America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Argentina – Economía :: A la cola


Página/12 :: Economía :: A la cola.

21/04/2012 Posted by | Economía, General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

La ventana :: El espejo por Marta Riskin


Página/12 :: La ventana :: El espejo.

21/12/2011 Posted by | General, Justicia, Medios de Comunicaciòn, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

FILMUS: En un mes Macri vetó 10 leyes, “la mayoría de las leyes están vinculadas a los Derechos Humanos y sociales, y muchas específicamente a derechos de los usuarios y consumidores”.



En tres años de gestión lleva acumulados 71 rechazos

En un mes Macri vetó 10 leyes, la mayoría de temática social

Publicado el 6 de Febrero de 2011

Por Nicolás Eisler
El precandidato kirchnerista Daniel Filmus advirtió que eran iniciativas que implicaban avances en políticas públicas. El PRO había votado favorablemente varias de esas normas.

Desde principios de año Mauricio Macri ya vetó diez leyes promulgadas por la Legislatura porteña. El número en sí mismo no dice demasiado, salvo porque al menos 7 de esas normas están relacionadas con temas sociales, de espacio público o seguridad. En los casi tres años que lleva de gestión, el empresario ya rechazó 71 leyes.
Las cifras se desprenden de un informe que realizó el Centro de Estudios Porteños (CEP), que dirige el senador Daniel Filmus.
“¿Cómo puede hablar el ingeniero Macri de calidad institucional cuando sistemáticamente hace abuso o uso indiscriminado del recurso del veto?”, se preguntó el precandidato a jefe de gobierno del kirchnerismo. El senador agregó que “la mayoría de las leyes están vinculadas a los Derechos Humanos y sociales, y muchas específicamente a derechos de los usuarios y consumidores”.
A  los vetos denunciados por Filmus se sumó uno que tuvo gran trascendencia en los últimos días, el de la Ley 3706, de protección a las personas en situación de calle, que establecía el uso igualitario y no discriminatorio del espacio público, su uso y disfrute”, y reconocía “el derecho al acceso a los servicios por parte de todos los habitantes”. Esta ley había sido debatida por casi dos años en la Legislatura, y fue aprobada luego de los incidentes en el Parque Indoamericano que terminaron con tres muertos.
“Esto muestra el deterioro que está sufriendo la Legislatura porteña. No hay un compromiso con la discusión parlamentaria por parte del Ejecutivo. Sólo les interesa debatir sobre trapitos y aumentos impositivos”, criticó la diputada María Elena Naddeo, del bloque Diálogo por Buenos Aires.
La legisladora fue justamente autora de otro proyecto que quedó trunco por obra y gracia de Macri: un programa de inclusión laboral para jóvenes en situación de vulnerabilidad social, votado por unanimidad en el recinto.
Según explicó Naddeo a Tiempo Argentino, el programa había sido arduamente discutido en Comisión. “En el Ejecutivo argumentaron que no corresponde que la autoridad de aplicación sea Desarrollo Económico y tienen que ser ellos los que la fijen. Si hubieran querido que así fuera podrían haberlo dicho antes, tiempo no les faltó”, aseguró.
Desde el Ministerio de Desarrollo Social porteño, a cargo de María Eugenia Vidal, explicaron que solamente se vetó un artículo de la ley y prometieron que apenas comiencen las sesiones legislativas de este año enviarán otro que lo remplace para que pueda aplicarse la norma.
El ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra también reprobó el veto de leyes de “alto contendido social”, pero culpó de falta de compromiso a los legisladores del PRO. “Ellos votan para quedar bien, total el que después rechaza es su jefe”, afirmó Ibarra.
En el PRO optaron, en general, por evitar el tema. “¿Cómo puedo defender que voté una ley convencido y después mi jefe de gobierno la vetó? Disculpame, pero es imposible”, dijeron.
La excepción fue un legislador que prefirió mantener su nombre bajo reserva. “La mayoría de esas leyes salieron en las últimas sesiones, algunas tienen falencias técnicas”, justificó.
Respecto de por qué el Ejecutivo había vetado leyes votadas por miembros del partido, explicaron que “el PRO es una organización democrática y no verticalista, donde se permite pensar distinto”.
Filmus hizo otra lectura. “Esta actitud de Macri revela una fuerte señal de autoritarismo aún al interior de su propio partido” y agregó que “el veto a tantas leyes en tan poco tiempo es grave porque la mayoría de las iniciativas vetadas eran leyes sustantivas que significaban importantes avances en políticas públicas”. <

Tiempo Argentino

06/02/2011 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario

Ciudad de Buenos Aires La pelea por un tema capital – Eduardo Anguita


Publicado el 28 de Diciembre de 2010

Por Eduardo Anguita
Director de Miradas al Sur. 

El paisaje de la ciudad en enero será de tranquilidad. Pero, a no engañarse, los sectores más postergados, los del sur porteño, no sólo no se van de vacaciones sino que tienen los mismos o más problemas que el resto del año.

 

A diario, alrededor de 3 millones de bonaerenses ingresan a la Ciudad de Buenos Aires a trabajar. En ella, hacen infinidad de gastos. Un flujo incesante de turistas llega a Ezeiza y, antes de viajar a otros destinos turísticos, disfrutan de la Reina del Plata. En ella, hacen infinidad de gastos. Una cantidad de inmigrantes de países limítrofes se radican en Buenos Aires. Ellos también hacen infinidad de gastos. En la ciudad, además, están radicadas la mayoría de las casas centrales de las grandes empresas comerciales, financieras o industriales, y ellas también tributan al fisco porteño.
Una clave para entender por qué Buenos Aires es un tema capital es que todos esos gastos tienen distintas alícuotas del impuesto a los Ingresos Brutos. En promedio, cada compra le representa un tributo del 3% a la Ciudad. La recaudación de Ingresos Brutos es tan importante para las arcas fiscales porteñas que significan el 75% de los ingresos. Aunque la publicidad del PRO hable tanto de “los vecinos” de Buenos Aires, la ciudad está financiada por una cantidad de personas que no son, estrictamente, vecinos porteños. El coeficiente de recursos públicos de esta ciudad –que es, además, la Capital Federal– por habitante es muchísimo más alta que el de cualquier otra ciudad argentina. Tiene tantos recursos que prácticamente se autofinancia. Sólo recibe el 10% de recursos de la Nación, cuando el promedio de las provincias argentinas requieren del 50% de aportes federales. La mayoría proviene de impuestos coparticipables, pero otros son recursos que surgen de leyes especiales o de decisiones propias del Ejecutivo Nacional.
La Ciudad de Buenos Aires parece una joya. O lo es. Pero no en el sentido generoso de que funciona bárbara. En este caso, la metáfora sería que es una joya hecha con metales preciosos que cuestan sangre. Sangre que no es precisamente de quienes tienen que administrar el presupuesto. Mauricio Macri se queja de que la Legislatura no se lo vota. ¡Qué bueno sería un debate a fondo de la aplicación de los gastos! ¡Que bueno si, además, se le sumara el pésimo control que hace la oposición!
Los porteños –y quienes gastan la plata en Buenos Aires– se enteraron en estos últimos meses que la subejecución del Presupuesto de vivienda en 2010 fue tal que sólo se gastaron alrededor de 100 millones de pesos, mientras que dejaron de aplicarse unos 300 millones. Con cuentas de entrecasa, se trata de no menos de 3000 soluciones habitacionales que unas tantas familias se perdieron porque, deliberadamente, el PRO decidió no aplicar ese dinero. Estos días, Macri tuvo la peregrina idea de mandar a la Metropolitana al Rosedal… ¡por temor a que lleguen los ocupas! Algo similar pasó con los arreglos de las escuelas. Los secundarios tomaron algunos establecimientos y Esteban Bullrich, ministro de Educación, creyó que era momento de hacer las listas negras y vaticinó que llegaba la marea roja secundaria. Por suerte, la justicia frenó a Bullrich y no bien fueron los fondos, los pibes volvieron a clase. Terminó el año normalmente.
En el rubro publicidad, en cambio, se sobreejecutó presupuesto. Y las partidas para el rubro más jugoso –recolección de residuos– creció tanto que se multiplicó casi por tres desde que asumió el PRO hasta la fecha. Ni los porteños ni los no vecinos que llegan a la ciudad y gastan sus dineros pueden verificar en qué mejoró la calidad de la recolección de basura. El cartoneo sigue siendo una actividad que mueve a miles de trabajadores informales y a varios pícaros que arreglan con la policía –la Federal en este caso– y con punteros para hacer entrar camiones que carecen de autorización y que llevan a los cartoneros como ganado. Esos pícaros forman parte de una intermediación que deja al cartonero como mano de obra barata y les impide que las cooperativas de recolección sean tales. Ni hablar de la ilegalidad de los transportes de combis que llevan y traen a quienes se mudaron a barrios privados y deben viajar tres horas diarias para poder trabajar. El listado de caos organizado podría seguir. Sin embargo, el problema más grave que deja el PRO es la brutal desigualdad con que administra los barrios del sur porteño. Hay que decirlo, un sur que le dio muchos votos a Macri gracias al armado de la pata PRO peronista que en el último mes fue parte decisiva de los desmanes con resultado de muerte.
Verano porteño. El paisaje de la ciudad en enero será de tranquilidad. Se notará el éxodo a las playas. Pero, a no engañarse, los sectores más postergados, los del sur porteño, no sólo no se van de vacaciones sino que tienen los mismos o más problemas que el resto del año. A través de los medios ya se sabe que el oficialismo tiene, al menos, tres postulantes firmes para encabezar las elecciones. Se trata de Daniel Filmus, Carlos Tomada y Amado Boudou. Y que la presidenta no va a vetar a ninguno de ellos ni a quienes aspiren a sumarse a esa carrera  hasta que haya suficientes datos como para mostrar cuál de ellos expresa mejor al electorado porteño con chances para competir con el PRO.
Pero más allá de las virtudes o defectos que puedan tener los precandidatos, hay una serie de temas a considerar. Porque de lo que parece tratarse no es de figuras sino de tomar conciencia de cuáles son los caminos a seguir y, sobre todo, cuáles no. Los escollos no son pocos. El primero es que el jefe de gobierno puede fijar a voluntad la fecha de los comicios. Por ley, esta no podrá coincidir con la fecha de las elecciones nacionales. Y Macri la fijará en función de su propia alquimia: sea por las encuestas, los avances judiciales por las escuchas ilegales, o su ambición de quedarse con algo jugoso, que para él parece ser la Capital, ya que sus posibilidades de competir por la Casa Rosada parecen casi descartadas. Es decir, es todavía muy probable que Macri aparezca un día y anuncie, sin pedir permiso a nadie, una fecha temprana de comicios porteños.
Vale la pena recordar que en el mes de junio se votará por las comunas. Una elección en la que todo indica que crecerán los opositores. Aunque estén dispersos, en las comunas pueden hacer valer alianzas parciales o imponer su inserción. Es decir, si Macri adelanta la fecha, es posible que sea antes de las elecciones de comunas.
Otro tema importante es cómo resolverán los candidatos K sus posibilidades reales de hacer un buen papel por la jefatura de gobierno. Una es a través de encuestas y armado político. La otra es una interna abierta. La primera va en la dirección de consolidar el liderazgo de la presidenta, en el sentido de que sea ella quien dé la última palabra sobre quién es el candidato. La gran debilidad de esa modalidad es que la ciudad es un distrito esquivo y las posibilidades de ganar no parecen tan sencillas. De modo que cualquier resultado sería adjudicado rápidamente a Cristina. Una interna abierta parece una buena solución, pero no parece haber tiempo como para fijar reglas y fecha de realización, habida cuenta de la dispersión. Para conjurar las limitaciones y debilidades, nada mejor que redoblar las fortalezas: construcción de organización de base, militancia, articulación y compromiso. Eso es mística. Pero también inteligencia.  <

28/12/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , , , | 2 comentarios

Después de boicotear la sesión especial convocada por el oficialismo para tratar el Presupuesto 2011, la oposición hizo un papelón en la Comisión de Asuntos Constitucionales


 

La oposición hizo un papelón en la Comisión de Asuntos Constitucionales

Publicado el 18 de Noviembre de 2010

Por Felipe Yapur y Agustín álvarez Rey

Cuando el Frente para la Victoria, el GEN, el socialismo y Proyecto Sur estaban a punto de archivar la denuncia sobre supuestos sobornos en Diputados, la opositora Graciela Camaño le pegó un puñetazo al kirchnerista Carlos Kunkel.

Lo que comienza con polémica, al menos en los acontecimientos que conducen sectores de la oposición de Diputados, termina de manera escandalosa. La semana pasada, Elisa Carrió frustró el debate del Presupuesto al denunciar supuestos sobornos y aprietes desde el oficialismo. La consecuencia se conoció ayer, cuando el antikirchnerismo no prestó quórum y cayó la sesión impidiendo nuevamente el tratamiento. Pero si faltaba algo, durante la tarde, la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la peronista conservadora Graciela Camaño, no encontró mejor manera de terminar abruptamente la reunión que conducía  golpeando con el puño al kirchnerista Carlos Kunkel. El golpe llegó justo cuando el oficialismo y los bloques del GEN, socialismo y Proyecto Sur acordaron archivar las denuncias de las diputadas Carrió y las supuestas víctimas de los aprietes, Chyntia Hotton y Elsa Álvarez, por infundadas e improcedentes.
Era poco probable que el oficialista Frente para la Victoria (FPV) consiguiera los 129 diputados sentados en las bancas para intentar aprobar por segunda vez el Presupuesto. Les faltaron 12. El jefe de bloque, Agustín Rossi, habló para ese escuálido auditorio, aunque la oposición lo escuchaba por el circuito interno de TV. Calificó a la oposición de “irresponsable” por pretender imponerle al gobierno nacional un Presupuesto que prevé el 25% de inflación: “Tendrán que explicar por qué tanto palos en la rueda para Cristina Fernández. Expliquen por qué se esconden en cualquier subterfugio del reglamento para negarle el Presupuesto a la Argentina.” Consciente de lo que sucedería más tarde, en la comisión de Camaño, el jefe oficialista  advirtió al sostener que no iban a ser “cómplices de los complots sin fundamentos, no vamos a ser cómplices de los que se asustan cuando los llama un funcionario y no se asustan cuando los llama un empresario”.
La sala del Anexo donde se reunió la comisión quedó pequeña al momento de comenzar. Carrió, haciendo gala de su histrionismo, sorprendió primero pidiendo que le tomen juramento de decir verdad, pedido que rechazó por Camaño por inútil ya que sólo se haría en caso de ser una comisión investigadora. La chaqueña luego leyó su declaración. Nada aportó a la supuesta violación de los privilegios de la Cámara Baja. Se limitó a ventilar algunos detalles de la interna radical, desnudando que el alfonsinismo estaba dispuesto a votar, al menos en general, el presupuesto del FPV. Finalizó sin esperar repreguntas, acomodó su chalina del cuello y se esfumó por los pasillos.
Luego llegó el turno de Hotton, quien autorizó la lectura de su declaración testimonial ante la justicia. De ella surgió la primera y principal contradicción. No sólo reveló que no había sido “tentada”, sino que reconoció que ella llamó a la supuesta diputada que la había presionado. Es más, en ese texto decía que era la oficialista Patricia Fadel, quien a su turno dijo que Hotton le había enviado dos mensajes de texto a su celular antes de llamarla y que, obviamente, hablaron del Presupuesto. La cobista reconoció también que fue “invitada” por los lilitos Juan Carlos Morán y Patricia Bullrich, para que denuncie lo sucedido mientras Morán hacía uso de la palabra.
Si el testimonio de la cobista Hotton resultó frágil, el de la radical santacruceña Elsa Álvarez fue peor. Aseguró que “no existió ofrecimiento de dinero ni de ninguna otra índole”, y que sólo se sintió “perturbada” por las llamadas que recibió. Ante la fragilidad de los testimonios, entre los diputados opositores del GEN, Proyecto Sur y el socialismo ganaba terreno la idea de archivar estas tres cuestiones de privilegio. Hasta ese momento, el FPV se inclinaba, junto con la UCR, por archivar sólo el de Carrió, y dejar en un impas los de Hotton y Álvarez hasta tanto se resuelva la denuncia judicial. Margarita Stolbizer convenció al FPV sobre lo inútil que era la espera, porque los dichos de ambas diputadas daban cuenta de “situaciones emocionales” que no ponían en riesgo su condición de legisladoras ni sus fueros parlamentarios.
Este acuerdo puso en riesgo la intención de Camaño, quien pretendía mantener la polémica una semana más. Incluso buscó levantar la reunión a pesar de la insistencia de este grupo legislativo que ya habían juntado 19 firmas para el dictamen de archivo, entre los que se encontraba Kunkel, quien se quejaba airadamente por la actitud de la legisladora. Camaño, en tanto, dudaba entre irse o quedarse, miraba a los diputados de la Coalición Cívica como para que le dieran una razón para abandonar la sala. Decidió quedarse cuando Kunkel le recordó que su marido, el gastronómico Luis Barrionuevo, había “prometido falsamente que iba a dejar de robar por dos años y después siguió robando”. Cuando terminó la frase, la bonaerense ya estaba a su lado y le propinó una trompada con su mano derecha. Kunkel no reaccionó: sólo la aplaudió mientras sonreía. Camaño se retiró, pero no a su despacho, antes habló para la TV donde justificó su actitud: “Estoy cansada que me digan que soy la mujer de alguien.”

Tiempo Argentino

 

18/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , | Deja un comentario

DESPUES DE KIRCHNER, LA IMPLOSION DEL GRUPO AHHH…


 

La hipnosis terminó

La muerte de Kirchner no creó un vacío de poder en el Gobierno sino en el Grupo Ahhh…. Las boutades de Carrió y Reutemann, en sendas pausas del spa y el campo, dejaron castañeteando los dientes a sus respectivas coaliciones. Sin fuerza, cohesión ni proyecto enfrentan a un gobierno coherente, fortalecido por el reconocimiento popular a su líder muerto y la adhesión a su continuadora, por temor a cualquier cambio de rumbo.

Imagen: Télam y DyN.

Por Horacio Verbitsky

Las boutades de Reutemann y Carrió, en sendas pausas del campo y el spa, dejaron castañeteando los dientes a sus respectivas coaliciones.

La imponente eclosión afectiva producida en cuanto se supo que había muerto Néstor Kirchner actuó como el chasquido que despierta a un hipnotizado. La bruma de imágenes inducidas por sugestión se disipa y la realidad recupera su nítida primacía. La espuma de los días y la trivialidad del debate mediático, detrás del cual eran visibles los intereses, habían tendido un velo deformante, que desapareció en un minuto. Clarín ni siquiera tuvo tiempo de levantar el aviso transparente de un hipermercado que estaba en su portada on line y que durante varios minutos proyectó una salva de fuegos de artificio sobre la noticia de la muerte de Kirchner, como involuntaria celebración. La ruta de la emoción recondujo a la racionalidad perdida.

Un hombre ordinario

Unos minutos más tardó en instalarse la respuesta al nuevo escenario: como el primer día del gobierno de Kirchner en 2003, igual que al asumir Cristina en 2007 o como al conocerse los resultados del escrutinio de 2009, la condición pregonada para la gobernabilidad fue el consenso y la concertación con los intereses corporativos. Esta insistencia en torcer la voluntad del gobierno por medios insidiosos, es una muestra de impotencia de quienes no pueden imponer sin amenazas su propia agenda, por falta de fuerza, de cohesión y de proyecto. Kirchner tuvo la sagacidad de persistir en el rumbo trazado sin amilanarse por riesgos ni contratiempos. Esa obstinación en perseguir un objetivo claro por encima de las contradicciones inevitables de la acción política, la sencillez del discurso que repitió sin variar durante años y su coherencia con la práctica es lo que el país reconoció con demostraciones de amor y gratitud como no se recuerdan en muchas décadas, por parte de la multitud más diversa de la historia, donde los sindicatos obreros coincidieron con las minorías sexuales. Sólo la ceguera irremediable de quien no quiere ver puede confundir con necrofilia este diálogo profundo de una sociedad en mutación con el liderazgo que le permitió emerger. A los pocos días, comenzó una desaforada idealización. ¿Quién podrá llenar el vacío que deja tan enorme figura?, es el solapado subtexto que, una vez más, apunta a menoscabar a Cristina, reciclando la ficción de que él era el único poder real. El mejor ejemplo está en el título de la crónica del diario Washington Post, “Transición sudamericana: las dos mujeres que liderarán el futuro de Brasil y Argentina”. A ambas les vaticina “una transición difícil”, como si CFK recién se hiciera cargo de la presidencia, al mismo tiempo que la electa Dilma Rousseff. Kirchner sólo fue un hombre ordinario que, puesto en una situación extraordinaria, estuvo a la altura del desafío. No más, pero tampoco menos. Lo mismo vale para su esposa. Eso es lo que el pueblo celebró en Buenos Aires y Santa Cruz, con tristísima satisfacción.

¿Por qué cambiar?

Fueron una pareja sentimental y política, que compartió vida y proyecto. Y al pueblo jamás le fue mejor en décadas. La economía crece por encima del 9%; la relación deuda/PIB se redujo diez veces y es la menor desde el empréstito Baring de 1826; las reservas son las más elevadas de la historia; las relaciones con los países vecinos son estrechas y cooperativas, con Estados Unidos y Europa, cordiales y respetuosas pero en un pie de igualdad. Los jefes de la dictadura criminal están presos y son juzgados. La justicia funciona con independencia del gobierno, aunque no siempre de los poderes fácticos. La producción y las exportaciones agrícolas y de automóviles serán este año las mayores de la historia. El consumo crece a pesar de la elevada inflación, los salarios formales superan el IPC, la Asignación Universal por Hijo compensa la diferencia para los precarios, el desempleo cayó a 7,6% y sigue bajando. Los obreros de la multinacional francesa Renault, que presentó un nuevo auto, con 40% de piezas argentinas, aclamaron a la presidente. Son tan jóvenes como quienes colmaron la Plaza de Mayo y las calles porteñas para despedir a Kirchner. ¿Por qué debería cambiar Cristina una política que goza de tanta adhesión? Si ella se lo propusiera, hoy sería reelecta en primera vuelta, por mayor diferencia que en 2007, cuando dobló a la segunda fuerza.

La famosa crispación

Kirchner no está y CFK pasó los últimos días en la cumbre del G-20. Si el relato predominante fuera cierto, esto debería reflejarse en un clima de serenidad y concordia. Por el contrario, todas las contradicciones del Grupo Ahhh… asomaron como fracturas expuestas. Los efectos más deletéreos afectaron al Peronismo opositor, la Coalición Cívica Libertadora, el radicalismo, el socialismo y el PRO, donde se produjo una verdadera implosión. Una semana antes del 27 de octubre, José Scioli pedía proyectos y ofrecía cargos en el futuro gabinete presidencial de su hermano. Su trabajo junto a Francisco de Narváez no obedecía a que se hubiera distanciado del gobernador bonaerense, como acordaron simular: Daniel Scioli aspiraría a la presidencia y De Narváez lo acompañaría como candidato en la principal provincia del país. En el último diálogo con Scioli, Kirchner cortó camino y lo invitó a que compitiera con él en las primarias justicialistas. “Si me ganás yo te apoyo”, le dijo. Scioli protestó lealtad pero siguió con su plan de congregar al kirchnerismo y al peronismo disidente, sin confrontar con nadie. El espacio político para esa fantasía se le ha hecho minúsculo y no le queda mejor alternativa que la reelección en Buenos Aires. Pero esto ha desacomodado al Peronismo opositor. Como también desapareció en acción el vicepresidente Julio Cobos (beneficiario del mayor hit musical del año), De Narváez ha renovado los contactos con el senador Carlos Reutemann, quien pegó un portazo en las narices del ex senador Eduardo Duhalde y sus acólitos, quienes pretendían seguir como si nada hubiera sucedido. Reutemann estaba negociando con Kirchner un acuerdo para impedir que en Santa Fe volviera a imponerse el Pacto Radical-Socialista. Implicaba la elección en primarias justicialistas entre el diputado kirchnerista Agustín Rossi y el entenado reutemista Jorge Obeid. Para Kirchner, y para Cristina ahora, la condición era que el senador sojero apoyara la candidatura presidencial del FpV. La votación por el presupuesto fue una prueba ácida para esa amalgama: Rossi solicitó que los seis diputados nacionales que responden a Reutemann y Obeid votaran el proyecto oficial, a lo que se negaron. La confluencia de julio sólo es posible dentro de un acuerdo para octubre. De otro modo, sólo resolvería los problemas de Reutemann, lo cual no constituye una prioridad en Olivos. Otro tanto vale para Córdoba, donde siguen bien encaminadas las conversaciones con el ex gobernador José De la Sota, menos remilgado que Reutemann. En la Capital, los contactos se habían entablado con colaboradores de los más próximos a Pino Solanas. En combinación con CFK, Pino hasta podría ganar la jefatura municipal. El problema es que esto lo obligaría a despedirse de su regalada existencia, y además dispersaría su tropa, una sumatoria de microemprendimientos como los de Claudio Lozano, Humberto Tumini y Miguel Bonasso, siempre asidos de algún faldón nacional para no caerse del mapa. También se movieron las placas tectónicas en las cámaras patronales agropecuarias, cuya Mesa de Enlace pasó al olvido, dada la avidez de Eduardo Buzzi por reubicarse en la nueva situación. Hasta hace poco pretendía llegar a la gobernación de Santa Fe por el duhaldismo. Hoy pugna por la mera subsistencia, desprestigiado en todos los ambientes que supo frecuentar, y sólo anhela que le tiren un cable desde la nave oficial. ¡Hasta fue mencionado por Clarín, que no perdona, entre los operadores del FpV para la aprobación del presupuesto!

La implosión

El mayor escándalo lo produjo la jefa de la Coalición Cívica Libertadora, con su denuncia de un nuevo Pacto de Olivos. Los radicales nunca habían abjurado de la reforma constitucional de 1994, negociada entre su líder Raúl Alfonsín y el entonces presidente Carlos Menem. Sin embargo, a la sola mención de Elisa Carrió saltaron como si se tratara del peor insulto. Es cierto que estaban sensibilizados por la propia fractura que los partió al medio en la disputa por la presidencia del bloque, que ahora se repite en el Senado. También cruje la bancada macrista que, como animal de dos cabezas, se intercambia acusaciones cara a cara. Más sosegada fue la respuesta oficial ante el otro exabrupto de Carrió, acerca de una presunta “Banelco de Cristina”. Aníbal Fernández recurrió al mecanismo psicológico de la proyección y Rossi dijo que el escándalo de una denuncia sin fundamentos fue la única forma de impedir una derrota en la inminente votación presupuestaria. Lo confirmó la camaleónica asistente de Carrió, Patricia Bullrich, ex ministra de Trabajo de Fernando de la Rúa, al confesar que “si no denunciábamos, perdíamos la votación”. Ya las declaraciones de las diputadas Cinthya Hotton (macrismo evangélico) y Elsa Alvarez (radicalismo patagón) sobre llamados telefónicos habían sido interpretadas por la prensa de oposición como ofrecimientos de soborno, cosa que ninguna de ellas había dicho. Sería ingenuo, si no fuera perverso, suponer que una gestión semejante se haga por teléfono y sin una relación personal previa. La verdadera Banelco fue el traslado de 5 millones de pesos para pagar a senadores propios y ajenos por parte del secretario del Senado, no un diálogo político sobre la importancia de contar con un presupuesto para el último año de gestión. La denuncia es de tan extrema gravedad que no se entiende cómo las dos legisladoras omitieron su judicialización, obligatoria por el artículo 117 del Código Procesal Penal, ni accedieron a identificar quién o quiénes les ofrecieron qué cosa. En cambio, se propicia una investigación parlamentaria, en la que una vez más se buscará enlodar al gobierno, como ocurre desde el día en que Cristina juró el cargo. El Grupo Ahhh… y sus satélites de izquierda no escarmentaron con la ley previsional del 82 por ciento. Ese único éxito parlamentario que consiguieron en un año se les volvió en contra. Cuando CFK cumplió su promesa de vetarla no hubo una sola protesta de los presuntos afectados, mientras en Francia más de tres millones de personas paralizaban el país para reclamar por el aumento de tres años en la edad jubilatoria. Hacía falta un esfuerzo de voluntarismo y microclima para no percibir la valoración del gobierno que latía en las capas profundas de la sociedad y que salió a la superficie en cuanto la muerte de Kirchner hizo entrever el peligro de un cambio de rumbo.

De Buenos Aires a Seúl

“Esta presidente inteligente y luchadora como pocas, valiente como ninguna” (según la definición del nieto de uno de los grandes juristas del establishment liberal, que se refiere a ella como “la chica que nos gusta”) presidía al mismo tiempo la apertura de la mesa de Finanzas en la Cumbre Mundial del G-20 en Corea. Allí reivindicó sus políticas activas para superar la crisis financiera y sostener el empleo y el consumo. Mencionó la acumulación de reservas como defensa contra la volatilidad de los mercados, el pago con ellas de compromisos externos para invertir los recursos fiscales en la economía real y las restricciones al ingreso de capitales especulativos. “Las finanzas tienen que volver a la escala de la producción de bienes y servicios y tenemos que mejorar los salarios porque la gente tiene que consumir”, explicó. Para tirria de quienes no abandonan las catastróficas recetas del establishment, concluyó que en la Argentina “comprobamos que no puede crecer un sector a costa de que se derrumbe el resto de la sociedad”, y que esa enseñanza es aplicable a escala global. No es una conclusión presuntuosa. En Holanda, los economistas Servaas Storm and C.W.M. Naastepad, de la Universidad Tecnológica de Delft, acaban de publicar un artículo (“El costo de la desigualdad”) en el que analizan las consecuencias de la teoría de la tasa de desempleo que no acelera la inflación (o, por su sigla en inglés, la NAIRU), responsable de los espectaculares desequilibrios que culminaron con el colapso de 2007/2008. Para la NAIRU, que los autores equiparan con el ejército de reserva de desocupados de la doctrina de Marx, habría un desempleo de equilibrio, resultante del conflicto distributivo entre trabajadores y patrones. Su principal implicación es que los gobiernos y sus banqueros centrales no deberían promover el pleno empleo porque aceleraría la inflación. En consecuencia el mercado laboral debe ser desregulado, los estados de bienestar puestos a dieta y la posición negociadora de los sindicatos debilitada, de modo de reducir el salario real respecto de la productividad y mejorar la rentabilidad empresarial. Crecimiento e igualdad serían así incompatibles. Esta familiar descripción de lo que ocurrió en la Argentina del neoliberalismo está en la base de la crisis global. Al acentuarse la desigualdad y disminuir los ingresos del 90 por ciento de la población surgió un mercado cautivo de préstamos para mantener el nivel de vida de esos hogares. Al mismo tiempo se incrementaban los ingresos del 10 por ciento restante, origen de la sobreabundante liquidez que se depositó en fondos especulativos. Ese exceso de crédito no se utilizó para financiar el progreso técnico sino para la creación de nuevos e imaginativos instrumentos financieros, como la securitización de las hipotecas que, a partir de cierto punto, fueron insostenibles y pincharon la burbuja. Aunque la crisis haya emergido en el sector financiero, dicen los holandeses, sus raíces son más profundas y residen en el cambio estructural en la distribución del ingreso en los últimos treinta años. Para impedir la fragilidad financiera y la crisis es preciso “disciplinar a las empresas, los inversores y los mercados financieros”. Los autores proponen una toma de decisiones compartida a nivel de empresas, para desalentar la actividad especulativa y no productiva. “Un crecimiento más igualitario, traccionado por el salario y con baja desocupación, es crucial para impedir la acumulación de los excesos de liquidez que desencadenaron la actual crisis”. La alternativa a la NAIRU es el regreso a la regulación financiera y a políticas más equitativas de pleno empleo. Como si también volvieran de un sueño hipnótico, Storm y Naastepad enuncian algunas viejas verdades elementales. “El salario no es sólo un costo para las empresas (como supone la NAIRU) sino que mayores remuneraciones también producen beneficios macroeconómicos, como mayor demanda y más rápido aumento de productividad, mayor capacidad utilizada por las empresas y mayores ganancias”. Si aumentan la demanda y las utilidades también crecerá la productividad, por la inversión en nuevo equipamiento de tecnología más avanzada. Los mayores salarios, una fuerte protección legal para los trabajadores y su participación efectiva en la gestión de las empresas también motivarán a los trabajadores a comprometerse con las empresas a través de una mayor productividad. Además de los líderes de una docena de compañías globales, escucharon el mensaje de Cristina el presidente y vice de la Unión Industrial, Héctor Méndez y José Ignacio Mendiguren, los mismos que han liderado la oposición a todas las medidas que el gobierno adoptó en ese sentido y que ahora resisten, con el apoyo del Episcopado Católico, la participación obrera en las ganancias contenida en la Constitución desde hace 53 años. ¿Qué habrán entendido esas mentes obtusas, reacias al inevitable despertar?

Página 12

14/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

CANCION DE TVR A NESTOR KIRCHNER CANTADA POR FLORENCIA PEÑA Y CAMILO GARCÍA


10/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized, Videos | , , | 4 comentarios

EL INFIERNO ES POCO – El almirante y el cardenal – Horacio Verbitsky



Por Horacio Verbitsky

Por una ironía de la historia, ayer se murió el ex almirante Emilio Massera y debutó ante un tribunal el cardenal Jorge Bergoglio. Así volvieron a cruzarse la rama naval de la dictadura y la Iglesia Católica, en la ciudad de Buenos Aires, donde Massera montó su aparato de torturas y exterminio y en la que Bergoglio encabeza la principal diócesis del país. Uno y otro recibieron de la justicia argentina un trato reverente. 

Massera fue detenido por primera vez en plena dictadura, cuando el esposo de su amante no volvió de un paseo en el yate oficial del Comandante en Jefe de la Armada. A ese procesamiento se sumó el segundo en 1985, junto con Jorge Videla y Ramón Agosti. Por última vez de uniforme, se quejó ante la Cámara Federal de la veleidosa sociedad que le daba la espalda luego de haberlo consentido. Durante años rumió su mayor rencor contra los grandes empresarios, cuyos privilegios tuvo la ingenuidad de creer que compartiría para siempre. Indultado por Menem, recorrió canales de televisión prestando un servicio a la sociedad que muchos no valoraron en aquel momento. Su gesto tenso, la repetición de consignas vacías, el despecho y la amenaza en cada palabra, sirvieron para que los más jóvenes aprendieran de primera mano el horror. El señor de la ESMA volvió a caer en 1998, horas después que Pinochet en Londres, por robo de bebés y saqueo de los bienes de sus víctimas. Pero el proceso se suspendió porque en 2002 sufrió un derrame cerebral. La justicia de Roma, donde debía responder por la desaparición de personas de nacionalidad italiana, envió a la Argentina un perito médico. Su dictamen, en febrero de 2009, fue que fingía y que estaba en condiciones de enfrentar el proceso. Al mes siguiente se le realizó un nuevo peritaje argentino. El dictamen ratificó que Massera carecía de la posibilidad de comprender las resoluciones judiciales. Así lo certificaron incluso los peritos designados por las víctimas. Desde entonces, nadie volvió a molestar a uno de los tres jefes de la primera dictadura militar, quien vivió en su casa, con su familia, hasta su internación final. Murió de viejo, a los 85 años. Esa es la diferencia entre el terrorismo de Estado y el estado de derecho, en el que hasta el peor asesino goza de las garantías que en el apogeo de su poder negó a sus víctimas.

Bergoglio tuvo el privilegio de eludir la declaración pública en el tribunal que juzga los crímenes de la dictadura. En cambio los jueces aceptaron visitarlo en su arquidiócesis. Reconoció que en 1999 habló conmigo sobre el secuestro de sus entonces subordinados en la Compañía de Jesús, Orlando Yorio y Francisco Jalics. Pero dijo que nunca oyó hablar de la isla “El Silencio”, en el Tigre, propiedad del Arzobispado porteño, a la que fueron trasladados los prisioneros de la ESMA en 1979 para que no los encontrara la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Eso no es cierto, ya que en aquella entrevista Bergoglio me dio los datos precisos sobre el expediente sucesorio del solterón empleado de la Curia que figuraba como dueño de la propiedad. El papel manuscrito que me entregó se reproduce en esta página.

También negó haberse entrevistado en el Colegio Máximo con el obispo de Morón, Miguel Raspanti. Esto contradice el testimonio de la catequista de Morón Marina Rubino, quien estudiaba teología en el Máximo. Un mediodía, al salir de sus cursos, encontró allí a Raspanti. Marina sabía que sus profesores Jalics y Yorio y un tercer jesuita que trabajaba con ella en el colegio de Castelar, Luis Dourron, habían pedido pasar a la diócesis de Morón. Le dijo que los tres eran intachables, que no dudara en recibirlos. Raspanti le aclaró que la situación era más complicada. No podía recibirlos en la diócesis por “las malas referencias que Bergoglio le había mandado”. Estaba muy angustiado “porque en ese momento Orlando y Francisco no dependían de ninguna autoridad eclesiástica y, me dijo:

No puedo dejar a dos sacerdotes en esa situación ni puedo recibirlos con el informe que me mandó. Vengo a pedirle que simplemente los autorice y que retire ese informe que decía cosas muy graves”.

Bergoglio dijo a los jueces que cuando los curas fueron secuestrados mantuvo un diálogo duro con Massera, a quien visitó para salvarlos. También le preguntaron por su visita a la Cancillería al pedir un trámite especial para la renovación del pasaporte de Jalics, una vez que quedó en libertad. Contestó que le había dicho al funcionario que lo atendió que Jalics estuvo detenido junto con Yorio, que ambos fueron acusados de guerrilleros pero que “no tenían nada que ver”. No es eso lo que dicen los documentos del archivo de Culto. Según el funcionario Anselmo Orcoyen, Bergoglio le dijo que Jalics tuvo “actividad disolvente en Congregaciones religiosas femeninas (Conflictos de obediencia)”. Fue “detenido en la Escuela de Mecánica de la Armada 24/5/76 XI/76 (seis meses) acusado con el padre Yorio. Sospechoso contacto guerrilleros. Vivían en pequeña comunidad que el superior Jesuita disolvió en febrero de 1976 y se negaron a obedecer solicitando la salida de la Compañía el 19/3. Ningún Obispo del Gran Buenos Aires lo quiso recibir”. Orcoyen añade que Bergoglio le comunicó esos hechos “con especial recomendación de que no se hiciera lugar a lo que solicita”.

Cuando en la megacausa ESMA se trate el secuestro de Yorio y Jalics, es probable que estos hechos vuelvan a ventilarse, pero en otros términos, y que Bergoglio no pueda acogerse a los privilegios que el Código Procesal Penal concede por su jerarquía a algunos testigos, pero no a los imputados. Tal vez entonces envidie las brumas mentales que aliviaron el final de Massera.

___________________________________________

Pidió parar el “verdugueo”

Luego de declarar ante la Justicia, el cardenal Jorge Bergoglio presidió la misa de apertura de la asamblea del Episcopado, en la que advirtió contra “la suficiencia”, “el imponerse con mal trato” y “el verduguear”, que consideró son formas de conducción que “dispersan” y “escandalizan” al pueblo, al proponer a los obispos que consoliden un estilo basado en la mansedumbre. “La mansedumbre no agrede ni menosprecia a ninguno. Como hija de la caridad, es paciente, es servicio, no es envidiosa, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, sino que se regocija con la verdad; todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”, subrayó. Bergoglio utilizó pasajes bíblicos para reclamar cambios de estilo. “Tengamos cuidado de no convertirnos en jefes y patrones al estilo de los que denuncia el profeta: ‘jefes que son leones rugientes, jueces que son lobos nocturnos que no dejan nada para roer a la mañana; profetas fanfarrones, hombres traicioneros; sacerdotes que han profanado las cosas santas y han violado la ley, e injustos que no conocen la vergüenza’”, precisó.

Página 12

09/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , | Deja un comentario

Una amplia mayoría confía en Cristina


Para tomar el timón de la economía nacional


Publicado el 2 de Noviembre de 2010

Según Ibarómetro, un 62,7% valora como “buena” o “muy buena” la situación económica. La presidenta acumula un 70% de imagen positiva.

La muerte del ex presidente Néstor Kirchner puso en evidencia lo que muchos pretendían negar. El modelo de crecimiento económico con inclusión social impulsado desde la llegada de Kirchner a la Casa Rosada y en vías de profundización durante la gestión de la presidenta Cristina Fernández cuenta con un fuerte respaldo popular. Un 62,7% calificó la situación económica actual como “buena” o “muy buena”, un 23,9% consideró que es “mala” y apenas un 6,8% dijo que es “muy mala”, según un sondeo de opinión realizado por Ibarómetro el jueves 28 de octubre a la noche. Asimismo, la mayoría (57%) se mostró confiada en que en los próximos 12 meses la situación económica del país estará “igual de bien” o incluso “mejor”. Sólo un 7,9% afirmó que estará “peor”. La muestra corresponde a 1000 casos del Área Metropolitana de Buenos Aires.
El respaldo a la gestión del gobierno en materia económica es significativo, especialmente cuando se lo compara a la exigua confianza que se tiene en la oposición para responder a los desafíos económicos que significa hacerse cargo del gobierno. En este sentido, seis de cada diez personas (63,6%) afirmaron tener “poca” o “ninguna” confianza en la capacidad de la oposición para resolver problemas económicos. Sólo el 8,8% dijo tener “mucha” confianza en la oposición.
Frente al supuesto de que era el propio Kirchner quien manejaba la economía nacional, el 50% señaló que debería ser Cristina Fernández quien tome, tras la muerte del ex presidente, el timón económico, mientras que el 21,6% expresó su confianza en el actual titular de la cartera de Hacienda, Amado Boudou.
Frente a estos resultados, la socióloga y presidente de Ibarómetro, Doris Capurro, señaló que “a diferencia del análisis realizado por algunos economistas, periodistas y dirigentes políticos, pareciera que ha habido un estallido de entusiasmo y de confianza en el manejo que la presidenta hará de la economía del país”.
El 38,6% de los encuestados dijo que el PJ es el partido político con mayor capacidad para resolver los problemas económicos de la Argentina, seguido de muy lejos por el PRO, que apenas logró el 10,6% de los votos, la UCR (7,2%), Proyecto Sur (3,8%) y la Coalición Cívica (2,2%).
Por otra parte Federico Aurelio, de la Consultora Julio Aurelio, señaló ayer en declaraciones radiales que un sondeo realizado durante el fin de semana a nivel nacional arrojó que la presidenta Cristina Fernández tiene una imagen positiva del 70%, mientras que la figura del ex presidente alcanza el 78%. La gestión de Cristina goza también de una extendida aceptación, que llega al 70%, mientras que otro sondeo de Ibarómetro demuestra que la presidenta tiene una intención de voto del 44,5%. <

Tiempo Argentino

02/11/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , | Deja un comentario

Mil flores


Publicado el 31 de Octubre de 2010

Por Roberto Caballero

Hay muchos que no comprenden lo que pasa. Acostumbrados a orbitar alrededor de los argumentos de Clarín, empresarios, opositores y hasta funcionarios, no logran explicarse por qué hubo verdaderas multitudes en las calles despidiendo acongojadas a Néstor Kirchner.
Lo que quizá les resulte difícil asimilar, es que el kirchnerismo, aun con sus claroscuros, es lo más parecido a lo que la sociedad pretende de la política después del “que se vayan todos”. Algunos querían volver a creer, y con Néstor y Cristina Kirchner pudieron hacerlo. Otros querían volver a sentirse acariciados por alguna política de Estado, y también lo consiguieron en estos años. Esta es una dimensión humana y espiritual ignorada por los analistas. Y, sin embargo, la gente que pasó junto al féretro en la Casa Rosada hizo eje en esas pequeñas grandes cosas de la vida, y en ninguna otra. No le reprochó el Indec, ni los lazos con Chávez. Le agradeció haber sido tomada en cuenta, cuando nadie lo hacía. Kirchner corrió los límites de lo posible. Donde no se podía, pudo. Restituyó derechos, a los tropezones, pero lo hizo. Y ese atrevimiento hizo que millones, aun sin definirse como kirchneristas, se permitieran soñar con algo diferente a lo que había.
Antes de morir, en sus últimos actos, pedía que apoyaran a Cristina y “que florezcan mil flores”. Los editorialistas de los diarios tradicionales creyeron que hablaba de colectoras y roscas electorales. A mí me parece que estaba por encima de esas coyunturas. Que, en realidad, estaba preparándose para partir. Y le hablaba al inconsciente colectivo de la sociedad, convocándola a defender lo conquistado en estos años bravos.
La respuesta la vimos estos días en las calles. Del subsuelo emergió una muchedumbre insospechada que generosamente rodeó a Cristina en su peor momento personal. La blindó. Este es el dato político insoslayable de estas jornadas.
“Que florezcan mil flores”, había pedido el líder.
Y la pucha que florecieron.

Tiempo Argentino

31/10/2010 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Solidaridad, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario