America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Mientras la OEA habla, Micheletti tortura



Si es una aberración que la tortura exista en el siglo XXI, es horrendo que cerremos los ojos ante ello” –Abel Pérez Rojas (1970-). Educador mexicano.

Por:     Roberto Quesada
Escritor y diplomático en resistencia.

Las declaraciones del  embajador de Brasil ante la OEA, Ruy de Lima Casaes e Silva, sobre los métodos de tortura que se están aplicando en Honduras, han causado estupor a la comunidad internacional.

Unas horas antes de que se reuniera la Organización de Estados Americanos en Washington, en Tegucigalpa, Honduras, el gobierno de facto, sus cabecillas Roberto Micheletti y Romeo Vásquez Velásquez, disfrutaban de un banquete de tortura prolongada contra el presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales, su esposa, otros funcionarios del gobierno hondureño y del gobierno brasileño, así mismo de todas las personas que se encuentran refugiadas en la embajada brasileña.

Por la mañana, haciendo mofa y alarde de sus dotes de torturador, el ministro de defensa de facto, Adolfo Lionel Sevilla, dijo a Radio Globo que el presidente Zelaya debería de dar gracias que le pongan música para que duerma. También aseguró que en Honduras había más paz y libertad que en otros países como México y Estados Unidos. Fue precisamente este funcionario de facto quien amenazó a los Estados Unidos que de no tener el apoyo de ellos, habría más droga ingresando al territorio del Tío Sam. Lionel Sevilla fue viceministro de defensa en el gobierno de Zelaya Rosales, y un fanático promotor de la Cuarta Urna. El anciano de facto enfatizó: ”En Honduras les ponemos música, en otros países les ponen bombas”. Sevilla es ni más ni menos copia fiel, de la misma manada, del portavoz policial, inspector  Danilo Molina, quien jura un video ser seguidor del presidente Zelaya en un noventa por ciento.

El embajador brasileño denunció que: ”Además, del lanzamiento de gas lacrimógeno, ondas sonoras y otros gases de efecto no identificado de los primeros días, se han sumado, según contó, ”torturas psíquicas” a través de potentes lámparas de luz que apuntan a las ventanas durante la noche y los intensos ruidos que impiden dormir y descansar a los funcionarios que están dentro.

Explicó que uno de los focos apunta directamente a la ventana de la habitación donde se encuentra Zelaya, que aunque está cubierta con revistas, papel aluminio y sacos de tela negra ”la intensidad de la luz es inaguantable”.

Otro foco apunta al garaje donde se encuentra el personal de la embajada, a lo que se unen las bocinas que tocan toda la noche y otros ruidos provocados por los policías imitando sonidos de animales para evitar que puedan dormir.” Asimismo recordó que el artículo 2 de la Convención Interamericana contra Prevención y Castigo de la Tortura recoge que anular la personalidad de la víctima o disminuir su capacidad física o mental aunque no causen un dolor físico o angustia psíquica ”también son tortura”.

Micheletti y sus secuaces, alérgicos a la lectura, es posible que desconozcan que existen leyes internacionales en las que los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles y  quienes los cometan pueden ser apresados y encarcelados en cualquier país. Allí está el caso de Pinochet, a quien los ingleses le quitaron muchos de los delitos, menos los que tienen que ver con los de lesa humanidad, dentro de los que sobresale la tortura.

Lesa significa agraviado, lastimado, ofendido: de allí que crimen de lesa humanidad aluda a un crimen que, por su aberrante naturaleza, ofende, agravia, injuria a la Humanidad en su conjunto. Y es justo esto lo que están haciendo los cabecillas Micheletti y Vásquez Velásquez, por supuesto, sin olvidar su colorida comparsa en las que desfilan seres como Lionel Sevilla. Estos, indudablemente, a medida en que profundizan en tortura y represión, así mismo van ubicándose en primera fila de los futuros condenados por las leyes internacionales.

Basta con leer este artículo, y sus incisos f y k, cualquier parecido con Honduras, es pura realidad:
En el art. 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional se prescribe:

”Crímenes de lesa humanidad

1. A los efectos del presente Estatuto, se entenderá por ”crimen de lesa humanidad” cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque:
f) Tortura; (…)
k) Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente graves sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física”.
A esto hay que agregarle que mientras la OEA hablaba, el gobierno de facto impedía a los manifestantes salir de la Universidad Pedagógica Francisco Morazán a las calles, lo que confirma que las garantías individuales en Honduras continúan suspendidas. Si bien es cierto que Radio Globo y Canal 36, Cholusat Sur, salieron al aire, también es cierto que lo hacen bajo amenaza de acuerdo presidencial de facto que le pone limitantes sobre lo que van a informar y/o comentar. Radio Globo funciona porque tenía equipo alternativo, Cholusat Sur lo está haciendo a duras penas, ya que el equipo ”confiscado” no ha sido devuelto a ninguno de los dos medios de comunicación.

Es secreto a oces en Honduras que el ”diálogo’ es otra de las falacias del gobierno de facto, que lo único que pretende es aproximarse a la fecha de las fraudulentas elecciones y a punta de fusil controlar a quienes pretendan manifestarse o boicotear unas urnas que, para muchos, ya están llenas de votos, porque, en Honduras, ante la apatía de los vivos, los muertos votan.  Y al muerto que se niegue a botar, es posible que Micheletti y Vásquez Velásquez amenacen con torturarlo. Así por las buenas, ¿quién no?

Roberto Quesada: escritor y diplomático en resistencia.

Nueva York 21 octubre 2009.

www.hondurasusaresistencia.com

24/10/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

Honduras: CARTA ABIERTA A l@s President@s de los Países del Continente Americano Al secretario General de la OEA A las Iglesias, Movimientos y organizaciones populares.



DIFUNDIR!!!


CARTA ABIERTA

A l@s President@s de los Países  del Continente

Americano

Al secretario General de la OEA

A las Iglesias, Movimientos y organizaciones populares.


Nuevamente surgen en el continente los golpes militares apoyados por el Pentágono y la CIA y los grupos de poder económico, eclesiástico y político que no quieren cambio alguno y están dispuestos a imponer nuevamente gobiernos dictatoriales en los países que intenten cambios estructurales y la conquista de la soberanía y autodeterminación de los pueblos.


Lo estamos viviendo en la República hermana de Honduras, víctima  de un golpe de Estado por las fuerzas armadas y sus aliados contra el gobierno del Presidente Manuel Zelaya, a quien detuvieron y expulsaron del país, encontrándose actualmente en Costa Rica.


El Presidente de Costa Rica, Oscar Arias asumió su responsabilidad en defensa del gobierno democrático hondureño al decir “que el golpe de Estado contra el gobierno hondureño es un gran retroceso”, y expresando su solidaridad con el pueblo hermano,  reclamando la restitución de Presidente Zelaya en su función presidencial.


Rechazamos el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya y reclamamos acciones urgentes de la OEA , y de los gobiernos en el continente para  respetar y restituir en sus funciones de gobierno al mandatario depuesto, sin imposición  alguna. Se debe juzgar y condenar a los militares golpistas y sus cómplices. No pueden quedar en la impunidad; son criminales que atentan contra la democracia y los derechos humanos del pueblo hondureño y dañan a todos los pueblos del continente y el mundo.


Reclamamos al Presidente de los EE.UU. Barack Obama, intervenir urgentemente para que se respete al pueblo hondureño y su  Presidente electo democráticamente.

Que repudie el golpe de Estado llevado a cabo por las fuerzas armadas hondureñas y sus secuaces.


Es hora que el gobierno de los EE.UU. cambie su política intervencionista en el continente latinoamericano y sepa respetar la voluntad de los pueblos. Las fuerzas armadas no actúan sin el consentimiento del Pentágono y de la CIA y la complicidad de empresarios, sectores eclesiásticos y políticos que siempre usaron y abusaron del poder para dominar al pueblo.


Esos sectores antidemocráticos pretenden imponer conflictos y guerras de baja intensidad en la región para defender sus intereses y evitar la soberanía y autodeterminación de los pueblos.


Reclamamos a la OEA , desconocer el gobierno golpista impuesto en Honduras. Desconocer al gobierno de facto y restituir en su cargo al Presidente elegido por el pueblo, Manuel Zelaya.

Pedimos a los movimientos y organizaciones populares del continente y de otros países solidarios:

* REPUDIAR EL GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

* RECLAMAR EL RESTABLECIMIENTO EN SUS FUNCIONES DEL PRESIDENTE MANUEL ZELAYA, SIN CONDICIONAMIENTO ALGUNO.


*RECLAMAMOS SANCIONAR A LOS MILITARES Y SUS COMPLICES; PARLAMENTARIOS, MAGISTRADOS, EMPRESARIOS Y ECLESIÁSTICOS,

QUE NO PUEDEN QUEDAR EN LA IMPUNIDAD


No podemos olvidar que quedan en el continente remanentes de fuerzas armadas golpistas, impregnadas de la Doctrina de Seguridad Nacional y con añoranza de las dictaduras que, en lugar de estar al servicio del pueblo, se han transformado en tropas de ocupación de sus propios pueblos, violando los derechos democráticos y los derechos humanos


No podemos olvidar que sectores antidemocráticos y golpistas  intentaron imponer  un  golpe de Estado, contra el gobierno legítimo del Presidente Hugo Chávez, de la República Bolivariana de Venezuela y gracias a la acción y apoyo del pueblo venezolano y la solidaridad internacional, fue restituido al gobierno y se logró derrotar a los golpistas.


Los magistrados del Tribunal Electoral, la Corte y el Congreso, deben actuar de acuerdo a la Constitución Nacional y respetar el llamado a la consulta popular sobre la Reforma Constitucional y las decisiones democráticas del gobierno.


NO PUEDEN AVALAR Y APOYAR UN GOLPE MILITAR CONTRA UN GOBIERNO CONSTITUCIONAL, SE ILEGITIMAN POR SUS ACCIONES Y PONEN EN PELIGRO TODAS LAS DEMOCRACIAS EN EL CONTINENTE,  AL APOYAR UN GOBIERNO DE FACTO, INMORAL E ILEGÍTIMO.


Por el derecho de los pueblos a su soberanía y autodeterminación decimos:

¡¡¡¡¡¡ NO A LOS GOLPES MILITARES. BASTA YA!!!!!!!


Los pueblos son los constructores de su propia vida y de su propia historia.


Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nóbel de la Paz


28 de junio del 2009

01/07/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , , , , | Deja un comentario