Si Bonadio es un jugador rústico, Recondo es un combatiente nepalí en operaciones. Hablan sobre el asunto de Hotesur y el jury en el Consejo contra el magistrado:

Lanata: ¿Bonadío es el nuevo Campagnoli?

Recondo: Van a tratar, sí…. Acá lo grave que puede suceder, que no sucedía cuando estábamos nosotros, es que si bien necesitan los dos tercios para hacerle un jury a un juez, con simple mayoría le pueden imponer una sanción y la acumulación de sanciones es causal de juicio político. Entonces pueden hacer este recorrido para tratar de parar la investigación. Esto es escandaloso, pero en este país lo escandaloso parece rutinario. Es tan burdo que no van a conseguir los dos tercios, es como cuando la doctora Gils Cargó quiso asociar a 200 empleados de ella para ganarnos la elección en el Consejo, que igual no hubiera podido ganarnos. Son maniobras de un país bananero (…)

Lanata: El gobierno desde el Código Civil en adelante encaró algunas reformas. Algunas las logró, y en otras fracasó, como el caso de la democratización de la Justicia. ¿Cómo se imagina que van a quedar esas normas en un nuevo gobierno?

Recondo: Mi idea es que si el gobierno que venga se pone a tratar de deshacer el ovillo como Penélpe se le van a pasar los cuatro años y después lo van echar porque no ha podido hacer ninguna gestión. Yo creo que esto tiene que ser un golpe de cirugía mayor donde se tiene que dejar sin efecto todo esto (…) Bueno, quien venga va a tener que hacer cirugía mayor. Va a tener que decir “acá, esto, se cortó todo”. Los 50 mil empleados que están nombrando por todos lados cesaron en el mismo momento, se derogan esas leyes. Porque si no, le digo, va a pasar que se van a pasar peleando…

En fin, Recondo quiere “un golpe de cirugía mayor”. Se presume que habla de una política pública del sucesor democrático a este gobierno, ¿no? Ay, el inconsciente freudiano… Menos mal que hay elecciones, los militares están en los cuarteles y la Argentina es distinta a la que fue en el siglo XX. Cuánta nostalgia sienten algunos, que no pueden reprimir ante el micrófono las ganas de volver a lo que ya no va a volver. Nunca más.

MAGNETTO VIVE. Estaba allí, en primera fila, junto a José Aranda, a unos metros del presidente del HSBC, Gabriel Martino, en el salón “Juan Pablo II” de la Universidad Católica Argentina. Detrás de su nuca, aparecía Venegas. Desafiante y feliz, acunado por la sonrisa de sus pares para la foto, el ideólogo de la oposición política y mediática al kirchnerismo, el jefe del neoliberal Foro de la Convergencia Empresarial, escuchaba lo que el representante de Techint, Luis Betnaza, tenía para decirle a la clase política: “Yo no creo que haya un debate entre el Estado y el Mercado. Creo que el Mercado le va a ganar al Estado, y el debate es cómo liberar las fuerzas del mercado para producir.” Sentados, disciplinados, haciendo banquito, estaban Mauricio Macri, Sergio Massa, Ernesto Sanz, Julio Cobos y Hermes Binner. Según la crónica de Infonews, “los empresarios presentaron una serie de estimaciones propias en caso de aplicar un programa económico de liberalización económica. Esto incluye U$S 73 mil millones en exportaciones de las automotrices, U$S 37 mil millones de intercambio con Brasil, U$S 24 mil millones de inversión para 15 proyectos mineros, y U$S 200 mil millones en exploraciones de petróleo, de las cuales U$S 140 mil millones serán en no convencional (…) Por el lado del sector financiero, Claudio Cesario, de la Asociación de Bancos de Argentina (ABA) sostuvo que podemos financiar hasta U$S 500 mil millones. Hay que recuperar la confianza. Hay U$S 220 mil millones de dólares en el exterior (NdR: se calcula, exactamente, que son 399 mil millones). También podemos conseguir U$S 20 mil millones de inversión extranjera.”

Traducido: si el gobierno democrático hace lo que los empresarios y banqueros que Magnetto lidera quieren, ellos se dejan de evadir y traen los capitales que fugaron al exterior durante todos estos años como autopréstamos. Quieren el gobierno. Y, una vez que lo vuelvan a tener, volver a diseñar un país donde el Estado, en vez de husmearle balances y cuenta en el exterior, los ayude a ganar más plata.

Lo de José María Arancedo, titular de la Conferencia Episcopal Argentina, no estuvo del todo mal, pareció una apelación cristinista, casi evangélica, frente a los barrabrava de la renta: “Agradezco cuando nos ayuden para las obras, pero el mayor acto de caridad es generar empleo (…) El verdadero liderazgo supera la prepotencia de poder. La ejemplaridad viene de arriba, de los que tienen algún tipo de responsabilidad.”

Unos 500 empresarios lo aplaudieron protocolarmente. Ya habían presentado en sociedad su ultimátum devaluatorio: menos Estado, un dólar más caro, para retornarlos y comprar activos a bajo precio, y quedarse otra vez con el país, como cada diez años. A metros de allí, la AFIP denunciaba la mayor lista de evasores de la historia impositiva y Bonadio se llevaba las declaraciones presidenciales bajo el brazo como escudo de sí mismo y de todo un sistema conservador del privilegio.

Si algo dejó el 27N para comprender la excepcionalidad política del kirchnerismo es que bajo su gobierno se hicieron visibles los verdaderos engranajes oxidados del poder en la Argentina.

Eso, y el haber iluminado el escenario dramático donde todos, absolutamente todos, nos movemos.

NewsInfo News

04/12/2014 Posted by | General, Justicia, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Reflexiones | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Piedra libre: Magnetto ya tanteó a sus posibles candidatos


Democracia-Desarrollo-MALBA-Bullrich-Fernando_CLAIMA20140610_0186_28-e1402416269452


20:16 | Los representantes de la oposición se dieron cita en un encuentro organizado por Clarín, en una clara representación de la ‘vieja política’. Una charla sobre el agro funcionó como la excusa perfecta, para comenzar a planear el resurgimiento del poder mediático por sobre el Estado.

Nunca visto. En un evento corporativo, es decir organizado por una empresa, los hombres presidenciables de la oposición se alinearon con el presidente de ese país imaginario -Clarín- en una clara muestra de políticas sumisas y, supuestamente, hablaron de la situación del sector agropecuario nacional.

La excusa perfecta para tapar los verdaderos intereses que persiguen quienes acudieron a la protección de este nefasto personaje -la temática “agro” como debate- fue presentado, en una cobertura muy importante del evento propio, como la columna fundamental anti oficialista.

“Hay un casting extensísimo de políticos viejos: por Radio Nacional.
Felipe Solá, Sanz, Binner, Scioli, Massa… que quieren llevar adelante el plan político de Clarín”, explicó sin muchas vueltas el periodista Roberto Caballero
Bajo el título “Democracia y desarrollo”, los hombres dispuestos a rendirse a los pies del CEO de Clarín tuvieron como sede de su ‘cumbre’ en el museo Malba.

Por su parte, el legislador provincial por el Frente para la Victoria Fernando “Chino” Navarro criticó la postura del gobernador bonaerense Daniel Scioli de concurrir al encuentro de la ‘vieja política’ con el sector empresario de medios más interesado en recuperar el terreno perdido en el plano político: “Le gusta parecer como un hombre de diálogo, de poder estar con todos, yo lo respeto pero no me gusta, porque lo voté para que se junte con Magnetto, pero es opinable”.

De la Redacción de Diario Registrado // Miercoles 11 de junio de 2014 | 20:16

12/06/2014 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized, Videos | , , , , , , , , | Deja un comentario

Nuevas revelaciones sobre la famosa “ruta del dinero K”


BSYnYpUCMAA4PaE

23/08/2013 Posted by | Ciencia y Tecnología, Economía, Educación, General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Solidaridad, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

La oposición busca la salida anticipada del kirchnerismo – Jorge Cicuttin


Sonrientes, acomodados en sus sillas frente a las cámaras, el operador golpista disfrazado de periodista Mariano Grondona junto al entonces titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti, entablaron el siguiente diálogo: MG: –Siempre nos decían, cuando estábamos con las inundaciones, siempre que llovió paró…
HB: –Vos querés decir que el gobierno de Kirchner va a durar… para mí, dos años más. O sea que dos años van a ser muy duros…
MG: –¿Dos? ¿Te parece? No sé qué va a pasar…
HB: –Eso te quería escuchar.
MG: –No sé qué va a pasar… Hay un señor que se llama Cobos, ¿no? Que es vice…
El cierre fue de carcajadas compartidas.

Por:

Jorge Cicuttin
Corría el año 2009. El gobierno de Cristina Fernández venía de soportar la derrota en el Congreso en el debate del proyecto de retenciones móviles –”la 125″–, y la traición de Julio Cobos. En las elecciones legislativas de ese año, Néstor Kirchner perdió en la provincia de Buenos Aires frente a Francisco de Narváez y la oposición se convertía en mayoría en ambas cámaras parlamentarias.

Se entendían las sonrisas de Grondona y Biolcatti. Esperaban una retirada anticipada del gobierno kirchnerista. Un deseo por el cual estaban dispuestos a trabajar codo a codo con la oposición política y mediática.

Pero se equivocaron. Esas sonrisas se fueron borrando de sus rostros al ir viendo cómo el gobierno de CFK, lejos de rendirse a las presiones y a los intentos destituyentes, recuperaba la iniciativa política, tomaba medidas profundas que mejoraban la vida de millones de argentinos –la Asignación Universal por Hijo, la reestatización del sistema jubilatorio, son algunos ejemplos–, el promocionado Grupo A se desmoronaba y a muchos opositores no les quedaba más que apoyar leyes que contaban con un rotundo apoyo popular.

Los actos por el Bicentenario fueron la demostración, con cientos de miles de argentinos en la calle, de cómo cambiaba el clima político y se desbarrancaban las teorías del final del kirchnerismo. En 2011, y tras sobreponerse al durísimo golpe de la muerte de Kirchner, Cristina lograba la reelección con una diferencia histórica respecto del segundo candidato.

En estas internas abiertas, como en las legislativas de 2009, pese a ser la agrupación política más votada, el Frente para la Victoria perdió en territorio bonaerense y en las provincias más pobladas del país. Pese a que, de repetirse esta situación, en los comicios de octubre el oficialismo mantendría el número de bancas en el Congreso, la idea instalada por la oposición es que se trata de una derrota profunda que anuncia el fin de ciclo. No sólo lo anuncia, lo anticipa.

La oposición política y mediática recuerda lo ocurrido en 2009. Y no quiere que le vuelva a pasar. Por eso, en estos días, los mensajes que hacen referencia a octubre están guiados a 2015. A Cristina le quedan más de dos años de mandato, un tiempo extenso en el que el gobierno puede reponerse de una supuesta derrota en las legislativas, recuperar la iniciativa política, tomar medidas que logren el apoyo popular y llevar a la oposición a quitarse las máscaras y mostrar sus falencias, sus promesas vacías y quiénes son los poderosos personajes que se ocultan detrás de sus candidaturas.

Le temen a los próximos dos años de gobierno. Y no por “las venganzas” que llegarían a partir de octubre, sino porque el kirchnerismo recupere votos y el apoyo de algunos sectores que dos semanas atrás lo abandonaron.

No lo quieren permitir. No están dispuestos a correr ese riesgo.

De manera tal que se pueden cambiar las figuritas. En esta oportunidad no son Grondona y Biolcatti, les toca a Chiche Duhalde y Lilita Carrió, a Nelson Castro y a Jorge Lanata. Son lo mismo, es decir, los mismos intereses.

“¿Cómo va a hacer para gobernar dos años más con esa situación emocional?”, se pregunta el periodista-doctor Nelson Castro, argumentando que la presidenta sufre trastornos emocionales que no la dejarán ejercer el poder. Jorge Lanata anuncia “el caos” para los dos años próximos, mientras ofrece investigaciones con datos falsos que rápidamente son destruidos por las pruebas que muestra el secretario general de la Presidencia. “Basta mirar sólo un poquito para ver esta maniobra tratando de generar en la sociedad odios, violencia, repulsión, con actitudes y un nivel de agresividad e intolerancia con la presidenta, su familia y hasta con Kirchner, que ya no está. No tienen límite en las cosas que están haciendo”, aseguró Oscar Parrilli.

Desde la dirigencia política, la oposición anuncia que, si en octubre sacan más votos que en las PASO, van a ir por las presidencias de ambas cámaras legislativas, pese a que el FPV sea claramente la primera minoría.

Los autoproclamados “campeones de la institucionalidad” no tienen ningún reparo en acudir a las estrategias más bajas para evitar que Cristina termine su mandato o, si no pueden anticipar su salida, por los menos condicionar su mandato y “marcarle la cancha” para una “transición ordenada” hasta la llegada de uno de ellos.

Hay cosas que no se hacen. Hay poderes con los cuales no hay que meterse. Por eso, los que se animaron tienen que escarmentar.

En la Plaza de Mayo, en los festejos por los diez años de kirchnerismo, Cristina alertó que ciertos sectores de la oposición, del establishment, “vienen por todo”.

En un peligroso déjà vu, repiten su estrategia de “aleccionar” al kirchnerismo y buscar su salida anticipada.
Por eso van por todo.

INFONEWS

20/08/2013 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura | , , , , , , | Deja un comentario

COMUNICADO DE PRENSA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACIÓN, SOBRE LAS REITERADAS MENTIRAS DEL PERIODISTA LANATA, DEL GRUPO CLARÍN.


PRESIDENCIA – 19 DE AGOSTO
Presidencia desmintió en un comunicado una versión difundida por un programa periodístico
El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, difundió esta noche un comunicado. El texto:
COMUNICADO DE PRENSA
Buenos Aires, 18 de agosto de 2013

La mentira, la infamia, el agravio y el invento de situaciones y hechos con el fin de desprestigiar y descalificar a la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, por parte del sicario mediático de Magneto y Clarín señor Jorge Lanata ya no sólo no respeta husos horarios, disposiciones internacionales de vuelo, o giras OFICIALES Y PUBLICAS de la Presidenta. También viola las más elementales normas de sentido común y razonabilidad. Por si algo faltara ni siquiera se respeta ni a sí mismo, ni a la inteligencia de quienes lo escuchan, olvidando o simplemente contradiciendo con total impunidad las mentiras y falacias que hasta hace pocos días difundiera con gran despliegue mediático, judicial y policial.
El sicario mediático de Magneto y Clarín, Sr. Jorge Lanata, en su canal 13 de TV abierta ha venido anunciando para este domingo un show periodístico y mediático sobre la supuesta “ruta del dinero K” con informaciones, imágenes y circunstancias totalmente mentirosas, tergiversadas y de mala fe relativas a la estadía obligatoria por normas internacionales de la Sra. Presidenta de la Nación en la ciudad de Victoria, República de Seychelles, luego de la gira oficial y pública que comenzó en la ciudad de La Habana (Cuba) siguió en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), luego en Asia, Jakarta (Indonesia), ciudad de Ho Chi Minh y ciudad de Hanoi (Vietnam) realizada en el mes de enero del corriente año.
A su amenaza democrática del domingo pasado, cuando expresó que si la Sra. Presidenta no se allanaba a las demandas de su patrón Magneto para el período del 2013 al 2015, venía una “transición violenta”, le agrega hoy este informe con el fin de generar odio en su contra a través de una bastarda, cruel y baja mentira.
Parece haberse olvidado que hace muy poco tiempo atrás montó un también hipócrita show mediático que movilizó a jueces, fiscales y fuerzas de seguridad en busca de bóvedas, cajas fuertes y cajas de seguridad ubicadas en Santa Cruz, donde supuestamente se guardaban miles de millones de dólares y euros de la mediática “corrupción K”. Denunciantes en sede mediática, que se desdecían al día siguiente en otro canal de televisión y más tarde en sede judicial. Testigos que declaraban una cosa ante periodistas y exactamente lo contrario ante jueces y fiscales o simplemente no aportaban nada. Despliegues judiciales y policiales que allanaron cajas de seguridad de bancos, inmuebles, empresas, depósitos, campos. Periodistas que repetían como loros la mentira, y declaraciones grandilocuentes de políticos que no aportaban más que odio e infamia, sembrando confrontación que luego cínicamente adjudican al gobierno.
Sólo faltó que ordenaran el allanamiento del Mausoleo del Presidente Néstor Kirchner. Pero no descartamos que algún fiscal o juez “independiente” lo haga, denuncias ya hay. Eso sí, le recomendamos llevar martillos neumáticos para hacerlo con más tranquilidad y sobre todo tiempo, porque el hormigón armado es muy duro.
Nada se demostró ni se pudo probar en lo más mínimo, resultando un gran papelón. Pero causando daño, difamando a diestra y siniestra. Es que el verdadero objetivo nunca es la verdad. Tampoco importa si los otros denunciados son funcionarios, empresarios, financistas, artistas o aventureros. La operación evidente y explícita consiste en atacar la memoria del que ya no puede defenderse: del Presidente Néstor Kirchner. La fórmula miente, miente que algo quedará, no por vieja y obscena deja de ser actual.
Ahora intenta crear otra infamia por la cual la Presidenta habría llevado los dineros de su mediática “corrupción K” a un paraíso fiscal en la Isla Seychelles, a 13.866 kms. de la provincia de Santa Cruz. La vuelta al mundo de miles de millones en menos de 80 días, al revés.
En síntesis, según Magneto y su vocero oficial, la Presidenta organizó un viaje a La Habana para visitar a su amigo Hugo Chávez que se estaba muriendo, luego organizó una gira oficial y comercial con funcionarios y empresarios por Emiratos Árabes Unidos, República de Indonesia y República Socialista de Vietnam, que duró 13 días, y demandó casi cien horas de vuelo, para llevar el dinero que según Clarín y su sicario mediático Lanata, estaba en Santa Cruz hasta hace menos de dos meses.
También podría haber inventado que cuando la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue a New York a presidir el Consejo de Seguridad de la ONU, “luego de un tour de compras por la Quinta Avenida se trasladó al paraíso fiscal de Delaware, pegado a New York, para llevar los dineros de la corrupción”. Pero como Lanata ya conoce New York se inventó esto de las Islas Seychelles para tener un viaje más placentero y obvio más caro. Después de todo para Magneto son monedas bien gastadas de alguna diferencia que hizo con la plata de los jubilados cuando estaban las AFJP.
Es innegable además que Islas Seychelles suena, para las grandes mayorías, más misterioso y sospechoso que Nueva York. Casi de piratas. ¿Cuántos pueden saber que hoy es uno de los destinos turísticos más top del mundo?
Por eso tanta impunidad para atentar, no sólo contra la inteligencia de cualquier argentino medio sino además poner en duda la inteligencia de quienes lo escuchan y le creen. O en realidad quieren creerle.
La verdad de los hechos es que luego de una larga gira que incluyó las ciudades de La Habana (República de Cuba) – viernes 11 y sábado 12 de enero-, Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) – lunes 14 y martes 15 de enero -, Yakarta (República de Indonesia) jueves 17 y viernes 18; y las ciudades de Ho Chi Minh, – sábado 19 – y Hanoi – lunes 21- (República Socialista de Vietnam), la Sra. Presidenta emprendió el regreso a la Argentina el día 21 de enero de 2013 a las 23.18 hora local, en el avión rentado Matrícula D-AXTM, de la empresa inglesa Chapman-Freeborn y luego de 7.30 hs. de vuelo aterrizó en el Aeropuerto de Mahe, (FSIA) Seychelles a las 03.50 hora local del martes 22 de enero. (El T-01 se encontraba fuera de servicio por inspecciones obligatorias).
El mismo martes 22 de enero, y luego de cumplir con el descanso mínimo de la tripulación, la Presidenta partió del Aeropuerto de Mahe – Seychelles a las 17.25 hora local, habiendo permanecido en dicha ciudad 13 hs 30 minutos, entre las 3.50 de la madrugada y las 17.25 hs. del día martes 22 de enero. El viaje de Seychelles a Bs. As., con una escala obligatoria por combustible y cambio de tripulación en Upington (FAUP) fue de 19.30 horas, habiendo arribado a Buenos Aires el miércoles 23 de enero a las 5.25 hora local. En los 13 días que duró la gira y para cubrir los destinos ya mencionados fueron necesarias 65 hs de vuelo efectivo y el tramo de regreso insumió 26 horas de vuelo, es decir más de un día arriba de un avión.
El decreto Presidencial del 10 de enero que da detalles del viaje, comitiva y escalas informa Victoria, República de Seychelles en razón de que no era una simple escala de carga de combustible, sino que había que permanecer un tiempo mínimo de descanso de los pilotos, que significaba que la Presidenta debía abandonar el avión y alojarse por un lapso de tiempo en dicho lugar. ¿Qué hubiera pasado si la Presidenta hacía la escala sin figurar en el decreto, visitando un país con paraíso fiscal en forma secreta y oculta? ¿Cuántos fiscales y políticos la hubieran denunciado??? Hacemos la lista para ver quién sería la primera en hacer la denuncia…
Ahora bien, esto ya es para el libro Guinness: La Argentina tiene una Presidenta que firma un decreto para avisar que va a trasladar el dinero de la mediática “Corrupción K” a un PARAÍSO FISCAL CATALOGADO POR LA AFIP. Se puede ser tan hipócrita en inventar algo así o se puede ser tan ingenuo en creerlo. ¿Puede haber gente que lo crea, o ya hay una condena anticipada, sin importar la verdad o la mentira?
Montar un circo mediático por una escala obligatoria del avión por razones de seguridad de aeronavegación para descanso de la tripulación, mintiendo descarada y maliciosamente con un nivel ilimitado de odio y saña no sólo demuestra la mala fe del informe sino el ensañamiento político al que responde el seudoperiodista, sólo entendible por el nivel de los fines inconfesables de su patrón el Sr. Magneto-Clarín: Infundir odio en sectores de la sociedad en contra de la Presidenta de la Nación para llevar a cabo su plan maquiavélico de incitación a la violencia, tal como lo anunció el domingo 11 de agosto al conocerse el resultado de las PASO.
Se acompaña informe de la Casa Militar de la Presidencia de la Nación, responsable de los vuelos Presidenciales, que da cuenta del itinerario, escalas y normas internacionales de aeronavegación que deben cumplirse obligatoriamente.
También se adjunta informe de la Dirección de Ceremonial y Protocolo que da cuenta de todas las actividades y comitiva realizadas por la Sra. Presidenta y su comitiva en dicha gira.
Asimismo se adjunta comunicado de AFIP, que da cuenta que la República de Seychelles es un paraíso fiscal para la legislación argentina, contrariamente a lo afirmado por denunciantes crónicos y propalado por sicarios mediáticos.

Dr. Oscar I.J. Parrilli
Secretario General – Presidencia de la Nación

19/08/2013 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | 4 comentarios

LA AGRESIÓN A CRISTINA – LA MALA LECHE DE NELSON CASTRO Y CLARÍN


Siento verguenza de tener en mi país, medios y periodistas irresponsables y amarillistas, que solo defienden sus propios intereses y buscan a toda costa desprestigiar a la mejor presidenta que tiene Argentina, Marianike

Hace tiempo que el monopolio dejó de lado la sutileza para vapulear la investidura presidencial. Las infundadas acusaciones que lanzó el jueves por la noche el periodista Nelson Castro demuestran que hay una nueva escalada en el nivel de agresión del monopolio contra Cristina Fernández.

Por la redacción de Diario Registrado // Viernes 16 de agosto de 2013 | 19:11

El jueves por la noche, en el programa que irónicamente se titula “El juego limpio”, el operador político Nelson Castro atacó con acusaciones infundadas a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sin ningún tipo de fuente fidedigna, el periodista que responde a los designios del CEO de Clarín Héctor Magnetto, acusó a la Jefa de Estado de tener el “el síndrome de Hubris, que es la enfermedad del poder y que usted está padeciendo”, aseguró Nelson Castro.

“Para los que somos médicos no hace falta saberlo. Con verla y escucharla nos damos cuenta. Necesita recuperar la calma y el equilibrio frente a la adversidad. Es difícil y sobre todo cuando alguien padece como es su caso, el sindrome de Hubris, que es la enfermedad del poder y que usted está padeciendo”, acusó impunemente Nelson Castro.

“Sus médicos están muy preocupados por su estado emocional. Se preocuparon el domingo por la noche. El lunes, el martes y ayer. Sépalo. Escúchelos. Es importante que su salud emocional sea perfecta”, agregó.

Sabido es que si la jefa de Estado tuviera algún problema de salud, los que deben comunicar este tipo de noticias, son el vocero presidencial, el médico autorizado, o la propia Cristina Fernández.

De hecho, en 2011, cuando fue verdaderamente contingente, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro anunció que meses antes de su operación, que la mandataria debía ser intervenida de la glándula tiroides.

La operación para descalificar y agredir a la presidenta por parte de Nelson Castro y los directivos del pulpo mediático, no tienen límites ni respeto por la democracia.

No resulta que la agresión contra la jefa de Estado por parte del Grupo Clarín y sus repetidores, haya vivido una escalda vertiginosa.

El discurso del miércoles de Cristina desnudó y puso en evidencia quiénes son los que están detrás de la candidatura de Sergio Massa. Clarín se juega una gran ficha para levantar al representante de las corporaciones y fustigar al gobierno Nacional en base a las mentiras y las injurias.

17/08/2013 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized, Videos | , , , , , , , | Deja un comentario

Papel Prensa, Víctor Hugo y el Nunca Más – Roberto Caballero


51fdd4db7b22d_538x348


La impunidad de los cómplices de la dictadura y sus ataques a la libertad de expresión que proclaman defender.

Por:

Roberto Caballero
Esta semana, en el programa Puerto Cultura, de Canal 9, que conduce el secretario de Cultura, Jorge Coscia, alguien de la tribuna me preguntó cuál era la tapa de Tiempo Argentino que más orgullo me había dado, desde su fundación, el 16 de mayo de 2010.

No lo dudé ni un instante. Dije que la que revelaba que el general Bartolomé Gallino –con poder de mando en los centros clandestinos de detención donde estaban secuestrados los miembros de la familia Graiver– se reunía con los directores de los diarios Clarín y La Nación –Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre–, para preparar los interrogatorios sobre Papel Prensa que sufría indefensa Lidia Papaleo de Graiver. Fue tanta la impunidad de la que gozaban en esa época sombría, que tanto Magnetto como Mitre dejaron por escritos editoriales que blanqueaban sus vínculos con el interrogador Gallino: lo señalaban como el hombre de “la Junta Militar” que recibía los supuestos pagos para apropiarse definitivamente de la empresa productora de papel, cimiento de su exponencial desarrollo empresario posterior.

Es el leading case más contundente de la complicidad entre la picana y los resultados contables de dos empresas que renunciaron a la defensa de la libertad de expresión, cuando tanta falta hizo para evitar que una generación de argentinos fuera arrojada a las aguas barrosas del Río de la Plata. Callaron por plata, eludieron la responsabilidad de informar sobre un genocidio para que sus accionistas se convirtieran de millonarios en multimillonarios.

En 27 años, nadie, salvo Tiempo Argentino, se había atrevido a investigar los hechos, a reunir las pruebas que estaban descuartizadas en distintos expedientes judiciales, y menos que menos a armar una tapa así, con documentos exclusivos y notas al pie, una rareza para la prensa gráfica tradicional.

El silencio tiene una explicación. El primer consenso democrático contra el horror fue limitar las acusaciones por genocidio a los militares sanguinarios y no apuntar contra sus mandantes civiles. El segundo, ir apenas contra los jefes uniformados que habían dado las órdenes a sus subordinados. El tercero, en tiempos de Carlos Menem, llevar al paroxismo la Teoría de los Dos Demonios y clausurar la memoria para que aceptáramos la impunidad como un hecho natural e inamovible, de la que el Grupo Clarín SA sacó jugosos dividendos en todas estas décadas.

Tuvo que llegar el kirchnerismo para rescatar definitivamente una verdad que los organismos de Derechos Humanos, desde Madres hasta Abuelas, desde Hijos hasta Ex detenidos, denunciaban casi en soledad desde el primer día: el terrorismo de Estado, que se instauró con el golpe del ’76, vino a implantar un cambio de matriz económica y cultural que garantizara los negocios de los grupos concentrados por medio siglo. Fue de militares y civiles trajeados.

Creo que esa tapa de Tiempo Argentino que desnudó la vergonzosa alianza entre los represores y los empresarios de medios monopólicos, justifica la existencia y la supervivencia de este diario en el kiosco. Lo hace indispensable, necesario.
Clarín y La Nación se convirtieron en el brazo propagandístico de la dictadura, además silenciando una matanza horrorosa e injustificable, la peor y más trágica del Siglo XX en Argentina. Casi tres décadas después, hay libertad para escribirlo con detalle.

Para que la historia sea dicha, como debe ser en una sociedad madura y democrática, de manera completa y sin miedos. Libertad también para que la Secretaría de Derechos Humanos, en los tiempos del Eduardo Luis Duhalde, pidiera a la justicia federal el llamado a indagatoria de Magnetto, Ernestina Noble y Mitre por la supuesta comisión de delitos de lesa humanidad en el despojo accionario de Papel Prensa. La denuncia lleva más de tres años, sin consecuencias para los denunciados.

No fue gratuito, sin embargo. Por denunciar estas maniobras y dilaciones, el Grupo Clarín SA quiso meter preso a fines del año pasado al director fundador de este diario inventando una causa por “incitación a la violencia”. Una torpeza mayúscula, un despropósito de Héctor Magnetto, repudiada incluso por sus propios periodistas. Fue no entender que la democracia argentina no tolera ya las extorsiones, ni las presiones corporativas. No es con el Código Penal que se castiga la opinión de nadie, ni se atemoriza a los que hacemos uso de la libertad de expresión y ejercemos el periodismo sin mordaza. No lo hace el gobierno, tampoco puede hacerlo un grupo empresario. Los que no decimos las cosas que Magnetto quiere escuchar, también tenemos derecho a decirlas.

Ahora le toca recibir el ataque a Víctor Hugo Morales. Como sucede con las jaurías, la arremetida es contra el que aparece aventajando a la manada. Es verdad: Víctor Hugo no ha resignado un segundo en denunciar los negociados del Grupo Clarín SA, antes y después del kirchnerismo, antes y después de la Ley de Medios, antes y después del informe “Papel Prensa, la Verdad” de la Secretaría de Comercio. Ha sido consecuente, enfático y cristalino desde el micrófono. Levantando su voz, incluso, cuando un sector del oficialismo creyó que la pelea contra Magnetto era coyuntural, un simple posicionamiento político, una pelea para la tribuna, una contienda efímera, parte del toma y daca del TEG retórico al que nos tienen acostumbrados los medios hegemónicos.
Pero el uruguayo fue coherente, casi en soledad, y eso lo hace gigante. Solidario con los muchos que dijimos basta. Poniendo su prestigio, su trayectoria, su opinión respetable en juego por una comunicación democrática, sin temor a los magnettos de este país. En todo este tiempo, sus enemigos, los mismos que los nuestros, intentaron despedazarlo. Pretendieron arrastrar por el barro al “barrilete cósmico” que relató el gol a los ingleses de Maradona en el Mundial. De loco suelto que peleaba contra el monopolio, trataron de convertirlo en punta de lanza de una imaginaria conspiración estatal. Como si el antes no hubiera existido. Como si Víctor Hugo hubiera nacido con el kirchnerismo o fuera resultado de la crispación falaz entre “Argen” y “Tina”.

Resulta que Magnetto lo acaba de denunciar por “daños y perjuicios”. Lo citó mediante escribanos furtivos, en medio de la noche, a una mediación, paso previo a la causa judicial. El CEO de Clarín SA se va a llevar una sorpresa mayúscula ese día, el 8 de agosto. Víctor Hugo, seguro, no va a estar solo. Ahí estaremos nosotros. Lo que le pase a él, nos va a tener que pasar a todos, porque ya no le tenemos miedo a Clarín.

Es paradójico. Ni diez años de kirchnerismo pudieron con la justicia corporativa. Víctor Hugo está a un paso de ser enjuiciado por un magnate que hace cuatro años torpedea la Ley de Medios de la democracia, desconociendo sus artículos antimonopólicos. Él no cumple la ley y quiere llevar al banquillo al que se lo señala. El CEO de una compañía que se burla, en democracia, del Poder Ejecutivo, del Parlamento, de la AFSCA, de los dictámenes de un juez de primera instancia, de un fiscal de primera instancia, de un fiscal de Cámara, de la Procuración General, de la Secretaría de Comercio y de la Secretaría de Derechos Humanos, apuesta a que sus jueces amigos, a los que parece manipular, castiguen a un periodista que no se deja domesticar.

El que está acusado de cometer supuestos delitos de lesa humanidad quiere que caiga todo el peso de la ley sobre quien lo denuncia. Es el mundo al revés. El mismo donde parece vivir el juez federal Julián Ercolini, en quien recaló la causa Papel Prensa después de tres años y medio donde sus colegas de La Plata y Capital Federal se fueron pasando el expediente como si fuera una brasa caliente, para no enfrentarse con Héctor Magnetto, por temor a ver estropeada su carrera judicial con denuncias de corrupción desde las páginas de su diario.

Ercolini citó a Lidia Papaleo y, en vez de avanzar y verificar la documentación que acredita el despojo y apropiación bajo situación de tormento tras el Golpe cruento, dilata la causa tratando de averiguar cuánto se le pagaron por las acciones que debió ceder aterrorizada por los dueños de la vida y de la muerte en aquel momento. No se trata de un asunto comercial, en un contexto normal de negociaciones, es la consumación de una vejación imperdonable: Papel Prensa debía quedar en manos de Clarín y La Nación para que dijeran que Videla y Camps eran los salvadores de la Patria. Si citara a indagatoria a Magnetto, a Ernestina de Noble y a Mitre, tendría más claro el panorama. Las cosas ocurren en un contexto histórico. ¿Qué es lo que no sabe o ignora Ercolini sobre lo sucedido entre el 24 de marzo de 1976 y el 30 de octubre de 1983?

No es con el Código Civil y Comercial que se comprende lo ocurrido. Es con el Nunca Más. «

Los de unen se desunen

Después de mucho tiempo, el piso de TN nos enfrentó a una verdad: los de UNEN se desunen. Como si fuera una fotografía del futuro, el debate entre sus integrantes dejó en evidencia que se juntaron para competir con alguna chance en las PASO, pero son el agua y el aceite, el veneno y el antídoto, conviviendo en un armado, en una arquitectura coyuntural, como la vieja Alianza que estalló por los aires en el 2001, o incluso antes. La única certeza es que no se toleran, más allá de las fotos de campaña.

Si en la vida hay que elegir, Lilita eligió a Carrió. Las encuestas que le dan ventaja sobre sus aliados eventuales la convencieron de que son un lastre del cual hay que diferenciarse ya mismo. No se explica, si no, su dureza a la hora de tratarlos o de maltratarlos. ¿Cómo pueden construir algo en común si hoy, en la previa a las elecciones, se acusan mutuamente de corruptos, blandos, autoritarios, personalistas e ineficaces? ¿Alguien imagina qué puede ocurrir si finalmente logran acceder al Parlamento?

Sí, claro: se desunirán. Cada uno seguirá con su proyecto, tan lejos como lo lleve su ego.
Lo realmente curioso es que, tratándose como se tratan, hayan convenido un sistema por el cual, con los resultados en la mano, se dividirán las candidaturas para presentar una lista común. Es decir, saben que no se soportan, que no son lo mismo, pero urgidos por acceder a bancas y sueldos, son capaces de apretarse la nariz y marchar juntos a las elecciones de octubre para probar suerte.

El debate por TN arroja un saldo positivo. Se dejaron ver cómo serán: un espacio de gente que no tiene nada que ver, unidos por el afán de llegar al Congreso, sin acuerdos estratégicos ni ideológicos.
Pero, de todo lo que les pase, claro está, le echarán la culpa al kirchnerismo. Eso sí.

Cortita y al pie

Esta semana se darán a conocer las encuestas definitivas sobre la elección en el mayor distrito del país, la provincia de Buenos Aires. Según quién las pague, dirán que Sergio Massa aventaja a Martín Insaurralde o viceversa. Están los que hablan de un empate técnico, también.

Lo cierto es que en apenas siete días se develará el misterio. Por ahora, para no jugar ingenuamente detrás de las cifras provisionales, hay que decir que se trata de una elección primaria, que las definitivas son en octubre, que se eligen diputados y senadores y no presidentes, y que los dos candidatos con mayores posibilidades son dos intendentes, uno de Tigre, un partido con 380 mil habitantes, y otro de Lomas de Zamora, de casi un millón. El primero se fue del kirchnerismo hace poco, el segundo es kirchnerista ciento por ciento puro.

En el caso de Massa, la estrategia final es sumar referencias antikirchneristas para captarle votos a Francisco De Narváez; y en el caso de Insaurralde, mostrarse todo lo que pueda junto a Daniel Scioli y Cristina Kirchner para dejar en claro que es el único candidato oficialista. El tigrense aspira a obtener una ventaja que lo posicione como la apuesta anti-K en octubre, y el kirchnerismo a mejorar su peor elección, que fue la de 2009, lo cual no parece imposible.

Todo eso, recién, podrá verse cuando las urnas se abran, pero dentro de dos meses.
Infonews

04/08/2013 Posted by | General, Política Argentina, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Clarín y La Nación tapan un juicio por contaminación con agroquímicos


Clarín y La Nación tapan un juicio por contaminación con agroquímicos – Tiempo Argentino | Es tiempo de un diario nuevo.

24/06/2012 Posted by | Agricultura yGanadería, Ciencia y Tecnología, Economía, General, Justicia, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Magnetto ve peligrar el monopolio


Magnetto ve peligrar el monopolio | Miradas al Sur.

08/10/2011 Posted by | Educación, General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | 2 comentarios

Cristina 2011 – Una nueva cultura política


Publicado el 29 de Junio de 2011

Por Víctor Ego Ducrot Periodista y escritor y profesor universitario.

La presidenta propone, en términos políticos, una síntesis del poder institucional a partir de un Estado Nacional asumido como herramienta o ejecutor decisivo del programa transformador.

Gabriel Mariotto lo señaló con claridad en una de sus primeras intervenciones, tras asumir la responsabilidad de acompañar a Daniel Scioli en la búsqueda de un nuevo mandato como gobernador de la provincia de Buenos Aires: la presidenta convocó a una verdadera transformación cultural del país, dijo a quien quisiese oírlo y reflejarlo en los medios de prensa. Y el domingo pasado, a horas podríamos decir de su postulación y de la de Amando Boudou para la vicepresidencia de la República, el actual titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) convocó a la nutrida militancia que ha venido siguiéndolo en su lucha por la democratización del universo mediático, a redoblar los esfuerzos y tomar conciencia de lo que a su entender representan la decisión de Cristina Fernández de Kirchner, de volver a someterse a las urnas, y los criterios adoptados por el oficialismo a la hora de elegir las listas de candidatos, de cara a las elecciones de octubre.
Una vez más, Mariotto leyó con precisión los dichos de la jefa del proyecto nacional que aspira, como siempre lo ha hecho a lo largo de su multifacética historia, a ser convalidado en las urnas, en ejercicio del principio de soberanía popular.
Cristina se había asumido como puente, como vaso comunicante, entre las viejas y nuevas generaciones de la práctica política, lo que a todas luces significa un acto fundacional, un nuevo punto de partida para entender y ejercer el país: el reconocimiento de un deseo convertido en firme voluntad institucional y militante, para ingresar en la Argentina de la Generación del Bicentenario, con un programa de acción caracterizado por la democratización profunda del cuerpo político, plena vigencia de los Derechos Humanos e inclusión social, tanto económica y cultural como identitaria.
De allí la valoración que el oficialismo y cada día más ciudadanos hacen de las medidas de gobierno que vienen adoptándose desde 2003 a esta parte, como la decisión de liberar al país de la ataduras impuestas por los organismos financieros internacionales, la recuperación de los fondos jubilatorios, la nueva Ley de Medios Audiovisuales y el matrimonio igualitario, por citar algunos de los vectores que le dan marco a la estrategia de recuperación del Estado y otorgamiento de volumen y densidad a la trama democrática.
La presidenta no deja dudas acerca de sus objetivos que, de ser alcanzados en forma plena –y para ello tiene claro que necesita otro mandato y prácticas que tomen su posta– implicarían una verdadera revolución democrática. Todas sus acciones concretas y manifestaciones simbólicas indican que, en términos políticos, propone una síntesis del poder institucional a partir de un Estado Nacional asumido como herramienta o ejecutor decisivo del programa transformador; la refundación del sistema federal, para dotarlo de profundidad y representación; la reformulación, ampliación y superación cualitativa del sistema de mayorías, actualmente basado en poderes territoriales y partidarios tradicionales; y la instalación de un conmovedor cambio de estructura generacional en el sistema institucional, abriéndole paso a la juventud en los ámbitos políticos y de gestión.
La Argentina oligárquica –y no debemos temerle a esa palabra, porque la oligarquía es un sistema digestivo con poderosas encimas y muta su genética conforme a las características de cada etapa histórica– lee con atención lo que está sucediendo en el país y recurre a su modalidad contemporánea, la acción de los medios de comunicación concentrados como puentes de mando estratégicos desde los cuales conducir sus propios despliegues políticos, para disparar lo más rápidamente posible contra el dispositivo transformador que encabeza la jefa de Estado.
Apenas conocidas la postulación de Mariotto a la vicegobernación bonaerense, los canales de TV y radios del Grupo Clarín salieron a definir una agenda que el resto de la corporación siguió con disciplina papal. La idea consistió en tratar de meter ruido entre Cristina y los factores decisivos sobre los cuales actúa, en tanto aspiración de cambios culturales profundos, como los poderes provinciales, el movimiento obrero, la tradición organizativa del justicialismo y los nuevos contingentes generacionales.
Ese intento de meter ruidos fue dirigido hacia la relación real que existe entre la jefa de Estado y el gobernador Scioli, cada día mejor posicionado hacia una victoria contundente en su distrito; también aspiraron a proponer distancias y quiebres con el PJ, una estructura tradicional dentro del peronismo como cosmogonía, que trata de asimilar el trastoque paradigmático por la cual brega la presidenta; y auspiciaron el divorcio más escandaloso posible entre la dirección del proyecto nacional y los intendentes del Conurbano, siempre descalificándolos, porque la Argentina oligárquica no soporta las fuertes referencias territoriales refrendadas históricamente en las urnas.
No hubo datos ratificados de la realidad tangible, tales como las declaraciones de Mariotto respecto de su disposición a ponerse a las órdenes del gobernador, y la nominación del ministro de Economía como compañero de fórmula de Cristina, candidatura bien vista por la CGT, que no hayan sido silenciados, aprovechándose de las lógicas molestias que la disputa de una interna resuelta desde el liderazgo político reconocido puedan arrojar; quizás desde esa lógica deban ser entendidas ciertas manifestaciones de Julio Piumato, por cierto recogidas por la prensa hegemónica sin la menor precisión de contexto.
Néstor Kirchner hubiese tenido que insistir una vez más en aquello del estado nervioso de los oligopolios de la comunicación, y tal vez ahora de sus mandatarios, la dizque oposición. Fíjense ustedes que hasta el descenso de River a la categoría B Nacional del fútbol argentino está siendo utilizado como munición contra el gobierno: el viernes pasado, el diario Clarín sostuvo en primera plana que el partido que jugaron el domingo el finalmente descendido y el equipo cordobés se llevaría adelante con público, por decisión gubernamental; de modo tal que, ayer, Ricardito pudo decir, otra vez en tapa del mismo diario, que fue Cristina la responsable de los disturbios acaecidos, una vez más como consecuencia del irresuelto panorama de vandalismo que envuelve al más popular de los espectáculos argentinos, responsabilidad de su propia dirigencia y no de las autoridades constitucionales del país.
La respuesta sistémica de la Argentina oligárquica es descarada, y la impunidad de la palabra prohijada por Magnetto y sus secuaces fue de tal magnitud que un personaje de la calaña del colombiano que aspira a gobernar la provincia de Buenos Aires hasta se sintió protegido para insultar la memoria de un ex presidente fallecido y los sentimientos íntimos de su familia.
Néstor tenía razón, están nerviosos; pero semejante estado mental no necesita de psicofármacos, requiere urgente un aluvión de votos para cerrarles la boca.<

Tiempo Argentino

29/06/2011 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario