America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

Galasso sobre Venezuela: “Su lucha es nuestra lucha”


Miércoles 19 de Febrero de 2014 22:33

Bg9uHodCAAASI0y

En la vieja Argentina –semicolonia inglesa hasta 1945– nos enseñaron a ignorar a Venezuela, más aún, a rivalizar con ella: nosotros, mirando hacia el Atlánico, Venezuela ambicionando expandirse hacia la América Latina profunda.

Esto comenzó con Venezuela cuando Mitre, en las primeras páginas de su biografía sobre San Martín, inventa dos proyectos antagónicos: el argentino, liberar países para tornarlos independientes, el venezolano-colombiano, para unificarlos bajo su égida como Patria Grande. Y de ahí, la conclusión: siendo Bolívar un ambicioso, astuto e intrigante, y siendo San Martín “el santo de la espada”, el venezolano le habría “robado” la gloria de concluir la campaña libertadora y esta usurpación habría provocado su exilio, quedando el general argentino en Europa con rencor irredimible hacia Bolívar. Por tanto, como diría Mitre y su ministro Elizalde, “Argentina está más cerca de Europa que de cualquier país latinoamericano”, y diría luego el presidente Alvear cuando Sandino defendía la soberanía nicaragüense: “Nicaragua está demasiado lejos para que los argentinos nos preocupemos por su destino”.

Pero la verdad por fin se está imponiendo. Ahora sabemos que no hubo misterio en Guayaquil: que San Martín, boicoteado desde Buenos Aires por Rivadavia, traicionado por el Lord Cochrane y con graves disidencias en el Perú, comprendió que Bolívar estaba en mejores condiciones de dar el último golpe a los realistas, por lo cual prefirió dar un paso atrás –evitando una doble jefatura que acrecentaría la indisciplina– y se ofreció como segundo jefe de Bolívar, propuesta que el venezolano no aceptó con buen criterio, pues no podía entrar a Perú llevando por subjefe justamente al Protector del Perú.

Ahora sabemos también –porque lo testimonia la autoridad del historiador Ernesto Quesada– que San Martín admiraba a Bolívar y tenía, en su exilio europeo, tres retratos de Bolívar: un óleo que su hija pintó por encargo del propio Don José, un cuadro pequeño de Bolívar, enmarcado con diamantes, que este le regaló en Guayaquil y –lo cual es definitorio– una litografía de Bolívar, en la pared de su dormitorio, delante de su cama. Es decir, lo primero que veía al levantarse era el rostro de Bolívar, frente a él mudaba de ropa y al acostarse, lo último que veía era también el retrato del venezolano. Salvo que se quiera suponer el disparate de que sufría un grado extremo de masoquismo, los hechos demuestran que admiraba a quien había sido su compañero en el proyecto de la liberación y de la unificación de la Patria Grande, lamentablemente frustrado en el Congreso de Panamá, en 1826.

Por eso, en la vieja época, estigmatizado Bolívar, no podíamos conocer de modo alguno quién había sido el caudillo Ezequiel Zamora, ni tampoco admirar las canciones de Alí Primera. Ahora, la historia mitrista está derrotada –y no por el rosismo ganadero y bonaerense– sino por una concepción latinoamericana expresada ya en organismos como el Unasur y el CELAC, en el Mercosur y el Banco del Sur. Ahora sabemos que la lucha por la Revolución Bolivariana, que es también sanmartiniana, es una sola. Por ello se están alzando voces condenando los intentos desestabilizadores provenientes de la derecha venezolana asociada al imperialismo norteamericano. Pero es necesario insistir: no se trata simplemente de la solidaridad de los argentinos con la causa iniciada en Venezuela por ese extraordinario caudillo popular que fue el comandante Hugo Chávez Frías. No. Es algo más que el apoyo a una causa justa de un país hermano. Es la consustanciación total con el gobierno presidido por Nicolás Maduro, porque ya somos una Patria Grande en reconstrucción y su lucha es nuestra lucha y su enemigo es nuestro enemigo.

Desde esta óptica latinoamericana –la de los grandes libertadores y también la de Martí, la de Artigas, la de Ugarte y tantos otros– salimos a denunciar y condenar el intento golpista de que somos objeto los pueblos de América Latina en estos días, perpetrado por los vendepatrias alimentados por los dólares yanquis. Desde aquí, como integrantes de una misma Nación agredida, y ante el ¿Quién vive? del agresor, contestamos con las palabras de Manuel Ugarte, en 1913: “Respondámosles unánimes, con toda la fuerza de nuestros pulmones: ¡La América Latina!… A la intromisión en nuestros asuntos domésticos, opongamos la acrisolada honradez de gobernantes y gobernados. Digámosles a los yanquis: ¡No queremos tutores! ¡No deseamos padrastros! ¡Dejadnos vivir tranquilos en esta porción de nuevo continente: ¡La América Latina para los latinoamericanos! No consintamos más que ellos continúen. Pero si los angloamericanos persisten en sus ideas absorbentes, luchemos con el valor legendario de nuestra raza y que salgan de sus tumbas los manes de nuestros Libertadores y en forma de serpientes, estrangulen al enemigo maldito: ¡Viva la América Latina!”

22/02/2014 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Gob. de la Ciudad de Buenos Aires : Macri sigue sin pagar


MOVILIZACION DE ACTORES A LA LEGISLATURA

La última vez que el gobierno porteño dio la cara respecto de la deuda que desde hace dos meses y medio sostiene con los elencos de los teatros San Martín, Alvear, Regio, Sarmiento y De la Ribera fue hace quince días, cuando el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, se comprometió a saldar el déficit. Ni los reclamos del conjunto de los intérpretes, autores, directores, coreógrafos y demás asistentes, agrupados en la Asociación Argentina de Actores (AAA), ni las apelaciones de la actriz Malena Solda, que el fin de semana pasado cerró Marat-Sade informando al público que los contratos de los trabajadores teatrales no han sido renovados (por la incidencia del decreto 493/09, que requiere “extremar la utilización de los recursos humanos y técnicos actualmente existentes”), resintieron la sensibilidad del jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Por eso, los actores subirán la apuesta: la AAA realizó una convocatoria para un acto que tendrá lugar mañana a las 16 frente a la Legislatura porteña, para reclamar por la “falta de pago y las cesantías dispuestas” por el Ejecutivo porteño.

Son varias las obras afectadas por la demora en el depósito de los haberes de los trabajadores teatrales: además de Marat-Sade, cuyo elenco integran Lorenzo Quinteros y Solda, se cuentan Un hombre es un hombre, de la Banda de la Risa; Invenciones, protagonizada por Marilú Marini; Un poco muerto, con Laura Novoa; Coquetos carnavales, Medea y Mi vida después, entre otras. Recientemente, la AAA acusó al gobierno de Macri de “minimizar o llevar a la intrascendencia la gravitación y los alcances del Complejo Teatral de Buenos Aires, mediante el retaceo y recorte de las partidas presupuestarias que le fueron asignadas”, denuncia que, sumada a ola de cierres de centros culturales –la última ocurrida en el Plaza Defensa–, ha llevado a algunos actores a plantear analogías entre la mecánica de “limpieza” del gobierno porteño y la de la última dictadura militar, como la que realizó el dramaturgo Luis Cano en la última edición del suplemento Radar: “Macri tiene una imagen de limpieza similar a la que ejercían los milicos. La gente no está cobrando, no se firman los contratos y está en riesgo la continuidad de la programación”, dijo.

Página 12

25/08/2009 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , | 2 comentarios