America Latina Unida

Mi selecciòn de temas vinculados a Argentina y a la Patria Grande.

ULTRADERECHA A TRAVÉS DE URIBE, BUSCA BOICOTEAR GOBIERNOS PROGRESISTAS


Cronicon Virtual :: Sitio Web Oficial.

02/12/2011 Posted by | General, Politica Internacional, Politica Latinoamerica, Reflexiones, Solidaridad, Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El FMI no descansa – Pedro Brieger


El FMI no descansa.

30/11/2011 Posted by | Uncategorized | , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Similitud con Honduras, la historia se repite?” En Haití no se produjo una rebelión, fue un golpe de estado dirigido, operado y equipado por Estados Unidos”s


9 de mayo de 2004

Aristide

Entrevista a Ira Kurzban, abogado de Jean Bernard Aristide

Francisco Aruca
Progreso Semanal

El domingo 29 de febrero el presidente de Haití Jean Bernard Aristide, elegido democráticamente, aparentemente renunció a su cargo ante una rebelión popular.
La siguiente entrevista a Ira Kurzban, abogado en EEUU del Presidente Aristide, fue transmitida el martes 2 de marzo, por Francisco Aruca, director y conductor de Radio Progreso Alternativa en Miami, en su programa Babel’s Guide. En la entrevista el Sr. Kurzban cuenta una historia diferente. Por su importancia reproducimos un resumen de dicha entrevista.

Francisco Aruca (FA): Ira Kurzban, a quien anteriormente hemos entrevistado con relación a Haití, era el abogado del Presidente Jean Bertrand Aristide en Estados Unidos. Eso significa que él es una de las pocas personas en Miami que tuvo acceso constante y directo a Haití y al Presidente Aristide mientras los hechos se desarrollaban en Haití, mientras sucedía toda esa violencia, hasta que finalmente el presidente tuvo que marcharse. Es más, probablemente haya sido la única persona en Miami que haya hablado por teléfono con el Presidente Aristide pocas horas antes de que éste se marchar de Haití.

Con esta entrevista hemos querido conocer y brindar a ustedes, de parte de un testigo presencial y excepcional, lo que ha estado sucediendo en Haití, algo que nos haga comprender a todos lo que sucedió en ese país.

En estos momentos (de hacer la entrevista) la última noticia con relación al Presidente Aristide es la declaración realizada por la congresista Maxine Waters (representante demócrata por California), y que ha estado apareciendo en los medios, acerca de una llamada telefónica del Presidente Aristide desde la República Central Africana, en la que él dice que ha sido secuestrado. Menciona a un diplomático norteamericano con apellido latino, un Sr. Moreno, que llegó a su oficina el domingo 29 de marzo por la mañana, acompañado de infantes de Marina norteamericanos y que le dijo: “Si no se marcha ahora a usted lo van a matar, a toda la gente lo van a matar, porque los rebeldes van a entrar en el Palacio Presidencial”.

Me parece importante, debido a la posición privilegiada que usted tuvo, retroceder antes del momento de lo que ahora puede considerar un golpe con ayuda norteamericana. Y la primera pregunta evidente es, Ira, ¿cómo se desarrolló esta rebelión? Hemos leído una columna por Jim DeFede en The Miami Herald en la que se sugiere que algunos fusiles M16 que habían sido vendidos a República Dominicana pueden haber llegado a manos de estos individuos, que también entraron desde República Dominicana. ¿Cómo comenzó en realidad esta rebelión?

Ira Kurzban (IK): Permítame aclarar que esto no fue una rebelión. Esto fue un golpe de estado. Fue un golpe de estado dirigido, operado y equipado por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, después de que esos servicios de inteligencia seleccionaron a un grupo de personas entrenadas en República Dominicana. Hay quien cree que algunos de los miembros de este grupo eran dominicanos, porque la gente decía que no hablaban creole, sino que sólo hablaban español.

FA: ¿Quiere decir que algunos de los 300 originales que la prensa reportó pueden haber sido dominicanos?

IK: No, no fueron 300. Los que cruzaron la frontera con Dominicana eran unos cuarenta hombres, armadas con M16, M60, lanza cohetes y otros equipos. Usaban uniformes nuevos, chalecos antibalas, municiones ordenadas de manera profesional y cruzaron la frontera con el único propósito de realizar un trabajo para los servicios de inteligencia de EEUU, y ese trabajo fue lo que vimos que terminó hace un par de días en Port au Prince.

Permítame apoyar esto con hechos, porque la gente pudiera pensar que se trata de otra teoría de una conspiración. Hay tres personas al frente de este golpe, el primero un individuo llamado Jean Tatoune, de quien desafortunadamente la prensa corporativa en EEUU no ha mencionado. Jean Tatoune fue condenado a prisión por graves violaciones a los derechos humanos, por asesinato, y fue sentenciado a cadena perpetua por su participación en lo que se llamó la masacre de Raboteau, en 1994, durante el golpe militar, cuando el FRAPH (Frente Revolucionario Para el Avance y Progreso de Haití) y otras organizaciones para militares campeaban por su respeto en Haití. Él era miembro del FRAPH y también estuvo en el ejército. Él es la persona tras bambalinas en Gonaive, donde comenzó la llamada rebelión. Él tenía un número de armas que posteriormente fueron usadas y fue quien organizó algún tipo de unidades para tomar la ciudad.

En cuanto Gonaive fue tomada, en menos de dos semanas unas treinta o cuarenta personas cruzan la frontera con República Dominicana, bien equipadas, bien armadas, con armas nunca vistas en Haití, y que ciertamente el gobierno haitiano no podía comprar en ninguna parte. Esta unidad comando va a Gonaive y une fuerzas con Jean Tatoune. ¿Y quiénes son sus líderes? Uno de ellos es Jodel Chamblain. En 1994 Chamblain, junto con otra persona llamada Emmanuel Constant forma el FRAPH por indicaciones de un oficial llamado Collins de la Agencia de Inteligencia de Defensa, destacado en la embajada norteamericana. Constant era la figura visible, la que hablaba en público, pero Chamblain, el que apareció en Gonaive, era el verdugo. El fue quien durante el golpe militar, en 1993 y 1994, sacaba de sus casas a los seguidores del Partido Lavalas, los ejecutaba y luego tiraba los cadáveres en las calles o en un lugar de tumbas masivas.

Tres años más tarde, cuando Constant residía en EEUU e iba a ser deportado a Haití, después del regreso de Aristide, declaró en el programa 60 Minutes y a la prensa nacional que él había trabajado para la CIA, porque tenía mucho miedo de regresar a Haití. Inmediatamente la CIA se apresuró y lo hizo callar, le ofrecieron que se quedara en EEUU, y aquí ha estado desde entonces, aunque la orden de deportación ya se había emitido.

Chamblain era su compañero de conspiración, su socio en todo, por tanto Chamblain también trabajó para la CIA. También aparece Guy Phillipe, la tercera persona de este triunvirato, quien fue oficial del ejército haitiano. Ellos van de ciudad en ciudad con estas armas pesadas y atacaban las estaciones de policía que sólo tenían revólveres calibre .38, porque el gobierno haitiano está bajo un embargo desde hace tres años por parte de la administración Bush, el cual fue diseñado con un solo propósito: estrangular la economía y poner de rodillas al gobierno. Es más, el gobierno de EEUU no solo estableció un embargo económico contra el gobierno de Haití, sino también un embargo de armas, por lo que el gobierno no podía comprar armas. De ninguna manera como las que tenían los otros.

FA: Después de que el Presidente Aristide retomó el poder él disolvió el ejército, pero la policía no estaba bien equipada. ¿Está usted diciendo que no fue su intención dejar a la policía mal equipada e indefensa, sino que la administración Bush le impidió obtener armas para la policía?

IRA: Se lo impidieron de dos maneras. Primero realizaron hace tres años un embargo económico a gran escala, y lo hicieron diciendo al Banco Interamericano de Desarrollo (bid) que no le entregaran préstamos ya aprobados, algo que nunca había sucedido en la historia del BID. Impidieron que llegaran fondos para proyectos de agua y muchos otros; impidieron que el Banco Mundial entregara más fondos a Haití. Es más, el Banco Mundial cerró sus oficinas en Haití, el país más pobre del hemisferio. Francia hizo lo mismo con la Unión Europea y otros países europeos. Hubo un bloque económico a gran escala contra el gobierno haitiano, lo que lo dejó prácticamente sin dinero, así que el gobierno tenía recursos muy limitados para hacer cualquier cosa.

En segundo lugar, el gobierno de Estados Unidos eliminó el programa de entrenamiento de la policía un par de años antes, así que no había ningún entrenamiento para la policía en Haití porque EEUU se retiró, por cierto, bajo circunstancias muy extrañas en que la jefa del programa acusó a otros de utilizar a la policía para propósitos de la inteligencia de EEUU.

Y por último EEUU implantó un embargo de armas, tanto letales como no letales, de manera que Haití no podía comprar máscaras antigases, chalecos antibalas para la policía, no podía comprar ni siquiera gas lacrimógeno para usar en caso de disturbios, no podían hacerlo por causa de ese embargo. Y Estados Unidos usó además su influencia en otros países para que no vendieran armas a Haití. Así que el país prácticamente estaba indefenso.

Un año antes de que este grupo comando armado cruzara la frontera, hubo una operación secreta de los militares norteamericanos llamada Operación Proyecto J, y eso fue publicado en los periódicos el 20 de febrero de 2003.

Esta operación aparentemente era para entrenar al ejército dominicano en contrainsurgencia, pero legisladores dominicanos se quejaron, porque era tan secreta que ni ellos sabían de ella. Llegaron 20 000 fusiles M16 y aparentemente se entregaron al ejército dominicano junto con el entrenamiento de contrainsurgencia. Guy Phillipe y Jodel Chamblain, que trabajaba para DIA y la CIA, estaban en República Dominicana en ese momento y –¡Oh, sorpresa! –, un año después cruzan la frontera con los mismos M16, con otros equipos, con un grupo entrenado. Y este es el grupo que después fue de ciudad en ciudad, donde la policía se les enfrentaba con armas cortas calibre .38 para luchar contra los M16 y M60.

Por otra parte, la llamada oposición estaba trabajando de conjunto con esta gente, y esto se sabe porque cuando estaban tomando ciudad tras ciudad llegó la comunidad internacional y trató de presionar a Aristide para que firmara un acuerdo. Y eso sucedió el sábado antepasado (21 de febrero), cuando yo estaba en Port au Prince. Roger Noriega, quien ha perseguido a Aristide durante una década y se ha convertido para él en un asunto personal, representa a EEUU como Secretario adjunto para Asuntos Interamericanos. Él era el negociador de Estados Unidos en este asunto, y ejerció la máxima presión sobre Aristide para que firmara este acuerdo, lo cual él hizo en una o dos horas. En esencia el acuerdo entregaba el gobierno a la oposición y el presidente seleccionaba un nuevo gobierno. La oposición se reunió a las cinco de la tarde y dijo que necesitaba un par de días más, hasta el lunes (23 de febrero). Yo me dirigí al jefe de personal del presidente y le dije: “Antes del lunes, mañana domingo, se irán a Cap Haitien. Y tomarán Cap Haitien”. Porque la estrategia claramente era ocupar la mayor cantidad posible de territorio, rodear a Port au Prince antes del intento final de golpe. Y eso fue exactamente lo que sucedió. Al día siguiente tomaron Cap Haitien.

El líder de esa llamada “oposición no violenta”, que evidentemente estaba coordinando sus esfuerzos con este grupo de comandos, es una persona de nombre André Apaid. Es un industrial muy rico en Haití. Se opuso al salario mínimo, y ese fue uno de los problemas por lo que entró en conflicto con Aristide, porque el presidente insistía en aumentar el salario mínimo y Apaid no quería pagar más de un dólar veinte centavos al día. También entró en conflicto porque intentó perpetrar un fraude con una compañía telefónica haitiana, y fue multado por dos millones de gourdes por el gobierno como resultado de ese fraude.

FA: En ese momento, mientras grupos armados estaban tomando Cap Haitien, la administración norteamericana, que hasta ese instante había estado diciendo que estaba negociando un acuerdo y que Aristide debía permanecer como presidente, de pronto comienza a dar a entender que Aristide se debe marchar. Así que hay un viraje político de la administración en esos momentos.

IK: Bueno esa ha sido claramente la tendencia. No estoy seguro de que haya habido un cambio.

FA: ¿Quiere decir que esa fue la forma en que estaba planeado desde el inicio?

IRA: Correcto. Presionaron a Aristide para que hiciera algo y cuando lo hizo fueron a la oposición y dijeron, OK, ahora ustedes deben hacer lo que aceptaron hacer. La oposición les dice “NO”, y entonces ellos dicen, Bien, Aristide tiene que ceder más. Esta oposición fue formada en la época que se estaba desarrollando en República Dominicana la Operación Proyecto J. El Instituto Internacional Republicano se reunió con Apaid y otros en República Dominicana y formó el Grupo 184, del cual Apaid era el líder. Apaid no es ciudadano haitiano, sino ciudadano norteamericano. Haití no reconoce la doble nacionalidad, así que no se puede tener al mismo tiempo un pasaporte haitiano y uno norteamericano. Él nació en Estados Unidos, así que tuvo que solicitar un pasaporte haitiano. Las autoridades le dijeron que se lo entregaban porque sus padres eran haitianos, pero que tenía que presentar pruebas de que había renunciado a su ciudadanía norteamericana. Se negó a hacerlo, así que no le dieron el pasaporte haitiano.

Así que aquí tenemos un absurdo absoluto, y es que el Secretario de Estado Powell llama a André Apaid, después de que el lunes se negaron a firmar el acuerdo, y le suplica, con un guiño de ojos, que acepte el acuerdo. Y Apaid le dice que necesita unos días más– Y por supuesto, mientras pasaban los días la unidad comando se está acercando más a Port au Prince, han dejado en libertad a todos los presos en Gonaive y en Cap Haitien y han dado a los criminales armas, así que ahora tienen una unidad de unos 150-200 hombres, en vez de los 30-40 que tenían originalmente. Están llegando a Port au Prince y de pronto Guy Phillipe deja de avanzar. ¿Por qué? Dijo que iba a dar a Estados Unidos la oportunidad de hacer lo que tiene que hacer. Por supuesto, de pronto EEUU da un giro y dice que Aristide tiene que marcharse.

FA: En ese momento en que EEUU dice, “Aristide tiene que marcharse”, todo ese tiempo el presidente ha dependido para su seguridad personal de guardaespaldas de una compañía de seguridad de California. En ese momento Aristide trató de llevar personal adicional de esta compañía y EEUU impidió que fueran y les dijo que no podían ir hasta el lunes (1 de marzo). Mientras tanto, por supuesto, continúan desarrollándose las cosas. ¿Cómo ve usted este asunto?

IRA: Esta fue la jugada final. Fue como poner una pistola a la cabeza de Aristide. La compañía de seguridad dijo que no podía seguir protegiéndolo, que el gobierno de EEUU le había dicho que tenían que marcharse, y que el personal extra que iba a ir al país como refuerzo el gobierno de EEUU había impedido que llegara al país. Y finalmente EEUU forzó al Presidente Aristide a subir a un avión, y antes le dijo que si no firmaba una carta de renuncia, lo abandonarían para que lo mataran.

Esta ha sido una situación desafortunada. Espero que la comunidad internacional reconozca la verdad, que esto ha sido un golpe de estado a un presidente democráticamente elegido, y que trate de que el Presidente Aristide regrese.

Rebelión

24/07/2009 Posted by | General, Historia, Politica Latinoamerica, Uncategorized | , , , , , , | Deja un comentario