America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Rafael Correa : “América Latina no vive una época de cambios, sino un cambio de época” – RT


Rafael Correa a RT: “América Latina no vive una época de cambios, sino un cambio de época” – RT.

04/12/2011 Posted by | Economía, General, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Estamos construyendo el ¨nuevo mundo¨


Cronicon Virtual :: Sitio Web Oficial.

02/12/2011 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Argentina. Agencias de seguridad, un negocio descomunal: La industria de los represores


martes 21 de septiembre de 2010


PRENSA DE FRENTE

“La gente sin miedo no contrata servicios de seguridad”, afirma el abogado Gabriel Lugones para señalar la lógica perversa de un negocio que ha crecido en forma brutal en las últimas décadas. “El mercado para la venta de seguridad privada es la existencia del delito. Mientras que un cana del Estado gana haya o no haya delito, un privado no vende el servicio si no lo hay. La llamada sensación de inseguridad es funcional a que las empresas existan y multipliquen sus contrataciones”.

El tema aparece como preocupación de la Organización de los Estados Americanos –órgano de insospechada parcialidad a favor el campo popular–, que en un reciente informe plantea que “la seguridad es un bien público y es, además, responsabilidad principal del Estado. (…) En los últimos años, sin embargo, el aumento de la industria de seguridad privada ha puesto en duda este principio. En la mayoría de nuestros países el número de vigilantes privados tiende a ser mayor que el de los policías. En algunos casos, incluso, con capacidad de porte de armas de mayor poderío que aquellas que son utilizadas por los policías”. La OEA estima que en el continente americano hay 4 millones de personas contratadas por la industria de la seguridad privada que “cuentan con limitada formación para la resolución pacífica de conflictos y aún menor para la utilización efectiva de armas de fuego. La informalidad en esta industria es también preocupante (…) Cuentan con salarios mínimos, nula protección personal o coberturas de salud, enfermedad o muerte”. La “gravedad de la situación” incluye, además, la privatización de la guerra.

El negocio crece entre el 20 y el 25% anual, y no se detiene cuando la economía se estanca, sino todo lo contrario. En Argentina se calcula que hay unas 1800 y 2000 empresas en el país, que emplean unos 200.000 vigiladores, pero no hay disponible información actualizada y confiable. Además, el trabajo en negro complejiza el tema. “Existen innumerables casos en los que menos del 10% de los guardias de una empresa está habilitado para desarrollar su labor”, comenta Martín Medina, investigador de la Universidad Nacional de Misiones y autor del libro Quién custodia a los custodios.

Un poco de historia

Las primeras policías privadas surgieron a mediados del siglo XIX para proteger empresas. En nuestro país, el caso paradigmático es el de la firma anglosajona La Forestal, que explotó millones de hectáreas de quebracho en el Chaco. Además de tener bandera y moneda propia, La Forestal tenía su propia “gendarmería volante”, conocida como “los cardenales”. En los años veinte, cuando los trabajadores se rebelaron contra las crueles condiciones laborales, esta fuerza y otras formaciones parapoliciales causaron centenares de muertos. Similar actuación de agentes privados se registró en la metalúrgica Vasena durante los hechos conocidos como la semana trágica (1919).

Pero el mercado de la seguridad fue pequeño hasta principios de los ´70, cuando se sancionó una Ley de Seguridad Bancaria que estableció nuevas normas para la gestión del dinero y habilitó el negocio en el que la empresa Juncadella adquirió una posición dominante. Pocos años más tarde se beneficiaría también con la reforma del correo promovida por Videla, cuando los Juncadella estaban asociados con Heberto Juan Gut Beltramo, titular de la española Prosegur, una empresa que hoy cuenta con 70.000 agentes en todo el mundo y sólo en la primera mitad de este año facturó más de 1.200 millones de euros.

Hoy convertida en una de las más grandes transnacionales de la seguridad, esta empresa fue fundada en 1976, semanas después del golpe en Argentina. Tres años más tarde absorbería a la Sociedad Anónima de Servicios de Seguridad (SASS), creada en España por el Brujo José López Rega. Al parecer, los vínculos de los represores con el negocio de la seguridad tienen larga data.

En Argentina, la dictadura demostró explícitamente su interés por las agencias. El mismo 24 de marzo de 1976, antes incluso de designar al Presidente, se sancionó un decreto de Habilitación de empresas de seguridad personal. “En el 82, después de Malvinas, los militares y sus socios civiles armaron diversas experiencias para hacer un repliegue ordenado. Crearon las agencias de seguridad privada. O ya existían, pero las consolidaron. Y las agencias se convirtieron en el reservorio de buena parte de todos estos tipos”, explica el sobreviviente de la ESMA Víctor Basterra.

Según un estudio presentado por los sociólogos Alejandra Beccaria y Federico Lorenc Valcarc, el 90% de los directores técnicos de las agencias tienen un pasado policial o militar. Suele tratarse de agentes que se retiraron de su fuerza acusados de corrupción o prácticas ilegales. Aunque no siempre han sido exonerados: muchas veces se retiran al iniciarse un sumario, lo que evita que queden constancias. El 10% restante, en muchos casos son familiares o testaferros. “Son los despedidos de la policía estatal”, sintetiza Gabriel Lugones, un abogado que trabajó como inspector de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad. Y se indigna más ante la participación de militares: “Acá hay una cultura de que cualquier tipo con arma ayuda a combatir la inseguridad. Se confunde lo que es agarrar a un ladrón con hacer la guerra contra Gran Bretaña. Creer que las Fuerzas Armadas sirven para combatir el delito, no sólo es facho: es una burrada. Son actividades que no tienen nada que ver, aunque en las dos haya armas”.

Por otra parte, la actividad está mal regulada y escasean los controles. El Estado se ha mostrado incapaz de frenar la proliferación de empresas ilegales y muy ineficiente en la inspección de las legales, que incumplen requisitos de capacitación, emplean a personal inhabilitado, etcétera. En octubre de 2002, el entonces presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigaciones (CAESI) declaró en el portal especializado Seguridad y Defensa: “Es más fácil abrir una agencia que poner un quiosco”.

Nido de represores

“Muchos de los exonerados de las fuerzas armadas y de las policías provinciales por delitos de lesa humanidad supieron ´reciclarse´ como directivos técnicos de estas empresas, ya que se presentan como ´expertos de la seguridad´”, confirma Martín Medina. En febrero de este año, la recuperación de “nieto 101” sacó a la luz el caso de Víctor Alejandro Gallo, que durante la dictadura integró el batallón 601 y en estos tiempos actuó como dueño de la agencia de seguridad Lince. El apropiador de Francisco Madariaga Quintela -nació en 1977 en el hospital militar de Campo de Mayo- tenía además antecedentes delictivos por los que estuvo preso en los ´80, cuando participó del robo de una financiera y luego de la Masacre de Benavídez, donde fue asesinada una familia. Su empresa de seguridad fue fundadora de la Cámara de Empresas Líderes de Seguridad (CELSI), que fuera presidida durante sus primeros 12 años por el coronel retirado Jorge Luis Toccalino, hoy detenido por la Justicia federal de Necochea. En 2008, durante un cocktail por el 15° aniversario de la entidad, se hizo un reconocimiento a su figura, “verdadero impulsor y motor de la actividad”, “aunque no nos puede acompañar físicamente en esta celebración”.

Aunque el asunto se destapa de tanto en tanto con casos puntuales, éstos distan de ser excepciones. La edición de este mes de La Pulseada incluye un extenso informe sobre agencias de seguridad privada. En la investigación, la revista platense intentó sin éxito acceder a información pública. Ni la Dirección Fiscalizadora de Agencias de Seguridad, ni la Secretaría de Derechos Humanos (SDH), ni el organismo encargado de las normas vigentes sobre acceso a la información pública contestaron los pedidos. Una de las consultas refería a agentes, directivos o propietarios de empresas de seguridad privada que están o estuvieron involucrados en causas judiciales por delitos de lesa humanidad. Los registros existen. La SDH, a cargo de Sara Derotier de Cobacho, contestó una consulta similar hace tres años, en el marco de la causa federal referida a la desaparición de Jorge Julio López. En una carta fechada el 12 de marzo de 2007, Derotier adjunta una lista de 42 integrantes de agencias de seguridad que, según sus registros, “habrían actuado en el aparato del terrorismo de Estado”. Aclara que su secretaría no tiene la función de dictaminar inhabilitaciones, si no que se limita a informar. La lista de represores duerme entre miles de fojas de la causa López, que estos días cumple cuatro años sin aportar justicia.

22/09/2010 Posted by | General, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

¿Cómo negarse ante un pedido del imperio? – Atilio Borón


domingo 25 de julio de 2010


Uribe: función de despedida

Incondicional peón del imperio, Álvaro Uribe se despide de la presidencia de Colombia con una nueva provocación: la denuncia de la existencia de campamentos de las FARC en territorio venezolano.  Ni lerdo ni perezoso el Departamento de Estado salió a respaldar sin reservas la acusación formulada por Bogotá en la OEA, alentado por la supuesta “contundencia” de las pruebas presentadas por Uribe que denuncian al gobierno de Hugo Chávez por permitir la instalación de campamentos de la FARC y la realización …(clique abajo)
de diversos programas de entrenamiento militar de unos 1.500 efectivos de la guerrilla en territorio venezolano. El vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley,  declaró con singular insolencia que “Venezuela ha mostrado una conducta desafortunada e insolente” con su vecino y amenazó que si ese país “no coopera, Estados Unidos y los demás países obviamente lo tomarán en cuenta.”   Hay que recordar que desde 2006 Estados Unidos incluye a Venezuela en la lista de países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo.  En la misma línea se manifestó el Subsecretario Adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela, declarando que la denuncia hecha por Uribe era “muy seria.” Ambas declaraciones arrojan espesas sombras de dudas sobre las capacidades intelectuales de ambos funcionarios y, lo que es aún más grave, alimentan la sospecha de que por su afición a la mentira la calidad moral de ambos no parece ser demasiado diferente de la de Álvaro Uribe.

Es evidente que para los administradores imperiales cualquier cosa que convenga a sus intereses tratan de hacerla aparecer ante los ojos de la opinión pública como “seria y contundente”. Y son esos intereses los que movieron a la Casa Blanca a pedirle una última “prueba de amor” al gobernante colombiano pocos días antes de abandonar la presidencia. Como es de público conocimiento, el prontuario que la DEA, la CIA y el FBI han venido construyendo sobre Uribe por sus íntimas y prolongadas vinculaciones con los narcos no le permite al mandatario colombiano desobedecer ninguna orden originada en Washington, so pena de correr la misma suerte que el ex presidente panameño Manuel A. Noriega y terminar sus días en una cárcel de máxima seguridad de los Estados Unidos.[1] La disparatada denuncia de Uribe, un inveterado mentiroso, viene de perlas para impulsar la desestabilización que Washington quiere producir en vísperas de las cruciales elecciones venezolanas programadas para el 26 de Septiembre  y, a la vez, legitimar el impresionante programa de militarización que está imponiendo en América Latina, una de cuyas mayores expresiones ha sido la firma del tratado Obama-Uribe mediante el cual el país sudamericano cede al menos siete bases militares para uso de las fuerzas armadas de los Estados Unidos.  Por eso los personeros del gobierno norteamericano simulan que consideran “serias y contundentes” las pruebas que respaldan la denuncia de Uribe, sabiendo que no tienen asidero alguno y que son puro palabrerío y montajes fotográficos. Pero las mentiras son parte del discurso oficial de Estados Unidos, elementos imprescindibles para rodear con un halo de legitimidad los designios del imperialismo norteamericano, y esto por varias razones.

Mentiras porque, en primer lugar, si las FARC controlan cerca del 30 % del territorio nacional  (cosa que es archisabida en Colombia) no se entiende que sentido puede tener distraer nada menos que 1.500 hombres del teatro de operaciones, enviar a sus jefes a vacacionar en Venezuela y organizar 85 campamentos guerrilleros en el vecino país. Si  hay un político que miente sistemáticamente en nuestra región -¡y hay muchos!- Uribe se lleva las palmas: es en la propia Colombia  donde la crisis y putrefacción   del estado oligárquico permite que amplias franjas de su territorio, especialmente en las zonas selváticas,  estén contraladas por la guerrilla, los narcos y los paramilitares.  Diversas autoridades ecuatorianas comentaron luego del ataque que las fuerzas colombianas realizaron en su territorio que Ecuador no limita al norte con Colombia sino con una tierra de nadie controlada por las organizaciones descritas más arriba. Con una necedad sin límites Uribe acusa a sus vecinos de no hacer lo que él ha dado sobradas muestras de ser incapaz de hacer: controlar su propio territorio. Cerrando los ojos ante esta realidad Estados Unidos se monta sobre esta falaz denuncia para, desde allí,  acosar al gobierno bolivariano por su falta de colaboración en la lucha contra el narcotráfico, ocultando ante la opinión pública -¡con la complicidad de la “prensa libre”, por supuesto!- el molesto hecho de que el mayor exportador mundial de cocaína (y también de narcotraficantes) es la Colombia militarizada por Uribe y devenida gracias a su invalorable colaboración en un protectorado norteamericano.   Ante semejante cuadro de descomposición política, denunciar que las FARC  se instalan en Venezuela -¡y para colmo con el aval y la complicidad del gobierno de Hugo Chávez!- no pasa de ser una vulgar engañifa al servicio del imperio ; una acusación que carece por completo de entidad como para ser tomada mínimamente en serio. Es la calumnia que descerraja un personaje completamente inescrupuloso como Uribe. [2]

En segundo lugar, ¿cómo olvidar que Uribe fue el hombre que mintió alevosamente cuando sus fuerzas, apoyadas por las de Estados Unidos, incursionaron en territorio ecuatoriano aduciendo que iban en persecución de una columna de las FARC. Las pruebas demostraron que los guerrilleros  a los que supuestamente se perseguía luego de un enfrentamiento ocurrido en territorio colombiano estaban durmiendo -vestidos inclusive con pijamas- al momento de producirse el ataque y que, en consecuencia lo que tuvo lugar en Santa Rosa de Sucumbíos no fue un combate sino lisa y llanamente una masacre indiscriminada. Esta operación, realizada poco después de la medianoche del 1º de Marzo del 2008 fue realizada con el apoyo logístico y material de los efectivos norteamericanos estacionados en la base de Manta, los únicos que disponían de la tecnología necesaria y de aviones capaces de efectuar un bombardeo de asombrosa precisión en plena selva y en medio de la más absoluta oscuridad. Una muestra más de la enfermiza afición de Uribe por la mentira fue la historia montada en torno a la famosa laptop de Raúl Reyes, que en un prodigio tecnológico sin precedentes  sobrevivió indemne a un bombardeo que destruyó todo lo que había a su paso y cuyo disco rígido habría entregado valiosísima información sobre los profusos contactos de Reyes y las FARC con todos los enemigos de Uribe y Estados Unidos.[3]

Tercero, ¿cómo se le puede creer a un hombre que desde la presidencia de Colombia convalidó la acción de los paramilitares y del terrorismo de estado?  El 16 de febrero de este año la unidad de “Justicia  y Paz” de la Fiscalía colombiana publicó un informe en el que se revela que algo más de 4.000 paramilitares de las AUC, las Autodefensas Unidas de Colombia, aseguraron haber perpetrado 30.470 asesinatos en el período comprendido desde mediados de los ochenta hasta su “desmovilización” en 2003-2006. No sólo eso: la Fiscalía recibió además declaraciones de los paramilitares dando cuenta de 1.085 masacres, 1.437 reclutamientos de menores; 2.520 desapariciones forzadas, 2. 326 desplazamientos forzados y 1.642 extorsiones, además de 1.033 secuestros. Pese a este luctuoso record Uribe es considerado por sus mandantes en Washington como un campeón en la lucha por los derechos humanos.[4] En relación a esto, si el ansiado TLC entre Colombia y Estados Unidos no ha sido todavía ratificado por el Congreso  norteamericano es porque, tal como lo señala el conservador periódico colombiano El Tiempo, tan sólo en el año 2009 los paracos y las “fuerzas de seguridad” asesinaron a  40 sindicalistas, convirtiendo a Colombia en el país más peligroso del mundo para ese tipo de actividad. Sobre un total de 76 dirigentes gremiales asesinados en todo el mundo, el 52 %  de esos crímenes se perpetraron en un país al que Estados Unidos considera un ejemplar paradigma de la lucha por los derechos humanos y el combate al terrorismo.  La Central Única de Trabajadores de Colombia informó pocos meses atrás que desde 1986, año de su creación, 2.721 activistas y dirigentes de esa organización fueron asesinados por las “fuerzas de seguridad.” [5] Pese a ello, las credenciales democráticas de Colombia jamás fueron puestas en duda por Washington.[6]

Cuarto, el denunciante es nada menos que el responsable intelectual y político de la masacre serial  conocida con el nombre de “falsos positivos.” Tal como lo señalan distintas notas publicadas en Colombia por el Observatorio Latinoamericano, Cronicón, durante estos tres últimos años de gobierno de Uribe el balance es funesto. Se comprobó que las fuerzas militares ante el acoso del gobierno para que mostrara resultados concretos en la lucha contra la guerrilla el Ejército diseñó y ejecutó un plan criminal: recorrer las comunidades y aldeas más pobres del país ofreciendo trabajo a la enorme masa de desocupados y reclutando a un elevado número de indigentes, campesinos indefensos y jóvenes marginados, que luego eran asesinados a sangre fría y sus cadáveres se los hacía pasar como pertenecientes a guerrilleros ejecutados en combate para cobrar la recompensa establecida por el gobierno u obtener estímulos o ascensos en su carrera militar. Según estimaciones muy conservadoras estos crímenes de Estado, perpetrados cuando el futuro presidente de Colombia, Juan M. Santos era Ministro de Defensa,  superan los mil setecientos casos.[7] Otra faceta de esta criminal política mal llamada de seguridad democrática la brinda el hallazgo, dado a conocer el 16 de Febrero del 2010, “de la mayor fosa común de la historia contemporánea del continente americano, horrendo descubrimiento que ha sido casi totalmente invisibilizado” por los principales medios de comunicación de masas en Colombia y en el mundo.  “La fosa común contiene los restos de al menos 2.000 personas, está en La Macarena, departamento del Meta…(y fue descubierta ) gracias a la perseverancia de los familiares de desaparecidos y a la visita de una delegación de sindicalistas y parlamentarios británicos que investigaba la situación de derechos humanos en Colombia, en diciembre 2009.[8] Cabe añadir que esa zona había sido objeto de preferente atención por parte de las fuerzas armadas colombianas desde el 2005, con los nefastos resultados recientemente revelados.

Como ocurrió con todos los terrorismos de estado que asolaron la región en los años setentas del pasado siglo, los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus perpetradores tenían también un trasfondo económico. En el caso de la Colombia de Uribe, con su comparsa de sanguinarios esperpentos,  entre las corruptas fuerzas armadas, los paramilitares y el narco se repartieron millones de hectáreas que en su desesperado éxodo dejaban tras de sí los campesinos  desplazados por los bombardeos y masacres indiscriminadas a que estaban sometidos. Tal como lo expusiera Jomary Orteon Osorio, del Colectivo de Abogados de Colombia, en la conferencia del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU reunida en Ginebra a comienzos de Mayo de este año, la cifra de los campesinos desplazados ascendería a 4.500.000 y sus tierras fueron luego transferidas, con gran provecho para los encargados desalojarlos, a los terratenientes y el agronegocios, auspiciantes y cofinanciadores del paramilitarismo. En esa misma conferencia se estableció que pese a los “éxitos” del gobierno de Uribe el número de desplazados sigue creciendo a razón de 150.000 personas por año.  El Ministro de Planeación de Colombia, Esteban Piedrahita Uribe, jefe de la delegación colombiana en esta conferencia, no desmintió las alegaciones antes formuladas y se limitó a decir que “hemos confiscado 2.000.000 de hectáreas a grupos criminales que se apropiaran ilegalmente de esas tierras y ahora la justicia va a decidir la devolución a sus verdaderos propietarios.”[9] En todo caso, hay que subrayar que el cálculo del número de hectáreas expropiadas en esta salvaje re-edición del proceso de acumulación originaria que Marx describiera en su célebre capítulo 24 del primer tomo de El Capital está sujeto a fuertes controversias. Hay quienes sostienen que el número de hectáreas así transferidas asciende a 6 millones pero hay otros que fijan esa cifra en torno a los 10 millones. En todo caso, cualquiera que sea el número que finalmente se establezca más allá de toda duda, lo cierto es que la política de seguridad democrática si hay algo que efectivamente aseguró fue la expropiación de la masa campesina y la apropiación de las mismas por el capitalismo agrario.[10]

Este es el hombre que hoy levanta su dedo acusador en contra de la revolución bolivariana. Es evidente que lo suyo es una maniobra más, dictada por los estrategas del imperio, para acosar al gobierno de Hugo Chávez y para legitimar la política del “hard power” (poder duro) a la cual parece haberse vuelto más afecto Obama que su ignominioso predecesor, pese a que en las declaraciones oficiales y en los escritos de algunos analistas cercanos a la Casa Blanca, como Joseph Nye, se hable con insistencia de las ventajas del “soft power” (poder blando, o la diplomacia tradicional)  o el “smart power” (el poder inteligente, de la nueva diplomacia) sobre la brutalidad y elevado costo del primero. Sin embargo, el imperio insiste en el poder duro de su impresionante dispositivo militar: por eso las bases en Colombia; en Aruba y Curazao, a pocos kilómetros del litoral marítimo venezolano; las que se encuentran en El Salvador y en Honduras y, ahora, la autorización para introducir nada menos que 7.000 marines y toda clase de armamento, además de portaviones, helicópteros, buques anfibios, aviones de última generación, en la vecina Costa Rica. Por eso también la Cuarta Flota.  El gobierno de Uribe cumple así un servicio de extraordinaria importancia para facilitar los planes destituyentes del imperialismo: incapaz de proteger su frontera de 586 kilómetros con Ecuador, a la que destina apenas 8 minúsculos destacamentos militares, y mucho más incapaz todavía de hacer lo propio en los 2.216 kilómetros que tiene la frontera colombo-venezolana, convertida en una zona liberada para narcos y paracos, trata por todos los medios de crear las condiciones que justifiquen la intervención militar norteamericana en América del Sur;   en lo inmediato, mantener viva la tensión entre Colombia y Venezuela luego del recambio presidencial, evitar que Santos modifique la agenda de confrontación permanente con la revolución bolivariana instituida por Uribe y enlodar la cancha para que Chávez llegue desgastado y acosado internacionalmente a las elecciones de finales de Septiembre. Preocupado por su futuro y agobiado por el espectro de Noriega pudriéndose en una cárcel gringa o de una querella planteada ante la Corte Penal Internacional, Uribe se esmera hasta el último día de su mandato para mostrar su total sumisión a los dictados de los imperialistas. Por eso es importante desenmascarar al denunciante, y exigir la pronta intervención de la UNASUR para desbaratar los planes de Washington en Nuestra América. Este no es un tema para la OEA (que además no supo desbaratar la provocación uribista) sino para la UNASUR, que será puesta a prueba con este incidente. Es de esperar que esta naciente organización de los países sudamericanos actúe de inmediato, ya mismo, porque de lo contrario puede ser demasiado tarde para evitar las graves consecuencias de todo orden que tendría la consumación del proyecto belicista de los Estados Unidos, implementado por Washington y sus proxys latinoamericanos.


[1] Para quienes tengan dudas al respecto se les recomienda consultar al Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, cuyos documentos desclasificados se encuentran ahora en la George Washington University. El que nos interesa en este momento se denomina U.S. INTELLIGENCE LISTED COLOMBIAN PRESIDENT URIBE AMONG “IMPORTANT COLOMBIAN NARCO-TRAFFICKERS” IN 1991, y en su subtítulo se dice que el por entonces Senador, y hoy presidente de Colombia, se dedicaba a colaborar con el Cartel de Medellín en los niveles más altos del gobierno y era un estrecho amigo de Pablo Escobar y sus “narco-asesinos.” Ver en detalle éstas y muchas otras similares caracterizaciones sobre Álvaro Uribe en

http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB131/index.htm

[2] No se nos escapa el hecho de que a lo largo de una frontera como la colombo-venezolana (de más de dos mil kilómetros de largo y con escasos accidentes geográficos que permitan delimitar claramente el terreno)  narcos, guerrilleros, paramilitares, contrabandistas y delincuentes comunes, amén de gente normal y corriente,  pueda cruzar de un lado al otro sin el menor inconveniente. No existen fronteras herméticamente cerradas  en América del Sur, y eso lo saben mejor que nadie los narcotraficantes. Pero acusar a Caracas de tolerar o avalar el establecimiento de bases o campamentos de las FARC en territorio venezolano sólo habla de la absoluta deshonestidad de Uribe y sus patrones.

[3] Ver la abrumadora evidencia aportada por el estudio de Margarita Vallejo y Horacio López, El ataque de Colombia en territorio ecuatoriano : detrás de las palabras y los hechos (Buenos Aires: Ediciones del Centro Cultural de la Cooperación, 2009)

[4] Ver el informe en: http://www.telesurtv.net/noticias/ secciones/ nota/66984- NN/ex-paramilita res-colombianos- reconocen- haber-cometido- cerca-de- -30-mil-500- asesinatos/

[5] http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/asesinados-40-sindicalistas-el-ano-pasado-en-colombia-denuncia-organizacion-de-trabajadores_7120268-1

[6] A esta lúgubre estadística habría que agregar que bajo los ocho años del gobierno de Uribe se asesinaron en Colombia por lo menos a 27 periodistas, “por razones de oficio”, como dice un informe elaborado al respecto. Se trata de una estimación hecha por una fuente conservadora, impugnada por otras que aportan una cifra mucho mayor.

[7] Datos proporcionados en una entrevista realizada al director del Observatorio Latinoamericano, Fernando Arellano. Ver más antecedentes sobre el tema en el sitio web del Observatorio:   http://www.cronicon.net/paginas/cronicon_menu.htm

[8] Cf. http://www.publico.es/internacional/288773/aparece/colombia/fosa/comun/cadáveres; y también

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99507

[9] Ver más antecedentes de este tema en el sitio Web de la Cadena Caracol, 4 Mayo 2010 http://www.caracol.com.co/nota.aspx?id=1019108

[10] Datos que surgen de estudios e investigaciones realizados por el MOVICE, Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado: 4,5 millones de desplazados, cifras 2009:

http://www.movimientodevictimas.org/index.php?option=com_content&task=view&id=278&Itemid=64

Sobre la superficie agrícola expropiada, ver las cifras del año 2009:

http://www.movimientodevictimas.org/index.php?option=com_content&task=view&id=274&Itemid=69

http://www.atilioboron.com/2010/07/como-negarse-ante-un-pedido-del-imperio.html#more

29/07/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario

Chávez: “Me veo obligado a romper relaciones con Colombia”


22 de julio de 2010

Texto: MARGIONI BERMÚDEZ

CARACAS.- El presidente de la República, Hugo Chávez, dijo que se “ve obligado a romper relaciones con Colombia”, tras los señalamientos que el país vecino ha venido haciendo sobre la presencia de guerrilleros en territorio venezolano y que este jueves detalló ante la OEA.
“No nos queda por dignidad más que romper totalmente las relaciones diplomáticas con Colombia”, sostuvo durante una transmisión en la que saludaba al astro argentino Diego Armando Maradona, de visita en el país.

El Jefe del Estado dijo que se “ve obligado a romper relaciones con Colombia” y dijo:”Lo anuncio con una lágrima en el corazón, rompemos toda relación con Colombia”.
Afirmó que “el presidente Uribe atenta contra la paz del continente”. “El gobierno de Uribe cumple el rol que le asigna la extreña derecha yanqui. A mi me duele mucho, porque Colombia la llevo en el corazón, hasta la médula de los huesos me siento grancolombiano”, expresó.

Se refirió este jueves desde el palacio de Miraflores, a los señalamientos hechos por Colombia y reiteró que son “agresiones y un irrespeto” del “energúmeno embajador” de Colombia ante la OEA, Luis Hoyos. El Jefe del Estado exaltó la actuación del embajador de Venezuela en la OEA Roy Chaderton, a quien le correspondió responder a las acusaciones sobre la supuesta presencia de insurgentes en Venezuela.

“La oligarquía colombiana ha jugado a la división (…) Ojalá venga un Gobierno que cambie la posición guerrerista, irrespetuosa, agresiva del gobierno actual de Colombia”, afirmó.

El presidente se refirió a la incursión de Colombia a Ecuador y en la que resultó muerto en llamado número murió el insurgente Raúl Reyes.

“Es un mafioso el presidente de Colombia, se presta para cualquier cosa, es un mafioso presidente. Inventaron los falsos positivos, centenares de jóvenes de los barrios pobres de Medellín y Bogotá los mataban y luego los disfrazaban de guerrilleros”

PANORAMA.COM.VE.

22/07/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , | 1 comentario

Argentina: Países de la Unasur no asistirán a la ALCUE si se mantiene la invitación a Porfirio Lobo


martes 4 de mayo de 2010

Los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, reunidos hoy en Campana, Provincia de Buenos Aires, protagonizaron un firme y nutrido debate sobre la participación del bloque en la próxima Cumbre América Latina, el Caribe y la Unión Europea, que se realizará dentro de pocos días en Madrid, tras cuestionar la decisión de la cancillería española de invitar a la reunión al gobernante de Honduras, Porfirio Lobo.

“Se estarían irrespetando las decisiones de Unasur y de la OEA, dijo el presidente Luiz Inácio “Lula” Da Silva, quien asumió de manera firme como “una decisión unilateral” el no asistir al encuentro diplomático en Madrid, si España persiste en recibir a Porfirio Lobo en una instancia internacional, “como si nada hubiese pasado”.

Tras la intervención de Lula, siguieron posiciones de Uruguay, Bolivia y Venezuela, cuyos presidentes dejaron bien sentada la decisión de no asistir a la reunión, a menos que se retire la invitación a Honduras, cuyo gobierno fue desconocido por la Unasur, la OEA y gobiernos de todo el mundo, luego del golpe de Estado que sacó por la fuerza al presidente legítimo de ese país, Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009.

Otros mandatarios, entre los que se encuentra Argentina, propusieron mediar con la cancillería de España, para exigir garantías plenas al presidente Manuel Zelaya y hacer cumplir los Acuerdos de San José, pero puso también de manifiesto la intención de ayudar a regularizar “cuanto antes” la situación de Honduras.

La moción fue seguida por Chile, y más tarde apoyada por Colombia y Perú, estos dos últimos únicos países latinoamericanos que han reconocido al gobierno de Lobo, surgido de elecciones que la comunidad latinoamericana consideró ilegítimas, por haberse realizado bajo el mandato de un gobierno de facto.

Pero el uruguayo Pepe Mujica, quien asiste por primera vez a la Unasur, puso el punto de la discusión sobre este tema. “No importa el tiempo que nos tome, lo importante es que quede bien sentado que lo que pasó en Honduras no debe pasar como algo cotidiano”. “No estamos pidiendo mucho – dijo – solo la tolerancia mínima, que se le permita a Zelaya regresar a su país con plenos derechos”.

Perú y Colombia, convalidaron su reconocimiento unilateral a Porfirio Lobo y su gobierno, al manifestar que les resulta difícil desconocer el proceso electoral, al cual le confieren legitimidad plena, y el canciller colombiano, Jaime Bermúdez, asombró a los asistentes cuando expresó no tener conocimiento de los seis periodistas asesinados en Honduras desde el golpe de Estado. El ministro peruano, García Belaúnde, refirió que en su país los gobiernos dictatoriales del siglo pasado habían concluido con procesos electorales organizados por esas dictaduras cuando no soportaron más la presión social.

“Lo que no queremos es volver a esos tiempos, cuando los de la derecha se sentían con derecho de tumbar gobiernos de izquierda”, intervino el presidente venezolano Hugo Chávez, para cerrar el debate. Una vez más, pidió no ideologizar el tema de Honduras y exigió hacer respetar los principios democráticos del bloque. “Es que no podemos vivirlo más nunca”, dijo el mandatario, al sumarse a los planteamientos formulados por Pepe Mujica, “no importa el tiempo que nos tome”.

La discusión cerró con un acuerdo verbal, que propone consultar a España si se mantiene o no la invitación a Porfirio Lobo. “Si Lobo está, no vamos”, se escuchó fuera de micrófono una voz presidencial.

Argenpress

05/05/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Atilio Borón: “Uribe es el Caballo de Troya de Estados Unidos”


América Latina enfrenta un nuevo panorama geopolítico con la presencia norteamericana en Colombia. Borón explica la postura de los Estados Unidos y la militarización en la región, el panorama en Honduras, la situación de Chávez y el Amazonas.

Por Julio Ferrer

Es sociólogo y uno de los más destacados pensadores latinoamericanos. Acaba de obtener el Premio Internacional José Martí 2009 otorgado por la Unesco. Fue secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Actualmente dirige el PLED (Programa Latinoamericano de Educación a Distancia) y es titular de las cátedras de Teoría y Filosofía Política en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Entre sus numerosos libros se destacan “Reflexiones sobre el poder, el estado y la revolución”, “Consolidando la explotación, la academia y le Banco Mundial contra el pensamiento crítico”, “Socialismo siglo XXI ¿hay vida después del neoliberalismo? y “Crisis civilizatoria y agonía del capitalismo, diálogos con Fidel Castro” de reciente aparición. En esta entrevista reflexiona sobre el golpe cívico-militar en Honduras, las bases militares de EEUU en territorio colombiano y el nuevo escenario de América Latina.

Crisis en Honduras

Si el gobierno de los Estados Unidos prometió suspender todas las visas, cortar los fondos a los golpistas y no reconocer las próximas elecciones hondureñas de noviembre, ¿por qué todavía no ha declarado que la vida política de Honduras se ha transformado en una dictadura cívico-militar?

Sin ninguna duda, la brutalidad de los hechos lleva la marca indeleble de la CIA y la Escuela de las Américas. Un presidente constitucional- Manuel Zelaya- es violentamente secuestrado en horas de la madrugada por militares encapuchados y trasladado a una base militar norteamericana (la Soto Cano, en Palmerotas), una carta de renuncia apócrifa que se dio a conocer con el propósito de engañar y desmovilizar a la población –tal como se hiciera en el golpe contra Chávez- y que fue de inmediato retransmitida a todo el mundo por la CNN; la reacción del pueblo que sale a la calle a detener a los tanques y los vehículos del Ejército a mano limpia y exigir el retorno de Zelaya a la presidencia; el corte de la energía eléctrica para impedir el funcionamiento de las radios y la televisión, la censura a la prensa, todo para sembrar pánico y confusión. De todas maneras, los gobiernos de la región han repudiado al golpismo y la OEA se ha manifestado en los mismos términos, exigiendo la restitución inmediata de Zelaya. El presidente Obama debe saber que el golpe en Honduras sólo fue posible por la aquiescencia brindada por su gobierno. Pese a todo este cúmulo de evidencias, Washington se niega a hablar de golpe de Estado y a sancionar con toda severidad al nuevo régimen.

Además no es la primera vez que Estados Unidos intervienen en los asuntos políticos en Honduras para proteger sus intereses

Absolutamente. EEUU lo viene haciendo desde 1903, pero la gran invasión ocurriría en 1983, cuando el embajador de EEUU en Honduras era nada menos que John Negroponte, cuya carrera “diplomática” lo llevó a cubrir destinos como Vietnam, Honduras, México, Irak para, posteriormente, hacerse cargo del organismo de inteligencia llamado Consejo Nacional de Inteligencia de su país. No está de más recordar que durante los años ochenta las fuerzas armadas de Honduras fueron reestructuradas y reeducadas integralmente por la Escuela de las Américas. En Tegucigalpa se establecería la gran base de operaciones desde donde se monitorearon los actos terroristas realizados contra el gobierno Sandinista y se promovió la creación del Escuadrón de la Muerte (Batallón 316) que secuestró, torturó y asesinó a centenares de personas dentro de Honduras. Se brindó apoyo logístico y militar al ejército salvadoreño y a los paramilitares que combatían a la guerrilla del Frente Farabundo Martí. El presidente Obama no puede ignorar estos nefastos antecedentes. Lo que se le está pidiendo es que Estados Unidos deje de intervenir, que retire su apoyo a los golpistas, único sustento que los mantiene en el poder, y que de ese modo facilite el retorno de Zelaya a Tegucigalpa. La Casa Blanca dispone de muchos instrumentos económicos y financieros para disciplinarlos. Si no lo hace es porque no quiere, y los gobiernos y pueblos de América Latina deberían sacar sus propias conclusiones.

Álvaro Uribe: “Caballo de Troya del Imperio”

En un artículo reciente, usted sostiene que Uribe es uno de los principales narcotraficante de Colombia ¿Podría hacer una ampliación de ésto?

Hay un documento que se hizo público recientemente y que resume información que han venido compilando el     FBI, la DEA, y varias agencias de inteligencia norteamericanas, donde se demuestra irrefutablemente el vínculo que liga Uribe con el narcotráfico. En 2004, el Archivo Federal de Seguridad de Estados Unidos dio a conocer un documento producido en 1991 en el que se acusa al por entonces senador Álvaro Uribe Vélez de ser uno de los principales narcotraficantes de Colombia, referenciado como el hombre número 82 en un listado, cuyo puesto 79 ocupaba Pablo Escobar de Gaviria, capo del Cartel de Medellín y amigo de toda la familia de Uribe. El informe, que puede leerse en http://www.gwu.edu/%7Ensarchiv/NSAEBB/NSAEBB131/dia910923.pdf, asegura que el hoy presidente colombiano “se dedicó a colaborar con el cartel de Medellín en los más altos niveles del gobierno. Uribe estaba vinculado a un negocio involucrado en el tráfico de narcóticos en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia por su conexión con los narcos. Uribe trabajó para el cartel de Medellín y es un estrecho amigo personal de Pablo Escobar Gaviria… (y) fue uno de los políticos que desde el Senado atacó toda forma de tratado de extradición”. Y siguen unas series de acusaciones muy fundadas y probadas, a las cuales se agrega un cuantioso volumen de informaciones que todavía no han sido desclasificadas pero que demuestran los lazos indestructibles y comprobables entre Uribe y el narcotráfico. Esto para ni hablar de su probada vinculación con los paramilitares y su complicidad en el asesinato de miles de civiles en Colombia perpetrado por aquellos en los últimos años y que, entre otras cosas, motivara el bloqueo en el Congreso de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio firmado por George W. Bush y Álvaro Uribe hace ya algunos años.

¿Usted define a Uribe como “el Caballo de Troya del Imperio” en base a esta información?

Absolutamente. Su misión es ser el Caballo de Troya de EEUU dentro del cual penetrará la máquina militar norteamericana con el pretexto de combatir al narcotráfico. Si los norteamericanos le piden siete bases, Uribe pondrá siete bases. Si él llegara a reaccionar o rechazara los pedidos del Imperio, correría la misma suerte del “ex hombre fuerte” de Panamá Manuel Antonio Noriega, quien una vez cumplida con las tareas que le impusiera la Casa Blanca, fue derrocado y apresado por la cruenta invasión de 1989. Noriega fue encerrado en una cárcel de máxima seguridad y condenado a 40 años de prisión por sus vinculaciones con el cartel de Medellín. Eso les ocurre a estos personajes cuando dejan de ser funcionales a los intereses del Imperio. Es por eso que Uribe no puede oponerse a nada de lo que le pida. Y está decidido, si es necesario, en convertir a Colombia en un protectorado norteamericano.

Ahora se entiende porque Uribe intenta a cualquier costo conseguir que la Corte Suprema declare constitucional su reelección…

Claro, por eso Uribe está tan desesperado por obtener su reelección, en medio de un proceso plagado de ilegalidades, fraudes y sobornos. La mal llamada “prensa libre” que se rasga las vestiduras por las iniciativas de consulta popular sobre la reelección de presidentes nobles y patrióticos como Hugo Chávez, Evo Morales o Rafael Correa, no escriben ni una sola línea sobre el proyecto reeleccionista de un personaje del bajo fondo como Uribe, donde más de 70 personas involucradas en su campaña -sobre todo parlamentarios de su partido y altos funcionarios del gobierno- que se encuentran procesadas (y algunas ya condenadas) por la justicia colombiana por la comisión de toda suerte de ilícitos encaminados a facilitar la re-elección de Uribe.
Las bases militares norteamericanas en Colombia

¿Cuántas bases tiene EEUU diseminada por el mundo?

Según Douglas Chalmers, un especialista en este tema, el imperio tiene 872 bases y misiones militares a lo largo y ancho del planeta. Tal como lo dijera ese notable pensador estadounidense Noam Chomsky -a quien el poeta y ensayista cubano Roberto Fernández Retamar denominara “El Bartolomé de Las Casas del imperio norteamericano”- este inmenso dispositivo militar es el principal instrumento de un plan de dominación mundial solo comparable al que alucinara la mente patológica de Adolf Hitler.

Con respecto a las siete bases norteamericanas en territorio colombiano, el presidente Uribe las justifica “para librar una batalla contra el narcotráfico y el terrorismo”.

Es una excusa insostenible a la luz de la experiencia: según una agencia especializada de las Naciones Unidas los dos países donde creció la producción y exportación de amapola y coca son Afganistán y Colombia, ambos bajo una suerte de ocupación militar norteamericana. Y, por otra parte, si algo enseña la historia del último medio siglo de Colombia es la probada incapacidad de la vía militar para resolver el desafío planteado por las FARC. La solución a la crisis es política, no militar.

¿Dónde se instalarían las bases?

Las siete bases estarían localizadas en Larandia y en Aplay (ambas en el Oriente Colombiano); en Tolemaida y en Palanquero (en el centro de Colombia); en Malambo (sobre el Atlántico, en la costa Norte); en Cartagena, sobre el Caribe colombiano y la séptima en un lugar aún no determinado del Pacífico. El Congreso de EEUU ya aprobó la suma de 46 millones de dólares para instalar su personal y sus equipos bélicos y de monitoreo en la más importante de estas bases: Palanquero. En la actualidad ya hay en Colombia 800 hombres de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y 600 “contratistas civiles”-en realidad, mercenarios-pero los analistas coinciden en señalar que la cifra real es mucho más elevada que la oficialmente reconocida. También hay evidencia de que en el Perú de Alan García se han destinado algunos apostaderos navales como base de operaciones de la Cuarta Flota.

Con las bases funcionando en Colombia, ¿el objetivo inmediato es desestabilizar la revolución bolivariana de Venezuela? ¿Puede producirse un efecto dominó en el continente?

Con la entrega de estas bases, Venezuela queda completamente rodeada, sometida al acoso permanente de las tropas del Imperio estacionadas en Colombia, aparte de las nativas y los “paramilitares”. A ello habría que agregar el apoyo que aporta en esta ofensiva en contra en contra de la revolución bolivariana las bases norteamericanas en Aruba, Curaçao y Guantánamo, la de Palmerola, en Honduras; y la IV Flota que dispone de suficiente recursos para patrullar el litoral marítimo y penetrar en los ríos interiores de América Latina. También Bolivia y Ecuador. También Evo Morales y Correa quedan en la mira. En Paraguay, Estados Unidos se aseguro el control de la base estratégica de Estigarribia-a menos de cien kilómetros de la frontera con Bolivia- y que cuenta con unas de las pistas de aviación más extensas y resistentes de Sudamérica, apta para recibir los gigantescos aviones de transporte Galaxy con tanques, aviones y armamento pesado de todo tipo que utiliza el Pentágono. También tiene otra base, a cien metros de la frontera con Brasil (sí, cien metros), actualmente bajo el control formal de la DEA pero que, en realidad es una base militar. Está situada en la localidad de Pedro Juan Caballero, justo frente a la ciudad brasileña de Ponta Porá, en Mato Grosso do Sul. El plan es clarísimo: tienen completamente rodeada al Amazonas, que para los estrategos norteamericanos es una suerte de “tierra de nadie” que será ocupada por quienes tengan la capacidad técnica, logística y militar para hacerlo. No reconocen la soberanía del Brasil, y mucho menos de Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador o Bolivia sobre esa inmensa región, el pulmón del planeta Tierra.

En la reunión última del Unasur en Bariloche, ¿se pudo consensuar algo concreto sobre las bases de EEUU en territorio colombiano?

Si bien no se condenó ni se exigió el retiro de las bases norteamericanas en territorio colombiano-cosa que se podría haber hecho- Uribe tuvo que aceptar la creación de una Comisión del Consejo Sudamericano de Defensa con autoridad para visitar esas siete bases, inspeccionar su armamento, las tropas, los civiles-mercenarios contratados. Veremos si cumple. Evo Morales dijo una cosa muy interesante en Bariloche: si EE.UU. es un país tan democrático entonces debería aceptar la realización de un plebiscito continental para que los pueblos de Latinoamérica decidan si aceptan o no la instalación de bases extranjeras en sus territorios. Esta sería una interesante propuesta. De todos modos lo que hay que decir es que pese a su tono lavado la resolución de la UNASUR es importante, que el conflicto no termina aquí y que la disputa será muy larga y con incontables idas y venidas. Haber preservado la unidad de UNASUR y elaborado una declaración por consenso alienta a los distintos gobiernos democráticos de la región para seguir en la lucha contra la militarización desencadenada por la política estadounidense. Y, además, es un moderado revés para la política de la Casa Blanca, uno de cuyos objetivos es abortar a la UNASUR y a cualquier organismo regional que no cuente con su activa presencia.
El Amazonas: el objetivo estratégico de Estados Unidos

Lula y su gigante sudamericano ¿corre peligro también de caer en las garras del imperio?

Como dije antes, el objetivo inmediato es derrocar a Chávez, y con el efecto carambola acabar con Evo Morales y Correa. Pero el objetivo estratégico de largo alcance, es tomar el Amazonas.

¿Por qué?

Porque en el Amazonas se encuentra la más grande reserva de agua subterránea del planeta (sobre todo por su inmensa capacidad de recarga) que es el acuífero Guaraní, que compartimos Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. En la zona hay grandes ríos como el Amazonas, el Orinoco, el Paraná e innumerables afluentes, muchos de los cuales desembocan en la Cuenca del Plata. Esta es una región que los expertos consideran como la más rica del planeta por sus recursos naturales: agua, petróleo, gas, energía hidroeléctrica, minerales estratégicos, agricultura, biodiversidad, etcétera. Esas bases militares son la avanzada de una agresión militar orientada a apoderarse de esas riquezas, la que se desencadenará inexorablemente una vez que el imperio lo considere oportuno y necesario. Por lo tanto, sabemos que esto va a ocurrir; lo único que no sabemos es cuándo ocurrirá. Y Uribe es quien descaradamente ofrece a Colombia como la base territorial más importante para semejante plan de rapiña, aspirando emular en América Latina el papel que Israel desempeña en Medio Oriente.
-Ante este panorama, donde EEUU planea recolonizar América Latina y el Caribe, ¿qué posición tienen que tomar los distintos gobiernos democráticos de la región?
Ante estas amenazas los países sudamericanos tienen que reaccionar con mucha firmeza, exigiéndole a Estados Unidos archivar sus planes belicistas en Colombia, desmilitarizar América Latina y el Caribe y desactivar la IV Flota. Por su parte los gobiernos de la región nucleados en la Unsaur y el Consejo Sudamericano de Defensa deberían reforzar esta demanda mediante algunas iniciativas que claramente demuestren la seriedad de este reclamo: por ejemplo, una primera medida podría ser ordenar el inmediato retiro de las misiones militares y el personal militar estadounidense estacionado en nuestros países mientras no se reviertan las políticas belicistas del imperio. Luego se debería ir escalando meticulosamente estas medidas hasta forzar a Estados Unidos a abandonar sus pretensiones en esta región. Es difícil, sin duda; pero no es imposible.

Revista 2010

18/12/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Chaderton aseguró que en reunión de la OEA se caerán algunas máscaras


Chaderton indicó que las elecciones celebradas el domingo en Honduras, bajo un clima de represión y hostigamiento por parte de las autoridades de facto que convocaron los comicios, lejos de resolver la crisis del país, van a “intensificar a la resistencia frente a los intentos de ahogar a la mayoría de los hondureños que optaron por no votar”. En ese contexto, instó a la comunidad internacional a librar una batalla por la democracia.

TeleSUR _

El embajador venezolano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton Matos, aseguró este lunes que la venidera reunión del organismo en la que se debatirán los últimos acontecimientos de la crisis política de Honduras, “será una ocasión para observar la caída de algunas máscaras”.

Chaderton aseveró que durante el Consejo Permanente de la OEA que se realizará en Washington el 4 de diciembre, se observará “el desquebrajamiento de la hipócrita solidez que hemos mantenido durante cinco o seis meses, que sirvieron para que las fuerzas más poderosas del continente trabajasen en las sobras, en favor de las fuerzas de la ultraderecha y del golpismo en Honduras”.

Durante la reunión, “harán su aparición, esta vez sin máscaras, los esquiroles que han tratado de romper la evolución democrática de Honduras”, dijo Chaderton, en entrevista exclusiva a teleSUR desde Washington.

Informó que “se pretende que la OEA convalide una violación de sus propias normas democráticas (…) reconocidas internacionalmente”.

En este contexto, recordó que hace mucho tiempo en Cuba, se divulgó la frase, “con la OEA o sin la OEA ganaremos la pelea”.

Ante la reunión del viernes próximo comentó que: “Estamos preparados y expectantes para un buen debate dentro de la organización”.

El funcionario venezolano ironizó que el gobierno de facto “alcanzó ayer (domingo) el magnífico resultado de un 35 por ciento de participación de votantes, contra sólo el 65 de los que siguieron las  invocaciones del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya”.

De acuerdo al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de facto, órgano considerado como fraudulento, las primeras 4 mil 159 urnas escrutadas dieron como resultado 318 mil 960 votos, a favor del candidato conservador Porfirio Lobo  y 218 mil 358 votos al candidato del Partido Liberal, Elvin Ernesto Santos.

Por su parte, el Frente de la Resistencia contra el golpe de Estado, arrojó la noche del domingo cifras de un “mínimo del 65 al 70 por ciento” de abstención, “el más alto en la historia nacional, lo que implica que apenas votó un máximo del 30 al 35 por ciento del electorado”, indicó del organismo a través de un comunicado difundido.

Tras las elecciones, Chaderton indicó que “lo que se ve ahora es un panorama turbio”, pero resaltó que se mantiene la esperanza de que “las luces de la democracia puedan iluminar a Honduras”.

Consideró que desde que se ejecutó el golpe del Estado contra el presidente constitucional, Manuel Zelaya, “el diálogo ha servido para darle mayor oxigenación a los golpistas de Honduras (…) para darle en las sombras detrás de bastidores (…) seguridad de que todo va a ir como ellos esperan”.

El Gobierno de Estados Unidos, ha mantenido un discurso ambiguo con respecto a la crisis hondureña. Por una parte, asegura reconocer al presidente constitucional, Manuel Zelaya, y por otra, su vicesecretario de Estado para América Latina estadounidense, Arturo Valenzuela, garantizó que los comicios del domingo fueron “un paso adelante” y que Washington reconoce los resultados y al nuevo gobierno.

Por su parte, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró este lunes que está abierto al diálogo con Porfirio Lobo, “para construir democracia”. Al respecto, Chaderton expresó que “no entiendo el apresuramiento del señor Insulza de sostener una conversación con el Lobo”.

“El secretario general de la OEA, como todos los funcionarios internacionales, son empleados, en algunos casos, como el presente, de alto nivel, de los Estados soberanos que lo designan, por lo tanto no creo que esté investido de ninguna autoridad para anunciar diálogos en contra de lo que ha sido la línea de la OEA durante estos seis meses”, explicó el diplomático en entrevista exclusiva a teleSUR.

teleSUR /ld – MM

01/12/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

Venezuela voló narcopuentes en la frontera


COLOMBIA ASEGURA QUE ERAN PASOS PEATONALES Y ACUDIRÁ A LA OEA

Acusaciones de Bogotá son, para el vicepresidente Carrizales, una manipulación y una provocación.

Dos puentes colgantes sobre el río Táchira que servían para el tráfico de drogas y el contrabando fueron derribados, ayer, por el Gobierno venezolano, según confirmó el vicepresidente ejecutivo, Ramón Carrizales.

Sin embargo, desde Colombia, la tesis es que la voladura de ambos “pasos ilegales” es un atentado al derecho internacional, según la versión ofrecida por el ministro de la Defensa del vecino país, Gabriel Silva, para quien “los puentes destruidos del lado venezolano corresponden a pasos peatonales comunitarios, para visitarse, para trabajar”.

Bogotá aseguró que nuevamente llevará a Venezuela ante la ONU y la OEA por este caso, pero el vicepresidente Carrizales le salió al paso a la denuncia ratificando que Venezuela no voló ningún puente internacional sino vías improvisadas, ilegales, utilizadas por narcotraficantes y contrabandistas.

“Es una manipulación, una provocación. Quieren pasar de agresores a agredidos”, reiteró el vicepresidente venezolano quien denunció la actitud cómplice del Gobierno colombiano ante estas “narcopasarelas”.

Estamos obligados a defender nuestra soberanía, insistió Carrizales, mientras desde la guarnición militar de San Cristóbal, su jefe, el general de división Eusebio Agüero, coincidió en que se trató de un acto de soberanía.

Texto: Sirlene Araujo

El vicepresidente Carrizales dijo que eran pasos ilegales para el contrabando.

Venezuela derrumbó en una zona fronteriza con Colombia dos puentes ilegales que se destinaban al narcotráfico y contrabando, confirmó ayer el vicepresidente de la República, Ramón Carrizales.

“Cualquier pasarela improvisada o trocha que se utilice para entrar y salir de un país sin cumplir con los acuerdos entre ambos países, donde no está la presencia del Estado, es ilegal, son vías improvisadas, y por tanto nosotros estamos obligados a preservar la soberanía y hacer que se cumpla la ley”.

Previo a las declaraciones de Carrizales, el ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, dijo que los puentes destruidos eran las Naves y Chicoral, utilizados eran para paso peatonal que comunica a la zona rural de Ragonvalia (Norte de Santander) con la localidad venezolana de Las Delicias, a través del río Táchira.

A lo que el vicepresidente acotó que “no hay ningún puente fronterizo derrumbado. No entiendo por qué hablan de paso fronterizo, si estos deben tener el aval de ambos países”.

“Estas pasarelas improvisadas eran sitios utilizados para el narcotráfico y contrabando”, enfatizó.

También, el General Eusebio Agüero, comandante de la Guarnición militar de San Cristóbal, indicó que las pasarelas denominadas La Chita y La Leña fueron construidas de manera artesanal, “no estaban autorizados y se encontraban fuera de cualquier tratado internacional”.

Agüero explicó que efectivos militares destruyeron los pasos con explosivos ayer en horas de la mañana y señaló que “del lado colombiano lanzaron piedras y objetos contundentes en contra de la Guardia Nacional Venezolana”.

Ante la explosión de las pasarelas, el ministro colombiano Silva anunció que llevaría este caso a la OEA y a la ONU.

“Este es un hecho que representa una violación a la ley internacional y humanitaria”, aseveró Silva.

Carrizales le salió al paso y se preguntó: “¿De qué violación de derecho internacional estamos hablando?, pues esos pasos fueron destruidas en territorio venezolano, en ningún momento se pasó al territorio colombiano”.

Afirmó que “como es costumbre el Gobierno colombiano quiere convertirse en víctima y está desviando la atención sobre el verdadero problema que es el de la instalación de siete bases militares estadounidenses en su territorio”.

“Como siempre hay un intento de manipulación por parte de Colombia. Estamos ante una nueva provocación, una manipulación más de la realidad del gobierno de Colombia”, insistió el funcionario.

El ministro de Economía de Venezuela, Alí Rodríguez Araque, coincidió con el vicepresidente, al asegurar que realmente somos “nosotros somos las víctimas, así como en otros muchos hechos del fracaso de políticas como las de EE UU y Colombia en la lucha contra la producción de drogas”.

Rodríguez justificó la demolición de los pasos, ya “es una decisión “soberana de Venezuela. Por esas pasarelas ingresaban narcotráfico y paramilitares”.

Para el titular de la cartera económica, la acción por parte de Venezuela contrarresta algunas acusaciones que catalogan a su país como “facilitador el narcotráfico”.

Carrizales informó que 22 personas están siendo juzgadas actualmente por nexos con paramilitarismo. “Nosotros seguimos actuando”.

Panorama.com. ve

20/11/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

ALCA, las dificultades de enterrar a un muerto


12-11-2009


Alejandro Villamar

Alai-amlatina


Muchos recordamos la reunión de Mar del Plata, Argentina (noviembre 2005), como la gran derrota del proyecto imperial hemisférico del ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), pero poco o nada se ha mencionado acerca de que la vieja agenda del ALCA continúa promoviéndose y recreándose en las reuniones gubernamentales, empresariales o “civiles” del ahora llamado “Proceso de la Cumbre de las Américas”, fomentado desde la OEA.En estos cuatro años pasados se han realizado varias reuniones ministeriales “de las Américas” sobre importantes temas como defensa, competitividad empresarial, seguridad pública, e incluso, casi como en los viejos tiempos, una Cumbre de las Américas. Sin embargo, probablemente ninguna de ellas ha tenido tanta continuidad y mandato oficial como la recién realizada V Reunión de Ministros de Agricultura (Jamaica, Octubre, 2009).

Una reunión ministerial en la que pervive, con ligeros cambios, la misma estrategia hemisférica orientada y asumida en los tiempos del régimen de G.Bush: el Plan AGRO 2003- 2015 para la Agricultura y la Vida Rural en las Américas. Un plan con directrices generales y nacionales y con una secretaría técnica que recae en el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), asegurándole de esta manera continuidad a la orientación de la agenda neoliberal dominante de los agronegocios en el hemisferio.

Discursivamente, las reuniones bianuales de los ministros le dan actualidad al Plan y con ese fin se producen documentos orientadores e incluso propuestas semioficiales que prefigurarían los cambios o actualizaciones en las orientaciones del Plan que los ministros aprueban.

Antes de esta V reunión ministerial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el IICA prepararon un Resumen de Perspectivas de la agricultura y el desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009, en el cual por primera vez se asentaba la necesidad de dar un giro y prestar atención a la agricultura familiar, a la inversión orientada socialmente, a articulaciones empresariales dirigidas a fortalecer mercados locales, nacionales y regionales. Un cambio importante frente al acento ministerial de años atrás, de acentuar retóricamente el enfoque en el mejoramiento del ingreso, pero por la vía de los agronegocios, de las exportaciones, de la introducción del paquete tecnológico controlado por las trasnacionales, lo que en la práctica devenía en excluir a la agricultura familiar, campesina e indígena, es decir, a la mayoría de los productores rurales.

En ese mismo sentido de cambio, oportunamente se expresaron organizaciones sociales e intelectuales comprometidos con la sustentabilidad socio-ecológica que demandaban a los ministros: “La pequeña agricultura debe volver a recuperar su importancia en las estrategias de desarrollo agropecuario… Los pequeños agricultores deben ser uno de los pilares para un nuevo desarrollo rural””… el encuentro ministerial de las Américas debe volver a poner a los pequeños agricultores en el centro de un nuevo estilo de desarrollo rural, que no puede ser meramente empresarial o comercial, ya que deberá nutrirse de muchas otras dimensiones.”(OXAFAM, IPDRS, CLAES, octubre de 2009): Las añejas y justas demandas de las organizaciones campesinas e indígenas.

Sin embargo, en el Acuerdo Ministerial Hemisférico Jamaica 2009 para la Agricultura y Vida Rural en las Américas, (del 29 de octubre de 2009) no aparecen los cambios demandados por los asesores institucionales, ni mucho menos las demandas de las organizaciones sociales. Y aún peor, la reunión ministerial fue ocasión para elegir como nuevo director del IICA, a un distinguido e hiperactivo funcionario neoliberal mexicano que fungirá también como secretario técnico del Plan 2003-2015.

Un funcionario cuya trayectoria en México y en las negociaciones agrícolas internacionales ha dado muestras fehacientes de su fidelidad a los intereses corporativos del libre comercio, con evidente predilección por Monsanto y similares, y persistente opositor a las demandas campesinas e indígenas y ambientalistas. En el terreno internacional de negociaciones del Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad se le recuerda como saboteador de la propuesta de hacer vinculante el principio de precaución y de avalar acuerdos y arreglos bilaterales, regionales y multilaterales relativos a los movimientos transfronterizos intencionales con organismos vivos modificados. Conducta públicamente denunciada por las organizaciones campesinas y ambientalistas, por los académicos miembros del Consejo Consultivo Nacional de Bioseguridad que terminaron renunciando masivamente en señal de protesta, e incluso provocó una queja pública del Senado de la República.

En México, también entre otras acciones, fue promotor de la caricatura de ley de bioseguridad, de cabildero para que las empresas biotecnológicas obtuvieran los permisos de siembra de maíz transgénico (amenazando al centro de origen de cultivo tan importante para la agricultura campesina-indígena, como lo ha demostrado la Campaña: Sin Maíz No hay País), de promotor de la iniciativa de Ley de Recursos Fitogenéticos, encaminada a facilitar la biopirateria de semillas, y del conocimiento tradicional (finalmente frustrada por la protesta indígena y social), y de defender a ultranza la ley de agrocombustibles, y el TLCAN (NAFTA).

Otra conducta, poco conocida, de éste funcionario neoliberal, pero que ahora desde IICA, será sin duda bastante perceptible, es que fue uno de los entusiastas apoyos e instrumentadores de la Iniciativa Biotecnológica de Norteamérica (NABI por sus siglas en inglés) estrategia sustancial de la agenda trasnacional biotecnológica, adoptada en la Alianza de Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN), recién transformada en Caminos para la Prosperidad de las Américas, un disfraz más de la vieja agenda del ALCA.

Desde su nueva responsabilidad Víctor Villalobos, ex Coordinador de Asuntos Internacionales en la. Oficina del Secretario de Agricultura, México, podrá profundizar la línea de promover los intereses trasnacionales biotecnológicos, que un importante sector de IICA ha venido instrumentando desde el 2003, con el Programa Hemisférico de Biotecnología y Bioseguridad (PHBB) y del que por primera vez hace recuento (en español) en su informe “La contribución del IICA al desarrollo de la biotecnología y la bioseguridad”. (Informe de Gestión 2002-2008. pp 165-173) .

Con esos antecedentes fue elegido el nuevo director de IICA, y con ello se consolida y fortalece una de las facetas del IICA: funcionar como correa de transmisión de la dupla Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA)-Industria biotecnológica en el PLAN 2003-2015 de las Américas.

Así, las reuniones ministeriales siguen, el Plan 2003-2015 continua, la secretaría técnica del Plan queda abiertamente en manos de un cipayo de las trasnacionales. El cadáver del ALCA no terminamos de enterrarlo. Y no se sepulta completamente porque la agenda neoliberal sigue viva en no pocos funcionarios y tecnócratas de países latinoamericanos y del Caribe, y estos continúan inercial y activamente contraponiéndose a los esfuerzos de construcciones alternativas de países con gobiernos progresistas. Incluso, pareciera que aún en varios de esos gobiernos progresistas, actores político empresariales y académicos que se identifican con la política neoliberal actúan muy dinámicamente y siguen con la suficiente fuerza para continuar imponiendo el discurso desarrollista, el modelo de los agronegocios corporativos, y dándole aliento a un cadáver que no termina de ser sepultado.

¿Es hora de que la alianza de organizaciones campesinas, sociales, académicas y gobiernos progresistas del hemisferio terminen de incinerar al cadáver del ALCA-Agricultura?

Alejandro Villamar es Miembro del Secretariado de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC)

Fuente: http://alainet.org/active/34335

Referencias:

Las Cumbres de las Américas. OEA, disponible en: http://www.summit-americas.org/vp/intro_summit_sp.pdf

PLAN AGRO 2003-2015 Acuerdo Ministerial Hemisférico Jamaica 2009 para la Agricultura y Vida Rural en las Américas. Jamaica 29 de octubre de 2009. http://www.iica.int/Esp/prensa/Documents/Acuerdo_Ministerial_Jamaica2009.pdf

Resumen de Perspectivas de la agricultura y el desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2009. CEPAL, FAO, IICA http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/8/37598/ISPAespa%C3%B1ol_web.pdf

La pequeña agricultura debe volver a recuperar su importancia en las estrategias de desarrollo agropecuario. Una urgencia para la V Cumbre Ministerial sobre Agricultura y Vida Rural en las Américas. OXAFAM, IPDRS, CLAES. La Paz y Montevideo, 23 de octubre del 2009 http://www.agropecuaria.org/agropecuaria/AgroFamiliaComunicadoOxfamIPDRSClaes09.pdf

Los pequeños agricultores deben ser uno de los pilares para un nuevo desarrollo rural. Eduardo Gudynas, Asier Hernando y Oscar Bazoberry Chali. 26 octubre 2009 http://www.alainet.org/active/33969

Currículum vitae, y propuesta de Victor Villalobos. http://candidatomexicoiica.com/blog/?p=9

IICA´s Hemisferic Biotechnology and Biosafety Programm http://webiica.iica.ac.cr/bibliotecas/repiica/B0477i/B0477i.pdf

La contribución del IICA al desarrollo de la biotecnología y la bioseguridad. En Informe de Gestión 2002-2008. pp 165-173.

http://www.iica.int/Esp/dg/Documentos%20Institucionales/web%20informe%20espa.pdf

12/11/2009 Posted by | General, Medio Ambiente, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario