America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

LA PALABRA DE MAXIMO KIRCHNER Y LA CONTINUIDAD DEL MODELO – 04-03-14


PARTE I

PARTE II

PARTE III

14/09/2014 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Apologistas del genocidio de los pueblos originarios atacan a historiadores dignos – Ahora atacan los Grondona – Osvaldo Bayer


La Fogata – Argentina.

La historia no justifica ningún crimen. Pueden pasar décadas, o siglos, pero finalmente siempre triunfa la Ética

12/11/2011 Posted by | General, Historia, Justicia, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Argentina – Acontecimientos – Ricardo Forster


11-05-2010 /

Ricardo Forster

Cada semana que transcurre nos ofrece el raro privilegio de asistir a inesperadas y, en ocasiones, memorables acontecimientos. En otras circunstancias argentinas, de esas no tan lejanas pero que algunos preferirían olvidar, cada acontecimiento producía un cimbronazo o, peor aun, abría delante de la sociedad la perspectiva del abismo y la fragmentación.

Así fue en el final apresurado del gobierno de Alfonsín, cuando las corporaciones económicas aceleraron el desencadenamiento de la hiperinflación, paso previo y necesario para implementar el proyecto destructivo de la convertibilidad; así fue en los años sofocantes del menemismo, cuando el espíritu del neoliberalismo colonizó vidas y conciencias naturalizando prácticas que le hicieron un daño profundo y persistente al país y, fundamentalmente, a los sectores más débiles; así fue cuando en diciembre de 2001 estalló el fraude aliancista llevando al país al precipicio y la desolación.

Acontecimientos, aquellos, que parecían reforzar el talante autodestructivo de una sociedad que, en las últimas décadas, y en especial desde el fatídico marzo del 76, no hacía otra cosa que convertir Cambalache de Discépolo en profecía autocumplida. Años de ruina moral y material que, si bien han sido en parte removidos desde mayo del 2003, siguen allí, agazapados y amenazando con regresar de la mano de los promotores de la restauración conservadora, esos mismos que buscan, ante la opinión pública, proyectar la imagen de un gobierno autoritario y ávido de un poder desenfrenado, haciendo, en particular, de la figura de Néstor Kirchner la manifestación del mal populista.

Allí están, cada domingo, las columnas de Grondona y de Morales Solá para reforzar hasta el hartazgo esta caracterización que, en los últimos tiempos, va asumiendo cierto tono entre desesperado y ridículo. Pero ése es el periodismo serio e independiente que, cada semana y a contramano de lo importante y significativo, no hace otra cosa que inventar su propio pantano y sus propias ficciones prostibularias. Leer las tapas de Clarín o de La Nación es la mejor manera de viajar hacia un país que sólo existe en la imaginación delirante y destructiva de quienes diseñan la información “verídica” con la que buscan incidir en el imaginario de las clases medias.

La corporación mediática, cómplice de los poderes económicos regresivos que han ido desmontando con saña las matrices todavía persistentes de la memoria de la equidad, esquiva los acontecimientos relevantes para dedicar todo su esfuerzo, y el de sus escribas “independientes”, a ofrecer la imagen de un escenario de catástrofe y corrupción. Para ellos “Grecia” se llama Argentina, pero con la salvedad de que son incapaces, por definición, de analizar con rigurosidad las diferencias fundamentales que hoy separan a nuestro país de la brutal crisis del neoliberalismo europeo y primermundista, ese del que han sido y siguen siendo apologetas. Ríos de tinta para “distraer” a la opinión pública de los temas trascendentes, de esos que dejan marca y que señalan un horizonte de transformaciones.

Con meticulosa obsesión se dedican a narrar un país inverosímil mientras lo que importa, aquello que deja marca y que señala la vitalidad de la sociedad, no merece ni siquiera una nota al margen (fue antológico el ninguneo de Clarín cuando Cristina Fernández anunció la distribución de 3 millones de computadoras para los estudiantes secundarios de escuelas públicas de todo el país o la absoluta falta de noticias que destaquen la situación positiva de la economía frente al derrumbe, por ejemplo, de algunos países europeos). Excedidos e impunes van recorriendo un camino que lleva a su propia ilegitimación.

Una simple enumeración de lo que viene sucediendo en las últimas semanas nos podría ofrecer un panorama más realista de una coyuntura argentina atravesada por la excepcionalidad, esa misma que entra en conflicto con los cultores de la poética deformada de Discépolo, esos que prefieren el hundimiento del país a que se consolide el proyecto transformador iniciado en el 2003. Una coyuntura en la que se expresa, como en una nuez, gran parte de la historia reciente, esa misma que tiene la virtud de recordarnos de dónde venimos.

A modo de ejemplo, y para no abrumar al lector, podría citar el extraordinario arco que se abre entre la decisión de la Corte Suprema de anular el indulto que favorecía a Martínez de Hoz y la reglamentación de la nueva ley de migraciones que, comparada con la que acaba de sancionar el estado de Arizona, es expresión de una democratización efectiva e imprescindible de toda sociedad que se precie de defender los derechos humanos, mientras que en la meca estadounidense, esa que tanto admiran nuestros republicanos de opereta, los indocumentados son tratados como delincuentes y arrojados al infierno de la deportación y la separación familiar.

Un hilo vigoroso une la votación favorable del matrimonio entre personas del mismo sexo y la decisión de cambiarle el nombre a la hemeroteca de la Biblioteca Nacional que llevaba el del antisemita Martínez Zuviría y que pasó a llamarse Martínez Estrada, decisiones ambas que se inscriben en una decidida ampliación de los derechos individuales y de la recuperación simbólica de los espacios públicos que, en este caso, se expresa a través del abandono de un nombre ominoso del reaccionarismo argentino que se inscribía en la línea más reaccionaria de la Iglesia Católica.

Hechos a los que se podría sumar el nombramiento de Kirchner como secretario general de la Unasur y la intervención de la propia Corte Suprema en torno de la implementación de la retenida ley de servicios de comunicación audiovisual. Acontecimientos todos que muestran un país en el que todo parece discutirse y en el que, de un modo anómalo respecto de lo que sucede en otras partes del planeta, lo político vuelve a ser un instrumento imprescindible a la hora de avanzar hacia una sociedad más equitativa y democrática.

No se trata de una sucesión azarosa de acontecimientos que nada tienen en común; se trata, por el contrario, de hechos entrelazados los unos con los otros y que ponen en evidencia una disputa política y cultural en la que se juega el destino de los próximos años. Hechos que entrelazan distintos aspectos de la vida de una sociedad y que nos ofrecen el panorama de una realidad excepcional y apasionante, de esas que exigen de quienes son sus contemporáneos lucidez crítica y aprovechamiento integral de sus potencialidades.

Una coyuntura que pone en discusión décadas de regresión en las que la democracia languideció en nombre de la sacrosanta economía de mercado y la entrada en la globalización primermundista (esa misma que hoy estalla en el corazón de Europa y con consecuencias que siguen siendo impredecibles), y en la que las formas más banales y triviales de la cultura industrializada se acoplaron con lo peor del sentido común argentino para proyectar un tiempo dominado por los flujos decadentes de la cultura menemista.

Es en esta coyuntura que podemos inscribir los acontecimientos de las últimas semanas como emergentes de un giro histórico en el que se juegan tantas cosas. Será por eso que se busca minimizar su significación al mismo tiempo que se defiende un pasado ignominioso, ese mismo que tuvo en Martínez de Hoz una pieza siniestra y que hoy, gracias a ese giro histórico, se enfrenta con la justicia que, aunque llegue tarde, está nuevamente entre nosotros para juzgar a quienes nos han hecho un daño mayúsculo.

Buenos Aires Económico

11/05/2010 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Argentina – La pluma y la picana


Que quede claro. Una cosa es el Grupo Clarín, el monopolio y la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA), y otra es Clarín y los derechos humanos.

Ambas cosas se entrelazan,  pero corren por caminos separados,  y en el marco de un sistema con independencia relativa de poderes.  Pero, ¿desde dónde podemos reclamar que el Poder Ejecutivo se mantenga independiente del Poder Judicial y del Legislativo, si la misma justicia y parte del Legislativo demuestran no ser independientes del poder de los medios de comunicación concentrados?

Porque una cosa es el nuevo marco legal y sus posibles implicancias económicas y políticas, y otro asunto, que debe correr por otro carril, son los hechos vinculados a las violaciones de los derechos humanos y la complicidad de ese aparato ideológico formado en la dictadura que hoy proclama defender la “libertad de prensa”.

Sabemos que muchos de los beneficios que obtuvieron fueron gracias a Videla y compañía: la vitoreada Ley de Radiodifusión, Papel Prensa, y el secuestro de dos niños en manos de su dueña, Ernestina Herrera de Noble, con la connivencia de altos directivos y periodistas del grupo empresario.

Pero el rol de los medios en la dictadura no puede recortarse al plano de los beneficios económicos obtenidos, sino que se debe expandir el debate hacia sus implicancias culturales.

El modelo político, social y económico, impuesto con el secuestro y la desaparición, permitió también la decadencia cultural, el miedo, la imposición de falsos valores, cuantificables en moneda extranjera.

Nunca los grandes medios de comunicación fueron tan oficialistas en este país como lo fueron con la Junta Militar y el plan económico de Martínez de Hoz.

Represión cultural

Ni los juicios por la verdad contra los jerarcas militares, ni la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) nos deben hacer olvidar la complicidad de los civiles, principalmente periodistas, con la dictadura militar.

Es hora de avanzar en el debate acerca de los responsables culturales del golpe militar, porque atrás de ellos se esconden verdades fundamentales para la reparación histórica que merece todo pueblo que ha sido víctima de un genocidio.

Lo que nunca confesaran los militares, para llevarse sus secretos a la tumba o por el desconocimiento propio de una institución con información compartimentada, pueden saberlo Joaquín Morales Solá, Samuel Gelblund o Mariano Grondona.

Ellos seguramente saben más que lo que saben muchos implicados militares. Ellos usaron como materia prima de su infamia periodística la información mejor guardada por los militares. Nadie busca con esto hacer una caza de brujas, sino simplemente encontrar la verdad.

Diana Maffia, del ARI, en el documental “Propaganda negra”, realizado en 2005 por la Universidad de Lomas de Zamora, es clara: “La desaparición de personas, secuestros de niños, tortura, fue tan fuerte, que hablar de la represión cultural parecía superficial. Tuvieron que pasar muchos años para darle una verdadera dimensión política y que no resulte ofensivo, sobre todo por las víctimas humanas”.

“El hombre que sabía demasiado”

Como periodista, intento ponerme en el lugar de la prensa en la dictadura. No puedo decir simplemente que fueron sus ideólogos. Para entender la situación de estas personas y su falta de humanidad voy a recurrir al dilema ético que plantea la película de Alfred Hitchcock.

Una pareja de vacaciones en Marruecos entabla una amistad con un francés, que antes de morir asesinado les revela que es un espía y que deben hacer llegar cierto mensaje a la embajada británica para evitar que un alto mandatario extranjero sea ultimado en Londres.

Aquí, se pone en juego el valor de la vida por sobre las propias implicancias políticas que puedan desatar el asesinato del diplomático, que son una guerra mundial y posteriormente la vida de la hija de la pareja.

Qué puede pensarse de un periodista que entra a un campo de concentración y no busca salvar a las víctimas. Qué puede pensarse de un periodista que a más de 30 años sigue en silencio, ocultando información, no sólo en función de saber la verdad, sino de mostrar cierta humanidad para con los familiares de las víctimas que quieren conocer el destino de sus hijos, hermanos o nietos.

Entiendan esto: los máximos popes de nuestra profesión son de la calaña más baja en la que pueda catalogarse un ser humano. Cobardes, cómplices de secuestro, tortura y asesinato. Deberían ser declarados personas non gratas en todas las Facultades de Comunicación del país. ¿Habrán tenido aunque sea el dilema moral del protagonista de “El hombre que sabía demasiado”?

La nota de la vergüenza

Es difícil sentirse periodista después de leer esta nota. Pienso todavía si es real. Prefiero suponer que no fue hecha por periodistas, que directamente fue armada por los militares y publicada en Clarín. Algo muy usual en los medios de comunicación. El que paga ve su información publicada.

Se trata de asumir que hay periodistas, todavía en actividad, que más allá de su ideología han sido cómplices del secuestro, la tortura y el asesinato. Y que la justicia viene obviando su participación activa en estos delitos.

La nota de Clarín, fechada el jueves 1º de Diciembre de 1977, y que viene circulando estos días por Internet es estremecedora. En ella, un periodista sin nombre narra la excursión a un campo de concentración militar junto a un grupo de (sus) colegas.

La nota mereció una denuncia presentada hace unos días en el Juzgado Federal Nº 3 en lo penal, a cargo del juez Daniel Rafecas, en la causa donde se investigan los hechos de terrorismo de estado de la zona del Primer Cuerpo de Ejército, por el abogado y periodista colaborador de esta revista Pablo Llonto.

La crónica en cuestión, titulada “La ardua recuperación”, reza en su bajada que los periodistas fueron “Invitados por el Comando en Jefe del Ejército”, mostrando claramente las vinculaciones entre la Junta Militar y el diario.


No se trató de una investigación, de una especie de “cámara oculta” de la actualidad. Se trata lisa y llanamente de una complicidad. Narran su excursión al campo clandestino de detención como si se tratara de una visita guiada a un museo, donde en vez de obras de arte describen la situación de “jóvenes en recuperación”.

“Los hombres de prensa observaron las instalaciones donde se encuentran alojados e, incluso, pudieron dialogar con algunos jóvenes”. ¿Quiénes eran esos jóvenes? ¿En qué lugar estaban? ¿Quiénes administraban el centro clandestino de detención? Todos interrogantes que la justicia debería buscar develar.

“Esta experiencia se realiza con el directo apoyo de un equipo interdisciplinario, compuesto por médicos, psicólogos, asistentes sociales, abogados, que prestan asistencia a los detenidos, y tratan de resolver sus problemas y el de sus familias”, narra el cronista al finalizar la nota, abriendo un abanico de complicidades que la justicia no puede obviar.

Deberían investigarse los pormenores de esta nota y de todas las notas que abiertamente reflejan que hay periodistas que tienen información vital para la historia de este país. Pueden ser declarados inocentes, partícipes involuntarios, pero no pueden no declarar y ocultar información.

http://www.censurarte.ar

Que la página web de nuestra revista sea dada de baja por la empresa de hosting mendocina Host Rentable sin previo aviso y utilizando argumentos falsos, como es el envío de “spam” o “correo basura” desde nuestra cuenta de correo, también suministrada por dicha empresa, abrió el debate con relación a la libertad de información y la red de redes.

Nuestra base de datos de e-mails no ha sido realizada con fines comerciales, sino con el objetivo de difundir material periodístico a personas relacionadas con la revista,  y no existe ninguna denuncia presentada por un particular que recibiese dicha información mensual sobre los contenidos de Revista 2010 sin su consentimiento.

Por esto, además de las acciones legales en curso, el hecho debe abrir el debate para tener una legislación en la materia y que ninguna empresa de hosting se reserve “el derecho de rechazar, fijar o quitar cualquier información o material, en enteros o en parte, que, en su discreción única, son inaceptables, indeseables”, lo que puede servir de excusa para dar de baja ya sea contenidos pornográficos como periodísticos.

Si a esto le sumamos que la empresa Host Rentable es casualmente de la misma provincia de donde es el Grupo Uno, propiedad de Vila y Manzano, que actuó judicialmente en su momento para impedir que se reproduzca la señal de Canal 7 en Mendoza, y que intimidó a la cooperativa que edita Revista 2010 en una nota salida en el diario Uno, días antes de la supresión de la página y mientras lanzábamos la agencia noticiasmendoza.com, las sospechas son más que fundadas, aunque quede de ahora en más en manos de la justicia.

Por otra parte, los artilugios legales del Grupo Clarín, utilizados contra blogs y eliminando material periodístico subido a Youtube con el pretexto del derecho de Copyright para la palabra “Clarín”, también abren un capítulo que no contempla la nueva LCSA y que deberá ampliarse, para legislar en la materia y  extender así las libertades de prensa y de información.

Los impedimentos judiciales impulsados por el Grupo Uno para que no se transmita Canal 7 en Mendoza o que Telesur no esté en la grilla de programación de Multicanal y Cablevisión, y la feroz casería de contenidos periodísticos que se realiza en Internet, reflejan, una vez más, que los fines de estas empresas no son sólo económicos sino que, como en la dictadura, siguen cumpliendo su rol en la represión cultural en función del pensamiento único.

Se trata de poderes económicos, pero también políticos y culturales, quienes desprecian como nadie la verdadera libertad de prensa y de información. Los oligopolios no sólo concentran señales, tienen prisionera a la palabra y no quieren soltarla.

REVISTA 2010

17/12/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – “Biolcati es un golpista hecho y derecho”


A quién le cabe duda que Biolcati es un golpista.. no sirve  para nada disculparse… lo que en realidad vale es lo que muestra, acaso no lo vimos también con Grondona haciendo elucubraciones ambos..sobre los dos años que le queda a la presidenta…ESTA TODO DICHO.

Marianike

ANIBAL FERNANDEZ CRITICO AL TITULAR DE LA SOCIEDAD RURAL


El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, “es un golpista hecho y derecho” al que le gustaría sellar las cosas “como en los viejos tiempos, con color verde oliva y con una marcha militar de música de fondo”. Ayer Biolcati, al referirse al caso Pomar, dijo que había que “descabezar” no sólo a la Policía, sino “al gobierno bonaerense”.

Fernández señaló que “esa no es la visión de la mayoría que estaba” ayer en el acto realizado en El Rosedal de Palermo, donde había “gente que seguramente tiene un pensamiento que no está en la misma sintonía que el gobierno pero que pretende llegar al momento oportuno para tratar de competir en las urnas”.

“En el caso de Biolcati, a él le gustaría sellarlo como en los viejos tiempos, con color verde oliva y dando instrucciones con una marcha militar de música de fondo”, aseveró el jefe de ministros en declaraciones formuladas a radio Milenium.

De esta forma, se refirió a los dichos expresados por el titular de la SRA en el marco del acto realizado ayer a la tarde, encabezado por los representantes de las entidades agropecuarias, y con la participación de dirigentes de la oposición y de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Allí, Biolcati afirmó, al referirse al caso de la desaparición de la familia Pomar y el hallazgo de sus cuerpos después de 24 días, que no sólo había que “descabezar” a la Policía bonaerense sino también “al gobierno bonaerense”.

“Que tenga expresiones de estas características no me asombra”, afirmó Aníbal Fernández, quien definió a Hugo Biolcati como “un golpista hecho y derecho” y recordó que en abril de este año, en un diálogo que había mantenido con el periodista Mariano Grondona, el titular de SRA había planteado lo mismo para el orden nacional.

Por otro lado, el jefe de ministros aseguró que, en la manifestación de ayer, “no es el campo el que se expresaba” sino “dirigentes de algunas asociaciones del campo”.

Además, afirmó que “hay contundentes políticas de cambio en el marco de la política agropecuaria” que exhiben “resultados muy positivos en todos los sectores que otrora estaban bien complicados”.

De hecho, sostuvo que “todos los días que son necesarios se reúnen las entidades representadas por quienes ayer hicieron los discursos políticos con el ministro del área y hablan de lo que tienen que hablar”.

“Lo demás es política; no discutamos más”, planteó Aníbal Fernández, quien remarcó que existe “un discurso en privado y un discurso en público”.

En este sentido, afirmó que “ha habido muchísimas políticas que se están llevando a la práctica y convenios que se están firmando con muchos de los mismos sectores que estaban ayer en ese lugar”, en referencia al acto realizado en El Rosedal de Palermo.

Página 12


11/12/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

GRONDONA: LOS KIRCHNER NO SABEN COIMEAR


Grondona reconoce que los Kirchner son honestos

20/09/2009 Posted by | General | , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Y pegue, campo, pegue


Que lamentable,  estos seres reaccionarios pasaran a ser legisladores del PRO Y DE LA COALICION CIVICA?

Por favor, que nos espera si estos señores que se creen dueños de la Argentina llegaran a tener un poco de poder… Además de egoístas insaciables, son de la más rancia y corrupta fibra, lógicamente, estan respondiendo a esos foros desestabilizadores, que pasean su seudo intelectualidad, por toda Latinoamérica actuando cómo matones unos y cómo portadores del paradigma del mercado libre otros….

Marianike

Por Mario Wainfeld

“Como en la guerra, hay que ir matando a los de la primera fila. Hay que barrer a la mayoría, a la mugre, para después sí empezar a remar”, expresó con más claridad que fervor republicano Jorge Chemes, ex titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) y actual tercer candidato a diputado en las listas del Acuerdo Cívico y Social. Para no dejar resquicio a dudas, Chemes agregó: “hay que cortarles la mano a los Kirchner porque vienen por más”. A riesgo de ser reiterativo, concluyó “lo primero es el enemigo al que hay que matar”. La sugestiva plataforma electoral del ruralista está descripta a fondo en dos medios alternativos: el diario digital Junio de Concordia, dirigido por el periodista Claudio Gastaldi (diariojunio.com.ar) y el blog de Lucas Carrasco. Cuando se divulgaron las proclamas, Chemes se atajó, diciendo que “hice comparaciones desafortunadas pero no soy golpista”.

Chemes, queda dicho, no es un perejil ni un francotirador. Es un importante dirigente cercano a la Sociedad Rural Argentina y a CRA, que aspira a sumarse al Parlamento. Su arenga no se le chispoteó ni expresa su subjetividad, concuerda con la lógica de las corporaciones que integra. Fueron personas como él y no exaltados aislados quienes cometieron una larga sucesión de agresiones a personas que discrepan con su ideología. Sin agotar la lista, fueron agredidos de distintos modos (hablamos de violencia física y no sólo verbal) los actores Raúl Rizzo y Juan Palomino, los diputados Agustín Rossi y Alberto Cantero, el gobernador Daniel Scioli. Un grupo de partidarios del corte de manos (amén del de rutas) invadió una pista de aeropuerto en el que aterrizó la Presidenta.

Los ataques no son consecuencia de “arrebatos del momento”. Su logística insume tiempo y esfuerzo, necesarios para cualquier logro, como enunciaba un slogan de la dictadura militar. A nadie “se le suelta la cadena”, las agresiones en patota tienen su backstage, forjado entre gente (de) bien.

– – –

Rossi es un blanco predilecto de las agresiones del campo. Quizá esté de más decirlo, pero el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria es un dirigente respetuoso, firme en la defensa de sus ideas pero también cálido y amigable en el trato personal. Hasta el Tío Tom Eduardo Buzzi lo abrazó después de la sesión en que la Cámara baja dio curso a las retenciones móviles. Los pares del Chivo Rossi lo reconocen como un caballero, cuya conducta cortés no inhibe lo valiente de sus principios. Si no lo fuera, claro, tampoco habría derecho a someterlo a maltratos físicos cuando hace campaña o cuando prepara un asado en su casa, como le pasó el año pasado. En los últimos días fue atacado en Reconquista y en Venado Tuerto (ver nota principal en estas mismas páginas).

Lucas Carrasco, un periodista que vive en Santa Fe y trabaja en Entre Ríos, llevando bien el pulso de ambas provincias, narró el 25 de mayo en el blog Artepolítica cómo se urdió la movida de Reconquista. Se discutió en el local de la Sociedad Rural, con presencia de asociados y de lo que burlonamente Arturo Jauretche llamaba “fuerzas vivas”: empresarios importantes, algunos dignatarios de la Iglesia Católica. Los participantes, que Carrasco identifica con nombre y apellido, eran empresarios, ruralistas, algunos candidatos en las próximas elecciones, un par de intendentes de la zona. Por los detalles, se remite al prolijo informe del colega blogger.

Con carácter más general, todo el despliegue prueba que la seguidilla virulenta no es un fenómeno casual ni una condensación de “patrullas perdidas”, es una táctica orgánica de (cuanto menos) parte de la dirigencia rural.

– – –

Hugo Biolcati es, levemente, más sutil que su compañero Chemes. El pensamiento que sinceró dialogando con Mariano Grondona demuestra que piensa lo mismo. Chemes usa al desgaire la amenaza de “matar” y “cortar manos”, Biolcati desgrana con ligereza promesas de un golpe de Estado institucional con desemboque en Julio Cobos.

Hay patrones más rústicos y los hay, ejem…, más urbanos en sus modales. Pero coexiste en todos ellos un componente autoritario, excluyente en el discurso y en la praxis. No hay motivos para la sorpresa, sus credenciales democráticas son bien escasas y muy firmes los lazos que las ligaron a las sucesivas dictaduras que asolaron este suelo.

Su ingreso a la palestra democrática, su participación en los debates públicos se vienen realizando con reglas propias. Cortes de rutas, desabastecimientos el año pasado. Privación del derecho de expresión en los pagos en que se sienten locales, hoy día.

Los cuestionamientos de la dirigencia opositora que disputa a codazos su favor han sido tenues hasta hace una semana. Ante la brutal radicalización reciente brotaron algunos reproches. Son vacilantes, culposos, tibios. Jamás se repara en que se trata de acciones orgánicas de las entidades “del campo” y no de jugadas aisladas. Siempre se alude a “la bronca” como atenuante cuando no como eximente de acciones que son premeditadas y no pasionales.

– – –

La violencia de los dueños de la tierra tiene larga alcurnia en la Argentina, tanta que estos episodios suenan menores cuando se rememora actos de barbarie anteriores.

Atraviesan un buen momento político, sus acciones están en alza, varias fuerzas de centroderecha quieren a prohombres como Chemes en sus listas electorales. Aun en ascenso privilegian las agresiones como recurso político. Quizá no sea lo más redituable en términos de imagen pública pero tal vez, como en la fábula del escorpión, no puedan con su naturaleza.

Un fenómeno epocal que deja muchas cuestiones para analizar. Vayan dos, a cuenta. La primera, apena el silencio o las elipsis de los defensores de la paz republicana en la Argentina, incluidos los referentes de la oposición, la Iglesia Católica y el rabino Sergio Bergman, apologista de “nuestros hermanos del campo”.

La segunda pregunta inquietante es cuál es el compromiso democrático de esos dirigentes. Y, llegado el caso, qué harían si las urnas les dieran la espalda. Y hasta dónde serían capaces de llegar si tuvieran más poder del que disponen ahora.

Página12

31/05/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Argentina: Plebiscito y proceso golpista


12 de Mayo de 2009

Por Rubén Dri *

Hace unos días, el conocido amante de los golpes Mariano Grondona y el patrón sojero Hugo Biolcati se divertían en la televisión jugando a las adivinanzas sobre el momento en que se produciría el golpe destituyente. El candidato propuesto, que por otra parte ya tiene el gabinete en la sombra, es Julio Cobos. La manera sobradora en la que se expresaron ambos protagonistas es una clara manifestación de la seguridad con la que camina el movimiento golpista (o “destituyente” para no herir oídos delicados). Desde que las patronales del agro se largaron a hacer el agresivo y violento lockout del año pasado, estuvo claro para quien quiso verlo que lo que se pretendía como máxima era la destitución del Gobierno y, como mínima, su debilitamiento. Por ello a Eduardo Buzzi no le importó que el rechazo de la 125 dañase logros para los medianos productores, pues lo que se pretendía era derrotar al Gobierno, debilitarlo para terminar con un Estado que pretende “entrometerse” en los negocios sojeros. Aunque a mentes puristas les incomode, de lo que se trató (y de lo que se sigue tratando ahora, y el próximo plebiscito es parte de ello) es de la lucha entre dos proyectos de país enfrentados. No me gusta hablar de modelos, porque éstos hacen alusión a algo puro, cosa que no se da en ninguno de los dos proyectos. Si bien es cierto que el proyecto expresado por el gobierno de Cristina Fernández presenta contradicciones que lo oscurecen, poseemos algunas claves infalibles para saber si efectivamente se trata de un proyecto nacional y, en consecuencia, con beneficios para el pueblo. Se trata de ver cómo lo tratan Clarín y La Nación, sus voceros más connotados, Mariano Grondona y Joaquín Morales Solá, y los canales de televisión en manos en los grandes monopolios. Pocas veces se han visto en nuestra historia reciente tanto odio, tanta saña, tanta mentira, como la que diariamente nos muestran los grandes medios de comunicación. Da la impresión de que nos encontramos bajo la más feroz dictadura, con el peligro diario de ser asaltados, con la prensa amordazada, aislados del mundo. Una negra dictadura a la que sólo le falta Auschwitz, como dijera la pitonisa chaqueña. A partir del feroz lockout con que las corporaciones agrarias castigaron a la sociedad toda, salió a relucir el accionar de una derecha reaccionaria que supo conquistar un espacio social en proporciones que nunca antes había logrado. Su avance es el dato más peligroso que presenta la actual coyuntura. En un momento en que finalmente en América latina se está respirando un aire de autonomía y de solidaridad en proyectos independentistas y liberadores, esta derecha presenta el peligro mayor. Néstor Kirchner llega a la presidencia por la ventana, sin base social. Con una inteligente lectura de lo que había sucedido en la pueblada del 19-20 diciembre de 2001, rápidamente toma diversas medidas direccionadas a responder a demandas urgentes que habían sido expresadas en dicha pueblada. Es necesario confesar que nadie o muy pocos, si había alguno, sospechaba el giro que su gobierno habría de tomar rápidamente. Recuperación del Estado, saneamiento de la Corte Suprema y del Ejército, derogación de las leyes de impunidad, fortalecimiento de los organismos de derechos humanos, una serie de reestatizaciones como AYSA, Correo Argentino, Aerolíneas Argentinas, fin del negocio de las jubilaciones privadas, creación del Museo de la Memoria y del Archivo Nacional de la Memoria en lo que fuera la ESMA, fortalecimiento de la integración latinoamericana, muerte del ALCA, creación de Unasur y del Banco del Sur, por citar algunas de las acciones del Gobierno que hace que se pueda hablar de un gobierno nacional con medidas en beneficio del pueblo. Para ser efectivamente “popular” se necesita algo más, participación popular, la que es imposible sin la creación de un movimiento popular. Este movimiento existe “en-sí” o en potencia, en la medida en que se encuentra fraccionado, sin posibilidades de constituirse en el actor fundamental de la política del Estado. La política de transversalidad intentada por el Gobierno tuvo magros resultados, en gran parte por no ser una iniciativa que creciera de abajo hacia arriba. Desde los ’60 y ’70 la deficiencia fundamental para una política nacional y popular ha sido la falta de ese movimiento que supo expresarse en momentos críticos como 2001, pero que no pudo cuajar en una organización o estructura en la que se respetasen las divergencias para ser realmente el factor fundamental de poder. En el proyecto del Gobierno hay una profunda contradicción entre la política del Estado que, pese a fallas graves, se orienta hacia la recuperación del Estado con orientación popular en lo interno y latinoamericana en lo externo, y el instrumento político formado por el PJ y sus alianzas. De no resolverse esa contradicción de forma superadora, que sólo puede efectivizarse con la creación del movimiento popular, se resolverá con un retroceso inevitable. Creación del movimiento popular, creación de poder popular, de abajo hacia arriba, es una tarea imprescindible si se pretende que el proyecto nacional sea verdaderamente popular y tenga posibilidades ciertas de producir las profundas transformaciones que requiere el país. Mientras, ¿qué pasa con las próximas elecciones? ¿El movimiento popular debe desentenderse? Para una respuesta, menester es tener en cuenta que las elecciones legislativas a mitad de un período presidencial siempre fueron plebiscitarias, es decir, siempre sirvieron para aprobar o desaprobar la política del Ejecutivo. Cuando se produce una fuerte desaprobación, esto es, una derrota del Ejecutivo, éste ya está muerto aunque todavía pueda durar un tiempo. Así les pasó a Alfonsín y a De la Rúa, quien pretendió desentenderse del problema alegando que él no era candidato. Un triunfo de esta derecha agresiva que ante nada se detiene significará la marcha hacia la destitución soñada y predicada por Grondona, el inicio del retroceso hacia el neoliberalismo y todas sus nefastas recetas, la vuelta del FMI, de las relaciones carnales con el imperio. Los diversos movimientos populares encontrarán los mayores obstáculos para su crecimiento. Uno de los aspectos más negativos que se producirían con el avance de la derecha sería el dar la espalda a la construcción de la Patria Grande Latinoamericana. La Argentina podría tener el triste y nefasto papel de ser tal vez el mayor obstáculo para esta construcción.

* Profesor consulto de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA).

Página 12

16/05/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Argentina: “Me pregunto para qué quieren esa mayoría, si ya la tuvieron en 2001 y me acuerdo cómo la utilizaron”


30-04-09

La Presidenta fustigó ayer a la oposición por cuestionar a Néstor Kirchner, quien volvió a alertar sobre las consecuencias si no se mantiene la mayoría parlamentaria. La jefa de Estado recordó: “Ya fueron gobierno y tuvieron esa mayoría para descontarle a los jubilados o para pagar coimas para aprobar la reforma laboral” . Y remarcó: “El 28 de junio no sólo está en juego este modelo de país sino también la estabilidad democrática”.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer que “quienes buscan la mayoría ya gobernaron en 2001”, al defender y argumentar la advertencia del ex presidente Néstor Kirchner sobre los problemas que esperan al país si el gobierno nacional no obtiene una mayoría parlamentaria.

“¿Por qué se enojan cuando el ex presidente describe esta situación? ¿Para qué quieren la mayoría?” se preguntó Cristina y afirmó que “quienes quieren la mayoría ahora ya fueron gobierno en Argentina en 2001”.

“Y yo recuerdo para qué usaron la mayoría, para descontar el 13 por ciento a los jubilados y estatales, y privatizar el patrimonio de todos los argentinos” agregó.

Dijo que la Alianza “no hizo nada muy diferente de lo que hizo el gobierno nacional en la década del 90, cuando se vio cómo usaban ellos las mayorías” y afirmó que las expresiones de Néstor Kirchner no fueron “recursos discursivos” sino “simplemente la descripción de la realidad”.

En un acto realizado en la Casa de Gobierno ante un centenar de intendentes y concejales de Córdoba, la presidenta repasó los logros del país en los últimos seis años y destacó que cada uno de ellos fue realizado “sin el acompañamiento de la oposición, con mayoría propia”.

Se refirió así a la aprobación de los Presupuestos nacionales de cada año, la recuperación de Aerolíneas Argentinas, de los fondos de los jubilados que las las AFJP manejaban “entre selectos grupos empresarios”, y de Aguas Sanitarias, que “con AYSA hoy hace obras de saneamiento, cloacas, agua corriente y otras”.

También dijo que el gobierno no contó con la oposición al renegociar la deuda externa y librar al país de las recetas del FMI.

“Todas y cada una de estas leyes las hicimos con nuestras mayorías, con instrumentos de la democracia, y fueron votadas en contra puntillosamente siempre por la oposición” expresó.

Se preguntó cómo hubiese avanzado el gobierno en la “defensa del patrimonio nacional” sin las mayorías, y destacó que en su gestión sólo envió al Congreso tres decretos de necesidad y urgencia.

Al respecto sostuvo que en los últimos seis años “siempre esta gestión dictó leyes para dar derechos y no para quitar derechos, como hacían los gobiernos anteriores”.

En ese sentido recordó la decisión del gobierno de la Alianza de recortar el 13 por ciento a los jubilados y al personal estatal, y dijo que siente “orgullo de que este espacio político nunca mandó una ley para recortar un derecho o privatizar algo del patrimonio argentino”.

“Al contrario, siempre fue para defender el patrimonio de los argentinos y darle a los jubilados, a los asalariados, a todos, en lugar de quitarles”, agregó.

Cristina también ratificó la importancia de las elecciones del próximo 28 de junio y dijo que entonces “no sólo estará en juego conservar este modelo y proyecto de país, sino también la estabilidad de la democracia y la calidad institucional”.

Al respecto recomendó ver y escuchar un programa de Mariano Grondona en Canal 26, emitido el 19 de abril a las 22, en el que el presidente de la Sociedad Rural Hugo Biolcatti coincidió con el periodista en que este gobierno “puede no llegar a 2011” y ambos sugirieron que el vicepresidente podría asumir el día siguiente a las elecciones.

La presidenta negó que haya “un modelo alternativo al de estos seis años de gobierno” y sostuvo que tampoco la oposición sabe “qué harían ante la situación internacional, qué política cambiaria y de intercambio comercial implementarían, qué harían con los trabajadores ni con la protección de las industrias”.

Dijo que tampoco saben “cómo generar trabajo, estabilidad económica, cómo sostener un tipo de cambio competitivo, ni cómo desarrollar estas obras en todo el país y ayudar al crecimiento del PBI”.

“Ante esta crisis internacional estamos mucho mejor parados que ante otras crisis, y ninguna fue de semejante envergadura” expresó y se comprometió a “perdurar en la obra pública y en la gestión del mantenimiento del consumo interno”.

Sobre ese tema reveló recientes encuestas entre shoppings y supermercados de capital federal, el conurbano bonaerense y el interior del país, según las cuales el consumo creció entre el 1,5 y el 20 por ciento, “cuando todo en el mundo está cayéndose”.

“Ese es el mercado interno que defendimos con uñas y dientes, cuando decían que los salarios son inflacionarios y que había que enfriar la economía. No nos equivocamos en la defensa del patrimonio de los argentinos, de los empresarios, los trabajadores, los estudiantes y las amas de casa” afirmó.

Agregó que “en estos seis años todos los sectores crecieron” y detalló que “el agropecuario tuvo beneficios como nunca, igual que la industria metalmecánica, la construcción de viviendas, los obreros de la construcción al igual que aumentó la participación de los trabajadores en el PBI”.

“Tenemos un país que crece en forma armónica en todos sectores”, sostuvo.

Telam

03/05/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario