America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Un proceso histórico que ya no puede ser detenido


 

12 de Octubre de 2010

Por José Alberto Tononi
jalbertot@hotmail.com

La rueda que has puesto en movimiento corre rápidamente y ya nadie puede detenerla.” Las palabras reproducidas en el comienzo de esta nota pertenecen a la gran novela La última tentación, del escritor Niko Kazantzakis, y son dichas por Pablo a Jesús, quien no ha muerto en la cruz, vive como un mortal más sobre la tierra y reniega de las palabras que acaba de oír de boca de su seguidor. Las traigo de la memoria porque las mismas pueden ser aplicadas al momento histórico que está viviendo nuestro país. Desde el año 2002 ha comenzado un proceso histórico que ya no puede ser detenido. Ya nada puede volver a ser igual en nuestra Argentina. Si por esas cosas incomprensibles que tiene la historia, el próximo gobierno fuera ganado por quienes hoy son la oposición, difícil les será disolver las conquistas de la que hoy gozan los ciudadanos de este país. ¿Volverán a reprimir las protestas sociales? ¿Volverán los fondos de los jubilados a la timba de las AFJP? ¿Volverán los monitoreos del FMI? ¿Volverán las subas de tarifas públicas cotidianas como antaño? ¿Los grandes diarios volverán a tener el predicamento que tuvieron y dilapidaron por negar la realidad? ¿Volverá a privatizarse el fútbol y volveremos a ver las caras de los que pueden pagar para verlo en directo? ¿Volveremos a las relaciones carnales con los EE UU? ¿Veremos un presidente con el miedo a los cuatro titulares en contra como tantas veces vimos? ¿Dejará de regir la nueva Ley de Medios Audiovisuales y se repondrá la defensa de los monopolios? La rueda de otra historia está girando. Este gobierno y el anterior la han puesto en marcha y nada ni nadie podrá detenerla, ni aun si el propio gobierno enloqueciera y quisiera volver sobre lo andado. La historia enseña que nada está escrito de antemano en lo que atañe a procesos sociales y, algunas veces, la reacción ha tenido éxito en su finalidad de restauración de privilegios para las minorías intensas (recordar el año 1955) pero así como después del peronismo de esos años nada fue igual en la Argentina, después de este gobierno reparador ya nada podrá volver a ser igual a lo que conocimos antes de 2002. Por más esperanzas que tenga la prensa representativa del establishment, por más notas denigratorias que escriban sus empleados calificados, la suerte ya está echada. Más inclusión, más distribución, más y más políticas de alto contenido social son las futuras políticas que han de regir en este país. Que tomen nota todos los políticos, sean del signo que sean, porque de ignorarlo van a conocer como es un pueblo cuando truena el escarmiento de la democracia.

Tiempo Argentino

13/10/2010 Posted by | Economía, General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario