America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

ES HORA DE CONOCER UN POCO MÁS LA REALIDAD – Fidel Castro Ruz


ES HORA DE CONOCER UN POCO MÁS LA REALIDAD
01_421
por Fidel Castro Ruz

Caracas, 22 Jul. AVN.- He rogado a los editores de Granma me exoneren en esta ocasión del honor de publicar lo que voy a escribir en la primera página del órgano oficial de nuestro Partido, pues pienso expresar puntos de vista personales sobre temas que, por conocidas razones de salud y de tiempo, no he podido plantear en los órganos colectivos de dirección del Partido y del Estado, como los Congresos del Partido, o las reuniones pertinentes de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En nuestra época los problemas son cada vez más complejos y las noticias se propagan a la velocidad de la luz, como muchos conocen. Nada ocurre hoy en nuestro mundo, que no nos enseñe algo a los que deseamos y somos capaces todavía de comprender nuevas realidades.
El ser humano es una extraña mezcla de instintos ciegos por un lado y de conciencias por el otro.
Somos animales políticos, como no sin razón afirmó Aristóteles, que quizás influyó más que ningún otro filósofo de la antigüedad en el pensamiento de la humanidad a través de casi 200 tratados, según se afirma, de los cuales se conservaron solo 31. Su maestro fue Platón, quien legó para la posteridad su famosa utopía sobre el Estado Ideal, que en Siracusa, donde trató de aplicarlo, casi le cuesta la vida.
Su Teoría Política quedó como apelativo para calificar las ideas como malas o buenas. Los reaccionarios la utilizaron para calificar tanto a Marx, como a Lenin, de teóricos, sin tomar para nada en cuenta que sus utopías inspiraron a Rusia y a China, los dos países llamados a encabezar un mundo nuevo que permitiría la supervivencia humana si el imperialismo no desata antes una criminal y exterminadora guerra.
La Unión Soviética, el Campo Socialista, la República Popular China y Corea del Norte, nos ayudaron a resistir con suministros esenciales y armas, el bloqueo económico implacable de Estados Unidos, el imperio más poderoso que jamás existió. A pesar de su inmenso poder, no pudo aplastar al pequeño país que a pocas millas de sus costas ha resistido durante más de medio siglo las amenazas, los ataques piratas, secuestros de barcos pesqueros y hundimientos de buques mercantes, destrucción en pleno vuelo del avión de Cubana de Aviación en Barbados, incendio de escuelas y otras fechorías similares. Cuando intentó invadir nuestro país con fuerzas mercenarias a la vanguardia, transportadas en buques de guerra de Estados Unidos como primer escalón, fue derrotado en menos de 72 horas. Más tarde las bandas contrarrevolucionarias, organizadas y equipadas por ellos, cometieron hechos vandálicos que dieron lugar a la pérdida de la vida o la integridad física de millares de compatriotas.
En el estado de la Florida se ubicó la más grande base de actividades contra otro país que existía en aquel momento. Con el curso del tiempo el bloqueo económico se extendió a los países de la OTAN y otros muchos aliados de América Latina, que fueron durante los primeros años cómplices de la criminal política del imperio, que hizo trizas los sueños de Bolívar, Martí y cientos de grandes patriotas de irreductible conducta revolucionaria en América Latina.
A nuestro pequeño país, no solo se le negaba su derecho a ser una nación independiente como a cualquier otro de los numerosos Estados de América Latina y el Caribe, explotados y saqueados por ellos, sino el derecho a la independencia de nuestra Patria que sería totalmente despojado, cuando el destino manifiesto cumplimentara su tarea de anexar nuestra isla al territorio de Estados Unidos de Norteamérica.
En la recién concluida reunión de Fortaleza se aprobó una importante Declaración entre los países que integran el grupo BRICS.
Los BRICS proponen una mayor coordinación macroeconómica entre las principales economías, en particular en el G-20, como un factor fundamental para el fortalecimiento de las perspectivas de una recuperación efectiva y sostenible en todo el mundo.
Anunciaron la firma del Acuerdo constitutivo del Nuevo Banco de Desarrollo, con el fin de movilizar recursos para proyectos de infraestructura y de desarrollo sostenible de los países BRICS y otras economías emergentes y en desarrollo.
El Banco tendrá un capital inicial autorizado de 100 mil millones de dólares. El capital inicial suscrito será de 50 mil millones de dólares, a partes iguales entre los miembros fundadores. El primer presidente de la Junta de Gobernadores será de Rusia. El primer presidente del Consejo de Administración será de Brasil. El primer Presidente del Banco será de la India. La sede del Banco será en Shanghai.
Anunciaron también la firma de un Tratado para el establecimiento de un Fondo Común de Reservas de Divisas para situaciones de contingencia, con un tamaño inicial de 100 mil millones de dólares.
Reafirma el apoyo a un sistema multilateral de comercio abierto, transparente, inclusivo y no discriminatorio; así como a la conclusión exitosa de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Reconocen el importante papel que las empresas estatales desempeñan en la economía; así como el de las pequeñas y medianas empresas como creadores de empleo y riqueza.
Reafirman la necesidad de una reforma integral de las Naciones Unidas, incluido su Consejo de Seguridad, con el fin de hacerlo más representativo, eficaz y eficiente, de manera que pueda responder adecuadamente a los desafíos globales.
Reiteraron su condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, dondequiera que ocurra; y expresaron preocupación por la continua amenaza del terrorismo y el extremismo en Siria, a la vez que llamaron a todas las partes sirias a que se comprometan a poner fin a los actos terroristas perpetrados por Al-Qaeda, sus afiliados y otras organizaciones terroristas.
Condenaron enérgicamente el uso de armas químicas en cualquier circunstancia; y dieron la bienvenida a la decisión de la República Árabe Siria de adherirse a la Convención sobre Armas Químicas.
Reafirmaron el compromiso de contribuir a una justa y duradera solución global del conflicto árabe-israelí sobre la base del marco legal internacional universalmente reconocido, incluyendo las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, los Principios de Madrid y la Iniciativa de Paz Árabe; y expresaron apoyo a la convocatoria, en la fecha más temprana posible, de la Conferencia sobre el establecimiento de una zona de Oriente Medio libre de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva.
Reafirmaron la voluntad de que la exploración y utilización del espacio ultraterrestre deberán ser para fines pacíficos.
Reiteraron que no hay alternativa a una solución negociada a la cuestión nuclear iraní, y reafirmaron apoyo a su solución a través de medios políticos y diplomáticos.
Expresaron preocupación por la situación en Irak y apoyaron al gobierno iraquí en sus esfuerzos por superar la crisis, defender la soberanía nacional y la integridad territorial.
Expresaron preocupación por la situación en Ucrania e hicieron un llamamiento para un diálogo amplio, la disminución del conflicto y la moderación de todos los actores involucrados, con el fin de encontrar una solución política pacífica.
Reiteraron la firme condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. Señalaron que las Naciones Unidas tienen un papel central en la coordinación de la acción internacional contra el terrorismo, que debe llevarse a cabo de conformidad con el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas, y con respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales.
Reconocieron que el cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad, e hicieron un llamamiento a todos los países a construir sobre las decisiones adoptadas en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), con miras a llegar a una conclusión exitosa para el año 2015, de las negociaciones en el desarrollo de un protocolo, otro instrumento legal o un resultado acordado con fuerza legal bajo la Convención es aplicable a todas las Partes, de conformidad con los principios y disposiciones de la CMNUCC, en particular el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y sus respectivas capacidades.
Expresaron la importancia estratégica de la educación para el desarrollo sostenible y el crecimiento económico inclusivo; así como destacaron el vínculo entre la cultura y el desarrollo sostenible.
La próxima Cumbre de los BRICS será en Rusia, en julio del 2015.
Pareciera que se trata de un acuerdo más de entre los muchos que aparecen constantemente en los despachos cablegráficos de las principales agencias occidentales de prensa. Sin embargo, el significado es claro y rotundo: La América Latina es el área geográfica del mundo donde Estados Unidos ha impuesto el sistema más desigual del planeta al disfrute de sus riquezas internas, el suministro de materias primas baratas, comprador de sus mercancías y el depositante privilegiado de su oro y sus fondos que escapan de sus respectivos países y son invertidos por las compañías norteamericanas en el país o en cualquier lugar del mundo.
Nadie encontró nunca una respuesta capaz de satisfacer las exigencias del mercado real que hoy conocemos, pero tampoco podría dudarse de que la humanidad marcha hacia una etapa más justa de lo que hasta nuestros tiempos ha sido la sociedad humana.
Repugnan los abusos cometidos a lo largo de la historia. Hoy lo que se valora es lo que sucederá en nuestro planeta globalizado en un futuro próximo. Cómo podrían escapar los seres humanos de la ignorancia, la carencia de recursos elementales para alimento, salud, educación, vivienda, empleo decoroso, seguridad y remuneración justa. Lo que es más importante, si será esto o no posible, en este minúsculo rincón del Universo. Si meditar sobre esto sirve de algo, será para garantizar en realidad la supremacía del ser humano.
Por mi parte, no albergo la menor duda de que cuando el Presidente Xi Jinping culmine las actividades para cumplimentar su gira en este hemisferio, al igual que el Presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, ambos países estarán culminando una de las proezas más grandes de la historia humana.
En la Declaración de los BRICS, aprobada el 15 de julio de 2014 en Fortaleza, se aboga por una mayor participación de otros países, especialmente los que luchan por su desarrollo con miras a fomentar la cooperación y la solidaridad con los pueblos y de modo particular con los de América del Sur, se señala en un significativo párrafo que los BRICS reconocen en particular la importancia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en la promoción de la paz y la democracia en la región y en el logro del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.
He sido ya bastante extenso a pesar de que la amplitud e importancia del tema demandaban el análisis de importantes cuestiones que requerían alguna réplica.
Pensaba que en los días subsiguientes habría un poco más de análisis serio sobre la importancia de la Cumbre de los BRICS. Bastaría sumar los habitantes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica para comprender que suman en este momento la mitad de la población mundial. En pocas décadas el Producto Interno Bruto de China superará al de Estados Unidos; ya muchos Estados solicitan yuanes y no dólares, no solo Brasil sino varios de los más importantes de América Latina, cuyos productos como la soya y el maíz compiten con los de norteamérica. El aporte que Rusia y China pueden hacer en la ciencia, la tecnología y el desarrollo económico de Suramérica y el Caribe es decisivo.
Los grandes acontecimientos de la historia no se forjan en un día. Enormes pruebas y desafíos de creciente complejidad se vislumbran en el horizonte. Entre China y Venezuela se firmaron 38 acuerdos de cooperación. Es hora de conocer un poco más las realidades.
Fidel Castro Ruz
Julio 21 de 2014
10 y 15 p.m.
Fidel Castro Ruz AVN

30/07/2014 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Pérez Esquivel rechaza el Golpe de Estado Parlamentario en el Paraguay


28/06/2012 Posted by | General, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized, Videos | , , , , , , , | Deja un comentario

Destino sudamericano



Por Néstor Leone

El desafío de Néstor Kirchner al frente de la Unasur. Proyección internacional y estrategia política con sello propio

Sabe que el desafío es grande y que las miradas estarán más atentas que de costumbre para evaluar con minuciosidad su desempeño y juzgar de manera terminante mucho más sus errores que sus eventuales aciertos. Y esto, tanto puertas adentro como más allá de nuestras fronteras. Quienes lo frecuentan o estuvieron en las últimas horas a su lado, corroboran esta impresión y señalan que se lo ve entusiasta. Quizá como pocas veces antes. Entusiasta e hiperactivo, hilvanando ideas, desechando otras. Leyendo mucho. Elaborando, en definitiva, una idea acabada de cómo será su vida política como primer secretario general en la historia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).
Pero en lo que acuerdan todos, por sobre cualquier otro aspecto, es en que Néstor Kirchner concibe su designación como una gran oportunidad, más que como un desafío. Y que, como tal, piensa asumirla. Oportunidad para el país, que podrá rebatir con mayor proyección política el sistemático aislamiento que le endilgan y, a su vez, podrá ser protagonista clave del proceso de integración en ciernes.
Y, claro, oportunidad para él, que podrá tirar por la borda buena parte de los argumentos que resuenan como elementos casi inescindible de su personalidad. Por ejemplo, que es incapaz de generar consensos, que es renuente al diálogo si no puede imponer sus ideas o que desiste de construir instituciones sólidas. O, más aún, que tiene poco apego a las cuestiones internacionales. Ahí mismo, en ese cruce de reproches, está el secreto del cargo que ya desempeña.
El voto unánime de todos los presidentes de Sudamérica, en ese sentido, resulta un aval
inédito. Y, no menos importante, le ofrece un escenario privilegiado para mirar su futuro en clave geopolítica y abstraerse de las reyertas menores de la coyuntura local. O, lo que es mejor aún, le permite mirarlas “desde arriba”. Su idea de relanzar el Banco del Sur o de formar un observatorio que promueva el debate le dará espacio para mostrar la densidad política de su iniciativa. La necesidad de crear la superestructura que hace falta y de consolidar las que ya existen, pondrá a prueba sus dotes de gestor. O, si se quiere, de estadista.

PROYECCIÓN
En el entorno de Kirchner no andan con vueltas. Son conscientes de que el presidente uruguayo, José Mujica, fue decisivo en la elección. Y lo admiten abiertamente, con buena cuota de gratitud. La negativa de su antecesor, Tabaré Vázquez, conflicto ambiental mediante, había retrasado el acto que permitía convertir en un hecho la moción presentada, en octubre de 2008, por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, su principal impulsor. Que se hubiese repetido la negativa oriental, en forma de veto o de abstención, hubiera desactivado para siempre la posibilidad. Entre otras cosas, porque la condición de gobiernos como el de Colombia o el de Perú era que la decisión fuese unánime. De ahí las presiones opositoras sobre “el Pepe”, a ambas orillas del Plata, que operaban poniendo en dudas un voto que nunca lo estuvo (“inesperado respaldo”, titularon varios medios). Y de ahí, también, cierto compromiso de parte del gobierno argentino para reestablecer el vínculo normal entre ambos países, puente Gualeguaychú-Fray Bentos incluido.

Pero si la designación tuvo en Correa su principal promotor y en Mujica su condición necesaria, no hubiese sido posible sin el espaldarazo de Luiz Inácio Lula da Silva. El líder del PT está convencido de que la presencia de Kirchner es funcional a su estrategia de liderazgo extrarregional, que tiene a la alianza con Rusia, India y China como telón de fondo y la idea de ocupar una banca permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU como aspiración de máxima.
Bien acorde con sus genes políticos, apenas fue elegido, Kirchner ya elaboró en su cabeza la impronta que le dará a su gestión y parte del itinerario político que recorrerá. Aunque, claro, a su lado aseguran que todo está en gestión y nada puede darse como cerrado. Por lo pronto, ya eligió dónde situar sus oficinas, dado que la Unasur todavía no tiene edificio propio y no hay disposiciones estatutarias que le exijan trasladarse a Quito, la ciudad considerada sede de la entidad. Estarán ubicadas en el petit hotel de Carlos Pellegrini y Arenales, en la Ciudad de Buenos Aires, donde funcionó el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Desde ahí y acompañado de una serie de funcionarios, entre los que se menciona a Juan Manuel Abal Medina, lanzará sus primeras iniciativas e intentará coordinar la ardua tarea que tiene por delante.

Por ejemplo, deberá lograr que los ocho
países que todavía no han ratificado el Tratado Constitutivo del bloque en sus parlamentos nacionales lo hagan sin tanta dilación. Entre ellos, se cuenta a la Argentina. Y, como mandato no menos distante, deberá dotar a la entidad de las instituciones de las que todavía carece. Ágiles, flexibles y eficaces, en la medida de lo posible. En el mientras tanto, se prueba el traje de árbitro paciente, dispuesto a contener las diferencias ideológicas, mediar en las tensiones políticas y acercar posiciones cuando se presenten las consabidas asimetrías económicas.
Pero lo cierto es que Kirchner ya madura varias ideas propias para darle su sello. Entre ellas, darle vida a un observatorio temático, donde los derechos humanos, la cuestión indígena, los medios de comunicación y las políticas de desarrollo tengan debido lugar. La propuesta en danza, todavía en pañales, es que cada país pueda designar a sus mejores intelectuales para convertir al espacio en un verdadero foro de pensamiento. Se barajan varios nombres posibles y alguno ya fue tentado, aunque la sugerencia de Kirchner es que la idea todavía quede bajo llave. Eso sí, admitió que le gustaría mucho que la integrase el teórico político Ernesto Laclau. Para las cuestiones más políticas, en tanto, se mencionan a Rafael Follonier, actual Coordinador de Asuntos Técnicos de la Unidad Presidencial, por sus fuertes lazos con casi todos los gobiernos latinoamericanos, a Carlos Chacho Álvarez y el ex canciller, Rafael Bielsa.

Por otro lado, son varios quienes admiten que el relanzamiento del Banco del Sur, tantas veces proclamado y nunca en funciones, será otro de sus caballitos de batalla. Quizá, no con ese nombre, debido a que quedó preso de la exuberancia chavista de la que varios presidentes escapan. Pero sí con muchos de sus objetivos originales. Por ejemplo, financiar el desarrollo equilibrado de la región, favorecer la inversión productiva, promover la estabilidad macroeconómica y, sobre todo, lograr la mayor autonomía posible respecto de los centros financieros internacionales. La imposibilidad de agilizar la entrega de los doscientos millones de dólares, colectados por los gobiernos de la Unión para ser destinados a Haití y las víctimas del terremoto, debido a la ausencia de mediaciones financieras comunes, habla de esas necesidades.

SUPRANACIONAL
La Unasur, como tal, no tiene un largo camino recorrido. Pero sí arrastra un intenso itinerario de sueños integracionistas largamente compartidos como persistemente frustrados. Así se puede mencionar el ideal bolivariano de crear la “nación de repúblicas” o la invocación “arielista” de José Enrique Rodó. O los claros avances que significaron la Comunidad Andina de Naciones o el Mercosur, más concretos y tangentes. Los orígenes de la Unión pueden rastrearse en la primera Cumbre Sudamericana, convocada en el año 2000, en Brasilia. Y puede darse como fecha de nacimiento al 9 de diciembre de 2004, cuando la peruana e incaica ciudad de Cusco fue testigo de las primeras formalidades suscriptas. Entonces, se la llamaba Confederación Sudamericana de Naciones y tenía a Brasil, consciente de que su proyección internacional dependía del liderazgo que tuviese sobre sus vecinos, como principal aglutinador. Y ya tenía como valor extra el hecho inédito que significaba la participación de Guyana y Surinam, ex colonias de Gran Bretaña y Holanda, en un esquema de integración regional.

Con el tiempo, la sinergia fue consolidándose y las desconfianzas erosionándose. Así, la Unión se convirtió en garante inestimable de la continuidad democrática. Y esto, a pesar de no contar con las instituciones necesarias. De esta manera, se cuenta, por ejemplo, el ahogo del intento de golpe de Estado en Bolivia, el aislamiento al golpe que sí se produjo en Honduras, la distensión de las relaciones entre Colombia y Venezuela, el condicionamiento al acuerdo militar entre Bogotá y Washington y la búsqueda de una posición mancomunada sobre la situación de Haití o Chile, después de sus terremotos. Todo lo cual, por cierto, habla de su aceptación como herramienta de resolución política y, sobre todo, como instrumento de soberanía política. Más aún si se tiene en cuenta que muchos de estos problemas los dirimió, por primera vez en la historia, evitando que interviniera Estados Unidos o en contra de sus intereses.
Pero, donde más esperanzas ponen los líderes de la región y Kirchner, en particular, es en las cuestiones de defensa y de infraestructura. Para la primera, la Unasur ya tiene un Consejo de Defensa Sudamericano, al que se piensa darle más relieve. En sus orígenes fue una iniciativa también impulsada por Brasil, que no logró el necesario consenso, por no contar con la aprobación del presidente Álvaro Uribe, de Colombia. Al trabajar sobre la necesidad que significa contar con una estrategia común en un subcontinente con vastas reservas de recursos naturales, se pretende lograr la unanimidad necesaria.

En cuanto a la cuestión de infraestructura, está en marcha un Consejo de Planificación y Obras Públicas. Según pudo saberse, este organismo tiene previsto asegurar créditos a tasas convenientes y ya cuenta con cien obras catalogadas como necesarias para el desarrollo de la región. Además, pretende asegurar la conectividad de toda la región, ya fuere a través de caminos, rutas aéreas, hidrovías o gasoductos. En este punto, la cuestión energética asume un rol fundamental, a tal punto que se pone como objetivo de mediano plazo dar certidumbre a la provisión de los principales recursos.

LÓGICA LOCAL
Es evidente, la asunción de Kirchner como secretario de la Unasur también tiene su anclaje en la política local. El rápido rechazo opositor a la designación así lo demuestra, desde la desmesura de Elisa Carrió al considerar “una tragedia” el hecho, hasta el anticipo de más de un bloque de que denegará la licencia a su cargo de diputado nacional que el ex presidente todavía no pidió formalmente. O, claro, el pedido del vicepresidente Julio Cobos para que Kirchner “honre el cargo” y deje la diputación.
En tiendas kirchneristas, tanto la designación como las repercusiones se toman como datos positivos. Y así se los procesan. Por ejemplo, sostienen que esto demuestra que la Argentina, contrariamente a lo que sostiene la oposición y ciertos medios, sí tiene inserción virtuosa en el mundo. Y, a su vez, creen que la posición de privilegio que tendrá Kirchner le permitirá codearse con lo más granado del mundo de las grandes decisiones y mostrar en el exterior los aspectos más exitosos de la experiencia argentina. Sobre todo, en momentos en que las recetas del ajuste tienden a reverdecer y Europa no logra salir de su penumbra.

La Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe, de la que será protagonista la semana próxima (ver aparte), inaugurando su rol de secretario de la Unasur, será el primer escenario de lujo que tendrá. Una gira por varios países de la región, todavía en gestión, los otros mojones de un itinerario que, muy a su pesar, lo alejará un poco de la vorágine política local, de la cual es tan devoto. Es cierto, a mediados del año próximo, estará otra vez recorriendo rutas de cabotaje y, muy posiblemente, sin las luces del cargo continental. Su posible candidatura presidencial, cada vez más firme, le impedirá seguir ocupando el cargo, que dejará vacante para que otro ex presidente latinoamericano tome su posta. Pero, seguramente, para esa época la experiencia habrá dado algunos frutos. Los del mayor reconocimiento y proyección internacional, esperan en Olivos. Los del hombre del diálogo y consenso, piensan los más osados.

—-*—–

La Unasur, La Nación y el “no sujeto”
Luego de machacar con el supuesto estado de aislamiento del país y de intentar convertir en sentido común el (no menos supuesto) retroceso de la presencia argentina en el orden internacional, el diario
La Nación mostró en las últimas semanas su desazón por la elección de Néstor Kirchner como secretario general de la Unasur, el principal órgano supranacional de la región.
La curiosa operación discursiva se llevó a cabo a través de una serie de notas editoriales y varios artículos de opinión de sus principales plumas. Uno de ellos, bajo el sugestivo título “Kirchner, réquiem para la Unasur”, fue publicado el lunes 5 de abril y argumentaba en contra de la decisión que los presidentes miembros estaban por tomar, a partir de ciertas características de la personalidad del santacruceño. “Pocos ex presidentes han hecho menos méritos para ser honrados con un cargo en un organismo internacional que Néstor Kirchner”, empezaba la nota, a modo de síntesis de lo que vendría líneas más abajo.
El miércoles 5 de mayo, fue Mariano Grondona quien se explayó sobre la sinrazón de la medida. “El enigma de Unasur” fue el nombre del artículo, y lo enigmático no era sólo la designación del ex presidente, sino también la potencialidad del organismo, al que redujo sólo a un sello de goma. De ahí la pregunta que enhebraba su posición: “¿Cuánto les costaba entonces ‘ceder’ a la Argentina sólo un sello de goma?”, sostenía.
Pero ninguno de los artículos citados u otros publicados por La Nación sobre el tema desnudó tanto la raíz profunda de la apreciación del diario sobre la integración regional como “Kirchner y la Unasur”, el editorial del 28 de abril último. Allí, el matutino fundado por Bartolomé Mitre concluye, terminante, que América del Sur “no es un sujeto histórico”, sino “apenas” un sujeto geográfico o una mera espacialidad.

El debut en la cumbre de España
El ex presidente Néstor Kirchner estrenará su cargo como secretario general de la Unasur en un debut más que significativo y en el que se han puesto muchas expectativas.
Será el lunes 17, cuando dé comienzo la VI Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe, calificada por el gobierno español como el encuentro más importante de su presidencia pro tempore del bloque europeo. La reunión se celebrará en Madrid y congregará a 60 jefes y jefas de Estado -33 latinoamericanos o caribeños y 27 europeos-, que representan a más de mil millones de ciudadanos.
La magnitud del encuentro estará dada porque supondrá “un salto cualitativo en las relaciones entre los dos grandes bloques hacia una asociación estratégica”, según resaltó el embajador de España en la Argentina, Rafael Estrella, en un encuentro con la prensa, el miércoles 12.
En palabras de Estrella, la cumbre tendrá como “uno de sus ejes centrales el afianzamiento y profundización de los lazos comerciales, así como la creación de un fondo de unos 130 millones de euros para financiamiento de inversiones en proyectos de infraestructuras en América Latina”.
Otra de las novedades destacadas será la formalización de la reapertura de las negociaciones entre la UE y el Mercosur (la Argentina tiene la presidencia pro tempore), estancadas desde hace más de seis años.

DEBATE

17/05/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Chile – Piñera muestra rápidamente sus intenciones


27-01-2010

Juan Andrés Lagos

Rebelión

A pocas horas de la segunda vuelta presidencial, Sebastián Piñera delineó aspectos sustantivos de lo que será su política exterior. En reunión con corresponsales extranjeros se mostró partidario de componer un “eje” con los presidentes derechistas Calderón, de México; Uribe, de Colombia; García del Perú, y aunque no los mencionó, sí considera en esa correlación al jefe de estado de Panamá.

En forma simultánea a esas declaraciones, Piñera lanzó una directa crítica al Presidente Hugo Chávez y a la Revolución Bolivariana, adelantando incluso contenidos de lo que será su presencia como Presidente electo en la próxima Cumbre del Grupo de Río.

Sus cuestionamientos a Venezuela apuntaron a lo que denominó como “populismo” e intentos “totalitarios”. Hay que recordar que el Grupo de Río tuvo una muy positiva transformación reciente, al incorporarse con plenos derechos Cuba. Pero Piñera no quedó sólo ahí.

Se mostró “amigo y admirador” de Sarkozy, y señaló que su modelo de relaciones exteriores para la región será “la integración” al estilo europeo, esto es, búsqueda de espacios comunes sobre la hegemonía gravitante de un capital especulativo que se nutre de la usura que proviene, principalmente, de las economías de países del tercer y cuarto mundo.

No pasaron muchas horas de estos primeros anuncios del nuevo jefe de estado chileno, cuando el vocero del Departamento de Estado norteamericano se apresuró a mostrar su alegría por la “ejemplar elección” de Piñera y señalar que esperan ansiosos trabajar con su nuevo “socio”.

LO QUE VIENE

Chile, formalmente, es parte de UNASUR, aún cuando la derecha ha votado en contra en el Parlamento para su incorporación oficial.

De hecho, Michelle Bachelet fue presidenta pro tempore de UNASUR y su momento más relevante fue cuando en Santiago de Chile, UNASUR se reunió para condenar los intentos golpistas norteamericanos en Bolivia y expresó su respaldo claro al Presidente Evo Morales.

En esa misma reunión quedaron bastantes descolocados García y Uribe.

Es bien probable que Piñera trate de cerrar la participación de Chile en UNASUR y debilitar su incidencia como sub-sistema de integración multilateral.

Con esa línea buscará debilitar la potente política exterior del gobierno de Lula y por cierto del Presidente Hugo Chávez.

Lo más probable es que la expresión del “nuevo eje” se abra paso en el Cono Sur también sobre la base de una fuerte alianza con los capitales financieros y la derecha de Argentina.

Si hay un paso estratégico para intentar detener el avance emancipador de los pueblos de América, en estos momentos, es “minando” las bases que sustentan los desarrollos de integración y que se expresan, claramente, en sub sistemas como UNASUR.

Luego, desde esa nueva posición de fuerza internacional, resulta coherente que Piñera pretenda frenar la creciente influencia del sub-sistema de integración más avanzando en el continente, el ALBA, y desde una línea pro norteamericana fortalecer la hegemonía estratégica de la OEA, hasta ahora interpelada y cuestionada por esos mismos avances populares e integracionistas.

Ciertamente, la elección de Piñera ha sido un potente aliento a las derechas de América, las mismas que en décadas pasadas respaldaron e impulsaron golpes de estado, dictaduras y la imposición del capitalismo en su expresión más salvaje, especulativa y depredadora.

Hay que reconocer que la temprana inserción de Chile en el mundo globalizado capitalista, en esta nueva fase, la impulsaron los gobiernos de la Concertación.

Tal línea de política exterior sólo sufrió un corrimiento hacia posturas de cercanía y de lazos de intercambio con América Latina y El Caribe en el gobierno de Michelle Bachelet.

Ante eso la derecha criolla reaccionó con fuerza y dura crítica.

Se va a requerir una fuerte profundización de la solidaridad con los pueblos del continente.

Del mismo modo, una denuncia clarificadora de la real situación política chilena y el papel de cada uno de los actores políticos que fueron parte, en más o menor grado, del triunfo de la derecha y de Piñera.

Hay que asumirlo, en el continente no es fácil la compresión de la real situación política de Chile. Hay confusión y también ciertas distorsiones evidentes.

Se requiere superar todo eso y abrir paso a un proceso en el cual, efectivamente, surjan las verdades.

Fuente – Rebelión

27/01/2010 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Uncategorized | , , , , , , , , | Deja un comentario

CERCANDO A VENEZUELA


POR IGNACIO RAMONET

La llegada al poder, en Venezuela, del presidente Hugo Chávez el 2 de febrero de 1999 coincidió con un acontecimiento militar traumático para Estados Unidos: la clausura de su principal instalación militar en la región, la base Howard, situada en Panamá, cerrada en virtud de los Tratados Torrijos-Carter (1977).

En sustitución, el Pentágono eligió cuatro localidades para controlar la región: Manta en Ecuador, Comalapa en El Salvador y las islas de Aruba y Curazao (de soberanía holandesa). A sus -por decirlo así- ‘tradicionales’ misiones de espionaje, añadió nuevos cometidos oficiales a estas bases (vigilar el narcotráfico y combatir la inmigración clandestina hacia Estados Unidos), y otras tareas encubiertas: luchar contra los insurgentes colombianos; controlar los flujos de petróleo y minerales, los recursos en agua dulce y la biodiversidad. Pero desde el principio sus principales objetivos fueron: vigilar Venezuela y desestabilizar la Revolución Bolivariana.

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el Secretario norteamericano de Defensa, Donald Rumsfeld, definió una nueva doctrina militar para enfrentar al “terrorismo internacional”. Modificó la estrategia de despliegue exterior, fundada en la existencia de enormes bases dotadas de numeroso personal. Y decidió reemplazar esas megabases por un número mucho más elevado de Foreign Operating Location (FOL, Sitio Operacional Preposicionado) y de Cooperative Security Locations (CSL, Sitio Compartido de Seguridad) con poco personal militar pero equipado con tecnologías ultramodernas de detección.

Resultado: en poco tiempo, la cantidad de instalaciones militares estadounidenses en el extranjero se multiplicó, alcanzando la insólita suma de 865 bases de tipo FOL o CSL desplegadas en 46 países. Jamás en la historia, una potencia multiplicó de tal modo sus puestos militares de control para implantarse a través del planeta.

En América Latina, el redespliegue de bases ya permitió que la de Manta (Ecuador) colaborase en el fallido golpe de Estado del 11 de abril de 2002 contra el presidente Chávez. A partir de entonces, una campaña mediática dirigida por Washington empieza a difundir falsas informaciones sobre la pretendida presencia en ese país de células de organizaciones como Hamás, Hezbolá y hasta Al Qaeda.

Con el pretexto de vigilar tales movimientos, y en represalia contra el gobierno de Caracas que puso fin, en mayo de 2004, a medio siglo de presencia militar estadounidense en Venezuela, el Pentágono amplia el uso de sus bases militares en las islas de Aruba y Curazao, situadas muy cerca de las costas venezolanas, donde últimamente se han incrementado las visitas de buques de guerra estadounidenses.

Lo cual ha sido recientemente denunciado por el presidente Chávez: “Es bueno que Europa sepa que el imperio norteamericano está armando hasta los dientes, llenando de aviones de guerra y de barcos de guerra las islas de Aruba y Curazao. (…) Estoy acusando al Reino de los Países Bajos de estar preparando, junto al imperio yanqui, una agresión contra Venezuela” (1).

En 2006, se empieza a hablar en Caracas de “socialismo del siglo XXI”, nace la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) y Hugo Chávez es reelegido presidente. Washington reacciona imponiendo un embargo sobre la venta de armas a Venezuela, bajo el pretexto de que Caracas “no colabora suficientemente en la guerra contra el terrorismo”. Los aviones F-16 de las fuerzas aéreas venezolanas se quedan sin piezas de recambio. Ante esa situación, las autoridades venezolanas establecen un acuerdo con Rusia para dotar a su fuerza aerea de aviones Sukhoi. Washington denuncia un presunto “rearmamento masivo” de Venezuela, omitiendo recordar que los principales presupuestos militares de América Latina son los de Brasil, Colombia y Chile.
Y que, cada año, Colombia recibe una ayuda militar estadounidense de 630 millones de dólares (unos 420 millones de euros).

A partir de ahí, las cosas se aceleran. El 1 de marzo de 2008, ayudadas por la base de Manta, las fuerzas colombianas atacan un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) situado en el interior del territorio de Ecuador. Quito, en represalia, decide no renovar el acuerdo sobre la base de Manta que vence en noviembre de 2009. Washington responde, el mes siguiente, con la reactivación de la IV Flota (desactivada en 1948, hace sesenta años…) cuya misión es vigilar la costa atlántica de América del Sur. Un mes más tarde, los Estados sudamericanos, reunidos en Brasilia, replican creando la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), y, en marzo de 2009, el Consejo de Defensa Suramericano.

Unas semanas después, el embajador de Estados Unidos en Bogotá anuncia que la base de Manta será relocalizada en Palanquero, Colombia.

En junio, con el apoyo de la base estadounidense de Soto Cano, se produce el golpe de Estado en Honduras contra el Presidente Manuel Zelaya quien había conseguido integrar a su país en el ALBA. En agosto, el Pentágono anuncia que dispondrá de siete nuevas bases militares en Colombia. Y en octubre, el presidente conservador de Panamá, Ricardo Martinelli, admite que ha cedido a Estados Unidos el uso de cuatro nuevas bases militares.

De ese modo, Venezuela y la Revolución Bolivariana se ven rodeadas por nada menos que trece bases estadounidenses, situadas en Colombia, Panamá, Aruba y Curazao, así como por los portaaviones y navíos de guerra de la IV Flota. El Presidente Obama parece haber dejado manos libres al Pentágono. Todo anuncia una agresión inminente. ¿Consentirán los pueblos que un nuevo crimen contra la democracia se cometa en América Latina?


Notas:
(1) Discurso en el Encuentro del ALBA con los Movimientos Sociales de Dinamarca, Copenhague, 17 de diciembre de 2009.


Le Monde Diplomatique, edición española, enero de 2010.

FUENTE – CRONICON

08/01/2010 Posted by | General, Poemas de Autor, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

HONDURAS-GOLPE – Correa asegura que Unasur no reconocerá las elecciones hondureñas


El presidente de Ecuador, Rafael correa, aseguró que la unión de Naciones Suramericanas (Unasur) no reconocerá las elecciones que se realizarán este domingo 29 de noviembre en Honduras. Además, llamó a la Unión Europea a hacer lo mismo.

 

Correa señaló desde Bruselas que reconocer las elecciones implica legitimar “un Golpe de Estado de los más burdos”.

Por ello, aseguró que el bloque de países suramericanos, del cuál ejerce la presidencia pro témpore, no reconocerá “las elecciones bajo el Gobierno de facto” de Roberto Micheletti.

Al mismo tiempo, el mandatario llamó a la Unión Europea a adoptar la misma posición “a favor de la democracia” y criticó la pasividad de Estados Unidos frente al Golpe.

Por otro lado, el dirigente del Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras, Rafael Alegría, condenó la traición de Estados Unidos al presidente hondureño legítimo, Manuel Zelaya.

Alegría recordó en TeleSur que el Gobierno estadounidense le prometió su apoyo al mandatario constitucional y le pidió que aceptara el “acuerdo Tegucigalpa-San José”.

Y dijo que, sin embargo, ahora cambió de posición y apoya al régimen de facto en el proceso electoral.

Estados Unidos anunció que reconocerá las elecciones del próximo domingo en Honduras.

Al mismo tiempo, el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, también avalará los comicios a pesar de que fue el mediador en la crisis y propuso el retorno de Zelaya.

Perú es el único país de Unasur que anticipó que aceptará los resultados de las elecciones bajo Gobierno de facto. Panamá es otra de las naciones que respalda los comicios.(PÚLSAR)


gf
27/11/2009

 

Rafael Alegría, dirigente de la Resistencia (EEUU traicionó a Zelaya)

http://www.agenciapulsar.org/nota.php?id=16307

28/11/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Sociedad y Cultura, Uncategorized | , , , , | Deja un comentario

Uribe dice que acuerdo militar con EE.UU. es un ”paso en la dirección correcta”


Una fuente vinculada al Ministerio de Defensa colombiano indicó que la intención del Gobierno de Uribe es que el acuerdo militar con Estados Unidos esté suscrito ”en dos semanas”, después de que las negociaciones quedaran cerradas el pasado viernes.

presi uribe

El presidente Uribe dijo que el acuerdo militar con EE.UU no tiene marcha atrás. (Foto:archivo).

TeleSUR _ Hace: 07 horas

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó este domingo que el polémico acuerdo que su gobierno negoció con Estados Unidos para que militares estadounidenses puedan usar bases en su país “es un paso en la dirección correcta” para derrotar al terrorismo en su país.

“Nuestra política no tiene reversa, hay que derrotarlos totalmente (a los terroristas) y este es un paso en la dirección correcta”, dijo Uribe durante un acto de rendición de cuentas de su gabinete de ministros transmitido por la televisión estatal.

El mandatario reiteró que el acuerdo con EE.UU. responde a la determinación de su Gobierno “de derrotar al terrorismo totalmente”.

Los terroristas, “a medida que ven que damos estos pasos, van perdiendo la ilusión de que en algún momento pueden recuperarse en Colombia”, añadió Uribe.

El convenio entre Estados Unidos y Colombia, que ha provocado un deterioro de las relaciones de Uribe con sus pares de Venezuela, Hugo Chávez, y Ecuador, Rafael Correa, contempla el uso de hasta siete bases colombianas por parte de militares estadounidenses para actividades antidrogas y de lucha contra el terrorismo.

Debido a la inquietud que ha generado también en otros países de la zona, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) convocó a una cumbre extraordinaria de presidentes, que se celebrará en Bariloche (sur de Argentina) el próximo 28 de agosto.

Uribe confirmó su asistencia a esa reunión, pero advirtió que eso no implica condicionar el acuerdo con Estados Unidos, que podría quedar firmado incluso antes de que se efectúe la reunión de presidentes.

El presidente colombiano también reiteró su disposición de normalizar las relaciones con Ecuador y  y expresó su interés de mantener un “diálogo constructivo” para analizar las preocupaciones de ambos países.

“Ecuador conoce nuestras preocupaciones. Tenemos toda la voluntad de contribuir a que esas relaciones se normalicen. En un diálogo constructivo, escucharemos las inquietudes de Ecuador y manifestaremos las nuestras”, dijo Uribe.

El pasado viernes, Uribe ofreció de nuevo disculpas a Ecuador por el bombardeo, el 1 de marzo de 2008, de militares colombianos contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) instalado en su territorio, al tiempo que se mostró dispuesto a dialogar con el país vecino.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aceptó  las disculpas de Uribe, pero insistió en que para reanudar las relaciones entre ambos países el gobierno colombiano deben cumplir con los compromisos  que adquirió para  entregar las pruebas de ese hecho a la OEA y dejar de vincular al Ecuador con las FARC.

A través de este convenio que negocia Uribe con el gobierno de Barack Obama, Colombia avalará cada movimiento o acción que se haga en las bases usadas por los estadounidenses. Además, la presencia de personal estadounidense debe limitarse a un máximo de 800 militares y 600 contratistas.

Aún se mantiene el hermetismo en torno a si los militares estadounidenses destinados en el país suramericano gozarán de inmunidad, un tema que preocupa a los legisladores colombianos.

teleSUR-Efe/jp -PR

17/08/2009 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , , , , , , | 1 comentario