America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

¿Intentan “domesticar” a Dilma y a Bachelet? – Diego González


¿Intentan “domesticar” a Dilma y a Bachelet?

A poco de andar, las presidentas de Chile y Brasil enfrentan crisis políticas. Michelle Bachelet tuvo que salir a desmentir que hubiera renunciado mientras desde el congreso brasileño amenazan con un juicio político a Dilma Rousseff. Ante coyunturas políticas distintas, las dos mandatarias disputan por ver quién impone la agenda.

file_20140612102557

Una asumió en marzo del 2014, la otra en enero de este año. Sin embargo, a tan poco de andar, las dos capean temporales.
Michelle Bachelet, en Chile, evaluó necesario salir en una conferencia de prensa ante corresponsales extranjeros para descartar que fuera a dejar la Moneda. Dilma Rousseff, en Brasil, toma medidas, enfrenta movilizaciones y negocia con un congreso opositor que debate un juicio político. El caso de dos presidentas que, recientemente electas, sufren embestidas potentes que llegan incluso a exigir sus renuncias. Sin embargo, en ambos casos, la intención de fondo parece ser domesticarlas y no tanto deponerlas.

Los climas políticos en ambos países son diferentes. En Chile las calles son de los estudiantes, pero las denuncias por “tráfico de influencias” que tocan a la familia presidencial caen mal en las capas medias. Nadie pide golpe, pero hay hastío del sistema político, por izquierda y derecha. En Brasil el mapa es otro. La derecha siente que puede, que perdió por poco en octubre y que Dilma no tiene paz. Se suceden las marchas y son noticia: hay desde mujeres desnudas hasta carteles que en inglés piden abiertamente una intervención militar.

Sin embargo, resulta difícil pensar en la concreción de un golpe, incluso aunque sea desde el congreso. El impeachment al que los sectores duros de la oposición brasileña quieren someter a Rousseff parece tener poco horizonte. No sólo el ex presidente Inácio Lula Da Silva, sino incluso el referente del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el dos veces presidente Fernando Henrique Cardoso, salieron a frenar la iniciativa.

En paralelo, Dilma enfrenta un estancamiento económico sumado a una crisis política por denuncias de corrupción ligadas al destino de fondos de Petrobras. Brasilia reaccionó ante las presiones apurando las investigaciones para el caso de la petrolera estatal. Hay empresarios, senadores, diputados y gobernadores que están siendo investigados por esta causa. En los últimos días el tesorero del PT fue detenido. El hecho golpea fuerte al gobierno que hizo de Petrobras un símbolo del modelo de desarrollo que busca el Brasil.

En lo que respecta a la economía, los números dicen que el 2014 cerró con una expansión del 0,1 por ciento y los pronósticos indican que el 2015 no va a ser sencillo. La economista Rousseff había anunciado en plena campaña cambios para esa área. La designación del ortodoxo Joaquim Levy en el ministerio de Hacienda es una decisión que no festejó la izquierda del PT. Son varios golpes al mismo tiempo y la conjunción de ambos factores deterioran la imagen de la mandataria que ronda los 20 puntos. Rousseff es hoy una presidenta a la defensiva.

En Chile un golpe tampoco parece tener horizonte. En el terreno de la política nadie se atreve siquiera a insinuarlo. La herida de 1973 sigue sangrando y da la sensación de que en este último tiempo asumió nueva forma. En 2013, el año electoral, se cumplieron 40 años del bombardeo a la Moneda. La efeméride sirvió para debatir el pasado y se vivió un giro. Hoy, ser pinochetista es abiertamente piantavotos.

La derecha democrática chilena se encuentra desorientada. Sin liderazgos claros ni mayorías en el congreso está atada de manos. El contundente 62 por ciento que la presidenta consiguió en la segunda vuelta de 2013 le dió fuerza a la socialista para avanzar con una serie de reformas que fueron el eje de campaña y a las que no se atrevió en su primer mandato. Tal vez la reforma educativa y la impositiva hayan sido los dos grandes objetivos logrados hasta ahora. Queda pendiente la Asamblea Constituyente, tal vez la propuesta más estructural de algunos sectores de la Nueva Mayoría de Bachelet, que apunta a modificar una clara marca del pinochetismo y del viejo sistema político que heredó la democracia y que todavía rige el país. De implementarse, la más damnificada sería la derecha que hasta hoy se benefició con el sistema binominal que evita mayorías fuertes que puedan modificar drásticamente el juego.

Sin embargo, a un año de haber asumido, Bachelet tuvo que salir a dar explicaciones. Su hijo, Sebastián Dávalos Bachelet, y su nuera, Natalia Compagnon, son acusados de uso “de información privilegiada” y “tráfico de influencias” por un millonario negocio inmobiliario. Por el escándalo, Dávalos renunció a su cargo al frente de la dirección Sociocultural de la Presidencia. “Es obvio que he estado golpeada por lo que ha pasado. Ha sido duro, como mujer, como madre y como presidente”, dijo Bachelet en una entrevista con el canal estatal TVN. A raíz de este hecho comenzaron los rumores periodísticos sobre su renuncia que, redes mediante, se fueron convirtiendo en una bola de nieve. Acto seguido, su imagen positiva se derrumbó del 60 al 30 por ciento.

En conferencia, Bachelet contraatacó: “Creo que hemos llegado a un periodismo del rumor y hemos llegado a un periodismo un poquito preso de las redes sociales. (…) la gente, imagínese: ‘la Presidenta renunció’, ese es un quiebre institucional. Por si acaso, si alguien tiene dudas, yo no he renunciado y no pienso hacerlo, ni siquiera sé cómo se haría constitucionalmente”, dijo.

Lo cierto es que tanto Rousseff como Bachelet tienen ejemplos muy cercanos con los que compararse para no naufragar. La propia Bachelet en su primer mandato (2006-2010) tuvo que enfrentar desde un comienzo crisis graves. Por un lado los estudiantes secundarios, conocidos como los pingüinos, que empezaban a tomar las calles y no encontraban respuestas en el Palacio de la Moneda. Por el otro, una reforma del transporte público en Santiago de Chile cuya implementación fue caótica. En aquel momento, su imagen se desplomó. Sin embargo, dejó el poder fuerte, se fue a la ONU Mujer y cuatro años después era la candidata indiscutible de su espacio con altísimos niveles de aceptación.

Lula da Silva capeó una crisis grave en 2005 con el caso del «mensalão», una supuesta red de sobornos repartidos en el congreso para ganar favores políticos por parte del ejecutivo. El gobierno pagó un costo elevado por el escándalo. Sin embargo, en 2010 Lula tuvo margen de sobra para imponer a su sucesora en la interna del PT.

Las crisis políticas actuales exponen debilidades y fuerzan a los gobiernos a negociar agenda con los factores de presión. Existen en este juego sectores radicales que pretenden ir por todo y no titubean ante la posibilidad del golpe, aunque da la sensación de que la búsqueda es principalmente por domesticar y condicionar a los nuevos gobiernos. Cualquier similitud con la política argentina no es pura coincidencia.

TELAM

22/04/2015 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

América Latina: elecciones amenzadas – Stella Caloni



Los procesos electorales de este año en América Latina han estado bajo severas amenazas de todo tipo. Pero el papel de los medios masivos de comunicación, integrados a la red mundial de la desinformación y la contrainsurgencia ha sido clave.

529538ab87e83_510x338

Sucedió la “guerra sucia” en Venezuela (abril de 2013), con un final de violencia opositora golpista en la noche del 14 de abril de ese mes. En Argentina una campaña de permanentes denuncias falsas antigubernamentales, destinadas a sembrar duda, sospechas e incrediulidad sobre funcionarios y la figura presidencial,en este caso con la incorporación de extrema violencia de género contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en programas de TV, radio y diarios tuvo destinado a influir sobre las elecciones legislativas de junio pasado, entre otras acciones no menos graves y violentas.

En Chile más recientemente, también la injerencia mediática hizo su juego, con marcadas sutilezas. Una serie de organizaciones gubernamentales trabajaron también para debilitar a la candidata preferida la ex presidenta Michelle Bachelet favorecida por el efecto dinamizador de la lucha estudiantil que demandó educación gratuita y cambios en una sociedad que aún permanece bajo la sombra del ex dictador Augusto Pinochet, agazapado en diversas estructuras. Las marchas estudiantiles, fuertemente reprimidas, crearon las condiciones de un remozamiento gracias a una marea juvenil, que desbordó los estancamientos políticos y despertó a sectores dormidos de la sociedad. El triunfo de Bachelet fue contundente (casi el 47 por ciento de los votos,) seguido lejanamente por el oficialismo aunque no alcanzó para ganar en primera vuelta.
“La Doctrina Monroe sigue vigente como siempre y en la mentalidad de los fundamentalistas la Guerra Fría nunca se fue.”
Si los sectores de izquierda que participaron con movimientos políticos menores y sin ninguna posibilidad hubieran entendido el momento político que vive la región no habría necesidad de una segunda vuelta, que aunque está asegurada, le da tiempo a los viejos armados golpistas o a forzar otras condiciones. En tiempo de llamaradas no se puede jugar con fuego. Y por cierto la frase de que “todo es lo mismo”, es antidialéctica por excelencia.

Los hechos que están sucediendo en Venezuela, con un evidente armado contrainsurgente (guerra sucia, ilegal), muy similar al que precedió al golpe de septiembre de 1973, que instaló la cruenta dictadura de Augusto Pinochet en Chile, dan cuenta de que los eternos injerencistas en nuestra región se están moviendo, cada vez más activamente. A la guerra mediática asolando la realidad venezolana se unen los permanente sabotajes, y una guerra económica despiadada y brutal, que está siendo combatida hora por hora en los últimos días por el presidente Nicolás Maduro. El sueño de “alinear” a su viejo y rebelde “patio trasero” ha llevado hasta el anuncio de dar un final a la Doctrina Monroe, de 1823, que disponía que esta nuestra América era sólo para los “americanos”, es decir, para los norteamericanos.

En realidad estamos bajo una invasión silenciosa de las fundaciones creadas por la inteligencia de Estados Unidos y sus redes de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que han sembrado el territorio de América Latina y el Caribe, agazapadas como arietes de esa contrainsurgencia, unidas a la creciente militarización regional. La Doctrina Monroe sigue vigente como siempre y en la mentalidad de los fundamentalistas la Guerra Fría nunca se fue.

HONDURAS BAJO FUEGO

La mirada debe volver sobre Honduras donde la situación es grave porque es el proceso electoral más importante después de tantos años de falsificaciones democrática y dictaduras, en un país pequeño de Centroamérica, convertido desde los años 30 en una plataforma militarizada de Estados Unidos. El pueblo hondureño ha sido siempre víctima.

Fue desde Honduras que partió la vanguardia de la invasión a Guatemala, para derrocar al popular presidente Jacbo Arbenz Guzmán en 1954. En los años 80, hubo no sólo una siembra de bases en Honduras para el proyecto estadounidense de la guerra sucia y supuestamente encubierta contra Nicaragua sandinista, sino también un Centro de Entrenamiento para los que debían combatir a los movimientos de liberación en El Salvador y Guatemala y otros países.Y hubo desaparecidos hondutreños el reinado del embajador estadounidense John Negroponte y la “colaboración” de militares argentinos y agentes del batallón 601 con los mercenarios de la “contra” que asolaban a los poblados de Nicaragua.

Todo eso está detrás de la verdadera historia de Honduras. Por eso este es un momento tan importante para ese pueblo que vivió una breve primavera, bajo el gobierno del empresario del viejo partido liberal Manuel Zelaya, que tuvo el valor de escuchar por primera vez las voces de su pueblo y comenzar a dar respuestas. Además cometió el “sacrilegio” de aliarse con los países del ALBA, que encabeza Venezuela.

Habría más que decir, pero basta saber que se aplicó en este caso el golpe “suave”, aunque no tanto porque fueron militares de elite los que secuestraron al presidente Zelaya aquel 28 de junio de 2009 para llevarlo a una base norteamericana en Honduras y de allí a Costa Rica. Negroponte, entonces enviado del departamento de Estado desde junio de 2008 para “poner en su lugar “ a Honduras, había logrado cooptar a los diputados liberales de Zelaya y había pasado la lista de jueces que ese congreso debía elegir para integrar la Corte Suprema. No debe extrañar que esa Corte y ese Congreso consideraran que no hubo golpe de Estado en Honduras y que en realidad intentar un plebiscito para cambiar la constitución de la dictadura, era antidemocrático.

Ahora estas son las elecciones de mayor participación popular que se registre, con un partido como Libre (Libertad y Refundación) nacido de la resistencia al golpe que continúa hasta hoy día, a pesar de las persecuciones y asesinatos cometidos en estos cuatro años de continuismo golpista y que llevó como candidata a Xiomara Castro, esposa del ex presidente Zelaya.

Esta mujer mostró un coraje sorprendente al encabezar las marchas contra el golpe, mientras su esposo estaba secuestrado en el exterior del país. La campaña del poder hegemónico y la guerra mediática fue de amedrentamiento ciudadano, que alcanzó también a observadores extranjeros del proceso eleccionario, Dos grupos fueron detenidos en retenes, en el marco de una ilegal militarización.

La guerra del miedo acompañada por dolorosas cifras de víctimas, que fueron incrementándose a partir del golpe de junio de 2009 : Más de 40 periodistas y camarógrafos, y decenas de campesinos, trabajadores, maestros y dirigentes populares de la resistencia asesinados. Una instalación de la violencia con incursión de las “maras” creadas en los arrabales latinos de Estados Unidos para exportarlas a sus países de origen y crear inseguridad y terror. Al menos 22 personas mueren por día en Honduras por la violencia, Todo esto después del golpe que venía a “salvar la democracia”.
“Suceda lo que suceda en Honduras los países de la región no deben olvidarse de que allí también se define el futuro de América Latina y el Caribe.”

Hubo amenazas de todo tipo y hasta pocos días antes de las elecciones, humildes dirigentes populares del Partido LIbre fueron secuestrados, torturados y asesinados.

Esto abona las propuestas del gobierno de la sucesión golpista de militarizar la sociedad y por supuesto amparar la existencia de bases militares de Estado Unidos como la de Palmerola, estratégica en el mapa de la dominación regional o, gracias a Dios, entre otras instalaciones que han llevado a la miseria y al femenicidio.

La mayoría de los trabajadores hondureños ganan un dólar diario y la pobreza se incrementó notablemente desde el golpe sumando ahora el 66.7 por ciento de la población. Los Escuadrones de la Muerte de la década de los 80, cuando se convirtió a Honduras en una inmensa base para la guerra sucia contra Nicaragua sandinista, como el Batallon 3-16, sigue estando en la actualidad y apoya al candidato oficial. Más aún después del golpe han ingresado al país otros grupos extranjeros y asesores que conforman una red de escuadrones paramilitares.

Porfirio Lobo manejó el país junto al actual candidato oficial Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, una de las dos formaciones tradicionales de la oligarquía.Como presidente del Congreso hasta ahora Hernández se ocupó en preparar el camino del continuismo creando una policía militar para supuestamente combatir la inseguridad y dio paso a una serie de leyes temibles. Como relato del terror, militares entraron imprevistamente a una sede de Libre dos días antes de las elecciones y la noche previa tomaron las antenas de Radio y TV-Globo de Cantagallo.

“Estamos eligiendo entre el camino de la vida y el de seguir muriendo en la miseria, la persecución y la muerte” dijo un dirigente popular de Olancho. Suceda lo que suceda en Honduras los países de la región no deben olvidarse de que allí también se define el futuro de América Latina y el Caribe.

TELAM

28/11/2013 Posted by | General, Medios de Comunicaciòn, Política Argentina, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Por bases militares, Uribe no irá a Cumbre de Unasur


Polémica en la región

Uribe

31-07-2009 /  La eventual presencia militar estadounidense en Colombia despertó la controversia en varios países de Sudamérica, lo que llevó a que el presidente de ese país desistiese de acudir a la reunión regional de mandatarios. El encuentro se desarrollará el próximo 10 de agosto, en Ecuador.

La controversia en varios países de la región ante la eventual presencia militar estadounidense en tres bases colombianas derivó hoy en la decisión del presidente Álvaro Uribe de no asistir a la próxima cumbre de la Unasur, y acrecentó las precauciones de Brasil.

La petición que el presidente brasileño, Luiz Lula Da Silva, formulara ayer a su colega chilena y titular pro témpore de la Unasur, Michelle Bachelet, de convocar al Consejo de Defensa del bloque para tratar el acuerdo militar que negocian Washington y Bogotá, fue el detonante para que Uribe decidiera no asistir a la cumbre que se realizará en Quito el 10 de agosto.

Según fuentes de la Cancillería colombiana, citadas por los medios de prensa locales, el gobierno consideró que el Consejo de Defensa de Unasur no es el espacio apropiado para debatir el convenio militar entre Colombia y Estados Unidos, ya que se trata de un acuerdo bilateral que no puede ser llevado al nivel multilateral.

“Este convenio busca combatir el terrorismo y no a naciones vecinas”, resaltó una fuente de la Casa de Nariño, al explicar la negativa del Gobierno a ir a la cumbre, que incluye al canciller Jaime Bermúdez pero contempla la asistencia de un funcionario de menor rango.

En declaraciones publicadas hoy por la revista colombiana “Ahora”, Uribe aseguró que “Colombia nunca fue un país agresor de la comunidad internacional” sino que “recibió agresión del terrorismo interno”.

El mandatario aseguró que el acuerdo que negocia con Estados Unidos para que militares estadounidenses operen en las bases de Apiay, Palanquero y Malambo es una “colaboración práctica” de Washington o “una fase mejorada del Plan Colombia” para combatir “el gran problema del terrorismo interno”.

Ayer, tanto Bachelet como Lula resaltaron su respeto por los asuntos internos de otras naciones, pero alertaron sobre la inquietud que genera este acuerdo en los países de la región.

“Respetamos la soberanía internacional y las decisiones de cada país, pero en la reunión (de Quito) vamos a ver cómo esas decisiones afectan al resto de los países, que estamos inquietos”, expresó Bachelet.

El Argentino.com

01/08/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario