America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

DUELO MILITANTE


Néstor Kirchner murió y generó un acto de militancia

“Néstor no se murió… Néstor no se murió …
Néstor está en las plazas,
Junto a las madres, a mí y a vos”
 

El pasado miércoles 27 de Octubre, decretado feriado con motivo del Censo Nacional 2010, me levante temprano, cosa rara en mi en día no laborable, con la intención de esperar al censista, como un acto de identificación con la necesidad de contribuir al éxito de la medida gubernamental tan denostada por los medios que inculcaban el miedo a abrir la puerta. No tuve que esperar nada, mi casa fue una de las primeras visitadas, así que a las 9:15 ya había cumplido.

Fue entonces que las letras catástrofe del canal de las tragedias me golpearon en forma impiadosa: “ha muerto Néstor Kirchner”. Tratando de consolar el llanto, mi incredulidad no entendía cómo, si estaba en Calafate para censarse, si tenía tanta fuerza. Pero era verdad. Ahí recordé una frase que siempre digo, para morirse solo hay que estar vivo.

Me había levantado esa mañana para embroncarme con los medios de siempre por la noticias tergiversadas que seguramente darían sobre el censo y me encontré con el dolor enorme que la pérdida de ese hombre que a partir de 2003 me dio esperanza y me ilusionó.

Luego el pueblo, volcándose en las plazas del país, porque no fue solamente en Plaza de Mayo, donde por la distancia y el tener que trabajar la gran mayoría no pudimos ir. Se vio en todos lados el mismo sentimiento, el profundo dolor por la pérdida y el anhelo de continuar por el camino que Néstor impulsó.

Las frases mas escuchadas fueron “gracias Néstor” y “fuerza Cristina”. ¿Que significa esto en medio de tanto dolor expresado, tanto llanto volcado y tanto contenido por muchos que, como dice el tango, quisimos hacer realidad eso de “no me vas a ver tirado como vos te imaginas”?. Pero la sorpresa de todos fue que el dolor se transformó en militancia activa, ese “fuerza Cristina” significa “no aflojes”, “profundizá el modelo”. Se vio a muchos jóvenes copando las plazas y calles del país. Ya Néstor hace tiempo venia pregonando la necesidad de la militancia. Ese pueblo que brotó de las baldosas, que estaba invisibilizado ofreció un mensaje de disponibilidad para defender el modelo nacional y popular, la gran mayoría no militan, es mas muchos ni siquiera votaron por Néstor.

El dolor y el llanto se transformó en un acto militante, un acto militante con un único contenido: continuar con el camino que inició Kirchner. Pero esa masa humedecida por las lágrimas de los ojos de miles y por el cielo que se sumó, carece de formación política, salió a defender su derecho a un futuro digno en lo personal y en lo colectivo.

La tarea y debe ser un compromiso, es la formación de cuadros. Para eso hay que acercarlos a la militancia, solo un militante formado es capaz de asumir el desafío. Muchos demostraron su voluntad saliendo a las calles. La muerte del compañero Kirchner nos enfrenta una vez mas a la dura realidad que los lideres trascendentales del movimiento nacional son humanos y como tal, efímeros.

Se ha dicho mucho desde diversos sectores sobre la necesidad de unirse a la pelea militante y se ha pedido que se haga desde cualquier lugar político o ideológico. Esto es también otra mentira tendiente a restar, porque aquel que se considere comprometido con la causa nacional solo puede involucrarse desde el lugar que impulse ese camino y ese lugar no puede ocuparlo el sector comprometido con la reacción ni aquel que disfrazado de popular bajo el mote de “progresista” es nada más que la oposición a su majestad, es cosmética para que nada cambie

Es temprano para sacar conclusiones, pero es momento de vigilia. Estamos acostumbrados, desgraciadamente, al accionar de los poderosos y traidores, de afuera del movimiento y también de adentro. Por eso la conveniencia de la formación de cuadros militantes, que de la noche a la mañana, cuando sea necesario, sin llamados, sin convocatorias, inunde las plazas ante los hechos que sin duda generará el poder económico y los políticos adictos y cipayos de la oposición. Pero cuidado, conocemos muchas traiciones, no solo de Cobos. Cuando decía de la necesidad de la vigilia, en realidad me refería fundamentalmente a estar atentos al interior de nuestras fuerzas, no vaya a ser cosa que algunos ya empiecen a reunirse con los enemigos, con Héctor Méndez por ejemplo, o con Biolcatti, y terminen pactando No se trata hoy de treguas ni nada que se le parezca,  se trata de articular políticas, de continuar en el camino, sin debilidades, el enemigo no perdona, está al acecho para destruir todo lo logrado.

Néstor y Cristina militaron en épocas de cuadros militantes sumamente formados en la historia y el debate político e ideológico, era la generación que actuó en los 70, aquella que tantos enemigos denostan y quieren desterrar de la Argentina. Ellos no se equivocan, quieren el olvido de los 70 por una razón muy simple, solo la militancia organizada, formada y dispuesta a defender el modelo nacional y popular es el reaseguro de la vigencia de la justicia social

En los próximos días y semanas, tendremos oportunidad de visualizar un poco más claro el panorama. Algunas señales me parecen positivas, ver a la presidenta fuerte, segura, da confianza, otras no fueron tal, como alguno hablando de dar tiempo a la discusión del proyecto de distribución en las ganancias. La muerte temprana, inesperada o no, hizo fluir de la nada a los convencidos, a los militantes y a los que vieron peligrar las conquistas y el futuro. Los cuadros formados políticamente saldrían hoy a hacerse oír y exigir ninguna tregua o cosa que se le parezca. La 125 y el 28 de Junio de 2009, fueron aprendizajes. La presidenta no pactó, profundizo el modelo, sacó la ley de medios, la asignación universal, etc., llenó de contradicciones al mundo de los políticos obedientes del régimen neoliberal. Hoy se exige la profundización de las medidas de justicia e igualdad y la imperiosa necesidad de la formación de cuadros. Desde la calle, desde el pueblo, desde las fábricas, desde las escuelas, las universidades, desde el trabajo, debemos ofrecer nuestra militancia, debiendo ofrecer nuestra mente y cuerpo.

Cuando muere un héroe se transforma en mito y como tal en bandera, este puede ser el caso del compañero Kirchner, pero no debe quedar en el significativo estandarte de marchas o manifestaciones, sino transformarse en la herramienta de motivación de la pelea que el encaró, sin vueltas, sin marcha atrás,

Cristina debe escuchar nuestro apoyo, pero las palabras no bastan, la acción es imprescindible, ella es el símbolo de la transformación, es la que se animó contra la reacción oligárquica, es la que merece y justifica la confianza popular. Hoy, con Cristina, con la bandera de Néstor, NO PASARAN debe ser el compromiso

 

Javier Fernández

30/10/2010 Posted by | General, Historia, Reflexiones, Sociedad y Cultura | , , , , , | 1 comentario