America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

The Wrestler (DVD-Screener + Subtitulos)


El Verdadero Lecho Cirujiado!

Drama.

Protagonistas: Marisa Tomei, Evan Rachel Wood, Mickey Rourke, Judah Friedlander, Ajay Naidu, Mark Margolis, Ashley Springer, Angelina Aucello, Giovanni Roselli, Marcia Jean Kurtz, Todd Barry, Vernon Campbell, Ernest Miller.

Director: Darren Aronofsky.

Sinopsis: En lo más esencial de El lcuhador está el corazón tierno de un hombre que se pelea no sólo en el ring con sus oponentes con aspecto de villanos de cómic, sino también contra el daño que la vida le ha inflingido en cuerpo y alma. La película se despliega en base a dos panoramas. Uno es el mero espectáculo, la pura acción visceral, con esa intensidad marginal, de uno de los más emblemáticos y singulares deportes de Estados Unidos. El otro es ese espacio obsesivo, terrible, en el interior de un hombre que busca desesperadamente un lugar al sol, desafiando sus muchas debilidades.

Mickey Rourke interpreta a un Randy “el Carnero” Robinson que tan sólo quiere seguir haciendo la única cosa que sabe cómo hacer. Sin embargo, también es un hombre que ha perdido todas las oportunidades. Antaño un héroe de la clase trabajadora que se vio aupado como icono en el circuito de lucha libre profesional, ahora combate para inquebrantables admiradores en los auditorios de los institutos, sin embargo, apenas puede satisfacer el alquiler del remolque donde vive mientras combate los estragos de la edad perceptibles en su maltrecho cuerpo. Encaja las brutalidades y las derrotas en su vida con humildad y humor autodevaluante, pero cuando un combate particularmente encarnizado evidencia la mortalidad de Randy, todo indica que su carrera ha llegado por fin a una resolución definitivamente: quedarse sin futuro, sin resquicio de propósito en la vida.

A duras penas apartándose del borde del oscuro abismo, Randy intenta reinventarse. Puede que no esté seguro de cómo amar, pero ahora se halla demasiado solo y asustado como para no intentarlo. Y así se dispone a enmendar la relación con una hija perdida (EVAN RACHEL WOOD) cuyo corazón él rompió irrevocablemente muchos años antes. Procura bastir un romance improbable con su única confidente, una veterana bailarina exótica (MARISA TOMEI) y compañera de afición por el hard-rock en un club local. Incluso logra una ocupación de atención al público. Pero finalmente, a Randy no le es posible resistirse por más tiempo al impulso de revivir el único momento de gran gloria de toda su vida, mientras desafía la adversidad y se prepara para la revancha contra quien ha sido la horma de su zapato desde los ochenta: “El Ayatollah”, en el único terreno en el que todavía cree que puede enfrentarse absolutamente a cualquier cosa.

Trailer:

Bajar Archivo Torrent + Subtitulos en sincro:

Password: elasilo

Aun no subi mirrors.

Nota: La Pelicula esta en formato mp4 pero tiene una calidad más que aceptable.

07/03/2009 Posted by | Descarga Directa, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Qué podré decir?


mujer

¿Qué podré decir?

si en tan corto tiempo

te amé tanto y tanto

ilusiones grandes

han sido cortadas

con la indiferencia

de ese negro ocaso.

Mi aliento hablará

las palabras mudas,

que tragó el silencio.

Dolor infinito,

que transporta el viento.

Amor mío

que frío tu cuerpo,

róceme en silencio

traído por brisas

de besos perdidos.

¿Qué podré decir?

Que el vivo elixir

existió en un tiempo,

partiste temprano,

dejándome sola

y el sabor de besos,

de fuego y palabras,

en mis pensamientos.

Es sólo el destino

que arrancó muy presto

tu cuerpo del mío…

¿Qué podré decir?

que el tiempo fue corto,

tus alas de halcón

fueron cercenadas..

Corazón dolido

quedó a la deriva,

la herida profunda

traspasó las vísceras

y quedó flotando

un grito sagrado

que salió

del alma…

¡yo te he amado!

mnb

14/02/2009 Posted by | Tus Poemas, Uncategorized | , , | 5 comentarios

Guns ´N Roses – Chinese Democracy (2008)


chinese-democracy

En este y en el posterior post no describiré nada.  Ambas bandas hablan por si mismas…  Y son garantía de calidad cada una en lo suyo.

Descargar Chinese Democracy.

Parte 01.

Parte 02.

Pass:  elasilo

Mirror Parte 01

Mirror Parte 02

(No tiene password)

10/12/2008 Posted by | Descarga Directa, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los Fabulosos Cadillacs – La Luz del Ritmo (08)


la-luz-del-ritmo-fabulosos-cadillacs

En este y en el post de los guns no describiré nada.  Ambas bandas hablan por si mismas… Y son garantía de calidad cada una en lo suyo.

Descargar

10/12/2008 Posted by | Descarga Directa, Uncategorized | , , , , , , , , , , | 7 comentarios

MUJER, El sol está aquí


egipto-mujer-y-sol

Mujer,

el sol está aquí!!!

dificultades cotidianas

pretenderán paralizarte….

Derramarás lágrimas,

hazlo!

Saldrás fortalecida.

Enfrentarás

a lobos que acechan,

disfrazados de corderos..

y cuando el disfraz caiga

oirás sus grotescos alaridos

de violencia.

Mujer

Resiste..!

El amor saldrá a tu encuentro

sin buscarlo, sin ruegos,

en caminos paralelos de opinión, erguida,

segura y tierna.

Mujer …

Adelante… sin odios

Adelante… sin sonrojos

Liberada en la ternura

del amor pleno.

Revolucionaria…

decidida a desprenderte

de años de sumisión….

saldrás  a la lucha

dejando afuera

ese tiempo,

que condenó tus orígenes…

Mujer..

El sol está aquí….!!

mnb

06/12/2008 Posted by | Tus Poemas, Uncategorized | , , , | 3 comentarios

Discurso de Roy Sesana para los premios Right Livelihood Award, Estocolmo, Suecia.




“Me llamo Roy Sesana. Soy un bosquimano gana del Kalahari en lo que ahora se llama Botsuana. En mi lengua, mi nombre es Tobee y nuestra tierra es T//amm. Hemos estado allí más de lo que nadie ha estado en ningún sitio.

Cuando era joven, fui a trabajar a una mina.Me quité mis pieles y me puse ropas. Pero regresé a casa después de un tiempo. ¿Esto me hace menos bosquimano? No creo.

Soy un líder. Cuando era niño no necesitábamos líderes y vivíamos bien. Ahora los necesitamos porque nuestra tierra está siendo robada y debemos luchar para sobrevivir. Esto no significa que yo le diga a mi gente lo que deben hacer, sino más bien lo contrario: ellos me dicen lo que tengo que hacer yo para ayudarles.

No sé leer. Queríais que escribiera este discurso, así que mis amigos me han ayudado, pero no puedo leer estas palabras: ¡lo siento! Pero sí sé cómo leer la tierra y los animales. Todos nuestros niños saben. Si no lo supieran, habrían muerto hace mucho.

Conozco a mucha gente que sabe leer las palabras y muchos, como yo, que sólo saben leer la tierra. Pero ambos son importantes. No somos retrasados ni menos inteligentes: vivimos exactamente en el mismo año que vosotros. Iba a decir que todos vivimos bajo las mismas estrellas, pero no, son diferentes, y hay muchas más en el Kalahari. El sol y la luna son los mismos.

Crecí como cazador. Todos nuestros chicos y hombres eran cazadores. Cazar es ir y hablar con los animales. No robas. Vas y preguntas. Dejas una trampa o vas con arco o lanza. Puede llevar días. Sigues las pistas del antílope. Sabe que estás ahí, sabe que tiene que darte su fuerza. Pero corre y tú tienes que correr. Mientras corres, te vuelves como él. Puede durar horas y ambos estáis exhaustos. Le hablas y le miras a los ojos. Y entonces sabe que debe darte su fuerza para que tus hijos puedan vivir.

La primera vez que cacé, no se me permitió comer. Pedazos del antílope fueron quemados junto con algunas raíces y se extendieron sobre mi cuerpo. Así es como aprendí. No es la misma forma en la que vosotros aprendéis, pero funciona bien.

El granjero dice que es más avanzado que el retrasado cazador, pero no lo creo. Sus manadas no dan más comida que las nuestras. Los antílopes no son nuestros esclavos, no llevan puestas campanas en el cuello y puede correr más rápido que la vaga vaca o que el pastor. Nosotros recorremos juntos la vida.

Cuando me pongo los cuernos del antílope, me ayuda a hablar con mis ancestros y ellos me ayudan. Los ancestros son tan importantes: no estaríamos vivos sin ellos. Todo el mundo sabe esto en su corazón, pero algunos lo han olvidado. ¿Estaría alguno de nosotros aquí sin nuestros ancestros? No lo creo.

Aprendí a ser un chamán. Tienes que leer las plantas y la tierra. Tienes que excarvar las raíces y ponerte en forma. Dejas de nuevo algunas raíces para el día de mañana, de forma que un día tus nietos las puedan encontrar y comer. Aprendes lo que la tierra te dice.

Cuando los ancianos mueren, los enterramos y se convierten en ancestros. Cuando hay enfermedad, bailamos y hablamos con ellos; ellos hablan a través de mi sangre. Toco a la persona enferma y puedo encontrar la enfermedad y sanarla.

Somos los ancestros de los hijos de nuestros nietos. Los cuidamos, igual que nuestros ancestros nos cuidaron. No estamos aquí para nosotros mismos. Estamos aquí para cada uno y para los hijos de nuestros nietos.

¿Por qué estoy aquí? Porque mi gente ama su tierra, y sin ella nos estamos muriendo. Hace muchos años, el presidente de Botsuana dijo que podríamos vivir en nuestras tierras ancestrales para siempre. Nunca hemos necesitado a nadie para decirnos eso. ¡Por supuesto que podemos vivir donde Dios nos creó! Pero el siguiente presidente dijo que debíamos irnos y empezó a obligarnos a salir.

Ellos dijeron que nos teníamos que ir por los diamantes. Después dijeron que estábamos matando muchos animales: pero no esto es verdad. Dicen tantas cosas que no son verdad. Dijeron que teníamos que irnos para que el Gobierno pudiera desarrollarnos. El presidente dice que a menos que cambiemos, pereceremos como el dodo. No sabía lo que era un dodo. Pero lo averigué: era un pájaro que fue exterminado por colonos. El presidente tenía razón. Nos están matando al obligarnos a salir de nuestra tierra. Hemos sido torturados y disparados. Me arrestaron y me golpearon.

Gracias por el Right Livelihood Award. Es un reconocimiento global a nuestra lucha y llevará nuestra voz por todo el mundo. Cuando supe que había ganado acababa de salir de la cárcel. Mientras estoy aquí hoy, ellos dicen que soy un criminal.

Y yo digo, ¿qué tipo de desarrollo es cuando la gente vive vidas más cortas que antes? Son contagiados del virus del SIDA. Nuestros hijos son golpeados en la escuela y no quieren ir. Algunos terminan prostituyéndose. No se les permite cazar. Luchan porque se aburren y se emborrachan. Están comenzando a suicidarse. Nunca vimos esto antes. Duele decir esto. ¿Es esto “desarrollo”?

No somos primitivos. Vivimos de forma diferente a vosotros, pero no vivimos exactamente como nuestros abuelos vivieron, tampoco vosotros. ¿Eran vuestros antepasados “primitivos”? No lo creo. Respetamos a nuestros antepasados. Amamos a nuestros niños. Esto es igual para todos.

Ahora debemos impedir al Gobierno que deje de robarnos nuestra tierra: sin ella moriremos.

Si alguno ha leido muchos libros y piensa que soy primitivo porque no he leido ni uno sólo, entonces debería tirar todos esos libros y hacerse con uno que diga que todos somos hermanos y hermanas bajo Dios y que nosotros también tenemos derecho a vivir. Esto es todo. Gracias.” Roy Sesana. First People of the Kalahari, Botsuana. Fuente: www.survival.es

Rescaté este escrito publicado por Flor del Edén en nuestra comunidad de msn… me parece de gran valor….

06/12/2008 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

La violencia política – La Peña del Bronx


No se puede entender el problema de la violencia política sin conceptuar a la política como la organización y aplicación sistemática de determinadas relaciones de poder, como la articulación de un conjunto de medios para la consecución y la preservación de éste. La política organiza el poder, le otorga forma estatal y viabiliza un proyecto socio-económico de clase. En este marco, la violencia es parte activa de la estructura social, no es sólo un instrumento o medio de lucha, sino sobre todo un modo de conflicto.

El surgimiento de la violencia política está estrechamente vinculado al desarrollo de la propiedad privada, y es sólo en el transcurso de la consolidación histórica de ésta, que la violencia se transforma en manifestación específica de poder social. En otras palabras, posee una base material concreta y no es una constante histórica, por lo tanto es factible su desaparición en una fase superior del desarrollo humano, cuando sea eliminado todo tipo de explotación pues -como señalara Engels- “el poder, la violencia, no es más que el medio, mientras que la ventaja económica es el fin” (1).

Cuando la ventaja económica, la ganancia, deje de ser la principal motivación de la producción material, cuando el fin de la actividad económica sea la satisfacción de las necesidades del hombre, y no el mero lucro, allí se crearán las condiciones básicas para la extinción definitiva de la violencia política.

No obstante, esta posibilidad histórica se vislumbra lejana, y la violencia continúa siendo componente central de todo el sistema de dominación. De allí que la clase en el poder requiera -a todo nivel- de estructuras que le permitan organizar el control social, minimizar los riesgos de un cuestionamiento revolucionario de la sociedad, y garantizar las condiciones para la reproducción ampliada del poder y del sistema en su conjunto. En esto el Estado desempeña un rol crucial.

Estado y violencia política

El principal organizador y concentrador de la violencia estructural es el Estado, de manera que cualquier intento por legitimar y justificar la violencia ejercida por la clase en el poder, pasa por legitimar el Estado. El objetivo básico que se persigue es despolitizar, desideologizar y neutralizar el Estado, presentarlo como el sintetizador del “bien común” y garante de la “ley y el orden”. Para ello es imperativo la imposición de una visión histórica de la naturaleza humana, la sociedad y elaborando, simultáneamente, conceptos abstractos de nación, interés nacional, estabilidad y paz social.

Este tipo de Estado se justificaría por el posible “caos” que devendría en la sociedad humana por el hecho de su inexistencia. Fenómeno que hace más de tres siglos ya debatían los grandes pensadores filósofos y políticos. Según esta corriente teórica -que de una u otra forma sigue vigente- la naturaleza humana es esencialmente egoísta y utilitaria, cada ser lucha por su propia subsistencia, por la satisfacción de sus propios intereses, lo que inevitablemente le lleva a la confrontación permanente con otros seres humanos. Esta situación es la que Hobbes (2) describiera como “la guerra de todos contra todos”. Situación superable sólo con apego a un ente no-utilitario, a un órgano que no buscase la satisfacción de intereses particulares, sino que comunes, generales. De allí surge la noción básica y la materialización del concepto del Estado actual como el único capaz de imponer el orden en medio del “caos natural”. Es decir, ser un “administrador neutro del conflicto social”.

Dicha tesis amerita al menos dos consideraciones. En primer lugar, la naturaleza humana no es egoísta, ni altruista, ni agresiva ni pacífica, ni buena ni mala en si misma, sino que simplemente sintetiza el sistema de relaciones sociales prevaleciente en un momento histórico determinado. La esencia humana en abstracto no existe, esta es concreta y, por sobre todo, dinámica, cambiante, de modo que la hipótesis de una situación natural de guerra permanente solo sirve para justificar la creación y consolidación de un complejo aparato de dominación de clase como es el Estado (analícese, en un grado menor, la lucha contra la delincuencia), además de proyectar la idea de la imposibilidad de transformar el sistema o luchar por una sociedad igualitaria, puesto que el ser humano sería individualista y egoísta en esencia y jamás podría cambiar.

En segundo lugar, es necesario puntualizar que el Estado no es un ente que esté por sobre las clases y la sociedad. Ninguna institución es neutra o poseedora de poder propio, más bien expresa poder social de clase. Es por ello que conceptos y prácticas tales como orden, legalidad, estabilidad, paz social, civilismo, etc., son de carácter tan determinado; la sociedad virtual no existe, ni ha existido, solo existe la sociedad históricamente concreta, de manera que el orden y la estabilidad que se defiende hoy, es el orden y la estabilidad del neoliberalismo. El Estado no es ningún sintetizador del bien común y del interés de un país, sino que de violencia política y, por consiguiente, de poder de un sector de la sociedad sobre otro.

La dimensión ideológica de la violencia

Históricamente a través de diversos medios de socialización -la estructura educacional, los medios de comunicación, entre otros-, la clase dominante ha ido configurando un sistema de valores, normas, conceptos y categorías tendientes a justificar su dominio: su preponderancia monopólica a regir los destinos de la humanidad, sus instancias de organización y la vida de los individuos. Medios entre los cuales la autentificación del uso de la violencia en sus diferentes formas por parte del Estado, su institucionalidad, sus fuerzas armadas y policiales, han sido una constante.

Esta manipulación ideológica se ha sostenido en tres ejes esenciales:

a) Ocultar la violencia estructural propiamente tal.
b) Legitimar la represión institucional.
c) Deslegitimar toda violencia social contra el sistema.

La violencia es inherente a una estructura social injusta, a un orden social basado en la explotación del trabajo por el capital, en la exclusión y marginación económica, social y cultural de vastos sectores de la sociedad. De hecho la violencia no se reduce únicamente a su manifestación más ostensible, a su forma represiva. Esta última es sólo una vía que permite mantener maniobrando y desarrollándose a la violencia estructural en su conjunto, al capitalismo. Es por ello que Marx y Engels señalaron la existencia de un virtual estado de guerra entre patrones y trabajadores (3), en otras palabras, criticaban la influencia de la violencia económica y de cómo ésta se reproduce a través de todo el sistema consolidándose como violencia estructural.

Mas este modo de abordar el problema no es prerrogativa exclusiva de los clásicos del Marxismo, también -y básicamente a partir de la encíclica Populorum Progressio- la Iglesia Católica, en particular el Movimiento de la Teología de la Liberación, manifestó sin ambigüedad, que “la violencia originaria, raíz y principio de todas las demás violencias sociales, es la llamada violencia estructural, la injusticia de las estructuras sociales, sancionada por un orden legal injusto y orden cultural ideologizado, que como tales constituyen la institucionalización de la injusticia” (4).

El ocultamiento de la violencia estructural requiere imponer la idea de la libertad del individuo, de la igualdad de oportunidades, de los beneficios de un mercado abierto a la libre competencia. El esquema de valores imperantes reproduce sistemáticamente la idea de que los pobres, los marginados, son tales sólo debido a la mala suerte de haber nacido pobres o a su propia impericia, a su falta de creatividad y esfuerzos personales. Entonces la injusticia no es tal, pues las naturales diferencias sociales no son más que el resultado de las leyes de funcionamiento del mercado, leyes, que según se argumenta, no responden a los intereses de nadie en particular. Obviamente entonces, al negarse la injusticia social, se está negando también la violencia estructural.

Bajo este marco conceptual surgen las nociones de violencia directa (represiva) y violencia indirecta (estructural). Donde producto de la manipulación y desinformación ideológica, se tiende adscribir un carácter significativamente más negativo a la violencia directa que a la indirecta; se condena el destrozo de la propiedad pública y privada, un secuestro, un atentado, pero no ocurre lo mismo con la miseria, la pobreza, la carencia de vivienda o salud. O, dicho de otra manera, se considera social y culturalmente peor, matar que dejar morir. La clase en el poder juega con la sicología de las personas, con sus emociones y decepciones, a fin de encauzar cualquier signo de descontento, diluir y desviar la atención del impacto de cualquier violencia estructural.

Junto con la legitimación ideológica y política de la existencia y el recurso de las distintas formas de coacción, se deslegitima todo intento de organización popular de la violencia. A pesar que en los discursos oficialistas es frecuente la condena de la violencia “venga de donde venga”, en la práctica se busca neutralizar o desarticular únicamente su desarrollo en la base, su forma auto-defensiva u ofensiva, especialmente aquella que se puede erigir como alternativa de lucha política, militar o social.

En consecuencia, la naturaleza clasista del proceso en marcha instituye que la violencia ejercida por el sistema es positiva y necesaria. Es decir, toda consideración moral acerca de la violencia política, tiene que ver con el sistema de valores que éste estime necesario para lograr la estabilidad del mismo. Por eso se critica el uso de la violencia en política, en la misma medida que se crean organismos de seguridad y de lucha antisubversiva, y aumentan los presupuestos de las fuerzas armadas y de orden. Así se ha ido estableciendo una relación arbitraria entre democracia y paz por un lado y cambio y violencia por otro.

En este contexto ideológico es que surge una inevitable interrogante: ¿Existe una forma ética de ejercer la violencia? Está claro que de aceptarse el sistema de valores imperantes, como el único referente para medir lo positivo o lo negativo, lo bueno y lo malo del recurso de la violencia, la conclusión será siempre la misma: la violencia ejercida por la base social será siempre reprobable. Sin embargo, si ponemos el punto del análisis en otro ámbito, sí logramos trascender el límite de la moral general y vaga para reconstruir desde el pueblo -los verdaderamente afectados por ésta-, valores morales y nociones éticas que expresen la necesidad histórica del cambio social, y muy especialmente, que desmitifique el uso de la violencia por parte de las masas, ubicándola en su justo contexto como fenómeno socio-político, el centro del problema cambia:

La violencia es moralmente válida y políticamente viable, en la medida que se corresponde con la dirección principal del movimiento histórico, al cambio social necesario para erradicar primero parcial y luego definitivamente la violencia estructural creada por el sistema capitalista.

La forma ética de ejercer la violencia está en ponerla al servicio de las mayorías populares, al servicio del cambio social y de la dignidad humana.

La violencia revolucionaria es una forma específica de manifestación ética, pues ésta no persigue la destrucción del ser humano y su entorno, ni su sometimiento, sino que es un período muy breve de la actividad por las transformaciones, sólo un momento histórico; no es un fin sino uno de los medios disponibles para desplegar la multifacética lucha por el poder popular.

La violencia revolucionaria tiene un rango cualitativo, destruye para construir un sistema justo que nos encamine hacia una nueva sociedad.

La violencia militar

La violencia militar es una expresión particular de la violencia política que se estructura en forma de doctrina y se organiza como cuerpo armado.

Ninguna doctrina militar es neutral, más bien condensa la idea militar estratégica de quien la ejerce. En el caso específico de los países latinoamericanos, por parte del poder imperante, aún prevalece en la región la Doctrina de Seguridad Nacional, que con la entrada en escena de las democracias protegidas ha tendido en nuestros países hacia lo que hoy se conoce como “seguridad ciudadana”. La DSN en Chile como apreciación básica de cualquier futura guerra, partió a fines de los 70 manejando tres hipótesis de conflicto: en el sur con Argentina, en el norte con Perú y Bolivia, y en el frente interno, donde definitivamente se puso el mayor énfasis.

Lógicamente, la definición de frente interno conlleva la necesidad de organizar la represión dentro de nuestras fronteras y la voluntad de neutralizar o exterminar a un enemigo (el enemigo interno). Es decir, el desarrollo de la violencia en términos específicos y no genéricos como se expresaba en la idea de “todos contra todos”; más bien la guerra de las FFAA como instrumento político de la clase dominante contra el pueblo como sucedió tan explícitamente durante la dictadura. Sin embargo, junto con el proceso de transformaciones que ha vivido Chile luego del cambio pactado de un gobierno militar a uno civil dentro del mismo sistema, esta visión aún es compartida entre los diferentes actores políticos involucrados en dicho pacto. Diferencias más diferencias menos, en la lucha contra el enemigo interno, “el terrorismo”, están comprometidos todos quienes participan del poder (gobierno, oposición, FFAA, Iglesia). Entonces, no es correcto incluso desde éste punto de vista, hacer una división tan categórica y definitiva entre lo político y lo militar, puesto que en la práctica ambos se siguen conjugando a través del accionar del Estado y de sus instrumentos armados y no armados.

La violencia militar adquiere también diferentes formas, puede ser central o periférica en un momento histórico determinado, pero en lo fundamental, está siempre presente en forma de una estrategia militar para la obtención o la defensa del poder.

Por último, y obstante la condena a la violencia en general por “inhumana y anticristiana”, ante situaciones concretas de guerras o conflictos internos, la clase gobernante no sólo defiende moral y políticamente la violencia, sino que además es la primera en unirse para regular las formas de ejercerla y premiar a los agentes que se destacan en el ejercicio de ésta. De otra forma no se explicarían las convenciones internacionales que norman las guerras, los conceptos de valor y heroísmo, instituciones tales como las condecoraciones al mérito, pensiones específica, etc.

Conclusiones

La violencia no se puede separar de la política y no es sólo un instrumento auxiliar al cual se recurre en momentos de crisis.

La lógica definición luego de constatarse esta realidad objetiva, es que toda propuesta política debe, ineludiblemente, contener el factor violencia como una de las posibilidades históricas, especialmente la revolucionaria. Y es más, debe contar con una política y una estrategia militar capaz de disputar el poder. Entonces, podría existir un amplio debate acerca del contenido y la forma que definen su implementación, pero no sobre la necesidad de su existencia.

La violencia política no se reduce a su expresión militar, aunque ésta es su manifestación más ostensible, es por sobre todo una relación de poder, una estructura históricamente objetiva, la cual debe ser enfrentada tanto en el terreno material como en el político e ideológico, pues es un fenómeno multidimensional.

Notas:
1. Engels F. “Anti Duhring”. Editorial Grijalbo S.A. México D.F.- México 1981, pp. 152-153.

2. Hobbes T. Pensador inglés (1588-1679), cuya obra principal, “Leviatán”, sintetiza toda la teorIa polItica del siglo XVII.

3. Ver por ejemplo, Engels: “La condiciÓn de la clase obrera en Inglaterra”, 1844.

4. Ellacura Ignacio S. J.: “Trabajo no-violento por la paz y violencia liberadora”. Revista ReflexiÓn y Liberación, año 1, vol. 4, dic-febrero 1990. Stgo. Chile; p. 6.

 

04/12/2008 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Nuevos planes de EE.UU. y la UE


La no intervención es para el “Tercer Mundo”

Pablo Ramos

APM

Ya nadie sabe a cuanto asciende el monto de rescates de los países centrales. Lo cierto es que intervienen, intervienen e intervienen…

Otro rescate más y van… En la misma semana, Washington y Bruselas anunciaron multimillonarios paquetes fiscales y monetarios para evitar el agravamiento del escenario recesivo. En Estados Unidos primero se anunciaron 700.000 millones de dólares, aprobados por el Congreso, luego en la Unión Europea (UE), se lanzó uno de aproximadamente el doble de fondos, y esa misma semana, el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal comunicaron que van a auxiliar a distintos sectores con otros 700.000 millones, a la vez que el Viejo Continente agregaría otros 254.000 millones de dólares más. Creemos que nadie sabe ni siquiera a vuelo de pájaro cuánto dinero se va a terminar de inyectar.

A riesgo de ser considerado escaso de facultades para redactar un artículo debido al intento de reafirmar una obviedad siguiente, este redactor asume los riesgos. Los países centrales hacen todo aquello que hace tres décadas recomiendan al Tercer Mundo no hacer: intervienen en la economía. Y en qué grado. Toda la literatura neoclásica (o neoliberal) que hablaba de mercados que se autorregulan fue abandonada como aquellas regiones del mundo sin recursos estratégicos.

Algunos economistas sostienen que el total del rescate va a superar los 7.400.000.000.000 de dólares (sí, más de siete billones). Esa cifra sólo para salvar al sistema financiero vigente y algo para ayudar a algunas automotrices. Justo estos dos sectores. El primero el principal culpable de las últimas crisis regionales y globales; el segundo, uno de los mayores receptores de subsidios.

Son cifras tan altas que cuesta imaginar qué se puede hacer con siete billones de dólares. Por ejemplo:

• 7.400.000 escuelas

  • 740.000 hospitales

• 14.800.000 kilómetros de autopistas

• 740.000 kilómetros de vías de alta velocidad

  • 296.000.000 de viviendas

• 316.685.924 automóviles Toyota Corolla en el Mercosur

• 831.460.974.157 entradas para presenciar la final de la Copa Nissan Sudamericana en La Plata

• 35.238.095.238 toneladas de soja

• 336.363.636 toneladas de carne vacuna de la Cuota Hilton

  • 13.5954.436.891 barriles de crudo

• 25.840 Airbus A-380 (avión de pasajeros más grande del mundo)

• 1.480 portaaviones nucleares

• 14.800 estadios “Nido de pájaro” de Beijing, China

  • 7.400.000.000 notebooks

• 24 veces lo que Argentina produce en un año

Este listado es sólo a modo ilustrativo. Lo destacable es que no se van a utilizar estos fondos para ninguno de estos fines, sino para que los accionistas de los bancos, banqueros, inversores financieros, especuladores y grupos mafiosos no pierdan tras años de obtener superganancias.

Vamos a introducir un término muy utilizado en los últimos tiempos en el ámbito económico: la economía real. Con esta expresión nos referimos a la producción de bienes y servicios, es decir, a la producción de riqueza obtenida tras la transformación de los recursos naturales con la acción de los factores productivos. Como contraparte a este sector, se encontraría la economía financiera, que debería financiar la producción real.

Un fenómeno del capitalismo del Siglo XXI es la supremacía de la economía financiera por sobre la economía real. Lo cual es un contrasentido, porque si definimos a la economía como la “satisfacción de las necesidades materiales de existencia”, resulta una perogrullada afirmar que el simple movimiento de capitales no puede generar bienes o servicios que satisfagan las necesidades de alimenticias, de indumentaria y habitacional.

La economía financiera genera más dinero, pero no más bienes. Y los países del “Primer Mundo” pretenden salvarla. Claro, se justifican en que si cae el sistema financiero va a arrastrar a la economía real. Afirmación rigurosamente cierta, aunque cuando estos sectores acumulaban y acumulan cifras descomunales cada día, el resto de los mortales (los que integramos la economía real) no participamos en ninguno de sus beneficios.

Y es la industria automotriz la que va a recibir más subvenciones de los distintos Estados. Precisamente uno de los sectores industriales más subsidiados del mundo. Todos los países que se quieren recibir de industriales quieren tener un sector automotor, y para ello destinan millones en subsidios. Brasil es un ejemplo, donde los Estados gastan cifras altísimas para convertir a esa nación en la que tiene la mayor cantidad de marcas radicadas en su territorio.

El plan europeo significa flexibilizar las normas establecidas en el Acuerdo de Maastricht, conjunto de políticas monetarias y fiscales de tinte neoclásico que permitieron la introducción de la moneda única, el euro. El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que apoya al plan de los países de la zona euro para estimular la economía. Es decir, el Fondo defiende un vastísimo intento de intervención estatal. Todo lo que durante años prohibió a los países emergentes hacer.

Estas determinaciones de alta política demuestran que las naciones más poderosas no tienen una ideología determinada y que obedecen a rajatabla, sino que defienden los intereses de los sectores más poderosos fronteras adentro. Es decir, no hemos descubierto nada, pero es bueno recordarlo cada vez que la prensa y los sectores propagandísticos pretendan señalarnos lo que tenemos que hacer como sociedades y naciones.

pablogabrielramos@prensamercosur.com.ar

04/12/2008 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Carta del Presidente de Bolivia


Salvemos al planeta del capitalismo

Evo Morales Ayma

Rebelión

Documento de propuestas para la Cumbre de Cambio Climático de la ONU (Copenhague)

Hoy, nuestra Madre Tierra está enferma. Desde el principio del siglo XXI hemos vivido los años más calientes de los últimos mil años. El calentamiento global está provocando cambios bruscos en el clima: el retroceso de los glaciares y la disminución de los casquetes polares; el aumento del nivel del mar y la inundación de territorios costeros en cuyas cercanías vive el 60% de la población mundial; el incremento de los procesos de desertificación y la disminución de fuentes de agua dulce; una mayor frecuencia de desastres naturales que sufren las comunidades del planeta [1] ; la extinción de especies animales y vegetales; y la propagación de enfermedades en zonas que antes estaban libres de las mismas.

Una de las consecuencias más trágicas del cambio climático es que algunas naciones y territorios están condenadas a desaparecer por la elevación del nivel del mar.

Todo empezó con la revolución industrial de 1750 que dio inicio al sistema capitalista. En dos siglos y medio, los países llamados “desarrollados” han consumido gran parte de los combustibles fósiles creados en cinco millones de siglos.

La competencia y la sed de ganancia sin límites del sistema capitalista están destrozando el planeta. Para el capitalismo no somos seres humanos sino consumidores. Para el capitalismo no existe la madre tierra sino las materias primas. El capitalismo es la fuente de las asimetrías y desequilibrios en el mundo. Genera lujo, ostentación y derroche para unos pocos mientras millones mueren de hambre en el mundo. En manos del capitalismo todo se convierte en mercancía: el agua, la tierra, el genoma humano, las culturas ancestrales, la justicia, la ética, la muerte… la vida misma. Todo, absolutamente todo, se vende y se compra en el capitalismo. Y hasta el propio “cambio climático” se ha convertido en un negocio.

El “cambio climático” ha colocado a toda la humanidad frente a una gran disyuntiva: continuar por el camino del capitalismo y la muerte, o emprender el camino de la armonía con la naturaleza y el respeto a la vida.

En el Protocolo de Kyoto de 1997, los países desarrollados y de economías en transición se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero por lo menos en un 5% por debajo de los niveles de 1990, con la implementación de diferentes instrumentos entre los cuales predominan los mecanismos de mercado.

Hasta el 2006 los gases de efecto invernadero, lejos de reducirse, se han incrementado en un 9.1% en relación a los niveles de 1990, evidenciándose también de esta manera el incumplimiento de los compromisos de los países desarrollados.

Los mecanismos de mercado aplicados en los países en desarrollo [2] no han logrado una disminución significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Así como el mercado es incapaz de regular el sistema financiero y productivo del mundo, el mercado tampoco es capaz de regular las emisiones de gases de efecto invernadero y sólo generará un gran negocio para los agentes financieros y las grandes corporaciones.

El planeta es mucho más importante que las bolsas de Wall Street y del mundo

Mientras Estados Unidos y la Unión Europea destinan 4.100 billones de dólares para salvar a los banqueros de una crisis financiera que ellos mismos provocaron, a los programas vinculados al cambio climatico les destinan 313 veces menos, es decir, sólo 13 billones de dólares.

Los recursos para el cambio climático estan mal distribuidos. Se destinan más recursos para reducir las emisiones (mitigación) y menos para contrarestar los efectos del cambio climático que sufrimos todos los países (adaptación) [3] . La gran mayoría de los recursos fluyen a los paises que más han contaminado y no a los países que más hemos preservado el medio ambiente. El 80% de los proyectos del Mecanismo de Desarrollo Limpio se han concentrado en sólo cuatro países emergentes.

La lógica capitalista promueve la paradoja de que los sectores que más contribuyeron a deteriorar el medio ambiente son los que más se benefician de los programas vinculados al cambio climático.

Asimismo, la transferencia de tecnología y financiamiento para un desarrollo limpio y sostenible de los países del sur se ha quedado en los discursos.

La próxima cumbre sobre el Cambio Climático en Copenhagen debe permitirnos dar un salto si queremos salvar a la madre tierra y a la humanidad. Para ello planteamos las siguientes propuestas para el proceso que va de Poznan a Copenhagen:

Atacar las causas estructurales del cambio climático

1) Discutir sobre las causas estructurales del cambio climático. Mientras no cambiemos el sistema capitalista por un sistema basado en la complementariedad, la solidaridad y la armonía entre los pueblos y la naturaleza, las medidas que adoptemos serán paliativos que tendrán un carácter limitado y precario. Para nosotros, lo que ha fracasado es el modelo del “vivir mejor”, del desarrollo ilimitado, de la industrialización sin fronteras, de la modernidad que desprecia la historia, de la acumulación creciente a costa del otro y de la naturaleza. Por eso propugnamos el Vivir Bien, en armonía con los otros seres humanos y con nuestra Madre Tierra.

2) Los países desarrollados necesitan controlar sus patrones consumistas -de lujo y derroche-, especialmente el consumo excesivo de combustibles fósiles. Los subsidios a los combustibles fósiles, que ascienden a 150-250 billones de dólares, [4] deben ser progresivamente eliminados. Es fundamental desarrollar energías alternativas como la energía solar, la geotérmica, la energía eólica y la hidroeléctrica en pequeña y mediana escala.

3) Los agrocombustibles no son una alternativa porque anteponen la producción de alimentos para el transporte frente a la producción de alimentos para los seres humanos. Los agrocumbustibles amplían la frontera agrícola destruyendo los bosques y la biodiversidad, generan monocultivos, promueven la concentración de la tierra, deterioran los suelos, agotan las fuentes de agua, contribuyen al alza del precio de los alimentos y, en muchos casos, consumen más energía de la que generan.

Compromisos sustanciales de reducción de emisiones que se cumplan

4) Cumplir estrictamente hasta el 2012 el compromiso [5] de los países desarrollados de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero por lo menos en un 5% por debajo de los niveles de 1990. No es aceptable que los países que contaminaron históricamente el planeta hablen de reducciones mayores para el futuro incumpliendo sus compromisos presentes.

5) Establecer nuevos compromisos mínimos para los países desarrollados del 40% para el 2020 y del 90% para el 2050 de reducción de gases de efecto invernadero tomando como punto de partida las emisiones de 1990. Estos compromisos mínimos de reducción deben hacerse de manera interna en los países desarrollados y no a través de mecanismos flexibles de mercado que permiten la compra de Certificados de Reducción de Emisiones para seguir contaminando en su propio país. Asimismo, se deben establecer mecanismos de monitoreo, información y verificación transparentes, accesibles al público, para garantizar el cumplimiento de dichos compromisos.

6) Los paises en desarrollo que no son responsables de la contaminación histórica deben preservar el espacio necesario para implementar un desarrollo alternativo y sostenible que no repita los errores del proceso de industrialización salvaje que nos ha llevado a la actual situación. Para asegurar este proceso, los países en desarrollo necesitan, como prerrequisito, el financiamiento y transferencia de tecnología.

Un Mecanismo Financiero Integral para atender la deuda ecológica

7) En reconocimiento a la deuda ecológica histórica que tienen con el planeta, los países desarrollados deben crear un Mecanismo Financiero Integral para apoyar a los países en desarrollo en la implementación de sus planes y programas de adaptación y mitigación del cambio climático; en la innovación, desarrollo y transferencia de tecnología; en la conservación y mejoramiento de sus sumideros y depósitos; en las acciones de respuesta a los graves desastres naturales provocados por el cambio climático; y en la ejecución de planes de desarrollo sostenibles y amigables con la naturaleza.

8) Este Mecanismo Financiero Integral, para ser efectivo, debe contar por lo menos con un aporte del 1% del PIB de los países desarrollados [6] y contar con otros ingresos provenientes de impuestos a los hidrocarburos, a las transacciones financieras, al transporte marítimo y aéreo, y a las utilidades de las empresas transnacionales.

9) El financiamiento que aporten los países desarrollados debe ser adicional a la Ayuda Oficial al Desarrollo (ODA), a la ayuda bilateral y/o canalizada a través de organismos que no sean los de Naciones Unidas. Cualquier financiamiento fuera de la CMNUCC no podrá ser considerado como la aplicación de los compromisos de los países desarrollados bajo la Convención.

10) El financiamiento tiene que ir a los planes o programa nacionales de los Estados y no a proyectos que están bajo la lógica del mercado.

11) El financiamiento no debe concentrarse sólo en algunos países desarrollados sino que tiene que priorizar a los países que menos han contribuido a las emisiones de gases de efecto invernadero, aquellos que preservan la naturaleza y/o que más sufren los impactos del cambio climático.

12) El Mecanismo de Financiamiento Integral debe estar bajo la cobertura de las Naciones Unidas y no del Fondo Global del Medio Ambiente (GEF) y sus intermediarios como el Banco Mundial o los Bancos Regionales; su administración debe ser colectiva, transparente y no burocrática. Sus decisiones deben ser tomadas por todos los países miembros, en especial los países en desarrollo, y no sólo por los donantes o las burocracias administradoras.

Transferencia de tecnología a los países en desarrollo

13) Las innovaciones y tecnologías relacionadas con el cambio climático deben ser de dominio público y no estar bajo un régimen privado de monopolio de patentes que obstaculiza y encarece su transferencia a los países en desarrollo.

14) Los productos que son fruto del financiamiento público para innovación y desarrollo de tecnologías deben ser colocados bajo el dominio público y no bajo un régimen privado de patentes [7] de forma tal que sean de libre acceso para los países en desarrollo.

15) Incentivar y mejorar el sistema de licencias voluntarias y obligatorias para que todos los países puedan acceder a los productos ya patentados en forma rápida y libres de costo. Los países desarrollados no pueden tratar las patentes o derechos de propiedad intelectual como si fueran algo “sagrado” que tiene que ser mantenido a cualquier costo. El régimen de flexibilidad que existe para los derechos de propiedad intelectual, cuando se trata de graves problemas a la salud pública, debe ser adaptado y ampliado sustancialmente para curar a la Madre Tierra.

16) Recoger y promover las prácticas de armonía con la naturaleza de los pueblos indígenas que a lo largo de los siglos se han demostrado sostenibles.

Adaptación y mitigación con la participación de todo el pueblo

17) Impulsar acciones, programas y planes de mitigación y adaptación con la participación de las comunidades locales y pueblos indígenas en el marco del pleno respeto e implementación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. El mejor instrumento para enfrentar el reto del cambio climático no son los mecanismos de mercado, sino los seres humanos organizados, conscientes, movilizados y dotados de identidad.

18) La reducción de las emisiones de la deforestación y degradación de bosques REDD, debe estar basada en un mecanismo de compensación directa de países desarrollados a países en desarrollo, a través de una implementación soberana que asegure una participación amplia de comunidades locales y pueblos indígenas, y un mecanismo de monitoreo, reporte y verificación transparentes y públicos.

Una ONU del Medio Ambiente y el Cambio Climático

19) Necesitamos una Organización Mundial del Medio Ambiente y el Cambio Climático a la cuál se subordinen las organizaciones comerciales y financieras multilaterales para que promueva un modelo distinto de desarrollo amigable con la naturaleza y que resuelva los graves problemas de la pobreza. Esta organización tiene que contar con mecanismos efectivos de seguimiento, verificación y sanción para hacer cumplir los presentes y futuros acuerdos.

20) Es fundamental transformar estructuralmente la Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el sistema económico internacional en su conjunto, a fin de garantizar un comercio justo y complementario, un financiamiento sin condicionamientos para un desarrollo sostenible que no derroche los recursos naturales y los combustibles fósiles en los procesos de producción, comercio y transporte de productos.

En este proceso de negociaciones hacia Copenhagen es fundamental garantizar instancias activas de participación a nivel nacional, regional y mundial de todos nuestros pueblos, en particular de los sectores más afectados como los pueblos indígenas que siempre impulsaron la defensa de la Madre Tierra.

La humanidad es capaz de salvar al planeta si recupera los principios de la solidaridad, la complementariedad y la armonía con la naturaleza, en contraposición al imperio de la competencia, la ganancia y el consumismo de los recursos naturales.


[1] Debido al fenomeno de la “Niña”, que se produce con mayor frecuencia por efecto del cambio climatico, Bolivia ha perdido en el 2007, el 4 % de su PIB.

[2] Conocido como Mecanismo de Desarrollo Limpio.

[3] Actualmente sólo hay un Fondo de Adaptación de cerca a 500 millones de dólares para más de 150 paises en vías de desarrollo. Según el Secretariado de la UNFCCC se requieren 171 billones de dólares para adaptación y 380 billones de dólares para mitigación.

[4] Informe de Stern

[5] Protocolo de Kioto, Art. 3.

[6] El porcentaje del 1 % del PIB ha sido sugerido por el Informe Stern y representa menos de 700 billones de dólares al año.

[7] Según la UNCTAD (1998) en algunas paises desarrollados el financiamiento público contribuye con el 40 % de los recursos para la innovación y desarrollo de tecnología.

04/12/2008 Posted by | Politica Internacional, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Tragicómix Pedro Méndez Suarez


t_03_12_2008

04/12/2008 Posted by | Humor, Uncategorized | , , , , | 1 comentario