America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Argentina: Los generales de la Mesa lanzaron otro lockout


LAS CAMARAS EMPRESARIAS DEL CAMPO COMUNICARON UN CESE EN LA COMERCIALIZACION DE GRANOS Y CARNES

Con el veto a la suspensión de retenciones en la provincia de Buenos Aires como detonante, las entidades ruralistas decidieron una nueva medida de fuerza. Es por una semana a partir del viernes. La justificaron por la “falta de respuesta” del Gobierno a sus demandas.

Por Cristian Carrillo

Ni medio vacío ni medio lleno, para los dirigentes del agro el vaso está siempre a punto de rebalsarse. Y ayer aseguraron que el veto parcial sobre la ley de emergencia agropecuaria fue esa gota que faltaba. Los integrantes de la Mesa de Enlace lanzaron un nuevo cese de comercialización por una semana a partir de este viernes para granos y ganado “gordo” en pie. Los empresarios del campo insistieron en que los “pedidos y reclamos” –más de veinte puntos– que presentaron al gobierno nacional no tuvieron respuesta. No obstante, horas después de que los ruralistas acercaran el 31 de julio último esa lista a las autoridades, se decidió desde el Ministerio de Producción un aumento de diez centavos en el subsidio para los productores lecheros y la Oncca redujo los encajes para el sector cárnico. Los dirigentes agrarios aseguraron que el cese de comercialización no tendrá impacto en el abastecimiento y quedará exenta de cumplir esa medida la hacienda de zonas afectadas por la sequía.

La Comisión de Enlace se reunió ayer en la sede de Coninagro. Las partes estuvieron encerradas por más de dos horas antes de ofrecer una conferencia de prensa, la cual debió además postergarse unos veinte minutos por correcciones en el comunicado que leyeron a su salida. La lectura, con la solemnidad que les gusta imprimirle a la situación –y que hace rememorar tiempos poco felices–, estuvo a cargo del titular de Coninagro, Carlos Gareto. El texto justificaba la medida en la falta de respuesta a sus “demandas concretas”. El Gobierno, afirmó, no aceptó “ninguno de los planteos realizados en materia de lechería, ganadería, trigo, segmentación de retenciones, producciones regionales, emergencia agropecuaria y normativa regulatoria distorsiva, entre otros”. Después de ello sostuvo que el malestar se profundizó con el “veto parcial a la ley de declaración de zonas de desastre y emergencia” (ver aparte).

La ofensiva es un nuevo lockout granario con destino a la industria y a la exportación, y de ganado vacuno en pie, con excepción de la hacienda proveniente de zonas afectadas por la sequía. El cese de comercialización será desde la 0 del próximo viernes y se extenderá por una semana. De esa medida quedarán exceptuados los productos perecederos. En tanto, la Comisión de Enlace “sugiere” que continúe el normal desarrollo de la actividades programadas con antelación, tales como exposiciones y remates de cabañas. Los representantes permanecerán en “estado de sesión permanente” para evaluar y definir los pasos a seguir. Hoy se encuentran a partir de las 11.

Los dirigentes coincidieron en que el diálogo está cortado, aunque en la conferencia aparecieron algunas contradicciones. “Veníamos propiciando un espacio de diálogo y de acordar algunas medidas, que permitan solucionar la difícil situación que tienen los productores del país”, dijo Gareto. Sin embargo, el titular de Coninagro volvió sobre el tema del veto. “Hubiera significado un alivio o un atenuante para aquellas zonas tan comprometidas por la sequía. Fue la gota que derramó el vaso y, sin dudas, nos lleva a esta medida de fuerza para recapacitar y reflexionar”, justificó el dueño de casa.

La decisión oficial de vetar la suspensión de retenciones por seis meses a los productores bonaerenses y de cobrar sólo la mitad durante otros quince fue el blanco de todas sus críticas. El titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, se sumó a los que consideran que la ley se aprobó por iniciativa de algún “puntero legislativo” que la integró en el tratamiento de los superpoderes para conseguir el voto de los diputados y senadores bonaerenses. Con el veto, la ley vuelve al Congreso –a una comisión bicameral– para su revisión. “Sería una vergüenza que en pocos días esos mismos legisladores voten en contra algo que ya había sido aprobado”, opinó el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambías. De todos modos, los ruralistas no mencionaron que todavía sigue vigente la emergencia agropecuaria en varios distritos de la provincia de Buenos Aires y que se aprobó el diferimiento de gravámenes, como el impuesto a las Ganancias.

Consultados reiteradamente por la prensa, los ruralistas respondieron que la medida no generará desabastecimiento. “No habrá problemas en el abastecimiento, ya que estamos permitiendo la comercialización de frescos”, contestó Biolcati. También se encargaron de descartar cortes de ruta, como en otras oportunidades, mientras horas antes ya habían comenzado en algunas zonas del interior bonaerense. “Esta Comisión de Enlace no apoya los cortes de ruta. Está bien que haya carteles indicando lo que pasa”, aseguró. De todos modos, este tipo de medidas no impide la presión sobre los precios de los granos, algo que los favorece en un futuro. Ayer el precio de la tonelada de soja se mantuvo por encima de los 1000 pesos en el mercado cerealero de Rosario, un nivel elevado.

–¿No es una contradicción que se incentive a retener granos, mientras el sector está supuestamente en crisis? ¿Cuántos están en condiciones de parar? –preguntó este diario a Llambías.

–En faena ya no se está transportando, ya que los animales se alimentan con reservas y no sufren la sequía. En granos, salvo el consumo para pollos, adhiere todo el sector, debido a que es sólo un cese de comercialización. El productor que está con sequía ya está en problemas y el resto no se va a caer.

Llambías reconoció que la próxima cosecha será muy buena debido a la fuerte baja en el costo de los insumos y el alto valor de la mayoría de los granos, pero insistió en que la falta de financiamiento al capital podría comprometer el resultado. El Banco Nación colocó en el último año y medio 3200 millones de pesos pymes, de las cuales, el 48 por ciento tuvo como destino pequeños productores del sector agropecuario.

La Mesa de Enlace se pronunció además sobre el tratamiento parlamentario de la ley de arrendamiento. Biolcati consideró que traer ese tema ahora “es una chicana para dividir”. Por su parte, el vicepresidente de la Federación Agraria, Pedro Orsolini, criticó los cambios que se hicieron a la propuesta original. “Fue reformada por el oficialismo y quitados todos los artículos donde aparecían beneficios impositivos para los dueños de la tierra”, sentenció. No hubo el más mínimo gesto para invitar a acercar posiciones y, en cambio, volvieron a hablar del “problema de institucionalidad”. “Ojalá que el 10 de diciembre encontremos el rumbo que la Argentina se merece”, concluyó Orsolini.

Página 12

26/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Almorzando por los pobres – Miguel Longarini


Almorzando por los pobres

La diva de la TV y los almuerzos con arrugas,
entre ho-rro-ri-za-da y escandalizada,
igual que la iglesia papal y los de su clase
armó la mesa por el hambre y los pobres de mi Argentina.
A ella -su mesa-, asisten algunos iluminados
que comen copiosamente, solidariamente, in-humanamente
mientras descubren la causa del hambre y la falta de pan.
Intelectualizan, diagnostican, pronostican
desde sus pre-pagas que les cubre la consulta
para dejar de comer, para dejar de mirar… y exclamar:
¡Cómo se nota esto de la miseria…!
Era el comienzo del banquete, cuando
la anfitriona interrumpe al rugoso intelectual
que destila culpas desde su rostro gris –cemento,
y nos dice: ¿Les cuento que comemos hoy?
El camarero entre-cámaras se recita la carta
sin equivocarse ni una letra de esos nombres raros,
que no incluyen nuestras comidas: guiso, puchero o polenta,
para que la abuela TV luego,
nos recuerde con el dedito apuntador
que es el Hotel Amigo, quien paga los gastos.
Todo siguió, sin que ningún invitado
no almorzara, ni vomitara de vergüenza; ni por caridad.
La pobreza se instaló en la mesa,
los pibes desclasados de la calle, también.
Un mural de imágenes tristes se pintaba desde cada palabra
aunque ningún niño pudo probar un solo bocado,
para eso están los que comen en televisión
y mastican y beben y tragan y …entre bloques,
descubren de quién es la culpa;
sentencian qué habría de hacerse
para desterrar al hambre y al hambriento.
Llega el final, mientras alistan los cañones de crema
y aflojan el cinto para que entre más postre,
nos cuentan a coro quién es el culpable de tanta inequidad;
de tanto colesterol alto…de tanta muestra de asco.
Al final del espectáculo, la señora estrella
recita un unos versos del refranero popular:
-María poné la mesa / si no hay pan… poné tu cabeza
Y todos aplaudieron al verdugo…

Miguel Longarini
18/08/09
http://www.degeneradostiempos.blogspot.com

En el cambalache de la mesa de Mirtha – Parte 1 (Mirtha lloró durante el almuerzo…)

En el cambalache de la mesa de Mirtha, Parte 2

22/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized, Videos | , , , , , | 4 comentarios

Argentina, país agredido por el cártel sojero


Indudablemente son golpistas…no me cabe ninguna duda..el campo esta conformado por muchos más de los que hoy intentaron derribar las vayas del Congreso. Ya el pueblo se dió cuenta que lo único que quieren es seguir beneficiándose ellos, y pretenden  imponer al gobierno lo que debe hacer. A cualquier agrupación piquetera que hiciera lo que hicieron ayer los ruralistas, el gobernador de la ciudad de Buenos Aires  le hubiera sacado los tanques arrojando agua coloreada.. claro pero a estos privilegiados, no. Aún no se dieron cuenta que la democracia no es imponer.. es dialogar y concordar, cediendo de cada lado un poco…. pero ellos no ceden nada, exigen solamente.

Los dueños siempre pretenden más, y mienten

rural

APM

Las patronales del agro se niegan a pagar impuestos y aspiran a una sociedad a la medida de sus intereses. Van contra el Estado y contra las instituciones constitucionales.

Para presionar el gobierno y mantener cautiva de sus discursos al conjunto de la sociedad –con la ayuda invalorable de las corporaciones mediáticas- las patronales del agro, reunidas en la autotitulado Mesa de Enlace, reitera hasta al hartazgo frases que ocultan la verdad. Una de sus declamaciones preferidas es “hasta ahora, en las conversaciones con las autoridades gubernamentales, nunca conseguimos nada”.

Días pasado, el diario Página 12, de Buenos Aires, dio cuenta de las falsedades proclamadas por los capos del cártel sojero de Argentina: “fueron 47 las medidas oficiales que cedieron beneficios al campo, que sumados a los distintos gastos de la administración nacional y los créditos subsidiados destinados al sector, arrojan una cifra de 21.739 millones de pesos en 15 meses (a unos 3,80 pesos por dólar, a la fecha). Los datos forman parte de un informe que preparó la ministra de Producción, Débora Giorgi, para la presidente (Cristina Fernández). Reducción de retenciones (impuestos a las rentas extraordinarias por exportaciones), plan ganadero, aportes a las economías regionales, subsidios por sequía, créditos a tasa blanda y compensaciones y estímulo a la producción son algunos de los beneficios otorgados en poco más de un año, prácticamente desde el inicio mismo del prolongado conflicto por las retenciones móviles, en marzo de 2008”.

“Sólo sumando las rebajas de retenciones a granos, productos frescos y lácteos, el Gobierno benefició al sector con una desgravación impositiva de 1010 millones de pesos. Desde abril de 2008 el sector recibió por diferentes políticas, transferencias por 9373 millones de pesos y por subsidio de tasas de interés, 5953 millones. Un total de 15.326 millones de pesos en ocho meses, el 62 por ciento de lo que recaudó el Estado en materia de retenciones agropecuarias. En total, desde el inicio del conflicto el Tesoro destinó al sector agropecuario 21.739 millones de pesos”, añadió el rotativo porteño.

El listado de medidas que elaboró el ministerio de la Producción consta de siete páginas que contienen 19 ítems, con 47 medidas a favor del sector agropecuario. Lo que sigue es un resumen de las principales medidas y políticas para el sector.

Baja de retenciones. Los derechos de exportación de trigo se redujeron de 28 por ciento a 23 y los del maíz, de 25 por ciento a 20 en noviembre pasado. El costo fiscal de esta medida fue de 550 millones de pesos, contabilizando las ventas externas procesadas hasta el 30 de junio último. También se redujeron un 50 por ciento las retenciones a frutas y hortalizas, lo que significó una resignación del fisco en el período mencionado de 160 millones de pesos. La eliminación de las retenciones a la exportación de leche en polvo tuvo un costo fiscal de 300 millones de pesos.

Sequía. En 2008, el Ejecutivo dispuso 285 millones de pesos para apoyar directamente a los productores para cubrir costos de reimplantación de cultivos y pérdidas por mortandad de animales, destinados a las nueve provincias afectadas. Más otros 12 millones por otros eventos climáticos, como heladas, granizo y exceso de lluvias. En 2009 se declaró la emergencia agropecuaria y se destinaron 1.700 millones de pesos para ayudar a productores trigueros y de ganado con subsidios directos, diferimientos impositivos y refinanciación de pasivos.

Leyes de aportes de fondos a economías regionales. En total se destinaron 505 millones de pesos para fondear la Ley Algodonera, que alcanzó a 23 mil productores; la Ley Forestal, con más de 2.000 productores beneficiados; la Ley Nacional del Tabaco, que llegó a 30 mil productores; la Ley Ovina y el Plan Frutihortícola Nacional.

Fondo de Promoción de Economías Regionales. Es un plan acordado con los gobernadores provinciales que premia a los productores que aumenten su competitividad con una rebaja de las retenciones a la exportación del 50 por ciento. Hasta ahora se destinaron 2.230 millones de pesos a las provincias de Misiones, Mendoza, San Juan, Chaco, La Pampa, Santiago del Estero y Tucumán.

Compensaciones lácteas. Desde mediados de 2008, el precio internacional de los lácteos cayó más del 50 por ciento. Desde entonces, los productores vienen reclamando que el Estado se haga cargo de la diferencia entre el precio de venta y sus costos. En total, el fisco lleva gastados 560 millones de pesos para “salvar” los tambos. De ese total, destinó 300 millones con el subsidio de 10 centavos por litro a los productores de menos de 3.000 litros diarios. Luego se sumaron 60 millones más para los productores más pequeños. Y en marzo último, otros 200 millones de pesos para cría de terneros machos overos de tambo.

Plan Ganadero Nacional. El plan elaborado por el INTA benefició a 10 mil productores de ganado con 223 millones de pesos en 2008 y 135 millones este año. Además, se sumaron 400 millones de pesos para el estímulo a la producción de novillos pesados. La ley establece el beneficio para quienes faenen ganado de más de cuatrocientos kilogramos.

Créditos subsidiados. El Banco Nación implementó desde el año pasado distintas líneas de crédito con tasas subsidiadas por la Secretaría de Agricultura para siembra, cosecha, prefinanciación de exportaciones y compra de maquinaria agrícola. Hasta el 30 de junio último se otorgaron por este medio 7.213 millones de pesos. El sector agropecuario acaparó en los últimos doce meses el 60 por ciento de los créditos a Pymes del banco oficial.

Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar. La nueva subsecretaría aporta mejoramiento tecnológico y de condiciones de comercialización para las explotaciones familiares. Además, apoya obras de infraestructura de predios y comunitarias. Desde su creación a mediados de 2008, lleva gastados 402 millones de pesos. Los dos principales programas son Proinder y Prodernoa.

Créditos internacionales. En 2008 el Estado pidió 1.080 millones de pesos al Banco Mundial, que destinó íntegramente al sector agropecuario. Fundamentalmente, al programa Prosap, que se ocupa de infraestructura rural y servicios agropecuarios.

Subsidios al gasoil. Del total de los fondos que utilizó el Estado en los 15 meses que relevó el informe, el Ministerio de la Producción estimó que 1.505 millones de pesos se utilizaron para el sector agropecuario y de transporte de carga para el agro.

INTA y Senasa. El Ejecutivo agregó al presupuesto de estos dos entes destinados al sector agropecuario 1.280 millones de pesos. INTA y Senasa son los dos organismos que están más cerca de los productores, pues cuentan con oficinas en todo el país. Trabajan en la transferencia de tecnología, capacitación y otros servicios destinados a aumentar la productividad del sector.

Maquinaria agrícola. En varias oportunidades la Mesa de Enlace se mostró como representante de los empresarios de maquinaria agrícola. El año pasado el Tesoro emitió bonos por 977 millones de pesos, que distribuyó entre las empresas fabricantes de máquinas para el agro. Los bonos que se entregan equivalen al 14 por ciento de la facturación de cada empresa. Los empresarios pueden utilizar estos bonos para cancelar impuestos o los pueden comercializar en una entidad bancaria.

21/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina – “Buzzi está buscando lavarse la cara”


EL TITULAR DE FEDERACION AGRARIA PARTICIPO DE UN ENCUENTRO DE PEQUEÑOS PRODUCTORES Y RECIBIO DURAS CRITICAS

buzzi.e

El referente de la Mesa de Enlace sojera se sumó a una Jornada de reflexión sobre el uso y tenencia de la tierra. Allí, otros de los participantes lo acusaron de ocuparse sólo de la Pampa Húmeda y dijeron que se “biolcatizó”.

Por Sebastián Premici

El presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, se sacó el traje de integrante de la Mesa de Enlace para inaugurar las “Jornadas de reflexión sobre el uso y tenencia de la tierra”, un evento realizado en el Hotel Bauen con la presencia de campesinos de diferentes partes del país. El dirigente rural dijo que “hay vida después de las retenciones” y que si en el último año y medio no pudo hablar sobre los campesinos del norte y sus problemas con la tierra, se debió “a que el conflicto de 2008 estuvo centrado en la lucha por los derechos de exportación”. Diferentes chacareros del interior del país que trabajan no más de dos hectáreas y familias que viven en campos desde hace más de 20 años pero que ahora pueden ser desalojados señalaron a Página/12 que “Buzzi está buscando lavarse la cara con nosotros”. Por otro lado, el titular de la FAA pidió que la ley de Arrendamiento que quiere tratar el oficialismo en Diputados no sea para “dividir”. Sin embargo, los directores más críticos de Buzzi y dirigentes de base aseguran, en la intimidad, que una ley de estas características “sí o sí tiene que dividir las aguas” dentro de la Mesa de Enlace.

Eduardo Buzzi había reconocido hace dos meses en una reunión realizada en Villa María que desde que estalló el conflicto agropecuario, la Federación Agraria se había ocupado de los medianos productores que estaban sentados sobre un patrimonio de un millón de dólares. Ese mea culpa estuvo acompañado de una promesa para volver a las bases y retomar el tema de la tenencia de la tierra. Muchos de los campesinos que participaron de las jornadas reconocieron a este diario vivir una realidad muy diferente a la representada por la entidad en el último tiempo.

“Cuando se habla de los pequeños productores, se hace mención a los chacareros de la Pampa Húmeda. En Jujuy, por ejemplo, los desalojos están a la orden del día, con los desmontes para plantar soja. Y ahí está la Sociedad Rural que nos expulsa. De alguna manera, Buzzi fue cómplice de esta situación, por eso hay como dos Federaciones Agrarias, una oficial y otra que intenta criticar”, afirmó a Página/12 el jujeño Eduardo Tejerina, de la asociación Madres de la Tierra, que está asociada a la FAA.

Analía Adelma Vicente, una productora de tomates también de Jujuy, señaló a este diario que en El Lovatón, San Pedro, una helada destruyó su cosecha y que nadie habla de “esa emergencia agropecuaria”. “Yo escucho que hablan de cientos de hectáreas de soja, miles de litros de leche. Nosotros manejamos dos hectáreas”, comentó la campesina a este diario, quien forma parte de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Jujuy, presente en catorce localidades.

El último panel de ayer estaba destinado a narrar experiencias concretas sobre conflictos relacionados con la tenencia de la tierra. “Sería bueno que Buzzi y los vicepresidentes –Ulises Forte y Pedro Orsolini– estuvieran acá, pero bue…”, disparó Reymundo Luna, un ex Mocase que ahora milita en la Federación Agraria, en Santiago del Estero, en la zona de Agua Amarga. “En la mayoría de las provincias hay problemas con la tierra. En zonas cercanas a Tucumán se está sembrando soja y trigo, prácticamente lo mismo que en Córdoba, aunque con menos rindes. La mayoría de los directores de la FAA son gringos de la Pampa Húmeda y Buzzi se ha biolcatizado”, ironizó Luna a este diario.

De hecho, los próximos vicepresidentes que acompañarán a Buzzi en las elecciones internas de septiembre son de Santa Fe –Omar Barchetta– y la provincia de Buenos Aires –Julio Curraz–, cuando los actuales vicepresidentes –Forte y Orsolini– son de La Pampa y el Chaco.

El problema de la tierra atraviesa diferentes situaciones, desde los pooles de siembra y los contratos de un año hasta pueblos aborígenes que se dedican a la agricultura para subsistir, pero que ahora pueden ser desalojados producto de la extensión de la frontera agropecuaria.

Tal es el caso de Julio Cardozo, de Salta, que ocupa 700 hectáreas para pastar ganado junto a su familia desde hace más de tres generaciones, que ahora quiere ser desalojado por quien compró 15.000 hectáreas, pero con su familia dentro, una situación que se repite en muchos lugares. El empresario que vio interés en esas tierras fue Jean Franco Macri, hermano de Mauricio, quien ya los intimó judicialmente. Lo que reclama la familia de Cardozo es el derecho de posesión, por estar viviendo ahí desde hace más de 20 años. “Queremos vivir tranquilos”, remarcó este campesino a Página/12.

Página/12

20/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

Contradicciones de Biolcatti – (Entrevista de Zaiat en Radio Nacional)


Un periodista que sabe preguntar, y no la mayoría de los que están en los medios.. que sólo preguntan lo que el entrevistado quiere, lógicamente en complicidad con ellos.

16/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , | 2 comentarios

Hambre: En Brasil el 47% del territorio en manos del 1% de la población


Me pregunto… si ésto no es lo que está haciendo la Mesa de Enlace en nuestro país? Con razón hablan tan bien del sistema brasileño…Se entiende, claro quieren estar en el Congreso, para sancionar las leyes beneficiosas para ellos…Y los demás? El pueblo? Dónde queda la pobreza que pregonan?? Es pura hipocresía…!!

Marianike

Maria Sol Wasylyk Fedyszak *


Adital –

Christiane Campo integra el Movimiento Sin Tierra de Brasil junto a un millón y medio de campesinos. Ella trabaja en el área de Comunicación e Información del MST, y durante su visita al Foro Social de Resistencia a los Agronegocios, que tuvo lugar en Buenos Aires, charló acerca de las desigualdades y los conflictos sociales que genera la concentración de tierras en su país y cómo el MST le hace frente

¿Cuál es la situación que se vive en Brasil respecto a lo problemas de las tierras?

Brasil es uno de los países con mayor concentración de tierras del mundo. Aproximadamente el 47 por ciento del territorio está en manos del 1 por ciento de la población.

Con esa concentración aparecen más desigualdades sociales, de modo que Brasil está entre los países con más desigualdad en la distribución de tierras.

Nosotros, en el MST, consideramos que para que disminuyan esas diferencias tiene que haber distribución de tierras. En ese sentido, somos muy críticos de los programas de distribución de tierras del gobierno que buscan mayor igualdad social a través de otorgamiento de dinero, pero que no alteran la estructura de la concentración de las tierras en el país, cuestión que permanece intocable. Esos programas son paliativos que atienden las necesidades de las personas pero no les dan las condiciones para que puedan cambiar de vida para que puedan desarrollar actividades productivas. Entonces, con cada gobierno que cambia se alteran los programas de asistencia social pero no la estructura social de país que está basada en una concentración de tierras muy grande.

¿En ese contexto cómo se aplica la reforma agraria?

Dentro del proyecto de gobierno de Brasil, incluso dentro del de Lula, la reforma agraria se desarrolla como un proyecto para resolver conflictos sociales. Entonces cuando el movimiento o los campesinos se movilizan, el gobierno quiere resolver el problema pero no se propone acabar con el problema de fondo que es la concentración de tierras. Entonces la reforma agraria acaba siendo un programa que se desarrolla para disminuir tensiones sociales y no para resolver problemas estructurales. La lucha del Movimiento es para que la reforma agraria esté incluida como un proyecto de desarrollo de país, para que sea masiva y que las personas beneficiadas tengan condiciones para desarrollar actividades productivas, porque ese es el otro problema. Como la reforma se usa para resolver conflictos no se les da a los campesinos condiciones para que produzcan, entonces la concentración de tierras también es una especie de concentración de recursos, de créditos para la agricultura. Ahora, por ejemplo, el gobierno brasilero anunció un paquete de créditos para la agricultura, un total de 50 millones para los agronegocios y, de ellos, 6 millones para la agricultura campesina. Entonces la concentración de tierras se manifiesta en la concentración de los recursos, además de tener pocas tierras hay pocas condiciones para producir.

Ese 47 por ciento de tierras concentrado en un uno por ciento de la población, ¿para qué son utilizadas?

La mayoría de las tierras se usan para producciones que se vuelcan al mercado internacional, son monocultivos de soja, caña de azúcar, algodón, naranjas. Brasil es una gran exportador de naranjas. La soja y el algodón son transgénicos. Ahora, las novedades en el mercado de Brasil son las plantaciones de eucaliptos, como materia prima para las papeleras. Gran parte de territorio brasilero está ocupado con las plantaciones de eucaliptos. Son tierras concentradas en manos de grandes hacendados o grandes empresas. Por ejemplo, la empresa Cruz Celuloide posee 56 mil hectáreas sólo en una provincia de Brasil.

¿En manos de quiénes está el otro 50 y pico por ciento del territorio de Brasil?

El territorio brasilero tiene 8 millones de kilómetros cuadrados. El resto de las tierras está en manos de pequeños y medianos productores. Los pequeños son los que tienen alrededor de 100 hectáreas de tierras. Los medianos de cien a 500 hectáreas de tierras. Los grandes son los que tienen más de 500 o en la región norte de Brasil son los que tienen más de 1.000 hectáreas.

¿Y el Movimiento qué cantidad de tierras ocupa?

Muy pocas, en términos porcentuales no sabría decir. El Movimiento, en veinte años, conquistó tierras, varían los módulos de una provincia a otra. Nuestro cálculo se da más por la cantidad de familias asentadas. En esos términos hay 350 mil familias, eso significa aproximadamente un millón y medio de personas que viven en áreas conquistadas por la lucha del movimiento en estos años.

Entonces, ¿el gobierno brasilero cómo avanza en el tema de la reforma agraria?

El gobierno de Lula da Silva lanzó en noviembre de 2001 un Plan Nacional de Reforma Agraria después de mucha presión de los movimientos y fue el segundo plan de reforma agraria de la historia de Brasil en más de 500 años de historia. Pero este plan, así como el anterior que fue después de la dictadura, no se ejecuta. El plan de Lula preveía el asentamiento de 400 mil familias en cuatro años de gestión. Hasta ahora se cumplió el 10 por ciento de las metas del plan, pero el gobierno ha hecho mucha propaganda de esto. Lo que ocurre es que consideran reforma agraria lo que los movimientos llamamos “regularización de tierras”. Por ejemplo, en la región norte del país hay gente que vive en sus tierras hace veinte o treinta años y que no tiene documentación, entonces el gobierno entrega los títulos, es decir, regulariza entrega de títulos de propiedad a gente que ya posee tierras. Consideramos que “reforma agraria” sería desconcentrar las tierras, sacárselas a las grandes empresas y hacendados para dárselas a los campesinos. Según cifras del propio gobierno, hay cuatro millones de personas sin tierra en Brasil. Los programas de reforma de gobierno no atienden a esas personas, apenas les dan documentos a quienes ya las tienen y no poseían esos papeles. Pero hacer la reforma, expropiar tierras, está muy parado. Es muy preocupante.

Frente a esto, ¿qué es lo que dice el gobierno?

Sus argumentos dicen que no ejecutan los planes de reforma agraria porque no consiguen instalar este tema dentro del mismo gobierno como prioridad, y no es prioritario porque los agronegocios tienen mucha fuerza política dentro del gobierno. El ministro de Agricultura es uno de los mayores productores de naranjas de Brasil, uno de los grandes exportadores, uno de los grandes productores de caña de azúcar. Otro de los problemas es que no hay presión del Parlamento de Brasil para que la reforma agraria sea prioritaria, porque la mayoría de los parlamentarios hacen sus campañas con financiamiento de grandes empresas como Monsanto, entonces los agronegocios están presentes en el Poder Ejecutivo y en el Legislativo también. En Brasil hay una fuerza política que se llama de Bancada Ruralista que son parlamentarios que defienden los intereses de los agronegocios, que garantizan la producción de transgénicos en el país, entonces los agronegocios no sólo se convirtieron en una fuerza económica de la propiedad de las tierras sino en una fuerza política.

¿Qué hace el MST para resistir a todo esto?

Una de las cosas que estamos haciendo, junto con Vía Campesina, es fortalecer la articulación de los movimientos campesinos. Así como la globalización favorece el intercambio en el mercado de agronegocios, también, como contrapartida, se necesita de la articulación mundial de campesinos. Esto se hace dentro de la Vía, con organizaciones por fuera del MST también. El Movimiento se dio cuenta de que estando solo, lo máximo que conquistaría serían pedazos de territorio pero no conseguiría desarrollar la reforma agraria en Brasil. Entonces el MST fortalece organizaciones de otros movimientos campesinos que se articulan en la Vía Campesina.

¿Qué otras estrategias utilizan para fortalecer la integración de otras organizaciones y otros sectores?

Otra de las estrategias es ampliar el debate de la reforma agraria y la necesidad de ella en las zonas urbanas para que las personas que viven en esos ámbitos se concienticen de que la concentración de la tierra y la producción para la exportación no perjudica solamente a los campesinos. Entonces hacemos una articulación que llamamos de campo-ciudad para que puedan entender la importancia de la soberanía alimentaria (el derecho de un pueblo a elegir cómo alimentarse). Esas son las dos estrategias, y esto marca una nueva alternativa del MST, que es ampliar las alianzas con los ambientalistas. En la historia de las organizaciones ambientalistas de Brasil han sido un poco distantes de los movimientos campesinos, como si fueran luchas diferentes. Ahora se dan cuenta de que los campesinos también discuten la importancia de los recursos naturales y son los verdaderos protectores de las riquezas naturales. Entonces ésta es una forma de ampliar la lucha de los movimientos sociales.

[Publicado y enviado por Solidaridad.net]


* Fuente: América-profunda.com

14/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

10 Mandamientos de la Sociedad Rural


Argentina: Los diez mandamientos de la Sociedad Rural

Por Mario Rapoport *

El país está viviendo desde hace largo tiempo un conflicto agropecuario que lo tiene en vilo. Muchos han analizado sus ejes centrales: los motivos que lo causaron; la responsabilidad de los distintos actores; los costos del conflicto; sus repercusiones en la coyuntura política y económica nacional; su incidencia en medio de la crisis económica mundial. Pero pocos se han detenido a examinar el sustrato ideológico que subyace a las manifestaciones o discursos públicos de las instituciones agropecuarias y sus antecedentes históricos. Una comparación, por ejemplo, de las posiciones presentes y pasadas de la Sociedad Rural Argentina, la entidad madre de esas instituciones y su principal referente, permite aclarar si se trata de respuestas a determinadas políticas en defensa de intereses del sector o si caracteriza también un modelo de país. De allí podríamos extraer, comparando, una especie de decálogo o diez mandamientos que fundamentan, sin agotar ni por lejos todo lo dicho, el modelo de referencia. Las épocas son distintas, las opiniones similares. Veámoslos uno por uno.

1 Sobre la noción de patria. Ya desde los comienzos de su vida pública, el lema de la SRA, “cultivar el suelo es servir a la patria”, constituye toda una definición: la noción de patria se confunde con el sector agropecuario y sus labores. “Ese [era un] llamado a los sentimientos nacionalistas” confiesa la institución en sus Anales del 1 de enero de 1927. El mismo que ahora las actuales autoridades, partidarias de la más absoluta libertad de comercio, utilizan; como Hugo Biolcati, su presidente, en la reciente inauguración de la exposición rural de este año: “Cuando el campo dice patria piensa con nostalgia en aquel magnífico granero del mundo”. Ya en 1876, en momentos en que se discutía una nueva Ley de Aduanas, el ministro Norberto de la Riestra, librecambista y defensor de los intereses agropecuarios, empleaba el término “desierto” en el mismo sentido que Biolcati utiliza el de “granero del mundo”. Decía que para “ser ricos y hacer frente a la inmensa importación de Europa […], porque sus fábricas producen tanto cuanto necesita el mundo entero, nosotros tenemos nuestro desierto”. A lo que el diputado Vicente Fidel López le respondía: “Pero nuestro desierto se agota tanto más cuanto que está habitado por gente que no trabaja, y yo le diré al señor ministro por qué es que no trabaja; es porque cuando se tiene una extensión de veinte leguas que da una excelente renta, al capitalista se la da a condición de tener la tierra y el país despoblado; así, pues, nosotros necesitamos poblar la tierra, […] acabar paulatinamente con el desierto. ¿Y sobre qué vamos a trabajar? Sobre nuestras materias primas precisamente. Es preciso tener materia prima, señor presidente, no para mandarla a Europa y sacar dinero por ella, porque ese dinero se va irremediablemente en los consumos. Es preciso tener materia prima para elaborarla […] por el inmenso valor que tiene la materia manufacturada […] contra la debilidad de la materia prima”. Desierto o granero del mundo, De la Riestra o Biolcati, estos principios desgranan el hilo argumental de un viejo y repetido discurso. Al menos, así surge de las Memorias de la entidad rural o, más directamente, de las expresiones de sus principales representantes o defensores. Por ejemplo, entre otros muchos, en la Memoria de 1970 se sostenía también que “la grandeza de la nación se construyó en torno a la producción agropecuaria”.

2 La defensa de la propiedad privada. Un principio esencial es “El respeto por la propiedad privada [que] constituye el punto de partida de toda política agropecuaria racional”, dice la Memoria de 1972.

3 Las relaciones con el Estado. En la Memoria de 1977, en plena dictadura militar, la SRA se pronuncia sobre este tema en los siguientes términos: “El programa económico determina que la función del Estado en la economía nacional se basa en el principio de subsidiaridad, que la empresa privada es el verdadero motor que impulsa todo el proceso económico y que el Estado no debe ejercer su actividad en este campo más que en forma complementaria y subsidiaria del individuo y de las organizaciones sociales intermedias”.

4 La cuestión de los impuestos. La Memoria de 1964 califica como “injusto” e “inconveniente” que se grave al campo, “fuente básica de la riqueza sobre la que se estructura la vida económica de la nación”. Ya en 1961, sobre las retenciones establecidas entonces, la Memoria de la SRA opinaba que “son la demostración evidente de un tratamiento discriminatorio que vulnera las disposiciones acerca de la igualdad de las cargas publicas contenidas en la Constitución”. El presidente de la SRA en 2002, Enrique Crotto, denunciaba, a su vez, en la exposición rural de ese año, que la Argentina es el único país del mundo “que impone tributos a los que ingresan divisas”. Hugo Biolcati, en un discurso ante el cuerpo diplomático el 24 de junio de 2009, sostiene aún más enfáticamente que el gobierno argentino “viene confiscando la renta agropecuaria desde hace al menos seis años a través de las retenciones.”

5 Los precios de los productos. “Nuestra única demanda es que se reconozca el valor íntegro de nuestros productos”, declara la Memoria de 1971. En la mencionada alocución del presidente de la SRA del mes de junio, llega a afirmarse: “Los precios son una señal fundamental para los productores, ya que pueden determinar qué se produce, dónde y en qué cantidad. Los productores necesitamos que los gobiernos permitan a las fuerzas del mercado actuar libremente […]”

6 La opinión sobre la industria. En noviembre de 1927, el entonces presidente de la SRA, Luis Duhau, en un discurso en la Cámara de Comercio Argentino-Británica, criticaba a los propulsores de la industrialización y del desarrollo del mercado interno: “[…] menos mal que la República Argentina importa tejidos e hierros. Peor es el caso de vuestro país (Gran Bretaña), que compra en el exterior sus alimentos y materias primas. Vuestra dependencia es mayor que la nuestra, pues no podríais prescindir fácilmente de la carne y el pan. Nosotros, felizmente, podemos llevar el mismo traje tres o cuatro estaciones y tal vez darlo vuelta”. En la Memoria de 1962 se enfatiza: “La industrialización no se realizó con el campo sino a costa del campo”.

7 Los vínculos con los trabajadores. En 1944 la SRA se pronunció sobre el Estatuto del Peón Rural de manera tajante: “Este Estatuto no hará más que sembrar el germen del desorden social al inculcar en la gente de limitada cultura aspiraciones ilimitadas […] pretende colocar al jornalero sobre el mismo patrón en comodidades y remuneraciones”. La Memoria de 1970 afirma: “El trabajador es acreedor a un salario digno pero nos oponemos a cualquier régimen que implique participación y cogestión”.

8 La inserción internacional del país. En el ya citado artículo de los Anales de la SRA de enero de 1927 se sostiene: “Para un país como el nuestro, en plena era agrícola-granadera, que debe buscar en el extranjero los productos manufacturados que no puede producir, debe elegirlos entre aquellos que son consumidores de nuestra producción”[…] “A Inglaterra, que absorbe la mayoría de nuestros productos, debemos considerarla […] como una prolongación de nuestras fronteras y preocuparnos de su prosperidad industrial como si fuera propia”.

9 La postura acerca de la democracia. La Memoria de 1981 dice: “Cuando por aplicación de los mecanismos constitucionales […] se llega a situaciones que ponen en peligro la existencia misma de la nación, es evidente que estos mecanismos son endebles”. Así se justifica el golpe de Estado de 1976, que “puso fin a una democracia débil, falsa, inauténtica, ineficiente”. En la Memoria de 1983 el tono es más solapado: “El respaldo de la Constitución no se reduce a la elección de sus gobernantes sino al respeto de todas sus normas, el próximo gobierno debe restaurar el orden”.

10 El ideario económico. En 1927 Luis Duhau considera que “[…] debemos en el presente hacer más intenso el intercambio comercial entre Gran Bretaña y la República Argentina. Sigamos […] a los economistas clásicos que nos enseñaron que cuanto mayor es el intercambio tanto más considerables son las ventajas que derivan de los países que lo realizan”. En la Memoria de 1976 se expresa: “Lo que llena de asombro no es que durante 30 años hayamos errado el rumbo sino que ciertos grupos sigan insistiendo que los alimentos deben ser baratos, sin querer advertir que ello significa bajos salarios y una pobreza generalizada”.

Estos 10 mandamientos no bajaron del Monte Sinaí, fueron hallados seguramente en un viejo pergamino que rodaba, desde 1866 (año de la fundación de la SRA), por las llanuras interminables de la Pampa Húmeda.

* Economista e historiador.

Página 12

09/08/2009 Posted by | General | , , , , , , | Deja un comentario

Argentina: Escándalos


08-08-09


Por J. M. Pasquini Durán

Para quienes aspiran a organizar un régimen parlamentario en lugar del presidencialismo vigente, los trámites en el Congreso demoran mucho más de lo que esperaban. Esta semana ni siquiera lograron anular el aumento de las tarifas de gas, que los aparatos del Estado explicaron mal y publicitaron peor, en el contexto de una opinión pública irritada. En los próximos días tendría que llegar la definición sobre las casi dos mil facultades delegadas, además de sobre los “superpoderes” y, si se cancelan, la Mesa de Enlace campestre espera librarse de las retenciones a la exportación. Será el momento que espera Hugo Biolcati, cacique de la Sociedad Rural, para proclamar sus propios superpoderes.

Mientras tanto, con sus muchachos se dedica a lisonjear a diputados y senadores, exhortándolos a derrotar al kirchnerismo y sus aliados. “Los vencimos en la calle y en las urnas, ahora también en el Congreso”, se ufanan mientras se pavonean frente a las cámaras de televisión. Varios de sus interlocutores, representantes elegidos en las urnas, han comenzado a vacilar debido a que los rurales se fueron de boca, sin guardar ni las formas, y dejaron en claro para los buenos entendedores que la política debería estar subordinada a las corporaciones empresarias.

Más aún: en la visión de los estancieros los llamados “golpes benévolos” sólo pretenden derrocar al Ejecutivo, conservando a los otros dos poderes, siempre que acepten al gobierno de facto, como en Honduras. Aun si fuera cierto que sus bancas, sueldos y privilegios quedaran a salvo, los miembros del Poder Legislativo y también los del Judicial, a partir de la Corte Suprema, tienen la responsabilidad social de defender el sistema democrático contra las acechanzas de grupos privilegiados que pretenden empinarse sobre todos los demás en nombre de una supuesta representación exclusiva de “la Patria”. No hay normas punitivas, excepto las sanciones que prevé la Constitución, para quienes eludan esa responsabilidad, pero tarde o temprano los alcanzará la historia.

En el recinto de Diputados ya asoman algunas reacciones que intentan marcar la diferencia. Por lo pronto, una primera quincena de legisladores de centroizquierda, salvando sus diferencias interpartidarias, se congregaron para fijar una posición y una agenda propias, sin necesidad de embanderarse con el oficialismo o los sojeros, tal como sucedió el año pasado. Es de esperar que las dos Cámaras se atrincheren en la responsabilidad social de sus mandatos, que los obliga a defender la práctica democrática de todos y el derecho del Poder Ejecutivo a cumplir hasta el último día de su mandato. Todos los que lamentaron la muerte de Raúl Alfonsín deberían recordar que su presidencia fue vencida por las conspiraciones económicas, militares, eclesiásticas y políticas, todas enhebradas con la hiperinflación y con la impaciencia de muchos ciudadanos, que poco y nada hicieron para rescatarlo, incluidos los que lloraron después, cuando habían pasado veinte años desde su caída.

La complicidad implícita con el neogolpismo es parte de la actitud de los que prefieren sólo protestar en lugar de hacer algo para de que el Gobierno realice sus promesas y atienda las demandas populares. A pesar de que muchos manifestantes están disgustados con los Kirchner, la presencia en las calles recuerda a todo el que piensa otra cosa que ante una caída imprevista, los mismos que hoy protestan saldrían a defender a los que la derecha quiere tumbar. Cada gobernante, a su vez, debe advertir los cambios de clima a su alrededor para reaccionar en consecuencia. En su reaparición pública, después de la noche del 28 de junio, poco más de un mes de silencio, Néstor Kirchner habló para los intendentes de la tercera sección bonaerense y en su discurso asomaron algunas puntas de ese cambio de actitud, aunque aparecían forzadas en el tono general del mensaje, como el que sale con paraguas pero sin creer que lloverá. No se puede seguir hablando de los méritos de la casa, que los tiene sin dudas, después que se desmoronó una porción y que una parte de los inquilinos se alejó en estampida.

Esta es una coyuntura de particular inquietud en toda Sudamérica. La catástrofe internacional obligó a todos a ensimismarse, para contener los daños y reparar las heridas, pero hace ya demasiado tiempo que esa unión, un organismo vivo y alerta a todos los cambios y peligros, está aletargada o contenida, salvo alguna estridencia nacida en Caracas. Tanto es así que los avatares de Honduras quedaron en manos de la burocracia diplomática de la OEA, la que por suerte está pasando un buen momento, ya que pese a las evidencias sobre la reaparición del golpismo en América latina el asunto fue desviado por las preocupaciones domésticas. Aquí mismo la presidenta Cristina fue la primera en movilizarse en defensa de los valores y métodos de la democracia y recibió a cambio ácidas críticas de compatriotas por hacer lo que se debe.

La presencia de tropas norteamericanas en siete bases colombianas obligó al presidente Uribe a ofrecer explicaciones a sus colegas sudamericanos y a recibir señales de disconformidad de casi todos, pero es posible que en otro momento las reacciones hubieran sido corales, colectivas. Es cierto que Estados Unidos tiene un presidente distinto a todos los de su historia, pero eso no significa que los intereses imperiales hayan atenuado su intensidad. También la crisis lo obligó a mirar más hacia adentro, pero volverá a fijar su atención cualquier día en esta zona, su famoso “patio trasero”. ¿Está la Unión Sudamericana, como parecía el año pasado, en condiciones de resistir cualquier presión aunando voluntades? La respuesta, por ahora, tiene más intrigas que certezas.

En el mundo todavía son motivo de reflexión y polémica los parámetros que va dejando la crisis financiera nacida en Wall Street, ya que más de un analista profetizó, desde el ojo del huracán, que nacería un mundo nuevo, con categorías y reglas distintas a las del pasado. Esta parecía una buena oportunidad para dar de baja a organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y fundar otras entidades para controlar el crédito internacional. Nada de eso sucedió y hoy ya es moneda corriente entre los expertos nacionales, incluido el ministro Boudou, que la discusión gira alrededor de las condiciones para volver al Fondo porque al parecer ya no hay dudas que para tener crédito internacional se necesita avivar el diálogo bilateral con el FMI.

El vértigo de los cambios no permite fijar nada en ningún sitio. Todo se mueve y cambia en meses, a veces en semanas, y sólo una mente alerta puede seguir el caleidoscopio de la realidad internacional como para reaccionar a tiempo. Esta es una de las razones por las que el presidencialismo volvió a contar con la atención aún de los países más parlamentarios, puesto que el vértigo impone un órgano ejecutivo, de reflejos rápidos y decisiones apuradas, mientras el Congreso demanda tiempo para elaborar sus decisiones. Como nunca antes, el trabajo en equipo, aunque la camiseta no sea la misma, es una obligación necesaria, lo que significa que el interés nacional, “la Patria”, está por encima de cualquier apetito sectorial. En todo el planeta hay un solo discurso de coincidencia: la lucha contra la pobreza, como el mayor flagelo de la humanidad.

Ayer en San Cayetano, delante de miles de fieles que esperaban su turno para acudir ante la imagen santificada, el cardenal Bergoglio se colgó de la atención conseguida por Benedicto XVI a propósito de la colecta Más por Menos. Es que las evidencias ponen en vilo todas las conciencias y, tal vez por eso, palabras repetidas del Papa sobre el escándalo de la pobreza hayan sacudido los reflejos del gobierno nacional, de la máxima autoridad local de la Iglesia y hasta Néstor Kirchner, poco afecto a las ceremonias clericales, se apresuró en su primera salida a dejar en claro que coincidía en plenitud con el jefe del Vaticano. Otro tanto hizo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por encargo seguro de la presidenta Cristina. Todos tienen razón: la pobreza es un escándalo. Si se piensa en el dinero volcado a pocas corporaciones para sacarlas del reciente apuro, y se compara esa suma con la que se necesitaría para calmar el hambre y la sed de los millones de desamparados, el escándalo se vuelve agravio a la condición humana.

Página 12

08/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Argentina: ¿Vendetta chacarera?


Te enteraste de esto por la TV?, TN dijo algo?, yo no lo vi! Raro no??

Marianike

Rural

Garciarena

El regreso. Garciarena saltó a la fama cuando le pidió maíz a Moreno.

// 06-08-2009 /

Sospechosa muerte de un ternero Hereford en la Exposición del predio de Palermo.

Por Graciela Moreno

La presencia del productor Juan Manuel Garciarena en la Rural, este año no pasó inadvertida. Su nombre saltó a la fama a fines del 2008, cuando en medio de la mayor sequía fue junto con otros productores a pedir comida para sus animales al Gobierno y lo  atendió el secretario de Comercio, Guillermo Moreno. A los diez días llegaron 5.540 toneladas de maíz para Villa Illis, un pueblo de 1.500 habitantes, ubicado en el partido de Puan, a 670 kilómetros de la Capital Federal. Y otro tanto fue enviado a los pueblos aledaños. Recibido como héroe en su pago, fue criticado por muchos dirigentes del campo que hasta lo tildaron de “delegado de Moreno”. Después de ese episodio, el dueño de la Cabaña Santa Paula volvió a pisar la Rural como todos los años. Pero esta vez apareció muerto uno de sus mejores terneros raza Hereford, al que había bautizado “Resorte”.
Garciarena prefiere ser cauto. En realidad, asegura que no puede creer que sea cierto que hayan matado a su mejor animal. “Tendré los resultados de la necropsia en una semana y ahí aparecerá la verdadera causa. Si alguien lo envenenó, su conciencia le remorderá toda la vida. Era el mejor animal que habíamos llevado a la Exposición Rural”, señala desde su cabaña en Estación Estela, próxima a Villa Iris, donde tiene 1.300 vacunos, muchos premiados y varios a los cuales les realizó trasplantes embrionarios.

Desde que vio por primea vez a Guillermo Moreno, al que le llevó un petitorio firmado por 300 productores de su zona, todo cambió. “Desde ese momento recibí muchas críticas. Hablaron de mí políticos, gremialistas, me trataron hasta de puntero político. Me lastimaron mucho. Yo me pregunto: ¿es pecado en una situación muy difícil ir a pedir ayuda? Yo no conocía a nadie del Gobierno, ni me dieron todo lo que me prometieron. Yo no soy kirchnerista, ni soy político. Me vinieron a buscar de varios partidos y a todos les dije que no. No me gusta la política”, confiesa.

Los habitantes de Villa Illis le piden que regrese en busca de ayuda. Pero Garciarena es rotundo, dice que es difícil volver a pedir cuando a uno le pasa algo tan feo. “No sólo hablaron de mí opositores, que estaban lejos y no me conocían, me criticaron hasta desde la dirigencia del campo. Pero sé que si vuelvo, seguro algo consigo.” Aunque pasó más de medio año, la situación sigue siendo difícil en todo el sur de la provincia de Buenos Aires, Río Negro y el sur de La Pampa. La sequía hizo estragos, en una zona en la que casi no se conoce la soja y la ganadería es la base de toda la economía. “Se perdió mucho ganado, casi el 50 por ciento se vendió o se murió. Se remató mucha hacienda a valores malos, la gente trataba de aguantarla pero no se podía más”, cuenta preocupado.

Cuando se le pregunta si se siente representado por la dirigencia del campo, se toma un buen tiempo antes de responder. Y luego, casi tímidamente, explica: “Creo que sí, pero no como a mí me gustaría. El campo está muy mal. Yo no me pelearía antes de ir a dialogar con alguien, menos si represento a cientos de miles de productores. En algún momento pidieron muchas cosas para el campo, pero no sé si se preocuparon demasiado con la ganadería”.

Pero Garciarena está seguro que el campo debe ocupar todos los espacios que se le ofrecen. No duda en que sería un error no participar en el Consejo Económico y Social. “El campo debe estar presente en todo. Si el campo anda bien, anda bien el país. Hay que ponerlo en marcha y acompañarlo. Pareciera que nos gusta vivir en medio de desencuentros y es hora de que nadie pierda. El mundo demanda lo nuestro y hay que exportar, pero dejando en el mercado interno todo lo que haga falta. Si no se exporta no se pueden criar vacas, el ganadero no puede vivir con un ternero que vale 450 o 500 pesos. No conviene hacer un ternero, no dan los números”. Se sorprendió cuando vio que en las carnicerías de Palermo el kilo de carne promedia los 20 pesos, dice que como máximo debería estar a 13 pesos. Antes de despedirse, repite: “La agricultura se repone en seis meses, la ganadería precisa de muchos años. Necesitamos que se dejen de pelear y nos ayuden ya”.

Veintitrés

07/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Argentina: Alcances y límites de la extorsión política



A PROPÓSITO DE LAS DECLARACIONES DE LA MESA DE ENLACE

mesa de enlace

Por Edgardo Mocca

La asamblea de productores agrarios del último lunes es un acontecimiento difícil de insertar en la interpretación predominante del conflicto político argentino, que postula la excluyente responsabilidad del Gobierno por el ambiente de confrontación que atravesamos hace varios meses. La Mesa de Enlace habló en ese evento con un lenguaje de odio, revanchismo y amenaza que evoca los peores tiempos del país. Habría que buscar en los archivos los discursos de los meses que van desde diciembre de 1975 al 24 de marzo de 1976 para establecer una comparación propicia.
Quienes afirman que la existencia de estrategias desestabilizadoras es una alucinación de los partidarios del Gobierno deberían tomar la palabra para explicar lo del lunes. El argumento más transitado es el de que los dirigentes ruralistas se “pasaron de rosca” (Solá dixit). El clima de las bases los desbordó. El maltrato del Gobierno los exaltó. Y así de seguido. No alcanza. En el acto no hubo sólo insultos y agravios, que no hubo pocos. Hubo ideas. Y hubo símbolos.
La idea principal fue que el campo ya le ganó al Gobierno en la calle, en el Congreso y ahora en las urnas (¿la oposición en su conjunto está de acuerdo con el sentido que los jefes ruralistas le asignan a la elección del 28 de junio?) Y a eso hay que sumar que el Gobierno “no entendió nada” de lo que ocurrió…
No hace falta ser un cultor de la sospecha interpretativa para advertir que esta cadena argumental implica una amenaza. Y la amenaza se enuncia unos pocos días antes del anunciado diálogo de los dirigentes ruralistas con el Gobierno. Los que han apoyado la salvaje metodología de la protesta agraria del último año en nombre del “consenso” y de la “moderación” harían bien en ayudarnos a entender estos dichos como otra cosa que una extorsión política. Está claro que estamos ante el prólogo de un nuevo conflicto salvaje, solamente evitable si el Gobierno aceptara los incalificables términos en los que quiere “conversar” la Mesa de Enlace agraria.
Hubo también símbolos. El principal de ellos fue la mención laudatoria del apellido Martínez de Hoz rubricada por la ovación de la concurrencia. Los bienpensantes dirán que Mario Llambías aclaró que se refería al fundador de la Sociedad Rural y no al ministro de Videla. Pero, claro, la reivindicación no se hizo en el contexto de una clase de historia de las organizaciones agrarias argentinas sino en el de una respuesta a una frase de Néstor Kirchner, cuya referencia era claramente al economista de la última dictadura y no a su tío abuelo. El carácter provocador del enunciado es tan inequívoco que el ambiguo Eduardo Buzzi se vio obligado (no olvidemos que es un progresista) a despegarse del episodio.
La gran mayoría de los comentaristas mediáticos dan cuenta de este escandaloso acto como de un episodio secundario inscripto en la pelea del “campo” contra el Gobierno. Y naturalmente desvinculado de todo propósito desestabilizador. Con un reto por los “excesos verbales” dan por salvada su conciencia republicana. Hasta cierto punto, parece que la estrategia sojera se ha independizado de lo que era hasta hace poco su bandera principal, la lucha contra el kirchnerismo. De a poco empieza a verse una etapa cualitativamente diferente de su accionar. Consideran al kirchnerismo vencido y agotado y empiezan, en consecuencia, a plantearse nuevas metas. Quieren que el nuevo capítulo del conflicto constituya una señal no tanto para el Gobierno sino para todo el sistema político. Una señal de que quienquiera se haga cargo del gobierno tiene que contar con el nuevo bloque social hegemónico del país. Ese bloque que tan eficazmente describiera el señor Héctor Huergo, director del suplemento rural del diario Clarín, poco después de las últimas elecciones.

La puesta en escena del acto está claramente enfilada a intervenir en la escena política, abierta por la convocatoria presidencial al diálogo político. Como se sabe, la oposición ha criticado lo que considera debilidades de la propuesta del Gobierno pero ha decidido concurrir. Y no sólo eso sino que Macri ha organizado una ronda de diálogo igual a la del gobierno nacional. Elisa Carrió es la más notable excepción en esa respuesta. Los hechos colocan a la diputada electa chaqueña como la expresión política más fiel al espíritu de la protesta agraria del año pasado y más consecuente con sus propios enfoques: ha dicho siempre que el Gobierno carece de legitimidad y que es una dictadura homologable a la de Ceausescu o a la de Hitler.
¿Puede el resto de la oposición política ser arrastrada por la radicalidad destituyente de la Mesa de Enlace? Es imposible predecirlo porque ya se sabe sobradamente que en la política no impera el frío cálculo de costos y beneficios que predican los manuales de la teoría de la “elección racional”. Pero se puede, con ciertos límites, afirmar que cuanto más cerca se consideren los distintos actores políticos de un posible triunfo electoral en condiciones de normalidad institucional, más lejos de sumarse a aventuras desestabilizadoras se situarán.
A eso hay que agregar un elemento central: el peronismo. Aun con toda la contestación antikirchnerista que se ha desplegado dentro y fuera de la estructura del PJ, éste sigue siendo un gobierno peronista. Pudo contar como propios los triunfos justicialistas en un importante conjunto de provincias y no hay todavía un liderazgo alternativo en el movimiento capaz de ordenar las apuestas políticas del conjunto. En estas condiciones, una crisis de gobernabilidad acarrearía costos enormes al peronismo, muy difíciles de reparar en el corto plazo.  Por eso, es muy difícil que, en términos inmediatos, la “doctrina Biolcati” del final anticipado del gobierno de Cristina Kirchner pueda ganar un peso decisivo en la oposición. Sin embargo, el razonamiento puede complejizarse un poco: si el costo de sostener la continuidad institucional es aparecer conciliador con el Gobierno, más de un líder opositor tendrá motivos para dudar sobre la conducta más conveniente.

En la democracia mediática que vivimos, aparece siempre una variable central ante este tipo de encrucijadas: la opinión pública. La Mesa de Enlace parece interpretar que hay clima para una nueva ronda de cortes de ruta y cacerolazos muy concurridos. El resultado electoral los envalentonó y están dispuestos a una ofensiva terminal. Ya se sabe que cuentan con una maquinaria mediática propicia a sus planes, aunque, claro está, no los va a acompañar en aventuras desaforadas y extemporáneas.
El Gobierno se ha situado mejor en esta coyuntura que en otras ocasiones análogas. Mantiene abierto el diálogo y ha logrado instalarlo políticamente. Lo ha aderezado inteligentemente con medidas políticamente conciliadoras, como el proyecto de modificación de la ley de emergencia económica y los anuncios sobre el Indec que suponen nada menos que el reconocimiento de la existencia de un problema.
Un aspecto no menor es la disposición a darles más juego a los gobernadores peronistas afines y tener mejor interlocución con opositores constructivos, como el gobernador Hermes Binner.

El límite de hierro que parece tener la política de apertura es la situación fiscal. Todas las concesiones que el Gobierno puede hacer tienen un valor monetario; no se puede satisfacer al mismo tiempo la necesidad de preservar el empleo, aumentar el salario y las jubilaciones y la de reducir las retenciones y la presión fiscal en general. De lo que se discute es de la distribución de los costos por el impacto de la crisis económica mundial. Y también de los beneficios de una posible nueva onda favorable de los precios de las commodities.
Aunque haya quien se empeñe tozudamente en separar radicalmente los usos de la política de los imperativos de la economía.

Debate

05/08/2009 Posted by | Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | Deja un comentario